Long-fic de Inuyasha - [Inu&Kag] Una Realidad Paralela

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por YouraiMitala, 7 Diciembre 2010.

?

¿Te gusta el FanFic?

  1. Si! Muy buena tematica, sigue asi que me encanto!

    75.0%
  2. Es buena y la historia engancha

    25.0%
  3. No lo entiendo mucho y no me llama la atencion

    0 voto(s)
    0.0%
  4. No me gusta, no es mi tipo de FanFic

    0 voto(s)
    0.0%
  5. Buuuuu! Dedicate a otra cosa!

    0 voto(s)
    0.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    YouraiMitala

    YouraiMitala Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Diciembre 2010
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    [Inu&Kag] Una Realidad Paralela
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1207
    Tìtulo: [Inu&Kag] Una Realidad Paralela
    Fandom: Inuyasha
    Categoría: No definido (quizá Long Fic)
    Clasificación: ATP (Apta para Todo Público)

    Bueno, es mi primer FanFic asi que si hay errores no me sacrifiquen! :D

    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Chapter 1: Mundos Separados

    Shippo comenzó a correr exaltado hacia la choza de Sango y Miroku, ya que había escuchado que ese día nacería el tercer hijo de ellos. Ya tenían mellizas: Yan y Mei.
    - Mira, Sango-chan, ¿No es hermoso? -Le dijo Kaede mostrándole al bebe.
    - Si, es tan hermoso...Oh, y mira: ¡Tiene ojos azules! -
    - Como el papa - Ambas rieron.
    Shippo entro de tal manera que asusto a ambas mujeres.
    - ¿Ya nació? ¡¿Ya nació?! –Pregunto el pequeño zorro excitado.
    - Si, Shippo-chan –Le respondió la nueva madre.
    - Oh...Tiene ojos azules...Como Miroku! -
    Sango y Kaede largaron la carcajada, y Shippo había quedado completamente descolocado.

    Dentro del lago, se hallaban Inuyasha y Kikyo remando en un bote.
    - Es increíble como todo cambio desde la muerte de Naraku –Reflexionó Kikyo.
    - Si...Ya son tres años desde que no vemos a Kagome –Exclamó Inuyasha.
    - ¿Te inquieta?- Le preguntó con desconfianza.
    - No, solo...Debes entender: Ella estuvo a mi lado durante mucho tiempo, y es extraño no tenerla aquí. Pero de todos modos, lo importante es que te salvaste de Naraku y que ahora podemos ser felices como somos.
    - Mmm, si. Atravesamos momentos tan duros, pero los pudimos superar. Juntos o separados, seguimos adelante con este mismo objetivo: Estar juntos el día de hoy -Y lo besó. Kikyo notó que Inuyasha aún se encontraba disperso- A ti te sucede algo. Por favor no me digas que es por esa chica de la otra época porque si no...- Inuyasha la interrumpió:
    - ¿Y si es así qué? ¿Y si no la puedo olvidar qué? Tienes que entender que gracias a ella ahora tengo amigos, confío en humanos y no estoy solo. Se que tú me diste todo el amor a tu alcance cuando pudiste, pero Kagome hizo en mí algo especial, que lamento decírtelo pero que ti no me diste.
    - Inu…yasha…Pero, ¿que dices? –Le preguntó perpleja Kikyo.
    - ¿Qué digo? Digo que aún siento algo por ella. No te negare que a ti también te quiero, pero lo que me pasa con ella es demasiado especial y no se como describirlo. Me enseñó cosas que tú ni nombraste. Se que fuiste la primera en aceptarme como era, pero...pero...-Kikyo lo interrumpió:
    - Pero ella te acercó a los demás, cosa que yo no hice. Ella te dió un amor más cálido, cosa que yo no hice. Ella te demostró muchísima fortaleza y bondad, cosa que yo no hice -Comenzó a derramar lagrimas.
    - ¡No!...Yo no te digo que no te amé...Te amé con todo mi corazón y aún hoy siento algo por ti. Pero…lo que siento por Kagome...-
    - Si lo comprendo...Es mucho más fuerte, ¿verdad? -
    - No quiero que esto termine así. No debí tocar el tema de Kagome, ¿sabes? Porque ella ahora no esta aquí, y no volverá...- Kikyo lo volvió a interrumpir:
    - No trates de evadirme: Yo se perfectamente que aún conservas esperanzas -
    - ¿Qué? –
    - Si...Tú crees que nadie se entera, pero sé que vas al pozo cada tres días, aguardando sin cansancio a su regreso. Con todo esto solo estoy tratando de tapar una verdad que hasta yo soy conciente de ella, y por más que me duela muchísimo: no puede seguir así -
    - Kikyo... -
    - Ve... -
    - Pero, ¡no no no! Esto está mal. Kagome nunca volverá.
    - Si lo hará -
    - ¡No! -La tomó del brazo- Tienes razón, no te lo negaré. Pero por favor, ¡estoy viviendo en un sueño! Ella no volverá, y ahora tu estas aquí -
    - Pero yo jamás podría estar con una persona que no me ama -Se soltó el brazo suavemente.
    - ¡Pero si te amo! -
    - No tanto como a Kagome -
    Inuyasha calló. Kikyo bajó la mirada, y continuaron así, en silencio, hasta llegar al muelle.


    500 años después, pero al mismo tiempo, se encontraba Kagome Higurashi en su salón de clases. Tocó la campana y salieron todos de sus aulas para disfrutar el receso.
    - ¡Higurashi! ¿Que tal? –Le gritó Houyo a Kagome corriendo hacia ella.
    - Oh, buenos días Houyo. ¡Todo de maravilla! ¿Y tú? -
    - Eh, sí...Todo bien...Oye, ¿Por qué tanto entusiasmo? -
    - ¿Houyo? -
    - ¿Qué? ¿Está prohibido no saberlo? -
    - Pero... ¡Amor! ¿Olvidaste mi cumpleaños? -
    - No, no. Lo único que hice fue distraerte un rato para que creas que había olvidado tu cumpleaños y que no sospecharas de esto -
    - ¿De esto? ¿De qué? -
    - Cierra los ojos y toma mi mano...Ven, sígueme -
    Kagome siguió a Houyo a lo largo de un extenso pasillo, hasta que se detuvieron frente a una puerta. El muchacho la abrió, y entraron.
    - Abre los ojos Higurashi –Le dijo suavemente Houyo a Kagome.
    En ese momento se prendieron las luces y estaban todos sus compañeros y amigos en el salón, reunidos en fiesta.
    - ¡¡¡¡Feliz cumpleaños Kagome!!!! – Gritaron todos.
    - Houyo, ¿Tú preparaste todo esto? –Le preguntó la cumpleañera a su novio.
    - Lo hice por ti - Y la besó. Kagome tuvo una extraña sensación, como si fuera un déjà vú- Vamos Higurashi, ¡y disfruta de la fiesta! –
     
    • Me gusta Me gusta x 5
  2.  
    YouraiMitala

    YouraiMitala Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Diciembre 2010
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    [Inu&Kag] Una Realidad Paralela
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1134
    Chapter 2: Sueños Efímeros

    Ya eran dos horas de música, bailes y karaoke. Kagome se había quedado pensando en ese momento, cuando Houyo la besó, y sintió esa extraña sensación. De repente la imagen del árbol Goshinboku se le vino a la mente, sin saber porque. Quedó perpleja, y su amiga Ayumi lo notó, por lo que se sentó a su lado.
    - Kagome-chan, ¿Qué te sucede? –Le preguntó extrañada su inseparable amiga.
    - Ayumi-chan, no...No me sucede nada. Solo que no me sentía muy bien -
    - ¡Ay por favor! Otra vez tú y tus enfermedades! ¿Recuerdas hace tres años que siempre faltabas porque tu abuelo decía que tenías unas extrañas enfermedades a menudo? -
    - Mmm, si...Igual no lo recuerdo muy bien –Le contesto pensativa la cumpleañera.
    - Y ya lo creo, tanto tiempo en cama...Te debió haber dado la única enfermedad que te faltaba: ¡Amnesia! Jajajaja... -Mientras Ayumi seguía riendo, Kagome tuvo otra imagen en su mente, del pozo Devorahuesos de su hogar. Decidió armar el rompecabezas que la aturdía, y decidió marcharse para su casa.
    Abrió la puerta, y tiró la mochila sobre el sofá del living. Luego se dirigió automáticamente al árbol Goshinboku. Se quedo mirándolo, sin mover ni un solo músculo. Respiraba paulatinamente, sentía que algo la llamaba. Una calida brisa hizo que sus cabellos le bloquearan la vista, luego se los quitó y vió en el árbol una gran cicatriz, que antes no estaba. Apoyó suavemente su mano sobre ella, la otra la puso a la altura de su corazón y cerró los ojos. En ese momento tuvo otra imagen...Una muchacha, muy similar a ella, tiraba una flecha con la que dejaba clavado en un árbol a un joven con cabellos plateados y ojos color dorado. Sintió un escalofrío recorrer su espalda y abrió los ojos, quitando por reflejo su mano del árbol. Comprendió que aquel macizo tan antiguo no era solo uno de tantos de leyendas antiguas, quien sabe si ciertas. Volteó, e imaginó la escena que acababa de pasar por su mente. La chica con el arco, lanzando una flecha y dejando al muchacho sellado en el árbol. Kagome comprendió la situación: Goshinboku era el de aquel acontecimiento. Sintió un impulso de ir hacia el templo, donde se hallaba el Pozo Devorahuesos. Permanecía cerrado, como desde hace tres años atrás. Quitó los sellos que había colocado su abuelo y las maderas que lo bloqueaban. Apoyó sus manos en el borde y mantuvo su mente abierta. Más imágenes aún: Ella, en el fondo del pozo, muy agitada y miraba hacia la superficie, divisando un gran cielo azul, y no el techo del templo. Había hojas y raíces dentro del pozo, que parecían provenir desde afuera. Comenzó a trepar y se cayó. Ahí terminó el recuerdo. Instintivamente se sentó en el borde del pozo del lado de adentro, y saltó. Tenía que descubrir que eran todas esas imágenes, poder comprender algo que seguramente venía de su pasado...Un pasado olvidado, que la venía acompañando para develarse ese mismo día…
    Kagome tocó con sus pies el fondo del pozo. No había caído normalmente, sino que descendía como si tuviera puesto un paracaídas. Suavemente apoyó sus rodillas y luego sus manos. Sentía que le faltaba el aire y transpiraba, sin entender porque. Una bocanada de viento le pegó en la cara, impulsándola a mirar para arriba. Allí estaba, ese enorme cielo azul y las raíces que brotaban desde fuera del pozo. Decidió hacer lo mismo que en esa ilusión. Comenzó a trepar, hasta llegar al borde. Se agarró de algunas ramas gruesas y tomo un fuerte envión, cayendo sobre un césped suave y verde esmeralda. Estaba en medio de un bosque. No había señales de vida humana, ni sabía que lugar era. Decidió comenzar a investigar. Pudo haber estado minutos, horas, hasta días rondando. No supo calcular el tiempo, y le parecía estar caminando en círculos constantemente. Se sentía perdida, cansada y confundida. La aturdían los constantes sonidos de los insectos desesperados por alimentarse de ella, y la sofocaba atrozmente el Sol, pegándole de lleno en el rostro. A menudo se secaba con la manga de su blusa las gotitas de sudor que brotaban de su frente. Mas tarde comenzó a sentir nauseas y mareos, aplastada por la vegetación. Algo le impedía pensar y razonar con claridad. En su mente vagaban recuerdos de cuando niña, juegos, vacaciones en familia y ese extraño muchacho sellado en el árbol...Comenzó a llover, el Sol se ocultó y el viento enfrió. Se sentía revivida, ya no la invadía el sofocante calor, así pudo armarse una tienda improvisada para el momento y poder pensar con claridad. Se sentó con las piernas cruzadas y cerró los ojos, transportándose, automáticamente, a un mundo mágico, una realidad paralela...
    Todo el bosque empezó a cambiar de colores. Pasaba de rojos carmesí a verdes vivos. Un gran vórtice se abrió, y ella, inconcientemente, accedió a entrar en el. No bien sus manos tomaron contacto con el extraño transportador, fue arrastrada con una velocidad impresionante a lo largo de un túnel totalmente oscuro, con pequeños destellos a lo largo del camino, como doradas estrellas. A medida que avanzaba, el paisaje se tornaba más y más bello: Aquel lugar, frió y oscuro, se reemplazó lentamente por una enorme pradera: colmada de flores y animales como ciervos, ardillas e insectos. Para donde observara se hallaba un sitio culminante de cada punto cardinal: Al Norte, enormes montañas con sus picos nevados, formando valles. Al Sur, un enorme lago congelado que dirigía a un glaciar. Al Este, selvas y playas desoladas, con toda la belleza natural de la Tierra. Y al Oeste, cañones, mesetas y desiertos de un color anaranjado. Sobre toda la naturaleza, el enorme cielo azul, sin una gota de impureza, con su enorme y radiante Sol en medio. Luego de unos pocos minutos de tal espectáculo, todo se desvaneció, y apareció atrapada dentro de otro lugar totalmente oscuro.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  3.  
    blackrose18

    blackrose18 Usuario VIP Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2006
    Mensajes:
    3,374
    Pluma de
    Escritora
    CUECK..,. has convertido a Kikyo en una lady dram llorona y recriminante... demasiado OoC.

    Si eso vas a usar para volverla la perra del día, te advierto que el bashing a los personajes no se permite; no permitimos fics donde destruyen el personaje de Kikyo con la obvia intención de molestarla y que ella quede mal para juntar a la otra pareja. Te lo adviertdo de una vez.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    YouraiMitala

    YouraiMitala Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Diciembre 2010
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    No! Jamás usaría FanFic para hacer quedar mal a Kikyo. Es un personaje que me encanta y me cae muy bien, no soy de las anti-kikyo...Además no puedes negar que al comienzo de la serie ella se comportaba como cuándo dice: "A ti te sucede algo. Por favor no me digas que es por esa chica de la otra época porque si no..." (incluso trató de matar a Kagome una vez). Incluso si sigues leyendo luego lo entiende y lo admite...
    El FanFic es tu propia historia utilizando a los personajes de una serie, con sus gustos, defectos y personalidades...Yo esta vez quise que Inuyasha ame más a Kagome que a Kikyo, pero que los separa una barrera de tiempo...Qué hay de malo con eso? Dentro de todo no alteré demasiado la historia..Es mas, no dejo muerta a Kikyo por Naraku, eso es un voto a que no me cae mal ;) Solo te aclaro eso, no estoy utilizando el FanFic para destruír al personaje de Kikyo...Si continuaras leyendo y esperaras al final lo entenderías..Simplemente pongo que Inuyasha ama mas a Kagome, y Kikyo (como toda mujer en algun momento) sintió algo de celos y le cayó mal, pero luego lo terminó entendiendo..Nada más.
     
  5.  
    maFFer susin

    maFFer susin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    22 Febrero 2010
    Mensajes:
    223
    Pluma de
    Escritora
    en eso estoy de acuerdo, mira que decirle a kikyo ¨amo mas a kagome¨nada facil de creer mas viniendo de inu, en fin. Buena historia es un poco confusa pero vale la pena tal vez mas adelante se vaya aclarando todo, te recomiendo que uses guion largo, no corto ya que es el adecuado para escribir dialogos te falta mejorar narracion, y como manejar los variados signos de mi parte eso es todo bye 8:
     
  6.  
    YouraiMitala

    YouraiMitala Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Diciembre 2010
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    [Inu&Kag] Una Realidad Paralela
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    683
    Chapter 3: Sentimientos inquietantes


    Volvió a estar al fondo del pozo, en ese lugar inmenso de luz y calor. Repitió todo el mecanismo y salió de él. La misma situación...Sentía que ya estaba perdida, que no había vuelta atrás. No se le venía a la mente nada por hacer, simplemente esperar a que algo bueno sucediera. Había hecho todo lo posible, había investigado durante horas y horas, y luego había dejado que su imaginación volara, para transportarse a otro mundo paralelo, en el que quizás, hubiera más esperanzas que en la realidad agotadora de siempre. Ya con la decisión tomada de aguardar dentro del pozo, notó una gran diferencia entre ambos mundos: Detrás de todos los árboles se divisaba una enorme humareda. Kagome se puso feliz, por el indicio de actividad humana. Siguió aquella señal a lo largo del bosque, esta vez no la sofocaba el calor ni se sentía mareada, cegada por la ilusión de que hubiera salida, sin pensar las posibles malas respuestas a esa señal.

    Hacia la choza de Sango y Miroku se dirigía Inuyasha junto a Kikyo, para ir a ver al nuevo bebé. Era todo un acontecimiento entre los amigos.
    Luego de la inquietante conversación en el lago, la sacerdotisa había admitido que esa relación ya estaba muy desgastada, pero que aún así lo amaba, y no quería dejarlo ir otra vez. El Hanyou aceptó complacido, sin darse cuenta de la razón que ocultaba Kikyo, con una leve sonrisa.

    Kagome atravesó todo el bosque siguiendo la enorme y espesa humareda, y al llegar al sitio no era más que un pequeño incendio forestal. Perpleja y triste por la angustia, se distrajo al momento de que un árbol muy desgastado por las brasas de fuego comenzó a crujir e inclinarse hacia donde estaba ella. La muchacha oyó el desprendimiento de las raíces y volteó hacia el enorme macizo. Sus pupilas se dilataron y abrió los ojos muy grandes para poder verificar de que eso le estaba sucediendo a ella. En el momento exacto una sombra completamente negra la tomó y la sacó del peligro. Kagome estaba perpleja por todo lo sucedido. No había alcanzado a ver el rostro de aquella figura, por su velocidad para depositarla suavemente en el suelo y marcharse trepando entre los árboles. La muchacha intentó seguirlo, pero fue en vano, era demasiado veloz. Lo único que hizo fue seguir el camino por el que se había ido él, e ignorar aquella humareda, dueña de sus primeras esperanzas de salir de ese extraño lugar.
    Esta vez no tuvo que esforzarse demasiado. Llevaba 30 minutos de caminata constante hasta que encontró una fogata, sin nadie alrededor. Sobre ella habían armado con tres palillos un sostén para amarrar una olla de barro con comida dentro para cocinar. Kagome no se resistió y se abalanzó hacia el alimento, desesperada por el hambre que la torturaba. Comió y bebió hasta quedar satisfecha, y se mantuvo caliente con la fogata. Ya era muy noche cuando iba a partir, así que optó por tomar las mantas que habían abandonado y se recostó sobre un tronco para descansar. No despertó hasta la mañana del día siguiente, cuando sintió una leve respiración tibia en la punta de su nariz, que le causó cosquillas. Quitó la mano muy rápido de debajo de la manta para rascarse y una ráfaga le sacudió los cabellos. Se levantó por reflejo y tras acomodar su cabellera azabache no vió nada. Supuso que había sido solo una soplada fuerte de viento y prosiguió para pararse, acomodarse la ropa, tomar algunas cosas del campamento que había encontrado y seguir caminando. Unos inquietos ojos calmaron su tentación por observarla y se marcharon.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  7.  
    maFFer susin

    maFFer susin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    22 Febrero 2010
    Mensajes:
    223
    Pluma de
    Escritora
    ahhhh tu fuiste la que dejo un mensaje en mi perfil cierto?? ok esta continuacion es muy corta y no llega a un punto fijo, para mediar eso tal vez tuvite que hacerla mas largo, pero en fin. Con respecto a tu pregunta, el guion largo no siempre aparece en word por lo que lo puedes agregar, por el momento te lo dejo aqui: (—) copialo y pegalo.
    Eso es todo por mi parte, como ye te habia mencionado me gusta tu historia, y el suspenso que dejaste en el ultimo personaje lo hace mas interesante. Espero la continues pronto bye (;
     
  8.  
    YouraiMitala

    YouraiMitala Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Diciembre 2010
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Si, lo que sucede es que yo voy escribiendo en el Word, y decidi cortarlo aqui (sabiendo que era corto) ya que si la continuaba iniciaba un punto de la historia que prefiero que este en otro capitulo completo...
    Gracias por el guion largo :)
     
  9.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,601
    Pluma de
    Escritor
    ¡Hola!
    Gracias por invitarme a leer tu fic, la verdad se me hizo interesante.
    Sabes, yo me equivoqué y comencé a leer desde el segundo capítulo x'D, pero luego me di cuenta que había empezado a leer al revés x'D. Bueno en fin, a lo que venía.
    Me imagino que Kikyo sospecha que Kagome va a regresar y por eso aceptó que Inuyasha se quedara con ella (¡OMG! Tengo mucha imaginación), me pregunto ¿Quién será la sombra que la salvó y la que la estaba observando? :O
    Quisiera darte unos consejos, no respondas después de cada post que te dejen, puedes agradecerles cuando hayas publicado la continuación, ya sea en la parte de abajo o al principio.
    Es cierto en algunas computadoras no está configurado el guión largo, tu lo puedes configurar, sólo pasa Aquí , ahí Pami pone como se puede configurar, yo así lo hice y ahora ya no es tedioso tener que estar copiando y pegando ;).
    Estaré esperando la continuación con ansias =). Nos vemos después.

    Adiós.
     
  10.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Bueno pues al inicio no me gustó como manejaste a Kikyo sin embargo como escribiste no trataste de quedar mala en ella. A veces es complicada la personalidad de Kikyo a la hora de escribir en los capitulo no obstante hacemos el mejor esfuerzo si dices que no es a propósito esta bien ( en mi criterio, claro esta) Me gusta como narras, tan detallista que me imagen las cosas en el capitulo dos xD Utiliza el guion largo se ve mas presentable ;P Gracias por invitarme a tu fic se ve interesante espero que cada capitulo vayas mejorando aun más, me da gusto que si es tu primer fic no utilices los guiones teatrales como eh visto en otros lugares xD jejeje bueno...Espero con ansias tu continuación no dudes en avisarme xD
     
  11.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    230
    Pluma de
    Escritora
    hola!!!que bueno está tu fic!!!a mi no me parece ofensivo para kikyo, después de todo pienso igual que tu, a mi tambien me gusta el personaje pero
    como dijo mi querida kicsu la personalidad de kikyo es muy complicada, pero yo te apoyo es tu fic, puedes hacer tu historia como quieras, no se
    por que te dijo que no se permitia poner de malo a un personaje, a veces se requiere para la trama, o es que acaso me e perdido de algo???(que sorpresa
    nunca te enteras de nada)han cambiado las reglas??bueno a mi tampoco me gusta poner a kikyo de mala, pero quizas alguna vez lo requiera, bueno
    ya me desvie del tema quiero felicitarte es muy bueno tu fic!!sigue asi amiga!!!aunque creo que fue un poco corta la conti pero...esperare la siguiente!!
    cuidate!!!XOXO
     
  12.  
    YouraiMitala

    YouraiMitala Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Diciembre 2010
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    [Inu&Kag] Una Realidad Paralela
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    3111
    Bueno, antes que nada gracias a todos los que siguieron este FanFic y ya se que el cap. 3 se hizo corto, pero aqui les traigo un Final Chapter muy bien equipado en cuanto a duracion :)
    Espero que les guste, y nos vemos en otro Fic!!
    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Final Chapter: Felices Para Siempre

    - Kaede, ¿has visto a Kikyo? – Le pregunto Inuyasha a la anciana.
    - No, no la he visto…De hecho, desde ayer por la mañana que se encuentra ausente. Quizás fue a buscar hiervas, tú la conoces –Se rió- Siempre se precipita por tener muchas plantas medicinales.
    - Si… -El Hanyou hizo una sonrisa distraída- De acuerdo…Adiós – Y se marchó. Lo mismo le pregunto a todos sus amigos y a varios aldeanos: Nadie la había visto, Kikyo había desaparecido.
    Inuyasha buscaba su aroma incansablemente: Ni una gota de ese dulce perfume. Le extrañaba mucho, siempre encontraba a las personas a través de ese método, pero esta vez no.
    Una semana después, el pueblo se encontraba en la misma situación. Kikyo no aparecía, se había esfumado como por arte de magia. Inuyasha estaba desesperado, aunque lo ocultaba con una inmutable expresión.
    - Inuyasha todo estará bien, ya lo verás. Kikyo es una muchacha muy fuerte y sabe cuidarse por si misma – Lo trató de calmar su amigo Miroku mientras cenaban.
    - Si lo sé…Pero, me extraña que haya desaparecido así, sin dejar ni un solo rastro, ni decirle a nadie a donde iría. Jamás había hecho algo así.
    - Bueno…Si… -El monje tosió incómodo- Pero… ¿Recuerdas cuando la miko era de barro? Hace ya tiempo atrás, no tenía lugar propio. Iba de pueblo en pueblo, sin dejar rastros de su ubicación. Era un espíritu libre, y lo seguirá siendo.
    - Si puede ser…- Inuyasha agachó la mirada, soltó los palillos y se retiró en silencio, sin despedirse de Miroku. Salió de la choza y miró al cielo, inmenso y oscuro. El firmamento se encontraba puro y brillante, con estrellas tintineantes, fugaces, doradas, plateadas… Suspiró angustiado y caminó lentamente hacia el árbol Goshinboku. Se paró frente a él y lo observó durante largo rato. Hechizado por la magia del macizo, sintió una voz a sus espaldas: Era la de Kikyo.
    - Inuyasha, ven…Sígueme.
    - Kikyo, ¿Dónde estuviste? –Por alguna extraña razón Inuyasha no lograba darse vuelta para ver a la sacerdotisa, algo se lo impedía.
    - Eso no importa…Ven, sígueme –Insistió aquella seductora y fría voz. El Hanyou pensó un momento, extrañado, pero terminó por aceptar la propuesta. Automáticamente su cuerpo comenzó a obedecerle y al darse vuelta no había nadie, solo escuchaba la voz de Kikyo dentro del bosque, haciendo un profundo e imponente eco.

    FLASH BACK

    Cuando tu corazón aun late, obedécelo. No dejes que tu propio espíritu sea las cadenas de tu encierro. Hay toda una vida por delante. Afróntala, sin miedo. No des un paso atrás por el simple pensamiento de la angustia y el miedo. Atrévete a lo que te llame, sea lo que sea, porque si no, al llegar al final, no encontrarás recuerdos por los cuales dar tu última sonrisa. Atrévete…Atrévete…Atrévete…”

    END FLASH BACK

    Kagome despertó transpirando y con fiebre. En el sueño no había imágenes, solo esa voz, que escuchaba hace días y la seguía torturando. Se paró y miró hacia el Norte. El Sol ya comenzaba a acariciar el horizonte. Optó por seguir caminando, al igual que todo ese tiempo que permanecía allí. Recordaba el momento en el que cruzo el vórtice, ¿Dónde habría quedado esa realidad? Por alguna razón quería volver. Volver a estar bajo la lluvia, pensando y reflexionando. Suspiró con resignación mirando hacia las montañas lejanas. Luego, se secó una lágrima.

    FLASH BACK

    - Inuyasha.
    - Ki...kyo...
    - No me abandones Inuyasha, quédate conmigo -Pronunció una voz intensa a las espaldas del Hanyou. Este se dió vuelta y por impulso trató de tocar a su amada Miko. Pero solo era una ilusión. Tan pronto la punta de sus dedos hicieron contacto con aquella figura, esta se desvaneció, dejando en su lugar un fresco aroma a flores.
    - Tú también te fuiste -Sollozó adolorido Inuyasha- Y ahora, ya no volverás -Chocó su puño derecho fuertemente contra el suelo y luego apoyó la rodilla izquierda. Junto a una lágrima derramándose de su rostro gritó << ¿Por qué? ¿Por qué? ¿¡Por qué!? >> Este último, largo y estruendoso, provocando un enorme eco que rebotaba entre las mesetas y se seguía propagando.

    FLASH BACK END

    Inuyasha despertó sudando, estando muy caliente. Notó un paño húmedo en su frente y se lo quitó. La anciana Kaede que aguardaba calma a que despertase, se acercó a él, remojó la tela y se la volvió a colocar, sugiriéndole que se recostara y descansara. La antigua sacerdotisa le explicó al Hanyou que hace dos días había caído enfermo, estando dormido desde entonces. Sudaba y gemía, volando de fiebre. Luego le comentó que un poco antes de que despertara, había gritado el nombre de su hermana Kikyo. Fue entonces cuando Inuyasha recordó el sueño, y el lugar del mismo. Había sucedido dentro del bosque donde se encontraba Goshinboku. Decidió ir para allí, anhelando alguna respuesta sobre el paradero de la miko de barro. La anciana Kaede trató de detenerlo, con la excusa de que estaba muy enfermo y podría empeorar, pero el Hanyou no la quiso escuchar.
    Ya en las afueras del pueblo, su vista comenzó a nublarse. Sentía un fuerte ardor en el pecho, abatido y cansado como estaba. Unos metros más adelante sus ojos se desorbitaron y cayó desmayado.
    - Vaya, vaya...Mira lo que tenemos aquí -Exclamó una voz masculina frente a Inuyasha, despertándolo. Ya estaba dentro del bosque, junto al Árbol Sagrado. Fijó sus ojos en la figura de la que había provenido aquella voz.
    - ¡Byakuya!
    - Inuyasha, ¿Me sigues reconociendo? ¡Pero que agradable sorpresa! -Altaneó el sirviente del maligno Naraku.
    - ¿Qué haces aquí? ¿Qué no habías muerto junto a la otra sabandija?.
    - No, ya que aún muerto mi amo deseaba que cumpliera otro deseo suyo.
    - ¿De qué hablas? ¿Qué deseo?.
    - Pues velo tú mismo -Entonces Byakuya colocó dos de sus dedos en la frente de Inuyasha y este comenzó a observar el momento frente a él.


    FLASH BACK

    - Buenas tardes, señorita.
    - Byakuya, ¿Qué haces aquí?
    - Se podría decir...Que vengo a hacer el papel del genio de la lámpara.
    - ¿De qué hablas?
    - Bien, voy al grano: Naraku deseó tener algo más, aún muerto.
    - Adivino: Y esa soy yo, ¿Verdad?
    - Vaya vaya, aprendes rápido.
    - Ja, es un don.
    - Si, un maravilloso don. Veamos si adivinas esto.
    - Byakuya, ¿Qué haces? ¿Dónde estas? Byakuya...
    - Adivina, adivinador; muere, Kikyo.
    - ¿Qué? ¡No!

    FLASH BACK END

    - ¡¡Maldito!! ¿Cómo te atreviste?
    - ¿Cómo me atreví?. No fue muy difícil, la embosqué, desaparecí y luego la maté a sus espaldas -Mientras Byakuya reía, Inuyasha no tenía más consuelo que gruñirle con todo su odio e instinto de perro. Fue en un momento de distracción del malvado ser, que Inuyasha se le tiró encima y cargó toda su angustia y pena en sus garras, clavándoselas con su mayor fuerza en el pecho del sirviente de Naraku, a la altura del corazón. Las risas del mismo se convirtieron en cortos alaridos de dolor. El Hanyou, luego de quitar su mano del cuerpo del Youkai, se subió a la copa de un árbol, y saltó desde allí gritando << ¡¡Garras de Fuego!! >>, Cometiendo el golpe final.
    - ¿Dónde esta el cuerpo Byakuya? ¡¿Dónde?!
    - V...veo que t...te interesa.
    - Dime o tu rostro no se distinguirá de tan desfigurado que estará. ¡¡Dime!!
    - E...en el árbol G...g...goshinboku. S...sobre las raíces.
    - Grr, mejor que sufras maldito.
    Luego del dialogo Inuyasha fue a buscar el cuerpo frió e inmóvil de la querida miko. Al verla, tan callada y en calma, sintió una tremenda angustia recorrer su garganta, acompañada de una espuma amarga en su boca con las lágrimas brotando de sus orbes dorados. Prosiguió a pararse y caminar con destino al pueblo, dejando a Byakuya en su lecho de muerte.
    - ¡Inuyasha! -Exclamó la anciana Kaede al ver al Hanyou aparecer entre los árboles con la mirada gacha, y luego observó lo que cargaba en brazos- ¿Qué sucedió?
    - Anciana Kaede...Lo siento tanto pero...Kikyo esta muerta –Sollozó caminando hacia la choza para dejar allí el cuerpo de la sacerdotisa.
    - Pero...No puede ser. ¿Cómo pasó? -Preguntó la miko.
    - Byakuya, la última creación de Naraku, la emboscó en el bosque.
    - No...Hermana... –Exclamó la anciana mientras acariciaba con su mano la mejilla fría del cuerpo de Kikyo. Luego levantó la mirada- Inuyasha, descansa...No estás en un estado como para soportar esto.
    - Si...
    Mientras dormía, al mitad demonio lo invadió otro sueño.


    FLASH BACK

    Inuyasha corría y corría, sin rumbo dentro de un bosque. Llegó a un punto en el cual sintió un espeso olor a humo. Comenzó a trotar para allí. Al llegar, vió a una muchacha, a punto de ser aplastada por un árbol quemado. Se apresuró a tomarla y quitarla del peligro. Sus ojos se conectaron con los de ella y notó que era Kagome. Su rostro se iluminó, pero divisó una gran expresión de miedo en ella, ya que su cuerpo se encontraba totalmente negro, como si fuera una sombra. Él también se impresionó, y decidió marcharse. Ya le había tomado mucha ventaja, cuando la vió otra vez debajo de un árbol al que estaba subido. Comía y bebía delante de una fogata. El Hanyou aguardó lentamente a que el sueño la venciera, para poder observarla con placidez. Cuando el momento llegó, bajó del macizo sigilosamente, y se sentó frente a ella. Era, sin duda: Kagome, su amor de la Época Contemporánea, al que no veía hace ya tres años. Se preguntaba que hacia allí, y porque la notaba tan perdida. Inuyasha también se durmió en un momento, quedando frente a ella. Despertó cuando notó movimientos de la muchacha y se apresuró a esconderse detrás de unos arbustos. Observó sus manos y todo su cuerpo, había vuelto a ser negro. No entendía porque, cuando Kagome no podía verlo, tenía su forma original, pero cuando corría peligro de que lo observara, se convertía en una sombra.
    La miró alejarse, hasta que su silueta se desfiguró entre la vegetación, y se marchó.

    FLASH BACK END

    Inuyasha despertó y delante de él pasaron todos los momentos que había vivido junto a Kagome. La recordó con todas sus fuerzas. Las discusiones, las peleas, las batallas, y el beso...El beso final, antes de que la Perla de Shikon se rompiera dentro de esa inmensa oscuridad. Se sentía tan lleno y feliz en ese momento, que nada lo igualaba. Luego comprendió la razón por la cual Kikyo había aceptado quedarse junto a él: Kagome lo había lastimado indirectamente al marcharse definitivamente, y la sacerdotisa no permitiría que su corazón permaneciera así. Desde que su cuerpo se había vuelto de barro, había jurado sellar las heridas de Inuyasha, y no lo habría podido hacer si se encontraba lejos de él.
    - Kikyo siempre quiso protegerme, y yo se lo agradecí dándole la espalda -Murmuró el Hanyou con la voz quebrada.
    - Te equivocas... -Le replicó una voz muy familiar detrás de él.
    - ¿Qué? ¿Ki...kyo?
    - Sí, Inuyasha...
    - Pero, ¿Qué haces aquí? Creí que...
    - Y creíste bien. Mi cuerpo fue destruido, y morí…Pero aquí, en el mundo terrenal. Yo siempre, siempre estaré contigo, jamás me iría a ninguna parte. Aunque no puedas verme, cada vez que me recuerdes, mi alma lo sentirá, y te lo agradecerá. Nunca olvides eso Inuyasha. Incluso en la muerte, el amor que siento hacia ti perdurará.
    - Kikyo... -El Hanyou dió dos pasos hacia ella y acarició su mejilla muy suavemente. En respuesta la presencia de la miko apoyó su mano contra la de él y cerró sus ojos. Luego, la figura de la sacerdotisa esbozó una leve y calida sonrisa, y se marchó, para siempre del mundo terrenal. Inuyasha la miró desvanecerse, con sus ojos hundidos en tristeza pero a la vez calma, porque sabía que ella perduraría en él para siempre.
    No obstante el recuerdo de Kagome habitaba aún dentro de su corazón. No podía olvidarla. Luego de un instante, sin saber porque, un fuerte impulso de buscar a la muchacha lo invadió. No conocía con certeza su ubicación, pero la presencia suya la sentía cerca. Cuando estaba por emprender el viaje, la anciana Kaede entró a la choza.
    - Anciana Kaede, lo siento pero...
    - No tienes que pedirme disculpas, Inuyasha. Yo sé que Kikyo hubiera querido que fueras feliz.
    - Gracias...
    La sacerdotisa rió.
    - Tampoco tienes que agradecerme a mí. A ella, a mi querida hermana, es a quien tienes que recordar. Solo con eso estará conforme.
    - No dudes en que lo haré. Adiós, anciana Kaede.
    - Adiós, Inuyasha. Ten cuidado.
    - Si. Lo tendré.


    Kagome no había cambiado demasiado su rutina. No hacía más que caminar, recoger frutos y cuando caía la noche preparar un campamento y dormir. Se las ingeniaba más en noches de lluvia, cuando debía construir una tienda para no empaparse. Según su cuenta ya llevaba 9 días allí. Comenzaba a acostumbrarse, pero era conciente de que tenía que encontrar la salida. Ese bosque la aplastaba cada día más y más, y la cantidad de alimento se volvía más escasa con el paso del tiempo. No encontraba la salida, era como un laberinto sin fin. Cuando llevaba apenas 2 días allí había decidido comenzar a caminar recto. << De esta manera, tarde o temprano encontraré el final del bosque a través de este camino >> Pensó. Pero sus cálculos habían sido erróneos: Era imposible llevar caminando siete días sin parar y no encontrar el final de la vegetación.
    Recordando todo lo sucedido, sus ojos comenzaron a cristalizarse. Ocultó su rostro detrás de sus rodillas y comenzó a llorar angustiada. Estaba sola, perdida y confundida. Extrañaba a su familia, a sus amigas, a Houyo, y a...
    - ¡Inuyasha! -Gritó. En ese instante recordó al joven Hanyou, que había borrado de su memoria desde hacía ya tres años. Otra razón más para llorar sin consuelo.

    "Inuyasha, donde estarás en este preciso momento..."

    - ¡Kagome! ¡Kagome! ¿Dónde estas? -Gritaba sucesivamente el Hanyou, sin respuesta. Cayó la noche, y comenzó a cubrirse el cielo de nubes grises. Más tarde, una lluvia torrencial inició sin cesar sobre el bosque. Paró por unos minutos a descansar sobre las ramas de un enorme pino, que lo cubría del agua. La verdadera intención era esperar a que dejara de llover, pero al notar que el clima no se daría por vencido, decidió continuar. Los gritos de siempre retumbaban dentro del bosque, hasta que una figura negra bajo unas enormes hojas lo detuvo. Caminó lentamente hasta estar frente a ella. Al poder observarla con mayor claridad, notó un cabello largo y azabache caer con peso. No logró resistirse, y lo acarició.
    - ¡Kagome! -Al joven Hanyou le bastó tocar la melena de la muchacha para darse cuenta de que era su amor de la época contemporánea. La tomó del hombro y la tiró hacia atrás, dejando ver su rostro. Sin duda, era ella. Se agachó y trató de despertarla. La cacheteaba suavemente y la sacudía, sin resultado alguno, hasta que grito con desesperación su nombre.

    Kagome estaba a punto de ser vencida por el sueño, cuando el enorme vórtice se volvió a abrir. Feliz por la oportunidad de volver, se levantó y enseguida metió sus manos dentro de él, y luego todo su cuerpo. El hermoso recorrido se volvió inverso, hasta despertar nuevamente. Sentía que sacudían su cuerpo y oyó que un muchacho gritaba su nombre. Abrió los ojos con pereza y cuando fijó la vista vió al joven de todos sus recuerdos, ilusiones, y razón para llorar sin consuelo.
    - ¡Inuyasha! -Gritó con alegría y se abalanzó hacia él.
    - Kagome...Despertaste -El Hanyou, conservando la calma que lo caracterizaba, la rodeó con dulzura utilizando sus brazos.
    - Lo siento tanto, Inuyasha. Todo este tiempo te olvidé, y no sé porque. En mi mundo comencé a tener muchas visiones sobre ti y... ¡Kikyo! ¿Qué sucedió con ella?
    - Kikyo...Está muerta Kagome -La muchacha se soltó de sus brazos y se sentó frente a él.
    - ¿Qué? Pero... ¿Cómo? Si Naraku murió hace tres años.
    - Si, pero Byakuya no, y la asesinó para cumplir el deseo de Naraku: Estar junto a ella aún en la muerte. Pero lo que Naraku no entendió es que... -Kagome lo interrumpió:
    - Kikyo jamás iría al infierno.
    - Sí...
    - Lo siento mucho Inuyasha.
    - No importa, sé que ella es feliz.
    - ¿Cómo lo sabes?
    - Porque... -El Hanyou miró hacia el cielo, que se había limpiado y un radiante sol lo cubría- Me contó que si la recordaba, su alma se sentiría feliz.
    En ese instante una cálida brisa invadió el bosque, cubriéndolo de un suave aroma a flores, y en el cielo se dibujó el boceto de la querida Kikyo, con una tierna sonrisa esbozada en su rostro.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Kaguya Ootsutsuki

    Kaguya Ootsutsuki Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Septiembre 2010
    Mensajes:
    213
    Pluma de
    Escritora
    sin duda me gustas como escribes
    me has dejado impresionada, con tu historia
    te felicito eres muy buena escribiendo, de veras
    sigue adelante y nunk te rindas
    porq una historia así vale la pena volverla a leer
    xoxo, besos y abrazos :cool:
    gracias por invitarme a leer, de veras.
     
  14.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    230
    Pluma de
    Escritora
    ayyy que lindo, me hiciste llorar amiga!!!te juro que no habia entendido al principio pero lo adoro!!
    sigue asi!!!avisame de la proxima conti!!
    XOXO
    bye!!
     
  15.  
    YouraiMitala

    YouraiMitala Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Diciembre 2010
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    No hay conti Whitemiko, era el Final Chapter xD
     
  16.  
    Whitemiko

    Whitemiko Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    9 Agosto 2010
    Mensajes:
    230
    Pluma de
    Escritora
    O.O rayos, jejejeje gomene es que soy...algo distraida, excelente final!!!
     
  17.  
    shirope

    shirope Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    27 Septiembre 2010
    Mensajes:
    27
    Pluma de
    Escritora
    hola!!! amix...wuaa!!! no se porque pero ese capi me hizo llorar :(...es muy dificil lograr que haga eso, exelente narración.....ya-ya...termino? wua!!! me levanto de mi silla y te aplaudo...
    sayonara amix.
     
Cargando...
Similar Threads - [Inu&Kag] Realidad Paralela
  1. Kikuz-sama
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    847
  2. Deih
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    594
  3. Lunella
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    395
  4. Milmel
    Respuestas:
    7
    Vistas:
    707
  5. rhapsodic
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    647
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso