1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

La joven que perdió su pasado.

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por FridaGiraff, 3 Julio 2012.

  1.  
    FridaGiraff

    FridaGiraff Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    3 Julio 2012
    Mensajes:
    10
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    La joven que perdió su pasado.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1096
    Hola, pues aquí empiezo con esta historia. ¡Espero les guste!

    Prologo.

    17 de Septiembre de 1994
    El reloj marcaba las 6:32 de la mañana, estaba lloviendo, se escuchaban los truenos y los rayos se dejaban ver.

    En un hospital, una pareja estaba recibiendo a su primera hija.

    La madre se llamaba Isabel, tenia 28 años era bajita, 1.50 aproximadamente, cabello largo ondulado, ojos café muy obscuros, nariz un poco respingada, estaba muy bien proporcionada aunque un poquito llenita, pero eso solo le daba más encanto. Benjamín siempre dijo que ella era perfecta, aunque Isabel le decía que solo lo decía por que la veía con amor.

    En cuanto al Padre: Benjamín, con 28 años. El era un hombre alto, 1.90, cabello negro lacio, ojos café con toques miel, delgado tenia los pectorales marcados, piernas fuertes, y brazos también marcados, sus labios eran delgados pero el labio superior marcado. Isabel le decía que era el hombre más guapo que había conocido, y él le respondía: Amor, estoy feo, y ella nunca se cansaba de negárselo.

    Benjamín mírala, es hermosa, ¿No lo crees?. — Dijo Isabel mientras le mostraba a la pequeña recién nacida a Benjamín.
    Sí, lo es, no puedo creer que sea nuestra hija; no puedo creer que yo sea el padre de esta niña Con lagrimas en los ojos, Benjamín tomo a la bebe con extremo cuidado.
    ¿Cuál quieres que sea su nombre? Dijo Isabel mirando a Benjamín a los ojos, aunque él los tuviera clavados en la bebe.
    Siempre quisiste que nuestra primera hija se llamara Francia, y aquí la tienes, Isabel.
    Francia se llamara entonces. Benjamín, amor, no puedo creer que al fin después de tanto tiempo de esperar este momento, Francia este con nosotros. Y que llegara hoy, el día que cumplimos 3 años de casados. Isabel contesto a Benjamín con una sonrisa.
    Estaban maravillados con esa bebe, su hija. Antes de casarse tres años antes, llevaban 9 años de noviazgo.

    Se conocieron a la edad de 16 años, a finales de segundo semestre de preparatoria. El 5 de Junio: Isabel saliendo de la escuela con sus calificaciones en mano, estaba muy feliz porque fue las mejores estudiantes del curso. Se dirigía a la parada del autobús y vio a un muchacho con el uniforme de la misma escuela, recargándose en la pared a lado de la señal de alto de la esquina. No le tomo importancia y paso a lado del joven, doblo a la derecha y camino media cuadra hasta llegar a la parada del autobús. Se poso alado de la señal del autobús, mirando hacia la calle por si veía venir su camión; volteo a su izquierda y vio que el muchacho estaba ahora recargado en la pared alado de ella. La calle estaba casi sola, de no ser por otro par de alumnos que iban caminando en dirección contraria a la escuela, y solo pasaban uno o dos autos.

    ¿Eres Isabel verdad?Pregunto aquel misterioso joven.
    Sí, ¿Cómo sabes?Respondió rápidamente sin dejar de mirar el horizonte.
    Estas en el cuadro de honor, por eso.
    Oh, ya veo.Isabel seguía mirando el horizonte, pero ningún autobús se acercaba.
    ¿Qué autobús tomas?Pregunto el joven. Al ver que no le dedicaba una mirada.
    La ruta 11, ¿Y tú? Dijo Isabel, al fin mirándolo a los ojos.
    También, no te había visto en el autobús, sales también a esta hora?.
    Sí, pero me quedo a coro, pero como ya sabes, hoy es el último día de clases así que ya no.
    oh, ya veo, ya veo, mira allá viene nuestro camión.
    El joven hizo la parada al autobús y dejo subir primero a Isabel. Ella se fue a sentar hasta el último par de asientos, el muchacho se sentó a su lado.
    ¿Me estabas esperando a caso?Pregunto Isabel abrazando su mochila color rojo cereza.
    No exactamente, esperaba a alguien con quien platicar, y tú fuiste la primera que paso.
    Ah, y ¿Cómo te llamas? Pregunto Isabel mirándolo.
    Benjamín, soy del grupo “A”, por eso no me habías visto, pues tu eres el del “B”.
    Sí, tienes razón, no te había visto.
    El silencio reino por unos minutos, hasta que Benjamín al fin hablo.
    ¿Me darías tu teléfono?.
    Isabel lo miro, abrió su mochila, saco un lápiz y un pedazo de papel, anoto el número, y le entrego el papelillo a Benjamín.
    Aquí me bajo yo Benjamín, nos vemos después. Un gusto conocerte, adiós.

    Y así todo empezó. En vacaciones de verano, Benjamín visitaba a Isabel a su casa. La invitaba a salir, al cine, al parque, por un helado, entre muchas otras cosas. Amigos, mejores amigos. Isabel le conto toda su vida a Benjamín y el hizo lo mismo.

    A pesar de todo, Isabel fue la que se enamoro primero de él. A principio de ese año. Isabel pidió olvidar a su ex novio, que aun habitaba en su corazón, no sabía por qué seguía enamorada de él, si era un patán, la tenía en las nubes, y después sin más la dejaba en el piso. Aparte de pedir olvidarlo, pidió a otro muchacho, el que fuera el amor de su vida: Alto, cabello negro, guapo, con buenos sentimientos y buen bailarín. Todo eso lo veía en Benjamín, a mediados de tercer semestre de la preparatoria, en la madrugada del 17 de septiembre de 1982, Isabel le confesó a Benjamín lo que sentía hacia él, la sorpresa de Isabel fue que Benjamín también estaba enamorado de ella, pero no sabía cómo decirlo.

    Así, ese amor fue creciendo, hasta ese día: 17 de septiembre, pero ahora de 1994.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Kobato

    Kobato Guest

    Bien, es un prólogo interesante. Me intriga el título pues parece que todo va perfecto, tu narración es buena, pero redundas en algunas palabras, como "marcado", repetiste eso unas dos veces en singular, una en plural. Te faltan acentos en pasado como giró, volvió, miró, habló, anotó, etcétera. También en palabras como: sabía, bebé, y otras que se me han escapado.

    Puedes ir mejorando a medida que te den comentarios, los cuales espero lleguen pronto.
    Saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Ziello B

    Ziello B Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Febrero 2012
    Mensajes:
    114
    Hola y gracias por la invitación, deberás eres rápida. Narras bien y con un poco mas de práctica lo harás perfecto. Francia... me gusta pronunciarlo y forma que tan poco común de conocer a alguien; un chico adorable sin duda alguna, en cuanto a ella; que valienta, mira que confesarse primero, verdaderamente genial.
    Los errores ya te los han marcado. Mi consejo para que mejores sería leer y porque no; escribir todo lo que se te venga a la mente, aunque sean oraciones sin sentido y no olvides que los verbos en pasado se tildan. Avisame cuando este listo el próximo capítulo, nos leemos luego, cuídate y chao!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Niné.

    Niné. .

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Diciembre 2011
    Mensajes:
    890
    Pluma de
    Escritora
    Lo técnico:

    *Debes dejar un renglón entre diálogo y diálogo, de otra manera la lectura se puede hacer pesada; no es de buen gusto un escrito que no deja los espacios adecuados.

    *Tienes un pequeño problema con los diálogos. Ejemplo:
    Dijo, en tu diálogo, no debe iniciar con mayúsculas, pues es un verbo de habla (dijo, preguntó, habló, exclamó, etc), y estos siempre deben ponerse en minúsculas cuando van después del segundo guión. Sólo debes poner en mayúsculas cuando se empiece a narrar una acción ajena a lo que dice tu personaje.

    *Como ya lo marcaron por arriba, tuviste varias fallas al acentuar palabras. Recuerda que todo verbo en pasado y terminado en vocal se acentúa -puede que haya alguna excepción- (preguntó, caminó, bailó, gritó, etc.) También te faltó acentuar la conjugación del verbo tener (a pretérito imperfecto, tenía.) Y como también te marcaron, te faltó acentuar alguna que otra palabra que seguro un editor de texto (Word) lo hubiera solucionado.

    De esto, creo que es todo ;3

    Ahora, hablando un poco más en relación a la trama:

    Sinceramente, el prólogo no siento que me diga mucho (sobre todo la parte del nacimiento, no sé cómo vaya a seguir tu historia, pero por ahora no le veo gran relevancia) Y debo admitir que lo que me llamó más la atención fue el título, no el prólogo mismo. En fin, sí me llamó la atención.

    Iba a decir que todo pasó muy rápido, pero después de todo estás introduciendo la historia, así que de momento puedo suponer que no se tratará de cómo se enamoraron -o puede que sí; no me molestaría.-

    Me retiro, pero antes te recomiendo tener cuidado con las fechas que estás manejando. No estoy segura, pero creo que para 1982 el teléfono apenas estaba saliendo en Inglaterra, pero como dije, no estoy segura. Debes recordar que por esos años que estás manejando, no puede ser lo mismo que ahora, hasta el trato entre los jóvenes era diferente.
    Y por cierto, estoy hecha pelotas con los cambios, nació en 1994 y el amor fue creciendo hasta 1994 :'O

    Luego soy mala explicando, así que si tienes alguna duda, no dudes en consultarme, no muerdo ni me enojo ;)

    Saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5.  
    FridaGiraff

    FridaGiraff Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    3 Julio 2012
    Mensajes:
    10
    Pluma de
    Escritora
    Muchas gracias por sus correcciones, con ellas espero mejorar cada día. :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    FridaGiraff

    FridaGiraff Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    3 Julio 2012
    Mensajes:
    10
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    La joven que perdió su pasado.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1342
    Aquí el primero capitulo de esta historia: "La joven que perdio su pasado". Espero que les guste.

    CAPITULO 1.

    17 de septiembre del 2012

    —Francia, despierta—dijo una Violeta susurrando.

    — ¿Qué paso? —estirándose, y entre bostezos Francia abrió los ojos.

    — ¡Felicidades!, hoy cumples dieciocho años. — Violeta le acerco un cupcake con una pequeña vela encendida.

    — ¿Qué tiene de bueno?, seguro va a ser el peor cumpleaños que he tenido. Lo más probable es que en algunos días me pidan que me valla de la casa hogar, soy mayor de edad, y esta casa solo es para niñas menores de dieciocho— Francia se sentó en la cama cruzando los brazos. —A ti también Violeta, tu cumpleaños es dentro de dos semanas.

    —Sí, lo sé. Pero solo quería alegrarte un poco el día— Violeta de sentó en la orilla de su cama, que estaba paralela a la de Francia.

    —Gracias Violeta, perdón por contestarte así, pero no se qué hare cuando me valla. No tengo a nadie. — respondió mirando sus sabanas color rojo con flores blancas.

    Francia hizo a un lado las sabanas, se puso de pie y soplo la vela del cupcake. Miró a los ojos a Violeta.

    —Muchas gracias, en serio, te lo agradezco de verdad Violeta, no sé qué haría sin ti. Desde que llegue, haz estado conmigo, eres mi mejor amiga.

    Violeta puso el cupcake en la mesita de noche que estaba entre las dos camas y se puso de pie. Le sonrió a Francia y le dio un abrazo.

    —Vamos a cambiarnos a bajar a desayunar Violeta.

    —Sí, ya es tarde.

    Se acercaron a su armario y sacaron su ropa. Francia saco un pantalón de mezclilla, una blusa de manga corta azul turquesa, y unos flats del mismo tono de la blusa.

    Violeta también tomo un pantalón de mezclilla, pero tomo una blusa morada de tirantes y unas sandalias doradas.

    Francia se paro enfrente del espejo, tomo un cepillo y comenzó cepillar su largo cabello negro lacio, después tomo una liga y se hizo una cola de caballo, dejándose su flequillo se miro en el espejo: ojos grandes negros, nariz refinada.

    Violeta se puso a la derecha de Francia. Violeta se acomodo su cabello chino castaño, lo tenía corto, ojos grandes verdes y labios carnosos.

    —Listo, vamos. — dijo Violeta acercándose a la puerta.

    Francia la siguió.

    Caminaron por el largo pasillo con puertas de los dos lados hasta llegar al comedor. El comedor era una gran habitación con veinte mesas para cuatro personas en un rincón, se encontraba la ventanilla de la cocina, donde los niños y jóvenes se acercaban por su comida Estaban acomodadas en cuatro hileras de cinco mesas cada una. Cada mesa tenía 4 platos, 4 vasos, cubiertos y una jarra de agua.

    Francia y Violeta se sentaban en la tercera mesa de la segunda hilera. Tomaron su plato y fueron con la cocinera.

    —Buenos días señora Carmen, ¿Qué nos hizo hoy? — Dijo alegre Violeta.

    —Buenos días Violeta, pues hoy le hice hot cakes, chilaquiles y huevos revueltos. ¿Qué te gustaría? — contesto Carmen señalando los platillos.

    —umm, pues sírvame unos hot cakes por favor— respondió Violeta entregando el plato a Carmen.

    —A mi también, Carmen. — dijo Francia también acercándole el plato.

    La señora Carmen les dio su desayuno y tomaron asiento en su mesa.

    —Violeta, creo que me iré hoy. — dijo Francia tomando un tenedor.

    —¿A dónde Francia? — dijo Violeta mirando el plato y con tenedor en mano.

    —De la casa Violeta, sé que me echaran en unos días, creo que será mejor irme antes de eso.

    —¿Qué?, pero, ¿Por qué?. — grito Violeta aventando el tenedor.

    —Pues ya, ¿cuál sería el punto si me espero?. —

    —¡Ay Francia!, ¿a dónde irías?.

    —No lo sé Violeta, a ver, buscare trabajo mañana, espero que me contraten en algún lado.

    —Me iré contigo, en unas semanas me dirán que me valla así que, por qué no de una vez.

    —¿Estás segura Violeta?

    —Muy segura, esta noche nos vamos.

    Francia sonrió

    —Bueno, ya debemos desayunar, los hot cakes se están enfriando.

    Terminaron de desayunar y volvieron a su habitación. Tomaron una mochila, y empacaron unos cambios de ropa y zapatos, y un poco dinero que habían ganado
    haciendo unas manualidades.

    El resto del día, resulto de lo más normal.

    En la noche, terminando de cenar, se irían a su habitación y cuando todos estuvieran dormidos, se escaparían.

    —Violeta, todos están dormidos, creo que ya es hora. — dijo Francia asomándose al pasillo.

    Tomaron las mochilas y con cuidado caminaron por el pasillo.

    Tenían que pasar el jardín y un pequeño cuarto del guardia de seguridad.

    Caminaron por el jardín en silencio, escondiéndose entre los arbustos y árboles, para que el guardia no las viera.

    —Francia, allí está la puerta, pero el guardia esta recargado en ella. —susurro Violeta.

    —Ya lo sé Violeta, tranquila, tengo una idea. Toma, mi mochila y no te muevas de aquí. —Francia dejo caer la mochila y retrocedió unos pasos.

    —¡aaah!, ¡un ratón!, ¡guardia! —Francia grito y pego un brinco.

    —Jovencita, ¿Qué hace tan tarde despierta? — se acerco el guardia mientras caminaba grito.

    —No podía dormir y salí a caminar un poco. Pero, vi un ratón, se fue para allá, creo que se metió en la cocina. — dijo Francia mientras señalaba una dirección.

    —Vallase a dormir señorita— dijo el guardia mientras corría hacia la cocina.

    Cuando vio que el guardia entro a la cocina, se acerco a Violeta.

    —Corre vámonos. — tomando su mochila, djjo Francia.

    Se acercaron a la puerta de salida y con todo el cuidado del mundo abrió el cerrojo, giro la llave y abrió.

    —¡Corre! — susurro Francia.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Fernandha

    Fernandha Maestre Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola linda, un placer el estar aquí. Gracias por la invitación, cariño.
    La historia me parece estupenda, el título bastante interesante y realmente cautivador.

    Capítulo 0 / Prólogo ~ La joven que perdió su pasado
    En él encontré varios problemas técnicos que ya no deberé mencionar por que ya lo han hecho y sería tedioso (además de molesto) reiterar cada uno.
    Debo añadir solamente lo de la acentuación de "Sólo/solo" El adverbio de modo sólo (puede sustituirse por solamente) y el adjetivo calificativo solo (‘sin compañía’) se diferencian en la escritura por el acento que se coloca sobre el adverbio. Es obligatoria la tilde de sólo frente a solo, cuando su situación en la frase se preste a una interpretación ambigua; en otro caso es voluntaria.

    Yo estudio solo/sólo en mi casa.
    Yo solo/sólo moveré la mesa.
    Como norma general escribiremos a un solo espacio.
    Sólo estoy solo por las mañanas.
    Ellos solo jugaban.

    (En esta última se ve que no es obligatorio tildar "sólo" porque es evidente que si fuese "sin compañía" iría en plural; como está se entiende el significado)

    Bueh, además de la confusión por las fechas, me pareció buen comienzo. Aunque debo decir que, el título es lo que más me llamó la atención.

    Capítulo 1 / La joven que perdió su pasado
    Primeramente digo: no remarcaré todo pues con pocos ejemplos basta.
    Segundo: comenzamos un poco raro (?' [Y me refiero al capítulo]

    ¿No debió ser "dijo Violeta susurrando"?

    Al iniciar el diálogo la primera palabra (empiece o no con signos exclamativos/interrogativos/comillas y etcétera) debe de ir junto. Jamás separarse hasta que interviene el autor. Es decir, se separa y junta a la vez cómo se puede ver en el ejemplo. Añado igual que algunos verbos en pasado se te fue el acento.
    Jaja, sí. Son maldosos pero importantes~ y adsf~ Me recordó a mí los sábados °-° sólo que yo no me estiro simplemente bostezo y golpeó mi almohada x'D

    El acento de "sólo" sustituido por "solamente" y ése "de" que estaba antes de "sentó" y después de "Violeta" debe de ser un "se" :3

    Al ir una coma antes debería de ir en minúscula. (Lo mismo sucede con las exclamaciones). Y el punto que estaba después del "¿por qué?" no debe de existir.

    Inicia con mayúscula y los acentos, de nuevo :3

    Debería de ir una coma y según yo se lee mejor "dijo Francia tomando su mochila" en vez de "tomando su mochila, dijo Francia" además del dedazo con el "djjo" que era "dijo"

    Me gustó el capítulo, realmente bueno. Me pregunto qué pasará ahora con Francia y Violeta, fue interesante el saber que escaparon. Yaaay por ellas (?' pero, ¿cómo sobrevivirán? Y, lo más importante, ¿a dónde irán?
    Espero el siguiente capítulo, querida.
    Buen día tengas.
    AT: Fer-chan. <3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    FridaGiraff

    FridaGiraff Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    3 Julio 2012
    Mensajes:
    10
    Pluma de
    Escritora
    Muchas gracias Fernandha por tus correcciones. Espero ir mejorando poco a poco, y tener cuidado de algunos errores de dedo que tengo. (:
     
  9.  
    Ziello B

    Ziello B Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Febrero 2012
    Mensajes:
    114
    Hola! me tardé y me disculpo por ello.
    Empezaremos por los errores...
    Verbos en pasado:
    soplo/sopló pego/pegó dejo/dejó acerco/acercó susurro/susurró hare/haré paso/pasó tomo/tomó contesto/contestó saco/sacó paro/paró resulto/resultó miro/miró acomodo/acomodó giro/giró acerco/acercó -recuerda, la mayoría de los verbos en pasado se tildan-
    También vi un "djjo" al final.

    Tengo una gran curiosidad que me carcome por dentro, ahora le empiezo a dar sentido al título de tu historia y una interrogante cala en lo mas profundo de mi mente...¿qué pasó?
    Debió ser algo muy malo como para que Francia terminara en un orfanato.
    La inclusión de Violeta me encantó, ojalá yo tuviera una amiga asi...

    En colusión el capítulo está muy bien echo, pues te deja pensando muchas cosas como: ¿Qué pasó con los padres de Francia? ¿Lograrán escapar? ¿Como les irá fuera del orfanato?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    FridaGiraff

    FridaGiraff Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    3 Julio 2012
    Mensajes:
    10
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    La joven que perdió su pasado.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1303
    Capitulo 2


    Corrieron entre risas hasta que se perdieran en la oscuridad de la noche.

    —Fue divertido, ¿no? —dijo Francia recuperándose de haber corrido.

    —Sí que lo fue —respondió Violeta, recuperándose —Mira Francia, allá se ve unos señalamientos, veamos que nos queda cerca, creo que es peligroso estar en la noche en medio de la nada.

    —Tienes razón, vallamos a ver.

    Se acercaron al señalamiento y vieron que más adelante había un entronque.

    —Creo que hacia la derecha será lo mejor, hay un poblado a unos 15 kilómetros. —dijo Francia señalando con su mano derecha.

    —Pues a caminar, espero y no nos pase nada malo. —dijo Violeta dando unos pasos.

    —No digas eso Violeta. Piensa en otra cosa.

    — ¿Y si mejor regresamos Francia?, está muy oscuro.

    — ¿Quieres regresar para que te digan que te vayas?, no tendría caso Violeta. —contesto Francia con manos en la cintura.

    —Bueno, ya vámonos.

    Comenzaron a caminar en silencio, lo único que les alumbrara el camino era la luna y uno que otro automóvil que pasara.

    Cuando iban a la mitad del camino, un auto se detuvo alado de ellas.

    —Señoritas, es muy tarde para que estén solas y en la carretera. Voy al pueblo que está aquí adelante, ¿No quieren que las deje por allí? —dijo el hombre que venía conduciendo el auto. No se alcanzaba a distinguir el color del auto, parecía negro o tal vez gris oscuro.

    — ¿En serio podría llevarnos? —pregunto Francia acercándose a la ventanilla del conductor.

    —Claro, suban. —respondió el hombre

    —Francia no creo que sea muy seguro —dijo Violeta alejándose un poco y tomando a Francia por el brazo.

    —Tranquila Violeta, no creo que sea mal hombre, se ve.

    El hombre tenía el cabello corto y barba que se juntaban en las patillas, y sus ojos, que aunque no se podía ver exactamente qué color eran, se notaban café oscuro.

    Francia abrió la puerta de atrás, esperando que Violeta entrara primero. Violeta dudo, pero entro al auto, Francia entro y cerró la puerta.

    —En serio muchas gracias señor. —dijo Francia viéndolo por el espejo retrovisor.

    —No tienes que agradecer, pero es muy peligroso que estén a esta hora en la calle, ya no se sabe que pueda pasar. —Respondió el hombre — ¿Cuál es su nombre
    señoritas?

    —Me llamo Francia, y ella Violeta.

    —Lindos nombres.

    El resto del camino reino el silencio.

    Llegaron al pueblo, que más que pueblo parecía una ciudad pequeña.

    —¿Donde las dejo niñas? —pregunto el hombre.

    —En algún motel o algo para dormir económico señor, por favor.

    —Sé exactamente donde —respondió el hombre dando vuelta en una glorieta.

    Después de unos minutos se encontraron frente una casa antigua. Bajaron del auto, que, con las luces se dieron cuenta que era color gris.

    —Muchas gracias señor, no terminaremos de agradecerle. —dijo Francia.

    —No es nada. ¡Cuídense! —dijo el hombre mientras encendía el motor del auto.

    Se acercaron a la recepción del hotel, algo rustico pero muy lindo.

    —Buenas noches señora. —dijo Violeta a la recepcionista.

    —Buenas noches. ¿En qué puedo servirles?.

    —Una habitación por favor. —dijo Violeta.

    —Bien, podrías llenarme esta hoja con tus datos y serian $350.

    —Claro —Violeta comenzó a llenar la hoja.

    Francia saco el dinero y se lo entrego a la recepcionista.

    —Gracias, su habitación es la número 14. Subiendo las escaleras a la derecha señoritas.

    —Muchas gracias —agradecieron las dos jóvenes.

    Caminaron a su habitación, pusieron la llave en la cerradura y giraron el picaporte. Tenía dos camas matrimoniales, 3 paredes eran de madera, mientras que la otra tenía
    un papel tapiz estilo colonial, al pie de cada cama había un baúl, y en la pared frente de las camas estaba colgada una televisión. Había también otra puerta que era un baño, con tina.

    Las jóvenes se miraron y sonrieron, cerraron la puerta, aventaron sus mochilas y se aventaron a las camas.

    —Y así empieza todo Violeta —Francia le dijo a Violeta.

    —Lo sé, hay que dormir, estoy muy cansada —respondió Violeta.

    —Está bien Violeta, que descanses —dijo Francia entre bostezos.

    Casi al instante las dos jóvenes se quedaron profundamente dormidas.

    Amaneció, y Francia abrió los ojos. Violeta se encontraba dormida aun; Violeta casi siempre se levantaba tarde, aunque tenía sus excepciones, el cumpleaños de Francia era una de ellas.

    Francia se levanto y tomo un baño, para hacer tiempo en lo que Violeta despertaba. Salió y seguía dormida. Decidió salir y dar una vuelta en el hotel. Continuando el pasillo donde estaba su habitación salía a un hermoso jardín, lleno de flores de colores, mesas y fuentes. Tenía muchos pasillos el jardín y decidió explorarlo todo.

    En el jardín había una pequeña ventana que daba a la recepción, y en la pared se encontraba un anuncio que decía: “Se solicitan recamareras”.

    Leía el anuncio mientras seguía caminando, que no se dio cuenta que un joven estaba regando las plantas que se encontraban allí y tropezaron.

    —¡Discúlpame! Estaba distraída. —dijo Francia mientras se levantaba.

    —No te preocupes —contesto el joven mientras se sacudía las hojas que tenia encima.

    El joven volteo a ver a Francia y se quedo un segundo mirándola.

    —¿Estás bien? —pregunto Francia sonriendo.

    —S-si, nunca había estado mejor —respondió el joven aun mirando profundamente a Francia.

    Francia sonreía,

    —Me alegro que estés bien, me tengo que ir. Nos vemos —Francia se alejo sin dejar de sonreír.

    Francia regreso a la habitación, y se dio cuenta que despertó a Violeta cuando entro.

    —¿Qué pasa Francia?, ¿por qué sonríes? —pregunto Violeta tallándose los ojos.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  11.  
    Fernandha

    Fernandha Maestre Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,171
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Gracias por la invitación linda. <3 Un placer el estar acá :3

    Bueno, antes de pasar a lo técnico te daré mi opinión del capítulo.
    Maldigo a ésas niñas y su suerte. x'D Dios, de verdad. Ojalá algún día me dieran un aventón así para llegar a mi casa, pero...¡Tsk! Los hombres de acá son más tontos -por no decir idiotas- que si se detienen a "ayudarte" sólo se ponen a coquetear con una pose de mal chiste, no serán buenos pero bhá nos hacen reír todo el día (a mí y a mis amigas). Hahahaha. Adoré al chavo, las Francia y Violeta demuestran esa inocencia tan hermosa.

    Jojojo. Amor a primera vista <3
    ¿Cuál será el nombre del apuesto jardinero? Jaja, me encantó. Estuvo lindo y nunca perdió aquel toque infantil o no sé, de verdad. Las chicas demuestran demasiada inocencia pero a la vez un alma aventurera.

    Gran continuación querida, esplendida. :3

    Ahora en cuanto a la trama:
    Sentí que avanzaste muuuuuy rápido ciertas partes. No sé si es porque la narración era tan suave o porque, realmente, deseabas dejarla en algo intrigante.
    Veamos, primeramente, antes de que el coche se detuviera pudiste haber explotado la idea. Quizás no con diálogos pero sí con descripciones, por ejemplo ¿qué hicieron en lo que caminaban?, ¿platicaban?, ¿reían?, ¿admiraban el panorama?, ¿cómo era el panorama?, ¿se escuchaban sonidos extraños?, ¿sonidos de insectos? Puede ser que estaba obscuro pero la idea está latente ;'3

    Segundo, desde se montaron/subieron al auto hasta dónde amaneció sentí lo mismo. ¡Había tantas bellas ideas que explotar, corazón! Cómo por ejemplo en el auto, el silencio estaba bien pero ¿qué hacían ellas?, ¿bostezaban?, ¿sonreían de la emoción, de la preocupación, de algo?, ¿veían por la ventana?, ¿pensaban en algo?

    Tercero, desde que Francia despertó hasta el final. Hubiera sido magnífico que nos describieras pequeños pensamientos de Francia hacía el jardinero, su primera impresión y cuestionarse el porqué sonreía con tal devoción, cosas pequeñas pero importantes.

    En las tres partes que mencioné cometiste varias redundancias, corazón.

    Técnico:

    A lo largo de los capítulos he notado que tienes varias fallas con las mayúsculas, signos de puntuación y acentuaciones. Mayormente por las palabras prosódicas (son las que se pronuncian fuertemente en la sílaba sin llevar acento) y las cartográficas (las que sí llevan acento en la sílaba), dónde se desglosarían las siguientes clases:

    x.X.x Agudas x.X.x /acentuación en la primera sílaba/
    x.X.x Graves x.X.x /acentuación en la segunda sílaba/
    x.X.x Esdrújulas x.X.x /acentuación en la tercera sílaba/
    x.X.x Sobre esdrújulas x.X.x /acentuación en la cuarta sílaba/

    Cómo te mencioné en el comentario anterior:
    Al ir una coma antes debería de ir en minúscula. (Lo mismo sucede con las exclamaciones). Y el punto que estaba después del "¿por qué?" no debe de existir.
    Mis correcciones :3

    Cómo puedes ver, cambié algunas palabras del original por la simple razón de serían mejor y evitarían la redundancia. Las tachadas son las eliminadas, es decir, las que estaban pero fueron cambiadas por otras. No corregí todo el texto por obvias razones, pero espero todo quede claro :3
    Unos ejemplos de las redundancias que cometiste son los siguientes:
    Además "Francia sonrió. Francia hizo ésto y aquello" Intenta llamarla de otras formas, linda. Muchas veces el repetir reiteradamente el nombre ocasiona redundancias, "la chica, la joven, la azabache, aquella muchacha de ojos de color" cosas así que sean adecuadas para tu personajes :'3
    Ten cuidado con ésos corazón y suerte.
    Esperaré el próximo capítulo, gracias (reiteradamente) por la invitación.
    Buen día tengas.
    At: Fer-chan.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    FridaGiraff

    FridaGiraff Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    3 Julio 2012
    Mensajes:
    10
    Pluma de
    Escritora
    Igualmente Fernandha, gracias por tomarte el tiempo de leer y hacerme las correcciones. Espero ir mejorando en cada capitulo, aunque me confundo mucho aun con los acentos. Hago todo en word, pero a veces no todo lo corrige. En fin, gracias de nuevo, seguiré tus correcciones al pie de la letra.
     
  13.  
    FridaGiraff

    FridaGiraff Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    3 Julio 2012
    Mensajes:
    10
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    La joven que perdió su pasado.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    590
    Hola! Después de una gran espera aquí esta el siguiente capitulo. Comenten que les ha parecido la historia. (:


    Solo es que… ¡Acabo de conocer al muchacho más guapo de la tierra! —alardeó la pequeña joven mientras se acercaba a la cama donde su amiga se encontraba.​

    —Aja. Y… ¿tu punto es?.

    —Violeta no te portes así, un muchacho, jardinero de aquí, ¡esta guapísimo!. ¡Yo lo vi primero!.

    —Francia, el cambio de aires te afecto, ¿verdad?.

    —¡Claro que no!. ¡Ah! Antes de que lo olvide, necesitan recamareras, podríamos trabajar aquí. Deberíamos ir a preguntar.

    —Tienes razón. Vallamos.

    Las jóvenes se dirigieron a la recepción, tenían que pasar a lado del jardín. Francia, miraba para un lado y para el otro buscando al jardinero pero no logro verlo.

    Llegaron a la oficina, donde se encontraba una mujer baja, de cabello castaño ondulado hasta los hombros y un mechón de cabello que caía del lado derecho como de muy mala gana, ya estaba por los 50’s.

    —Hola buenos días señora, queríamos informes acerca del trabajo de recamareras. —Dijo Violeta poniendo sus manos en el escritorio.

    —Claro, pues verán: Tendrían que trabajar de 8:00am a 7:30, a veces en necesario que se queden más tarde, díganme, ¿viven cerca?.
    Las jovencitas se miraron por unos segundos.





    —Lo que sucede es que… no tenemos casa en este momento. —indico Francia.
    La señora hizo un gesto de susto, intento decir algo pero tomaba aire para después soltarlo sin decir nada.

    Después de un minuto que pareció ser 1 hora la mujer de cabello castaño articulo palabra.

    — ¿Por qué?. — cruzando sus brazos y mirando a las niñas con ternura.

    —Pues, es una larga historia. —respondió Violeta, mirando sus rodillas.

    —Tenemos tiempo niñas, díganme.

    Paso alrededor de hora y media cuando terminaron de platicarle lo sucedido, desde que se despertaron hasta de cómo llegaron al hotel.

    —Ya veo, bueno, podemos hacer esto: tengo una habitación en el techo, donde a veces mi hijo se queda cuando viene a visitarme. Vivo en la casa de enfrente. Les pagare mitad en comida y mitad en dinero. Les presaré la habitación hasta que se puedan ir a un departamento o algo así. ¿Les parece la idea?.

    — ¡Sí! —respondieron en unísono las dos chicas.

    —Por cierto, me llamo Greta. — dijo extendiendo su mano y con una gran sonrisa.

    —Yo Francia.


    —Y yo Violeta, y ¿su hijo no está aquí?. No queremos ser una molestia.


    —Si, de hecho estaba por el jardín hace unos minutos, pero no abra ningún problema niñas, por cierto, empezaran mañana a trabajar, ¿les parece?.

    —Sí, no hay ningún problema. — Respondió Francia.

    —Y por poco se me olvida. ¿Cómo entraran a la habitación?, aquí tienen la llave, vallan por sus cosas y pueden subir.

    —Muchas gracias. — contesto Violeta.

    Dieron media vuelta y caminaron por el jardín para ir por sus pertenencias.
    Brincaban alzaban un poco la voz en señal se alegría, pues nadie en el mundo tendría su suerte. Caminaban por un pequeño sendero, que había alrededor muchas flores: tulipanes, rosas, lirios y algunas que no conocían.
    Llegaron a la habitación, tomaron sus mochilas y las pocas cosas que sacaron sin decir una palabra. Salieron de allí a toda prisa, pues querían conocer lo que sería su nuevo hogar aunque temporal claro. Iban por las escaleras riendo y haciendo competencias de quien subía primero.
    Llegaron a la puerta del cuarto pero primero tocaron. Por si había alguien más. Nadie respondió así que pusieron la llave en el picaporte y entraron.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso