La Leyenda de Estefani

Tema en 'Novelas Terminadas' iniciado por Ruriel, 3 Julio 2011.

  1.  
    yanin

    yanin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    19 Octubre 2005
    Mensajes:
    444
    Pluma de
    Escritora
    No, porque lo dejaste ahí, no te creas estuvo muy interesante el capitulo ahora a Bendeton se le complicaran las cosas con la transformación de Llofet, al parecer es mas fuerte sera un rival dificil de destruir, pero creo que Jack no se dara por vencido.
    Lo que ahora me intriga que siente Estafeni por Jack, pues esperare el siguiente capítulo saludos.:p
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    AkoNomura

    AkoNomura Guest

    Souma Oogami he de compartir contigo y todos quienes lean este comentario el legendario, audaz e intrépido arte de la estructura del "Mito del héroe"

    Si ya sabes todo esto, bueno, eres libre de ignorar el comentario.

    El mito o camino del héroe se le llama a toda historia en la que el protagonista tiene que salvar algo, ya sea un ser querido, su hogar o el mundo entero, incluso el universo... da igual lo que tenga que salvar, si eso es el conflicto central de la historia pasa a ser un "mito de héroe"

    En realidad no es complicado ni muy largo, pero es bueno tenerlo en cuenta.

    Hay ciertos personajes que siempre aparecen es estas historias y tienen un rol determinado:

    o Héroe – el de la aventura.
    o Mentor – su guía y quien lo insita a continuar la aventura.
    o Heraldo – punto de partida.
    o Sombra – antagonista.
    o Aliados – exaltar las cualidades del héroe.
    o Bufón o truhán – tono de humor.
    o Camaleón – no muy claro si aliado o enemigo.

    Por otra parte, también existen unos "pasos a seguir" que aunque no lo creas lo siguen todos desde Stars war hasta Sucker punch (bueno, son películas, fueron lo primero que se me vino a la cabeza, en fin, con los libros o cualquier otro medio para contar historias es lo mismo) hay veces que puede pasar mucho entre un punto y el otro (como en el Señor de los anillos) pero siempre se cumplen.

    · Mundo ordinario. (La realidad que vive el personaje, quien es, donde y con quienes vive, que tipo de vida tenía antes de embarcares a la aventura)
    · Llamada de la aventura. (Primer indicio de que algo anda mal, fuera de su realidad cotidiana y se da cuenta que él debe dar respuesta)
    · El héroe indeciso, el rechazo de la llamada. (La frase lo dice, siempre al mostrarle algo fuera de su diario vivir el personaje duda y no se cree capaz de llevar a cabo tal empresa)
    · Encuentro con el mentor. (Suele ser alguien cercano al héroe o en su defecto alguien que tiene fama de sabio, alguien que siempre parece saber más que el resto de los personajes)
    · Cruce con el primer umbral; oscuridad. (Un suceso tal que el héroe se ve obligado y/0 alentado a emprender la aventura, un primer contacto directo con el mal a combatir)
    · Peligros, amigos y enemigos. (suele ser el punto mas largo, aquí el héroe ya se familiariza con su misión, se define quienes son sus aliados y enemigos)
    · La gruta abismal, el segundo umbral. (al ya estar definidos "los buenos y los malos" hay que combatir "los malos" suele ser otro encuentro directo)
    · La prueba suprema. (todo héroe pasa por lo menos una prueba que lo define como tal, un hecho con el que se queda convencido que él y sólo él puede dar fin con el mal)
    · La espada, la recepción del don. (Al superar la/s prueba/s debería ya saber la forma en que puede derrotar a su antagonista, esa es su recompensa, ahora puede dar fin a su cometido)
    · El camino de vuelta, el tercer umbral. (coincide con el clímax de la historia, cuando al fin derrotan el mal y salvan a quien tienen que salvar y pueden respirar en paz)
    · Regreso del elixir. (la paz, la recompensa, el volver a casa victorioso, etc)

    Nos leemos!

    ETO TI!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    Ruriel

    Ruriel Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Leyenda de Estefani
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    100
     
    Palabras:
    1350
    CAPITULO XLIII: EL NUEVO PODER DE JACK




    Lloref se transformaba en el poderoso demonio que era en realidad, la situación para Jack era sumamente complicada.


    — ¿Qué pasa muchacho?, ¿Tanto miedo tienes que no reaccionas?


    —¨ ¿Qué hare?, su poder se ha incrementado considerablemente¨.


    El demonio comenzó a lanzar fuego de color negro de su boca. El peliverde lograba con esfuerzo evadir cada ataque, aunque poco a poco toda el área que rodeaba el campo de batalla se empezaba a cubrir de llamas.


    — ¿Hasta cuándo planeas escabullirte niño?, no importa cuanto tiempo me tome, pero al final terminaras sucumbiendo ante mi poder.


    Lloref continuaba con su incesante ataque lanzando fuego por su boca. Para el ladrón era un desafío esquivar cada ataque de su enemigo, que a cada minuto intensificaba sus llamaradas.


    —Esto va mal. – Se dijo para sí mismo con algo de agotamiento. — No podre resistir más de esta forma, debo atacarlo yo también, pero… ¿Cómo hacerlo?, no parece tener ningún punto débil.


    Flashback:


    Un joven de aproximadamente 17 años y cabello rubio, le enseñaba a su pequeño hermano de 10 años a combatir. Ellos siempre solían entrenar en unos campos cercanos a su pueblo natal.


    — ¡Vamos Jack, levántate! — Le gritaba Julio exigiéndole mas esfuerzo a su pequeño hermano, luego de derribarlo una vez más.


    —Hermano esto es inútil, tú…tú eres demasiado fuerte, jamás podría ni tocarte, no tienes ningún punto débil. — Respondía mientras se levantaba, su cuerpo tenía ya varios moretones.


    Esa poca confianza en sí mismo era irritante para Julio, quien se esmeraba para que su hermano Jack mejorada como luchador y como persona.


    — ¡Deja de decir esas cosas Jack, ¿acaso no crees en tu propio poder?!


    —No es eso hermano, solo que pienso que nadie podría llegar a tu nivel, tu fuerza y la mía no son las mismas.


    —Es probable que por nuestra diferencia de edad nuestra fuerza no sea la misma, pero déjame decirte algo, estas equivocado si piensas que no tengo ningún punto débil, para ser franco no creo que exista alguien así en este mundo.


    —Pero hermano… ¿En verdad crees que puedo a llegar a ser tan fuerte como tú? — Aun dudando de sus posibilidades.


    Ante la poca confianza que demostraba su pequeño hermano, Julio mostro una pequeña sonrisa y le daba su mano para ayudarlo a ponerse de pie.


    —Escúchame Jack, se que tu eres capaz de hacer cualquier cosa que te propongas, ¿Sabes porque lo sé?


    — ¿Por qué hermano?


    —Lo sé por qué llevas mi misma sangre, lo sé porque somos hermanos y estoy seguro que algún día tú serás muy fuerte, aun mucho más que yo.


    Con el comentario de Julio, el pequeño Jack se sintió muy reconfortado y lleno de energía para seguir mejorándose así mismo.


    Fin del Flashback:


    —Mi hermano creía en mí, mis compañeros también confían en que ganaré, debo vencer, no hay otra opción. — Se paraba con firmeza.


    —Vaya, ¿por qué te paras de esa forma tan altanera ante mi?, ¿o acaso ya te diste por vencido?


    Al decir Lloref esas palabras, Jack solo mostro una sonrisa irónica.


    — ¿De qué te ríes?, estas demasiado alegre, ¿tratas de disimular tus miedos de esa forma?


    —Nada de eso, es todo lo contrario, me siento feliz.


    — ¿Feliz?


    —Si, por que por fin voy a poder responder a la fe que tuvo mi hermano hacia mí.


    — ¿Con que si eh?


    —Ahora lo veras Lloref, de lo que Jack Bedenton es capaz de hacer.


    Jack le envió su ataque, ¨ Milares Aindum¨ al poderoso enemigo que ni se molestaba por esquivarlos, ya que no le hacían ningún daño.


    —No pierdas tu tiempo, ese tipo de ataque no tiene ningún efecto sobre mí.


    —No he terminado aun Lloref, esto es solo el principio.


    El ladrón le aumento la energía a sus discos destructivos, tal fue así que el mismo Lloref sintió la diferencia con el primer ataque.


    — ¿Qué está pasando?, sus discos de energía, son cada vez más poderosos.


    Lloref ya no podía resistir el constante ataque que Jack le enviaba, no tuvo más alternativa que comenzar a esquivar los discos de energía del bandido.


    —Ja, ¿qué pasa Lloref?, creí que habías dicho que mis ataques no te hacían ningún daño, ¿por qué los esquivas entonces?


    — ¡Estas colmando mi paciencia muchacho!


    Haciendo uso del resto de su poder, Lloref acumulo una energía maligna realmente inmensa, que tenía muchas posibilidades de destruir cualquier cosa que tocara.


    —Oh no, esa energía maligna, si llega a lanzarla no solo yo pereceré, es muy probable que todo a mí alrededor quede totalmente destruido.


    —Jack Bedenton, realmente me has hecho enfadar, nunca imagine que tuviera que llegar a estos extremos, pero ahora nada podrá ayudarte, morirás.


    —Rayos, ¿Qué puedo hacer?


    En ese momento de desesperación, Jack recordó que tenía algo consigo, un recuerdo de su ser más querido, su hermano. Se trataba del arma que solía utilizar Julio cada vez que tenía un combate.


    —Esto es…el látigo de energía de Julio.


    —Jajaja, es inútil, ningún arma que uses podrá detener mi gran ataque, es mejor que te resignes.


    —Hermano…tú confiaste en mí en todo momento, ha llegado la hora de hacer honor a esa confianza. Te lo juro por mi vida, no perderé.


    Jack estaba dispuesto a todo por el todo, tomo con firmeza el látigo de energía que había pertenecido a su hermano Julio y moviéndolo con destreza generó ondas que cubría no solo a él, sino que también a todo el terreno a varios kilómetros de distancia.


    —No sé que tienes en mente jovencito pero…hasta aquí llegaste, ¡destrucción total!


    Toda la masa de poder negativo reunido por Lloref fue arrojada con fuerza por él, no había escapatoria alguna a semejante intensidad de energía destructiva.


    —Ya he cubierto toda el área con las ondas del látigo, ahora…


    Jack guardo el látigo una vez que todo se cubrió por las ondas de protección, estas podrían evitar cualquier fuerza negativa que fuera usada por sus enemigos. Tranquilo por saber que nada ni nadie seria devastado por el ataque de Lloref, el peliverde uso toda la energía que le quedaba para usar la más grande y poderosa técnica que tenia.


    — ¡Resh Milares Aindum! — Jack expandió toda la energía vital que le quedaba en miles y miles de discos de poder que luego al unirlos pudo crear un gigantesco disco, que lanzo para chocar contra la enorme esfera oscura de destrucción que había arrojado Lloref.


    Ambas técnicas eran demasiado poderosas y podían acabar con cualquier cosa que tocara, pero por una escasa diferencia a favor, el poder usado por Jack fue superior y luego de traspasar y fulminar la esfera oscura, el gigantesco disco de energía se dirigió a Lloref que fue totalmente eliminado, sin ni siquiera dejar cenizas de él. Aquel demonio que solía ser conocido como el inmortal al final había sido derrotado y desaparecido de la faz de la tierra y todo en manos de un joven ladrón que creyó en su victoria, gracias al recuerdo de su hermano.


    —Julio, por fin…por fin pude demostrarte lo que siempre viste en mí. Ahora…podre estar junto a ti…hermano.


    El ladrón cayó al suelo sin una gota de poder, toda su energía vital había sido utilizada para su último ataque, pero ese movimiento final no solo marco la eliminación de Lloref, también llevo consigo la vida del mismo Jack.


    —Chicos…espero que ustedes puedan lograrlo. — En ese instante la imagen de la rubia princesa se cruzo por su mente. — Estefani… me hubiera gustado decirte lo que sentía por ti, me hubiera gustado mucho.


    Las últimas palabras de Jack fueron dedicadas a aquel repentino amor que nunca logro llegar a concretar, ese amor por aquella mujer que le había iluminado su vida y a la que jamás pudo decirle lo que sentía.


    Camino al castillo de Gualon, la joven princesa llamada Estefani pudo sentir un extraño sentimiento, era una sensación que le generaba mucho miedo y le presagiaba un triste final.


    —Jack, podré…volver a verte. — Estefani se quedo mirando con temor hacia el horizonte, esperando quizás una respuesta del todopoderoso.




    PROXIMO CAPITULO: EL SURGIMIENTO DE GUALON
     
    • Me gusta Me gusta x 10
  4.  
    Lucy J Watson

    Lucy J Watson Usuario común

    Aries
    Miembro desde:
    16 Agosto 2010
    Mensajes:
    241
    Pluma de
    Escritora
    NOOOOOOOOOOOOOOOOOO, pobre jack ¿por que? realmente ,me siento muy triste, ¿como el pudo morir así?no es justo, le había prometido a Estefani que estaría bien. Al menos sus últimos pensamientos fueron para ella pero no puedo creer que muriera.Espero que el todopoderoso oiga el deseo de Estefany de volver a verlo. Estaré esperando la conti con ansias.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Yazkara

    Yazkara Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Marzo 2011
    Mensajes:
    83
    Pluma de
    Escritora
    HOLA!!!!!
    Bueno lo prometido es deuda y aquí estoy.
    Primero que nada te quiero agradecer de nuevo la invitación. Después de leer toda tu obra te puedo decir que me encanto, desde que empecé a leer no pude parar, temas como este me gustan y le toque que le diste es algo especial. Deja me decir que no había tenido la oportunidad de leer algo así.
    Pero me temo que te voy a criticar un poquito. . . lo siento.
    En tu redacción siento que eres un poco redundante y en ciertas ocasiones tienes una idea y terminas con otra o mejor dicho narras de una manera y terminas con otra. Lo que me causo un poca de confusión al principio.
    De los capítulos que mas me agradaron puedo decir que son en los que hablas de los personajes y te internas mas en sus vidas y sentimientos.
    Sobre las parejas me encanto el conflicto y los enredos, pero como sete ocurrió matar a Jack!!!!
    En conclusión, me tendrás por aquí con cada capítulo nuevo que subas =D
    Sigue con esta maravillosa creación, cuídate mucho y espero saber de ti muy pronto.
    oxoxoxoxoxoxox=P
    atte
    YAZZZZZZ
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Ruriel

    Ruriel Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Leyenda de Estefani
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    100
     
    Palabras:
    1769
    CAPITULO XLIV: EL SURGIMIENTO DE GUALON




    El malévolo Gualon revelaba su identidad ante Johnny. Detrás de la capucha que cubría su rostro había una cara muy familiar para el pelirojo.


    —No puede ser que seas tú, no puedo creerlo.


    —La vida está llena de sorpresas John, y estas cosas suelen pasar.


    —Es que no logro entenderlo, ¿Por qué le haces esto a las princesas de Sefiro?, ellas son de tu familia, y también fuiste mi maestro Lord Demian, hermano del rey Haggar.


    Gualon es en realidad el hermano menor de Haggar, padre de Estefani, Yaina y Michelle y también fue el ex instructor de Johnny.


    —Que esas niñas provengan de mi familia no tiene nada que ver, como tampoco me importó deshacerme de mi propio hermano. Entiende algo John, desde el día que me puse esta capucha para ocultar mi identidad, mi vida anterior la deje completamente de lado, junto con mis sentimientos del pasado.


    —Pero maestro Demian, ¿Qué fue lo que le paso?, usted no era así, ¿Qué lo hizo cambiar de esa manera tan drástica?


    —Lo que soy ahora es gracias a confiar en los demás, gracias a creer en la gente, me costó muy caro darme cuenta…la esencia de las personas.


    Flashback:


    Era una época de paz y tranquilidad en Sefiro, no había pasado mucho tiempo desde que el rey Haggar pudo refundar Sefiro luego de algunos años de caos y confusión, después de la batalla entre Lyra y Endinium, la cual provocó la disolución del por entonces un hermoso reino.


    Al nuevo soberano elegido por el pueblo le resulto bastante difícil reconstruir y volver a poner a Sefiro con el mismo esplendor que solía tener varios años atrás. Era una tarea difícil de lograr, de no ser por el apoyo incondicional de su esposa Alejandra y por el resto de sus súbditos, nada de esta reconstrucción se hubiera hecho realidad.


    Uno de los principales pilares para la reconstrucción de Sefiro y que movilizo cielo y tierra por volverla a ver como en aquellas épocas de gloria, fue el hermano menor del rey, Lord Demian.


    El señor Demian había sido vital en el nuevo reinado que había surgido, también sentía un orgullo y confianza plena en su hermano mayor Haggar.


    —Señor Demian, ¿Cómo lo hice? — Le pregunto uno de sus tantos alumnos luego de vencer en una pelea de práctica a otro discípulo.


    —Muy bien John, has estado muy bien. Solo trata de no ser tan enérgico cuando luches en un combate real, muchas veces mantener la calma y analizar al enemigo es la forma más útil para conseguir la victoria.


    —Lo tendré en cuenta maestro, muchas gracias por sus consejos.


    —No hay de que John, para eso estamos los mayores, para guiar a los jóvenes a un futuro mejor. Hay algo que debes saber, y es que en este mundo hay personas buenas con deseos de servir al bien y proteger a sus seres queridos. Pero también existen personas malvadas, cuyo corazón carecen de sentimientos por los demás, que envidian y odian aquello que ellos desean tener pero no logran conseguir. Es por eso que yo quiero entrenarlos a todos ustedes, para enfrentar a todos esos seres que desean destruir la paz y prosperidad de este mundo.


    —Si maestro Demian, le prometo que entrenaré muy duro para llegar a ser algún día como usted.


    —Jajaja, si tu lo dices John, pero espero que no quieras imitarme en todo. Tú debes formar tu propio camino, me alaga que quieras tomarme como ejemplo, pero debes seguir el camino que tu corazón te dicte, veras que si lo haces te convertirás en un gran hombre.


    —No lo defraudaré maestro. — Dijo con emoción el joven estudiante. El muchacho llamado John Cain era un entusiasta muchacho, que desde que conoció a su maestro Lord Demian, se propuso como meta lograr a ser alguien igual que él. Sin duda alguna esta persona era su principal objeto de admiración.


    Después de terminar la jornada de entrenamiento en los campos de prácticas del reino de Sefiro, el señor Demian se dirigió a un banquete que se realizaría en el castillo, era para celebrar la reconstrucción y por el comienzo de la era como soberano de su hermano mayor. A dicha fiesta el famoso caballero fue acompañado de su querida esposa, Katrina y de su pequeño hijo William.


    —Bienvenido hermano, me alegra que estés aquí y claro que hayas traído contigo a tu bella esposa y a este muchachito tan gracioso. — Saludaba con cortesía Haggar a los recién llegados.


    —Por nada del mundo me perdería una fiesta como esta, mas que se celebra el comienzo de tu reinado hermano.


    —Sabes…quiero agradecerte todo el respaldo que me has brindado durante todo este tiempo. Habiendo tantos otros reinos donde existen las peleas entre hermanos por quedarse con el mando de sus propios reinados, debo confesarte que me siento muy orgulloso de cómo rey tener una persona como tú a mi lado.


    —Haggar a nosotros nos une no solo nuestra sangre, también nuestras esperanzas a conseguir un mundo mejor.


    —Estoy seguro que si estamos unidos lo lograremos.


    —Pero que emoción, si son nada más ni nada menos que el rey y su caballeroso hermano menor. — Una bella mujer de cabello plateado y ojos verdes de fuerte intensidad interrumpía su charla.


    —Princesa Veris, que sorpresa verla esta noche aquí. — Le respondió Haggar.


    —Lamento llegar a una fiesta a la que no recibí ninguna invitación. Pero creía que era descortés de mi parte no venir a saludar a nuestro flamante rey.


    —Siento no haberte invitado Veris, pero pensé que tú no ibas a sentirte cómoda en un ambiente como este, mas después de lo que ha pasado últimamente.


    —Si haces referencia al rechazo que recibí por parte de tu hermano, eso ya forma parte del pasado. Ya me ha quedado más que claro que él ama muchísimo a su querida Katrina.


    Tiempo atrás Veris había sido pareja de Demian, pero de un momento a otro este la dejo cuando conoció a una bella doncella llamada Katrina, de la cual termino enamorado perdidamente.


    —Ya te lo dije en muchas oportunidades Veris, lamento mucho que lo nuestro no haya podido ser, pero por favor, espero que no guarde rencor hacia mi esposa, ella no tiene la culpa de nuestra frustrada relación.


    —Frustrada relación… ¿Llamas así al tiempo que pasamos juntos?


    —Por favor no empieces Veris, yo he elegido mi destino con mi esposa y mi hijo, debes rehacer tu vida, seguramente encuentres pronto a una persona que sepa apreciarte como mereces.


    —Deja de comparecerte de mi Demian, no quiero más de tu lastima. — Le dijo con bronca para luego arrojar al suelo una copa que llevaba consigo.


    —Veris te pido de manera amable que te retires de aquí, tú no deseas seguir en este sitio. Solo vas a generar un ambiente desfavorable para un día que se supone es de celebración.


    —Como usted diga su majestad Haggar, ya sé muy bien que no soy bienvenida a su castillo. Pero quiero que recuerden algo, nadie trata de esta manera a Veris De Clerc, pronto pagaran su prepotencia.


    Después de la advertencia que le hizo a Haggar y en especial a Demian, Veris se retiro del castillo, pero con algo entre manos evidentemente. La princesa hija de Charles De Clerc, era una persona con mucho orgullo y jamás se permitiría sentirse relegada ante nadie. El solo hecho de que Demian la dejada para esposarse con Katrina la había puesto muy furiosa. Sentía mucho odio hacia su ex pareja, pero aun mas era la bronca que tenia contra la mujer que se lo había apartado de su lado.


    —Maldita Katina, ni creas que me has derrotado, quizás tú te hayas adueñado del corazón de Demian. Pero pronto hare que pierdas todo lo que amas, ya lo veras, no permitiré que seas feliz, de eso puedes estar segura, jajaja.


    Mientras se juraba para sí misma vengarse de Katrina, Veris se dirigió a la biblioteca personal que tenía en su palacio. En el mismo había cientos de libros de todo tipo, a los cuales la princesa solía leer en sus tiempos libres. Pero había un rincón de esa biblioteca en donde había varios libros de hechicería, de magia negra para ser exactos, una materia a la cual Veris encontró muy interesante. En uno de esos libros ella encontró una posible solución a su venganza personal.


    —Esto es perfecto, con esto podría deshacerme de ella sin que nadie pudiera culparme. Jaja, ojala estés disfrutando de la compañía de tu esposa Demian, porque muy pronto dejaras de verla, jajaja.


    En el palacio donde vivían Demian y su familia todo parecía estar como siempre en orden, hasta que de repente un mensajero que provenía desde Sefiro llamo a la puerta del Lord para llevarle un mensaje de urgencia.


    —Disculpe mi intromisión Lord Demian, pero su majestad Haggar ha pedido por usted, me dijo que es algo urgente que debe atender con su presencia mi señor.


    — ¿No te dijo de que se trata mensajero?


    —No mi señor, su majestad solo me dijo que le informara de inmediato, pero no me atreví a preguntarle el motivo de su llamado.


    —Imagino que se debe tratar de algo grave para que me mande a llamar a estas horas, de acuerdo infórmale que estaré cuanto antes en el castillo.


    —Si mi señor. — Contestó el mensajero para luego marcharse.


    —Katrina, discúlpame pero Haggar me mando a llamar, tu puedes seguir descansando, ni bien solucione este asunto con mi hermano regresare de inmediato aquí.


    —Está bien cariño, pero por favor ten mucho cuidado.


    —No te preocupes, yo estaré bien. — Le dijo Demian a la vez que le daba un beso para despedirse de ella.


    Al poco tiempo que Demian abandono su hogar para ir al palacio de Sefiro, una presencia inesperada apareció en la casa del noble caballero.


    —Mi lady, Mi lady, no lo va a creer pero….acaba de llegar su majestad. — Dijo al entrar al cuarto de Katrina una de sus sirvientas.


    — ¿Qué?, no es posible, pero si Demian fue a verlo hace un momento.


    Luego de escuchar sobre la llegada del rey, Katrina bajo hacia la sala para confirmarlo con sus propios ojos.


    —Hola Katrina, no era necesario que bajaras con tanta prisa para recibirme, no importa que yo sea el rey, después de todo eres la esposa de mi hermano, o sea que eres parte de mi familia.


    —Haggar, pero… ¿Qué hace usted aquí?


    El rey Haggar se apareció en el hogar de Katrina, ¿Pero entonces quien llamo a Demian al palacio de Sefiro?




    PROXIMO CAPITULO: EL DOLOR DEL CABALLERO
     
    • Me gusta Me gusta x 10
  7.  
    Ghea Kurai

    Ghea Kurai Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Febrero 2011
    Mensajes:
    188
    Pluma de
    Escritora
    Miau... aqui hay gato encerrado, me huele a traición.

    La verdad ya me esperaba que fuera alguien de la familia real, todo lo que hacía Gualon contra Estefani tenía un tinte demasiado personal.

    Lo más interesante es saber porque alguien se vuelve malo,, no importa si es un humano, elfo, demonio, siempre hay una razon para el mal, aunqeu no sea jstificada, y es por eso que creo que la historia se va a poner mucho más interesante de ahora en adelante. Muchas gracias por continuar, espero pronto el desenlace que has pensado para esta historia.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Ruriel

    Ruriel Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Leyenda de Estefani
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    100
     
    Palabras:
    1410
    CAPITULO XLV: EL DOLOR DEL CABALLERO




    Un visitante inesperado en el hogar de Lord Demian.


    —Su majestad, ¿pero qué hace usted aquí?, ¿No había mandado a llamar a mi esposo? — Preguntó con sorpresa Katrina al ver a su visitante.


    —Sé que es algo confuso Katrina, pero tengo un buen justificativo para ello, ¿puedo sentarme?


    —Claro su excelencia, está usted en su casa.


    En tanto ya muy cerca de Sefiro, Lord Demian pensaba y pensaba en el porqué del llamado de su hermano, mientras su carruaje lo llevaba al castillo.


    —¨ ¿Me pregunto que estará pasando en Sefiro?, es muy atípico que mi hermano me mande a llamar con tanta urgencia, debe haber ocurrido algo grave.¨


    Demian no se imaginaba que detrás de todo esto había una trampa mortal que cambiaría su vida.


    xXx​
    Cerca del palacio De clerc, un mensajero recibía su compensación luego del trabajo realizado.


    —Estuvo muy bien mensajero, la princesa Veris estará encantada con tu desempeño. — Le agradecía por su desempeño el mayordomo del palacio, la persona más confidente de la dama despechada.


    —No fue nada, después de todo nadie desconfiaría de un mensajero real de su excelencia. Ahora espero que me sepa disculpar mi curiosidad, pero quisiera hacerle una pregunta.


    — ¿De qué se trata?


    — ¿Acaso usted sabe que es lo que planea hacer Lady Veris?


    —Tenías razón con lo que dijiste sobre lo de tu curiosidad, ya que no te concierne en lo absoluto. Pero puedo decirte algo, los planes de la señorita Veris solo los conoce ella, aunque algo es seguro…lo que sea que tenga en mente no es nada bueno ni para el señor Demian ni para su esposa.


    El mayordomo estaba en lo cierto con sus palabras, los planes de su ama no era nada bueno, su idea llevaría a la desgracia a la familia del caballero.


    Llegando al castillo de Sefiro, Demian inmediatamente se bajo para encontrarse con el rey, aunque para su sorpresa este no se encontraba allí.


    — ¿Dicen que su majestad no se encuentra? — Le preguntaba a los guardias que vigilaban la entrada.


    —Sí, señor Demian, hace al menos un par de horas que el abandono el castillo, aunque desconocemos a donde se dirigió.


    —Pero eso no puede ser, si él me mando a llamar, ¿De qué se trata todo esto?


    Demian no encontraba ninguna explicación a esto. No sabía si esto se trataba de una broma de su hermano mayor, o si era algún tipo de engaño por parte de alguna otra persona. Algo molesto y con un poco de preocupación, el caballero abandono Sefiro para dirigirse nuevamente hacia su hogar.


    En tanto en una ciudad en las fronteras con Sefiro, el rey Haggar era huésped de una familia de clase alta, quienes los habían invitado a cenar tanto al él como a su esposa Alejandra.


    —Agradezco mucho tu cortesía, tienes una hermosa casa Octavio. — Elogiaba el soberano al dueño de la mansión.


    —Gracias a usted por aceptar mi invitación su majestad, en realidad deseaba que su excelencia no solo conociera mi hogar, sino que también conociera a mi familia, de la cual me siento tan orgulloso.


    —Tengo entendido que tienes un hijo muy inteligente, por lo menos eso se comenta. — Agregaba Alejandra.


    —Así es mi reina, mi hijo Julio es el motivo principal por el cual estoy orgulloso como padre, ¡Julio, ven un momento por favor! — Llamaba Octavio a su pequeño niño que se encontraba en la otra recamara.


    —Si padre, ¿Me llamabas? — Acudiendo al llamado, un pequeño chico apareció, era de unos siete años de edad aproximadamente, poseedor de unos bellos ojos azules y cabello rubio muy reluciente.


    —Hijo mío, quiero que conozcas a su majestad, el rey Haggar, y a su esposa la reina Alejandra. Ellos vienen como nuestros invitados de honor.


    —Es un placer conocerlos su majestad, al igual que a usted mi reina. — Saludo como todo un caballero el rubio muchachito.


    —Vaya, por lo visto te comportas como todo un adulto jovencito. — Aludía Haggar.


    —Jaja, eres un jovencito encantador Julio, estoy segura que debes ser un galán con las niñas, ¿Verdad? — Alejandra hacia enrojecer al joven chico quien seguía con su postura pese a todo.


    —Por favor querida, no incomodes a este joven tan atento.


    —No pretendo hacer eso para nada Haggar. — Se disculpaba Alejandra. — Sabes algo Julio, nosotros tenemos una hija como de tu edad, se llama Yaina. Quizás algún día puedan conocerse, ella también es una niña muy culta e inteligente.


    —Sera un honor conocerla reina Alejandra, estoy seguro que su hija debe ser una hermosa señorita como lo es usted.


    —Oh, pero que cosas dice este joven. — La reina se puso muy colorada y empezó a reír, al igual que el resto de los que se encontraba en la mansión. El ambiente en aquel lugar era realmente muy agradable.


    Lamentablemente no en todas partes se vivía la misma situación, en un lugar más alejado de aquel fresco ambiente familiar se estaba desarrollando una tragedia que determinaría un cambio de rumbo, en especial para el hermano menor de Haggar.


    Una vez llegado a su destino, Demian entraba a su casa para reencontrase con su familia, después de el falso llamado de su hermano.


    —Mi señor, mi señor. — Recibió con mucha angustia la sirvienta de la casa a su amo. — Ha ocurrido algo horrible su excelencia.


    — ¿Que ocurre Emily?, ¿A qué te refieres?


    —Su esposa…la señora Katrina, ella esta…


    — ¿Qué paso?, ¿Qué paso con Katrina?, ¡respóndeme! — Demian jalaba de los brazos a su sirvienta queriendo que le explicara lo que estaba sucediendo, ya la desesperación lo estaba volviendo loco, el solo pensar que a su esposa le hubiera pasado algo lo hacía poner muy alterado.


    Los nervios no le dejaban hablar correctamente a la sirvienta, por lo que Demian ingreso con rapidez a su hogar para ver con sus propios ojos que era lo que estaba pasando.


    — ¡Katrina! — Grito con angustia Demian cuando vio a su esposa caída al suelo con un cuchillo incrustado en su espalda.


    —D-Demian. — Respondió con mucha debilidad Katrina.


    —Mi amor, ¿qué te han hecho?, ¿Qué fue lo que paso?


    —Haggar… Haggar estuvo aquí, el…el me ataco por la espalda.


    —Mi hermano, ¿te hizo esto?, no… no puede ser.


    —Querido, nuestro niño, por favor, él entro a la habitación de nuestro hijo. Ve, te lo suplico. — Le pidió Katrina antes de morir, pese al dolor de saber que ella había fallecido, Demian de inmediato acudió al cuarto de su pequeño, para ver si algo había pasado con él también.


    Su pequeño hijo estaba en su cama, cubierto por su propia sangre, la cual había quedado dispersa también por todo el suelo.


    —No, no, no puede ser…esto no está pasando, ¡Nooo! — El grito de ira y dolor se escucho por todo el lugar. El corazón de aquel noble y gentil caballero había quedado destruido por completo, no había nada que justificara tal atrocidad, solo algo quedo gravado en su mente. — Haggar, cómo pudiste…tú…mi propio hermano, has arrebatado todo lo que yo amaba, pero te lo juro, por mi sangre, por la sangre de mi querida esposa y por la de mi niño, mi inocente hijo, te juro que yo voy a destruirte en vida, tal y como tú lo hiciste conmigo.


    Ese día Demian desapareció por completo de su hogar, de los recuerdos que lo ataban a su esposa y a su hijo. Tiempo después él regreso, pero con otra identidad y con un propósito en la vida muy diferente del que tenia años atrás.


    Ya el caballero amable y de buen corazón que se brindaba por completo a su pueblo y a su familia había dejado de existir, y sólo había quedado un hombre lleno de ira, odio y dolor que aspiraba en vengarse de todos, en especial de una persona, su hermano, el ser del cual alguna vez se sintió tan orgulloso.


    Ese día fue recordado como el final de la existencia de Lord Demian y el nacimiento del nuevo enemigo de la raza humana, Gualon.


    Fin del Flashback:


    —Si John, una vez yo tuve sueños que me permitían creer en los demás, pero ahora, ahora solo me queda rencor. Y puedo asegurarte que este será…el principio del fin para el mundo entero.


    La vida pasada de Gualon ha quedado atras y su presente solo marca la amenaza más grande para los habitantes de Sefiro.




    PROXIMO CAPITULO: EL ULTIMO SILARUS, LA APARICION DEL LIDER REIM
     
    • Me gusta Me gusta x 10
  9.  
    Sheccid

    Sheccid Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    25 Enero 2012
    Mensajes:
    493
    Pluma de
    Escritora
    Perdón por no comentar antes.
    Maldita Veris, todo lo que causo y nada más por no ser correspondida, que looser de su parte, que le de la vuelta a la hoja ¿no?
    No, yo no me esperaba quien podrá ser Gualon, pero de algún modo su forma de tomar venganza esta justificada, debe ser horrible ver a tu familia muerta y que te digan qe el culpable es tu hermano.
    Nos vemos en el siguiente capitulo, me gustaron mucho los capitulos
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Yazkara

    Yazkara Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Marzo 2011
    Mensajes:
    83
    Pluma de
    Escritora
    holaAAA!!!!
    Disculpa por la tardanza jajajajaja, pero aqui estoy.
    los 2 ultimos capitulos me dejaron SOR-PREN-DI-DA, como lo digo mmmmmm, la trama me deja con ganas de mas y de querer leer toda la historia de una sola ves. No puedo creer que Gualon sea tio de nuestras heroinas y que la malvada real mente sea Veris.
    Pero me quede con una duda, antes del ataque a Sefiro y de convertirse en ladrones Julio y Jack ¿ tuvieron una posicion alta? es una duda sola mente.
    espero saber de ti muy pronto C= cuidate mucho
    oxoxoxoxox
    atte
    YAZZZZZZZZ
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Ruriel

    Ruriel Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Leyenda de Estefani
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    100
     
    Palabras:
    1434
    CAPITULO XLVI: EL ÚLTIMO SILARUS, LA APARICION DEL LIDER REIM




    En la guarida donde solían reunirse todos los miembros de los Silarus, el líder del grupo se prepara para afrontar la batalla.


    Reim: No puedo creerlo, mis hermanos…todos, derrotados. — El líder de los Silarus tenía una mezcla de sensaciones que rondaba entre la sorpresa e indignación por el fracaso de su grupo.


    En otra parte del vasto territorio de Sefiro, Michelle y Gerardo se venían acercando cada vez más al lugar en donde se había originado todo, el castillo de Sefiro.


    Michelle: Hicimos bien en descansar un momento Gerardo, tuvimos tiempo para reponer nuestras fuerzas y alimentarnos bien.


    Gerardo: Tienes razón, es una pena que no podamos tener más descansos como estos. — Dijo mirando hacia el cielo. — Pensar que no hace mucho yo tenía una vida rutinaria, de la cual no esperaba demasiado.


    Michelle: Es por eso que estamos luchando Gerardo. Todos soñamos con recuperar esa paz y tranquilidad que supo haber. Era el mismo sueño que tenía mi padre y todos los habitantes Sefiro y del mundo.


    Gerardo: Creo que todos compartimos el mismo sueño.


    Fellow: Oigan tortolitos, no creen que deberíamos seguir caminando, mis patas ya no resisten, será mejor llegar cuanto antes a Sefiro.


    El pequeño conejo había logrado poner algo nervioso a los muchachos, quienes se habían avergonzado mucho. Decidieron seguir su viaje, sin darse cuenta que el comentario de Fellow consiguió descolocarlos emocionalmente.


    Michelle: Gerardo, ¿te encuentras bien? —Notándolo algo nervioso.


    Gerardo: Si Michelle, solo estoy algo tenso por la situación, tú ya sabes, soy de ponerme en ese estado.


    Ante la respuesta del chico, la morena detuvo su andar.


    Gerardo: ¿Por qué dejaste de caminar Michelle?


    Michelle: ¿No dijiste que estabas tenso?, pues bueno, te daré unos buenos masajes, ya verás cómo se te pasa la tensión.


    Gerardo: ¿Q-Que?, ¿p-pero como se te ocurre? — Dijo todo sonrojado.


    Michelle: ¿Qué tiene de malo?, si sigues ese estado de tensión no nos serás de ayuda para nada. Déjame que yo voy a hacer que te relajes.


    Gerardo: P-Pero…


    Michelle: Que me dejes te digo. — Respondió ya molesta por el mar de dudas que tenia Gerardo.


    Gerardo: Lo que tu digas Michelle. — Acepto atemorizado.


    La princesa comenzó con sus masajes de relajación, aunque a Gerardo se lo veía más tensionado ahora que de lo que estaba antes.


    Fellow: Oye, Oye, que afortunado eres al tener a semejante belleza dándote masaje. — Le decía en voz baja al muchacho mientras lo golpeaba indiscretamente.


    Gerardo: ¿Qué cosas dices Fellow?, yo no creí que ella saldría con algo como esto. — Respondiéndole con el mismo tono de voz sin que la chica lo escuchada.


    Fellow: Pero no me digas que no te pone feliz que una chica como Michelle te trate de esa forma tan cordial.


    Gerardo: B-Bueno, no es que me moleste, pero…


    Michelle: Oigan, ¿Qué tanto están murmurando ustedes dos?


    ¡Nada! — Dijeron los dos con temor a que ella los hubiera escuchado.


    Michelle: ¿Con que nada eh?, bueno…y dime, ¿ya te siente mejor Gerardo?


    Gerardo: S-Si, e-estoy fenomenal Michelle, muchas gracias.


    Michelle: Que bueno, ya sabes, cuando quieras relajarte no dudes en decírmelo.


    Gerardo: Claro, tenlo por hecho, ¨Como si fuera a pedirle algo así. Ahora estoy mucho más nervioso que antes, aunque debo reconocer que me relajo algo los masajes que me hizo. No entiendo a Michelle, ella tiene un comportamiento muy extraño en ocasiones, no me explico porque es tan gentil y amable conmigo. ¨


    Si uno llegara a conocer a Gerardo aunque sea por poco tiempo, se daría cuenta de inmediato que no es del tipo de personas que capta los mensajes subliminales que le dan los demás. En cierta manera, la forma de ser del muchacho era muy similar al de Estefani, quien nunca se entera de nada.


    Cualquier persona que viera a Michelle se daría cuenta que ella está muy enamorada del muchacho en cuestión, aunque obviamente el susodicho desconoce por completo los sentimientos de la princesa.


    Una de las personas, o mejor dicho, ser vivo que se había dado cuenta de los sentimientos de Michelle por Gerardo era Fellow, ¿qué más se podía esperar de un animal sensorial no?


    Fellow: ¨Este Gerardo sí que es lento. Parece que aun no se da cuenta de nada. Pobre Michelle, va a necesitar mucha paciencia para que este chico se avive de una vez.¨


    Luego de la breve pero efectiva sesión de masajes, los muchachos y el conejo continuaron su viaje. En medio del camino se encontraron con alguien inesperado.


    Reim: Ya me había cansado de esperarlos princesa de Sefiro, y a ti también joven humano.


    Michelle: ¿Quién eres tú?


    Reim: Soy quien va a impedir que ustedes y el resto de sus amigos continúe avanzando, mi nombre es Reim y soy el líder de los Silarus.


    Gerardo: Con que tú eres el líder de esos demonios. Si lo que dices es cierto, entonces quiere decir que ya el resto de tus aliados han sido derrotados.


    Reim: Jejeje, ¿aliados dices?, no me compares con esos alfeñiques.


    Michelle: ¿Cómo has dicho?, ¿de esa forma te diriges hacia las personas que colaboraron contigo?


    Reim: Huh, es verdad que en algún momento ellos formaron una sociedad conmigo, inclusive nos tratábamos como hermanos. Pero…cuando hay cosas que resultan ser defectuosas e inútiles, no existe otra solución más que buscar a otros que los reemplace. Esa es la ley de los Silarus, o mejor dicho…la ley de la vida.


    Michelle: ¡Eso no es verdad!, ¿Cómo puedes dirigirte de esa manera hacia tus compañeros de combate?, ¿piensas que eso te hace un gran hombre o guerrero o lo que sea?


    Reim: Princesa, usted vive en un mundo de fantasía, aun sigues creyendo en ese tipo de cosas. Escúchame una cosa, y será lo último que te diga. Las cosas que no resultan ser lo que uno creía debe ser eliminado y reemplazado por algo mejor, todo en este mundo se rige de esa forma, aunque me lo quieras discutir sabes que es la verdad.


    Michelle: ¡Mentira, eso no es cierto!, las personas o seres vivos no son objetos que uno pueda quitárselos de encima cuando se les plazca. Me niego a creer que todo se rige en esa forma, eso no es verdad.


    La discusión que tenían Reim y Michelle era atentamente escuchada por Gerardo, quien se encontraba callado y muy pensativo.


    Gerardo: ¨ Las cosas que son defectuosas e inútiles son dejadas de lado. Esa regla...podría ser que no solo se aplique a los objetos como dice Reim, ya que creo que viví algo parecido… hace un tiempo.¨


    Flashback:


    En el salón número 4 de la escuela primaria Belford, un grupo de estudiantes planeaba divertirse a costilla de otro alumno.


    David: Ey Gerardo, sabes algo, esa chica que tanto te gusta Elisabeth, me dijo que tu le agradas mucho. Deberías animarte y decirle algo o podrías pedirle una cita, quien sabe, quizás se cumpla tu sueño.


    Gerardo: ¿Tu lo crees David?, a mi no me parece que yo le guste. Al contrario, creo que le moleta mi sola presencia.


    David: Lo que pasa que ella es algo tímida al igual que tú, solo acércatele y dile que tú le gustas mucho, ya verás como cae rendida a tus pies.


    Aceptando la idea de David, Gerardo corrió de inmediato a encontrarse a solas con Elisabeth, como todo niño quien recién incursionaba por el amor. Para su desgracia, la reacción de la chica fue muy contraria a lo que él hubiera imaginado. Por no decir que no solo lo rechazo, sino que también a los pocos días la misma jovencita se encargo de humillar delante del resto de los estudiantes a Gerardo, para empeorar las cosas…ella parecía que era una amiga incondicional de David.


    Estaba por demás decir que aquella vez Gerardo se dio cuenta del engaño que le había hecho David en complicidad con Elisabeth y otros alumnos, con el solo fin de avergonzarlo delante de todo el mundo.


    Fin del Flashback


    Gerardo: A lo mejor… yo también soy alguien inútil que no tiene ningún propósito, ¿Qué es lo que he hecho hasta ahora?, desde que tengo uso de razón, siempre vivía llorando por el maltrato que recibía de los chicos de mi misma edad, tal vez Reim…no esté tan equivocado.


    Michelle: ¿Qué has dicho Gerardo?


    Reim : Bueno, creo que ya ha sido suficiente de tanta charla. Les demostrare con hechos que mi visión es la correcta y que ustedes viven de las fantasías. Porque en este mundo…el fuerte prevalecerá.




    PROXIMO CAPITULO: ¡HASTE FUERTE GERARDO!
     
    • Me gusta Me gusta x 11
  12.  
    Cerezo Black

    Cerezo Black Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Noviembre 2010
    Mensajes:
    76
    Pluma de
    Escritora
    Jejeje primera en comentar! pobre Michelle... Gerardo no se da cuenta de nada... el capitulo y la historia estan muy buenos pero te recomendaria Sou que uses quiones en lugar de poner los nombres de todos antes del dialogo, ademas de eso no veo que más podria decirte por que el ficc esta muy bueno xD
    Espero me avises cuando pongas la continuacion ok?

    Con cariño, Cerezo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Ghea Kurai

    Ghea Kurai Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    17 Febrero 2011
    Mensajes:
    188
    Pluma de
    Escritora
    Hola Souma. Este caítulo me dio risa al principio, Michelle jugó una muy buena carta, je je eso de los masajes es una perfecta excusa para disimuladamente acercarte a la persona que te gusta .:p

    Parece que ya se termina. La verdad Gualon no tiene mucho que perder, solo su odio. Por otra parte me gustaría saber más de Lyra. Supongo que aclararás el pasado ¿verdad?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Yazkara

    Yazkara Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Marzo 2011
    Mensajes:
    83
    Pluma de
    Escritora
    ¡¡¡¡¡¡Hola!!!!!!!
    Bueno deja que te diga que no me parece tan bueno que estés cambiando tu forma de escritura. Primero escribes con diálogos y después como si fuera un guion de teatro, eso desorienta un poco y se ve terrible al leer todo tu trabajo.
    En segundo lugar creo que aun que tu capitulo sea corto (sé que la musa no siempre viene a uno) deberías de dar un poco mas de detalles, por ejemplo en el caso en que Michell le ofrece el masaje a Gerardo podrías describir el entorno tal vez si se encuentran cerca de una roca, un árbol o simple mente pasto, la verdad no se si seguían en el bosque, en un sendero o en algún otro lugar, las posiciones de los personajes también ayudaría, si se sientan, se acuestan o permanecen parados, se que la imaginación de uno mismo es suficiente pero me gustaría saber cual es TU propia idea.
    Y creo que no estaría de mas describir un poco los personajes de nuevo, eso es una petición mía, pus no recuerdo muy bien a todos, disculpa pero tengo tantas cosas en la cabeza y los describiste hace un rarito que era inevitable olvidarlos, sorry.
    Créeme cuando te digo que no trato de hacerte sentir mal, pero son unas pequeñas observaciones o sugerencias que a mi parecer te podrían ayudar bastante, si tratas de seguir un poco esto tu historia será mucho mejor de lo que ya es.
    Entre otras cosas me parece divertido que Michell casi tenga que gritarle sus sentimientos a Gerardo, creo que ni abriéndole mas los ojos se daría cuenta =D
    La pelea que se aproxima parece ser muy prometedora e interesante, no dudes en avisarme del próximo capitulo.
    Cuídate mucho, espero saber de ti pronto y de nuevo te reitero que no trate de hacerte sentir mal.
    oxoxoxoxoxoxox
    atte
    YAZZZZZZZ
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Sheccid

    Sheccid Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    25 Enero 2012
    Mensajes:
    493
    Pluma de
    Escritora
    Órales, ya se acerca la batalla final, estupendo.
    Detecte unos cuantos errores en algunas exclamaciones:
    Ey/! Hey¡
    Hu/ (creo que quisiste decir) Uh.
    Fuera de eso, pobre Michelle, pero en serio que Gerardo está menso, si se nota luego luego .
    También me agradaba más tu forma de escribir en guiones, cómo que así parece más obra de teatro, aunque esta buenisíma la historia y sigo atrapada en sus redes.
    Avisame de la conti si puedes y gracias por invitarme :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Ruriel

    Ruriel Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritor
    Fue un error mio, los capitulo de esta historia hace mucho que los tengo hechos y algunos los hice de forma de obra teatral, pero ya no queda ninguno así.
     
  17.  
    Ruriel

    Ruriel Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Leyenda de Estefani
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    100
     
    Palabras:
    1415
    CAPITULO XLVII: ¡HASTE FUERTE GERARDO!




    Llego el momento de demostrar lo que vale, enfrentando al enemigo más difícil para él, su propia desconfianza.


    Reim hacia acto de presencia ante Gerardo y Michelle. La inesperada derrota de sus colegas Silarus le obligaba a tomar la determinación de acabar con los humanos con sus propias manos.


    — ¡Gerardo ten cuidado! — La princesa se tiraba encima del chico para evitar que este fuera interceptado por el rayo lanzado por Reim.


    — Eres rápida para reaccionar princesa, me sorprendes. Aunque no se puede decir lo mismo de tu amigo.


    —Gerardo, ¿te encuentras bien?, ¿No estás herido? — Afligida preguntó Michelle.


    —Estoy bien Michelle, gracias.


    —Qué alivio. Tienes que estar más atento Gerardo, este tipo es sin duda muy fuerte. No creo que nos resulte nada fácil vencerlo.


    El muchacho seguía en su mundo, muy disperso a lo que estaba ocurriendo en ese momento.


    — ¨ ¿Qué es lo que soy yo?, un héroe…si ni siquiera era alguien mínimamente importante en mi mundo, ¿Qué estoy haciendo aquí?, ¿Por qué mi destino me habrá traído hasta este lugar? ¨


    — Gerardo, no sé que estará pasando por tu cabeza ahora pero…tienes que tener fe en ti mismo. Sé que no nos vas a defraudar. — Le dijo con una sonrisa Michelle.


    Con esas palabras de Michelle, el muchacho volvió a estar enfocado en lo que tenía que hacer.


    — Te lo agradezco, tienes mucha razón, no puedo estar pensando en nada más ahora que en este combate.


    — Así está mejor, bien dicho.


    — ¿No entiendo a que se debe la expresión de seguridad que ponen?, pero yo apenas estoy comenzando. — Le incomodaba a Reim la tranquilidad que los muchachos mostraban ahora.


    —Qué casualidad, nosotros apenas estamos entrando en calor. Ya verás de lo que somos capaces, pero antes que nada… ¡Fellow quieres soltarte de mis pechos por favor! — Le grito al conejo muy avergonzada.


    — ¿Y qué quería que hiciera princesa?, usted se preocupó solo en salvar de ese ataque a Gerardo, pero se olvido completamente de mi.


    — Por favor Fellow, no hagas cosas tan vergonzosas. —Gerardo estaba apenado también.


    —Usted mejor ni hable joven Gerardo, además se supone que tu tendrías que tocárselas y no yo.


    — ¡¿Cómo puedes decir eso?, ubícate Fellow!


    — Ya, Ya, no se ponga así, total a ella no creo que le moleste.


    — ¡Deja de decir esas cosas Fellow! — Michelle no sabía qué hacer para callar al conejo desvergonzado.


    Reim seguía observaba como sus supuestos contrincantes discutían de cosas sin sentido.


    ¨Son unos tontos. Se comportan de esa forma tan relajada delante de mi presencia, no les voy a permitir que se burlen de mí. ¨


    Bastante molesto por el absurdo comportamiento de los chicos, Reim comenzó a actuar y atacó de frente a sus enemigos. Cuando este se acerco demasiado, los muchachos afortunadamente pudieron esquivar el ataque del líder Silarus, quien apenas con su mano toco una piedra, la cual deshizo por completo.


    — ¿Qué ha pasado?, esa piedra quedo hecha añicos. — Miraba perpleja la morena.


    —Ese debe ser el verdadero poder de Reim. Si él nos hubiera tocado, seguramente terminaríamos igual que esa piedra. — Comentaba impactado por lo ocurrido el joven


    —Tengo mucho miedo. — Se colgó de los hombros de Michelle muy atemorizado el conejo guía de los jóvenes.


    —Quieres tranquilizarte Fellow, era de esperarse que fuera un enemigo poderoso, compórtate.


    — Pero señorita, este sujeto nos va a matar. — Decía temblando.


    — Que fastidio, no eres más que un conejo cobarde.


    — Él…es muy fuerte. — Al ver ese poder destructivo con sus propios ojos, Gerardo recordó el consejo de cierta persona.


    Flashback:


    Gerardo le había entregado con sus propias manos una cuchilla a la Silarus Morgana. El joven estaba asumiendo el riesgo por confiar en ella, pese a la objeción que Michelle tenía con respecto a esa decisión.


    — ¡Dejen de ponerme a prueba, estúpidos humanos! — Ante la cara de miedo de ambos jóvenes, la Silarus toma su decisión finalmente.


    No teniendo tiempo a ningún tipo de reacción, Michelle solo atino a voltear su cabeza para no ver lo que ocurriría, pero para su sorpresa la Silarus no había hecho nada. Ella simplemente detuvo su ataque con la cuchilla a unos pocos centímetros del corazón de Gerardo.


    — No lo puedo creer. — Decía con bronca y lagrimas en sus ojos. — Yo siempre manchaba mis manos con la sangre de hombres tan jóvenes como tú. Pero ahora… ¿Por qué no puedo hacerlo?, ¿Acaso he perdido el valor para matar a otras personas?, ¿Tan bajo he caído como Silarus?


    Gerardo miraba como su supuesta enemiga se castigaba a ella misma por su incapacidad para seguir luchando y no pudo evitar sentir algo de pena por ella.


    — Yo no creo que seas una cobarde Morgana. El hecho de que no puedas asesinar como lo hacías antes no te hace más débil. Lo único que eso significa es que tú eres diferente ahora y por eso ya no tienes justificativos para matar.


    — ¿Yo…diferente?


    — Así es, diferente. Porque ahora tú deseas otras cosas distintas que antes no soñabas con tener. Como por ejemplo una vida normal.


    — Una vida normal, ja... deja de bromear, yo nunca podría tener una vida normal. Eso no va con mi forma de ser, yo soy una guerrera. Lo único que sé hacer es pelar.


    — ¿En verdad es cierto eso?


    — ¿Eh?


    — ¿Acaso antes de convertirte en una Silarus, tú no eras una chica como cualquier otra, llena de sueños e ilusiones? Puedo entender que hayas vivido una infancia más que cruel por culpa de tu padre, pero eso no es suficiente motivo para culpar al resto de los humanos por tu dolor. No es culpa de ellos el infortunio de tu vida.


    Por mas esfuerzo que hacia ella para negarse, sabía que las palabras del joven no eran para nada desacertadas y que había mucho de verdad en sus dichos.


    —Morgana, aun no es demasiado tarde, por favor únete a nosotros. Necesitamos de personas como tú para ayudar a este mundo del caos, por favor Morgana.


    Luego de unos minutos de silencio, Morgana levanto su mirada para darse media vuelta y comenzar su partida.


    — Ya te lo dije antes, no puedo unirme a ustedes. Si hiciera eso, seria traicionar aun más a mis hermanos Silarus. Ya ahora mismo he fallado en todo sentido a su confianza al no poder matarlos. Será mejor que todo quede así como esta.


    La Silarus emprendió la partida pero se detuvo un momento para decirle algo mas a Gerardo antes de irse.


    —Quizás no vayas a hacerme caso, pero aun así te daré un consejo.


    — ¿Un consejo?, ¿De qué se trata?


    — Es con respecto a los Silarus que todavía están con vida. Debes de saber que ellos no son en nada parecidos al resto del grupo, incluyéndome a mí. En especial nuestro líder…Reim.


    — Reim, es distinto al resto de ustedes, ¿que lo hace diferente?


    — No solo es diferente en cuanto a poderes, ya que está muy por encima de mí y del resto de los Silarus, sino que también se diferencia en sus ambiciones. Para Reim no existe nada más que la victoria, su único propósito ha sido y será el volverse cada vez más poderoso. Y a diferencia de mí por ejemplo…él jamás perdonará la vida de personas como tú, o mejor dicho de cualquier ser vivo que se cruce en su camino. Para nuestro líder la única manera de solucionar un conflicto con alguien es eliminándolo, esa es su forma de actuar y jamás se desviada de esa ideología.


    Lo dicho por Morgana dejo muy preocupado a Gerardo, no podía imaginarse del todo que tan cruel podría a llegar a ser el líder de los Silarus.


    — Perdedor, será mejor que sigas mi consejo. Por si una de casualidades llegaras a encontrarte cara a cara con Reim, huye, escápate de inmediato, porque él no parará hasta haberte destrozado, tanto a ti como a tus amigos.


    Fin del Flashback:


    — ¿Con que no se detendrá hasta eliminarnos por completo eh?


    — ¿Qué pasa Gerardo?, ¿de qué hablas? — Le pregunto con inquietud Michelle.


    — ¿Qué tantos dices chico? — También le pregunto Reim.


    — Michelle, hazme un favor. Déjame luchar a mi solo contra él.


    — ¡¿Qué?! — Dijeron Michelle y Fellow a la vez.


    — Si este tipo es nuestro enemigo más fuerte, te demostrare a ti y a los demás… ¡Que yo me hare mas fuerte!


    El joven de la tierra demuestra su valor ante el rival más complicado, ¿Hasta dónde lo llevará su determinación?




    PROXIMO CAPITULO: EL PODER DE TODOS EN UNO
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  18.  
    Navaja

    Navaja Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Junio 2009
    Mensajes:
    187
    Pluma de
    Escritora
    Ay, es el segundo capítulo que leo y la verdad está muy interesante. Por lo que pude entender, Séfiro es una ciudad en problemas y tiene que ver con los Silarus, donde Michelle (tocaya <3) es princesa. Por cierto, es mi personaje favorita porque es morena y porque es muy cute.

    Ay, me gusta en parte que Gerardo sea inocente, y me gustó aún más la escena cuando decide pelear solo con Reim.

    Y Follow ... uy, conejo pervertido. No me gustó mucho este personaje por 2 razones: es entrometido y en lo personal no me gustan los conejos >.< Pero le da su toque especial a la historia.

    Bueno, con respecto a la narrativa, solo tengo que decirte que te comes algunas letras y para esto, deberías pasarlo primero por word antes de publicarlo. Así la lectura sería más placentera de lo que es, porque tu estilo me gusta mucho: preciso y absorvente. Se parece un poco al mio :)

    Bueno, espero con ansias la continuación y te agradecería que me explicaras un poco la historia, porque si llevas 47 capítulos y yo solo leí los dos últimos, de algo me abré perdido ¿no?

    Nos vemos :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    libeika

    libeika Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    26 Abril 2011
    Mensajes:
    75
    Pluma de
    Escritora
    amigo tu historia esta cada vez mas interesante, me encanta mucho. tienes uno que otro error pero que se pueden solucionar, solo trata de leer muy bien antes de publicar, por lo demás fino; espero el proximo capitulo con ansias;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Ruriel

    Ruriel Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Leyenda de Estefani
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    100
     
    Palabras:
    1629
    CAPITULO XLVIII: EL PODER DE TODOS EN UNO




    El último y más fuerte Silarus se puso en acción luego de los fracasos de sus compañeros de batalla. Este sería el adversario más complicado que tendrían nuestros jóvenes aventureros antes de llegar al castillo de Sefiro.


    Debido a algunos sucesos y a los dichos de Reim, Gerardo nuevamente comenzaba a dudar sobre sus propias posibilidades, y al porque él estaba en esta situación tan extrema a la cual nunca se imagino que estaría.


    La intervención de Michelle para darle algo de aliento al muchacho, fue fundamental para continuar con su difícil misión y lograr reunirse otra vez con la persona que lo introdujo en esta aventura, Estefani.


    —Oye Gerardo, ¿de verdad planeas pelear tú solo contra Reim?


    —Es lo que debo hacer. Michelle desde que he llegado a este mundo, una y otra vez me han salvado de los problemas. Hasta ahora no he podido ser capaz de demostrar nada y eso…me hace sentir un verdadero estorbo.


    —Yo no creo que seas un estorbo Gerardo.


    —Eso mismo me dijo Estefani hace un tiempo. Pero tengo que empezar a demostrarlo con hechos, de que en verdad puedo hacerle frente a esto por mí mismo.


    Michelle sin decir nada se puso a la par de Gerardo en posición de combate, ante la cara de incredulidad del joven.


    — ¿Qué haces?, ¿No te dije que me dejaras pelear a mi contra Reim?, ¿Acaso no confías en mi?


    —Si hay una persona que cree en ti, esa soy yo precisamente. ¨Quizás mi hermana tiene esa misma fe en ti.¨


    —Entonces… ¿Qué planeas hacer?


    —Es que pienso que venceremos más rápido a este rival si unimos nuestras fuerzas. Además no me quiero ir sola, extrañaría mucho tu compañía Gerardo.


    — ¿Qué?, ¿por qué me dices esto Michelle?


    —Ya pronto lo sabrás, Gerardo escúchame bien, ni se te ocurra morir en un lugar como este, jamás te perdonaría. Una vez que todo esto termine…hay algo muy importante que quiero decirte.


    — ¿Muy importante?


    — ¡No te distraigas, ahí viene!


    Reim no tenía ningún interés en seguir escuchando las palabras de los chicos y tomo la iniciativa. Trataba en todo momento de tocar aunque sea un poco el cuerpo de alguno de ellos. Eso sería más que suficiente para que usara su poder para destruir moléculas.


    Parecía algo sencillo solo dedicarse a escapar de no ser tocado por el Silarus, pero el problema sería hasta cuándo podrían resistir sin antes casarse. Era la lógica que ellos tuvieran que intentar golpearlo con alguna de sus técnicas secretas y hacerlo de manera precisa, ya que un rival como Reim no les dejaría otra posibilidad para atacarlo.


    Michelle se movía con destreza, cualquiera que la viera aseguraría que era una experimentada guerrera, sin embargo esta apenas llevaba unos pocos meses de entrenamiento como luchadora. Por el otro lado, Gerardo, que si bien había mejorado notablemente sus movimientos y tenía más velocidad también, aún se le podía ver varios puntos flojos, como la falta de intuición en momentos de peligro, como cuando Reim intentaba tocarlo con su poder destructivo de moléculas.


    La morena tenía que estar con todos sus sentidos a mil, no solo para cubrirse ella de los ataques, sino también para proteger a su amigo en caso de que este estuviera a punto de ser atrapado. Esa doble función claramente cansaría a cualquiera, y eso empezaba a notarse.


    —Michelle, ¿estás bien?, te veo muy agitada. — Le pregunto muy preocupado Gerardo, viéndola a ella tratando de tomar algo de aire.


    —No te preocupes por mí, yo estoy bien. — Trataba de disimular su evidente agotamiento.


    —¨Maldición, por más que me digas eso, sé muy bien que has estado pendiente de mi todo este rato. No es posible, ¿acaso no importa todo lo que me esfuerce?, ¿siempre voy a depender de los demás? ¨


    El líder Silarus comenzaba a notar la fatiga de Michelle, y sabía que si ella no estaba al cien por ciento de sus condiciones, no habría forma de que pudiera seguir protegiendo al muchacho. Reim teniendo en cuenta esa ventaja, cambio de plan y decidió iniciar su ataque de otra manera.


    —¨ La princesa ya no se mueve con la misma agilidad que al comienzo de la pelea. Seguramente este llegando a los límites de su fuerza, creo que es el momento para emplear mis otras habilidades.¨


    Luego de hacer unos raros movimientos de mano, una especie de luz color azulado cubrió los pies de Reim, era una clara muestra que tenía planeado otra estrategia para continuar con el combate.


    Los pies de Reim se habían vuelto tan rápidos que ni tiempo les dio a Gerardo, Michelle y Fellow para poder escaparse. El corría en círculo alrededor de ellos, sin dejarle ningún tipo de salida.


    — ¿Qué significa esto?, ¿Desde cuándo él puede moverse a esa velocidad?, ¿Acaso habrá incrementado su poder? — Los ojos de Michelle a dudas penas podían seguirle el ritmo a Reim, ni hablar de Gerardo y Fellow que directamente ni lo veían.


    —Donde… ¿Dónde está Reim?, no logro verlo


    —Gerardo, por nada del mundo te separes de mi, esto se ha vuelto muy complicado.


    Ya Reim los tenia donde quería, acorralados y sin ninguna escapatoria. Ahora solo tenía que elegir a quien eliminaría primero, cuando al fin se decidió, otra técnica nueva fue empleada por él para concretar su maniobra de lucha.


    Era otro poder que usaba uno de sus hermanos Silarus, y se trataba de…


    —¨Garras de tigre asesino¨ — Reim empleo uno de los golpes secretos de Fuldac, el amo de la naturaleza. El poder cortante que poseía esa técnica pudo rasgar con facilidad las prendas de Gerardo y Michelle, inclusive traspasar la piel de los mismos, dejándole marcas de graves heridas.


    —Rayos, también posee ese tipo de habilidades, ¿Cuántos trucos mas se va a sacar de la galera? — Los nuevos movimientos de su rival hacia que las posibilidades de vencer para Michelle se redujeran considerablemente. También se fijo en la gravedad de las heridas de Gerardo que se encontraba a su lado. — Oye Gerardo, sé que es doloroso, pero resiste, tenemos que vencerlo.


    —Ya lo sé Michelle, ¿Pero qué piensas hacer?, Por lo visto este sujeto se conoce muchas variedades de ataques, nunca vi nada parecido, bueno aunque en realidad jamás había tenido una pelea real.


    —Te aseguro Gerardo que no es normal que alguien tenga todo eso tipos de variantes para combatir. No creo que nadie a excepción de Randall pueda hacer algo semejante a esto.


    —Veo que esto escapa a nuestras posibilidades.


    —No del todo, yo también puedo tener un as en la manga. Pero voy a necesitar algo de tiempo para reunir suficiente energía, necesito que lo mantengas ocupado por un momento, ¿Puedo contar contigo?


    —Tenlo por asegurado, voy a dejarlo bien cansado para que no tengas problemas en usar tu ataque.


    Ella seguía preocupada, era como que dejaba a un niño hacer la tarea de un adulto. Pero Gerardo no era ningún chiquillo, ella quería confiar en él, de la misma manera en que Estefani pudo depositar sus esperanzas en este muchacho. Pero no era solo eso lo que le hacía dudar a Michelle, si bien su hermana tenía confianza ciega en él, los sentimientos de ambas no tenían que ser precisamente iguales, por lo menos eso le parecía a la morena.


    — ¡Aquí voy! — Dijo Gerardo a punto de pelear contra Reim.


    — ¡Espera! — Soltó de repente ella.


    — ¿Ahora qué pasa Michelle?


    Ella se paro frente a él con una extraña sensación, y sus ojos también denotaban un brillo que hacía mucho que Michelle no tenía por nadie, desde la muerte de Cristian. Fue así que la princesa sin pensarlo abrazo cariñosamente a Gerardo, sin importarle estar en medio de la pelea con Reim, sin importarle nada de nada.


    —H-Hey, Michelle, Q-¿Q haces? — Preguntaba con un hilo de voz el joven que nunca había estado en este tipo de situación con ninguna chica.


    —Solo estoy actuando sin pensar. Es muy extraño pero… repentinamente sentí deseos de abrazarte, fue como que una voz interior me pedía que no te deje hacer esto. Aunque por otra parte, hay algo que también me dice que tengo que confiar en ti. Dime algo Gerardo, ¿A quién debería hacerle caso?, ¿Lo que la razón nos dice?, ¿O tendría que escuchar lo que dicta este corazón que no ha dejado de latir fuertemente desde que estas aquí conmigo?


    —Es que… ¿no entiendo por qué me dices todo esto ahora Michelle?, ¿Qué es lo que te ocurre?, sin duda estas muy… — La boca de Gerardo no pudo pronunciar ninguna palabra más al unirse con los suaves labios de la princesa, que estaba rendida a sus deseos de sentirlo de esta manera tan intima.


    —Te amo Gerardo…ahora, puedo estar más tranquila conmigo misma. — Ella necesitaba decírselo, tenía el presentimiento que si llegaba a pasar algo grave, nunca más podría confesar esta verdad que suprimía su pecho.


    Otra vez estos chicos se habían olvidado de lo que estaban haciendo.


    —P-Princesa Michelle. — Fellow le jalaba de sus prendas para que le prestara atención. — Creo que deben ponerse en marcha con su plan.


    Los dos le dieron la razón al conejo y pusieron en marcha su plan, la cual consistía en que Gerardo detuviera por unos instantes a Reim, hasta que Michelle tuviera lista su nueva técnica.


    —No puedo creerlo, ¿así que ustedes están enamorados?, de verdad me dan nauseas, ¨ Fuerza titánica¨ — Reim usa la técnica destructora de Angul y golpea el suelo con fuerza, creando un gran agujero en el piso.


    El trabajo en equipo de Gerardo y Michelle contra el Silarus que usa los poderes de sus compañeros, ¿Quien resultara ganador de este combate?




    PROXIMO CAPITULO: LA EXTRAÑA COMBINACION CONTRA LOS ATAQUES COMBINADOS
     
    • Me gusta Me gusta x 8
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso