Long-fic La Escuela que Cambio mi Vida

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Yoko Higurashi, 27 Mayo 2011.

  1.  
    Yoko Higurashi

    Yoko Higurashi Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    27 Mayo 2011
    Mensajes:
    374
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    La Escuela que Cambio mi Vida
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    58
     
    Palabras:
    1117
    Nota de la Autora: Konbawa a Todos!!!! Me está dando por publicar noche ¿Verdad? ^^ Las cosas van mejorando, por fin adiós exámenes finales, hola vacaciones y hola estudiar física, si estudiar en vacaciones -__- pero bueno algunos tienen vida social, yo no... XD sobre este fanfic me sorprende sean 66 personas leyendolo, nunca pensé que tantas lo fueran a leer, mmm... bueno no se si contar a los líderes de foro, quitandolos solo son 64 pero aún así son muchos ^^ eso me alegra.

    Bueno creo a muchas les gusto mucho el episodio pasado relatado desde el punto de vista de Inuyasha, y bueno... ¡A RESPONDER DUDAS! primero... muchas se enojaron de que Inuyasha estuviera muy obsecionado con Kikyo, creeo ya había explicado que Kikyo jamás va a aparecer por muchos motivos, uno de ellos que se explico en ese episodio es que está muerta, y aquí no hay nada como despertar a los muertos o Las Esféras del Dragón (chiste) pero aún así, basandome en el anime y manga, si se dan cuenta Inuyasha si tiene esa obseción por Kikyo, así que tranquilos, es normal, luego me dicen que esperan que Inuyasha no utilize a Kagome, tranquilos, como dije está basado en el anime y manga de la verdadera historia de Inuyasha, la historia es muy diferente pero los personajes son los mismos y esos pensamientos de Inuyasha van conforme a uno de mis capitulos favoritos del manga ^^ que luego habrá una escena muy bonita, no más tranquilas y no coman ansias.

    Ahora les tengo que decir que es momento de continuar el fanfic, desde el punto de vista de Kagome, el anterior era un especial, pero habrá más especiales no se pongan tristes, están los comentarios, solo diganme que capitulo quieren pasar a la versión de Inuyasha y haré lo posible ^^ porque si pasó todos me voy a atrasar mucho, así que escojan con cuidado ^^ por ahora vamos a un episodio aburrido, ya que no aparecera Inuyasha y realmente son pensamientos de Kagome, pero para mi es de los momentos más reflexivos de ella, espero les guste.
    ______________________________________________________________________________________________________________________________________
    Capitulo 24
    : Desiciones


    -Porque los eventos del pasado, se están volviendo a repetir…

    Palabras que hasta el momento resuenan en mi mente, ¿Cuánto tiempo había pasado desde que Inuyasha me las había dicho? No lo recuerdo, pero esas palabras me tenían intrigada, no podía liberarme de ellas.

    ¿Quién soy? Mi nombre por si no lo recuerdan es Kagome Higurashi, actualmente tengo 15 años de edad, y voy en el primer semestre de preparatoria, trato siempre de esforzarme desde la secundaría, pero las cosas habían cambiado desde que le había conocido a él, a Inuyasha.

    Hace poco Inuyasha, me había contado una leyenda que su madre le contaba cuando era niño, el porqué se llamaba Inuyasha, y parte de esa leyenda era el árbol que se encontraba en él templo.

    Hasta ese momento no me había parado frente a ese árbol, pero ese día, después de que Inuyasha me contará esa leyenda, recuerdo que al regresar examine ese árbol, encontrando una herida en él, posiblemente la herida que dejo la mujer al clavar a aquel chico ahí.

    No podía comprobar que la leyenda fuera cierta, no había pruebas ni fundamentos, pero… aún así aquella leyenda me tocaba el corazón, Inuyasha era el nombre del joven que fue sellado en este árbol, el nombre del chico que había cambiado mi vida y cuyas palabras, aún no comprendía.

    Ese día me levante y me puse el uniforme, salí corriendo hacia la escuela, tal vez era demasiado temprano, pero no soportaba estar en casa, quería ordenar mis ideas, mis pensamientos, desde ese día no había visto a Inuyasha y no había tenido el valor de buscarlo, él estaba muy ocupado con otras cosas, simplemente no quería molestarlo.

    Teníamos que escoger algún club pronto, realmente ahora solo nos concentrábamos en ver cuál nos interesaba, había miles de clubs en la escuela, algunos de los que más resaltaban eran: Baloncesto, futbol, atletismo, teatro, baile, periodismo, nutrición, dibujo, arquería, salto con garrocha, tenis, beisbol, entre otros, la cantidad de clubs que había era demasiado grande, por lo que para mí era difícil escoger, pero entonces escuche un ruido, de algo clavándose.
    -¿Qué es eso?- pregunté
    -Es el club de arquería- respondía Yuka, la que señalaba a 3 chicas con arcos apuntando a un circulo, sus miradas fijas en el objetivo, y su seriedad, realmente se veían impresionantes.
    -Vaya…- algo en ese sonido, la posición tan artística que tenían, algo me atraía ahí- ¿A qué club se van a unir chicas?- pregunté.
    -Ya te habíamos dicho Kagome que al club de tenis- respondió Eri- ¿Tú no te vas a meter a ese Kagome?
    -No lo sé- eran tantas las opciones que era difícil saberlo
    -Vamos Kagome- decía Yuka- no vamos en él mismo salón, ya casi no te vemos, vamos únete al tenis.
    -No lo sé- realmente no lo sabía, era algo problemático, solo tome un bocado de arroz en mi boca.
    -Bueno chicas- hablo Ayumi- es la decisión de Kagome, aparte ella siempre come con nosotros.
    -Si- decían las dos al unisonó.
    -Pero yo que tu Kagome buscaría al joven Hojo- decía Eri mientras me señalaba con sus palillos.
    -Sí, tu le gustas mucho Kagome, no entiendo porque no sales con él- Yuka apoyaba a Eri, a veces no entendía porque se metían tanto en mi vida.
    -No será que… ¿A Kagome le gusta alguien más?- dijo Ayumi
    -¿¡Qué!?- gritaron Yuka y Eri mientras yo me estaba ahogando con un pedazo de Takoyaki cuándo Ayumi dijo eso- ¡KAGOME!
    -¿Qué?- respondía algo ahogada, sabía que lo que venía no era un tema muy agradable
    -No has aceptado al joven Hojo solo porque te gusta alguien más- dijo Eri
    -¿Qué? ¿Cómo?
    -No mientas Kagome- hablaba Yuka
    -No hay otra razón para no escoger a Hojo- nuevamente Eri empezaba a intimidarme- en ese momento sonó esa maravillosa campana y entramos a clases.

    Siempre hay cosas que pensar, esa primavera tan hermosa, las cosas pasaban tan rápido, el momento de elegir un club había llegado, guiada por aquella hermosa figura, estaba decidido que club quería, y con eso llenaría mi formulario, un destino que se sella, no solo en mi escuela, si no en mi corazón, porque no iba a estar con Hojo, porque algo había cambiado, esa primavera, cambiaba todo de mi, pronto llegaría el verano y llegaría la competencia con Koga, y las cosas empezarían a tomar más claridad.

    CONTINUARA...
     
    • Me gusta Me gusta x 17
  2.  
    Sango Asakura

    Sango Asakura Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    18 Marzo 2011
    Mensajes:
    95
    Pluma de
    Escritora
    Aquí yo, después de mucho tiempo, leyendo tus contis amiga. La verdad es que tu historia me párese muy interesante.
    Pobre Inu, a sufrido mucho, primero lo que sus padres y luego lo de Kikyo, ojala y Kagome logre que su herido corazón sea capas de volver a amar (uy, eso sonó muy cursi).

    En fin, espero con ansias el próximo capitulo.

    Tu amiga

    SANGO ASAKURA
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Yoko Higurashi

    Yoko Higurashi Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    27 Mayo 2011
    Mensajes:
    374
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    La Escuela que Cambio mi Vida
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    58
     
    Palabras:
    1415
    Nota de la Autora: Konbawa a Todos!!!! preguntas del millón... ¿Dónde rayos e estado? bueno primero aclaro que tengo 16 años, así que debo ir a la escuela y presentar exámenes, estudiar como tonta, entre otras cosas... si aparte debo dibujar el manga de Yoko ¬¬ si estoy ocupada... bueno mi fanfic La Escuela que Cambio mi Vida Capitulo 1 pues... por eso lo abandone y ahora ya no puedo publicar más je je je ^///^ ahora abrí este tema donde espero me permitan continuarlo, eso espero... si no pues, digamos que lo intente... cualquier cosa responderé sus dudas, porque hoy revivo... ^^
    P.D: Para los que no entiendan el fanfic busquen los primeros capitulos http://fanficslandia.com/index.php?threads/la-escuela-que-cambio-mi-vida-capitulo-1.17422/page-3

    Capitulo 25: Aléjate de Mi

    Siempre hay cosas que pensar, esa primavera tan hermosa, las cosas pasaban tan rápido, el momento de elegir un club había llegado, guiada por aquella hermosa figura, estaba decidido que club quería, y con eso llenaría mi formulario, un destino que se sella, no solo en mi escuela, si no en mi corazón, porque no iba a estar con Hojo, porque algo había cambiado, esa primavera, cambiaba todo de mi, pronto llegaría el verano y llegaría la competencia con Koga, y las cosas empezarían a tomar más claridad.

    Realmente había cosas que aún no entendía del todo, las flores que habían florecido en los árboles de la escuela, empezaban a volverse frutos, frutos dulces y maduros, al igual que mis sentimientos hacía Inuyasha, al igual que mis pensamientos, decisiones, todo empezaba a ah cambiar.
    -Higurashi… Higurashi ¿Estás bien?- ¿Hojo? ¿Eres tú?… llamándome, buscándome…
    -¿Eh?… Hojo_kun, perdona…
    -Últimamente andas muy detraída Kagome… ¿Pasa algo?- en ese momento me di cuenta que todo el salón estaba vacío, no había nadie, me había perdido nuevamente en mi mundo, en aquellos problemas a los que les tomaba más importancia de la necesaria.
    -¿Qué? No, nada de qué preocuparse, gracias Hojo_kun
    -¿En serio?- sus cálidas manos sostenían las mías- cualquier cosa, puedes confiar en mí, lo sabes ¿Verdad Higurashi?
    -Hojo… yo lo sé, y gracias- realmente sus palabras me hacían feliz, realmente feliz.
    -Tú… maldito… eres un… ¡TE DIJE QUE TE ALEJARÁS DE ELLA!
    -Taisho_senpai- la mirada de Hojo, se mostraba enojada, y no entendía porque
    -Si soy yo, ¿Algún problema con eso?- la retadora mirada de Inuyasha observaba a Hojo, él usaba el uniforme deportivo, lleno de sudor, con una toalla alrededor de su cuello y sosteniendo una botella de agua.
    - ¿Inuyasha qué haces aquí?- pregunté, llevaba días de no verlo, pero ahí estaba recargado en la puerta de mi salón.
    -Vine a buscarte- estaba molesto, lo veía en su mirada y en sus dientes apretándose fuertemente.
    -No se preocupe Taisho_senpai, yo llevare a Kagome a su casa- Hojo empezaba a enfrentar a Inuyasha, realmente sabía lo que pasaba, pero aún mi mente estaba ausente de algún modo, no sabía que decir o hacer.
    -No te preocupes, yo lo haré- Inuyasha empezó a apretar cada vez más y más la botella de agua que sostenía en sus manos, estaba cada vez más furioso.
    -Ya le dije que yo quiero acompañar a Kagome a su casa- Inuyasha empezó a formar un puño con su otra mano, ¿lo abría notado Hojo?
    -Tú…- empezó a apretar cada vez más y más su puño- ¿Quieres retarme?- realmente estaba segura, Inuyasha quería golpearlo.
    -¡BASTA!- no pude seguir observando más eso, estaba cansada, quería de dejar de sentirme así… tan… confundida- Me iré sola a casa- entonces tome todos mis libros, y salí corriendo, sin querer mirar atrás, pero una mano me detuvo, mientras trataba de escapara.
    -¡KAGOME!- era él… apenas había cruzado la puerta del instituto y el ya me había alcanzado, en serio era rápido.
    -Suéltame… suéltame- no sabía qué hacer, sentir su mano sujetándome me hacía sentir una cálida sensación, una sensación que me causaba un intenso dolor en el pecho, ¿Por qué no me soltaba? ¿Por qué me buscaba?
    -No, ¡NUNCA VOY A SOLTARTE!- ¡SUELTAME! Cada segundo más que pasas sosteniéndome, duele, ¿Por qué no me sueltas de una vez?
    -Yo quiero que me sueltes- poco a poco empecé a llorar, quería alejarme de él, de su voz, de ese dolor, de la confusión que causaba en mi vida, de este sentimiento.
    -¿Por qué escapas?- preguntó él.
    -No lo sé…- decía mientras lloraba cada vez más fuerte
    -Debes tener un porque… si no me lo dices, no te soltaré-
    -¿Por qué eres terco?
    -¿Eh?
    -Mi vida era normal antes de conocerte, mis amigos, mi familia, ¡ERA NORMAL! Mis sentimientos y pensamientos estaban ordenados, pero… desde que te conocí, miles de cosas han sucedido, peleas, violencia, gritos, sentimientos nuevos y extraños y… tú- en ese momento su mano abandono mi brazo, al igual que esa cálida sensación.
    -Está bien Kagome, si quieres que te suelte lo haré, tal vez es mejor, deberías estar sin mí.
    -Inuyasha…- el empezó a correr hacia la dirección contraria, hubiera querido ir tras él, pero era demasiado veloz para mi, ¿Qué debería hacer? Solo podía caminar hacia adelante, y dejar que fuera el destino quien decidiera sobre mí.

    No sé porque me había comportado así, tal vez por él tiempo que llevaba de no ver a Inuyasha, tal vez la presión de Eri, Yuka y Ayumi, sobre salir con Hojo, quizás la pelea de hoy, no lo sé, solo sé que estar con Inuyasha de algún modo me hacía feliz, pero dolía… porque esa felicidad presentía, destruiría algo más de mi, si estaba más con Inuyasha… ¿Qué cosas podrían suceder? Temía a esa respuesta.

    Al llegar a mi casa, solo puede quitarme el uniforme, mientras pensaba cada vez más fuerte en Inuyasha, cada momento, cada segundo que habíamos pasado juntos, ¿Por qué? ¿Por qué a pesar de que yo fui la que dije que me soltará? ¿Por qué dolía tanto?, no lo sabía, solo me cuestionaba.
    -¿Kikyo?- ahora que lo pensaba, la primera vez que lo vi, fue cuando dio su discurso, y cuando me vio, lo primero que dijo, fue ese nombre.

    ¿Kikyo? Creo era el nombre de una flor color azul violeta, una flor muy bonita, aunque algo simple, pero dudo que Inuyasha se haya referido a esa flor cuando me llamo Kikyo, ahora el solo recordar nuestro primer encuentro, me hacía tener gran curiosidad sobre la vida de Inuyasha, y sobre esa persona cuyo nombre es Kikyo.

    Al día siguiente al ir a la escuela, Inuyasha no asistió, lo supe por los murmullos en los diversos pasillos, ¿Le había afectado demasiado lo que había dicho aquel día? Realmente empezaba a lamentarlo, pero no podía hacer nada, lo hecho, hecho está, ¿Qué podía hacer?
    -Kagome_chan- esa voz, tan amable…
    -Sango_chan… ¡HOLA!- traté de sonreír, pero realmente mi mente estaba muy confundida.
    -Hola, vaya que vas distraída, ¿Pasó algo?- solo pude sonreír ante la preocupación de mi apenas nueva amiga Sango, y lentamente negué a pesar de que estaba preocupada.
    -No, estoy bien, solo pensaba…- Sango me veía con enorme curiosidad, pero no pude continuar, ella era tan bonita, su mirada brillante y amable.
    -¿Qué pensabas?- rompiendo mis pensamientos ella preguntó.
    -No era nada importante- mentí ante la amable Sango.
    -¿Segura?- en ese momento note que Sango llevaba el uniforme deportivo.
    -¿Vas a entrenar?- le pregunté tratando de cambiar el tema.
    -Sí, ya acabaron las clases, y soy del club de atletismo.
    -Vaya, ahora que lo pienso, hoy empiezan los entrenamientos de mi club.
    -¿En cuál estás Kagome-chan?
    -En arquería…-dije un poco dudosa, a decir verdad no sabía que me había atraído a ese club.
    -Vaya… ese club es algo difícil, ¿Sabes usar arco Kagome_chan?
    -A decir verdad…- empecé a sonrojarme- es la primera vez que manejaré arco y flecha, así que no sé si soy buena.- entonces sango me dio una palmadita en la espalda.
    -Pues suerte, estoy segura que lograrás hacerlo bien- empezó a correr mientras me guiñaba un ojo, y yo la seguía con la vista tristemente.

    Ese día estaban entrenando los de atletismo, como ya mencione Inuyasha no estaba, una parte de mi creía que eso era lo mejor, pero la otra parte de mi ansiaba verlo, pero eso no fue posible.

    CONTINUARA...
     
    • Me gusta Me gusta x 19
  4.  
    Misaky-chan

    Misaky-chan Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    6 Junio 2011
    Mensajes:
    171
    Pluma de
    Escritora
    Holas Yoko-chan como estas?? hace tiempo que no te veia por el foro!!! en fin esta genial la continuacion hace tiempo que no lo veia estoy realmente emocionada me pregunto que pasara a partir de ahora que kagome dijo que era mejor que inuyasha se apratara de ella pobre.
    Espero que puedan solucionar sus problemas y jamas pensé que Hojo fuera tan alsado siempre lo vi como una persona calmada y compasiva ojala que no se le enfrente mas a inuyasha si quiere terminar como ca-mote n n°.
    bueno nos vemos hasta la proxima espero que subas pronto la continuacion.

    PD: onegai avisame cuando subas la continuacion.

    By: Misaky-chan
    PRIMERA!!!! :)
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  5.  
    Beautiful Blue Moon

    Beautiful Blue Moon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Julio 2010
    Mensajes:
    363
    Pluma de
    Escritora
    En primera debo decir ''Hasta que por fin aparecio Yoko-Chan'';En segunda,debo felicitarte.Realmente tu historia esta muy buena y tal parece que guarda un gran secreto del pasado de Inuyasha.Me encanta la confucion de Kagome pero tambien quiciera que ya este de novia con Inu-Kun^///^;En tercera,debo decir que podias continuar el fic en el otro tema.Lo mas seguro es que lo hayas encontrado cerrado porque todos se cierran si el autor en un determinado tiempo no lo continua(o tambien cuando ya no hay movimiento en el dicho tema).El caso es que pudiste abrirlo nuevamente en la obsion que dice ''REABRIR'' situado en el pie(abajo)del 1er capitulo.^^

    Cambiando de tema,y centrandonos en la ortografia y esas cosas,debo decirte que en algunas ocaciones te comiste algun punto. Debo pedirte que separes un poco los dialogos porque de esa manera,el texto es mas legible y entendible;) Sin mas nada que decir,FELICIDADES Y BIENVENIDA MOOOI!!!^^

    BESOS!!! ByeBye!^^​
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  6.  
    dvdavid

    dvdavid Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    15 Mayo 2011
    Mensajes:
    33
    Hola ^^
    Gracias por invitarme, estaba esperando la conti desde hacia años, me hace feliz que ya hayas aparecido :)
    Pues ahora si, el fic esta muy bueno, eres muy descriptiva, eso me gusta... Pobre Kagome, esta confundida :( y no la culpo, la verdad es que con todas las cosas que han pasado yo tambien estaria asi. Aunque no lo creas esa reaccion me la esperaba de Hojo (el pobre esta tragao) pero me preocupa la reaccion de Inuyasha (el no es muy estable... y si Hojo sigue asi no se como va a terminar) y pues te juro que sigo intrigada con Kikyo ¿Que paso entre ellos? ¿El la sigue amando? ¿Como esta Kagome en sus planes? ¿Solo la quiere porque se parece a Kikyo? y la pregunta del millon ¿Que va a pasar con Koga? (entre otras dudas), pero se iran aclarando poco a poco (aunque estoy impaciente)
    Te repito MUCHAS GRACIAS POR AVISARME, te agradezco con toda el alma
    Y Saludos :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Aleón

    Aleón Aleón

    Miembro desde:
    20 Junio 2011
    Mensajes:
    37
    Pluma de
    Escritora
    wola!!! oye hace tiempo q no estabas aqui...jejeje yo tambien lidio con las clases y todo eso :P
    pero bueno que bueno tenerte aqui en el foro d nuevo y en cuanto tu historia esta exelente vas por buen rumbo...ME GUSTA MUCHO.
    gracias x invitarme habisame cuando haya conti :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Naru-Chan

    Naru-Chan Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    11 Junio 2011
    Mensajes:
    653
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga n.n tanto tiempo, en verdad me alegro que ayas vuelto, este fic es uno de los primeros que leí, y claro parte de los que mas me gustaban n.n
    Bueno con el capitulo, pobre de Kagome y la confucion que tiene, primero se siente sola sin Inuyasha y quiere verlo, pero después le da algo de miedo(?)...en verdad esta bastante confundida >.<, lo peor fue lo que le dijo a Inu cuando el peleo o discutió con Houjo...no creo que el se mereciera que ella le hablara así, encima ahora no va a clases, y la competencia con Kouga esta muy cerca...¿Que pasara?
    Y claro, el pasado de Inu sigue siendo un gran misterio, al igual que es significado que aun tenga Kikyo en la vida de Inu, y aunque no aparezca en el fic estoy segura que tiene un papel muy importante...
    Bueno amiga, me alegro que ayas vuelto n.n cuando subas la conti avísame si, un beso!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    blackrose18

    blackrose18 Usuario VIP Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2006
    Mensajes:
    3,369
    Pluma de
    Escritora
    Y por qué no reabren uds el fic o piden que lo hagamos.. NO se permite hacer estos temas..
     
  10.  
    Yoko Higurashi

    Yoko Higurashi Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    27 Mayo 2011
    Mensajes:
    374
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    La Escuela que Cambio mi Vida
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    58
     
    Palabras:
    1523
    Nota de la Autora: Ashh ¬¬ Justin Bieber... dirán ahora que me pasa... pues bueno llegó bien tranquila este 16 de Septiembre, día de la dichosa Independencia de México, bien tranquila de que no hay clases y sin tarea, voy a subir mis historias, un refresco en mano, y abro mi YouTube y encuentro el video de la chica Bieber que defiende a Justin Bieber, ¬¬ no es que odie a Justin Bieber, solo odio su música, pero respeto a quién le guste, lo que me enfuerece es que la chiquilla empezó a ofender otro tipo de música mientras defendía a Justín Bieber, y bueno... ¬¬ esa es otra historia que contaré para el siguiente episodio.
    Sorpresa, sorpresa.... episodio 26 WIIIIIIIII!!!!!!!! primero que nada (que mal educada soy) Hola a tod@s ^^ o mi normal saludo KONICHIWOA!!!!! ^^ este episodio tiene mucho que ver en cuanto los sentimientos confusos de Kagome por Inuyasha, la historia va dar ciertos giros en cuanto al pasado de Inuyasha, pero no en este capitulo... a y por cierto... como muchas lo pidieron, pronto próximo capitulo desde el punto de vista de Inuyasha (gritos) si ¬w¬ adoro escribir esos capítulos.
    Bueno por ahora los dejo con este episodio de reflexión de Kagome y recuerden que el próximo traerá más emociones...

    Capitulo 26: ¿Quién es Kikyo?

    Ese día estaban entrenando los de atletismo, como ya mencione Inuyasha no estaba, una parte de mi creía que eso era lo mejor, pero la otra parte de mi ansiaba verlo, pero eso no fue posible.

    En el entrenamiento de arquería, fui un fracaso, no sabía poner la flecha, no sabía estirar la cuerda, ni sabía apuntar, fui la burla de las demás chicas e inclusive la capitana del equipo me llamo fracaso, no sabía qué hacer… todo me salía mal, pero… ¡NO ME PODÍA RENDIR! Simplemente ese día al acabar el entrenamiento, empecé a practicar, a poner la flecha y a apuntar.
    -Debo poder hacerlo- la primera flecha no dio en el blanco, y nuevamente tome otra flecha- No puedo rendirme- por un momento la imagen de Inuyasha pasó por mi mente, cómo lo veía corriendo con todo su esfuerzo, yo a veces quería ser como él, porque a pesar de que fuera agresivo, violento, él era… él era…-AHORA- al lanzar la segunda flecha, está dio en una orilla del blanco, más no en él centro- Una vez más- dije decidida, quería lograrlo, quería que por lo menos algo bueno pasará ese día, quería que al igual que Inuyasha, dar un esfuerzo por ser mejor, nuevamente tomé otra flecha, empecé a apuntar en él blanco, y entonces…
    -¡Kagome_chan!- en ese momento tiré la flecha que estaba en mi arco por la sorpresa, era Sango
    -¿Qué haces aquí Sango_chan?- dije completamente sonrojada
    -Pues, hace algunos minutos acabo el entrenamiento de mi club, y cuando me disponía en ir a casa, oí ruidos y que sorpresa al ver que se trataba de ti- dijo con una sonrisa Sango.
    -Si- estaba feliz de no estar sola en la escuela, poco a poco Sango se estaba volviendo una de mis mejores amigas.
    -¿Vaya que es bonito él club de arquería?
    -¿Eh?
    -Está al aire libre, a lado de la cancha de atletismo, pero… al mismo tiempo oculto- era la primera vez que notaba, pero era cierto, en medio de ambas canchas había una pared y en ella una ventana en la que podíamos ver hacia fuera, pero nadie nos veía.
    -Sí, supongo- dije con una mirada triste hacia mi arco.
    -¿Y qué tal te fue Kagome_chan?- solo pude reír eufóricamente ante el nerviosismo y la vergüenza de mis habilidades con él arco.
    -Soy pésima… pero con práctica seré genial- sango solo se limito a sonreír
    -Eso lo doy por seguro Kagome_chan
    -Si- dije mientras volvía a apuntar, pero entonces uno de mis pies tropezó, tirando a Sango
    -Esto duele Kagome_chan
    -Lo siento, soy algo torpe
    -Si no te preocupes- y empezamos a reír suavemente
    -¡INUYASHA!- esa voz…
    -Es Mi…- en ese momento Sango me tapo la boca e hizo un ademan de que guardara silencio.
    -Si… es él- no sabía que estábamos haciendo, ¿Por qué de pronto habíamos guardado silencio?
    -¿Qué quieres Miroku?- esa era la voz de Inuyasha, su voz, él estaba aquí.
    -Así que faltas a la escuela y vienes cuando todos se han ido- esa era claramente la voz de Miroku.
    -No es de tu incumbencia- él se oía algo resentido.
    -Vamos Inuyasha, ¿Acaso no confías en mí?
    -¡Ja! Yo solo vine a entrenar para cuando deba enfrentarme a ese lobo sarnoso.
    -Pudiste haber hecho eso en la mañana.
    -Ese es mi problema Miroku, no él tuyo.
    -Vamos Inuyasha, tu y yo sabemos que esto tiene que ver con la señorita Kagome.
    -Esa niña tonta, ¿A quién le interesa?- apenas dijo eso, quería salir a confrontarlo, pero sabía que no era el momento adecuado para eso.
    -Sabemos que a ti te interesa Inuyasha, desde que llegó no dejas de perseguirla- ¿Eso era cierto?
    -Eso es porque es tan delicada, que cualquier cosa puede lastimarla- en serio, quiero meterte un puñetazo en la boca Inuyasha.
    -No será más bien que te recuerda a la señorita Kikyo- ahí estaba otra vez ese nombre ¿Quién era Kikyo?
    -Kikyo…- el tono de voz con el que Inuyasha la mencionaba se oía algo triste, pero con cierta calidez- ella está muerta- ¿Qué?
    -Sí, pero se parece mucho a la señorita Kagome, inclusive a mi me impresiono cuando la vi por primera vez- no entendía muy bien a que se referían
    -Ya cállate Miroku, Kagome no se parece nada a Kikyo- sería posible que él ¿Me estuviera defendiendo?- Kikyo era más inteligente y bonita- ¡QUIERO MATARTE INUYASHA!
    -¿Quién será esa Kikyo?- me susurró Sango, a la quien había olvidado estaba ahí conmigo.
    -Dime una cosa Inuyasha…- dijo Miroku
    -¿Qué?- mal humorado contesto Inuyasha.
    -¿Te sigue importando la señorita Kagome?
    -No- Y por alguna razón me empecé a sentir triste cuando escuche eso.
    -Entonces…- prosiguió Miroku- ¿Por qué te esfuerzas tanto por ganarle a Koga?
    -Porque es un Lobo Sarnoso estúpido.
    -Bueno…- dijo Miroku- ese si es una respuesta muy propia de ti Inuyasha- pero… y ¿Hojo? ese chico no es mala persona, no sé qué remordimiento le debería tener usted.
    -¡JA! Yo odio a quién quiera odiar, y no te metas Miroku- eso fue lo que respondió Inuyasha.
    -Creo lo mejor es quedarnos aquí, hasta que se vayan- le dije en un susurro a la tierna Sango, la cual solo acento la cabeza.

    Ese día el había faltado a la escuela, pero había podido escuchar su voz ¿Por qué me hacía tan feliz eso? Nunca lo sabré, solo sé que junto a mi amiga Sango, escondidas en el club de arquería, escuchábamos los gritos furiosos de Inuyasha, Miroku burlándose de él, oía como se esforzaba por poder vencer a Koga, pero… ¿Por qué? Una parte de mi quería ser engreía y creer que yo era la causa de todo eso, pero… parte de mi, estaba angustiada y preocupada por los sucesos anteriores, temía que Inuyasha me odiará, ya nunca poder escucharlo hablándome, temía que solo se esforzara por ganar pero no por mí, sabía que mis pensamientos estaban siendo egoístas, porque… solo estaba pensando en mi, todo ese tiempo había sido así, pero… ¿Qué podía hacer? ¿Qué debía hacer?

    Al mismo tiempo crecía dentro de mí, esa idea de Kikyo, ¿Quién era esa chica? ¿Por qué me comparaban con ella? simplemente pasaba por mi mente una imagen creada por mí de quién era, ¿Qué tan importante había sido en la vida de Inuyasha? ¿Dónde estaba ahora ella? cada vez que pensaba todo eso, esos sentimientos se juntaban dentro de mí y me sentía profundamente triste, solo ponía mi cabeza entre mis piernas ante la duda de que debía hacer.
    -Kagome… Kagome_chan- mi cuerpo empezó a ser movido por una mano gentilmente- creo que ya se han ido- empecé a mover mi cabeza lentamente para mirar a Sango- ¿Estás llorando? ¿Por qué?- no sabía que pasaba, pero aquellos sentimientos habían encontrado como salir, por medio de ese llanto.
    -O con que aquí estaban- esa voz…
    -Tu…- dijo sango
    -Yo…- respondía
    -Miroku-san… ¿Cómo?
    -Todo el tiempo supe que estaban aquí- dijo mientras guiñaba un ojo y como ignorando mi llanto, sonreía de una manera muy agradable- pero dejemos eso de lado, las invito a comer.
    -Senpai… ¿No está viendo a Kagome_chan?- dijo Sango, la cual había notado de lloraba.
    -Pero adorable Sango…- dijo Miroku, son su siempre prepotente tono- Las penas con pan son buenas, ¿No señorita Kagome?-dijo sonriendo- aparte puedo responder algunas de sus dudas.
    -Miroku_san…- no entendía en ese momento si Miroku era mi aliado o no, solo sabía que de aceptar la invitación de Miroku ese día, tal vez él podría revelarme quién era Kikyo

    CONTINUARA....
     
    • Me gusta Me gusta x 14
  11.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,171
    Pluma de
    Escritora
    POR FIN termine de leer todos los capitulos que me había perdido, y cuantas cosas han pasado!! a decir verdad me parecio muy interesante a leyenda del arbol del tiempo que contaste, por curiosidad la busque y en efecto es algo increible (ojala y yo tuviera tanta creatividad para inventar historias asi xD)

    Ya me temia que Inuyasha estuviera viendo a Kikyo en Kagome, sus sentimientos estan confusos y los de Kagome tambien, pero es obvio que sienten algo fuerte uno por el otro, solo hace falta que sean sinceros. Me pregunto qué mas va a pasar de ahora en adelante, a veces pienso que es un tipico fic de escuela pero veo que metes de vez en cuando la trama del Sengoku y todo eso del origen del nombre de Inuyasha y la muerte de Kikyo, sorprendeme entonces :) estare pendiente de tu proximo capitulo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Misaky-chan

    Misaky-chan Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    6 Junio 2011
    Mensajes:
    171
    Pluma de
    Escritora
    woooo!!! que triste kagome sufriendo siempre por el tonto de inuyasha no entiendo por que las cosas tienen que ser tan dificiles para ellos despues de todo ellos se aman pero quien sabe mas adelandte el amor podra romper cualquier barrera que se quiera interponer entre ellos son el uno opara el otro y son tan hermosos los adoroo!! pero pobre kagome debe estar muy confundida por que nunca vivio sus sentimientos y ahora son muy fuertes y la aturden pobre la comprendo y tan lindo miroku tiene su manera para tratar de contentar a kagome es muy lindo lo adoroo tambien a el espero que sango y el pronto se buelvan pareja son tan hermosos y tiernos esta pareja!! bueno en fin nos vemos a la proxima!!
    besos y cuidate!!!

    PD: onegai avisame cuando subas la continuacion.

    By: Misaky-chan
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  13.  
    Naru-Chan

    Naru-Chan Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    11 Junio 2011
    Mensajes:
    653
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga, otra ves me tarde en comentar, perdón u.u
    Bueno, ahora con el capitulo, en si me da un poco de coraje Kagome, osea se nota a leguas que le interesa Inu, pero ella esta tan confundida que ni ella misma se entiende, y por eso de cierta forma la comprendo, solo que espero que no lastime a Inu por su indesicion, y claro ella tampoco salga lastimada por todo esto...
    Y con el tema de Inu, el seguro aun esta enojado con Kagome por lo que paso la ultima ves, por eso no viene a la escuela, pero aun así se las arregla para venir a entrenar para vencer al lobito, afortunada de la chica que tuviese a un chico así n.n pero bueno, hay que esperar el próximo capitulo, que es por parte de Inu, quiero saber si el ve a Kagome como el remplazo de Kikyo, y ojala espero que no lo sea...mou, eso me molestaría u.u
    Bueno amiga, avísame de la conti, un beso!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Taisha StarkTaisho

    Taisha StarkTaisho Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    24 Febrero 2011
    Mensajes:
    372
    Pluma de
    Escritora
    olaa amiga lindaa!!
    sorry x tardar pero ya sabes... escuela y examenes n.n pero en fin
    la trama se pone buena.. pero te digo algo q me molesta (pero no te enojes)
    y es que siempre en este fics aome siempre se impone a sus sentimiento y
    deja d lado a inu (pero ese no es el tema) la cosa es que ella es muy cortant y no piensa en
    ella misma y osea no seria egoista que por lo menos pensara en ella una vez y algo que qeria
    decirt es q expliqes algo de kikyo (q aunq no me agrade para nada el personaje en el anime) nesecito
    saber q paso aki jaja bueno pero en fin esta kawaiii te felicito y avisame si ai conti q ojala sea pronto!!! n.n
    cuidat besos bey
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Aleón

    Aleón Aleón

    Miembro desde:
    20 Junio 2011
    Mensajes:
    37
    Pluma de
    Escritora
    wow cada vez c pone mas interesante ¿que le dira Miroku a Kagome sobre Kikyo?
    Kagome se esta esforzando en ser buena arquera ¡se q lo lograra! :)
    tu historia esta muy buena
    habisame cuando haya conti xfa :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    zuki

    zuki Usuario común

    Sagitario
    Miembro desde:
    19 Noviembre 2010
    Mensajes:
    252
    Ya se que me he tardado... Pero Weey!! por fin me lei todos los capitulos TT^TT crei que no lo lograria xDD en fin, bueno a decir verdad, me ha encantado el fic, es uno de los pocos fics que me pican a la primera ^^
    Kagome me esta desesperando un poco, siempre confundiendo sus sentimientos, pero ella es asi xDD
    Mi dios!! como le dijo eso a inu, pobre. Pero que haya llorado al oir la conversación entre miroku e inuyasha debe significar algo (que todos sabemos que es xD)
    Ya quiero que miroku le cuente a kagome quien es kikyo, quiero saber como se pondra kagome y todo lo demas, y tambien quiero que le pida disculpas a inu ¬_¬
    Bueno me debo ir, chao ^^

    PD: Me avisas cuando salga la conti ¬w¬
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Yoko Higurashi

    Yoko Higurashi Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    27 Mayo 2011
    Mensajes:
    374
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    La Escuela que Cambio mi Vida
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    58
     
    Palabras:
    5650
    Nota de Autora: ¡Wow! Hoy fue una de esas semanas realmente duras, perdonen la tardanza chicas, pero el capitulo de está semana está listo (pose de heroína) pasé tormentos, me azote contra la pared, rechace a muchos chavos en el proceso (largas historias ¬¬) pero al fin, ¡AL FIN! acabe el episodio 27 de este fanfic, recuerden que este capitulo lo cuenta Inuyasha, pero realmente me salió muy largo este capitulo, lo siento... pero esto era para que el episodio 28 regrese con la trama de Kagome, porque si no tendría que dividir este episodio en dos, y no quería hacer eso.

    Este es un episodio especial, tal vez demasiado especial (risa siniestra) Porque sabrán muchas cosas, ¡Demasiadas! de Inuyasha y quedaran en shock y se olvidarán totalmente del episodio 28 (risa malévola) bueno... hoy estoy de malas porque un estúpido chico llamado Arnold me agrego al msm diciendo que le guste (físicamente) y es según de Miami (o como se escriba) y que según las chicas de haya son puro sexo y fiestas (¿En serio serán así?) el casó es que es molesto que un chico de 19 años, de quien no sabes nada, que no es ni si quiera de tu país, te diga que le gustas y diga tontería (solo porque soy mexicana) que México es un lindo país y que le gustan los tacos mexicanos (soy mexicana pero odio la comida mexicana) y le dije cuanto repudio la comida y me dice: "¿Entonces que comes?" en serio da ganas de matar a esas personas ¬¬ y como me portaba grosera dándole la indirecta de ya deja de hablarme, se despidió diciendome "Adiós mexicana sabelotodo" en serio chicos, no cometan esos errores que fastidian a las chicas amargadas como yo.

    Volviendo al episodio, espero lo disfruten, logren leerlo todo y se enloquezcan comparando esta versión con la de Kagome, van a ver que coincide muy bien ^^ espero sus comentarios y ya saben "Digan no al spam" porque aquí lo cancelan ¬w¬ y no querrán eso ¿Verdad?

    Capitulo 27: Infidelidad

    Ahí estaba aquella chica, cabello negro, ojos color chocolate, cuyo nombre era Kagome… ¿Quién era ella? ¿Por qué se parecía tanto a Kikyo? No lo sabía realmente.

    Parece ser que la pelea de ese día en el auditorio de la escuela había generado rumores alrededor de ella, sobre que posiblemente ella me gustaba, las tontas admiradoras de Miroku, estaban ilusionadas de poderme emparejar con ella, y tal vez no estarían del todo equivocadas, pero no importaba que chica fuera, de quién se tratara, ella jamás sería Kikyo, aún así aquella apariencia que tenía me atraía demasiado.

    Esa chica sí que era distraída, no la observe mucho ese día realmente, no quería darle más importancia que la que merecía, pero al acabar las clases…
    -Miroku, ¡APURATE! Hoy debo de ir al templo a trabajar- ahí estaba él en el salón, terminando los apuntes del pizarrón, ¿Pero por qué tardaba tanto?
    -Espera Inuyasha, esto es importante de analizar y entender- realmente no lo entendía ¿Qué anotaba? Él solo repetía el curso, todo esto ya lo había visto él- Interesante…
    -¿Qué?- pregunté algo curioso
    -La profesora de matemáticas tiene bonita letra- dijo el presumido de Miroku con una sonrisa.
    -¡AHHHHHHHHHHHHH! ¡Estúpido Miroku! Yo mejor me largo…- dije mientras guardaba de golpe mis cosas y me dirigía a la salida.
    -Ya acabe Inuyasha- dijo mientras se levantaba
    -Miroku_senpai…- esa era una pequeña chica, de cabello negro, en dos coletas y unos ojos grandes dormilones que llamaban a Miroku.
    -O eres tú Kotomi- el empezó a detenerse con su estúpida sonrisa frente a esa chica
    -Es que senpai me preguntaba… ¿Si me podía explicar este tema de Literatura? Es que no entendí- esa boba niña fue lo único que pregunto.
    -A claro- y Miroku como siempre se deja llevar por las mujeres.
    -Eres insoportable, ¿Sabes qué? ¡ME LARGO!- ¡Carajo! ¿Por qué tengo que estar esperando a un libidinoso como él?

    Empecé a caminar entre los pasillos de aquel enorme edificio, pensaba lo mucho que mis padres habían querido que asistiera a esta escuela, mi padre habían muerto antes de que yo naciera, asesinado por un hombre que era el prometido de mi madre, y mi madre había muerto cuando yo tenía diez años por un incendio provocado, ambos habían muerto asesinados en diferentes tiempos.

    Recuerdo que desde niño yo era algo apartado, siempre veía a otros niños estar con sus dos padres, yo solo tenía a mamá, también estaba un ayudante de mi padre llamado Myoga, pero éste había hecho un viaje largo y no lo había visto desde entonces.

    Por un momento solo cerré mis ojo, y recordé aquellos días en que mi madre me llevaba de la mano a aquel parque que quedaba cerca de la escuela, el tiempo pasa lentamente cuándo uno recuerda.
    -Mamá… mamá- ese era yo de pequeño, mis mejillas rozadas, mi pelo aún estaba corto, mientras me agarraba de la mano de mi madre.
    -¿Qué pasa Inuyasha?- Su voz, aquella melodiosa voz, al igual que jamás olvidaría a mi amada Kikyo, así mismo jamás podría olvidar la voz de mi madre.
    -¿Por qué todos los niños tienen papá y yo no?- Que ingenuo era, que tonto era, era tan simple y no lo veía.
    -Claro que tienes papá- dijo ella- y es un gran hombre.
    -¿Y Dónde está?
    -Aquí…
    -¿Aquí?- en ese momento empezó a columpiarme en un columpio del parque.
    -No porque no puedas verlo, no quiere decir que no esté aquí Inuyasha.
    -No entiendo…
    -Es como él viento, existe… pero no somos capaz de verlo o atraparlo en nuestras manos, así mismo es tu padre, ahora no eres capaz de verlo, pero está aquí, viéndote, cuidándote- en ese momento mi madre soltó el columpio, pero yo no dejaba de columpiarme.
    -Y ahora mismo él es quién te columpia, ¿Lo ves?- decía con una triste sonrisa en su cara
    -Él está aquí ¿Verdad? Quisiera verlo mamá… quisiera que todos vieran que si tengo a mi papá- no entendía en aquella época porque, pero mi madre estaba llorando, tal vez por mi inocencia como niño de no entender que mi padre estaba muerto o simplemente porque jamás lo conocería.
    -Hijo, solo quiero que recuerdes que al igual que ahora ya no puedes ver a tu padre, así mismo algún día dejarás de verme a mí- en ese entonces tampoco entendía esas palabras de mi madre, era demasiado pequeño como para hacerlo, pero después lo entendería cuándo…
    -Pobrecito… se ha quedado huérfano- comentaba una mujer con pelo café que estaba con otros niños.
    -No te preocupes, todo estará bien- esa era la voz de Miroku cuando tenía 12 años.
    -Hola pequeño… no temas, de ahora en adelante tu vivirás conmigo y mi familia- esa chica, cabello negro y sus ojos soñolientos café chocolates -Mi nombre es Kikyo, de ahora en adelante seremos algo como hermanos- esa fue la primera vez que la vi y no sospechaba lo que significaría en mi vida después.

    Ese aroma que me perseguía, el aroma de mi querida Kikyo jamás lo olvidaría, y por alguna extraña razón, ese aroma llegaba a mi nariz, tal vez porque la acababa de recordar o porque… no… si era su aroma, venía del salón 1º “C”, entonces noté que un chico cabello café claro salía de ese salón corriendo, iba con una gran sonrisa en su rostro, pero el aroma no provenía de él, ese aroma seguía en aquel salón, entonces lentamente me acerque, y ahí estaba sonrojada, sentada en su pupitre, serena, por un momento y nuevamente estuve a punto de confundirla con Kikyo, pero rápidamente vi que no se trataba más que de aquella chica de la mañana, entonces ella se levanto bruscamente volteando a todos lados, dándose cuenta de que no había nadie en su salón, estaba tan distraída en su mundo que no notó que todos se habían ido, casi podía leer su mente, aquel chico que acababa de salir le había dicho algo que la había puesto nerviosa ¿Acaso era su novio? No lo sabía, y no debía importarme, pero por alguna extraña razón me estaba importando e irritando, tal vez por su extremo parecido por Kikyo, o simplemente porque ese día para mí se había vuelto día de recuerdos.
    - Así que bastante distraída ¿No crees? Todos los de tu salón se han ido- no pude evitar decirle eso, mientras estaba recargado en la entrada de su salón.
    - ¿Y tú qué haces aquí Inuyasha? ¿Viniste a fastidiarme más la existencia?- esa fue su respuesta.
    - Estoy esperando a alguien, no me mal interpretes, tengo mejores cosas que hacer, que estarte fastidiando niña- si era cierto, yo podría esperar al imbécil de Miroku
    - Pues esta niña tiene nombre y es Ka_go_me, Kagome Higurashi- si que era gracioso ver su cara enojada.
    -¿Kagome? Vaya, ese nombre me suena a juego de niños- por alguna extraña razón quería molestarla un poco.
    - Pues que chistoso, el tuyo suena horrible, es peor que el mío tipo juego de niños- ¡¿Horrible?!
    -¿Qué dijiste?
    -¡LO QUE OÍSTE!- altaneramente me dijo eso y extrañamente me gustaba un poco esa actitud.
    -Tú maldita mocosa, deberías tenerme más respeto- pero mi ego no me permitiría que me dijera eso.
    -¿Por qué debería? Tú no eres más que un altanero
    -Veo que se han hecho muy buenos amigos- ese era Miroku que de la nada había salido, deteniendo nuestra discusión, si que había tardado demasiado
    -Te habías tardado demasiado libidinoso- pero tal vez tarde yo más, perdiéndome en mis pensamientos.
    -Pues ya sabes… había cosas importantes que hacer- su voz tan calmada, siempre me desesperaba.
    -¿De casualidad esas cosas importantes no eran mujeres?
    -¿Qué comes que adivinas Inuyasha?- lo sabía, desde que éramos niños, esa era siempre la razón de muchas actitudes de Miroku.
    -Con permiso- eso dijo Kagome mientras tomaba sus cosas y salía del salón a toda prisa, dejando atrás, tirada en el suelo una bufanda.
    -Vaya… ¿Te interesa esa chica Inuyasha?- decía Miroku
    -¿Estás acaso loco? ¡Claro que no!- dije mientras volteaba mi cara.
    -Vaya… - dijo Miroku mientras se acercaba a aquella abandonada bufanda- ¿Me preguntó de quién será está prenda? Una hermosa dama quizás que al igual que la cenicienta deja una huella para que el apuesto príncipe vaya a buscarla- decía Miroku con cierta cursilería.
    -No lo sé, ni me importa- era la verdad, ¿Qué me importaba de quién era una bufanda? No era mi problema finalmente.
    -Inuyasha…- Miroku me llamaba.
    -¿Qué?- dije malhumorado.
    -Huele…- sínicamente Miroku me acercaba la bufanda a mi nariz- …y dime a que dama le pertenece esto.
    -¿¡QUÉ TE CREES QUE SOY!? ¿¡UN PERRO!?- me enfurecía tanto que me trataran como uno.
    -Pues no eres, pero pareces…- en serio su cinismo era tal que ya no sabía qué hacer con él.
    -Eres despreciable ¿Sabías?
    -Si…si ¿Ya sabes de quién es?- aunque estaba enojado, no me quedo más que olfatear de quién era aquella bufanda, y ese aroma era inconfundible, con los ojos cerrado siempre podría reconocerlo.
    -Es de la niña con nombre Kagome.
    -Vaya… pues deberíamos devolvérsela ¿No crees Inuyasha?
    -¡JA! Es su problema no nuestro- me disponía por fin a marcharme del salón cuando…
    -Cierto, aparte de que no serías capaz de alcanzarla para entregársela- decía el tonto de Miroku- ella ya debe estar lejos, y tu Inuyasha no serías capaz jamás de dársela hasta mañana, y lo haría yo si mis piernas no se sintieran tan pesadas- ¿¡CÓMO QUE NO LA ALCANZARÍA!? Si yo soy el campeón de la escuela en cuanto atletismo, yo podría dársela aún con los ojos cerrados.
    -Claro que podría dársela, no soy un inútil- en ese momento Miroku me puso aquella bufanda en mi mano.
    -Entonces entrégasela, porque yo tengo un calambre en mi pierna.
    -No lo voy a hacer…- decía enfurecido.
    -Veo que tenía razón… ni Inuyasha sería capaz de dársela- ¡ESA FRASE COMO ME ENFURECIA!
    -¡YA! Ahora mismo se la llevo- apenas dije eso, salí corriendo del pasillo.

    Su aroma, inconfundible aroma… ¿Por qué se parecía tanto a Kikyo? Eso me molestaba tanto, se notaba que no había pasado por el portón de enfrente, desconocía la razón de porque, pero jamás podría engañar a mi nariz, su aroma que jamás borraría de mi mente, el aroma de mi amada Kikyo que ella tenía el honor de poseer, ella se había escabullido entre los arbustos, no tarde mucho en verla, oculta detrás de las rosas del instituto, acaso ¿Estaba espiando a alguien? Y efectivamente, vi que ahí estaban muchas de las seguidoras de Miroku, entre ellas la irritante de Himeko, que siempre a mis espaldas me llamaba idiota, eso me molestaba, la gente doble cara, que fingía ser alguien, pero era otra, de algún modo me alegraba que Kagome viera todo eso de antemano, que escuchara la verdad detrás de mi reputación y la de Miroku.

    Esas chicas egoístas, con cara de dulzura, eran tan fastidiosas… y ahora planeaban algo nuevo, ¿Emparejarme con Kagome? Que tonto, yo jamás podría estar con nadie que no fuera Kikyo, para mí solo estaba Kikyo, mi amada y dulce Kikyo, aparte parecía que esa chica Kagome tenía algo que ver con el chico de pelo café que vi salir de su salón, ¿Quién sería? De algún modo me importaba saber que tenía que ver en su vida y no sabía porque, ¿Qué me estaba pasando?
    -¿Cómo esas tontas pudieron hacer un plan tan tonto?-entonces la voz de ella interrumpió mis pensamientos- Yo con ese idiota de Inuyasha, ni en sueños, pero no debo preocuparme por eso- ella mientras avanzaba y yo sin poder ser capaz de hablarle, se detuvo enfrente de un templo, creo que era el templo Higurashi- Inuyasha me odia, su plan nunca funcionara- y empezó a reír, pero no sabía porque había dicho eso, era claro ella no me agradaba, pero no la odiaba.
    -¿Quién te odia?- por fin rompí el silencio que tenía detrás de ella, estaba cansado de seguirla sin decir nada.
    -Inu…yasha ¿¡QUE HACES AQUÍ!?- dijo sorprendida.
    -Pues… te he seguido hasta tu casa- supongo que era lo más lógico de responder.
    - ¿¡QUE!? ¿No estabas con Kada_san?
    -Precisamente el tiene la culpa, porque cuando abandonaste el salón, el se dio cuenta que olvidaste algo- Si, el tenía la culpa, pero todo acabaría cuando sacará aquella cosa de mis cosas.
    -¡MI BÚFANDA!- hasta ese momento se dio cuenta que ya no la llevaba con ella.
    -Miroku oportunamente le dio un calambre cuando iba a regresártela y me hizo un show para que te la devolviera- Si, que insoportable era a veces ese Miroku.
    -Gracias- algo sonroja y debo admitir linda, me respondió eso.
    -Pero recuerda que solo lo hice porque Miroku me lo pidió- tenía que dejar en claro ese punto, no quería pensará más allá de lo que era.
    -Sí, pero… olvídalo- sonreía abruptamente.
    -¿Pero qué?- le dije, ¿Por qué debía olvidarlo?
    -¿Me seguiste desde que salí del salón?- pero parece que ella me quería cambiar el tema
    -Me tarde unos 5 minutos, pero si- era la verdad, fueron aproximadamente 5 minutos que tarde discutiendo con Miroku.
    -¿Cómo me ubicaste? Si en 5 minutos alguien ya está más lejos- que fácil era responder eso, si su aroma era como el de Kikyo, pero no podía decírselo.
    -Pues por esto- señalando mi nariz- yo tengo buen olfato y tu aroma es inconfundible, así que fue rápido hallarte- supongo eso era lo más razonable que yo sería capaz de responder- aparte de que estabas quieta entre los arbustos espiando a ese grupo de tontas
    -¿Entonces me viste? Pero yo no…- me dijo rápidamente nerviosa.
    -No te culpó, si alguien está hablando de ti y conspirando en tu contra, obviamente vas a terminar queriendo escuchar de que trata- ¿Por qué le dije eso? Acaso… ¿Quería tranquilizarla?
    -¿No me digas también escuchaste lo que dijeron?- preguntó lo que creo era muy obvio
    -También tengo un gran oído- trate de ser un poco indirecto, pero ella solo me dijo…
    - Como un perro, que curioso- y soltó una leve risa, era el colmo, ahora no solo Miroku, si no que ella me comparaba con un perro.
    -¡ESO NO ES GRACIOSO!- la verdad no lo era, me molestaba me compararan con un perro.
    -Lo siento, entonces ¿Oíste lo que decían esas chicas de ti? ¿No te molesta?
    -Ya estoy acostumbrado, desde hace tiempo se lo que quieren, no soy popular por ser un gran chico, es por el libidinoso de Miroku, y se desde hace tiempo que para ellas no soy más que un idiota, así que no me molesta, aparte su plan que han elaborado recientemente no va a funcionar porque…
    -Tú me odias- me interrumpió y me molestó un poco eso.
    -No- le dije- es porque tú ya tienes novio- dije tratando de referirme a ese chico pelo café.
    -¿Yo? ¿Novio?- ella empezó a reír como loca, como si yo hubiera dicho algo ilógico.
    - Y ¿Qué hay de ese chico de cabello café? Estaban haciendo planes ¿No?- estaba casi seguro de que así era.
    - Si, planes de estudio, aunque ahora que lo dices…-y tenía razón, pero ella empezó a sonrojarse- El me gusta y creo yo también le gusto- y me imaginaba eso, que de algún modo me irritaba esa idea, ¿Por qué?
    -Lo ves, tal vez no son novios formalmente, pero hay sentimientos de por medio, por lo tanto sus planes serán inútiles- decía secamente tratando de suavizar mi voz, eso no debía importarme y aún así me importaba.
    - Si, eso es cierto, aparte tú no sientes nada por mí- dijo segura de sí.
    -No, pero…- te pareces demasiado a una persona que quise mucho, eso hubiera dicho de no haber sido interrumpido.
    -¡KAGOME!- una mujer de pelo negro, su rostro similar al de Kagome, tal vez se trataba de su madre.
    -¿Mamá?- y no me equivoque, ella se acercaba con una sonrisa hacía su hija.
    - Kagome, ¿Cómo te ha ido? Veo has hecho un nuevo amigo- dijo sin titubear.
    -Yo…no… señora- trate de aclararlo, de algún modo el aura tranquila de esa mujer, me ponía nervioso.
    -No seas tímido, ¿Por qué no comes con nosotros?- sin ni si quiera tomar en cuenta mi opinión, ella me jalo de un brazo en dirección al templo Higurashi.

    Tuve que sentarme en la mesa a comer con ellos, y un chico pequeño con pelo negro se me acercaba demasiado, diciéndome Inuyasha oni_chan, aparte había un anciano loco contándome historias raras sobre piel de sirena que si la comes… realmente esa familia sí que era rara, pero de alguna manera sentía cierta calidez al estar ahí, una cálida familia, pero entonces…
    -¡O POR DIOS! ¡QUE TARDE ES! Y… todavía estoy con el uniforme- se levanto bruscamente Kagome de la mesa.
    -¿Qué pasa Kagome?- preguntó su madre.
    - Quede de verme con Hojo para estudiar a las 4 y ya se me hizo tarde- corrí rápidamente a su cuarto y así como entro, salió totalmente arreglada.
    -¡GRACIAS POR LA COMIDA! Los veo después
    -Gracias por la comida-dije mientras me levantaba de la mesa y Kagome salía corriendo de la casa.
    -Ya pronto voy a llegar y justo a tiempo, tengo tantas ganas de verle, el es un gran amigo y siempre trata de que yo sea feliz, realmente lo vi hace poco pero en serio el me…- decía eso mientras corría en dirección al centro.
    -Te gusta- no pude aguantar no decirle eso, quería romper de algún modo aquella ilusión.
    -¡INUYASHA! ¿¡QUÉ HACES AQUÍ!?- dijo con una cara totalmente furiosa.
    -Curioseando- lo decía pensando que las coincidencias existían.
    - ¡YA LLEGUE! Justo a tiempo, hasta nunca Inuyasha- dijo con una gran sonrisa en la cara, que de algún modo me daba risa.

    La única razón por la que la seguí es que mi trabajo me quedaba en el camino, cerca de mi casa existía un templo, pero era un templo de purificación, había conseguido empleo ahí desde que Kikyo había muerto, Miroku lo había sugerido para que distrajera mi mente.

    -¿Qué es esto mamá?-nuevamente ahí estaba, él recuerdo de uno de los pocos momentos que viví con mi madre, cuando encontré un traje viejo entre sus cosas.
    -Eso era de tu padre, era un traje que siempre llevaba con él- Si, su agradable voz que a veces resonaba en mi mente, no quería admitirlo del todo, pero la extrañaba.
    -¿Traje? Pero es muy extraño ¿Papá lo usaba?- una cara de ilusión se formaba en mi rostro, yo aún era un niño, yo era demasiado inocente, y su leve risa de ese momento me hacía realmente feliz y curioso a la vez.
    -No, pero por lo que se, este traje ha pasado de generación en generación, de padre a hijo, a tu padre le emocionaba mucho porque decía que era un legendario traje hecho de piel de la rata de fuego.
    -Rata… ¿de fuego?- era la primera vez que escuchaba de ellas.
    -Según me decía tu papá, se trataba de una rata cuyá piel era la única resistente al fuego, y al usar está prenda serias capaz de pasar por él fuego.
    -¡INCREIBLE! ¿Puedo usarlo?- estaba tan ilusionado, me emocionaba el hecho que aquella piel tuviera esas cualidades, así mismo, de algún modo quería tener algo en común con mi padre, aunque fuera aquel traje.
    -Claro, este traje es tuyo Inuyasha, pero debes esperar hasta que ya seas lo suficientemente grande como para cuidarlo- apenas oí eso, abrace aquel traje con una sonrisa en mi cara, porque sentía el calor y el amor de mis dos padres.
    -¡TAISHO!- los gritos de aquel monje rompían mis pensamientos- ¡Apurece en vestirse por favor!
    -Sí, si- dije algo molesto- deja de molestar- ¿Por qué tenía que seguir recordando todo eso?

    En ese momento solo entre a la capilla del metro, y me senté de rodillas enfrente del sitió de oración, el incienso me aturdía, mi nariz era demasiado sensible, pero debía concentrarme para poder entrar en labor.

    Llevaba puesto aquel traje de piel de rata de fuego, y mi pelo negro, desde que Kikyo había muerto, nunca me lo había vuelto a cortar, simplemente porque me acordaba como Kikyo tocaba mi cabello con sus dedos y en delicadas caricias, mi pelo al tocarlo me recordaba a ella, por eso cuando creció, era tan distinto que por más que lo viera, yo ya no era él de antes.

    Una peluca blanca con orejas de perro, ¿Qué haría si de casualidad alguien de la escuela descubriera que trabajaba ahí? De algún modo no me importaba, pero me molestaban los rumores, y esas estúpidas chicas hablando a mis espaldas.

    Trabajar en un templo no era cosa del otro mundo, había trabajos pesados que requerían de fuerza física, perfectos para un entrenamiento, lo malo de trabajar en un templo, eran los monjes.
    -Inuyasha-san usted…es un tonto
    -¿Ahora por qué anciano?- ese era un hombre regordete y algo calvo, el monje Mushin, que era el casi como el padre adoptivo de Miroku.

    ¿Les confunde está situación? Miroku al igual que yo, era huérfano, sus padres habían salido de viaje, más nunca regresaron, un día llegaron con la mala noticia de que ellos habían fallecido, Miroku tenía 15 años cuando eso pasó, un año después de la muerte de mi madre, este monje lo había criado, puesto era amigo del padre de Miroku, y en su testamento Miroku quedaba a su cargo, posteriormente este monje se encargaría de mi, después de los sucesos de Kikyo.

    Lo curioso de esta situación, es que los padres de Miroku habían sido asesinados, cosa que se le fue rebelada por el monje Mushin hace algún tiempo, parece ser que el asesino algún día buscará a Miroku, cuentas pendientes que tiene con su abuelo, aunque la historia no la sé del todo bien y es mejor para mí no contarla.
    -Te dije que el bonsái debía ser cortado con delicadeza, mira como lo has dejado- ¿Cómo quisiera matarlo?
    -Vamos Inuyasha, has bien tu trabajo- y ahí estaba el presumido de Miroku, con un traje negro y morado, limpiando la entrada del templo.
    -Pero nadie viene aquí Miroku ¿Para qué nos esforzamos?
    -Por el hecho de querer ayudar a la gente Inuyasha.
    -¡Ba! Esto es molesto- si, era molesto trabajar en ese templo, lleno de más de 15 monjes, todos eran tranquilos y esperaban que yo lo fuera, pero que lejos está la realidad de lo que realmente era yo.

    El tiempo pasaba lentamente, entre recuerdos y susurros de mi amada Kikyo, ¿Debería hablar de ella? cuándo mi madre murió, fui adoptado por la familia de Kikyo, la anciana Kaede, Kikyo y su hermana del mismo nombre que la anciana, al inicio dudaba de poder estar cerca de ella, no quería olvidar a mi madre, era lo que menos quería, pero cada vez que la recordaba, su imagen se hacía más borrosa, no debía llorar, los hombres no lloran, pero era difícil guardar las heridas.

    Lo único que me quedaba de mi madre, era el traje de rata de fuego y un labial rojo, todo lo demás se había quedado en cenizas, un incendio provocado en dónde vivíamos se había llevado todo, mi madre no había logrado salir y yo regresaba de la escuela cuando todo eso pasó.

    Vivir con Kikyo fue la época más maravillosa que viví, ella tenía 3 años más que yo, pero era muy amable, su cálida sonrisa, la forma en que me hablaba, pero cosas pasan, todo se destruye, quisiera a veces olvidarla, pero… simplemente es la única mujer a la que he amado.

    Cuándo salí del templo, todos los decidieron dentarse a brindar un poco, incluso el imbécil de Miroku, y no me quedo más que regresar solo a casa, no quedaba lejos en realidad, era fácil llegar a mi casa, solo tenía que tomar el tren en la estación correcta y llegaría en menos de 3 minutos, pero ese día quería caminar, desde que esa chica Kagome había aparecido ese día, muchas cosas regresaban a mí y me preguntaba ¿Por qué tenía que conocerla? Y pensaba que era mejor olvidarme de ella.
    -¿¡QUÉ HACES TU PUERCO!?- pero no podía hacerlo, al oír aquel grito-
    -Que chistoso- oí reír a un tipo, cerca de donde hace poco había visto a Kagome- no solo es bonita, si no que tiene voz
    -¿Qué están haciendo?- Era ella… Kagome
    -Cállate bonita- Kagome… podía oír claramente la voz de esos niños- con esto no gritaras
    -Por lo menos en lo que acabamos contigo- ¡Esos malditos! ¿Qué pensaban hacerle a Kagome?
    -Y mira que ya tengo ganas de empezar- ¿Por qué me importaba tanto? Era obvio que no debía ignorarla, pero internamente un deseo oculto no quería que la tocaran.
    -Nunca había tenido una joven tan bella entre mis manos- Kagome, Kagome, Kagome
    -¡HEY IDIOTA! ¿Quién te dio permiso de tocarla?- Cuando por fin los encontré, fue lo primero que salió de mi boca.
    -Mira… ¡Que ternura! Un mocoso ha venido a defenderte- ¿Mocoso a dicho? ¡Ja! No conocía mi fuerza, y Kagome solo me miraba asustada, con una mordaza en su boca, como diciéndome “corre” ¿Pero cómo hacer eso?
    -¿Por qué esa cara de miedo Kagome?- por alguna razón, me sentía raro al decir su nombre en voz alta, era la primera vez que decía realmente aquel nombre.
    -¿Así que la conoces mocoso?- con una sonrisa en sus labios, uno de esos bastardos empezó a lamer a Kagome.
    -¡MALDITO! ¿No les da vergüenza hacerle eso a una joven?
    -En realidad no- sínicamente y con una sonrisa respondía.
    -Aparte es imposible detenerse cuando es una tan hermosa- y otro más apoyaba para aumentar mi irá.
    -Aparte ¿Qué puedes hacer tú?, no eres más que un mocoso- cuando dijo eso, impulsivamente me avente sobre el tipo que sujetaba a Kagome y lo deje inconsciente de un golpe.
    -Eso puedo hacer yo- quería destrozar a cada uno de ellos ¿Cómo le hacían eso a Kagome? Y… ¿Por qué me molestaba tanto?
    -Yo… esto- trato de escapar de mi, pero de un golpe directo al rostro me desquite de este.
    -¿Estás bien?- ella se veía asustada, vulnerable, y no sabía que hacer- Déjame desatarte Kagome- trate de no lastimarla en el proceso, pero ella estaba temblando- Ya esta- apenas dije eso, ella me abofeteo en la cara sin razón alguna.
    -¡TONTO!- Grito furiosa
    -¿Por qué me pegas? Después de que te salve eres una…
    -¿Cómo pudiste hacer algo así? ¡TE ARRIESGASTE DEMASIADO! ¿Qué hubiera pasado si ellos te hacían algo? ¿Si hubieran traído armas? ¡ERES UN IDIOTA INUYASHA!- ¿Porqué decía eso? ¿Por qué estaba molesta conmigo? ¿Estaba preocupada por mi?
    -¡SI, PERO NO PASO NADA!- solo pude decirle eso, pero tiernamente, su enrojecida cara empezó a llorar y no supe que hacer- ¿Kagome? ¿Por qué lloras?
    -Porque eres un tonto, no entiendes nada- eso fue lo único que me dijo.
    -¿Qué debería entender? Si la que estaba en peligro eras tú, ¿¡DEBÍA QUEDARME DE BRAZOS CRUZADOS!?
    -No es eso, pero tú…-inútilmente ella trato levantarse, pero una de sus piernas estaba lastimada, se había rasgado con algo.
    -Parece que si te has herido después de todo- ¿Por qué me preocupaba tanto ella?
    -Inu…yasha ¿Por qué? ¿Cómo?
    -Venía del trabajo, fue cuando detecte tu olor mezclado con el de estos hombres y alcance a oír tus gritos de “¡PUERCO!”- guarde un poco el silencio cuando note que se sonrojaba- ¿No te puedes levantar verdad?- y agachándome para que lograra alcanzarme- Sube, te llevare a tu casa cargando- le ofrecí mi espalda
    -Inuyasha… ¿Seguro?
    -Si… esto solo lo hago porque eres una chica demasiado delicada
    -¿Siempre tienes algo que decir verdad?
    -¿Vas a seguir parloteando o te vas a subir de una vez por todas?- fue cuando tome sus hombros y con suavidad el me levanto.

    Entonces ella tomo mis hombros y subió a mi espalda, en silencio, su aroma rodeaba todo mi ser, aquel delicioso aroma, idéntico al de Kikyo, ¿Por qué se parecía tanto a ella? sus manos se aferraban a mis hombros, apretándolos cada vez más, como si algo le preocupara, entonces de la nada, empezó a llover, a mi no debería importarme, pero ella no estaba del todo bien, entonces empecé a buscar un lugar para refugiarnos.

    -Inuyasha ¿Qué pasa?- dijo ella rompiendo el silencio que estábamos viviendo
    -No es bueno que te mojes cuando estas herida, por mi está bien, pero tú eres muy delicada
    -¡NO EXAGERES!- no dije nada, era inútil discutir con ella y debajo de las escaleras de un edificio, encontré un lugar ideal para refugiarnos.
    -Toma, ponte eso- le dije mientras lo ofrecía la parte de arriba de mi traje de rata de fuego.
    -Pero…-trato de repelar
    -Es cálido, ayudara a que no te resfríes- pero la detuve antes de que dijera algo.
    -¿Orejas de perro?- ella apenas lo había notado, vaya que era distraída, y entonces empezó a jalar con sus manos aquellos cabellos de mi peluca.
    -¿QUÉ HACES?- dije furioso.
    -Inuyasha… ¿Qué le pasó al tono de tu pelo? ¿Y estás orejas?
    -Es una peluca
    -¿Una peluca? ¿Para qué?
    -Trabajo en un templo, arriba de la colina, uso esta ropa para atenderlo, la gente va a pedir demasiado, vivo cerca de ahí, pero luego vienen personas de la escuela y ya sabes cómo son de chismosos, no me importa que me miren así, pero me molesta que hablen de mi
    -Pues te ves lindo- dijo sonrojada con una sonrisa en su cara, de algún modo se veía linda, me recordaba tanto a mi amada Kikyo.
    -¿Qué?- dije reaccionando a su comentario
    -No sé, te ves extraño, pero lindo- ella se notaba extraña, presentía que algo no estaba bien y toque su frente.
    -Tienes un poco de fiebre- estaba bastante alta.
    -Eso no es… -empecé a abrazarla para que el frío de aquel día lluvioso no la afectara.
    -Acércate más para que te calientes, si no vas a empeorar- le dije para que no pensará más.
    -Inuyasha- dijo ella, mientras poco a poco cerraba sus ojos.

    Su pelo mojado, su boca rosa y mojada, aquel tono claro, sus delicadas manos y complexión física, en serio se parecía tanto a Kikyo, aparte de ese aroma que me hipnotizaba, y cada vez me atraía más a ella, al recuerdo, ¿Por qué se le parecía tanto a mi amada Kikyo? Y en un relámpago de aquel tormentoso día, y en un impulso la bese, un beso de menos de un segundo, porque cuando me di cuenta de lo que había hecho, me odie a mí mismo, porque la había besado por el hecho de que me recordaba a Kikyo, y ella no era Kikyo, no era mi amada Kikyo, y decidí que aquel beso debía ser borrado de mi mente y ella no debería saber de él, porque yo solo amaría a Kikyo y aquel día, cuando dejará a esta chica a su casa, me olvidaría de ella y seguiría siendo fiel a Kikyo.

    Continuara...
     
    • Me gusta Me gusta x 23
  18.  
    Misaky-chan

    Misaky-chan Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    6 Junio 2011
    Mensajes:
    171
    Pluma de
    Escritora
    wow wow wow !!! no lo puedo creer inuyasha beso a kagome?? pero que lindo , tranquilo querido inuyasha que al amor o se le huye y aunque tu quieras hacerlo no podrás pues estas liado con kagome para toda la vida querido, realmente me gusto esta muy lindo e interesante el capitulo pues se ve que esta pensando inuyasha o que pensó inuyasha en el transcurso de la historia.
    también quería re-saltarte algunos errores ortográficos que vi en el transcurso de la historia con la palabra cínico que en vez de ponerla como es la ponías ´´sinico´´ pues esa y algunos pocos mas, pero no te preocupes que yo también los he tenido bueno sin mas me voy espero que te sirva de algo mi capitulo hasta la próxima espero que me avises besos y cuídate!!
    sayonara!

    By:Misaky-chan Primera!!! :)
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  19.  
    Ruriel

    Ruriel Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritor
    Hola querida amiga Yoko, gracias por invitarme a leer tu historia, me tome mi tiempo en actualizarme, pero al fin pude terminar hasta el ultimo capítulo. Es genial la manera en la que escribes, nunca dejo de sorprenderme de lo bien que lo haces, sin decir que esta serie es una de mis favoritas, en especial la pareja de Inuyasha y Kagome. Que te puedo decir cada capítulo esta fenomenal, siempre me causaba gracia que Inuyasha no reconociera estar celoso por Kagome, ella siempre tenia tantos pretendientes, el último capítulo que publicaste es uno de los mejores, sino el mejor hasta ahora. Espero que sigas de la misma manera, vas muy bien con tu escrito, sobre los errores, pues no le preste demasiada atención a ello, no se si los hay tampoco. Ojala me invites al siguiente capítulo, estaré esperándolo, nos leemos muy pronto querida Yoko, ah y disculpa que me tarde tanto en comentar, la vida de novio me mantiene algo ocupado.

    PD: Pobre Yankee, le cortaste el rostro, JaJaJa.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Naru-Chan

    Naru-Chan Usuario popular

    Aries
    Miembro desde:
    11 Junio 2011
    Mensajes:
    653
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga mía n.n
    Te super felicito por el capitulo :3 amo cuando Inu es quien los relata, son tan diferentes y atrapantes n.n
    Bueno al menos ahora se el como se conocieron Inu y Kikyo, pero nose el porque de su muerte, presumo que tendrá algo que ver con el sujeto que asesino a los padres de Miroku, va eso pienso yo, quizás este equivocada...
    Y sobre el beso, bueno en verdad me sorprendió, no pensé que hiciera eso, pero bueno por mas que sea corto fue lindo n.n ah y la manera que se preocupaba Inu por ella era tan dulce n.n amiga te pasaste con este capitulo, no me voy a cansar de decirlo :>
    Bueno vamos a ver como siguen las cosas, si se arreglan o seguirán mal, y claro la competencia... avísame de la conti si, un beso!
     
    • Me gusta Me gusta x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso