Microrrelato La fábrica de las ideas rotas

Tema en 'Nano y Micro Relatos' iniciado por Liza White, 7 Noviembre 2018.

  1.  
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo Lady Lizzie ☆606☆

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    4,930
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    La fábrica de las ideas rotas
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    500
    [​IMG]



    LA FÁBRICA DE LAS IDEAS ROTAS


    Un objeto cayó contra el suelo.

    Un simple chasquido, el crujido común y corriente de un cristal rompiéndose contra una losa pulida y monocroma. Ninguno de los adultos que se encontraban en aquella sala se detuvo a mirar qué había sido. Nadie alzó la mirada de su puesto, sin dejar de mover sus manos frente a aquella cinta transportadora. Como tristes máquinas sin voluntad. Como un par de cáscaras vacías sin conciencia.

    Nadie... Excepto un pequeño niño que reparaba en aquel objeto en la distancia.

    Por un instante, mientras echaba un rápido y prudente vistazo a su alrededor, se preguntó si de verdad era el único que podía ver aquel objeto. Aquella pequeña figura con forma de bombilla de la que se desprendían cientos, miles de colores, y cuyo contenido se derramaba trágicamente a través de su rotura.

    El pequeño se abrió paso en aquella sala gris, vacía y sin vida, atraído por la esencia de aquel curioso objeto. Se agachó, observando con atención su interior, y sus ojos contemplaron la inmensidad de un mundo que ni en sus mejores sueños habría podido imaginar. Sus orbes, cargados de emoción, recrearon las batallas más épicas, aventuras jamás contadas, criaturas hermosas y enigmáticas que danzaban ante sus ojos en aquel pequeño mundo que se rompía a pedazos.

    El pequeño sintió una punzada en su corazón; no quería que aquel mundo se acabase allí. Por ello intentó retener el contenido que se escurría entre sus dedos. Pero fue inútil, aquel hermoso mundo, aquella idea abandonada, no le pertenecía. No era su creador, y por ende no podía decidir el destino de aquello que estaba a punto de perecer. En el fondo, el nombre de su origen se encontraba brillando ténuemente a través del cristal.

    Sollozando tomó aquella bombilla, y comenzó a correr por aquella fábrica monocroma y silente. Gritaba aquel nombre como si su vida dependiese de ello. Porque después de todo, sí que había una vida en juego. Una idea desechada, rota y abandonada que tenía mil y una historias aún por contar.

    Pero a pesar de los gritos, a pesar de la angustia que el pequeño sentía al ver cómo aquella bombilla comenzaba a apagarse para siempre, nadie acudía a su ayuda. Aquel conjunto de personas, que lejos estaban ya de catalogarse como tales, continuaron con su trabajo, imperturbables, inexpresivos. Carentes ya de vida.

    Cuando la bombilla finalmente se apagó ante aquel niño que aún creía en la magia, que aún conservaba el don de la imaginación, no fue solo él el que derramó una lágrima. Alguien, en algún rincón de la sala, sintió una gota tibia recorrer su mejilla hasta golpear la mesa.

    Algo en su interior se había roto. Cientos de ideas rotas se amontonaban en un contendedor específico, abandonadas para siempre en una esquina de la sala.

    Pero ya era demasiado tarde para recuperarlas... ¿verdad?
     
    Última edición: 7 Noviembre 2018
    • Creativo Creativo x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Ichiinou

    Ichiinou Maestre Comentarista destacado

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2015
    Mensajes:
    3,352
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Es triste pensar como a veces podemos desechar algo que era una brillante idea, algo que realmente hubiese salido bien por quizás, el mero miedo a que no sea así. Y a veces necesitamos que alguien a tiempo nos dé ese impulso que necesitamos para llevarlo a cabo. Pero es muy importante el tiempo. Aunque nunca es tarde para volver intentarlo. Supongo.

    Reflexivo el texto, me ha gustado. Muy creativo. :)
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,692
    Pluma de
    Escritor
    Wow, Liza, me ha fascinado tu relato. Fue muy hermoso de leer, además, la manera en la que lo escribiste hizo que me imaginara toda la escena con detalle.
    Fue un escrito muy triste, el hecho de ver como aquel niño sollozó al perder aquella fuente de magía, de esa imaginación, y aun más el leer su reacción, que no pudó hacer nada por el simple hecho de que esa idea no le pertenecía. Ahora, si aquel creador supiera que gracias a ese contenedor pudo haber inspiado a alguien más.

    Creo que es un relato muy feflexivo y del que se puede sacar mucho de él.

    Muy bonito.
     
    • Adorable Adorable x 2
  4.  
    Rahzel

    Rahzel Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2018
    Mensajes:
    587
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Me ha hecho pensar en tantas obras que tenían ideas tan maravillosas y no han sabido desarrollarlas, quedando con un producto mediocre y en el mejor de los casos >.<

    Me encanta, es una pena que haya habido tanta indiferencia y que justo la única persona a la que le llegó eso, quedo tan indiferente e inmóvil como todos los demás. Me han dado de salir en auxilio de ese niño que quería rescatar la idea a toda costa ¡Una maravilla tu narración! Sin duda alguna, creo que te has lucido con esta idea <3
    ¡Un abrazo! Y mucho éxito en el reto :)
     
    • Fangirl Fangirl x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso