Kunoichis no Hon

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Hinaluna, 5 Abril 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Hinaluna

    Hinaluna Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    8 Septiembre 2009
    Mensajes:
    19
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Kunoichis no Hon
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    3724
    Re: Kunoichis no Hon

    Ohayo chicos U.U aquí les dejo el Capitulo.

    Disculpen si hay Ooc. Aunque lo e logrado controlar a un grado tolerable. (Eso espero)

    Va dedica ^^ To: Marian, Kuroicita, Kiori Temari y Izzie ^^

    ¡Disfrutenlo!

    Pd: disculpen no tiene Beteo, ni los guiones correctos... U.U

    Relatos de Sakura

    Hana Hon II
    花本

    Me senté en el borde del banco público. Mi mirada se fue al cielo cansado mientras posaba la mano en mis rosados cabellos.

    Cuanto tiempo que estas hebras claras no había sido acariciadas por el viento matutinal, por el simple hecho de que siempre estaban cubiertos por algo.

    Estos bailaron por unos momentos al son del viento, como si la brisa fuese una melodía que los guiase a un destino incierto, más allá queriendo escapar y meciéndose como las olas del mar.

    Jugué con mis dedos mientras suspiraba. Recordaba los días en que Tsunade-sama me enseñaba, al fin me había sentido como un niña dichosa… como si hubiese tenido familia.

    Yo…me sentía confiada. No eran solo Hinata, Ino, Tenten y hasta Temari… no también había alguien que se preocupaba por mí.

    Antes solía seguir siempre a Ino, quien había sido la más extrovertida e inteligente del grupo, era vivaz y sagaz; siempre tenía una palabra en la boca.

    Yo era la típica chica que seguía a las otras, eternamente sin excepciones.

    Pero luego cuando Tsunade partió y nos dejo solas, me convertí en una persona más seria, más solitaria… miraba el cielo y el atardecer mientras el puño de mi mano siempre se cerraba con fuerza abandona el color carne de mis nudillos, dejándolos expuestos a un blanco por la impotencia y rabia.

    Pero ya todo eso había quedado atrás, no debía ver el pasado. Ahora debía observar el presente aunque fuese tan tenebroso como solía verlo cuando niña.

    Suspiré con debilidad mientras dedicaba una mirada al firmamento que se mutaba de un color pastel del atardecer casi exquisito, las nubes eran bordeadas por tonos claros y acuosos que le daba a la bóveda celestial una vista más calida y acogedora.

    Kurenai me había advertido de no subestimara al Uchiha, este no era ningún adversario que había enfrentado antes, el era distinto y no dudaría si una de tantas Kunoichis cayera en la red de su seducción.

    Pero ni que hablar, podría ser algunas veces ingenua y algo confianzuda. Pero sabía que la fuerza que me habían otorgado y la agilidad de aprender las cosas me sobraba para ganarle al granujilla del Uchiha. Seguramente como siempre las mujeres exageraban de sobre manera la belleza de los hombres, cuando su buen rostro solo llegaba a la forma… sutilmente guapo.

    Miré por un momento la calle poco transitada quedaba a pocos metros de la jefatura principal y a dos calles mas allá se encontraba una cafetería que por el olor que llegaba a mi nariz, era un café dulce; un exquisito mocachino.

    Entrecruce las piernas mientras el vestido blanco ondeaba bajo la brisa suave mientras me forje en el pequeño abrigo rosa pálido. Apoye mi espalda tras el respaldar mientras resoplaba.

    El sonido de las hojas chocar contra el ramaje se promulgó lentamente en un sonido que en ese instante precisamente lo necesitaba. Un sonido calmo.

    Ya que estaba al borde de los nervios, Hinata me había dicho que tuviera cuidado con esta misión tenia un presentimiento extraño, Kurenai había dudado de mis destrezas y en mi caso quería matar a ese maldito cuanto antes, pero debía ser disimulada.

    Pude oír unas débiles pisadas y unas voces que se acercaban, afiné la vista dejando toda la pesadez atrás.

    Pude ver primero el caminar de un rubio de cabellos revueltos y una sonrisa deslumbrante, su tez era ciertamente tostada y su cuerpo alto y fornido dejaba una imagen de él imponente y acaparadora.

    Pero mis ojos se fueron a su otro acompañante que vestía una cernida camisa manga larga negra de cuello de tortuga, su tez era de un blanco espectacularmente cuidado, como si su piel fuese un mangar que se podía degustar con los dedos, sus ojos parecían dos piedra embrutas que brillaban bajo un filo indeciso, un brillo extrañamente lumínico que le daba un aire interesante pero al mismo tiempo mortífero a su persona, sus cabellos eran lisamente sedosos mientras se movían por el céfiro que soplaba con turbulencia, cada hebras estaba perfectamente descolocada de su lugar, dejando un aspecto más masculino y desgarbado.

    Traía las manos en los bolsillos del pantalón, y ciertamente su boca estaba fruncida en un una recta sonrisa que paresia estar incomoda ante la compañía del rubio, pero sin desagradarle al máximo.

    Esa mascara que llevaba como rostro, era la más seria que había visto en mi vida, casi bordeando con el aspecto de Temari que siempre andaba fruncida en un entrecejo algo cotidianamente amargado.

    -Naruto… -le miré por un momento al acompañante mientras las palabras salían de una forma brevemente suspensiva- ¿No deberías llevar escolta?

    -¡Que va! –se expresó el rubio con toda la euforia que encontró en sus pulmones- solo vamos por un café Sasuke…

    -Hmp –miró hacia el frente con una el entrecejo casi tocándose, rozando ceja contra ceja- lo digo obviamente por que siendo el próximo o supuesto próximo presidente deberías ser… más cuidadoso en esos detalles.

    -¿Cómo que supuesto Teme? –el rubio le miró con cierta ironia en los labios- ¡¿Celoso Teme?!

    -¿De que hablas dobe? –le miró retador- Celoso de ti…- bufó mientras formaba una sonrisa de medio lado en sus labios- No seas patético…

    -Entonces no digas estupideces… siendo amigos necesito más apoyo de tu parte –contestó tajante Naruto mientras posaba las manos en el bolsillo de su larga chaqueta que llegaba hasta la entrepierna.

    -Nosotros no somos amigos –recalcó el pelinegro.

    -¡Si como digas! –gritó más adelante el joven mientras seguía caminando sin hacerle mucho caso a su acompañante.

    La mirada de él viajo hacia el banco en donde yo estaba sentada. Allí por es sonrisa sarcástica que se expresaba en cada poro de su rostro, nunca sonriendo con verdad, una falsa felicidad. Supe que ese era el Uchiha, tan parecido a Itachi pero con cierto aire perturbador que me hizo tragar saliva.

    Se quedó parado observándome por un momento. Antes de ser sacado de sus pensamientos por su compañero.

    -¡Ey Teme! –gritó el joven que ya había cruzado la calle- ¿Vienes?

    El joven alzo la mano como diciendo que le cedía el paso. El rubio dirigió una mirada elocuente y casi extrañada a su amigo para después encogerse en hombros y seguir su rumbo.
    Me quede estancada en ese lugar; sin saber bien que hacer, y es que me maldije mentalmente.

    Él era endemoniadamente guapo.

    Y con una sola mirada de esos ojos fríos como témpanos me hizo temblar.

    Algo que nunca en mi vida había sentido se forjo en mi pecho. ¿Acaso estaba nerviosa?

    Si, me sentía tensa de que él me mirara de esa forma. Era como si hubiese fijado sus ojos en mí dudando de lo que quería hacer.

    ¿Podía ser que estaba dudando de mí?

    No lo creo… ¿Acaso podía ser tan sagaz?

    Metió las manos en su bolsillo mientras cruzaba la calle con una tranquilidad asfixiante, me enderecé en el asiento mientras seguía cada uno de sus gráciles y masculinos pasos hasta que llego al borde de la acera y me miró detenidamente.

    -¿Necesita algo? –pregunté mientras lo miraba detenidamente. Necesitaba, por primera vez en toda mi vida; sentía la necesidad de que esa persona quitase los ojos de mí, por primera vez… tenía miedo al verlo a los ojos. Por que se sentía como perderme en el laberinto de su mirada.

    -Tsk –me miró de arriba hacia abajo mientras se reclinaba en el poste de luz. Y fruncía el ceño en un gesto de fastidio y poca tolerancia- ¿Qué hace una de ustedes trabajando tan temprano?

    Su tono despectivo me descolocó, pero aun así aunque su tono de voz no fuese nada amable y sus palabras hirientes, las decía con tal lentitud y poco interés que lo hacía aun más interesante.

    -¡¿Y qué hace un policía hablando con una de ellas?! -me arreglé la chaqueta mientras dejaba a la vista un ceñido escote que representaba un poco el estilo de trabajo que trataba de fingir- ¿Acaso me pondrá presa? … o es que quiere algo más.

    -Hmp –se enderezó mientras dejaba ante mi mirada su altura imponente en todo sentido- ¿Sabes que te puedo meter presa por ser tan insufriblemente molesta?

    -Pero no quieres hasta tener una buena noche ¿No me equivoco o sí? –dije picarona mientras sonreía con sorna.

    -Hmp –me miró por varios minutos mientras yo tragaba saliva. No sabía el por que de las cosas, pero era la primera vez que empezaba a ventilar delante de una victima, sentía como el aire se me iba de los pulmones y por un momento me dieron ganas de lanzarme encima de el y besarlo apasionadamente.

    -¿Bien te quedaras ahí o me llevaras a tu casa? –me levanté para cortar toda observación cuidadosa de su rostro.

    No dijo nada, parecía ser una persona demasiado callada y seria, tal vez hasta amargada.

    Y no es que no me gustasen las personas silenciosas, Hinata era una de ellas, y sin duda ella e Ino era dos de mis mejores amigas… por que debajo de una persona callada se podría escuchar un corazón de buenas intensiones que susurra en silencio cosas dulces.

    Miré por un minuto a mi victima, sus ojos se acomodaron en mis orbes verdes mientras fruncía el ceño, parecía que algo para él no cuadraba, como si alguna cosa no tuviese sentido en ese instante.

    Y al ver esos ojos negros, con un brillo casi extinto… unos ojos que sin duda era los de un asesino, me di cuenta de que él no tenia nada de lo que podía tener Hinata, por que tras la persona callada de Sasuke se encontraba otra mascara más taciturna que la anterior.

    Pero aun así, me seguía agradando.

    En un movimiento rápido el empezó a caminar sin pronunciar una palabra, era como estar con la nada… caminando sola y hablando con el mutismo.

    Y aunque yo solía ser amiga del silencio, por un instante quise hablar con mi victima, no se veía tan culpable…

    Digó… un joven de 20 años ¿Podía matar a su hermano a sangre fría?

    Debía haber algo más abajo de todo eso… alguna cosa debía haber hecho Itachi, y empezaba a escanearse por mi piel la picazón conocida como curiosidad.

    La calle estaba sola, y nosotros éramos los únicos protagonistas de está, mientras el sonido de la suela del zapato resonaba en el lugar y se diferenciaba por la fuerte y sorda pisada de Sasuke, mientras la mía quedaba al olvido por ser frágil y casi insonora.

    -Me llamo Sakura –dije torpemente mientras le miraba. Debía verificar si él era mi victima. Pero por un instante me sentí ridícula cuando el me miró con esa ceja enarcada.

    De nuevo el silencio se forjo en el lugar, él me dio a entender que no le interesaba un comino mi nombre. Soló tenía esa hambre sexual.

    Tal y como lo había descrito Kurenai-sensei.

    Doblamos la esquina mientras un gran edificio se interpuso en nuestro camino, sus vidrios eran de un llamativo color azul que lo hacia más elegante y enigmático mientras la puerta era ceremoniosamente galante, al ser una entrada francesa de madera de roble que le daba un toque mas lujoso al edificio.

    ------------------------------------------
    La cerradura sonó detrás de mi, mientras Sasuke caminaba sin mucha importancia hasta la cocina y se servía un baso de agua sin ofrecerme ni una gota.

    Evalúe el apartamento, para ser el hogar de un jefe de policía se veía realmente lujoso, asientos de cuero, una vista envidiable hacia el centro de la ciudad en donde se movían con liviandad los árboles de cerezo y la fuente se alzaba en todo su esplendor, un balcón con helechos y un comedor de vidrio.

    -¿Qué tanto vez? –preguntó mientras su rostro se contraía en una jocosidad sarcástica.

    -Nada –me excuse como tonta. Mientras tragaba de nuevo saliva.

    Me quite la chaqueta dejando al descubierto mis desnudos hombros y un ceñido vestido que se moldeaba a la figura de mi cuerpo. Dejando ese aire libre pero al mismo tiempo sensual.

    Mire a la cocina, solía siempre usar esa táctica a menos que necesitara sacar información a mi victima.

    Lo alentaba al punto de creer que de verdad pasaría algo entre los dos y luego lo mataba dolorosamente.

    Eche una mirada a la cocina mientras veía el filoso cuchillo de cortar carnes rojas en la mesa, pero por una extraña razón mis ojos se fueron hasta sus pectorales amplios y seguramente tersos…
    Luego bajo por su cuello y finalmente se imagino su amplia espalda siendo abrazada por mis pequeñas y suaves manos, mientras nuestros labios se unían a un baile enfebrecido.

    Baje la guardia ¿Por qué no disfrutaba de este manjar y después le quitaba la vida mientras dormía?

    Sonreí sensualmente… Eso sería estupendo.

    Me acerque en pequeños pasos cortos hacía Sasuke, hasta que mi mano toco su pecho y acaricio la camisa de lana que se sentía enormemente suave.

    Pero antes de que me diese cuenta el ya me había agarrado por los brazos y en una vuelta rápida y fuerte me aprisiono contras la pared del comedor, dejándome totalmente indefensa y a merced de sus labios.

    Todo empezó cuando la suavidad de sus besos se poso en mis labios, como en una caricia sempiterna. Mientras mi boca aprisionaba la suya para que no escapara y mis brazos se cerraba alrededor de su cuello tratando de que el estuviese más cerca de mí; cosa que era imposible. Sus manos pasearon por mis caderas libremente como si dibujara en mi cuerpo y fue ahí que me di cuenta de que ese hombre me enloquecía.

    --------------------------------------

    Media noche…

    Se suponía que en este instante debía estar estrangulando a Sasuke.

    Pero es difícil hacerlo. La luz de la luna pasa con embelesamiento por la ventana, lentamente se posa en el rostro de él. Dándole una belleza que se pelea con la de los dioses del olimpo. Por un momento dude que no fuera uno de ellos; sus facciones gráciles y perfectamente cinceladas.

    Está sin duda había sido la mejor noche de mi vida. Era una lastima tener que matar a un espécimen macho tan bien dotado…

    Pero era mi deber.

    Le mire por un instante, Sasuke dormía placidamente parecía que el tiempo ni el peligro pudiesen tocarlo.

    Pasee uno de mis dedos libremente por su tersa piel, formando la curvatura de su mejilla.

    Tal vez le dejaría dormir tranquilamente… y lo mataría cuando el primer rayo de sol pasase por esa ventana.

    Pose mi cabeza en el pecho desnudo de el que estaba exquisitamente frío y amoldable, cuando cerré los ojos.

    Por primera vez en mi vida… dormía como una niña, con una sonrisa en los labios y en las mejillas ligeramente sonrojadas por una pequeña travesura.

    Que quedaría solo en mis memorias.

    -------------------------------------
    Pude escuchar un leve sonido y sentí algo que rozaba mi cuello.

    Era algo filoso ya que sentía como rozaba mi piel en un intento que despertara o como si alguien dudara de lo que hacia.

    Abrí los ojos lentamente mientras bostezaba con pereza. Y con una de mis manos pasaba lentamente por mis ojos con sosegué. Pero cuando me iba a estirar un brazo me lo impidió.

    Enfoque la vista y casi ahogo un grito, una navaja estaba a escasos centímetros de mi garganta y perfectamente posicionado sobre mí se encontraba Sasuke que estaba completamente vestido con su uniforme, mientras la claridad lo hacía aun más deseable.

    Enfoqué la vista hacia la navaja que dudaba en cortarme el cuello o separarse un poco para dejarme respirar.

    -¿Qué? –exclamé casi con estrépito.

    -Se quien eres…- hizo un momento de silencio mientra se hinchaba en mí presionando el mango de la navaja a mi garganta- Haruno Sakura.

    Abrí los ojos casi con esmero mesurado. ¿Cómo sabía mi identidad completa?
     
  2.  
    LacrymosA

    LacrymosA ShikaTemaDai<3 Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    12 Enero 2009
    Mensajes:
    881
    Pluma de
    Escritora
    Re: Kunoichis no Hon

    Hoooooolaaaaaaaaaaaaaaaa

    Gracias por la dedicatoria X3
    Fue muy lindo :llorar1:

    ¡Me ha encantado! ¡Fasinado! ¡Deslumbrado! ¡Maravillado!

    ¡No puedo creer lo que acabo de leer! ¡Sasuke conoce a Sakura! ¡Y la está amenazando con una navaja! ¡Demasiadas cosas pasaron y no puedo asimilarlas! Esto... esto... esto... ¡Ah! :Noo:

    Bien, bien, volviendo al pricipio del capitulo. Me gustó o más bien, me dio gracia, no, mejor dicho, siempre me han encantado las charlas de Sasuke y Naruto, siempre terminando con un "Dobe" o "Teme" simplemente amo esas partes de discusión de ambos. Bien, segunda parte: el encuentro de Sasuke y Sakura. Me encantó. Él siempre tan despreocupado y tranquilo, eso fue lo que descolocó a Sakura. ¡Qué va! ¡A cualquiera! Pero veo que Sasuke no es tan tonto. Podría hasta decir que lo tenía todo planeado... bueno, es mi supocición.

    Estoy más que ansiosa por seguir leyendo.

    ¡Quiero conti!
     
  3.  
    Lisa Rush

    Lisa Rush Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2008
    Mensajes:
    82
    Pluma de
    Escritora
    Re: Kunoichis no Hon

    Es la primera vez que me dedican algo :llorar1:.

    ¡Al principio, Sakura me recordó a Cynthia Velasquez de SH4 en el video de Your Rain(DDR)!
    Sakura durmiendo como una niña... ¡¡que bonito!! Oigan, ¿qué paso con Naruto? Un momento estaba caminando... ¡¡después de-sa-pa-re-ció!! ¡OMG!

    Los dialogos, por alguna razón que no sé, están en Century Gothic... creo. Luego vi varios errores: es "vaso" cuando te refieres al que se usa para tomar agua. Luego vi otro error que no recuerdo:S. En cuanto al capi, me gustó de verdad, sobre todo el apartamento de Sasuke !

    Sasuke ya sabe quién es Sakura... ¿podría esto empeorar más? ¡Manejas esto a tu antojo, Hina! Bueno, sí, es tu fic después de todoxD

    Shaludos!
     
  4.  
    Zhiiny

    Zhiiny Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    3 Enero 2010
    Mensajes:
    371
    Pluma de
    Escritora
    Re: Kunoichis no Hon

    Holaaaaaaaaaaaaa
    WoW
    Sasuke y Sakura pasaron la noche juntos!!!!!
    Y Sasuke sabe quien es Sakura y la esta amesando con una cuchilla ¿Que va a pasar ahora?
    OMG
    Me rei con lo del supuesto presidente, Sasuke siempre tan amistoso ¬¬
    Bueno me encanto la contii!!!
    Sayo!!
    Y espero el otro capi!!
    Matta Ne!!
    ~Zhiiný~
     
  5.  
    FerUzuMaKi

    FerUzuMaKi Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    19 Enero 2010
    Mensajes:
    81
    Pluma de
    Escritora
    Re: Kunoichis no Hon

    Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    olaz WOW OoO k increible!!!!!!!!!1
    no te apures con el Ooc, todos nacimos gracias a eso xD.
    pero weno el fic esta muy bn narrado y la trama al parecer se va a desarrollar y las vidas de varias personas terminaran unidas por el fuerte lazo del amor verdad ttebayo ^^
    sayoup
    T.T.L.I.4.E.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso