Historia larga Las travesías del salvaje y la becerra

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Dark RS, 17 Marzo 2015.

  1.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,633
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las travesías del salvaje y la becerra
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    55
     
    Palabras:
    1585
    Bienvenidos a un mundo muy parecido a la tierra, con pequeñas diferencias, ¿qué diferencias hay?, deben leer para averiguarlo. Este es la primera parte de una trilogía escrita por mi persona originalmente para una persona muy especial.

    Zodiacus: Las Travesías del Salvaje y la Becerra, es el título completo de este fic, que hasta ahora lleva mas de cuarenta capítulos escritos, y sí, algunos son muy cortos, perdonen por eso :P


    01 El Chico Salvaje

    El pequeño poblado Ranch es un lugar que ofrece muy pocas opciones para una chica aventurera y soñadora como lo es Adil, quien se entretiene mirando por la ventana de su modesta casita de madera donde vive sola desde que huyó de su casa. A ella no le agrada hablar de lo que la motivó a tomar la decisión de abandonar su hogar, pero en Ranch no parece haber alguien que se interese en preguntarle de todas formas.

    Adil tiene el cabello muy largo de color castaño casi negro, pequeños y adorables ojos cafés penetrantes, piel morena clara, alta para sus diecisiete años, de carácter fuerte y con una sed de aventura que en ese pueblito no es capaz de saciar.


    Ranch no es más que un pueblito en medio de la nada que se dedica principalmente al cultivo de tubérculos y la cría de vacas lecheras, una vez cada ocho días un grupo de mercaderes sale con los productos de la semana para venderlos o hacer trueques en los poblados cercanos. En este lugar hay a duras penas quince casas de madera, una iglesia de piedra, un mercado al aire libre donde se comercializa exclusivamente alimentos, medicamentos y textiles. Además de un pozo en la parte este que abastece agua limpia.


    Todo apunta a que este sería otro día común y corriente, hasta que un viajero llega al poblado, su nombre es Luis, algo mayor que Adil, moreno, aunque luce más oscuro debido a la tierra que le cubre el rostro, bastante alto, cabello corto color carbón, sus ojos son color café y la forma de los mismos hasta cierto punto lo hacen lucir ignorante, sus cejas hacen dar la impresión de que tiene una permanente expresión de tristeza, no es para nada bien parecido, trae apariencia sucia y de haber estado viajando durante meses. Viene acompañado por dos bestias; un pequeño perrito naranja con rayas negras que lo hacen parecer un adorable tigre en miniatura y una enorme oveja de mas demetro y medio de altura, su lana es dorada normalmente, pero está tan sucia que luce color terracota.


    Luis busca un lugar donde alojarse hasta que el torneo regional de luchas de bestias comience; es la primera vez que tal evento se va a celebrar tan cerca de un pueblo tan pequeño como Ranch.

    — ¡Hola! —saluda Adil apareciendo frente al viajero, la oveja cae tiesa por el susto y se queda así por un rato —. ¿Está bien? —cuestiona preocupada al ver al animal lanudo en el suelo.

    —Sí, eso le sucede cuando se asusta, mi hermano dice que es un mecanismo de defensa natural, pero no entiendo muy bien que quiere decir eso —responde Luis observando a la oveja que abre un ojo para cerciorarse que no haya peligro al asecho.

    —Extraño, por cierto, me llamo Adil, ¿cuál es tu nombre? —la chica ofrece una hermosa sonrisa.

    —Mi hermano se llama Lambda, el es Algodón —el chico señala a la oveja —, y mi nombre es Luis.

    —Hablas de tu hermano, ¿dónde se encuentra él? —pregunta la chica mirando a su alrededor.

    —Aquí, él es mi hermano mayor —señala al perrito atigrado.

    —Ah, este… —observa al chico y se pregunta si no estará loco.

    —Por cierto, soy un entrenador de bestias y necesito encontrar donde quedarme esta noche, ¿me puedes señalar alguna posada o cueva en las cercanías? —pide Luis sonriendo, aunque sus cejas hacen que la sonrisa luzca triste.


    La chica lo piensa un momento, quizás el chico esté algo loco, pero es su oportunidad de ver el mundo, si es que él realmente es un entrenador de bestias de luchas, se convence que no tiene caso seguir pensando en eso y que lo descubrirá en el torneo.

    —Puedes quedarte en un cuarto de mi casa, pero no intentes nada extraño conmigo o lo lamentarás toda tu vida —amenaza ella agitando el puño.

    — ¿Algo extraño? —cuestiona confundido, Lambda ladra un poco —¿me lo explicarás cuando sea mayor? —pregunta al escuchar los ladridos del perrito.

    —Eres raro, pero me agradas, vamos a mi casa y me cuentas sobre ti —lo toma del brazo y lo lleva casi a rastras a su casa. Lambda los sigue. Al verse solo, Algodón se levanta y corre para alcanzarlos.


    Llegan a casa de la chica, que es una casa de madera algo vieja, tiene dos cuartos, un baño y una sala que además sirve como cocina y para lavar la ropa.

    La chica lo obliga a tomar una ducha, ya que por su olor se nota que hace días que no lo hace, le da unas ropas que estaban en la casa cuando llegó y no quiso tirar por que las usa para limpiar.

    —Ahora dime, ¿de dónde vienes? —interroga la chica.

    —Mi hermano y yo venimos del Nest Forest, ahí nos criaron nuestros padres —responde observando como Algodón entra repentinamente a la casa y bala agitado.

    — ¿Cómo se llaman tus padres? —continua interrogando la chica.

    —Mi padre se llama Ignis y mi madre Aqua, son los Dragones de fuego y agua —responde como si fuera algo normal de decir.

    —No sé si eres un tonto, un loco o intentas tomarme el pelo —comenta la chica —, pero me caes bien, así que digamos que te creo, por el momento.


    La chica pasa el resto del día interrogándolo, y él pasa el resto del día dándole respuestas que a ella le parecen ridículas o hasta muy inocentes.


    Al comenzar la noche, finalmente Adil le comienza a hacer preguntas de las que realmente le interesa escuchar la respuesta.

    —Dime todo lo que sepas sobre luchas de bestias y ahora mismo —exige la chica, Algodón se asusta por el tono y se cae tieso haciéndose el muerto.

    —Es simple, se lucha con tres bestias a la vez y el equipo que tenga el último miembro de pie gana.

    — ¿Qué clases de bestias hay?, sólo conozco animales normales —comenta la chica mintiendo, ya que si ha visto bestias para luchas de alto linaje.

    —Existen las de granja, como Algodón, que se parecen a los animales de granja pero que están mejor adaptados a luchas, los salvajes que son el mismo caso, los insectos y arácnidos gigantes, las rocas y minerales vivientes, los elementales vivientes, las familias de los dragones menores como lo son los drakes y wyverns y algunos otros, depende de en que se especialice uno, por el momento sólo tengo a Algodón y mi hermano que aceptaron ayudarme en la tarea que nos encomendaron nuestros padres —responde Luis algo cansado por el viaje.

    —Mejor duerme —propone la chica al ver que Luis comienza a cabecear —, mañana es el torneo y debes demostrarme que tan bueno eres —no ha ni terminado de decir eso cuando el chico ya se encuentra sobre la mesa dormido.


    Llega la mañana, Luis, Lambda y Algodón van a la arena del torneo, Adil despierta tarde y nota que la dejaron atrás, lo cual la enfurece. Corre hacia el coliseo improvisado por la Federación Internacional de Luchas de Bestias, normalmente se refieren a esta entidad como la FILB.

    La chica llega y ve a Luis y sus dos bestias afuera del coliseo con rostros pensativos.

    — ¡Oigan ustedes! —grita enfadada, Algodón cae al suelo y se finge muerto.

    —Debes dejar de asustar a Algodón, puede que padezca del corazón —reclama Luis.

    —No me cambies el tema, ¿por qué no me despertaron? —cuestiona la chica enfadada zapateando con fuerza.

    —Por que no nos dijiste que debíamos hacerlo —señala el chico —. Además no podré luchar, al menos no aquí —se deja caer al suelo.

    — ¿Por qué? —cuestiona sorprendida y decepcionada ya que su plan de poder verlo en acción se ha arruinado.

    —Resulta que no me dejarán participar sólo con mi hermano y Algodón, no me permiten entrar como el tercero por algo de reglas y que los humanos no somos bestias y otro montón de palabras que la verdad no entendí —comenta el chico acostándose y perdiendo la mirada en el cielo.

    —Yo puedo ayudarte —propone Adil.

    —No, si no me toman a mi que me llamaron salvaje, menos a una chica linda como tu —suspira decepcionado, Lambda aúlla.

    —No seas tonto, no me refería a luchar yo, si no mi mascota —la chica se lleva una mano a la boca y da un fuerte silbido, un ligero temblor se comienza a sentir.


    Unos momentos después ven lo que parece ser una roca que levanta una nube de polvo que corre hacia ellos, se detiene frente a la chica y al disiparse el polvo se deja ver que lo que parecía ser una roca en realidad es una enorme tortuga híbrida, que aunque parece ser de tierra, puede nadar tan veloz como si fuera marina, mide metro sesenta de alto y cuatro metros de longitud.
    —Ella es Tortuguina, mi mejor amiga —acaricia la cabeza de la tortuga, quien mira a los presentes con sus enormes ojos negros.

    Adil sonríe, sabe que Tortuguina dio una tremenda primera impresión.
     
    • Me gusta Me gusta x 5
    • Creativo Creativo x 3
  2.  
    DakotaKnee

    DakotaKnee Iniciado

    Acuario
    Miembro desde:
    16 Marzo 2015
    Mensajes:
    9
    Pluma de
    Escritora
    Ah, me encanto!
    Es facil de leer, tienes una linda redacción y una gran historia. Me dejas con muchas preguntas que espero que siguas respondiendo con más capitulos. Es muy bueno, en verdad, me gustan los animales de granja y más si luchan ejejjee Me hizo recordar un poco a Pokemon jejejeje XD

    Saludos. Continua.
    :)

     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Kiros Lionheart

    Kiros Lionheart Leafter de toda la vida

    Libra
    Miembro desde:
    28 Febrero 2015
    Mensajes:
    93
    Pluma de
    Escritor
    Gracias por invitarme =)
    Me llevo una grata sorpresa al leer tu fic, no solo haz recreado un mundo ficticio basado en la tierra, sino que ademas diseñaste unos personajes agradables y les diste un rol fantastico, lo que dice Dakota sobre pokemon es cierto, al enterarme lo de lucha de bestias lo encuentro bastante genial y se me hizo similar, Sera genial leer las aventuras de Luis, Adil y compañia. Hay muchas cosas que generan en mi intrigas y me deja a la espera de un nuevo capitulo.

    Sin duda lo del perro-hermano xD, los padres de Luis, el misterioso Nest forest de donde provienen, en fin.

    Me gusta tu forma de narrar, el como mantienes mas suspenso en la historia , esto sin duda atraera mas lectores a cada capitulo, yo soy uno y por tanto espero que pronto postees el 2d0 cap xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Cubo

    Cubo bloody knight

    Escorpión
    Miembro desde:
    30 Octubre 2012
    Mensajes:
    57
    Pluma de
    Escritor
    me gusta la idea y tu redacción siempre se me hace fácil y para nada aburrida. es una historia curiosa y este tipo tiene una historia sin duda peculiar. Bueno hay un par de fallos, dejaste palabras a medias o se te unieron algunas, cuestión de que lo releas y ya está.. espero el siguiente cap :D gracias por invitarme
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    dilan Advance

    dilan Advance Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2014
    Mensajes:
    62
    Pluma de
    Escritor
    Grax × invitarme

    -muy buena historia (tiene pinta de ser una fantastica historia)

    -estare pendiente de tu fic.

    -te invito a mi nuevo tema se trata de fnaf 3 pondre una cancion una historia y mis teorias con apoyo de Samyta

    Chau chau.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    magika

    magika Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    17 Enero 2015
    Mensajes:
    1
    Gracias por invitarme..:)...
    Me gusta la historia...:D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,633
    Pluma de
    Escritor
    Lo de luchas de bestias si es muy parecido a Pokémon, y en este capítulo se parecerá aún más, espero lo disfruten.
     
  8.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,633
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las travesías del salvaje y la becerra
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    55
     
    Palabras:
    1850
    02 Primer Torneo Juntos


    Con una tercera bestia en su arsenal, ambos acuerdan registrarse en el torneo como un equipo, el Equipo Adil, nombre que propuso la chica. Al salir del rústico puesto construido para recibir las inscripciones se topan con otro de los participantes, uno que viene vestido de una manera bastante particular.

    Es un joven como de la edad de Adil; su piel es pálida con una tonalidad celestina, ojos azules, cabello azul largo con un mechón de cabello que cubre su ojo izquierdo, viste de traje blanco con elegantes zapatos blancos y una corbata azul oscura, trae un pisa corbatas dorado con la forma de un cántaro inclinado hacia abajo.


    Este chico de cabello azul observa a Luis, a quien le da una mirada de repulsión, luego mira a la chica y su expresión cambia por completo, se acerca a ella, le toma la mano y se la besa.

    —Buen día, bella señorita, me llamo Net Fish y seré su esposo —dice el de cabello azul con mucha petulancia. Adil aparta su mano y lo abofetea con fuerza.

    — ¡No te atrevas a tocarme de nuevo! —grita enfadada.

    —Entiendo que saber que yo, quiera tomarla como esposa es un gran honor para usted, pero no seas tímida —Net se corre un poco el mechón que cubre su ojo.

    — ¿Amigo tuyo? —cuestiona Luis un tanto sorprendido por lo ocurrido. Lambda olfatea los zapatos del joven de piel pálida.

    — ¡Ni lo quieran los Dioses! —contesta con rapidez Adil.

    — ¿No saben quién soy? —el de cabello azul sonríe levente, no se sorprende mucho que los habitantes de un pueblucho en medio de la nada no sepan quien es él —. Lo repetiré, mi nombre es Net Fish —hace una pausa pero ninguno de los dos parece sorprendido —. ¿En serio?, ¿ninguno ha oído hablar de mí?, entonces, ¿les suena el nombre, Aquarius?

    —Ni idea —responde Luis más confundido que sorprendido.


    Adil frunce levemente el ceño al oír el nombre Aquarius, intenta no demostrar nada. Toma del brazo a Luis y sonríe, sabe que eso hará que el chico pálido cambie el tema.

    —No me diga que prefiere a este salvaje ignorante —reclama Aquiarius al ver lo poco civilizado que luce el chico de cabello oscuro —. Tierno y patético que sea así —Adil lo abofetea por segunda ocasión —. Pronto te darás cuenta de lo especial que soy cuando aplaste las inmundas bestias de este salvaje.


    Lambda levanta la patita y orina el blanco pantalón de Net, al darse cuenta de esto Aquarius intenta patearlo, pero el perrito salta hacia atrás muy rápido haciendo que el de cabello azul pierda el equilibrio y caiga al suelo.

    —Parece que tienes lo que mereces —se burla la chica.

    —Me la pagarás, Salvaje, tú y tu horrible perro —Aquarius se levanta, se sacude el traje y se dirige hacia el centro del poblado intentando tragarse su orgullo.

    —Oye, ¿por qué no te defendiste cuando ese descerebrado se burlaba de ti? —reclama la chica.

    —Por que estoy acostumbrado a eso, si me pusiera a pelear con cada persona que me hace menos estaría peleando todo el día —responde suspirando.

    —Oh, este… ¿te sucede muy seguido?

    —Mas o menos, pero ya me acostumbré —él y Lambda se dirigen a comer algo antes de comenzar la primera ronda, la chica los acompaña.


    El torneo comienza a media tarde; por más que los organizadores retrasaron la hora de inicio del mismo, únicamente ocho participantes llegaron a inscribirse; lo cual hace que sea el torneo con menor participación de la historia y la poca asistencia de público fue desalentadora para los patrocinadores. El estadio fue traído por varios helicópteros de la FILB, el mismo es de un material bastante resistente y ligero, instalan los escudos frente a las tribunas. En cada torneo oficial se debe instalar un aparato especial que crea una barrera especial que evita que las bestias puedan dañar a los espectadores, los entrenadores de bestias no suelen tener protección.


    La primera batalla del equipo Adil es la última de la primera ronda, prácticamente Tortuguina hizo todo el trabajo aplastando a un grupo de focas de hielo que no se podían mover mucho en tierra. Luis tuvo que detener a Adil que se había emocionado e iba a seguir ordenando ataques en contra de las focas inconscientes.


    En las batallas de bestias, sin importar cuanto daño reciban las bestias, no se lastiman físicamente si no que sus energías se agotan, algo de lo que no muchos saben el por que, pero que tampoco hay tantos que se lo preguntan.


    La semifinal comienza inmediatamente, donde dos de los cuatro serán eliminados, en esta ocasión el rival del equipo Adil es nada mas y nada menos que Aquarius, quien venció a su oponente anterior literalmente con el bostezo de una de sus bestias, lo cual es preocupante para Luis y Adil.


    Se disponen a cada lado del estadio improvisado, Aquarius al este mientras que Adil y compañía al oeste, entre ambos extremos hay veinte metros de distancia.

    Lambda, Algodón y Tortuguina se pasan frente a ellos. Aquarius abre una especie de contenedor con diez aparatos blancos muy parecidos a tubos de ensayo, de los cuales saltan tres pequeñas figuras que conforme caen comienzan a aumentar de tamaño hasta quedar de su talla real; un oso blanco con enormes garras y colmillos negros, una medusa flotante de color rosa transparente que mide tres metros de diámetro y un conejo blanco de cuarenta centímetros desde la cabeza hasta las patas traseras, tiene cuatro orejas muy largas y ojos grises.

    —Ese conejo es el peligroso —susurra Adil.

    —Es un conejo de sueño, tocarlo, verlo o escucharlo causa un profundo estado de sueño —dice Luis bostezando, sacude la cabeza y aparta su mirada de la bestia orejona.

    —Debemos evitar que vean al conejo… suena mas fácil de lo que es, ¿no? —cuestiona, Adil.


    Suena la campana que da inicio a la lucha, el conejo salta hacia las bestias, se para frente al enorme quelonio, ambos se quedan mirando fijamente, los grandes y negros ojos de la tortuga reflejan al conejo, haciendo que este se mire a si mismo, ambos luchan contra el sueño, pero al final caen casi al mismo tiempo en un profundo sueño.

    —Eso soluciona el problema del conejo —comenta Luis aliviado.

    — ¡Soluciona ni que nada, mi hermosa Tortuguina está dormida y no podrá mostrar su asombrosa habilidad! —reclama la chica enfadada sacudiendo a Luis del cuello.


    El oso se abalanza sobre Lambda, mientras que la medusa se eleva y se pierde en las alturas. El perrito corre veloz para esquivar las garras de la enorme criatura.

    —Vamos, hermano, dale una lección a ese oso —Lambda, se voltea, salta muy alto y cae sobre la espalda del oso, lo muerde en la nuca, de repente sus colmillos comienzan a calentarse.

    — ¿Eso en la boca de Lambda es fuego? —pregunta Adil sorprendida.

    —Sí, mi hermano es un perro elemental de fuego, puede lanzar bolas de fuego, no muy grandes, pero queman —comenta Luis.


    Lambda muerde con mas fuerza, el oso intenta sacárselo de encima, pero no lo logra, se lanza al suelo de espaldas, pero justo antes de golpear contra el suelo, el perrito se suelta y evade el golpe


    Un rayo cae sobre Lambda y lo deja fuera de combate al instante, el impacto logra alcanzar al oso que igualmente cae sin posibilidad de levantarse.

    —No sabía que esa criatura traslucida era de elemento rayo —se dice Luis preocupado.

    —Es una medusa —aclara, Adil —, no sabía que puede lanzar rayos, pero estoy segura que tiene muy poca resistencia, además debe tener una defensa natural.

    —Eso es realmente malo —el chico mira hacia arriba —. ¡Cúbrete, Algodón!


    La oveja se deja caer al suelo y se queda tieso por el susto, un rayo impacta contra su cuerpo, pero la lana lo absorbe y se carga con estática, momentos después el animal se levanta como si nada.

    —Eso fue… raro —comenta la chica.

    —No, cuando Algodón entra en su estado de defensa natural se protege muy bien ya que su piel se endurece y su lana absorbe la electricidad, el calor y el frío —comenta el chico preguntándose que hacer para vencer a la medusa —. No se me ocurre nada para derrotar a ese globo con tentáculos.

    —Piensa en algo, por que si no vamos a perder, y si perdemos nunca te lo perdonaré —amenaza la chica furiosa.

    —A veces es mejor confiar en tus amigos que darles órdenes, observemos que puede hacer Algodón si lo dejamos hacer lo que le parezca mejor —propone Luis, la oveja voltea a mirar al chico, ambos asienten.


    La oveja se queda paralizada de pie, la medusa lanza mas rayos desde el cielo, pero, a pesar de impactar, no hacen daño.

    —Ya es hora de terminar con esta farsa, baja y ataca esa cosa sucia con tus tentáculos, ¡ahora, ahora, ahora! —ordena Aquarius con impaciencia.


    La medusa obedece e intenta rodear a la oveja con sus numerosos miembros, pero la lana de Algodón comienza a abultarse impidiendo que lo envuelva, la criatura translucida intenta con más ímpetu rodearlo, pero es inútil, la oveja se deja ir de lado cayendo sobre la medusa y dejándola fuera de combate.

    — ¡Inútiles bestias de sexta! —grita con enojo Net, quien abandona el coliseo en el acto, dejando a sus bestias abandonadas, los organizadores se hacen cargo de las mismas, prometiendo liberarlas en su habitad natural.


    La final es una pelea mucho más simple contra una chica campesina de uno de los poblados del sur, su equipo consiste en tres jabalíes que parecen ser muy fuertes. Estos intentan embestir a la tortuga al unísono, pero pierden la conciencia al chocar contra el duro caparazón de la tortuga.


    Luis y Adil celebran la victoria, la chica lo abraza con fuerza, pero se separa rápido sonrojada al darse cuenta de lo cerca que está de él. Como campeones les dan un premio de trescientas monedas de oro y el título de campeones de Ranch. Regresan a casa de la chica para pasar la noche y decidir cuál será su siguiente destino.


    ************************************************************************************

    Personajes:
    Nombre: Luis
    CC: Salvaje
    Edad:19 años
    Cabello y Ojos: Cabello negro y corto; Ojos Negros. Sus cejas le hacen ver como si tuviera una expresión permanente de tristeza
    Raza: Genocci
    Descripción: Hasta cierto punto Luis es algo ignorante e inocente.


    Nombre: Adil ******
    CC: *******
    Edad:17 años
    Cabello y Ojos: Cabello castaño y largo; Ojos Cafés.
    Raza: *****
    Descripción: Temperamental y mandona, le gusta la aventura y ganar.


    Nombre: Lambda
    Pelaje: Naranja y ranyas negras como tigre.
    Raza: Perro Elemental (Fuego)


    Nombre: Tortuguina
    Piel y Caparazón: Escamas verde claro, caparazón verde oscuro.
    Raza: Tortuga *****



    Nombre: ALgodón
    Lana: Dorada. De piel negra.
    Raza: Oveja ****



    Antagonistas:
    Nombre: Net Fish
    CC: Aquarius
    Edad:17 años
    Cabello y Ojos: Cabello azul y largo; Ojos Azules.
    Raza: Genocci
    Descripción: Engreido, presumido y mimado.

     
    • Me gusta Me gusta x 6
  9.  
    Kiros Lionheart

    Kiros Lionheart Leafter de toda la vida

    Libra
    Miembro desde:
    28 Febrero 2015
    Mensajes:
    93
    Pluma de
    Escritor
    Me encanto

    Cada vez mas entretenido, con una redacción facil de entender, me gusta mucho tu creatividad para desenvolver las criaturas dentro del arena de los juegos.

    Continualo =)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    lanchxvegetailove

    lanchxvegetailove Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    13 Marzo 2015
    Mensajes:
    60
    Pluma de
    Escritora
    Primero que nada gracias por imvitarme segundo me encanto no me gusto me encantooo muy buen y me recuerda a pokemon y luis me recuerda a goku xD tan inocente y ignorante,seguilo me gusto mucho ^^
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    DakotaKnee

    DakotaKnee Iniciado

    Acuario
    Miembro desde:
    16 Marzo 2015
    Mensajes:
    9
    Pluma de
    Escritora
    Hola :)
    Acabo de terminar de leer el capitulo 2, es emocionante toda la batalla y como logran vencer a ese Aquarius, se lo merece jejejeje No hay qe subestimar tanto...
    Ya quiero saber que sigue.

    Me gusto la parte en que Adil lo abofetea a Net jejejeje Muy europeo, me encanta su caracter y me gusta el equipo que hace con Luis :3

    Abrazos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,633
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las travesías del salvaje y la becerra
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    55
     
    Palabras:
    1770
    03 El Bosque De Las Hormigas.


    Al estar el sol apenas asomándose por el horizonte, Luis, Lambda y Algodón se disponen a abandonar la casa de Adil, al salir ven a la chica esperándolos afuera; usando una blusa blanca holgada y un pantalón corto color verde oscuro, zapatillas para correr y un bolso al hombro color gris oscuro. Tiene una expresión de ira indescriptible.

    —Pensaban abandonarme, ¿cierto? —pregunta furiosa zapateando.

    —Nos debemos ir ya, tenemos mucho que hacer aún, debemos cumplir una misión muy importante —responde el chico.

    — ¡Que misión ni que nada, no me dejarán atrás en este pueblo olvidado por los Dioses!, me voy con ustedes, les guste o no —promete aún mas enojada tomando a Luis del cuello y sacudiéndolo como si fuera un muñeco de trapo.

    —Entiende que debemos hacer algo muy importante y peligroso, no puedo prometerte que estarás a salvo —le intenta hacer ver el chico.

    —Nunca te pedí que me cuidaras, mi hermosa Tortuguina es mi protectora, ¿cierto? —suelta a Luis y da unos pasos hacia atrás, voltea la mirada hacia lo que parece ser una roca gigante que resulta ser la enorme tortuga, quien bosteza largamente y luego le da un bocado a un montón de lechuga fresca que tiene enfrente.

    —Bien, supongo no nos queda opción —comenta Luis recobrándose de la sacudida, Lambda suspira.


    Todos salen camino a Concreto, una enorme ciudad miles de veces mayor que Ranch, una población exponencialmente superior y una tecnología de clase intermedia, durante el camino se adentran al peligroso bosque Hormiga, donde se dice que muchos entran pero pocos salen, deben atravesar ese lugar ya que es el camino mas directo hacia su próximo destino.

    —No veo que es lo peligroso de este lugar, no he visto ningún animal o bestia, ni siquiera he oído a un ave cantar —comenta la chica decepcionada que esperaba ver bestias salvajes.

    —Ese es justo el problema —susurra Luis. Lambda camina cauteloso mirando en todas direcciones, olfatea, se encuentra notoriamente nervioso.


    Adil se sacude una hormiga que le recorre el hombro, al rato se sacude un par mas, Algodón comienza a asustarse. Se detienen al toparse con una extraña pared color café.

    — ¿Qué hace esto aquí? —pregunta la chica, se acerca y toca la pared, esta reacciona al sentir su toque —. ¿Una pared viviente?

    —No, esas son… —la pared se les viene encima destrozándose y dejando ver que en realidad está conformada por millones de micro hormigas que los comienzan a morder sin piedad.


    Huyen, con Algodón encabezando la retirada por una enorme ventaja.

    — ¿Qué fue eso? —pregunta la chica temblorosa.

    —Son micro hormigas ninja, lo que significa que hay una hormiga reina cerca —asegura el de cabello negro observando las sombras con la esperanza de encontrar a la reina para derrotarla y seguir adelante sin sufrir un segundo ataque.

    — ¡Esas cosas no se parecían a un ninja para nada! —reclama la chica recobrando el aire.

    —Claro que sí; indetectables a simple vista, veloces y letales —aclara el chico.


    Miles de hormigas de tamaño normal los comienzan a rodear, les cierran el paso en todas direcciones, de entre la multitud de insectos se mueve un enorme bulto color café oscuro, que conforme se acerca se puede apreciar que es una hormiga de cuarenta centímetros de largo cuyas patas alcanzan casi medio metro de longitud cada una, enormes ojos rojos brillantes cual espejos carmesí y una pequeña melena dorada entre las antenas que luce como una corona.

    —Esa es una hormiga reina —señala Luis sacudiéndose las hormigas que se le suben al pantalón, Lambda se sube sobre la cabeza de Algodón para quedar lejos del alcance de los insectos, Tortuguina se encierra en su caparazón, pero sale de inmediato al sentir que los bichos entran a morderla, Algodón queda paralizado de pie entrando en su estado de defensa natural, las hormigas que lo muerden pierden sus tenazas y mueren.

    —Esto es una pesadilla, ¡Tortuguina, gira y repele las hormigas! —ordena la chica, la tortuga salta, queda boca arriba, se mete en el caparazón y comienza a girar velozmente como si se tratara de un torbellino, las hormigas salen volando en todas direcciones.

    —No será suficiente —dice el chico señalando la hormiga reina que comienza a escupir docenas de nuevas hormigas.

    —Entonces piensa en algo —ordena ella —, soy muy joven para morir en este lugar.

    —En eso estoy —responde estresado el chico —. Hermano, quema las hormigas —ordena, Lambda desde la cabeza de la oveja comienza a escupir bolas de fuego que hacen que las hormigas estallen en llamas, la reina se enfada y escupe una sustancia viscosa en el rostro del perrito quien queda cegado temporalmente.

    — ¡Ataca Tortuguina, ataca, ataca, ataca, ataca! —ordena Adil desesperada, la tortuga continúa girando y mandando las hormigas a volar, después de unos pocos minutos se cansa, deja de girar, sale de su caparazón, se impulsa hacia arriba y se voltea, una de sus patas cae sobre la hormiga reina quebrándole una pata trasera y aplastándole gran parte del abdomen, la hormiga reina pierde la conciencia, el resto de las hormigas se convierten en polvo o huyen al perder el mando de su majestad.


    Al encontrarse a salvo suspiran, Lambda se sacude el líquido del rostro, se baja de la cabeza de la oveja y se estira como si nada hubiera sucedido.

    —Ese fue un feliz accidente —comenta Luis aliviado de que los insectos se estén retirando.

    —Nada de accidente, lo tenía todo planeado —miente la chica presumiendo —. Ahora sigamos antes de que aparezca otro batallón de hormigas.

    —Dame unos minutos y continuamos —el chico toma una rama y hace un torniquete en la pata de la hormiga, luego saca unas pomadas que unta sobre la herida en el abdomen del insecto —. Listo, pronto estará como nueva.

    — ¿Por qué ayudas a la hormiga que nos quería devorar? —reclama ella.

    —Por que puedo —responde él. Además, por alguna razón no se regeneró sola, piensa un tanto inquieto.


    Adil levanta la hormiga y la coloca sobre el caparazón de la tortuga.

    —Mi segunda bestia, cuando sane la entreno —dice la chica comenzando a avanzar, a Luis se le hace extraño, pero al menos así podrá revisar el progreso en la sanación de la hormiga —. Su nombre será... —piensa por unos instantes un nombre adecuado para el enorme insecto de la realeza —, Reina.


    Pasan el bosque Hormiga sin encontrarse con ningún otro contratiempo, cruzan un lago donde Luis adopta un pequeño pez alargado que lleva en una bolsa con agua y algo de algas, lo pone dentro de la lana de Algodón, recogen hierbas medicinales durante el camino, por la noche las muele para hacer mas pomada y medicamentos. Al día siguiente, avanzan por un camino comercial donde no encuentran alma alguna, Luis recoge más hierbas, hongos y raíces. A media tarde Reina despierta, arma un pequeño alboroto, pero pronto el dolor en su pata la obliga a tranquilizarse, come un poco de alimento que saca Luis de entre la lana de la oveja, pasan la noche entre unas rocas. El tercer día de viaje tuvieron que lidiar con unos bandidos, pero Lambda los ahuyenta en poco tiempo con bolas de fuego. Y así siguieron durante varios días.


    Al décimo primer día llegan finalmente a Concreto, una enorme ciudad gris con altos edificios de oficinas y muchos centros comerciales, sin mencionar que hay un coliseo en la parte sur, donde se llevará a cabo un torneo dentro de una semana, las carreteras están congestionadas por el tránsito, hay cientos de anuncios de productos de belleza sobre los edificios.


    Buscan hospedaje en una posada de lujo con un estilo bastante hogareño, traen una apariencia muy sucia y descuidada debido al viaje realizado, lo cual hace dudar al posadero si dejarlos pasar la noche en su establecimiento, pero Luis saca dieciséis monedas de plata y seis de oro que cubren los gastos de hospedaje por una semana, incluyendo alimento para ellos y las bestias.


    La habitación es bastante amplia, con su propio jardín techado, donde las bestias pasan su estadía, un estanque artificial es el lugar perfecto para Tortuguina, Reina se instala en medio de unas flores del jardín, Algodón se acurruca en el verde césped y el pez es liberado en el estanque. Lambda se acuesta en el sofá de la habitación, Adil en la cama y Luis en el suelo sobre la alfombra con la advertencia de no intentar nada extraño, aunque él sigue sin entender que es lo que no debe intentar y Lambda promete explicarle a lo que se refiere en otra ocasión.


    Pasan los días, Reina está completamente recuperada y obedece a la chica, los entrenamientos diarios y los planes de estrategias son el tema de conversación de cada día, hasta que llega la noche anterior al torneo de Concreto.

    —Aún no me has dicho cuál es esa misión tan importante que debes realizar —comenta con curiosidad la chica recién salida de la ducha usando una larga bata blanca.

    —Debo buscar y rescatar a mis tíos —responde Luis sentado en el suelo peinando a Lambda quien luce muy relajado.

    —Tus tíos, ¿cómo son ellos?

    —Son Dragones, los otros seis Dragones —responde sin mirarla, prestándole mucha atención a peinar la cola de su hermano.

    —Háblame de tus padres —solicita la chica curiosa sentándose frente a él.

    —Mamá se llama Aqua, es la Dragonesa de agua, se encarga principalmente de darnos alimentos y mucha agua limpia, nuestro padre se llama Ignis, es el dragón de fuego, nos mantiene calientes por las noches y cocinamos aprovechando las llamas que produce desde su espalda. Ambos nos mantienen a salvo de los peligros del mundo, tengo muchos hermanos y hermanas, todos somos muy felices, normalmente cuando somos mayores dejamos el hogar y vamos al mundo a vivir nuestras vidas y otros se quedan a ayudar a criar a los nuevos hermanos que llegan —responde sonriente Luis, se levanta —. Iré a tomar una ducha —va al baño y cierra la puerta.

    —Mejor te pregunto a ti —dice la chica dirigiéndose a Lambda, quien se sienta —, debo suponer que él, tu y sus hermanos son hijos adoptivos de los Dragones, ¿cierto? —el perrito asiente una vez —, eso tiene sentido... supongo que todos son huérfanos —Lambda asiente nuevamente, mira la puerta del baño para asegurarse que Luis no escuche, la chica ve esto —. Déjame adivinar, él no sabe que es adoptado, piensa que los Dragones son sus padres biológicos —el perrito asiente por tercera ocasión.


    La chica se acuesta en la cama y piensa que debe de estar loca por haber interrogado a un perro.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  13.  
    Kiros Lionheart

    Kiros Lionheart Leafter de toda la vida

    Libra
    Miembro desde:
    28 Febrero 2015
    Mensajes:
    93
    Pluma de
    Escritor
    Saludos, amigo.
    Como siempre se te agradece la invitación.

    Vaya esto si esta más interesante cada vez. La aventura continua ambos pasan por aquel bosque que demuestra ser una alcabalas complicadas para llegar a concreto y se ganan a reina, una nueva criatura aliada. Ahora sin duda lo más interesante esta, el hermano de luis asiente cuando le pregunta si este es adoptado y asiente, se nos confirma que si es adoptado, cosa que obviamente no estaba confirmado pero se sospechaba que no era del todo correcto que un humano fuera hijo de dragones. También nos dejas con otras intrigas como los tíos de luis, etc.

    Como siempre que hago review de este fic te recalcó tu talento para narrar, la facilidad con la que haces entenderlo todo y las intrigas parecen ser el plato fuerte, un elemento interesante que siempre llamara la atención de tus lectores y las ganas de continuarlo.

    Sigue así amigo mio, lo estas haciendo muy bien.

    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Sheccid

    Sheccid Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    25 Enero 2012
    Mensajes:
    493
    Pluma de
    Escritora
    Me alegra mucho que por fin hayas publicado esta historia.
    Cada capítulo lo recordé como si me lo estuvieras leyendo tú. No sé porque a veces me cae tan mal Adil...
    Lo malo de tus fics es que no tengo nada que criticar. Ortografía e historias impecables. Y veo que aparte le pusiste otro nombre a Aquarius....uff, tipo odioso definitivamente.
    Avísame por favor y trata de terminar este fic y los caballeros de Magnus
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,633
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las travesías del salvaje y la becerra
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    55
     
    Palabras:
    1627
    04 Torneo De Concreto.


    Llegada la hora del torneo de la cuidad Concreto, el anfitrión y actual campeón se dispone a dirigirle algunas palabras a los espectadores, tanto presentes en el coliseo como los que miran por televisión o por medios virtuales, todos los presentes se entusiasman al ver al campeón, los aplausos y gritos de emoción inundan el lugar.

    —Damas y caballeros, oficialmente doy por inicializado el presente torneo, espero que sea de su agrado y disfruten cada encuentro —dice el campeón por medio de un micrófono que le fue dado por uno de los encargados de seguridad.


    Las batallas comienzan, algunos luchadores son experimentados, o al menos esa es la impresión que dan por la manera en que sus bestias luchan. Ven una cara familiar en el tercer encuentro del día; se trata de Aquarius, quien tiene bestias nuevas y la misma actitud petulante que tenía en Ranch.


    Llega la primera batalla del equipo Adil, que es la onceava del día, su oponente es un hombre vestido elegantemente a cuyos lados hay dos mayordomos cargando maletines, se elige al azar y queda decidido que el hombre, que al parecer es millonario, elija primero a sus tres bestias.


    La elección de quien escoge primero es fundamental en las luchas de bestias, ya que el que elige primero suele tener desventaja, ya que el segundo puede enviar bestias que sean fuertes contra la combinación del primero.


    Un caballo azul cuyos cascos despiden aire frío, un toro negro de seis cuernos con una fuerza brutal y un charco morado con dos ojos flotando en medio son las elecciones del elegante hombre.

    —Entiendo que el caballo debe ser de hielo, el toro neutro, pero, ¿qué es eso asqueroso que burbujea? —cuestiona la chica asqueada.

    —Un elemental de veneno, es un Charco Venenoso, se mueve muy lentamente, pero es capaz de lanzar veneno a su alrededor —responde Luis.

    —Digamos que eso tiene sentido —dice la chica perdiendo interés en el tema —, ¿quienes lucharán?

    —Mi hermano contra el caballo, creo que Tortuguina puede parar los ataques del toro, pero el tercero...

    —Que vaya Reina, pienso que está lista —propone ella, él asiente.


    Lambda y los otros bajan al campo de batalla. El lugar donde lucharán es muy parecido a un coliseo común, pero completamente hecho de concreto, los luchadores quedan sobre plataformas de roca, mientas que las bestias luchan en la parte baja del campo.


    Una vez iniciado el combate, sin perder tiempo, Lambda corre hacia el caballo, se monta sobre su lomo y comienza a escupir bolas de fuego, Tortuguina se acerca lentamente al toro, Reina se queda mirando el charco que no se mueve en lo absoluto.

    Los enemigos reaccionan, el caballo deja salir aire frío por todos los poros de su cuerpo, Lambda comienza a sentir mucho frío y no le queda más opción que bajarse, al estar abajo, el caballo comienza a pisotearlo. El toro embiste con fuerza a la tortuga, quien reacciona metiéndose en su caparazón, el impacto la hace girar y chocar contra la barrera de energía que separa el campo de batalla de los espectadores. Reina y el charco hacen un concurso de miradas.


    El perrito muerde la pata del caballo y comienza a escupir fuego lastimando al corcel. Tortuguina aprovecha que cayó boca arriba y comienza a girar, embiste al toro con toda su fuerza. El charco parpadea, justo en ese instante Reina escupe una sustancia viscosa que cubre los ojos del charco dejándolo inutilizado. Debido al impacto, el bovino choca contra el corcel y ambos quedan fuera de combate a la vez, lambda se acerca al charco de veneno y le lanza una bola de fuego, el elemental de veneno comienza a quemarse, después de unos instantes se apaga y no es capaz de luchar.

    — ¡Ganamos! —grita la chica emocionada, abraza a Luis, se da cuenta de lo que hace, se sonroja y lo empuja dejándolo caer de la plataforma.

    —Lo hicieron muy bien —felicita Luis a su hermano sobándose la cabeza que le duele debido a la caída.


    Pasan las siguientes luchas. Se hace un sorteo para decidir los oponentes de los siguientes encuentros, contra las posibilidades, su siguiente encuentro es contra Aquarius y será el tercer encuentro del día de mañana.


    Pasan las horas y a la mañana siguiente, Luis y compañía llegan a enfrentar a su oponente, quien los espera a la entrada del coliseo con su característico traje blanco.

    —Hola, mi hermosa muñeca —hace una reverencia ante Adil, trata de tomar su mano para besarla, pero la chica retrocede impidiéndoselo, luego voltea la mirada hacia el miembro masculino del equipo Adil —, y tu muérete. Deben saber que esta vez no me ganarán, lo de la última vez fue suerte, pero con mis nuevas bestias no tienen oportunidad.

    — ¿Escuchaste una mosca? —pregunta la chica a Luis ignorando a Aquarius.

    —La verdad no —ambos avanzan sin prestarle más atención al chico de cabello azul, quien se enoja y les comienza a gritar para que le presten atención.


    El campo está preparado para la lucha, le toca al equipo Adil elegir primero, en esta ocasión envían a Algodón, Reina y el pequeño pez que recogió Luis en el lago hace unos días al que puso como nombre Escamas. El pez nada dentro de una bolsa transparente llena de agua.

    —Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ajajajajaja —ríe Aquarius con tanta fuerza que le comienza a doler el estómago —. Espero sea una broma, un montón de lana, un insecto y un... y un, ja, ja, ja, ja, ja, un pececito, por los Dioses, me muero de risa.


    Aqurius deja salir del mismo aparato que utilizó en Ranch tres bestias que aumentan de tamaño hasta quedar normales; un gorila blanco con la espalda negra, una especie de avestruz de plumaje verde y una serpiente plateada que saca polvo cada vez que respira.

    —El gorila de montaña blanco es neutral, el ave gigante es de elemento aire y la serpiente es de elemento tierra —comenta Luis —. Algodón para la serpiente, Reina contra en ave y Escamas se encarga del gorila.

    —Oye, no es que desconfíe ni nada, pero, ¿estás operado del cerebro o qué?, esa sardina no podrá contra el chango gigante ese —regaña la chica dándole golpecitos en la cabeza al chico.

    —Le das poco crédito a Escamas, lo he entrenado mucho, sé que no nos decepcionará.

    — ¿Qué estrategia utilizamos? —cuestiona Adil resignada a perder antes de haber comenzado la pelea.

    —Igual que ayer, permitamos que luchen libres y sólo interrumpimos si su estrategia falla o vemos que están en peligro.


    El gorila se golpea el pecho con sus enormes manos y arremete contra la bolsa de agua, la levanta y la estrella contra el piso, esta se revienta y el pez queda en el suelo intentando nadar.

    Algodón patea con sus cascos a la serpiente, pero esta lo rodea con su cuerpo e inicia la labor de asfixiarlo. El avestruz comienza a picotear a la hormiga.

    —Patéticos —dice Aquarius burlándose y sin poder creer de lo fácil que es derrotar al equipo de la chica y el salvaje —. Ahórrenles el sufrimiento a sus bestias y ríndanse de una vez.

    —No ves todo el panorama —señala Luis —, te sorprenderás.


    Algodón se queda quieto y la serpiente por mas esfuerzo que hace no logra hacerle mas daño, abre el hocico y lo muerde, pero se le quiebra un colmillo, se suelta, la oveja cae sobre su cola, el reptil grita, Algodón aprovecha, sale de su estado de defensa natural y patea la cabeza de la serpiente y la desmaya en el acto, acto seguido la oveja comienza a realizar una especie de danza de la victoria balando con mucho júbilo.

    El ave toma a Reina y la lanza contra el suelo, la comienza a patear hasta que la hormiga deja de moverse.

    — ¡Pajarraco, ve y derrota a esa bola de lana de cuarta! —ordena el de cabello azul enfadado de ver al animal de granja bailando.


    El avestruz corre hacia Algodón, pero es detenido por el gorila que la toma del cuello y la azota contra la barrera de protección. Le dan la victoria al equipo de Luis.

    —Aún me queda el gorila —reclama Aquarius hacia los jueces completamente sorprendido por lo ocurrido.

    —No, mira bien a tu gorila —recomienda Luis.


    En la nuca del enorme primate se encuentra el pez mordiéndolo, lo suelta y el gorila cae al suelo sin fuerza, el pez nada en el aire durante unos segundos y luego cae al suelo a intentar seguir nadando.

    — ¿Un Controla mentes? —cuestiona confundido Aquarius.

    —Un Pez Títere —aclara Luis —, se pega al sistema nervioso y toma el control del cerebro por algunos minutos.

    —No está mal, pensé que lo habías atrapado para criarlo y comerlo cuando esté grande, apetitoso y gordo —comenta la chica decepcionada, ya que había imaginado muchas veces al pez sobre un plato bien cocinado a la plancha.

    —No, nunca, son muy venenosos, si lames las escamas de Escamas mueres en cuestión de diez minutos.


    Al terminar de hablar entres ellos, las bestias de Aquarius siguen en el campo de batalla y él se había ido desde hace un par de minutos maldiciendo a las bestias que estuvo utilizando durante el combate. Sus bestias son llevadas a un refugio donde los cuidadores esperan a que su luchador regrese por ellas o en su defecto serán rehabilitadas para ser liberadas en un entorno natural.


    Pasan seis días mas de torneo, donde luchas muy difíciles se llevan a cabo, hasta que Luis y Adil son coronados como los ganadores del torneo de Concreto, pero aún deben derrotar a un adversario mas si quieren el título de campeones; el actual campeón de Concreto; Scorpius.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  16.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,633
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las travesías del salvaje y la becerra
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    55
     
    Palabras:
    1567
    05 Scorpius.


    A la mañana del noveno día, con el torneo finalizado y con sólo una lucha restante, Adil y los demás se preparan para luchar contra Scorpius.

    —Se me hace extraño —medita Adil, que en realidad sólo habla por hablar, ya que en el fondo sabe sobre lo que va a cuestionar.

    — ¿Qué? —pregunta Luis esperando que el campeón de Concreto tenga lo que busca.

    —El nombre, Scorpius, y además ese imbécil se llama Aquarius, no sé, me parece que es mucha coincidencia, además está Tau.... bueno, me imagino que hay otros —la chica se muerde el labio inferior para no hablar de más. Ni sé para que mencioné esto.

    —Cierto, no te lo he contado, ellos dos pertenecen a Zodiacus, no estoy seguro de Aquarius, pero por su nombre supongo que así es —el chico hace una pausa —. Zodiacus es una organización que intenta adueñarse de los ocho Dragones —comenta Luis como si fuera información obvia.

    — ¿Esa organización quiere dominar el mundo? —cuestiona ella esperando que la respuesta no sea afirmativa y esté en medio de un gran cliché.

    —Algo así, según me lo explicó mi hermano —Lambda ladra moviendo la cola —, quieren a los Dragones para armar imperios invencibles, los poderes de los Dragones ayudan a hacer los cultivos más grandes y resistentes, además de que tienen la capacidad de hacerlas crecer en un instante. Pueden crear climas perfectos, traer calor, frío, lluvia, oscuridad. Hacer que los peces entren solos en las redes de pesca, controlar a todas las bestias del planeta. Revivir y matar a su antojo. Quieren ser los amos de todas las industrias existentes.

    —Suena muy complicado, más bien raro —comenta la chica. Eso lo sabía, se dice triste.

    —Según me contó mi hermano, Scorpius es heredero de una enorme corporación milenaria de exportaciones e importaciones, los Dragones podrían destruir a todos los barcos y aviones de la competencia y crear un monopolio, aunque no sé que es un monopolio, pero si mi hermano lo dice, así debe ser, Lambda siempre fue el listo de la familia —el perrito ladra orgulloso.


    Quizás tú seas muy tonto, piensa la chica. Camina un poco y mira hacia el cielo.

    —Debemos prepararnos, no sé que usará Scorpius o que tan fuerte es como luchador, estoy muy nervioso —comenta Luis emocionado.


    La espera se les hace eterna. El coliseo está repleto, los espectadores hacen mucho ruido, se apagan las luces, se escuchan gritos, algo normal cuando se va la luz, todos quedan en silencio, un reflector se enciende e ilumina a un joven de un poco mas de veinte años, tez completamente negra, cabello rubio corto perfectamente peinado, ojos azules muy brillantes, no muy musculoso, vestido de traje azul no muy claro y corbata roja con dibujos de escorpiones negros. Lleva sombra negra alrededor de los ojos y un arete dorado en cada oreja. Su nombre es Antares Al Niyat, pero todos lo llaman y reconocen por su sobrenombre, Scorpius.


    Un micrófono cae del reflector y es atrapado por Scorpius, este se aclara la garganta antes de comenzar a hablar.

    —Damas y caballeros, les agradezco hayan venido a los combates del torneo de Concreto de este año, que fue patrocinado por Importaciones y Exportaciones Aguijón, como es costumbre el campeón, o sea su humilde servidor, me enfrentaré con el ganador de este año o más bien, los ganadores, por que son un equipo, el equipo de Adil y Luis —un segundo reflector ilumina el lado contrario del campo de batalla que es donde están esperando Luis y Adil —. ¿Qué se siente ser los ganadores del torneo de este año?

    —Es un honor —toma la palabra Adil —, y será aún mejor cuando nos convirtamos en los campeones.

    — ¿Significa que planean ganarme? —pregunta Scorpius poco sorprendido por el comentario de la chica, ya que ha escuchado lo mismo miles de veces.

    —Sí, lo haremos —responde Luis que sigue buscando de donde proviene la luz que lo ilumina.

    —No hagamos esperar más a nuestra audiencia entonces, comencemos —al haber dicho esto el campeón, las luces del coliseo se encienden nuevamente.


    De un aparato para cargar bestias miniaturizadas, Scorpius saca una única bestia y la lanza al aire, conforme se eleva aumenta su tamaño hasta llegar a los cuatro metros de largo, el cual es su tamaño real. La bestia es un ser parecido a una serpiente, con hocico puntiagudo, dos largas alas y al final de su larga cola tiene un aguijón muy afilado.

    — ¡Ese es mi tío Ventus, el Dragón de viento!—exclama Luis sorprendido de ver al Dragón.

    —No veo el parecido de familia —susurra irónica Adil.

    — ¡Tío, ve a casa! —grita el chico al Dragón, pero la bestia no le presta atención.

    —Debes estar loco, hablarle así a mi preciado sirviente —comenta Scorpius mirando con detenimiento a Luis. Es idéntico, piensa sin dejar ver la intriga en su rostro.

    —No me escucha, ¿por qué? —se pregunta, Lambda ladra, Luis voltea a ver el cuello del Dragón y ve una pequeña esfera plateada en la base del cuello de la bestia —. ¿Eso en su cuello lo está controlando? —cuestiona. Lambda ladra afirmativamente —. Adil, debemos quitarle eso del cuello para que logremos que entre en razón.

    —Para que vean que soy justo, usen todo lo que tienen contra mi preciado sirviente —permite Scorpius exhibiendo una poco injustificada seguridad de su victoria.


    Todas las bestias bajan al campo de batalla, dan la señal para comenzar el combate. Lambda comienza a ladrar órdenes, todos los demás asienten.

    Reina escupe cientos de hormigas hacia Ventus, pero no logran alcanzar la altura a la que vuela el Dragón.


    Ventus bate sus alas y forma un torbellino que eleva a Tortuguina, la tortuga entra en su caparazón, del costado del quelonio aparece Lambda y comienza a escupir bolas de fuego que impactan en el rostro del Dragón, incluso una lo impacta en el ojo, pero este ni parpadea, la tortuga y el perrito caen violentamente al suelo. Algodón bala furioso, Ventus se deja caer en picada para golpear a la oveja con dos aguijones que tiene en la parte superior de las alas, la oveja se paraliza y recibe el golpe siendo arrastrada varios metros. Escamas, que se encuentra sobre la espalda de Algodón aprovecha la cercanía con el Dragón para subirse en la bestia, aunque lo intenta, no logra penetrar las duras escamas de Ventus y cae al suelo lentamente por su pequeño tamaño y la forma semi aplanada de su cuerpo.

    —No se me ocurre nada —dice frustrada Adil.

    —Ni a mi, pero mi hermano parece haber ideado un plan, confío en él —dice Luis confiado en que Lambda podrá sacar a su tío del control del malvado miembro de Zodiacus.


    Scorpius siente que algo cae sobre su cabeza, se sacude y nota que es una pequeña hormiga que cayó del techo que está a más de veinte metros de altura, luego observa al Dragón y nota pequeños puntos negros que le recorren el cuerpo.

    — ¡Mi preciado sirviente, sacúdete esos parásitos! —ordena a gritos el miembro de Zodiacus.


    Ventus está a punto de comenzar a girar cuando siente que le lanzan bolas de fuego desde el suelo, mira hacia abajo, nota al perro y a la hormiga sobre la tortuga, junto a esta se encuentra la oveja con el pez sobre el lomo. Ventus ruge y se lanza en picada contra ellos.


    Tortuguina y Algodón, en su modo de defensa natural, hacen una especie de muro para frenar el ataque del Dragón, cuando el legendario ser de viento se encuentra muy cerca, Reina lanza de su boca un líquido viscoso que justo antes de chocar contra el rostro de Ventus es impactado por una bola de fuego de Lambda produciendo que explote frente a sus ojos cegándolo momentáneamente, se eleva mientras recupera la visión, comienza a agitar las alas para producir un tornado, pero en ese instante las micro hormigas sacan la esfera de su cuello, lo cual hace que recobre control sobre si mismo.


    Ventus recupera la visión, ve a Luis y Lambda, ruge, se eleva destrozando una gran porción del techo del coliseo y huye del lugar.

    —Mi preciado sirviente, no, no, no, no ¡NO! —grita Scorpius, cae de rodillas lamentándose haber subestimado a sus oponentes, la multitud, que antes bulliciosa, ahora calla aguardando conocer el destino de la lucha, los jueces deliberan algunos minutos y le ceden el campeonato al equipo de Luis por abandono de la bestia del campeón y dándoles el título de nuevos campeones de Concreto.


    Scorpius felicita a los nuevos campeones y abandona el lugar saludando a sus admiradores, se dirige a su camerino privado que no es para nada modesto, cierra la puerta con seguro, se sienta en una silla frente a una pantalla incrustada en la pared.

    COMUNICACIÓN CONFIDENCIAL DE Z-L-DOS—dice una voz que proviene de la pantalla.

    —Perdí al Dragón —confiesa Antares. Se produce un incomodo silencio por unos cuantos minutos.

    —Entendido, perdimos un activo, prepárate para futuras instrucciones —recomienda una voz algo mecánica que proviene de la pantalla, que sólo muestra una línea que produce ondas al hablar la voz.

    —Hay algo más —añade el de tez oscura. La voz mecanizada no responde —. El chico que me venció, el tal Luis, el rumor es verídico, son idénticos.

    —Entendido —la pantalla se apaga.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    DakotaKnee

    DakotaKnee Iniciado

    Acuario
    Miembro desde:
    16 Marzo 2015
    Mensajes:
    9
    Pluma de
    Escritora
    Hola, tanto tiempo, Como has estado? Yo maso jejeje

    Esta historia es genial, tiene todo el misterio y la emoción en cada capitulo. Es super genial! Te felicito!

    Espero seguir leyendo :)
     
  18.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,633
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las travesías del salvaje y la becerra
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    55
     
    Palabras:
    1876
    06 Descanso En Las Montañas.


    En la ceremonia de premiación, Luis rechaza el título de campeón, algo que no hizo muy feliz a Adil, pero igualmente se les hace entrega de los beneficios prometidos junto con el grado de campeón de Concreto; un Porta Bestias de seis compartimientos, mil monedas de oro, un pase especial para utilizar el transportador durante un mes con un ochenta por ciento de los destinos desbloqueados.


    Un Porta Bestias, también conocido como PB, es un artefacto creado por la empresa Arbil, funciona reduciendo las moléculas que componen a un ser vivo hasta dejarlo de un tamaño compacto para facilitar el transporte de animales muy grandes o de un grupo numeroso de bestias, con sólo señalar una bestia, y que esta no ofrezca resistencia, comienza la miniaturización, ya que el efecto tiene un periodo muy corto de duración, la bestia miniaturizada es depositada en un compartimiento especial que se encarga de seguir aplicando las ondas que mantienen las moléculas del ser vivo estables en un tamaño menor al normal. Al salir del PB, y no estar expuestas a las ondas, las bestias recuperan su tamaño natural. Tienen formas distintas entre los distintos modelos, pero tienen en común que cada bestia va dentro de un compartimiento parecido a un tubo de ensayo.


    Un transportador es un aparato creado por la rama del Sector Tecnológico de Primera de las empresas Arbil, funciona miniaturizando a un ser vivo al tamaño de una molécula y luego transportándolo a un segundo transportador donde recupera su tamaño natural, es la forma mas veloz de viajar de un país a otro, ya que tarda menos de un cuarto de segundo para transportar una molécula de un lado del continente al otro.


    Colocan a Reina y Escamas en el PB. Se dirigen directamente hacia su siguiente destino, el Hotel Carnero, en las montañas Cuernos de Chivo, este hotel es propiedad de un famoso empresario llamado Ariel Cabra Arietis, quien además es dueño de todos los hoteles del norte del continente y de miles más en el resto del mundo.


    Llegan al área donde se localiza el hotel utilizando un transportador en Concreto, los recibe una fuerte ventisca helada que mas que la bienvenida parece advertirles que den la vuelta y no regresen, ignorando los fuertes vientos, Adil y compañía avanzan escasos veinte minutos hasta que llegan a un enorme muro negro que mantiene el hotel a salvo de las peligrosas bestias de nieve. Una de las secciones de este se abre al estar ellos cerca, Luis lleva envuelto a Lambda en una cobija muy cálida, ya que al perrito no le agrada el frío.


    Estando ya dentro del hotel son recibidos por Ariel en persona; quien es un hombre de unos cuarenta años, su cabello brilla mucho debido a la cantidad enorme de gel que usa, su piel hace juego con la nieve que cae fuera de las cálidas paredes del hotel, trae puesto un pantalón café y un abrigo tejido a mano con pinos bordados, esto le da una apariencia hogareña, pero en el fondo no es mas que una forma de hacer sentir a los huéspedes como en casa.

    —Bienvenidos sean a Hotel el Carnero, el mas elegante hotel de toda la zona, soy el gerente y propietario, Ariel Cabra, pero pueden llamarme Aries —saluda naturalmente Aries, es la bienvenida que tiene memorizada para cada persona que se hospeda en alguno de sus hoteles, aunque en esta ocasión espera que sus jóvenes huéspedes reaccionen debido al nombre Aries.

    —Muchas gracias, señor Aries —saluda Adil haciendo una leve reverencia —, acabamos de ganar un torneo en Concreto y queremos pasar unos días de relajación en su hotel.

    —Con mucho gusto, es un placer tener a huéspedes tan importantes en este humilde lugar, espero se sientan como en casa —Aries hace una reverencia, ansiaba conocer a los que derrotaron a Scorpius y liberaron al Dragón de viento. Se retira mostrando siempre una sonrisa amigable.


    Luis y Adil se registran, les dan una suite de lujo en el penúltimo piso, el décimo noveno; el cuarto tiene una enorme cama lo bastante grande como para que se acueste Tortuguina, un enorme baño con bañera, calefacción, una mesa para comer, un escritorio de trabajo, un espejo sobre la cama, una televisión gigante, pisos de caoba cubiertos por una hermosa alfombra blanca de terciopelo, una puerta de marfil que lleva a un balcón con un enorme jacuzzi lleno de agua caliente. Lambda se lanza dentro del jacuzzi y se relaja en la cálida agua, Tortuguina recorre la habitación y se acuesta en medio de la misma, Algodón se acuesta junto a la mesa.


    El primer día lo aprovechan para relajarse y descansar, por la noche, Adil duerme en la cama con Lambda abrazado, Luis bajo la cama, Tortuguina junto al jacuzzi para sentirse caliente y Algodón junto a la cama. Reina y Escamas continúan dentro del PB.


    A la mañana, Lambda logra infiltrarse en la oficina de Aries, encuentra cientos de documentos comprometedores, pero nada que lo ayude a descubrir si tiene o no un Dragón bajo su poder.


    Pasan algunos días mas en el hotel, durante los cuales el perrito recorre cada rincón, por excepción del techo, cuyo acceso está restringido.


    El sexto día de estadía, Luis y Adil desayunan en el restaurante del hotel; el chico y Lambda tragan como si no hubiera mañana, la chica se avergüenza de ellos y agradece que no haya nadie más en el restaurante en ese momento.

    Aries entra y se sienta a la mesa con ellos.

    —Veo que tienen muy buen apetito, jóvenes campeones —comenta al ver al chico y el perro comer desesperadamente —. Casi es una lástima que deba interrumpirlos —saca una pistola negra automática y les apunta.

    — ¿Qué significa esto? —cuestiona Adil inquieta sin perder de vista el arma.

    —Sé que ustedes conocen la localización de los Dragones de fuego y agua, me lo dirán ahora o me veré obligado a hacerle ventilación a sus cabezas —amenaza el hombre quitándole el seguro al arma y apuntando directamente hacia la frente de Luis.

    —Espéranos unos minutos mientras terminamos de comer —pide Luis con la boca llena de fruta.

    —Lo lamento, pero es ahora —hace ademán de estar a punto de jalar el gatillo.


    En un instante el arma desaparece de la mano de Aries, este sorprendido se levanta de golpe, la silla en la que se encuentra cae ruidosamente al suelo. Luis le muestra el arma sosteniéndola en la mano izquierda, se la guarda dentro de la camiseta y continúa comiendo.

    —Danos unos minutos, nada mas terminamos de comer y te atendemos —pide Luis. Aries sale corriendo del lugar, no es la primera vez que le sucede algo así, ya que hace algún tiempo le ocurrió algo muy parecido, y con alguien muy similar.

    —Eso fue, asombroso, no me di cuenta en que momento le quitaste el arma —felicita sorprendida la chica que no da crédito a lo que acaba de presenciar.

    —Eso fue una garra de sombras, o así la llamo al menos —comenta el chico atragantándose de manzanas.

    — ¿Puedes usar ataques de bestias? —cuestiona impactada Adil.

    —No, lo llamo garra de sombras, pero no es un ataque de una bestia, verás, de pequeño debía tomar la comida rápido o si no Lambda se la comía toda y quedaba con hambre —el chico se lleva otra manzana a la boca.

    —Por cierto —la chica mira en todas partes y no ve al can —. ¿Dónde está Lambda?

    —Salió tras Aries, pero no te preocupes —bebe un enorme vaso de jugo de manzana, se hace tragado un puñado de uvas y se levanta —, iremos a ayudarlo ahora mismo —esconde el arma dentro de una maceta del restaurante. Ambos corren hacia el elevador, entran y respiran agitados por la carrera.

    —Te tengo dos preguntas, ¿cómo sabes que Lambda usó este ascensor?, o sea, hay otros tres exactamente iguales —cuestiona ella agitada.

    —Por que puedo seguir su aroma, él entró aquí y fue hacia arriba y antes de que preguntes, sé que fue hacia arriba por que cuando apretaste el botón para llamar a la caja que sube y baja, la marca de arriba marcaba mas allá del número 20, por lo que supongo está en el techo.

    —Digamos que tiene sentido —dice la chica aceptando su premisa —, ¿por qué dejaste el arma?, pudimos tener ventaja con ella.

    —No, la asesina escupe metal es mala, una vez una de esas hirió a Lambda y casi muere, no me gustan esas malvadas cosas —entrecierra los ojos, siempre con su característica expresión de tristeza.


    El ascensor se detiene en el techo y las puertas se abren, el enorme techo, que muchas veces se utiliza para fiestas al aire libre, está cubierto de nieve, hay un helicóptero negro estacionado cerca del centro del mismo con el logotipo de los hoteles Capra, que son propiedad de Aries.


    Ambos comienzan a avanzar hacia el helicóptero, no parece haber ni un alma a la vista. De repente una bestia peluda color blanco muy parecida a un gorila de casi tres metros de alto cae junto a ellos, ruge furioso mientras con sus poderosos brazos golpea el suelo.

    —Un yeti —comenta Luis —, son muy fuertes y ágiles, aléjate lo más que puedas de el.

    —Oye, se nos olvidó traer a las bestias — reclama nerviosa la chica.

    —Tenemos lo necesario —saca del PB, que trae amarrado al cinturón, a Reina y Escamas, este último se retuerce en el suelo intentando nadar en la poca nieve que hay.

    —No es suficiente, ¡Tortuguina! —grita la chica, el suelo comienza a retumbar, la tortuga corre verticalmente por la pared del hotel y llega al techo para auxiliar a Adil.


    El yeti ruge, el rugido produce un inmenso eco que rebota entre las montañas cercanas, se golpea el pecho con ambas manos, por el borde del techo aparecen cuatro yetis más a auxiliarlo, todos ellos un poco mas bajos que el primero.

    —No te asustes, saldremos bien de esta —asegura Luis que toma a escamas y lo lanza hacia uno de los recién llegados yetis, se pega en el cuello de la criatura. La bestia, al estar bajo el control del pez, se lanza a luchar contra la bestia blanca más cercana —. Eso deja sólo tres.

    —Que raro que eres en verdad —dice la chica un poco sorprendida, un yeti toma un trozo de hielo y se abalanza contra la chica, Tortuguina se atraviesa y bloquea el golpe con el caparazón, empuja a la bestia para alejarla. Reina se lanza contra uno de los dos restantes y comienza a escupirle hormigas encima.

    —Eso significa que este es mío —dice el chico observando al yeti restante, el cual fue el primero que encontraron. La bestia golpea el suelo con mucha ira, sus rojos ojos llenos de furia reflejan la triste mirada de Luis.


    El chico corre hacia la bestia, esta lo intenta aplastar, pero pasa barriéndose en medio de sus piernas, se levanta y se agarra del cuello del yeti sujetándose con fuerza.


    Algodón sale de la habitación, camina tranquilamente hacia el elevador, presiona el botón con su pesuña y espera a que llegue su transporte. Bala feliz.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,633
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las travesías del salvaje y la becerra
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    55
     
    Palabras:
    1310
    07 El Guardián De Las Montañas.


    La lucha continúa en el techo, Escamas, controlando un yeti, pelea ferozmente contra su enemigo, Tortuguina se encuentra sobre su oponente evitando que se levante, Reina continúa escupiendo hormigas que pican a la bestia. Luis golpea con su rodilla la espalda del yeti de mayor tamaño. La bestia lo toma de la camiseta y lo azota contra el suelo, luego lo levanta y lo vuelve a azotar en tres ocasiones más.


    Algodón sube en el ascensor, suena una melodía muy relajante que hace que le entre sueño, bosteza.


    Los yetis que se enfrentan contra Reina, Tortuguina y Escamas caen derrotados, al igual que el que controla el pez.

    La tortuga enviste a la bestia que golpea al chico y la hace caer del edificio, Luis se logra salvar por muy poco de caer también.


    Se escucha un chillido que hace que a todos se les hiele la sangre, las nubes que, normalmente cubren permanentemente el paisaje, comienzan a separarse un poco sobre el hotel dejando un enorme hoyo por el que se puede apreciar el cielo. Una sombra comienza a descender por la recién formada abertura celestial.


    Un ave de seis metros de alto desciende de las nubes y aterriza sobre el techo; sus plumas son blancas como las nubes pero brillantes como el hielo, su pico y garras celestes son muy brillantes y sus dos ojos son negros cual abismos. Chilla horrorosamente; comienza a dar picotazos para intentar comerse a las bestias en el techo.

    — ¿Ese es el Dragón de hielo? —cuestiona la chica.

    —No —Luis se levanta con dificultad sujetándose el estómago con ambas manos —, a ella no la conozco, o al menos no recuerdo que nos presentaran.

    —Debe ser una de las bestias de Aries entonces —asegura la chica algo nerviosa.

    —Probablemente —responde Luis agitado, siente intenso dolor en todo su cuerpo por culpa de la paliza que recibió por parte del yeti.


    En el elevador; Algodón comienza a tararear la melodía que suena, baila un poco.


    El ave rasguña con sus patas el techo atravesando la estructura como si fuera de papel, picotea el caparazón de Tortuguina intentando sacarla de su interior.


    La puerta del elevador se abre, sale Algodón bailando al ritmo de la melodía, el ave ve a la oveja y se la traga con un veloz movimiento. La emplumada bestia lanza un chillido de victoria y se dirige hacia donde se encuentran los chicos.


    Repentinamente el color del rostro del ave comienza a tornarse azulado, intenta escupir, pero no lo logra, tiene a Algodón en su estado de defensa natural obstruyendo su garganta, comienza a toser y cae desmayada. Algodón sale del pico del ave, se sacude las babas que cubren su lana, saca la lengua en muestra de asco.

    —Supongo que ganamos —comenta Luis sonriendo con dificultad.

    —Sí, ¡por pura casualidad! —grita la chica —. ¿Dónde estará ese malvado de Aries?

    —Conociendo a mi hermano, debe estar... —el chico camina hacia el helicóptero arrastrando un pie, abre la puerta y ve a Aries atado de pies y manos en el asiento trasero y al perrito en el delantero dormido.

    — ¿Cómo hizo eso? —cuestiona Adil completamente sorprendida sin encontrarle sentido a la escena que está presenciando.

    —Te lo dije, Lambda es el talentoso de la familia —acaricia la cabeza del canino, quien bosteza un poco y se vuelve a dormir.


    Se disponen a interrogar a Aries sobre la localización de los Dragones capturados por Zodiacus.

    — ¿Cuántos Dragones tienen bajo su control? —cuestiona la chica tomando la iniciativa en la interrogación.

    —Jamás lo diré —responde Ariel volteando la mirada para ignorarlos, aunque en su estado actual es difícil voltearse mucho.


    Adil recoge el trozo de hielo que traía uno de los yetis, golpea el helicóptero con toda su fuerza, luego apunta el garrote de hielo hacia la cabeza del empresario.

    —Di lo que sabes o perderás la cabeza —amenaza la chica con una mirada tan fiera que Algodón retrocede.

    — ¡NO! —Luis le quita el trozo de hielo y lo lanza lejos, el grito hace que el can despierte —. No lo dañaremos.

    —Yo… —la chica se sorprende de si misma por lo que acaba de hacer —perdona —soy igual que mi padre, piensa con tristeza.


    Lambda ladra insistentemente a unos documentos en un compartimiento oculto del helicóptero.

    —Dice que encontró documentos en que nos pueden ser de utilidad —traduce el chico con mucho dolor—, vayamos adentro a estudiarlos.


    Pasan junto al ave inconsciente, Luis nota algo en la base de la nuca de la monstruosa ave.

    —La estaba controlando —dice sacándole una pequeña esfera plateada que estaba incrustada en la nuca del ave —. Ya me extrañaba que un Guardián de las Montañas estuviera de parte de alguien así.

    — ¿Un guardián de las montañas?

    —Sí, son como Dragones, pero mas comunes y débiles, ya que hay al menos una en cada montaña alta del mundo, nunca había visto una en persona…. al parecer esta debió estar viviendo aquí y Aries la puso bajo su control para que no estorbara en su hotel —supone el joven.


    Bajan a la oficina de Aries, Lambda trae en el hocico algunos papeles que está convencido pueden ser de cierta utilidad en la búsqueda de los Dragones restantes.

    —Veamos que tenemos aquí —se dice la chica ojeando los documentos —; un documento de Importaciones y Exportaciones Aguijón donde se autoriza el transporte de nuevos materiales para la ampliación del hotel. Una factura de Cantera Búfalo, una importante compañía de materiales de construcción reconocida a nivel mundial —Adil hace silencio unos momentos, su mirada está perdida en el logo de esa empresa, que es un castillo dorado con un toro negro encima —. Unas acciones de Empresas el Gatito Pachoncito. Boletos para un viaje en los yates de lujo La Sirena.

    —Deben ser los socios de Aries y Scorpius —asegura Luis sentándose en un amplio sofá para descansar sus heridas.

    —Es posible, podemos averiguarlo fácilmente, tomando el transportador e ir a Letipu, que es donde se encuentra la sede madre de las empresas Gatito Pachoncito —dice la chica segura de lo que habla.

    — ¿Cómo sabes? —cuestiona Luis.

    —Aquí dice, en la parte inferior del documento, trae la dirección, los números telefónicos y dirección de la red —muestra la chica velozmente sin dejar que el chico vea el documento.


    Salen del hotel, no sin antes llenar la lana de Algodón con mucha comida, van al transportador y este los lleva a Letipu, una metrópoli súper poblada con millones de personas y miles de edificios de oficinas.


    Al llegar a la sede principal de Gatito Pachoncito, son repelidos por guardias armados, algunas micro hormigas ninja de Reina entran y recorren el lugar, no logran obtener la localización de algún Dragón, pero si información sobre el paradero del presidente de la empresa, va en camino a Pantano, para participar en un torneo de luchas de bestias, lo que al parecer es una pasión para él.


    Adil y compañía deciden dirigirse a ese lugar, toman nuevamente el transportador y llegan a las afueras de Pantano, una ciudad que bien hace honor a su nombre, ya que es una ciudad flotando en medio de un peligroso pantano infestado de bestias venenosas. Debido a ciertos factores atmosféricos típicos de la zona, el transportador los deja cerca de la orilla del pantano, lejos de la ciudad.


    Ven la enorme ciudad a la mitad de las aguas negruzcas, el pantano es llamado Deterioro, tiene este nombre debido a que casi cualquier material después de un tiempo en sus aguas comienza a descomponerse, un fenómeno que no ocurre en el centro gracias a muchas máquinas en el fondo que purifican casi milagrosamente esa parte, las cuales fueron donadas por la compañía Arbil.


    — ¿Cómo se supone llegaremos ahí? —cuestiona la chica asqueada por la peste a muerte en el aire.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Sheccid

    Sheccid Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    25 Enero 2012
    Mensajes:
    493
    Pluma de
    Escritora
    Aww, el gatito pachoncito, kawaii.
    Definitivamente no has perdido el estilo, sigues contando la historia de una manera apasionante. ¿Qué dicen los rumores sobre Luis?¿ Por que Adil, la muy mensa no se da cuenta que está herido y que tiene poderes?¿Cómo Lambda amarró a Aries?¿Por qué Adil es igual a su padre?
    Muchas dudas, L.
    Ve estructurando la historia cuando haya un espacio, pero sigue escribiendo. Como es costumbre en ti, ortografía perfecta.
    Oh, y me sorprendió que Escamas fuera un controlamentes, lol
    Sígueme invitando, por favor
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso