Shingeki no Kyojin La leyenda de Tarzan (ReinerxHistoria)

Tema en 'Fanfics de Anime y Manga' iniciado por HokageLaura, 2 Noviembre 2018.

Cargando...
  1. Threadmarks: Prólogo
     
    HokageLaura

    HokageLaura Shaaaaaaaaaaannaro

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2017
    Mensajes:
    293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La leyenda de Tarzan (ReinerxHistoria)
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    439
    Aquí estoy, reivindicando la pareja ReinerxHistoria (Khrista)

    Basado en la película La leyenda de Tarzan (2016) protagonizada por Margot Robbie y Alex Skarsgård.

    Prólogo​

    El general Zackly avanzó a través de la selva. Había oído muchas historias de aquel lugar, algunas sacadas a nativos y tribus casi con torturas, pero eso le daba igual. Su objetivo era el premio que había al final de esa aventura. El general, una persona de sesenta años, cabello canoso y vestido con un traje blanco impoluto apretó su crucifijo. Solo tenía a Dios como consuelo. Los soldados que lo seguían lo obedecían sin rechistar pues sabían cómo era la furia de ese hombre en los castigos por desobediencia. Una de los nativos le señaló que habían llegado a su destino. Zackly caminó con tranquilidad y los vio a ellos, a esos monstruos.

    —Por fin.

    Aunque lo soldados obedecieran al general, tenían miedo del ambiente. Había que ser muy valiente o muy estúpido para haber hecho ese recorrido. Nil Dow, el segundo al mando dio la orden:

    —Prepararos.

    Los soldados sacaron los cañones y las armas.

    —¡Fuego!—a los pocos segundos una lluvia de proyectiles y bombas cayó en el poblado de esos monstruos. Cuando la masacre paró, todos vieron algo que no se esperaban. Algunos monstruos habían sobrevivido y se dirigían a ellos. Ahí descubrieron que las leyendas eran ciertas. Esos monstruos o titanes como se llamaban en realidad se dirigieron a ellos con sed de venganza.

    En ese momento, Zackly sujetó con fuerza su crucifijo. Los soldados caían uno a uno hasta que de entre los titanes emergió una tribu. Estos eran humanos y por su seguridad a la hora de andar tenían poder sobre los titanes.

    —Jefe Galliard, supongo.

    El hombre en cuestión se acercó a él casi desnudo. Llevaba una piel de león que cubrí sus partes más íntimas y caminaba apoyado de una lanza.

    —¿Cómo sabe mi nombre?

    —Lo estaba buscando.

    —¿A mí o a ellos?—ante el gesto de Galliard, los titanes se acercaron, pero Zackly no tuvo miedo.

    —A ti.

    Galliard levantó la mano y los titanes pararon.

    Galliard rodeó a Zackly. Lo examinaba. La tribu de humanos estaba con sus lanzas levantadas. Galliard sacó una bolsa de su zurrón y extrajo unas piedras pequeñas. Zackly se sintió desfallecer. Eran diamantes puros. Acercó la mano, pero Galliard la alejó.

    Zackly se imaginaba por qué:

    —¿Qué quiere por ellos?

    —Hay una cosa que deseo más que nada. Tráigamelo ante mí y tendrá sus diamantes.

    —Solamente necesito un nombre.

    Zackly aflojó el crucifijo. El señor al fin de cuentas estaba de su lado.
     
    • Ganador Ganador x 2
  2.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho とうが 犬の大将 Comentarista destacado Sic nos amantem quis non redamaret? Si no quieres morir, piensa. Mi filosofía es que preocuparse significa que sufres dos veces. Good tidings for Christmas, and a Happy New Year!

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,089
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Oh, oh, oh... el general Zackly no me cae la mar de bien pues considero que está bien demente, ¿es Marcel o Porco Galliard?, y yo esperaba ver a Reiner entre los titanes; aunque para ser una especie de prólogo introductorio me parece que lo has dejado en algo interesante.


    ¿Saldrán también Ymir y Bertolt?... tendré que esperar.

    Errores casi no encontré, sólo se te fue una letra en:
    "una piel de león que cubría..." era lo correcto.

    Bueno, bueno, bueno, la pareja de Reiner y Krista/Historia me parece que podría ser bastante tierna si él no tuviera esa misión que cumplir y ella no ocultara ese pasado, así que disfrutaré tu historia con total gusto.
     
    Última edición: 3 Noviembre 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    HokageLaura

    HokageLaura Shaaaaaaaaaaannaro

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2017
    Mensajes:
    293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    La historia está basada en la película del año 2016, no en la versión de Disney. Por lo tanto, veremos a Reiner en la civilización por así decirlo XD, pero también aparecerá entre titanes. No puedo adelantar más.
    Sobre el resto de personajes, se irá viendo más adelante.
    Sobre Historia y Reiner, qué puedo decir... Aunque fueran pocas escenas, a mí me encantó ver a estos dos juntos.

    Gracias por el comentario
    :muffin:
     
    Última edición: 3 Noviembre 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Temarii Juuzou

    Temarii Juuzou Orientador ♥ Palabra por palabra ♥ ~We are the Crystal Gems~ Maestro de los Retos

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,039
    Pluma de
    Escritora
    Leer se SNK para mi es un deleite porque nunca encuentro historias que realmente me atrapen, esta, pese a que tendrá una pareja que no shippeo, me atrapó totalmente. Es un prólogo bien echo, fluido & fácil de leer.

    No he visto la película de Tarzan (Sólo la de Disney q) & me interesa ver esta combinación de universos.

    Tienes una lectora nueva que esperara con ansias la continuación.

    Saludos. ☆
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  5.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho とうが 犬の大将 Comentarista destacado Sic nos amantem quis non redamaret? Si no quieres morir, piensa. Mi filosofía es que preocuparse significa que sufres dos veces. Good tidings for Christmas, and a Happy New Year!

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,089
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Bueno, las películas que hizo Disney de Tarzán fueron un tanto dulzonas con respecto a la trama original de la novela, así que hay mucho material para escribir y muchos personajes para utilizar sin que hagas un OoC terrible.

    P.D. Aunque no salga Eren quiero ver a Levi y a Erwin... ggg
     
  6. Threadmarks: Capítulo I
     
    HokageLaura

    HokageLaura Shaaaaaaaaaaannaro

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2017
    Mensajes:
    293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La leyenda de Tarzan (ReinerxHistoria)
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1113
    Capítulo 1

    Londres, Inglaterra, 1824.

    Reiner o, más bien, Lord Greystoke caminaba por las calles del notable y aristócrata barrio de Londres. A su lado estaba su amigo, Bertolt Hoover o, más bien, lord Harris, su mejor amigo “en la civilización” como a veces le decía Historia entre risas. Solamente se animó a ir a la reunión porque sabía que Hoover estaría allí, si no ni se habría molestado.

    El mayordomo les abrió la puerta y los dos le dieron su sombrero, elaborado por el modista más prestigioso de Inglaterra. Le dieron a la criada su chaqueta y los dos se internaron por los pasillos hasta que los vieron. En la sala estaban Eren Krueger, duque mayor del reino; Grisha Jaeger, cuñado de Eren y uno de los médicos más reputados del país; Zeke Jaeger, hijo mayor de Grisha y presidente y miembro honorario del Club para la investigación biológica y científica. Y por último, Dot Pixis, primer ministro del gobierno de su majestad la reina, Freida Reiss.

    Los presentes se inclinaron ante Hoover y Braun y tomaron asiento. Reiner escudriñó a cada uno de ellos y ellos lo analizaron a él. Reiner Braun imponía. Su estatura y su musculatura casi sobrehumana hacia que los allí presentes midieran sus palabras. Dot Pixis fue el primero en hablar:

    —Su majestad, la serenísima reina Frieda Reiss, quiere encomendarle una misión a su querido cuñado, Lord Greystoke—Reiner sonrió; era lo único que podía hacer—. Como bien sabéis, el anterior y amado rey, Rod Reiss, inició la tarea de conseguir que Paradís, uno de los protectorados del reino en el Pacífico, se convirtiera en un próspero lugar civilizado. Por lo tanto, que menos que enviar a alguien de aquellas tierras, alguien que conozca el terreno y sepa relacionarse.

    Uno de los allí presentes, Zeke sacó unas almendras y con sus manos las rompió. Se río ante el comentario de Pixis. Grisha gruñó y su hijo las guardó.

    —Permíteme que le enseñe la situación de Paradís, mi lord—Eren tomó el relevo y sacó un mapa de la isla.

    —La colonia que hace veinticinco años se instaló en la costa es próspera. Pero…

    —¿Queréis más?—inquirió Reiner.

    Todos se miraron entre sí.

    Dot Pixis le dio un trasgo a su petaca y la guardó con sumo cuidado. Hoover levantó las cejas. ¿Cómo un borracho podía llevar las riendas del gobierno de una nación?

    —No. Simplemente queremos que alguien de su talento y valioso conocimiento inspeccione la zona y a su vuelta nos diga lo que hay—dijo el primer ministro.

    —Señores—Reiner se levantó—, he venido de buen grado, pero no quiero que me mientan.

    Zeke soltó una carcajada.

    —Él no se iba a creer esa patraña. ¿Observar y nada más?

    —Zeke, cállate—dijo Grisha.

    —No, padre. Usted sabe que no puedo callarme después de las noticias que nos han llegado de Paradís. Encima, pretendéis usar el nombre de Reiner Braun, lord Greystoke o…—Zeke miró gracioso al conde—Tarzan para esta pantalla de humo.

    Bertolt intentó reprimir la risa. Reiner le echó una mirada de desafío y su amigo se contuvo. Maldecía todas y cada una de las veces en las que Gabi, su prima, a su llegada a Inglaterra cinco años atrás escribiera ese dichoso libro donde relataba la vida salvaje de su primo dado por muerto veinte años atrás.

    —Tsss, a quien pretendemos engañar. Lo descubriría tarde o temprano—afirmó Eren. Los allí presentes mostraron cara de abatimiento. Esa misión los estaba estresando.

    —La cuestión es…—Dot se aclaró la garganta necesitaba estar sobrio para lo que iba a decir—, que necesitamos que investigue al general Zackly.

    Hoover se afinó los oídos. ¿Había oído el nombre de Zackly?

    —Los rumores son ciertos—dijo Reiner.

    El general Zackly retirado del ejército se había convertido en un comerciante respetado, pero las malas lenguas decía que traficaba con armas y con piedras preciosas.

    Reiner cogió su taza de té de limón y la saboreó delante de esos cobardes para lo que le llevó su tiempo. En ese momento lo comprendió todo. Zackly, aunque retirado, tenía poder e influencias. La reina Frieda sospechaba de él y a través del Club para la investigación biológica y científica, había recabado información. Pero ella era la reina. Y había un dicho: la reina solo reina, no gobierna. No podía enviar a su cuñado de misión diplomática.

    Por eso encargó la tarea al primer ministro y a gente de su más estrecha confianza para que se lo pidieran a Reiner. De esa manera todo sería “legal” y nadie podría sospechar.

    Cuando Reiner se tomó su delicioso té, se secó los labios y con toda la paciencia que había tenido les dio la respuesta:

    —No.

    —¿Cómo que no?—dijo Eren. El resto vociferó, pero Reiner los contuvo.

    —Conozco Paradís mucho mejor que cualquiera de los que estáis aquí o en la colonia. Y hace calor.

    Reiner se estaba pavoneando de ellos. Se levantó de la mesa y se acercó a Zeke.

    —Les pediría que le dieran mis disculpas a su alteza, pero ya lo haré yo cuando cene con ella y mi esposa en el palacio real. Y por cierto, no soy Tarzan. Soy Reiner Braun III, Lord Greystoke y miembro de la cámara de los lores.

    Salió del comedor y Hoover lo siguió. Zeke no se resistió e hizo lo mismo.

    —Disculpe—Zeke los alcanzó—. Perdóneme si he sido irrespetuoso con usted, pero no soporto la diplomacia de mi tío y de mi padre con un asunto tan grave.

    El carruaje llegó y Hoover y Braun subieron. Zeke quiso subir, pero Braun lo paró con su fornido brazo.

    —Tú no subes.

    —Deme unos minutos. Se lo ruego.

    Hoover carraspeó la garganta. Braun asintió:

    —Zackly es demasiado listo. Sabe cómo moverse y tiene una red de espías que le mantiene informado en cada momento.

    —Me niego a creer que vosotros no podéis hacer nada para pararlo.

    —No es eso en realidad.

    Reiner pudo leer en los ojos de Zeke cuál era la preocupación de esos hombres. Sabían que Zackly buscaba diamantes, pero había un pequeño problema. Tenían miedo, no de las tribus que allí habitaban, si no de lo que había antes de llegar a los diamantes: titanes. Braun se había criado entre ellos y como uno de ellos.

    —Entiendo—dijo Braun.

    Hoover había entendido también por donde iban los tiros.

    —Yo soy un simple científico. Mi opinión no es tan importante como la de alguien cuya historia asombró al mundo y aún no deja de sorprender.

    Reiner miró a Bertolt. Su amigo moreno le puso esa mirada, esa que conocía muy bien. Braun asintió a Zeke y él suspiró tranquilo.

    —Nos veremos en Liverpool.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Creativo Creativo x 1
  7.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho とうが 犬の大将 Comentarista destacado Sic nos amantem quis non redamaret? Si no quieres morir, piensa. Mi filosofía es que preocuparse significa que sufres dos veces. Good tidings for Christmas, and a Happy New Year!

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,089
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Mira pues que ya Reiner está casado con Krista... por algo es el cuñado de la reina Frieda, ¿o me equivoco?

    Interesante la historia de Reiner/Tarzán ya civilizado, y ahora quieren hacerlo volver allá de dónde lo sacaron, y todo por los malos pasos del odioso Zackly; bueno, el Zeke que presentas me ha caído bien y espero que así siga, y me confundiste un poco cuando mencionaste a Eren, pero es el primer Eren amigo de Grisha y por el cual Eren lleva el nombre de Eren (☺).

    En fin, creo que Reiner ha sido convencido pero sin duda necesita la aprobación de su esposita, y sin lugar a dudas será acompañado por su gran amigo Bertolt en esta nueva aventura.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    HokageLaura

    HokageLaura Shaaaaaaaaaaannaro

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2017
    Mensajes:
    293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Si, me refiero al Eren mayor. El otro Eren saldrá más adelante. :muffin:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Temarii Juuzou

    Temarii Juuzou Orientador ♥ Palabra por palabra ♥ ~We are the Crystal Gems~ Maestro de los Retos

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,039
    Pluma de
    Escritora
    Creo que si hubiese visto la película le entendería mejor xdd

    Sin embargo, me sigue pareciendo muy bien escrito, a mantuvo entretenida, tienes algo en tu forma de narrar que haces que que encanta (pese a que son personajes que no suelo leer)

    Ya quiero saber como se desarrollará esto :0

    Saludos.☆
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  10.  
    HokageLaura

    HokageLaura Shaaaaaaaaaaannaro

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2017
    Mensajes:
    293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Gracias. Te pasaría el trailer, pero revela demasiado sobre la historia.:ashum:
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  11. Threadmarks: Capítulo 2
     
    HokageLaura

    HokageLaura Shaaaaaaaaaaannaro

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2017
    Mensajes:
    293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La leyenda de Tarzan (ReinerxHistoria)
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1622
    Capítulo 2

    La carroza llegó hasta la imponente mansión Greystoke. Braun no sabía cómo iniciaría la conversación; no después de la desgracia que tanto Historia como él habían vivido. Hoover y él se internaron en la gran casa y dieron sus ropajes de abrigo a los criados.

    Enseguida los dos oyeron ruidos de niños. Historia estaba con los hijos de Bertolt y Annie, pero también de Jean y Mikasa. Alrededor estaba el servicio doméstico sirviendo té y pastelitos para los niños.

    El comedor de ese palacio era una obra de arte en sí. Las paredes estaban pintadas de un azul turquesa exquisito y la bóveda representaba pasaje de la biblia. Por las grandes ventanas entraba la luz del sol y los sofás eran tan blandos como el algodón recién extraído de las plantaciones. Los dos se quedaron en la puerta observando cómo Historia jugaba con los niños a adivinar qué pajarito estaba describiendo. Rose, la hija de Jean y Mikasa, iba a la primera con diez aciertos mientras que Annabeth y Richard, los hijos de Bertolt y Annie estaban empatados con 7.

    —Es un cuervo—dijo Annabeth. La pequeña de cabellos negros acertó y Historia le dio una estrellita. Ella observó a su marido y a su amigo en la puerta y les sonrió. Entonces, Reiner tuvo una idea. Se puso de rodillas y emitió un sonido. Todos los que estaban allí se enamoraron de la melodía que emitía Braun. Si no supieran que lo emitía un hombre, pensarían perfectamente que el sonido venia de un pájaro:

    —Es un ruiseñor—dijo Historia.

    Annabeth y Richard fueron corriendo a su padre, mientras que Rose se quedó en la puerta. No tenía nada en contra del tío Reiner, pero siempre le imponía.

    Richard agarró a Rose de la mano y la acercó a su tío Reiner.

    —¿Nos lo puedes enseñar?—preguntó Richard.

    —Claro—Braun puso la mano en el suelo, apoyando los dedos. Todos se asombraron de cómo se extendía y se hacía más grande.

    —¿Tú mamá era una bestia?—preguntó Annabeth.

    —¡Annabeth!—Bertolt se enfadó ante la insolencia de su hija. Ya tendría una charla con ella en casa.

    —No pasa nada. No, no era una bestia.

    —¿Y cómo subes a la segunda planta? ¿Escalas los árboles de afuera?—preguntó Richard. Bertolt se tapó los ojos. Definitivamente Annie y él tendrían una charla con los dos.

    —Prefiero las cortinas.

    Historia se rio por el comentario. La tarde terminó entre juegos y risas. Bertolt se llevó a sus hijos, mientras que Jean se pasó a recoger a su hija.

    Al caer la noche, Historia y Reiner se prepararon para la cena con Frieda. Reiner aún no le había dicho lo del viaje. Necesitaba tiempo y escoger las palabras adecuadas.

    El gran palacio donde vivía la familia real estaba custodiado por la guardia, cuya capa verde con la insignia de un unicornio verde, brillaba incluso en la oscuridad. Cuando llegaron, un pequeño niño de cinco años rodeó a Historia. Era su sobrino, William. Marco, el padre del pequeño y consorte real estaba hablando con Frieda cuando llegaron sus cuñados. Historia y una embarazada Frieda se fueron con el pequeño, mientras Reiner y Marco se sentaron en una mesa redonda de cristal con un vaso de brandy observando la situación. Quien le iba a decir a Reiner que estaría sentado tomando una bebida con ese chico que conoció en su “anterior vida” y que estuvo a punto de matar. El resto de hermanos de Frieda y Historia tenían sus vidas hechas y alejadas del palacio.

    El mayordomo real indicó que la cena estaba servida y los cinco se unieron en la mesa. A la cabeza Frieda, dejando a su derecha a Marco y William, mientras que en el otro lado estarían Historia y Reiner.

    La conversación versó básicamente en William y sus progresos en la escuela. Se esperaba mucho de él y sus padres estaban muy orgullosos. Sin embargo, a velada tranquila se torció por culpa de Frieda:

    —Pixis me ha dicho que al final has aceptado el encargo de viajar a Paradis. No sabes el favor que me haces, Reiner—Historia iba a beber de la copa de vino, pero paró la acción a medio camino.

    —¿De qué viaje está hablando mi hermana?

    Frieda notó por el tono de su hermana que no sabía la noticia.

    —El primer ministro me ha pedido que viaje a Paradis como observador.

    —¿Y cuándo pensabas decírmelo?

    —Cuando estuviéramos a solas.

    —No creo que sea algo que deba esperar. Me lo podrías haber dicho en nuestra casa a tu regreso.

    —Bueno, creo que no es el momento para…—intentó intermediar la reina de Inglaterra.

    —No, Frieda. Ya que lo has mencionado que mi marido se explique.

    Marco intuía lo que iba a ocurrir. A Historia no le gustaban los secretos, ni si quiera por su propio bien. Si estuviera en el lugar de Reiner habría hecho lo mismo, tras la desgracia que había asolado a la pareja hace poco.

    —Frieda, vamos a llevar a William a su dormitorio. Es tarde y debe dormir.

    Frieda notó la indirecta de su marido y asintió. Historia también entendió por qué se retiraban. Cuando quedaron a solas, Historia se levantó acalorada.

    —¿Por qué me he enterado de ese viaje por ella y no por ti?

    —Cariño, prefiero hablar de eso en nuestra casa.

    —¿Tenías en mente no llevarme, verdad? ¿Creéis todos que soy una inútil desvalida?

    —Nos preocupamos por ti, sobre todo desde…—Reiner no terminó la frase.

    Historia quiso encararlo, pero no tenía fuerzas.

    —Quiero ir a casa ya.

    El mayordomo los guió hasta su carroza. Ni siquiera optaron por despedirse de Frieda y Marco. El viaje fue en silencio. Historia reprimía las ganas de llorar cómo podía y Reiner quería que se lo tragara la tierra.

    Historia salió corriendo de la carroza y entró como el viento en su casa. El servicio miró sin entender lo ocurrido. Reiner le dio su chaqueta y sombrero al mayordomo y se fue a la habitación principal. Su esposa lloraba desconsolada en la cama.

    —Lo siento—fue lo único que se animó a decir su esposa.

    En cualquier pareja, posiblemente la situación no habría ido a más pero en ellos dos, un terrible suceso y la culpa que soportaban había tensado las cosas: Historia tuvo un aborto prematuro y habían perdido a su bebe. Debido a este hecho, Reiner la protegía a todas horas: no permitía que hiciera viajes largos; si debía ir a la ciudad la acompañaba él o algunos miembros del servicio. Eso la hacía sentir inútil a Historia.

    —Esto también es difícil para mí—dijo Reiner.

    La situación del parto les sobrecogió a los dos. Historia se hallaba con Frieda en los jardines reales, mientras Reiner estaba en la cámara de los lores atendiendo unos asuntos y prácticamente olvidó pasar a recogerla.

    Entonces, Historia notó como un líquido bajaba por sus piernas. Era sangre. La situación se torció completamente cuando el médico real llegó tarde al palacio. Marco consiguió llegar a la cámara y sacó de allí a Reiner. Los caballos de los dos corrieron veloces, pero ya nada se podía a hacer. Reiner entró en la alcoba y vio a su mujer rodeada en mantos de sangre y sudorosa. Se había producido un desprendimiento de placenta con solo cuatro meses de embarazo. Eso los derrumbó a los dos, pero sobre todo a Historia y su estado anímico.

    —Me dejas aquí como si fuera un juguete roto.

    —No, Historia. Te dejó aquí para que no sufras ningún daño.

    Reiner salió de la habitación rumbo a su despacho. Necesitaba pensar. Cuando llegó, movió una palanca y una parte de la biblioteca se abrió, dejando paso a un pequeño cuarto que solo su esposa y Bertolt conocían. Ahí guardaba sus cosas de su anterior vida, etapa en la que él no era Reiner Braun, conde de Greystoke y esposa de Historia, sino un muchacho que fue criado entre titanes y que recibió el nombre de Tarzan.

    De un arcón, sacó el diario de su padre. Ahí relataba su vida como noble y militar que se unió con su esposa a la misión de explorar las tierras inhóspitas de Paradis, sobre todo la parte que nadie se había atrevido a ver. Su mujer dio a luz antes de partir y pensando que estarían a salvo, se los trajo. Al principio fue fácil, pero pronto descubrió que ese lugar estaba maldito. Los ayudantes que habían hecho ese viaje fueron falleciendo hasta que al final Lord Greystoke tuvo que enterrar a su esposa en aquel lugar. Solo quedaban su hijo y él. En el libro, su padre dejó escritos sus últimas palabras:

    Rezo para que alguien te salve.

    Al lado de ese diario, había un pañuelo con las iniciales H. R. Lo olió y su fragancia entró en sus fosas nasales. Ella lo había reconfortado en sus peores momentos y él ahora se deshacía de ella como una muñeca rota. Había sido muy injusto. No podía hacerle eso a ella.

    .

    .

    .


    Reiner se quedó en el sofá de su despacho dormido. Al levantarse, se fue al dormitorio principal, pero no la vio. Solamente había un lugar al que iba Historia cuando quería pensar: el gran árbol. Reiner salió al jardín, casi campo, de la familia Greystoke. Caminó unos minutos hasta que la vio. Estaba sentada sobre las raíces del gran árbol. Ya no se la notaba enfadada. Reiner la agarró de un brazo y con el otro trepó con facilidad hasta una gran rama. La depositó con suma delicadeza.

    La agarró del mentón e Historia le respondió al gesto.

    —Prométeme que te quedarás dentro de las murallas.

    Historia asintió y después lo besó con pasión. No quería que ese instante acabara.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho とうが 犬の大将 Comentarista destacado Sic nos amantem quis non redamaret? Si no quieres morir, piensa. Mi filosofía es que preocuparse significa que sufres dos veces. Good tidings for Christmas, and a Happy New Year!

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,089
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Bueno, la mención de los hijos de Bertolt y Annie me conmovió (aunque se pasaron con eso de monstruo), pero la hija de Mikasa y Jean... no me gusta mucho la pareja por más que el "cara de caballo" no me caiga del todo mal (pero es tu historia, así que emparéjalos de la forma más adecuada).

    Triste lo del aborto y que bueno que al final parece ser que Historia comprende cuanto la ama su esposo al no querer que sufra más, pero intuyo que eso no se va a quedar así... Frieda y Marco si me pareció algo rebuscado... gggg. Hasta el próximo capítulo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    HokageLaura

    HokageLaura Shaaaaaaaaaaannaro

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2017
    Mensajes:
    293
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Lo de Marco y Frieda es muy rebuscado, pero no sabía a quien poner XD
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso