Explícito Las crónicas de Xenus

Tema en 'Novelas' iniciado por Crofts, 19 Junio 2017.

?

¿Con cual tribu sigue la historia?

Poll closed 24 Junio 2017.
  1. Perialis

    1 voto(s)
    50.0%
  2. Oramosi

    0 voto(s)
    0.0%
  3. Trema

    1 voto(s)
    50.0%
Cargando...
  1. Threadmarks: Capitulo 1: La creación del universo y la vida
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    391
    Estas crónicas trataran del mundo de Xenus, un mundo creado por Zamma y otros dioses, en estas crónicas conoceremos héroes, historias y un montón de cosas sobre Xenus.

    Me inspiro para las historias basándome en la historia y algunos videojuegos, claro no es que me copio de todo, sino que me inspiro y me hago una idea para crear algo original, si llegasen a ver alguna referencia o coincidencia con la historia o los videojuegos me gustaría que la comentasen.

    Si ven una palabra extraña pueden buscarla en google, ya que yo uso elementos de nuestro mundo como la vestimenta, las armas o algunos nombres de cosas.

    Las crónicas irán cambiando su titulo según su contenido.

    En algunos capítulos puede haber contenido gore, pueden haber cosas poco descriptivas o algunas muy descriptivas.

    Se aceptan las criticas

    Que no te intimide el número de capítulos, los capítulos no son tan largos.

    La historia va ir avanzando como si fuera una especie de evolución histórica, el principio podría decirse que es la edad antigua y mientras avanza la historia nuevos descubrimientos y edades empezaran.
    ————————————————————————————————————————————————
    Crónicas de la creación capitulo 1: la creación del universo y la vida
    —En el principio solo existían los dioses Zamma y Volathia, Zamma y Volathia eran pareja, Zamma tenia el poder de la creación y Volathia el poder de dar vida y movimiento a las creaciones de Zamma juntos crearon el universo, el universo estaba vació, así que se creo el firmamento. Zamma creo el planeta Xenus, Volathia le pidió a Zamma que le diera vida al planeta, en respuesta a esto Zamma se arranco su mano izquierda dejándola caer en Xenus, las gotas de sangre que caían de la muñeca de Zamma llegaron a Xenus y crearon las nubes y la lluvia, de la sangre de su muñeca nacieron los ríos, Volathia rompió la mano cortada de Zamma y esparció su carne y huesos por todo Xenus, después Volathia clavo los huesos en la tierra y engancho la carne de un hueso a otro, Zamma a partir de esto creo las montañas, Volathia movió las nubes y esparció la lluvia por todo el mundo, creando así el viento, de la tierra húmeda Zamma creo dos figuras parecidas a Volathia y a él, Volathia les dio vida y así se creo la humanidad.
     
    Última edición: 16 Septiembre 2017
    • Me gusta Me gusta x 3
  2. Threadmarks: Capitulo 2 : la llegada de los 10 dioses
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    985
    Crónicas de la creación capitulo 2: la llegada de los 10 dioses

    —Paso el tiempo y Zamma se dio cuenta que el planeta Xenus estaba muy solo, así que que se abrió el pecho y se abrió del corazón, Zamma se arranco la carne de su pecho y la lanzo a Xenus, las gotas de sangre que llegaron a los trozos de carne de Zamma fueron transformados en diez figuras, Volathia les dio vida a estas figuras, estas figuras tenían la sangre y la carne de Zamma por lo cual se convirtieron en dioses, Zammarles dio un nombre a cada uno de los nuevos dioses.

    A el primero lo llamo Kan Kan un hombre de piel y cabello negro con ojos rojos, 2 cuernos, una lengua larga y puntiaguda, Kan Kan se convirtió en el dios de la muerte, el hambre, la oscuridad, la destrucción y miseria, pues todo lo que tocaba le pasaba una desgracia.

    La segunda figura fue llamada Bári, Bári era una mujer muy hermosa, alta, de ojos negros, pelo negro y largo, y con una voz melodiosa, Bári se convirtió en la diosa del amor, la lujuria, la luz, el deseo, el placer y la felicidad.

    La tercera figura era un hombre al que se le dio el nombre de Proxis, Proxis era alto, fuerte, de cabello largo y castaño, de ojos verdes con una voz grave, Proxis se convirtió en el dios de la guerra, la ambición, los problemas, la valentía, el honor y los juramentos.

    La cuarta figura se llamo Sibuna, Sibuna tenia la piel dorada por su lado izquierdo y negra del derecho, tenia dos cuernos a los lados de su cabeza y uno en el medio, sus piernas eran peludas, tenia pezuñas en vez de pies, y su voz era grave y aguda a la vez, Sibuna podía moverse él mismo y a otras cosas por los mundos, ademas era el dios del conocimiento, la curiosidad, la ignorancia, los inventos y las verdades.

    La quinta figura se llamo Kroppa, Kroppa no tenia sexo definido, su parte izquierda era femenina y la derecha masculina, sus genitales se fusionaban, a veces hablaba con tono grave y otras veces con un tono agudo, su pelo era medio largo del lado masculino y al llegar al femenino se alargaba hasta la cintura, tenia barba en la parte derecha de su cuerpo pero en la izquierda no tenia pelo, su piel y su pelo cambiaban de color todo el tiempo, Zamma al ver esto invento el termino deux para referirse a los dioses sin sexo o con dos sexos, Kroppa era el deux de la igualdad, la caridad, la piedad, la comprensión y el resto de los sentimientos humanos que no le pertenecían a otros dioses.

    la sexta figura fue llamada Yasveir, Yasveir no tenia un cuerpo propio ni tenia sexo, Yasveir era una gran nube negra que simulaba los cuerpos de los demás dioses, sin embargo sus ojos son siempre amarillos y su cuerpo siempre sera una nube negra que no puede ser tocada, Yasveir veía a los otros dioses con envidia y odio, así se convirtió en el deux de la envidia, el odio, la imitación, la tortura, el desprecio, la corrupción, la depresión y el sufrimiento.

    La séptima figura fue llamada Gorka, Gorka era una mujer de pelo blanco y quebradizo, tenia arrugas y ojeras, sus ojos de color blanco parecían vacíos, tenia una mirada triste, apenas se podía mantener en pie sin cansarse, las manos le temblaban, suspiraba cuando veía a Bári, como si anhelara ser ella, Gorka se convirtió en la diosa de la vejez, el paso del tiempo, el anhelo, la esperanza y el autoestima.

    La octava figura fue llamada Talmi, Talmi era una figura humana con piel de roca, de su espalda salían pequeñas flores de varios colores, sus manos eran de madera, sus ojos eran diamantes con ámbares en el centro, Talmi no tenia voz pero trataba de comunicarse con sus flores, hacia crecer flores en todas las cosas que tocaba con sus manos, y con sus pies con cada paso que daba creaba vetas de minerales, cada vez que saltaba creaba una montaña, si soplaba movía las nubes, si escupía creaba un lago o un río y cuando se recostaba creaba animales, así Talmi se convirtio en el deux de la naturaleza, los minerales, la fauna, el viento, el agua, el clima y el nacimiento.

    La novena figura fue llamada Waba, Waba era un hombre, se notaba por sus genitales, pero era mas pequeño, no tenia pelo en la cara, el pecho, los brazos, las axilas y las piernas, solamente en su cabeza, su voz era muy aguda, era alguien muy juguetón corría y saltaba por todas partes, Waba se convirtió en el dios de la niñez, la inocencia, la energía, la diversión, la amistad y la pureza.

    La décima figura fue llamada Jerguis, Jerguis no tiene una forma concreta pues se convertía en cualquier cosa, un animal, una flor, un dios, incluso una roca, Jerguis jugaba con Waba, Waba debía encontrar a Jerguis, cuando Waba se acercaba a Jerguis este se transformaba otra vez cuando el niño no miraba, enojando y enloqueciendo a Waba, así Jerguis se convirtió en el deux de los engaños, la mentira, el sigilo, la locura, la provocación y las bromas.

    Zamma decidió crear un mundo para los dioses, un mundo donde solo ellos y las personas que ellos mismos hayan elegido podrían estar, el llamo ha este mundo Kroxia, Zamma creo en Kroxia un reino para cada dios, donde ellos podrían hacer lo que quisieran sin la interrupción de otro dios, Volathia y Zamma sabían que habían perdido algunos poderes al crear a los nuevos dioses, pero no les importaba, Zamma le dijo a los nuevos dioses que podían usar sus poderes en Xenus, esto desencadeno una serie de eventos en Xenus.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  3. Threadmarks: Capitulo 3: los dioses en Xenus
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    599
    Crónicas de la creación capitulo 3: Los dioses en Xenus
    —Los dioses al escuchar las palabras de Zamma empezaron a formarse ideas de lo que iban a hacer en Xenus, sin embargo los dioses necesitaban colaborar unos con otros, pues como existiría la guerra sin la miseria, la vejez sin la niñez, la niñez sin el nacimiento, la curiosidad sin los problemas o la diversión sin las bromas.

    Los dioses tenían que organizarse para poder ejercer sus poderes en Xenus, Talmi y Zamma crearon la geografía de Xenus, hicieron mares, ríos, lagos, todo tipo de plantas y animales, crearon un ecosistema único para Xenus.

    luego Bári, Waba, Talmi, Gorka, Sibuna y Kan Kan crearon el tiempo y el ciclo de la vida, Bári con la ayuda de Zamma creo un sol para Xenus, Kan Kan también con la ayuda de Zamma creo la luna, de esta forma se creo el día y la noche, permitiendo así a los humanos tener una noción del tiempo, Bári, Waba y Talmi crearon el comienzo de la vida, Bári creo la procreación a partir de la lujuria y el amor, Talmi les permitió nacer, Waba le dio a los seres vivos la juventud, Gorka creo la vejez y Kan Kan cuando quisiera terminaría la vida de cualquier ser vivo, ya sea viejo o este esperando un bocado de comida que nunca llegara, por ultimo Sibuna se llevaría al espíritu del muerto a su reino, donde viviría eternamente allí.

    Pasaron 100 años para que Sibuna, Waba, Bári, Jerguis, Kroppa, Yasveir y Proxis crearan los conflictos y las alianzas entre los seres vivos, especialmente los humanos, pues necesitaban a muchos humanos, Sibuna les dio ignorancia a algunos humanos mientras que a otros les dotaba con mucho conocimiento, los humanos ignorantes fueron influenciados por Yasveir para que odiaran a los sabios, esto hizo que Proxis y Bári los volvieran ambiciosos ya que deseaban algo que no tenían, esto hizo que Kroppa les pudiera dar a los humanos ignorantes el dote de la amistad para poder tener nuevos aliados, los humanos ignorantes formaron alianzas con otros ignorantes, Proxis les dio el poder de la guerra, el honor y la valentía, los ignorantes morían de hambre pues no sabían como cazar o recolectar comida, Jerguis los volvió locos, así que fueron a atacar a los sabios, los ignorantes no lograron hacer nada pues como iban a hacerlo si no sabían nada, Kroppa le dio a los sabios los dotes de la piedad y la comprensión, los sabios acogieron a los ignorantes, les compartieron sus conocimientos y les dieron un hogar y comida, los empezaron a ver como iguales y los amaron durante mucho tiempo.

    Después de otro siglo los sabios no podían darle comida a todos, así Kan Kan pudo crear la miseria, Yasveir los corrompió e hizo que robaran raciones de comida, Jerguis los dejo mentir para que pudieran quedarse con la comida, pero Jerguis volvía locos a los que no habían comido en mucho tiempo, Waba les quito energía y Kan Kan los mataba, Gorka les dio esperanza a los mas desafortunados, sin embargo Yasveir los hacia sufrir, los hambrientos destruyeron las casas de los corrompidos y luego los mataron, los hambrientos se arrepintieron y juraron no volver a hacerlo, Sibuna les enseño a hacer barcos y carros de carga a los hambrientos, los hambrientos aprendieron a hacerlos luego se dividieron en grupos y emigraron a otras regiones de Xenus.

    Cuando los grupos se establecieron en otras regiones, crearon nuevas tribus, que mas adelante se convertirían en reinos que después serian imperios.
     
    Última edición: 19 Junio 2017
    • Me gusta Me gusta x 2
  4. Threadmarks: Capitulo 4: las emigraciones
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    681
    Crónicas de la humanidad capitulo: Las emigraciones
    —Los humanos se dividieron en 4 tribus, la tribu Volki, la tribu Perialis, la tribu Oramosi y la tribu Trema.

    La tribu Volki viajo por mar hasta una isla muy fría al noroeste, cuando llegaron los Volki desmantelaron sus barcos y empezaron a cortar la madera de los arboles para empezara a hacer sus casas, los volki le dieron a esta tierra fría el nombre de Nordirei

    La tribu Oramosi viajo por los ríos del este, los miembros de la tribu no decidieron donde querían vivir, unos querían vivir al lado de un lago cercano, pero otros querían viajar más y lograr llegar a una playa para poder tener acceso al mar, los que querían vivir en el lago no estaban de acuerdo con ir al mar, pues el agua del mar no es potable, ademas quien sabe que pasaría si seguían viajando, la tribu Oramosi se dividió en dos tribus nuevas, los mosi que querían vivir cerca del lago y los Ora que harían un viaje hasta encontrarse un playa, los mosi se quedaron en el lago y llamaron al lugar Mosia, los ora tardaron 5 meses en lograr encontrar una playa, los Ora perdieron la mitad de sus miembros, pero ellos estaban seguros que la playa les ayudaría en el futuro, por eso la llamaron Playa esperanza, la playa estaba llena de palmeras, al oeste había una selva y al este en el mar se lograba ver pequeñas islas con mucha vegetación, los ora podían vivir prósperamente aquí.

    La tribu Perialis viajo por los valles del oeste, llegaron a un valle con un gran lago en el centro y colinas alrededor, había un bosque al sur y habían muchos animales viviendo allí, los perialis se quedaron allí y llamaron a su nueva tierra Peria.

    Por ultimo la tribu Trema viajo al sur, durante el viaje se encontraron con un lugar lleno de montañas verdes, algunos de los miembros de la tribu decidieron quedarse allí y asentarse cerca de una gran montaña con una cascada igualmente de grande, las personas que se quedaron aquí crearon su propia tribu y la llamaron Aruka, la tribu Aruka decidió llamar a su nuevo hogar como Yama, la tribu Trema siguió su viaje hacia el sur pero Jerguis apareció y se transformo en un humano de la tribu, Jerguis viajo con ellos durante dos meses, se gano la confianza de muchos de los miembros, para luego crear su propia tribu que se llamaría Sajidi, Jerguis llevo a los sajidi a los bosques, luego llamo a Zamma para que creara una criatura terrorífica, Zamma la creo y Volathia le dio vida, la criatura fue llamada Terros, Terros media cuatro metros de alto,era de piel roja, tenia manos humanas pero sus dedos eran mas largos, tanto que le llegaban al suelo, tenia dos alas con una púa cada una, Terros voló hacia los sajidi y mato a varios de ellos, los sajidi corrieron hacia una cueva oculta en el bosque, se escondieron allí pero Terros los encontro, sin embargo Jerguis se puso adelante de la criatura y con sus poderes la enloqueció, Jerguis fue tras ella, pero cuando se alejo de la cueva la dejo tranquila, Jerguis luego volvió a su reino, los sajidi se escondieron en la cueva y aprendieron a vivir en ella, los sajidi decidieron vivir en la cueva y sus alrededores, los sajidi llamaron a su nuevo hogar como Dorjis. Los miembros restantes de los trema pasaron a llamarse Polka, la tribu Polka siguió su viaje hacia el sur desconociendo lo que había pasado con los sajidi, se encontraron con un inmenso desierto, sin embargo llenos de esperanza siguieron viajando al sur donde se encontraron con un río, los polka siguieron el río hasta llegar a una playa, los polka se asentaron cerca de la playa y el río, en los alrededores solo había arena, a excepción de la vegetación que crecía en la playa y alrededor del río, los polka llamaron a su nuevo hogar Ara-Elia.

    Xenus emigraciones.png
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 3
  5. Threadmarks: Capitulo 5: el gran viaje
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    859
    Crónicas de los volki: El Gran viaje
    —La historia de los volki empezó después de la destrucción de la tribu de los sabios, los volki aprendieron como hacer barcos gracias a Sibuna, los volki crearon cinco grandes barcos, sus nombres eran Volka, Proxa, Wargus, Helus y Ofa, los cinco barcos según la leyenda tenían una tripulación total de 500 personas, 100 en el Volka, 40 en el Proxa, 30 en el Wargus, 150 en el Helus y 180 en el Ofa, los barcos ademas de llevar personas también llevaban comida y animales, los animales eran en solamente vacas, pollos y perros.

    Los volki eligieron como líder a un hombre llamado Skarl, según la leyenda volki Skarl era un hombre muy alto, su pelo y barba eran muy largos y de color negro, sus ojos eran cafés, era un hombre fuerte, listo y carismático, con estas cualidades Skarl pudo guiar a los volki en una gran travesía por el mar, conocida por los volki como ''El gran viaje''.

    Skarl organizo la carga de los barcos, en el Proxa y el Wargus puso la mayor cantidad de carga y a los hombres mas hábiles para que los cuidaran con su vida y honor, la carga del Volka era los animales y la comida, llevaba 50 pollos, 30 vacas y 20 perros, el resto era solamente agua y comida, el Helus y el Ofa se cargaron con el resto de las provisiones y personas.

    Una vez de terminar de organizar los barcos, Skarl llamo a Sibuna, Sibuna apareció y dijo:

    —¿Para que me has llamado?—.

    A lo cual Skarl respondió —¿porque arriesgarse en un viaje peligroso en un mar desconocido, cuando tú nos puedes llevar a quien sabe donde?—.

    Mientras se reía Sibuna le dijo a Skarl —Piensa Skarl los dioses desde el principio pudimos evitar esto... sin embargo queríamos que pasara, por eso les enseñe como hacer barcos, quiero ver de que son capaces las creaciones de Zamma y Volathia— después de decir eso Sibuna creo un mapa con una ruta trazada y regreso a su reino.

    Skarl suspiro tomo el mapa y se dijo así mismo —los dioses son misteriosos y caprichosos—.

    Skarl ordeno que prepararan los barcos para irse a una misteriosa isla marcada en el mapa, una vez ya hecho las revisiones a los barcos, se izaron las velas, los remeros se prepararon para el largo viaje y los guardias empezaron a vigilar la comida y los animales, así fue como empezó el gran viaje de los volki.

    Pasaron 40 días en el mar abierto hasta que se encontraron una isla, un remero le pregunto a Skarl:

    —¿Jefe esta es la isla que tanto buscábamos?—.

    Skarl vio el mapa y suspiro —por suerte no—

    Skarl organizo un grupo de 40 hombres para explorar la isla, los hombres desembarcaron y una vez en tierra sacaron sus armas, Skarl tenia un hacha pesada, una espada, un escudo, una armadura de hierro y un yelmo conforma de oso, Skarl iba delante de sus hombres, entraron en la selva que estaba en la isla, pasaron unos minutos caminando en la selva hasta que escucharon rugidos muy fuertes, Skarl y sus hombres no sabían donde provenían los rugidos, eran rugidos que ninguno de ellos conocía, pero ninguno estaba asustado ellos estaban entrenados para esto, Skarl y sus hombres por instinto formaron un muro de escudos en circulo, ninguno logro ver de donde provenían los rugidos, un soldado grito con ira:

    —¡Muéstrate cobarde!—

    desde las sombras apareció una nube negra con dos sombras amarillas, la nube se acercaba lentamente a los volki, los volki no sabían que hacer, uno de los hombres le rezo a Proxis para que los ayudara.

    —Proxis ayúdanos a enfrentar a este enemigo desconocido, manifiestate ante nosotros y lucha con este ser desconocido—

    Después de la oración del guerrero un rayo cayo del cielo, el rayo quemo el suelo y provoco un incendio, las llamas del fuego en vez de expandirse empezaron a moverse al centro del impacto, se creo una gran bola de fuego de la que salio Proxis, Proxis saco una gran espada de fuego y ataco a la nube negra.

    Proxis mie1ntras cargaba contra la nube grito —¡Vete de aquí Yasveir estos hombres y sus familias son mis protegidos!—.

    Yasveir desapareció y los volki estaban mas tranquilos, Proxis se acerco a Skarl y le dijo:

    —Tú el líder de los volki te otorgo esta espada capaz de derrotar a cualquier cosa, que tú y tu pueblo sepan que Proxis los protege a partir de ahora—.

    Proxis se convirtió en en una bola de fuego que subió hasta los cielos para luego explotar, los volki tenían ahora la bendición y protección de Proxis, ademas Skarl había tomado posesión de un arma divina, Skarl regreso con su nueva arma y sus hombres a los barcos, el pueblo volki al ver la espada de Skarl la llamo ''La espada solar'', los volki celebraron durante 3 días el premio de Skarl, al cuarto día Skarl mando a recolectar toda la comida que estuviera a veinte metros de los barcos, al quinto día Skarl y los volki volvieron a embarcarse en su gran viaje.

    gran viaje.png
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 2
  6. Threadmarks: Capitulo 6: Skarl contra el dragón de agua
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    1930
    Crónicas de los volki: Skarl contra el Dragón de agua
    —Skarl vigilaba el mar desde la proa del Proxa, no veía nada más que agua, ya habían pasado 23 días desde que habían zarpado de la isla donde Skarl obtuvo la espada solar, Skarl quiso admirar su nueva arma, fue al baúl donde guardaba sus cosas mas preciadas, abrió su baúl y tomo su espada, Skarl la vio y se pregunto:

    —¿Cómo es posible que la espada no haya quemado al baúl de madera?—.

    Skarl se pregunto también —¿cómo es posible que se me haya ocurrido meterla allí en primer lugar?— .

    Y mientras se reía también se pregunto —¿cómo es que también se me haya ocurrido ponerla en mi cinturón cuando me la dieron?—.

    Una voz que provenía desde atrás de la espalda de Skarl dijo —vaya que eres tonto, menos mal que la espada solo quema cuando el portador va a atacar—.

    Skarl se giro sorprendido al escuchar a alguien detrás de el, cuando se giro vio a una figura conocida, era su protector, era Proxis, Skarl intrigado por la espada le pregunto a Proxis —¿cómo funciona la espada?—.

    Proxis se acerco a Skarl, tomo la espada de sus manos y le dijo —bueno Skarl, como sabes esta espada me pertenecía, ¿pero no te has preguntado como la obtuve?—.

    Skarl le respondió a Proxis —¿obtener?¿no la creaste tú?—.

    Proxis respondió mientras admiraba la espada —que pregunta mas tonta, de seguro no te contaron las historias de la creación cuando eras un niño—.

    Skarl se puso la mano en la frente y dijo avergonzado —no puedo creer que no lo haya recordado, Sibuna es el dios de los inventos... ¿o acaso Zamma la hizo para ti?—.

    Proxis le dijo a Skarl —fue Sibuna, recuerdo muy bien que te contó la razón de tu viaje—.

    Skarl confuso le dijo a Skarl —eres un chismoso, ademas no me has contado como usar la espada—.

    Proxis se rió y le dijo a Skarl —oh cierto...bueno eso lo descubrirás tú—.

    Skarl vio a Proxis con una mirada fría y enfadado le dijo —tú y Sibuna son iguales, dame mi espada y vete—.

    Proxis le entrego la espada a Skarl y le dijo —cuidado insultas a un dios, pero tranquilo eso fue un acto de valentía, cuando llegue el momento te explicare sobre ella—.

    Proxis salio por la puerta y se lanzo al mar por el costado a babor, Skarl corrió tras Proxis, pero cuando se asomo al mar solo vio un pequeño remolino que desapareció rápidamente, los soldados vieron esto intrigados, uno de ellos se acerco a Skarl y le pregunto —¿quien era ese?—.

    Skarl respondió —era Proxis, el nos esta protegiendo—.

    Pasaron un total de 35 días desde que zarparon de la isla, los volki estaban contentos al saber que un dios les protegía, pero las raciones de comida escaseaban, Skarl mando a los volki que no remaban a pescar, Skarl también quiso pescar, tal vez así los volki al ver a su líder ayudándolos se esforzarían más para poder impresionarlo, los volki pescaron muchos peces, tal vez esto les alcanzaría para comer un mes, mientras llevaban los pescados a los almacenes una sombra se vio en el agua, los soldados sacaron sus armas, Skarl desvaino la espada solar de una vaina de cuero que le puso, Skarl se asomo por estribor y vio a la sombra, la sombra se volvía mas grande, Skarl ya estaba preparado para atacar, ¿seria otra vez Yasveir tratando de frustrar el viaje de los volki, o seria algo más?, la sombra tomaba color mientras se hacia más grande, Skarl no sabia que era, lo único que sabia que era más grande que uno de sus barcos, los colores se volvieron mas nítidos, la cosa era de color verde, todos se preguntaban ¿que era eso?. Algo empezó a aparecer en medio de la cosa, eran dientes, dientes del tamaño de un hombre, la cosa empezó a abrir su boca, el agua empezó a entrar en ella, la corriente atraía a los barcos a ella, los remeros hicieron sus mejores esfuerzos para escapar, solo el Proxa y el Wargus escaparon de la corriente, los otros barcos seguían en ella y Skarl tuvo que pensar en algo.

    Skarl le grito a los tripulantes del Proxa y el Wargus —¡tomen los garfios, vamos a enganchar los barcos!—.

    Los volki del Proxa y el Wargus lanzaron los garfios, muchos de ellos lograron engancharse, pues que se esperaba de los mejores volki.

    Skarl les grito a sus hombres —¡bien ahora los remeros vayan a sus puestos! ¡el resto mantengan los ganchos seguros!—.

    No solo los hombres del Proxa y el Wargus siguieron estas ordenes, los del Ofa, Volka y Helus también. Con trabajo en equipo los barcos lograron escapar, la boca se cerro, pero ahora una cabeza salia del mar, los volki la vieron y quedaron asombrados, era la cabeza de algo parecido a un dragón, los volki solo habían visto una vez un dragón y fue en un bosque cerca de la aldea de los sabios, se creía que no eran mas que una historia de unas personas asustadas, pero este dragón era diferente al de la antigua historia, este tenia 3 ojos, era mas grande, vivía en el mar, tenia bigotes maxilares, era como una especie serpiente, tenia branquias y una lengua viperina. El dragón ahora era más grande de lo que se creía, era más grande que 5 barcos volki puestos verticalmente, media alrededor de 50 metros, los volki tendrían que arreglárselas de alguna manera, Skarl tendría que usar su espada, ¿pero podría llegar a el dragón sin ahogarse nadando?¿algún hombre lo llevaría en bote hasta el dragón?¿o acaso esperaría a que el dragón estuviera lo bastante cerca para atacar?.

    Skarl tomo un bote, fue solo hacia el dragón, remo lo más rápido posible, mientras remaba en agua un pequeño remolino se formaba, del remolino salieron dos brazos musculosos, Skarl no sabía dado cuenta de esto, él estaba muy concentrado en remar, no fue hasta que un hombre apareció detrás de él y le dijo:

    —Yo remo, tu encárgate de matar a la bestia—.

    Skarl, vio detrás de él después de oír a una voz conocida, al instante se dio cuenta que era Proxis, Skarl soltó los remos y le dijo a Proxis —tómalos y explícame de una vez que hace la espada ademas de soltar llamas, porque no creo que el fuego de la espada le haga mucho daño—.

    Proxis dijo vacilante mientras tomaba los remos —¿por qué crees que la espada hace algo más que soltar fuego?—.

    Skarl le grito a Proxis —¡no me digas que esto solo suelta fuego, estoy completamente seguro que la espada no puede matar a cualquier cosa!—.

    Mientras remaba Proxis se reía y le dijo a Skarl —tranquilo que solo te pregunte ¿por qué creías eso?, te mentí la espada no derrota a cualquier cosa de una estocada o corte, pero si que es fuerte, la espada responde a la voluntad del portador, si eres valiente y luchas con honor las llamas se avivan, tú puedes tener el control del fuego de la espada, puedes protegerte con el, puedes hacer lo que quieras, lo que se te ocurra, podrías hasta lanzar bolas de fuego—.

    Skarl sostuvo la espada solar con fuerza, mientras más se acercaba al dragón su corazón más rápido latía, las llamas se hacían más grandes, Skarl estaba listo para atacar, Proxis remaba tan fuerte que el bote se desplazaba un metro cada vez que este movía los brazos, el dragón vio a Skarl fijamente a los ojos, Skarl alzo su espada e hizo un corte en el aire, una bola de fuego de treinta centímetros de diámetro salio disparada hacia el dragón, la bola de fuego choco con el pecho de la bestia, las quemaduras hicieron que el dragón moviera su cuerpo bruscamente por todas partes, las aguas se agitaron, el bote de Skarl se volteo y los barcos de los volki se tambalearon, Proxis y Skarl voltearon otra vez el bote, se montaron de nuevo, Proxis siguió remando y Skarl se preparo para lanzar otra bola de fuego, cuando el dragón dejo de moverse las aguas se tranquilizaron, se sumergió rápidamente en el agua y Skarl lo perdió de vista, pero Skarl lanzo la bola de fuego al mar, el lugar donde choco la bola se evaporizo y dejo al descubierto el cuerpo del dragón, Skarl sabía que el agua volvería a cerrarse, así que volvió a cortar en el aire y lanzo una bola de fuego al cuerpo del dragón, la bola logro chocar con el cuerpo del dragón antes de que se cerrara otra vez el mar, Skarl no supo que tan grave dejo al dragón y grito a todo pulmón:

    —¡Tengo más de eso bestia asquerosa!—

    El dragón salio por debajo del bote de Skarl, llevo el bote encima de su boca y cuando llego muy alto la abrió, el bote cayo a las fauces del dragón, Proxis le dijo a Skarl:

    —Guerrero este es un buen momento para matar a la bestia—

    Skarl tomo la espada solar con fuerza y grito con todas sus fuerzas, la espada creo una armadura de fuego alrededor de Skarl, la espada se volvió más grande y Skarl la tomo aun con mas fuerza, el fuego que generaba la espada empezó a quemar al dragón por dentro, mientras más abajo llegaban Skarl y la espada más se quemaba el interior del dragón, Skarl supo que ya estaba llegando al estomago, él lo sabia porque el cazaba y destripaba animales en la aldea de los sabios. Proxis le dijo a Skarl:

    —¿Sabías que los estómagos tienen ácido?, si caes ahí te mueres, ¿por qué no le abres el cuerpo de una buena vez?—

    Skarl se impulso hasta una de las paredes del estomago lanzando fuego de sus pies y clavo su espada ardiente en el estomago de la bestia. Mientras Proxis caía y veía los eventos le grito a Skarl:

    —¡Eres un guerrero digno de mi bendición—

    Skarl volvió a impulsarse con fuego y salio por el corte del estomago, Skarl volvió a tomar su espada y corto los músculos y la piel del dragón, la sangre y los jugos gástricos del dragón empezaron a salirse de su cuerpo y manchar el agua. Skarl caía hacía el agua pero tomo un ultimo impulso que iba dirigido al cuello del dragón, la bestia empezó a retorcerse del dolor, pero por más que se moviera Skarl le cortaría el cuello.

    Skarl lleno de ira corto con todas sus fuerzas el cuello del dragón, una gran linea de fuego salio de la espada y desintegro la cabeza del dragón, Skarl lleno de orgullo y honor grito —¡nadie vence a los volki!—, Skarl cayo al mar y evaporizo el agua, Skarl empezó a nadar a la superficie, cuando salio vio su bote cerca de él, Skarl nado hacia el bote y cuando se subió vio a Proxis.

    Proxis le dijo mientras aplaudía —¡eres un guerreo lleno de espiritu!, Skarl tu pueblo se siente orgulloso de tenerte como lider—, después de decir eso Proxis se lanzo de espaldas al mar para desaparecer como un remolino.

    Skarl remo hasta el Proxa que era el barco más cercano, cuando llego todos los volki gritaron y aplaudieron en su honor, un guerrero se acerca a Skarl y le dice:

    —Jefe creo que seria mejor celebrar—.

    Skarl sonrió le dio una palmada al hombre y le dijo —todas las victorias deben celebrarse—.


    gran viaje 2.png
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Threadmarks: Capitulo 7: los gigantes de la isla
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    3676
    Crónicas de los volki: Los gigantes de la isla
    —Habían pasado tres días desde la muerte del dragón, Skarl estuvo festejando todo este tiempo, paso de barco en barco para festejar, al final volvió al Proxa su barco insignia, Skarl estaba cansado, ya el sol se había puesto, Skarl había designado a los guardias de la proa y a los remeros, dejo el timón en manos del contramaestre Ulfric, Ulfric era un sujeto bastante grande y musculoso, era algo viejo pero su cabello amarillo no se había decolorado, y los pelos de su barba seguían creciendo, era un viejo listo y valiente, Skarl confiaba en él, así que se fue a la cama relajado y listo para dormir, Skarl se sentó en el borde de su cama y miro su camarote, estaba decorado con cabezas de animales, había un oso, un alce, un toro y un jabalí, las paredes, el techo y el piso eran de pino como el resto del barco, su cama estaba contra la pared en el medio de la habitación, a su derecha estaba un candelabro, al lado del candelabro estaba su baúl de cosas valiosas, al lado del baúl había una silla y una mesa de madera de pino, a la izquierda de su cama estaba un candelabro, un rack para sus armas y un maniquí de madera para poner su armadura, Skarl abrió su baúl y puso su espada adentro, cerro el baúl con llave, apago las velas que estaban al lado de su cama, la habitación quedo oscura, Skarl se acostó en su cama y cerro los ojos, unos minutos después se durmió, Skarl empezó a soñar con algo que no había visto nunca, estaba en un pasillo de tres metros de ancho alumbrado con candelabros flotantes, por todo el pasillo habían estatuas de guerreros, unos posaban heroicamente, otros estaban luchando con alguna bestia u hombre, Skarl estaba intrigado, ¿esto era un sueño?, Skarl miro al suelo y vio que el piso estaba lleno de sangre, pero algo que le sorprendió más fue que sus pies eran azules, eran transparentes y emanaban un aire frío, Skarl se sorprendió y vio el resto de su cuerpo, todo estaba igual, incluso su armadura, Skarl vio a su cinturón y allí vio su espada en la vaina de cuero.

    Skarl miro a detrás de él, solo encontró una gran caída que lo llevaría a quien sabe donde, todo confundido Skarl dijo en voz alta:

    —¿Esto realmente es un sueño?—.

    Skarl empezó a caminar hacia adelante, todo era prácticamente igual lo único que cambiaba eran las estatuas, camino por varios minutos hasta que llego a un portón hecho de huesos, el portón no tenia candado así que Skarl trato de abrirlo empujándolo, no funciono, trato de tirar del portón para abrirlo pero no pudo, en un ultimo intento Skarl empezó a alejarse del portón solo para salir corriendo hacia el, Skarl choco con el portón pero no se abrió, de alguna manera no sintió nada, Skarl irritado grito:

    —¡Quiero salir de aquí!—.

    El portón se abrió solo, Skarl miro el portón con una mirada fría y dijo con un tono sarcástico —ja...ja...ja, que gracioso—.

    Skarl paso el portón y siguió el camino, el pasillo era lo mismo que el anterior, Skarl ya se estaba frustrando, pero vio una puerta que emanaba fuego en medio del camino, Skarl examino la puerta por atrás y vio que no había ninguna pared allí, la puerta se sostenía sola, Skarl miro confundido la puerta y dijo:

    —¿Que clase de idiota pone una puerta en medio del pasillo?¿como es que se mantiene en pie sin una pared?¿y por qué el fuego sale de los dos lados?—.

    Skarl camino hacia la puerta y lo llevo hasta una sala del trono, había una alfombra que iba desde el trono hasta la puerta, el trono estaba a quince escalera arriba, Skarl camino hacía el trono y cuando ya iba a llegar a el trono empezó a quemarse, las llamas empezaron a reunirse en el asiento y crearon una figura humana, el fuego se consumió de repente y la figura resulto ser Proxis, Proxis vio a Skarl y le dijo:

    —¡Bienvenido a Belicus, mi hermoso reino!, aunque esta un poco vació, planeo llenarlo con monstruos y guerreros legendarios —.

    Skarl le dijo enfadado a Proxis —¿era necesario hacer ese pasillo tan irritante?—.

    Proxis se rasco la cabeza, miro a Skarl con algo de pena y dijo —creo que no, pero fue divertido verte molesto, si tú estuvieras en mi lugar te hubieras reído bastante—.

    Skarl suspiro y ahora relajado le dijo a Proxis —¿por qué me trajiste aquí?—.

    Proxis sonrió y le dijo —quería mostrarte tú futura casa, ademas quería hablarte de tú viaje... se avecinan problemas amigo mio— .

    Skarl le pregunto a Proxis —¿que clase de problemas?—.

    Proxis se paro del trono y puso sus manos en la cara de Skarl y le dijo —¿recuerdas al dragón marino?—.

    Skarl miro a los lados y dijo —¿estas bromeando?.fue hace tres días y fue mi mayor enemigo, solo un tonto olvidaría algo así—.

    Proxis le dio una suave cachetada en la mejilla izquierda de Skarl y le dijo —bueno... era un guardián del mar, Talmi le había pedido a Zamma que lo creara para proteger el mar de los elegidos de los otros dioses—.

    Skarl abrió los ojos de tal manera que parecía un loco, miro a Proxis y le dijo —¿sabias esto verdad?¿por qué no me dijiste nada?—.

    Proxis le dio una palmada en la espalda a Skarl y le dijo —soy el dios de los problemas y la guerra, necesitaba crear algún conflicto—.

    Skarl vio con ira a Proxis y le grito —¡¿como voy a luchar contra un dios?!—.

    Proxis movió su mano izquierda a los lados y le dijo a Skarl —tranquilo, Sibuna y yo hicimos un pequeño juego en el que ningún dios podía interferir, el dragón en ese entonces no lo controlaba Talmi, lo controlaba Sibuna que le pidió a Talmi su control para el juego—.

    Skarl le pregunto a Proxis —¿Sibuna uso al dragón para matarme a mi tu elegido?¿Sibuna tiene un elegido también?—.

    Proxis chasqueo sus dedos y dijo con alegría —¡claro que si, y tú y tu gente estan destinados a destruir la gente del elegido de Sibuna!—.

    Skarl le pregunto a Proxis —¿y quien es, donde esta?—.

    Proxis vio a Skarl, levanto una de sus cejas y le dijo —no te diré va contra las reglas... ya es hora de irse guerrero ya esta a punto de comenzar un nuevo día posiblemente lleno de problemas—.

    El sueño de Skarl termino, se despertó se paro de su cama, miro a su alrededor, estaba en su camarote de nuevo, ya la luz del sol había entrado en la habitación, Skarl salio por la puerta y llego a la cubierta, Ulfric lo ve y le dice:

    —¡Buenos días jefe!,¿durmió bien?—.

    Skarl lo ve con alegría y le dice —¡buenos días Ulfric!, dormí bastante bien por la noche, ¿algo interesante sucedió en la noche?—.

    Ulfric mueve la cabeza a los lado y dice —no jefe todo bien—.

    Skarl mando a descansar a Ulfric, ahora le tocaba a él tomar el mando de la flota, todo fue bien durante varios días, hasta que Skarl se encontró con una isla en el camino, mando a sus barcos a atracar en la playa, organizo un grupo de treinta hombres para explorar la isla, entre esos hombres se encontraba Ulfric, Ulfric había traído a su perro Fer, Fer era un pastor siberiano muy grande y fuerte, Ulfric y Fer cazaban en el bosque antes de embarcarse en la aventura, a veces cazaban junto a Skarl, Skarl se alegro al ver a Fer en el grupo, él sabía que Fer era un gran perro, Skarl y sus soldados se adentraron en la selva de la isla, todos iban a la defensiva y mirando alrededor, tal vez Yasveir podría aparecer otra vez, sin embargo Skarl no se preocupo por Yasveir estaba preocupado por Sibuna, Sibuna podría volver a atacar con algún monstruo nuevo, el grupo estuvo caminando por varios minutos sin ver nada interesante hasta que Fer empezó a olfatear el suelo y ladrar a Ulfric para que lo siguiera, Ulfric fue tras él, y lo que encontró lo dejo impresionado, era un pie gigantesco, Skarl y el resto llegaron a la escena, todos estaban sorprendidos, el pie estaba cercenado y dejo un inmenso charco de sangre debajo de el, estaba recién cortado, si no la sangre ya se hubiera secado, ademas la sangre seguía saliendo del pie, todos se preguntaban a quien le pertenecía el pie y por qué estaba cortado. Una bandada de pájaros salió volando de los arboles, algo se acercaba a los volki, los volki se pusieron en linea recta en frente de donde salieron los pájaros, pusieron sus escudos al frente, Fer esperaba listo para atacar detrás de Ulfric, una mano morena empieza a tumbar los arboles de la selva, poco a poco se va viendo un cuerpo descomunal, parecía un hombre, su cuerpo era igual al de un hombre, su piel era morena, era calvo, no tenia barba, sus ojos eran negros, era algo musculoso y parecía muy furioso, la cosa seguía a arrastrándose por el suelo tumbando los arboles de la selva, Skarl saco su espada, pero la criatura no parecía prestarle atención a los volki, Skarl se fijo en sus ojos, el gigante miraba fijamente su pie, como si fuera lo único que le importara, Skarl envaino su espada y le dijo a sus hombres:

    —¡Apártense del camino por ahora no le importamos!—.

    Sus hombres obedecieron, se apartaron del camino y el gigante se acerco a su pie, todos miraban con curiosidad al gigante, el gigante tomo su pie y trato de ponérselo otra vez, el gigante tal vez no comprendía que ya había perdido su pie, eso es lo que creían todos hasta que vieron que la carne de la pierna del gigante empezó a estirarse hasta el pie, poco a poco la carne empezaba a unirse, el pie quedo como nuevo, como si nunca hubiera sido cercenado, el gigante se tranquilizo y miro a los volki, parecía confundido, Skarl lo vio y le dijo:

    —¿Quien te corto la pierna?—.

    El gigante se sentó en el suelo, acerco su rostro a Skarl y le dijo —Tabus—.

    Skarl miro a sus hombres y luego al gigante, le dijo al gigante —¿quien es Tabus?—.

    El gigante señalo al cielo, los volki no comprendían, no veían nada en el cielo, Ulfric se acerco y le dijo a Skarl:

    —¿Crees que sea algún monstruo volador?¿lo que lo ataco nos atacara a nosotros también?—.

    El gigante acerco su cara a Ulfric, el gigante le dijo —cuidado con Tabus—.

    Skarl movió su mano a los lados para atraer la atención del gigante y le pregunto —¿quien eres?¿que es Tabus?—.

    El gigante se ergio y dijo en voz alta mientras ponía su mano en su pecho:

    —Soy Bako, Tabus es mi hermano—.

    Ulfric le pregunto al gigante mientras miraba al cielo —¿si es tu hermano no debería estar en la tierra?¿por qué señalaste al cielo cuando te preguntamos quien te ataco?—.

    Bako se paro, se dio media vuelta para darle la espalda a los volki, cuatro púas de cada lado opuesto de sus hombros empezaron a salir de su espalda, a medida que las púas salían se veían huesos unidos a ellas, al final los huesos dejaron de salir de la espalda dejando una forma igual a la de unas alas sin plumas ni carne, de la espalda de Bako empezó a salir carne que se estiraba por los huesos, la carne de un hueso pasaba a otro hueso, al final ya se parecían más a unas alas, de la carne de las alas salieron poco a poco las plumas, al final Bako tenía alas de color blanco todos estaban estupefactos, todos se preguntaban que era Bako, Skarl se acerco a los pies de Bako y luego lo miro al rostro, Bako se puso de rodillas y acerco su cara a Skarl, Skarl le pregunto:

    —¿Bako que eres?—.

    Bako contesto —yo impongo el orden—.

    Skarl le pregunto a Bako —¿y tu hermano?—.

    Baku extendió sus alas y dijo —Tabus impone el caos—.

    Bako dio un salto y empezó a volar hacia el cielo, todos lo miraban, pero algo más capto su atención, una sombra rompió las nubes, era una figura parecida a Bako, Ulfric dijo en voz alta:

    —Ese debe ser Tabus—.

    La figura se acercaba cada vez más a Bako, los colores ya podían verse sin problemas, era totalmente negra, sus ojos rojos, sus alas negras, Bako y la figura se ponen uno frente del otro mientras volaban, Bako es el primero en hablar:

    —Tabus he venido a hacer mi deber—.

    Ya se confirmo, la figura era Tabus, Tabus dijo sus palabras con la mano derecha en su pecho:

    —No hay caos sin orden—.

    Bako puso su mano derecha en su pecho y dijo —no hay orden sin caos—.

    Luego los dos dijeron al mismo tiempo —¡la lucha del orden y el caos es eterna!—.

    Después de decir eso los dos alzaron sus puños y comenzaron una pelea, Tabus se lanzo contra Bako y Bako se lanzo contra Tabus, la pelea se parecía a un duelo de águilas, Tabus le clavo las púas de sus alas en la espalda de Bako, pero Bako mordió el pecho de Tabus y le arranco un buen pedazo de carne, la sangre salia descontrolada de los cuerpos de Bako y Tabus, Tabus clavo sus uñas en los ojos de Bako logrando sacarle el ojo izquierdo, Bako le agarro la oreja a Tabus y se la arranco, los trozos de los cuerpos de los gigantes alados caían al suelo de la isla, la sangre caía como lluvia, era un espectáculo sangriento que solo los guerreros o los más depravados disfrutarían, Skarl miraba asombrado la pelea, pero una voz lo desconcentro:

    —Sabes mejor vete, esta pelea seguirá por la toda la eternidad—.

    Skarl se giro para ver quien le dijo eso, era Proxis que estaba vestido como un volki, Skarl volvió a mirar al cielo y le dijo a Proxis —¿no hay nada que se pueda hacer?—.

    Proxis río y le dijo a Skarl —si tú quieres puedes meterte en la pelear...pero eso no cambiaría nada—.

    Skarl desvaino su espada, la sed de sangre lo controlaba, ver tal batalla y no participar lo frustraba, alzo su espada y pego un grito de guerra:

    —¡Aaah!¡por el honor y la gloria volki les demostrare que estamos por encima de las leyes del universo!—

    Skarl se rodeo de fuego, corrió lejos de sus hombres y dio un salto que lo impulso hasta el cielo, Proxis fue con él, los dos estaban ahora en el cielo con los dos gigantes, Skarl se mantenía volando por la fuerza que generaba el fuego de su cuerpo y Proxis volaba con sus poderes divinos, Proxis miro a Skarl y le dijo entusiasmado:

    —¡¿Bueno y a quien atacamos primero guerrero?!—.

    Skarl miro a Tabus, lo señalo con su espada y le dijo a Proxis —ataquemos le a él primero que fue el segundo que conocí—.

    Proxis y Skarl volaron hacia la pelea de los gigantes, Proxis tomo por las alas a Bako y lo lanzo lejos de allí, ahora Proxis y Skarl podían luchar sin problemas, Tabus se enfureció y grito:

    —¡No se puede interferir con las leyes del universo!—.

    Proxis se rió y le dijo a Tabus —¿ah no?¿ y dime tú podrías contra un dios y su elegido?—.

    Tabus furioso se lanzo contra Proxis, pero Proxis invoco una espada mágica en su mano y le corto el brazo derecho a Tabus, Skarl se impulso hasta Tabus y clavo su espada en la espalda del gigante, Skarl procedió a aumentar las llamas de su espada y quemo el interior de Tabus, sin embargo Tabus seguía vivo, Proxis lanzo su espada al ojo de Tabus, el tiro acertó y le exploto el ojo a Tabus, Proxis invoco un arco mágico y le disparo al otro ojo dejándolo ciego, Skarl abrió aun más el corte de la espalda de Tabus y se metió en su cuerpo quemandolo aun más, luego Skarl empezó a cortar el interior de Tabus mientras Proxis lo cortaba con sus flechas mágicas en el exterior, los órganos de Tabus salían de su cuerpo y caían al suelo y al mar, Skarl realizo una estocada desde adentro del cuerpo de Tabus a su cabeza y Proxis lanzo una flecha mágica explosiva a su cabeza, la cabeza de Tabus exploto la sangre se regó por toda la isla y su cuerpo cayo al mar, Proxis le dijo a Skarl:

    —Tabus se va a regenerar, pero las heridas que le causamos retrasaran su proceso,¿vamos ahora por el otro gigante?—.

    Skarl con mucha energía le dijo a Proxis —¡guíame hasta él—.

    Proxis fue hasta un lugar en el mar, Skarl lo siguió, los dos se alejaron bastante de la isla, Proxis golpeo con su palma el pecho de Skarl y luego señalo al mar, las manos de Bako salieron del fondo marino junto con su cabeza solo para luego sumergirse otra vez, Proxis le dijo a Skarl:

    —No puede volar con las alas mojadas,¿lo matamos aquí?—.

    Skarl sonrió y dijo —el gigante me agrada... dejemos que llegue a tierra para derrotarlo con honor—.

    Proxis sonrió, miro a Skarl a los ojos y con un tono amigable le dijo —eres un buen guerrero Skarl—.

    Proxis y Skarl fueron a la isla y volvieron con los volki, Ulfric se acerca a Proxis y entusiasmado le pregunta:

    —¿Eres Proxis?—.

    Proxis se quito el casco volki y dijo —yo soy Proxis dios de la guerra, la ambición, los problemas, la valentía, el honor y los juramentos, ¡soy su protector y hermano de armas!—.

    Los volki gritaron en honor a Proxis e hicieron cantos en su honor, Proxis y Skarl tenían tiempo de sobra, Tabus estaba bastante lejos, Ulfric se acerco con algo de pena a Proxis y le pregunto:

    —Mi dios, ¿como puedo ganarme tu amistad y favor?—.

    Proxis le dijo a Ulfric —demuestra que eres un gran guerrero, lucha contra Bako junto a nosotros—.

    Ulfric hizo un puño con su mano derecha y la pego a su corazón, Ulfric lleno de orgullo dijo —lo haré mi señor, lo juro por mi orgullo y honor como guerrero volki—.

    Proxis miro a Ulfric con alegría y le dijo —bueno entonces prepárate Bako estará aquí dentro de unas horas—.

    Ulfric fue al Proxa a tomar su mejor equipamiento, volvió a la hora con una gran hacha,una armadura de hierro, con un casco con la forma de un oso y su perro vestido con armadura de hierro, Ulfric se sentó a meditar para la batalla, pasaron 3 horas y Proxis llamo a Ulfric para decirle que Bako ya estaba llegando a la costa, Ulfric fue junto a Proxis y Skarl a la costa, Bako estaba llegando, cuando Bako llego se puso de pie frente a los guerreros y el dios, Bako les dijo:

    —No debieron interferir en esto—.

    Ulfric le grito a Bako —¡hoy te cortare al menos la cabeza—.

    Bako se lanzo contra los guerreros, Skarl clavo su espada en el hombro izquierdo de Bako, Proxis tomo su mano derecha, Fer mordía sin parar a Bako y Ulfric alzo su hacha para cortar el cuello de Bako, Ulfric lanzo el hachazo pero obviamente no le corto el cuello a Bako, Proxis rompió la mano de Bako aplastandola con sus dos manos, la mano derecha de Bako exploto y mancho a los guerreros, Ulfric al bañarse en sangre entro en un trance de batalla, tomo su hacha y ataco sin parar el cuello de Bako, mientras Ulfric atacaba a Bako Skarl corto el brazo izquierdo de Bako, Proxis invoco una lanza de 2 metros de largo y la lanzo a la espalda de Bako para que no pudiera escapar, Proxis siguió invocando y arrojando lanzas a Bako, Bako quedo clavado en el suelo, Ulfric no había terminado de cortar el cuello de Bako, así que Skarl para pasar el tiempo corto las partes de Bako para luego lanzarlas lo más lejos posible, pasaron casi treinta minutos para que Ulfric cortara el cuello de Bako, Skarl tomo la cabeza y la lanzo al mar, mientras la arrojaban desde las alturas la cabeza de Bako dijo:

    —Eres demasiado fuerte para mi, no te perseguiré jamas, te mantendré en mis recuerdos como un gran guerrero—.

    Proxis se acerco a Ulfric y le dijo —Ulfric, dame tu hacha para que pueda darle poderes divinos, ya eres un elegido de Proxis, no te rendiste cuando quisiste cortar la cabeza de Bako, lo hiciste con tal devoción y fuerza que lo lograste en media hora, eres un verdadero guerrero—.

    Ulfric le dio el arma a Proxis, Proxis la tomo y el arma ahora era completamente helada, Proxis le dio el hacha a Ulfric y luego voló hacia las nubes, Skarl vio a Ulfric y le sonrió, los hombres no lograron contenerse y se abrazaron, los dos amigos volvieron con los volki para mostrar su nuevo premio, Ulfric ahora era un elegido, Skarl ordeno a los recolectores buscar tanta comida y agua como pudieran, pasaron 2 días en la isla festejando y recolectando, luego se embarcaron y festejaron hasta el tercer día, Skarl estaba bebiendo con Ulfric y otros hombres, Skarl les dijo:

    —Somos hermanos, no tenemos la misma sangre, pero nos ayudamos y nos amamos como si fuera así, somos una gran familia, hace 2 días Ulfric se convirtió en un elegido de Proxis, y como la buena familia que somos lo celebramos por 3 días, recuerden hermanos todas las victorias se festejan, sin importar que tan estúpida sea—.

    luego de las palabras de Skarl los volki empezaron a cantar y bailar, para así estar felices al siguiente día de su aventura. gran viaje 3.png
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 3
  8. Threadmarks: Capitulo 8: el fin del gran viaje
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    2605
    Crónicas de los volki: El fin del gran viaje
    —Ya había pasado un mes desde que salieron de la isla de los gigantes, los volki ya se acercaban al final de su viaje, la isla estaba a unos cuantos días de distancia, ¿que le podía pasar a los volki ahora?, faltaba ya una semana para llegar a la isla, los volki estaban ansiosos de llegar a su nuevo hogar, Skarl manejaba el timón y Ulfric supervisaba a los remeros, la isla estaba al frente de ellos, este gran viaje ya llegaba a su final, los barcos desembarcaron en la playa, empezaron a descargar todo el cargamento.

    Skarl y Ulfric formaron dos pelotones para explorar el área, cada pelotón estaba conformado por 30 hombres, 4 con espadas, cuchillos sax y hachas de una mano, 5 con hachas de una mano y un cuchillo sax, 4 con hachas de guerra, 7 con una lanza de 1.80 metros y 5 jabalinas de 2.60 metros, 9 con arcos, 30 flechas y un hacha, y el ultimo era el líder del pelotón, solo los lideres llevaban un casco de hierro con la forma de la cabeza de un oso, todos llevaban escudos redondos hechos de madera, cuero y hierro, y la armadura era de cuero menos la de los lideres que era de hierro, la expedición comenzó naturalmente en la playa.

    Cada líder controlaría su pelotón sin intervención del otro pues los pelotones estarían separados, Skarl fue al oeste y Ulfric al este, cada uno se adentro en el bosque que estaba en la isla, Ulfric se encontró una cascada al noreste de la isla, Skarl sin embargo seguía adentro del bosque sin encontrar nada interesante.

    Ulfric bajo hacia la cascada para seguir explorando, Skarl encontró una cueva en medio del bosque, él y sus hombres entraron en la cueva, mientras que Ulfric seguía el río de la cascada, los dos sabían que algo podía estar viviendo en la isla, ¿Zamma pudo haber creado que habitaba la isla?¿o la isla estaba deshabitada?, solo los dioses sabían.

    Skarl tenia el presentimiento que algo estaba en la cueva, Ulfric siguió el río hasta que llego a un lago en el norte, Skarl alumbraba el camino con su espada que generaba tanta luz que se podía ver con claridad, Ulfric no encontró nada interesante en lago así que volvió a la playa a esperar a Skarl, Skarl se y su pelotón se adentraron más profundo en la cueva, una luz azul se veía en el fondo, el pelotón se dirigió a la luz azul, cuando Skarl se acerco a la misteriosa luz azul la toco, la luz salio disparada hacia lo mas alto de la cueva, alumbrando lugares que la espada de Skarl no podía, la luz azul empezó a revelar figuras que se escondían en la oscuridad, eran esqueletos con armadura y armas que se escondían en la oscuridad de la cueva, algunos colgaban de las estalactitas y otros en los huecos de la cueva, el pelotón de Skarl los vio y se prepararon para la lucha.

    Ulfric iba de camino a la playa pero se encontró algo en el camino, una luz azul apareció en la ruta que había pasado el pelotón de Ulfric, Ulfric ordeno a sus hombres quedarse atrás mientras el se acercaba cuidadosamente a la luz, Ulfric toco la luz con su hacha, cuando lo hizo la luz se expandió dejando temporalmente ciegos a los guerreros, cuando todos recuperaron la vista vieron en el bosque un ejercito de esqueletos con armas y armaduras, los hombres de Ulfric se prepararon para la batalla.

    En la cueva Skarl y sus hombres veían caer a los esqueletos desde las alturas, algunos de los esqueletos caían de pie, otros caían pegando la cara al suelo, otros terminaban rompiéndose solo para rearmarse y quedar como nuevos, y otros caían al vació de la cueva, Skarl ordeno a sus hombres salir de la cueva lo más rapido posible, no podían luchar en un lugar así, la única luz que ellos tenían era la espada de Skarl, durante la retirada de la cueva los esqueletos perseguían a los guerreros, los esqueletos disparaban flechas y lanzaban jabalinas y rocas a los hombres, algunos de ellos fueron heridos, solo dos hombres terminaron muertos en la cueva, un hombre con espada y un lancero, a medida que el pelotón escapaba mas esqueletos aparecían, era como si fueran interminables, una vez fuera de la cueva Skarl ordeno a sus hombres regresar rápidamente a la playa mientras que él lucharía contra los esqueletos, así podrían escapar.

    Mientras el pelotón de Skarl escapaba el de Ulfric estaba a punto de decidir si escapar o luchar en un bosque desconocido con un nuevo enemigo, los esqueletos bloqueaban el único camino que conocían, Ulfric tenia que luchar contra los esqueletos para volver a la playa, ordeno a sus hombres ordenarse de la siguiente manera, arqueros en una fila atrás, adelante de los arqueros los jabalineros, y en la primera los demás, Ulfric y los hombres con hachas de dos manos estaban en el medio, al lado de ellos los hombres con un hacha, y después los que tenían espada, cuando Ulfric ordeno a sus hombres los esqueletos también lo hicieron, al parecer tenían un líder, un esqueleto con un casco con cuernos daba las ordenes en un idioma desconocido para los volki, Ulfric tendría que arreglárselas para luchar contra los esqueletos. batalla de ulfric en el bosque contra los esqueletos.png

    Mientras la batalla empezaba Skarl luchaba solo contra los esqueletos para que sus hombres escaparan, pasaron varios minutos desde que salieron los hombres de Skarl, Skarl tenia que ver que había pasado con ellos, con su armadura de fuego se impulso hacia el cielo, Skarl trato de localizar a sus hombres pero no los podía ver por el bosque, de la cueva salían más y más esqueletos, Skarl se impulso hasta la playa donde iba a esperar a sus guerreros, de camino a la playa se fijo en una cascada al este, vio al pelotón de Ulfric en una formación de lucha, y al frente de ellos un grupo de esqueletos listos para atacar, Skarl llego a la playa y ordeno que todos estuvieran alerta, que habían esqueletos vivientes en la isla que los atacarían sin dudar, Skarl tomo otro pelotón de hombres para ayudar a Ulfric mientras que el antiguo recibiría ordenes de proteger la playa, Skarl guió desde el cielo a sus hombres, subía para ver el camino y bajaba para decirles a donde ir, pero en el proceso la batalla de Ulfric ya había comenzado.

    Retrocediendo unos minutos antes, Ulfric estaba a punto de empezar una batalla contra los esqueletos, el plan era debilitarlos con los arqueros desde lejos, cuando entraran en el rango de los jabalineros ellos atacarían, seguido los hombres con hachas cargarían contra los esqueletos, y los hombres con espada los rodearían y los atacarían por atrás, los esqueletos se acercaban y Ulfric les dijo a los arqueros:

    —¡Disparen a la vanguardia!—.

    Los arqueros dispararon a los esqueletos, pero los esqueletos no morían, los arqueros enemigos dispararon a la vanguardia de Ulfric, pero Ulfric con su hacha de hielo hizo un corte en el aire desde la derecha a la izquierda, un fuerte viento helado salio del corte y congelo las flechas, Ulfric le dijo a los arqueros:

    —¡Arqueros dejen sus arcos y saquen sus hachas los necesitamos ahora mismo en la vanguardia!¡no se acerquen mucho a los esqueletos!—.

    Los arqueros avanzaron corriendo y la formación cambio, los esqueletos se acercaban cada vez más.

    batalla de ulfric en el bosque contra los esqueletos 2.png

    El pelotón de Skarl se acercaba cada vez más, pero la batalla continuaba, los esqueletos de la vanguardia cargaron contra la vanguardia de Ulfric, eran menos esqueletos en la vanguardia pero un esqueleto podía contra 2 volki, Ulfric dio las ordenes a los soldados:


    —¡Rompamos sus filas carguemos contra ellos!—.

    Los dos bandos chocaron e inicio la batalla cuerpo a cuerpo.

    batalla de ulfric en el bosque contra los esqueletos 3.png

    La batalla en si ya había empezado,los esqueletos luchaban con ferocidad, pero algunos arqueros volki rodearon el ejercito de los esqueletos, Ulfric les grito a los arqueros mientras luchaba con el comandante enemigo:

    —¡Ataquen a los jabalineros!—.

    Los arqueros cargaron por detrás logrando matar a algunos esqueletos, Ulfric les dijo a los jabalineros:

    —¡Ataquen con las jabalinas!—.

    Los jabalineros arrojaron sus jabalinas, no mataron a ningún esqueleto pero volvieron sus escudos y armaduras más pesados, reduciendo así su defensa, algunos esqueletos tuvieron que dejar los escudos y luchar sin ellos. Skarl ya estaba cerca, los esqueletos seguían luchando, mataron a varios volki, no tenían piedad, los mutilaban y mataban sin remordimiento, los esqueletos arqueros empezaron a descargar sus municiones sobre los volki, matando a varios de ellos, los esqueletos jabalineros que no estaban luchando cuerpo a cuerpo arrojaron también sus municiones a los volki, empezó a haber heridos y muertos considerables en la batalla.

    batalla de ulfric en el bosque contra los esqueletos 4.png

    Las flechas y jabalinas esqueléticas seguían cayendo sobre los volki, los volki lograron hacer que la vanguardia esquelética retrocediera y quedara junto a los jabalineros, los jabalineros esqueléticos lanzaron sus ultimas jabalinas y sacaron sus lanzas para luchar cuerpo a cuerpo, los jabalineros volki se quedaron sin jabalinas, Ulfric le dijo a los soldados:

    —¡Los jabalineros acérquense a la batalla, los demás hagan retroceder al enemigo!—.

    Ulfric tenía a la vanguardia de esqueletos acorralada, pero los esqueletos seguían luchando, Ulfric tomo su hacha y le dio un hachazo al suelo, un muro de hielo salio en linea recta congelando a una fila de ellos, durante la lucha varios esqueletos y volki lucharon y murieron, la batalla continuaba. Skarl ya estaba bastante cerca, los refuerzos ya estaban llegando.

    batalla de ulfric en el bosque contra los esqueletos 5.png

    Los arqueros esqueleto sacaron sus hachas y cargaron contra los volki, varios de los volki murieron en la carga, la batalla giro en favor de los esqueletos que antes parecían estar acorralados, Ulfric tomo su hacha y dio un hachazo al suelo que congelo a varios esqueletos, Ulfric viendo a sus soldados retroceder entro en trance, el quería salvarlos, su cuerpo se congelo completamente, pero aun podía moverse con bastante agilidad, Ulfric no sabía nada de los refuerzos de Skarl, así que ataco por su cuenta.

    Ulfric empezó a repartir hachazos a los esqueletos, pero los esqueletos lo rodearon, el líder de ellos se lanzo contra él, el comandante esqueleto iba armado con un mandoble de acero, los 2 comandantes lucharon ferozmente, de alguna manera el comandante no se congelaba al tocar o ser tocado por Ulfric, mientras los dos comandante luchaban ferozmente los soldados esqueléticos fueron tras los volki que se estaban reagrupando, los volki no iban a huir de la batalla, ellos iban a demostrarle a Proxis que eran dignos de estar en su reino y de ser sus elegidos, todo parecía perdido, los volki estaban perdiendo a sus últimos hombres en el campo, pero desde lo más alto de la cascada se veía un hombre en llamas, era Skarl que había llegado para salvar a los últimos volki, Skarl fue a ayudar a los volki que estaban siendo rodeados por los esqueletos, los demás fueron tras él, Skarl volvió ceniza a los esqueletos con la ayuda de los demás volki, Ulfric seguía luchando contra el comandante de los esqueletos, el comandante bloqueaba los ataques de Ulfric, resistía el espantoso frío que salia de Ulfric y su hacha, Skarl vio a Ulfric y le dijo:

    —¿Necesitas ayuda hermano?—.

    Ulfric bloque un corte vertical del comandante y respondió —esta es mi batalla—.

    Ulfric y el comandante lucharon durante varios minutos, uno atacaba y el otro lo bloqueaba, Ulfric tuvo una idea, una idea que podría cambiar el duelo, Ulfric pensó —él no se congela, ¿pero si hago una pared de hielo y lo encierro?—.

    Ulfric dio un hachazo al suelo y creo una pared de hielo, el comandante le lanzo una estocada pero Ulfric la esquivo para dar otro hachazo al suelo, creo otra pared que se unió con la otra, el comandante le lanzo un corte horizontal a Ulfric, Ulfric lo bloqueo y le dio una patada al comandante, el comandante choco con una de las paredes, Ulfric aprovecho para dar un tercer hachazo y unirlo con una de las paredes, el comandante se dio cuenta del plan de Ulfric y en un intento para no terminar en una celda de hielo lanzo su mandoble a Ulfric, el hacha de Ulfric se había clavado en la tierra, mientras trataba de sacarla el comandante le había lanzado el mandoble, Ulfric se dio cuenta muy tarde, logro salvar su mano derecha, pero la izquierda fue alcanzada por el mandoble, la mano de Ulfric fue cercenada.

    Ulfric no lloro ni demostró dolor a su enemigo, tomo su antigua mano y la puso donde estaba antes, toco su hacha con la bota y su cuerpo volvió a estar cubierto de hielo, Ulfric soplo con un aliento helado su mano y la unió a su brazo, sin embargo la mano ahora era de hielo puro, pero de alguna manera podía moverla, Ulfric volvió a tomar su hacha y dio un hachazo tan duro al suelo que la pared de hielo que genero se uno con dos paredes y termino formando un techo, Ulfric con sus pies formo con cada paso una escalera hasta el techo de hielo, tomo su hacha y dio un ultimo hachazo que derribo toda la estructura helada, todo el hielo cayo sobre el comandante y lo aplasto hasta que todos sus huesos fueron pulverizados, Skarl y los demás volki celebraron victoria Skarl grito:

    —¡Que viva Ulfric mano de hielo!—.

    Los demás soldados gritaron lo mismo

    —¡Que viva Ulfric mano de hielo!—.

    Los soldados volvieron a la playa gritando el nuevo apodo de Ulfric, cuando llegaron a la playa dieron ordenes a los soldados de resguardar la zona, Skarl pregunto a un centinela:

    —¿No llego una horda de esqueletos a la playa?—.

    El centinela sin quitar la vista del bosque dijo —afortunadamente no—.

    Skarl fue a su camarote junto a Ulfric, Skarl se puso de rodillas y convoco a Proxis, Proxis surgió del fuego de las velas del camarote y le pregunto a Skarl —¿por que me has convocada guerrero?—.

    Skarl respondio —¿a donde fueron los esqueletos de la cueva?¿hay más de ellos?¿hay que luchar por la isla?—.

    Proxis respondio —hay muchos lugares en el planeta que están habitados, esta isla fue habitada primero por los esqueletos de los humanos muertos, Kan Kan los traía aquí y con la ayuda de Sibuna volvía a poner el espíritu en el cuerpo, los esqueletos son los muertos que no han podido descansar, pues ellos fueron obligados a defender una fortaleza en la isla, hubieron muchos años de existencia humana por lo tanto muchos muertos, los muertos tienen su fortaleza en el norte, allí fueron los esqueletos de la cueva, si destruyes la fortaleza los muertos no tendrán nada que defender y podrán descansar eternamente—.

    Ulfric le pregunto a Proxis —¿pero nos atacaran?—.

    Proxis se rió y dijo —por ahora no guerrero, les dieron una paliza, los esqueletos de la cueva deben de haber de informado de la fuerza volki, no se arriesgaran a atacarlos por un tiempo, pero deben fortalecerse quien sabe cuando ataquen, pueden pasar días, semanas, meses, años o siglos, uno nunca sabe—. Proxis se convirtió en fuego y luego se consumió, Skarl y Ulfric salieron del camarote de Skarl, fueron a la playa listos para dirigir a su gente y crear un nuevo comienzo, Skarl llamo la nueva ciudad Nodirei, y Ulfric llamo a la isla Soma, ¿que pasaría en el futuro con los volki?,¿desaparecerían?,¿pondrían su marca en el mundo?, solo el tiempo lo sabe.
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Threadmarks: Capitulo 9: la ruta sagrada
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    957
    Crónicas de los perialis: La ruta sagrada
    —La historia de los perialis comenzó después de la destrucción de los sabios, había un grupo de personas que no sabían a donde ir, pero había un hombre que lo cambiaría todo, tenia 70 años, su pelo se había caído, la barba ya no le crecía, su piel era algo morena, tenia arrugas por todo el cuerpo, sus ojos marrones lucían cansados, las manos le temblaban, se tenia que mantener en pie con un bastón de madera, su voz era quebradiza, vestía una toga blanca que se había ensuciado con cenizas, el nombre de este hombre era Julio, Julio sabía que no podría seguir con vida mucho tiempo, y que no podría soportar un viaje, se encontraba en la orilla de playa contemplando el mar, esperando a su muerte, pero todo cambio cuando algo apareció y lo toco por la espalda, Julio se asusto y se giro para mirar que estaba pasando, vio un rostro negro y dorado, tenia 3 cuernos, Julio estaba asustado y del miedo movió su vista hacia el suelo, cuando miro al suelo noto que eso tenia pezuñas y unas piernas muy peludas, Julio pensó:

    —¿Podría ser Sibuna?—.


    La figura hablo —hola Julio, soy Sibuna y tengo grandes planes para ti—.

    Julio sabía que no estaba equivocado, ¿pero que quería Sibuna?, ante esta duda Julio le pregunto — soy solo un viejo que esta a punto de morir, ¿como podría completar un plan divino?—.

    Sibuna movió su dedo indice a los lados y dijo —olvidaste que soy un dios, un dios trabaja con la ayuda de los otros dioses y los mortales, yo te elijo a ti como mi elegido divino, ahora tendrás la ayuda de los dioses, pero sobre todo la mía—.

    Julio quedo boquiabierto, no podría creerlo,¿un viejo como él un elegido?, Julio quería saber que estaba pasando exactamente —pero soy un viejo, me estoy muriendo, ¿que quieres que haga?—.

    Sibuna extendió sus brazos a los lados y luego aplaudió, cuando sus manos se juntaron las separo poco a poco, a medida que las separaba un báculo de oro con una gema azul en la punta aparecía, cuando Sibuna hizo aparecer el báculo se lo entrego a Julio, Julio lo tomo con una de sus manos mientras se mantenía en pie con su bastón de madera, cuando tomo el báculo una luz dorada salio del báculo, Julio no pudo ver por unos segundos, cuando recupero la vista vio Sibuna delante de él, Sibuna le dijo a Julio:

    —¿Por que no te miras las manos Julio?—.

    Julio miro sus manos, quedo estupefacto, sus manos eran las mismas de cuando era joven, se toco la cara, ya no tenia arrugas, se inspecciono todo el cuerpo, volvió a ser joven una vez más, soltó su bastón de madera y le dijo a Sibuna —gracias Sibuna, ¿pero cual es tu plan?—.

    Sibuna abrió su boca, metió su mano en la garganta y de ella saco un mapa con una ruta señalada, Sibuna, se lo entrego a Julio y le dijo —convence a tantas personas como puedas y llevatelas contigo hasta este lugar, tú báculo es una prueba divina de que eres mi elegido, aprende a usar el báculo y tendrás grandes poderes—.

    Sibuna creo un portal en el suelo y salto adentro de el, Julio corrió hacia el portal para ver que había allí, pero se cerro antes de que pudiera mirar.

    Julio tenia que convencer a las personas para que fueran con él al lugar que dijo Sibuna, ¿cuales serian los poderes de su báculo?, ¿como aprendería a usarlo?, eso lo tendría que averiguar él mismo, Julio fue a los escombros de la aldea y se pero en la antigua plaza, miro alrededor, todo estaba quemado y destruido, todos lo miraban, su báculo llamaba la atención de las personas, Julio los miraba, ¿que podría decir?, alzo su voz y dijo:

    —¡Amigos míos, algunos me conocen, soy yo Julio!, ¡y he sido elegido por Sibuna para que los guiara a la tierra prometida!, ¡Sibuna nos dio un mapa con una ruta sagrada!, ¡síganme y empecemos una nueva vida!.

    Una mujer se acerca a Julio y le dice —¿como sabemos que eres un elegido de Sibuna?,¿como sabemos que Sibuna te dio ese báculo?—.

    Julio tenia que actuar rápido, si no lo hacia las personas no iban a creer en él, el báculo era hermoso si, pero no significaba que se lo hubiera dado Sibuna, Tendría que improvisar algo, Julio alzo el báculo y luego golpeo el piso con el báculo, una luz dorada salio del suelo cuando el báculo impacto en el, las personas que estaban mirando a Julio quedaron segadas por un tiempo, Julio no quedo segado por alguna razón, las personas miraron asombradas a Julio, se escuchaban susurros, Julio sabía que habría demostrado que el báculo era divino, Julio hablo:

    —¡¿Ahora me seguirán?!—.

    Las personas al escuchar a Julio alzaron sus manos y empezaron a gritar de alegría, Julio logro reunir a varias personas para su viaje, ¿cuantas personas lo seguían? ¿llegarían todos a la tierra prometida?, esto es lo que se preguntaba Julio mientras reunía a las personas para poder empezar el viaje, mientras las organizaba se detuvo un momento a contemplar el báculo, toco su gema y una luz dorada penetro en sus ojos, contemplo una visión del futuro, o eso creía él, se vio a él mismo guiando a su gente a través de los valles y bosques, para finalmente completar la ruta establecida, Julio empezó a comprender que él guiaría a toda esta gente, ellos dependían de él, él no podía dejar a toda esta gente ahora que lo seguían, así empezó la ruta sagrada de los perialis.
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. Threadmarks: Capitulo 10: el comienzo de la travesía
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    1685
    Crónicas de los perialis: El comienzo de la travesía

    —Julio comprendió que el báculo tenia poderes que él mismo tendría que descubrir, el báculo le mostró una visión a Julio mediante una luz dorada, ¿cuando Julio golpeo el piso con el báculo la luz que llego a las personas los hizo tener una visión?, Julio no creía que el único poder del báculo fuera ese, pero primero tenia que preparar todo para el viaje, ¿como cargarían tantas cosas durante miles de kilómetros?, Julio pensó sobre esto mientras tenia su báculo en la mano derecha, una luz dorada salio de la gema azul penetrando en los ojos de Julio, una visión apareció en su mente, una especie de caja de madera con cosas perfectamente circulares y lisas, la caja era jalada por caballos y se podía meter en ella varias cosas siempre y cuando el peso lo soportaran los animales, mientras más caballos jalaran la caja y mientras más grande la caja se podrían cargar más cosas, las cajas también servían para transportar personas, esto sin duda alguna ayudaría en el viaje de Julio, el viaje se tendría que posponer un tiempo para poder hacer las cajas, Julio mando a talar los arboles, crear cuerdas para amarrar a los caballos y alisar rocas para las ruedas, las personas trabajaron durante un mes con mucho esfuerzo, al todo salio bien, Julio vio las creaciones de su gente con orgullo, a las cajas rodantes las llamo carros, habían 3 tipos de carros: carros de carga (llevan 2 conductores, 10 guardias,el cargamento era comida, ropa, tablas etc, y su diseño se parecía bastante a una caja gigante ademas podía cargar 10 toneladas), carros de guerra ( llevan 2 conductores, 30 guardias, el cargamento era armamento, su diseño era algo parecido a un castillo, tenia escaleras, murallas de madera con parapetos, 5 torres pequeñas y dormitorios) y el ultimo lo llamo carro hogar (no llevaba cargamento, 1 conductor, 5 guardias y 9 personas, su diseño era como una casa, el techo estaba hecho para que la lluvia bajara y un gran cuarto), en total hicieron 3 carros de guerra, 4 carros de carga y 15 carros hogar, los carros eran jalados por cientos de caballos y otros animales como osos, al principio se trato de usar solamente los caballos pero no habían suficientes para jalar los carros y tuvieron que buscar nuevas opciones, Julio logro hacer una gran hazaña, pero había un problema, los animales se cansarían, y tener que mover cientos de animales cada cierto tiempo es muy difícil, Julio tomo su báculo y le dijo a la gema:

    —Enséñame una solución a mi problema—.

    La gema lanzo una luz dorada a los ojos de Julio, de alguna manera Julio aprendió algo nuevo, si movía el báculo en el aire mientras recitaba un conjuro que decía ''que las criaturas de los carros divinos se conviertan en un gran dragón'' los animales de cada carro se convertirían en dragones, Julio hizo lo que aprendió, y los animales se convirtieron en dragones verdes, con 2 grandes alas, ojos rojos, dientes afilados, una lengua bífida, 4 patas con 3 grandes garras al frente y una atrás, tenían una especie de púas por todo el cuerpo y 2 grandes cuernos en la cabeza, eran gigantescos, los dragones eran más grande que los carros de guerra y carga que eran descomunalmente gigantes, las personas no sabían que había pasado con los animales, ellos no sabían que Julio había echo eso, las personas empezaron a gritar pero Julio alzo la voz y les dijo:

    —¡Amigos míos no teman yo los he invocado!—.

    Las personas vieron a Julio cuando este alzo la voz, el pánico desapareció, Julio les dijo:

    —¡Continúen trabajando para continuar nuestro viaje!—.

    Las personas confiaban ciegamente en Julio, sus palabras siempre eran escuchadas y sus ordenes obedecidas. Pero Julio tenia otro problema ahora, ¿como manejaría a los dragones?¿como los amarraría a los carros?, Julio toco la gema azul del báculo y una luz dorada salio de la gema penetrando los ojos de Julio, Julio aprendió otro conjuro, pero este conjuro no necesitaba decir algo en voz alta, solo requería el pensamiento, solo tenia que pensar que las cuerdas que hicieron se volvían grandes cadenas que amarraban a los dragones, Julio lo pensó, unas gigantes cadenas de acero aparecieron y mágicamente se amarraron a los carros y los dragones, ahora Julio solo tenia que saber manejar a los dragones, Julio volvió a tocar la gema azul, la luz dorada penetro en sus ojos, Julio ahora solo tenia que pensar a donde tenían que ir los dragones y ellos irían allí, los conductores pasaron a ser guardias ya que Julio ahora manejaba a los dragones, todos se montaron en los carros, el viaje ya había empezado.

    Durante la noche el mismo día que partieron de la aldea Julio estaba en una torre de uno de los carros de guerra, se encontraba pensativo:

    —¿Todo el trabajo al final fue para nada?¿tomamos tantos animales e hicimos cuerdas solo para que yo con un hechizo lo borrara todo mágicamente?—.

    Una voz se escucho detrás de Julio —Julio así no funciona el báculo—.

    Julio se asusto y se giro, era Sibuna sentado en los parapetos de la torre, Julio se acerco a él y le dijo —¿a que te refieres?—.

    Sibuna se bajo de los parapetos y se puso frente a Julio, le dijo —¿como ibas a crear una gran bestia de la nada?¿tú un mortal con semejante poder?. oh no... eso no seria así de fácil ¿sabes?, el esfuerzo tiene sus recompensas elegido—.

    Julio estaba confundido, se sintió aliviado, le dijo a Sibuna —¿entonces los conjuros necesitan algo para poder hacerse?—.

    Sibuna tomo los cachetes de Julio y le dijo —¡claro!¿tú creías que te lo pondría tan fácil?, claro que no Julio—.

    A Julio se le ponían los cachetes rojos por los las manos de Sibuna, Sibuna vio los cachetes rojos de Julio y los soltó, Julio se sobo los cachetes y le dijo a Sibuna —¿y como funciona el báculo exactamente?—.

    Sibuna salto a los parapetos y le dijo con mucha energía a Julio —¡cuando más lo necesites lo sabrás elegido!—.

    Cuando Sibuna termino de Hablar se lanzo al valle para desaparecer de la vista de Julio, Julio se asomo por los parapetos pero no encontró a Sibuna, decidió regresar a su cama ya aliviado y despreocupado.

    Cuando amaneció las campanas de los carros de guerra sonaron para despertar a los soldados, Julio despertó y subió a las murallas de madera, y vio el valle, los dragones tumbaban los arboles y piedras que encontraban con sus cabezas mientras avanzaban, a su paso una gran nube de tierra se alzaba detrás de los carros, todos pensaban que esto seria un viaje seguro, fue así durante un tiempo, solo se detenían a recolectar recursos necesarios para la caravana, pero en una de esas recolectas un rugido se escucho en una colina, los recolectores vieron a la colina y lo que vieron los dejo estupefactos, una especie de mezcla de hombres y lobos se encontraban en la cima de la colina, los recolectores tomaron sus cosas y fueron corriendo a los carros, las campanas empezaron a sonar y los guardias salieron a proteger a las personas, Julio pensó que podía usar los dragones para atacarlos, toco la gema azul y la luz dorada penetro sus ojos, una voz le hablo:

    —Si ordenaras a los dragones atacar terminarían llevándose los carros con ellos, mejor no hacerlo—.

    Julio vio las cadenas de los dragones, no había forma de soltarlas, es como si se hubieran unido a los carros, él y sus hombres se las tendrían que arreglar solos, armado solamente con su báculo y la toga Julio baja al valle, se puso detrás de un muro de escudos que hicieron los soldados, Julio les dijo a los soldados:

    —Proteganse con los escudos, y cuando se acerquen traten de clavarles las espadas en los costados—.

    Los hombre-lobo se acercaron corriendo y saltaron sobre los soldados, sus cuerpos eran tan pesados que los tumbaron.

    El plan de Julio no había funcionado, él tenia que salvar a sus hombres con el poder de su báculo, Julio toco la gema azul y una luz dorada entro en sus ojos, se vio a él mismo con el báculo, del báculo salían rayos que electrocutaban a los hombres-lobo que terminaban en muerte, Julio tomo el báculo con las dos manos y pensó en rayos que se dirigían en las bestias, los rayos salieron de la gema y mataron a las bestias antes de que mataran a los soldados, se escuchaban más rugidos a lo lejos, Julio y los demás corrieron a los carros, las puertas que eran como puentes levadizos empezaron a elevarse, en el horizonte se veían más de esas bestias, Julio ordeno a los dragones moverse rápidamente, las bestias se quedaron en la colina, no se acercaron, Julio había escapado con su gente.

    Pasaron varias semanas, Julio tenia que ponerle un nombre a su gente y su báculo, quiso tocar la gema para ver que pasaría, vio que su gente prosperaría por mucho tiempo, tendrían un gran imperio, los llamarían imperiales por su gran extensión de tierras, conquistarían otras civilizaciones, serían poderosos, a visión termino, Julio pensó en un nombre, dijo en voz alta sus pensamientos mientras se recostaba en su cama:

    —Imperio, imperiales...imperiales...periales ¿que tal perialis?,si esta bien perialis, ¿y mi báculo como se llamara?, me da visiones, lanza una luz dorada, tiene una gema azul y es dorado, no se me ocurre nada...¿que tal el báculo de las visiones?, no que feo suena, ya se... ¿el báculo de la luz?, le dejare ese no se me ocurre nada la verdad—.

    Julio volvió a su cama y se acostó, soñó con el futuro imperio de su gente, un gran peso estaba en sus hombros, Julio quería ser un gran líder y este viaje por una ruta que estableció una deidad era su prueba, Julio esperaba ser recordado para siempre, él quería guiar a su gente, él quería que ellos fueran los mejores, y nadie si interpondría en eso.
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  11. Threadmarks: Capitulo 11: ataque sorpresa
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    1066
    Crónicas de los perialis: Ataque sorpresa

    —Paso un tiempo desde que se encontraron a los hombre-lobo, ahora los perialis tendrían que mejorar sus sistemas de defensa, Julio tenia que mejorarlo por el bien de su gente, su báculo tal vez no lo resolvería todo, cada vez que se hacia una recolecta en los valles los guardias acompañarían a los civiles, pasaron varias semanas con mucha tranquilidad, pero en una tarde algo paso, Julio se encontraba en una de las torres vigilando el camino, el sol se estaba poniendo, el cielo se torno naranja, todo parecía un día cualquiera, pero un rugido se escucho desde atrás de los carros, era un rugido que ya habían escuchado antes, Julio y los guardias miraron en la dirección del sonido, las bestias estaban de vuelta, ¿eran las mismas?¿estaban siguiendo a los perialis?, eso ahora no importaba mucho, los hombres-lobo corrían hacía los carros, ¿planeaban montarse?, Julio le dijo a los soldados:

    —¡Arqueros a las torres!¡los arqueros de los carros de carga disparen desde el techo!¡los arqueros de los carros hogar disparen desde las ventanas!¡los demás protejan los parapetos y las entradas!— .


    Las ordenes de Julio fueron escuchadas y pasadas de un soldado a otro, todos estaban en sus puestos en cuestión de segundos, los hombres-lobo se acercaban rápidamente, todos se preguntaban que pasaría, Julio ordeno:

    —¡Arqueros disparen a cuando estén en su rango de ataque!—.

    Tan solo pasaron unos segundos desde que Julio dio la orden para que los arqueros atacaran, una lluvia de flechas cayo sobre las bestias, muchas fallaron, las que llegaron a su objetivo no hicieron mucho daño, pero los arqueros seguían disparando sus flechas para defender los carros, los hombre-lobo seguían acercándose, saltaron a los portones de los carros, empezaron a escalar con sus garras, Julio se encontraba en la torre del medio de uno de los carros de guerra, estaba planeando algo, tal vez la gema le daría alguna idea, Julio toco la gema y escucho una voz que le dijo:

    —Tú puedes resolver esto sin mi ayuda, no me necesitas ahora—.

    Julio comprendió que el báculo solo lo ayudaría cuando lo necesitara, ¿pero cuando sabría él cuando lo necesitaría?, de todas formas había un problema más grave ahora, las bestias escalaban los carros mientras los arqueros les disparaban flechas, Julio dijo:

    —¡Que la infantería de los carros de guerra y carga ataquen con sus espadas y lanzas a las bestias que suben!¡los guardias de las casas mantengan todos los espacios donde puedan pasar las bestias seguros!—.

    Los soldados empezaron a lanzar estocadas a las bestias que llegaban a las ventanas y parapetos de los carros, algunas cayeron, pero otras lograron subirse a los techos de los carros de carga y guerra, por suerte no entraron por las ventanas de las casas, pero estaban rompiendo la madera, una lucha entre perialis y hombres-lobo empezó en los carros, las bestias eran muy fuertes, un solo soldado no podría con uno.

    Los arqueros disparaban de las 4 torres de las esquinas y las torres que estaban en el medio, desde lo lejos se veían más de las bestias corriendo a los carros, no paraban de subir, era como si no dejaran de aparecer.

    Julio recordó que podía electrocutar a los enemigos con su báculo, desde la torre apunto a uno de los hombres-lobo que estaba apunto de romperle la cabeza a un soldado con sus dientes y un rayo salio del báculo y mato a la bestia, Julio disparaba rayos a cada enemigo que veía, los soldados de su carro se habían salvado por un tiempo, los hombres-lobo ya no subían al carro de Julio, pero los otros carros estaban en problemas.

    Los hombres-lobo rompieron las ventanas de las casas y se habían subido ya a los techos de los carros, los civiles entraron en pánico, los gritos se escuchaban en toda la caravana, Julio tenia que ayudar, apunto con el báculo a un hombre-lobo y le disparo, el rayo salio y mato al hombre-lobo, Julio continuo disparando tratando de salvar tantos soldados como pudiera, logro despejar los techos, pero varios soldados murieron, a pesar de haber matado a todos los hombres-lobo de los techos, aun quedaban varios dentro de los carros, y aun se acercaban varios de ellos por detrás, Julio estaba preocupado.

    ¿Como llegaría a los otros carros sin necesidad de detenerlos?, Julio solo pensó en una cosa, tocar la gema, cuando la toco adquirió el poder de crear un puente mágico, ahora solo tenia que pensar en un puente que unía su carro con otro, creo un puente para cada carro, Julio ordeno a los soldados de su carro que se quedaran protegiéndolo y que mataran a los hombres-lobo que subieran, Julio fue matando a cada bestia que encontraba, logro despejar los techos y los interiores de los carros, Julio se dio cuenta de algo, los hombres-lobo no subirían donde él estaba, además ya no aparecieron más de ellos, el ataque acabo, los carros estaban destrozados, habían cadáveres por todas partes, se decidió tirar a los hombres-lobo mientras los carros seguían moviéndose, los soldados y civiles muertos en el ataque serían enterrados horas después cuando los carros se detuviesen, Julio desapareció los puentes y espero un tiempo.

    Pasaron dos horas desde el ataque, los perialis querían asegurarse de que dejaron atrás a los hombres-lobo para poder enterrar a los muertos, se cavaron tumbas para los muertos, y pusieron rocas sobre sus tumbas para recordar donde están, después de eso volvieron todos a la caravana para seguir con el viaje, durante el viaje se arreglaron las partes rotas de los carros, Julio no soportaba ver a su gente triste, así que ordeno sacrificar animales de los almacenes para un gran festín, cuando la comida estaba lista Julio unió todos los carros con puentes mágicos, una gran fiesta había empezado, las penas se olvidaron, todos comían y eran felices, las personas cantaban y bailaban, el festín de Julio salio mejor de lo que él esperaba, tal vez porque fue él quien lo hizo, cuando el festín termino todos olvidaron sus penas, pero todos sabían que algo malo podría pasar una vez más, los perialis continuaron el viaje con mucha atención, todos estaban atentos a lo que pasaba, cuando recolectaban cosas, los soldados estaban siempre alerta, este viaje se volvio más violento de lo esperado.
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Threadmarks: Capitulo 12: Nuevos amigos
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    1952
    Crónicas de los perialis: Nuevos amigos
    —Las semanas pasaron y nada malo había pasado, tal vez todo se había tranquilizado un poco. Un día cuando Julio se durmió en su cama tuvo un sueño extraño, se encontraba en un lugar completamente desconocido para el, todo estaba oscuro, pero Julio vio al hacia arriba y vio la luna, la luna giro y un rostro gigantesco se mostró ante Julio, era el rostro más extraño que Julio había visto, sus cejas eran muy gruesas y se unían entre si, sus ojos eran tan pequeños que parecían pequeños puntos negros en su rostro, su nariz sus labios tan gruesos como una montaña y largos como una cordillera que ocupaban la mayor parte de su cara, cuando abrió su boca para hablar sus dientes literalmente eran estalagmitas y estalactitas y su lengua tan larga como la de un perro. La luna le dijo a Julio con una voz muy grave:

    —Bienvenido Julio—.

    Julio pensaba que solo era un sueño raro, por con total naturalidad respondió —¿quien eres y donde estoy?—.

    La luna le respondió sin emoción alguna —yo soy Ignos y estas en el reino del saber—.

    Julio vio a su alrededor, pero lo único que veía era oscuridad y a Ignos en el cielo, Julio estaba confundido ¿por que no veía nada?, ante la necesidad de tener respuestas Julio le pregunto a Ignos —¿por que no puedo ver nada?—.

    Ignos se rió durante un rato y le respondió a Julio que estaba completamente confundido de la situación —la ignorancia te ciega Julio—.

    Julio se quedo pensativo unos minutos pero no llego a ninguna conclusión, Ignos le siseo a Julio para llamar su atención y le dijo —el conocimiento es la luz que ilumina tu camino Julio—.

    Julio seguía confundido ¿que tenia que saber él para poder ver? Julio se puso las manos en la cabeza y le dijo a Ignos —no te entiendo, ¿que tengo que aprender para poder ver?—.

    Ignos empezó a moverse alrededor de Julio riéndose de su ignorancia, Ignos se detuvo y se acerco a Julio de tal manera que Julio solo era del tamaño del ojo de Ignos, Ignos le respondió a Julio con una gran seriedad —¿no sabes de que te hablo Julio?, hablo de tu viaje, vas a un lugar que no conoces, te estas enfrentando a cosas que no conoces, solo vas porque Sibuna te lo ha dicho, y de paso no conoces a tu gente solo la estas guiando—.

    Julio empezó a pensar que esto no era un sueño, el necesitaba respuestas a muchas de sus preguntas —¿que eres?¿como sabes todo esto?¿que debo hacer?—.

    Ignos se alejo de Julio y le respondió sus preguntas —Soy un sirviente de Sibuna, Sibuna me ha otorgado el don del saber, convive con tu gente, has amigos, busca aliados, crea lazos fuertes con todos, así podrás enfrentarte a lo desconocido con ellos y el camino sera más fácil—.

    Ignos al terminar sus ultimas palabras se gira y su rostro no se ve más, una gran luz sale del cuerpo de Ignos iluminando todo, la luz cegó a Julio, para cuando Julio recupero la vista ya se encontraba en su cama, Julio se froto los ojos con sus manos, tomo su báculo y se levanto, tenia planeado hacer lo que Ignos le dijo, no porque Ignos se lo haya dicho si no porque era verdad, ¿como era posible que el fuera el líder de un montón de desconocidos?, ¿pero como lo haría?.

    Julio vio a unas 4 personas hablando cerca de una chimenea, y pensó que podría hacer para ganar su amistad —¿me acerco así sin más?, si yo fuera ellos y viera a la persona que me esta guiando a quien sabe donde me pondría bastante nervioso, tengo que hacer algo más sutil, más discreto, tal vez algo del alrededor me pueda dar alguna idea, ahora mismo estoy en un carro hogar porque aquí fue el festín y no tengo ninguna razón para irme a otro carro, debe haber algo que me ayude por aquí en el carro hogar—.

    Julio desvió su mirada a la cocina y pensó —es de mañana, ¿que tal si me siento a comer con ellos?, les llevare la comida, así me podría ganar más su confianza y no sera tan raro, o eso creo yo—.

    Julio fue a la cocina y le pidió al cocinero 5 platos para él y la gente de la mesa, el cocinero le dice a Julio que se siente que otras personas le van a llevar su comida a la mesa, Julio fue lentamente a la mesa pensando como iba a iniciar la conversación, él vivió durante muchos años, ¿pero los jóvenes de ahora entenderían a un viejo como él?, claro el tenia la apariencia de un hombre joven, pero realmente era un viejo, ante la duda Julio se detuvo en el camino y toco la gema de su báculo, la luz de siempre llega a sus ojos y una voz le dice:

    —Habla como si fueran tus amigos, no tengas miedo, ellos creen ciegamente en ti—.

    Julio se tranquilizo un poco y se dirigió a donde estaban las personas, cuando estaba ya al frente de la mesa levanto su mano y con alegría dijo:

    —Hola, ¿como se encuentran, todo bien?—.

    Una mujer bellisima dirigió su mirada a Julio, Julio se había cautivado por su belleza, su hermosa piel morena, sus grandes ojos marrones y su voz melodiosa que le dijo:

    —¡¿Eres Julio no!?—.

    Julio estaba en una situación embarazosa para él, pero el tenia que seguir con el plan, así que abrió su boca y con una gran energía que salio directamente de los pulmones dijo:

    —¡Si soy yo!... pero la verdad no es tan importante ¿verdad?—.

    Un niño pequeño que se parecía bastante a la mujer morena hablo con gran entusiasmo:

    —¡Claro que si, mi mamá siempre habla de ti!—.

    Las palabras del niño pusieron más avergonzado a Julio, pero eso no era lo único que iba a avergonzarlo, pues un viejo sin pelo en la cabeza, una gran barba blanca, de unos apagados ojos negros y una brillante piel blanca, lo miro, sonrió y con una voz rasposa le dijo a Julio:

    —Necesitamos más gente como tú, todos aquí creemos en ti Julio, ¿verdad que si Flavio? ¿verdad que si Fatima?—.

    Un hombre de mediana edad que estaba recostado de la mesa redonda se levanto, froto sus ojos azules, bostezo y se paso una mano por su corto cabello rubio, tosió y volvió a caer en la mesa, pero una mujer morena de cabellos negros rizados le da un golpe en la cabeza con la palma de su mano en la espalda del hombre, despertandolo bruscamente, con mucha ira la mujer le dijo al hombre:

    —¡Flavio muestra más respeto!—.

    Flavio se levanto rápidamente, y se sobo la espalda, vio los ojos cafés de la mujer y le dijo mientras movía su cabeza a los lados

    —Relájate Fatima, que me siento pésimo hoy—.

    Fatima abrió sus ojos cafés tanto como unos platos soperos y se quedo mirando fijamente a Flavio, Flavio hizo lo mismo y se quedo mirando a Fatima, Julio empezó a mirar también a los dos, el viejo se quedo mirando a Julio, la bella joven se reía junto al pequeño niño, Julio no supo que hacer, pero llegaron los meseros y trajeron los platos de la comida, eran tan grandes como un brazo, uno traía varias barras de pan, otro de ellos traía un plato con carne, otro una gran jarra llena de leche y el ultimo 5 vasos para la gente de la mesa, Julio sonrió y les dijo a todos:

    —Les traje la comida—.

    El viejo junto sus manos y le dijo a Julio:

    —Ven Julio, come con nosotros—.

    Julio se sentó en una de las sillas de madera, quedo junto al viejo, todos empezaron a comer, a Julio se le dio por decir algo para romper el hielo:

    —Nada mejor que ensuciarse las manos al comer carne—.

    El niño se rió y le mostró a Julio sus manos llenas de salsa —Mira—.

    Julio le sonrió al niño y le mostró las suyas —las mías están más sucias, oye aun no me has dicho tu nombre pequeño amigo—.

    El niño se metió un pedazo de carne a la boca y mientras masticaba le dijo su nombre a Julio —mi nombre es Yusuf—. el niño se giro su cabeza a donde estaba la mujer y le dijo —Dile el tuyo mami—.

    La mujer le sonrió a Yusuf y luego vio a Julio —Yo soy Aisha, el hombre rubio es mi hermano Flavio, la otra mujer es mi hermana Fatima y el hombre de la gran barba es mi padre Canus—.

    Julio los saludo con la mano a todos y les dijo con una gran sonrisa en la cara —Es un placer conocerlos, son una linda familia—.

    Aisha ve a su hermano Flavio y le agarra la oreja estirandosela con mucha fuerza —Excepto por este flojo—.

    Flavio no parecía quejarse por el dolor, no mostraba ningún signo del dolor, como si fuera lo más normal del mundo, Flavio tomo la mano de su hermana y la quito de su oreja —Si fastidias—.

    El viejo Canus choco sus palmas con fuerza para llamar la atención de sus hijos —Paren que tenemos un gran compañero aquí—.

    Julio tenia la cara roja de la vergüenza no podía escuchar muchos halagos porque se ponía nervioso, pero ya estaba ganándose la confianza de estas personas, solo necesitaba seguir charlando con ellos —¿y ustedes de que se ocupan?—.

    El pequeño Yusuf que estaba todo sucio de leche y salsa levanto sus manos y dijo —¡De comer!—

    La bella Aisha acaricio la cabeza de su hijo y le dijo a Julio con una voz muy serena —Recolecto comida junto con Yusuf—.

    Fatima que tenia un pedazo de pan en la boca dijo mientras comía —Fregadora—.

    El flojo de Flavio que no había tomado aun un pedazo de carne por la culpa del cansancio dijo con una flojera que podría echar a dormir al más despiertos de los vigías —Yo...soy un...mmm...guardia nocturno—.

    Canus se chupo los dedos y acaricio su enorme barba —Yo hago arcos y flechas, la edad no puede conmigo—.

    Julio se encogió de hombros y les dijo —Bueno, yo realmente no hago gran cosa—.

    Canus se sorprendió al escucharlo y le dijo —¡¿Pero que dices?!, tú nos vas a llevar a la tierra prometida, eso fue lo que nosotros vimos aquel día—.

    Julio se quedo en silencio por un momento y con curiosidad le dijo a Canus —¿Pero que fue lo que vieron?—.

    Aisha tomo la palabra para responderle a Julio —Te vimos a ti, encima de un carro, una luz salia de tu cuerpo, llegábamos a un hermoso lugar, construíamos nuestras casas allí y una gran civilización se construiría en ese lugar, todo aquel que viviera allí seria feliz—.

    Julio quedo sorprendido, él no sabía que habían visto ellos hasta ahora, ya sabía porque las personas lo seguían, tendría que esforzarse al máximo, si él los decepcionaba no podría seguir viviendo, hoy sería un buen día, o eso creía él, un gran estruendo se escucho y el carro se agito, Julio se asomo por la ventana del carro, lo que vio lo dejo asombrado, una gran bola de carne estaba allí afuera, estaba echa de partes de cuerpos de todo tipo, grandes tentáculos de carne enrollaron a los dragones y los carros, toda la carne botaba sangre, era como un animal sin piel flotando en el aire, tenía una gran boca abajo de ella que botaba huesos y sangre, Julio tenía que hacer algo.
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 2
  13. Threadmarks: Capitulo 13: una abominación en el camino
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    1419
    Crónicas de los perialis: Una abominación en el camino

    —La gran bola de carne estaba afuera, los tentáculos llenos que escurrían sangre manchando el suelo y los carros, las tablas de madera se llenaban cada vez más de sangre, tanto así que empezó a meterse adentro de los carros, una lluvia de muerte caía sobre los perialis, las gotas de sangre caían sobre el rostro de las personas, algunos vomitaban, otros estaban paralizados por el miedo, otros corrían sin rumbo buscando algún lugar para esconderse, pero no había tiempo para quedarse a ver como reaccionaba la gente, Julio tenía que salir, el único problema era que solo había una manera de salir, abriendo el puente, pero si lo hacían tal vez los tentáculos se meterían en los carros y no se sabía que pasaría.

    Julio toco a gema del báculo para ver que podría hacer, la luz de siempre entra por sus ojos y una visión se apareció, un gran lago de sangre inundo los carros casi hasta los techos, la gente luchaba por sobrevivir tratando de nadar hasta arriba para no morir ahogados, no todos lo lograban y morían en un pequeño mar de sangre, Julio luchaba por salir del carro pero no lo lograba y terminaba muriendo ahogado en sangre, eso fue lo ultimo que le mostró la visión a Julio.

    Julio no podía creer que eso iba a pasar, quizás podría evitarlo, eso es lo que Julio pensaba, en la visión no se veía, pero Julio creía que tal vez el puente estaba cerrado en la visión, si Julio abría el puente la sangre no inundaría el carro, a no ser que algo extraño pase, Julio ordeno abrir el puente y salio lo más rápido posible apenas el puente empezó a descender, Julio empezó a correr sobre el puente mientras este descendía, cuando tuvo la oportunidad salto del puente que no se había bajado completamente, pero por los apuros paso algo por alto, una caída de cuatro metros lo esperaba en el suelo sangriento.

    Julio recordó lo que Sibuna le había dicho, el báculo lo ayudaría cuando más lo necesitara, Julio toco la gema azul y una visión tomo la vista de Julio, una gran cascada de sangre caía de los techos creando un gran río de sangre que con gran fuerza arrastraba a las personas por todas partes hasta que salían del carro bañados en sangre, la visión termino pero Julio estaba llegando al suelo, una muerte dolorosa lo aguardaba apenas tocara el suelo... o eso creía él.

    Justamente cuando estaba a unos centímetros del suelo algo increíble paso, algo lo sostenía pero Julio no sabía que era, después eso soltó a Julio y lo dejo en el suelo con cuidado, se volteo para ver que paso, unos brazos de madera estaban a los costados del carro, tomando en cuenta todo lo que había y esta pasando eso era normal, pero no había tiempo para quedarse a mirar ese cosa tan extraña pues Julio tenía que deshacerse de otra cosa aun más extraña que esa.

    Julio paso por los espacios de varios metros que estaban en los carros, para su sorpresa había sangre y partes de cuerpos cayendo del cielo, el suelo se pinto de rojo carmesí, los cuerpos que cayeron del cielo cobraron vida y empezaron a moverse, un cuerpo sin cabeza qué tenía más hueso que carne empezó a ir hacía Julio, iba corriendo con ferocidad moviendo sus brazos como si quisiera rasgar lo que estuviera al frente, cada vez se aproximaba más a Julio,¿acaso el cuerpo sin cabeza podía ver a Julio de alguna manera?, Julio pensó que si se apartaba simplemente pasaría de largo, cuando el cuerpo llegaba a donde Julio este se aparto a un lado, pero el cuerpo se giro a la dirección de Julio y puso sus manos en su cuello, Julio lentamente empezó a sofocarse, por suerte uno de los brazos del carro puso su dedo indice sobre el cuerpo y lo aplasto, el cuerpo exploto y esparció su sangre por todas partes.

    La toga de Julio se mancho y ahora tenía un color carmesí, pensó que todo estaba bien ahora, sin embargo puso su vista en el camino rojo que estaba entre sus carros, un montón de esas cosas estaban levantándose y corriendo hacía él, Julio tomo el báculo y disparo un rayo que pasaba de un cuerpo a otro, por un momento se detuvieron, tenían quemaduras y huecos donde el rayo choco, pero empezaron a moverse una vez más y volvieron a correr hacía Julio, Obviamente el rayo no funcionaba, Julio podría quedarse junto al brazo, pero él tenía que seguir avanzando para destruir la masa de carne flotante, Julio ante la desesperación dijo en voz alta:

    —Necesito ayuda—.

    Justamente después de las palabras de Julio su báculo formo un gran brazo azul transparente que salia de la gema, Julio lo miro por un momento y se pregunto en voz alta

    —¿Que paso? ¿como funciona esto?—.

    De la nada una voz le contesta —tú solo apunta el báculo a lo que sea que quieras atacar y el brazo hará el resto—.

    Julio siguió las instrucciones de la voz misteriosa y apunto el báculo a un perro desmembrado que corría junto con la horda de cuerpos, el brazo se estiro hasta el perro que estaba a 3 metros de Julio,tomo al perro por la cara y con una gran fuerza tiro al perro al resto de cuerpos que venían, mientras el perro estaba en en el aire este se partió en varios varios pedazos que chocaron con algunos de los cuerpos, cuando las partes chocaron se destrozaron así mismas y a los otros cuerpos, todos explotaron y como si una fuente de agua fuera empezaron a lanzar la sangre por los aires, Julio no podía quedarse a mirar, los tentáculos empezaban a agrietar la madera de los carros y los llenaban de sangre, Julio empezó a correr entre los cuerpos que explotaban cada vez que el brazo hacía algo, todo el camino era una lluvia de sangre que manchaba a Julio hasta el punto de dejarlo completamente empapado, era repugnante, el olor era insoportable, solo los más fuertes podrían resistir ver cosas muertas explotando a donde sea que mirasen.

    Julio logro llegar hasta la bola de carne, que estaba a 4 metros arriba de él, Julio apunto con su báculo a la bola de carne sangrienta, el brazo se estiro e incrusto sus dedos en la aquella cosa, el brazo jalo con fuerza y quito un gran pedazo de carne que lanzo a los aires, el pedazo cubría los huesos de la cosa, Julio miro fijamente a los huesos y vio algo interesante en cierta manera, podía ver los órganos de la bola de carne, podía ver el corazón, los pulmones y una especie de intestino.

    Julio se quedo mirando el intestino y vio que algo se movía adentro, perdió de vista lo que sea que se estuviese moviendo adentro, pero vio que algo salía de la boca de la bola de carne, era un cuerpo humano completamente destrozado, Julio sabía que tenía que parar esa cosa, apunto con su báculo al corazón y el brazo se estiro y lo tomo, lo empezó a apretar con fuerza, la boca de la bestia empezó a gritar como un hombre pero con una voz más grave y tenebrosa.

    Los tentáculos empezaron a abrirse y muchos cuerpos salían de ellos, todos se dirigían a Julio que estaba aterrado, el brazo cada vez apretaba con más fuerza, los gritos de la bola de carne se hacían cada vez más fuertes, los cuerpos se acercaban cada vez más, y cada vez más salían otros, era una situación critica, todo dependía si el brazo explotaba el corazón de la bola de carne, y así fue, el brazo logro explotar el corazón de la bola de carne, los gritos de la bola eran aun más altos, soltó los carros y empezó a mover sus tentáculos a todas partes, los cuerpos se morían, y la bola de carne durante cada segundo que pasaba dejaba de moverse más, todo se tranquilizo, Julio vio a su alrededor, todo estaba cubierto de sangre, los carros, los dragones, el suelo, su toga y él, todo estaba cubierto de sangre, Julio estaba muy pálido, la experiencia lo canso bastante, su corazón no dejo de latir a gran velocidad en ningún momento, no podía seguir aguantando, Julio se desmayo en medio del gran camino de sangre.
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,272
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    He terminado de leer las Crónicas de la creación, y como los tres son cortos y tratan la misma temática, comentaré los tres de una vez. Debo decir que la longitud de esos tres capítulos es un punto débil, dado a que al ser muy corta, los acontecimientos no son narrados y simplemente son mencionados. La narración utiliza muchas comas que podrían ser reemplazadas por puntos en la mayoría de los casos, lo que haría que quedara mucho mejor.

    Por ejemplo en esta parte:

    Quedaría mejor ponerlo así: "En el principio solo existían los dioses Zamma y Volathia, los cuales eran pareja. Zamma tenia el poder de la creación, y Volathia el poder de dar vida y movimiento a las creaciones de Zamma. Juntos crearon el universo, que en el principio estaba vacío. Así que ambos crearon el firmamento."

    Tengo que admitir que los dioses que aparecen en la historia tienen un origen muy creativo, bien planeado y original (sobretodo los diez dioses creados por la pareja original). Has establecido una buena base para un universo propio que cuenta con personajes mitológicos muy interesantes (yo no soy muy fanático de la mitología, pero los diez dioses que crearon Zamma y Volathia llaman mucho mi atención). Aparentemente, no existe conflicto aparente entre los dioses, y parecería que estos se llevan bien al experimentar con los humanos. Tal vez en algún futuro se de un conflicto entre estos y convoquen a los humanos que crean en ellos para afrontarlo. No sé por qué, pero me imagino a cada dios tomando una pequeña porción de Xenus para dar lugar a sus habitantes y hacerlos enfrentarse a habitantes que sean propiedad de otros dioses en algún tipo de competencia para ver quien es el mejor. Tal vez me equivoque y nada de esto termine pasando, pero sería genial.

    Ahora que los dioses ya hicieron su trabajo al crear a los humanos y darles una historia interesante, tengo interés en ver que harán dichos humanos. Leeré los próximos capítulos ahora.

    Te doy un consejo: utiliza la función del foro para ponerle un índice a la historia, dado a que son varios capítulos y el índice sería útil para pasar directamente al capítulo que quieras leer.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  15.  
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Tienes razón con lo de los puntos y comas voy a tratar de cambiarlo, y sobre lo del indice no sabía de esa opción voy a ponerla ahora
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,272
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    He leído tres capítulos más. El de las migraciones y los dos primeros de las crónicas de los volki. El capítulo de las migraciones fue muy interesante, dado a que muestra como se han movido y/o dividido cada tribu. Además de que el hecho de que los dioses interfieran en la vida de los humanos lo hace más interesante. Cuando Proxis intervino para frenara Yasveir me hace pensar que mi teoría del principio es cierta, y que los dioses elegirán una tribu para protegerlas y tal vez llevarlas a enfrentarse con tribus elegidas por otros dioses, pero veremos como sigue avanzando.

    El personaje de Skarl parece ser un tipo en el que los volki confían plenamente, como el hombre en quién apoyarse cuando las cosas se vean difíciles. Tengo el presentimiento de que él morirá al final del viaje, y pensé en dos formas posibles: la primera es sacrificándose y convirtiéndose en héroe, y la segunda es traicionado por alguno de los tripulantes una vez que estén a salvo y consideren que no lo necesitan mal. Tal vez tenga razón o tal vez me equivoque, pero estoy seguro de que será recordado como una leyenda por su tribu pase lo que pase.

    Noté algunos errores con las tildes en algunos verbos en la historia, y quiero marcarte una forma de usar mejor el guión largo para que se entienda mejor. Usaré este fragmento.

    Yo lo pondría así:

    — Bueno Skarl, como sabes esta espada me pertenecía, ¿pero no te has preguntado como la obtuve?— preguntaba el dios Proxis acercándose a Skarl, y tomando la espada de sus manos.

    —¿Obtener?¿no la creaste tú?— preguntaba confuso el líder de la tribu.

    —Que pregunta mas tonta, de seguro no te contaron las historias de la creación cuando eras un niño— respondía Proxis mientras admiraba la espada.


    Por lo general, así es como se usa el guión largo, permitiendo que se entienda mejor. Continuaré leyendo hasta terminar las crónicas del viaje de los volki.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  17.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,272
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ya terminé de leer las crónicas de los volki. Sin duda han tenido un viaje lleno de aventuras, fiestas, muerte, y violencia. Al final me equivoqué y Skarl no muere sacrificándose por su gente ni traicionado, pero sin dudas él y su compañero el mano de hielo Ulfrin se convertirán en leyendas de su tribu para siempre.

    Proxis les ha otorgado sus poderes y de seguro los dos líderes volki junto con los que sobrevivan se irán a vivir a su reino. Aunque creo que Skarl y Ulfrin no tuvieron un mérito completo en su victoria sobre los gigantes puesto a que contaban con la ayuda de Proxis que ya le había dado algunos poderes al primero de ellos. La pelea contra los esqueletos demostró que Ulfrin es bueno para estrategias de combate, y que sabe encontrarle la solución a situaciones difíciles. En mi opinión, creo que Ulfrin es mejor guerrero que Skarl, pero no creo que los vaya a ver enfrentándose. Ahora el viaje de los volki ha terminado y de seguro la próxima crónica será sobre otra de las tribus mencionada al principio.

    No hay mucho para decir de la parte ortográfica y narrativa. Las cosas que marqué en los dos comentarios anteriores aplican también para los dos últimos capítulos de la crónica volki. La narración se hace difícil de seguir al utilizar muchas comas y pocos puntos, y creo que la batalla contra los esqueletos pudo haber tenido mejor narración. La lucha contra los gigantes también pudo ser mejor narrada, pero esa estuvo más detallada y mejor llevada que la lucha en contra de los esqueletos.

    Estoy seguro de que los volki volverán a aparecer en la historia, aunque tal vez en un futuro muy lejano, porque ahora es el turno de las otras razas. Un detalle que se aprecia son los dibujos que muestran el avance de la batalla. No son necesarios, pero el que los pongas hace ver el esfuerzo que haces en la historia.

    La historia ha empezado de manera regular, pero ha establecido bien su universo. Deberías mejorar un poco más la narración de los acontecimientos. La falta de tildes en algunos verbos, y la narración de algunos de los sucesos son dos puntos débiles en la historia, que pueden ser mejorados en el futuro. Con esto no digo que la historia sea mala, pero podría ser mucho mejor.

    Continuaré la lectura de la siguiente crónica el día de mañana. Ya es muy tarde y no estoy en condiciones de seguir leyendo, y menos para seguir comentando. Saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  18.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,272
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Leí los primeros tres capítulos de las Crónicas de los perialis. Me han parecido una tribu interesante, con un viaje que será realizado por tierra en vez de realizarse por mar. Aunque Julio no me parece tan buen líder como lo era Skarl. Él no es un guerrero, simplemente un sabio, y su sabiduría puede cuestionarse dado a que suele recurrir a la ayuda del báculo constantemente para pedir ayuda. A Skarl se le dieron las armas, pero él era un guerrero que sabía usarlas de forma apropiada. A Julio le dieron un arma pero parecería que de no ser por la misma, no podría llegar muy lejos. Estoy seguro de que Skarl sin ninguna clase de armas podría haber repelido el ataque de los hombres lobo, aunque perdiera a su gente en el proceso.

    Julio no me parece ni un mal ni un buen líder, simplemente alguien que pide ayuda y luego actúa. Aunque se le debe dar méritos porque al menos es un líder que muestra preocupación por su gente (en ese aspecto le gana a Skarl) y trata de mantenerlos motivados para alcanzar su objetivo. Sería interesante ver un enfrentamiento futuro entre los volki y los perialis, aunque dudo de que vaya a pasar por la lejanía entre ambos. Aunque he de admitir que sería interesante. En caso de que hubiera un enfrentamiento, yo sería TeamVolki o TeamSkarl XD.

    Sobre narración no creo que deba agregar nada más, dado a que estos tres capítulos han tenido la misma estructura que los anteriores. Por ahora no tengo tiempo para seguir leyendo y comentando, pero a la tarde regresaré y seguiré leyendo. Saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  19. Threadmarks: Capitulo 14: fin de la ruta
     
    Crofts

    Crofts Un Da Vinci

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Junio 2017
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Las crónicas de Xenus
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    21
     
    Palabras:
    888
    Crónicas de los perialis: Fin de la ruta

    —Julio despertó del sueño, estaba acostado en su cama, Fatima, Aisha, Flavio, Canus y el pequeño Yusuf estaban ahí en el mismo cuarto que él, cuando Julio abrió los ojos la primera persona en darse cuenta fue Yusuf que estaba pellizcandole los cachetes a Julio para ver si despertaba.

    —¡Mami mira Julio desperto!— grito el pequeño Yusuf a su madre Aisha.

    Aisha y el resto fueron corriendo a la cama de Julio para ver como estaba.

    Julio vio la escena desde su cama se sorprendió al verlos corriendo a donde estaba él, estaba confundido, no sabía que pasaba.

    Aisha cuando llego le toco la frente a Julio para ver su temperatura, Fatima le abría los ojos para ver sus pupilas y Yusuf seguía pellizcando los cachetes de Julio.

    Julio no entendía nada de lo que estaba pasando, ¿cuanto tiempo paso? ¿que sucedió después?

    —Un momento. no entiendo nada, ¿que ha pasado?— dijo Julio mirando a Fatima que le estaba revisando los ojos

    Canus que avanzaba bastante rápido para su edad llego donde Julio y se sentó exhausto en una de las sillas que estaban alrededor de la cama.

    —La próxima vez no corro tan rápido— dijo Canus jadeante.

    —Sigo sin entender nada— dijo Julio que seguía igual de confundido y con las manos de Yusuf, Fatima y Aisha en su rostro.

    —Caíste en coma durante una semana durante una semana— dijo Canus mirando seriamente a Julio.

    —¿Una semana? no puede ser... ¿que paso durante todo ese tiempo?— dijo Julio que solo estaba aun más confundido.

    —Estuviste dormido ¿que esperabas?— dijo Flavio con un tono sarcástico.

    Fatima golpeo con la palma a Flavio en la cabeza, los dos se miraron fríamente durante unos segundos.

    —Empezaron a aparecer brazos en todos los rincones de los carros— dijo Fatima que trataba de evitar que Yusuf siguiera pellizcando los cachetes de Julio.

    —Y con tan solo pasar la mano arreglaban todo, la sangre desapareció y las grietas también— dijo Flavio ya sin intención de fastidiar.

    —¿Donde estamos ahora?— dijo Julio que ya empezaba a comprender un poco.

    —Llegamos a un valle cerca de un lago— dijo Flavio.

    —Un momento, ¿un valle con un lago? ese es nuestro destino— dijo Julio con una sonrisa en el rostro.

    —¿Termino el viaje?, que mal— dijo Yusuf con los brazos cruzados.

    —Termino esta locura por fin— dijo Flavio con felicidad.

    —El viaje valdrá la pena créeme— dijo Canus a su hijo Flavio.

    —Yo creo que seremos felices aquí— dijo Aisha con bastante sinceridad.

    —Cualquier lugar era mejor que esa aldea destruida— dijo Fatima mirando a Aisha.

    Los carros se detuvieron y los dragones empezaron a rugir.

    —Debemos ir a ver que esta pasando— dijo Julio que no quería más problemas.

    Julio se levanto de la cama y miro por la ventana, no parecía que algo estuviera pasando, los demás también vieron por las otras ventanas, nadie veía pasar algo grave o de importancia afuera.

    Julio ordeno bajar el puente de su carro.

    —Iré yo solo quédense aquí— dijo Julio poniendo su báculo para apartarlos.

    Julio salió, se figo en las paredes del carro, los brazos no estaban mas ahí, siguió adelante, llego al frente de su carro, el dragón desapareció, vio los demás carros para ver si los dragones seguían ahí. No estaban, algo pasaba, Julio dirigió su vista al horizonte, un gran lago estaba ahí, Julio miraba atentamente el lago hasta que una voz conocida lo interrumpió.

    —Terminó Julio— dijo una doble voz detrás de Julio.

    Julio se voltio, el sabía quien era.

    —Hace tiempo que no nos vemos, ¿que debo hacer ahora Sibuna?— le dijo Julio a Sibuna.

    —Pues construir una nueva tribu aquí— dijo Sibuna.

    —¿Y los carros que?—. dijo Julio

    —Haz que todos salgan yo me ocupo del resto— dijo Sibuna que después desapareció en un portal debajo de sus pies.

    Julio ordeno a todos a salir, una vez todos fuera empezaron a susurrarse cosas.

    —¿Llegamos?—. decían algunos.

    —¿Sera algo grave—. decían otros.

    Julio ahora estaba esperando a ver que hacía Sibuna mientras todas las personas se quedaban ahí a susurrar y mirar a Julio.

    Los carros empezaron a desarmarse convirtiéndose en tablas y clavos, las jaulas de los animales, las cajas y barriles llenos de alimento quedaron en el suelo sin ningún daño.

    Las tablas se pusieron en pilas y los clavos en cajas vacías.

    —Ahora es su turno— dijo una doble voz de la nada.

    Julio sabía que era Sibuna, ahora era turno de Julio de empezar a construir un nuevo hogar.

    —¡Ahora es nuestro momento de empezar de nuevo, hay que organizarse y empezar a construir!— dijo Julio a la multitud.

    Todos aplaudían y gritaban, Julio se acerco a sus 5 amigos.

    —No se pueden hacer las cosas sin ayuda de alguien, quiero que me ayuden— dijo Julio a sus amigos.

    —Te vamos a ayudar— dijo Canus que puso su mano en el hombro de Julio.

    Ahora Julio tenía el apoyo de sus amigos y de la gente, con el esfuerzo de todos se podría crear un gran lugar para vivir, Julio esperaba crear aquel gran imperio que vio en una de sus visiones, pero podría no pasar como cuando vio a su gente morir ahogada en sangre, Julio se iba a esforzar al máximo para poder lograrlo.
     
    Última edición: 10 Agosto 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,272
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bien, la ruta sagrada de los perialis ha llegado a su final. En la parte número 5, la historia creo que se pasó de fantasía con la bola de carne con tentáculos y los cuerpos cobrando vida (si está basado en algún hecho mitológico me gustaría saber cual). Aunque lo bueno de los géneros de fantasía y de ciencia ficción es que no hay límites a la imaginación de uno.

    Debo decir que Julio empezó a caerme mejor, pero para mí sigue sin ser un líder a la altura de Skarl. Por momentos, él simplemente usaba su báculo para resolver todo. A diferencia de Skarl a quien se le otorgaron las armas pero actuaba con ellas, a Julio se le entregó un arma que pensaba y actuaba con él, mostrándole que era lo que debía hacer en cada momento. Hubo momentos en los que Julio simplemente tenía que sostener el báculo y este lo hacía todo por él. Aunque también tuvo sus momentos donde las cosas las pensó por su cuenta.

    La familia de cinco que acompañaban a Julio me agradaron, aunque me hubiera gustado ver mucho más de ellos, sobretodo de Aisha y de Yusuf. En un momento llegué a creer que Julio la tomaría a ella y a su hijo como su familia (que tal vez se mencione en el futuro).

    Sobre la narración no creo que tenga que seguir mencionando cosas, debido a que aun quedan detalles por mejorar que ya he mencionado anteriormente. Solo daré dos consejos:

    1- no pongas el símbolo del guión largo al principio de un capítulo.
    Ese símbolo le pertenece a los diálogos, no es necesario ponerlo al principio (al menos que el capítulo empiece con un diálogo), y solamente confunde.

    2- en el capítulo 5 de esta crónica hay dos párrafos muy extensos. Solo ocurre en ese capítulo, pero yo te aconsejaría que no lo repitieras. Las cosas pueden separarse en párrafos más pequeños y eso ayuda a que la lectura sea mejor. No digo que dividas todo en múltiples párrafos pequeños, pero no es necesario que esté en uno tan grande.

    Me gustó la aventura de los perialis. No la considero tan interesante como la de los volki, pero aun así la disfruté. Creo que la siguiente crónica será para los Oramosi, que luego se dividirán en dos tribus separadas. Algo que de verdad me gustaría ver. Saludos y hasta la próxima.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
Cargando...
Cargando...
Similar Threads - crónicas
  1. WingzemonX
    Respuestas:
    7
    Vistas:
    536

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso