Drama Historia de un Waffle

Tema en 'Novelas' iniciado por The Pacman, 7 Enero 2019.

Cargando...
  1.  
    The Pacman

    The Pacman King of Talco's ( & Borrashoos (???)) Husbando de Liza ❤️ Talco's Crew

    Géminis
    Miembro desde:
    9 Enero 2013
    Mensajes:
    1,127
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Historia de un Waffle
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1030
    Acérquense todos a leer la mejor historia de sus vidas.
    Una historia dramática llena de emoción, tristeza y waffles.
    Una historia de dulces y aperitivos, una historia de comida antropomórfica.
    Una historia de una persona en una camilla.
    Una historia de un Waffle.








    Blanco.

    Mis ojos solo pueden ver el color blanco cuando los abro, blanco luminiscente, vacío, solamente blanco.

    Tengo la vista algo borrosa, pero cada vez empieza a mejorar.

    Puedo voltear a ver a mi alrededor, la habitación está completamente iluminada, hay una grieta en la esquina superior derecha, cortinas azules, estoy solo, bueno, creo que estoy solo en este lugar. Viendo ahora mejor, estoy en una camilla, mi ropa esta bañada en sangre, mis manos y mis uñas…

    Sabía que estaba mal, pero no tanto para esto, estoy seguro que es la anestesia que me está afectando, todavía puedo pensar sobre ello al menos.


    ¿Cómo pudo pasarme esto de golpe?


    Solamente puedo recapitular…

    Hace tan solo unas horas estaba en un auto con el Sr. Panettone porque veníamos de la fiesta del trabajo en plena navidad, él conducía y yo estaba sentado en el puesto de copiloto del auto, le escribía a mi madre un mensaje de texto con el teléfono móvil avisándole que llegaría a casa temprano, que tenía hambre y me hiciera algo de cenar.

    Un ruido del lado izquierdo vino, sonaba como metal pegándose contra un muro, luego de ello pude ver enfrente de mi por un segundo, estábamos acercándonos al auto de enfrente, nos acercábamos demasiado, lo suficiente como para no poder evitar chocar contra él.

    Durante ese segundo impacto el móvil se resbalo de mis manos y pude verlo flotando en el aire por un momento, mientras intentaba sujetarlo con ambas manos y que no se me escapara.

    Luego, solamente pestañee una vez.

    Solo un momento de no mirar nada, para luego sentir que dábamos otro golpe más. Ahora desde nuestra retaguardia, y luego de ello, abrir mis ojos y lo primero frente a mí para ver, es mi nariz dejando salir sangre como si fuese agua del grifo e inconscientemente intentar retenerla colocando mis manos como un cuenco, nunca había visto tanta en mi vida, por lo menos no mía. No sé cuánto tiempo estuve desangrándome por la nariz antes de abrir los ojos, lo sentí como un segundo, aunque quizás pudo haber sido más.

    Todavía tenía mi cinturón de seguridad puesto, el Sr. Panettone es buen conductor, y tampoco toma alcohol. Nosotros no chocamos, alguien nos había chocado y dado a la fuga, yo lo sabía y el también, los transeúntes que vieron el accidente esa noche igual presenciaron que otro auto escapo de esa situación, aunque eso ya no importa.

    Volteé a ver a Panettone, estaba inmóvil en su puesto y no podía ejercer ningún movimiento, me decía que le dolía todo.

    Él me miraba, yo lo miraba a él, mirábamos a nuestro alrededor, a las personas que a través de la ventana rota nos decían que habían llamado a emergencias y pronto vendrían.

    Ninguno de los dos sabía que paso exactamente en ese momento.

    No tengo la menor idea de cuánto tardó en llegar la policía, pero pudieron romper la puerta del lado del Sr. Panettone y sacarnos de allí, a él tuvieron que cargarlo debido al dolor que sentía, pero yo pude salir por mi cuenta aunque me dolía el cuello.

    Uno de los policías me ilumino el rostro con una linterna pequeña que tenía y examino la nariz, no me decía nada cuando le preguntaba cómo me veía, aunque luego de preguntar varias veces me dijo “solo está rota”. No parecía muy convencido.

    Nos trasladaron al seguro y se fueron, cuando nos examinaba la pasante de guardia (porque no había doctores, porque estaban en huelga…) nos comentó que no podía hacer nada y tampoco tenían medicamentos, simplemente nos dijo que fuéramos a “probar suerte” en otro lado.

    A Pannettone lo pusieron en una silla de ruedas mientras esperaba, pensó que lo mejor sería llamar a Twenky (una compañera del trabajo, parte de salud y seguridad), saco su teléfono, lo desbloqueo y me lo dio para hablar con ella. Le comente lo que había pasado y un rato después llego al lugar. Eran las 11:30PM, ya habían pasado alrededor de 3 horas desde el incidente, yo todavía no llamaba a mis padres para contarles lo sucedido.

    Salimos del seguro con Twenky en su auto, pensábamos agotar en primera instancia las opciones ligadas al seguro de la empresa de Panettone y el personal, para ello fuimos a su casa a buscar los documentos legales y su carnet de ambos seguros.

    Me dieron algo de agua y me dejaron ir al baño para orinar e intentar limpiar la sangre de mis brazos al menos, la hija de Panettone me dijo que estaba el baño en el 1er piso y subí viendo prácticamente solo al suelo, pase al baño, orine y luego en el lavamanos me concentre en intentar quitarme la sangre de ambos brazos, pero ya estaba seca, estuve unos 5 minutos frotándome los brazos pero aún así seguían de color rojo, el agua bajaba de mis manos teñida del mismo color y no acababa nunca, me desespere y deje de intentar quitarla, me seque con papel de baño ambas manos y salí de allí.

    Fue allí cuando me di cuenta que frente al baño había un espejo de cuerpo completo, fue justamente allí que se me ocurrió ver de frente en lugar de seguir viendo al suelo, fue allí donde pude ver mi pantalón con manchas de sangre, mi camisa gris casi completamente roja en la parte de enfrente en el torso, mis manos y brazos manchados y mi cara…

    Pude ver lo reventada que tenía la nariz, estaba torcida, sí, pero a más de 3-4cm de donde se supone debería estar, tenía la nariz fracturada completamente, no tengo dinero, tenía miedo.

    Eran ya más de las 12PM, todavía no le contaba a mis padres que me esperaban en casa hace ya más de 4 horas.

    Tenía miedo, mucho miedo.



    Fin de la Parte I


     
    Última edición: 7 Enero 2019
    • Ganador Ganador x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Sad Sad x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  2.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,893
    Pluma de
    Escritor
    Debo decir que el título llamó mi atención junto con el contraste de la etiqueta drama. Creo que solo he tenido la oportunidad de leer un par de cosas tuyas y he de decir que suelen estar un poco diferentes a lo que nos presentaras con esta historia, a veces esta bien salirse del confort. Y el solo hecho de saber que esta basada en alguien que conoces, seguro que dolerá leerla.

    En fin, sobre la historia, no sé a donde apuntará pero esta primera parte se sintió muy melancólica, un choque de tal magnitud no debe ser fácil y mucho menos al ver en primera fila el estado en que quedó su compañero. Yo he estado en tres accidente pero afortunadamente no han sido graves y quienes han golpeado nunca se han escapado. Me supongo que no será fácil para él olvidar esa escena, son cosas que lo perseguirán en sus sueños.

    Me pregunto cómo estará Sr. Panettone, pues es quien sufrió más heridas.
    Respecto a lo técnico, lo siento pero hablaré de ello. La narración es buena, aunque hay algunos verbos en pasado deben acentuarse y una que otra comas que quitaría y agregaría.

    Creo que eso sería todo de mi parte. Nos vemos en la próxima actualización.
     
    • Informativo Informativo x 1
  3. Threadmarks: II – Lamento de Waffle
     
    The Pacman

    The Pacman King of Talco's ( & Borrashoos (???)) Husbando de Liza ❤️ Talco's Crew

    Géminis
    Miembro desde:
    9 Enero 2013
    Mensajes:
    1,127
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Historia de un Waffle
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1073
    Algunas veces, las personas sufren.

    Algunas veces, las personas odian.

    Muchas veces, las personas tienden a herirse unas a otras sin importarles lo que sienta el otro.

    Muchas veces, mi padre buscaba cualquier razón o motivo para pelear conmigo y darme la culpa de algo, esta fue una más a su lista.

    Mi familia logro llegar a la clínica cuando llevaba ya más de 3 días solo. Nunca pensé que la verdadera soledad fuera así, nunca pensé que me podría sentir tan impotente.

    Fueron tres días que dieron a lugar a charlas internas que la verdad todavía me ponen en duda hasta qué punto tengo cordura, puesto que Panettone se fue unas horas después de que lo ingresaron acompañado de su hija con un collarín puesto, al final resulta ser que debido a su edad el latigazo cervical que sufrió le afecto más, pero era lo único que tenía y me siento aliviado de ello.

    En cuanto a mí, me dejaron en emergencias en una camilla, estaba sola la habitación (y lo sigue estando ahora mismo). El nivel de la temperatura en ese lugar era lo suficientemente bajo como para poder ver mi aliento al respirar, los brazos me temblaban e intentaba aliviar el frio frotando mi brazo derecho contra mi abdomen, el izquierdo estaba conectado por vía intravenosa en mi mano al protector gástrico y el analgésico.

    En ningún momento llegue a ver a los enfermeros en mi habitación, pero sé que se dedicaban a cambiar las bolsas de analgésico y otros líquidos que me iban colocando debido a que veía una bolsa llena puesta cada cierto tiempo que abría los ojos.

    El tiempo transcurre de una forma extraña cuando no tienes la noción de él, soy completamente ignorante de cuantas horas pasaba estando despierto viendo al techo, viendo esas láminas blancas del Cielo Razo como única forma de entretenimiento.

    Blanco grisáceo, sin sucio alguno, liso pero se podía ver en una pequeña parte de él una mancha de pegaste, el vestigio de cinta adhesiva que alguna vez estuvo sujetando algo allí del techo, supongo.

    Así pasaba el tiempo, viendo exactamente lo mismo a cada segundo, a cada minuto, a cada hora, cada día sin poder mover mi cuerpo. ¿Por qué nadie viene a visitarme? Estoy solo, mucho más solo de lo que pensaba.

    Ý es solamente cuando el hombre es abandonado por todos, que este puede llegar a conocer realmente su verdadero ser. Esta vez, finalmente he visto a través del agujero del abismo y el abismo me ha devuelto la mirada.

    Quizás miento un poco al decir que lo único que podía hacer para entretenerme era ver el blanco del techo, puesto que sí tenía otra cosa… mi propia mente.

    La cantidad de charlas de temas tanto intrínsecos como filosóficos, de la vida y la potestad del ser humano, de mis errores y lamentos, de mi vida, del accidente; analizándome, destripando mi propia humanidad, descuartizando mi propio ser por mero entretenimiento ¿Acaso estoy tan mal de la cabeza? quizás.

    Durante todo ese tiempo llegue a conocerme mucho mejor de lo que quizás en situaciones comunes podría llegar. Estoy mucho más dañado de lo que pensé fuera posible, oculto con risas y sonrisas el hecho de ya no tener cabida en ningún lugar, soy un paria en mi propio hogar. Mi padre solamente me ve cuando lo necesita o para regodearse en los gastos que debe hacer para mantener a la familia, mientras me recriminaba que yo debería ser capaz de mantener a las 8 personas que la integramos cuando ni siquiera llego todavía a la edad de 20 años o al menos a los 19, nada de lo que yo haga será suficiente para él, nada de lo que gane significara nunca nada ante sus ojos.

    Cuando llegaron a la clínica, estaba despierto y recuerdo muy bien ver a mi padre pasando enojado delante de mi mamá, para gritarme, acusarme de ser toda culpa y causa mía. Que todo el accidente y los eventos eran para poder aprender por mí mismo que no debo utilizar la PC para jugar o charlar, si no, únicamente para trabajar y poco más. Que todo era debido a que todavía a mi edad me gustan las series animadas, en esencia, que la culpa de todo la tenía yo por ser como soy.

    Siempre ha sido así desde que era pequeño, cada vez que se me ocurría algo nuevo el tiraba abajo mis esperanzas o sueños, si le llegaba a comentar que alguien me estaba enseñando o ayudando en alguna cosa, me preguntaba por qué no le exigía que hiciera las cosas por mí, siempre buscando arrancar el brazo de quien da una mano amiga.

    Cuando tenía 6 años le dije que había soñado una vez que sería astronauta y debía empezar de una vez a aprender sobre las cosas necesarias y hacer ejercicio, no tardo más de 2 segundos para preguntarme donde se estudiaba para ese trabajo o si era tan ingenuo para creer que lo lograría.

    Cuando le comentaba que quería aprender a dibujar o estar en algún curso, me reprochaba que no merecía nada por no sacar las mejores notas, cuando obtenía las mejores notas, mencionaba que no había dinero para tales cosas.

    Siempre ha sido una queja tras otra de mi persona, aunque empezaron a aumentar de una o dos al mes, a unas 3 o 4 al día, todos los días desde que empecé a retarlo y a vivir sin hacer caso o mención alguna a su persona en mis cosas diarias, literalmente la solución para mí fue excluirlo de todo afecto emocional o dependencia, aunque al final del día todavía acepto que es mi padre, sea bueno o malo.

    Pero nunca pensé que llegaría luego de enterarse de que casi me mato en un accidente de auto a regañarme y echarme la culpa de cuanta cosa se le ocurriera sin antes preguntarme como me sentía o si estaba bien. Mi madre en cambio, llego preguntando a doctores y a quienes me llevaron aquí como fue toda la situación y como irían las cosas de ese momento en adelante.

    Me alegro bastante que se fuera mi padre a los 3 minutos y me dejaran nuevamente solo en ese cuarto.


    Quiero tener algún día una vida tranquila, pero hay una parte de mí que me dice, que nunca lo lograre completamente.

    Ese es uno de mis lamentos.

    El otro, es mi soledad.
     
    Última edición: 5 Febrero 2019
    • Sad Sad x 2
  4.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,893
    Pluma de
    Escritor
    Es una verdadera desgracia lo que Waffle está pasando, no solo tiene que lidiar con el fatídico recuerdo de ver en primera fila el estado de su amigo, también el reflexionar lo solo que está. Ahora puedo comprender un poco el estado en que se encuentra pues, ya desde su familia, o mejor dicho por su padre, quien . Es muy lamentable como muchos padres trata de esa forma tan severa a sus hijo, especialmente a los varones, es como si no quisieran derles libertad. Quieren verse reflejados en sus hijos, haciendo que ellos hagan lo que ellos no hicieron o lograron. Que triste.

    Digo, ¡qué hombre! Todavía ve el estado critico en el que se encuentra su hijo por ese accidente y va solo a regañarlo... mejor estaba solo. Hasta se alegró de ello y eso ya dice mucho la relación de ambos.
    Ante todo lo que está pasando no dudo porque se cuestiona su cordura.

    Respecto a las faltas, son las mismas, especialmente la acentuación de verbos en pasado.

    Me despido. Hasta otra.
     
    Última edición: 8 Febrero 2019
    • Sad Sad x 1
  5.  
    SweetSorrow

    SweetSorrow Orientador Crítico The Gays for Liza club Talco's Crew Ry-chan ♡ Senpai ♡ Cinnamon roll ♡

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Julio 2013
    Mensajes:
    1,860
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Madre mía pero qué historia más sad, Ghosty. El pobre Waffle, que ni siquiera llega a los 20 años todavía, tiene una vida tan dura, en serio. Ha tenido un accidente, por el amor de dios, ¿cómo puede llegar ahí y regañarlo y culparlo de lo que sea que le diese la gana? Esto me pone más triste al saber que está basado en una historia real, espero que a esa personita pronto le vayan las cosas mejor, estoy segura de que con el tiempo todo le mejorará. ¿O quizá ya lo hizo? ¿Quizá el final de esta historia es feliz?


    Bueno, Ghosty, qué decirte, me está gustando mucho la verdad. Narraste la situación de una forma en la que el lector pudiese comprender lo que Waffle estaba sintiendo. Quiero decir, en mi mente pude visualizar por ejemplo el choque de coches, aunque admito que me perdí varias veces porque siento que, como dice Kay, quizá te excedes con las comas, o no pones alguna donde hace falta. Pero eso se arregla dándole una buena leída al escrito antes de publicarlo, con calma <3 También debes revisar lo de las tildes en los verbos, porque también hacen que el lector se pierda un poco en la lectura.

    Pero son esos fallitos que, repito, se arreglan dándole una lectura antes de publicarlo <3 Y si estás con dudas, podemos mirar juntos cuándo poner tildes y cuándo no <3

    Así que en la parte técnica del fic solo te falla eso para lograr que la lectura sea fluida, ¡pero narras bien! Tengo muchas ganas de saber la continuación (que la tiene, ¿no?) y ver cómo le va a Waffle, y quizá ver al Sr. Panettone, jajaja, adoro los nombres. ¿Seguirán las discusiones al volver a casa? ¿Cómo llevará lo del accidente? Espero que esas incógnitas me las resuelvas ;w;

    Nos vemos ;-;/
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Cargando...
Similar Threads - Historia
  1. almiok
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    146
  2. dramela rec
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    106
  3. Apolo

    Historia larga La história sin título

    Apolo, 14 Julio 2018, en el foro: Novelas
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    87
  4. Amane

    Historia larga 25 historias aleatorias.

    Amane, 22 Julio 2017, en el foro: Novelas
    Respuestas:
    7
    Vistas:
    321
  5. Kashey
    Respuestas:
    20
    Vistas:
    660

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso