Drabble it's not the waking (it's the rising) [Doce Deseos]

Tema en 'Fairy Tail' iniciado por Berserker, 6 Diciembre 2018.

  1.  
    Berserker

    Berserker Oboro.

    Piscis
    Miembro desde:
    11 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,233
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    it's not the waking (it's the rising) [Doce Deseos]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    543
    Escrito para la actividad Doce Deseos. El título lo he tomado de la canción Nina Cried Power de Hozier.

    it's not the waking
    —(it's the rising)—

    El mundo es sombras y oscuridad, y Lucy arde. Por primera vez en años la joven maga vuelve a estar allí, en ese lugar donde no se atreve a mirar, ese espacio en su mente donde las sombras y la luz desaparecen y dan cabida al vacío. Ese lugar donde él es el rey.

    Lucy no puede ver nada, pero eso no la sorprende. Es la sensación que aquel lugar le produce o, mejor dicho, que no le produce, lo que la confunde. ¿Dónde está el miedo, visceral y primario, que debería clavarla en el sitio en un instante?, ¿dónde está la sensación de hundirse, de no poder respirar y morir?

    ¿Dónde está él?

    Heartfilia no lo comprende. Hace años que no visita aquel lugar en su mente y, a todos los efectos, nada debería haber cambiado. Pero, sin embargo,

    (nada es lo mismo)

    Con pasos lentos, Lucy se adentra en la oscuridad, y busca. Pronto debería poder escucharlo. A él y su terrible mirada, tan profunda que la maga podía escucharlo en sus huesos, en su alma, en aquella pequeña parte de sí misma que no había superado aquel incidente.

    (¿Dónde estás, Rogue?)

    Lucy busca al Dragon Slayer entre los fragmentos de su memoria, pero no hay nada allí. Es como si el hombre nunca hubiera existido. Como si Rogue, aquel que vino del futuro (y nunca, nunca su Rogue, quien todavía no sabía nada del asunto y, si tenían suerte, nunca lo haría), ya no estuviera allí.

    Entonces, Lucy se percata de que ciertamente han pasado años. De que las cosas han cambiado y ella está bien. El pasado ya no la consume, los recuerdos ya no arden como antes. El fuego es ahora cenizas, y el rey se ha marchado.

    Lucy abre los ojos y comprende que la luz siempre ha estado ahí, al alcance de sus manos. Sólo tenía que alcanzarla. Ya no hay sombras, ni terror. Su cadáver, envuelto en ropas de otro tiempo, otro mundo, ya no la observa a través de ojos rojos como la sangre.

    Es libre.

    Por fin, tras largos años de simplemente sobrevivir, Lucy comprende que está viva, y nada puede cambiar ese hecho.

    (Ya no)

    Era un grito en la oscuridad, un susurro de socorro. Un deseo del que no era consciente. Y, tal como aquel pequeño espacio en su mente la había reclamado en un instante, Lucy despierta.

    A su alrededor el mundo es ruido. El bullicio del gremio le da la bienvenida con los brazos abiertos y la maga celestial no puede evitar sentirse como en casa.

    Sí, ese es su hogar.

    Desde el otro lado del comedor un único ojo violeta la contempla, y una sonrisa de afilados dientes lo acompaña. Lucy le devuelve el gesto a Cobra, y se pregunta si el hombre, como ella, había logrado romper las cadenas que lo ataban al pasado.

    Tal vez ese era un deseo para otro día.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,105
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Aunque no siento que sea navideño, SIN DUDA desarrollaste muy bien lo del deseo. Me encanta las descripciones que usaste, es como caer lentamente en el abismo de la mente de Lucy en el momento. Tenía mucho tiempo sin leer nada de FT, y has despertado nuevamente mi vena fangirl.
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso