Drabble Hielo mutable [Diane&Oreki&Yule][Persona]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Mori, 13 Enero 2021.

  1.  
    Mori

    Mori Orientador ejemplar Orientador

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    2,231
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Hielo mutable [Diane&Oreki&Yule][Persona]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    344
    Hygge Kuno Vizard Lucas Diamond

    No, en serio, son tan supportive que lloro ;---; Por suerte es corto XD

    Hielo mutable


    Ahí venía, otra vez, una... otra.. y otra vez; el frío, el correr de la sangre por cada vaso de su ser, terminando por... congelarse... ¿por qué nunca podía descongelarse?

    Pero lo intentaba, siempre lo intentaba; luchar contra la garganta tensa, apretada, fría; las manos temblorosas, inestables, frías; los pies estáticos, inútiles, fríos.

    ¿Su motivación?
    La sangre caliente, como sí respirara hielo seco.
    Que lo ahogaba, ahogaba, ahogaba...
    Pero al mismo tiempo era lo que le permitía no salir huyendo.

    Porque podía sufrir un jodido ataque de pánico; pero nunca, nunca, huía de sus problemas. Solo le costaba enfrentarlos.

    Entonces lo sintió, la mano cálida sobre su hombro. No lo miró, pero sintió como sí lo tuviera cara a cara, sí fuera una parte más suya; un reflejo extraño frente al espejo. Un espejismo. Agua.

    El agua.

    —Recuerda, Shirai-kun, no estas solo en esto —murmuró, con voz firme, gélida; el cálido y siempre enérgico Tojo: gélido.

    Y lo entendió, que no solo era hielo; era la nieve, los copos y las vertientes más heladas. Que después bajan por los ríos, terminan en el mar, pero sobre todo: alimentan la tierra.

    —¡¿Listos, chicos?! —soltó Diane, con su voz suave y firme, comprensiva y maternal. Oreki iba tres pasos tras su espalda; como la víbora marina que era muy, muy, muuuy en lo profundo de su océano.

    Y ahí estaba él, con energías renovadas, capaz de moverse nuevamente; descongelándose.

    Y recordando que entre la guerrera de la maza, y el monstruo marino: él era el sabio consejero. Y su deber era cuidarle las espaldas, tras las espaldas: estar ahí, cuando cayeran por completo.

    El último de pie.

    El alivio final.​

    Yule Shirai.
     
    Última edición: 13 Enero 2021
    • Fangirl Fangirl x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso