Drabble Juego del Castigo 2 [Pokémon Rol | AU]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Amane, 1 Diciembre 2019.

  1.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico de Oro Nickmoji Gang Duende bloguero

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    4,222
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Juego del Castigo 2 [Pokémon Rol | AU]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    554
    Título: Juego del Castigo 2.
    Fandom: Pokémon Rol Championship | AU.
    Personajes: Alpha Xenodis, Talía Wells, Mimi Honda, Liza White, Emily Hodges.
    Palabras: 469
    Summary: "La tensión prácticamente se podía cortar aquella tarde en el salón de clases."
    N/A: Obviamente había que hacer una segunda parte jue jue. | Continuación de Juego del castigo
    364160965540e7da6e191bb4a8c13bdb8e10905e_213114_826_1200.png

    La tensión prácticamente se podía cortar aquella tarde en el salón de clases.

    Después de aquella derrota por parte de Alpha, las chicas no pensaban dejarse vencer una vez más. No sabiendo que los trajes solo podían ir a peor.

    Pero estaban convencidas que en aquella ocasión ganarían. Habían escogido un juego en el que eran expertas, al fin y al cabo, era un juego de cartas y todas las cartas de su viejo mazo eran fácilmente distinguibles gracias a las marcas que el paso del tiempo había dejado en ellas.

    Por supuesto, Alpha no era un miembro nuevo en su club y poco a poco estaba aprendiéndose también las marcas de cada carta, no podían descuidarse.

    Emily miró a Talía poniendo las cartas delante de su rostro, observando con detenimiento el único naipe que quedaba en su mano.

    —Aw~ Emi-chan, me pregunto si tendrás un dos entre tu cartas… —murmuró la pequeña, sus ojos con lagrimillas al notar la presión de las demás sobre ellas.

    La morena sonrió de manera inocente y con extrema delicadeza, levantó mínimamente una de sus cartas, apenas visible para las demás pero sí para Talía, que notó aquel movimiento.

    Fingió pensar un poco más hasta finalmente escoger la carta y deshacerse así de ambas, dejándolas caer sobre el centro de la mesa.

    >>¡Yey! ¡He ganado, he ganado! —exclamó, levantándose de la silla para dar saltitos de alegría al hacerlo.

    Ahora solo quedaba que el resto fuese capaz de hacer a Alpha quedar el último.

    Y para desgracia de Alpha, las chicas eran expertas en ganar haciendo trampas.

    Para cuando se quiso dar cuenta, como si fuesen capaces de comunicarse por telepatía, una a una Liza, Emily y Mimi se quedaron sin cartas en su mano y Alpha vio como el único naipe restante estaba entre sus dedos.

    Había perdido…

    Cuando levantó la vista, sintió un escalofrío recorriendo todo su cuerpo al encontrarse con las sonrisas de sus amigas.

    * * *
    —¡Alpha, el té!

    —¡Sí, Onee-chan!

    Alpha, vestido ahora con el mismo bañador que Liza y las mismas orejas y collar que Mimi, se acercó a Talía con la bandeja donde la taza de té se encontraba.

    Emily lo miró con ojos brillantes, murmurando “qué adorable, me lo quiero llevar a casa~” mientras lo seguía en un intento de atraparlo.

    Huh, si no fuese porque estaba terriblemente avergonzado por la situación, no se quejaría en absoluto por dejarse atrapar por la chica.

    Pero lo cierto es que estaba avergonzado, y mucho. No era la primera vez que las chicas ganaban y le hacían vestirse de algo parecido, pero en aquella ocasión… después de la suerte que había tenido y lo bien que se encontraba sobre las piernas de Emily… ¡demonios! ¡No tenía que haber aceptado!

    Con esas cuatro, las tornas cambiaban demasiado rápido.
     
    Última edición: 1 Diciembre 2019
    • Gracioso Gracioso x 3
    • Ganador Ganador x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso