La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Daise, 25 Octubre 2010.

?

¿Es bueno el fic?

Poll closed 25 Noviembre 2010.
  1. Si :D

    10 voto(s)
    83.3%
  2. No :l

    0 voto(s)
    0.0%
  3. Más o menos ;)

    1 voto(s)
    8.3%
  4. Si pero podría mejorar :D

    0 voto(s)
    0.0%
  5. No me gusto en lo absoluto :(

    1 voto(s)
    8.3%
Se permite votar por más de una opción.
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    6080
    Nombre: Corazón de vampiro ó La playa
    Resumen: Hace mucho tiempo hubo dos razas guerreras que protegían a la humanidad de los demonios, estos eran los licántropos y los vampiros, todo comenzó cuando Madara Uchiha fue poseído por la ambición haciendo que su alma se rindiera a los pies de los demonios, asesino a su familia y se encubrió dándoles la culpa a los licántropos todo esto termino con el corazón del vampiro pero ahora la guerra se aproxima, Sakura Haruno esta metida en este gran lió cuando una noche en el último día de vacaciones encuentra a un chico que cambiará su vida y la de los demás personajes…
    Tipo: Crossover Naruto e Inuyasha, relatos largos.
    Clasificación: K+
    Advertencias: Muerte de un personaje, posible lemmon, OoC explicado de del por los personajes, posible incesto, lenguaje obsceno en ocasiones, tortura y muerte de un personaje.
    Número de palabras: Alrededor de 5000 por capitulo.

    Prologo:

    Hace muchos años en el comienzo del hombre sobre la tierra dios mando a dos ejércitos guerreros a cuidar de su creación para limitar a que después del diluvio renaciera el mal sobre la faz y destrozara la tranquilidad, por años estuvieron combatiendo mano a mano contra los demonios de Lucifer pero uno de los lideres del clan de los vampiros se rebeló al dejar entrar a su cuerpo un demonio por parte de su ambición que hizo su alma débil, este ser fue albergando odio hacía los licántropos que cumplían con su deber, durante muchos años los Uchihas fueron poco a poco asesinados, Madara inculpo a los licántropo creando una guerra entre las dos razas.

    Minato Uzumaki líder de los licántropos combatió arduamente contra los demonios que acababa de soltar Madara, fue la batalla más inmensa que hubiesen podido ver, las siete naciones pelearon por su libertad y un pequeño grupo de licántropos intentaba revertir el efecto del mal, sin embargo no eran los suficientes para derrotar a los demonios y vampiros dándose casi por vencidos, el demonio de las 7 colas fue soltado, Minato enfrento a ese gran monstruo sin poder destruirlo, las personas huían aterrorizadas, los demonios se encargaban de violar a las mujeres de las aldeas matando a aquellas que se opusieran.

    Por muchos años esta guerra parecía no darse por vencida si no una noche que de entre las cenizas nació una organización de cazadores que estaba conformada por los antepasados de Tsunade, Jiraya y Hatake Kakashi, estos se encargaron de neutralizar el paso a los licántropos, vampiros, demonios e híbridos a la gran aldea de Konoha. Así se mantuvo procreándose la raza humana hasta que poco a poco se fueron oyendo rumores de que los extra normales había dadoce por vencidos. No obstante el plan de Madara era hacer que la raza humana se confiara para así eliminarlos a todos junto con su dios dando una rebelión por segunda ocasión, entre las batallas la princesa del hielo quedo enamorada del príncipe del fuego, un vampiro a sangre fría, no che tras noche la princesa lloraba por la ausencia de cambio de actitud de parte de su amado.

    Fue en una fiesta organizada por los feudales que la princesa por fin mantuvo contacto con su amado vampiro el cual al principio la despreció, de esa fiesta surgió una gran pasión tan pura como el amor de una madre a su hijo; al ver que sus familias estaba en contra de su relación decidieron huir de casa lo cual desato por tercera vez una guerra de razas, Madara se entero de lo hecho por su descendiente y decidió matarlo, busco por años los aposentos de los príncipes que habían huido sin tener victoria mientras que en los respectivos pueblos de cada uno los demonios gobernaban nuevamente con látigo sangriento.

    Un día decidieron retomar cada uno su reino, cuando llegaron a donde debían estar ubicados pudieron cerciorarse de que nada era como antes y que nuevamente todo era una guerra, entre el odio surgió un amor y de ese amor crearon el corazón de vampiro.

    Los dos príncipes decidieron unir sus poderes para crear una roca cuyo poder perteneciera al amor puro de sus descendientes, el poder que podría destruir el universo si cayera en malas manos, por miles de años Madara poseyó el cuerpo de los hombres de su clan para lograr su maquiavélicos planes mas no pudo encontrar la roca, las guerras terminaron en la unión del príncipe del fuego y la princesa del hielo que dio áz y prosperidad a las siete naciones que había en ese entonces en la tierra.

    Un siglo después Madara se hizo mortal como parte de la maldición que fue lanzada por una antigua hechicer ala cual consistía en que sus descendientes también serían inmortales hasta que esa guerra de odio y poder terminara por completo y asumieran la alianza que en un principió había sido.

    Madara maldijo a la hechicera dándole muerte sin darse cuenta que ella había dejado una esperanza para sus descendientes, la perla de Shikon que en dado caso de que el corazón de vampiro cayese en manos ajenas esta arreglaría el mal que pudiera hacer.

    Desde ese entonces Madara a envenenado el alma de su clan diciendo que la causa de sus desgracias han sido los licántropos y un nuevo enemigo que creció de la oscuridad de su corazón cuyo nombre es Naraku, obligo a su clan a buscar a la princesa del hielo para asesinarla y antes de ello para apoderarse de la roca tan preciada, a los vampiros solo les quedo un viejo acertijo para adivinar donde quedo el corazón del vampiro y sin embargo este fue robado por un extraño ser, lo que ellos no sabían es que para encontrar al corazón de vampiro no solo debían encontrar a la princesa del hielo si no también el acertijo que tiene su familia y cuando la pareja resurja con un amor puro el corazón del vampiro se revelara.

    La perla de Shikon por otra parte se revelara a la descendiente de la hechicera elegida por el destino que acompañada de su alma gemela quiera destruir el mal.

    Corazón de vampiro Capitulo I: La playa (Sasuke y Sakura)


    Recuerdo como empezó, estaba de vacaciones, fui a una hermosa playa, cada segundo, lo tengo grabado dentro de mi mente; esa noche había salido con mis amigas a un discoteque cercana, el nombre era Sky, el antro de moda, el último día de vacaciones, esa noche habíamos salido muy arregladas, Ino y Tenten sobresalían entre Hinata y Yo; llevaba puesto un lindo short corto a más arriba de media pierna de color azul turquesa con un cinturón negro, de color azul una pequeña torerita del mismo tono de turquesa, unas zapatillas color plateadas tipo sandalia; mi cabello iba alzado con una pinza de color llila metálico con unos pendientes de arillo de las cuales colgaban dos niñas color plateadas. Así pues nos decidimos a salir del hotel, ya nos habían platicado de ese antro los chicos que habíamos conocido e inclusive nos habían ofrecido llevarnos cosa que obviamente no aceptamos, esa noche la luna estaba en su máximo esplendor, blanca como una perla y más brillante que el mismo sol, bajamos las escaleras del hotel, pasamos por la cabina del recepcionista, no perdíamos el furor, a paso lento nos dirigimos a el tal Sky, lo más increíble es que este dichoso antro no era lo que esperábamos y no por el aspecto pues de eso estaba muy bien si no porque este estaba justo a menos de una cuadra de una capilla que ya habíamos visitado ¿Cómo no fue que lo hubiésemos visto antes?, ni idea, la cosa era que me parecía una falta de respeto para los creyentes de la religión y no digo que sea atea.

    La primera en pasar dentro fue Ino, como siempre con su exuberante belleza rubia hizo que nos pasarán antes que a todos aunque me pareció un poco injusto pues muchas personas llevaban esperando ya un largo rato como para que nosotras pasáramos primero, reprendí a Ino por la acción pero después no sé como rayos hizo que me sintiera culpable y le di la razón, ya dentro del antro vimos un corralón de gente bailando sin cesar, no es que no me guste convivir si no es que me siento abochornada entre tanta gente; el administrador nos paso a una zona donde sólo había personas de clase media y alta, eso es algo recriminativo e iba en contra de mis principio pero en vista que la otra zona estaba llenísima preferí darme ese pequeño lujo además de que no tenía nada de malo ser egoísta de vez en cuando ¿Ó si?, yo me instale en la barra del bar tremer para tomar una copa de champagne o un poco de vodka e instintivamente mis demás amigas se posarón a ambos lados mios.
    Después de unas cuantas copas de vino decidimos salir a la pista pues todas estábamos súper emocionadas, era la primera vez que salíamos a un lugar así sin acompañante; no era la primera vez que íbamos a un sitio así pero si era la primera que no nos acompañaba un chico, primero pusieron un poco de electro, para pasar al tectonik, al reggaetón, del reggaetón pusieron un poco más y es porque es de las más bailables además eso me hacía sentir mejor porque eso del tectonik no me sale al igual que la electro y para mi sorpresa mi canción favorita, las canciones que se pusieron fueron en un orden así mas o menos, primero fueron las de We no speak americano, Stereo love, Alors of dance, después fueron las de Escape me, Mala conducta, danza kudouro, Si no le contesto, La nena de papi, algo un poco retro como Azul Azul la bomba y allí venía mi canción favorita la de Chuleria en ponte Farruko, iban anunciando la canción cuando un chico, tipo sex simbol se acerco a mi, me dijo que si podía bailar conmigo esa pieza (yo lo se que eso era algo extraño porque la música no era nada formal) obviamente le dije que sí y no era que quisiera parecer una facilona.
    “Pero qué cosa más linda
    Qué cosa más Chula
    Tu eres mi nena
    Tu eres mi nena”

    La música comenzó a sonar, yo estaba súper emocionada,, jamás me habían invitado a bailar, bueno no me refiero a eso si no que jamás un chico así de guapo, era como un príncipe de un cuento de hadas, estaba tan emocionada, las luces fueron bajando aproximándose el cambio de color, mis amigas me miraban embobadas mientras yo movía las caderas muy despacio y sensual.
    Tu eres una chulería en pote
    Haces que me eleve y me alborote
    Ooohhhh chulería (chulería)
    Chulería
    El sorpresivamente me tomo de la cintura pegándome aún más a su cuerpo, beso un poco mi cuello me separe de el u poco, me agache y levante muy despacio, levante los brazos me dí media vuelta quedando frente a frente, puse mis brazos en su cuello para después ir bajando y tocando su abdomen en forma de danza o perreo como se llama a esto.
    Se sacaron la lotería
    Tu papa y tu mama ese día
    Cuando te hicieron se fueron por encima
    Pero que short y tan linda
    Y bueno siempre Farruco interpreta
    Mami tu no corras con aceite quemao
    Que to esto es feka
    Que siempre hablan de cosa y detalles
    Yo canto lindo soy de barrio
    Y nunca los veo en la calle
    El comenzó a acercarse más a mi dándome pequeños toques en el cueyo con sus dedos, de arriba abajo recorrió mi cuerpo, se agacho y acaricio mis piernas yo me aleje de el y comencé a bailar libremente.
    Tu eres una chulería en pote
    Haces que me eleve y me alborote
    Ooohhhh chulería (chulería)
    Chulería
    Ay mama mía pero que clase porquería
    Baby te estoy hablando mami no te rías
    No pienses que son mentiras mías
    Pero yo daría cualquier cosa porque fueras mía
    De llevarte a salir conmigo todos los días
    Te hicieron perfecta pa mi quién lo diría
    Me sonsaca es que tu cuerpo me mata
    Tu eres igual que mai, tú me arrebatas
    Mama tu me arrebata
    Mama tu me arrebata
    Mama tu me arrebata
    Maaaa Chulería
    Me fui sobre el de nuevo, me volví a agachar di media vuelta y mire sus ojos, eran de un negro que jamás había visto, su cabello soltaba destellos de color azul marino, un tipo de negro azabache, sus ojos eran tan fríos, no había mencionado palabra alguna, me tomo de la cintura de nuevo yo intente safarme, busque con la mirada a mis amigas pero no concebí encontrarlas, presiono con un poco de más fuerza mi cintura sonrió un poco de lado se acerco a mi oído y empezó a cantar la siguiente estrofa de la canción.
    Tu eres una chulería en pote
    Haces que me eleve y me alborote
    Ooohhhh chulería (chulería)
    Chulería
    Eso hizo que de inmediato mi cuerpo se erizara, se alejo de mi oído e hizo una mueca de victoria, caí en cuenta que solo era un juego pero aún estaba estática, ni siquiera pude sentir cuando sus labios se posaron en los míos, fue como se podría decir uno de piquito, después de eso se seapro de mi, y o me separe de el y fui a la barra a pedir otro vodka. Regreso después de lo sucedido y se sentó a mi lado como si quisiera algo más, después me tomo de la mano y me jalo nuevamente a bailar con el.
    Bailamos hasta aproximadamente las 11:30 p.m; de repente me tomo de la mano y me llevo fuera del antro, fuimos a la playa, el dijo: “Nunca había visto una chica con tú color de cabello y esos ojos esmeraldas tan hermosos”; inmediatamente me ruborice, sólo pude tartamudear un tonto gracias; estuvimos platicando un buen rato bueno a decir verdad yo era la que platicaba porque el solo asintía con su típico “Hpm”, llegando las cuatro de la mañana el dijo que no podía seguir más tiempo allí, antes de marcharse dijo que al siguiente verano regresara al mismo lugar a las 11:30 p.m, tenía que llegar a casa antes de que saliera el sol, se me hizo extraño, sin embargo yo quería volver a verlo, me dejo embobada, creo que desde ese momento surgió este sentimiento del cual aún no estoy muy segura.


    Paso casí un año, día tras día soñaba con él, lo mas raro no era eso si no que siempre soñaba con una aventura diferente, algo sobre la playa o una roca, la verdad ya se me esta olvidando, una de esas noches soñé una vida pasada, estaba yo pero con un vestido pompón al lado de ese chico de cabellos negros.
    Al verano salí junto con mis amigas a la misma playa, ya les había contado sobre eso del reencuentro pero ni al caso, rentamos el mismo hotel, la misma habitación, ellas salieron por la noche al antro ese donde me encontré a el chico de mis sueños y yo me escape para encontrarme con el en la playa donde esa noche la luna se había avistado lo más hermosa que alguien hay podido notarla.
    Así fue como hoy eh llegado a la misma playa, en este momento me dirijo hacía el lugar donde estuvimos aquel día, eran las 11:25, aguarde un poco pero no pasaba por debajo que estaba tan entusiasmada, casi gritaba de euforia yo andaba pensando las mil y un maneras de cómo sería nuestro reencuentro que ni me di cuenta de que un chico llegó, mi corazón empezó a latir desesperadamente queriendo que fuese él, me acerco sigilosamente tratando de no molestar pero mi corazón es tan impaciente, observo su figura, ¡Es él!, toco su hombro le digo Hola ¿Cómo estas? y pregunto, ¿Me recuerdas?, es momento, ahora siento latir mas mi corazón, está a punto de salirse de mi pecho, en mi pensamiento una canción empieza a sonar…y yo escucho atentamente lo que el chico me dice esperando que me diga que sí y me haga sentir como la damisela que ha sido salvada del horrible dragón en un cuento de hadas.


    No sé si aún me recuerdas,
    nos conocimos al tiempo
    tú, el mar y el cielo
    y quién me trajo a ti.

    —¿Quién eres? Y ¿Qué haces aquí?−lo dijo sin temor alguno, se notaba serío y en su voz un tono de molestia−

    —Yo, (tartamudeaba, de echo era algo más que tartamudea pues mi manos sudaban) soy aquella chica del verano pasado, pensé que me recordarías (lo último lo dije para hacer notar que yo tampoco estaba muy a gusto)

    —No te recuerdo −dijo sin preámbulo− y mucho menos te conozco, no deberías estar aquí—


    —Debí imaginarme, tan sólo fue una ilusión para mi, recuerdo que esa noche platicamos varias horas antes del amanecer, observábamos lo lindo del mar y contemplábamos las lindas estrellas, tú me trajiste contigo, salimos de un antro…¿Recuerdas? Bueno eso no puedo preguntarlo ya que has dicho que no pero no pierdo nada con comentar que en el antro tu me susurraste la estrofa de una canción.

    —Sinceramente, no me acuerdo de ti, disculpa decepcionarte, tal vez busca a alguien más −contestó fríamente−

    Abrazaste mis abrazos
    vigilando aquel momento,
    aunque fuera el primero,
    lo guardara para mí.

    —No, no, eres tú, estoy segura, ese día tu me abrasaste me dijiste que volviera dentro de un verano aquí, te fuiste antes de que saliera el sol, lo recuerdo bien. Tú sonreías y por alguna razón me dieron ganas de conocerte aún más. Espere mucho por este momento, no lo eches a perder (mis ojos se pusieron llorosos no le conocía pero tenía ese sentimiento como si algo estuviera a punto de quebrajarse dentro de mi) por lo que más quieras, trata de recordarme (comente cabizbaja era un chico sin recuerdos, dicen que los caballeros no tienen recuerdos pero yo sé que me recuerda, sé que es el, lo sé porque eh soñado con el y por ello es que quiero conocerlo más a fondo).
    Si pudiera volver a nacer
    te vería cada día amanecer
    sonriendo como cada vez,
    como aquella vez.

    —Aunque lo que dices fuera cierto sólo te arruinaría la vida, no tienes ni la menor idea de lo que soy, yo soy una critaura de la noche, el hijo de la noche, de la penunmbra, un se hostil que jamás quedrá tener a alguien a su lado, una persona vengativa, un ser serio—
    —Entonces ¿Si me recuerdas? (argumente sonriendo, de echo porque podría dispersar mis dudas sobre todo lo que eh soñado) contesta sinceramente no me gustan las sorpresas ni las bromas pesadas (estaba un poco molesta por no decir que si me recuerda, casi lloro porque lo dijo)—

    —Sí, sólo quería ver tú reacción, no pensé que volverías, por lo general las chicas al enterarse siempre huyen de mi, bueno no es que huyan, las ahuyento, no tolero ser abochornado con esas criaturas—

    —¿Por qué eh de huir de ti? Dices que somos unas criaturas, ¿Con que derecho haces eso?, no es como si fueras un vampiro o un licántropo—

    —Simplemente porque los humanos son detestables, piensan que nosotros los vampiros queremos dominar su mundo, su idea es tan errónea, su mundo no nos gusta, lleno de odio, constantemente ellos mismos se destruyen sin darse cuenta. Tu deberías de huir, como todos los humanos que nos aborrecen ó ¿Eres de esas chicas que cree en las novelitas de vampiros que no se parecen mucho a lo que en verdad somos? Típica de una chica de tu edad, son muy fáciles de cautivar y las que no lo son casi no se encuentran—

    —No, de hecho, no me gustan mucho esas historias, pero respeto el punto de vista de cada persona por lo que no tengo inconveniente de que me hablen de ellas, sabes, eres muy misterioso, me gustaría conocerte mejor, tal vez ser tú amiga ( definitivamente estaba sonriendo), podríamos compartir gustos, a mi me gusta cantar, escribir canciones y pues no se tocar instrumentos, yo se que parezco una facilona pero no es así,, tengo puntos de vista en contra de los demás además de que esas novelas no son muy de mi agrado como ya lo había comentado—


    Te voy a escribir la canción más bonita del mundo,
    voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo.
    y un día verás que este loco de a poco se olvida,
    por mucho que pasen los años de largo en su vida.

    —Si, −seguro de si mismo−, no te doy miedo, eres extraña −susurra−, es algo loco, nunca una chica ha durado como mi amiga simplemente se van porque soy frío y otras cosas, por lo general no cantan bien −gesto− se la pasan arreglándose o hablando por el celular, ese tipo de cosas que hacen las chicas…

    —Espere mucho por este día, quería cumplir mi promesa, ese día que me despedí de ti, me dejaste muy impactada, por lo general los chicos que me hablan no me atraen, ni me interesan tanto, pero tú, en un momento despertaste mi inquietud por conocerte además que tengo que confesar que eh estado soñando contigo, de eso estoy segura, muchas aventuras en mi cabeza y pensamientos locos, es solo que en mis sueños revivo en una vida pasada a tu lado, creo que eso es lo que me tiene con tanta inquietud—

    El día de la despedida
    de esta playa de mi vida
    te hice una promesa:
    volverte a ver así.

    —Hpm , sólo espero que no me molestas −mete las mano en los bolsillos−, ven, casi son las 4:30, el sol me lastima mucho la vista, me causa daños en la piel, será mejo que apresures el paso −en forma de reclamo− (si solo le eh dicho que si y que me siguiera es por eso de los sueños de la vida pasada, nadie puede revivir la vida de mis antepasado si no es que son de la familia real de la princesa del hielo lo cual es muy improbable pues no parece actuar como una) será mejor que des paso aún más apresurado niña—

    -(Tartamudeaba, no podía creer que me estaba aceptando como su amiga) ¡Si! (Espero no equivocarme, no quiero que me pase nada a decir verdad estoy muy nerviosa)

    Más de cincuenta veranos
    hace hoy que no nos vemos
    ni tú, ni el mar ni el cielo
    ni quien me trajo a ti.

    Íbamos camino a su casa, el silencio nadie lo rompió, era un poco incomodo, yo templaba, sin embargo no iba a dejar que se diera cuenta, me puse la gorrita de mi abrigo, apresure el paso, empezaba a chocarme su actitud tan arrogante, al parecer había estado mucho tiempo sólo; sumida en mis pensamientos entre sí sí o no era conveniente ir con él no me di cuenta de que ya habíamos llegado a su casa, me invito a entrar, yo cedí por supuesto, era una casa inmensa, un palacio a decir verdad, como esos que te imaginas en sueños, me quede deslumbrada; yo quería ver de nuevo su sonrisa, ojala lo hubiese conocido desde antes. En eso, él empezó a hablar.


    Si pudiera volver a nacer
    te vería cada día amanecer
    sonriendo como cada vez,
    como aquella vez.

    —Pasa, quiero que conozcas a mi familia, después no quiero tener altercados −dijo seriamente y con una sonrisa burlona−

    —Claro (aún estupefacta, que quede claro quesu prescencia me hacía sentir mil cosas que no podía describir por lo cual como boba asiento de inmediato) quiero conocerlos (sonriendo de lado a lado, se que es mera hipocresía pero así estaré más segura de quien es verdaderamente y que se pregunten lo que quieran que si esto va muy rápido me da igual no es como si aceptara al cien sus críticas y bueno si no me equivoco solo me dijo que er aun vamprio pero no me lo aseguro pero de ello yo ya me encargo)

    Él enseguida me llevo a la sala de estar, de inmediato visualice a una hermosa señora de cabello negro y ojos marrones, un señor cuyo cabello era negro al igual que los ojos y un lindo muchacho, muy apuesto, al verlo me sonroje un poco jeje pero pues ni que hacerle, yo feliz de la vida ¿O que no? Aún así sigo sin creer que la neta del planeta que es un vampiro, pero ya eh de descubrir la verdad j ojo jo mi curiosidad es muy grande y con ella suelen pasarme muchas aventuras.

    —Vaya Sasuke, ¿Quién es tú amiguita?, te has traído una nueva ¡eh!, es más linda que todas las otras −sonriendo un poco de lado−

    —Grr, ¡Cállate idiota! (celoso, por primera vez me di una imagen mía celoso), ella viene de visita, creo que merece respeto (comente enojado ese Itachi hace lo que sea para hacerme rabiar a decir verdad con esa actitud poca fría que esta tomando sabe perfectamente que me hace enojar, ya eh de estar acostumbrado pues siempre hace lo mismo interfiriendo la búsqueda de la princesa del hielo de la cual no tenemos referencias por ello es que siempre salgo a esos antros a buscar una chica que me parezca diferente a las demás)

    —No te enojes, que, ¿Apoco es tú novia? (en tono burlón se lo eh dicho , mi hermano cree que lo hago para hacerlo rabiar y la verdad que sí porque además esa chica esta linda jajajaja pero bueno ese no es el punto si no que anda de zorro buscando a la princesa del hielo como mi padre le ordeno, es tan buen niño, si se preguntan porque mi actitud pues no es que no sea frívolo si no que me gusta divertirme con la rabia de mihermano, molestar al hermano menor es tan satisfactorio ¿No lo creen?)

    —No, no, no, yo (me apure a decir) soy sólo una amiga (sonriendo nerviosamente y sonrojada, es que me pasaba tanto desde que conocí a ese chico y ahora a su hermano)—

    —Para amiguitas, yo quiero una así (Pervertida mente viéndola de arriba abajo,s e que le joderá aún más a mi pequeño hermano)—

    —Ya basta Itachi −dijo la voz femenina−, compórtate con la chica ¿Cuál es tú nombre?( ya aquí estaban mis preciados hijos tratando de joderse el uno al otro pero ¿Qué le vamos a hacer? Esa chica se parece a alguien pero no recuerdo a quién, ya saldrá conforme la conozca la tía Mikoto)—

    —Sakura −dijo tartamudeando−

    —Bienvenida Sakura −Dijo una voz masculina−, hay muchas cosas que debes saber y tienes que pasar una prueba para convivir con nosotros, acabas de llegar y ya te estoy dando malas noticias hija pero así son las reglas, se que pensarás que ni siquiera somos vampiro pero en verdad que si lo somos y desde ahora tu tienes que obedecer si te interesa saber acerca de nosotros y si no sigue creyendo en tus novelas—

    —¿Una prueba? (de seguro que todas las chicas que han conocido al tipo este le han fanfarroneado con características de esas que dicen los libro típicos pero yo no soy igual que ellas así que me ha retado y se enterara de quien es Sakura Haruno)—

    —Todas y todos los hace hija, no te preocupes es muy sencilla, par a entrar a este clan como parte de la familia o simplemente conocernos tienes que pasarla, tal vez haya otras opciones pero de esta manera estaremos más seguros, mira las chicas que han venido lo intentaron por lo menos una vez pero no tenían la fuerza espiritual, mental ni física así que veremos de qué galón eres—

    Solo pensaba en algo para tranquilizarme y entonces empezó a sonar la siguiente estrofa dentro de mi, esa canción era de mi total agrado era algo especial y el momento de la verdad llegaba, tal vez sabría de que significaban mis sueños o descubriría algo que nosotros jamás habíamos notado y que siempre había estado allí, era algo diferente a todo lo que había visto diferente totalmente a todo aquello que me imaginaba, mi corazón latía, más fuerte que una bomba nuclear, estaba preparada, en esos instantes solo me enfoque en la canción para esta más segura de mí, mas segura de mis habilidades…

    Te voy a escribir la canción más bonita del mundo,
    voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo.
    y un día verás que este loco de a poco se olvida,
    por mucho que pasen los años de largo en su vida.

    —Claro −aseguraba− ¿En qué consiste? (a penas si pude preguntar, nos e de donde saque la fuerza pero estoy muy segura de que algo nuevo vendrá a mi vida)—

    —No te asuste trata solo de…—



    CONTINUARA….
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    2156
    Capitulo 2: La muralla

    -No te asustes solo trate matar un licántropo (dijo muy calmada) -¿Por qué debo hacerlo? (No pude evita preguntar, mis dudas eran inmensas y mi corazón latía inquieto como el de una pequeña en vísperas de navidad)

    -La pregunta es tonta (Reclamo enseguida uno de los peligris) (hizo una pausa muy breve y anuncio enseguida) esos malditos han sido nuestros enemigos desde hace cientos de años, tal vez miles, ellos han matado a la gran mayoría de nuestros antepasados.

    -No tenía idea, que despiadados han sido con ustedes(yo me sentía un poco triste y preocupada, no supe que decir, fueron las únicas palabras que salieron de mi boca).

    -Venga niña, tienes que demostrar que puedes formar parte de esta familia (articulo el esposo de aquella bella dama) tenemos que estar seguros de que puedes ser buena esposa para nuestro hijo.

    –¡Esposa!(dijo muy alterada) pero que demo… yo nunca dije que quería ser esposa de alguien (sonrojada) yo sólo muestro interés en su amistad (mueca) se están imaginando cosas que no (roja como jitomate) ¡vaya padres tienes chico!

    -Me llamo Sasuke apréndetelo bien (dijo un poco molesto)

    -Somos Uchihas, bueno, lo que queda de los Uchihas, necesitamos reconstruir el clan ya que como veras sólo somos 4 personas ya, lamentablemente, las chicas por cualquier cosa aburren a mis hijos, son un tanto, especiales.

    -Jeje, no tenía idea de eso, pero en fin creo que para exterminar a un licántropo debería saber donde habitan ¿No?, ojala pudiesen decirme si no, ni por donde empezar (explico)

    -Am, la última vez que los vimos fue en la vieja villa de la hoja, el mayor Uzumaki, como ellos lo llaman, estaba en la gran torre escondido junto con su esposa e hijo, posiblemente el haya huido pero busca al hijo y mátalo o bien a su fiel lame medias, Kiba Inuzuka (Decía el peligris mayor)

    -Bien, partiré, no tengo armas pero ya veré como me las arreglo (Esto parece que viene desde tiempos remotos)

    -Que te vaya bien bonita (dijo sonriente Sasuke)

    -Gracias por tus deseos querido (sarcásticamente)

    -Espera (dijo)No vayas así, (menciono el mayor de los peligris), si necesitas algo solo sopla este silbato, yo iré a auxiliarte (dijo en modo protector), soy Itachi y quiero ser tu amigo (sonriendo tiernamente).

    -¡Basta Itachi! (gruño Sasuke) déjala ir que si ellos se enteran de que ha tenido contacto la mataran (engaño con astucia) en todo caso, ella es inteligente y fuerte, se las arreglara sin ti.

    -Hermanito no te enojes, solo ofrecía mi ayuda a nuestra invitada (sonrió victorioso)

    -Si bueno ya me voy( me eh apresurado a decir, quería salir lo antes posible, mientras abría la puerta, los chicos seguían discutiendo, pase desapercibida y me dirigí hacía la vieja villa de la hoja).

    Estoy cansada, ha sido un largo día, me eh topado con personas raras, y odios desde hace miles de años que parecen no terminar y sin embargo, si cambiaran su historia, todo sería paz y tranquilidad, personas normales ¿Qué somos en realidad?, ¿Existe dios y el demonio? ¿De dónde vienen tales criaturas como hombres lobos y vampiros? más aún ¿Que desgracias acusan que se odien fervientemente?, mis dudas eran grandes y el pensar en matar a otro ser cuya mitad igual es humana me aterrorizaba, tal vez la mejor forma de ayudar a ambas partes era investigar como había aparecido tanto odio entre ellas…
    Estoy parado sobre la muralla que divide
    todo lo que fue de lo que será.
    Estoy mirando como esas viejas ilusiones
    Pasando la muralla se hacen realidad.

    Sin embargo, Cupido me ha flechado, y esos azabaches, me vuelven loca, loca, loca pero de amor, quiero dar lo mejor de mi, para conquistar a mis peligris.
    Pero como el amor de ayer,
    Pero como el amor de ayer,
    Vuelve a desaparecer,
    Desaparecer...
    -Te eh escuchado niña (dijo una voz entre la oscuridad de la noche), ¿Que haces sola por aquí?, ¿Acaso eres una vampiriza traviesa que arriesga su vida para salir a cazar?

    -¿Vampira?, ni loca (respondí rápido, al ver esos colmillos y esas orejas me imagine desde luego que era un hombre lobo) ando sola porque nadie me busca, si mi desgracia fuera la muerte nadie se preocuparía (dije para convencer, aunque no fuese de las mas queridas tenía amigas que me apoyaban en todo).

    -Ah, pareces muy convencida de tu propia mala suerte, pero en verdad si supieras como es que nosotros vivimos escondiéndonos de todos creo que cambiarias de opinión, es difícil ser de nuestra raza, tenemos enemigos muy vivaces a los que hemos tenido que enfrentar para sobrevivir, ese no es el punto, tu saliste de con los vampiros, a mi no me engañas, ¿Eres una de ellos no?.

    -Ah, no te digo que eso es falso (me estaba descubriendo y como todo buen perro u hombre lobo percibía el miedo y otros sentimientos del ser humano), me eh escapado de las garras de esos malditos, me querían tener en su cena, al parecer su sed de sangre es demasiada (espero que se lo trague que me ha costado pensar rápidamente en una excusa).

    -¿Y porque has salido ilesa?

    -(no se me ocurría nada por decir…¡demo!)Bueno es que Itachi, el chico mayor de los Uchihas me ha ayudado, tiene un corazón noble, me ha dejado libre (con una gran sonrisa de lado a lado.) pensé que me mataría cuando me ha susurrado al oído y no, me dio instrucciones claras de cómo llegar a un lugar seguro, ya que su familia me buscaría por donde quiera hasta poder matarme, me ha dicho: ve hacia la vieja villa de la hoja, escóndete en el edificio principal, mi familia no se dignaría a buscarte en territorio de licántropos.

    -¿Haz dicho Itachi Uchiha?, es uno de los más despiadados (dijo con dolor en la mirada), el ha matado a mi familia, y no dudo que haya matado a la suya (con lagrimas en los ojos)
    Estoy parado sobre la muralla que divide
    Todo lo que amé de lo que amaré.
    Estoy mirando como mis heridas se cerraron
    Y como se desangra un nuevo corazón.
    -Tú ¿Quién eres? (Me estaba asustando, pero quería adentrarme más en este odio eterno entre licántropos y vampiros)

    -Yo me llamo Naruto Uzumaki

    El chico que me había hablado era el mismo del que me habían hablado los Uchihas, Naruto Uzumaki, un chico de lindos ojos azules y cabello rubio, me pareció amable pero metida en este asunto ya no se ni que pensar, si tuviera una opinión opuesta a la mía, si pudiera compartir lo que eh visto este día con mis amigas, pero me eh prometido guardar silencio y no implicar a nadie más. Si lo hago, podrían salir lastimados, igual que estas dos clases, no se como explicarme todo es ta tan revuelto.

    Pero como el amor de ayer,
    pero como el amor de ayer,
    vuelve a desaparecer,
    desaparecer...

    -¡Quiero desparecer sus odios! (me eh apresurado a decir) ¿Porque están en guerra?

    -Es una larga historia y no creo que me creas

    -No es sobre si te creo o no te pido una explicación, solo es eso, quiero tener algo en lo que basarme, cada vez me revuelven más (angustiada)

    -¡Ah! (suspiro) está bien; todo comenzó hace miles de años, según lo que nuestra raza ha heredado, los pergaminos describen que dios creo al licántropo y al vampiro como una hermandad para cuidar lo que era divino hasta ser desterrado del paraíso…el humano, al principio de los tiempos todo funcionaba muy bien, nuestros antepasados combatían contra los demonios que querían volver al ser humano egoísta, perezoso, mal hablado, ateo, entre otras cosas, los demonios se aprovecharon una noche del alma noble de uno de los Uchihas, al parecer Madara, creo que ese era el nombre, querían llevarlo a la oscuridad, el alma de Madara era muy débil, aprovecharon que tenía una gran ambición por el poder, poco a poco se engendraron en su alma.

    El hizo que todos los vampiros se volviesen contra nosotros, empezaron a atacar nuestra aldea, mandaban invocaciones demoniacas, utilizaban lo que les habían dado como don para hacer el mal, poco a poco se convencieron de que nosotros éramos los malos, nos exterminaban uno por uno, nosotros reunimos a todos los sobrevivientes, huíamos constantemente, mi padre hizo creer que ninguno sobrevivía sin embargo más tarde descubrieron que todavía existíamos una pequeña población dentro la de villa, los demonios, aprovecharon que estábamos en guerra para podrir el alma humana.

    Hicieron que fueran ambiciosos, perezosos y que utilizaran el nombre de dios en vano, rompieron todos los mandamientos sagrados que les habían dado tiempo atrás, fundaron iglesias, catedrales, según difundiendo la palabra del señor, sin embargo, bien dijo el mismo que no debían adorar imágenes falsas, que no quería que lo adoraran en un templo, pero ellos no hicieron caso, no se han dado cuenta hasta ahorita de que sólo rinden culto a luzbet, el demonio, fundaron varias religiones cuando solo era una en todo el mundo, tenían guerras por las mismas siendo que todas se fundamentaban en adorar a un dios, crearon dioses y santos, divulgaban mentiras.

    Todo se fue abajo con la llegada de la pelea entre nuestras dos razas, los vampiros siguen aprovechándose del alma noble que queda en algunos humanos para matarnos engañándolos cuando les dicen que tienen que pasar una prueba y es claro, esas almas nobles que aun no se ensucian son las indicadas para dar fin al pecador, no se les castigaría ya que no saben lo que hacen.

    -Vaya, no tenía idea remota de esto (sorprendida), sólo quiero saber algo más…¿Cómo buscan recrear su clan los vampiros?

    -Es muy claro para nosotros que sabemos la historia completa, ellos buscan almas nobles sin pecados para recrear su clan ya que la inocencia alimenta su alma putrefacta, absorben toda la inocencia de las engendradas por su semilla, quitan sus ilusiones de vivir y las alimentan de odio, sólo buscan servir a Luzbet, los vampiros sirven a el, nosotros tratamos de salvarlos de su ciega ilusión pero no sabemos cómo, (en ese momento miro el cuello de Sakura), ese collar que traes, es algo sagrado para ellos porque marca las almas que quieren poseer, por lo que veo, tu, estas condenada con Itachi Uchiha.

    -¡Rayos! ¿Qué debo hacer para parar esta absurda pelea?(pregunté tratando de adentrarme más en la platica).

    -Tu eliges con quien estar, nosotros te brindaremos nuestra amistad incondicional, si acaso quisieran hacerte daño no dudes en venir a nuestra aldea a pedir ayuda.

    Estoy parado sobre la muralla que divide
    Todo lo que fue de lo que será.
    Estoy mirando como aquella vieja psicodelia
    Estoy fijándome como viene y va.
    -Gracias por la información,una cosa más, estoy perdida, quiero llegar a mi hotel, ¿Me llevarías?, digo si no es molestia jeje (sonrisa nerviosa)

    -Claro, sube a mi espalda (sonriendo dulcemente) y abrázame que si no volaras jajaja (risa traviesa)

    -Jajaja gracias chico (sonrisa)

    Me llevo hasta el hotel y me dejo en la ventana, tenía sueño, así que me despedí y el se marcho rápido, trate de que no me vieran mis amigas así que me cambie y pensé en la explicación que daría para no ser descubierta…

    CONTINUARA
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    arbtemari

    arbtemari Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Septiembre 2010
    Mensajes:
    76
    Pluma de
    Escritora
    no se porque se borro mi primer post...pero bueno lo leiste y eso es lo que importa...este capitulo me gusto...tu idea esta muy buena...pude notar un leve OoC en Sasuke...pero lo demas esta genial...te sugiero que uses el guion largo (alt+0151)...
    Bye...
    SaYoNaRa...
     
  4.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    6483
    Capitulo 3: Tortura

    Era una mañana muy hermosa, me sentía totalmente fresca, quería salir a darme un chapuzón en el mar, así que me apresure a salir de la cama, en cuanto pude despegarme esas cobijas tan escurridizas me dirigí a la sala de estar, allí estaba Ino, ¡ah!, esa cerda siempre molestando pero nos queremos aún así, aunque no se veía contenta, así que me digne a preguntarle qué era lo que ocasionaba su cara de vieja amargada, ya saben, es lo que hacemos las buenas amigas y no era que no la quisiera si no que sí tenía esa cara de pesadumbre era por algo, me miraba sería con sus orbes azules, ¿Han visto los perros Bull dog? Pues su cara estaba peor, como si estuviera estreñida ó algo así, de seguro que algún chico la dejo plantada o el chico que quería no le hizo caso, en fin, era mejor preguntar rápido antes de que empezara a golpear a las personas inocentes, no quería que hubiera un altercado, aún tenía sueño, que quede claro, dí un bostezo, me estire un poco, me restregué los ojos y articule mi linda y apreciada pregunta a Ino jo j ojo.


    —Ino ¿Te han hecho algo? O ¿Porque la cara de vieja arrugada? Es decir, la tienes más fea de lo normal, pareces una solterona ‒burló‒

    —¡Ah! Me mentiste Sakura, me dijiste que saldrías a arreglar un asunto más nunca me imagine que andarías en un acita con un chico, además, era muy apuesto, ¡Ni me lo presentaste! ‒lo decía con gran enojo, a pesar de eso su voz no era tan fuerte como para avisar a Hinata y Tenten‒

    —¿Eh? ¿Yo? Si yo nunca eh salido a otra cosa, ni te mentí, de hecho si salí a arreglar un asunto muy serio Ino, sabes perfectamente que cuando hay un chico te aviso pero como no hay uno no creo poder responderte o algo así.

    —Sí, tú pelo de chicle ‒menciono un poco más enojada‒ allí estas de nuevo con tu mentira, estoy segura de que era un chico, no puedes negármelo, mentirosa está ¡hn!

    —Pero si sabes que yo no conozco a nadie aquí, no pude haber sido yo, seguramente te confundiste con ‒hizo una pausa‒otra chica ‒forma muy directa y segura‒

    —¿Qué otra chica tiene el pelo de chicle tuyo? ‒argumento la rubia‒ no conozco alguien con tus ojos jade ni tu sonrisa, bien que se veían estando juntos, tantos años de amistad y tú no eres capaz de confiar en mí. A veces pienso que ya no eres mi amiga ‒dramática‒ aún recuerdo cuando te salve de esas chicas burlonas, pareciera que ya nada de eso queda.

    —Ah bueno, ¡No seas tan dramática!

    —¡Que yo no soy dramática! ¡Sakura! Es sólo que pensé que te importaría mi opinión sobre un novio nuevo siendo tu amiga [​IMG] saco un pañuelo e hizo el ademán de secarse lágrimas y limpiarse la nariz‒
    —Sabes Ino ‒constestó algo hastiada por la conducta de su amiga‒ aquí no puedes saber si soy yo o no, todos traen el cabello teñido, ni como saber si es natural ‒dijo excusándose‒ ya es muy común el tinte de cabello, en donde sea los venden, por ejemplo también hay muchos que suelen ser fanáticos del anime y del manga, no sabes si son cosplayers, tienen tendencias muy abruptas, o es decir si son otakus en otros casos, los otakus hacen todo para parecerse a sus queridos personajes ‒moviendo las manos de un lado a otro tratando de excusarse ante su amiga‒

    —Claro, claro, claro, mejor, suelta la sopa, ¿Era el chico del año pasado? ¿Cómo le encontraste? Y dime ¿Porqué tratas de convencerme?¿Por qué a esas horas? ¿Paso algo malo? ¿Ya son novios y me lo presentas? ¿Tiene hermanos, primos, sobrinos? ‒pregunto con gran curiosidad dejando de un lado su dramatismo‒

    —Hay Ino, tú nunca te rindes ¿Verdad?

    —No y mucho menos tratándose de un chico tan guapetón ‒sonrojada‒

    —Hey, no te pases ‒algo celosa de la rubia‒

    —Si, claro, pero, ¡Cuenta que la curiosidad me mata! ‒con estrellitas en sus azules orbes‒

    —Bueno si es Sasuke Uchiha, es un chico muy apuesto, el año pasado prometimos volver, por eso quería venir a esta playa, y estuve platicando con el, ya sabes ¿No? Lo típico, bueno a este chico no le gusta salir en el día que porque no le gustan las chicas encimosas, es frío como un Ice berg, aveces pienso que es del otro bando pero no importa, en sí yo tenía otro planes.

    —No ‒dijo la rubia alargando la última letra‒


    —Pero no te lo puedo decir, me metí en un problemón, sabes que eres mi mejor amiga pero quisiera que esto quedara en secreto, es algo que sería difícil de entender tanto como para ti como para las demás y prefiero salirme de lo que me eh metido yo sola, no quiero ofenderte ni nada pero tendrás que esperarte hasta que este segura de todo ¿Sí?
    —Sakura, a veces no te entiendo pero está bien esperare y no le diré nada a las demás sobre que conociste a un chico y no nos comentaste, tampoco que tienes un secreto el cual no quieres revelarnos ni sobre el problema del que no me haz querido comentar‒dio la media vuelta molesta yéndose a un lugar indefinido para distraerse‒
    Así fue que concluí mi platica con Ino, mi amiga, pero no fue la última vez que me pregunto algo, una noche había regresado de ver a Sasuke y no me dejo dormir si no hasta que le conté todo, no fue tan difícil ya que Sasuke no era muy platicador, su hermano era algo más sociable pero no del todo si saben a lo que me refiero, parecía que nada les destruía esa actitud tan silenciosa, pensé varías veces que no tenían nada que contar pero al final me dí cuenta que no era eso si no que no tenían interés en mi, por lo menos no que yo lo notara; todos los días era casí la misma rutina pero no de parte mia si no de parte de mis amigas, iban a la playa al antro, billar, centros comerciales, restaurantes, mini golf, se bañaban, salían del cuarto, probaban la nueva ropa que compraban, salían con chicos, se me hacía tan remoto que creí jamás me encontrarían con las manos en la masa, por lo menos eso pensaba yo; cuando ellas salían aprovechaba para investigar mas sobre los Uchihas, después de todo lo que me había contado Naruto era algo grave y tenía que estar segura en todo mi campo de trabajo, hacía varias semanas que no salía a divertirme con mis amigas, estaba tensa pero sin importar el que pasará tenía que seguir adelante, la emoción a veces llegaba a excitarme, a darme más adrenalina, con cosas tan pequeñas como que a Sasuke le gusta el azul, a Itachi el negro, o el que Sasuke nunca tuvo novia y sobre el rumor de Itachi sobre que mato a su mejor amigo, ya me había acercado suficiente a los Uchihas bueno, menos a su primo, el tal Inuyasha, la verdad solo lo había visto dos veces y conversado con el una de las dos veces que lo había avistado, tenía un hermano llamado Sheshumaru y por lo que me comento le gustaba Kikio, mantenía una relación, eso me lo dio a entender sin siquiera mencionarlo y después de ello no sé nada, unas de las pocas veces que Itachi conversó conmigo descubrí algo sobre una perla o una piedra, no recuerdo exactamente que cosa era, por ahorita no me es relevante.
    Estaba hastiada de mis trabajo de detective, parecía detective del Club penguin, un juego de Disney en internet, es algo bobo tal vez pero las cosas infantiles me divierten, eh allí el porque me cae bien Naruto aunque a veces le doy sus porrazos por sus boberías, pasando a otro lado de Naruto también conseguí algunas cosillas, la primera y mas relevante era aquella que me dijo cuando intento gustarme, no soy tan tonta para no comprender a los chicos pero ese no es el punto; estábamos sentados a la orilla de un lago y me platico que de pequeño su padre había muerto, humanos, que quede claro que así se refiere a las personas comunes como nosotros ¿Ok? Pues en algunas ocasiones me referiré de esta forma y no quiero que quede alguna duda, bueno como decía, ese día habíamos organizado un picnic entre el y yo, fue muy formal, comida exquisita, mantel totalmente blanco, mesa de madera al igual que las sillas, una gran canasta de mimbre donde llevaba algunos panecillos, champagne, entre otras cosas, de echo el inicio el dialogo, después de contarme lo de su padre dijo que los humanos lo veían raro, extraño, su niñez fue de pesadumbre, contaba trolas para agradarle a los demás pero solo lograba meterse en problemas, siempre había estado solo al igual que Sasuke, comentó que de pequeños eran muy amigos pero en vista de los altercados de sus familias a Sasuke le prohibieron juntarse con Naruto por seguridad, eso me pareció muy absurdo, inútil a decir verdad pues en algún momento ellos se enfrentarían, terminarían estando juntos de nuevo pero no quiero que lo malpiensen pues no digo que sean del otro lado, lo que me pareció interesante fue que el de pequeño conocía a Sasuke y en sus choco aventuras husmearon los papeles de la familia Uchiha en los cuales encontraron una leyenda sobre el corazón de vampiro, yo quería que me la contara peor el muy bobo no pudo ni siquiera recordar a que se refería, solo pudo decirme que estataba en un lugar llamado la playa o el bar de cerezos, que mas dá si no es totalmente verídico.
    No fue muy lejos que después de nuestra plática Hinata e Ino me fuesen a espiar obligando a Tenten a tenderme una trampa pues si no le dirían a su padre lo que había hecho el verano pasado, ¡Je! No fue nada malo pero eso es otra historia, fue una tarde que yo me disponía a salir con Sasuke, como era normal, de noche, en sí eso no me incomodaba si no que se me hacía romantico, antes de salir del hotel Tenten me pregunto hacía donde me diriguia, por no hacerla enojar le dije que daría un paseo por la playa pues me parecía hermosa esa noche, no era mentira, iría a la playa a encontrarme con Sasuke, con lo que no contaba es que Tenten le diría a Ino e Ino fue con Hinata y Tenten detrás de mí, eran perfectas espías, lo digo porque ni su chakra pude notar, se preguntaran como es que puedo utilizar el chakra y no queda muy lejos, alguien me enseño de eso enteraran mas tarde así que ni comer ansias; me encontré con Sasuke a las afueras del hotel, no dirigimos a un lugar lejos a donde casi nadie iba, estaba en la playa por eso dije que no había mentido, estaba todo muy tranquilo, caminamos un largo rato, Sasuke llevaba las manos metidas en el bolsillo con los ojos cerrados, la brisa tocaba suavemente sus cabellos, hacía gracia como un bello príncipe de cuento de hadas, me quede embobada, ya saben el típico chico de cuentos de hadas estaba en frente de mi y yo ni lo podía tocar, para el yo solo soy una desconocida molestia que ayuda a sus fines, no tengo oportunidades pero ya me las arreglare, como iba contando, hice tres preguntas a Sasuke la primera ¿Eres un vampiro? ¿Cuántos años tienes? ¿Haz tenido novia? La última por mera curiosidad y la primera por asegurarme de que fuera verídico, me respondío como todo ice ver un sí, después los mismos que tú y dijo ¡No! Y no pienso tener, y como siempre eh de estar de preguntona volvía a inquirir con preguntas diferentes ¿El porque no quería tener novia? ¿Qué apoco era un vampiro de nueva generación?, contestó que sí era un vampiro nuevo y que las novias eran una molestia.
    Yo no creía que fuera un vampiro así que lo rete y me tomo de las muñecas intente zafarme pues en las 5 semanas de conocerlo jamás me había hecho pasar por algo así pero mis fuerzas normales no eran comparadas con las de el así que se apoyo contra mi cuello y con sus afilados colmillos me mordió, al introducir sus colmillos blancos como la luna sentí un éxtasis impresionante, mi cuerpo se erizo y solté un leve quejido, era algo tan sensacional, como si al hacerme esas marcas estuviera pasándome todos sus sentimientos, no iba mu atractiva pues llevaba un pantalón entubado con una blusa roca de tirantes cruzados y sin mangas y mis típicas sandalias plateadas, se que sonara loco pero fue lo mejor que me ha pasado en la vida, aprecio mucho estas pequeñas marcas pues nunca había sentido algo igual, tantas sensaciones que no puedo describir en una sola mordida, las marcas a penas si se veían pero para mi desgracia Ino saco unas cuantas fotos, ya ven que me cacharon en la movida; esa misma noche regrese al hotel algo tarde pero cha cha cha chan, allí estaban las chicas esperándome, como en las películas en las que encienden la lámpara y la persona esta sentada en el sillón, así mismo, me empezó a cuestionar y eh de verme en esa molesta situación.

    —Enserio ‒dijo abriendo sus orbes‒,lo bueno es que no conocías a nadie Sakurita, pero eh aquí que te eh cachado así que suelta la sopa porque tenemos pruebas de que tu amiguito no es tan amiguito ‒Enseguida restregó la foto con el acercamiento en el que se veía como los afilados colmillos del chico eran calvados en el cuello de la joven‒ yo igual me sorprendí, al ver sus colmillos Sakura ‒dijo al notar el nerviosismo de parte de su amiga‒ y dijo tiene un hermano que no inventes si me lo imagino babeo, ahora explicame esos enormes colmillos.

    —¡Ah!‒solto resignada[​IMG] es que bueno ha llegado la hora, ese chico es un vampiro y es verídico, conocí a los licántropos igual, cuando dije que tenía un problemón chicas es porqué prometí espiar a los vampiros y viceversa para arreglar los problemas que tienen entre las dos razas, pero eso no viene al caso ya que es hora de marcharnos a casa, sería algo genial si pudiéramos quedarnos pero al parecer ustedes ya se estaban fastidiando de estar aquí y de seguro que quieren volver para preparase al regreso al colegio, lo entiendo aparte de que no tenemos donde quedarnos.—
    —Bueno Sakura en lo personal creo que hablo por todas ‒dijo al ver que las otras dos quedaban calladas[​IMG] pero si consiguieras un lugar en el cual pudiéramos quedarnos creo que te apoyaríamos en tu investigación y tendrías menos líos—
    —Sí, los vampiros me han dicho que no puedo cometer ni una sola traición, comprenderás que estoy entre las espada y la pared, creo que puedo solucionar lo del hospedaje pero necesito que guarden sus maletas desde ahorita, mañana iré a hablar co quien nos dará hospedaje, quiero que estén listas y bueno Ino enserio deberías ir conmigo—

    —Mmmm…sabes siempre leí eso en novelas pero nunca me imagine que fuera verdadero ‒tocándose la barbilla en señal de pensar‒ es algo impresionante—

    —Bueno Sakura-chan, Hinata y yo iremos a arreglar las cosas de una vez por todas para no causar problemas después ‒sonrió‒ lo que hagas creo que solo tu lo sabrás y nosotras te apoyaremos en todo ‒comentó la castaña levantándose de uno de los sillones al igual que la pequeña Hinata‒

    —Sí, ¡Gracias chicas!−hizo una pausa después de que se fueran las chicas− lo malo es que alguien tendrá que ir con los licántropos Ino, a investigar claro, para esto quiero dar una trama, el plan es que le informemos a Hinata y Tenten, ellas irán con los licántropos, nosotras engañaremos a los vampiros que es para infiltrarnos en su organización, y así los tenemos a los dos—

    —Buena idea −brinco la rubia− lo malo es saber si Tenten y Hinata aceptarán

    —De eso no hay problema, somos un equipo y por supuesto que aceptarán, tu plantéaselos Ino, te hacen más caso a ti −dijo sonriendo−

    —¡Cierto!

    — Mañana necesito salir Ino, por lo mientras tendremos que dormir—


    Ino y yo nos fuimos a dormir, a la mañana siguiente me levante muy temprano, me aliste en media hora con un look similar al de la noche anterior solo que con blusa blanca y botas de color fiusha. Tenía que ir a casa de los Uchihas, quería saber más respecto a ellos, Naruto me conto su historia, pero, Sasuke no, me apresure pues tenía ganas de verlo, su olor me embriagaba, cada vez que lo tenía cerca era como estar en el cielo, en cuanto Itachi, sólo me parecía un diablillo, de esos chicos que andan ilusionando chicas por la calle pero oh por dios, yo no soy así, sin darme cuenta estaba tocando la puerta de los Uchihas…¿Tan despistada era? Pero en fin, todo el camino me pareció súper corto, tal vez porque me lo sabía de memoria, vas derecho después de la zona hotelera, caminas alrededor de cinco minutos te topas con un campo de minigolf, das vuelta a la izquierda vas de nuevo recto, das vuelta a la derecha donde después de unos diez minutos encuentra una zona de basto campo verde, sigues derecho hasta topar con tres caminos vas en el de en medio pasas otros diez minutos das a la derecha y allí encuentras la mansión Uchiha, que quede claro que es puro campo y no hay de que ver pro eso no describo los lugares si no las direcciones.

    Una voz sonó al otro lado de la puerta, demo ¿Les cuesta abrir para ver quién es acaso? Pero en fin, conteste de una forma un poco dulce, venga, no podía ir derramando dulzura a personas que acabo de conocer, bueno no del todo pero cinco semanas son pocas poco después me di cuenta de que me había abierto la puerta y dios, ¡Que digo dios!, diablos y centellas me abrió el Uchiha mayor en bóxers, imaginaran que suculento banquete me ponían enfrente, yo allí babeando, tanto que no me di cuenta cuando me dio el pasé Sakura-chan obviamente pase y nos sentamos.

    —¿A que haz venido nenita? −dios lo dijo en una forma tan cálida−

    — Bueno, quería plantearles algo, algo que tal vez les interese y vean a su favor Itachi-san (dije mientras me embobada, y bueno ¡Omg! Itachi estaba hablando dulce por primera vez, me pregunto ¿Qué rayos tiene pensado?)

    — Mmm, muy interesante, ¿Te importaría esperar a que todos bajen? −clavando su mirada en la pequeña peli rosa−

    —De ninguna manera, esperaré pacientemente como debo hacerlo Itachi-san (dios no podía dejar de ver sus orbes negros, son tan profundos y dios me hipnotizan, raro no dije nada que pudiera interesar ahora que lo pienso y tendré que esperarme ¡Que aburrición!)

    —Bueno, si me dices Itachi-kun me sentiría menos viejo cariño −sonrió levemente−

    —¡Oh! Por ti lo que sea papacito (inner: Demo Sakura dejaste salir tus pensamientos en voz alta, me sonroje enseguida, sí y espera un momento ¿Cuándo apareciste, otra más porque rayo esta feliz este tipo, hasta da miedo porque se supone que el es frío como el hielo ose a un hombre ice berg, algo trama, inner: será mejor que lo tengamos en la mira; concuerdo contigo)

    -¿Uh?... ¿Qué atrevida cariño? Luego no se me raje que me la como jajajaja −soltó en forma indirecta muy directa−

    -Em…gomenasai Itachi-kun, no era mi intención deciros eso (vaya estúpida de nuevo mi karma hacía su aparición)

    -No te preocupes cariño, sólo, no lo digas enfrente de Sasuke, digamos que es “celoso” y bueno se supone que son unos ice berg no se porque rayos estas actuado así (conteste con miedo, ósea era de temer, el sonriendo ¡Que escalofríos!)

    —Aunque tu sabes a quien elegir no creo que mi estúpido hermano mayor te conquiste, y disculpa si es muy serio, el no habla mucho, es parte de su personalidad, parece un poco estúpida ¿No crees corazón? (lo último remarcando con un tono más efusivo) si yo no estoy serio es porque estoy de buen humor, ¿Hasta apodo nos has puesto? Que atrevida niña, en fin no estoy en posición de hacer algo porque la verdad nunca me habías visto feliz.

    —Yo no pretendía arruinarte el día es solo que es sospechosa su actitud –entre cerro los ojos−

    —¿Quién es estúpido Itachi?

    — Sasuke-kun (abrí mis orbes verdes, al fin aparecía, porque tenía que parecer, demonios, tan mal karma me cargaba, pero oh Sakura siempre ha de cargar la culpa, en fin; el segundo azabache bajo las escaleras de esa gran mansión con gran tranquilidad y sin mucho entusiasmo a decir verdad, me digne a voltear a otro lado, que tal si me fulminaba con su miradita, uff hasta escalofríos me recorrieron por toda la espina dorsal)

    —Bien pequeña molestia, ¿Para que nos necesitas? ¿Acaso tú misión es demasiado para ti? ¡Qué molestia!

    — molestia, molestia, molestia, otra de sus típicas palabras Sasuke-sama, (esto lo dijo con tono agresivo y serio al mismo tiempo y aparte me lo dijo fulminándome con la mirada, cosa que no iba a permitir, no por ser diferente tenía que fulminar a todo mundo ).No, no es eso Sasuke-sama, (lo dije muy firme, no quería parecer débil ante el, empezaba a ser un patán de esos que odio por creerse mejores que los demás) es sólo que tengo algo que pueda servir, (concluyó para poder pasar al fin a empezar a relatar, quiero que me preste atención el tipo ese, después de morderme se digna a hacerme menos, lo bueno es que el maquillaje lo tapo, se que eh dicho que es genial pero con su actitud lo que paso ya no parece tan lindo) ayer, uno de los licántropos me vio salir de aquí y me intercepto, me dijo que se llamaba ¿Naruto Uzumaki? dijo el porqué tenían problemas, que por una especie de demonios, que antes eran una hermandad (bueno no pensaba decir que fue hace mucho tiempo porque me fulminarían así que preferí decir que fue ayer j ojo jo)

    —Ese Naruto, nunca se cansa de decir eso, nunca hemos sido amigos, mucho menos por haber matado a nuestra familia (interrumpió) ellos son unos asesinos (termino con una voz fría, más fría que una noche es Alaska).

    —Escucha! (grite), no eh acabado, dijo que esos demonios habían envenenado el alma de Madara Uchiha, ¡Qu el había matado a su familia e inclusive había formado una alianza con los demonios y de allí salieron varios híbridos. Ahora, ¿Me darás la razón? Ó ¿Me seguirás insultando?

    —Cálmate nenita, que mi hermanito no te haga enojar, tú, Sasuke Uchiha, no son modales que te han enseñado, debes respetar −especulo el Uchiha mayor enojado con su hermano, le dio una mirada asesina para después continuar con voz tranquila−

    —Si Itachi tienes toda la razón −volteo y lo vio de la misma manera−, es sólo que odio es odio y como dices tú, el odio te hace más fuerte ¿No?—

    -Si −afirmo−, pero en este momento debemos escuchar a la pequeña Sakura −sonrió mirando a la peli rosa−

    —Bueno mi idea es, yo, Sakura Haruno, me hice amiga de un licántropo y que pasaría si esa amiga tuviera otras amigas las cuales entraran como espías con los licántropos y nos informaran de todo, así en lugar de matar uno damos un golpe y ¡pum! no más licántropos.

    —Buena idea, sólo que, si tu nos traicionas, o ellas nos traicionan, tendrás que pagar con ¡Tú vida! −enfatizo lo último−

    —Si −trago saliva− Itachi-kun entendí a la perfección lo que has dicho, yo me encargare de ello pero estar en un hotel es demasiado caro por lo que sólo podríamos permanecer unos cuantos días (agache mi mirada y lo dije muy triste, no podía creer que tres días más y boom adiós todo, regresaría a casa, donde nadie esperaría, no tengo padres ya que murieron en un accidente automovilístico, puedo ser muy desdichada, además quería estar cerca de Sasuke, mi corazón se aceleraba estando el cerca, sentía lo que nunca sentí con los chicos que me traicionaron)

    —Te daremos estadía a ti solamente ¿Cuantas irán con los licántropos?

    —Bueno, somos cuatro en total, esperaba que pudieran dejar a Ino una de mis amigas venir aquí, después de todo, ella nos ayudara (quería convencerlos así que tenía que decir algo aunque fuera muy tonto)

    —Bueno si, pero dormirán en un solo cuarto y no molestaran, tienen a los criados suficientes así que evitaran cruzar palabra con nosotros −sentenció el Uchiha menor dando un tono más frío que el anterior a su voz−

    —Pero si no cruzamos palabra ¿Como pretenden que le informemos? (pregunte nerviosa)

    −Me refiero a que nosotros decidiremos cuando entablar plática, no nos gustan las niñitas que siempre anden tras nosotros, ni menos esas fans maniáticas de las que nos escondemos, ¿Habría otra razón por la cual salir sólo de noche?—

    —Bueno Sasuke, Itachi, sólo pensé que su debilidad si sería el sol o algo así ( y en verdad pensaba eso, quería dejarlo en claro)

    —Bueno pequeña flor de cerezo −dijo el Uchiha mayor− no todo es como lo pintan, además siempre nos ponen eso, no tenemos más debilidad que el ser eternos, es una maldición que apareció desde nuestro odio contra los licántropos, y no, no bebemos sangre, sólo la utilizamos en ocasiones, para curar nuestras heridas.

    —Ah, eso explica un poco de todo, por cierto, ¿Cuándo hable con Naruto el me dijo que este pendiente tuyo me marcaba como tuya, es cierto? (le mostré esa cosa que me dio pues tenía serias dudas sobre el, su dulzura me estaba jodiendo, yo quería de regreso al chico frío aunque usted no lo crea)

    —No cerecito te han mentido, te lo di porque me atraes −dijo en un tono un poco sarcástico−, eso nos lo dijo nuestra madre, si alguna vez les atrae una chica, denle lo más preciado que tienen, su corazón, conózcanla y hasta no estar seguro de que la aman, no le propongan nada. Yo te doy mi collar como señal de aprecio—

    —Vaya, gracias (me sonroje, era increíble) Ita-kun, sos muy amable—

    —Tienes que regresar hoy, si no, no hay trato de estancia −sonrió un poco el pequeño Sasuke y aun poco menos frío−

    -Oh, está bien (pronuncie y enseguida salí)

    Iba muy pensante, el Uchiha mayor me había sonrojado, demo, era tan sexy, como poder negarme a él, era muy tierno pero me seguía pareciendo un desgraciado, sentía que en cualquier momento me utilizaría como cualquier otro de mis ex novios, al llegar al hotel no fue novedad, Tenten y Hinata había aceptado, ahora sólo faltaba presentarles a Naruto a quién por suerte me había encontrado en el camino, lo invite a pasar después de saber que ellas habían aceptado.


    —Bien chicas, el es Naruto Uzumaki, el les dará un lugar cómodo donde puedan estar durante nuestra estancia. Ino y yo conseguiremos otro lugar, conozco a un amigo que nos ha prestado una habitación, es muy confiable, así que empaquen sus cosas. Ino espero que hayas empacado las nuestras porque debemos regresar ahora.

    —Claro Sakura, me imaginaba algo así, tu siempre eres la que consigues la estancia así que vámonos tengo todo en la habitación—

    —Sakura-chan −menciono el rubio ojiazul− no te preocupes, yo me encargare de Hinata-chan y de Tenten −dijo sonriendo zorrunamente−

    —Gracias Naruto, no sabes cuanto agradezco el poder tenerte cerca, siento como si ya nos conociéramos desde antes, o estuviera predestinado todo esto (termine).

    —Los mismo Sakura-chan, lo mismo (decía perdido en mi ojos, eso me dio un poco de gracia me hizo reír en mis adentros)

    Cerramos la puerta del a habitación y pagamos el hospedaje al recepcionista después nos dirigimos hacia donde los Uchiha, le conté todo a Ino y ella le aviso a Tenten por celular a lo largo del camino, era un poco tarde, se me formulaban las 5 o 6 de la tarde, no había pensado lo que estaba haciendo, era algo precipitado pero, tenía que terminar todo este odio, además, si haces una acción buena se te regresa ¿No?... Llegamos a la gran puerta de la mansión Uchiha, me digne a tocar la persiana, un chico pelinegro que no era ni Sasuke ni Itachi no abrió y nos dijo con una sonrisa ¡Pasen!, Ino se quedo idiotizada por unos instantes y el chico también, era totalmente silencio y yo me decidí a romperlo.

    —Hola, Disculpa, ¿Se encuentra Sasuke?—

    —El salió pero puedo llamar al señor Itachi, si gusta −dijo el chico−

    —Si muchas gracias chico, me agradaría más llamarte por tu nombre…¿Cuál es?—

    —Sai Minato −tranquilamente− sólo dígame Sai señorita Sakura

    —Oh, muchas gracias, por cierto, ella es Ino Yamanaka (señale a Ino, no por mala educación pero sabía que a mi amiga le había gustado Sai)

    —Muy linda, debo ir a hablarle a Itachi-san, espero terminar nuestra conversación después (dijo dulcemente sonriéndole a Ino quien seguía embobada, después se marcho, mi amiga era algo tonta cuando un chico le gustaba, ya se habrán dado cuenta).

    No pasaron ni cinco minutos cuando Itachi hizo su aparición, como siempre, su rostro tan perfecto volteo hacía a mí y me hizo una seña de que le siguiéramos. Era perfecto pero me seguía dando miedo desde que empezó a sonreír era un tanto extraño, no era lo que yo había conocido a decir verdad.

    —Sakura, ¿Ese es el tal Itachi? −comentó con arrogancia con la voz baja−

    —Si Ino, ¿Hay algún problema? (dije un poco enojada)

    —No nada, sólo es que esta guapísimo −sonrojada−

    —Je, lo se (me puse un poco celosa a decir verdad pero apenas lo había conocido así que no podía sentirme dueña de nadie)

    —Mi pequeña Sakura, aquí esta su habitación, espero estén cómodas, siéntanse como en casa, al rato llegaran Sasuke y mi padres y bajaremos a cenar, no falta mucho, mientras pónganse cómodas −sonrió levemente−

    —Si, gracias Itachi-kun (sonreí de lado a lado, y es que su presencia me ponía completamente feliz pero aún así sigo pensando que es un maldito con suerte)

    —Sakura −dijo calmado−, gracias por llegar a mi vida −sonrió−, haces que por alguna razón este feliz, siento que eres especial—

    —Gracias Ita-kun (sonreí aún más) igual tú haces que sea feliz (en ese momento Ita-kun salió, era demasiado pronto para que dijera eso, yo sabía perfectamente que cuando metiera la pata terminarían odiándome, y que puedo decir a mí también me sorprendió el comportamiento de Itachi-kun, aun sigo pensando que es raro que me sonreía y a otro perro con ese hueso pues las cinco semanas eran poco como para iluminar su oscura vida)

    En otro lado muy lejano del lugar donde yacían Sakura e Ino se encontraba Hinata y Tenten viendo su nuevo hogar aunque era muy acogedor y era parte de la cortesía debían agradecer y por lo tanto saldría alguna plática de ello.



    Gracias Naruto, esperamos no molestarlos—

    —Si, bueno, Sakura me pareció una buena chica, además, siento que ella ha llenado de alegría este lugar −señalo su corazón− tiene un don.

    -Si −menciono la pequeña Hinata un poco tímida− eso lo sé, ella es una chica fantástica, a pesar de que sus padres hayan..Muerto −dijo con un deje de dolor y preocupación−

    —Oh, ya veo porque a veces es tan sutil (esa niña esta bonita, se llama Hinata, creo que si) pequeña Hinata ¿Cuál es tu apellido?

    —¿Yo? (se sonroja) bueno, me apellido, Hyuga

    —(El chico abrió los ojos de la gran sorpresa que se había llevado) y dime ¿Nunca has tenido más familia? −pregunto muy inquieto−

    —Si, bueno, cuando tenía cuatro años mi tío murió y dejo a Neji, mi padre dijo que mi tio murió por traidor pero no creo que haya sido así, de hecho debió haber algo más para que se exaltara así cuando yo pregunte, pronto Neji cayó enfermo y mi padre me dijo que falleció, así que me quede sóla con mi hermana Hanabi—

    —¿Estas segura de que murió Hina-chan?—

    —Si (tartamudeo) Naruto-kun (volteo los ojos a otro lugar y lo dijo tímidamente y claro muy roja debido a que aquel chico le gustó desde la primera vez que lo vio, hace pocas horas a decir verdad, bueo hay mas detrás de eso pero será mas adelante)—

    —Creo que te sorprenderás al ver esto…Neji −grito el rubio− ven acá

    De entre las penumbras salió una sombra misteriosa, Hinata se quedo paralizada al escuchar el nombre de su querido primo, poco a poco esa sombra misteriosa se acerco más e hizo su aparición por fin dejándose ver a cuerpo completo.

    —Que quieres ahora Naruto, espero que no sea otra de tus babosadas sobre la vieja Tsunade—

    —¡Oh no es eso Neji!, tienes que mirar al frente −dijo sonriendo Naruto−

    En esos momentos los ojos de Hinata y Neji chocaron, se quedaron viendo varios minutos, hasta que el Hyuga decidió que era momento de romper aquel silencio que había formado con su presencia.

    —¿Qué hace aquí Naruto?, sabes que detesto a mi familia por lo que hizo mi tío Hisashi, ¡Ella merece mori!r, tiene la culpa de todo, Naruto −gruño− sácala de aquí antes de que la mate yo mismo—

    —¡Primo, pensé que habías muerto! (tenía los ojos llorosos, la pequeña Hinata se había enterado de que su primo adorado la odiaba y no entendía el por qué), todos estos años sufrí tu ausencia, ahora vienes y me miras con rencor, sin siquiera explicármelo, primo ¿Qué te han hecho? −lloro−

    —Hinata, no llores−(abrazaba Tenten mientras daba palabras de aliento−

    —Como quieres que no te odie si tú fuiste la culpable de esto, si tu padre es un asesino, ¡¿Cómo?!

    —No lo sé Neji
    [​IMG]volteo a verlo, las lagrimas escurrían por su lindo rostro− explícamelo, me han torturado en casa, no me dejan salir, me dijeron que moriste, que mi tío fue asesinado, ¿Por qué aumentas mi dolor? Termina de una vez por todas y clávame mil kunais en el corazón…dime ¿Por qué me odias si antes nos amábamos primo? ¿Qué paso con aquel amor de primos hermanos eh? −con un deje de dolor en la voz−

    —¿Enserio quieres que te cuente pequeña Hinata?−(La miro serio, sin ningún sentimiento que se dejará ver−

    — ¡Si! −entre lagrimas− dímelo, dime, ¿Por qué me odias primo? Dime ¿Qué te han hecho?—

    —Todo empezó cuando….—

    CONTINUARA…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    arbtemari

    arbtemari Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Septiembre 2010
    Mensajes:
    76
    Pluma de
    Escritora
    :DDAISE_chan me gusto la conti...esta bastante interesante:)...me pregunto que pasara con Itachi y Sakura (creo que hay algo entre ellos).
    Hinata-chan ira con los licantropos..se enamorara de Naruto-kun?:eek:, y traicionara a Sakura?...estoy ansiosa pon conti pronto.
    bye...pequeña,:p
    SaYoNaRa...:)
     
  6.  
    YukiHyuga

    YukiHyuga Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    16 Diciembre 2009
    Mensajes:
    152
    Pluma de
    Escritora
    0la
    soy nueva pasando y te recomendare algo.
    primero te faltan tildes y tienes unos +++++++ dedazos
    separa parrafos por favor, se hase confuso leer
    tambien pon guion mayor.

    no pongas las axiones en parentecis, es en guion mayot ;)

    tampoco pongas: Noooo, deves poner: ¡No!
    pon quein dice las cosas, pues no se entiende.
    y cuando tartamudean no pongas: n....o se escribe: -N-no- tartamudeo hinata.
    y cuando quieras que alguien grite, NO LO PONGAS EN MAYUSCULAS, mejor es ¡! o ¿?

    bueno esper0o Q no te molestes;)

    besos
     
  7.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    6961
    Capítulo 4: La verdad duele pero, es mejor que quedar atrapada
    El Hyuga quedo pensativo, antes de pronunciar otro dialogo hizo una pausa, cerró los ojos apretándolos un poco, quería recordar lo que hace años había intentado olvidar, que había intentado destruir por completo y que ahora regresaba en forma de una pequeña y hermosa muchacha, —¿Que había pasando?¿ Porqué odiaba a la presente muchacha?— se pregunto en silencio, en esos instantes parecía estar ausente, como si su cuerpo solo fuera una ilusión, busco entre sus pensamientos mas ocultos, entre las cosas que quería olvidar, aquellas que lo hacían flanquear sus piernas y volverse débil, según el mismo lo describía, apretó los puños y fue de pronto que encontró lo que en realidad buscaba, soltó una lágrima, de impotencia, dolor, angustia, sin darse cuenta de que esto no paso desapercibido por aquellos que lo acompañaban en esos instantes; no dejaba de pensar que tenía gran odio hacía aquella que se hacía llamar su prima, ella, la que estaba enfrente suyo, la causa de su dolor, de su perdida y de su odio; abrió sus parpados dando paso a que la poca luz que se encontraba en el sitió iluminara sus pupilas perlas, enseguida comenzó a entablar dialogo, uno que dejaría en libertad lo que tanto había guardado en esos años, un sentimiento cuya alma envenena y al mismo tiempo mata a las personas cuyo sentimiento es dirigido.



    —¿Enserio quieres que te diga pequeña Hinata? ‒ comentó con un deje de despreció en la voz—


    —Sí, dímelo de una vez, primo ‒ dijo entre sollozos la pelinegra, con una voz débil como su piel blanquecina cuyo aroma parecía ser el de una rosa—


    —Bueno, ‒ volteo a ver la habitación entera, como i buscase la respuesta en cada una de las cosas que adornaban ese umbral, paso por la acompañante de su prima a la cual miro de reojo, de inmediato hizo una mueca en señal de molestia para después proseguir su dialogo‒ Hace mucho tiempo que me eh guardado este sentimiento, ¡odio! ‒ dijo con una voz muy tensa‒¡Todo fue por tu culpa! ‒ remarco haciendo que la presente chica sintiera mil puñaladas en el pecho ‒, siendo de la segunda rama de los Hyuga nos correspondía cuidar de los integrantes de la rama principal, un día ‒ hizo una pausa y enmendando su error prosiguió‒ mejor dicho, una noche, cuando ya nosotros dos dormíamos, unos gánster entraron a tú habitación, hicieron mucho ruido al azotar la puerta y yo que dormía plácidamente al lado de tú habitación me desperté, fui a avisarle a mi padre que te habían secuestrado, momentáneamente eso fue lo primero en lo que pensé y si no hubiera sido por eso tú ya estarías muerta ‒ recalcó mientras cerraba los ojos al ver que era necesario pues una lágrima resbalo por su bello rostro varonil dejando a flote sus sentimientos‒


    —El salió de inmediato ‒ dijo reincorporándose de nuevo‒; los alcanzo en la puerta y comenzó a luchar contra ellos, claro, hasta que los dio por muertos, te tomo en sus brazos y mostrándote un poco de su amor te dio un pequeño beso en la frente, abrazándote muy fuerte te acurruco mientras tú abrías los ojos lentamente y los frotabas con tus pequeñas manos; en ese entonces sonreía victorioso por el gran rescate que hizo mi padre‒ esto hizo que agachara la mirada‒


    — ¿Mi tío me salvo?, ¡Eso no puede ser posible!¡Mi padre dijo…! (no pudo terminar la frase ya que fue interrumpida)


    —¡Cállate! ‒ interrumpió‒ ¡Tú padre solo piensa en el mismo! ‒ bajo la voz, sus ojos estaban llenos de tristeza, mas que nada de nostalgia, levanto la mirada abruptamente observando fijamente a la muchacha en la cual clavo su odio aún más, tembló de furia y sin más dio paso a su relato nuevamente‒ Al día siguiente, mi padre y el tuyo conversaban, tu padre parecía estar muy molesto, cuando me vieron entrar al gran salón donde ellos se ubicaban mi padre me tomo en brazos, me dio un beso en la frente y me dijo que cuidara de ti y de toda la familia, que papi estaría ausente por mucho tiempo y desde ahora yo sería el hombre de la casa, poco después tu padre me saco de la habitación, se me hiz un tanto extraño, por curiosidad después de unos minutos entre abrí la puerta un poco para observar más a fondo que era lo que hacía mi padre y a donde oíria, terminaron de discutir, tu padre tomo una katana, pernse que tendrían un pequeño combate antes de que mi padre se marchara, para mi sorpresa no fue así, levanto su brazo derecho y la enterró en mi padre, ante mis ojos tú padre asesino al mío ‒gruño con furía, dejando su llanto escurrir por sus brazos‒


    − ¡Eso no puede ser cierto! ‒ grito desconcertada y con gran desesperación la oji perla‒ ¡Mi padre no es ningún asesino! ¡Podrá ser malo y autoritario pero jamás mataría a su propio hermano!


    — ¡Claro que lo es!, poco después de eso yo caí en coma, ¿Lo recuerdas? cuando salí de eso tu padre quiso llevarme a un internado lejos de ti ya que según el éramos mala influencia para su pequeña Hinata, me negué, huí de ese infierno teniéndole odio a mi propia prima, fue entonces que encontré a un vampiro, al principio no pensaba que fuera alguien así pero al verme solo y confundido fue la única persona que se acerco a mí, me llevaron a su casa, me ofrecieron un lugar donde quedarme, en ese entonces eran los Uchihas aquellos a los que consideraba una familia, antes ellos eran parte de los Hyuga y al enterarme de ello los odie por completo, más cuando escuche que una descendiente de la rama principal se había desposado con un demonio, un tipo cualquiera, un asqueroso ser llegado del infierno para gozar con el sufrimiento ajeno ‒ apretó la mandíbula al igual que sus puños‒ fue allí que entendí que la rama principal estaba llena de ¡mierda, comprendí que el usar este apellido es peor que se escoria pero antes de haberlo analizado yo ya me había convertido en un vampiro, no quería saber nada de ellos, había aceptado su sangre en mi sangre, fue entonces que volví a escapar , Naruto y sus amigos me acogieron, ¡Fueron los únicos que no eran escoria! eh ahí que desde entonces estoy con ellos.


    — No tenía idea primo‒ dijo petrificada—


    — ¡Eres una persona detestable, igual que tu padre! Son escoria, lo mas bajo que hay y tu una buena para nada, la muñequita de porcelana que siempre hay que proteger‒ refunfuño—


    En ese momento Hinata salió corriendo, los que quedaron en la habitación seguían impactados, Hinata no sabía a dónde ir, se sentía tan confundida, engañada, culpable por ser siempre así, corrió lo que sus piernas le pudieron dar, no sabía que hacer, definitivamente se sentía culpable de las desgracias de su primo y en parte tenía razón, ella siempre había sido una muñequita, paro cuando sus piernas se lo dictaron, ya no le sobraba más aliento se encontraba en un pequeño lago, respiro profundo dejandoce caer a las orillas del lago y comenzó a llorar como nunca lo había hecho, tenía pánico de convertirse en alguien como su padre, no sabía que decir, toda su vida había sido engañada,toda su vida habái sido una niña mimada, ni siquiera sabía que su primo seguía vivo, siemrpe vreyó que estaba en un internado o que había fallecido y que su padre le había mentido para que no llorará pero estaba muy equivocada, nada de eso era la realidad, tan distraída se encontraba que no noto que un chico le había seguido si no hasta que el mismo se sentó al lado de Hinata tomándola de modo posesivo la cual se soltó a llorar en sus brazos.


    —Yo no sabía, yo lo siento ‒confesó tartamudeando al mismo tiempo de que su llanto no paraba—


    —Yo se que Neji puede ser muy duró y frío pero entiende que el perdió a su padre, es difícil de asimilar que su tío lo asesino, no debes sentir culpa, yo se que pronto volverán a ser la familia feliz de antes (sonriendo) aunque tu primo sea un chico muy serio, el te quiere, solo, dale tiempo para pensar, está muy confundido, no sabe qué hacer, compréndelo Hinata, ha sufrido en tu ausencia y la de tu padre.

    Las mejillas de Hinata estaban rojas a más no poder, su corazón latía con más fuerza de lo normal, sin darse cuenta lo abrazo aún más fuerte, la sensación que sintió no se comparaba con ninguna, sentía pequeñas mariposas en el estomago, pero le gustaba eso que sentía y quería seguir así.


    — Naruto-kun, gracias por todo, si hubiese podido detener esa masacre de parte de mi padre, lo habría hecho ¿Tú me crees verdad?


    —Claro que te creo Hinata-chan, sabes perfectamente que nadie es más culpable que quien opto por tomar la vida de otro ser humano a causa de una estupidez de regla.


    — Gracias, Naruto-kun, estoy segura de que Neji y yo podemos volvernos de nuevo buenos primos hermanos, te quiero mucho (lo último no pensó en decirlo) a pesar de no conocerte por mucho tiempo ¿Me explico no? ‒comentó con leve sonrojo‒


    — Yo también Hinata-chan (sonrió el rubio) eres una personita muy especial para Sakura-chan (dijo suspirando) yo quiero protegerte, se lo prometí a Sakura-chan (dijo levantando la cara hacía al cielo y con un brillo en los ojos que jamás se había visto) y bueno al conocerte sentí algo muy lindo dentro de mí, como si fueras mi hermanita ‒ sonrió‒ y hablando de Sakura-chan ¿Cómo estará?, me preocupa que este con el teme de Sasuke, sabes me da la impresión de que corre peligro ‒comentó angustiado‒ ella, no quiero que ella salga lastimada.


    —¿El teme? ¿Cómo sabes de Uchiha Sasuke?—

    —Es una larga historia ‒dijo enmendando su error‒ que no debe ser revelada por ahorita ‒sonrió dulcemente‒

    Hinata se dio cuenta de que Naruto se había enamorado de Sakura inesperadamente, ella pudo notarlo al oír la preocupación ante la pregunta de su estado, a veces eso la hacía sentirse menos pues Sakura siempre había tenido a los chicos que a ella le gustaban y sin embargo no le molestaba pues sabía que ella no tenía la culpa de atraerle a los muchachos, , se puso triste, no era para más, debía aceptar , ella sabía perfectamente que lo conocía de cuando era pequeño pero él no la recordaba, sólo se digno a soltarse de los brazos del rubio, el sentir sus brazos y el que le pertenecieran a su mejor amiga, no era nada agradable, se puso triste pues ella se había enamorado de el desde que era pequeña, no lo recordaba si no hasta que volvió a verlo en la habitación del hotel donde hospedaban allí re número ese sentimiento que se prometió no abandonar.


    —Ella ha de estar bien Naruto-kun (respondió con la cabeza gacha), es muy fuerte, nada le pasaría, pues cuando sus padres aún vivían le pagaron clases de defensa personal con Tsunade una de las cazadoras más conocidas...Tiene una fuerza increíble y domina todo tipo de artes marciales e inclusive el es grima‒ sonrió nostalgica‒


    — ¿Tsunade?


    —Sí, sonara un poco loco pero, Sakura-chan es una niña rica, bueno no tanto, pero si de clase media, no le falta nada, cuando ha dicho que no ha tenido dinero para pagar el hotel ha sido para que su plan funcionara ‒esta vez había levantado la cara y hablado de frente con Naruto tratando de revelar a Sakura en su verdadero ser‒ además todas aportábamos en igual cantidad para pagarlo, bien pudimos quedarnos más de lo debido sin pedir hogar temporal ‒sonrió altaneramente‒


    —Así que es rica ‒se dijo asimismo tocándose la barbilla‒, oye Hinata-chan, ¿Tú también lo eres?


    —No es rica Naruto-kun, yo si lo soy, al igual que Ino y Tenten‒ comentó de forma presumida y desagradable pues en esos momentos detestaba a Sakura‒


    —Vaya, eso es un poco degradante, a lo mejor se siente menos que ustedes pero pues no importa ¿Verdad? Son su amigas después de todo‒ dijo sonriente‒sabes Hinata-chan, siento como si ya hubiera estado aquí, ¿Que tal si regresamos a casa? Bueno ahora es también su casa, comprendes no ‒risa nerviosa‒ je je je , ya es muy noche, una doncella no pude estar afuera por tanto tiempo además, se lo prometí a Sakura-chan, que te cuidaría muy bien al igual que a Tenten ‒dijo seguro de si mismo‒


    ¡Oh!, gracias Naruto-kun, Sakura-chan va a estar muy orgullosa de ti ‒dijo con una leve tristeza en su voz‒ será mejor que regresemos a la torre, ya es demasiado tarde ( trato de evadir el tema de Sakura ya que la ponía en cierta manera celosa, ¿Quén no lo haría si el amor de tu vida esta enamorado de tu mejor amiga? Es cuestión de tiempo que los celos salgan a flote…)


    Claro Hinata-chan, ‒hizo un ademán de que se acercara Hinata‒ vamos Hinata-chan, no puedo dejarte sola ‒ la tomo de la mano‒


    ¡Oh Naruto-kun! ‒sonrojada‒ eres muy lindo conmigo


    No hay porque Hinata-chan, solo quiero que estés bien, (observo a Hinata, mientras cálidamente sonreía, el encargo de Sakura era cuidar de sus amigas y no quería defraudarla, siendo muy atento pudo notar que Hinata no traía sweater así fue que poso su chamarra en los hombros de la chica entregándosela en forma “Yo te cuido porqué eres mi hermana”) hace frío, acéptala por favor ‒comentó risueño‒


    Claro (esta vez Hinata se había puesto más roja que un jitomate y quienno lo haría si el chico que te gusta te ha ofrecido su sweater ) de nuevo gracias Naruto-kun ‒dio un suspiro y camino al lado de Naruto‒


    La caminata con Naruto había sido muy lenta, Hinata no podía dejar de mirar a Naruto pero el era tan distraído que ni se daba cuenta de cómo se sonrojaba, de pronto Hinata se sintió muy cansada, Naruto haciendo notar su caballerismo le cargo en sus fornidos brazos los cuales se podían notar gracias a que ya no llevaba su chamarra de cuero negro puesta, esto hizo que Hinata se sonrojara aún más de lo que ya estaba, la chica levanto su mirada aún sonrojada por el acontecimiento anterior, dio un leve suspiro, Naruto pudo notar esta acción de parte que la chica y de inmediato posos sus ojos en los de ella buscando alguna explicación del por qué el acto anterior, al no encontrar un por qué no le quedo mas que sonreír a Hinata, todo era apacible, el viento azotaba sus mejillas, los árboles tiraban alguna que otra hoja seca, él daba pasos lentos y distraídos, Hinata sentía tan cálidos aquellos brazos que la sostenían que de inmediato cayó dormida en brazos de Morfeo, Naruto no pudo evitar decirse mentalmente que se veía hermosa, toco suavemente sus mejillas, acomodo unos cabellos rebeldes que impedían que viera sui hermoso rostro y fijo su mirada azul en los labios de la pequeña, no había explicación, no sabía el porqué pero le dieron ganas de besarla, ran tan inmensas sus ganas que si no cumplía su cometido su corazón estallaría, era la ocasión perfecta, por unos momentos más sus ojos quedaron viendo esos labios tan finos, dignos de una princesa como Hinata, se acerco tímidamente tratando de no despertarla y planto sus labios en los de ella, una sensación electrizante recorrió su cuerpo entero, su corazón palpito más rápido de lo normal, el tiempo pareció detenerse, la sensación y el dulce sabor de esos labios hicieron que quisiera obtener más, había cerrado los ojos inconscientemente, pero algo en sus pensamientos le revoco que estaba mal lo que había hecho sin el consentimiento de la pequeña, pocos segundos después dejo de besarla, movió su cabeza de un lado a otro tratando de dispersar lo que había hecho y cualquier pensamiento que hiciese querer volver a hacerlo y siguió caminando hasta llegar a la torre, esa noche supo que jamás probaría algo mas dulce ni más sincero que lo que probó con la pequeña Hyuga…


    En la mansión Uchiha; Sakura e Ino ya se habían instalado en su habitación, todo había quedado muy bonito, Ino quería lucirse con la familia de los Uchiha así se puso un vestido color lila de apertura en ambos lados de la pierna y una caída hasta el suelo,( así era más o menos el vestido de Ino: http://img.youtube.com/vi/MC9UjxCpa8s/0.jpg) se maquillo lo más natural que pudo, sacó a flote de lo que estaba hecha, parecía una muñequita de porcelana, sin embargo, Sakura no era tan linda como Ino, a decir verdad eso pensaba ella, así que no hizo mucho esfuerzo para sobre pasar la belleza de Ino, de todas formas ella siempre ganaba, siempre era la reinita la doncella capaz de volver loco a cualquier hombre habido y por haber así como había pasado con cada uno de sus novios, lo que ella no sabía es que ella era la causante de su dolor y mientras ella no supiera seguiría creyendo en su amiga, el estilo de Sakura era algo natural y paradisiaco, con un vestido blanco de abertura en ambos lados de las piernas y flores rosas a penas notables a la vista, unas pequeñas pulseras doradas de aro, totalmente de chapa de oro, el cabello suelto, un poco de rímel, los labios con un poco de brillo y la uñas esmaltadas de rosa pálido se dispuso a presentarse en el comedor, ( para que se den una pequeña idea era algo así: http://th03.deviantart.net/fs50/300W...y_MariiiTha.jp) junto a su amiga, Ino.


    Ino bajo desesperada por presumir su hermosa figura, sin perder su clase claro esta, en cuanto los Uchihas la vieron quedaron embobados, incluso Fugaku, el mayor de los Uchihas el cual ya tenía esposa quedo sin palabras y no es que fuera muy hablador, mientras ellos observaban Sakura bajo desapercibida, su estilo era un poco más infantil lo que la hacía ver bellamente tierna, no se esforzó mucho, solo se enríemelo las pestañas, un poco de brillo labial color rojo, no utilizo demasiado ya que solo quería proteger sus labios de la re sequedad. Ante la peli rosa los Uchihas menores mostraron un leve rubor pero como en todo siguieron fríos como el hielo en el polo norte, como una ventisca que azota sin vergüenza a la vegetación en época de invierno, al estar ya dentro del comedor las dos chicas comenzó un dialogo, algo seco pero común entre los Uchihas.


    —Buenas noches ‒dijo un hombre de cabellos obscuro que se encontraba sentado al lado de una mujer la cual sonreía de lado a lado‒


    —¡Buenas noches! ‒pronunciaron Sakura e Ino‒, es un placer estar con ustedes ‒al unísono‒


    — ¿Así que ellas son nuestras nuevas inquilinas?


    —Sí, padre ‒respondió el Uchiha menor—


    — Bienvenidas sean, desde ahora esta es su casa, esperamos que estén cómodas en su estancia, si necesitan algo no duden en pedírselo a Sai, el será su mayordomo personal ‒dijo la voz femenina muy tranquila‒ y será mejor que se sienten ya, la cena está a punto de comenzar ‒mostró una gran sonrisa‒


    —¡Arigato! ‒comentó Ino‒


    Sakura se sentó en medio de dos sillas a lo que posteriormente se sentaron los hermanos uno de cada lado lo que hizo que la peli rosa se enrojeciera, Ino, un poco molesta por como la ignoraron los hermanos decidió sentarse al lado opuesto de donde ellos estaban, esto no paso desapercibido por Fugaku quien hizo una seña para que se sentara al lado de su esposa, Mikoto, pronto llegaron dos sirvientas, las dos eran gemelas de ojos negros una llamada Kagome y la otra llamada Kikio, sirvieron un gran banquete, Ino y Sakura se quedaron sorprendidas, pues a pesar de que siempre comían bien por su estatus social nunca habían visto banquete como aquel; constaba de un pavo, champagne, ensalada, pechugas empanizadas, espagueti entre otras cosas, pronto habló Fugaku.


    —Mikoto, ¿Donde está Inuyasha? ¿Acaso no vendrá a cenar? ¿Y Sheshumaru?


    — Bueno, no se Fugaku, ya sabes que hay días en los que no vuelven, siempre están luchando contra Tsunade y Jiraya y si no es así entre ellos mismo ‒con una gota al estilo anime‒ así son nuestro chicos ¿Qué podemos pedir?—


    Sakura al oír el nombre de su maestra de defensa personal se puso un poco nerviosa, no podía dejar de tartamudear y erizarse, no paso desapercibido por Fugaku que lelanzó una mirada fugaz, algo típica de su familia, de esas que si fueran balas estarías muerto, fue entonces que empezó a sospechar, pero no se digno a decir nada francamente hasta estar seguro de sus sospechas…


    —¿Tsunade? ‒pregunto nerviosa la peli rosa‒


    — Si, una cazadora de grandes habilidades, quiere destruirnos ‒dijo calmada Mikoto‒ pero ni con todas sus habilidades podía exterminarnos, estamos arriba de su nivel ‒ comentó orgullosa‒ y es de tener cuidado, no vaya a ser que nos tome por sorpresa, ustedes saben ¿no? Es mejor prevenir que lamentar—


    — Bueno es que Tsunade, Tsunade es, en sí me suena el nombre ‒nerviosa de sí misma‒


    — ¿Sí? ¿Has tenido contacto con ella? ¿Le conoces? Pareces nerviosa sabes ‒cuestiono‒


    —(interrumpió la plática para terminar la frase de su amiga) Es que disculpe que la interrumpa, Sakura si está algo nerviosa, Tsunade fue su profesora de defensa personal, le enseño medicina, Sakura es una excelente médica y tiene gran fuerza ‒algo molesta‒ tiene grandes habilidades y no sabe cuantas ‒refunfuño‒ se podría decir que en época de ninjas sería una gran Hokage, la rosa asesina, nadie le haría competencia si no su propia profesora de artes marciales (Intento difamar a Sakura para que le pusieran los ojos encima a ella, para llamar la atención y futuramente para otras cosas)


    — Vaya, ¿Por qué no nos habías contado Sakura? ‒reprendió Mikoto‒ Sí quieres formar parte de esta familia no tienes que guardar secretos pues es algo fatal, podríamos privarte de tus conocimientos hija ‒dijo amenazadora y sonriendo dulcemente, esto hizo que Sakura erizara más su cuerpo‒


    — No, creí que fuera importante Mikoto-san ‒respondió molesta por lo que había hecho Ino, ella no quería que supieran sobre eso‒ es solo que no quería tener problemas con ustedes, pensé que no serían necesarios mis poderes y habilidades debido a que estoy con la familia más poderosa de todas las habidas y por haber –comentó hipócritamente, con una sonrisa de lado a lado disimulando su neviosismo‒ (Ino no debiste revelar esto pero ya me las arreglare despues contigo pensó Sakura)


    — Bueno, no importa, Inuyasha y Sheshumaru acaban de entrar ‒comentó mientras tramaba algo en sus adentros ‒ será mejor que las presente para que no haya confusiones pequeñas.


    En donde se encontraban Inuyasha y Sheshumaru había un gran alboroto, como siempre iba discutiendo sobre quien era el mejor, típico de estos hermanos, uno había entrado más revolcado que el otro el cual se mantenía presentable, no habían notado la prescencia de las muchachas pues estaban muy entretenidos en su plática reconstructiva.


    — ¡Callate Sheshumaru, siempre me estas subestimando!¡Eres un maldito patán!


    — Si no te hubiera salvado ya estarías en manos de Tsunade y Jiraya ‒alzando un poco la voz‒ eres un idiota, deberías dar gracias de que te este cuidando siempre en batalla en lugar de refunfuñar como un bebé.


    — ¿Bebé? Ya basta de eso Sheshumaru, no porque seas el mayor quieras sentirte más que yo ‒gruño‒ en sí si estuviera solo bien los hubiera podido acabar con colmillo, pero como siempre tenías que entrometerte, de nos ser porque te caíste estaríamos enviando a esos bastardos a su celda en el castillo.


    —Me siento lo que soy, y por lo menos (fue interrumpido por la voz de Fugaku)


    — ¡Chicos!, ¡Ya calmense!


    — ¡Pero, tió! ‒contestarón en reprimenta los dos chicos


    —Nada Inuyasha, sientense a cenar, hay invitadas ‒en tono más serio‒ ni se habían dado cuenta que observábamos sus conflictos tan bobos.


    —Si tío, haremos lo que usted nos diga ‒rodo los ojos‒ y bueno antes de sentarme quiro decir que Kikio, debería volver a la cocina junto a Kagome, es una cena pero no para sirvientes ‒burlo‒


    — ¡Cierto!, Kikio, Kagome, a la cocina ‒esta vez dijo autoritario mando Fugaku‒


    —Bueno, ya basta de tantos escándalos y vamos a comenzar la cena ¡Mis amores!


    —¡Claro tía! ‒contestaron los dos chicos−


    —Sí madre ‒serios y con porte‒


    La cena estuvo muy tranquila Sheshumaru e Inuyasha ni un instante dejaban de pelear, eso era normal de los primos Uchihas, Sasuke e Itachi se limitaban a verse mientras que Sakura hacía de todo por evadir a los hermanos Uchihas, Ino, Mikoto y Fugaku conversaban de los planes que tenían que hacer a largo y temprano plazo, todos estaban en sus respectivos lugares comentando cada quien lo de su interés hasta que Kagome y Kikio aparecieron nuevamente perturbando la primera cena de Sakura con esta familia.


    —Señor Fugaku, Karin, Juugo y Suigetsu solicitan su presencia, dicen que le tienen un mensaje de Madara Uchiha, ahora mismo están en el lobby, no quisierón esperar en la puerta y mas información sobre lo que quieren no me dijeron—


    −Gracias Kikio puesdes regresar a la cocina—


    —¡Sí señor!


    —Kagome, pideles que pasen de favor


    —¡Enseguida!


    Minutos después Karin, Suigetsu y Juugo pasaron al comedor donde se encontraban todos reunidos, Mikoto les ordeno que se sentaran a cenar con ellos, Karin, Suigetsu y Juugo se sentaron enfrente de donde estaban Sasuke, Sakura e Itachi, enseguida Kagome llevo un tres platos más y Kikio le ofreció un recipiente con agua para que lavaran sus manos, el asunto se puso tenso cuando la peli roja empezó a coquetear con Sasuke ya que Sakura se puso celosa, no sabía que le pasaba, tenía poco que lo había conocido como para que ya le causara esa sensación, Suigetsu no se quedo atrás y empezó a adular a Sakura, Itachi y Sasuke lo fulminaban con la mirada, Sheshumaru coqueteaba con Ino y ella no hacía más que corresponderle el acto, Inuyasha no dejaba de mirar fervientemente a Kikio, y Kagome no podía evitar sentirse triste al mirar como Inuyasha admiraba a su hermana pues ella amaba a Inuyasha tal y como era al igual que Kikioy según sus consiencia lo de ellos jamás pordía ser por dos cosas: uno, no es de la nobleza ni nada así por el estilo y dos, su hermana es a quien el ama. El ruido de una copa interrumpió la cena,Fugaku comenzó a hablar.


    —Bueno, Karin, Suigetsu, ¿A que han venido?


    —Madara dijo que teníamos que decirles esto, es muy complicado...ni como empezar


    —¡Déjate de rodeos Karin, eres una molesta! ‒pronuncio Sasuke‒ ¿Acaso no puedes
    solamente ir al punto? ‒cuestiono fríamente‒


    —Pero, Sasukito-kun, soy tu molestia, recuerda que algún día nos casaremos y tendremos muchos hijitos igualitos a ti ‒dijo sonrojada la peli roja‒ uno se llamara como tú, otro como su abuelo el otro se llamara Kimimaru y (fue interrumpida y sinceramente a mi me daría escalofríos una familia de Sasuke con Karin)


    — ¡ja ja ja! ‒soltó Inuyasha‒ ya me imagino, pobre de ti Sasuke, tener que cargar con Karin como esposa, seria una pesadilla ja ja ja ‒se burlo‒ yo preferiría estar fornicando con una rata a estar con Karin j aja j aja


    Sasuke se limito a quedarse callado, no quría causar disturibios pues aborrecia hablar, prefería tratar con la fría indiferencia, siempre lograba algo con ella así qu eno le molesto intentarlo una vez mas ¿Qué podría pasar?


    —¡Ya basta! ‒grito Fugaku enfurecido‒ callen todos si no quieren tener reprimentas severas ‒amenazó‒, Karin, la próxima que vuelvas a decir incoherencias te vas de aquí e informo de tus idioteces a Madara Uchiha ¿Entendiste?


    —Sí Fugaku (dijo Karin molesta) es solo que pensé ser el mejor prospecto que tú hijo tenga ¿Verdad mi Sasukito-kun?


    —Bueno, como ya terminaron de comer pueden irse a descansar, Kikio, Kagome, levanten la mesa y cuando llegue Sai digan que necesito hablar con el, lo estaré esperando en mi despacho...Karin el único buen prospecto para mi hijo será el que yo elija no alguien como tú, no pierdas tu tiempo haciéndote ilusiones.


    —¡Sí señor Fugaku! ‒contestaron al unísono‒


    —Ajajajajaja pobre de ti Karin, parece que mi tío no te ha dado oportunidad de nada con mi primo el hielo ajajajajaja—


    —¡Callate Inuyasha, no te agarro a golpes porque voy con el señor Fugaku que si no quedas peor que una coladera! ‒grito colérica‒


    —¡Ni en tus mejores sueños bruja! Pero tengo mejores cosas que hacer que estar peleándome con una zorra—


    —¡Yo no soy ninguna zorra!—


    —Ah, si no lo fueras no te colgarías de mi primo y serías más recatada en cuanto a tú ropa ‒rodo los ojos‒


    —La ropa no define a una persona‒inquirió con molestia‒


    —No solo es tu ropa y no te diría nada si no fuera por tus acciones, con lo que respecta a mi las señoritas aquí presentes son mejores prospectos que tu muñeca—

    Karin se fue que echaba humo por los comentarios de Inuyasha, Sakura e Ino se sintieron algo discriminadas por decir que eran mejores prospectos así que para no caer en el juego se dirigieron hacía su nueva habitación, la cual era muy bonita, toda digna de una reyna por decirlo así, se pusieron sus pijamas y se acostaron a dormir, aunque Sakura estaba aún enojada con Ino por dejarla al descubierto, pasaron las horas, ellas cayeron en brazos del dios Morfeo y ya a media noche aproximadamente Sakura se despertó, tenía mucha sed, somnolienta se levanto con cuidado de la cama para no despertar a Ino, se puso sus pantuflas y se dirigió hacía la cocina, fue cuando paso junto al despacho de Fugaku y escucho que hablaba con otra persona, se rasco los ojos, dio un bostezo y como por arte de magia no pudo evitar la tentación de escuchar así que se quedo parando el oído tratando de no hacer ningún ruido para no ser cachada en el acto, escuchaba atentamente lo que decían detrás de esa puerta, al parecer era un tipo de plan o algo así y a ciencia cierta no sabía, decidió quedarse unos mementos más, Fugaku no había captado su prescencia y dejo al descuido su voz que poco a poco se hizo mas fuerte y dejo a Sakura una gran ventaja sobre aquella conversación.


    —Fugaku, yo no quiero ser niñera de nadie, esas chiquillas no merecen mis cuidados ‒contesto enojado‒


    —No es que lo merezcan, al principio quería que las cuidaras de que no cometieran una traición, ahora con más razón, esa chica...Sakura, creo así se llama, es la alumna de Tsunade de la que tanto se rumoraba que inclusive pudiera ser mejor que su maestra, Ino nos lo ha contado todo, investigue sobre ella con con Kaede, es la hija del empresario Yamanaka, por ella no hay problema pero Sakura representa riesgo para nosotros, tienes que vigilarlas lo mejor posible, me eh encargado de reunir prubeas contundentes de lo que ha hecho el padre la de la Yamanaka por lo cual la tendremos a nuestros pies, el punto es Sakura—


    —Comprendo, pero, Sakura es una chica tranquila, no creo que se niegue a seguir sus ordenes parece tan débil e inofensiva que solo bastaría con un ligero golpe para acabarla‒ altaneramente‒


    ¿Yo? ¿Débil? ¡Ja! Que burla pero no puedo hacer ruido así que seguire escuchando ‒dijo entre pensamientos la jóven‒


    —No es exactamente lo que me ha dicho Ino, igual tienes que tener mucho cuidado pues si es la hija de quien creo...es muy peligrosa, si ves que hace algo extraño o intenta rebelarse...¡Matala! solo haz eso..la única forma de acabar con una hierba mala es sacándola desde la raíz y un cerezo cuya raíz esta fuera de la tierra es inservible.


    Sakura se quedo estupefacta e hizo un pequeño ruido Fugaku y Sai se percatarón de inmediato de que alguien osaba escuchar su conversación asi que se encaminaron hacía la puerta para ver quien osaba escuchar, Sakura intento correr pero sus piernas no le respondían, estaba muy nerviosa no sabía que hacer, su corazón comenzó a palpitar cada vez más fuerte, sus brazós a penas si podían moverse, sus orbes estaban más pálidos de lo normal al igual que su piel, temblaba y no podía cerrar la mandibula del asombro, de pronto se empezó a abrir la puerta, a penas era una pequeña apertura, Sakura se maldijo mil veces por tener esa curiosidad y se preguntaba si la curiosidad la mataría al igual que al gato, la puerta titubeo un poco más relinchando por la falta de aceite, poco a poco iba abriendosé más cuando de pronto…


    CONTINUARA....
    Este capitulo fue remasterizado :D je! lo arregle lo más que pude para que se entendiera :D Y ASÍ PASARA CON CADA CAPITULO SOLO DENLE TIEMPO AL TIEMPO :D
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  8.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    2260
    p { margin-bottom: 0.21cm; }
    Capitulo 5: Evadiendo lo que somos


    Sakura se quedo estupefacta e hizo un pequeño ruido...Fugaku y Sai caminaron hacía la puerta para ver quien osaba escuchar su conversación, Sakura intento correr pero sus piernas no le respondían, estaba muy nerviosa no sabía que hacer de pronto se empezó a abrir la puerta....


    −¿Qué voy a decir o hacer?


    Se preguntaba así misma, pasaban los segundos y la gran puerta que estaba frente a ella se habría cada vez más, cinco segundos más y se abriría la puerta por completo, fue entonces cuando Sakura reacciono...


    −Tsunade me dijo que utilizara esto sólo en situación de peligro, creo que es momento de hacerlo (se dijo a sus adentros) sólo espero que funcione (se reprendió)...si no, moriré(dijo un poco nerviosa, para después empezar a concentrar su Chakra)..¡Kokuangyou no jutsu! (oscuridad absoluta)


    En ese momento Sai y Fugaku no pudieron ver nada más que oscuridad, ni siquiera sabían donde estaban y eso Sakura lo aprovecho para salir huyendo, corrió lo más rápido que pudo, lo que le había enseñado su abuelo Nidaime, Tsunade, Jiraya, Kakashi y Orochimaru que habían sido sus senseis había dado resultado, cuanto agradecía su entrenamiento, el se había basado en el que ella poseía cualidades, el de sacar su Chakra sin ningún esfuerzo y el de poder controlarlo a la perfección.


    Cuando llego a su habitación no pudo evitar azotar la puerta y despertar a Ino, lanzo un bostezo de tranquilidad y cayó sentada en la alfombra de la habitación, estaba exhausta, Ino la vio y con gran esfuerzo, le dijo “¿Porque tanto ruido?¡Vuelve a la cama frentona!” para después caer rendida en brazos de Morfeo.


    A la mañana siguiente, Sakura e Ino se despertaron, Ino se metió primero a ducharse no sin antes despertar a Sakura quien al parecer se había quedado dormida encima de la alfombra.

    −Vamos Sakura, ya es de mañana,debemos bajar a desayunar (dijo la rubia mientras se estiraba)
    −¿Tan pronto? (dijo mientras daba un bostezo al aire)
    −¿Pronto?, ¡Si son las diez y media de la mañana!
    −¡Ah!, Todavía es muy temprano Ino puerca, mejor metete a duchar y deja que me duerma
    −Nada de eso Sakura, en cuanto termine de bañarme quiero que tu te metas (en forma autoritaria)
    −Ah, si, lo que digas cerdita
    −¡Que no me digas así cabeza de chicle!


    Después de esto Ino se metió a la ducha y cuando salió obligo a Sakura a meterse a la ducha, Ino se había vestido de una falda morada al igual que su blusa con un coleta alta y unos pequeños aretes, se puso sus zapatillas moradas y espero a que Sakura se saliera de la ducha. Cuando Sakura salió de la ducha Ino abrió los ojos perpleja, Sakura por primera vez la había impresionado con su forma de vestir y vaya que si, se había puesto un mallón morado con rayas lilas alternadas y un short Azul mas arriba de la rodilla, una blusa morada sin mangas y una torera color azul junto con unas sandalias plateadas, sujeto sus flequillos con unos pasadores morados y se puso unos pendientes de corazones pequeños del mismo color. Ino estaba embobada pero algo o mejor dicho alguien las interrumpió.


    −Buenos días señoritas, me temo informarles que hoy el señor Fugaku y la señora Mikoto no podrán desayunar con ustedes pero, los hermanos Uchihas las esperan abajo, sin más por el momento disculpen la molestia y pues a mis amos no les gusta la impuntualidad así que les pediré que bajen lo más rápido posible.
    −¡Gracias Sai! (respondía Ino coquetamente) ¡Eres un amor!
    −Gracias hermosa (y esbozo una sonrisa)


    Cuando salió Sai Ino empezó a gritar como loca y minutos después se encaminaron hacia el comedor...


    −¡Vaya, vaya! Que tenemos por aquí (dijo un pelinegro)
    −Pues que crees tú (respondió una de las dos chicas)
    −Una hermosa princesa y su acompañante
    −Gracias, yo se que si lo soy (contesto la rubia)
    −No lo decía por ti, de hecho, tu serías la acompañante, me refiero a aquella chiquilla a tu lado (dijo burlescamente)
    −Ah, como, la frentona (chillo)
    −Callate ya Ino, me estas colmando la paciencia (dijo Sakura mientras tomaba asiento enfrente de los hermanos Uchiha) y tu siempre tan hablador verdad Sasuke
    −No veo lo interesante como para participar (corto)
    −Ah, que grosero, pero con Ino Yamanaka no te metas niño
    − Me das igual, tu vives en nuestra casa bajo nuestras reglas
    −Ya cierra el pico Ino, nadamás empeoras todo cerda


    En eso entraron Inuyasha y Sheshumaru como siempre, peleándose...estos se sentaron al lado de Ino, Kagome y Kikio aparecieron con el desayuno de cada uno, el cual consistía en un pedazo de pastel, seis hotcakes con mermelada, un vaso de leche, tres huevos estrellados con arroz, una rebanada de papaya y un café suizo.


    − ¡Kiaaaaaa, es tan grandioso, ese enorme desayuno!
    −Calmate Sakura, ni que nunca hubieras desayunado algo así, recuerdas que en casa siempre los hacemos ¿No?
    − Bueno es que en el hotel no nos daban así de desayudar y no preparaban tan bien la comida como Kikio y Kagome.
    −Bueno, por lo menos eso es cierto
    −Eh, Kagome,Kikio, ¿Porque no desayunan con nosotros?
    −Bueno, es que nosotras somos simples criadas, no podemos permitirnos esos lujos (dijo cabizbaja Kagome)
    −Calmada chiquita, esta vez yo te invito (dijo Sakura), claro, si Itachi-kun quiere (dijo viendo a Itachi, con ojos de borrego a medio morir)
    − Claro, sientense y traigan dos desayunos más (dijo sonrojado)
    − ¡Sí! (Contestaron al mismo tiempo las morenas)


    Ya estaban instalados todos cuando a Sakura empezó a reír, todos voltearon a verla con cara de ¿what?
    Estaban sacados de onda, Sakura se dio cuenta y se limito a sonreír nerviosamente, había metido la pata, cuando terminaron todos de desayunar Sakura no sabía que hacer, la pregunta de quien rayos era Madara y el porque Itachi era tan dulce la distraía al mil por hora, tenía un día libre, y todo le parecía aburrido, no sabía que hacer, subía y bajaba las escaleras, conoció toda la casa, busco algo entre sus cosas algo para divertirse pero solo encontró, nada, hasta que escucho reír a una de las sirvientas y movida por su curiosidad fue a ver que causaba su risa y que sorpresa se llevo.


    −Em, hola, lamento interrumpir Inuyasha, Kagome, estaba pasando por aquí y escuche sus risas
    −No hay problema Sakura-chan, Inuyasha y yo solo conversábamos ¿Que te trae por aquí? (dijo Kagome)
    −Bueno Kagome, buscaba algo que hacer, la verdad pues no se que jodidos hacen aquí para no aburrirse eh.
    −Em, eso es cierto (dijo esta vez Inuyasha), ¿Te parece si te llevo de paseo?
    −No, a decir verdad no, con tal de no aburrirme casi todo lo que sea (río un poco nerviosa)
    −Kagome, ¿Nos permites?
    −Claro (contesto sonriente)


    Inuyasha y Sakura salieron a dar un paseo por el gran jardín de la mansión Uchiha, Inuyasha tomo de la mano a Sakura y le sonrío dulcemente, de esas pocas veces que hace esa sonrisa, de repente, Inuyasha llevo a Sakura a un lugar que solo los Uchihas conocían, Sakura quedo boqui abierta, el paisaje era hermoso, miles de rosas de todos colores, arboles frutales, bastos pastizales verdes, flores de todo tipo en ese momento no sabía que decir, solo se sentó e Inuyasha comenzó a platicarle cosas que ella no había pedido, para ella había sido buena iniciativa de parte del chico ya que con Sasuke era dificíl mantener una conversación, al parecer su primo era totalmente diferente a pesar de que tuvieran la misma edad.


    −Hey Sakura-chan, eres la única chica que eh visto aparte de Kikio y Kagome, además, parece que le encantas a mi primo Itachi, dime ¿Que te trajo a nuestra familia?
    −Bueno Inuyasha, debo admitir que tu primo también me gusta, pero el que me cautivo fue Sasuke, desde la primera vez que lo vi, sentí haberlo conocido antes, en mis sueños recuerdo verme de pequeña con un niño como Sasuke corriendo por las praderas, pero eso no ha de ser cierto, llegue a tu familia por la misma razón, una promesa que hice con Sasuke el año pasado, después conocí a Naruto, me contó el odio entre sus razas y me eh decidido ayudarlo.
    − Ya veo (dijo muy pensante Inuyasha) ¿Ya se lo dijiste a Fugaku?
    −¡No!, Inuyasha, promete que jamás le dirás a Fugaku (asustada)
    − ¿Porque? Es buena persona
    − Para nada, no podrías entenderlo Inuyasha (se soltó a llorar)
    − (mostrando preocupación) ¿Porque lloras? ¿Qué es lo que te asusta?
    − Es que, yo, anoche, Sai (tartamudeo)
    −¿Qué te hicieron? (Sakura lo estaba preocupando, su corazón latía demasiado rápido, su respiración se acelero, esa chica causaba emociones extrañas en el)
    − (Un poco más calmada) Anoche, tenía sed, baje para tomar un vaso de agua, escuche a alguien hablando, me quede paralizada al oír a Sai conversar con Fugaku, el le decía a Sai que tenía que cuidarnos a Ino y a mi, pero que especialmente a mi ya que había sido aprendiz de Tsunade, que no le daba buena espina, que cualquier cosa extraña que hiciera, cualquier salida, cualquier murmullo, palabra, movimiento extraño que yo hiciera de inmediato me matara.
    −Yo, no se que decir, Sakura, te haz metido en un gran problema
    −Como si no lo supiera Inuyasha, lo peor de todo es que es por Sasuke
    −Es difícil que Sasuke se fije en alguna chica, y pues la verdad, si yo fuera tu no me haría muchas esperanzas, sabes, pienso igual que los licántropos no son tan malos y aquí entre nos yo soy mitad vampiro mitad licántropo, pero de eso nadie habla, no te preocupes (la abrazo) que no dejaré que te pase nada, tu, Kagome y Kikio son lo más importante para mi.


    Inuyasha tenía la mirada perdida y llena de ternura, el viento rozo su rostro y elevo su cabellera larga y blanca, Sakura se le quedo viendo, parecía lleno de tanta ternura, le causo tranquilidad, desde ahora Inuyasha seria como su hermano mayor, la protegería y esa idea le encantaba. Ella le sonrío y el a ella.


    −¿Te gusta Kagome ó Kikio?
    −Al principio me gustaba Kikio, tuve una aventura amorosa con ella pero me traiciono, reacciono de una manera muy sutil con mi hermano, eso fue lo que yo o mejor dicho ella me dio a entender cuando me los encontré en un café a fueras de la villa Konoha besando uno a otro, me traicionaron, los dos.
    −¿Kagome lo sabe?
    −Claro que no


    Asi siguieron platicando un gran rato hasta que vieron la necesidad de volver a la mansión Uchiha, ahora Inuyasha sabía todo sobre Sakura y Sakura sobre Inuyasha, en la puerta los esperaba Ino quien con una mirada de poco amigo le repredió a la peli rosa que la dejara sola sin decirle tan siquiera a donde iba, Sakura hizo una mueca de molestia y salio diciendo que si no le gustaba podía irse a parlotear a otro lado.


    Esa noche, Sakura quería esta sola y salio hacía la fuente que había encontrado, miro al cielo y empezó a platicar con su padre y su madre, sabía que habían muerto pero le gustaba imaginarse que no.


    −Padre, madre, como me gustaría que estuvieran conmigo, en estos momento me hacen mucha falta, sufro como nadie, eh estado ya en esta casa mas de una semana y no se que hacer, siento algo muy fuerte por Sasuke pero el ni siquiera me voltea a ver, madre, ahora comprendo cuanto me amabas, y bueno soy un pedacito tuyo y de papá..
    −Hola Sakura, ¿Que haces tan noche aquí?
    −Hola, Sasuke-kun, sólo, quería estar sola, pensaba en que hacer pero no sabía que
    −Hpm, deberías irte a dormir antes de que llegue mi padre
    −¿Porque eres tan frío? Ser vampiro debe ser grandioso
    − Eso crees tu porque no tienes que vivir eternamente, el pensar eso es algo abrumador (dijo entre cortante)
    −Claro, supongo que si, tu siempre tan certero (dijo sonriendo)
    −Después de todo no soy tan cubito de hielo, simplemente no voy a permitir que alguien me lastime, la soledad puede ser algo bueno.
    −Pero después se convierte en malo, entiende Sasuke
    −Yo me largo a dormir haz lo que quieras mañana pero hoy, vienes conmigo (la tomo del brazo y la llevo hasta su habitación)


    A media noche Sasuke escucho llegar a sus padres, estaba cansado así que decidió quedarse a dormir, fue entonces que escucho como su madre, Mikoto gritaba con horror, abrió los ojos y corrió a ver lo que ocurría, era algo espantoso, en el centro de la habitación, donde todo era penumbra a esa hora estaba....


    CONTINUARA...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Pire

    Pire Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,700
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    hola
    pues me parecio amm un poco tedioso el fic...el titulo me gusto pero lo siento muy pesado,...debes meter mas trama y EL NEJITEN? jajajajajaj
    pues unos cuantas cositas

    -narra los lugares....tu historia solo consta de dialogos y una historia no solo depende de eso
    -el trama me gusta pero no se ponle mas accion
    -comentes muchos OoC de sasuke, itachi ellos son frios bueno despues a sasuke lo pones muy frio ^^
    -siento que la historia va MUY rapido, en un cap se conocen y en otro ya se fue a vivir a su casa es demasiado rapido...eso me dijeron a mi jajajaja
    -no escribas en negritas eso no esta permitido, no quiero q te regañen jaja
    -las acciones no las pongas en parentesis ponlo asi: -no- dijo asustada sakura
    -al escribir en parentesis pones pensamientos o narracion, eso ponlo a parte porque confunde

    metiste a inuyasha jajjaja pues esas son mis recomendaciones no me odies =(
    jajja e visto muchos fic con vampiros jajaj de casualidad no te basaste en CLEA? jajajj perdon esq soi SUPER MEGA FAN de clea XD jajajaj por eso amo los fic de vampiros me encanta leer libros de ellos jajajaj pues me voi...sayonara

    risa-chan
     
  10.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1918
    Capítulo 6 Emboscada

    Capitulo 5: Emboscada.​

    A media noche Sasuke escucho llegar a sus padres, estaba cansado así que decidió quedarse a dormir, fue entonces que escucho como su madre, Mikoto gritaba con horror, abrió los ojos y corrió a ver lo que ocurría, era algo espantoso, en el centro de la habitación, donde todo era penumbra a esa hora estaba....

    Itachi, Uchiha Itachi, niño prodigio de la familia Uchiha y hermano de Sasuke, estaba parado en medio de aquella habitación en penumbra con una sonrisa sínica y enfrente de él, los cuerpos de sus padres, rió sínicamente, levanto sus manos hacía su rostro y parecía estar satisfecho con aquel pecado que acababa de cometer, a su lado, en el suelo, estaba una enorme katana llamada Kusanagi llena de sangre Uchiha, Sasuke, estaba estupefacto, su cuerpo temblaba y tenía una mirada gélida, su rostro reflejaba horror y sin más corrió a donde se encontraban los cuerpos de sus padres inconscientes, los abrazo con fuerza y titubeo.

    -¿Por qué lo has hecho Itachi?
    - Hay hermanito, el odio nos vuelve más fuertes (rió) ¿Acaso no es cierto?
    -Ellos te han cuidado desde siempre (soltando algunas lágrimas y apretando fuertemente los ojos) no sé el por qué de pagarles así.
    -Algunas veces es mejor, algún día lo entenderás, ¡Estúpido hermano menor!
    - ¡Eres un maldito!
    - ¿Tan poco me conoces? (mirándolo a los ojos)
    -Tú no eres mi hermano (dijo a voz baja)
    -Y ¿Cómo sabes qué no? (rió nuevamente)
    - ¡Lo descubriré! (en ese momento sus ojos tomaron tono carmesí y las facciones de su rostro mostraron odio hacía aquella figura enfrente de él) Te lo aseguro seas quien seas (concluyó)
    - J aja ja aja (rió) eso está por verse, niño idiota (y desapareció en una nube de humo negro)

    Este acontecimiento había provocado un gran escándalo en aquella mansión, debido a la hora, Itachi, el verdadero Itachi Uchiha se despertó intuitivamente y supuso que ese ruido salía de la habitación de las chicas, a paso rápido se dirigió hacia donde las chicas y sin preguntar abrió la puerta muy de repente asustando a la única de las dos que estaba despierta, Sakura, está, abrió los ojos de par en par como una ventana y comentó que a ella también le preocupaba que sería mejor que fuesen a la sala principal a ver qué era lo que sucedía, y así lo hicieron.

    Al llegar a la habitación principal, living, o sala de estar, Sakura e Itachi vieron como Sasuke lloraba sin cesar apretando fuertemente a sus padres, poco después se percataron de que había sangre en el suelo y al lado de esta la espada de Itachi, Kusanagi, corrieron rápidamente hacía donde Sasuke y no pudieron evitar sentirse tristes al igual que él.

    -Sasuke-kun, yo (titubeo) lo siento mucho, ¿Puedo ayudar en algo?
    -Claro, una humana como tú no podría hacer el milagro de curar heridas tan graves (dijo molesto y muy sarcástico)
    -Sasuke ¿Quién ha hecho esto? (pregunto molesto Itachi)
    - ¿Me preguntas a mi? ¡ASESINO!
    -¿De qué rayos hablas estúpido hermano menor?, sabes que jamás cometería algo como esto
    -Sí, entonces ¿Por qué Kusanagi está aquí? ¿Quién quería hacerle daño a ellos?
    -Eso no lo sé pero no fui yo, estaba en cama y después fui a la habitación de Sakura a ver qué estaba pasando.
    -Sí, claro, en este momento es lo menos importante, perdemos tiempo, si en verdad te interesan y tu no hiciste tal atrocidad ayúdame a llevarlos al sofá, y tú (dirigió su mirada a Sakura) es hora de que demuestres que tan buena médica eres (contesto con la voz gélida) anda, no te quedes solamente ahí, parada como estatua.
    -No lo haría por tales modales señorito Sasuke Uchiha (contestó molesta) lo hago por Mikoto-sama y porque creo fielmente que Itachi-kun no lastimo a nadie.
    -Gracias, Sakura (dijo finalmente Itachi dejando ya en el sofá a su madre)
    -De nuevo gracias a Tsunade-sama por enseñarme esto (dijo en voz alta)
    -¿Eh? (contesto Itachi)
    -Hable en voz alta, ¿Es cierto? (los dos Uchihas asintieron) pues ni modos, debía quedarse en mi cabeza pero en fin, sigamos con esto (se acerco a Mikoto puso sus manos sobre las heridas de esta y una luz resplandeciente color verde empezó a emanar de sus manos dejando boquiabiertos a los hermanos Uchiha)
    - (Volteando a ver a los hermanos que se le quedaban viendo algo, raro por así decirlo) ¿Qué? ¿Tengo monos en la cara? (sarcásticamente)
    -No, es sólo que una humana como tú no podría soltar su chakra tan fácil (respondió Sasuke)
    - Una humana como yo, tal vez me subestimas mucho Sasuke-kun (bajo la mirada y sintió sus ojos llenar de lágrimas) no soy lo que parezco.
    - ¡Eres una molestia! , siempre será así
    -¡Basta Sasuke! Estas siendo muy agresivo con Sakura –chan (regaño Itachi) ella solo quiere ayudar, al parecer nunca dejarás de ser el crio frío y grosero de la familia Uchiha, ¡Eres peor que Sheshumaru!
    -Hpm, da igual, molestia ¿Ya terminaste?
    -Tengo un nombre y sí, ya termine, solo necesito que me traigan agua tibia, ¡Sai! (grito)
    -No creo que te escuche, será mejor que vayas tú misma o llames a Kagome
    -No es necesario (se escucho decir de una dulce voz femenina) ya estoy aquí, me eh distraído un poco y, esto es lo que ocasione (dijo con la cabeza gacha)
    -Kagome-chan no te preocupes (sonrió cálidamente) esto no es culpa de nadie, ahora todo está mejor y eso es de lo que debemos hablar (concluyó)
    -Arigato, Sakura-san
    - Anda mejor ayúdame trayendo agua tibia, con eso será suficiente para despertarlos, supongo (rió traviesamente)
    -Si tu lo dices Sakura-san (rió igual) después de todo, eres una chica muy dulce (salió hacía la cocina) Sakura-san

    Itachi estaba muy confundido, sabía que sus padres eran muy amables y que solo tenían problemas con los cazadores y los licántropos pero a decir verdad lo que más lo incomodaba era que alguien se había hecho pasar por él para intentar asesinar a sus padres, tal vez era paranoia pero, quien lo había hecho lo tenía todo bien planeado pues no dejo ningún rastro de su verdadera identidad y lo peor de todo es lo que sus padres pensarían que él era el, tal vez sería mejor tomarlo todo con calma, pero no estaba muy seguro de esa respuesta y ahora no podía confiar ni en su propia sombra.

    -¡Tsk! (Si no me apuro a descubrir quien intenta hacer dao a través de mi apariencia todo terminara siendo un gran fracaso)
    - ¿Pasa algo Itachi-kun?
    - No, es sólo que no puedo evitar odiar a aquella persona que le hizo esto a mis padres

    Kagome se seguía sintiendo culpable de lo pasado, ella estaba en la cocina cuando ese extraño ser entro y la encerró en la cocina, sin embargo sabía que conocía a esa persona, no sabía de dónde, no sabía cuando ni como, tenía el leve presentimiento de que todo esto provocaría una segunda guerra de razas, como aquella que sus antepasados enfrentaron. Despertó de sus pensamientos y se dirigió a donde los demás para llevar lo encargado, esperaba poder confiarle a alguien lo sucedido, no sabía a quién, camino lentamente y vio a Sakura parada al lado de los señores Uchiha mirándolos con una mirada de inmenso amor, compasión, ternura, tan cálida mirada tenía la pequeña peli rosa que conmovió a Kagome y allí fue donde calló en cuenta de que ella sería la persona indicada para contarle lo sucedido.

    -Gomenasai Itachi-kun, Sasuke-san, aquí está el agua que ha pedido la señorita Sakura-san (agacho la cabeza en forma de reverencia.
    - Gracias Kagome-chan, ayúdame a despertarlos (dio una pequeña risita picara y muy traviesa) sólo vacíales un vasito de agua en la cara (sonrió de nuevo) a que esto los despierta (dijo soltando una pequeña carcajada)
    - No es divertido, Sakura
    - No seas aguafiestas Sasuke Uchiha, después de todo están curados al cien porciento no tendía porqué preocuparme tontito.
    - Hpm
    - Tiene razón Sasuke, deja de ser un crio (sonrió traviesamente Itachi)
    Así siguieron y cuando ya Mikoto y Fuugaku estuvieron despiertos Sasuke fue el primero en hablar, quería saber todo, Itachi y Sakura ya estaban hartos de la actitud de Sasuke y Kagome empezaba a desesperarse al oír su voz chillante.

    -Bueno hijo, lo único que recuerdo es que tu padre y yo conversábamos mientras Kagome nos iba a traer un café, se nos hizo raro que Kagome tardara tanto en la cocina así que nos levantamos disponiéndonos a ir a averiguar qué es lo que pasaba, no habíamos dado ni un paso cuando un extraño chakra se acerco a nosotros, era tu hermano, pero había algo diferente en el, una sed de sangre inmensa (se detuvo) sus ojos no tenían el brillo común, supusimos que no era él desde luego, todo buen padre conoce a sus hijos (comentó), aún así un poco desconfiada de mis intuiciones me acerque y le pregunte que era lo que hacía tan noche, que si quería tomar un té o café para que volviese a su recamará a dormir.

    Fue entonces cuando Itachi ataco a su padre, tratamos de calmarlo pero no hizo caso, intente abrazarlo por detrás para que se calmara, me lanzo contra la pared, tu padre utilizo la fuerza bruta pero en un leve descuido Itachi le enterró la katana en una pierna y cayó debido al dolor, mi desesperación hizo que empezara a actuar como mala madre, empecé atacándolo por las espaldas, patada tras patada, golpe tras golpe, nada parecía servir contra él, me estaba aterrando y de pronto quede en una esquina atrapada, fue entonces cuando puso todo su chakra en la katana enterrándomela en un costado del abdomen, me pateo y caí junto a Fuugaku.
    Grite de horror, no podía creer lo que mis ojos veían, Itachi, mi niño prodigio, aquel que con sus alma caritativa cuida de todos nosotros, me sentía impotente, mi propio hijo había torcido su camino, de pronto, escuche como bajaba alguien de las escaleras y perdí el conocimiento.

    - Ese no era Itachi madre, pude ver a través de su alma que ese no era Itachi
    - ¿Cómo? (titubeo)
    - Itachi no es tan idiota, sabe que ustedes son su única familia y adema´s les tiene un profundo respeto.
    - Pero, ¿Quién pudo ser?, hay gato encerrado aquí, no habíamos tenido un ataque así desde hace ya muchos años…

    Mientras…

    - ¿Así que lo haz conseguido?
    - Tal y como usted lo ordeno, Narakuu-sama
    - Bien, el siguiente paso para la destrucción de Madara es….
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    2707
    Capitulo 6: Confesiones y ¿Casualidades? (Kagome e Inuyasha)​
    PD. Los puntitos esos los puso la pc...lamento no poder cambiarlos en este instante en guiones pero en cuanto pueda lo haré...gracias por todo....

    • El siguiente paso es....
    • ¿Sí?
    • Bueno, tenía planeado destruir a los Uchihas creando enigmas que llevarán hacía Madara, sería lo más conveniente y claro la forma mas prudente de tratar un asunto de este nivel, nadie sabe nuestra identidad, somos incógnitas en este caso, creerían que se trata de alguno de los licántropos o empezarían a sospechar de Uchiha Itachi u Obito, después de esto empezarían a tener disputas entre ellos mismos, la familia poco a poco se separaría y alguno de los Uchihas terminaría matándose a ellos mismos y a los demás, en el mejor de los casos se revelaría contra Uchiha Madara, yacería muerto.
    • ¿Y si no se lo tragan? (pregunto con insistencia un chico de lentes y cabellera plateada)
    • Muy fácil y sencillo mi querido Kabuto, si no se tragan esta farsa tendremos que vernos en la necesidad de enviar a Kagura, a todos mi subordinados si es que llegan lejos, si se atreven a contradecirme les enviaré a Orochimaru, fin del problema (risa sínica)
    • Como usted diga amo Naraku (hizo una reverencia)
    • Ahora, ve y ataca a Inuyasha, envia a Kagura, ella sabe que hacer.
    • Ahora mismo
    • Y manda a llamar a Orochimaru, necesito hablar con el

    Después de la conversación, Kabuto, quien solo se limitaba a obedecer se encamino a la isla del sonido, llegando a “La playa”, tomo un jet privado, como solía ser, fue atendido como rey, estaba muy tranquilo en el jet, el sol era muy intenso, yacía sentado a las orillas de la piscina, poco después se sumergió en la piscina tratando de despejar su mente, quería encontrar el porque de todos los problemas, siempre había servido a Orochimaru, un día fatal este fue sometido por un monstruo, Naraku, al principio solo querían conseguir el cuerpo de un Uchiha pero después todo se vio arruinado por Naraku, su jefe, Orochimaru, se encontraba en un estado vulnerable, había gastado todo su cuerpo en las técnicas prohibidas para protegerse de Naraku, el cual le ofreció el trato de darle más poder si se rendía lo cual no hizo.


    Kabuto, había permanecido luchando al lado de Orochimaru pero les fue imposible derrotar a Naraku, cuando su maestro estuvo inconsiente Kabuto acepto el trato con la condición de que los dejará vivir tranquilos mientras su maestro se recuperaba.


    Eso había sido ya hace 4 años, Naraku había sido en cierta parte “Amable” al dejarlos vivir en una isla “La isla del sonido”, perteneciente a el, prestada a Orochimaru, allí tenían varios subordinados como Tayuya y su equipo que se hacían llamar “Los cuatro del sonido”, la plaza para el recuperamiento de Orochimaru había llegado, aunque aún se encontraba débil ese era el plazo que había impuesto Naraku, casi habían llegado a la isla, el crepúsculo se alcanzaba a notar, la niebla enseguida nublo el jet, era algo macabro el estar allí, lagos pantanosos, cocodrilos, tiburones, el simple hecho de voltear a ver el agua hacía que se pusieran los pelos de punta.


    Kabuto se apresuro a salir del agua, se seco con una toalla y fue a donde el capitán del jet, se acerco muy despacio evitando cualquier ruido, era muy normal para el, llego a lo predestinado, toco el hombro del capitán y dio la indicación de que estacionase el jet en el muelle y así lo hizo, al bajar del bote (jet) se podía percibir de inmediato como se viciaba el sonido, las palmeras movían sus grandes hojas de un lado al otro, los Buoh hacían su normal murmullo, se podía escuchar el pasar del río, era tanta la niebla que apenas se alcanzaba a distinguir que era de día, Kabuto sin mirar a su alrededor se dirigió hacía una pequeña mansión que estaba escondida entre aquel bosquejo.
    Pronto aparecieron enfrente de el dos chicos llamados Kazura y Dren, uno de los dos chicos era un demonio muy apuesto cabello color marron, ojos marrones, tez morocha pero no tanto, cuerpo atractivo, estatura mediana, el otro, sin embargo era un monstruo, tenía patas tipo conejo, piernas gruesas y musculosas como las de un humano, una cola con un agujón, estaba un poco encorvado, sus manos tenían cuatro dedos, la piel era muy pálida, los ojos era grandes de un color negro, sus cejas finas, era calvo y nada simpático, este intento atacar a Kabuto el cual de un manotazo lo lanzo hasta el otro lado de la mansión, Dren, saco sus alas las cuales eran aterradoras, parecía las de un vampiro de ficción, regreso a su puesto y no volvía a intentar atacar.


    • Si vuelve a hacerlo, líquidalo, Kazura (habló serío)
    • Como usted ordene, Kabuto-san
    • Eso espero, recuerda que a Naraku no le gustan este tipo de insectos (dijo mirando cruelmente a Dren) este es un experimento fallido, sobre todo porque estuvo engendrado en una humana la cual fue violada por su asqueroso padre llamado igual que ese inepto, además causo muchas muertes y al aborrecer a esta cosa después de haber nacido los laboratorios nos la han regalado, mero encargo nos han hecho.
    • Lo entiendo señor, pero no es forma de explicarse, esta cosa parece tener sentimientos (volteando a ver a Dren) no queremos que se nos revele.
    • Ya sabes que hacer si se revela, no nos sirve algo que traiciona a la mano que le da de comer (dijo serio)
    • A sus ordenes Kabuto-san
    Entro a la mansión, se dirigió a la habitación de Orochimaru, sin permiso previo de este, camino a donde se encontraba sentado tomando un café y pospuso su saludo para informarle lo de Naraku.


    • Orochimaru-sama, Naraku quiere verle
    • ¿Sabes para que?
    • No, solo, dijo que tenía que hablar con usted
    • Entiendo ¿Alguna cosa más?
    • Dijo que fuese de inmediato
    • ¿Ahora mismo me dirigiré hacía allá
    • Otra cosa más, espero me pueda decir a donde ha salido Kagura
    • Kagura, ella, salío al valle del norte donde los cerezos florecen en todo el año
    • ¿El valle del norte de la playa?
    • Sí, donde se sospecha esta escondido el Corazón del Vampiro
    • Comprendo, gracias por la información
    • Vete de aquí, muy pronto esto quedará solo
    • Como usted diga

    Mientras con los licántropos.....

    • ¡¿Qué?! Eso te dijo ¿Sakura-chan?
    • Sí...Naruto-kun (decía una oji perla)
    • No lo puedo creer, seguramente nos darán parte de la culpa (decía mientras ponía una de sus manos en su barbilla en señal de que estaba pensando)
    • Lo mismo dijo Sakura-chan (dijo preocupada)
    • Sí Sakura y yo podríamos ser almas gemelas ¡De veras!
    • Oh, Naruto-kun (dijo triste Hinata)
    • ¿Pasa algo Hinata-chan? (Dijo volteando a ver a la chica)
    • No nada, Naruto-kun [ Tal vez deba dejar que Sakura y el sean felices]
    • Esta bien Hinata-chan, debemos de pensar bien y descubrir que anda tras esto, ese ha de ser Orochimaru, tal vez Hidan o el mugroso de Madara
    • ¿Uh? Dijo extrañada
    • Será mejor que enviemos un espía
    • Kiba-san puede enviar a su mascota
    • Cierto, pero los vampiros ya le conocen
    • (Entrando) conocen a Akamaru (comento una chica de ojos marrón) pero no conocen a Mi mi
    • ¿Tu gata? Ella no sabe hablar Tenten
    • Eso creen ustedes, en realidad, ella, es mi abuela
    • ¡¿Tú abuela?!
    • ¿Recuerdan esa vez que platicábamos junto con Neji?
    • Sí, lo recuerdo como si hubiera sido antier
    • ¡Estúpido, fue antier! [ -_-u ese Naruto es un idiota] (golpea la cabeza del rubio)

    Flash Back...


    • Oye Tenten, nunca nos dijiste que paso con tu abuela (decía una oji perla)
    • Bueno, ella sólo, desapareció, nunca la encontramos
    • ¿Y como es posible eso? Nunca nadie se había perdido en años
    • Hinata, no lo se, algo extraño la ataco y no la volvimos a ver
    Fin Flash Back...


    • Nos dijiste que no sabias que había pasado (dijo molesto Naruto)
    • No lo se ciertamente
    • ¿Entonces como puedes decir que tu abuela es tu gata?
    • Pues muy fácil, ella sabe hablar, y me dijo que alguien cuyo nombre no conocía la transformo cuando ella dormía.
    • Que extraño, ¿Cual fue el accidente?
    • Ella, pues, verán, ella era una sacerdotisa, pero no cualquier sacerdotisa si no que tenía poderes, y yo los herede, el poder se salta una generación osea que mi madre no tiene ningún tipo de poder, según me relato ella estaba tomando el café en su pequeña sala a media noche ya que no podía dormir, fue entonces que escucho un ruido algo extraño, cuando ella se levanto para investigar, se sorprendió pues no pudo dar mas de tres pasos, tenía un hombre enfrente, se parecía a su hermano fallecido, por un momento se dejó llevar.
    • ¿Que mas paso? (dijo un rubio impaciente)
    • A eso voy, cuando ella vio a su hermano sintió una gana inmensas de abrazarlo pero este la ataco y no le quedo más remedió que luchar, aunque era vieja no había perdido fuerza, en un momento que ella se descuido el hombre parecido a su hermano la dejo inconciente y cuando despertó era una gatita.
    • Mmm (dijo Hinata) eso es raro, es lo mismo que le dijeron a Sakura-chan, los padres Uchiha dijeron eso mismo pero a ellos no los transformaron en nada. (pensante)
    • A decir verdad, eso es serio, tal vez quién ande tras esto tenga que ver con la transformación de mi abuela.
    • Por ahora no podemos hacer más que enviar a tu abuela a investigar, solo avisa a Sakura-chan para que no la vaya a dejar a la suerte.
    • Ella conoce a Mi mi, sería incapaz de hacerle eso pero debó informarle el plan.
    • ¡Andando!


    Mientras que en la mansión Uchiha....


    • Sakura-chan (dijo una peli negra) tengo que decirle algo
    • Claro Kagome, dime, soy toda oídos
    • Bueno, preferiría que fuera en un lugar apartado a este
    • ¿Porque?, ¿Hay algo malo en ello?
    • Algo así, por favor, vamos a otro sitió
    • No debemos ir solas, Sai me vigila (dijo casi en un susurro)
    • Y el señor Sasuke es demasiado frívolo para acompañarnos (contesto)
    • ¿Crees que Itachi pueda venir?
    • Preferible que no, el puede verse aún más culpable si lo hace, además, desconfiarían de nosotras
    • Sheshumaru no esta, digamosle a Inuyasha
    Sakura y Kagome caminaban rumbo a la habitación de Inuyasha, las dos iban silenciosas, sabían que las paredes de esa gran mansión escuchaban todo y que era peligroso por lo tanto hablar, subieron las escaleras y dieron una vuelta a la izquierda, allí se encontraba la habitación de Inuyasha, tocaron la puerta y esperaron afuera hasta que escucharon el pase, giraron despcio elpica porte y poco a poco fueron abriendo la puerta, ya cuando esta estuvo en su totalidad abierta pasaron y empezaron a explicar a Inuyasha lo que querían.


    • Inu-kun, se que puede sonarte molesto pero por favor acompañanos, es algo muy importante, ya sabes que si no lo haces Sai no seguirá y no pueden enterarse...
    • Comprendo pero ¿Porque tengo que se yo y no otra persona?
    • Por el simple hecho de que confío en ti (Soltó Kagome) porque YO TE AMO, porque siempre te eh sido fiel, por el hecho de que estoy aquí pidiendote el favor (dijo cabizbaja)
    • Yo....no se que decir...Kagome
    • No te apresures a decirme una respuesta, yo se que amas a mi hermana Kykio, es solo que ya no pude aguantar la desesperación de verte día con día mirando a ella en lugar de mi, la desesperación de no decirte cuanto TE AMO, cuanto eh sufrido en silencio por que tu no lo sabías, cuanto eh tenido que soportar al verte reír con ella y no conmigo (esta vez con la voz quebrada)
    • Yo....lo siento Kagome
    • Solo, espero que seas feliz al lado de Kykio (triste)
    • Kagome-chan (dijo Sakura), te exaltaste mucho, fue muy apresurado admitir tu amor (contesto preocupada)
    • No Sakura, tarde o temprano tenía que suceder, mejor que sea temprano porque yo, ya no aguanto el dolor del alma.
    • Kagome-chan
    • Será mejor que te lo diga en otro instante Sakura-chan, creo que por hoy hay que dejar las cosas así (saliendo de la habitación) yo....lo siento por tu tiempo Sakura-chan (llorando) mejor me voy (sale corriendo)
    • ¡Kagome-chan!
    • Ka...go...me
    • Inuyasha, no se que piensas pero Kagome es una buena chica (se sienta) ¿Qué sientes por ella? Dicelo y no la lastimes más como lo han hacho contigo (sonrio)
    • Tienes razón (se levanta de la cama) es hora de afrontar al amor
    • ¡Así se habla, ve tras ella!


    Una chica corría por la mansión Uchiha, iba llorando a mares, daba tragos amargos y cada uno de sus paso parecían de los más tortuosos, abrió la puerta de la cocina y siguió corriendo, necesitaba estar tranquila, sentirse amada, quería morir, llorar, se sentía fatal, llego a un punto en el que ella siempre iba a descansar cuando no estaba tranquila, había una gran cascada y mucho arboles de cerezo, había atravesado la playa e ido hacía el norte en un lugar apartado de la civilización, un lugar que ella conocía perfectamente, un lugar que le daba tranquilidad, ella seguramente había estado muchas otras veces allí, se sentó cercas de la cascada en la pradera, se poso en forma fetal, sentía como si fuese la primera vez que estaba allí, no paraba de llorar, tan solo era una chica de 16 años, estaba sufriendo más de lo que ella quería, todo por un amor.


    Andaba perdida en sus pensamientos, tirando lágrimas de amargura; no se percato de que alguien la había seguido, era su amado, ella no quería verlo, sabía que de seguro el no la amaba, eran sus hipotesís hasta que empezó a gesticular palabras.


    • Kagome, yo, lo siento
    • No, Inuyasha (dijo tartamudeando) se que eres feliz con mi hermana, la culpa fue mía por enamorarme de tí sabiendo que eras algo platonico.
    • Es que no entiendes, YO TAMBIEN TE AMO
    • ¿Y porque te quedaste callado? (cuestiono la chica con la voz débil)
    • No sabía como corresponder
    • Tu amas a Kykio, no mientas (susurro)
    • No, ella me engaño con mi hermano, los encontré en un café a fueras de la ciudad, cuando los vi fue cuando me enteré que yo no amaba a Kykio y que siempre había sido una obsesión mía. Yo te amo a ti, eres mi vida, tu sonrisa me llena de vida, me haces ser feliz, eres mi razón de vivir.
    • ¡Demuestralo! ¡Demuestra que me amas! (dijo llorando)
    • Te amo Kagome
    Se acerco a ella, le tomo de la barbilla y le dio un tierno y apasionado beso, empezó muy suave y lento y poco a poco se fue haciendo mas intenso, era un momento mágico, de esos en los que reconoces que lo que menos esperabas es lo que pasa, todo era muy lindo hasta que alguien interrumpió.


    • Vaya, vaya, vaya, pero que romántico (dijo con la voz chillona y aplaudiendo)
    • Tú (dijo mientras se iba separando de su amada)
    • Mi pequeño Inuyasha cuanto haz crecido
    • Eres.....
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1961
    Capitulo 8: Nuevas pistas


    — ¿Kagura?
    — Vamos Inuyasha no te exaltes, no es como si estuvieras viendo un fantasma -comentó sarcástica-
    — Demo...¡¿Qué haces aquí?! - Enojado-
    — Sólo vine a entrenar pero al parecer interrumpí algo ja ja ja ja ja -contestó burlescamente-
    — Dejáte de risas y de bromas y vayamos al meollo, ¿Que es lo que quieres Kagura?
    — Ya te lo eh dicho mi querido Inuyasha, pero hay de ti si quieres creer lo que te dicta tu cabeza -conforme con lo dicho pretendió correr camino-


    Inuyasha tenía sus dudas, el que Kagura estuviera entrenando no era buena seña ya que hacía muchos años que las disputas había acabado, de un momento pensó que Naraku volvería a hacer de la suyas mas sin embargo movió la cabeza de un lado a otro y quito cualquier rastro de aquellas tontas ideas; según el, tomo la mano de Kagome y decidió volver a casa.


    Durante el camino no había ruido alguno, era un total silencio al diestro y siniestro, incomodo como se podría decir en palabras concurrentes, Kagome iba con la cabeza gacha, había sido muy repentino lo que había pasado, lo definía como “Chachi” pero aún así estaba hasta el fondo de los zapatos, sin nada, el beso de la princesa salvada del castillo de un enorme dragón cuyas llamas podían matar a mil soldados, eso, no era nada, sus príncipe azul parecía intacto después del suceso, un corazón de hierro era lo que tenía y eso le ponía furiosa y triste al mismo tiempo.


    — Inuyasha, ¿Tú en verdad me quieres? Mas vale ahora
    — Ya te lo eh dicho que sí, pero si empezamos a desconfiar todo acabará espontáneamente ¿Comprendes no?, es decir no quiero que pienses mal pero así son las cosas -gruño-
    — Sí, sí comprendo sólo quería saberlo -se acerco a Inuyasha y le dio un fuerte abrazo-
    — Te comprendo, la soledad mata -sonrió un poco-
    — Y dime, ¿En que pensabas?
    — Tuve la corazonada de que Naraku estaba inmiscuido en todo esto
    — ¿Eh?
    — No en nuestra relación si no en lo de Kagura
    — El tiempo todo lo dirá, será mejor que dejes esos pensamientos por ahorita -preocupada-
    — Tienes razón...


    Se encontraba un chico ojos perla entrenando en el bosque, lanzaba kunais, hacía piruetas en el aire, movía las manos haciendo jutsus, era solo el y los árboles, imaginaba a los contrincantes, activaba su Bykugan, se movía de un lado a otro si retroceder, era un chico formidable, una chica de ojos marrón observaba desde lejos, sus ojos se abrían cada vez más al ver cada una de las piruetas, saltos y técnicas que ofrecía el chico, cualquiera que la hubiese visto diría que babeaba por el, sigilosamente se acercó a donde se encontraba su compañero, el chico había lanzado una shuriken hacía donde su compañera se dirigía al ver que estaba allí no pudo evitar la sorpresa pero la chica había sido muy hábil pues de la nada había sacado un kunai haciendo que el shuriken volteará su dirección.


    — ¿Estas loca? ¡Te pude haber degollado !
    — No es cosa del otro mundo, además me se cuidar sola -soltó-
    — Eres una tonta si hubiera ocurrido un accidente no podríamos curarte, no tenemos a nadie que pueda darte atención médica y si vamos a la ciudad nos matarán -soltó refunfuñando-
    — No lo volveré a hacer ¿Contentó?
    — No mucho -fríamente- ¿A que vienes, como es que sabes utilizar armas?
    — Vine, a dar un paseo y lo otro, mi abuela me enseño
    — Ya veo -pensando- creo que ya puedes irte -secamente-
    — La cosa es, yo no quiero irme – enojada-
    — Entonces, yo me voy – caminando-
    — ¡Espera!, quiero que entrenes conmigo, por favor -ojos de cordero degollado-
    — No creo que estés a mi nivel, no pienso perder mi tiempo contigo


    Enojada Tenten lanzo un kunai que rozo el pálido rostro del moreno quien quedo perplejo y a penas pudo formular palabra.


    — ¡Que rayos! ¡Esta me la pagas! - Corrió hacía ella y empezó la pelea, entrenamiento)


    Neji golpeo en el estomago a Tenten la cual retrocedió, Tenten dió un salto y lanzo varios kunais en forma de parábola, Neji esquivo todos los kunais, activo de nuevo su Byakugan, Tenten realizo varios sellos saco un pergamino y empezaron a llover muchas armas, Neji intento esquivarlas todas sin embargo recibió muchos rasguños, hizo una técnica y empezó a golpear los puntos de chakra de Tenten, Tenten cayó rendida, Neji se volteo dispuesto a irse pero entonces Tenten le lanzo un explosivo, Neji salió disparado, Tenten aprovecho junto su chakra en una katana y la enterro en su hombro izquierdo, Neji a penas si pudo moverse, quitó la katana de su hombro, a pesar de su Byakugan no había podido prever ese golpe, se levanto exhausto y le dio un golpe muy fuerte en el estómago dejándola en las mismas condiciones, Tenten se levanto y puso una rodilla en el suelo mientras la otra estaba en forma de escuadra, se toco el estómago con la mano izquierda mientras en la derecha sostenía la katana ensangrentada, Neji quedo recostado en un árbol tocando al igual que Tenten su estómago cerro el ojo izquierdo y articulo.


    — Buena pelea niña, tienes un alto nivel de entrenamiento y mucha rapidez -Sofocado-
    — Lo mismo, eres muy bueno -jadeando- ¿Que te parece si lo dejamos en un empate?
    — Estoy totalmente de acuerdo -cerrando lo ojos para descansar- debemos regresar a la torre, cuando Naruto nos vea así dará un grito al cielo -comentó-
    — Ahora soy yo la que te apoya -respirando hondo-


    Neji y Tenten se dirigieron hacía la torre, Tenten que no sangraba tanto ayudo a caminar a Neji, este puso su brazo izquierdo encima de el hombro de Tenten mientras que a pesar podía caminar, Tenten iba encorvada, tocan doce el estómago y caminaba muy lento para evitar los desgarres, tardaron más de una hora en llegar a la torre, durante el camino había notado en Neji un leve sonrojo, el cual probablemente era por la posición en la que se encontraba, solo se limito a sonreír, al llegar a la torre cayeron rendidos, el estruendo de aquel golpe hizo que Naruto fuese corriendo junto a Hinata los cuales quedaron sorprendidos a verlos así.


    — Pero ¿Quién les hizo esto?
    — Estábamos entrenado Naruto -contesto Neji- la chica era buena así que terminamos en estas condiciones.
    — Ahora no tenemos quien los cure, será un lío todo esto -reprendiendo-
    — Podemos llamar a Sakura-chan Naruto -defendió la peli negra-
    — Sakura-chan esta con los Uchihas y probablemente no pueda venir
    — Yo se que vendrá, ya mismo le llamo -sale de allí y va por su celular para informar de lo sucedido-


    En la casa de los Uchihas Sakura estaba haciendo las curaciones diarias a los señores Uchiha, a penas había terminado su celular empezó a vibrar como loco, un poco a penada pidió permiso de contestar a lo que Mikoto accedió.


    — ¿Hola?
    — Que bueno que contestas Sakura-chan, ha sucedido un accidente
    — ¿Accidente? ¿De que hablas Hinata?
    — Neji y Tenten están lastimados, al parecer entrenaban pero terminando casi matandoce mutuamente
    — ¡Que barbaridad! Pero ¿Están bien no?
    — Dentro de lo que cabe sí
    — ¿Ya los curaron?
    — No, no hay nadie que lo haga
    — Ahora mismo voy esperen que no tardo -cuelga el celular-
    — Sakura, necesitas salir ¿Verdad?
    — Y me apena mucho no poder quedarme a cuidarlos pero mi amiga Tenten y el primo de Hinata, otra de mis amigas, han quedado heridos gravemente, espero me puedan disculpar.
    — No hay problema, sabes que puedes asistir pero Sai tiene que acompañarte
    — No es necesario Tia Mikoto -dijo desde el otro lado de la habitación de donde salía un joven acompañado de una chica peli negra- Ya que eh llegado creo que eso es inecesario.
    — Ya sabes que esas son las reglas, tu tío las puso
    — Yo iré con ella, Sai puede quedarse a su cuidado, además Sakura ya hecho demasiado por ustedes -contestó-
    — Tienes razón -seria-
    — Bueno sin más nos marchamos, Kagome viene con nosotros -contestó Sakura-
    — ¡Buena suerte!


    Inuyasha, Sakura y Kagome salieron de aquella habitación, dejando a Sai allí, el cual había hecho muecas, los mandatos no estaban funcionando de acuerdo al plan y eso le daba mala espina, los susodichos salieron de la mansión pero Inuyasha interrumpió.


    — Creo que todos estamos cansados ¿Verdad?
    — Sí, hoy eh estado muy atareada con el cuidado de tus tíos y ustedes han salido repentinos, ha sido un largo día.
    — Vámonos en mi auto
    — No creo que siendo plebeyas podamos permitirnos eso -dijo Kagome triste-
    — Es mi auto, son mis chicas, las amo a las dos, no son plebeyas, ¡plebeya Karin!
    — Ja ja ja creo que sí -dijeron las dos al mismo tiempo
    —Venga ¡Vamonos!


    Fueron al estacionamiento, de allí Inuyasha las invito a pasara a su Ferrari 2010 Negro con oro, la chicas estaban tan embobadas que hicieron a Inuyasha ser un altivo, poco después las invito a pasar, Kagome se subió en la parte de enfrente y Sakura en el asiento trasero, el trayecto fue muy corto,y dentro de el habían conversado sobre Kagura y Naraku, Sakura quedo pensando en lo que le habían dicho, muy pronto al entrar a la aldea muchos ojos se asomaron entre las zonas oscuras, detuvieron el auto enfrente de la torre, Inuyasha bajo y abriéndole la puerta a Kagome la cual salió y grito para que les abrieran la puerta.


    De la torre salió un rubio de ojos azules, el que al ver a Inuyasha y a Kagome se apuro a defender.


    — ¿Que hacen aquí? ¡¿Quienes son?!
    — -Saliendo del auto- Tranquilo Naruto, vienen conmigo -Se dirige a donde el rubio- te presento a Inuyasha Uchiha y Kagome Higurazhi
    — Un gusto -contesto Kagome-
    — Hola -fríamente contestó Inuyasha-
    — Hola chicos -desconfió- pasen, Sakura-chan, Tenten y Neji te esperan
    — ¡¿Neji?!
    — Sí ¿Porque tanta sorpresa?
    — Pensamos que había muerto cuando desapareció de la mansión -contesto Inuyasha- er ami mejor amigo.
    — Bueno, los Uchihas lo desterraron ¿Que esperaban?
    — Bueno no es hora de platicar chicos, hemos venido a ayudar, si no volvemos Sai sospechara
    — ¿Sai? El chico encargado de matarte si descubre algo sospechoso?
    — Sí, Ino se ha quedado, ella lo entenderá, además es buena amiga
    — Si, claro, vengan -animo Naruto-


    Todos subieron las escaleras y entraron a donde estaban Neji y Tenten, los dos estaban malheridos, Sakura se cubrió la cara con las manos en forma de pena y prosiguió a su trabajo.


    — Pense que no vendrías
    — Somos a migas y no te iba a dejar en estas condiciones
    — Gracias Sakura, eres buena amiga
    — Ni lo digas


    Sakura empezó a concentrar chakra y curo totalmente a Tenten, siguió con Neji, con el cual tardo un poco más, al final los dos pudieron estar como nuevos.


    — No se maten la próxima vez, no podemos salir mucho, Inuyasha es nuestro aliado pero al igual empiezan a desconfiar de nosotros.
    — Debemos contarles todo Sakura-dijo Inuyasha-
    — ¿Será apropiado?
    — Es lo mejor
    —¿De que hablan? -dijo Hinata-
    — Hola Hinata, bueno no soy la indicada para contarlo
    — ¿Contar que?
    — Hemos encontrado más pistas -dijo Kagome esta vez-
    —¿Pistas?
    — Sí, verán -comenzó Inuyasha- Hace mucho tiempo....
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Mirelly

    Mirelly Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    5 Junio 2010
    Mensajes:
    7
    Pluma de
    Escritora
    Ahhhh me encanta tu fic, ya habia leido algun cap antes pero no deje post porque lo lei desde mi cel y no se por que no puedo subir post con el T.T
    Mezclastes las dos series q mas me gusta :cool: wiii!!!!!
    bueno errores no vi y si los hay seran muy pocos o probablemente de tipeo, lo unico son los guiones tienen q estar al princpio y al final de los dialogos, yo no te puedo ayudar mucho en eso, por que yo no he escrito ningun fic XD, pero en las reglas esta escrito con ejemplos asi te guias con eso.
    Lo adoro, sigue asi y porfa me avisas de la conti plz thx :)
     
  14.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    3997
    Capitulo 8: La nuevas aclaraciones…¡Los cazadores han vuelto!​
    El crepúsculo poco a poco se apodero de la estancia, Inuyasha inicio una pausa tras haber soltado a penas sus primeras palabras, sabía, pues, que el revelar un secreto de la familia Uchiha a enemigos podría significar su propia privación de poderes y la condena de ser desterrado al infierno de los mortales, parpadeo un par de veces, se encogió de hombros y poco después tomo una posición mas erguida, no sería la primera vez que desafiaría las reglas de la familias pero era significativamente la mas furtiva.

    Siempre había sido un ser muy poco dócil, de pequeño recordaba su largo entrenamiento en todo tipo de artes marciales, su especialidad, el es grima tenía una habilidad para el es grima, apenas se podían notar sus movimientos, era tan suaves e incapaces de ser persebidos, aquellos que habían tenido el gusto de enfrentarlo lo llamaban “El maestro de las cuchillas”.

    Inuyasha levanto su mirada al techo, estaba serio y pensativo, puso sus brazos detrás de su nuca, cerro los ojos y comenzó a divagar su mente sobre sus recuerdos.

    Se encontraba un niño de 10 años de edad de cabellos plateados y ojos negros como dos profundos pozos, el pequeño era seguido por la mirada de dos adultos cuyo aspecto hacía ver de inmediato lo duros y perfeccionistas que erán, su cuerpo estaba completamente erguido y su mirada fría y penetrante no se apartaba del cuerpo del pequeño; el lugar era un gran bosque de otoño, las hojas estaban caídas y el paisaje parecía estar muy desolado. Pronto el pequeño comenzó a correr hacía uno de los árboles esquivando cada una de las hojas que caían al haber una ventisca de viento, sus paso eran siguilosos mas aún así lograban romper muchas de aquellas hojas caídas en el penetrante y oscuro suelo, era de noche, a penas si se podía observar.

    Dio una pirueta en el aire, saco una pequeña katana de su fundilla y mientras formaba un remolino con su cuerpo esquivaba cada una de las hojas cobrizas de los árboles, se sumergió en una voltereta al aire formando un torbellino que cada segundo pasado tomaba una fuerza increíble, aquel torbellino causado por el pequeño de diez años logro sacar hacía la mitad de aquel bosque, el pequeño tenía colocada la katana en la mano derecha, hizo un movimiento en forma de cruz tan rápido que se pudo observar una luz entre tanta oscuridad, aquel movimiento, el cual corto por la mitad el gran monstruo terrenal causado anteriormente hizo que el pequeño terminara con su presentación danto una voltereta hacía atrás cayendo de pie y sin quebrar ninguna hoja seca.

    Los presentes sonrieron un poco y aún así parecían insatisfechos, uno de los dos hombre de ojos oscuros, piel blanca, altura de 1.70 se acerco al pequeño y aénas abriendo la mandibula articulo su incomodidad hacía el pequeño niño.

    —¿Crees que con este entrenamiento tan estúpido podrás ganarle a alguien?, lamento decirte que es inútil, eres muy débil Inuyasha, inclusive tu hermano es mejor, sabes perfectamente que este no es todo tú potencial—
    — Lo siento, prometo que lo haré mejor la próxima vez señor —dijo el pequeño entusiasta-
    —¿Próxima vez? ¿Quién dijo que habría una próxima vez? ¡Eres un incompetente!¡ No me puedes servir!— dijo hirientemente –
    —Yo , creí que podría hacerlo mejor señor –bajo la mirada- tal vez sí me diera una oportunidad podría cambiar de opinión— dijo el pequeño con la cabeza gacha-
    —Sólo si pudieras traerme muerto a ese bastardo de Narakuu podría ver que eres capaz de tener nuestro apellido y por lo mientras solo serás mantenido hasta que demuestres que eres un Uchiha, no tendrás más papel que el de un súbdito primerizo— concluyo fríamente

    Fin flash back

    —Hace mucho tiempo— Inició de nuevo el joven bajando sus brazos y abriendo sus pozos nuevamente- Cuando apenas tenía memoria y conciencia sobre los hechos nuestra familia fue atacada, una tarde que volvíamos de nuestro entrenamiento diario al entrar a la casa encontramos un extraño olor, nos pareció muy sospechoso, mi tío había dejado algunos mas sobre la ubicación del corazón del vampiro, bueno no era tan exacta solo que era un acertijo que no habíamos podido descifrar, pensamos que el olor era de algo que se le había quemado a kaede, nuestra antigua cocinera, así que fuimos buscar a la cocina pero no notamos nada extraño, a kaede no le gustaba estar en las noches en la mansión pues decía que malos espíritus la albergaban.— hizo una pausa tratando de recordar lo más posible en detalles-

    —Cada noche Kaede se iba a su casa a las orillas de un pequeño campo en el cual pasa un río, no estaba muy lejos de casa; al entrar a la cocina no encontramos rastro de aquel horrible olor, nada que mi olfato pudiera detectar por allí, dispuestos a irnos a nuestra habitaciones subimos las escaleras, cuando pasamos por el estudio de mi tío encontramos la puerta abierta, fue un hecho muy extraño así que proseguimos a entrar, nuestra sorpresa no fue encontrar la puerta entre abierta si no ver todo el desastre que se encontraba en aquel lugar, los papales estaban regados por toda la estancia, mi tío apresurado busco el acertijo que lleva hacía el mapa de la ubicación del corazón de vampiro, buscamos durante horas pero no logramos llegar a el, también se perdió otra cosa, no tan valiosa como el acertijo pero si era una clave para terminar con los conflictos bélicos.

    —¿Qué otra cosa robaron? – pregunto impetuosa Sakura - Es decir algo tiene que ver con el acertijo ¿No?— concluyo
    —Bueno, también robaron la perla de Shikon, dicen que quien la posee obtiene poderes increíbles pero nunca lo pudimos comprobar—
    —Y ¿Qué tiene que ver Narakuu con esto?— dijo un joven rubio
    —Buena pregunta niño- contesto- Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo existió rivalidad entre el bien y el mal, en tiempos de batallas y lujuria se dio un amor, la princesa del hielo, poseedora de poderes extraordinarios al igual que de una belleza sin igual quedo enamorada del príncipe de fuego quien era un chico frívolo, dice la leyenda que el amor que tenía la princesa era tan puro que modifico el corazón del príncipe del fuego cuyos poderes malignos acabaron por destruir a su propio pueblo y que inició una época de prosperidad, tuvieron muchos hijos de los cuales no se sabe nada y para no provocar otra guerra entre estas dos fuerzas encerraron sus poderes en una piedra cuyos colores son el blanco y el rojo que significa la pasión y el amor de los dos esposos, cuenta que en tiempos de guerra una pareja de hielo y fuego se encontraran unidos por el lazo del amor, surgirá de las cenizas el corazón del vampiro y dará poderes extraordinarios a quien lo posea pero que si cae en malas manos podría destruir el universo entero; aquella pareja será la elegida para poseer el corazón del vampiro el cual controla el equilibrio de la tierra y el universo, el tiempo y el espacio, no se si me explico.

    —Sigo sin entender ¿Qué tiene que ver la perla de Shikon?- volvió a repetir el rubio-
    —A eso iba pero si siques interrumpiendo no podre contestarles-dijo indignado y un poco enojado- La perla de Shikon es la fuerza contraria al corazón del vampiro, esto es decir que en otr parte de la leyenda dice que una gran hechicera en contra de los poderes sellados en el corazón de vampiro creo una perla cuyos poderes eran el prever el futuro y cambiar el destino de las cosas, esto es decir que si el corazón del vampiro lograra reparar el equilibrio que había entre el bien y el mal, la perla de Shikon cambiaria la fuerza a lo opuesto haciendo que estos poderes solo se concentraran en la destrucción de todo lo existente; hay escrito al igual que una pareja de enamorados puede cambiar el efecto.

    —Y ¿Tiene idea de lo que planea Narakuu?
    —Lo más probable es que nos utilice como peones para llevarlo a el corazón del vampiro—dijo pensativo
    —Ah bueno y el nombre de la playa ¿Tiene algo que ver?- comentó una peli negra-
    —Pues sospechamos que sí y por esa razón no hemos quitado el ojo de encima de aquel lugar, comprenderán que el estatus de este problema podría cambiar la vida de millones de personas las cuales no están enterada de nada, hasta ahorita creen que solo somos una ficción y no podemos decir lo contrario—
    —Comprendo-dijo Sakura tocando su barbilla en señal de pensamiento- ¿Hay alguna probabilidad de buscar entre la biblioteca a los descendientes del Fuego y Hielo?—
    —Probablemente, aunque no es muy seguro, corremos riesgo y el tiempo se nos acaba, Naraku se ha apoderado de la perla—gruño con rabia-
    —¿Cómo saben que fue el y no Orochimaru? –dijo un rubio desconfiadamente-
    —Pues porque Orochimaru ha permanecido desaparecido, según un espía que tenemos en su guarida el esta bajo las ordenes de Naraku—
    —¿Tienen un espía? Sí, pero no puedo revelar eso por este momento, pondríamos la seguridad de el en riesgo—
    —Oh, comprendo-intervino un oji perla- pero ¿Cuál es nuestro papel?—
    —Bueno ¿Neji?, Sakura está infiltrada con nosotros, por ahorita ha estado inactiva gracias a la desgracia ocurrida hace unos días con mi tía Mikoto pero no se preocupen, nosotros nos encargaremos de buscar la ubicación de los descendientes mientras ustedes buscan el escondite de la perla de Shikon, Naraku es muy inteligente y no dejaría en su guarida a la perla ya que sabría que iríamos por ella como ya lo hemos intentado otras veces y por ahorita Orochimaru no es incompetente debido a su enfermedad, todo esto podemos agradecérselo a Naraku, ese maldito es el único que juega así de sucio— concluyó
    —Captamos la idea, pero ¿Cómo es que dejaron la perla al alcance de Narakuu?
    —No somos perfectos, fue un descuido de parte de mi tío el cual no pudimos reparar hasta ahora, necesitamos de su ayuda—
    —Nosotros igual, parecen buenas personas-completo un rubio cuya sonrisa desbordaba la alegría a todos lados-y del todo no confío más que en Sakura-chan-sonrojado- nosotros también queremos que todo esto termine y que nos dejen de culpar por todo lo que les pase a ustedes—
    —Sí bueno –rodo los ojos- nos tenemos que ir ya que esta anocheciendo y mi tía comenzará a sospechar además de que Sai nos persigue hasta en sombra—
    —No podemos dejar pasar lo que escucho Sakura—comentó Kagome- eso que tu tío le encomendó a Sai sobre Sakura es muy peligroso aunque bien sabemos que Sai es alguien de méritos que podría acabar fácilmente con Sakura-chan
    —Ah ¡Gracias por los ánimos Kagome!-volteando hacía donde la morena-
    —No hay de que Sakura-chan, cuando quieras yo te apoyo –sonrió pícaramente
    —Menos platica, mas acción chicas, en cuanto lleguemos nos darán una tunda de mil demonios -aterrorizado por la idea—
    —Que dramático Inuyasha –rodo los ojos de nuevo—
    —¡Yo no soy dramático!-gritando—
    —Ah, lo que digas-ignorándolo- Bueno chicos llego la hora de irnos, cuídense y por favor Neji y Tenten ya no se maten en un entrenamiento –enfadada- saben que si me descubren me matan y eso no sería agradable para mí –cerró los ojos, apretó los puños y con escalofrío grito- kiiaaaaaaa
    —Lo siento amiga no era mi intención pero el chamo me reto, tu sabes ¿No? Ello se creen mejor que una pero nel son unos chamacos idiotas-sonrió malévolamente-
    —¡Oye! –soltaron Neji, Inuyasha y Naruto-
    —J aja j aja –rieron todas juntas-
    —Tal vez debamos entrenar más seguido con ustedes-rió Sakura-se ve que están medio tarados y no podrían ganarnos, ja ja ja ja ja

    Mientras tanto…

    —¡Esto no puede ser posible! ¿Estás segura que has visto eso?-grito eufóricamente —
    —Sí, Inuyasha ha encontrado a su media naranja, puede que sean el príncipe del fuego y la princesa del hielo ¿Sabe lo peligroso que es?—
    —Por eso mismo Kagura, no podemos ser incompetentes, si es así tendremos que secuestrar a esa chica, pero aun no estoy seguro a que Inuyasha no es un príncipe en su totalidad—
    —¿A que se refiere amo Narakuu?—
    —Es decir, todas las familias están separadas en ramas e Inuyasha pertenece a la segunda rama de los Uchihas, se podría decir que como es hijo del hermano de Fugakuu no tiene valor ministerial en la familia—
    —Oh, comprendo, aun así no podemos bajar la guardia, por un lado nos persiguen los Uchiha y por el otro ellos podrían ser la pareja de la que tanto se habla en la leyenda—
    —Exacto, lo único que nos queda es hacer que piensen que los licántropos están detrás de todo esto—
    —¿Y como haremos eso?—
    —Pues una opción es enjaretarles la perla de Shikon—
    —Y sin la perla nosotros no podremos realizar nuestro propósito amo, es algo muy arriesgado—
    —¿Pero que hay si le damos una falsa? O ¿La repartimos en pedazos?
    —En la primera opción tardarían poco de darse cuenta y nos descubrirían y la segunda sería trágica pues si encuentran uno de los pedazos se volverían poco a poco más fuertes—
    —Bueno entonces..

    Ambas siluetas que se situaban en un cuarto obscuro como el mismo abismo quedaron pensando maquiavélicamente en lo que serías de sus planes, pasaron varios minutos antes de que hubiera una respuesta concreta pero lo que prosiguió no fue algo agradable para aquellos que sentirían el poder de Narakuu…

    —¿Qué hay si inculpamos a los cazadores? Y si ¿Tsunade, Kakashi y Jiraya fueran los que han ocasionado los ataques? ¿Qué hay de eso mi señor?—
    —Buena idea Kagura, nadie sospecharía de nosotros pues al igual que ellos somos perseguidos por Tsunade y su equipo de exterminadores, ¿Quién pudo haber entrado a la casa si no esos cazadores? ¿Quiénes son maestros en el manejos del chakra? ¿Quiénes conocen las técnicas ilusorias?, ambos sabemos que Tsunade es una gran maestra de ninjutsu médico, que Jiraya es el gran maestro de los sapos y Kakashi el gran ninja copia, ahora que sí de casualidad el mapa del acertijo apareciera en las manos de Tsunade ¿Sería una gran casualidad no? En eso se darían cuenta de que ellos puede que posean la perla de shikon y no nosotros j aja j aja.—
    —Eso es perfecto, necesitamos un achichicle que nos haga el favor de llevarle el gran pergamino del acertijo a esos cazadores- dijo entusiasmada—
    —Sí, de eso no hay ningún problema, el tonto de Orochimaru nos hará el gran golpe por medio de su querido Kabuto ja j aja j aja-inocuamente- me debe su vida y la de su sensei, será pan comido, y bueno, esa abuela pronto vendrá con nosotros, será nuestra aliada y sin darse cuenta destruirá su querido mundo-inquirió maquiavélicamente—
    —Eso está bien pero ¿Cuándo comenzaremos el plan?—
    —En cuanto le entregues el pergamino a Kabuto y le digas lo que debe hacer yo creo que podremos continuar con nuestro plan, es mu fácil ¿No lo crees? Pero no es hora de estar alardeando y será mejor que ya te vayas a buscar a Kabuto—
    —Sí señor –susurro—

    Kagura salió de aquella habitación en penumbra y a paso firme se dirigió a donde kabuto, a esa pequeña isla de entre la niebla, llevaba puesto su traje típico, su cabello era oscuro y sus ojos no tenían brillo, cualquiera que hubiese visto una expresión así diría que era un robot o una subordinaría de algún político, tardo hacía media hora para llegar a las embarcaciones típicas de Narakuu quien era todo un maestro de tácticas, subió sigilosamente a uno de los botes que aguardaban a las orillas del aquella bahía, dirigiese al capitán de la embarcación y ordeno e inmediato que lo llevara a la isla.

    Kagura salió de donde el capitán y se apoyo en el barandal del bote que daba una vista increíble hacía las finas olas producidas por la luna y su energía, al desaparecer cada una de las pequeñas olas y unas que otras de un tamaño monstruos dejaban que la pequeña brisa embriagara la piel de Kagura al igual que las oscilaciones del agua que se mantenían perpetuamente.

    Iba tan tendida en sus pensamientos, disfrutando de aquella brisa que chocaba contra sus mejillas y cerrando de vez en cuando sus pálidos parpados que no se dio cuenta el momento de su llegada si no hubiera sido porque uno de los peones a bordo había tocado su hombro e informado de una manera abrupta que ya habían llegado; bajo a paso lento pero delicado del bote con su original abanico a su lado, caminó durante diez minutos por las penumbras del lugar y llegó al portón principal de la gran guarida de Orochimaru, toco la puerta y espero que uno de los sirvientes abriera sin obtener respuesta alguna inmediata, decidió entrar por las malas, extendió su abanico, hizo un par de movimientos ligeros causando una pequeña ventisca de disperso un poco la niebla y seguido se monto en el para llegar a la segunda planta de aquella casona, bajando de su abanico está lo guardo y con un ligero golpe en la ventana logro abrir paso a su llegada, sin bajar la mirada ni un instante salto hacía el piso de la habitación por la que había entrado, con un leve respingo de voz llamo a Kabuto, espero sentada en uno de los sillones en la sala habitación y en unos segundo más apareció el susodicho.

    —¿Qué es lo que se te ofrece Kagura?-pregunto el joven con deje de molestia—
    —Mi querido Kabuto, no te aguades, el señor Narakuu me ha pedido que te entre esto-dijo la joven extendiendo su mano derecha de piel blanca y frágil que tenía un pergamino hacía el joven frente de el—
    —¿Qué haré yo con esto?-interrumpió de nuevo—
    —¿Qué no es obvio? Tienes que llevarlo a Tsunade, dile que es un obsequió para que acepte formar parte de nuestra alianza—
    —¿Y si no quiere unirse a nuestra alianza? ¿Qué haré con el pergamino?—
    —Se lo dejarás y dirás que lo conserve y que de todos modos puede considerar lo de unirse a nosotros, una cosa más –hizo una breve pausa—no debes abrir el pergamino y en cuanto lo hayas entregado debes regresar de inmediato-finalizó—
    —Sí

    Kagura salió y se dirigió así su pequeña casa junto a Narakuu, había terminado su misión; tan pronto como le dieron el pergamino se dirigió a donde Kabuto y su parte del trato la había terminado satisfactoriamente, mientras tanto Kabuto refunfuñando se diriguió lo más rápido que pudo a la casa de Tsunade que no estaba muy cercas de allí, Ksagura y Kabuto tomarón rumbos totalmente diferentes, esto es decir que no querían chocar entre sí pues eran polos muy opuestos, la casa de Tsunade consistía en una tipo colonial de dos plantas con un gran jardín llena de todo tipo de flores y entre ellas medicinales, la medicina era su especialidad y a pesar de su avanzada edad era una rubia candente con mucho prospectos para noviazgos e inclusive para una futura boda, Tsunade vivía a las orillas de la ciudad un poco más allá de donde se ponían los últimos hoteles frente a la playa, era un lugar muy tranquilo encima de una montaña donde se alcanzaba a ver todo y para su gran fortuna la carretera de pavimento llegaba allí, luz teléfono e inclusive señal satelital para internet y televisión por cable, se había hecho una ricachona gracias a los padres de varios chicos millonarios que querían aprender sobre las artes marciales.

    Kabuto, al llegar se dio cuenta de que las rejas de la gran casona estaban abiertas y considero el entrar al ver que no había un timbre visible, observaba delicadamente cada uno de los lugares dentro de está pues no quería pasar por desprevenido y en una de las pequeñas orillas de aquel majestuoso jardín encontró a Tsunade quién muy alegre arreglaba sus plantas, se paro a un lado de ella y la rubia de inmediato lo noto sin siquiera haber volteado, por unos segundos Tsunade prosiguió con su trabajo e instantes después pregunto ¿Qué era lo que hacía dentro de su hogar?.

    —Gusto en verte Kabuto ¿Qué te trae por aquí?
    —Hola Tsunade-contrastó con su voz sería y calculadora-Sólo vengo a dejarte este pequeño regalito –sonrió burlón—
    —Bueno, debo admitir que eso es algo extraño, dime, ¿De que trata está vez?
    —Narakuu a considerado que puede ser útil en nuestra alianza, me ha mandado a ofrecerle este pergamino como su obsequió de bienvenida señora—
    —Gracias pero –hizo una pausa- yo no acepto regalos de gente como ustedes –frunció el ceño y se levanto delicadamente de donde aguardaba hacía unos instantes—
    —De igual forma, espero que consideré nuestra oferta y de todos modos acéptelo –comentó dejando caer el pergamino en las manos de Tsunade- espero verla pronto-sonrió, dio media vuelta y se marcho a paso lento—
    —Pues yo no –concluyó—

    Después de terminar con el proceso de riego en su jardín Tsunade se dirigió a la pequeña sala donde cogió el teléfono y tras marcar algunas teclas entablo un dialogo en el cual citaba a Jiraya, uno de los exterminadores mas temidos, pasaron un par de horas y alguien toco a la puerta, Tsunade se encargo de abrir y allí apareció un hombre de estatura mediana de cabellos blancos y sonrisa burlona…

    —¿Jiraya?-dijo dudosa- Ha venido Kabuto, me ha traído un pergamino que tal vez sea de tu interés—
    —¿De que es?-aburrido—
    —Bueno no le eh abierto pero es una pieza clave para atrapar a esas malditas sabandijas—
    —¿Cómo es que estás tan segura?—
    —Tiene el sello de los Uchiha en el frente, es suficiente ¿No crees?—
    —Bueno sí –dijo observando el papel- pero podrías abrirlo, quiero verlo de cerca—
    —Claro-abrió el papel enroscado y al ver de lo que se trataba sus ojos se abrieron como persianas- ¡No lo puedo creer!—
    —¡¿Qué es?!
    —Obsérvalo por ti mismo—
    —¡No puede ser!, el gran acertijo ….creo que es la hora—
    —Sí, de eso estoy segura, será mejor que hablemos a los demás-decidida—
    —¡Los exterminadores han vuelto! –contestaron al unísono—
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Daise

    Daise Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    30 Diciembre 2008
    Mensajes:
    30
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La playa (SxS, NxH, NxT, IxS)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    6245
    Ok....les traigo el capitulo número 10....perdón por la tardanza pero tenía deberes y problemas escolares pero aquí les traigo un poco de magia :D espero los guste...comenten :D


    Capitulo 10: La habitación detrás del sótano




    —¡Perfecto! — se escucho decir en una habitación oscura—todo ha salido como se planeo—sonrió maliciosamente mientras agitaba delicadamente una copa con un líquido rojo vertido en ella— Nada puede salir mal, todo es tan perfecto —soltó a bufar— solo es cuestión de tiempo.
    —Usted, ¡Esta loco!
    —No estas en posición de replicarme algo —bufo-—tu solo eres mi nuevo juguete—comentó la extraña voz mientras sorbía un poco del líquido que albergaba aquella maliciosa copa— solo, un esclavo—
    —¡¿Como rayos eh llegado a tus manos?!, maldita bestia infernal, ¡sueltame!—dijo mientras trataba de zafarse de aquellas torniquetes que lo tenía aprisionado—
    —¿Qué te pasa Kaín? ¿No te ha gustado estar aquí? De seguro preferirías seguir jugando en el paraíso —comento mientras se burlaba—pero ya es demasiado tarde ¿No crees?—comento muy a gusto sentado viendo como el chico trataba de zafarse sabiendo que era inútil—
    —¡Pobre bestia infernal!, no llegarás a ninguna parte, de mi no obtendrás nada, ni una sola palabra, sera mejor que me mates—comento por último antes de caer inconsciente—


    La imagen se desvanecía poco a poco, todo se volvía tenue y oscuro, en segundos la imagen de aquella conversación desaparecía, al otro lado de aquel sueño una chica se levantaba agitada aferrándose con las manos a las sábanas, a penas si podía respirar y no dejaba de jadear, algunas gotas de sudor escurrían sobre su frente que se había arrugado un poco y sus ojos vistosamente parecían estar fuera de orbita, se levanto apresuradamente para sentarse en su cama, al terminó de tal acción levanto su flequillo carmesí oscuro y seco el sudor que albergaba debajo del mismo, bajo su mano derecha lentamente y toco en medio de su pecho, su corazón estaba agitado, tanto como ella lo estaba, el tik tok del reloj no dejaba de molestar, las ventanas se habían quedado abiertas, respiro hondo, sus ojos estaban petrificados aún, unos calambres cubrieron su espina dorsal, volteo a ver donde el aire resoplaba, se levanto de aquella cama y camino hacía las ventanas para cerrarlas —¡Que extraño!—murmuro—estoy segura de haber cerrado las ventanas— volteo a ver a su alrededor por varios minutos, reincorporándose un poco vio que todo era normal pero ¿Que había sido ese extraño sueño? ¿Quién era Kaín? Y más aún ¿Quién era aquel hombre sentado sobre el sofá?, muchas preguntas y ninguna respuesta, de nuevo camino un poco por aquella pequeña habitación, saco de un bolso un celulr, abrió la cubierta, las 3:00 a.m, suspiro y decidió acostarse de nuevo con sus manos detrás de la cabeza, no podía dormir después de aquel sueño, dio varias vueltas en la cama, no dejaba de pensar en que ella era una chica sin valor alguno que siempre se metía en problemas y que de aquel sueño no sabría nada, pero...¿Qué podía hacer si aquel sueño no era el único que había tenido con esa misteriosa voz? ¿Paranoia?, tal vez pero por esos instantes decidió volver a conciliar el sueño con las esperanzas bajas de que no pudiera dormir mas...


    En otro lugar diferente, una chica de cabellos rosas se encontraba merodeando a esas altas horas de la noche en busca de algo que comer, medio adormilada, bajo las escaleras, no tenía las ganas de detenerse a observar lo lindo que estaba el living, prosiguió a abrir el refrigerador, una manzana, una naranja, jamón, queso, ajá, había dado con lo que necesitaba para conciliar el sueño, un vaso de leche pura, tomo un vaso y vertió el líquido blanco dentro de el, lo metió lo microondas, posteriormente saco el vaso y lo bebió, ahora estaba despierta, se froto los ojos y dio un gran bostezo, era hora de volver a la cama.


    Camino tranquilamente, no había nadie despierto,la oscuridad reinaba en aquel lugar, iba descalza, se detuvo justo en el living, volteo a ver a donde había sucedido el ataque y quedo pensativa varios minutos antes de que escuchara una pequeña voz llamarla -Sakura- decían, -Sakura ¡Ven aquí!- comentaban, Sakura estaba petrificada, no podía creer que la estuvieran llamando mas sin embargo ¿Quién? En la sala no había nadie, ni tampoco despierto,se froto de nuevo los ojos, ¿Estaría todavía dormida?...¡No! Pronto volvió a escuchar aquella pequeña voz que la llamaba, instintivamente se dirigió hacía donde provenía la voz, paso por varios pasillos los cuales nunca se había atrevido a cruzar, todo estaba a oscuras y le era difícil distinguir que había alrededor, y algo, un objeto fue lo que la perturbo, un reloj, un reloj antiguo,de esos que son grandes cajas postradas desde el suelo y hay una campana que cuelga dando la hora, sus orbes se hicieron pequeños, recordaba haber visto ese reloj en alguna parte la cual no recordaba por el momento —¡Rayos!— se dijo mentalmente, la voz la seguía llamando, tenía escalofríos pero con su gran orgullo siguió adelante, dio una vuelta a la derecha, allí había un sótano al parecer, bajo las escaleras, la oscuridad cada vez era más, de pronto la voz comenzó a hacerse cada vez mas fuerte, siguió caminando y encontró un pasadizo secreto detrás de unas cajas postradas en el suelo, abrió la puerta metálica y encontró más escaleras, las bajo con gran cuidado hasta llegar al punto mas bajo donde seguía un pasillo por delante, camino alrededor de media hora y allí vio una habitación muy sucia y abandonada, no había luz, busco algún interruptor que pudiese ayudarla a observar mejor pero solo hubo....nada...


    De una esquina salió una pequeña bola de luz de color amarillo,Sakura empezó a tener miedo —¡No te asuste mi pequeña!— le susurro aquella luz en el oído —te eh traído por una razón muy importante— complemento— Tú serás la que salve la existencia de este mundo, tu seras nuestra reina— alabo— pero es necesario que conozcas tu pasado,mi querida reina—


    —¿Yo? —tartamudeo— ¿Reina?, que tonterías dices, yo soy una pobretona, no soy una reina—comentó enfadada— ¡No soy ninguna reina!—
    —No sirve que evadas tu realidad, tu seras la reina, ya esta decidido desde hace ya mucho tiempo—
    —¿Cómo pueden decidirme mi futuro? Tu no eres nada, no puedes decirme que hacer—dijo asustada— Yo no soy nadie, soy una persona normal—
    —No sigas pequeña, te demostrare que es todo lo contrario, tu seras una gran reina—


    De pronto la luces se encendieron,la habitación estaba cubierta de oro y diamantes, alrededor había pinturas muy antiguas, estaba lleno de polvo debido a que nadie había estado en años allí,pero sin duda su hermosura no era capaz de taparse ni con todo el polvo del mundo, no habían ninguna rata, cucaracha o araña que perturbara, en el centro de la habitación había un carrusel, a decir verdad la habitación era un carrusel, Sakura se acerco despacio anonada, toco el centro del carrusel quitando el polvo de encima y pudo notar un nombre muy peculiar escrito sobre el...Sakari Haruno de Uchiha, abrió aún más los ojos y volteando a donde la pequeña luz que a penas si se notaba pregunto.


    —¿Quién era Sakari? ¿Que hace con mi apellido y el del cubo de hielo?—
    —Sakari Haruno era la princesa del hielo y se caso con el príncipe del fuego, ya debes de conocer la historia, te hemos estado vigilando, el joven Uchiha ya les ha contado la historia, nosotros podemos ayudarlo a ver las cosas mas claras, mas a ti mi princesa—
    —Yo no te creo nada, primero dices que soy una reina, después que me vigilan y al último que ¿soy una princesa? — comento mientras caminaba hacía una de las pintura de una mujer— ¿Cómo se que no es mentira?, mis antepasado jamás me comentaron nada acerca de esto, ¿Cómo se que no eres ese tal Naraku eh?—
    —observa cada uno de los cuadros Sakura, no desconfíes de mi, esto es repentino, lo se, muchos esperarían que se alargara más pero todo esta pasando tan rápido que es necesario que veas esto, no puedes comprender a lo que me refiero si no confías en mi así mismo tus antepasados no te han contado nada o no recuerdas nada, yo solo estoy aquí para guiarte por el largo camino que emprenderás —
    —¿De que me servirá ver todo esto? El camino que voy a emprender no necesita de magia, la magia es una ilusión del pensamiento que hemos creado para no caer en la locura, una simpleza—
    —Pronto lo sabrás, solo, no desconfíes de mi, no todo es lo que parece, para ver el mundo de verdad hay que tener un poco de fe y no caer en la bajeza como los la mayoría lo ha echo—por último antes de desvanecerse—


    Por horas Sakura se quedo en aquella habitación, aquella hada ó luz, lo que fuese, le había impregnado una duda más para su colección, Sakari Haruno, el nombre que le daba vueltas en la cabeza,se sentó en el suelo de aquella habitación y observo a su alrededor,le pareció que estaba demasiado sucio así que utilizando un truquillo que le enseño su maestra limpió todo en un santiamén, lo había decidido,sería su lugar secreto, pues en el se llenaba de tanta tranquilidad, como si ya hubiera estado allí, como si conociera aquello desde hace mucho tiempo, eso era lo que sentía al estar allí, volteo a ver a su alrededor de nuevo y después de que todo estuviera acomodado se dedico a observar todo lo que había allí, lo primero fueron las fotos, con cada una se sorprendía mas, la tal Sakari Haruno se parecía en todo a ella y eso le asustaba demasiado, ninguna de sus antepasadas se parecía a ella tanto ya que unas aunque tuvieran sus ojos el cabello cambiaba y viceversa o eran caprichosas o enojosas y no es que ella no lo fuera si no que simplemente no se comparaban a ella pues no recordaba a alguien que fuera tan cercana a como ella lo era en lo tanto en su vida aparecía el nombre de una tal Sakari Haruno y aparte de todo de Uchiha, se abalanzo a ver una de las fotos de esa tal Sakari en la cual esta se encontraba parada con un vestido blanco adornado con bordes de oro en forma de flor, un vestido corte v que la hacía ver hermosa y resaltar sus ojos verdes, paso de esa, en otra Sakari cargaba en sus brazos a una bebé al lado de un hombre parecido en todo a Sasuke de porte alegre, en eso eran diferentes pues según Sakura el cubito de hielo jamás sería derretido...¿Quién diría que lo mismo pensaba Sakari de su esposo? Pero eso...es otra historia; una de las fotos antiguas o pinturas que mas le atrajo a Sakura fue en la que Sakari aparecía con ojos de enamorada al igual que el hombre de cabellos oscuros tomando un corazón en sus manos, esa imagen la observo por un lago rato, la imagen que le proseguía era una en la que Sakari y su pareja señalaban hacía algún lugar, estaban en una zona natural de la cual ya se habría perdido en la época actual .


    Torcio la boca, le hubiese gustado saber que era lo que señalaban, su vista pronto se incorporo hacía algunos papeles, eran demasiados y leer aunque le gustara no le apetecía en esos instantes, de entre todos ellos saco un libro gigante, de portada tenía una calavera, se quedo mirando con horror aquella portada y después lo abrió, empezó a leer “Bienvenidos al mundo de la muerte”, la simple frase le daba escalofríos, dio vuelta a la pagina, vio nombres, nombres tachados, nombres de personas que ella conocía, sus ojos se llenaron de terror, quería cerrar el libro y cuando lo intento este se movió hacía la última pagina, allí el libro comenzó a mostrarle algo que nadie se imaginaria, como si fuera una bola de cristal el libro le represento a una jóven de cabellos carmesí que parecían castaños oscuros de grandes ojos marrones que parecían claros y al mismo tiempo oscuros, de tez no tan blanca y de al parecer unos 12 años, se veía inocente y siempre sonreía por lo poco que le mostró el libro, le causo ternura y por varios segundos quedo pensando en ella pero no podía sentirse así con una person enajenada que ni siquiera conocía, despertó de sus pensamientos, movio su cabeza de un lado a otro alborotando un poco sus cabellos rosados y al ver que aún sostenía el libro terminó por aventarlo.


    Su corazón latía a mil por hora, tenía un presentimiento, no uno de los malos si no uno de los buenos, en su conciencia apareció una voz que le decía “buscala”, de hace poco que no tenía esa voz, golpeo su cabeza un poco y volvió a lo suyo, se acerco de nuevo al carrusel, lo acaricio con delicadeza como si por acariciarlo pudiese quebrantarse, sin darse cuenta había abierto un cajón escondido, bajo su mirada ya que la había tomado por sorpresa, al fijarse que había dentro encontró una pulsera y un collar, con delicadeza los tomo entre sus manos, el collar era fino, adornado con diamantes y al final callendo con un retratario de plata en forma de corazón de toques dorados y la pulsera de finas perlas rosadas al igual que su cabello e iniciales de la que debió se la dueña...Sakari, de nuevo aquel nombre, se dispuso a probarselos, se sentía cómoda, de entre las cosas saco un viejo espejo y se vio en el, se le veía bien, así lo había afirmado, decidió quedarselo después de todo la chica que los poso llevaba su apellido, al verse en el espejo este se puso en blanco, de allí salieron unas pequeñas hadas, esta vez con forma humana y le dieron las gracias por haberlas salvado de aquella prisión...de nuevo la alabaron y juraron protegerla de cualquier alma malvada. Ya era común qu ele prometieran tanto y terminaran cumpliendo nada así que paso por alto esas promesas y solo se limito a decirle que no había el porque pues ella no tenía la intención mas que de verse en aquel espejo.


    Por algunos minutos mas siguió merodeando por aquel lugar, sus ojos se posaron nuevamente en otra de las fotografía que había estado escondida detrás de uno de los lados del carrusel que no había recorrido.


    Se encontraba la misma chica de todas las fotos posando con aquellas joyas que ahora ella llevaba puestas, de nuevo en aquel lugar que le hubiese encantado ver, su vista se veía feliz y al mismo tiempo distante, era como si quisiera que encontraran aquel jardín, como si escondiera algo en él, mas lejos de esa pintura estaba la de un hombre fornido, el mismo que había estado con Sakari.


    Este estaba parado en el umbral de una biblioteca, su mirada se fijaba en dirección hacía algunos tomos de los libros, era extraño pero tenía que llevarse aquellas pinturas, tenía que enseñárselas a Inuyasha y los demás.


    Con mucho cuidado bajo cada una de las pinturas que le parecieron impredecibles, se quito la gabardina que llevaba puesta y con ella envolvió los retratos.


    Al regresar a su habitación había una rubia muy enojada...la habían descubierto, ahora solo quedaba esperar que dejara de gritar como si se acabara el mundo...ya vería como se la arreglaba...


    Se adentro mas a su habitación, y sin soltar su gabardina pregunto a la rubia que era lo que hacía a esas altas horas de la noche despierta, esta le respondió que se había levantado al sanitario pero no la había encontrado, con fugacidad Sakura respondió que había ido a tomar un vaso de leche, en cierto modo era cierto pero no quería arruinar la sorpresa hasta que los demás lo vieran bien.


    Ino solía ser su mejor amiga pero eso no le quitaba que fuera una chismosa, aveces sentía como si su cerdita la odiara, a ella solían salirse le la información con Ino pero solo si la provocaba, la rubia poso sus ojos en la gabardina a lo que hizo un comentario del porque llevarla en brazos si debería cubrirla, esto le cayó como un balde de agua fría, no hizo mas que ignorar la pregunta y decir que esa gabardina no era de ella si no de Kagome, que la había encontrado en el piso de la cocina cuando tropezó con ella y por culpa de la misma cayó en el suelo adolorida pero que ya se la devolvería en la mañana a la hora del desayuno.


    La rubia siguió con su cuestionario, comento que como ya se había despertado no tenía sueño y que además a esa hora siempre se despertaba para ir al colegio, que no estaba de más platicar un ratillo a las 4:00 a.m, Sakura tuvo que asentir y en cierto modo tenía razón, a Ino la había estado ignorando desde su llegada a la mansión, ni se había enterado de las buenas nuevas sobre la misión y si algún día necesitaba un respaldo Ino no podría ceder sin saber.


    Toda la noche, o mejor dicho la madrugada, se quedaron platicando sobre todo lo que había ocurrido, ahora Ino sabría todo, ahora ella también estaba metida en aquel oscuro secreto.


    En la torre de Naruto todo parecía estar tranquilamente, bueno casi todo pues cierto rubio ojíazul no dejaba de dar vueltas por la cama, al parecer tenía un mal sueño pero es Naruto ¿Que podría importunar su siesta?, pronto termino cayendo al suelo y esto no pareció importunarle mas sin embargo había despertado a Hinata que dormía en la habitación de al lado.


    La chica salió de su habitación a ver que era lo que había caído en la habitación de Naruto, abrió la puerta lentamente cuidando que Naruto no se despertara, volteo a ver por su habitación pero no lograba encontrar al rubio hiperactivo, fijo su vista en el suelo junto a su cama y eh allí estaba tirado, abrió y cerro los ojos repentinamente dirigiéndose a donde el rubio, se arrodillo en el suelo y con mucho esfuerzo logró regresarlo a su cama, recogió las sabanas del suelo dispuesta a taparlo con ellas.

    De pronto una de las manos del chico la tomo de la muñeca, Hinata estaba nerviosa, el chico la jaló hasta quedar encima de ella y aún entre sueños le susurro —¡Hinata, no te vayas por favor, no me dejes solo!— Hinata se puso roja, había quedado aprisionada, los brazos del chico rodearon su cintura, Hinata trato de zafarse pero solo consiguió enredarse mas entre sus brazos, la situación era un caos.


    Naruto se estaba despertando, con sorpresa vio que había aprisionado a Hinata con sus brazos, la chica volteo y se sonrojo, Naruto también se había sonrojado, por varios instantes se quedaron en un silencio sepulcral un tanto incomodo, Hinata se disculpó a penas en un murmuro, Naruto hizo lo mismo, cuando ya Hinata estaba a punto de irse el chico pidió que se quedara solo esa noche con el, rogó que la necesitaba, impactada por esto Hinata abrió mas los ojos, decidió quedarse.


    Naruto jaló a Hinata y le dio un tierno beso en los labios a lo que Hinata después correspondió, poco a poco el beso se fue intensificando, las lenguas se movían lentamente dentro de sus cavidades bucales, sus labios frotaban los unos con los otros, Naruto le dio un pequeño mordisco a los labios de Hinata a lo que esta gimió, cada uno sintió algo que jamás había sentido en su vida, unos labios dulces y jugosos, Hinata, llena del rubor lamió los labios del rubio saboreándolos, el rubio exploro la boca de Hinata y aunque no quisieron que eso terminara tuvieron que separarse por falta de aire.


    Se cubrieron con las sabanas, el rubio acaricio cuidadosamente el rostro de Hinata, era tan suave, volvió susurrar que no lo dejará solo y así fue como pasaron la noche juntos tiernamente abrazados.


    Al día siguiente Sakura ya estaba arreglada, todos desayunaron como siempre, Ino se había puesto al día de lo que ocurría, Kagome e Inuyasha se hacían indirectas, todos habían terminado de desayunar, Sakura tenía la vista perdida, distante, ya todos se habían ido, na silueta se sentó a su lado.


    —¿Qué te pasa?—comento por lo bajo
    — ¿Eh?, ah, hola Itachi-kun—sonrió de lado
    — En persona, dime chica, se que no te eh hablado mucho pero...últimamente te haz comportado extraña, tu Inuyasha y Kagome salen mucho y tu amiguita...bueno ella no deja de coquetear con Sai y si va peor se nos encima, ¿Tu comprendes no? Ahora, suelta la sopa que no soy ingenuo—
    —Bueno, es que una amiga y el primo de mi otra amiga tuvieron un combate de jutsus y todo eso, pues mi amiga término muy herida al igual que el primo de mi otra amiga y pues tengo que ir a curarlos, entiendes ¿No?—tratando de evadirlo—
    —A decir verdad no te creo eso, ya te dije que no soy tan ingenuo, debe de haber otra razón pero en fin, cuando tengas confianza puedes decírmelo—frívolamente—
    —Sí, bueno, no es nada del otro mundo pero tengo miedo—
    —¿Miedo?—
    —Miedo a perder a los que amo— agacho la mirada— solo es eso—
    —Sabes que no te haríamos nada, eso es el trato, no tendrías que tener miedo—
    —No sabes nada Itachi-kun, no sabes nada— salió caminando dejando a un Itachi muy impactado—


    En la torre de Naruto ya todos se había despertado y Hinata había acordado con el hiperactivo el no decir lo que paso esa noche, no hasta ser firmes en lo que comenzaba a surgir no quería correr el riesgo de otro chico perdido gracias a Sakura, aveces, como es común en las adolescentes, Hinata culpaba a Sakura de sus desgracias pero al recobrar la conciencia se veía que ella no tenía nada de culpa y aceptaba que ese chico no era el indicado de ella.


    Todos desayunaron, Neji y Tenten ya estaban mejor, el combate los había dejado en cama mas sin embargo los cálidos cuidados de Sakura habían echo que sus heridas sanaran casi por completo y ya podían caminar.


    Ese día acordaron salir en motivo de el mes que cumplían como amigos, Naruto escogió el lugar para ir de picnic, Hinata preparo el cesto de comida, Tenten las bebidas y Neji como era común anduvo por allí tratando de evitar a su prima, “débil” era lo que decía cada vez que la encontraba, todos estaban listos pero al final las chicas decidieron cambiar de vestimenta.


    Se encaminaron cada una hacía sus cuartos, Tenten quería lucir linda ya que Neji iría y a decir verdad le gustaba mucho, de su armario saco un blusón color rosa pálido que le llegaba mas arriba de la rodilla y unos mallones negros, saco unas lindas sandalias rosas perla, se vistió rápidamente, levanto su cabello en dos coletas y con una tenaza les hizo caireles, se veía muy bien, se puso un poco de brillo labial color rosa y un poco de sombra del mismo color, rizo sus pestañas y les puso un poco de rimel, tomo la pequeña botella de perfume y se roció un poco en el cuello, al terminar se dio cuenta de que se veía hermosa, la pregunta era ¿Neji le vería igual?, habían tenido muy poco contacto y en su confrontamiento habían demostrado el mismo nivel de pelea, ¿Sería el comienzo de una linda amistad?, el tiempo lo diría y por lo pronto quería cautivarlo.


    Hinata por su parte solo se limito a ponerse un pequeño short negro y una camisa ajustada color azul cielo sin mangas con unas botas negras y su hermoso cabello negro suelto, se rizo la pestañas, les puso rimel, brillo labial transparente y un poco de sombra azul a penas notable, un poco de perfume y salio lista, todos se encontraban muy alegres ya en living dispuestos a salir cuando el celular de Hinata comenzó a sonar.


    —¿Alo?—contesto Hinata—
    —Hola Hinata, soy Sakura, necesitaba mostrarles algo pero no se si tengan tiempo—con la voz fría—
    —Pues ahora mismo salíamos de picnic pero no se, les comentaré a los chicos para ver que opinan—
    —Ok, yo espero aquí—su voz notablemente estaba seria—
    —¿Qué es lo que pasa Hinata-chan?— comento un rubio hiperactivo—
    —Sakura quiere mostrarnos algo, ¿Ustedes que dicen?—comento sonriendo—
    —Iremos de picnic, no es momento de escucharla—dijo serio Neji— se supone que no estamos tomando un descanso, no es momento de suposiciones ¿No creen?—
    —Bueno si, pero también olvidamos que esto podría suceder, Sakura esta en el lado mas misterioso investigando y sería una falta de respeto no recibir bien su trabajo, no se si me explico, algo importante podría serlo además ella ha sido buena amiga dándonos todos los detalles y si la invitamos en pareja podríamos disfrutar mas ¿No lo creen?, me refiero a que nos acercaríamos más a nuestros enemigos—
    —En eso tienes razón Naruto— comento una peli castaña— Sakura e Ino podrían venir acompañadas de alguien y disfrutaríamos la tarde juntos—sonrió—
    —Pero—argumento Hinata— que la condición sea ir en parejas, le diré a Sakura eso y que nos alcance en la entrada a la villa ¿Ok?—
    —Ok— respondieron los demás al unísono—
    —Sakura—habló de nuevo Hinata por su celular— la condición es que vengas en parejas, Ino, Inuyasha, Kagome y tú, en eso hemos quedado—
    —Sabes que aquí no me puedo permitir ir en parejas ¿A quién invitaríamos? Sabes perfectamente que Sai y los Uchihas son un peligro para la misión—
    —¿Pasa algo Hinata?— pregunto Tenten al ver que Hinata se mordía e labio inferior—
    —Sí, bueno, es que—comento mientras bajaba su celular— Sakura dice que no puede permitirse eso porque tanto como el tal Sai como los Uchihas ponen en peligro la investigación—
    —Pasame el teléfono Hinata—
    —Sí—dijo pasandole el teléfono celular a Tenten la cual lo tomo y lo puso en su oído—
    —Sakura, quedamos con esa condición, no creo que los Uchihas estén tan podridos, y si no pues solo dejalos en el auto mientras platicamos de esto y ya después que se bajen, diles que el primo de Hinata te ha invitado y que podrías sacarle mas información, como lo prometiste al principio— terminó—
    —Sí, tienes razón, creo que es lo que haré, gracias por la idea Tenten, nos vemos en una hora en la salida entonces—
    —Sí Haruno— colgó—¡Bien chicos veamos la televisión pues esto va para una hora!


    Sakura avisó de las novedades a Inuyasha y Kagome, Kagome estaba entusiasmada de ir por lo que Inuyasha termino aceptando aquella invitación hecha por la Haruno, Kagome se fue a vestir rápido a su dormitorio, como era costumbre le gustaba ir de colegiala mientras tanto Inuyasha ni se inmutó en arreglarse o cambiarse mínimo de ropa.


    La Haruno se dirigió a la sala de estar en donde se encontraban Itachi y Sai, decidió tomar asiento al lado de Itachi pues Sai no le daba confianza por lo de al principio, no iba estar sentada al lado de alguien que tenía planeado asesinarla, como un susurro pornunció el nombre del Uchiha entablando una conversación.


    —Itachi-kun—dijo temblorosa—
    —¿Hpm?—
    —Bueno, sobre la investigación, creo que no les eh dado ningún dato ¿Cierto?, bueno ese no es el caso, hoy el primo de Hinata organizo un picnic, Hinata pensaba que su primo hbía muerto pero descubrimos que no fue así, Inuyasha, Kagome, Ino y yo asistiremos pero más que nada para averiguar sobre lo que planean esos sucios licántropos, ¿Entiendes no?—nerviosa de la respuesta—
    —Hpm, entiendo, ve al punto ¿Quieres?—
    —Bueno, la condición es que tenemos que ir en parejas, Ino y yo no tenemos parejas así que me preguntaba si tú y Sai quisieran ir con nosotros, tu sabes ¿No?—
    —No creo que los licántropos vean bien nuestra llegada con ustedes—
    —Ellos, bueno, ellos aceptan a su raza pero están en contra de que intente eliminarlos, vamos en paz no a pelear Ita-kun—
    —¿Desde cuando el Ita-kun eh?—
    —Bueno, etto, ti te molesta no te digo así —dijo nerviosa—
    —No, no te preocupes, puedes llamarme como quieras y si, por lo menos yo si iré a acompañarte—sonrió de medio lado—
    —Gracias Ita-kun, ¿Tú Sai, acompañarías a Ino? Es decir, si quieres, si es de tu agrado, si no tienes nada que hacer—rodó los ojos—
    —Hmm...de acuerdo, solo porque la chica me atrae—sonrió raramente— pero no me gusta mucho socializar—
    —Algo malo tenía que salir, no todo es perfecto, no te preocupes, no sera pesado para tí—


    Así fue como Sakura se dirigió hacía su habitación a informarle a Ino la cual se puso demasiado alegre y de inmediato saco de entre sus cosas un jean ajustado tipo entubado junto con unas convers blancas con estrellas negras y una camisa, blusa o lo que sea tipo holgada de mangas corta y color blanca que tenía lentejuelas y el estampado de una chica con lentes a blanco y negro, se puso unos aretes de arillo, se alzo el cabello en una cola dejando su flequillo suelto, puso brillo labial rosa en sus labios, enrimelo sus pestañas después de rizarlas y tomo su bolso negro.


    Sakura por su parte se puso unas zapatillas plateadas con un mallón negro, un short blanco de cinturón plateado y una camiseta similar a la de Ino solo que la de Sakura en lugar de llevar estampado llebaba collares largos de distintos colores, se rizo las pestañas la enrimelo, se alzo el cabello en una coleta despeinada dejando salir unos mechones rebeldes, puso brillo labial rosa, aretes de estrella plateados, tomo un bolso plateado y salió junto con Ino a esperar en el living a Inuyasha y Kagome.


    Itachi se puso unos pantalones rectos con una camisa con los botones desordenados, unos zapatos negros, se hecho loción y salió rápido de su habitación, camino serio como solía ser su constumbre hasta que choco con su hermano menor.


    —Fíjate imbécil—
    —Uh, estas de malhumor, lo siento estúpido hermano menor— dijo mientras le daba un golpe en la frente con sus dos dedos de la mano derecha—
    —¡Agh! Deja de hacer eso, ya no soy tan pequeño además, ¿A donde vas idiota?—
    —Hum, no es de tu incumbencia pero te platicaré, iré con la Haruno de picnic ¿Contento?—
    —¡Agh!—
    —¿Te molesta hermanito?— dijo sonriente—
    —No, para nada, yo no me fijo en molestias— comentó celoso—
    —Sí, te creo—sarcástico— no te fijas en molestias —rodó los ojos— bueno, si me permites, tengo que ir con una hermosa molestia—sonrió triunfante— cuidas bien la casa, no nos esperes— burló—
    —Ah, claro Itachi—gruño— Yo cuidare la casa mientras tu te diviertes y te revuelcas con la molestia (porque rayos no me invito a mi, yo soy el que la trajo aquí no mi hermano)—
    —Hum, claro, ella es una chica decente no es Karin hermanito—comento molesto— pero igual, me divertiré a su lado por ti, ¿Debo mencionarte gracias por haberla traído a casa?—
    —Haz lo que quieras— Se marcho molesto a su habitación y soltó de golpe la puerta—
    —Itachi Uchiha, siempre gana—rió—


    Bajo las escaleras, ya todos estaban listos, paso lista mentalmente, fijo su vista primero en Ino, después en Kagome, Inuyasha, Sai, con su típica ropa, y al último su querida Sakura, se quedo unos instantes viéndola de arriba hasta abajo y no pudo evitar un leve rubor en su rostro, “Que hermosa se ve” se dijo mentalmente, una voz lo saco de sus pensamientos.


    —Es hora de irnos, primito— comentó al ver como se le quedaba viendo a su nueva hermanita—
    —¡Ah! Si, claro— concluyó


    Itachi ofreció llevarlas en su coche pero las chicas se impusieron, por lo menos dos, argumentando que se sentían más comodas en el de Inuyasha, Sakura había llevado una bolsa negra de plástico con ella, a parte de la plateada, Sai no dejaba de mirar aquella bolsa tan misteriosa, Ino estaba efadad porque ella quería ir en el auto del Uchiha mayor, Inuyasha y Kagome iban ubicados en los asientos del pilo y copiloto, Sakura iba al lado derecho de Itachi, osea, en la puerta mientras que Sai iba en el otro extremo junto con ino que iba en la otra puerta.


    Durante el trayecto nadie comento nada hasta llegar a la puerta de la villa lo cual hizo que Sai posara sus orbes en cada uno de los chicos que aguardaban allí, de pronto un rubio se acerco a la ventanilla del copiloto y argumento un “Nos vamos” a lo que asintieron Inuyasha y Kagome, pronto Naruto entro a su automóvil al igual que en el auto de Inuyasha los chicos iban distribuidos así, arrancó el auto de Naruto e Inuyasha comenzó a seguirlo. Iban por un sendero un tanto pedregoso, las llantas no paraban de brincar por mas que Inuyasha esquivara, el sendero llevaba mucho árboles del tipo roble, el olor delataba que no había contaminación en la atmósfera, las ramas que eran pisadas por las llantas de los dos autos crujían con dureza, el pasto era de un hermoso color verde, el sol estaba postrado en el centro del cielo azul donde las nubes ondeaban dando formas de innumerables objetos, observando el paisaje el viaje se hizo corto, llegaron a una zona donde había un lago en el que desembocaba una cascada, alrededor había arboles de cerezo al igual que uno que otro pino, flores de todo tipo, el chocar del agua hacía que hubiera espuma, Sakura y Kagome abrieron los ojos como dos platos, Itachi se limito a quedarse anonado al igual que Sai que comenzó a dibujar aquel paisaje que parecía un edén; se bajaron del auto Ino, Kagome e Inuyasha junto a Sakura que avisó a Itachi que esperara en el auto mientras anunciaba su llegada, solo tomo su bolso plateado, olvidando el negro, Sai aprovecho para intentar ver que era lo que llevaba, abrió un poco la bolsa, alcanzó a ver que era unos cuadros pero sin más abrieron la puerta y sus ojo chocaron con lo de Sakura que parecía estar molesta por el acto.


    Arrebato la bolsa de las manos de Sai y furiosa dió un “Con permiso, esto es mio”, Sai se quedo pasmado y empezó a dudar del porque no quería que viese esas pintura, Itachi se limito a mirarle mal.


    Fuera del auto Sakura ayudo a arreglar el mantel y algunas otras cosas más mientras les comentaba que Sai e Itachi iban con ellas pero tenía que mostrarles algo antes de que ellos se bajaran de auto, así ya al término de arreglar el sitió en el que comerían Sakura tomo la bolsa de hule color negra tratando de evitar que no vieran los que estaban en el auto negro.


    — Esto es lo que les tengo que mostrar, me parecieron muy interesantes— comento mientras sacaba los cuadros—
    —De acuerdo Sakura-chan, muestanos—
    —Deben jurar que no le dirán a nadie—
    —Puedes apostarlo—


    Sakura saco cada uno de los cuadros y los puso alineados en una fila horizontal, sus amigos observaban mientras que Itachi y Sai solo veían por la ventana.


    —¿Que es lo que estarán viendo?—dijo tentativamente Sai—
    —No lo se y no es de mi incumbencia—soltó Itachi con su fría voz normal—
    —Me parece sospechoso—


    Mientras que con los demás todos empezaban a ver que la chica de las fotos se parecía a Sakura.


    —¡Impresionante! Se parece a ti Sakura, ese collar que trae puesto es el mismo que lleva en este cuadro—
    —Lo sé, también le eh encontrado entre sus pertenencias junto a esta pulsera—enseñando—
    —Bueno, esta es tu antepasada pero no entiendo el porque debe interesarnos— comentó Neji—
    —No es tanto eso si no que miren, en este cuadro —señalando el cuadro en el que se encontraba con un chico— esta señalando algo al igual que en este — mostró el siguiente— y en este el chico señala e mismo lugar, pero no se que es lo que señalan ni tampoco si ese lugar sigue existiendo—decepcionada—
    —El chico se parece a Sasuke teme— dijo con su típica sonrisa zorruna—
    —¡Cierto!—
    —Eso no es todo, donde la encontré estaba el nombre de Sakari Haruno de Uchiha—
    —¡Oh, ya veo! ¡Debieron de ser esposos!—
    —Exacto, en esta otra pintura—dijo interrumpiendo Sakura— estén los dos tomando esta rara roca en forma de corazón—
    —Sí, tienes razón— dijeron Tenten, Hinata y Kagome al unísono—
    —Toco madera— comentó Tenten— me deben un chocolate— sonrió—
    —Demo,pues ya que— dijo Kagome mientras que Hinata asentía igual que ella—
    —Creo que me eh percatado de algo que ustedes no— comentó Neji—
    —¡¿De que viejo?!—
    —Bueno, este lugar, los árboles de cerezo que están atrás, se parecen a los de este lugar—señalando los alrededores—
    —Cierto— comentó Sakura— entonces, solo hay que ubicar el lugar donde estaban para ver que era lo que señalaban—
    —¿Buscar que?— dijo sorpresivo un chico de ojos oscuros y piel pálida—
    —Eh..Sai, Que haces aquí, les dije que aguardaran en el auto— asustada—
    —Me aburrí allí dentro, ahora dime, ¿Buscar qué?
    —Bueno...esto...yo


    Continuara....
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso