Long-fic La heredera hanyou

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por siberian, 13 Abril 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,600
    Puntos en trofeos:
    371
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Konnichiwa! :rosa:

    Que interesante continuación, no sé porque pero me gusta la actitud de Kagome... Jeje Inuyasha no cambia, sigue siendo el mismo de siempre, al igual que Miroku n_nU... Hubo un momento en el que me perdí, no sabía quién estaba hablando, pero después de leer por segunda vez al mismo diálogo comprendí X'D. Vas bien en la trama, le pones intriga, eso es bueno. :D
    Me alegra que me hayas avisado de la conti, ya sabes estaré esperando el sig. cap. ^-^

    Sayonara.
    :sigue:
     
  2.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Puntos en trofeos:
    173
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Hola siberian!! Me gusto mucho, tienes razon, me parece que el fanfic es algo complicado, como es hija de Sesshomaru el no puede ser su pareja y con Inuyasha tampoco ya que es su tio, eso me sorprendio. Muchas gracias por avisarme, estoi ansiosa por saber que va a pasar :D Bueno, siberian, nos hablamos!^^
     
  3.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    365
    Puntos en trofeos:
    134
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    konichiwa.!!! pue ste quedó muy lindo, creo que ya me avia precentado, noo??? es que soy muy olvidadiza,
    bueno espero que te recueperes pronto.! (yo ya noté lo complicado jeje) y que no maten a kagome..!! onegai.! y tengo dos personas en mente... o la mujer misteriosa es kagura o la mama de seshomaru... mmm, pues lo epseraré.!
    recuperate.! ANIMO.! y demuestrale a la dawn enfermedad que puedes ams que eella
    !

    con cariño: kagomeG

    PD: haun que ya hayas acavado el FF pero sigo amando el FF de "como olvidar tu torpeza" me dejó una marca en el corazon y luego em pongo a recordarlo... y (por 2da ves) te felicito.! y no dejes pendiente este fic onegai.!!!
     
  4.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Puntos en trofeos:
    249
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Por fin conti de tu fic!! me perdí una semana por un pequeño viaje pero me alegra poder leerte nuevamente :acoso:


    Vamos por pasos, este capítulo estuvo lleno de sorpresas con un toque muy humoristico que casi podría pensar que estoy viendo Inuyasha, solo que esta vez la trama es totalmente diferente, creo que es la primera vez que leo una historia donde Sesshomaru sea el padre de Kagome. Si me lo preguntas yo no creo que el desee que Kagome permanezca allí mucho tiempo, no se si es capaz de ir a matarla, pero seguramente no desea que ella le quite su puesto así como así.


    Esa mujer llamada "la cazadora de almas" seguramente es Kikyo xD es la única persona con la cual podrían confundirla, ya veremos que pasa en el proximo capítulo. Dejame decirte que me gusta como manejas la trama de tu fic, tu sueles darle un toque de misterio que hace que quiera ahorcarte en cuestión de segundos, por eso estoy ansiosa de ver qué mas sucederá.

    Lamento pasarme tan tarde...pero tambien estoy enferma :( me estoy poniendo al dia con todos los fics que leo y el tuyo no podía quedarse atrás. Bueno estaré esperando tu proximo capítulo!! no te tardes mucho.
     
  5.  
    Voodoo

    Voodoo Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Enero 2010
    Mensajes:
    297
    Puntos en trofeos:
    179
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Hola Siberian :3 Siento el retraso pero ya estoy aquí.

    Se me hizo muy cómico el hecho de cómo Jaken se las ingeniaba para tratar de capturar a Kagome. Y le dijo a Sesshomaru y éste le dijo que no se preocupara. Mmm, es algo muy intrigante. Todo fue muy bien narrado y me gusta mucho como relatas: ligero, con toques de humor.

    Qué bien que hayas metido a los personajes principales. Extrañaba mucho a mi Inuyasha, aunque a veces no parezca *-*. A Sango, siempre la ponen normalmente como una especie de madre o algo así xD Es que siempre se preocupa por todos y todo. Y Miroku, su peculiar amor-desamor. Es tan lindo y gracioso :) Aunque mujeriego, pero eso se corrige. Shippo es tan inteligente.

    Tu ff es complicado, sí, pero interesante y original. Cada vez que leo siempre me dejas con más ganas y algo confundida, pero a los minutos lo entiendo. Te felicito por esa enorme imaginación que tienes ;)

    Ahora sí, tienes un grave problemas con las mayúsculas. Sé, que es insignificante, pero es para que mejores.

    En este caso, es con mayúscula ya que va después de signos de exclamación. No importa que no forme parte del diálogo en sí.

    También aquí, es punto y seguido.

    Bueno eso es todo. Espero impaciente la continuación. Besitos.
     
  6.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Puntos en trofeos:
    108
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Te comiste pocas palabras al momento de redactar tu escrito, también hubo errores poco notables, uno de ellos fue lo que te mencionó IKST, ¿para qué lo vuelvo a repetir?, siberian, vaya que si me mataste con ésto:


    Jamás me había imaginado en toda mi vida que Jaken hiciera eso, o se a ¿chiflarle a Ah-uh?, también me gustaron las partes donde él iba en su búsqueda, algo muy gracioso para mi gusto. Me intriga lo que colocaste al final, la verdad me gustó como lo narraste, pero en mi opinión las cosas sucedieron un tanto rápidas, lo que te falto en esa última parte fue la narración, ya que duró de todo un poco.
    Para evitar las palabras metidas o tildes que te falten relee el capitulo más de una vez, así te darás cuenta en que fallas y tú misma lo corriges ;).
     
  7.  
    Wiikii

    Wiikii Guest

    Re: La heredera hanyou

    Hola, mucho gusto.

    En verdad no soy nueva en tu FanFic ya que lo he leído por completo pero hasta ayer creé mi cuenta en este foro y es la primera vez que lo comento: déjame decirte que me gusta mucho la trama, originalidad y el suspenso que le das a cada capítulo; es como si estuviese viendo otro capítulo de InuYasha. Mantienes muy buena ortografía y pocas vecese te equivocas, pero cuando sucede sabes como compensarlo dejándonos a todas completamente intrigadas. Y es que son cosas como "¡Miren, es la cazadora de almas!" la que me hacen preguntarme "¿Acaso siberian hace esto apropósito?" y llego a la conclusión que sí lo haces apropósito; una buena técnica ya que sin ese suspenso nos dejarías a todas sin ganas de continuar leyéndolo y no sería bueno para ti... te felicito por eso ;)

    Con respecto al comentario reciente de IKST, en el que te corrije por esas mayúsculas no existentes, me gustaría que tomáramos en cuenta lo siguiente:

    (Tomando como ejemplo un diálogo del tan reconocido libro Asesinato en el Orient Express, de la famosa escritora Agatha Christie.)

    El coronel enrojeció ligeramente y se retiró.
    —¿Qué es una pukka sahib? —preguntó el doctor Constantine con interés.

    Podemos observar claramente la p minúscula luego de un signo de interrogación; ¿por qué debería ponerlo luego de signos de exclamación? No es por ser mala persona, era una cimple observación.

    Bueno, me he quedado realmente intrigada y me he reído bastante luego de leerlo (eso del "Señor Rana" me mató de risa) y estaré esperando ansiosa a que continúes.

    Adiós.

    —Wiikii ;)
     
  8.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Puntos en trofeos:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    La heredera hanyou
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    4228
    Re: La heredera hanyou

    Capítulo VI
    La cazadora de almas (Parte II)
    “…Su vida llegaría a una etapa crucial,
    Luchará sin conocimientos de cualquier arte marcial.
    Su presente se verá envuelto en problemas por su ida al pasado,
    En su verdadero presente necesitará un escape desesperado.
    La posesión de una valiosa joya traerá más de un problema,
    Necesitará más de tres ayudas para salir del dilema…”
    Corrió desesperado en dirección al templo al enterarse de la noticia. Había estado tomando su merecida taza de café luego de su desayuno en un pequeño restaurante local cuando la desesperada castaña de cabello corto lo había llamado a su celular para avisarle de la tan terrible noticia: su ex novia había desaparecido. El castaño prácticamente se había tragado un muffin* sin masticar al escuchar la tan acelerada voz de Yuka contándole aquella noticia.

    —¿¡¿Qué dices que pasó con Kagome?!? —había exclamado derramando la mitad de su bebida caliente sobre su pierna. —No puede ser posible, ¡Kagome no pudo haber sido secuestrada! —exclamó mientras daba un estrepitoso golpe sobre la mesa de la cafetería causando sobresalto en los demás consumidores.

    Houjo, no te mentiría sobre algo como esto… además, nada nos asegura que haya sido secuestrada pero es lo más probable ya que encontraron algunas huellas que aún no identifican y una pañoleta en el lugar de los hechos. Te necesitan en casa del abuelo Higurashi para una breve entrevista —había replicado la castaña desde el otro lado de la llamada con total autoridad mientras su voz iba perdiendo aceleración poco a poco.

    —De acuerdo, llego en veinte minutos.

    Aquellas habían sido las últimas palabras del castaño antes de colgar su celular y correr apresuradamente hacia el templo Higurashi. Había dejado su automóvil parqueado a solo una cuadra de la cafetería pero no quería perder el tiempo en tener que encenderlo y aguantar el tráfico así que había corrido como alma que lleva el diablo. Mientras tanto, en un extraño y sombrío callejón en el centro de la ciudad de Tokio, un trío de personas con ropas estrafalarias rodeaban a un anciano de larga capa oscura mientras que otros dos sujetos siniestros vigilaban desde las esquinas del callejón.

    —Ya se tardó demasiado, ¿no lo cree, amo? —preguntó el sujeto que sostenía una esfera de color amarillo** en sus manos.

    —Calla, Itachi —pronunció el anciano secamente causando desconcierto en el aludido. —Oberva… ya ha llegado —murmuró señalando en dirección a una de las esquinas del callejón. —¿Qué te retuvo por tanto tiempo, Tsubasa? Creí que eras tan rápida que estarías aquí incluso antes que nosotros.

    —Me disculpo, ciertamente no creí que esos policías me retuvieran por tanto tiempo —murmuró mientras cubría su rostro con una bufanda estrafalaria de color púrpura.

    —¿Policía? ¡No me dijiste que se trataba de un trabajo criminal para el que nos reuniste en este lugar! —reclamó frunciendo el entrecejo.

    —No te exasperes, no se trata de nada por el estilo: resulta que encontraron mi pañoleta y mis huellas digitales cerca del pozo del templo de los Higurashi y ahora me buscan por todas partes para entrevistarme. Venir hasta este lugar sin ser reconocida fue más difícil de lo que pensé —aquello último lo había dicho en un murmullo casi para sí misma. —Pero no es para eso para lo que los he hecho venir hasta este lugar. Quiero estar segura de poder contactarme con alguien del pasado para averiguar más cosas sobre esa mujer demonio.

    —¿Has perdido tu cabeza, Tsubasa? ¡Contactar a un ser del pasado requiere de mucha concentración de poder espiritual y de un ritual exhaustivo; son pocos los que realizan esos rituales y salen con vida! —exclamó casi perdiendo la paciencia.

    —¿En serio? Porque me han dicho que precisamente tú eres quien realizó un contacto con el pasado por primera vez —replicó con suspicacia.

    —Te equivocas. Fui entrenado por un guía espiritual para poder realizar rituales como ese; un monje, para ser específico. Fue él la primera persona en realizar ese ritual y salir con vida de ello… murió un año después de… eso ya no tiene importancia, no pienso hacerlo, es muy arriesgado —dijo dándose la media vuelta.

    —¿Y qué dirías si te garantizara que tendrás cualquier ayuda y concentración espiritual que necesites además de un objeto de valor que te ayude a realizarlo con mayor facilidad? —preguntó con tono autoritario.

    —¿Objeto de valor? —repitió incrédulo mientras se apoyaba sobre su bastón de metal.

    —Exactamente. Verás, sé, con toda seguridad, que si existía esa mujer demonio aquí tendrían que haber más demonios con vida e incluso quien la dejase aquí desde pequeña para que nadie notara su presencia. Solamente existe una manera de comunicarnos con ellos y es por ese extraño pozo pero no somos seres mitológicos ni nada por el estilo como para poder atravesar ese portal… pero si consiguiéramos comunicarnos con algún vidente del pasado: alguien que posea una perla tan poderosa como las tres esferas de tus asistentes juntas, podríamos garantizarnos una buena fortuna si mostramos pruebas de su existencia y de la de los demonios del pasado a los medios, incluyendo a esa chiquilla insolente —explicó con total decisión en sus ojos.

    —De acuerdo, acepto tu oferta pero necesitaré de toda la concentración espiritual que puedas conseguir para realizar ese ritual. Te daré tres lunas exactamente para que consigas todo lo que prometes; si en ese tiempo no me has conseguido lo necesario no hay trato —aseveró mientras se daba la vuelta y se marchaba escoltado por sus asistentes. —Hasta entonces, Tsubasa.

    —Perfecto, mis niñas seguramente han conseguido alimentarse de alguien con muchas almas poderosas… se han demorado tanto que no sería de sorprender que regresaran con mayor poder espiritual —se regocijaba una extraña entidad desde la cima de un cerro.

    El viento hacía danzar su largo, sedoso y violáceo cabello. Los pastizales a su alrededor se mantenían al mismo ritmo que sus hermosa cabellera mientras que una verde criatura de menor tamaño descansaba detrás de la majestuosa mujer recostado sobre un dragón de dos cabezas. La fémina de majestuosa presencia movió sus manos con suma y sensual delicadeza mientras se quitaban los mechones de cabello que cubrían sus grandes y hermosos ojos plateados.

    —Ah-Un, puedo sentir el olor de Sesshomaru no muy lejos de este lugar. Ve por él, sabes bien que necesito comentarle algunas cosas que han estado sucediendo en estos alrededores y él no ha hecho más que hablar con ese extraño árbol del bosque sobre esa mocosa y ha dejado a su honorable esposa a cargo de estas tierras cuando no es mi trabajo. ¡Él sabe muy bien cuánto detesto hacer su trabajo e igual se atreve a dejarme sola en sus tierras; ve por él inmediatamente! —ordenó con completa furia mientras se acercaba hacia el recién despertado demonio verde.

    —Mi Lady, ¿ha sucedido algo malo? —preguntó un nervioso hombrecillo verde mientras hacía una reverencia frente a la de orbes plateadas. —Disculpe mi intromisión pero no pude evitar escuchar mencionar que han sucedido cosas en los alrededores, ¿a qué se refiere con eso?

    —Se refiere a la presencia de una hanyou en los bosques oscuros, ¿no es así, Ariasu? —preguntó una voz detrás de la aludida.

    —¿Qué haces en este lugar, Kagura? —preguntó la majestuosa mujer intentando no perder la calma y abalanzarse sobre la aludida. —Creí que estarías realizando tu búsqueda de víctimas hanyou a quienes asesinar.

    —¡Ja¡ Esos trabajos no tienen importancia ya: sería más interesante asesinar a esa hanyou recién llegada —murmuró con completa crueldad en sus ojos.

    —¡Sabes bien que no puedes hacer eso! Mi señor es demasiado territorial, en especial cuando se trata de sus propios planes ocultos. Ni siquiera yo, su esposa, La Dama de las tierras del Oeste, sé qué cosas pasan por su cabeza cuando tiene planeado algo —replicó con cierto dejo de resignación en su voz. —Ni siquiera yo tendría salvación alguna si me entrometiera en sus asuntos, no imaginemos lo que podría pasarle a su simple concubina como tú si descubre que asesinaste a su blanco.

    —Tienes razón, podría asesinarme tal y como lo hizo con Naraku al dejarme en libertad pero no le convendría deshacerse de su mano derecha —murmuró sensual y retadoramente.

    —¿Cómo se atreve a hablarle de esa manera a mi ama bonita? ¡Pero qué mujer tan insolente! —replicó el hombrecillo verde mientras se paraba retadoramente en medio de ambas mujeres.

    —Jaken, cállate —ordenó toscamente la de cabellos violáceos. —Escorias como ésta no valen la pena. Ahora dime, Kagura, ¿para qué demonios has venido sin nuestra autorización?

    —¡Ja! ¿Pues a qué crees, a visitarte? Qué pregunta tan absurda. Deberías saber, Ariasu, que descubrí que casualmente te has interpuesto en los planes de tu señor —dijo con una sonrisa cínica.

    —¿Cómo dices? —preguntó atónita. —¡Eso es imposible, ni siquiera reconozco la ubicación exacta de esa hanyou!

    —Pues verás, se encuentra en una pequeña aldea humana a pocos metros en el interior del bosque oscuro. Fue encontrada por un grupo de aldeanos que ahora la tienen amarrada pues piensan que se trata de ti: la cazadora de almas —explicó con suma tranquilidad haciendo que perdiese su paciencia.

    —¿Por qué creerían algo tan absurdo? —preguntó como si no creyese en sus palabras.

    —Fue hallada con un grupo de tus serpientes recolectora de almas a su alrededor. Nadie jamás te ha visto en tu forma real pero conocer perfectamente a tus queridas “hijas” así que no te sorprendas que piensen que se trata de ti —murmuró mientras abría su abanico frente a su rostro.

    —¡Maldición, si Sesshomaru se llegara a enterar de que…!

    —¿Enterarme de qué? —preguntó fríamente mientras de posaba majestuosamente detrás de ambas mujeres al lado del dragón de dos cabezas. —¿Para qué me necesitabas, Ariasu?

    * — * — * — * — * — * — * — * — *


    ¿Qué haré? Necesito ingeniármelas para escapar de este extraño lugar. ¡Maldición! Si tan solo me hubiese quedado con el señor Rana talvez esto no estuviera pasándome. ¡Maldito mundo extraño! —maldecía la pelinegra en su mente; se encontraba atada a un árbol y amordazada de tal manera que no podía mover ni un músculo de la cara.

    —Inuyasha, ¿estás seguro que es en esta dirección? —preguntaba un pequeño zorrito desde el hombro del aludido quien corría a gran velocidad.

    —Así es, estoy seguro que ese miserable lobo rabioso se encuentra en esa dirección… siento el olor de su sangre —contestó con completa seriedad mientras aumentaba la velocidad.

    —Aún no entiendo por qué quieres ayudarla —murmuró el pelirrojo kitsune con un dejo de picardía en su voz.

    —Shippo, nuestro buen Inuyasha finalmente ha encontrado a alguien por la que valga la pena luchar y es su sobrina. Finalmente ha aceptado rol como hombre de la familia —replicó el pervertido monje en son de burla mientras se apretaba cada vez más de la cadera de la exterminadora quien se sostenía bien de la enorme pantera blanca sobre la cual volaban.

    —¡Ya cállate, Miroku! La única razón por la que los estoy siguiendo es porque ese lobo sarnoso me trae mala espina. Además, no permitiré que más sangre de hanyou sea derramada por culpa de las estúpidas leyes de Irasue; no sé qué planes tendrá Sesshomaru para asesinar a Kagome pero no lo permitiré… ¡no mientras viva! —replicó incrementando la velocidad de su andar mientras fruncía el entrecejo aún más.

    —¡Vaya! Su excelencia, creo que tenía razón: Inuyasha finalmente se hace cargo de algo —murmuró la exterminadora a oídos del monje.

    —¡Basta de hablar de mí! Puedo escucharlos perfectamente —refutó el peliblanco con cierta ira.

    —¡Perfecto, lo logré! —exclamó la pelinegra mientras se levantaba del suelo sin los amarres. —Sabía que mostrarle mis piernas a ese aldeano haría capaz cualquier cosa; nunca falla —murmuró con una risita pícara mientras observaba el apaleado cuerpo de un agricultor.

    —¿A dónde crees que vas? —preguntaron unas voces masculinas a espaldas de la ahora asustada hanyou.

    —¡Maldición, no podré hacer nada si este sujeto continúa lastimando mis piernas! —exclamaba un herido pelinegro de piel morena mientras resoplaba por el cansancio.

    —¡Kouga, tú puedes! —exclamó uno de sus acompañantes, quien se encontraba detrás de un árbol.

    —¡Así es, Kouga, dales su merecido! —continuó otro de sus acompañantes el cual se escondía tras una enorme roca.

    —¿¡¿Y qué ustedes no piensan ayudar?!? —reclamó observándolos con unas enormes gotas de sudor tras sus cabezas.

    —¡Apártense de mi camino! ¡Garras de acero! —se escuchó decir a una estrepitosa voz que provenía de entre los árboles y cortaba a un numeroso grupo de demonios con sus afiladas garras. —¿Estas basuras son las que te mantuvieron ocupado tanto tiempo? ¡Ja! Creía que serías capaz de defenderte por tu cuenta, lobo sarnoso.

    —Bestia inmunda, ¿qué demonios vienes a hacer en este lugar? Sabes perfectamente que no es zona para hanyous. —replicó el moreno con una enorme vena sobre su frente.

    —Deberías agradecer que salvé tu vida, miserable, ¿y dónde demonios ocultaste a Kagome? No detecto su detestable olor a Sesshomaru cerca de este lugar —murmuró con seriedad mientras olfateaba el aire.

    —¡Maldición! Hakkaku, Ginta, ¿dónde está la chica? —preguntó con completa autoridad.

    —K-Kouga, yo… yo… la chica escapó. —murmuró uno de los aludidos mientras tragaba pesadamente.

    —¡Perfecto! Tenían que ser tus incompetentes acompañantes los que la perdieran. —dijo con completo desdén.

    —¿Mis acompañantes? ¿Y qué me dices de los tuyos, bestia? Una mujer, un monje libidinoso y un niño inútil no son mucha ayuda tampoco. —replicó con completo coraje.

    —¡Inuyasha, puedo ver una aldea desde aquí arriba! —exclamó la exterminadora quien continuaba en la espalda de su pantera en los cielos. —¡Es posible que Kagome se encuentre allá!

    —Perfecto…—murmuró el peliblanco. —¡Sango, tú, Miroku y Shippo vayan a buscarla; yo me quedaré a arreglar unos asuntos pendientes! —ordenó Inuyasha quien recibió un asentimiento casi inmediato por parte de los aludidos quienes se alejaron rápidamente.

    —¡Hakkaku, Ginta, no dejen que la encuentren primero! ¡Síganlos! —ordenó el morocho mientras caía al piso a causa del dolor en su pierna sangrante.

    * — * — * — * — * — * — * — * — *
    ¡Maldita sea, no podré escapar de este lugar si continúan amarrándome a estos árboles! —pensaba la furioso pelinegra mientras se sacudía en unos infructuosos intentos por zafarse de su amarre.

    —¡Kagome, te encontré! —exclamó un emocionado zorrito mientras se acercaba a ella sigilosamente entre los seis hombres dormidos que la rodeaban con palos y arcos.

    —Shippo, ¿qué haces en este lugar? ¿y los demás? —preguntó la asombrada hanyou luego que el pelirrojo le quitase la soga de su boca y comenzara a desamarrarla por detrás del árbol.

    —Sango y Miroku están dando vueltas sobre los bosques para perder a los acompañantes de Kouga. —explicaba mientras terminaba de deshacer el nudo que la mantenía atada al árbol.

    La soga cayó al piso mientras que la hanyou se levantaba y sacudía su ropa. La pelinegra tomó al pequeño kitsune en sus brazos y comenzó a caminar con cautela para no despertar a sus vigilantes.

    —¡Oigan, la cazadora de almas se escapa! —exclamó un joven aldeano despertando a los seis hombres corpulentos.

    El pequeño zorrito dio un salto y adquirió la forma de una enorme bola rosada frente a los ojos de los atónitos aldeanos y de la pelinegra.

    —¡Rápido, Kagome, súbete! —ordenó con completo apuro.

    La aludida obedeció y se montó sobre él. La enorme bola rosada comenzó a flotar lo más rápido que podía mientras gritaba asustado pidiendo ayuda y la pelinegra lo animaba para que incrementara su velocidad. Al salir de la aldea, la enorme bola rosa regresó a su forma original como zorrito y se encontraron con la exterminadora, la pantera y el monje; los cinco se adentraron a gran velocidad en el bosque mientras huían de los enfadados aldeanos quienes lanzaban flechas hacia la hanyou.

    —¡Fuego mágico! —exclamó el pequeño zorrito para ahuyentar a sus perseguidores.

    El exhausto quinteto se detuvo en un claro del bosque a descansar luego de tremendo escape. La pelinegra levantó la mirada con intenciones de agradecerles pero lo que vio la dejó estupefacta: ¡se trataba de la misma vidente de su época! No, no podía ser. La mujer frente a ella poseía el cabello blancuzco a diferencia de la gitana de su época y, además, la extraña entidad ante sí poseía una extraña cicatriz en el rostro pero aquello no evitaba que se notara el extraordinario parecido entre ella y aquella extraña vidente que la había mordido en el cuello hacía más o menos una semana.

    —¿Qué sucede, me tienes miedo? —preguntó esbozando una cruel carcajada.

    —¿Quién eres tú? —exclamó el monje mientras se ponía en guardia.

    —No se asusten: mi nombre es Tsubaki. Me pregunto qué hacen dos humanos, un zorro y una gata acompañando a una hanyou como ésta… esto podría causar polémica y, ¿qué creen que haría la señora Irasue si se llegara a enterar que mantienen con vida a esta escoria? —preguntaba retadoramente.

    —Tsuba… ¡Tsubaki! —exclamó repentinamente el monje. —¡La bruja que habita en estos bosques! Dicen que puedes asesinar a un grupo de hombres con solo una serpiente oscura —murmuró con claro nerviosismo y seriedad.

    —Muy interesante, excelencia, se ve que me conoces bien…—se viró repentinamente y los miró con advertencia. —¡Rápido, aléjense! Ya llegaron.

    Continuará…….
    Notas de la autora arrepentida ToT :
    Siento mucho haberme tardado tanto pero es que… TANTAS TAREAS, TRABAJOS, TABLA PERIÓDICA, ENSAYOS CON LA BANDA, EXÁMENES, Y LA EXPOSICIÓN DE HOY!!! ToT!! De verdad me disculpo… sé que más de una querrá asesinarme por tardarme tanto tiempo pero prometo compensárselos publicando el siguiente capítulo lo más pronto posible ;)

    Vocabulario:
    Muffin*: un panecillo inglés muy parecido a los pastelitos.
    Esfera de color amarillo**: referencia al capítulo tres Pasado, Presente y futuro. La esfera amarilla representaba el presente.

    Avances del siguiente capítulo:
    ¿Por qué tanto parecido entre aquella vidente y la bruja Tsubaki? Aquella pregunta se revuelve en la mente de Kagome a quien le agobian más pensamientos de furia al escuchar lo que las personas tienen que decir sobre su progenitor. Una exhaustiva pelea por su posesión se verá interrumpida a causa de un extraño temblor tanto en el sengoku como en el presente, el cuál dejará a todos los seres vivientes atemorizados y con muchas dudas. Una lucha de poderes mágicos se verá envueltos en tanto drama…

    Y créanme… este es solo el comienzo del fic. Aún falta mucho por descubrir, Sayonara ;)
     
  9.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    365
    Puntos en trofeos:
    134
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Konichiwa!!..(yea.! Las primeras!)U.U tu si que sabes ponerle tensión a las cosas... Me gusto mucho la continuación... Jaja me mato de la risa que kag le enseñara la pierna al aldeano... Jaja incrédulo... Además como dijo miroku... Inu ya se esta tomando el papel de Tio.. Jajaja que lo admita!!! He de admitir que tienes muy buena expresión, haces que el lector tenga bien definido lo que esta pasando... Te vi algunas palabras y letras comidas o cambiadas,.. Nada grave! Sigue así! Te recomiendo que antes de actualizar leas varias veces el capítulo, en voz alta y comprendiendo bien, por si alguna letra te falto o pusiste de más, ok?,
    Me dejo intrigada el final... Tsubaki los ayudara??? (por favor diosito que los ayude) me gusto mucho el adelanto... Que impresión tendrá seshomaru al verla?, y lo peor...!! Seshomaru tiene esposa!!!!!???!?!?!? 0.0, y kagura ha de estar selosa... Pobre bujajajaja!! ( no es sierto.. Siempre me ha gustado la pareja de kagura y sessho)
    Bueno sayonara!! Te esperamos!!!
    Besos
    KagomeG y ukyo-chan
     
  10.  
    Wiikii

    Wiikii Guest

    Re: La heredera hanyou

    ¡Hola! Primero que nada te agradezco que me hayas avisado de tu continuación. Seguidamente te diré que tu forma de narrar y expresarse es casi impecable: mantienes muy buena otrografía y un buen control de colocación de los signos de puntuación.
    Me sorprendió el hecho de averiguar que Sesshomaru tiene una esposa; verdaderamente se trata de algo que no me esperaba ya que, siendo alguien tan frío, jamás imaginé que contrajera matrimonio y mantuviera como concubina (por lo que entendí) a Kagura.
    Tus continuaciones son muy agradables, divertidas y llenas de mucho drama; definitivamente siento que vas uniendo los cables sueltos de la continuación anterior pero que cada vez más incluyes más dudas; buena técnica, te felicito por ello ya que así haces que querramos continuar leyendo y no se vuelva repetitivo.

    Bueno, una vez más, gracias por avisar. Espero que continúes pronto ya que esos avances me han dejado impresionada.

    Adiós.
    -Wiikii.;)
     
  11.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Puntos en trofeos:
    249
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Vaya!! hasta que por fin pones conti ¬¬ (ok yo no puedo protestar mucho ya que tampoco he actualizado mi fic xD) para colmo pides que no te mate pero me dejas el capitulo hasta ahi, y quien sabe cuando te dignes a actualizar de nuevo ToT

    Bueno para empezar, me gustó mucho como desarrollaste este capitulo, siento que abarcaste muchas cosas con una narración fluida y simple, asi que no se volvio un capitulo largo y cargado, en lo personal me entretuve mucho leyendolo. Kagome vive amarrada en los arboles xD y todo porque la confunden con otra persona, ya quiero ver cuando se encuentre con Sesshomaru, me pregunto en qué terminara todo esto,

    Gracias por avisarme de tu conti, no te pierdas mucho tiempo -.-
     
  12.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Puntos en trofeos:
    173
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Holaa! No te preocupes amiga, te entiendo, yo tambien me tardo mucho T.T Yo no te voy a matar pero solo puedo hablar por mi misma xDD Sesshomaru esta casado!!! Nooo!!! U_U No puede estar casado!!! T.T No me cae bien esa Ariasu ¬ ¬ jajaja Kagura concubina de Sesshomaru! Eso tampoco me gusta, yo lo quiero solo para mi!! =( jajaja Me mato lo del Señor Rana xD jaja igual, pobre Kag, no debe entender nada, ¡que bueno que es Inu! es un amor, y por eso es mio (? :O Kagome mostrando sus piernas! que atrevida! xD jaja; pobre Kouga, esta lastimado u.u Me dejaste re intrigada, ya quiero saber que va a pasar!!! :D En fin, espero que me avises cuando este la proxima conti :) Nos hablamos! Sayonara! ^^
     
  13.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    848
    Puntos en trofeos:
    108
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Te recomendaría que utilizar un poco más las comas, a veces, mi vista llegaba a cansarse de tan corrido que estaban las oraciones. Fue muy seguido que cometiste ese error. Manejas muy bien a lo que se llama narración, pero cuando hablamos de narrar, no solamente debes fijarte en las acciones o en las características de los personajes; ya que básicamente, ya sabemos cómo son realmente.

    Cuando hablo de narración, también debes describir hasta el más mínimo detalle. En pocas palabras, describe un poco más el ambiente o el lugar en dónde se encuentran. Cuando mencionaste Muffin en la narración se me antojo :L, es mi postre favorito. Hablando de la trama pues, ¿qué te digo?, estuvo muy bien, sólo que a veces llegaba a confundirme en qué lugar se encontraban, pero mientras fui leyendo poco a poco iba entendiendo.
     
  14.  
    Kinary

    Kinary Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    15 Abril 2009
    Mensajes:
    67
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    La combinacion que usas sobre que kagome de que es la hija de sesshomaru me parecio bastante extraño, ni siquiera en mis ideas locas se me habia ocurrido, pero me parece muy bien. SDpbre todo cuando viajo del pozo y jkaken la encontro LOL, me parecio una idea loca como lo interpretaba, pero bastante bien deberia decir jaja.
     
  15.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Puntos en trofeos:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    La heredera hanyou
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    4384
    Re: La heredera hanyou

    Capítulo VII
    La barrera del tiempo
    “…Sin embargo no perecerá,
    Un sentimiento de furia prevalecerá.
    Una peligrosa pelea tendrá intervención,
    Y traerá problemas a su propia nación.
    ¡Secretos revelados, secretos ocultos!
    Deberán todos mantenerse juntos…”
    ¡Sangre fría! ¡Sangre mala! ¡Sangre inhumana!

    ¡Rápido, aléjense! Ya llegaron.

    Se despertó precipitadamente al recordar aquellas escenas. El parecido entre aquella vidente y la bruja Tsubaki era más que suficiente para hacerla sospechar de su cordura… recorrió el lugar con la vista y distinguió las siluetas de Inuyasha, Kouga y Mioku batallando para liberar a los otros dos lobos, la exterminadora y el zorrito. Aquello lo vio borroso ya que el golpe en su cabeza la hizo volver a desmayarse.

    * — * — * — * — * — * — * — * — * — *

    El sol comenzaba a matizar y el cielo mostraba sus suaves colores anaranjados y rosados; habían sido los últimos dos días más cansados y dentro de pocos minutos se cumpliría la tercera luna exacta. Una figura femenina se acercó a un numeroso grupo de personajes con ropas estrafalarias y los visualizó por unos momentos. Se recostó un poco sobre la pared y se quitó la capa que cubría su cabeza, dejando así ver su rostro decidido. Divagó su mirada por unos instantes y la dirigió hacia uno de sus acompañantes; habían discutido la noche anterior sobre el objeto de valor que necesitarían para realizar el conjuro, y ahora se encontraban con una extraña idea simultánea en sus cabezas. La fémina se redirigió a los cientos de personas que se encontraban en ese anfiteatro y tomó su vara por unos momentos apuntando al cielo. Cogió una pequeña esfera de color verde esmeralda que tenía sobre una repisa de cristal y la colocó frente a sí para que todos pudiesen observarla.

    —Me pregunto qué sucedería si mezcláramos todos nuestros poderes espirituales en esta pequeña perla —continuó tras una breve pausa. —Como saben, he localizado a una de las criaturas mitológicas más extrañas y sé que puede atravesar la barrera del tiempo para viajar al pasado, el cual es su verdadero presente. Mi ideal es que, con todos nuestros poderes unidos a los de esta esfera y los de un sabio, atravesemos esa barrera para comprobar la existencia de esas criaturas extrañas para hacernos ricos.

    —¡Estás loca, atravesar la barrera del tiempo es imposible! —replicó uno de los presentes, levantándose bruscamente de su asiento. —Solo ha habido una persona capaz de hacer eso y esa ha sido…

    —… el monje Myagi, lo sé. Y te equivocas, su aprendiz también ha sido capaz de atravesarla y ¡es más!, mantener contacto real con seres del pasado… no simplemente obtener imágenes como Myagi solía hacerlo —dijo soberanamente mientras lo observaba amenazante.

    —¿Y eso de qué nos servirá, Tsubasa? A menos que el aprendiz de Myagi te haya enseñado a atravesarla no veo posible que un numeroso grupo de simples videntes sepamos hacerlo —replicó con desdén.

    —¿Y qué dirías si te garantizo la ayuda del aprendiz de Myagi Sensei? Además, esta simple perla que ves aquí es una copia de una perla similar del pasado… la Shikon no Tama. Se decía que la perla de Shikon podía aumentar los poderes de cualquier ser, por lo cual era muy peleada en su época —rió cínicamente por unos momentos y recobró la compostura. —Pero esta copia que ves en mis manos es capaz de hacer lo contrario a la Shikon no Tama: acumula todos los poderes espirituales y los concentra en su núcleo para aumentar el poder espiritual de la atmósfera y…

    —¿Y eso qué? —interrumpió retadoramente.

    —Déjame terminar. Al obtener toda esa energía espiritual, el aprendiz del monje Myagi, el psíquico Mamoru, podrá realizar su conjuro con mayor facilidad y así lograremos ejecutar nuestro plan de hacernos millonarios ¡atravesando la barrera del tiempo! —adquirió una pose de liderazgo mientras un prolongado silencio se extendía por todo el anfiteatro.

    —¿Y bien? —preguntó un camarero mientras observaba a la pareja indecisa.

    —Me gustaría una orden mediana de gyoza*, por favor —murmuró una joven de cabello castaño y corto.

    —¿Y para el caballero? —preguntó respetuoso luego de apuntar la orden de la fémina.

    —Un plato de makizushi**, por favor —murmuró nervioso.

    —Muy bien, se las serviré en seguida —dicho esto, hizo una reverencia y se alejó por los largos e iluminados pasillos del restaurante.

    La fémina observó dubitativa el preocupado rostro de su acompañante; habían pasados las dos últimas tres noches en vela, a causa de sus preocupaciones, y habían decidido salir esa noche para despejar un poco sus mentes. Sabía perfectamente que se encontraba preocupado; lo podía notar en su rostro y eso la entristecía. Le entristecía saber que sus motivos para estar en ese estado eran precisamente aquella chica… pero no podía culparlo. Después de todo, era su amiga también y de igual manera se preocupaba por su desaparición pero no podía ocultar lo que sentía por él. Desde que se conocían le había interesado y había hecho de todo por llamar su atención pero él había escogido a su amiga; y sabía ocultar muy bien sus celos, ¡ni que se diga!, pero le decepcionaba el hecho que cuando finalmente podría intentar llamar su atención debido a su rompimiento, entraban en esa crisis de desaparición.

    Se sentía como una completa traicionera al solo imaginarse con el ex novio de su mejor amiga. Miró alrededor como si tratase de localizar al camarero para distraerse y ocultar su sonrojo pero estaban solos; el castaño había pedido una mesa apartada ya que sus nervios lo hacían cometer torpezas y no quería que eso sucediera frente a los demás consumidores del restaurante.

    El castaño dirigió su mirada al ruborizado y gacho rostro de la fémina y extendió su mano para tocar la de ella a través de la mesa.

    —Yuka…

    —Aquí tienen su orden: un plato mediano de gyoza y un plato de makizushi —interrumpió el mesero, quien apareció repentinamente, interrumpiendo el hablar del castaño. —Disfruten su cena.

    —Muchas gracias —dijeron al unísono.

    —¡¿Qué planeas hacer con ella? No veo por qué tanto alboroto por una simple e inútil hanyou! —exclamó con completo enojo. —¿Por qué no simplemente haces lo que debes hacer y la matas? ¿Por qué alargar más su insignificante vida?

    —¿Acaso estás cuestionando mis acciones? —sus ojos comenzaron a enrojecerse del coraje, al pronunciar aquellas palabras.

    —No me vengas con eso, Sesshomaru. Puedo defenderme, sin ninguna dificultad, de ti —cortó amenazante.

    —Escucha, Ariasu, no es asunto tuyo lo que haga o no con esa insignificancia…—se detuvo al escuchar una suave voz en su mente que decía: —“promete que le darás un hogar… no dejes que muera, por favor.”***

    —¿Te sucede algo? ¿Por qué no me dices de una vez qué demonios piensas hacer con ella? —preguntó con lo poco de paciencia que le quedaba.

    —Le daré la oportunidad de vivir.

    Aquella aseveración dejó boquiabierto a su fiel sirviente quien había estado escuchado la discusión desde detrás de una roca, sin mencionar a su ahora atónita esposa.

    —No puedo… creerlo… es… imposible…—lo observó asombrada por unos momentos y frunció el entrecejo. —¿Por qué harías algo así?

    —Dije que le daré la oportunidad de vivir… si sobrevive a tres de mis pruebas.

    Ariasu comenzó a carcajearse escandalosa y malévolamente. Recobró la calma y observó a su esposo con una cara llena de cinismo.

    —Ya veo… verla morir más lento y con sufrimiento es una manera más cruel de deshacerte de una hanyou, ¡Ja!, muy ingenioso, Sesshomaru, por unos momentos hasta creí que te habías ablandado.

    —¡Miserable, idiota! —gritó un atolondrado peliblando mientras olfateaba el aire. —¡Por un demonio, lobo sarnoso, por una vez en tu vida sería bueno que hicieras algo útil!

    —¿Qué dices, bestia? ¡Ya verás cuando te agarre y…!

    —Muchachos, tranquilícense —murmuró una pelinegra de forma tranquila pero fue ignorada por los alborotados, quienes no cesaban de atacarse verbalmente. —¡CALLÉNSE DE UNA BUENA VEZ, ¿CUÁNTAS VECES TENDRÉ QUE RESPETÍRSELOS PARA QUE DEJEN DE ACTUAR COMO DOS BESTIAS IDIOTAS Y SE COMPORTEN?!

    Todos los presentes observaron a la encolerizada chica, con completo horror. Desde aquella perspectiva parecía como si estuviese apunto de convertirse en demonio: sus ojos rojos y sus largas más salidas de lo normal; toda una escena capaz de asustar a cualquiera.

    —Ya veo por qué la llamaban “la guerrera de sangre fría” en su época…—murmuró un zorrito al oído de una castaña.

    —Una vez más, quisiera disculparme con ustedes, jóvenes. Mis aldeanos y yo, el terrateniente de esta aldea, los tratamos muy mal estos últimos días pero todo fue un malentendido —murmuró amablemente un señor de avanzada edad.

    —No se preocupe, no fue nada grave y afortunadamente nadie resultó herido —replicó dulcemente la ahora calmada pelinegra.

    —¡Feh! Habla por ti misma, Kagome, esos estúpidos que me amarraron de cabeza en el árbol recibieron su merecido —replicó el peliblanco con un dejo de desdén en su hablar.

    —Y díganos, señor terrateniente, ¿por qué creyeron que yo era la… la cazadora de almas? —preguntó con completo respeto.

    —Pues verás jovencita, tenemos entendido que la cazadora de almas normalmente ataca en los bosques. Además, nadie realmente ha visto su verdadera forma y vivido para contarlo.

    —¿Su verdadera forma? —repitió la exterminadora.

    —Si. Bueno, se rumora que muchas veces adquiere la forma de una serpiente enorme de color verde que vuela guiando a sus serpientes caza almas. La verdad es que nos asustamos mucho al verla rodeada de esas serpientes; ¡creímos que venía a cobrar otra vida inocente!

    —¿A qué se refiere? —preguntó Kagome, un poco confundida.

    —Pues que últimamente se ha cansado de volar así que simplemente rastrea a su próxima víctima y envía a sus serpientes a que le roben sus almas, y así su vida. Es muy triste, la víctima anterior fue mi hijo menor: Rei; por eso nos tuvimos que defender al encontrarla… no queríamos otra muerte por estos lugares —contó con cierta melancolía.

    —Lo siento mucho —murmuró la pelinegra, agachando su rostro.

    —Ohh, no te preocupes señorita. Nosotros deberíamos disculparnos; los hanyou nos han ayudado mucho a mantenernos fuera de la vista del Lord Sesshomaru, y francamente me parece insólita que no la hayamos reconocido al verla.

    —¿Lord Sesshomaru? —repitió al momento que se erguían sus puntiagudas orejas. —Hábleme más de él; ¿de verdad es real?

    —Por supuesto. Su madre es Lady Irasue y su esposa es precisamente la cazadora de almas —continuó tras observar el asombro en el rostro de los oyentes. —Son el trío más temido de todas estas tierras; Lady Irasue no soporta a los humanos pero les perdona la vida si colaboran con la captura de un hanyou. Es el Lord Sesshomaru el más temido; es un ser despiadado y sumamente frío y calculador… si localiza a alguien, ¡quien sabe qué atrocidades planea hacerles!

    Kagome apretó con fuerza sus puños sin importar que sus manos sangraran a causa de sus afiladas garras. Sus ojos comenzaron a enrojecerse y su aura se fue volviendo cada vez más oscura; se veía realmente temible desde ese ángulo. Se levantó decidida y se dirigió al asustado peliblanco.

    —Apresúrate, necesito que me lleves a donde se encuentra el miserable de Sesshomaru —ordenó bruscamente.

    El terrateniente abrió sus ojos como platos ante el asombro. ¡¿Cómo no lo había notado?!

    —Ella… ella… ella… ¡es igual al Lord de las tierras del Oeste! —exclamó con completo horror.

    —¿Y qué demonios piensas hacer cuando lo encontremos? —preguntó un enojado peliblando, quien había ignorado la exclamación del señor de avanzada edad.

    —Me rehúso a aceptar que una criatura tan despiadada y desagradable y yo mantenemos lazos de sangre —dijo con furia reflejada en sus ojos. —Vengaré la muerte de todos esos hanyous… después de todo, tengo poderes y fuerza extraordinarios como los tuyos; solamente debo descubrir cuáles son.

    —¡Feh! ¿y dejar que te quedes con toda la diversión de acabar con Sesshomaru? ¡Ni hablar! —replicó poniéndose de pie. —Yo también quiero un poco de la acción… además, siempre he querido asesinarlo —aseveró tronándose los dedos.

    —Espera Inuyasha —interrumpió el monje, poniéndose de pie. —Si van ustedes dos, también iremos nosotros —murmuró señalando al zorrito y la exterminadora.

    —Esperen un momento, ¿es que acaso se olvidan que estoy aquí? —gruñó un encolerizado lobo, quien se paró retadoramente. —No dejaré que te lleves a esta hanyou, ¡yo me la llevaré!

    —¿Quieres apostar? —preguntó cínico.

    —¡Prepárate bestia, porque esta vez no tendré piedad de ti! —amenazó colocándose en posición de ataque.

    —¡Y yo tampoco! —exclamó desenfundando a lo que ahora era una espada de tamaño colosal.

    * — * — * — * — * — * — * — * — * — *
    —¿Conseguiste toda la energía espiritual que prometiste, Tsubasa? —preguntó un anciano, reclinándose aún más en su asiento.

    —Así es… aquí la tengo —contestó extendiendo la brillante esfera verde.

    —¡Vaya, es demasiado poder! —exclamó tomando la esfera con ambas manos.

    —Bueno, será mejor que comiences con tu conjuro —dijo colocándose a su lado

    —De acuerdo —el anciano se levantó y se colocó frente a un extraño ventanal de cristales azules y verdes que dibujaban un árbol con los ojos cerrados.

    Las luces se apagaron completamente y la esfera comenzó a brillar con más intensidad. Una extraña aura azul metálico rodeó el semblante del hombre mientras que éste se extendía a pocos metros del suelo con la esfera aún en sus manos; mientras que sus sirvientes levantaban sus manos y las dejaban brillar para otorgarle su energía. Luego de algunos minutos la tierra comenzó a estremecerse con furia; los ventanales se reventaron y el techo comenzaba a caerse por partes, mientras que del pecho del anciano brotaba una extraña luz dorada.

    Las calles de Tokio se llenaron de pánico y gritos de auxilio a causa de los incesantes derrumbes y rupturas en el camino. Los hospitales comenzaron a ser evacuados y a trasladar a los pacientes, en helicóptero, a Kyoto para mantenerse a salvo. Las personas morían una a una por bloques gigantes de cemento que caían sobre ellos y en algunas ocasiones por quedar sepultadas bajo toneladas de vidrio y techos de hoteles.

    —¡Yuka, ¿te encuentras bien?! —gritaba un castaño mientras se arrastraba cubriendo su cabeza con sus brazos, para poder llegar hasta la aludida.

    —¡No te preocupes, estoy bien! —gritaba la fémina, quien se escondía bajo una de las mesas más cercanas.

    Al otro lado de la ciudad, en una residencia amplia, un anciano y su nieto se protegían bajo el marco de la puerta principal.

    —¡Sota, ten cuidado! —gritó el de mayor edad al ver como una estatuilla de cerámica estaba apunto de caerle encima.

    El aludido tuvo poco tiempo para reaccionar y la estatuilla finalmente había caído sobre su cabeza dejándolo totalmente inconciente. Mientras tanto, una enorme grieta se abría paso hasta llegar al pozo que se encontraba en ese mismo templo y lo partía en dos. Unas extrañas luces verdes, azules y doradas salieron del mismo mientras que el terremoto se hacía más intenso.

    —¡Aquí tienes tu merecido, bestia! —gritaba un moreno quien se abalanzaba peligrosamente sobre un hanyou.

    —¡Viento cortan…!

    —¡Inuyasha! —gritaron la exterminadora y el monje con preocupación.

    —¡Kouga! —exclamaron los otros dos lobos.

    Maldición, es un terremoto —pensaba quejumbroso el albino, quien se había detenido al ver la enorme grieta que lo separaba de su contrincante.

    Por un demonio, así no podré asesinar de una buena vez a esa bestia inmunda —pensaba el morocho mientras se alejaba de la orilla de la grieta.

    —¡Muchachos, busquen refugio, yo me llevaré a Kagome! —ordenó Inuyasha mientras guardaba su espada.

    —¡Inuyasha, Kagome ha desaparecido! —exclamó el pequeño zorrito con desesperación.

    —¡¿Qué?! —exclamaron el morocho y el albino al unísono.

    * — * — * — * — * — * — * — * — * — *
    —¡Maldición! Jaken, ¿sabes a dónde fue mi señor? —preguntaba una majestuosa fémina de cabellos violáceos.

    —No… sé… donde está… mi amo bonito…—murmuró sollozante mientras se sostenía a una enorme roca para no rodar por el tembloroso suelo.

    —Está muy cerca —murmuraba una voz masculina y fría que pertenecía al Lord de las tierras del Oeste. —Ha llegado el momento.

    —Tengo que vengar la muerte de todos esos inocentes hanyous…—murmuraba entre suspiros una pelinegra que caminaba cuidadosamente para mantenerse alejada de derrumbes.

    El peliblanco, que hasta el momento se había mantenido impertérrito a pesar de los movimientos telúricos, giró su cabeza precipitadamente y se encontró con una criatura que lo observaba con furia y decisión. Su cabello azabache se mecía con el viento y sus ojos dorados se posaban en la fría mirada del autor de sus días; ambos sabían quienes eran…

    —Maldito… Sesshomaru.

    Continuará……..
    Notas de la autora:
    Bueno, esta vez me tardé demasiado, lo sé. Lo lamento pero es que mi computadora ha presentado problemas y no podía escribir; sinceramente hasta hace poco pude utilizarla bien y por esa razón tampoco me han visto en el foro…. De verdad lo siento. Bueno, para no extenderme, solamente les agradeceré por su paciencia y comprensión y ojalá que hayan disfrutado de este capítulo :)

    Vocabulario:
    Gyoza*: pequeño bocadillo tipo empanadilla consistente de masa rellena con carne y vegetales al vapor. Su origen es chino pero se le atribuye a la gastronomía japonesa pues ahí se popularizó su consumo.
    Makizushi**: Se traduce por "rollos de sushi"; es el tipo en que el arroz y el marisco u otros ingredientes se colocan sobre un alga (nori) y se enrollan como cilindros sobre una esterilla de bambú para luego cortarlos en piezas más pequeñas.
    “promete que le darás un hogar… no dejes que muera, por favor.”***: Alusión al primer capítulo, cuando Aoki (la verdadera madre de Kagome) le pide a Sesshomaru que mantenga a su hija con vida.

    Avances para el siguiente capítulo:
    El momento esperado ha llegado pero, ¿qué harán Kagome y Sesshomaru ahora que se han visto cara a cara? ¿Será que el frío Lord de las tierras del Oeste tendrá compasión por su propia hija y la dejará vivir o simplemente la pondrá a prueba para verla sufrir? Además, ¿con quien conseguirán comunicarse Tsubasa y Mamoru? Esto y más ya que el terremoto dejó graves consecuencias en toda la ciudad… y más. El drama aumento en la época actual con sentimientos encontrados y un pedazo de papel podrá ser una pieza clave para aumentar el suspenso.

    Ojalá tengan paciencia aunque trataré de ponerme al día ;)
     
  16.  
    kagomeG

    kagomeG Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Septiembre 2009
    Mensajes:
    365
    Puntos en trofeos:
    134
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Hola!!! Wow si que te tardaste.... Pero si valió la pena la parte que mas me gusto cuando todo empezó con el terremoto... Como se provocó??? Por los ancianos?? O por la llegada de kag con seshomaru??? Esa parte me dejo boquiabierta.... Que padre que alfin se encontraran... Y ya es de familia hacer venganza, pobres hanyou..!! Espero que sota este bien!!! Y no muera mucha gente!!
    Trata de no tardarte... Que va bien tu fic!!
    Seshomaru.. Porfavor no la mates..!! Quieras o no es TU H-I-J-A!!!! Tu sangre!!!! Si tanto te arrepientes.. No uvieras estado de calenturiento con una humana!!! Y tu Urasue no te atrevas siquiera a tocarla!!!
    Bueno... Sayonara!!! Tqm!

    KagomeG
     
  17.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Puntos en trofeos:
    249
    Pluma de
    Escritora
    Re: La heredera hanyou

    Bueno, ya comenzaba a extrañarte. Pero te entiendo, yo tambien he tenido mil problemas con el internet y a veces suelo ausentarme mas de la cuenta.

    En cuanto al fic, así que Sesshomaru le pondrá algunas pruebas a Kagome...mm seguramente quiere saber hasta qué punto ella es capaz de merecer el apellido de la familia real (?) de cualquier manera me parece buena idea, es algo que seguramente haria Sesshomaru en el anime. En cuanto a Yuka y Houjo, bueno...me gustan como pareja pero entiendo al mismo tiempo los sentimientos de Yuka, ella siente que está traicionando a Kagome (mas ahora que desaparecio sin dejar rastro) pero tambien hay que tener en cuenta que Kagome aparentemente no queria mucho a Houjo (o eso me parecio a mi)

    Me alegra que hayas actualizado tu fic, espero el proximo capitulo con ansias ;)
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso