Boku no Hero Academia La vi una vez

Tema en 'Fanfics de Anime y Manga' iniciado por Laviuncchi, 15 Septiembre 2018.

Cargando...
  1.  
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    1595
    sketch-1536037182828.png
    [Boku no hero academia]

    Laviun no tiene un pasado tan bueno, ni amigos considerados de buena persona. Ha pasado por mucho dolor lo cual ha causado un estado en shock en ella, quedando así muda. Perdió a su mejor amigo, quién era el único que podría llamarse, familia.

    Conocerá el significado de amistad y esperanza, logrando así salir de su mudez pero... ¿a que costo?

    Escrito en base a las canciones: Color de esperanza, "Amigo" de Enanitos verdes.

    Nunca creí ser la responsable de tanto poder, tampoco creí que la pérdida de mi mejor amigo, el mejor hermano que pude tener fuese tan doloroso para mí, hasta dejar en mí, una herida latente.

    Dicen que el dolor lo demostramos de distintas maneras, yo lo compruebo y vivo a través de la mudez, no puedo hablar desde hace 8 años. Por ello, sólo me he basado en saber hablar a través de señas, y gracias a Lukoil, mi loro parlante. Pocos saben de mí, y pocos saben del porqué quiero ser un héroe.

    Sé que siendo uno, no me podrá devolver a la vida a mi mejor amigo, pero tengo esperanza de que el destino se apiade de mi ser solitario y triste.

    Gracias a Yagi, por recomendación pude ingresar a la Academia UA, espero poder con esta meta.














    Despedida.

    Holi, está es mi primera historia ambientada en Boku no hero academia, espero que les guste, tanto como a mi al escribirlo.

    ㄗ尺óし◯ム◯
    La distancia es tan grande, el poder también. No temo de ser lo que soy, pero si hundirme en una oscuridad de la cuál si estoy sola, siento no poder ser lo suficiente fuerte, para incluso salvarme a mi misma. Quizás esa sea mi debilidad de mi quirk, la inseguridad. ¿Pero cómo quieren que sea fuerte si me han quitado lo que más he amado? No me vale que haya sido por protección, nunca se los perdonaré, y se merecen haber muerto por esa causa. Una familia no destruye ni mata, una familia se protege y cura las heridas. Pocos pueden ver lo que veo, yo sé que él era buena gente, intenté dar todo de mi por él, pero la gente al no comprender el significado real de tener corazón puro y bueno, pocas veces nos dan lugar en la toma de decisiones, creyendo que ellos serán los mejores tomando las decisiones por ti mismo, yo sabía que se equivocarían al darle la espalda, que se equivocaban, ellos no querían lastimarme pero lo hicieron y lo mataron, a mi único ser de luz. Todo por ser diferente, y tener un quirk muy peligroso. Su abuela y yo siempre tratamos de protegerlo, pero cuando ella murió, nos hirió a ambos, traté de ser lo suficientemente fuerte para ambos, pero no pude. Ellos lograron lo que quería, extingir al "monstruo" pero también a su vez me mataron, y dejaron muerta en vida, pero estoy agradecida que también se hayan ido con la muerte. Ellos nunca fueron padres para mí. Nunca entendieron mi quirk, pocos saben como criar y sanar las heridas de un hijo. Ellos no lo supieron y pagaron sus errores con la muerte, dejándome huérfana más luego, en un orfanato. A mis 13 años, mi vida se volvió más caótica, las cosas morían a mi alrededor, los niños que me molestaban quedaban enfermos, no sabía utilizar muy bien mi quirk, y las malas vibras y ondas negativas, eran malas para mí, tuve que forzar por completo mis sentimientos para poder salir adelante, careciendo de alegría, hasta ese día.

    Ese día en que conocí lo que era la crueldad oscura de un humano normal, aquel que lastima no merece perdón, pero si se lo agradezco haber hecho que yo sea una héroe gracias a él, rescaté a un loro de plumas rojas, naranjas y amarillas, ojos celestes como el agua y cielo. Un animal tan hermoso no merecía, un ser tan cruel como dueño. Lo salvé de una muerte segura, no maté al individuo, pero si lo acusé por maltrato animal, conociendo así a un hombre extraño, rubio de ojos celestes, quién de alguna manera me parecía conocido. Al parecer era amigo de Naomasa, un detective de la policía de Tokio, uno de los pocos que saben de mí. Es al único que le tengo confianza.
    Suspiro, aquellos recuerdos de cómo salvé a Lukoil son muy recientes aún, mi quirk se desarrolla mejor con él cerca, de alguna manera puedo conectar espiritualmente con él, y así poder entender lo que quiero decir cuando nadie parece saberse unas malditas señas de mudo. Y claro, cuando pierdo la paciencia por la ignorancia y arrogancia. Recuerdo que cuando rescaté a Lukoil, ese hombre rubio se me quedó mirando fascinado, por alguna razón, sentía familiaridad y cierto enojo hacia su persona, por lo que lo ignoré al principio. Luego de un mes intentarlo, Naomasa Tsukauchi, pidió por mi presencia, la cuál era muy extraña. Solamente una vez, en la que robé por necesidad, él solicitó mi presencia, ya que había sido testigo de una muerte, tomándome como culpable por mi quirk, la espiritualidad era uno de los más fuertes, y cuando me deprimía era normal que las cosas murieran a mi alrededor, pero esa vez no fue mi culpa, un villano en busca de comida había asesinado a aquel hombre, escapando de la escena, con mi ayuda lograron encerrarlo en la cárcel, pero desde entonces me toman como agente especial para ciertos trabajos, de allí viene el dinero con el que me alimento.

    De otro modo, el orfanato no me da lo que necesito, este quirk para muchos, es una maldición, para mi es un poder con el cual no se puede jugar. Y que si yo lo tengo es por algún loco motivo.

    Pero bueno, Naomasa aquella vez me llamó a su oficina, encontrándome con aquel hombre desnutrido y esquelético, casi descompuesto físicamente, sus ojos parecían estar hundidos, y solo sus ojos azules se observaban. Era extraño pero no me daba miedo.

    —Puedes confiar en él, Lavi...

    Eso había dicho sincero y tranquilo Naomasa. Yo percibía la sinceridad de su alma en esas palabras. Y aquel hombre no irradiaba mala vibra, todo lo contrario, era una gran luz, lo que parecía portar en su interior.

    Hice una seña de saludo. Junto con una suave mueca parecida a una sonrisa.

    —Hola pequeña, me llamo Yagi Toshinori, y soy un viejo amigo...

    Mis ojos se impactaron ante aquella declaración, haciendo que Lukoil se sobresaltara también, preocupado por mi.

    Quien enseguida frotó suavemente su cabeza por mi mejilla, buscando respuesta por mi parte, levanté mi mano y le acaricié su plumaje del cuello, apreciando su preocupación.

    |Tranquilo, estoy bien, sólo... No me esperaba que volvieramos a vernos, es un viejo amigo, Luk --pensé.

    Lukoil podía escuchar mis pensamientos como si fuesen palabras salientes por mi boca, escuchando mi voz interna. Por eso mi quirk era más completo teniéndolo cerca. Y eso lo hacía sentirse útil, pero yo lo quería por ser mi amigo, quedarse con alguien como yo.

    —Mucho gusto, gerk~ All Might-contestó por mí, Lukoil.

    Sorprendiendo en grande a Naomasa, quien pedía explicaciones, se sentía. Sólo me dedique a recostarme por la pared, al ver la expresión relajarse de All Might.

    Al parecer temía que lo tuviese rencor por el abandono.

    —jajaja al parecer sigues recordándome, ¿pero qué te pasó pequeña? Desapareciste, nunca más te encontré -comenta Yagi.

    —gerk~ No quiere hablar de ello, de ello —dice el loro pelirrojo.

    sketch-1534399101838.png

    Naomasa suspira comprensivo y me sonríe, por lo que le da una palmada en la espalda a Yagi.

    —Lamento decirte amigo, ella padece de un estado de shock, por algún accidente traumático en su niñez, por consecuente su mudez. Su loro, es quién a veces comunica sus pensamientos. —explica aquel joven pelinegro, detective.

    —Oh, no lo sabía, -se lamenta culpable Yagi-, y... Bueno, ¿dónde te estas quedando? , así para tener una conversación mas amena

    Hago unas señas, con una delicadeza y agilidad, formando con mis dedos, las palabras "Orfanato Kuwai Awai"

    —En el Orfanato Kuwai Awai —dice Naomasa siendo el traductor.

    —¿Creí que ya eras mayor de edad? ¿Porque vives allí? —pregunta con cautela y aflijido el rubio.

    —gerk~ Ayuda comunitaria, ya pronto terminará ahr~ —contesta el loro pelirrojo.

    —Hmm... Cuando lo termines, si quieres, yo... Esto, ¿podrías vivir conmigo? Claro, si no tienes un lugar ya... —dice algo nervioso el superhéroe número uno.

    Hago una mueca, y miro a Naomasa, que me mira como si esto fuera una oportunidad para mí, suspiro, y me encojo, de hombros, para luego hacen unas señas de "Me lo pensaré".

    Para luego marcharme, debería pensarlo con mucha cautela, volver al mundo activo e sun gran paso, aunque sé a sabiendas que él esta buscando un descendiente para su quirk, pero yo no quiero serlo, pero... El podría tener contacto con Nezu. Aunque hace tiempo no sé de aquella rata loca.

    |Uff... Se vienen tiempos agobiantes Luk~digo pensativa.

    —Tranquila, juntos hasta el final, no~, yo siempre te apoyaré gerk~ —contesta Lukoil, canturreando.

    Ocasionando que lo abrace fuerte, antes de volver a la posilga del Orfanato, si bien, ya soy mayor, me sé cuidar sola, agua nunca me ha faltado, pero por mis leves caídas al robo, prometí cumplir esto.

    Al ver a las monjas con cara de asco y desprecio, he de decir que este lugar es el que más odio. Un infierno más que estar en la calle.
     
  2. Threadmarks: Capítulo 1
     
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    1143
    Capítulo 1: "Un nuevo camino. Recomendada para asistir a la Academia UA"





    °°°°​

    Aun me sorprende ver la cantidad de grandiosos edificios que tiene tokio, muy diferente a lo que fue mi ciudad natal. Hasta mis 9 años viví en una ciudad latinoamericana, un lugar no tan frecuente a visitar, tranquilo, aun con buenos paisajes. Tuve buenos amigos mientras duró, mis padres por ver que yo era el monstruo causante de algunas muertes, me obligaron a dejar todo atrás para crear una nueva vida, con otro idioma, y personas tan extrañas, viniendo a Tokio, donde al parecer aquí era normal en todo el mundo tener un quirk, aunque yo tuviera dos. El tiempo pasó rápido y doloroso, mientras me acostumbraba a tokio, se hizo ameno cuando conocí a mi mejor amigo, aquel peliazul, casi grisaceo su cabello, su corazón y alma eran puro, pero las vibras de su alrededor no eran buenas, y ser su amiga fue lo más bello que el destino pudo darme.

    Pero no todo dura para siempre, los padres son tan inestables, que nunca sabes realmente si lo que quieren es que hagas o no amigos, al final, ellos son los que deciden por ti, no te dejan ni opinar por ser menor, y por respeto callarse por educación.

    Salgo de mis recuerdos ante un aleteo, y algunos suaves golpes en la cabeza. Gruño como respuesta. Agarrando al ave que al parecer estaba sobre mí.

    —¡Despierta! gerk~ ¡ya es de día, día... Día! —exclama Lukoil.

    Bostezo, y me froto suavemente los ojos, para poder verlo, tan radiante como siempre, hago una ligera mueca, casi sonrisa.

    |Buenos días, luk... ¿Qué hora es?

    —Laviun, pequeña es hora de despertar, si quieres ir conmigo a la Academia UA, debes darte prisa, recuerda que Nezu te espera —dice una voz masculina, suave y algo apagada.

    Al parecer aun está dormido. No es el único que quiere seguir durmiendo. Suspiro, y empiezo a una carrera aceptable a arreglarme para salir.


    °°°°


    Agarro mi chamarra oscura, una mochila pequeña azul, con comida para mi y Lukoil. Me peino el cabello sin prestar atención, me pongo una polera con cuello largo, cubriendo un poco la marca de nacimiento en forma de runas de mi rostro izquierdo, lo oculto con mi flequillo, más luego, ofrezco mi brazo a Lukoil para que camine por el hasta mi hombro.

    —¡¿Estamos listos, chicos?! —exclama eufórico un tipo fornido, en camisa, bien uniformado, rubio de ojos celestes, All Might.

    |Si, estamos listos... ~digo a través de señas.

    —¡No los escucho! ~—dice cantarin All Might con su sonrisa característica.

    —¡Si, capitán estamos listos! Gerk~—contesta divertido Lukoil.

    Niego divertida, somos unos parte de niños metidos en cuerpos de adultos. Nunca podré olvidar a bob esponja.

    °°°​

    Una vez terminado esa situación ambos nos dispusimos a llegar a la academia, se notaba que faltaba poco para que las clases comiencen, el edificio no era pequeño, era enorme, pero no era para nada sorpresa, todo el tokio es magestuoso.

    Una vez que llegamos a la oficina del Director, que por supuesto me había enterado que era Nezu, quién no me había visitado por culpa de esto. Estaba indignada porque no me lo había dicho. Si bien, sé que conocerse a las afueras de un laboratorio no es lindo, pero, se supone que es mi amigo...

    Un aura oscura empezó a rodearme, al deprimirme un poco.

    —¡Hola! Bienven... —escuché su voz pero al conectar miradas su tono de voz que era alegre se puso alerta y arrepentido.

    Mis ojos siempre fueron expresivos, y siendo sincera solo ellos siempre han sido mi medio para comunicarme. Él enseguida se colocó a mi lado, mientras yo me deje caer a su tamaño para abrazarlo. No pude evitar soltar un sollozo, lo había extrañado, había extrañado a esta rata subnormal. Sentía sus caricias, escuchaba palabras acogedoras, pero por mas que lo quisiera yo no iba a hablar, hace tiempo perdí la manera de hacerlo, o ya ni sabía como.

    —Laviun-san calmese, ya estamos aquí por algo, ¿no? Juntos al final, lamento mucho haberme ido sin despedir, todo esto surgió por la necesidad y soy el único quien puede con todo el cargo en sí —explica el pequeño animal parecido a un osito pequeño, con una cicatriz en el ojo, más conocido como El director Nezu.

    —Gerk~ ¿Quién eres? ¿Quién eres? —repite curioso Lukoil.

    —Soy Nezu, el director de la academia para héroes, y tambien amigo de Laviun-san. ¿Y tu? —contesta Nezu, vastante curioso, nunca me había visto con una mascota.

    —Soy Lukoil, amigo y comunicador parlanchin de Lavi, encantado gerk~ —hace un gesto simpático con un ala, demostrando ser elegante y educado.

    Ya cuando al fin puedo volver en mi, y parar de sollozar. Encontrar a mis amigos, que son pocos, es sencillamente agradable.

    Me paro, y siento en algun lugar, para luego ver a un impresionado All Might.

    —Hmm... De mucho me he perdido jajaja—afirma rascándose la nuca nervioso.

    —¿Estás mejor, Laviun-san? -asiento-... ¿A qué se viene tu agradable visita? No creo que hayas vuelto solo para verme —ríe un poco, Nezu.

    —Quiere estudiar aquí gerk~ Para fortalecer y manejar con cuidado su quirk gerk~ —explica el loro rojo, con plumas naranjas amarillas, y celeste.

    Hago señas con mis manos diciendo: "Por fis <3". Ocasionando que Nezu me observe curioso pero serio.

    —Entonces te quieres convertir em heroína, bien, pero necesitarás... —empezó a decir Nezu pero fue interrumpido.

    —Permiso, Director si usted me lo permite, yo daré mi recomendación por ella, es bastante estable, hasta el momemto he observado que mantiene en equilibrio su quirk, aunque al socializar no le vaya muy bien. Pero está calificada para esto, según mi opinión, Nezu —comenta All Might.

    Tanto yo como el rubio, esperamos una respuesta por parte de Nezu, quien nos mira pensativo. Por lo que no lo veo dudar, y sonríe dulcemente.

    —Está bien, entrarás, mañana comienzan las clases, por lo que espero que seas buena con tus compañeros —anuncia, entregándome la carta de bienvenida.

    Suelto una leve sonrisa, alegre, al menos una parte de mis sueños salía bien, le agradecí a través de señas. Sin más aquel día estuve pasando genial, hablando con Nezu mientras All Might salvaba al mundo, al terminar de charlar con el director, me dispuse a salir, claro que sin que ningun profesor aun me vea, no quería cruzar aun con Present Mic, quería disfrutar de mi tranquilidad.

    De camino a casa pude notar a un rubio ceniza, algo temperamental discutiendo con un chico que tenía el cabello negro con verde. Este parecía intimidado, pero no les presté más atención, paso por su lado con desinterés, acariciando a Lukoil, para luego girar la esquina hacia alguna panadería, se me antojaba pastel de chocolate con una cereza.

    Aunque siento que ambos chicos pronto nos los encontraríamos. Pero hoy disfrutaré de mi tiempo pacífico.
     
  3. Threadmarks: Capítulo 2
     
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    2283
    Capítulo 2: "Comienzo a clases en la Academia UA"


    °°°°

    Aquella mañana temprano había despertado, Lukoil estaba ansioso, pero para Laviun era solo un día más. Rápidamente se colocó bajo el uniforme la típica polera que cubría su rostro, y su flejillo, sus ojos tan opacados desde aquel día en que no pudo ser fuerte por ambos, suspira y rompe esos pensamientos, agarra su mochila, a su loro.

    —Es temprano aun~ gerk~ —comentó Lukoil.

    |Mejor temprano que tarde, no me gusta ser impuntual ~

    La chica de tez suave y blanca, cabellos lavanda y ojos violáceos salió, no se despidió de su compañero de departamento porque seguía dormido. Sin más, salió caminando relajada, mientras acariciaba a su loro, algo distraída entre sus pensamientos. No se dio cuenta cuando llegó a la entrada, miró al cielo y el fresco mañanero acarició sus cabellos, ajustó su polera lo suficiente para que solo se viera un poco el dibujo de su marca maldita. A lo lejos pudo ver como el mismo chico que estaba anteriormente con el rubio ceniza iba a caer pero una niña lo había detenido en el aire.

    |Habrá cosas interesantes~

    —Gerk~

    Sacó un papel de su bolsillo, mirando a que clase iba.

    "Clase 1A"



    |Ni que fuera tan especial mi quirk para ir a una clase de elevada categoría ~



    —No te quejes~ No te quejes gerk~ —advirtió Lukoil.



    —Tks... —chasqueo la lengua.


    Al llegar todo lo grande que es la puerta, que yo sepa no hay gigantes, ha de ser una broma para si mismo, Nezu es pequeño, y esto es como... Quizás si hayan personas mas altas.

    Aquel roedor no se le ocurrió otra día al construir el lugar.



    Al llegar a la clase no había por suerte casi ningun alumno, pero éste chico solo miró sin expresión alguna en mi dirección, acaricié a Lukoil, quién se emocionó al entrar por aquella gran puerta, todo esto era un real cliché de mal gusto. Me senté sin hacer mucho revuelo en la silla tras este chico; tenía su cabello blanco del lado derecho y rojo del lado izquierdo, en ese mismo lado una quemadura. También he visto la heterocromía, En el ojo izquierdo es turquesa y del derecho gris. Al parecer su niñez no fue muy linda. El de nadie lo es por más que alguien lo quiera dar a entender así.

    Aunque, ¿quién soy yo para saber de su vida? Aquí nadie conoce mi verdadera realidad, sólo los muertos lo saben.

    —Gerk~ —Lukoil hace aquel sonido característico con su garganta, observando alrededor.

    Gracias a que siempre está conmigo, tengo permitido tenerlo en horas de clase. Siento miradas sobre nosotros pero no deseo hacer amigos, estoy muy relajada con esta tranquilidad, me acurruco sobre el pupitre, y cierro un rato los ojos.

    Al cerrarlos, puedo notar con más facilidad los tonos del espiritu de cada uno de los presente, como su alma. Percibo que ingresan varios al parecer. Que lío la tranquilidad se fue al tacho, sólo me dedico a escuchar la conversación.

    —Buenos días, nuevos alumnos, me presento, soy Tenya Iida —dijo un chico moreno con lentes, con bastante ímpetu.

    Su aura, espiritu y alma eran puras y correctas, era una buena persona.

    Aquello al parecer les dijo a dos alumnos que llegaron. Uno enseguida se puso nervioso, su aura empezó a distorcionarse, y el otro aura a alegrarse.

    —Él es Izuku Midoriya, y yo Ochaco Uraraka, un gusto —sonríe la castaña, mencionando a un chico de cabellos negro y verde.

    —Soy Tsuyu Asui, me podéis llamar Tsuyu-chan gero—se presenta una mujer de cabellos largos con cierto parecido al de una rana.

    Hmm... Al parecer cada uno tiene su espíritu intacto aún, pero cada una de su aparencia da más a percibir su quirk. A veces eso no es recomendable. ¿Pero quién soy yo para deciros su equivocación? Nadie.

    —Yo soy Denki Kaminari —dijo con igual de ímpetu del tal Tenya, y con un tono animado de diversión.

    —Yo soy el fantástico Yuuga Ao-...

    —Y yo, Ashido Mina —dijo una chica de piel morada, interrumpiendo al otro chico rubio y algo extravagante.

    Al parecer todos tienen demasiado "ánimo" vamos a ver hasta cuando les dura, nada es fácil en ésta vida.

    —Hola, Yo soy Hagakure Tooru —escuché una voz femenina, pero al dejar que mis ojos cerrados fuesen a esa persona me percaté que el suyo era más transparente.

    ¿Eh? Levanto mi cabeza no del todo, Lukoil los mira con curiosidad, y buscó a esa persona, y me doy cuenta que sólo lleva ropa pero no se le ve su físico. "Chica invisible" curioso.

    Miré al resto de la clase, y antes de que pudiese pestañear, observo a un niño a mi lado, éste me mira de arriba para abajo, intenta mirar bajo mi pupitre pero su cara se estropea en el camino.

    —P-porque te has puesto un short, y-yo quería ver tus pantis —dice llorando el chico con cosas amorfas y violetas oscuras en su cabeza.—Lo siento, es que eres tan bella, m-me llamo Minoru Mineta.

    —Gerk~ pervertido—comenta disgustado Lukoil.

    Enseguida esa pequeña voz es escuchada por toda la clase, un rubio ceniza nos observa, yo lo ignoro. Sin mucho pensar agarro al niño y lo pongo en su silla, de verdad me molesta estos chicos. Aunque no fuese santa para decir algo encontra de él.

    —¿Quién eres? —pregunta una voz curiosa y divertida, dando a ver a un chico pelirrojo y moreno.

    —Gerk... ~—Lukoil empezó a hacer sus típicas gárgaras.

    Suspiré, y tan solo me puse mas firma, dejando mi posición inicial, cómoda.
    Y sin mucho esperar moví mis manos, diciendo "No te interesa".

    Aquel chico me miró extrañado, y una pelinegra alta y refinada se acercó.

    —Dice que: "no te interesa", Joven Kirishima, al parecer eres muda, Soy Yaoyuruzu Momo, un gusto. Puedo ser tu traductora si quieres.

    —Gerk~ no hace falta, no, no, no~ yo lo soy~ gerk~ —canturrea Lukoil, mi loro, de tonos rojos, naranja, amarillo y celeste.

    Observo como asiente conforme la chica, mientras el tal Kirishima abre la boca para hablar, se le veía asombrado. Pero todos quedan en silencio al escuchar.

    —30 minutos en dejar de parlotear, buen tiempo pero no lo suficiente, han venido aquí para ser héroes, no para jugar a hacer amigos. —dice una voz dura, pero cansada, y masculina.

    Todos siguen estando raros, hasta que dos chicos con cuales anteriormente hablaban se percatan de una presencia, si no mal recuerdo, eran Midoriya y Uraraka, quiénes miran tras suyo a un cuerpo dentro de un saco de dormir amarillo.

    Éste sale del saco de dormir, dejando a ver al mismisimo Eraserhead, conocido como...

    —Soy Aizawa Shouto, seré su sensei para aprender a utilizar sus quirks. Ahora bajad al patio exterior, en la cancha y poneros vuestros trajes deportivos —dice un señor de cabellos negro, con barba, ojeras y traje negro, con algunas vendas estilo bufanda.

    —Hai.. —responden todos entusiasmadas, saliendo hacia los vestidores.

    Suspiro, agarró la pequeña mochila, y acaricio a Lukoil.
    Pero justo cuando voy a seguir a Momo, una mano se posa en mi hombro, deteniendo mi caminar, y tensando mis músculos de la espalda. Nadie tiene derecho de tocarme un pelo, nada. Odio el contacto físico. Y Lukoil es la única excepción.

    Su aura era tranquila, pero algun motivo no me sentía tranquila con él. Era Aizawa-sensei.

    —Así que usted es Laviun Avez, estudiante recomendada por All Might y el Director —dice serio.

    Me volteo y afirmo mediante señas, quién se sorprende al ver aquello, al parecer esto han dejado para que los profesores se sorprendan. Alejando su mano de mi persona, realmente me causa asco, la aproximación de alguien a mi cuerpo.

    —Una joven muda y antisocial, que le molesta el contacto físico, espero no causes problemas y estarás muy bien, ahora vamos.

    —Gerk~
    —Espero que ese loro sea necesario y haga algo más que mascullar —dice marchándose.


    Rápidamente al llegar al baño, se cambia por el uniforme de educación física. Observo el diminuto traje deportivo, es simplememte una molestia.

    No me gustaría mostrar mi marca del rostro, pero no quiero problemas, ato en una coleta mi cabello pelilavanda y listo.



    °°°°
    Una vez todos reunidos en la cancha deportiva, observo que Mineta se queda mirándome pervertido, mientras se intenta secar la sangre de la nariz, un típico derrame nasal. Lo ignoro, odio cuando me ven con esos ojos.


    —Harán una prueba de aprehensión de particularidades, en cada una de las pruebas llevarán al límite sus quirks para así salvarse de la expulsión —explica Aizawa.

    —¡¿QUE!? —todos exclamaron preocupados.

    —Que divertido. Podremos hacerlo, es igual a los ejercicios de la escuela —exclama divertida Mina, entusiasmada.

    —Lamento decirles... que durante los próximos tres años, la U.A. Espero que su entusiasmo los siga acompañando a sus fines de estos años. Se les hará pruebas difíciles una tras otra. Eso es "Plus Ultra", vengan con todo lo que tengan. Así que aprueben las siguientes pruebas. —dijo Aizawa-sensei.


    Las pruebas anteriores las pasamos muy bien, éste era el último, mi problema estaba en que no sabía cómo manejar sin excederme en mis Quirks.

    Primeramente llamó a Bakugo Katsuki, el mismo rubio ceniza, le pidió que tiene con su quirk una pelota, por lo que éste llego a varios metros. Así que la Compresión de los quirks, era ver cuánto podíamos dar hasta el límite.

    Bakugou al tirar su pelota con ayuda de su quirk, que era la explosión.

    —¡MUERE! —exclamó el rubio ceniza.

    El objetivo era tirar la pelota sin salir del circulo blanco, siempre que estuviera dentro, todo estaría de manera justa. Por lo que logró unos 750 metros, que anteriormente fue unos 60 metros, mostrando en aquella máquina mediadora de velocidad.

    La mayoría exclamó un "WOW", y así hasta lograr que tire Izuku, quién fue algo molestado por Aizawa-sensei.
    Quién había eliminado su Quirk, por minutos, los cuales, empezó a darle un sermón, típico del maestro.

    Por lo que cuando fue su turno, solamente sintió que Lukoil le acarició su mejilla, en forma de ánimo.

    |Gracias Luk.

    -Laviun Avez, pase adelante.

    Enseguida al estar dentro del círculo, escuché algunos comentarios, Aizawa-sensei me dio la pelota, y lo apreté levemente, era el momento de utilizar uno de mis Quirk. Por lo que observé al maestro hasta que este mismo estuvo listo.

    —¡A superar al número 1 gerk~! —comentó Lukoil.

    Ocasionando que cierto rubio gruña, y empiece con leves explosiones en sus manos.

    —¡Cierra la boca estúpido ave mal pintado! Nadie será mejor que yo —exclama Bakugo Katsuki.

    Sonrío de lado, y sin más, mis ojos centellean, me concentro, siento fluir por cada parte de mis terminaciones la energía de mi quirk, y sin más, lo tiro con una velocidad rápida, dejando salir un pequeño spray de agua, centellar, superando la marca del rubio.

    —Woa, ¡hizo magia! —exclamaron algunos.

    —Ella si tiene brillo, es bellísima —dice Aoma Yuuzu.

    Siendo nuevamente ignorado.

    Hasta que sentí que mi loro se tensaba, logrando ver de reojo que cierto rubio ceniza de ojos rojos se acercaba, enfadado de coraje, lo observé con tranquilidad, al ver que el maestro iba a reacción levanté la mano, en señal de espera.

    —¡¡¿QUIÉN TE CREES QUE ERES PARA SOBREPASARME, RARITA, TÚ Y DEKU, MORIRÁN AHORA!!? —grita enervado haciendo explosión , pero antes que llegue a mi, hago mi mano puño, y él se detiene incrédulo.—¡¿MALDITA BRUJA!? DÉJAME HACERTE TROCITOS

    Despotrica el rubio ceniza, mientras está paralizado, mientras eso ocurre, observo como su espíritu está desequilibrado por mí intervención, con mi otra mano izquierda hago como si acariciara algo, aunque en realidad, intento calmar esa alma tan nerviosa, orgullosa y fascinante, observando como los ojos del rubio poco a poco se tornan opacos, y cae dormido.

    |ups... No sabía que el perrito se dormiría por unas caricias

    —¡Kacchan! —exclama preocupado Izuku.

    —Etto... ¿Qué le hiciste? —pregunta sorprendida Kyoka Jiro, una chica con orejas alargadas parecidas a audifonos.

    Entre señas suaves y calmadas, digo algo avergonzada, con un ligero rubor. "lo mime mucho al perro y se durmió" me encojo de hombros.

    —Dice que:... —Momo, se sorprende por la manera en que se expresa— "Lo mimó mucho al perro y se durmió"

    Izuku volvió a quedar pálido ante aquel comentario, viendo si Bakugo no respondía, él podía escuchar muchas cosas. Pero al parecer esta muy dormido.

    Algunos se sorprenden por mi lenguaje de señas, y otros tienen cara de no entender.

    —Ya veo, controlas muy bien sus dos quirks jovencita, aunque falta practicar, no puede ir adormeciendo a cada alumno por su actuar impulsivo —reprende Aizawa-sensei.—La prueba ha terminado, vuelvan a clases, y tú, lleva al joven Bakugo junto a Recovery, a la enfermería -ordena.

    Suspiro, y sin más levanto por los aires el cuerpo inerte e inconsciente del rubio, lo que menos quería hacer, lo hice, llamar la atención.

    ¿Qué tan difícil puede ser que yo logre pasar desapercibida por todos?



    °°°°



    Recovery ha dejado en claro que no tenía nada malo, que pronto despertaría el joven Bakugo, pero que mi poder era tan fuerte, que debía de ser mas cuidadosa, que al tocar el alma de alguien sea el volumen de la caricia que sea, podría ser de efecto grave, en este caso había sido leve, y tranquilo, por lo que sólo lo introdujo en un estado de sueño. Pero que si hubiese sido mas intensa mis caricias, lo hubiera roto, y un alma roto, sólo puede ser sanado con otro alma. O persona destinada. Logrando que Recovery demostrara lo peligroso que era que Laviun quedara embobada por las singularidades de las almas que cada persona disponía.



    En realidad el camino a manejar su quirk, estaba recién comenzando. Y más se tornaría agobiado cuando el rubio temperamental despertara.
     
  4. Threadmarks: Capítulo 3
     
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    1145
    Capítulo 3: "Bakugo interesado. All Might promete ser un amigo".


    Supongo que me he quedado dormida más de la cuenta, siento todo mi cuerpo está endurecido, percibo una vibración de algún alma y por acto reflejo llego a alcanzar la mano y luego envolver la explosión en una esfera de agua.

    —¡MALDITA BASTARDA QUIÉN TE CREES EH! —gruñe una voz ronca y varonil.

    Al abrir los ojos me encuentro con mi loro mirando muy amenazante al usuario explosivo, suspirando suelto al rubio.

    Y cuando voy a intentar hablar por medio de señas, soy bruscamente arrinconada por la pared.

    —No te creas que creí aquel cuento de la niña muda —dice Bakugo con la mirada encendida y sus ojos rojos centellantes.

    Ruedo los ojos, intentando ignorarlo, no quiero causar más problemas de los necesarios.

    —¿Crees que ignorando vas a salir ilesa, maldita bruja? Claro que no, RESPÓNDEME. —levanta mi mentón bruscamente.

    |No se porqué tanto le molesta.

    —Gerk~! ALÉJATE, no te debería importar, menos estorbo, más silencio para ti, ¿no? —contestó por mi, Lukoil

    Un tic aparece en el ojo izquierdo de bakugo, y sin más siento que me arde el mentón.

    —Entonces te mataré aquí y ahora, inútil de mierda, ¡MUERE! —sus explosiones empiezan a surgir.

    Pero escucho un parloteo de alas que logra despistarlo, logro deshacerme de su agarre y empujarlo. Hago unas señas, me acerco a él junto a mi loro, más luego golpeo en su parte baja.

    Hago una señas. "Imbécil frijol"

    Antes de que haga algo salgo de la enfermería, fastidiada, frustrada y enojada por encontrarme con un bravucón.

    —Señorita Avez a dónde cree que va, las clases aun no terminan—escucho una voz, me tenso.

    Al levantar mi mirada me encuentro con el rubio de ojos celestes, suspiro.

    —Gerk~ me retiro, esto no es lo mío —responde por mi, el loro.

    Mis manos se hacen puño, no puedo estar en algo como esto, no soy necesaria como héroe, literalmente en ningun lugar soy necesaria.

    —Oh vamos, no puedes retirarte y dejarte vencer por un mal día.

    Me paso la mano por el rostro, y hago una mueca al sentir una zona arder, noto que esto le preocupa y poco después se escucha una explosión muy cercana.

    —¡MALDITA BASTARDA AÚN NO TERMINAMOS! —exclama muy enojado Bakugo.

    —Está bien, ve a descansar, en casa hablaremos —se compadece, y sin más me retiro.

    °°°°

    Al llegar al departamento, limpiar y colocar una venda a la herida ocasionada por Bakugo, me voy al ático, suspiro al ver como la noche llega luego de la luz del día.

    —Tks... —chasqueo la lengua.

    |¿Por qué sacrificarse por mí? Porque no pude protegerte Tomu

    Siento como Lukoil quita suavemente con su pata una lágrima, triste por mi pena, al estar conectados siente mis penas. Si el estuviese a mi lado, el mundo no sería tan complicado.

    Me abrazo las rodillas, y me acuesto sobre ellas. Recordando los pocos momentos que vivimos juntos, los abrazos, las risas hasta ese día en que ese hombre quiso llevarlo de mi lado. Creyó que me compraría con su falsa confianza en nosotros. Me negué, Tomu sintió mi miedo, intentó protegerme, pero todo pasó tan rápido, vi sangre y solo pude escuchar su grito de dolor. Él se había puesto en su camino sacrificandose por mí. El único a quién estaba dispuesta a proteger de todas esas miradas, mi luz, mi amigo.

    Siento una mano posarse en mi hombro luego de alguien sentarse a mi lado, levanto la mirada encontrándome con Yagi.

    —Aizawa me comentó que paralizaste y dormiste al chico que te perseguía. También que te desenvolviste bien con tus quirk —comenta.

    Cierro los ojos, no me interesa.

    —Sé que es dificil hacer amigos, pero el grupo del cual te tocó y la UA, merece una oportunidad, no por un problemático, todo lo dejarás —comenta nuevamente.

    —Gerk~ no le conviene a nadie estar cerca, mejor sola que mal acompañada —trasmite Lukoil.

    Escucho a Toshinori bufar pero no se rinde por lo que siento su mano en mi mentón, haciéndome levantar la mirada, me quita suavemente con su mano derecha las lágrimas que caen por mis mejillas, mirándome con suma seriedad.

    —Eres una mujer fuerte, Nana lo sabía por eso te quería mucho, fui el culpable de no poder protegerla, pero yo seré tu amigo, y prometo que estarás mejor, sólo confía en mi, pequeña —se culpabiliza.

    Me separo de él, y niego soltando mas lágrimas, comienzo a comunicarme, con las señas:

    "No comiences, ella debió cuidarse de ese maldito hombre, los héroes no entienden cuán peligroso es All for one, ese hombre me arrebató lo que más quería, los héroes son incompetentes no pueden con un hombre que en realidad le teme a la luz, mata todo para llegar a su supuesta libertad, justicia con su farsa de no tener injusticias, es una excusa para acabar con su competencia, con todos"

    Lo miro con una rabia insana, de mis ojos violaceos siguen cayendo lágrimas, lo veo tragar saliva sin saber como expresar lo que sintió ante tales palabras.

    —¿Y si te demuestro que no lo somos? Que...sólo no vemos lo que tu vez, que tu ayuda será quién nos fortalezca en ganar a ese hombre.

    "No me vengas con excusas, yo no quiero usar mis quirk's por justicia heroica, ni demostrar nada. A nadie le importé, y nadie de ustedes me importa" me volteo enojada.

    Siento que me voltea suavemente por medio de mi hombro izquierdo, allí me preparo para atacarlo pero me quedo paralizada al sentir unos brazos rodearme, me estaba abrazando y la calidez, la seguridad que sentí con ese acto fue imposible de evitar desmoronarme. Hace bastante tiempo dejé de recibir cariño. Me independicé temprano, y sólo viví para mí misma.

    —Tranquila, ésta vez lo lograré. Te protegeré e intentaré traer la luz que perdiste vuelva nuevamente a ti, si es posible —dice Toshinori.

    Aquella tarde no nos hablamos más. Ni del tema, ni de nada. Sólo me dediqué a sentir esa calidez.

    °°°°°

    En otra parte.

    Shigarashi Tomura se rascaba el cuello, había tenido la misma pesadilla de hace 8 años, en la que se sacrificaba por alguien, por una chica por la cual sentía una fuerte emoción y conexión. Pero justo cuando la iba a reconocer, una oscuridad lo inundaba, parecía hacer que olvidara o simulara quedar en ser un sueño, así mismo como, un sueño sin sentido.

    —¿Qué ocurre, Señor? —pregunta Black Mist.

    —Nada, ¿qué tal va el plan? , Kurogiri—pregunta aun molesto.

    —Todo acorde al plan, aunque se nos han informado que All might, tiene un punto débil. Pero aún no se confirma...

    —Pues confírmalo, así para deshacernos por una vez de todas, del patético símbolo de la paz —termina la conversación, saliendo del bar.

    «¿Quién eres? ¿Y por qué siento que te necesito como el aire que respiro?» pensó ante el cielo nocturno.
     
  5. Threadmarks: Capítulo 4
     
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    2168
    Capítulo 4: "Entrenamiento de rescate, con All Might"

    La pelilavanda había llegado temprano a la Academia UA, y por más que quisiera dormir no podía porque de cierta manera sentía que no podría conseguir dormir sin percibir a alguien.

    -Buenos días, Avez-san -saludo Yaoyoruzu, llegando a lado suyo.

    Con desinterés asintió a saludarle. Poco a poco todos iban llegando hasta que el ambiente se tornó extraño al ver al rubio ceniza llegar, aquel día Lukoil sólo se mantenía tranquilo, siendo acariciado por Momo.

    |Odio que el tiempo pase lento, quiero dormir nada más...

    Justo cuando pensó eso, Bakugo la miró con odio puro, ella solo le guiñó el ojo, incentivando mas aquella mirada en burla.

    -Maldita perra...

    -Al parecer Bakugo-kun no olvida lo de ayer, Avez-san, tenga cuidado -dice algo preocupada Yaoyoruzu.

    Al escuchar aquello sólo le divirtió su tonta preocupación, asintió imperceptible, y luego se acostó a dormir en el pupitre. Según el horario y comentario de esta mañana, de ese rubio. Hoy sería el primer paso del entrenamiento de héroes, y con él. Pero tengo tanta flojera de hacer algo, además que el rubio chillón quiere matarme.

    -¡Yo!...Estoy entrando por la puerta, como una persona normal ~-dijo All Might, con una gran sonrisa, y demasiado entusiasmo.

    Incluso Lukoil se cayó de mi hombro por el susto.

    -Tks... -chasqueo la lengua, mientras levanto a mi loro asustadizo.

    -¡Es All Might! -exclamó sorprendido Denki kaminari, aquel rubio electrizante.

    |¿Porqué siempre los héroes quieren hacerse ver así? ¿Por qué no son así de perfil bajo como Aizawa-sensei?Siempre compitiendo entre sí. Que aburrido...

    Filo la vista en el patio de afuera cada vez que pasaban los minutos los comentarios estaban de más, cada uno era fan, del símbolo de la paz, eso era bastante claro.

    -Iré directo al grano, lo que harán hoy es... ¡Entrenamiento en combate! -exclamó All Might.

    Al mirar de reojo, mi vista se fijó en el rubio ceniza, que parecía muy ansioso por esto, detrás del mismo Izuku Midoriya muy preocupado e igual de ansioso.

    |El grupo es impar, por lo que si hacen en grupos uno será de tres, y el resto de dos. Espero no cruzarme con algún imprevisto...

    -Gerk~ mucha ansiedad~

    Lukoil sabía perfectamente que no me gustaban mucho estar entre personas, me levanté sin mucho esperar, levantando miradas de más de uno de mis compañeros.

    "Estaré esperando afuera, Sensei"*dije entre señas.

    -Se cree demasiado esa perra -gruñe Bakugo, con un ligero tic.

    -Te parece un poco, Bakugo -bromea Kirishima.

    -¿Qué dijiste? -gruñe Bakugo, con el tic más notable

    Kirishima niega intentando calmarlo. Pero la gente se calla u escucha las indicaciones del Heroe Nº 1.

    -Y para eso están estos, sus trajes listos de acuerdo a sus requisitos para sus Quirks, alistense y los espero en la zona de Combate -exclama saliendo justo después de mi.

    Al estar lista, me cambié y fui directo al lugar. No había venido por mi propio gusto a ser héroe, al menos aun no sabía a quién debería defender, si ni a Tomu lo pude defender.

    Mi traje era sencillo, aunque había pedido que fuese anticambios de temperatura, para fuego, agua, aire y tierra. Elástico, resistente, y pues que las gafas tuvieran pequeños trucos, qur no nombraré. Bajo mi chamarra con los brazos al descubierto tenía algunos bolsillos secretos en las cuales guardaba una cuchara, navajas, y un martillo para hielo, siempre preparada. Mis zapatos eran botas largas sin taco, detesto los zapatos con plataforma, tenían algunas mejoras. Por menores. (En multimedia el vestuario)

    Lukoil estaba cómodo en mi hombro, y bostezo al llegar junto All Might.

    -Buen día Laviun-san, ¿ya ha hecho algun amigo en la clase? -pregunta curioso, esperando a los demás.

    -Gerk~ sólo he hablado monosílabos con Yaoyoruzu-san Gerk~

    -Me alegro por ti, algo es algo ¿eh? Aunque su traje no es tan práctico, ¿cree que podrá ver tras aquellos lentes y la capucha? -pregunta dudoso All Might.

    -Gerk~ No se preocupe que sé cuidarme perfectamente, ellos son los que deben cuidarse, ¡Los destruiré a todos! Jajaja -dice el loro, muy divertido.

    Lo había dicho a propósito, poco despues se escuchan explosiones.

    -¡¿Aquí soy el único que sobresaltará imbécil!? -gruñe Bakugo, agarrando del cuello de mi polera violacea.

    Agarro con fuerza su mano, hago presión y mi mandíbula se tensa.

    -¡Kacchan! Es una señorita, golpear a mujeres no está bien -exclama preocupado Midoriya.

    El rubio ceniza mira de reojo más enojado al chico. Despistándose y por consecuencia agarro con fuerza su muñeca y lo tiró hacia piso, usando su peso en contra.

    -¡¿QUÉ!? -exclaman todos al ver aquello.

    Me arreglo la ropa, oculto mi marca del rostro, arreglandome el flequillo, le hago seña a All Might para que prosiga con su clase. Éste se percata de ello. Y nos separa nervioso a ambos.

    "Kacchan" iba a volver reaccionar mal, que mal carácter posee.

    -Para esta clase serán divididos en grupos de 2, dos villanos y 2 héroes, pero como son dispares, uno de los grupos serán de tres, por sorteo estarán en grupos - explica All Might.

    Que flojera, siento que me dará algo peligroso este hombre, pero no creo, ademas, no es que sea para tanto. Levanto la mano, y todos me observan, All Might se tensa.

    Digo entre señas:

    "No quiero estropear los grupos, lo recomendable para esta situación, sería que por ser la impar me enfrente a alguno de los ganadores. De otra manera sería injusto para cualquier lado, sensei"

    -Avez-san tiene razón, Sensei, sería injusto por la habilidad que ella posee, pero si usted quiere así podríamos intentarlo -comenta Yaoyoruzu Momo.

    Añado:

    "A no ser que quieras que los termine lastimando a más, por mi no hay problema". Suelto con cinismo.

    Observo a Momo, quién se ha puesto pálida. Todos en general.

    Y es allí, cuando me permito reír por mi broma. Me encanta causar ese pánico falso, ¿me habrá contagiado Aizawa-sensei?

    Y fue así como de igual manera All Might tomó sus medidas preventidas, me hizo prometer que no usaría mi Quirk para manejar el alma de los estudiantes, por lo que me mosqueé, ¡Así hacen las cosas más aburridas!

    Pero al final acepté, que lo que tanto sería.

    .
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    °°°°
    .
    .
    .
    .
    .
    Minutos después...



    Bien, creo que todos los combates han estable considerablemente en forma, aunque hace tiempo que no combato con nadie.



    -Nos toca Avez-san... -dice una voz seria.



    Me levanto del suelo, en donde anteriormente dormía. Ya que simplemente me aburrí de "ver" los combates.



    Me fije en quién habló. Era el mismo chico de heterocromía.



    -hmp... -trago saliva, asintiendo.



    Me acerco al edificio, del cual curiosamente me parece conocido. ¿Por qué siento que me he perdido de algo?



    -¿¡Bastarda ven y terminemos lo de ayer!? -exclama desde lejos, ansioso Bakugo.



    Tiro la cabeza para atrás y observo el techo, mi expresión era como: really? All Might no sabe ser un maestro prevenido.



    -Supongo que tienes un plan... Somos los héroes -comenta seco Todoriki Shoto.



    -¿Gerk~? Claro, primeramente iremos juntos. Detendremos sutilmente al rubio, y de allí pues vemos cómo derrotamos a Kirishima, es un trabajo en equipo, espero lo mismo. -dice Lukoil, lo que justamente pienso.



    -Bien -asiente e ingresamos.



    Enseguida se escuchan pasos acercarse, agarro a Todoroki de la mano y lo estiro hacia dónde estoy, nos ocultamos del rubio.



    Al parecer esto sería cansador.



    .
    .
    .
    .



    >All Might<



    Desde que he podido convivir con ella, he descubierto tantas como pocas cosas de su pasado, su traje de héroe no es más que intimidante. Pero era cierto, los equipos de a tres mientras que demás fuesen de dos, iba a ser realmente injusto. Pero en la vida de un héroe, no hay justicia en esa parte ya que los villanos siempre son impredecibles y usan esto a su conveniencia, quizás me dejé llevar por su estrategia.



    Realmente su desempeño en clases como teórico van bien, lo práctico en ciertas cosas hay que mejorar. Ahora le he puesto como compañero al hijo de Endeavor, y cómo contrincante justo con el chico con el que no se lleva, quizás es arriesgado, pero deben dejar las diferencias y trabajar para ser héroes siendo buenos compañeros.



    Al observar como cuida los movimientos, junto protege al Joven Todoroki, me he dado cuenta que no es tan antisocial.



    -¿Sensei, está seguro que no ha sido mala idea exponerla así, digo... Avez-san contra Bakugo? Ambos no se llevan bien, desde el primer día -dice Yaoyorozu Momo, preocupada.



    Al menos lo que me dijo es cierto, una amiga ya hizo, sin quererlo.



    -Muy seguro, todo saldrá bien...



    Se escuchó una explosión, y luego un enojo tremendo por parte del joven Bakugo, enseguida pude percibir como éste se encontraba pegado mediante navajas en la pared intentando escapar, mientras que el equipo de héroes iba por el objetivo, juntos.



    Al parecer su estrategia ya bien, pero veremos como hacer para llegar al objetivo.



    -¡Que rápido derrotaron a Bakugo! -exclama sorprendido Kirishima-... Pero no les dejaré fácil pasar..



    Todoroki mira a Laviun, y ella asiente al parecer tienen un plan. Sin más observo como ella se expone para atacar al pelirrojo, quién usa su Quirk endureciendo su cuerpo, y la empieza a atacar. Mientras que Todoroki manda un tobogán de hielo en dirección al objetivo.



    -Lo siento -se disculpa Kirishima, para luego golpear a la pelilavanda contra el muro.



    Al chocar, escupe un poco de sangre.



    -¡Avez! -exclama serio Todoroki.



    - ¡Sigue! ¡Sigue! ¡GANA! GERK~-exclama el loro.



    Distrayendo a Kirishima quien es atacado por el loro.



    -¡Ah! ¡Un loro me ataca! -exclama evitando sus picotazos al ojo.

    Menos mal Kirishima utilizaba su quirk, y parecía no dañarlo.



    -Sensei, ¿eso no es considerado como trampa? -pregunta Ochaco Uraraka.



    -De cierta manera, el loro tiene permiso, el director lo ha permitido, pero no creemos que no sea mala idea...



    Fijo la mirada a la pantalla dando con que Laviun ya no tiene sus lentes y sus ojos brillan, el loro empieza a ser más grande y suelta un chillido insoportable para el contrincante ya que este mismo se cubre los oído y nosotros también, quién tiembla sin saber por qué.
    Enseguida la mecha azul del cabello de Laviun se extiende, y un silbido sale de la garganta de la misma llamando al loro rojo. Quién se acerca a ella, un sólo movimiento y crea un lazo de agua estirando así a Kirishima que intenta deshacerse de la cuerda de agua, para ir por el joven Todoroki, pero no puede, y justo cuando falta unos segundo, los héroes ganan, una vez que el joven Todoroki alcanza a tocar el objetivo. Ocasionando que Laviun suelte al pelirrojo, y este caiga al suelo. Definitivamente fue un trabajo en equipo.



    Observo como agarra sus lentes negros rotos, se los guarda y desaparece de nuestras vistas.



    -¡Wao! Avez-san es una experta-exclama Ashido Mina.



    -¡Yaoyorozu-san preséntamela, quiero ser su amiga! -exclama creo la chica invisible.



    -A mi también, ¡parece muy buena! -dice Uchaco Uraraka.



    Al parecer luego de esto al fin tendrá amigos, o espero que los acepte. Después de mucho, sólo el joven Izuku salió herido.



    >Laviun Avez<



    Estoy cansada, esto realmente fue cansador pero liberador. Me dirijo dónde está un Bakugo muy enojado, intentando librarse de las navajas.



    Una risa macabra y ronca brota de mis labios aunque con cierto tono pícaro, era divertido verlo sumiso.



    -¿De qué te ríes maldita bruja? -gruñe el rubio.



    Con el rostro serio, doy pasos hasta Bakugo que se tensa por mi acercamiento silencioso, nuestras respiraciones chocan y sus rojos e iris se dilatan, está viendo algo que le gusta. Curioso.

    Deslizo el cuello de mi chamarra hacia abajo dejando sus labios a la vista para luego dejar un beso en la comisura de sus labios, con un poco de telekinesis saco todas las navajas de él, me retiro dejándolo pasmado y tieso.



    Realmente me gusta causar ese efecto en él. No es tan malo después de todo.



    >Bakugo Katsuki<



    Al verla acercarse tan decidida, sin miedo a mí, realmente había hecho que me paralice del enojo, por no saber reaccionar. La odiaba, realmente. De repente siento sus finos como suaves labios rozando los mios y besando mi comisura, siento calor, un puto calor.

    Quiero despedazarla, pero mi cuerpo no reacciona, ¡la perra está usando su Quirk conmigo! Siento que el calor se instala en mis mejillas, y al ver que me suelta, quiero lanzarme a matarla pero mi cuerpo está paralizado. Cuando la veo desaparecer, vuelvo a tener movilidad, toco mis labios y gruño. ¿Qué rayos me pasa? Quiero matarla pero mi cuerpo no reacciona.



    -Vámonos Bakugo, ya terminó el entrenamiento, podemos retirarnos -exclama mojado y cansado el pelirrojo, Kirishima.



    -Tch... -chasqueo la lengua y me voy ofuscado.



    No entiendo que me pasa con ella. No entiendo nada.









    .



    ***.
    ¿Acaso no será que por que te gusta, la razón por la cual no no le quisiste despedazarla, Bakugo? ¡Wao! Que gran capítulo.
    ¿Qué les pareció?
     
  6. Threadmarks: Capítulo 5
     
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    2744
    Capítulo 5: "Presidente Iida, y..."


    Después de dejar pasmado por mi roce al rubio problemático me dirigido hacia Recovery Girl, sabía que tenía algo roto, me dolía el respirar.

    —Gerk~ Atención por favor Gerk~

    Lukoil estaba preocupado, me sentía muy cansada, pero no tanto para no moverme por mi cuenta. Le acaricié la cabecita, sintiendo sus plumas en la piel sensible de mi tacto. La saludé, y notifiqué sobre mi malestar, ella al revisarme se enojó, según ella estaba apunto de romperme una costilla. Por lo que a eso se debía el dolor. El golpe que hizo Kirishima fue fuerte.

    —Debe cuidarse más Laviun-san —recomienda Recovery Girl, besándome la espalda baja, suspiro de alivio al poder hacerlo.

    —Gerk~ ¿podemos quedarnos a dormir hasta que Yagi llegue? —dice Lukoil.

    Recovery Girl asiente, y me acobija, mientras intento dormir un poco. Pero siento un alma estresante.

    —¿Uh? Avez-san, ¿se encuentra bien? —pregunta Midoriya, viéndola preocupado.

    —Gerk, bien, bien, si... ¿Y usted, lechuga parlante? —se escucha la voz de Lukoil.

    —¿Eh? —se sonroja por tal apodo—... Bien, mucho mejor —sonríe nervioso.

    Hmp... Brazo y cuerpo vendado, no me imagino cuánto cansancio mañana tendrá, aunque siento que mañana habrá sorpresas, ¿Aunque...cuáles?

    Izuku se despide y se marcha, es un buen chico, poseedor y sucesor del One for All

    [...]

    Yagi había llegado minutos después, me despertó con un suave movimiento.

    —Lamento la tardanza, tenía algunos papeles Laviun-san —se disculpa Yagi.

    Me estiro levemente acariciando mi espalda. Qué más quisiera yo tener el cuerpo menos sensible. Pero estoy bien así.

    Ambos nos dirigimos al departamento, bastante agotados

    —He observado que no te tan mal en equipo, lo hiciste bien con el Joven Todoroki —comenta Toshinori.

    Me bajo el cuello de la polera, y suspiro: "no fue lo suficiente."

    —Las heridas fueron por menores, esos siempre habrán, pero... ¿Por qué tanta consideración con el joven Bakugo? —pregunta curioso.

    Lo mira y me encojo de hombro.

    —Es interesante, pero no quiero cargar con otra muerte más. Gerk~—habla Lukoil.

    El rubio héroe me observa y suspira, desordena mi cabello, y me sonríe.

    —Tranquila, siento que las cosas mejorarán, la vida es una caja de sorpresas, y bueno... Me retiro a dormir, descansa —comenta Toshinori.

    Asiento, voy a mi habitación, busco una ropa holgada, y luego de una ducha, mis músculos se relajan pero me pierdo entre pensamientos al ver la luna.

    «Realmente, siento que mañana será un día demasiado agotador pero fuerte» pienso.

    Al salir vestida del baño, me acuesto, pero antes dejo a Lukoil en su jaula con comida, del cuál feliz se lo empieza a comer. Ese pajarraco es el mejor amigo que tengo, aunque sé que no es normal, nadie ya no lo es, con la situación de particularidades.
    Cierro los ojos y soy envuelta entre sueños y recuerdos del pasado...

    [...]

    °°°
    PASADO
    °°°

    ¡Lavi! Ten más cuidado, por la calle debes tenerlo más —regaña un chico sumamente cansado, de cabello azul claro, y desordenado.

    —¡Ese auto quiso matarme, salió de la nada! Te digo que yo no busco el caos, ellos vienen a mi, tks... —chasquea la lengua una pequeña joven de 1, 52 de unos 14 años.

    —Ajá... Háblame de la paloma, ¿porqué terminó así? —pregunta con cierto brillo de diversión el joven peliazul, pero bastante agotado, también de 14 años.

    La joven pelilavanda, se empezó a reír nerviosa y rascó su nuca.

    —Jejeje... Yo... Este... —hablaba nerviosa, pero ante la mirada del contrario, suspiró frustrada—... Ella se lo buscó, ¡quiso robarme la comida que rob--... Que me dieron del puesto de hamburguesa! —hace un puchero tierno.

    El joven niño ríe divertido, ya no podía evitarlo. Cada cosa con la que se salía su amiga, la cual protegía como una hermana, era cada disparate.

    La pelilavanda sonríe y lo abraza, momentos como estos siempre lo tenía sólo con él.

    —Te quiero mucho Tomu, nunca me alejes de ti por favor —murmura escondida en el abrazo.

    Él se lo corresponde con el ceño fruncido, preocupado internamente.

    —Siempre te querré a mi lado, eres lo más importante para mí, Nunchi —la besa en la cabeza, protector, perdiendo la vista en el cadáver de la paloma negra.

    °°°°

    Aquel señor se acercaba a ambos, la pelilavanda se interpuso en el camino hacia su mejor y único amigo, protegiéndolo del peligro.

    —¡Aléjate de nosotros! —gruñe con valentía.

    —jajajaj cuanta valentía tienes niña tonta, aun así estorbas en mis planes, —observó al joven tras suyo—Tomura únete a mi y prometo que nunca más estarás solo ni serás despreciado.

    De un momento a otro, el hombre se encontraba chocando contra el muro.

    —¡Sobre mi cadáver! Él no está sólo, me tiene a mí, usted no sabe con quién ~.... —pero fue interrumpida por una fuerza sobrenatural que apretaba su cuello, dejandole casi sin respirar.

    —¡Laviun! ¡Detente! No la lastimes —grita preocupado, viendo como su hermana estaba en crisis.

    Se tiró a por ella, y logró tenerla entre sus brazos, mientras el hombre que reservaba su identidad no lo afectaba a él, por su Quirk. Y también porque lo necesitaba para su plan.

    Laviun intentaba volver a tener aire necesario para calmarse, abrazandolo, pero justo cuando al fin los héroes estaban llegando, una explosión les hizo llegar, y Tomura la vio, besó su frente. Laviun observaba en modo sordo todo lo que pasaba en camara lenta, aquél gesto le había dado mucho significado, y cuando vio que la cubría con su cuerpo para luego protegerla del fuego, solo pudo escuchar gritos, el calor y luego sentir que la oscuridad la dominaba.

    —¡TOMURA! ¡NO! —un último grito y todo se volvió un caos.


    [...]

    °°°
    PRESENTE
    °°°

    Laviun había despertado con dolor en su cabeza, apenas y pudo arreglarse para las clases de Yuuei. El rubio la percibió apagada, intentó descubrir que había ocurrido, había escuchado su grito de pánico y dolor en la madrugada, pero sólo pudo lograr abrazarla hasta que se calmara. Para el héroe, aún seguía siendo una pequeña con aspecto de adulta, que necesitaba protección. Le preocupaba su salud mental. Su grito había sido muy terrorífico, ni el mismo entendía que pudiera haber sido. Pero debía ser de su pasado.

    Ambos llegaron a sus respectivos caminos, se separaron y una vez que Laviun cruzó la puerta fue atropellada de preguntas.

    —¿Gerk~? —lukoil los miró con duda.

    —¡Es cierto que All Might es profesor en la UA! —pregunta un reportero.

    —¿Cómo son sus clases? —pregunta otro.

    El silencio que tanto quería terminó por ser sólo un sueño.

    —¿Es usted una recomendaba por el mismo All might? —pregunta otro.

    Laviun levanta una mano, y sin dudar, aleja a todos de su persona, ocasionando que muchos se asombren.

    —¡Por aquí Lady Laviun! ¡Here! —exclama Present Mic, el profesor de inglés.

    Con cansancio llega a la puerta y un muro de agua logra hacer, protegiendo a cada alumno de la mandada de chismosos.

    Cuando todos están dentro del territorio académico, las puertas se cierran y ella se sienta agitada en el suelo.

    —¡Malditas viejas chismosas! Ratas~gerk~ ratas —exclama Lukoil, el loro.

    Volando preocupado como buitre alrededor de la pelilavanda.

    Aizawa ordena a los chicos ir hacia la clases, mientras que los alumnos de 1A miran a Laviun, preocupados. Present Mic se acerca igualmente preocupado.

    —Really? You are really here? Princess Laviun, ¿Necesitas ayuda? —pregunta Present Mic.

    Laviun se toca la cabeza, niega pero al sentir los incipientes cosquilleos en la nuca y sien, vuelve a asentir apesadumbrada tenía fiebre por el esfuerzo junto el no haber dormido bien.

    —Entonces vaya junto a Recovery Girl —ordena Aizawa desapareciendo dentro de la institución.

    Con ayuda de Hizashi, Laviun se recupera, sólo pide que la ayude con un paño de agua fría.
    Aquel rubio que alguna vez la salvó asiente inseguro. Pero al pasar minutos en la clases de receso de maestros, con el paño en sus ojos, se recupera.

    —"Iré a clases, no te preocupes Yamada-san" —dijo Laviun entre señas mudas.

    —Por esta vez te dejo, pero visita al final de clases a Recovery Girl, little princess —otorga Present Mic.

    Laviun levanta un pulgar y se retira a clases, por suerte a llegado antes de Aizawa-sensei. Pero antes que cruce por completo la entrada la detiene otra horda de gente.

    —¡Lo que hiciste en la entrada, estuvo sorprendente! No sabía que habías sido recomendada por All Might, Avez-san —comenta Kirishima.

    —Gerk~ —Lukoil, mueve sus alas para hacer un poco de espacio.

    |Estar en un 50% consciente y eso, no es buena combinación, mi cabeza duele... Tks... Luk, ayúdame a llegar a un asiento, por favor... - piensa Laviun

    —¡Wao Avez-san que lindo loro! Sus plumas son colores exóticos y pocos vistos, rojo, naranja, amarillo y azul, el mismo azul que tu mecha. —exclamó emocionada Ashido Mina.

    —Hola, soy Ochaco Uraraka, y me encantó tu combate de ayer, fue muy push... Splash... Poom.. —dijo emocionada y con brillitos en los ojos la castaña.

    Laviun se sorprendió por tantas palabras y cercanía. Retrocedió un poco, pero nadie se fijó, sólo Iida y Midoriya.

    —Disculpen están invadiendo el espacio personal de Avez-san —dice con cierta amabilidad Iida Tenya.

    —¡Oh! ~ lo lamentamos, es que ayer estuviste... ¡Fantástica! —dice Toru Hagakure, la chica invisible.

    —¿Gerk~? Realmente no fue nada, Gerk~

    Todos miran con sorpresa al loro, quién al parecer conectaba con la pelilavanda ante sus pensamientos.

    —¡Kya! ¡Están conectados, wao, esto es mejor que estar conectándose a las cosas para hacerlos vibrar! —exclama impresionada Kyoka Jiro.

    —Ajajdkskhsk es tan bonita desde aquí —babea Mineta observando unos centímetros de ella, Laviun acaricia a Lukoil para calmarlo.

    Que ya quería golpear el niño pequeño que parecía tener un racimo de uvas en la cabeza.

    Laviun siente un cambio de humor entre las chicas y sin que se inmuten, sale del círculo que ahora golpean al niño que tiene un racimo de uvas, en su cabeza, por pervertido.

    Suspira, y sin querer sopla a Bakugo, quién la mira con un tremendo enojo.

    —Lárgate de mi vista, maldita bruja —gruñe con aquellos ojos rojos, encendidos.

    —Hmp... —lo ignora y va hasta el último asiento, cerca de Todoroki.

    El mismo la mira desinteresado, esperando que comience las clases. Aunque por cierto segundo se extraña, al notar pequeñas ojeras bajo los ojos de la pelilavanda.

    Ella sin dudar se recuesta en el pupitre, cierra los ojos. Poco después Iida pide que todos se sienten, luego Aizawa, hace acto de presencia.

    —Bakugo deja de comportarte como un niño descontrolado... —empieza a decir Aizawa.

    Bakugo se coloca serio. —Tsk.

    —Midoriya otra vez se ha roto un brazo con su particularidad, debe aprender a controlarlo o terminará matándose.... Siente el sentido de peligro, Midoriya —comenta Aizawa.

    —¡Si, sensei! —exclama Midoriya.

    —Por otro lado, Joven Laviun debe reforzar más las técnicas de defensa, no es opción salir herida, pero tampoco es difícil conseguir un término en la cual no acabar dañado como el Joven Midoriya —comenta Aizawa mirando a la pelilavanda.

    Quién levanta la cabeza a duras penas, y hace una mueca.

    —¿¡Eh!?—exclaman todos sorprendidos.

    —¡Pero si su combate estuvo muy bueno, su estrategia en equipo igualmente, Aizawa-sensei! —exclamó Iida, confundido.

    —Eso no significa ser perfecto, aquí deberán aprender a ser mejores héroes y evitar daños mayores y por menores —comenta Aizawa desinteresado.

    Todos bajan la cabeza, dando la razón. Más Laviun sólo deja que Lukoil se pose en el pupitre.

    —Me temo que hoy... Tendrán una clase especial, nueva... —comenta Aizawa.

    Todos lo miran expectantes.

    —Elegirán a su presidente del curso, y el vicepresidente... Es una importante decisión...

    Es así como el silencio que dominó un momento, se fue al tacho, ocasionando que una gotita anime se le resbalara a Laviun, viendo lo entusiasmados y poco serios que tomaban este hecho. Pero ella no se involucrará de ninguna manera, odia hacer aquello. Toda su vida debe estar atenta a los peligros, y más cuando sintió en la entrada una mirada puesta en ella, un mirada que creía ser espejismo.

    —Ser el presidente de un grupo no es un tema para tomarse con menos seriedad, es más es muy serio, y creo que yo sería el correcto para el puesto, tengo la responsabilidad y el caracter de lider —comenta Iida.

    Ocasionando que Laviun mientras se acerque lentamente a Aizawa sin ser notada. Se sienta tras el escritorio, y se queda allí.

    —No es muy necesario mi participación, por lo que les dejo su momento, yo descansaré un momento —dijo Aizawa dentro de un saco de dormir.

    —Propongo que decidamos por medio de votación a los que creemos mejor equipados para la obligación —dice Momo Yaoyorozu.

    Mientras ellos se decidían, Laviun se encontraba escribiendo en un papel silenciosa y contandole a Aizawa su malpresentimiento.

    —"Percibo el alma de una persona muy especial para mi, pero se supone que estaba muerto, él... Yo... Lo vi... Pero... Siento que el peligro de almas oscuras se acercan" —decía el papel que entregó a Aizawa.

    Quién la miraba inexpresivo, notaba sus ojeras de la joven, percibía cansancio en su postura y ojos. ¿Podría ser una alucinación por cansancio?

    —No te preocupes, por ahora, todo esta bien, la seguridad de la Academia es óptima, por lo que no te preocupes —dice Aizawa quedándose dormido.

    Ocasionando que Laviun bufe, y más al descubrir que eligieron a Midoriya como Presidente y vicepresidente a Momo Yaoyorozu.

    [...]

    °°°°
    En el receso
    °°°°


    —Que mucha gente hay, están todos— exclama Uraraka.

    —Todos se juntan para comer aquí, es la única cantina de la institución —comenta Iida.

    —Hmm... Wao —comenta Uraraka mientras come un plato de arroz.

    —¿Alguien ha visto a Avez-san? —pregunta Midoriya.

    —Creí que venía tras nuestro, kero —comenta Tsuyu Asui.

    —Tambien yo, ella es un poco... Asocial —comenta Uraraka.

    —Si...

    [...]

    °°°
    EN OTRO LADO
    °°

    —Así que tu también sentiste que algo pasaría hoy, Laviun-san —comenta Nezu, observándola.

    La nombrada estaba recostada en el sillón con dolor de cabeza. Pero aun así asiente.

    —Gerk~ Quisiera vuestro permiso de usar mis poderes si se ve el caso de intervenir. No quisiera que me llevasen a la cárcel por mi uso —comenta Lukoil.

    Nezu frunce el ceño ante esa probabilidad, si bien los reporteros ésta mañana quisieron ingresar por lo que sin la ayuda de Laviun, de igualmente hubiera sido mas agobiante. Nezu asiente.

    —Sólo si es necesario, si ves que un profesor está en peligro y tus compañeros mismos. —le da el pase a Laviun

    Mientras le cambia el paño humedo de la frente.

    —¿Qué ha pasado para que te encuentres así? —pregunta Nezu extrañado y preocupado.

    —Pesadillas~ gerk~ pesadillas~-canturrea Lukoil.

    Obteniendo una mirada ensombrecida de Nezu, las pesadillas si bien nunca desaparecían. Y Laviun había perdido hace unos años a un familiar importante, algo que por el tiempo no había superado.

    —Sabes que si tu juicio mental no está bien, te pueden controlar, no es, Laviun-san —comenta serio Nezu.

    Laviun suspira, y algo más recuperada, mientras ve la manzana que le da el Director Nezu, y se la come. El hambre era uno de su pecados, siempre trataba de no exagerar pero sin falta, algo debía comer.

    —"Lo sé, estoy bien, pero en cualquier caso, si mis pesadillas se vuelven realidad, no te preocupes nunca estaría del lado de ese monstruo de All for one" —comenta entre señas, seria Laviun.

    —Lo sé, pero ten en cuenta que ahora quieres ser Héroe, nadie olvida una cara delincuente, así que mantente en calma —comenta terminando la charla Nezu.

    Laviun asiente, le deja un beso en la cabeza y se despide, con él siempre había sido cariñosa, apesar de ya no poder hablar.

    [...]

    °°°

    Después de haber pasado tiempo, iba de camino a la proxima clase, en dirección al bus correspondiente, ahora si bien, según el chismoso Present Mic, era una clase con Trece. Quién sin duda la querría ver. Siempre había sido un héroe que la había llamado la atención.

    Pero justo cuando iba cruzando, vio una cara muy conocida, se quedó estática al igual que el contrario, sus ojos se reencontraron pero al instante el susodicho había desaparecido.

    —¿T-tomu? —tartamudea Laviun con un fuerte dolor en la cabeza.

    Luego escucha una alarma y una estampida de alumnos queriendo salir, las puertas se cierran, y ellos quedan lejos de su alcance.

    |Lukoil... Ahora me estoy volviendo loca, veo a los muertos...

    —Gerk~

    Justo cuando iba a intentar llamar a Yagi, todo el lío termina, pero observa a un Bakugo enojadisimo.

    —¡Perra maldita! , ¿que haces aquí? ¿Acaso no te quieres suicidar? —se burla irónico el rubio ceniza.

    —".....













    Continuará....








    °°°°
    Holi!
    ¿Que tal? Vaya el capítulo que se vino! ¿Que ocurrirá en el proximo capítulo?
     
  7. Threadmarks: Capítulo 6
     
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    1757
    Capítulo 6: Entrenamiento de rescate y una sorpresa impactante.







    —"Bakugo..." —sin dudar Laviun lo abraza, dejando estático al chico.

    El rubio ceniza al sentir aquel cálido acercamiento se queda estático, nunca sabía como reaccionar ante sus movimientos incapaces de verlos. Era muy impredecible la mujer pelilavanda. Quién, ahora se abrazaba fuerte a él, como si hubiera visto un fantasma.

    —¿¡A-aléjate, m-maldita?! —exclama nervioso Bakugo.

    Laviun se separa esbosando una mueca de disculpa, pero marchándose de su lado.

    « Me volveré loca, es muy obvio» pensó.

    —Tks... ¿A dónde vas maldita? —pregunta un poco sonrojado.

    —Gerk~ a la proxima clase, vamos, si no te acobardas idiota —dice Lukoil.

    Ocasionando que del rubio salieron humo de sus manos, se estapa enojando, pero justo cuando va a atacar el pájaro, éste vuela un poco lejos de ellos, y los ojos de Laviun centellean, más luego su mecha azul crece entre sus cabellos.

    Bakugo tensa la mandíbula , de nuevo usaría un nuevo movimiento, «¿qué es lo que estaba pensando hacer?» pensó.

    Pero luego al posar sus ojos sobre el pajaro rojo, este empezó a cobrar un tamaño más grande que el que tenía, parecido a un charizar maduro.

    —"Vamónos Baku-baka" —dijo entre señas Laviun.

    Ocasionando que Bakugo la alzara en brazos con enojo y subiera al pajarraco que odiaba, ocasionando que aquel acto le diera risa a Laviun, y no pánico.

    Ella era diferencia, y por alguna razón, Bakugo la quería matar, pero también tener cerca suyo.

    Ambos fueron llevados al hipódromo de entrenamientos de rescate, dónde casualmente sólo estaba aún el héroe Nº Trece.

    —Oh~ que sorpresa agradable, son los primeros en llegar, avisaré a Aisawa-san que ya llegaron —comenta Nº Trece.

    Laviun Avez sonríe con sinceridad, entusiasmada por ver si podía encontrar en ese héroe un poco de alma dentro suyo.

    —Tks...Al menos sirves para algo maldita perra —comenta Bakugo, mientras se sienta a esperar.

    Pero el percibe que Laviun cierra los ojos, y se sienta en posición indio, mientras Lukoil se posa en el hombro de Bakugo.

    —Fuera de aquí maldito pajarraco —gruñe Bakugo, alejandolo de él.

    —Gerk~

    —Shht... ¡Cállate me molestas! —dice Bakugo, empezando una lucha entre la idea de agarrar al pajarraco.

    Mientras Laviun al cerrar sus ojos de cansancio, logra percibir el alma de alguien, de alguien que le da pánico, ansiedad de volver a ver, pero si es un espejismo del sueño, le doliera demasiado. «¿Será él? » piensa.

    Hasta que sintió la presencia de todos, y se giró hacia Bakugo, pero lo descubrió peleándose con Lukoil, reajustó y tosió un poco falso, llamando la atención de ambos.

    —Estamos perdidos~ GERK~ PERDIDOS~

    Bakugo frunce el ceño, agarra al loro a punto de explotarlo pero Laviun lo sorprende con un beso en su frente, dejándolo de nuevo estático. Para luego sacar a su amigo de su manos, y ponerlo en su hombro.

    —¡¿M-MALDITA QUIÉN TE CREES QUE ERES PARA TOCARME!? —grita sonrojándose.

    —Wao, al parecer Bakugo ha ganado la mirada de Laviun-san —dice sorprendido Denki kaminari

    —ahjskskdk waaa porqué siempre tiene la suerte de estar con ella, sus copas, ahhh—lloriquea Mineta.

    Laviun podría estar más seria, casi tanto como un muerto, pero este lío aún no era su momento de pasar. No era tiempo, para el amor.

    —El entrenamiento estará subordinado por tres maestros, yo, Nº 13, y All Might —comenta Aizawa.

    —Me temo informar que el héroe All Might no podrá venir, se encuentra algo indispuesto —notifica Nº 13.

    —Bueno, igual podremos....

    —¿Aizawa-sensei eso es parte del entrenamiento? —pregunta Kirishima entusiasmado.

    Laviun al observar aquel agujero negro abrirse y observar aquel color de cabellera, se tambalea, que si no fuera porque Bakugo lo vio y le agarrase de los hombros, habría caído al suelo.

    —¿Qué te ocurre ahora, maldita perra? —pregunta rudo Bakugo.

    Laviun abrió la boca pero nada le salía, temblaba de miedo, ansiedad y euforia. A través de sus ojos podía ver que el alma era el mismo. Levantó la mano, y quiso acariciarlo, rozó levemente, y comprobó que el peliazul la miró estupefacto. Pero Bakugo había agarrado la mano de Laviun, apretado fuerte para que reaccionara.

    —No es parte de la prueba, Agente 13, protegelos y llévalos lejos, me encargaré yo —pide Aizawa, mientras se prepara para atacar.

    Un Nomu lo ataca a su vez, pero apenas se mueven para escapar los estudiantes, Black Mist, les cierra el camino y antes de que eso ocurriera, Laviun tomó la mano de Bakugo, y lo protegió dejándolo cerca de Nº 13.

    —¡Perra!—exclama enojado pero preocupado.

    Tarde es absorbido por el agujero negro, y ella salta a tiempo antes de que la absorbiera a ella tambien, camina a paso seguro, directo hacia el peli-azul claro, con unas cuantas manos ocultando su rostro

    —Gerk~? ¿Quién eres? —pregunta el loro.

    —Fascinante, tu eres... Ella, Soy el líder de este juego, el líder de la liga de Villanos.... —comenta con una sonrisa de locura.

    Laviun sentía una extraña sensación, había pedido a Lukoil que ayudara a Aizawa-sensei con el Monstruo para que ese mismo no lo matara. Se acercaba inexpresiva y firme al chico que debía tener su verdadera edad.

    Black Mist iba a reaccionar y atacarla, pero justo cuando Tomura iba a decir que pare. Laviun lo mandó a volar, por lo tanto aquel villano aun era como cierto amigo suyo, aun disponía de alma. Manejable a su gusto.

    —Eres fuerte... ¿Cómo te llamas? —pregunto fascinado Tomura Shigarashi.

    Pero antes que Laviun hiciera algun comentario, quitó una de las manos del rostro, ella debía comprobar si no era un mal juego de la vida ilusoria. Tomura estaba paralizado, la mirada violacea le traía recuerdos vagos a su mente. Pero de alguna manera estaban tan cómodos con esa cercanía, que se encontraba paralizado. Laviun posa su mano sobre la piel del peli-azul villano. Y no puede evitar que salga un sollozo. Estrujando sin saber porqué el corazón del supuesto lider. Tomura se había quedado paralizado ante la caricia tan cálida que sentía llegarle gracias a su tacto, pero esas lágrimas le traían un mal sabor.

    —Señor... —dijo Black Mist.

    Tomura parecía perdido entre sus pensamientos, quería saber que estaba pasando, se sentía muy familiarizado con ella. Quería saber quién era, pero sabía que era una interrupción a sus planes.

    La agarró de su mano, fuerte, y se lo separó.

    —¿Quién te crees para tocarme, heroína falsa? —dice seco Tomura.

    Aquella pregunta había hecho que el corazón de la pelilavanda se estrujara de dolor. Quería hablarle, quería gritarle.

    Pero sólo hizo lo que su instinto le decía, agarró al nomu con un latigo de agua, Lukoil repentinamente cambió de tamaño, arañó a Nomu quien soltó un quejido, y sin más, con toda la pena y tristeza miró por última vez al chico. Justo en el ese momento All Might golpea hasta mandar a volar al Nomu, venciendolo.

    Este no entendía como era así de fuerte, pero mal para su suerte, la veía como una heroína falsa, y sin más empezó a usar su quirk.

    Laviun al ver aquello, su marca maldita empezó a brillar conjunto con la mano no parecía desintegrarse.

    —¡¿Avez, aléjese de ese villano!? —exclamó preocupado y serio Aizawa, en el suelo y derrotado.

    Mientras que a Tomura aquella situación le trajo un recuerdo a su mente...

    —No esperes de mi nunca que de y sepa todas las respuestas a todo, yo no lo sé todo. —comenta la chica de 13 años, inexpresiva y cabellos pelilavanda.

    —¿C-cómo? —pregunta el de niño, con miedo.

    —Hey, deja de llorar y vamos a comer algo, —dice mientras lo estira para levantarlo del suelo, el toque de sus manos era la misma sensación cálida. —Por cierto, soy Laviun Avez... —intentó sonreír pero sólo le salió una mueca.


    —Eres tú, ¡Laviun Avez! —exclama Tomura con cierto recelo pero sorprendido.

    Laviun siente que aquel dolor de vacío disminuye, y le sonríe levemente, pero tristemente, los héroes habían llegado, y lastimado a Tomura, ocasionado que ella se paralice, pero con Aizawa-sensei en su hombro, ya que lo estaba ayudando.

    —Señor, debemos irnos —exclama Black Mist.

    Esta vez, no se había podido lograr usar a Nomu contra todo a All Might, quién no lo habían tomado mucho en cuenta que había llegafo hace varios minutos y luchaba contra Nomu, pero por suerte los héroes habían llegado y los niños no habían visto aquel acercamiento, ¿cómo? Porque aquel brillo de su marca de maldición en la mejilla izquierda se trataba de una ilusión, ellos veían en cambio de Laviun estaba peleando con el villano Black Mist, pero en ningún momento la verdadera visión. Aunque Aizawa lo presentía, que ella ocultaba algo, pero estaba tan dolorido que no podía pensar más.

    Tomura observó por última vez a Laviun, y murmuro sólo para ambos, "volveré por ti". Ocasionando que Laviun simtiera una ansiedad que la carcomía. Pero una vez que desparecieron, Laviun llevó a Aizawa inconsciente junto a los héroes y poco después ya no escuchaba nada.

    Se había excedido por pasarse de sentimentalista. Cuando un rubio ceniza llegó a ella bastante enojado, ella se volteó, y veía de reojo como los policías escoltaban a algunos villanos atrapados. Pero entre ellos un policía Tsukauchi, muy conocido, supo que su día sería largo. Por lo que sólo se acercó a Bakugo, éste la agarró del cuello de su polera.

    —¡¿Cómo te atreves a dejarme de lado!? ¡Puedo cuidarme sólo, maldita sea! —le grita bastante enojado.

    Laviun, lo mira demasiado cansada y con un brillo diferente. Y sin ser muy consciente murmura un: "lo sé, soy yo... la que no... sé cuidarme..."

    Para luego desfallecer del cansancio entre sus brazos, por poco Bakugo no logra agarrarla al vuelto, su cara era de total confusión y preocupación.

    —¡¿Avez!? —grita preocupado.

    Enseguida todos empiezan a preocuparse por su misteriosa amiga, más aun All Might que había visto toda ésta situación un poco rara. Poco tiempo pasó en que Bakugo dejó en manos de los paramedicos a la pelilavanda sumamente exhausta.

    Pero en la mente de Bakugou sólo había una duda más..

    «¿Qué es lo que me pasa contigo? ¿Porque quiero ser yo quién te cuide?» pensó bastante inexpresivo.

    Mientras claro, amenazaba a Deku a muerte, como siempre.

    —Tks... Malditos extras —exclamó y se marchó en el auto de policía que había para cada alumno.

    «Malditos sentimientos confusos, no los entiendo ni una mierda» pensó.















    °°°°
    ¿Qué es lo que ocurrirá con Tomura ante tal revelación de su pasado? ¿La llevará con él con la liga de villanos? ¿Bakugo entenderá que es amor lo que siente hacia su compañera? ¡Todo esto y más en el próximo capítulo!
     
  8. Threadmarks: Parte2. Capitulo 6
     
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    1577
    °°°°
    Parte 2: Capítulo 6 : La verdad tras la marca maldita.
    °°°°
    [...]

    El Héroe N° 13 había podido observar dónde apuntaba el joven Kirishima, junto al hoyo negro del cual salían dos figuras humanas y varios monstruos.

    Al igual que percibió el extraño comportamiento de la pelilavanda, quién hace unos momentos estaba inexpresiva, ahora tenía una expresión de sorpresa. Bakugo la intenta traer en si pero está pegada en uno de los villanos.

    —Trece encárgate de sacar a los estudiantes de aquí, ¡me encargaré de ellos! —pide Aizawa, yendo hacia los villanos.

    Pero cuando los estudiantes a héroe quisieron intentarlo sólo Iida Tenya consiguió escapar. Para luego el resto ser atrapado por el agujero negro, Laviun pudo esquivarlo, opto por empujar a su compañero rubio ceniza hacia el agente 13, ocasionando que el mismo genere explosiones de la rabia y preocupación. Para luego caer lejos del lugar.

    Mientras la pelilavanda se acercaba segura al hombre, pero justo cuando Aizawa es atacado, Trece pierde de vista a la chica, y nadie sabe de ella por largos minutos, para luego ver que su mejilla izquierda se ilumina, y de un momento a otro se la ve peleando con el tipo de humo, pero el joven de cabellos peliazul claro se interpone y la ataca, mientras ella esquiva, mandando a su loro para ayudar a Aizawa-sensei contra el Nomu.

    Cuando All Might llega, Laviun de tan concentrada en la "pelea" no ve su entrada, pero percibe cuando All might está en problemas con el Nomu, dando como señal a Lukoil que lo arañe, dañándolo de gravedad, mientras All Might usa eso a su favor y contraataca al monstruo con su poder, para luego ver como Laviun es arrojada hacia Aizawa-sensei, quién la observa cansado pero preocupado por verla mas inconstante, tensa, pero no logra hacer mucho, solo logra escuchar unas palabras llena de ironía por parte de la joven que lo socorre.

    —La seguridad de la Academia es óptima, por lo que no te preocupes. ¿Qué buena frase no Aizawa-sensei?—comenta sus propias frases del susodicho, hacienfo escuchar por primera vez su voz.

    Ocasionando que este sólo se callara atónito al escucharlo, mientras la pelilavanda lo llevaba a la enfermería. Iba muy dispersa pero cuidó por bastante tiempo a su sensei, hasta que este mismo la acompañó hacia la salida. El instinto de Aizawa hacía que desconfiara de ella, toda la situación, de verla acercarse al enemigo de frente a pelear no le hacia pensar en verla como inocente o víctima.

    Al reunirse con los demás estudiantes, el rostro de Laviun se encontraba agarrotado pero al llegar junto al único objetivo con él cual no hacía falta tantas palabras, sin darse cuenta de su agotado nivel de energía se dirigió a Bakugi, quien empezó a gritarle, pero luego de unos minutos todos vieron como el último llegaba a crisis de ira y preocupación al verla desmayada en sus brazos. Todos creían que era por la batalla con los villanos, pero nadie sabía que lo habían visto era nada más que una ilusión para encubrir el reencuentro de Laviun con Tomura Shigaraki.

    [...]
    『horas después』



    Laviun se encontraba hospitalizada con la mayor vigilancia de policias, junto a un rubio ceniza que la veía con odio. No entendía porque estaba en tal situación. Según el reporte de su salud, llegó a su límite, por lo que tuvo una descompensación, pero antes de todo el drama.

    Bakugo Katsuki había escuchado su suave voz aterciopelada, fría y dulce de Laviun Avez, quién tan agotada como en confianza le habló. Dejándolo con más dudas en su cabeza.

    ¿Qué era lo que había sucedido para que hubiera éste cambio?

    ¿Qué era lo que ocultaba aquella mujer que tanto le sacaba de quicio con su mudez y loro extraño? Que por cierto no se encontraba a su lado.

    Justo cuando el mismo rubio ceniza iba a acariciar su mejilla por última vez, un señor esquelético y rubio, había llegado junto al loro de la pelilavanda en su hombro.

    —Gerk~ ¿ya despertó? —pregunto el loro.

    —No.

    Bakugo había contestado serio, daba repelus su mirada seria, pero por unos minutos se fijo en ella y chasqueo la lengua.

    —Gracias Joven por cuidarla mientras llegaba, no se preocupe, ella pronto estará bien —dice Yagi en su forma esqueléticamente humana.

    Bakugo asintió y sin mas se retiró, sin decir mas nada. Mientras que por otro lado Laviun en su subconsciente deseaba que aquella alma no se fuera de su lado. Pero estaba tan cansada para hacer algo, que solo sucumbió al deseo que gritaba su cuerpo tener, dormir.

    —Ay pequeña, lo lamento mucho por lo que sucedió, yo no sabía que tu amigo fallecido era el peon del "sensei". Pero siento que no estás así sólo por la batalla —piensa All Might observándola.

    El día había llegado a su fin, sólo algunos estudiantes estaban heridos, otros no tanto, el Joven Izuku había visitado a la pelilavanda que aun dormitaba. Según Recovery Girl, su cuerpo estaba haciendo lo mejor que podía para restaurar su perdida de fuerza. Y más aun que ya se encontraba débil por el insomnio del día anterior. Su cuerpo estaba muy débil cuando tuvo la pelea contra los villanos.

    Yagi se culpaba por no protegerla como es debido, pero nadie allí tenía la culpa, sólo un hombre que ahora se encontraba hablando con el mismo Tomura Shigarashi.

    —No te preocupes, usa todo tu tiempo para pensar bien para la siguiente jugada Tomura, a la próxima ya podremos tener la victoria —dice el sensei.

    Mientras Tomura sólo asiente y la conversación termina. Black mist se encontraba bastante curioso con lo sucedido.

    —¿Quién era ella, Joven Tomura? Parecían conocerse muy bien —comenta.

    —Tks... Todo es un desastre, pero para la próxima la traeremos con nosotros y te explicaré quién es ella, la tenemos que tener de nuestro lado —declara firme Tomura, más luego se marcha.—Ninguna palabra al sensei.

    «No importa cómo, pero ella es alguien importante para mi»pensó Tomura.

    Yendo a su cuarto, e ir a descansar, su autocuración tardaría medio día. Las balas de aquel héroe eran difíciles de exterminar sus heridas.

    [...]

    『DOS DÍAS DESPUÉS』

    Aizawa había sido elegido para traer a la joven pelilavanda al despacho del director de UA, ambos venían en un silencio cómodo por ambos. Ella no tenía nada que decirle, pero Aizawa tenía tantas dudas para exigir respuestas, pero pediría repuestas cuando llegasen a su destino.

    Una vez que llegaron, en aquel despacho se encontraban los maestros de la Academia, justo a dos espacios vacíos para ambos.

    Estaban: Present Mic, Cementoss, Ectoplasm, All Might, y el Director Nezu, sentados en aquella mesa alargada, mirando bastantes serios a los recién llegados.

    —Como ya estamos todos, quiero decirles que todo lo que se diga aquí no será juzgado ni deberá salir esto hacia el mundo. Mucha discreción —pide Nezu.

    Laviun solo dejó a Lukoil que sobrevolara por el lugar hasta un lugar donde había semillas con cereza, haciendo que éste concentrado en comer.

    —De acuerdo, Director. —dijeron al unísono.

    —Ahora dime todo lo que efectuarse y viste Laviun-san, sé que ya te lo temías, pero eres la que más pinta del lado del Ataque —pide Nezu.

    Laviun se siente con cansancio, y llama a Lukoil quién vuela a su hombro. Los mira de frente.

    —Gerk~ Estáis enfrentándose al "sensei" poseedor del All for one, quien desea exterminar a su competencia, esto sólo ha sido el comienzo, no son tan fuertes pero su objetivo es obvio, gerk~

    Todos se tensan ante aquella afirmación, tomando en cuenta que la mirada de la pelilavanda era terrorificamente seria.

    —¿Entonces que haremos? Boss, she is right, what are de goin to do?—dice Presente Mic.

    Nezu frunce el ceño, mirandola fijamente. Mientras Laviun sólo está en una posición recta.

    —Reforzaremos la seguridad para los estudiantes, no podrán actuar si todos estamos atentos. Solo faltan algunas semanas para que comience los Juegos deportivos de la UA. Podremos contra ésta amenaza —contesta firme Nezu.

    Laviun solo se deja cerrar los ojos, esto no era la solución. Ella veía todo claro.

    —Gerk~ No funcionará, hay un intruso entre nosotros~ Ni siquiera desconfiando lograrán llegar a ese hombre —dice Laviun levantándose de la silla.

    —¿Cómo estáis tan seguro que no lo hará? —pregunta Ectoplasm, bastante serio.

    —Gerk~ porque sólo están viendo un lado, y aquí hay mas en juego. Aunque quisiera decir algo... —dice Lukoil mientras la marca maldita de Laviun brilla.

    Todos se quedan estáticos y sin poder moverse, alertándolos.

    —Gerk~ No estaré de ningún lado si os preocupa, pero quien dañe a Tomura Shigaraki, que será mi objetivo, no tendré piedad. Haré que el maldito All for One llegue a ustedes, pero no deseo mas estupidez de todos. El objetivo son todos, y los villanos que los odian los terminaran matando junto a ésta rebelión —comenta firme y fría la voz de Lukoil.

    Ocasionando que mas de uno sintiera que no estaban tratando ni con un heroe. Pero All Might podía ver que esto lo hacía para recuperar a su familia.

    Unas palmas de sorpresa toman a todos. Mientras Nezu sonríe de manera creepy.

    —Genial, te apoyaré, pero recuerda que ahora estás estudiando para ser héroe, sea cual fuere tu idea para llegar al objetivo deberás mantenerte encubierta bajo nuestras manos. Así que no hagas locuras, Laviun-san —dice el Director.

    Mientras ella se retira con una sonrisa malévola en su rostro. El juego de Tomura traería más que diversión a ella misma. De eso estaba muy segura.
     
  9.  
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    1467
    Capítulo 7: "Una declaración y capricho."






    Luego de que la mayoría de los alumnos pudieron recuperarse, por unos días se había dado de reposo y cerrado la Academia UA, en ese tiempo la mayoría sólo esperaba el regreso a clases, saber como estaba su compañera pelilavanda de la cual no sabían nada de ella. Ni siquiera Bakugo, quién sólo tenía según él: "Tiempo para entrenar".

    Hoy por hoy, la joven Laviun luego de la reunión con los maestros y Nezu, se encontraba maquinando mejor su plan. Ahora que Tomu estaba con vida su luto estaba fuera de lugar, aunque se sintiera aun culpable por la situación de no haberlo salvado de las manos del "Sensei". Debía mover también las piezas del shojo.
    Ahora haría de todo para volver a disfrutar su vida junto a Tomu. Pero sabía que tampoco se podría deshacer del rubio ceniza, se había dado cuenta de la atracción que sentía hacia él, le había hablado, o bueno un murmullo. Pero esto temía que los resultados de su plan se hicieran un lío.

    —Laviun-san... Mañana se reanudarán las clases, y según Aizawa es imposible que se niegue a estar presente. —comenta Yagi.

    Quien se encontraba recostado en la orilla de la puerta observándola, perdida en sus pensamientos, Laviun al percatarse de eso, suspira.

    —Como dijo Nezu, debo quedar bajo la apariencia de ustedes para llegar a mi meta~ Gerk~ —dice Lukoil mientras se come una cereza, y claro se la pasa una a ella.

    —Entiendo, pero recuerda que tus actos harán acto de consecuencia. No puedes estar haciendo planes para algo que nos concierne. Al menos podría intentar en ayudarte.

    Laviun se levanta de la cama, y se sienta observándolo con una mirada cansada. Odiaba que se entrometieran. Pero era un Héroe.

    Deja de meterte, eres el primero a quién quiere matar, no dejaré que consiga su objetivo, mi meta es proteger el legado de Nana. No importa el riesgo, no hay tiempo de seguir con la misma forma de luto, pronto quedarás inválido por tanto usar el One for all, y aún debes ayudar a Midoriya—dice firme pasando por su lado, mientras Lukoil vuela hacia su hombro.

    Yagi había quedado sorprendido y absorto, la voz de la pelilavanda era tan neutral pero aterciopela junto con tono seco llena de frialdad pero tranquila. Aun no estaba acostumbrado a escucharla. Pero al menos esto era un primer paso a su mejoría, aunque no fueran con las mejores causas. Suspiró, y escuchó una puerta cerrarse, se había ido.

    —Definitivamente siento que este comienzo debo prepararme para dar todo de mi para protegerlos, incluso apoyarla y a Midoriya-Shonen—piensa Yagi.

    [...]

    『Horas después』

    Se observaba a la pelilavanda entrenar dentro de un bosque cercano a un parque, modulando su quirk de agua, del cual ahor con un movimiento de sus puños y palmas formaba ligeras cuchillas con corriente del agua aun vivas, tirándola con fuerza hacia los arboles ocasionando estruendos. Para luego con un movimiento saltar y golpear de relleno y seguro su mano en el tronco del mismo.

    Al estar concentrada su mano sólo se había raspado, pero nada grave, se alejó un poco del árbol y poco después este se desmoronó. Ocasionando que una pequeña sonrisa de satisfacción iluminara su rostro.

    —Tks.. Mierda muda, ¿ahora eres sádica? Te ves terrorífica mente fea —dijo una voz a unos metros.

    Bakugo Katsuki se encontraba observándola, al escuchar el estruendo lo había cautivado su atención, mayor fue cuando descubrió que era con la cuál realmente debía hablar seriamente.

    Hmp... ¿Y eso te importa? —formuló una pregunta Laviun

    Tensando por completo al rubio ceniza, no se esperaba que la contraria le contestara, por lo que con pequeñas explosiones nervioso y enojado se acercó a ella, pero esta no hizo nada para detenerlo. Bakugo rumía, pero Laviun solo se encontraba con una expresión pacífica.

    —¡¿Ahora que te crees para hablarme tan normal idiota!? Mierda, explícame, maldita sea —el mal temperamento del Bakugo no se hizo esperar.

    Pero Laviun no estaba lista para decir algo al respecto. Realmente sentía que no lo estaría. Nunca se había dejado llevar por los sentimientos por otras personas, sólo por Tomura. Que era prácticamente su hermano.

    Podrías bajar el tono de voz, me dejarás sorda y no querré verte en un buen tiempo —soltó sin inmutarse a contestar su pregunta.

    Ocasionando que el rubio ceniza creara explosiones en sus manos vacías, y la acercara bruscamente a él. Dejándolos a centimetros de distancia.

    —¿¡No me ignores!? Mierda loca o te mataré —exclama exasperado Bakugo.

    Ocasionando que eso haga que a Laviun se le formulara una sonrisa. Desconcertándolo más, pero cuando quiso hacerlo al respecto, se encontraba manipulado por la pelilavanda, quién lo retenía contra un árbol.

    —¿¡Qué mierda haces!?

    —Bakugo, me gustas, pero siento que es mejor que te alejes de mí, no te merezco —afirma con una suave sonrisa.

    Que sin duda causa que al rubio ceniza la piel se estremeciera por tal placer, pero de escucharla afirmar algo que muy en el fondo no iba admitir pero sí, tambien le gustaba. Pero lo último realmente lo había enojado y confundido.

    —¿Qué te hace creer que puedes decir que mereces o no? Realmente eres una idiota —rumia Bakugo.

    Laviun sabía que tenía razón, pero no lo quería exponer al peligro, quería protegerlo, y le era difícil admitirlo. Pero debía admitir que al tenerlo cerca no podía evitar desear besarlo.

    —Tengo mis motivos, tú solo aléjate, y no sufrirás por mi culpa —contesta Laviun.

    Mientras se apartaba de él, y con un movimiento involuntario para el rubio ceniza, lo llevaba hacia su casa. Aquellas palabras de alguna manera habían afectado al rubio. Era él quién le diría eso, pero al ser ella quién se lo dijera, por algun motivo le dolía. Sólo soltó un chasquido de lengua al verse llevado a su casa por su fuerza del quirk de su contraria. Al estar a muy pocos metros de la puerta, soltó de su control a Bakugo, para luego tomar su mano.

    —¿Ahora que mierda haces?

    —Un capricho que tampoco me merezco, pero quiero un incentivo –formula una sonrisa divertida.

    Aquello lo había desconcertado otra vez, pero antes que pudiese reaccionar o contestar, sus labios estaban siendo tapados, interrumpiendo tal acción. Unos labios suaves y finos, cálidos, estaban haciendo presión contra sus labios, ocasionando que el rubio abriera los ojos sorprendido, mas ahora cuando no pudo evitar soltar un gruñido al sentir una mordida en su labio inferior, y abrir su boca, para luego soltar involuntariamente un gruñido de satisfacción, sintió como su contraria lo estaba besando dulcemente pero de manera ruda, haciendo que su corazón saltara. Ella misma se contradecía, pero no podía evitar que le gustase así tal cual era.

    Por lo que no desaprovechó ese "capricho" como dijo anteriormente, y sin mas la atrajo hacia él, tomando su cintura, apegandola a él. Correspondiendo el beso mas explosivo de entre sus labios y sentidos gustativos. Haciendo que de apoco el frío de la noche se tornara calido y la respiración de ambos enloqueciera. Laviun al encontrar consciencia de sus actos, se separó con un leve rubor, mientras reposa su frente con la de Bakugo.

    Quién apesar de sentirse resentido porque cortó el beso, del cual estaba disfrutando, estaba sonriendo complacido al ver que sus mejillas de la chica la cual le gustaba, tenían cierto rubor que no negaría que el también lo sintiera. Más no lo admitiría.

    —Mierda, besas delicioso y no te ves tan mal, idiota —comenta.

    Ocasionando que Laviun sonría levemente, por alguna manera a su lado se sentía con fuerza para poder seguir luchando para estar viva, pero su misión era suicida y no tendría futuro si fallaba al rescatar a Tomu.

    —A pesar de ser maleducado, tienes un delicioso gusto. Sigue así de bueno y rudo. Y olvídate de mi —pidió con cierta tristeza pero antes de que el rubio ceniza pudiese contraatacar.

    La contraria lo movió como si fuera un muñeco de trapo, manejable y lo llevo e hizo abrir la puerta desu casa. Por suerte la madre del mismo hizo acto de presencia regañandolo por llegar tarde. Ocasionando que el mismo le contestara gritando y no pudiendo hacer nada para detenerla.

    Laviun respiró hondo, y miró a lo lejos, desapareciendo de entre las casas a su hogar. Las cosas cambiarían para bien o para mal, pero estaba segura que no dejaría que ese hombre se saliera con sus manos, ensuciando las manos de Tomu, y a los que quería. Llegaría a él, y cuando estuviese bastante lastimado se lo entregaría a los héroes. Ese era su meta.










    Pero... El camino a las metas propuestas por sí mismos... Eran las más difíciles de cumplir con menores daños colaterales. Pero era un riesgo que estaba dispuesta a cumplir...
     
  10.  
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    847
    Capítulo 8: "Festival Deportivo"








    Aizawa se encontraba anunciando sobre el comienzo del Festival deportivo, las hipótesis de los murmullos de Midoriya, las palabras llenas de humor de Present Mic que se escuchaba cada tanto en el edificio y la emoción de todos colmó a la clase 1A.

    Menos ciertos alumnos, claro está, Todoroki y Tokoyami festejaban internamente, o bueno no estaban muy ansiosos como el resto, ya que cada uno con un objetivo distinto estaba en ese día. Sin embargo, cuando sintieron un ligero cambio de ambiente, pudieron ver como la pelilavanda solo miraba todo con una maliciosa y divertida mirada, Pero Todoroki le restó importancia.

    —Avez... ¿qué ocurre? —pregunta Dark Shadow, siendo una mini miniatura de una sombra.

    Aquella ave pelirroja sólo lo miró entusiasmado. Pero cuando iba a decir algo fueron callados por Yaomomo, diciendo que se calmarán. Aizawa-sensei había anunciado para que se debía el Festival deportivo, que servirían como un salto para las agencias de héroes, y que para ello nos esforzáramos, poco después marcharse seguramente a la sala de profesores. Dejando a todos libres, por casualidades de la vida Avez y Bakugo se levantaron con intenciones de retirarse, una para dormir, otro para entrenar. Pero se toparon con una gran multitud al abrir la puerta del salon.

    —....—la pelilavanda bosteza, e hizo que Lukoil los espantara con una mirada serial.

    Bah, tan solo se alzó con ganas de replantear su oficio como guardaespaldas y luchador a picatazos para los muchachos que se acercan de manera extraña a su ama pelilavanda.

    Algunos de las otras clases les recorrió un escalofrío, al ver aquello, lo mismo hizo Bakugo.

    —A un lado malditos extras.

    Uno de ellos se alzó y empezó a crear estrago, ocasionando que Avez se fijara en aquel peligros parecido a Kirishima.

    —Atosigando a la clase de héroes, no es ni la primera ni mejor forma para conocer a la "competencia", y así desean ser mejores, por alguna razón terminarán lejos de ésta clase, os falta respeto y educación. Si sois tan simios al menos hagan paso y pidan de rodillas perdón por la mala educación de su atropello —levanta lo suficiente la voz, para callar la multitud.

    Avez nunca se sintió superior al resto, ya que la bulla y ruido, nunca le habían agradado, la inquietaban demasiado.

    —Mujercitas como tu, dicen que son las mas zorras parlanchinas, ¿que sabrás de educación? —dijo un chico por mirada prepotente.

    Bakugo, quién iba saliendo de la multitud se detuvo al escuchar aquello, sólo el podía insultarla, empezando a formular pequeñas explosiones, el joven que antes había dicho aquello, se encontraba inmóvil igual que todos que habían llegado a la clase.

    —Discúlpate, o notificaré este acto de rebeldía al mismísimo Director Nezu, no estoy para estupideces de simios como vosotros, si desean vencernos, superense a sí mismos. Empezando por la educación —Termina diciendo la pelilavanda con la expresión seria pero fría, capaz de cortar todo a su paso.

    —¡¿Q-qué!? ¿P-por qué no me puedo mover? —preguntaron algunos al unísono.

    Pero justo cuando escucharon un parloteo de alas, toda la multitud es empujado para abrir paso para que ella y sus compañeros de clases salieran. Haciendo que a más de uno se le saliera el aliento.

    Kirishima, Kaminari, y Mineta se encontraban pasmados.

    —¡Ella si es masculinamente fuerte!
    —¡Es brutalmente asombrosa, y t-también da miedo!
    —¡Pero sobre todo siempre hermosa, sus bustos son perfectos para quedar a tomar una siesta!—babea el último.

    Ambos alumnos principales de la clase 1A, salieron de la academia en un perfecto silencio. La pelilavanda solo soltaba bostezos, se caía en sueño, sólo quería llegar a su cama, mientras que Bakugo se encontraba feliz y orgulloso por lo intimidante que había sido, si no fuera por su carácter, no hubiera dudado en explotar al maldito que dijo aquello. Esa pelilavanda le atraía y enloquecía, hasta cierto punto, ya no pudo aguantar su mal humor con ese gesto.

    —¡Ya, maldita sea! ¡¿Cierra la puta boca para bostezar!?

    Avez se traga un bostezo, y le sonríe levemente, para luego asentir. Mientras que le deja un beso en la mejilla izquierda del rubio ceniza.

    —Ten excelente resto del día, nos vemos en el Festival —comenta Laviun despidiéndose, para luego perderse de vista al doblar una cuadra.

    Dejando totalmente estupefacto al mismísimo musulmán explosivo, quién iba tomando un color rojizo por el sonrojo y acción imprevista.

    —¡¿MALDITA!?....

    [...]

    《HORAS DESPUÉS》

    All Might cita a Izuku en su despacho para hablar con el de su estado, que ahora su forma de superhéroe solo podía mantener alrededor de 55 minutos, ocasionando que esto fuerce en mejorar a Midoriya, mientras que Avez se encuentra escuchando desde un árbol, observando sus movimientos. Ahora no sólo debía cuidar al Rubio, si no que al pelo encrispado, esto sería complicado. Y más cuando entrara en el Festival deportivo. Del cual no necesitaba pensar tanto en lo que iba a hacer.

    Nadie se esperaría sus movimientos, ni planes, por lo que en otras palabras realmente estaba lista. Lista para ser ella ante el mundo.

    —Gerk~ la diversión del juego recién comienza~ —tarareó Lukoil ansioso.
     
  11. Threadmarks: Capítulo 9
     
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    2160
    Capítulo 9: "Comienzo del Festival deportivo, una alianza nueva"




    Todos estaban reunidos en una sala antes de salir al campo abierto, alistándose, la pelilavanda no estaba a gusto con que se usarán los uniformes de educación física, eso supondría dejar ver su marca maldita, odiaba haber aceptado.

    —Gerks~ tranquila~ ganaremos —murmuró divertido Lukoil.

    Ocasionando que sólo Tokoyami los observara extrañado. Bakugo sólo los miraba con un tic nervioso, en su ojo izquierdo.

    Lukoil se acurruca en el cuello de la misma, y ella se empieza a quedar dormida, esto era muy aburrido. Tokoyami estaba a su lado por lo que lo usó como almohada para recostarse.

    —Sólo un momento...

    Tokoyami asiente suspirando, por alguna razón ella le caía bien.
    Bakugo miraba la escena sintiendo como la sangre le hervía, pero cuando iba a decir algo, se ve como el joven de cabello bicolor, se acerca a Midoriya.

    —Midoriya... —llamó friolento y serio, Todoroki Shouto.

    —¿Q-qué sucede Todoroki-san? —tartamudea temeroso, Midoriya, aunque algo sorprendido.

    Laviun percibe el cambiar y color entre sus auras, y espíritu.

    —Objetivamente hablando estoy por encima de ti en términos de fuerza práctica —afirma Todoroki.

    La pelilavanda sonríe ante el pequeño descubrimiento, por lo que se levanta y saca de uno de sus bolsillos una barra de chocolate con relleno de fresa. Esto le daba hambre, pero le ayudaría a dar aguante a la energía que quería dejar salir. Midoriya por otro asiente apenado y muy acuerdo a lo que decía su compañero.

    —¡Ohhh! ¿EH? ¡¿Qué es esto?! ¿Una declaración de guerra por ser el alumno mas fuerte de la clase? —pregunta asombrado el rubio eléctrico, Kaminari Denki.

    —¿Porqué tanta agresividad de repente? —se acerca el pelirrojo, Kirishima—...No le digas eso, justo antes de... —intenta frenar ligeramente a Todoroki pero éste se libera de su agarre incómodo y serio.

    Ocasionando que esto de gracias a la pelilavanda, sonriendo maliciosa.

    —¿Gerks? —se extraña aquella acción, el loro pelirrojo, Lukoil.

    —No estoy aquí para perder tiempo y hacer amigos —dice fríolento y serio.

    —No tengo idea de a qué quieres llegar con todo e-eso... —empieza a decir Midoriya apretando sus manos convirtiéndolos en puños, nervioso—...eres definitivamente más fuerte que yo, creo que la mayoría no es rival para ti... Viéndolo desde el punto objetivo...

    Kirishima lo mira con una sonrisa amarga—Vamos Midoriya no seas negativo... —intenta aligerar el ambiente.

    —¡Aún así..! —interrumpe con voz segura Midoriya— ¡Todos... Incluso los chicos de otros departamentos más alto van con todas sus fuerzas! —dice aun sin despegar la mirada del suelo— Así que ni siquiera yo...¿¡no puedo permitirme quedar detrás del resto!? ¡Así que tambien iré con todas mis fuerzas! —afirma entusiasmado, con mucha fe y determinación.

    El silencio inundo y la mirada por unos minutos tanto de Bakugo y Todoroki fue de sorpresa, hasta que la pelilavanda aplaude divertida, riendo un poco. Todos se estremecen al escucharla. Algunos pensaban que estaba durmiendo.

    —Magnífico, no esperaba menos de los futuros héroes. Pero que quede muy claro, vosotros son aún hormigas ante lo que pasará en estas pruebas... A lo sumo Bakugo será el que pase, pero... Para dar más chispa a la voluntad de fuego... —los mira neutrales—...Llegaré número 1 a la tercera y última fase. Así que... Disfruten del juego ~

    Nadie aun se acostumbraba a escucharla hablar, era tan intimidante y dulce, pero fría al hablar. Sin más Bakugo gruñe.

    —¡¿Seré yo el único número 1, Maldita te mataré!?—exclama.

    Ambos se van al campo juntos, dejando al resto estupefacto.

    —Jaja, no hay preocuparse creo... D-demos lo mejor chicos —dice Kirishima con una gota de sudor cayendo por su frente.

    Todos asienten y se disponen a salir, llegando y encontrándose a otra sensei observándolos. Pero ella era Midnight.

    —¡El Festival Deportivo de la Yuûei da comienzo, dónde los demás departamentos y héroes se enfrentan para dar todo de si mismos! ¡Yeaaah! ¡Y más aun llegar a la cima! Todos vinieron para ver a los primeros aspirantes y valientes jóvenes que se enfrentaron de primeras manos a la Liga de villanos! ¡Del departamento de héroes... LA CLASE 1A! ¡YEEEAH! !La clase de primer añoo! —exclama alegre y efusivo con mucho entusiasmo Present Mic, y a su lado Aizawa queriendo descansar.

    —Para comenzar con el festival se le pide al primer alumno que logró mejor ingreso al departamento de Héroes, algunas palabras —pide Midnight mirando al rubio ceniza.

    Bakugo sube y todos tragan seco, imaginándose como es su personalidad, sólo esperaban un milagro para que recapacitara.

    —¡Seré el primero, extras! —exclama muy orgulloso y desafiante al microfono.

    Ocasionando que muchos lo bucheen, y en otros sonrían ante tal personalidad. Entre ellos Laviun sonreía, realmente aunque no quisiera admitirlo era gracioso, pero no era tiempo para reírse de los demas. Esto recién estaba comenzando.

    —Bueno, escúchenme con atención chiquillos, la primera ronda preliminar será una carrera con obstáculos, para esta primera etapa los once cursos de primer año deben completar un circuito de cuatro kilómetros alrededor del estadio de U.A... Los participantes pueden usar sus quirks para obtener la ventaja siempre y cuando no abandonen la carrera. —explica Midnight.

    Todos asienten eufóricos y decididos. Pero La pelilavanda sencillamente quería tirarse a dormir, nadie le había dicho que debería correr, aunque...

    Sonríe con simpleza, esto podría ser fácil. Lukoil concuerda con su idea, todo sea para ganar más experiencia, y quizás morquear a los patéticos aspirantes a héroes.

    Sin más la competencia empezó a dar rumbo, Todoroki empezó a congelar el lugar y por poco a ella tambien, de no ser porque salto al vuelo, y Lukoil cobró tamaño, para luego sobrevolar encima de los estudiantes.

    —Tks... Malditos —chasquea la lengua Bakugo y con sus explosiones sale del hielo, tras ellos.

    Sin más Lukoil observa como los robots de adelante se quedan frente a Todoroki pero éste los congela, Avez no duda y sin más un pedazo del robot que le estorbaba en el camino lo corta a la mitad con un filoso corte de chorro de agua. Más luego sobrevuela el lugar, sonriendo a la competencia.

    —A-al parecer Avez-san lo decía en serio, está en segundo lugar —dice Ochaco.

    —Vamos Uraraka-san nosotras también podemos, kero—dice Tsuyu, positiva.

    Y una vez más, así había comenzado el juego. Desde una televisión el Director Nezu observaba como la pelilavanda competía, pero sabía que sólo estaba jugando, si ella quisiera había utilizado a alguien con su quirk y detener a muchos en el trayecto. Quería saber en que punto dejaría de jugar.

    MINUTOS DESPUÉS

    El rubio esquelético observaba desde las gradas superiores, donde otros héroes observaban a los estudiantes, era curioso para el ver la actitud competitiva de su compañera, de su pequeña Laviun, realmente parecía más joven tomando aquello, sinceramente pudo ser capaz de escuchar su anuncio competitivo que hizo hacia sus compañeros. Aunque coincidía en que sólo estaba jugando, aunque aún se la viese tranquila, algo debía estar tramando. Y ciertamente le extrañaba la buena actitud que tuviera con el joven Bakugo, por lo que no sabía bien que pensar.

    —Tienen buen espíritu, algunos no muy notables, pero puedo observar que hay dos que impulsan a todos a seguir adelante. Haz de estar orgulloso de tus alumnos —comenta Best Jeanist, mirando ciertamente interesado en la pelilavanda.

    —¿Eh? Jajaja Por supuesto, son los futuros mejores héroes —ríe nervioso Yagi, All Might.

    El silencio quedó y se enfocaron en la carrera, al parecer Todoroki iba en primer lugar, Avez en segundo y con muy mal carácter Bakugo en tercer lugar intentando pasarles a esos dos.

    Realmente le molestaba que ella no se estuviese esforzando para pasar los obstáculos, aunque el primer obstáculo había sido los robots ya conocidos en el exámen de ingreso. Laviun no sabía de ellos por haber entrado por recomendación suya.

    Pero luego al ver el segundo obstáculo sólo se vio un pequeño cambio en el lugar de los tres primeros, Lukoil había disminuido de tamaño, ocasionando que algunos espectadores del público se asustarán porque la pelilavanda caía hacia uno de los vacíos de entre los cañones de piedra.

    Pero justo antes de que el mismo Bakugo pasara por su lado, ella misma agarró entre sus brazos al loro pelirrojo, este estaba cansado, con cierta agilidad cayó en cuclillas sobre unos del cañones.

    Laviun si bien sabía que se habían llevado por la emoción, le acaricio a Lukoil quién jadeaba de cansancio, lo acaricia con mimo, y suspira. Necesitaba algo para llevarlo para que descansara.

    Rápidamente fue siendo sobrepasada por muchos estudiantes, pero entre ellos Yaoyorozu se detiene a su lado, y crea una especie de mochila comoda para ella.

    La pelilavanda sonríe suavemente, al parecer agradeciendo, y coloca a su pequeño amigo en el, dejando una parte abierta para que respire, y luego rápidamente acelera el paso, despidiéndose de ella. Para luego correr y salat entre cada espacio, balanceándose entre las cuerdas, pasando a varios, con esfuerzo volvería a pasarlos.

    Así algunos alumnos habían llegado al siguiente obstaculo que al parecer era un campo de minas, Todoroki y Bakugo no tuvieron problemas, ambos estaban intentando llegar primero, por otro lado Midoriya intentaba conseguir mas minas para impulsarse, pero justo cuando iba a por más, un campo de agua lo ayudó a juntar mas, para luego ver sólo una sombra rápida pasar por su lado, y luego ver un rastro pelilavanda.

    Avez había logrado pasar de Midoriya, con agiles movimientos iba pasando y saltando entre las minas, para luego ir llegando a la meta, por poco y cae sobre una mina al verse sobrepasada por Midoriya quién había utilizado un trozo de metal para impulsarse con el montón de minas, sorprendiendo a todos. Laviun sólo se dedicó a negar, esto era pura adrenalina, igual a cuando jugaba en viejos tiempos con Tomu.

    Miró al cielo por unos instantes para luego suspirar, esto es sólo un juego tonto, ya se empezaba a aburrir. Respira hondo y sin más camina hacia la meta, muchos aun estaban lejos, se ata el cabello en dos coletitas con calor, importandole poco ya el mostrar su marca maldita. Sin más, cierra los ojos y sonríe divertida.

    Ocasionando que muchos se quedarán confundidos entre los espectadores, pero sin más todos los estudiantes que venían detras y los que se acercaban a la meta se detuvieron abruptamente, quedando tiesos, unos que conocían cierta sensación temblaron, otros gruñeron.

    —¡Oh Vamos! ¿por qué nos hace esto a nosotros? Somos sus compañeros ~ —se queja Kirishima, al sentir que no puede moverse.

    Sin más en las enormes teles se observaba como la pelilavanda caminaba de lo más relajada entre ambos cabezas de la carrera, y pasa acariciando a su loro entre sus brazos.

    —Gracias por el primer lugar —agradece burlona Avez.

    Bakugo gruñe, sabía que algo tramaba la maldita, pero no creía que hiciera esto. Es muy tramposa, justo cuando la ve llegar a la instructora, y hablar algunas palabras y retirarse con su loro en manos, sus ganas de descuartizarla crecen, ocasionando que cuando siente poder moverse corra hacia ella con intenciones de matarla pero no cuenta con que ella desapareciera de sus vistas, confundiendolo.

    ¿Dónde había ido?

    Para cuando todos estaban reuniéndose para seguir con la siguiente fase del festival, sólo contando con 15 minutos para crear grupos, Bakugo se olvida de ella, creando su equipo.

    [...]

    POR OTRO LADO


    Laviun cruzaba rápidamente los pasillos hasta llegar a Recovery Girl, quién la miraba sorprendida y la regañaba por haber expuesto de sobremanera a Lukoil, ella asentía preocupada, había sentido como su amigos se había quedado inconsciente al haber utilizado el "Contrôle Spirito" (Control de espíritu/alma), se había excedido, y no se había dado cuenta, por lo que Recovery había recomendado que se quedara a descansar mientras que ella debería apurarse para seguir en la competencia.

    Laviun había aceptado, haría esto por su propia cuenta, y no le preocupaba, por lo que rápidamente prometió volver por él, en el camino se cruzó con un joven de cabello ondulado de color morado, las cejas muy delgadas, y ojeras muy notables debajo de sus ojos de color morado tambien. También es alto, tiene dientes afilados, y tiene notables dobles párpados.

    —Avez...
    —Hitoshi...

    Un momento de conexion de miradas bastó para formular una buena estrategia, sin necesidad de utilizar su quirk.

    —Terminemos con esta fase juntos —dicen al unísono con una sonrisa maquiavélica.

    Ambas mentes habían definido unirse, muchos no se esperarían ésta alianza, sin mucho que decir, otros dos se unieron gracia al control mental de Shinsõ.

    Cuando se cumplió los 15 minutos, Midnight había anunciado que ya empezaría la ronda que trata de la Batalla de caballería humana.

    Bakugo y muchos ni se percataron de la presencia de Laviun en el equipo de Shinsõ, sonriendo complacida al pasar desapercibida.

    —Acabemos con esto, Hitoshi-san... Juguemos rápido este juego —anuncia ansiosa.

    Hitoshi asiente sin mostrar emoción, pero de alguna manera la seguridad intimidante de su ahora aliada le daba la misma emoción, por lo que sólo miró delante, seguro de sus objetivos.
     
  12. Threadmarks: Capítulo 10
     
    Laviuncchi

    Laviuncchi Editor Gráfico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    696
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La vi una vez
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    1170
    Capítulo 10: Pasando a la siguiente ronda. Vergüenza en público."



    El equipo de Midoriya iba defendiéndose como podía con la ayuda de Mei, junto Uraraka y Tokoyami, todos habían ido a por ellos por tener más puntos, pero gracias al Control Spirito de la pelilavanda, junto al control mental todo iba bien.

    Rápidamente sin que el resto se diera cuenta de la presencia de aquellos dos individuos iban agarrando más y más puntos, entre las estrategias de Laviun como Hitoshi, utilizando en parte a los demás estudiantes del departamento general, rápidamente lugaron juntar 100 puntos, ahora iban por los que tenían los demás.

    Ilusos que iban tras Bakugo e Izuku, y Todoroki, caían mas rápidos en sus redes de telaraña.
    Mientras Bakugo hacía de todo por conseguir el primer lugar, pero su rostro fue convirtiéndose en rabia pura al ver como Hitoshi le quitaba un poco de sus 800 puntos, pero más al ver cierta cabellera pelilavanda, que sonreía estando bajo Shinsõ.

    —¡Malditos bastardos! —gritó enojado el rubio ceniza.

    Kirishima, y Denki se alarmaron al verlo tan enervado por recuperar sus cintas de puntos. Utilizando de sobremanera sus quirk sin una estrategia, pero por culpa de que Shinsõ se desconcentró Bakugo pudo traer 150 puntos que había tomado del bastardo. Ocasionando que Laviun chasquee la lengua, y con un giro hizo que se movieran lejos de ese equipo para volver a tener más puntos.

    —Te confiaste Hitoshi-san —gruñe fastidiada y cansada.

    —Tks... —chasquea la lengua, el joven de las ojeras cansadas.

    Rápidamente gracias al quirk de agua ocasionó que se resbalaran un equipo de la clase C, tomando sus puntos, y justo a tiempo.

    Mientras ella volteaba a ver como Bakugo iba a por Todoroki, al parecer este le había quitado tambien algunas cintas de puntos

    No contaron con muchos minutos para conseguir puntos suficientes, en sintesis ambos asumían para quedar en el tercer lugar ya lo tenían asegurado, en el juego de la Batalla de Caballería.

    Y cuando la pelilavanda vio que Bakugo saltó por Midoriya para sacarle la banda, el tiempo se había acabado.

    —¡¿Maldito Deku!? —exclama con explosiones Bakugo, quedando por minutos en el aire.

    Avez con un leve movimiento detuvo su golpe inminente al suelo, como si fuera una tirititera agarró su espíritu dejándolo con cierto esfuerzo bien parado en el suelo. Ocasionando que al fin prestarán completa atención en ella, quién jadea cansada.

    Bakugo la mira con expresión de malhumor, como si fuera que dijera "no necesitaba tu ayuda".

    —Bien, ahora se hará el recuento de puntos, y según eso se sabrán si pasaron a la siguiente ronda —anunció Midnight.

    Tanto Avez y Shinsõ estaban conocentrados en saber los resultados. Ambos ansiosos.

    —El primer lugar está el equipo Todoroki, en segundo lugar el equipo de Bakugo, tercer lugar el equipo de Shinsõ y sorpresivamente... ¡El equipo de Midoriya Izuku como último puesto! —exclamó eufórica y maravillada Midnight.

    Tanto Avez como Shinsõ suspiraron de alivio, para luego darse ligeras palmas en ambos y separarse. Todos veían como Midoriya lloraba de felicidad por haber pasado la prueba gracias al apoyo de Tokoyami y Dark Shadow. Sin más Bakugo se dirige tras Laviun quién a ligeros pasos se alejaba de los grupos.

    Con sus manos humeantes de color negro resistiendo sus explosiones estaba realmente enojado por haberse sentido un muñeco de trapo o hilos frente a todos, gracias a ella.

    —¡For the moment a small pause, people! ¡NOS VEMOS EN MEDIA HORA YEEEAH! —exclama Present Mic, muy eufórico.

    Eso incentiva a la pelilavanda a escaparse hacia la enfermería, su marca maldita que parecía un dibujo de un kanji extraño parpadeaba levemente, demostrando su energías.

    —¡Oye Maldita! ¿Desde cuando eres tan sociable? —le grita Bakugo, pero el mismo se sorprende al ver trastabillar a la pelilavanda.

    Antes de que ocurra, actúa y la alza en vuelo, la pelilavanda estaba muy mareada había utilizado mucho su quirk, dejándola cansada.

    —Tks... Puedo... Caminar... —murmura cansada Laviun.

    —Cierra tu maldita boca, iremos por Recovery Girl —gruñe Bakugo, no iba a admitir que estaba preocupado por aquella chica, que lo atraía.

    Ella suspira, y se acurruca en sus brazos, quedando dormida.

    Bakugo al llegar a la enfermería se sorprende al ver a su loro parlante allí, quién enseguida empieza a preguntar por la situación de Ella.

    —Joven déjela en la camilla, ya la atenderé —dice amable Recovery.

    Bakugo lo hace, observando como la atienden y regañan por el excesivo uso de su quirk. Parecía una niña siendo regañada por su madre.

    «Supongo que así se siente tener cariño de una madre preocupada por tu bienestar»pensó Laviun, recibiendo un bastonazo en su cabeza.

    —Itte... —se queja.

    —Ahora que tengo tu atención, Lukoil está en perfectas condiciones, ya puede custodiarte de nuevo, pero tu... No puedes volver a sobreexigirte en la siguiente ronda, si lo haces terminarán mal, Laviun-san —recomienda Recovery Girl

    —Tks.. Está bien... No se preocupe, estaré bien —le sonríe levemente a Recovery.

    Hablando el corazon de ambos presentes, aunque Bakugo se quedó embobado por esa sonrisa, no siempre la veía relajada y menos neutral.

    Aunque la duda del rubio ceniza, quién estaba recostado en la pared de la puerta, era... ¿cómo haría esa pelilavanda para no sobreexigirse? ¿y si le tocaba luchar con él? Definitivamente no quería una batalla mediocre.

    Pero una mano lo sacó de sus pensamientos, al sentir qye le resolvían el cabello.

    —No pienses mucho que me vuelvo vieja —dice divertida Laviun.

    —¿Qué dices idiota? Más fea no creo que puedas estar —contesta rudo Bakugo.

    Ocasionando que ría ante su intentio de insulto.

    —De acuerdo, jajaja—le vuelve a palmear la cabeza como un cachorrito.

    Ocasionando que Bakugo tome su mano, y la atraiga hacia él, para luego quedar pegados a la pared. Aquel movimiento había dejado asombrada a la pelilavanda.

    —A todo esto... ¿cuántos años tienes, maldita? —pregunta, muy cerca de ella.

    Pero justo cuando va a contestar unas voces los callan, voces de Todoroki y su padre. Extrañándoles su actuar, y luego la charla de Midoriya con Endeavor.

    —Eso ha sido muy fastidioso, vámonos, Bakugo-san —exclama tomándole de las manos, pero éste de nuevo la empotra a la pared.

    Se acerca a ella, y por primera vez, Laviun se pone nerviosa y siente que el rubor sube a sus mejillas, al sentir que Bakugo acerca el rostro a su cuello, y rozando su nariz con su piel, haciendola estremecer, hasta llegar a su oreja.

    —No lo repetiré otra vez, ¿cuantos años tienes? Y no me mientas —ordena mientras le muerde el lóbulo de la oreja.

    Ocasionando que Laviun jadee del extasis, había encontrado su punto débil.

    —... Ah~ —suspira.
    —Dime...

    Bakugo le muerde el cuello.

    —Unos años más que tú... —logra decir sin tartamudear.

    Pero justo cuando intenta librarse siente la mano de Bakugo en su cintura. Acariciando la piel.

    —Dime, o te marco aquí mismo —ordena ronco, le encanta el perfume a cereza que provenía de ella, aunque picaba contra su piel.

    —S...








    ↯↯↯↯↯↯↯↯↯↯↯↯↯↯↯↯↯
    ¿Qué será que le contestará laviun? ¿Cómo serán los enfrentamientos más adelante?
    ¿Les gustó el cap?
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso