La carcel de cristal [Inu&Kago] [Sessho&Rin]

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Pan-chan, 16 Marzo 2010.

Cargando...
  1.  
    suzuno

    suzuno Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Febrero 2008
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritor
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Hola =3

    Estuvo muy bien ^^ algo lleno de sentimiento como el amor (entre Sango y Miroku) o eso me pareció; la pena es que no pasa lo mismo con Inuyasha y Kagome…

    En un momento al principio cuando dejaste la conversación de Kagome e Inuyasha pensaba que lo que le diría era que estaba sintiendo algo por ella pero me desilusioné (al igual que mencionaste a Kagome) y al final era todo un porque se le olvidó la calle y yo toda ilusionada porque pensaba que era por otra cosita.


    Esta frase me hizo recordar a algo que a mí también me pasó, una persona querida por mi me regalo un accesorio... yo lo cuidaba e intentaba no perderlo pero un día lo perdí y me puse muy triste pero lo encontré meses más tarde pero en ese momento sufrí lo suyo :(

    No me creo que Inu solo se quedará perplejo a ver a Kagome con aquel vestido porque le hizo recordar a Kikyo… creo… que hay algo más… como que el sentimiento está floreciendo… aunque puede que me este equivocando.

    Jeje que gracioso la parte en la que se esconden para ver si de verdad era el coche de Sesshomaru o no, hubiera sido más gracioso si la dependienta les dijera: “Que hacen ustedes aquí escondidos espiando a esa señorita” o algo así.

    Esperaré tu regreso con otro espectacular capi (como casi siempre :D)

    Hasta la próxima ;)

    Matta ne!!!
     
  2.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Sip, los demas tienen razon. Esta vez te metiste de a fondo en los sentimientos de los cuatro personajes y me gusto porque stuvo muy bien redactado, explicado y narrado.

    En el momento Sango y Miroku, me encanto porque desde un principio sabia ke él habia encontrado el collar pero con esas palabras ke le decia en un rato llegue a pensar ke tal vez estaba equivocada pero no fue asi :P es mas se lo devolvio y la va a acompañar a arreglar el collar. Ke alivio de verdad, aunque quiza es cierto lo que dice Miroku pero cuando tienes algo material que pertenecio a esa persona te ayuda bastante a sobreponerte de la pérdida de ese ser querido.

    Y pues por el otro lado Inuyasha y Kagome, see fue sin duda alguna la misma relacion que siempre mantienen. Estoy segura que si Kagome hubiera tenido el poder de mandarlo al suelo, sin pensarlo hubiera gritado "ABAJO!!" xD jjajaja Ay Inuyasha see see eres taaaan sensible pero bien que te la quedaste mirando, aunque ya me pusiste en duda u.u quiza Kagome tiene razon y solo recordo de nuevo a Kikio. Rayos!!!! ¬¬ que dificil situación.

    Bueno PanChan estuvo de lujo esta continuacion y espero el proxmo capitulo muy pronto gracias por el aviso nos leemos aioos!!! :P
     
  3.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    La carcel de cristal [Inu&Kago] [Sessho&Rin]
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    1734
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Gracias por sus comentarios, me alegra que les haya gustado el capítulo anterior, a decir verdad este fic se basará en muchas historias individuales que se irán revelando, complicando y resolviendo a medida que pase el tiempo ;) sin más que decir aquí les dejo el capítulo siguiente.

    El amor y el odio son iguales. Ambos echan raíces en el corazón y poco a poco dan frutos, su único sustento es el paso del tiempo.
    Capítulo VI
    Fiesta infernal
    I parte
    Si en algún momento sintió la necesidad de abandonar todo y salir corriendo, éste era sin duda alguna el más tentador; quizás se estaba comportando como una niña, lo cual no estaba muy alejado de su verdadera naturaleza, pero el don de la juventud era algo que ella no podía disfrutar. Después de todo, su mente y cuerpo siempre tomaban rumbos diferentes que la convertían en una cascara vacía.

    —Kagome, alégrate un poco— Dijo Sango en tono suave, para no sobresaltarla de su evidente distracción.

    —Solo mírame, debería estar buscando la forma de salir de mi deuda y en vez de eso me preparo para ir a cenar a un restaurante lujoso— Musitó con desgana, Sango la abrazó y contempló la imagen de ambas en el espejo.

    —¿Quieres saber qué es lo que yo veo?— Preguntó con una cálida sonrisa— Veo a una mujer hermosa, valiente y decidida que jamás se ha rendido ante las dificultades que se le presentan— Kagome suspiró no muy convencida pero Sango le tapó la boca y continuó hablando— ¿Sabes qué más veo? Veo a una chica de 16 años que por esta noche podrá divertirse sin tener que preocuparse por nada más.

    —Gracias Sango, no sé qué haría sin ti— Dijo sonriendo con ternura, Sango se separó y continuó peinándola.

    —Al contrario, tú me ofreciste tu amistad desde que éramos niñas. A pesar de que solo me contrataron para cuidar de ti.

    —No digas eso, jamás te he considerado mi sirvienta— Protestó molesta ya que no le agradaba que la gente considerara a Sango de la servidumbre— Somos amigas y siempre nos ayudamos mutuamente.

    Kagome se levantó súbitamente y se dirigió hacia un enorme closet, sacó un hermoso vestido amarillo tipo corsé con detalles brillantes y un par de zapatos que hacían juego con éste.

    —Ni lo sueñes— Dijo Sango con el rostro pálido, Kagome solo sonreía— ¿Quieres que te acompañe a la fiesta?

    —¿Qué no es obvio?— Preguntó ella con fingida inocencia— Además, luego de semejante discurso no puedes decirme que no. Después de todo estamos juntas en todo.

    —Eres cruel Kagome, muy cruel— Protestó en voz baja mientras Kagome le entregaba el vestido— Sabes que no soy una señorita de alta sociedad.

    —Deja de quejarte, tu también mereces disfrutar de una noche diferente— Sango suspiró mientras Kagome terminaba de rociarse perfume, luego la ayudó a peinarse pero no era algo muy difícil ya que su cabello era mucho más liso que el de la azabache.

    —¿Cómo ve veo?— Preguntó la castaña, no muy acostumbrada a ese tipo de ropa.

    —Te ves hermosa.

    Dos semanas han pasado desde que la sonriente joven se mudó a su mansión, debido a sus precarias fachas era estrictamente necesario comprarle ropa, zapatos y demás utensilios propios de una jovencita. Desde el primer día ella se mostró muy entusiasta a hacer cualquier cosa con tal de ayudar, y aunque cocinar no estaba entre sus obligaciones, lo hacía con gusto, después de todo poseía un talento innato para la cocina y el café que preparaba era el mejor que él haya probado en mucho tiempo. Pero como era de esperarse, el joven Taisho se dirigía a ella estrictamente cuando era necesario, a pesar de su fría actitud ella lo consideraba su salvador y le guardaba mucho respeto.

    —Señor Sesshomaru, ¿Qué desea almorzar hoy?— Preguntó entusiasta, entrando a la oficina del frío joven.

    —No tengo hambre, prepara algo para ti— Contestó seriamente, sin quitar su mirada de unos documentos que observaba con detenimiento.

    —Luce muy cansado, ¿De nuevo se quedó toda la noche trabajando?— Insistió con preocupación, él solo frotaba sus ojos con evidente cansancio.

    —Se trata de algo muy importante, ahora retírate— Finalizó con más seriedad que de costumbre, intentando alejarla de la oficina.

    —Está bien… ¡Es cierto! Casi lo olvidaba— Le entregó un pequeño sobre y avanzó hacia la puerta— Pensaba dárselo ayer, pero usted estaba tan ocupado que no tuve tiempo. No se esfuerce demasiado por favor.

    Algunas veces Rin podía ser una verdadera molestia, eso era lo que él solía pensar, en especial cuando se tomaba tantas libertades cocinándole y pidiéndole que descansara cuando trabajaba en exceso. Además que todos los días se levantaba a las seis de la mañana para limpiar y ordenar cada rincón de aquella enorme mansión, sin importar el pago ella terminaría agotada y probablemente saldría huyendo, quizás ese día llegaría pronto.

    Detuvo su investigación al recordar el sobre que Rin había dejado en el escritorio, lo abrió y leyó el contenido en pocos segundos.

    —Que tontería…— Finalmente arrugó la carta con desdén y arrojó todo en la basura para continuar con su trabajo.

    Izayoi era una joven de clase media, de increíble belleza e inteligencia. Con mucho esfuerzo logró ser algo más que una simple dama de protocolos, su carácter era reservado pero aún así sus sentimientos eran muy fuertes; siempre daba lo mejor de sí misma en cada situación que se le presentaba, a pesar de su apariencia débil, en el fondo yacía una mujer como ninguna otra. Esas cualidades no pasaron desapercibidas por Inu no Taisho, quien pasó diez maravillosos años a su lado.

    Su ausencia le afectaba, en especial en días como éste, cada año resultaba más doloroso que el anterior. Jamás pudo congeniar ni un poco con su hijastro, la única razón que le quedaba para vivir era Inuyasha. Por él se atrevería a dar su propia vida si fuese necesario.

    —Te ves hermosa, madre— Ella reaccionó ante la voz de su hijo, sonrió con ternura y acarició levemente su mejilla.

    —Eso es porque tú me regalaste este hermoso vestido— Dijo sonriendo complacida— Gracias por venir tu también, Miroku.

    —Para mí es un placer— Asintió el joven besando la mano de Izayoi por formalidad— Usted es la madre que nunca tuve.

    —Me halagas, sabes que eres un miembro de nuestra familia— Dijo sonriendo ampliamente— Ya han llegado casi todos los invitados. Voy a entrar, ustedes esperen aquí al resto.

    —Solo faltan dos, y a decir verdad no me sorprende si llegan tarde— Murmuró Inuyasha contemplando su reloj, Miroku de inmediato lo tomó del brazo y lo miró fijamente.

    —Inuyasha, ¿Acaso la señorita Kagome vendrá acompañada esta noche?— Preguntó el ojiazul con extrema curiosidad.

    —Así es Miroku, Sango vendrá con ella así que intenta no hacer algo estúpido— Le advirtió éste seriamente, Miroku levantó su mano derecha en señal de juramento— Ya déjate de tonterías, mejor pasemos a la mesa.

    —Date la vuelta, tienes que ver esto.

    Miroku no era el único impactado por la belleza de Kagome y Sango, a medida que entraban en aquel prestigioso lugar atraían las miradas de todos los invitados, sin duda alguna ambas jóvenes brillaban con luz propia. En esta ocasión Kagome llevaba un vestido rojo con caída sencilla, bastante discreto y con algunos detalles estampados de flores en la zona del pecho, realzando favorablemente sus atributos. El cabello semi-recogido con un broche y como única decoración el preciado collar que le regaló su amiga.

    —¡Kagome! No me dijiste que el joven Miroku iba a venir— Musitó Sango de manera que solo Kagome escuchara.

    —De haberlo sabido probablemente te hubieses negado a venir vestida así— Respondió la azabache con una disimulada sonrisa, Sango palideció por completo.

    —Señoritas, lucen sencillamente encantadoras— Se apresuró a decir Miroku, quien estaba deleitado por la perfecta figura de Sango.

    —Gracias, ustedes también lucen muy apuestos— Dijo Kagome sonriendo levemente ya que Sango se había bloqueado momentáneamente— Inuyasha, el traje negro luce bien en ti.

    —Entremos de una vez, ya es tarde— Dijo el aludido dándose media vuelta para dirigirse a la respectiva mesa.

    Kagome quedó estupefacta ¿Inuyasha la estaba ignorando? Ni siquiera se había molestado en verla a los ojos desde que llegó, definitivamente estaba actuando muy extraño desde el día en que lo acompañó a comprar el vestido. Tal parece que ella removió sus más oscuros recuerdos.

    Justo cuando estoy a dos pasos de alcanzarte, tú avanzas 100 más y te alejas completamente.

    Espero que les haya gustado, este capítulo esta dividido en dos partes y ahora es que viene lo bueno xD
     
    • Me gusta Me gusta x 5
  4.  
    Cazadora de Dragones

    Cazadora de Dragones Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    29 Septiembre 2009
    Mensajes:
    227
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Creo que Kagome ha despertado algo más que el recuerdo de Kikyou en Inuyahsa... pero eso es lo que yo creo.

    Muy buena conti, algo corta, pero buena.no podré esperar a la proxima, por que aunque no lo creas me has dejado en el aire ... ejej
    hasta luego
    besos
     
  5.  
    Yrim

    Yrim Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2009
    Mensajes:
    101
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Hola Pan-chan! Me acabo de leer tu fic entero. Permiteme decirte que me encanta tu historia. Me ha gustado mucho la trama, y estoy deseando saber lo que ocurrira a continuacion. La actuacion de Inuyasha en este capi me ha dejado con algunas dudas, pero supongo que se aclararan, asi que nada. Espero que continues pronto.
    Cuidate
     
  6.  
    Yukany

    Yukany Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    21 Febrero 2010
    Mensajes:
    22
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    No nos tienes piedad...como es que se te ocurre dejarme a medias justo cuando ya venia lo bueno...,y para colmo me quede con
    ganas de saber que decia la nota...
    corre
    Pero fuera de eso estuvo sensacional!!!!
    Se nota que Sango es la gran amiga del alma de Kagome, y se apoyan en todo!
    Gracias por averme avisado de el capitulo mi querida Pan-chan,espero la conti pronto
    ay nos leemos.
     
  7.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Tu capítulo me gustó mucho aunque debes cuidar una q otra tilde ya q noté q hacían faltas en algunas palabras :P! Tu fic me gusta cada vez más y siempre le agregas un giro inesperado y aquél toque de intriga tan propio d ti (el q dan ganas d hacer q te mate :D) En fin, el título d tu capítulo me dejó impactada pues es algo fuerte así q speraré con ansias tu continuación...
    Tambn dejast sto al final:

    Espero que les haya gustado, este capítulo esta dividido en dos partes y ahora es que viene lo bueno

    No podías simplemente alargar el capítulo y narrarlo todo cierto? ¬¬
     
  8.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    En verdad me encantó la forma en la que narraste todo, casi me dieron ganas de llorar, no por la lectora en cierta forma sino que en verdad, estaba buscando desde cierto punto una narración e historia que... que pudiese entender completamente y hable sobre muchas cosas siendo que aparentemente sólo se guía a un tema... claro xD estoy viendo más las ideas secundarias *W*
    En cuanto a todo espero la continuación, me parece muy interesante, no podría comentar mucho al respecto para algunas personas sería tonto aparte es evidente que lo que deseo es leer *---* quisiera saber cómo le hará Kagome para pagar la deuda y aparte... qué planes tienen con ella, sabía o me pasó por la mente que Inuyasha la ignoraría... pero aún así me entristece, nunca se da cuenta...y aparte ella es su amiga.

    Nos vemos!! no tardes mucho, pero tampoco lo hagas al a brava *W* inspírate tal como ahora, n______________________n!!
    Chauu --*-*--
     
  9.  
    suzuno

    suzuno Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Febrero 2008
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritor
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Buena conti ;) como siempre Pan-chan

    No sé porqué pero siempre me dejas con ganas de leer más…
    Ya que narras muy bien sin dudarlo y me arrastras xD a querer seguir leyendo

    Que bien que hayan aparecido todos aunque sea poco
    Que pondrá en aquella nota que no le intereso a Sesshomaru (¿?)
    Me intriga bastante, al igual que la actitud d Inuyasha hacia Kagome, que le estará viniendo por la cabeza (¿?)

    Hasta la próxima conti, que espero que sea pronto[y algo más larga] porque me da algo de mala espina el título(que le has puesto) aunque espero que no suceda nada desagradable :)

    Matta ne!!
     
  10.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Hola Pan chan n_n Bueno recien dandome tiempo de poder postear. A decir verdad habia leido este capitulo hace unos días atrás pero no había tenido tiempo de postear n_n. Este capitulo estuvo muy bueno.

    Definitivamente el personaje de Sesshomaru es tu fuerte, aunque no se es que noto algo que bueno para mi, ¿¿no lo haces muy serio y frio?? Digo al menos la relacion que tiene con Rin la noto muy distante como si no le interesara cosa que usualmente no es asi. Bueno quiza estoy exagerando, de repente tienes otros planes en mente con esa pareja en especial asi que jeje :P Tomalo como una humilde opinion nada mas jeje ñ.ñU lo siento. Bueno por otro lado, en lo absoluto Kagome ... Inuyasha está mas raro que de costumbre hasta a mi me sorprende, será que ya no la puede ver a la cara poque le recuerda mucho a Kikio ¬¬ uusshh ke será pobre Kagome como se debe de sentir. Al menos creo que la unica que la pasara bien en la fiesta será Sango ... AAhh bueno n_n Esperare tu proximo capitulo con ansias Pan Chan nos estamos leyendo aioooosss ....
     
  11.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    La carcel de cristal [Inu&Kago] [Sessho&Rin]
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    1445
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Gracias por sus comentarios, quería aclarar una inquietud de mi amiga Aletheia angel respecto a la personalidad de Sesshomaru, su frialdad hacia Rin tiene una razón que explicaré entre el capítulo de hoy y el siguiente ;) bueno, hoy verás que las cosas cambian un poco. Respecto a la fiesta, tal y como dije, será infernal para Kagome. Sin más que decir aquí les dejo la segunda parte del capítulo VI.

    A veces es mejor ocultar tus más profundos sentimientos, revelándolos solamente lograrás que tu mente le ceda espacio al corazón, y éste, en medio de su inocencia, le cederá todo su espacio a la locura.

    Fiesta infernal
    II parte.

    Ocho en punto. Justo en este momento la reunión debe estar empezando, la sola idea de recordarlo hacía que su humor empeorara, incluso le enviaron una invitación pero para él no tenía sentido sentarse y fingir que la pasaba bien. Realmente detestaba regirse por protocolos.

    Le faltaba poco para terminar, pero su cuerpo estaba tan agotado que por un momento consideró la posibilidad de descansar un rato. Se levantó con dificultad de su sillón y se dirigió hacia la cocina para beber un poco de agua, se sorprendió al ver a Rin allí.

    —¿Qué estás haciendo?—preguntó seriamente.

    —Solo estaba preparándole un poco de tea, supongo que debe estar cansado—respondió sonriendo amablemente.

    Rin estaba sirviendo la bebida en una taza pero Sesshomaru se la quitó de las manos y la sirvió el mismo. La inocente joven no entendía por qué su amabilidad solo lograba molestarlo cada vez más y más.

    —No es necesario que hagas esto. No te pago para que me cuides—dijo con frialdad.

    —No lo hago por el dinero, desde temprano ha estado trabajando sin descansar, además luce muy pálido y no ha comido nada.

    —Estoy bien, será mejor que vayas a dormir—insistió nuevamente sin voltear a verla, terminó de beber su tea y enjuagó la taza— No quiero que me interrumpas.

    —¡Espere!—exclamó mientras lo tomaba rápidamente del brazo, se sorprendió al notar la temperatura tan alta que tenía, él solo la miraba molesto.

    —Suéltame—le advirtió seriamente.

    —Tiene mucha fiebre, es muy peligroso que continúe trabajando en ese estado—dijo ella en tono de súplica— No es necesario que se esfuerce tanto.

    Sesshomaru se enfureció por su osadía, ¿Quién se creía para darle ordenes? Ella solamente debía cumplir su trabajo sin entrometerse en sus asuntos personales. Hizo un movimiento con su mano y se soltó del agarre de Rin sin llegar a lastimarla. Se arrepentía de haberla ayudado, después de todo le recordaba a todas las personas que conocía, solo era amable por conveniencia, era obvio que lo veía como su salvador, como alguien que pudo sacarla de la miseria en que vivía. ¿Por eso soportaba su forma de ser y siempre mostraba esa sonrisa hipócrita?

    —¿Por qué?—Rin no comprendió lo que estaba diciendo así que se acercó un poco más— ¿Por qué insistes en hacer cosas que no te corresponden?

    Perdió el equilibrio por algunos segundos, la fiebre estaba nublándole la vista pero Rin lo sujetó de los hombros mientras le decía varias cosas que no logró entender. Cuando pudo reaccionar de nuevo se encontraba sentado en un mueble de la sala.

    <<Luce realmente asustada>> pensó mientras la veía acercarse con un recipiente lleno de agua y hielo. Le colocó un pañuelo frío en la frente para bajar la fiebre.

    —Relájese por esta vez, yo lo cuidaré con gusto—solo pudo observar su cálida sonrisa antes de dormirse, por primera vez se estaba sintiendo culpable.

    Después de todo, fue buena idea no haber asistido a la fiesta. Pero Sesshomaru no era el único que tenía problemas. Las cosas no iban muy bien para Kagome.

    No podía creerlo, intentó convencerse de que solo se trataba de su imaginación, trató de buscarle conversación en varias ocasiones pero Inuyasha continuaba distante. Era como si no deseara hablarle.

    Sonrió ampliamente y felicitó a Izayoi, no valía la pena arruinarle la noche por algo como eso, le dio su respectivo regalo y se presentó formalmente con el resto de los invitados, los cuales eran en su mayoría amigos íntimos de ella y su difunto esposo.

    La cena se dio sin muchos detalles, de vez en cuando conversaba con Sango y le daba algunos consejos a Miroku para que no arruinara el momento, dadas las circunstancias en que se encontraban, le correspondía a ella hacer de Cupido para que todo saliera bien. Si tan solo fuese así de sencillo con sus propios problemas. Finalmente todos comenzaron a levantarse para bailar un rato, allí vio su oportunidad de hablar con Inuyasha, Miroku por su parte no esperó ni un segundo para pedirle a Sango que fuese su compañera de baile por el resto de la noche.

    —Al menos ella lo está disfrutando— Susurró mientras sonreía levemente.

    —¿Ocurre algo Kagome?—preguntó Izayoi, quien se había acercado al verla tan distraída.

    —No es nada—dijo con una sonrisa fingida— creo que comí demasiado.

    —No eres buena mintiendo—insistió mientras le dedicaba una mirada a Inuyasha, quien estaba sentado lejos de la pista de baile— Él tampoco es bueno en eso, deberías animarlo un poco.

    —Supongo…—se encogió de hombros, no deseaba pelear con él. Eso era lo que siempre lograba al intentar consolarlo.

    —Kagome, siempre has sido una joven muy valiente. Necesitarás mucha paciencia y dedicación, Inuyasha no es de los que olvidan fácilmente así que debes estar preparada.

    Las palabras de Izayoi la sorprendieron un poco, a ella no podía ocultarle sus verdaderos sentimientos pero tampoco le preocupaba que lo supiera, su secreto estaba a salvo…por ahora. Se armó de valor y fue junto a Inuyasha, éste apenas volteó a verla cuando notó su presencia, se produjo un silencio incomodo, obviamente ella tendría que dar el primer paso.

    —¿Estas aburrido?—preguntó lo más casual que pudo, él negó levemente con la cabeza— ¿Qué te ocurre?

    —No es nada—le aseguró en voz baja, pero su rostro demostraba todo lo contrario.

    —Se trata de Kikyo… ¿Verdad?—la expresión de Inuyasha fue suficiente respuesta, de inmediato sintió una fuerte punzada en el pecho, él seguía pensando en su hermana.

    —Tuve ese sueño de nuevo…aún puedo recordar el día de su muerte, a pesar de que ya han pasado dos años yo…—no pudo terminar de hablar, apretó ambos puños con rabia e impotencia.

    —También la extraño…—admitió con el rostro compungido— Así que entiendo cómo te sientes…

    —Aún la amo…—dijo con profundo dolor mientras volteaba a ver a su amiga— No puedo evitarlo, lamento si actué algo distante esta noche. Creo que no fui justo contigo.

    El tiempo se detuvo, Kagome intentó mantener su rostro lo más sereno posible, pero lo cierto es que las palabras de Inuyasha la hacían sentir muy mal. Ella sabía de sus sentimientos, y sabía que no iba a ser fácil que se fijara en alguien más pero tal vez estaba siendo muy optimista, por un momento creyó que comenzaba a convertirse en alguien importante para él. Pero se había equivocado por completo, Inuyasha solo la veía como la hermana menor de Kikyo.

    Quiso llorar y salir corriendo de inmediato, le dolía el pecho como su hubiesen atravesado un cuchillo en su corazón. Quería olvidarse de ese sentimiento pero al mismo tiempo eso la lastimaba aún más, ya que por encima de su propio sufrimiento odiaba ver a su amado triste. Las lágrimas amenazaban con salir, después de todo ella también extrañaba a su hermana, sabía perfectamente que si ella estuviese viva Inuyasha no estaría triste, pues hasta ahora todos sus intentos por animarlo terminaban siendo un fracaso.

    Volteó a ver a su amiga Sango, quien había estado bailando sin parar con Miroku. Ambos lucían tan alegres que solo por eso valía la pena fingir una última sonrisa y aceptar las cosas tal cual eran. La noche no podía ser peor, finalmente descubrió el lugar que ocupaba en el corazón de Inuyasha, o mejor dicho, el lugar que nunca ocuparía. Pero a pesar de todo…no podía dejar de amarlo.

    Entiende de una vez, tonto corazón. No naciste para amar. ¿Por qué insistes en hacer el papel de masoquista?

    Pobre Kagome  ya dentro de poco me matan las fans por hacerla sufrir a cada rato xD pero descuiden, que la cosa empeora ejemm digo mejora a cada segundo. Tendremos que hacer que Inuyasha se interese en Kagome de alguna manera ¿Verdad? *risa maliciosa* bueno, ya les insinué algo que viene próximamente, también queda pendiente saber lo que ocurrirá con Sesshomaru y Rin, todo eso en el próximo capitulo.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  12.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Rin es muy atenta con Sesshoumaru a pesar de que este le dice que solo haga su trabajo y no se esfuerce de más, pero al enfermarse y Rin estarlo cuidando le está demostrando verdadero aprecio hacia su persona, me parece muy tierno, lo mejor... es que él se dio cuenta.

    Entiendo a Kagome, y sé que no es un sentimiento de lo más lindo, mucho menos cuando también extrañas a la persona que él ama y por la que no te puede amar... pero ella es fuerte, desea su felicidad, porque le importa! ._.

    Esperaré la continuación, quiero ver como van transcurriendo los hechos...porque dijiste que Inuyasha se debe interesar en ella :D estoy impaciente, mi imaginación comenzó a volar xD!!
     
  13.  
    Yukany

    Yukany Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    21 Febrero 2010
    Mensajes:
    22
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Lo ultimo sono a comercial de la tele.....xD
    Pero por que semejante arrebato de Rin hacia Sesshomaru?!,y aun mejor...,por que torturas
    a Kagome a cada rato!!
     
  14.  
    Cazadora de Dragones

    Cazadora de Dragones Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    29 Septiembre 2009
    Mensajes:
    227
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    ¿Sabes que ? Tú fic simpre me pilla cuando aquí es por la mañana y siempre lo tengo que imprimir para leermelo cuando voy de camino al colegio, en el metro.

    Pero tengo que decirte que todo eso vale la pena, me encantó la conti, Inuyasha me está volviendo loca, ¡loca!, que chico más wiiiiiiiiii

    Pobrecilla Rin, pero más pobrecillo Sesshomaru (suspiro)

    La suerte que que Rin siempre estará ahí, a pesar de que el crea que sólo es interés.

    nos leemos
    besos XOXO
     
  15.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Me gusta mucho como scribes y sta vez sólo noté un mínimo error d dedo pero nada imxtante. Tu historia se pone cada vez más interesante (y confusa o.O) a medida que publicas un nuevo capítulo, y tienes razón.... si no te cuidas comenzarás a recibir amenazas de las fans d Kagome xD! (además d las mías x hacerlo tan corto y dejarlo hasta ahí ¬¬).... En fin, speraré ansiosa tu continuación para ver como harán q Inuyasha se olvide d Kikyo y se interese en Kagome :o
     
  16.  
    Yrim

    Yrim Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2009
    Mensajes:
    101
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    No puedo creer que lo hayas cortado ahí, pobre Kagomeeeee :llorar:
    Ese estúpido de Inuyasha no se da cuenta de lo que tiene al lado, ya verá... ¬¬
    Y Sessho... Sessho es otra historia... ya verá como el amor de Rin es puro y sincero (o eso espero)

    Una cosa que me ha gustado mucho es una de tus frases:

    El capítulo en sí me ha emocionado mucho, pero esta frase... es mortal...
    En definitiva, ha sido cortito, pero me ha encantado, como siempre. Espero la conti con ansias.
    Un saludo, cuidate :D
     
  17.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Bonito desenlace que le diste al baile xD jejeje ... Bueno que se puede esperar si Inuyasha sigue amando a Kikio él mismo lo dijo asi que aah (suspiro de resignacion) u.u ...

    Gracias por responder mi duda Pan Chan, n.n ahora veo que si tenias planes especiales para Rin y Sesshomaru y es que ellos son tu pareja favorita si mal no recuerdo n_n De todas maneras espero que a Sessho se le baje la temperatura u.u Pobre nunca lo habia imaginado enfermo al menos Rin está con él asi que no hay de ke preocuparse. Por otro lado en la fiesta Vaya!! al menos Sango y Miroku si la están pasando bien u_u no como Kagome u.u aahm bueno la señora Izayoi ya sabe de sus sentimientos asi que supongo ke no hay problema con eso aunke si Inuyasha te pasaste ¬¬ mataste completamente el corazon de Kagome con esas palabras. Rayos!!! u.u ... Bueno amiga espero conti pronto n.n y gracias por avisarme ... como siempre estare al pendiente n.n nos leemos amiga aioooosss
     
  18.  
    suzuno

    suzuno Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Febrero 2008
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritor
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Que pena por Sesshomaru…

    Esta enfermo ToT haber si se recupera pronto, eso le pasa por no descansar, las personas lo necesitan y él no es una excepción.
    Rin como siempre con su sonrisa y su amabilidad hacia alguien respetable aunque se comporte desagradablemente con ella.

    ToT Pobre Kagome, no puede remplazar a su hermana Kikyo ante su ser querido ya que este echa mucho de menos a esta (Kikyo) y no puede olvidarla ToT

    ¿Cuando Inuyasha podrá verla con otros ojos, que no sea como amiga?
    ¿y ella cuando podrá ser feliz por ello?
    ¿Qué será lo que Naraku y Byakuya estarán planeando, para que sufra más Kagome?

    Sin mucho más que decir...
    que estuvo bastante bien,
    y por tanto nos vemos en el siguiente capi ;)

    Matta ne!!
     
  19.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    La carcel de cristal [Inu&Kago] [Sessho&Rin]
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    31
     
    Palabras:
    2735
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Hola a todas, gracias por sus comentarios. Aquí les dejo el siguiente capítulo.


    No mires hacia atrás…olvídalo todo y vive sin temores


    Capítulo VII
    Muñeca de porcelana.
    Finalmente, luego de dar varias vueltas en la cama para tratar de dormir, comprendió que no tenía caso insistir en lo imposible. Se levantó con pesadez y se cubrió con una larga bata de noche.

    —Tres de la madrugada—dijo con fastidio— De todas formas no tengo sueño.

    Salió cuidadosamente de su habitación para no despertar a Sango, pero su sorpresa fue grande al dirigirse a la cocina y notar que ella estaba sentada tomando café. No necesitaban explicarse las cosas con palabras, con una simple mirada eran capaces de transmitirse lo que sentían, Kagome se sentó a su lado y Sango le ofreció una taza de café.

    —No podía dormir—dijo Kagome luego de un breve silencio, Sango solo asintió sonriente— Creo que es obvio, ¿Por qué estás aquí?

    —Porque supuse que tu también despertarías—su respuesta fue sincera y logró sorprender a Kagome, a veces la azabache subestimaba a su amiga— Cuando llegamos a la casa estabas actuando de una forma extraña, pero yo estaba tan concentrada en mi propia felicidad que te hice a un lado. Lo siento.

    —No te culpes, tienes derecho a hacer otras cosas, siempre me consuelas y escuchas mis aburridos problemas—dijo sonriendo levemente, Sango aún se sentía culpable; su mirada la delataba— ¿Te fue bien con Miroku?

    —¡Solo bailamos y ya!—se apresuró a decir entre tartamudeos. Kagome sonrió en voz baja, provocando que el rubor en las mejillas de Sango se hiciera más notorio.

    —Relájate Sango, deberías escuchar un poco más a tu corazón. Tienes suerte porque él siente lo mismo por ti.

    —Kagome…—No sabía qué decir para consolarla, era duro ver a su amiga sufriendo por amor. Pero era mucho más duro tener que guardar silencio si poder evitarlo— Quisiera que las cosas fuesen diferentes, si pudieras olvidar todo y comenzar de nuevo…

    —Tal vez no sea necesario olvidar todo—dijo sonriendo de medio lado— Sango…he decidido darme por vencida.

    Se produjo otro silencio que duró más tiempo que el anterior. Ambas jóvenes se habían terminado todo el café pero aún contemplaban sus tazas vacías, pensamientos similares se esparcían en lo más profundo de sus seres ¿Por qué la vida es tan complicada? Las personas suelen decir que el amor llena de felicidad el alma pero en el caso de ellas parecía estar relacionado con muerte y tristeza.

    Por un lado está Kagome, quien perdió a las personas que más amaba a temprana edad, aún hay espacio en su corazón para amar a alguien más y esa persona no le corresponde. Por el otro lado está Sango, la chica que decidió sellar sus sentimientos para siempre, por miedo de volver a amar y perderlo todo como cuando era una niña.

    Sus historias son iguales y diferentes, el desenlace es incierto y aparentemente ninguna de las dos es capaz de aventurarse a descubrir el final que el destino les prepara.

    —Tal vez hay alguien más para ti Kagome…Solo debes encontrarlo.

    —Tal vez…—respondió suavemente, dando un leve suspiro— Somos como muñecos de porcelana.

    —¿A qué te refieres?—le preguntó con curiosidad.

    —Kikyo solía decir eso, que las personas solo se preocupaban por mostrar una falsa imagen ante la sociedad. Sin importar cuan tristes o enojados estuviesen por dentro; solo importaba exhibirse sin derecho a cometer errores.

    —Ya entiendo, supongo que es verdad—admitió con cierta nostalgia— Pero Kagome…No te conviertas en una muñeca de porcelana, quiero que seas feliz.

    —No me convertiré en una si tu no lo haces—contestó tranquilamente, Sango sonrió sorprendida al ver que el sol comenzaba a salir— Creo que tendremos que beber un poco más de café o nos quedaremos dormidas en la calle.

    —¿No tenías que reunirte hoy con un empresario importante—preguntó Sango algo sobresaltada mientras veía la hora, Kagome refunfuñaba con fastidio ya que lo había olvidado por completo— Ve a arreglarte, te prepararé algo para que comas.

    —Gracias Sango…—dijo estirándose y caminando resignada— Hoy será un largo día.


    El sol aparecía lentamente, iluminando poco a poco cada rincón a su paso, él ya se encontraba despierto y recordaba claramente lo que había sucedido. Fue muy duro con ella, no debió hablarle de esa forma pero aún así ella no parecía estar molesta.

    ¿Dónde estará? Seguramente se quedó dormida. Ya se sentía mucho mejor, había sudado la fiebre así que decidió darse un baño y seguir trabajando.

    —Buenos días, señor Sesshomaru—su voz cantarina lo tomó por sorpresa, volteó a su derecha y la vio acercarse con una bebida caliente— Tome esto, supongo que aún se siente débil, tuvo fiebre hasta altas horas de la madrugada.

    —Ya veo…—al acercarse para tomar la taza pudo notar que el rostro de Rin estaba más pálido de lo normal, y unas pequeñas ojeras podían notarse debajo de sus ojos— No dormiste en toda la noche.

    —Lo siento, es que me preocupé—dijo encogiéndose de hombros.

    —No necesitas disculparte—dijo con su típico semblante serio— Ve a descansar un poco.

    —No es necesario, no tengo sueño—insistió sonriente— Tomaré una ducha y comenzaré a organizar los documentos que me asignó ayer.

    Sesshomaru no discutió, Rin se dirigió a su habitación mientras él terminaba de tomarse su medicina. En el fondo se sentía agradecido por sus cuidados, algo poco común en él.

    Se dirigía a su respectiva habitación, pero al ver la puerta del cuarto de Rin se detuvo ¿Por qué dejaría la puerta abierta? La llamó dos veces y al ver que no contestaba decidió entrar.

    —Que tonta…—dijo en voz baja al ver a Rin durmiendo sentada en el borde de la cama, cabeceaba levemente así que la recostó con cuidado de no despertarla.

    La chica era tan liviana y frágil que temía lastimarla, pero al mismo tiempo era fuerte y dedicada en su trabajo. Él solo la había contratado como su ayudante pero aún así la joven se tomaba la molestia de limpiar y cocinar a cada momento, sus energías parecían inagotables…hasta ahora. Salió en silencio, cerrando la puerta; por ahora se había ganado un descanso.

    <<Incluso cuando duerme está sonriendo>> pensaba para si mismo mientras caminaba hacia su habitación.


    Siete de la mañana. Kagome tenía una importante reunión con uno de los antiguos socios de su difunto padre; para su sorpresa el señor también había fallecido hace poco, dejando toda su fortuna a su único hijo, con el cual ella debía lidiar.

    <<Solo espero que sea alguien amable>> pensaba para sí misma mientras subía las escaleras de aquella imponente mansión.

    El mayordomo la acompañó hasta la sala de espera donde le ofrecieron bebida y algunos bocadillos, algo bastante típico para disimular el hecho de que el patrocinador estaba retrasado. Suspiró resignada y recorrió lentamente la habitación, contemplando algunos cuadros que estaban en exhibición.

    De pronto se detuvo en un rincón de la habitación, sus labios mostraron una pequeña sonrisa al ver un pequeño cuadro con un dibujo tosco de un atardecer junto al lago, ella lo había dibujado hace mucho tiempo y el amigo de su padre quedó tan encantado que decidió colgarlo junto con todas sus colecciones de arte.

    Sus torpes garabatos hacían tan fuerte contraste en aquella galería que no pudo evitar reírse a carcajadas, sin darse cuenta de que alguien más le hacía compañía.

    —Lamento la tardanza—dijo alguien detrás de ella, de inmediato se volteó para encararlo; se trataba de un joven apuesto y moreno, ojos verdes y cabello negro amarrado en una coleta alta— Mi nombre es Koga, hace poco tomé el lugar de mi padre para representar nuestro apellido en la sociedad.

    —Un placer, joven Koga—respondió la azabache con seriedad, el joven hizo un gesto que ella no pudo comprender— Tengo entendido que usted ha vivido en el extranjero todos estos años.

    —Así es—contestó sin mucho interés, incomodando un poco a Kagome— Tengo entendido que tu eres la única heredera de la familia Higurashi que sigue con vida.

    —Está en lo cierto, mis padres murieron cuando era más joven y mi hermana también falleció hace dos años.

    —Es una lastima, si ellos estuviesen vivos el apellido Higurashi no estaría tan desprestigiado—dijo confiadamente, Kagome arqueó una ceja y apretó ambos puños, necesitaba controlarse— Ahora una mocosa es la que toma las decisiones importantes, pero has tenido que correr con muchas deudas, toda la responsabilidad cayó sobre tus hombros…Eres como un pez fuera del agua, luchando para sobrevivir.

    Kagome sentía el cuerpo envuelto en llamas, estuvo a punto de golpearlo y largarse de allí de inmediato pero si lo hacía estaría perdiendo otro potencial socio y eso no era conveniente. Por ahora lo mejor era tragarse su orgullo y dejar que todo marchara tranquilamente.

    —No puedo creer que el hijo del señor Ishihara sea este cretino—musitó entre dientes. Ambos se dirigieron hacia una oficina privada para hablar sobre los negocios pendientes.

    —Buenas tardes, lamento la tardanza—se excusó el moreno con otros invitados que ya se encontraban adentro en sus respectivos asientos— Es que nuestra invitada se quedó contemplando las pinturas del salón y perdió la noción del tiempo.

    —Buenas tardes—dijo ella entre dientes, mientras fulminaba con la mirada a Koga quien estaba de espaldas a ella— Bueno, entre más rápido comencemos más rápido nos iremos.

    —Falta alguien más—dijo uno de los invitados, un señor de edad avanzada y aspecto amable— ¿Estaría bien si comenzamos sin él?

    —Eso no será necesario—interrumpió el mencionado en cuestión, Kagome abrió los ojos más de la cuenta al ver quién era el invitado especial— Espero que puedan perdonarme por llegar tarde pero tenía que solucionar un pequeño problema antes de venir.

    Naraku también estaba involucrado en este negocio, así que nada bueno podía salir de todo eso. Kagome lo miraba desconfiada y furiosa ¿Qué sentido tenía venir hasta acá si lo más probable es que Naraku se lleve todos los beneficios?

    —Ahora que están todos presentes me gustaría empezar—dijo Koga seriamente—Como saben, pienso seguir los pasos de mi difunto padre en la industria maderera y me gustaría evaluar la posibilidad de asociarme con gente que me sea de ayuda. Escucho sugerencias novedosas.

    —¿Ha pensado en algo?—preguntó Kagome tranquilamente.

    —Se supone que ustedes dan sus aportes y yo escojo los que más me convengan—contestó el moreno con sarcasmo, Kagome estaba a punto de estallar.

    —Mil disculpas, joven Koga. Creí que cinco cerebros pensaban mejor que uno, pero veo que seremos cuatro en esta ocasión.

    Los presentes no pudieron evitar reírse levemente por el comentario de Kagome, solo entonces el joven Koga se dio cuenta de que la había subestimado un poco. Sin embargo no le agradaba su actitud confiada y altanera, ella debía cerrar la boca y guardar silencio, ya demasiado privilegio era que una mujer formara parte del grupo de empresarios.

    —Con todo respeto señorita Higurashi. No creo que precisamente usted esté en posición de jactarse de dotes para los negocios, tengo entendido que aún debe pagar una enorme deuda con la que ha cargado durante varios años.

    —Lo que dice es correcto, Joven Koga—respondió mirándolo fijamente, aceptando el pequeño debate que se había iniciado— Pero estoy segura de que usted sabe que toda empresa corre grandes riesgos al momento de expandirse, es prácticamente imposible obtener algo sin antes sacrificarse un poco, pero como su padre solía decir: “El miedo nos impide progresar”, por lo tanto la decisión de progresar o quedarse como está es únicamente suya.

    El silencio se apoderó de aquel momento, ella prácticamente le había dicho cobarde en su propia cara, solo que con palabras disfrazadas de cordialidad. Se oyeron tres aplausos que fueron dados por Naraku, quien observaba aquella escena totalmente satisfecho.

    —Sin duda alguna tenemos mucha energía, pero lo mejor será aplicarla más en el negocio y menos en la plática.

    Luego de eso la reunión transcurrió sin mayores problemas, Koga y Kagome aún tenían roces debido a sus opiniones diferentes pero decidieron dejar a un lado sus diferencias ya que, aunque no quisieran admitirlo, la sociedad resultaba beneficiosa para ambos. Luego de tres horas de papeleos y protocolo se dio por terminada la discusión.

    —Kagome, deberías estar un poco más feliz—dijo Naraku sonriendo como de costumbre, ella lo ignoró y siguió caminando— ¿Acaso no te alegra haber podido asociarte con el último heredero de la familia Ishihara?

    —No creo que tus intenciones sean trabajar armoniosamente con el joven Koga, estaré vigilándote—le advirtió seria, él sonreía con cinismo.

    —No creo que estés en posición de amenazarme—le dijo confiado, ella se detuvo y lo miró fijamente— En estos momentos tú tienes las de perder así que no me subestimes.

    —Eso puede ser verdad, pero te sugiero que tú tampoco me subestimes—dijo cortante, dando por finalizada la discusión. Se dio la vuelta y caminó hasta la puerta principal.

    —Casi lo olvidaba…mañana es un día muy especial—musitó con fingida inocencia, Kagome quedó petrificada ya que hasta ahora lo había olvidado— Espero que te diviertas en la floristería.

    Naraku sabía dar en los puntos débiles de Kagome, justo cuando ella parecía llenarse de valor para dejarlo sin palabras él contraatacaba y la dejaba más herida que en un principio.

    —Dieciocho de Abril…el día en que murieron mis padres…


    Sonríe y actúa con elegancia. Siempre debes lucir como una muñeca sin sentimientos…como una muñeca de porcelana.
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  20.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: La carcel de cristal [InuXKag] [SesshXRin]

    Me gustó mucho tu continuación pues me llenas d intriga y mantienes ese suspenso característico tuyo (si, ese que hace querer asesinart ¬¬). Me alegra d cierto modo q Kagome y Kouga c lleven mal pues lo detesto (wiiiii! Kagome lo ofendió xD!) pero solamente spero q no conviertas sto en un triangulo amoroso D:!! Bueno, como iba diciendo, siempre me dejas picada pero vale la pena sperar tu siguiente continuación para quitarme la duda pues siempre son muy buenas :). También me pregunto si en algún momento se comenzará a dar más contacto x parte d Inuyasha (o si le dará su merecido a Kouga >=D) pero para eso tendré q sperar -.-! Bueno, staré pendient d tu continuación ;)
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso