Leyenda Popular La lección de Yama (una leyenda hindú por la época).

Tema en 'Otros Fanfiction' iniciado por InunoTaisho, 24 Octubre 2017.

  1.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,476
    Puntos en trofeos:
    461
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La lección de Yama (una leyenda hindú por la época).
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2308
    La lección de Yama



    Antes de celebrar a la muerte prefiero celebrar esta vida y la vida eterna con nuestro Señor; sin embargo no pude pasar por alto las fechas pues desde el año pasado había pensado en compartir esta adaptación personal de otra adaptación del texto denominado “Kaṭha-upaniṣad”, un libro sagrado del hinduismo. Es el tercero de los 108 Upanishads del canon Muktika que se encuentra dentro de los 10 Upanishads principales (mukhia Upanishads). Espero lo disfruten sólo para reflexionar un poco.


    [​IMG]

    En el marco del hinduismo, Iama o Yama es el dios de la muerte, señor de los espíritus de los muertos y guardián del inframundo.



    Hace mucho tiempo atrás vivía en la India un hombre llamado Vajasravasa Gautama, quien tenía un hijo adolescente al cual había puesto el nombre de Nachiketas. El muchacho era de mente abierta, brillante y muy observador, cualidades que su padre no sabía apreciar.



    Un día Vajasravasa decidió realizar un sacrificio en honor al gran dios Om Brahma en reconocimiento y agradecimiento por todo lo que le había dado, pero especialmente para ganarse su favor en el disfrute celestial; así que dispuso llevar a Nachiketas con él para que le hiciese compañía y de esa manera pudiera apreciar el valor de dicho sacrificio. El sacrificio, denominado en su idioma como Sarva dakshina, consiste en entregar todo lo que se tiene, sin excepción, como una preparación para la última etapa de la vida espiritual. Sin embargo el jovencito se dio cuenta que su padre no estaba verdaderamente listo para renunciar a los apegos en la tierra debido a la pobreza de la dádiva entregada, lo cual le hizo reflexionar en su interior.



    ─ No creo que al gran dios le guste este tipo de sacrificios en su honor, con animales inútiles que ya han pasado sus mejores días y cosas de poco valor que a alguien como él no le sirven de nada… Si mi padre espera ganarse la inmortalidad con esto creo que se ha equivocado.



    Después de un momento se dirigió educadamente a su progenitor para externarle su apreciación.



    ─ Padre, ¿estás seguro de que el dios Om Brahma ha pedido se le ofrende todo esto?



    Vajasravasa no le contestó y únicamente lo miró un momento con leve desagrado, continuando con lo suyo para dar por terminada la discusión. Pero el muchachito no iba a darse por vencido queriendo hacerle notar su falta, así que le lanzó una pregunta significativa en la cual el adulto no había pensado.



    ─ Padre mío, según veo en este sacrificio le estás entregando al gran Brahma todo lo que tienes, así que, ¿a quién me vas a dedicar a mí siendo tu único hijo?



    El hombre siguió haciéndose el desentendido recitando los mantras correspondientes a sus peticiones para comunicarse con la deidad en cuestión. Mas el chico insistió un par de veces más consiguiendo desesperarlo.



    ─ ¡Está bien, ya que hablas de esa forma tan insolente sin saber nada de nada voy a entregarte en mano de Yama! ─le respondió por fin con rabiosa voz sin medir el alcance de sus palabras. Fue muy tarde para querer arrepentirse una vez dichas.



    Nachiketas, manteniendo el semblante sereno, dijo:



    ─ ¿Qué soy yo, un simple mortal, para el gran Yama, guardián del mundo de los muertos? Varios han ido con él antes de mí y varios más me seguirán en su momento; así que mi vida no tiene ningún valor por cuanto solo soy uno entre muchos.



    Esa misma tarde Nachiketas partió con rumbo a la mansión del dios Yama y, al llegar ahí, recibió la mala noticia por parte de los sirvientes quienes le dijeron que su amo no se encontraba en esos momentos. El mancebo no se desalentó y se dispuso a esperar calladamente el regreso del dios sentándose muy quieto en la sala de espera. Y allí permaneció tres días sin dormir ni probar alimento alguno. Cuando Yama regresó se enteró de lo sucedido con el distinguido visitante que lo buscaba así que, bastante apenado ante semejante descortesía de su parte, quiso recompensarle haciéndole el siguiente ofrecimiento:



    ─ Oh, joven Nachiketas, por haber aguardado con paciencia mi venida en estos tres días voy a concederte tres deseos en expiación a mi falta. Puedes pedir lo que sea que yo te escucho.


    ─ El agradecido soy yo, gran Yama, ya que has accedido a escucharme ─respondió el mozo respetuosamente inclinándose brevemente de forma reverente─. Primeramente te pido que mi padre, a quien he dejado adolorido al saber que vendría a buscarte, pueda recibirme sin inquietud y sin tristeza. Que no me reprenda ni me riña a mi regreso sino que me acoja amorosamente reconociéndome como su hijo ─agregó con voz serena.


    ─ Deseo concedido sin problemas ─le dijo Yama con una leve sonrisa aprobando la petición que sólo un hijo sensible sabe hacer por su padre─, tu padre dormirá sus noches en paz al verte libre de mí. Ahora dime tu segundo deseo ─añadió.


    ─ Espero no ofenderte con mis palabras, gran Yama, pero ahora que estoy aquí siento en mi corazón el deseo de saber lo que verdaderamente conduce a la dicha eterna en el cielo, donde el alma del hombre no teme a nada: ni a la vejez, ni al hambre, ni a la sed, ni a tu llegada ─el mancebo volvió a inclinarse ante el dios poniendo de manifiesto sus ansias de aprender, algo que muy pocos pueden declarar con total calma. Esos tres días de ayuno y meditación le sirvieron para avivar su espíritu observador.


    ─ Bueno, yo lo sé y tú también sabes lo que es, oh Nachiketas, pero te contaré el secreto… Ese fuego consumidor que se halla escondido en tu interior es la fe, que es el virat – purusha, el soporte del universo. Si conservas y avivas ese fuego creyendo y aguardando las dichas venideras, haciendo lo que te corresponde, serás conducido al gran cielo ─respondió el dios sin borrar la sonrisa, admirado por la lucidez del mancebo a su corta edad─. Y se encuentra en un lugar oculto dentro de tu corazón; de hecho se encuentra en el corazón de todos los hombres, pero no todos pueden invocarle ya que eso sólo puede lograrse a través de una profunda meditación como la que tú has hecho, oh Nachiketas. Con el conocimiento de este agni has alcanzado otros mundos… Y dime cuál es tu deseo final ─agregó con total amabilidad.



    El muchacho respiró hondo antes de hablar, sabiendo que se estaba atreviendo demasiado. Sin embargó no se acobardó al tomar nuevamente la palabra.



    ─ En el mundo, oh gran Yama, existe una duda terrible sobre lo que realmente le sucede a todo hombre cuando muere. Unos dicen que todo acaba ahí y otros afirman lo contrario ─comentó respetuosamente inclinándose un poco a manera de disculparse─, por ello te pido, como último deseo, puedas revelarme la verdad.



    Yama mudó el semblante ante semejante cuestionamiento y respondió con total seriedad, casi como si tuviera miedo de algo:



    ─ Oh, Nachiketas, incluso los dioses se preguntan sobre esto y nunca han llegado a un entendimiento; esta verdad es tan sutil que ninguna respuesta sería adecuada para ella. Entonces, de favor te pido que no me obligues a revelarte el secreto de la muerte, hazme otra pregunta y libérame de esta obligación.


    ─ Por lo que dices, oh gran Yama, que incluso los dioses tienen dudas sobre esa verdad, puedo deducir que entonces sí lo sabes; por ello me siento satisfecho de encontrarme ante la persona adecuada ─dijo el adolescente sin querer sonar pretencioso─. Ningún beneficio puede ser igual a este conocimiento, y yo no quiero algo inferior.


    ─ Vamos, mi estimado Nachiketas, yo puedo ofrecerte muchos dones, puedes tenerlos con solo pedirlos: gran posteridad, riqueza, ganado, oro y elefantes en abundancia; tierra y larga vida para ti ─la voz del dios se hizo aduladora procurando desviar su atención hacia otros tesoros codiciables para el común de los mortales. En ese momento fueron apareciendo de la nada todos y cada uno de los bienes señalados─. Cualquier deleite que pueda existir, concebible o inconcebible, visible e invisible, pídelos sin restricción. Aquí hay carros y doncellas nobles con instrumentos musicales para servirte. La gente nunca los ha visto; no pueden ser ganados por los hombres. ¡Sé feliz con esto y no preguntes sobre esta gran muerte otra vez, oh Nachiketas! ─agregó un poco más desalentado.


    ─ Entiendo tu intención, gran Yama, ¡pero todos esos placeres que me ofreces son efímeros y no valen para nada si uno tiene que morir tarde o temprano! Así que estos carros, estas damiselas y esos goces llévalos de vuelta pues de verdad no los quiero ya que sólo desgastan nuestros mortales sentidos y cuerpos; nos convertimos en débiles y viejos después de su disfrute ─declaró Nachiketas tras mirar los bienes con leve desprecio, dedicándole una nueva reverencia al dios para disculparse por su osadía─. Incluso la vida más larga no es nada antes de la eternidad; y toda la felicidad, porque tiene un comienzo, también tendrá un fin. No estaré satisfecho con todas las cosas que ofreces. Solo seré feliz con aquello de lo que incluso los dioses tienen dudas… ¿Qué le sucede al alma en la última etapa? ─puntualizo decidido pues no tiene otra pregunta que hacer más que esa.



    Yama respiró profundamente y todo lo que había aparecido volvió a desparecer, quedando ambos nuevamente solos. Entonces el dios volvió a sonreír brevemente para mostrar su complacencia.



    ─ Bien has hecho, oh gran Nachiketas, al haber rechazado las tentaciones de la vida esperando por el conocimiento que produce inmortalidad, y con ello has demostrado que eres un verdadero iluminado quien sólo quiere lo mejor para vivir sabiamente ─le dijo calmadamente haciendo un suave movimiento de afirmación con la cabeza, sentándose e invitando al mancebo a hacerlo con él─. Escucha pues, mis palabras y pon toda tu atención. Una cosa es lo justo y otra cosa es lo agradable que causa placer. Los dos caminos existen para el hombre, mas el insensato escoge el camino de lo agradable deslumbrado por su efímero brillo, cegándose y errando hasta el fin de la vida…



    "El sabio que logra escuchar la voz que reside en su corazón, gracias a la calma de sus sentidos y de su espíritu, se eleva por encima de las cosas transitorias y alcanza la divinidad. En cambio, el insensato nace y muere como el trigo, y vuelve a nacer en la tierra porque no es digno de entrar en el inmortal reino, y cae una y mil veces en mi mano. El más allá no brilla para los simples, que piensan que este es el único mundo y no hay otro; así como el mundo despierto no existe para una persona soñadora. Al caer bajo la ley del karma no aprenden hasta que la naturaleza les da una lección dolorosa. No solamente hay nacimiento y muerte, sino que hay sufrimiento. La gente se engaña debido a la riqueza y la codicia de las cosas, y en esta ignorancia de la juventud, la salud, la fama y la posición, proclaman: «Este mundo es real, y no hay nada más allá». Estas personas vienen a mí.



    “Fíjate en esta metáfora, Oh Nachiketas: El alma en el interior es la dueña del cuerpo, y el cuerpo es como un carro que debe ser conducido. La razón es el cochero que conduce el cuerpo, los sentidos son los caballos y el espíritu es la rienda que los dirige. Alma, sentidos e inteligencia constituyen al hombre dotado de sensación. El insensato deja desbocar los caballos pero el sabio los guía con mano segura y los conduce por el camino de la verdad al seno del dios de dioses, librándole de las reencarnaciones. Al escuchar esto y alcanzar la Esencia, la Fuente de alegría, uno se eleva a un estado de conciencia extática. Y para ti, mi buen Nachiketas, esa puerta está abierta.



    “Aquel que conoce este secreto, que ha llegado a conocer al gran dios de dioses, escapa a la boca de la muerte. Sólo vuestra alma, que viaja a lo lejos sin moverse, que recorre el espacio sin luchar, es capaz de alcanzar la divinidad inmortal.”



    Así Nachiketas, habiendo aprendido del dios Yama el secreto de la sabiduría y las reglas de la perfección, puro de toda mancha, libre de toda pasión insana, se libró de la muerte, poseedor de la inmortalidad. Lo mismo pasará con todos aquellos que conozcan su alma y la consagren a Dios.


    [​IMG]






    Nota: esto parece bastante metafísico y me costó un poco entenderlo y darlo a entender analizando la interpretación que le dieron al texto original en la página de Internet que usé para consulta ─https://www.swami-krishnananda.org/katha1/katha1_1.1.html─, ya que el hinduismo en toda su expresión es bastante complicado hasta para ellos mismos… parte del texto lo complementé con la adaptación que yo tengo en casa de un libro escolar de hace años que le dieron a mi mamá, y otra parte es invención mía. Ojalá les haya gustado y nos leemos en otra ocasión en el foro de Temática libre.


    Extras: Brahman (pronunciado /brahmán/) es un término sánscrito que hace referencia a la divinidad absoluta del hinduismo. Etimológicamente, brahman tiene el significado de ‘expansión’ en sánscrito. En los Upanishads (textos sagrados del hinduismo) se señala al Brahman como lo absoluto, que se encuentra en todo el universo, que es la esencia de todo, que transciende a todo, que es inmanente y causa eficiente del cosmos; en tanto que a nivel de microcosmos su correlato es el atma o alma eterna de cada individuo.
     
    Última edición: 15 Octubre 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Paulijem

    Paulijem HIJA DE ASLAN

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,045
    Puntos en trofeos:
    311
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡Hola, InunoTaisho!

    Vengo a visitarte (?)

    Me tomé el tiempo de leerlo, analizarlo y sobre todo, disfrutarlo. Su mensaje realmente es de apreciar y te deja mucho qué pensar, es reflexivo y rico en cultura. He escuchado hablar sobre el hinduismo y claro, leído algo, pero nada más que por encima. Nunca intenté siquiera tomarle atención alguna, más que nada por cosas de la vida.

    Sin embargo, leyendo esto, me di cuenta lo pintoresca que es realmente y lo acertado que son sus pensamientos, o la manera de hacerlo. Me fascinó, en verdad.

    Te agradezco que lo hayas compartido.

    ¡Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador Comentarista destacado

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,476
    Puntos en trofeos:
    461
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Estuve tentada a aprender unos mantras pero es taaan complicado que mejor lo dejamos ahí... :\*u*/:.
    Gracias, mi linda Paulijem , por tomarte el tiempo y apreciar el mensaje, algo que me hace muy feliz este día a pesar de los meses que han pasado desde que lo publiqué. Eres un encanto... :omg<3::<3:
     
    • Adorable Adorable x 1
  4.  
    Meowffin

    Meowffin Líder de Orientadores

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Abril 2015
    Mensajes:
    1,116
    Puntos en trofeos:
    271
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Para alcanzar la inmortalidad es necesario rechazar todo placer terrenal; pues éstos, así sea que duren toda una vida, son temporales y no llenan verdaderamente el alma/corazón/espíritu.
    El conocimiento desde nuestro interior, puesto en práctica, es sabiduría; es eterno. Para alcanzar la inmortalidad es necesario adquirir ése conocimiento, buscar la fe que recide allí y actuar con base en ella.
    Es necesario creer desde nuestro interior en que hay algo más del otro lado, actuar con base en esa fe y rechazar todo lo terrenal; para acercarse a Dios, llegar a él y escapar de la muerte.
    Para aquel que no entienda la lección o lecciones que se le presenten en la vida terrenal, inevitablemente el karma seguirá repitiéndolas hasta que aquel mismo corte con el círculo.


    Eso fue lo que entendí y, ahora que recuerdo, hace muchos meses terminé de leer una serie de libros (no hindúes) que hablan sobre eso..

    Y creo que hay ciertas fallas, con los signos de puntuación, que puedes mejorar; al igual que los renglones de espacio que dejas entre diálogo y diálogo y entre párrafo de narración y párrafo de narración, eso se me hizo algo ¿distractivo? y visualmente cansado al momento de leer, terminar el párrafo o diálogo y luego bajar para seguir leyendo.

    Me gustó mucho tu escrito, es muy interesante y me llamó mucho la atención.. No vi ni tengo problema con nada más, además de lo ya dicho; aquellos son pequeños errores que puedes corregir con ayuda de un beta-reader y/o en el foro de consejos de escritura..

    Eso es todo, InunoTaisho <3.. Deseo que sigas escribiendo y puliendo tus habilidades de escritora, me gusta mucho tu forma de expresarte..

    Saludos, bonita <3 (Y gracias por la paciencia ^^?u)
     
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...
Similar Threads - lección leyenda época)
  1. ManaWYsalm
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    369
  2. Fenix Parker
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    212
  3. KothStark
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    259
  4. Ross Luxury
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    203
  5. Ross Luxury
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    226

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso