Audiohistoria Identity Crisis [Samurái Sonso x Gakuen RapePlay: Cross Generation of Angst People]

Tema en 'Literatura experimental' iniciado por Luncheon Ticket, 27 Junio 2021.

  1.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket THE BE(a)ST

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    542
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Identity Crisis [Samurái Sonso x Gakuen RapePlay: Cross Generation of Angst People]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    855
    N/A: Este relato es irreal y grosero. Los personajes célebres son pobres imitaciones, y debido a su contenido, nadie lo debe leer. La narración del clip de audio que acompaña al presente texto fue cortesía de “IchiiDou (with an D)”. A los eventuales curiosos, absténganse de continuar: no hallarán aquí faltas ortográficas ingentes ni avatares berretas.

    "Somari" (sí, Somari): Cuando Nami Watabe (una estudiante con muy pocas luces pero también muy simpática) conoce a Maho (una samurái un tanto sonsa) proveniente de una época antigua (tan compleja como difusa), se enamora de ella a primera vista. Entonces, florece entre ellas un amor entrañable, habitualmente narrado con textos en primera persona, párrafos de una sola palabra, argot anglosajón gratuito y alineaciones raras.







    El prolijo e impoluto uniforme de Nami Watabe se detuvo de repente. La joven permaneció inmóvil y boquiabierta. Delante de ella se encontraba Maho, su novia, acompañada por otra muchacha. Iban de la mano, con la gracia de dos pétalos de rosa blanca deslizándose por el aire. Quien hasta hace un momento las estaba observando, se echó a correr. Buscaba huir a toda costa de aquella pesadilla de matices primaverales. En su pecho creció una flor, con un aroma amargo y un color angustioso. Había experimentado su primer desengaño, y ocurrió intempestivamente. De sus ojos brotó una copiosa lluvia, la cual no tardó en ahogar su moral. Sus pasos, cegados por el dolor, la conducían por lugares donde nunca había estado, ni le importaba estar. En su espíritu cayó la noche. Cuando Maho se enteró de lo que le había ocasionado a su amada, intentó redimirse. Pero un perdón no bastaba para calmar aquel suplicio, ni el consabido arrepentimiento. Tampoco era válida la promesa, ya agotada y vacía, de no reincidir.

    Ella se disoció de toda palabra, de todo momento, de todo concepto que le recordara que antes era feliz en su compañía. La luna, junto a las estrellas, solía sorprenderla durante las madrugadas invernales, con los ojos enrojecidos de tanto sollozar. El sol iluminaba sus ojeras, su semblante demudado a una constante expresión ausente y su andar pausado. La realidad de la adolescente de primer año adquiría una tonalidad gris, por las pinceladas que ella misma trazaba, pintando su rutina junto a la soledad. Se abandonó, quedándose desamparada. Fue necesario obtener ayuda profesional cuando aquella criatura se hizo presente. Era una figura cubierta por un velo tan oscuro como las tinieblas. La acechaba desde la distancia, sin decir nada, sin moverse. Era un ente siniestro que la perseguía sin tregua. Ningún fármaco ni consejo le servían. Cada una de sus sonrisas eran como disfraces que usaba solo por compromiso, no por voluntad propia. Adornaba su falso buen humor con risas sardónicas o mentiras optimistas. En ocasiones parecía superarlo, se distraía un poco y sus ánimos recuperaban ciertos colores, pero estas instancias duraban lo que un suspiro.

    Las recaídas eran aún peores a tanto más se daban. A veces pasaba por un puente para otear la nada, y sus lágrimas se estrellaban en las aguas. Entonces Nami esperaba ser como ellas, como sus lágrimas. Aquel ser de manto negro la agobiaba, le susurraba cosas al oído. Quería implantarle la idea de que se animase a acabar con todo lo que le estaba pasando de una buena vez. La joven no deseaba escuchar, pero tampoco soportaba vivir así. La penumbra se volvió su refugio, el silencio quebrantó su voz. Sus labios estaban resecos por la falta de agua, su vientre era enteco por la carencia de alimento, su alma yacía marchita por la ausencia de amor. La criatura la acosaba con más intensidad y vigor. Masticaba sus pensamientos, asediaba su maltrecho corazón; ella pudo ver que debajo del velo había algo terrible, escabroso, abominable. Un día se decidió, la figura finalmente le había convencido; se abrazaron mutuamente, en un pacto íntimo. Se aferró a lo que creía que era su única escapatoria. Aceptó aquel destino atroz.

    Llenó la tina con agua tibia, semejante a un ritual que se lleva a cabo en privado. Dispuso todos los elementos y las sustancias que la ayudarían a acometer su objetivo: ese pensamiento trágico, cruel, mustio… el que tanto anhelaba. Su cuerpo fue sumergiéndose por los efectos del sueño, uno del cual jamás volvería a despertar. Su vista se nublaba paulatinamente, los narcóticos empezaban a actuar sobre su organismo. A su memoria vino la imagen de una persona que le obsequió su amistad una tarde de diciembre. Un aroma ceniciento que nacía de la chimenea. El sonido de la llovizna que acariciaba el cristal de una ventana. Un agradable paseo en bote en un día de otoño. Una mañana de ocio junto a la alegría de su mascota. El agua imbuyó su efigie por completo, su respiración se cortó. Frío, era la única sensación que por momentos percibía. Encontró su descanso en el fondo, donde reposaría en eterna paz. Y su nombre, todo lo que Nami fue alguna vez, conformaría el rostro insondable del olvido.



     
    • Reflexivo Reflexivo x 1
  2.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,380
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Solo vine a darte la re bienvenida por enésima ocasión... y sí, hice caso a tu advertencia y me abstuve de escuchar/leer... :ganso::vibing::whistle::shark:

    Como quiera que haya sido fue un buen relato, acorde a tu manera de narrar una historia así de desquiciada, irreal e inverosímil que bien puede ser verdad (eso nunca lo sabremos).

    Saludos, Diccnero.
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket THE BE(a)ST

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    542
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Han pasado... ¿cinco meses?, pero leer un comentario tuyo y hasta darte el adorable (las viejas y sanas costumbres jamás se pierden, esto es irrebatible) me ha causado tanta nostalgia...
    Demonios, admito que de vez en cuando he echado de menos estas cosas, estimada amiga.
    Y nunca se menospreciarán tus re bienvenidas, si eres como un monumento vivo en este lugar.
    :D
     
    • Fangirl Fangirl x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso