Long-fic de Naruto - La hermana de Uchiha Itachi

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por Samantha, 4 Enero 2011.

  1.  
    Samantha

    Samantha Saa Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Febrero 2008
    Mensajes:
    1,542
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    La hermana de Uchiha Itachi
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    29
     
    Palabras:
    2046
    Hola a todos y todas, aquí les traigo el capitulo 26 de este fic, espero que les guste y lo disfruten
    No es tan largo como el anterior, pero tiene un poco de emoción.
    Agrademientos a: Yuriko HarunoGranger, Mitsuko-chan, Kushina y a los lectores que siguen esta historia, muchas gracias, ustedes son uno de los motivos por el cual escribo, me dan animo y eso me ayuda bastante.

    --------------------------------------------------------------------------

    Capitulo 26: reconciliación

    Después de estar casi dos horas en la tienda de bebes comprado las cosas, salieron de allí a almorzar a un lindo restaurant japonés tradicional, cuando terminaron de comer Mikoto y Fugaku les pidieron a los Namikaze (Deidara y Kushina) que vinieran con ellos para su casa, así se quedaban para la hora de la cena, ella luego llamaría a Minato y al resto de la familia. Al llegar a la mansión Uchiha, Sasuke, Fugaku y Deidara estuvieron bajando las cosas del auto mientras llegaban las demás que habían encargado.

    Deidara entró a la casa para buscar a Shise, pero con Kushina y Mikoto no estaba así que dedujo que estaría en su habitación, subió las escaleras con un poco de nerviosismo ya que no sabía si ella estaría enojada por el beso en la tienda para bebes, caminó por el pasillo, cruzó a la izquierda y vio la habitación de la susodicha, se paró en frente de esta y justo cuando iba a tocar Shise abrió la puerta encontrándose los dos frente a frente.

    —¿Qué haces ahí parado como tonto? —le preguntó la chica.

    —Yo, ammh, quiero hablar contigo —le dijo mientras se rascaba la nuca a modo de vergüenza.

    Pasa —se hizo a un lado para que el rubio entrara.

    Deidara pasó y esperó a que ella cerrara la puerta, Shise le indicó que se sentara, pero a él en estos momentos no le apetecía ya que se sentía nervioso. Deidara comenzó a hablar diciendo el por qué había salido ese día de allí dejándola a ella en el salón; eran celos, el solo pensar que ese chico estaba ahí lo ponía de mal humor; más si estaba muy cerca de su novia. Mientras él hablaba Shise lo escuchaba, ella estaba parada a un lado de la ventana y él caminaba de un lado al otro. La chica ya se estaba mareando de solo verlo, así que caminó hacia él y lo detuvo.

    —Si no dejas de caminar de eso modo no voy a entenderte, me mareas —le dijo mientras lo tomaba por los hombros para que parara.

    —Perdón… —dijo casi en un susurro, para luego bajar la cabeza— sé que estuvo muy mal lo que hice, no debí dejarte ahí sola, me comporté como un cobarde… de verdad estoy arrepentido —decía mientras se sentaba en la cama para luego desplomarse en ella.

    —No es por echarle leña al fuego, pero si te comportaste como un cobarde —le dijo con una sonrisa de medio lado mientras se sentaba a su lado—. No te voy a negar que me dolió tu comportamiento, pero igual te perdono, eres mi novio… y… te amo —le dijo mientras un leve sonrojo se formaba en sus mejillas.

    Esto último hizo que Deidara se levantara de sopetón y la mirara con los ojos abiertos, ella nunca le había dicho tal cosa. El siempre quiso decirle te amo, pero le daba vergüenza, así que la abrazó, pero el movimiento fue tan brusco que cayeron en la cama él encima de ella. Sus miradas se encontraron; azules y negro. Sus rostros se acercaron más y más hasta fundirse en un suave beso, que poco a poco se iba volviendo más intensó, el rubio colocó su mano derecha en la cintura de la joven para luego comenzar a subir lentamente la blusa de esta, luego paró el besó y colocó sus labios en el cuello de la Uchiha para dar pequeños besos, el ambiente se estaba tornando un poco acalorado, hasta que alguien entró sin avisar a la habitación.

    —¿Se puede saber que están haciendo? —interrogó Itachi quien estaba con el ceño fruncido. Acto que sorprendió a los jóvenes, los cuales se levantaron un poco agitados.

    —Yo, eh —a la chica no le salían las palabras, sentía mucha vergüenza y estaba sonrojada más de lo normal, no hallaba donde meter la cabeza, su hermano la había visto, ¿y si en vez de él hubiera sido su padre? Este pensamiento le heló la sangre— ¿qué se supone que iba a hacer? —pensó.

    —Mejor no digas nada Shise —le dijo el mayor— Deidara, te estaba buscando para que me ayudarás con algunas cosas que tengo acá afuera —le pidió al rubio.

    —Cla…claro, nos vemos ahora —le dijo, pero esta no contestó, al parecer estaba muy ensimismada en sus pensamientos.

    Itachi salió de la habitación y Deidara junto con él, al salir y cerrar la puerta, Itachi no espero y lo tomó del cuello de la camisa, sus ojos estaban rojos de la furia, esto asustó a Deidara.

    —Mucho cuidado con lo que intentes hacer, no creas que no me di de cuenta lo que estaba a punto de pasar —le advirtió en tono amenazante.

    —Suéltame idiota —le dijo muy molesto— yo no sería capaz de dañar a tu hermana, yo en verdad la quiero Itachi —esto último lo dijo en un susurro— ¡no puedo creer que pienses mal de mí! —habló en voz alta.

    —No pienso mal de ti, sólo digo lo que vi; y créeme, fue bastante comprometedor —le dijo.

    —¿Acaso a ti no te ha paso con mi hermana? —Le preguntó— anda contesta —insistió.

    —Por supuesto que sí, pero hemos parado a tiempo, realmente no quiero tener que vivir lo mismo de Sasuke, por lo menos hasta el matrimonio —le dijo en tono serio— y no te voy a negar que muchas veces he deseado que pase, pero no es la idea —concluyo.

    Deidara estaba más que sorprendido, nunca había escuchado a Itachi decir tales cosas, era todo un poema la cara del rubio.

    Mientras tanto en la sala, Pein, Meidara y Naruto iban llegando junto con su padre, saludaron a los presentes y se sentaron a platicar sobre todo lo que habían comprado para su nieta, la verdad es que estaban bastante alborotados con la llegada de ese niño.

    —Oye, dobe —le llamó Sasuke— ¿me acompañas a buscar a Sakura? —le preguntó el Uchiha.

    —No me digas dobe, Sasuke-Teme —se quejó el Namikaze— claro, te acompaño, de pasó aprovecho para buscar a Hinata-chan —le dijo.
    Salieron en busca de sus novias, por suerte vivían cerca la una de la otra.


    En la casa de los Haruno, Hinata y Sakura estaban en la habitación de la chica de ojos verdes, buscado alguna cosa que le quedara bien, Sakura no sabía que ponerse, la ropa casi no le quedaba ya que su panza estaba creciendo, no se le notaba mucho porque sólo tenía tres meses y medio, pero su ropa ya no le quedaba como antes.

    —Hinata, esto me aprieta —decía mientras intentaba abotonarse un jeam que le había pasado la Hyuuga— me rindo, nada me queda bien —decía la Haruno un tanto desanimada.

    —Sakura, mira este vestido, este si te quedará —le dijo mientras le mostraba un vestido color morado con rayas blancas que comenzaban desde la cintura hasta las rodillas, en la parte de arriba era blanco y era de manga tres cuartas— y lo puedes usar con esas zapatillas color lila.

    —Ese vestido me lo regaló mi papá el año pasado para mi cumpleaños, me quedaba grandísimo —comentó.

    —Mucho mejor, así no maltratas a tu bebito —le dijo con una sonrisa— póntelo de seguro te quedará lindo —la animó.

    Sakura tomó el vestido y se lo colocó, efectivamente le quedaba muy bien, ya que no le quedaba ni ajustado ni muy grande, luego se colocó las zapatillas que Hinata le había dicho, se sentó luego para que Hinata la maquillara ya que estaba un poco pálida y se recogió el pelo en un coleta que tenía un lindo lazo color lila; realmente se veía adorable, como todas las chicas embarazadas. El timbre tocó y dedujeron que sería Sasuke quien venía por ella. Bajaron las escaleras hasta la sala donde se encontraban Sasuke y Naruto, el primero se quedó sorprendido al ver lo linda que estaba su novia, realmente se había quedado embobado.

    —Sakura-chan te ves lindísima, tu también te ves hermosa Hina-chan —esto último lo dijo el rubio para luego abrazar a la Hyuuga, mientras un Sasuke con el ceño fruncido hacía un esfuerzo por no golpearlo, le dio celos al escuchar el halago que le había dicho a su novia.

    —Te ves muy linda, Sakura —le dijo Sasuke con una suave sonrisa.

    —Gracias, Sasuke —le dijo un tanto apenada.

    —Bueno será mejor que nos vallamos —sugirió el Uchiha.

    Caminaron de regreso a la mansión Uchiha, Sasuke aún no le había dicho a Sakura lo que había comprando en la mañana, ya que era una sorpresa por parte de sus padres. Llegaron a la mansión Sasuke abrió la puerta con sus llaves y entraron dirigiéndose hasta la sala, donde se encontraban los Namikaze y el resto de los Uchiha, sin mencionar a Madara, Tobi y Shisui quienes fueron invitados por Fugaku. Los Haruno también habían sido invitados pero ellos no podían venir, ambos eran médicos y tenían guardia nocturna.

    Sakura estaba nerviosa, había tanta gente que se sentía un poco cohibida, ya que Madara hablaba de un primer heredero y bla bla bla, como era el primer nieto de Fugaku y su primer sobrino, cuando naciera tendría que hacer una gran fiesta en su honor, por ser el primero.

    —¿Y tú cuando te piensas casar eh, Itachi? —le preguntaba su tío en tono de burla.

    —Todavía estoy muy joven para eso, sólo tengo dieciocho años y Mei diecisiete, ella aún está estudiando en el instituto, para eso hay tiempo. —contestó.

    —Bueno, de todos modos los años pasan volando, por tres años que aguantes no te pasará nada, supongo —le dijo con una sonrisa marca Uchiha, cosa que Irritó al menor.

    —Si tú lo dices…

    Siguieron conversando por un buen rato, hasta que escucharon algunos alborotos en la puerta, todos se miraron porque al parecer estaban desesperados, tocaban la puerta de manera violenta. Madara, Minato, Itachi, Fugaku, Deidara y Shisui fueron a ver qué era lo que pasaba, le dijeron a los demás que se quedaran ahí.

    —Se puede saber cuál es el escándalo —preguntó Fugaku quien estaba muy molesto.

    —Huy, perdón si echamos a perder su estúpida velada —decía una muy enojada Karin quien tenía una pistola en la mano al igual que Kimimaro, esto sorprendió a los hombres que estaban allí parados.

    —Vinimos a divertirnos un ratito —esto lo dijo Kimimaro mientras apuntaba con la pistola a Deidara, quien abrió los ojos de sobremanera.

    CONTINUARÁ…
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Me gusta Me gusta x 4
  2.  
    Yuriko Fate Granger

    Yuriko Fate Granger Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2011
    Mensajes:
    530
    Pluma de
    Escritora
    Por poco y mando un grito de infierno por lo que leí. F****** Itachi me arruinaste el momento, era perfectito con confeción y todo y tenías que arruinar el momento. Y esos dos que van a ser desastre D: kyaaaaaa!! Se termina, se termina
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Samantha

    Samantha Saa Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Febrero 2008
    Mensajes:
    1,542
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola me alegra mucho que te haya gustado, Itachi tan inoportuno, eso fue bastante lol. xD
     
  4.  
    Samantha

    Samantha Saa Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Febrero 2008
    Mensajes:
    1,542
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    La hermana de Uchiha Itachi
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    29
     
    Palabras:
    1149
    Hola muchas gracias a los lectores que se molestaron en leer esta historia.
    Disculpen que el capitulo sea tan corto, pero era necesario, que actualizaré el miércoles 01-05-13 el cual es el capitulo final de esta historia y va a ser más largo de lo usual.
    Espero este sea de su agrado.


    ...................................................................

    Escenas del capítulo anterior

    Siguieron conversando por un buen rato, hasta que escucharon algunos alborotos en la puerta, todos se miraron porque al parecer estaban desesperados, tocaban la puerta de manera violenta. Madara, Minato, Itachi, Fugaku, Deidara y Shisui fueron a ver qué era lo que pasaba, les dijeron a los demás que se quedaran ahí.
    —Se puede saber cuál es el escándalo —preguntó Fugaku quien estaba muy molesto.
    —Huy, perdón si echamos a perder su estúpida velada —decía una muy enojada Karin quien tenía una pistola en la mano al igual que Kimimaro, esto sorprendió a los hombres que estaban allí parados.
    —Vinimos a divertirnos un ratito —esto lo dijo Kimimaro mientras apuntaba con la pistola a Deidara, quien abrió los ojos de sobremanera.


    Capítulo 27: Tribulación
    Los dos jóvenes que estaban parados en la puerta, entraron mientras apuntaban a los hombres que se quedaron paralizados ante las amenazas de Kimimaro y Karin. Minato y Fugaku quienes eran la cabeza de la familia intentaban hablar con ellos, pero los chicos no les hacían caso; al parecer, ellos buscaban cobrar los malos ratos que habían pasado.

    Kimimaro en un arranqué de irá apretó el gatillo el cual estaba apuntando a Deidara, pero la bala nunca impactó al joven, está impactó contra su padre quien se interpuso para que el de ojos verdes no hiriera a su hijo.

    El disparo se escuchó en la sala donde estaba el resto de la familia, todos se asustaron ya que no sabían lo que estaba ocurriendo allá afuera, Kushina y Mikoto intentaron ir, pero Sasuke y Pain no se lo permitieron, por otro lado, Konan tomó su teléfono y llamó a la policía sin que ellos se dieran cuenta.

    Volviendo al sitio de los hechos, Minato se encontraba herido en el piso, el tiro por suerte impactó en su hombro; sin embargo estaba perdiendo sangre. Deidara no sabía qué hacer, él quería tomar a Kimimaru y golpearlo hasta cansarse, pero si se movía era capaz de herir a alguien más allí.

    Madara intentó moverse pero Karin hizo un tiro al aire, así que tuvo que retroceder.

    —Realmente no sé que ganan con todo esto, sólo están logrando que les caiga todo el peso de la ley —dijo Madara frunciendo el ceño mientras miraba a ambos jóvenes.

    —Cállate viejo estúpido, sino quieres que descargue toda mi ira contigo —amenazó Karin mientras le apuntaba— yo no vine por ustedes, vine por la resbalosa noviecita de Sasuke-kun, así que nadie se mueva porque me los llevo por delante —finalizó para luego pasar mientras apuntaba a los hombres que allí estaban; ella camino hasta la sala donde imaginó que estarían todos.

    La policía ya estaba llegando a la mansión, llegó de manera silenciosa para no alertar a las personas que estaban causando problemas, se bajaron entraron y le apuntaron a Kimimaro pidiéndole que bajara el arma, este como buen cobarde obedeció.

    Por otro lado, otro policía entró para detener a Karin quien iba caminando hacía la sala, la agarró antes de que ésta pisara el lugar. Los oficiales detuvieron a los jóvenes y llamaron una ambulancia para que se llevaran a Minato quien seguía tirado en el piso ya inconsciente, debido a la sangre que había perdido.

    —Yo quiero ir con mi papá —decía Deidara un tanto desesperado.

    —Mejor quédate con tus hermanos, Madara, Mikoto, Kushina y yo iremos con él, ustedes quédense aquí, no es tan grave, sólo fue un disparo en el hombro —decía Fugaku mientras lo intentaba calmar.

    —¡No, yo necesito ver que mi padre está bien! —exclamaban con terquedad.

    —Has caso muchacho, es mejor que te quedes —le reclamó el mayor de los Uchiha— intenta calmarlo —le pidió a su hija que iba llegando en esos momentos.

    —¿Estás bien? —preguntó la Uchiha en tono preocupado.

    —¡¿Cómo quieres que esté bien, si hirieron a mi papá por mi culpa, umh?! —contestó de manera altanera.

    —No es necesario que me grites —le dijo.

    —Perdón, no quise hacerlo, pero entiéndeme, me siento desesperado —hablaba mientras caminaba de un lado a otro.

    —Todo va a estar bien, tu padre es fuerte, además agradece que el disparo no fue en el pecho, porque ahí si hubiera sido peor. Mejor ve a darte una ducha te cambias esa ropa y descansas —le sugirió, ya que la ropa estaba toda manchada de sangre.

    —No tengo ropa aquí —le dijo.

    —No te preocupes, le diré a Itachi que te preste algo —contestó para luego regalarle una sonrisa.

    Y así lo hizo, subió a la habitación de Shise y tomó una ducha de agua caliente, luego de bañarse se vistió y se recostó en la cama, se sentía cansado así que se quedó dormido.

    Abajo en la sala, los demás estaban un poco preocupados, todo ocurrió tan rápido, jamás se imaginaron que esos dos harían tal cosa. Itachi le pido a los Namikaze que se quedaran ya que de seguro Kushina pasaría la noche en el hospital con Mikoto, Fugaku y Madara; incluso Tobi, Shisui, Konan y Sakura también se quedaron. Ya cuando todos comenzaba a subir para acomodarse Itachi tomó a Shise por el brazo y la detuvo para decirle:

    —Ni creas que vas a dormir con Deidara, yo dormiré en tu habitación y tú dormirás con Mei en la mía, ¿de acuerdo? —le dijo.

    —Si no queda de otra… —le dijo un poco molesta.

    —Bien —le dijo para luego subir.

    —¿Quién se cree? —gruñó.


    Continuará…
    .......................................................

    Gracias por leer
    Nos vemos el miércoles.
    Bye
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Me gusta Me gusta x 3
  5.  
    Yuriko Fate Granger

    Yuriko Fate Granger Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2011
    Mensajes:
    530
    Pluma de
    Escritora
    Aaaaaaaaaaay!!! ¡No puede ser! Itachi ¿Por qué? No seas cruel el chico está frustrado dejala que se quede con él!!

    Estuvo bueno el capitulo aunque fue cortísimo casi pego el grito al llegar al final más al saber que el miércoles se termina. Espero que Karin y Kimimaro se rindan de una buena vez y menos mal que la bala dio en el hombro, fue tan linda esa acción pero me dio penita por Dei :( fuera de broma es fea la situación.

    Que llegué el miércoles para leer el final XD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Rein

    Rein Once

    Acuario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2012
    Mensajes:
    1,840
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kyaaaa! No puedo creer que llegué cuando ya va a acabar T^T Es malo-ttebane :( amo tu historia-ttebane! Me agrada la idea de que Sasuke e Itachi tengan una hermana-ttebane :3 aunque también Sai es Uchiha -.- pero sabes qué es lo que más ne emociona?! Estoy viva! Sí! Junto a mi amado esposo Minato-ttebane *w* aunque lloré (de verdad) cuando le dispararon todo por salvar a nuestro hijo Deidara :33 (bueno, en esta historia-ttebane xD) Espero que se recupere pronto porque muero sin él T^T luego... Sakura está esperando un hijo de Sasuke *3* *celebro*
    Después del MinaKushi, el SasuSaku es mi pareja favorita-ttebane :33 para el último capítulo T^T espero que Deidara y Shiise se den duro al final-ttebane x3 ok no ._.
    Espero con ansias el último capítulo *w* T^T Sayonara-ttebane!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Samantha

    Samantha Saa Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Febrero 2008
    Mensajes:
    1,542
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    La hermana de Uchiha Itachi
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    29
     
    Palabras:
    5
    Lol repetido
     
  8.  
    Samantha

    Samantha Saa Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Febrero 2008
    Mensajes:
    1,542
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    La hermana de Uchiha Itachi
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    29
     
    Palabras:
    3253
    Hola a todos, perdonen la demora, se que dije que lo publicaría ayer, pero me fue imposible, así que aquí les traje el capitulo final de esta historia.
    Muchas gracias a todos por seguirme durante dos años, porque les digo que esta historia la comencé a escribir en Enero del 2011, después de muchos tropieces, la he podido finalizar gracias a su constancia y ánimos, gracias por todo y espero que este ultimo capitulo sea de su agrado.
    Hasta la próxima.

    ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

    Capitulo 28: Un futuro juntos

    15 de Agosto del 2009 (Narración de Deidara)

    Y así los días fueron pasando muy rápido, Mi papá se había recuperado del balazo que le habían dado y de eso ya había pasado un año, Karin y Kimimaro fueron enviados a una correccional, pero luego Kimimaro que había cumplido ya la mayoría de edad, fue trasladado a una prisión de máxima seguridad. la hija de Sasuke, –mi cuñado- ya había nacido. Sí es una niña, la cual lleva por nombre Sarada.

    Todos estaban eufóricos, sobre todo yo quien iba corriendo por todo el centro comercial, la gente me miraba como si fuera un espécimen raro. Entraba rápidamente en los almacenes para luego salir, ya eran las 7:30 PM y tenía que estar en la mansión de los Uchiha a las 9:00 PM, a este paso no me daría tiempo de conseguir el regalo para mí novia, cabe mencionar que era el cumpleaños de Shise y aún no sabía que regalarle.

    Si no consigo pronto este regalo, tendré que llegar sin nada, he pasado todo el día buscándolo y ni rastros del susodicho. Llego al parque, ya son las 7:45 PM, me estoy empezando a desesperar… pude haberle escrito una linda carta de amor, ó regalarle una de mis obras de arte, pero no tuve que antojarme de esa flor tan extraña, digo en un susurro al momento de tomarme el pelo en forma desesperada a tal punto de quitarme la coleta por el dolor de cabeza que tenía. Pude notar que mi cabello estaba más largo, incluso que el de mi novia, ni tiempo dio de ir a cortármelo, pensé con un deje de frustración.

    Dejé que la brisa fría de la noche rosara mi rostro y me relajara por un rato sentí el olor dulce del árbol de cerezos que se mecía al ritmo del viento que soplaba agradablemente. Sentí como alguien se sentaba a mí lado, pero no presté atención, imagino que ha de ser una persona descansando. Ya ha pasado diez minutos desde que esa persona se sentó, pero no sólo eso, a pesar de tener mis ojos cerrados he estado sintiendo la mirada de esa persona puesta en mí, abro mis ojos para preguntarle porque me mira con tanta insistencia, pero, lo que encontré me dejó estupefacto. Por horas busqué a la flor más rara y más hermosa que quería regalarle a Shise, pero al abrir mis ojos me encontré con ella, ¿cómo podría regalar una flor rara y hermosa, a otra flor más rara y más hermosa que la que buscaba?, sí, Shise estaba en frente de mí, me miraba con esa sonrisa de medio lado y prepotente que caracterizaba a los Uchiha, por un momento su familia pasó por mi cabeza he de decir que todos se parecen, como si hubieran salido de la misma placenta. En fin vi como se acercaba a mí para decirme algo.

    —¿Se puede saber que haces aquí sentado, mientras te he estado buscando por horas? —me preguntó con un semblante serio.

    —Si te lo cuento te reirías de mí —le dije mientras rascaba la cabeza a modo de vergüenza— ¿cómo sabías que estaba aquí? —preguntó.

    —Estuve llamando bastante rato, pero nadie en tu casa sabe de ti, sólo me dijeron que saliste muy temprano, y ni siquiera llegaste a almorzar, así que como me molesté salí a caminar un rato, y pues te reconocí desde lejos —me explicó.

    —El motivo de mi desaparición es que estuve todo el día buscando un regalo para ti, pero no lo encontré, quería regalarte algo que fuera hermoso, raro y que nunca nadie te ha dado, pero me fue imposible —le dije muy avergonzado.

    —Sabes que a mí no me hace falta nada, que no sea estar contigo, lo único que quiero que me regales es tu compañía, no hay nada en el mundo que me guste más que estar contigo —me aclaró para luego acercarse y darme un beso, porque aún veía en mí un pequeño deje de tristeza.

    —¿Sabes cuál fue el regalo de cumpleaños que me dio mi papá? —preguntó mientras esbozaba una sonrisa que no supe reconocer al principio, ya que esta iba cargada de picardía.

    —¿Un auto? —pregunté.

    —Más que eso, ¿ves esto? —Me preguntó para luego mostrarme un manojo de llaves— son las llaves de un departamento, ¿lo puedes creer? —finalizó para luego dar una pequeña risita.

    —Es raro viniendo de él —expresé de forma extraña.

    —Me dijo: este es tu regalo de cumpleaños, pero lo usarás cuando te cases —explicó mientras simulaba la voz de su progenitor— luego las guardó, pero yo las saqué, no puedo esperar hasta que nos casemos —me dijo ahora seria.

    —¿Qué quieres decir?

    —¿No lo quieres conocer?, al fin y al cabo, no me importa la fiesta, por hoy me gustaría salir de la rutina y hacer algo de lo que me pueda arrepentir mañana —expresó para luego levantarse de la banca.

    —Hagámoslo —me levanté para luego tenderle la mano y darle una sonrisa.

    (Narración de la autora)

    Caminaron de la mano y en silencio hacia el departamento, cada uno metido en sus pensamientos. El departamento que Fugaku le había regalado a Shise no quedaba tan lejos así que no tardaron mucho en llegar.

    El vigilante que estaba allí, les abrió el portón para luego dejarlos pasar. La Uchiha sabía el número de departamento y el piso en que estaba; era el piso catorce, bastante alto, así que tomaron el ascensor y llegaron al piso marcado, salieron del ascensor y llegaron a la puerta del departamento la cual estaba en frente. Shise sacó las llaves y abrió, pasaron y se quedaron maravillados. El departamento era sin duda muy lindo, tenía luces tenues que le daban un ambiente bastante cálido. Se sentaron en el sofá y luego se miraron.

    —Es muy lindo, pero no deberíamos estar aquí —sugirió el rubio un tanto nervioso, su corazón latía a mil por horas.

    —¿Por qué, si es cómodo y no hay nadie que perturbe la paz? —le contestó.

    —Ese es el problema, que no hay nadie, y es peligroso —le dijo levantándose, porque estaba algo sonrojado.

    —Más que estar en este lugar, quiero pasar la noche contigo, una noche que ni tú ni yo olvidemos —se acercó para luego darle un beso— me refiero a mi primera vez —le soltó mientras un tono carmesí se teñía en sus mejillas, por lo cual volteó la cara para que su novio no la viera. Deidara no se creía las palabras que estaba escuchando, sus ojos se abrieron a más no poder y su cara se tiñó de un color no más rojo que un tomate.

    —¿Te das cuenta de lo que estás diciendo?, esto no es cualquier cosa —le dijo con un tono de nerviosismo— también es mi primera vez —le susurró.

    Ambos se miraron se besaron como nunca antes lo habían hecho, luego se separaron y Deidara tomó a Shise y la cargó como una princesa y la llevó a la habitación más cercana; de hecho, ella era su princesa, su arte y su vida; sin duda la amaba y ella también a él.

    Entraron en la habitación, él la deposito cuidadosamente en la cama, para luego colocarse encima de ella y seguir con los besos, poco a poco Deidara la fue desvistiendo, y ella a él. Al cabo de unos minutos ya eran uno sólo, en ese acto de amor cada uno demostró lo que sentía, lo mucho que se deseaban el uno por el otro y haciendo la promesa de siempre estar juntos, no importa lo que pase de ahora en adelante.

    +-+-+-+-+-+ Por otro lado, en la mansión Uchiha+-+-+-+-+-+
    La fiesta había comenzado sin la cumpleañera, Fugaku estaba que caminaba por las paredes, Mikoto no sabía cómo controlar a su marido. Minato quería soltar unas cuantas insolencias a causa de la desaparición de esos y Kushina, estaba más roja que su pelo debido al enojo. Los Namikaze porque su hijo no aparecía desde la mañana y los Uchiha porque quizás Shise abría cometido alguna locura, ya que hace dos horas había salido de su casa hecha una furia, por no encontrar a su novio.

    —¡Tu hijo tiene la culpa! —escupió Fugaku, Minato lo acribilló con la mirada y también le soltó.

    —¿Qué tiene que ver mi hijo en esto, si esta desaparecido desde esta mañana?, en todo caso la irresponsable de no estar en esta fiestecita es tu hijita —le dijo ya casi cerca de este.

    —Aquí nadie tiene la culpa en vez de estar peleando, deberían calmarse un rato, quizás se encontraron y están festejando de otra manera, son jóvenes —explicó Madara, por lo cual se llevó varias miradas de Fugaku, Mikoto, Kushina y Minato— ¿por qué me ven así? —preguntó de manera extraña.

    —E… ese es el punto —expresó la Namikaze ahora nerviosa— son jóvenes y pueden hacer cualquier cosa, ¿cierto? —los demás asintieron.

    —Minato, pídele a Dios que tu hijo no se atreva a tocarle un pelo a mi hija porque puedes tener por seguro que me lo como vivo —amenazó.

    +-+-+-+-+Con Deidara y Shiise+-+-+-+-+
    Ambos estaban abrazados en la cama, aún sentía vergüenza de verse desnudos, y más después de lo que habían hecho. El rubio se sentó en la cama dejando que la sabana rodara por su torso, la Uchiha hizo lo mismo, pero esta se tapó el pecho.

    —¿Te arrepentirás de esto mañana —dijo Deidara recordando las palabras dichas por su novia en el parque.

    —Sinceramente… no. Esto es lo más loco que he hecho, pero también lo más hermoso porque eres la persona que amo y la persona con la que deseo pasar el resto de mi vida. Sabes, ni siquiera me importa lo que digan mis padres mañana, se que la voy a pasar mal porque papá no es fácil, pero, no me arrepiento porque te amo —expresó, mientras la cara de Deidara era todo un poema, nunca imaginó escuchar tales palabras, una lágrima rodó por sus mejillas, pero era una lágrima de felicidad. La volvió a abrazar para luego darle un dulce beso. Después de esa corta plática se quedaron dormidos.

    16 de Agosto del 2009 (Narración de Shise)

    Pasamos una noche inolvidable, fue realmente hermoso, dormimos toda la noche abrazados, en mi vida había dormido tan cómoda. Ahora nos encontramos caminando hasta mi casa, no voy a negar que me aterra la reacción de mi papá cuando le diga que me voy a casar con Deidara ya que anoche me lo había propuesto.

    Flash Back

    —Shise, sabes que te amo mucho y no quiero perjudicarte, mucho menos que tengas problemas con tus padres ni que piensen que eres una deshonra por si de esto sale algo que no hayamos planeado, así como pasó con tu hermano —explicaba Deidara un poco nervioso, tanto que ni se percato de que se había levantado desnudo, y caminaba de un lado a otro, yo por supuesto tenía la cara tapada más por vergüenza ajena que propia.

    —¿Por qué te tapas? —me preguntó acercándose a la cama.

    —E…es q… que estás desnudo —le dije tartamudeando ya que las palabras no me salían, él se sonrió y me miró para luego quitarme la sabana, y dejarme a mí igual que él, casi me infarto por lo que había hecho— ¡¿te has vuelto lo?!, dame la sabana —le grité con la cara más roja que antes.

    —Por favor Shise, hace rato me viste y yo a ti, así que no hay nada que tu no conozcas ya y que yo no conozca de ti, umh —me explicó— pero no nos salgamos de lo que te estaba diciendo —respiró hondo para luego soltarme— ¿quieres casarte conmigo? —mi cara era todo un poema, no lo pensé dos veces y contesté.

    —Sí, quiero —afirmé para luego darle un beso.

    Fin del Flash Back

    Ya habíamos llegado a la puerta de mi casa, por un momento me paralice, pero él me miró y me sonrió, así que entramos juntos. Cuando pasamos a la casa allí estaban ellos, todos tenían mala cara, incluso Itachi y Pain, los demás no se veían tan molestos, ni siquiera mi tío. Papá se fue acercando a mí para luego acribillarme a preguntas.

    —¿Se puede saber dónde estaban metidos?, estuvimos preocupados toda la noche, ni siquiera les importó la fiesta que preparamos para ti con tanto esmero —reclamó bastante furioso.

    —Estuvimos en el departamento que me regalaste y… —no terminé de hablar puesto que mi padre no me dejó.

    —Saben que, mejor no nos expliquen nada, imaginamos lo que ocurrió, sólo te dejo bien en claro que no voy a permitir que alguien más de mi familia manche nuestro apellido. Tú tendrás que casarte con ella, así que les doy un mes para que planeen su matrimonio, sino tendrás que irte de la casa —finalizó para luego irse, sin siquiera dejar que Deidara le explicara y le dijera que él ya le había pedido a Shise que se casaran.

    (Narración de la autora)

    Los presentes estaban boquiabiertos, ninguno dijo ni una palabra, ni siquiera Minato, la reacción de Fugaku fue bastante pacífica; quizás porque ya había pasado por eso y la primera decepción lo había enseñado a actuar de otra manera.

    El mes pasó bastante rápido, Kushina y Mikoto junto con Mei y Konan estaban realizando los preparativos ya que esa última semana Shise se había sentido muy mal, las mujeres mayores ya sospechaban lo que venían así que se resignaron al fin y al cabo ya quedaban tres días para que esos dos se casaran.

    +-+-+-+-+-+Por otro lado+-+-+-+-+-+
    En un parque de la ciudad de Tokio, Shise trataba de que Deidara reaccionara, ya que se había desmayado con la noticia que esta le había dado. Sí, estaba esperando un bebé de su amado artista, según la prueba que se hizo, dice que tiene tres semanas de gestación. Poco a poco el rubio fue abriendo los ojos para luego levantarse de sopetón, tanto que asustó a la Uchiha.

    —¡¿Es e…enserio?! —preguntó mientras exclamaban con alegra.

    —Me asustaste idiota —replicó Shise— sí, es verdad, serás papá, Deidi —esto último lo dijo en burla, ya que sabía que al rubio le molestaba que lo llamaran así.

    —No creas que eso que dijiste va a empañar mi felicidad, ¿cómo lo llamaremos?, si es niño me gustaría que se llamara Deishi o Deisuke, y si es niña Deiko ¿qué te parecen? —la chica sonrío.

    —Me gustan, aunque son un poco raros —confesó.

    Al cabo de tres días se casaron, se fueron de luna de miel a Genoba Italia, la ciudad favorita de Shise y allí vivieron por quince años, ya que Deidara comenzó a estudiar artes y ella diseño gráfico. Tuvieron tres hijos, Deisuke, Deiko y Deishi. Cuando Deisuke cumplió quince años, regresaron a Japón, pues ambos querían que se relacionaran y aprendieran más de su cultura y allí vivieron por largo tiempo.

    05 de Mayo del 2034

    —Así fue como tu abuela y yo nos conocimos —relata un Deidara de cincuenta y tres años, a sus pequeño nieto de tres años llamado Deimaru, hijo de Deisuke quien ya había cumplido los veinticinco años de edad y era médico pediatra. Deimaru era la réplica de su tío Naruto en cuanto a carácter, y su otro nieto Minoru al que tenía cargado en sus brazos, hijo de Deiko, este tenía un año y tenía el pelo negro y sus ojos azules.

    —¿Y qué pasó con mi tío Sasuke y la tía Sakura? —preguntaba Deimaru con mucha emoción, él también tenía el pelo negro y los ojos azules, una mezcla de Uchiha y Namikaze, por cierto, sacaron la sonrisa prepotente de los Uchiha.

    —Bueno ellos también se casaron después de cumplir la mayoría, su Prima Sarada tenía tres años cuando ellos se casaron. Hinata y Naruto también se casaron cuando cumplieron los veintiún años, al igual que Mei e Itachi —le explicó.

    —Bueno, ya tienen que ir a arreglarse, mis papás y sus otros abuelos ya no tardan —les sugirió, los niños salieron corriendo para que la tía Shizune los vistiera.

    —A mis dieciseis años jamás imaginé que mi vida la pasaría contigo, pero debo decir que eres lo mejor que me ha pasado, porque cuando te vi bajar por las escaleras esa noche en casa de Itachi, un vuelco dio en mi corazón y desde ese entonces supe que eras la mujer de mi vida. Te amo —le confesó a la Señora que ahora estaba detrás suyo.

    —Lo mismo digo Dei. Feliz cumpleaños, mi amor —expresó para luego colocarse delante de él y darle un beso.

    FIN
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Me gusta Me gusta x 3
  9.  
    Yuriko Fate Granger

    Yuriko Fate Granger Usuario popular

    Cáncer
    Miembro desde:
    15 Abril 2011
    Mensajes:
    530
    Pluma de
    Escritora
    *-* que hermoso final, me encantó todo de principio a fin fue tan liiiiiiindo. Que jovenes para ser abuelos me los imaginé un poquito más viejitos. Me imagino las caras de todos cuando vieron que Dei y Shiise nunca llegaron, picarones ;) que dulzura y gracioso al día siguiente cuando se despertaron jajaja verse desnudos jajajaj fue muuuuuy as lo Deidara la proposición y te juró qie me mató. Fue un placer haber leído tu historia Samantha si escribes algo nuevo considerame pleaseeee!!
     
Cargando...
Similar Threads - hermana
  1. Kura_Hatake
    Respuestas:
    10
    Vistas:
    1,069

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso