Long-fic Indebidamente enamorada [Inu&Kago; Sessho&Kago; Kouga&Kago]

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Aglicht, 8 Septiembre 2010.

  1.  
    Misaky-chan

    Misaky-chan Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    6 Junio 2011
    Mensajes:
    171
    Pluma de
    Escritora
    Geniallll!!! esta muy lindo e emocionante que lindo que inuyasha se quiera hacer cargo del bebe pero me da pesar que no esten juntos inuyasha y kagiome puesto que son mi pareja favorita y me parece que hacen muy linda pareja su amor siempre transpaso el tiempo y el espacio para estar juntos pero en si la historia esta muy interesate ese sessho es un pervertido pero que se le puede hacer a semejante papasito por mi seria su esclava no por una semana si no por una eternidad ehh! es muy lindo todo nos vemos en la proxima!!
    besos y cuidate! sayonara!

    PD: onegai avisame cuando subas la continuacion.

    By:lovemile
     
  2.  
    Blood Dupre

    Blood Dupre Usuario VIP

    Tauro
    Miembro desde:
    27 Abril 2010
    Mensajes:
    878
    Pluma de
    Escritora
    Gracias por avisarme, perdón por la tardanza que malo que tuvieron que separase por el hijo que va a tener Kikyo pero tampoco es muy bueno que estuvieran engañando a Sesshomaru y a Kikyo por su romance, en fin me causa risa el hecho de que Kagome este borracha y además de que le de pena bañarse con Sessh, bueno a mí también me daría vergüenza, espero el próximo capítulo. Adiós.
     
  3.  
    Aglicht

    Aglicht Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    10 Octubre 2008
    Mensajes:
    443
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Indebidamente enamorada [Inu&Kago; Sessho&Kago; Kouga&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    29
     
    Palabras:
    2044
    Hola de nuevo bueno traigo el cap 24 con lime tambien perolo pasare al blog xD, este si es un poco mas fuertesito. Y ehem no se si haga lemon...no estoy segura, asi k no prometo nada.

    Cap.24 Deja vu.
    (Narrado por Aome)
    Un fuerte dolor de cabeza comienza a invadirme de repente, el cuerpo lo siento pesado, creo que bebí demasiado, abro los ojos con dificultad a causa del dolor de cabeza, miro a mi alrededor, paredes blancas, el peinador de color negro, unas puertas cafés que se supone eran los armarios, la puerta del baño, bien estoy en casa de Sesshomaru, veo las sábanas de color azul claro cubriendo mi desnudez ¿Qué? Abro los ojos de golpe y volteo hacia donde se encuentra el cuerpo de Sesshomaru, él también está desnudo…

    Tomo mi sábana y confirmo dos veces que en verdad me encuentro en esa situación, miro de nuevo a Sesshomaru, ¡Dios mío ¿Qué hice?! En mi cabeza trato de recordar ¿Cómo fue que llegamos a esa situación? Pero el dolor no me ayuda de mucho.

    (Narrado por Sesshomaru)
    — ¡Ahh!—un fuerte grito me despierta de repente.

    — ¿Qué pasa Aome? ¿Por qué gritas?—le pregunto molesto por su grito.

    No me contesta, volteo a verla y la vi mirándome sorprendida, asustada y tratando de cubrirse su desnudez con las sábanas, sonreí de momento, así que aún no recordaba lo que había pasado. De repente la vi sonrojarse, y noté que fue por verme con el pecho descubierto.

    —Se-Sesshomaru—tartamudeó al hablar—Tú…yo…yo…tú…

    — ¿Tú y yo qué?—le pregunté. Siempre me ha gustado hacerla desatinar, me divertía la situación en la que ella no hallaba ni que decir, pero a la vez me angustiaba el que se encontrara arrepentida. Claro yo jamás me arrepentiría de lo sucedido.

    —No…disculpa…—bajó la mirada.

    —Aome—le hablé—Lo siento—me disculpé. Me miró de repente y me sonrió.

    —No Sesshomaru discúlpame, es que me sorprendí de repente—me dijo un poco más tranquila.

    (Narrado por Aome)
    —Entiendo, supongo que estarás arrepentida—me dijo mirándome y con algo de culpa y angustia en sus ojos—Sólo una cosa—me miró fijamente—Yo jamás me arrepentiré.

    —Cínico—le dije riéndome y me miró desconcertado, pero al verme reír también sonrió— ¿Quién dice que me he arrepentido? Simplemente no me lo esperaba, creo que yo debería disculparme por lo de ayer y por el grito en la mañana—bajé la mirada recordando todo mi drama, total ya había pasado y lo bueno es que era con alguien que me quería y yo quería y que en parte me atraía.

    Nos miramos sin decirnos nada, y de repente unas ideas algo perversas se vinieron a mi mente, sonreí con malicia y miré a Sesshomaru, bien si ya lo había hecho y no lo recordaba del todo, creo que podría pedirle que me ayudase a recordar…

    Parte Lime: http://blogs.cemzoo.com/laura-al/blog/u94882/156514-lime-de-indebidamente-enamorada-cap-24-18.html
    -------

    (Narrado por Kouga)
    Sentado en la sala de espera, me encontraba esperando mi cita con el doctor, al fin me darían mis resultados, me encontraba nervioso, pensando en ambas posibilidades positivo, negativo…rezaba mentalmente por que saliera negativo, pensaba que si por la gracia de Dios me libraba de ese resultado fatal, me lo pensaría mil veces antes de aceptar cualquier oferta de trabajo. Y trataría de disfrutar más a mi madre, y rehacer los planes que tenía…

    Pero si daba positivo…me frustré de momento, “Dios mío dame fuerza para soportar lo que viene” pensaba.

    —Kouga Fonseca—vocearon mi nombre, me levanté y seguí a la enfermera. Entré al consultorio y vi al doctor con un sobre en las manos.

    —Buenos días joven Fonseca—me dijo al verme entrar y me hizo la seña de que me sentara.

    —Buenos días doctor—dije cuando me senté quedando frente a él.

    —Sus resultados están listos—me dijo y me extendió el sobre. Dudé en tomarlo pero lo hice.

    —Usted sabe…

    —No, no sé el resultado, pero esperemos que de negativo—me respondió el doctor.

    Me di un poco de valor y abrí el sobre con rapidez, desdoblé la hoja y con algo de temor leí el resultado…

    —Positivo…—dije sin querer. Ahora si sentía que mi mundo se caía en pedazos…
    ---------------

    (Narrado por Sesshomaru)
    —Aquí termina el deja vu—le respondí a su pregunta no formulada.

    — ¿Eh?—extrañada.

    —Te quedaste dormida en esta parte, y sólo eso sucedió—contesté con tranquilidad.

    —Pero…entonces nosotros…—la vi sonrojada.

    —Eres una completa pervertida—la abracé y le besé la frente.

    —Sesshomaru pero entonces…

    —El deja vu ahí quedó pequeña, así que tranquila aún puedes considerarte pura para el momento en que llegue el hombre adecuado—la atraje un poco más hacia mí.

    La vi parpadear un par de veces, iba a besarme de nuevo pero la detuve. Me miró extrañada.

    —Descansa.

    —Pero…

    —Aunque no te hubieses dormido hasta ahí habría llegado—le dije.

    — ¿Por qué?—confundida— ¿Acaso no…?—la interrumpí.

    —Claro que te deseo y demasiado, y sobre lo que hicimos descuida estuvo muy bien para ser la primera vez—se sonrojó.

    — ¿Y entonces?

    —No pienso hacerte cumplir lo segundo, no porque no quiera, pero preferiría más que te entregues a alguien que en verdad te ame y ames, o bien hasta el día en que decidas casarte—le dije—Ojalá fuera en la segunda porque créeme para tu futuro esposo sería un excelente regalo y más si cumple con la primer parte y es que tú lo ames y te ame y seas feliz a su lado—le sonreí.

    Me miró sin comprender del todo, pero al escuchar lo último me sonrió y se abrazó un poco más hacia mí.

    —Gracias—me susurró.

    —Gracias a ti—le besé la sien—Por cierto—me miró a los ojos—La próxima vez recuérdame no dejarte elegir bebidas alcohólicas y más si sólo te dejas llevar por el nombre—le reclamé.

    —Lo siento—se disculpó.

    —Y de ser posible, trata de no beber demasiado, no me gustaría que perdieras el control con extraños…—lo dije refiriéndome a sus acciones de anoche.

    —Bien, lo prometo, me mediré en mi bebida—me dijo—Además ya cumplí el antojo de ir a un antro—sonrió.

    —Descansemos un rato, más tarde pienso llevarte a comer comida árabe ¿La has probado?—negó con la cabeza, y recargó su cabeza en mi pecho, al poco rato vi que se había dormido. Pronto en mi mente comencé a pelear por todo lo que le había dicho, tuve la oportunidad de… ¡Y la rechacé! Todavía antier había decidido que de alguna forma la convencería, y éste era el momento adecuado y lo eché a perder, ¿En qué momento me he vuelto tan o más idiota que el inútil de mi hermano?

    Recordé mis aventuras pasadas, y aún cuando me tocaron algunas vírgenes, aún sabiendo que ellas me amaban y yo sólo jugaba, no me importó tomar su cuerpo, sólo fue cuestión de hacerles creer que las amaba y se entregaban…

    — ¿Por qué contigo es diferente?—dije mientras la observaba dormir plácidamente…Y la única respuesta, le amaba…la amaba aunque ella a mí no, y admitiera que me fue infiel con mi hermano, sé que no lo consideré infidelidad, pero me dolía y me enojaba, una sola cosa estaba en mi mente, me vengaría de Inuyasha, me vengaría por haberse fijado él en ella, por cruzarse en su camino; de ella igual quería vengarme, pero no podría de la forma en que lo quería. Quería vengarme usándola como usé a otras en el pasado, pero justo me daba cuenta que no lo lograría. Disfruta estos cinco días que aún nos quedan, me dije mentalmente. Pues pasando todo esto tenía planeado sacarla de mi vida por bien suyo.

    (Narrado por Kouga)
    Salí del hospital totalmente devastado, recordaba las palabras del doctor, y en mi mente sólo estaba presente esa maldita palabra. Positivo.

    Flash back.

    — ¿Cuánto tiempo me queda doctor?—pregunté al escuchar las cosas que poco a poco me irían pasando en lo que la enfermedad avanzaba. Si bien hasta ahora sólo tenía tremendas fiebres por la noche, y había enfermado del estomago sin poder curarme tomara lo que tomara, pensando que algún alimento me había caído mal.

    —Si se trata, alargaremos su vida unos cinco u ocho años más—me dijo el doctor.

    — ¿Y si no me trato?—pregunté.

    —Un año o dos quizá.

    — ¿Un año, o dos? Es muy poco—susurré.

    —Sí, o tal vez menos, ya que ésta enfermedad afectará severamente tu sistema inmunológico y tendrás menos defensas para enfermedades como gripa, tos, entre otras.

    —Entiendo, ¿Serviría tratarme, podría curarme?—pregunté sabiendo que no era así, esa enfermedad aún no tenía cura.

    —Lamentablemente no joven, no existe cura alguna para ésta enfermedad. Pero el tratamiento puede ayudarle a llevar una mejor calidad de vida—me dijo.

    —Gracias, me lo pensaré—le dije. Y tomé la receta que me dio para poder calmar mis malestares.

    —No dejes pasar mucho tiempo Kouga—me dijo—Es una lastima que alguien tan joven como usted padezca VIH, pero podemos darle calidad de vida en el transcurso de la enfermedad, yo sugiero que si se trate.

    —Lo pensaré—repetí de nuevo, y salí del consultorio.
    Fin del Flash Back.

    En ese momento pensaba en mi madre, quise llamarle, pero me arrepentí, ella no tenía la culpa de lo que me sucedía, no dejaría que ella me viera morir, no dejaría que me viera tan mal, no tenía porque hacerla pasar por esto. Pero al menos aseguraría su futuro, pensaba. Sí, sería lo único bueno que me dejarían las ganancias de ese estúpido trabajo.

    ---
    N.A: Bueno chicas esto fue todo, no soy muy buena en el tema explicito pero bueh digamos q quise escribirlo xD, y pues ni modos Kouga esta enfermo u.u...
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  4.  
    Blood Dupre

    Blood Dupre Usuario VIP

    Tauro
    Miembro desde:
    27 Abril 2010
    Mensajes:
    878
    Pluma de
    Escritora
    Gracias por avisarme, me ha encantado la trama de este capítulo, pobre Sesshomaru lo despertaron y Kagome se espanto, en fin te falto un acento en tiempo pasado, revisa de nuevo, también te informo que ya no se que coloca flash back y fin de flash back, espero el próximo capítulo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Misaky-chan

    Misaky-chan Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    6 Junio 2011
    Mensajes:
    171
    Pluma de
    Escritora
    wowo Pobre Koga debe sentirse faltal pobre muchacho, y tan lindo sesshomaru se nota que quiere a Kagome porque no se aprovecho de ella pero me pregunto ¿con quien quedara kagome? sera con inuyasha o sesshomaru quien sabe solo espero que sea feliz en fin hasta la proxima besos y cuidate!!!!! :)

    By:Misaky-chan
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Aglicht

    Aglicht Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    10 Octubre 2008
    Mensajes:
    443
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Indebidamente enamorada [Inu&Kago; Sessho&Kago; Kouga&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    29
     
    Palabras:
    3069
    Bien menos mal que tengo el cap 25 hecho desde uh jeje, sólo que ya habia pensado q lo tenia listo bueno, conti pues, y ehm ya ando trabajando en el 26, seguro en el 30 acaba, por que siento q estoy perdiendo el hilo de la trama original u.u... en fin gracias por sus comentarios y me gusta recibidos n.n, a leer pues.


    Cap.25 Boda.

    (Narrado por Sesshomaru)
    La semana pasó con rapidez, para desgracia de ambos se nos fue el tiempo sin darnos cuenta, pero de alguna manera ambos disfrutamos de la compañía, al menos hice que conociera nuevos lugares, y ella me llenó con su compañía…

    —Ya sólo nos queda ésta noche—dijo ella, sentada en la cama, las sábanas cubrían su desnudez, sí desde aquel día tuvimos encuentros sexuales a menudo pero sin llegar a la penetración.

    —Sí, pero mañana me acompañarás a la boda de Inuyasha y Kikyo—le dije mientras me secaba el cabello con una toalla, acababa de salir de mi ducha…

    —Y después de eso seremos desconocidos de nuevo ¿verdad?—preguntó.

    —No prometamos lo que no será pequeña, no creo que en ésta semana tus sentimientos por Inuyasha hayan cambiado hacía mí—le dije, quizá sonó duro y lo era, pero no me iba a ilusionar tampoco. Irónico ¿no? Yo, un hombre de casi veintinueve años clavado con una chiquilla de dieciocho…patético…

    Se quedó en silencio mirando hacia la nada, quizá meditaba, pensé.

    —No hace falta que me contestes nada, a esa edad es normal confundir tus sentimientos, quizá con el tiempo lo vayas dominando, y sabiendo bien ¿Qué es lo que quieres?—le dije al ponerme una pantalonera.

    —Vamos no me trates como una chiquilla—me dijo—Sé que lo soy, pero creo que actuado peor a lo que mi edad permitía, seduciendo a dos hermanos, quedándome con ambos y a la vez ninguno…—al decir esto se echó a la cama, y se volteó dándome la espalda, tomé mi lugar en la cama, me volteé a ella y la abracé por atrás, tomando su cintura desnuda con una de mis manos, mientras que con la otra le acariciaba el cabello.

    —Digamos que intentaste experimentar, no resultó quizá como esperabas pero suele pasar cuando se es nuevo en el juego de la seducción—le dije. Volteó a verme con reproche.

    —Sinceramente, esperaba que Inuyasha fuera soltero y conquistarlo, más no que terminaras tú enamorado de mí, él comprometido, y yo…—la interrumpí.

    —Vale, paremos ésta charla—la miré fijamente a los ojos—Ya, no te juzgues, ni te lamentes, sé que te caía mal desde un principio por mi actitud, pero igual me queda claro que intentaste quererme, sólo que aprende algo nuevo peque, al corazón no se le manda, a la cabeza sí, pero ¿Qué crees? Corazón le gana al cerebro—le besé la sien—Y algo más, no vuelvas a fijarte en idiotas cobardes que no luchen ni arriesguen nada por ti, diciendo “supuestamente amarte”. Inu prefirió el confort de no quedarse sin ninguna de las dos, a Kikyo dándole su lugar por su derecho de antigüedad—burlón—Yo siempre le dije, valora lo que tienes, y ve ¿Qué es lo que quieres? Y lucha por ello, y no fue así, te confundió, quisiste arriesgar pero también te dio miedo quedarte sin mí, si quieres dándome mi lugar por agradecimiento, y al final cómo toda novela clásica un bebé se interpone entre ustedes, vamos Aome ¿realmente eso es lo que quieres?

    —No entiendo lo que quieres decirme con esto—me dijo volteándose por completo a mí, y mirándome con los ojos muy abiertos.

    —Trato de decir que ¿Si en verdad quieres quedarte con ese final? ¿Acaso no esperas algo mejor para ti peque?—pregunté. Esperaba que me entendiera— ¿Siempre te quedarás como la chica que tuvo amores imposibles? O puedes tratar de tomar lo que la vida te ofrece, y ser más realista, o bien impide la boda, yo no diré nada…

    —Sesshomaru ¿Cómo puedes decirme eso?—asombrada.

    —Vamos, dime ¿Por qué no luchaste por Kouga y lo alcanzaste? Pudiste hacerlo y no buscaste el modo, ¿Por qué no luchaste por Inuyasha? ¿Por qué atarte a mí, sabiendo que querías a mi hermano? No me digas, es cobardía la tuya ¿no es así?

    —Escucha yo no…—la interrumpí de nuevo, se veía molesta, y entendía sentía que la atacaba, aunque mi tono fuera neutro.

    — ¡Shhht! Cariño no te enfades, con toda ésta sarta de idioteces que te digo lo único que intento decir es que ya, define ¿Qué quieres? Y lucha por ello…—le dije ya un poco exaltado—Ejemplo, si crees que vale la pena luchar por el idiota de mi hermano, ¡Hazlo! Deja de lamentarte ¡demonios!—me miraba atónita.

    —Pero él y Kikyo…

    — ¡Nada!—espeté—El que mi idiota hermano no se haya cuidado y ahora quiera poner de obstáculo un bebé, es de pendejos, eso de usar un niño para atarse a alguien ya es viejo libreto de novela—me miraba aturdida, como decidiendo lo que haría—Dime una cosa, ¿Tú estarías dispuesta a darle a tu hijo un hogar de apariencias? Sólo por el qué dirán…—negó suavemente con la cabeza.

    —No, no lo haría…—dijo en voz baja.

    Me quedé en silencio, me reclamaba a mí mismo todo lo que le dije ¿Qué fue eso? ¿Desde cuando empecé con esos estúpidos consejos? Y más que por donde le viera yo salía sobrando. Me aparté un poco de ella, pararía mi discurso, con todo lo que dije era suficiente para hacerle reaccionar, pensaba…

    —Vale, a descansar, mañana es nuestro ultimo día—le dije, le besé la sien de nuevo y me acomodé dándole la espalda, pronto sentí sus pequeñas manos abrazarme.

    —Gracias—susurró en mi oído, recargó la cabeza en mi espalda y así nos quedamos dormidos…al menos ella, yo no pude dormir nada en lo absoluto.

    (Narrado por Inuyasha)
    Al fin el gran día había llegado, estaba en mi habitación arreglándome para el evento, ahora sí…adiós Aome, no sería tan difícil volver a querer a Kikyo…lo esperaba, porque lo que menos quería era hacerle daño a más gente, entre ellos mi hijo, y claro Aome. Vi el traje, era de color gris rata, con una especie de corbatón color vino. Estaba por ponerlo, pero oí que se abría la puerta de mi habitación.

    —Se toca antes de entrar—dije con molestia sin mirar quién entraba

    —Pues por algo las puertas tienen seguro—dijo una voz que reconocía bien.

    — ¡Sesshomaru! ¿Hermano qué haces aquí?—pregunté—Se suponía que apenas vendrías de regreso…

    —Sí, pero logré adelantar el viaje un poco—dijo mientras lo vi frotarse las manos. Al parecer estaba listo para la boda, pues venía de traje.

    —Me alegra ¿Y Aome?—pregunté de inmediato.

    —Supongo que de vacaciones, el lunes la verás—me dijo serio.

    Me reí de momento—Vamos tú siempre la llevas a los eventos de la familia.

    —Está abajo, sólo no se te olvide que viene “conmigo”—hizo énfasis en la ultima palabra.

    — ¿Qué te pasa?—pregunté algo extrañado por su comportamiento, parecía molesto.

    —Escucha sé que es el día de tu boda, pero si no hago esto nunca me lo perdonaré—me dijo serio, y sin más recibí un fuerte puño en el estómago, me tomó desprevenido.

    — ¿Qué demonios? ¿Por qué me golpeas?—dije molesto tomándole el puño con ambas manos al recibir el golpe.

    No me dijo nada y sentí otro golpe pero en las costillas, me enfurecí y comencé a responderle, estuvimos dándonos de golpes, él afectando sólo mi estómago, costillas, espalda, y yo hasta en la cara le fui golpeando.

    — ¡Demonios que putas tienes!—le grité encolerizado.

    — ¿Qué tengo? ¡Nada! El idiota de mi hermano intentó quitarme lo que es mío…—me dijo enojado, y comprendí a qué se refería.

    — ¡Ella nunca fue tuya!—le reclamé, mientras seguíamos con los golpes.

    — ¡Pero sabías que estaba comprometido con ella!

    — ¡Ella me ama a mí! Si te aceptó fue sólo por agradecimiento ¡entiéndelo!—le dije al golpearle en la cara de nuevo.

    — ¡Ah sí! ¿Y entonces si sabes que te ama y la amas porqué te casas con otra mujer?—dijo burlón, ahora me dio un rodillazo en el estómago, y no pude moverme.

    — ¡Ya te lo dije!—escupí sangre—Ella se clavó, sólo fue un capricho para mí—le mentí.

    —Nunca te perdonaré el que la hayas confundido.

    —Es tan culpable como yo—espeté.

    — ¡No pendejo, aquí tú estás diciendo que jugaste con ella! Y eso jamás te lo perdonaré—me miró furioso, yo no reconocía a Sesshomaru, nunca en su vida había perdido el control así, sin duda le hice demasiado daño.

    Seguimos dándonos golpes, hasta que unos minutos después ambos nos cansamos, al menos yo sí…porque él parecía querer molerme a golpes y sabía que lo merecía. Unos golpes en la puerta nos hicieron reaccionar, intentaron abrirla, tenía seguro, no me fijé en qué momento él la aseguró… se oyeron los gritos de Kaede preguntándome si estaba bien, pero no le contesté, y después escuchamos que bajaba a la sala pidiendo ayuda.

    —Así que sólo un capricho—dijo Sesshomaru un poco más calmado. Él estaba de pie, mientras yo me encontraba sentado en el piso, adolorido por los golpes…alcé la mirada hacia él, tenía el rostro desfigurado por mis golpes, pero no hacía ningún gesto de dolor, me miraba serio, molesto…

    —Escucha yo…creía que la amaba pero al final, supe que lo más importante son Kikyo y mi hijo y lo mío con ella no puede ser—otra vez mentía, pero había sido Aome la que quiso que no hubiera nada más entre nosotros…

    — ¿Hasta cuando dejarás de mentirme?—me dijo fastidiado—Sé lo que pasó, ella me lo dijo…—lo miré atónito—Eres un idiota y un cobarde…

    —Cuando le propuse luchar por lo nuestro ella me dijo que era mejor terminar, y no fue sólo una, varias veces…—lo vi reírse.

    —Par de idiotas, y al final terminaste empeorando todo…

    —Escucha yo no quise…—me interrumpió.

    —Lo hiciste—me dijo secamente.

    —Me casaré con Kikyo, así que si tanto la amas, hazla feliz, no la buscaré—le dije bajando la mirada al piso—Después de todo tú has dado más por ella que yo…

    Me miró fríamente y se acercó a la puerta, la abrió y vimos que Kaede ya iba a forzar la puerta junto con Myoga. Al menos papá y mamá estaban ocupados arreglándose como para ver ésta escena…

    (Narrado por Sesshomaru)
    — ¡Pero qué han hecho chicos!—escuché decir a Kaede, me aparté de ella y de Myoga y decidí bajar a la sala— ¡Joven Sesshomaru espere!—me gritó.

    —No necesito que me cures, mejor véanlo a él, tiene una boda a la cual asistir—le dije sin mirarla, antes de que fuera a alcanzarme y bajé las escaleras. Vi a Aome pasearse por las afueras de la casa—Aome—le llamé y me vio horrorizada.

    — ¿Qué te pasó?—me dijo acercándose a mí, preocupada.

    —Nada—dije seco, impidiéndole que me tocara— ¿Asistirás a la boda?—pregunté y ella negó de inmediato.

    —Vámonos—me dijo y como último intento me tomó del brazo—Curaremos tus heridas en casa…

    — ¡Aome!—escuchamos la voz de Inuyasha, ella volteó a verlo, lo vimos de pie con dificultad, al menos de la cara no tenía rastro de golpe. Aome nos miró a ambos…

    —Lo siento…—dijo agachando la mirada…

    —No tienes porqué sentirlo—le dije mirándola fijamente.

    —Yo…perdónenme ambos—se soltó de mi brazo y salió corriendo, miré a Inuyasha y acto seguido me fui a alcanzarla…

    (Narrado por Inuyasha)
    Fue en ese momento que comprendí, la estupidez que creé, con mis indecisiones, mis insinuaciones hacia ella…hasta entonces vi la magnitud del peligro, del que en momentos cuerdos ella me advertía, ¡Pagamos tanto por nada! Creo que al final debí actuar desde el inicio, o mejor quedar al margen y continuar con la vida que llevábamos antes de haber intentado cualquier cosa ambos.

    Kaede llegó hacia mí para curarme, le dije que sólo quería una pastilla para el dolor y así lo hizo, me consiguió una.

    —Kaede, Myoga, nada de esto a mis padres por favor—les dije cuando tomé la pastilla y Myoga se aseguraba de que no tuviera algún hueso o costilla rota—Ni Sesshomaru ni Aome estuvieron aquí ¿entendido?

    Ambos asintieron, al final sería fácil ocultarlo, pues papá y mamá aún no bajaban de su alcoba. Horas más tarde me encontraba ya en la entrada de la iglesia, intentando todos los modos posibles de simular el dolor que sentía por los golpes, y en parte el dolor interno al ver lo que había pasado. Mis padres en el camino me habían felicitado por la boda.

    —Estoy orgulloso de ti hijo, no pensé que en verdad cumplieras lo que años atrás decías—dijo mi padre, que estaba a lado mío, esperando en la entrada de la iglesia también. Sonreí forzadamente—Ni Aome ni tu hermano han llegado…

    No pude contestar, pues unas voces advirtieron que Kikyo ya había llegado, bajaba de una carroza de color blanco, su vestido era blanco, hermoso, como todo vestido de novia y su rostro cubierto por el velo…venía acompañada de Onigumo, un amigo al que quería como hermano y que era quien me la entregaría…el sacerdote nos pidió que esperáramos en el altar, mi padre y yo entramos aprovechando que ella apenas bajaba, y le empezaban a tomar fotos.

    La marcha nupcial sonó, vi a Kikyo entrando a la iglesia del brazo de Onigumo, mi padre me dijo unas palabras alentadoras a las que no presté atención. Pronto vi a Onigumo entregarme a Kikyo.

    —Cuídala bien—me dijo al entregármela, y le sonreí. La tomé del brazo, nos sonreímos tomamos nuestros lugares, la ceremonia comenzó. Adiós Aome…al final de cuentas siempre tuviste razón, no estábamos hechos el uno para el otro, ojalá mi hermano pudiera darle lo que yo…

    —Sí, acepto—La voz de Kikyo me sacó de mis pensamientos, vaya, todo el tiempo estuve ausente, pensaba. Pronto vi que me ponía la argolla.

    —Y usted señor Inuyasha Taisho, acepta a la señorita Kikyo Aragonés como esposa y compañera de vida, para amarla, respetarla…

    —Sí, acepto—dije al escuchar que terminaba la letanía de prometer amarla hasta que la muerte nos separara.

    —Bien, si hay alguien que tenga algo que decir para impedir ésta unión, que hable ahora o calle para siempre—dijo el sacerdote.

    Casi creí imaginar que Aome, aparecería y diría algo, impediría la boda…aunque fuera…no importaría, me iría con ella si me lo pidiera…

    —Bien, ya que no hay ninguna objeción, los declaro marido y mujer, puede besar a la novia—dijo el sacerdote al ver que nadie objetó nada en contra.

    Desafortunadamente no sucedió. Aome no impidió nada… miré a Kikyo sonreírme de forma cálida cuando le quité el velo de su rostro. Uní mis labios a los de ella, en un beso corto, y decente. La gente nos aplaudió, y salimos para ir a la fiesta.

    Y tal como habías dicho Aome, nuestra historia llegó a su fin…mi deber era ya con Kikyo y el niño que venía en camino. Sólo espero que tú seas feliz decidas lo que decidas, pienso mientras vamos de camino al salón en la carroza.

    --
    N.A: Esto fue todo y para ser sinceros, ehm...en verdad siento que estoy perdiendo el hilo de la historia, pero bueno lo acabare pues di mi palabra n.n, asi como acabare los k me faltan n.n gracias Saori, Misaky y Frankie por comentar n.n, y bueno niñas 5 chapters mas y se acaba jeje n.n
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  7.  
    Aglicht

    Aglicht Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    10 Octubre 2008
    Mensajes:
    443
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Indebidamente enamorada [Inu&Kago; Sessho&Kago; Kouga&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    29
     
    Palabras:
    2317
    Mmm chicas me alegra q hayan comentado pero xD, jaja lamento mucho haberlas impactado de ese modo, en fin gracias Misaki y Frankie ^^ en fin conti del fic, y recuerden q no todo es lo que parece ;). Y una cosa mas mm traten de no comentar con como decirlo? spam?? para k asi no borren sus coments, aunke bueno aun asi muicho agradezco q me lean y me comenten n.n, asi q pues sigo niñas y mil gracias por seguirme. Y pues sin más que decir, les ofrezco el capitulo 26 de esta rara historia, Gracias.

    Cap.26 Cruel verdad.

    (Narrado por Sesshomaru)
    Llegamos al departamento totalmente en silencio, ella con los ojos llorosos y yo tenía la cara llena de golpes, como si hubiese tenido un asalto de box; pronto vi que se dirigía hacia donde estaba el botiquín.

    — ¿Qué haces?—pregunté.

    —Curaré tus heridas—dijo al acercarse a mí, con el botiquín.

    —No sabes nada de medicina—bromeé.

    —No se necesita ser médico—me respondió con seriedad, hizo que me sentara en el sofá, y empezó a curarme desinfectando los golpes primero. El alcohol en mi cara ardía, pero no se lo hice notar, cuando acabó, yo mismo me dirigí a la cocina y saqué un pedazo de carne congelada para desinflamar mis golpes.

    —Lo siento Sesshomaru—me dijo al ver que usaba el cacho de carne para desinflamar mis golpes.

    — ¿De qué?—pregunté.

    —Arruiné todo, tu vida, la de Inuyasha…la boda, de no ser por mí seguirías conservando la buena relación que tenías con tu hermano y estarías acompañándolo en éste suceso tan importante de su vida—dijo tratando de contener sus lágrimas.

    —Escúchame Aome—la miré de forma penetrante, y ella estaba asombrada—Te pedí que dejaras de lamentarte, no hay nada que lamentar, y sobre que arruinaste todo, sólo déjame decir que no es así.

    — ¡Pero es que yo les hice daño a ambos! ¡Mira tan sólo cómo quedaste! ¡Por mi culpa!—me gritó, y comenzó a llorar. Bajó la mirada al suelo.

    Ya no sabía si decirle que no lo era, aunque lo fuera, o abrazarla.

    —Deja de culparte—dije fríamente—Ya pasó todo…

    —Pero…

    —Aome—dije seriamente—Ya acabó todo—recalqué—Inuyasha ya hizo su vida, y tú debes hacer la tuya.

    Suspiró y se sentó en el sofá. Seguía llorando pero no con la misma intensidad con la que había empezado.

    —Todo acabó ya…—murmuro para sí misma. Era cierto ya todo estaba finalizado, Inuyasha casado con Kikyo, y Aome tenía el trato conmigo pero…

    —Aome—me miró a los ojos al escuchar que la llamaba—Ya no tienes que cumplir ningún trato conmigo, eres libre…—le dije. Me miró con los ojos muy abiertos.

    —Sesshomaru—susurró mi nombre sorprendida. La miré directo a los ojos y bajó de nuevo la mirada—Comprendo…

    Al decir esto, la vi levantarse con intenciones de irse.

    — ¿A dónde vas mujer?—le dije cuando ella estaba a mitad de la sala.

    —Yo ya…es mejor que me vaya—me dijo.

    Me acerqué hacia a ella, tomé su mano derecha deteniéndola, me miró a los ojos sin comprender—No—le dije atrayéndola hacia mí—No dejaré que te vayas.

    —Pero yo no puedo hacerte esto, yo te fallé y…—la callé con un beso brusco que se fue tornando pasional, me hartaba que siguiera con lo mismo, total en la vida se comenten errores, lo importante es aprender de ellos, y eso ya muchas veces se lo había dicho—Sesshomaru…—susurró un poco sonrojada al separarnos, volvió a mirarme y ésta vez fue ella quien me besó, pero de una forma más cariñosa, no pasional…

    —No quiero que te vayas de mi lado…—susurré contra sus labios y volví a besarla.

    —Yo tampoco quiero perderte—me dijo correspondiéndome el beso con lentitud.

    (Narrado por Aome)

    Me levanté muy temprano, el reloj señalaba las cuatro de la mañana, miré por última vez a Sesshomaru, durmiendo plácidamente. Tomé mi ropa, me vestí rápidamente, dejé las llaves de su casa en el peinador, tomé mi celular, me dirigí a la puerta y cerré con cuidado sin hacer ruido.

    Dejé una nota en la mesita de entretenimiento y me marché, “Ojalá algún día me perdones” pienso mientras salgo de su casa. Caminé unas cuantas cuadras debatiéndome mentalmente si era correcto lo que había hecho. “No hay vuelta atrás, lo hecho está hecho y no se borrará” me digo a mí misma dando por terminado el debate entre mi corazón y mi mente. Vi venir a un taxi y le hice la parada, no volvería a pensar más en lo sucedido…

    Llegué a casa sin hacer ruido, y vi mi boleto de viaje pegado en el refrigerador con un imán. Tomé el boleto y lo miré detalladamente.

    “Air Canadá Vuelo #402, Sala B, Asiento: 17-B, Hora: 14:20 pm” Y la fecha era de hoy, vaya…sí que se notaba mi ausencia en casa. Me dirigí a mi habitación a preparar mi maleta, y el pasaporte, me iría temprano, ya que estaba casi segura que Sesshomaru me buscaría en cualquier momento.

    Una hora después ya tenía listo el equipaje, me di una ducha rápida, me vestí, y tomé un café con pan tostado. Seis treinta de la mañana, marcaba el reloj. Vi salir a mi madre.

    — ¿A qué hora llegaste?—me preguntó somnolienta—No te escuché entrar.

    —Hace un par de horas—contesté—Entré sin hacer ruido—expliqué.

    — ¿Ya viste tu boleto? Tu papá lo compro la semana pasada, y como no estuviste…—dijo.

    —Sí—dije y sonreí—Le agradeceré antes de irme.

    — ¿Ya preparaste todo?—preguntó y asentí— ¿Segura? ¿Ya metiste ropa de frío, tus cosas personales, perfume, cepillo de dientes…?—no dejé que acabara su lista.

    —Sí mamá, ya todo está listo—dije divertida.

    —Bueno…—dijo no muy convencida, a sabiendas que yo SIEMPRE olvidaba algo, sin importar que tan bien me preparara— ¿Y qué tal estuvo la boda?—preguntó, sacando otro tema.

    — ¿No fueron?—pregunté, ya que los Taisho les habían dado invitación, y ella negó con la cabeza.

    —Tu padre me llevó a bailar, ya sabes, aún no se siente en confianza con los Taisho, y yo tampoco—me dijo.

    —Ya, bueno yo tampoco asistí—confesé y ella me miró interrogante—En realidad tuve algo más importante que ir a la boda.

    —Comprendo—me dijo— ¿Ya le dijiste a Sesshomaru que te vas?

    —No, simplemente me despedí de él—le dije y no preguntó más, y agradecía que fuera así, sin preguntas, sin explicaciones…

    (Narrado por Inuyasha)

    Después de la boda, nos dirigimos a la que sería nuestra casa, una que mis padres nos dieron como regalo de bodas, Kikyo estaba fascinada con la casa, y yo simplemente fingía interés.

    — ¿Amor ya viste?—me decía emocionada en cada cosa que veía de la casa. Y yo asentía nada más.

    Luego de unas horas, tras haber recorrido la casa, ella se fue a descansar, y yo me quedé en la sala viendo tele, y bebiendo ron. Minutos después el teléfono sonó.

    — ¡Yo contesto!—me grito desde la alcoba.

    “¿Qué extraño?” pensé “¿Quién nos llamaría a éstas horas y siendo que el número es nuevo?” se me ocurrió que serían mis padres, después de todo serían los únicos que tenían nuestro nuevo número telefónico, al haber sido ellos quienes compraran la casa. Decidí hablar con ellos también y descolgué suavemente la bocina, a Kikyo no le sorprendería, siempre lo hacia cuando se trataba de mis padres, y platicábamos los tres o los cuatro, y ella también era así. Pero antes de hablar, escuché un tono de voz nuevo de un hombre, que no era de mi padre…

    — ¿Seguirás mintiéndole a tu esposito?—decía esa voz, decidí escuchar.

    — ¿Qué te importa?—contestó de mala gana—Te pagué bien, ¡no molestes!

    — ¿Y cuando le busquen algún parecido a la creatura con los Taisho sin encontrarle alguno, qué harás querida Kikyo?—dijo en forma de burla, y apreté mi puño libre de coraje, escucharía un poco más.

    —Ese es mi problema, además ya sabes mi plan—dijo ella.

    — ¡No permitiré que le hagas daño al bebé!—le gritó—Si quieres monta una escena en donde el bebé haya muerto al nacer y dámelo a mí, pero no te atrevas a…

    —Es mí problema, ya te dije que no te concierne—dijo seca. Me quedé sorprendido ¿desde cuando cambió tanto Kikyo?

    — ¡Claro que me importa! ¡Es mi hijo!—volvió a gritar. Y eso era todo lo que necesitaba escuchar. Kikyo no dijo nada, y yo ya estaba a punto de colgar—Escucha Kikyo tú sabes que mi esposa y yo no pudimos tener hijos—decía el hombre—De verdad, no sabes lo feliz que ella estaría con ese bebé, por eso te repito si tú no lo quieres, es mejor que me lo entregues a mí, nada le faltará, y prometo no molestarte jamás…pero no le hagas daño.

    —Ziran yo…—colgué el teléfono con brusquedad, no requería más información, conocía a Ziran, era el fotógrafo de la empresa en que estaba Kikyo y que se había traído desde Italia, “así que por eso era efectivo”, pensé.

    Podía sentirme molesto, engañado, creer que tendría un hijo y descubrir que no era mío, era de las peores cosas que podrían ocurrirme, o al menos eso se creería, y podría insultarla decirle que era de lo peor, y muchas cosas más, pero…sonreí de lado, y escuché como ella bajaba rápidamente las escaleras agitada.

    —Ten más cuidado, le harás daño a tu hijo—le dije.

    — ¿Mi hijo?—extrañada, ya empezaríamos con disfrazar las cosas—Pero si…—la interrumpí.

    —Nunca te creí capaz de engañarme de esa manera Kikyo—dije mirándola con seriedad—Y tampoco te creí capaz de planear atentar contra tu propia sangre.

    —Amor lo que tú escuchaste—decía desesperada, pero volví a interrumpirla.

    —Comprenderás que quiero el divorcio, cuanto antes—le dije con tranquilidad—Y lo siento, podrás exigirme lo que quieras pero sabes que con tu engaño, has perdido derechos.

    — ¡Inuyasha por favor! ¡Por favor amor! Todos cometemos errores, ¡Yo no quería perderte!—dijo exaltada.

    —Y pensar que me sentía culpable de pensar en dejarte, cuando decías que no era necesario casarnos, sólo por el bebé. ¡Que estúpido fui!—dije sonriendo y se desconcertó por mi acción—En fin, ya lo sabes quiero el divorcio, y mañana mismo empezaré a tramitarlo—dije fríamente.

    —Pero amor yo…—de nuevo no la dejé acabar.

    — ¡No me llames amor!—dije molesto—Y una cosa, no te atrevas a hacerle daño a la creatura, él no tiene la culpa que tu plan no haya salido tan bien, mejor entrégaselo a su padre, lo necesita más que tú—espeté—Además, si me entero que hiciste algo contra tu hijo, te juro que haré que te condenen por ese crimen, así que ni lo intentes Kikyo.

    Se quedó estática en la sala, y yo me dirigí a la salida, no compartiría el mismo techo con ella, no señor.

    — ¿A dónde vas?—preguntó saliendo de su aturdimiento.

    —A algún lugar lejos de ti—contesté cruelmente, y me salí de la casa, escuchando como me gritaba que no la dejara, que la perdonara y muchas cursilerías más, pero no me detuve, tomé el auto y arranqué, la vi seguirme, aceleré mi velocidad, sabía a dónde debía ir, y nada me lo impediría ésta vez…
    ---
    N.A: Ahora sí, es todo por el momento Gracias ^^
    Ah como ultimo, em se k odiaran a Kikyo por lo k puse, pero xfa NADA de insultar al personaje, como digo siempre se necesita de villanos, sino no tendriamos historia jeje, gracias.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  8.  
    Blood Dupre

    Blood Dupre Usuario VIP

    Tauro
    Miembro desde:
    27 Abril 2010
    Mensajes:
    878
    Pluma de
    Escritora
    Gracias por avisarme linda y perdona la tardanza, en el capítulo me ha encantado, pobre Sesshomaru sus sentimientos no son correspondidos como el quiere, en fin en estos momentos Kagome debe de sentirse muy mal y como no, en cuanto a la boda de Inuyasha que se le puede hacer lo hecho esta presente, pero que ocurrirá ahora, sólo tú lo sabes, espero el próximo capítulo. Adiós.
     
  9.  
    Misaky-chan

    Misaky-chan Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    6 Junio 2011
    Mensajes:
    171
    Pluma de
    Escritora
    Hayyyy Hola mira que yo ya habia leido la continuacion por Fanfiction.net en mi cuenta lo agregue a mi historia alert y favorita por que me fascina me gusto mucho tu capitulo por fin desenmascararon a la tonta de kikyo me parece que es una hipocrita y tonta por hacerle eso a mi inu y tambien probre muchacho menos mal inu es buena persona y no le permitio hacerle nada al niño, ahora me pregutno que pasara ya que inu se entero que ese hijo no es de el espero que pueda quedarse con kagome hacen tan hermosa pareja bueno espero ansias la continuacion besos y cuidate!!!
     
  10.  
    Melpómene

    Melpómene Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    25 Septiembre 2011
    Mensajes:
    118
    Pluma de
    Escritora
    Hola !!
    Estaba leyendo tu historia desde ayer (hubiese comentado antres pero...fue culpa de mi colegio(si yo fuese la reina del mundo lo prohibiria :P))
    Pues que te digo... En la parte tecnica no soy buena sorry :(
    Pero en lo demas me gusto mucho, a decir verdad me sorprende que Kagome sea tan ... tonta (ok, indecisa) siempre esta tan decidida...pero bueno
    En lo personal, yo siempre fui de Sesshomaru (y siempre lo sere), me encantaria que se quedara con el que la supo esperar (y no me sorprenderia (ok, un poco... mucho)) pero la verdad es qe Inuyasha no esta tan mal... (me siento Kagome!! ;))
    Bueno, saludos, estare esperando la conti ansiosa...
    Bye :)
     
  11.  
    Aglicht

    Aglicht Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    10 Octubre 2008
    Mensajes:
    443
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Indebidamente enamorada [Inu&Kago; Sessho&Kago; Kouga&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    29
     
    Palabras:
    1853
    Hola a todos, en verdad imagino que ya muchos ni recuerdan esta historia jeje, pero me quedé con el pendiente de finalizarla, así como las que tengo pendientes y es lo que haré. Lamento la demora, primero falta de imaginación y ánimos, y ahora falta de computadora. Pero estoy en la biblioteca y Candy Crush, Dragon city y Farm Heroes Saga por fin dejaron de quitarme mi tiempo xD, así que me atrevo a continuar el capítulo número veintisiete.

    En fin capitulo 27. Por cierto en FFnet, esperenme un poco, tuve que rehacer una cuenta, olvidé el correo que usé, así que si ven de nuevo la historia con el nick de Gali Lozano2. NO es un plagio, esa es mi otra cuenta de FFnet. En fin a lo que vine.

    Capítulo 27

    (Narrador)

    Llegó rápidamente a la casa de Aome, esperando poder encontrarla y no arrepentirse por dejar pasar tanto tiempo, siendo un idiota por las decisiones erróneas que había tomado. Aunque le dolió la noticia de Kikyo, jamás se había sentido tan humillado pero a la vez tan tranquilo.

    Tocó la puerta fuertemente, era la una y media de la tarde, y deseaba con todo su corazón encontrarla, algo internamente le decía a gritos que algo nada bueno estaría pasando. Escuchó maldecir a Gendo tras la puerta al abrir, se disculparía, quizá lo había asustado.

    — ¡Que maldita forma de tocar!—salió molesto— ¿Inuyasha?
    — ¡Señor Higurashi, discúlpeme por la forma tan brusca de tocar su puerta, pero me urge hablar ahora mismo con su hija!


    Gendo se preocupó al verlo tan desesperado, pero como decirle que ya su hija, se había ido y muy lejos. Imaginaba lo que le diría, él estaba al tanto del intento de relación que tuvo su hija con él, y en la que claramente no estuvo de acuerdo.

    — ¿Sucedió algo malo Inuyasha?—preguntó.
    — No lo sé, pero cometí un grave error y necesito hablar con ella…—dijo angustiado.
    — Lo siento Inuyasha, pero no podrás hablar con Aome.
    — ¿Por qué no?—alterado— ¿Me la está negando Gendo? ¡De verdad necesito hablar con ella!
    — ¡Podrías calmarte!—le gritó— contrólate, y vamos entra a la casa, tenemos mucho de qué hablar.


    Inuyasha le obedeció y entró, realmente no le gustaba el tono de Gendo.

    (Narrado por Sesshomaru)

    Me había despertado más cansado de lo esperado. Quizá los años ya me pasaban la factura, negué con la cabeza, cumpliría treinta en un año y algo, así que eso no sería. Recordé que tenía compañía, y abrí los ojos buscándola, no la encontré. Miré el reloj y vi que ya era tarde. Seguramente estaría cocinando o algo así. La llamé pero no obtuve contestación. Salí a la sala y encontré una nota que leí rápidamente, ella se había despedido.

    Gracias por todo, siento haberte lastimado, espero algún día me perdones, por todo el daño que te hice y por despedirme de ésta forma…”

    Arrugué la hoja de papel con furia, me fui al cuarto y busqué con qué vestirme, ella no se iría así, antes tendría que oírme.

    (Narrado por Inuyasha)
    Luego de unos minutos de que me calmara, Gendo me contó la decisión de Aome de irse de México por un tiempo, yo no pude soportarlo.

    — ¿A dónde se fue a qué hora sale su vuelo?—pregunté desesperado.
    — Es mejor que la dejes ir, tú tienes tu esposa y un hijo que te esperan Inuyasha—me dijo seriamente—y no permitiré que te burles más de Aome.
    — Por favor señor Higurashi, he dicho que quiero hablar con ella, porque tengo que arreglar los malentendidos que tuvimos, incluyendo lo de mi… matrimonio.
    — Inuyasha ya es tarde, ella se irá y volverá cuando esté lista—decía sin perder su seriedad—no insistas. Si tanto quieres a mi hija, dale su espacio, cuando vuelva seguro te buscará si aún siente algo por ti.


    No supe que decir, podría gritar y decir que la amaba, y que todo lo que había pasado era un engaño, lo de Kikyo, que el bebé no era mío, pero sabía que no ganaría nada con Gendo y el tiempo seguía corriendo. Iría a la terminal y la vocearía, no era difícil, a pesar de que vivíamos en una gran ciudad, sólo había un aeropuerto, y muchas aerolíneas pero la encontraría. Salí de su casa sin despedirme, corrí hacia el auto, y conduje como un loco, tenía que llegar cuanto antes.

    Estábamos pasando nuestro tercer día juntos, desde que Sesshomaru se había ido en el viaje de negocios, la había invitado al bosque de Chapultepec, no era común que fuera ahí, pero sabía lo que le gustaban los animales, en especial los leones, pues en algún momento me lo había dicho. Habíamos salido al fin del zoológico, nos tumbamos sobre el pasto, ella sobre mi pecho y yo abrazándola.

    ¿En qué piensas?—pregunté al escucharla suspirar.
    Que sería maravilloso estar así contigo, en la nieve, y hacer un muñeco de nieve juntos—me dijo, mientras mirábamos al cielo.
    ¿Nieve?—dirigí mi vista hacia ella, que seguía mirando el cielo.
    ¿No te he dicho que me gustaría vivir en un lugar nevado?—me preguntó, y se volteó a verme, aun abrazada a mi pecho.
    No, y tampoco es como si habláramos mucho—le sonreí. Ella sonrió y me miró con los ojos llenos de ilusión.
    Inuyasha ¿Te gustaría algún día irte a vivir conmigo a Canadá?”


    En cuanto llegó ese recuerdo a mi mente, aceleré lo más rápido que pude, me pasé altos y sabría que enfrentaría al oficial de tránsito, pero no me detendría, no estaba dispuesto a perder a Aome.

    (Narrado por Aome)
    Me encontraba en la sala de espera de pasajeros, esperando unos minutos antes de abordar mi vuelo, ésta no era la mejor forma, pero la oportunidad de cumplir una meta en un momento tan oportuno. No me sentía a gusto, una vez más huyendo de mis problemas, que realmente no habría problemas si no me hubiese complicado más las cosas la noche anterior.

    Se acercó a mí, tomó mi mano derecha, me estaba deteniendo, al mirar sus ojos me sentí peor de lo que ya estaba, él mirándome de una forma tan suplicante… casi angustiante ´por ver que me iría. Tal vez pensaba que si salía de la puerta no volvería jamás, y era eso lo que yo quería, que me dejara ir, dejarlo, no hacerle más daño.

    No—dijo atrayéndome más a él— no dejaré que te vayas.
    Por favor ya no me hagas esto—dije sintiendo mis lágrimas bajar por mi rostro, me rompía el alma verlo así, por mí— Yo no puedo hacerte esto, yo te fallé y…—no pude terminar cuando él ya estaba devorando mis labios en un beso brusco, que poco a poco se iba volviendo pasional—Sesshomaru—susurré entre besos y me sonrojé cuando él se alejó de mí, por necesidad de oxígeno. Volví a besarlo de forma suave, haría una última cosa antes de alejarme de él…
    No quiero que te vayas de mi lado—susurró contra mis labios, para volver a besarme.
    Y yo tampoco quiero perderte—correspondí su beso con lentitud.


    No era raro terminar así, entre besos, caricias y abrazos, pero ésta vez todo sería diferente, siempre era él quien cortaba el momento antes de no poder detenerse, pero ésta vez no se lo permití luego de un rato de besarnos, de tocarnos y empezar a deshacernos de la ropa…

    Si sigues por ese camino, no podré contenerme—me dijo en forma de alerta con su ronca voz, producto de la excitación. Con sus ojos dorados nublados por la pasión, no le respondí, lo besé e incité aún más— Aome, no habrá marcha atrás—dijo separándose de mí.
    No quiero volver atrás, quiero continuar Sesshomaru—le dije sonando muy segura de mí misma.


    Me miró fijamente sin saber ¿Qué decir o hacer? Supuse que estaría sorprendido, pero antes de pensar más, él volvió a besarme con ímpetu, con todo el deseo contenido que tenía, y me dejé llevar… al menos hasta despertar y verlo a mi lado, debatiéndome entre seguir con él o irme ya…”

    Finalmente, terminé en la segunda opción, huyendo como cobarde de nuevo, estoy segura que ésta vez no me lo perdonaría, ni por todo el amor que dijera tenerme. Finalmente perdí. Tanto a Inuyasha como a Sesshomaru. Inuyasha… pensé por un momento que debería estar disfrutando su luna de miel con su ahora esposa. Un par de lágrimas amenazaron con salir y las retuve, ya no lloraría de nuevo. Dicen que en la vida siempre se aprende de los errores, pero éste error dolía, me engañé y engañé a la gente que decía amar.

    “Pasajeros con destino a Montreal, Canadá en el vuelo número cuatrocientos dos de las catorce horas con cuarenta minutos, favor de abordar la nave. Primera llamada.”

    Ese anunció me sacó de mis pensamientos y tomé mis maletas, iba a alzar una de ellas cuando sentí que alguien me tomaba de la mano.

    — Pero ¿Quién demonios te crees?—me giré enojada, para ver quien me detenía, y al mirarlo, me quedé en shock…
    — ¿Entonces ibas a irte sin despedirte?—me dijo molesto, y con una inmensa tristeza y enojo en sus orbes doradas.


    ------
    N.A: Por cierto el capi tendrá lemon, pero en FFnet, esto es sólo por si alguien quiere leer el lemon, aún no lo hago y no he actualizado en la otra página así que no desesperen ya les avisaré.
     
    Última edición: 13 Agosto 2013
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Aglicht

    Aglicht Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    10 Octubre 2008
    Mensajes:
    443
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Indebidamente enamorada [Inu&Kago; Sessho&Kago; Kouga&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    29
     
    Palabras:
    1922
    Bien chicas, no creo poder cumplir tres finales, más bien dejaré el que me parece lógico dado que estamos hablando de un personaje con personalidad fuerte (Sesshomaru) y reconozco que lo doblegué mucho en el fic xD OCC lo siento . Aparte que ando en mi último trimestre de escuela (No yo no tuve vacaciones de verano TwT) y ejem a duras penas ando pensando en los finales -w-...

    Y entonces les dejo el chapter 28, siento no haber cumplido con que sería el día domingo. Pero no contaba con que mi padre querría pasar tiempo de calidad conmigo xD. Y que la musa de mi inspiración respondiera hasta ayer, a último minuto ¬¬ En fin...

    Me resta decir además de que Inuyasha no me pertenece, ni sus personajes, que fueron creados por Rumiko Takahashi, y que yo los uso para aplacar mi imaginación y entretenerlos. Ésta historia si acaso tendrá dos chapters más y terminamos :) sí, luego de casi 3 años de retraso... Así que agradezco de antemano, y a lo que sigue. Cap 28

    Indebidamente enamorada

    Capítulo 28. Aeropuerto


    (Narrado por Aome)


    "Pasajeros con destino a Montreal, Canadá en el vuelo número cuatrocientos dos de las catorce horas con cuarenta minutos, favor de abordar la nave. Primera llamada."

    Ese anunció me sacó de mis pensamientos y tomé mis maletas, iba a alzar una de ellas cuando sentí que alguien me tomaba de la mano.

    — Pero ¿Quién demonios te crees?—me giré enojada, para ver quien me detenía, y al mirarlo, me quedé en shock…

    — ¿Entonces ibas a irte sin despedirte?—me dijo molesto, y con una inmensa tristeza y enojo en sus orbes doradas.

    Lo que me faltaba, tener que verlo nuevamente…

    — Inuyasha—susurré.

    — Contesta Aome, ¿Así te vas sin despedirte?—me dijo mirándome a los ojos y tomándome de los hombros. No contesté, no sabía si disculparme o gritarle— ¡Demonios Aome! Dime ¿Qué pasará con nosotros?

    — Nunca ha habido un nosotros Inuyasha—le contesté—Siempre estuvimos en medio de una relación cada quien, además ¿A qué viene todo esto? Deberías estar con tu esposa e hijo—le recordé. —

    Me soltó al decirle eso, apretó los puños fuertemente y después se pasó la mano derecha por su cabeza, estaba desesperado.

    — No tenemos que preocuparnos de ello—me dijo—Ese niño, no es hijo mío.

    Su declaración me dejó sorprendida.

    — ¿Qué estás diciendo?—

    — Lo que oíste, Kikyo me tendió una trampa—explicó—Se embarazó de un amigo suyo, y lo hizo pasar por mi hijo, para poder casarse conmigo.

    — Inuyasha…

    (Narrado por Gendo)

    Miraba las viejas fotografías del álbum familiar. Me sentía nostálgico por la partida de mi hija, y antes de que Lizeth llegara de sus compras hogareñas, quería rememorar un poco de lo acontecido en los años de vida que tengo con mi hija. Terminé de ver el álbum donde Aome se había graduado de secundaria, y sonreí al ver la foto en que Aome y Lizeth posaban junto a su última maestra de curso, la señora Kaede. Cerré el álbum de fotos y al dejarlo en su sitio, unas fotos cayeron al suelo.

    Al levantarlas, pude reconocer esas viejas fotos, Megumi. Se parecían tanto, pero eran tan diferentes, o quizá no tanto. La madre de Aome se había ido en su juventud a probar el sueño americano, y ahora mi hija se iba también a probar suerte, o a esconderse en Canadá.

    Aunque me recordé que Aome era igual de soñadora que yo. Desde muy niña me advertía que se iría muy lejos, y que en cuanto se estableciera habría de venir por nosotros. Y justamente ésta mañana, cuando no quiso que la acompañáramos al aeropuerto como solíamos hacerlo en la terminal de autobuses, cada que se iba a visitar a su familia a Tabasco; nos prometió que volvería por nosotros muy pronto.

    "La vi tomar sus maletas, asegurándose que ya no olvidaba nada. Lizeth trataba de contener sus lágrimas, y yo no sabía si gritarle y regañarla por lo que haría, o abrazarla desearle suerte, o bien convencerla de quedarse. Sabía que siempre buscó esa oportunidad, que siempre la deseó más que a cualquier cosa, incluso más que los sueños que alguna vez llegamos a compartir.

    Te acompañaremos al aeropuerto—le dije mirando a Lizeth, mi mujer que asintió en cuanto lo dije.
    No hace falta papá—me dijo.
    ¿Por qué no?—pregunté malhumorado— ¿Es que acaso alguien irá al aeropuerto?—.
    No es eso—me miró a los ojos—Esto es de por sí difícil y no quiero que lo sea más estando allá. —
    Entonces no te vayas—se atrevió a comentar Lizeth—Si has tomado ésta decisión es porque estás segura de lo que harás, si no ¿Por qué razón no querrías que fuéramos a despedirte? Siempre que te vas de viaje lo hacemos.
    No es igual, no me iré por unos días. —
    Temes que al subirte y dejarnos, quieras regresar corriendo ¿Verdad?—comenté en broma para aligerar la tensión, no me gustaba verla tan abatida.

    Decidimos no decir más, abrazamos a nuestra hija, y tratamos de disfrutar las pocas horas que nos quedaban antes de que ella se fuera definitivamente.

    Vendré por ustedes en cuanto me haya establecido allá—nos dijo al despedirse, sonriéndonos y cerró la puerta. Ésta vez no la hice renegar diciendo que quería que me llenara el avión con mujeres hermosas o no me iba, o decirle que tendría que llevarse a toda la familia, para poder llevarnos, Lizeth tampoco dijo nada, sólo le sonreímos y le deseamos suerte, aún si no volviera por nosotros, la estaríamos esperando."

    Aome había crecido demasiado en tan poco tiempo, suspiré cansado al ver la foto en la que Megumi estaba con Aome de apenas cuatro años, Megumi se puso a su altura y sonrieron las dos, en ese momento fue que les tomé la foto. Y no pude evitar recordar, todo el sufrimiento que a amabas les causé en su momento, empezando por Megumi, ojalá algún día llegara a perdonarme…

    Entonces alcé la vista y vi a Lizeth abrir la puerta, volví la mirada a la foto sonriente de Megumi, y quizá suene absurdo, pero comprendí que ya me había perdonado.

    (Narrado por Inuyasha)

    Azoté mis manos contra el volante, me sentía tan estúpido por lo sucedido. La había perdido a causa de mis inseguridades, de estar siempre en medio, y nunca decidirme en ningún lado. Tal vez pueda refutar que realmente ella no me amó y fui sólo su maldito juguete.

    O tal vez nunca nos amamos realmente, ella tenía razón. Ella y yo siempre en medio de una relación, nunca decidimos aceptar nuestros sentimientos y hacer algo al respecto más que refugiarnos en otros brazos, culparnos, evadirnos…

    "Me miró sorprendida por mi declaración. Mi corazón latía fuerte, esperaba que pudiera entenderme.

    Si estás esperando que con decirme que ese bebé no es tuyo, yo anule mi viaje y salté a tus brazos, estás equivocado—me dijo mirándome seria.
    No es así Aome, tan sólo espero que me des una oportunidad—le dije—Y si tanto quieres irte, entonces yo me voy también.

    "Pasajeros con destino a Montreal, Canadá en el vuelo número cuatrocientos dos de las catorce horas con cuarenta minutos, favor de abordar la nave. Segunda llamada."

    Anunció el vocero del aeropuerto.

    Lo siento Inuyasha—me miró a los ojos con determinación—Pero ahora menos podría aceptar el amor que te dije tener, e intentarlo. Los dos elegimos mal, y ahora hay que afrontar las consecuencias—me decía con voz calmada.
    ¡No te entiendo!—le grité— ¡Dijiste amarme y querer estar conmigo y ahora que podemos, que te he explicado que lo de Kikyo ha sido un engaño, me dices que no!
    Y si lo de Kikyo no hubiese sido un engaño, entonces tú estarías ahora con ella en sus brazos—refutó, dejándome destrozado ante esa gran verdad, dolía admitirlo, estaría con Kikyo asumiendo mi responsabilidad y no tratando de convencer a Aome de no irse—Adiós Inuyasha.

    La vi tomar sus maletas y empezar a encaminarse a la sala donde saldría su vuelo, apenas reaccioné y la alcancé. La volteé hacia a mí con fuerza, y la besé con fuerza, obligándola a corresponderme, y lo hizo. Y me alegré sabiendo que quizá ella no desistiría de irse y correr a mis brazos como me había dicho, pero al menos ese último beso quedaría de recuerdo.

    Nos separamos por falta de aire, y volví a besarla, queriendo que el tiempo quedara congelado en ese instante, pero ella me alejó cuando escuchó la última llamada, se giró diciéndome "Adiós" y yo no pude distinguir nada en su mirada…"

    — ¡Maldición!—grité golpeando el volante de nuevo con mis manos. Y finalmente sentí mis ojos humedecidos. Recordando de momento mi relación con Kikyo desde inicio a fin, desde la llegada de Aome, las peleas con mi hermano, que se la merecía aún más que yo, y al final ella no se quedó con ninguno. Sesshomaru ¿Cómo estaría mi hermano ahora?

    (Narrado por Aome)

    Subí al avión. Ubiqué mi asiento de lado de la ventanilla y me senté. Estaba tan confundida, y culpable.

    — Soy de lo peor—murmuré al recordar aún lo ocurrido, y peor cuando toda la película de lo acontecido entre Sesshomaru, Inuyasha, Kouga y yo pasó por mi mente, una tras otra sin darme descanso.

    El avión comenzó a despegar, y yo empecé a llorar silenciosamente. No sé cuánto tiempo pasó después, miré al cielo ya oscurecido. Y entonces me prometí que ahora podía comenzar y hacer las cosas bien, que algún día la gente que dañé incluidos mis padres, podría llegar a ganarme su perdón. Y no volver a ser tan idiota como lo había sido.

    Empecé a sentirme cansada y decidí que dormiría. Cuando vi que alguien se acercó al asiento vacío de mi lado. No quise voltear a ver, seguramente algún pasajero estaría incomodo en el asiento que le correspondía y se pasó al mío. Me daba igual, me había tocado ventanilla, así que no me molestaría en reclamar si quiera.

    Volví a cerrar mis ojos, con mis sueños y esperanzas renovadas, iría a otro lugar, a empezar de nuevo y sonreí. Pero abrí los ojos de golpe al sentir una mano de hombre posarse en mi hombro, bueno suponía que era de hombre, se sentía grande y tosca. Me giré inmediatamente, dispuesta a reclamar por su atrevimiento, pero al verlo…

    — Se…Se—no pude terminar de hablar.
    — Te advertí que si te tomaba, era de por vida—me dijo mirándome con sus orbes doradas, destilando esa frialdad con la que lo había conocido.
    — Sesshomaru…—susurré aún sin poder creerlo.
    -----------


    Por cierto chic@s de FFnet ya actualicé y ya está en el cap anterior el lemon n.nU y bueno como dije estamos a finales y pues unos dos caps mas y se acaba :P Gracias
     
    Última edición: 13 Agosto 2013
  13.  
    Aglicht

    Aglicht Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    10 Octubre 2008
    Mensajes:
    443
    Pluma de
    Escritora
    @Blood Dupre tu perfil no me permite avisarte de la continuación, pero te etiqueto para que puedas pasar :)
     
  14.  
    Elissa

    Elissa Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    13 Octubre 2010
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritora
    O por dios!! Es este el final? Omg. Me encanto!!! Que historia más linda pero ya enserio, es este el final? (Me encanto como describías las emociones la verdad me reí y emocione mucho con tu fic! ) gracias por escribir :)
     
  15.  
    Aglicht

    Aglicht Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    10 Octubre 2008
    Mensajes:
    443
    Pluma de
    Escritora
    Si ya haré el final jeje lo prometo. Para mayo espero. Y gracias :3
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso