Two-Shot de Pokémon - La única esperanza

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por Danny Ketchum, 2 Mayo 2020.

  1.  
    Danny Ketchum

    Danny Ketchum Iniciado

    Acuario
    Miembro desde:
    2 Mayo 2020
    Mensajes:
    1
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La única esperanza
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2229
    Me presento en este foro con una pequeña historia que se me ocurrió después de ver el anime 7Seeds (recomendado) y espero que les agrade.

    —¿Donde estoy?
    Se preguntaba un joven de 19 años, tez morena y un cabello puntiagudo, confundido por la situación aparentemente extraña en la que se encontraba.
    —Maldición ¿qué hago en esta sala? juraría que me quede dormido en la casa que rentamos, pero...

    El eco era tenue, la sala en la que despertó el joven tenía un área aproximada de siete metros cuadrados, con la peculiaridad de que estaba vacía, no había cama ni ventanas, una simple sala con una escotilla en la parte de arriba y una escalera.
    —Supongo que tendré que salir de aquí, agradezco la escalera aunque esto no este muy alto.
    El chico logro abrir fácilmente la escotilla y se dispuso a salir, con la sorpresa del paisaje que tenía ante sus ojos.
    Un extenso lago adornado con frondosos arboles a su alrededor, rodeado de una flora totalmente nueva para el entrenador pokémon, los cuales curiosamente no se encontraban en las cercanías.
    —Increíble, me pregunto que parte de Alola será esta, o si esto es una broma de mi madre —sus ojos se abrieron por la sorpresa de ver a un hombre alto y musculoso el cual estaba, aparentemente almacenando agua del río en unos cubos- me pregunto quién será, tal vez deba acercarme.

    Pasando con el hombre del río, parecía muy tranquilo, con la única preocupación de cuanta agua llevará recolectada hasta que...
    —Oiga señor, me podría decir que lugar es este —gritó mientras se rascaba la cabeza en señal de duda.
    Estas palabras acabaron con la tranquilidad del hombre y dejó caer el cubo que tenía entre manos para darse la vuelta al mismo tiempo que sus ojos miraban un rostro conocido.
    —Oh, hola chico —el tono de su voz denotaba cansancio— este lugar es el río 4 de Alola ¿acabas de despertar?
    —¿Cómo lo sabe? —se preguntaba en su mente— Sí, estaba en una sala un poco rara, por cierto ¿no suele venir mucha gente aquí? se ve muy solo, incluso sin pokemones.
    —Supongo que tienes muchas dudas pero hay mucho tiempo para resolverlas, sígueme por favor.
    —¿Seguirlo? eso es un poco raro, no lo conozco de nada y algo no me gusta de esta situación -miraba a su alrededor examinando todo, sin perder de vista a la persona que se situaba frente a el.
    —Escúchame Ash Ketchum, puedes confiar en mi o irte a tu suerte buscando respuestas, tu decides
    —¿Me conoces? ¿quién eres?
    —Ya te dije que hay tiempo para hablar pero no entenderías solo con palabras.
    —De acuerdo, te seguiré pero yo voy por detrás —no tenía una confianza en ese hombre pero era la única información de su situación.
    —Gracias por entender, me puedes decir Sr. Kukui.
    El asombro se hizo presente en el joven al escuchar ese nombre, había recordado a una persona pero algo no le quedaba claro
    —¿Kukui? no será usted el profesor encargado de investigar la región de Alola.
    —Lo soy —El semblante del hombre cambió radicalmente, cosa que Ash pudo notar.

    Siguiendo los pasos del supuesto profesor llegaron a una pequeña construcción de madera a medio terminar, parecía un refugio hecho por un profesional, contaba con hogueras y cajas para guardar lo que sea, por deducción rápida parecería que alguien vive ahí.
    —Te presento mi casa Ash, no esperaba que despertaras tan pronto así que disculpa que no esté acabada.
    —¿Me estabas esperando? —la duda consumía cada vez más al entrenador el cual, decidido a saber todo miró al hombre que observaba con alegría su trabajo
    —Llego la hora de que entiendas todo pero prométeme algo —la alegría antes mostrada se fue en un abrir y cerrar de ojos, pasando a una mirada sin rumbo— abre tu mente y confía en mi, no es momento de dudar.
    —Me está asustando pero supongo que no tengo de otra —un suspiro se hizo presente esperando información— cuéntemelo todo.
    —(Si pudiera lo haría) —dijo en su mente el musculoso hombre— Empecemos por dejar claro donde estamos, antes te mencioné el nombre del río, básicamente nos encontramos en la región de Alola, al sur de la isla Akala.
    —Sabía que no estaba loco, pero donde están los demás —pocas cosas estaban claras aún— lo último que recuerdo es que me dormí en una pequeña casa que rentó mi mamá para disfrutar nuestras vacaciones.
    —Las preguntas al final Ash, déjame contarte y después respondo tus dudas.
    —De acuerdo, me mantendré callado.
    —Hubo un día trágico para la humanidad, el día en que casi perdimos todo -la mirada sin rumbo volvió a aparecer en el rostro del hombre pero ahora con una cara larga y sin sentimientos visibles- Se cree que unos pokemones legendarios fueron despertados y arremetieron contra el mundo, creando una brecha que causo un retroceso también conocido como viaje en el tiempo; Ash, ya no estamos en la época que crees.
    —Dime que me estas jodiendo por favor —Contagiado por la misma mirada del hombre, se ve una persona perdida.
    —Ash, quisiera decirte que si pero...
    —¿Haz visto a alguien más aquí?
    —Despiertos solo a ti -como si de un martillo se tratase, las palabras golpearon en la cabeza del muchacho con fuerza y desespero.
    —Dímelo, di que es una broma —las lagrimas ya no se hicieron esperar, aquellos ojos oscuros habían perdido su brillo y su alma se desprendió por un instante— dímelo maldita sea ¡¡¡DÍMELO!!!.
    —No eres el Ash que conozco, se que podemos superarlo.
    —Superar que cosa, ni siquiera se en que año estoy.
    —2 días después de que yo despertara ¿te sirve eso?.
    —En lo absoluto, realmente me da igual —sin ánimos en el cuerpo se puso de pie y caminó hasta la sombra de un árbol.
    —Todavía no acabo, no pierdas las esperanzas antes de tiempo.
    —¿Cuantos más están dormidos? ¿100? ¿200?.
    —3...
    —Maldita sea, que esperanza queda -nadie reconocería la voz del chico con la de hace unos momentos, de estar casi hiperactivo a un tono apagado.
    —Esperar a que todos despierten y encontrar al pokémon legendario que controla el tiempo, Dialga -un semblante serio se adueño del hombre moreno el cual poso su mano sobre el hombro del joven entrenador desolado.
    —Entonces ¿esa es nuestra única esperanza? una búsqueda de un pokémon legendario —volteo los ojos manifestando un sarcasmo apuñalante.
    —Si no se te ocurre algo más por lo menos podrías ayudarme ¿o no quieres volver con tus seres queridos?
    —Supongo que no hay de otra, por lo menos hay que terminar este refugio —El brillo aún no volvía pero se podía observar unas ganas de confiar en las palabras del profesor que lo mantenían de pie.

    Los días pasaron y el trabajo nunca se detuvo hasta terminarlo, lo que empezó como un pequeño refugio a medio terminar ahora era una cabaña de 10 metros cuadrados, camas hechas con hojas de palmas, un puesto para calentar agua del río, cajas para almacenar fruta y plantas, en pocas palabras era una joven aldea que se miraba con futuro, un respiro entre un mal trago.

    —Sr. Kukui creo que no terminó de contarme todo hace unos días.
    —Tu crees Ash, que me pudo faltar que ya no recuerdo -indagando entre sus palabras trato de recordar que detalles no contó aquel día.
    —¿De donde me conocía? sabía mi nombre, incluso mencionó que no era el Ash que usted conoció, pero no se de donde.
    —Ya veo, observe la liga de Kalos y me interese en ti, contacte con el profesor Oak y le mande un regalo para ti.
    —Así que usted fue quien nos regaló el viaje a Alola —soltó una risita burlona— ya decía yo que era un regalo bastante raro viniendo de el.
    —Te quería conocer pero no de esta forma, en cuanto te vi dormido supe que eras tu y me quede cerca esperando que despertaras
    —Otra cosa profesor...
    —Dime lo que quieras saber Ash.
    —En tan solo 2 días pudo construir lo que tenía antes de que yo despertara ¿tan rápido acepto la situación y empezó a crear su base?
    —Supongo que se debe a mi profesión, un científico siempre está abierto a nuevas cosas y como te dije, yo estuve presente cuando la brecha se temporal se abrió.
    —De verdad que tiene una moral de hierro y ni se diga de sus condiciones físicas, acelero el trabajo como si fuera un militar.
    —Así es la vida chico, tienes que estar preparado para todo.
    —¿No se pregunta que les pasó a los pokémon?
    —Con mis deducciones supongo que estamos en el futuro, Alola siempre fue una región catastrófica para la vivencia de los pokémon y se tuvieron que adaptar pero estaba pensado que en un futuro lejano solo habitarían en áreas como el mar al viajar a otras regiones.
    —Así que el futuro, eso explica porque estamos solos pero también nos da otra esperanza —el brillo por fin volvió a los ojos del azabache y la felicidad lo invadió.
    —¿Qué otra esperanza Ash?.
    —Encontrar la manera de viajar a las otras regiones junto a los demás viajeros del tiempo, si no podemos volver a nuestra época por lo menos viviremos aquí.
    —Ahora si eres el Ash que conozco, te dije que saldríamos de esta, ahora tenemos que encontrar a la civilización —(si es que quedara).
    —Vayamos a buscar a los otros que estaban durmiendo.
    —No te preocupes por eso, les deje unas notas para que pudieran llegar al refugio.
    —¿Y cómo son?
    —Después los veras pero puedo decirte que son 2 mujeres y un hombre de tu edad aproximadamente.
    —Ya llevamos 7 días trabajando profesor deberíamos descansar, no tardan en llegar los otros.
    —Ahora que recuerdo guarde unas semillas de bayas que encontré, deberíamos plantarlas pronto.
    —Ahora seremos agricultores no es así -las risas aparecieron en aquella escena de júbilo.
    —Supongo que tendremos que aprender Ash, la comida no duraría para siempre.

    Pasaron días, semanas, un par de meses y el grupo ya estaba completo, Lulú, Tilo y Lillie eran los viajeros restantes que se incorporaron con el tiempo, ya solo quedaba un objetivo el cual era volver a la civilización actual o la del pasado.
    La única preocupación de aquel grupo se convirtió en la evolución, dejando de lado la catástrofe vivida.

    —Este será el camino que tendremos que recorrer Ash —una sonrisa de orgullo hacia los amigos que se encontraban presentes alegró una vez más la situación.
    —Lo se profesor, no tiene sentido mirar atrás en estos momentos, nos espera un gran futuro.
    —Me asombra lo bien que aceptaste todo, tal vez yo sea el mas viejo pero sin duda tu eres el corazón del grupo.
    —No tengo nada especial y lo sabe, solo trato de ayudar y ser feliz.
    —Nunca pierdas esa felicidad porque si eso llega a pasar, todos la perderemos Ash.
    —Por cierto, pasaron 3 meses y 8 días desde que desperté.
    —¿Tiene alguna importancia en estos momentos Ash?.
    —Que faltaban 3 meses y 9 días para mi cumpleaños aquel día en que dormí por última vez en el mundo que conocía.
    —Eso solo quiere decir que mañana es día para festejar —El hombre abrazo al muchacho como si de un padre se tratase.
    —Celebremos que estamos con vida profesor.

    Pasado el día todo el grupo estaba de fiesta, no había preocupaciones y disfrutaban con un vino preparado por Lulú, llegando la noche el profesor camino hacia el río 4 para recoger un poco de agua.

    —Vuelvo en un momento chicos -agarro un par de cubos y camino con tranquilidad.
    El río se encontraba tan solo a 300 metros, tramo que se recorría en unos 6 minutos pero durante todo el camino solo pasaba una cosa por la cabeza del hombre que caminaba con buen paso.
    —Supongo que aquí no verán nada, este será mi regalo Ash —sacó un libro y tomo unas ramas de los árboles— no tiene sentido que esto siga existiendo.
    En la portada se leía "Proyecto Adán y Eva".
    —Ahora solo vivirá en mi memoria —abrió el libro para darle una última leída.

    "Profesor Kukui dejo encargado al equipo de salvación número 4 en sus manos, conoce la importancia y confidencialidad de este proyecto.
    Viendo la inminente situación de extinción masiva nos vemos obligados a realizar una hibernación, confiamos en sus años de preparación militar y cursos de supervivencia para llevar a cabo esta tarea, repoblar al mundo después del ataque de un arma nuclear, cuide y oriente a los muchachos para que puedan cumplir su tarea. despertarán aproximadamente en 3,400 años" Se percató que había una página arrancada pero no le tomó importancia, supuso que la habrá quitado sin querer.

    —Es momento de quemar esto, no hace falta esta información en un mundo como este —Con las ramas prendió fuego pero se percató que lo observaban.
    —¿Qué está haciendo profesor?
    —Me asustaste Ash, estaba prendiendo un poco de fuego porque me dio frío.
    —Oh ya veo, vine para acompañarlo.
    —Solo tomo los cubos y nos vamos.

    Tomaron su camino no sin antes dejar en el fuego aquel libro que llevaba, con precaución de que Ash no lo viera.
    siguieron caminando y el azabache dejó caer discretamente una hoja que tenía en el titulo "Carta para Ash, no pierdas las esperanzas hijo, ahora eres la única del mundo".

    Si les gustó espero que comenten sus opiniones o en que podría mejorar, gracias por su tiempo.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Neo Namikaze

    Neo Namikaze AdvanceShipper - AltoShipper

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Marzo 2008
    Mensajes:
    86
    Pluma de
    Escritor
    Pues me gustó bastante esta primera parte ^^ es un estilo que no se acostumbra a leer en la zona de pokémon, o al menos, que yo no acostumbro xD. Espero que no pierdas inspiración, y, con ansias la siguiente parte ^^

    Saludos
    Neo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    wasabi

    wasabi Orientador Comentarista empedernido

    Acuario
    Miembro desde:
    1 Abril 2011
    Mensajes:
    1,109
    Pluma de

    Inventory:

    ¡Hola! Nuevamente bienvenido al foro, me alegra mucho que hayas publicado tu primer fic.

    Debo decir que me ha encantado la idea, fueron muchas revelaciones y quiero saber qué pasará cuando se den cuenta que es un proyecto de repoblación y no la búsqueda del Pokémon legendario que controla el tiempo, ¿o será que hay alguna esperanza para salvar a la humanidad antigua?

    Algo que me llamó mucho la atención fue la desaparición de los Pokémones, es otra cosa que seguro no podrá ocultarse por siempre y causará conflicto en el grupo.


    Seguro se vienen muchas situaciones interesantes para el próximo capítulo, esperemos el mundo vuelva a la normalidad y que el profesor sepa explicar todo esto al grupo, no será nada fácil.

    ¡Saludos!

     
    • Me gusta Me gusta x 3
Cargando...
Similar Threads - esperanza
  1. Gigavehl
    Respuestas:
    5
    Vistas:
    251

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso