*-Guerra de Pandora-*

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Iyame, 6 Diciembre 2010.

?

¿Os gusta?

Poll closed 24 Enero 2011.
  1. Si

    0 voto(s)
    0.0%
  2. No

    0 voto(s)
    0.0%
  3. Un Poco

    100.0%
  4. No eres buena en esto

    0 voto(s)
    0.0%
Se permite votar por más de una opción.
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Iyame

    Iyame Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Febrero 2009
    Mensajes:
    17
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    *-Guerra de Pandora-*
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    2296
    "Debes comenzar por el comienzo, continuar por la continuación y terminar con el final".

    PROLOGO

    -¡Por aquí princesa!- tomo su mano con fuerza mientras corría con desesperación por el pasillo hasta llegar a su habitación, metió rápidamente a su acompañante a la alcoba y cerro con llave la puerta, por lo menos estarían seguros ahí por un momento.

    -¿Por qué ha pasado esto?- la joven se dejó caer al piso, mostrando confusión en sus ojos.

    -...-no sabía que contestarle, no podía decirle que ella había tenido la culpa de lo que estaba sucediendo, que todo era por sus malas decisiones y caprichos.

    -yo solo pensaba en el bien del reino, si me casaba con el príncipe del reino de diamante...-se tomo la cabeza con ambas manos tratando con eso, que el dolor que sentía dentro se calmase un poco- el reino iría mejor...pero el pueblo me odia...si...eso es...el pueblo no quiere verme feliz...-

    -¿Co...Como dice?- miro a su princesa con confusión, ¿El pueblo la odiaba?, es cierto, después de todo la princesa solo quería su bien, quería todo para ella.

    -Solo tú me quieres...solo tú deseas mi felicidad...¿recuerdas? Ya me lo habías dicho alguna vez. -la princesa miro con esperanza a su sirviente, sabía que la persona que la estaba protegiendo ahora era la única persona que realmente se preocupaba por ella, los ministros solo le buscaban porque necesitaban de ella...

    -¡Pero princesa usted no puede decir eso!¡El pueblo quiere verla bien, necesita de vos para poder seguir en pie!-

    -!Entonces por qué me atacan!¡Por que no quieren verme feliz!- La princesa se levanto con furia, ella tenía razón, su pueblo la odiaba, lo sabía desde el principio, solo la venían a ver por que necesitaban algo, estaba rodeada de personas interesadas.

    La puerta comenzó a azotarse con fuerza, la gente ya había llegado hasta donde estaban, miro a su princesa con decisión, había hecho una promesa con su madre, prometió cuidar de la princesa y estar siempre con ella...y eso haría...

    [-*-*-*-*-*-*-*-]

    {_2000 años después_}

    -¡Como es posible que sigas en la cama Inuyasha!-

    -¡Por Dios Sango! déjame dormir un poco!- se cubrió la cabeza con las sabanas, ¿Por qué Sango venía a molestarlo a estas horas de la mañana?...un momento...¡Como demonios entro Sango a su departamento!

    -Inuyasha ya levántate que tenemos que darnos prisa, ya es tarde para la comida en casa de nuestros padres.-

    -Sango adelántate, te alcanzaré en un rato, lo prometo- no se quito las sabanas de la cabeza, esperaba que con eso su hermana se fuera más rápido.

    -Tienes 20 minutos hermanito, si no llegas en ese tiempo vendré por ti y te llevaré a la fiesta como sea que estés-

    El joven se levanto de su cama con pesar, estiro sus brazos, y tallo sus ojos tratando de quitarse la pereza de encima. Camino hacia el baño que estaba dentro de su cuarto y abrió la llave del agua caliente y regulo la temperatura.

    -¿Cómo demonios entro Sango?- cuestiono al espejo de su baño como si este le devolviera respuesta.

    Se miro en el espejo, vaya que su cabello estaba hecho un desastre, se quito su pants que usaba como pijama y la camiseta blanca para poder bañarse.

    Luego de una ducha rápida salió del baño con una toalla atada en su cintura, camino hasta su ropero y busco su ropa, se decidió por un pantalón negro, camisa roja y un chaleco negro, no es que quisiera ir formal, es que le habían ordenado ir así.

    Termino de arreglarse y salió de su casa mirando el reloj, justo habían terminado los 20 minutos de tolerancia de su hermana, rio para sí mismo, estaba seguro que Sango estaba en la recepción del edificio de donde vivía, ella siempre cumplía sus amenazas.

    Bajo por las escaleras con paso lento, no llevaba prisa, total si tardaba Sango iría por él, había pasado 1 año de que había dejado de vivir con sus padres y se independizo, estaba por terminar su carrera de diseñador grafico, pero existía algo que lo perturbaba siempre…

    -¡Por Dios ya es tarde! ¡Tarde!- un extraño niño paso corriendo cerca de él, Inuyasha le miro curioso por la prisa con la que corría el niño, era extraño, que niño se viste de traje y tiene orejas y cola de conejo….un momento…

    -¿¡Orejas de conejo!?- Inuyasha abrió los ojos con sorpresa, se tallo los ojos y no, no era un sueño, ese niño tenía orejas de conejo.

    -¡Es tarde muy tarde! ¡O por Dios la reina me cortara la cabeza!- el niño corría cada vez más rápido, Inuyasha movido por la curiosidad siguió al niño, sabía que Sango se molestaría, pero no sería la primera ni la última vez que lo regañaría por su impuntualidad.

    Corrió detrás del niño que ya le llevaba bastante ventaja y siempre repitiendo la misma frase, “ya es tarde muy tarde” o “me cortaran la cabeza”, esto le trajo la sensación de que ya había leído esa historia…Alicia en el país de las Maravillas…

    Se aventó desde la tercera escalera…pero lo que vio no era la recepción del edificio donde vivía…

    -¿Dónde…estoy?-


    CAPITULO 1

    Llegando al paraíso de la guerra

    -¡Señor!- ambos gritaron con miedo al ver como su líder era atravesado con una lanza

    -¡No se acerquen! ¡No quiero verlos heridos!- sonrió con pocas ganas, estaba débil y lo sabía, pero eso no quería que los gemelos se metieran en esto

    -¡Trébol de hielo!- Una silueta cubierta por una capa blanca, lanzo una daga con forma de trébol, mientras recitaba una palabras, la daga dio en el suelo convirtiendo todo en hielo.

    -¡Os dije que no interfieran!- Le miro con algo de frustración, nunca lo diría en voz alta, pero agradecía su interferencia, pero aun así no quería que nadie se metiera en ese asunto.

    -¡Ja, ja, ja, ja! Un intento tonto ¿Lo sabías?- Miro con risa y con lastima a su adversario, sabía que estaba perdido, pero sus seguidores estaban decididos a terminar con una batalla que el sabia ganaría

    -¡No creas que ya ganaste maldito! ¡Nuestro señor te derrotara!- La daga de hielo ahora formaba un imponente dragón frente a los 2 combatientes.

    -¡Oh vaya! ¿Es vuestra mascota?-

    -No solo mi mascota- el dragón se elevo hasta el cielo y desapareció ahí. -¡Ahora dragón de hielo! ¡Tormenta de diamantes!-

    Una poderosa lluvia de diamantes se estrello contra el enemigo, pero eso no era todo, los diamantes tenían dentro pequeños rayos que entraban al cuerpo y desde dentro electrocutaban al adversario.

    -Os dije que no se entrometieran- miro a su compañero, sabía que era testarudo pero no para tanto

    -necesitabas ayuda y lo sabes, no seas terco señor- lo tomo de un brazo y lo cargo con cuidado, llevaba varias heridas en el cuerpo, estaba demasiado delicado.

    -gracias…- susurro antes de desmayarse

    -no tienes que agradecer…tu me salvaste la vida…- Miro como su dragón seguía distrayendo al enemigo, aprovecho eso y los envolvió a ambos con su capa para poder irse de ahí.

    Una vez que ambos se retiraron el dragón desapareció dejando en su lugar un pequeño peluche en forma de lagartija, aquel sujeto sombrío miro con desprecio el peluche, ya sabía quién era parte del ejército enemigo.

    -maldita liebre de marzo…-gruño y piso la cara del peluche deshaciéndolo mientras caminaba lejos del que fue el campo de batalla.

    {Entrada de trébol}

    -(Inuyasha)-

    -¡Tarde es muy tarde!-

    -¿Oye a dónde vas niño?- maldito niño, ya estaba en este extraño lugar y en lugar de preocuparme, me era más importante seguir a un extraño niño con orejas y cola de conejo.

    -¡Alto ahí! ¡Nadie puede entrar a este lugar sin la autorización de nuestro señor!- ambos niños me miraron con seriedad, era lógico al solo verlos que eran gemelos con la única diferencia de que la niña llevaba puesto un pequeño listón rojo en la derecha.

    -¿Un señor? ¿Su señor? ¿Este lugar?- estaba confundido ¿Quiénes eran esos niños?

    -¡Un momento hermana!- El niño se acerco demasiado a mí, lo mire con cierta desconfianza

    -¿Qué pasa hermano?- La niña nos miro con curiosidad, el extraño mocoso seguía mirándome con detenimiento.

    -¿Quién eres tú?- Parpadeé confundido, primero llegaba a un extraño bosque siguiendo a un extraño niño-conejo, y ahora era cuestionado por un par de gemelos.

    -Mi nombre es Inuyasha… ¿Qué lugar es este? ¿Quiénes son ustedes? ¿Quién es señor? ¿Cómo demonios salgo de aquí?- ambos niños se miraron entre sí, y después de un rato comenzaron a reírse a carcajadas.

    -Contestaremos en orden- me dijo la niña

    -Pero para cada respuesta debes ganar el desafío- el niño se acerco a su hermana y comenzaron a dar vueltas en el mismo lugar.

    -primera pregunta…te daremos la respuesta totalmente gratis- ambos se detuvieron, pero ahora traían puesto un sombrero rojo ¿Para qué sería? –Este lugar es un jardín, el jardín de nuestro señor-

    Apreté mis puños con fuerza, esos mocosos…

    -Ahora debes resolver el desafío- ambos me miraron con sonrisa- debes adivinar quién es quién, uno es sota y la otra es Kaede ¿Quién es quién?-

    Así que una es Kaede y el Otro es Sota, sería más fácil si se quitaran el gorro, la niña lleva un listón rojo, así que son el gorro no se ve…

    -¿Te rindes sin siquiera intentarlo?- escuche la voz del niño, pero como ambos movieron la boca no sé quien fue el que hablo

    -Debemos darle otra oportunidad- ahora fue la niña, los mire con detenimiento, alguna diferencia debían tener…

    {-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*}

    Una nueva historia
    espero les guste ^w^
     
  2.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Esto esta inspirado en Alicia en el pais de las maravillas xD jajaja, bueno, tienes errores por ejemplo, utiliza el guion largo es mas elegante y tiene mas sentido, errores de tilde tiempo pasado... ¡Ah! pregunta:
    ¿Es primera o tercera persona? sin ofender ero creo que me confundí, aun así me gusta la idea bueno un poquito...No le entendí lo del prologo me confundiste un poco... ¿Inuyasha tiene una reencarnación? ¿O él es el reencarnado? ¿Quién diablos es ese señor? No entiendo @.@ pero creo que conforme pasa el tiempo espero entenderte mejor, te recomiendo (y que me lo han sugerido y si funciona) que leas tus capítulos antes de subirlos para ver tus errores y mejorar las ideas;D
     
  3.  
    Iyame

    Iyame Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    9 Febrero 2009
    Mensajes:
    17
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    *-Guerra de Pandora-*
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    2075
    Muchas gracias por tus consejos kicsu-san, siendo sincera, no se usar el guión largo
    espero así como lo he hecho ahora quede bien ^^

    CAPITULO 2
    Conociendo al kitsune

    -¿Por qué nunca escuchas lo que te digo? ¡Pudiste morir en aquel lugar!-Esto era exasperante, su capitán nunca antes había sido tan cabezota, trabajaba por su cuenta e ignoraba sus consejos.

    -¿Qué demonios te pasa? ¿Pensaste que podrías hacerlo solamente tú?-

    -Realmente no pensé en nada, en cuanto sentí su enfermiza presencia fui directamente a él, no es para que me regañes de esa forma.-Rio un poco, no aguantaba su cuerpo, ese maldito había inyectado veneno en su cuerpo.

    -Debes dejar de ser tan impulsiva- Examinó su cuerpo en busca de alguna herida, esperaba hallarle una que otra cortada, o por lo menos algún agujero en su estomago o brazos.

    -Lo sé, pero si acabo lo más pronto posible con él, se que el alma de hime descansará por fin… ¡auch!..-

    -Lo… lo siento… ¿No recuerdas lo que pasó después del gran incendio?- Examino su brazo izquierdo y no encontró ninguna herida, pasó al derecho y vio varios cortes en su antebrazo.

    -No…después de estar en el calabozo…-

    [=[/FONT]_=] Flash Back [=_=]



    -¿Crees que haces esto por el bien de la antigua hime?- La voz de una mujer inundo aquel extraño lugar, no había luz o alguna señal de vida, un simple cuarto oscuro.


    -Lo hice porque así tú y ella estarán a mano- Una segunda voz, también de mujer, no hubo ningún tipo de sentimiento en lo que dijo, su voz fue totalmente neutra.


    -No tenias por que hacer eso, este no es tu problema, eres una víctima más de todo esto- No entendía los sentimiento o lo que pensaba esa joven, la miro tendida en el piso, con grilletes y esposas, solo su cara era libre de cualquier atadura.


    -No, yo no soy ninguna víctima, solo soy un sirviente, prometí proteger a hime antes que a mí misma, así que tomen mi cuerpo como si fuese ella- Abrio sus ojos para mirar a la líder de la rebelión, pero no sintió rencor alguno, comprendía su dolor, después de todo ella también había perdido algo en aquel golpe.


    Se miraron a los ojos, solo ellas entendían lo que sus miradas significaban, no tenían señal alguna de odio, resentimiento, venganza…solo 2 personas que deseaban que todo el problema acabará cuanto antes.


    -La ejecución se llevara a cabo mañana durante las 5 campanadas- salió de aquel lugar dejándola sola, ambas tenían que pensar en lo que estaba por pasar.


    [=_=] Fin Del Flash Back [=_=]


    -Tus recuerdos regresaran pronto, pero por ahora debemos concentrarnos en formar un buen ejercito ¿No lo crees?-


    -Tienes razón, debo ayudar a que esto regrese a la época del diamante amarillo… ¡Oh mira! Ya es la hora del té-


    [=_=]_[=_=]_[=_=]_[=_=]_[=_=]_[=_=]


    _Inuyasha_


    -¿Quién es quién?- Miré con más detalle a los mocosos, no sabía quién era la niña y el niño…


    -Yo soy Sota…- Ambos niños movieron de nuevo sus labios- Y yo soy Kaede-


    -¿Acaso no los recuerdas? Vamos que desde que eras pequeño los viste, vaya que el tiempo afecta- la voz de un tercer niño se escucho por todo el lugar, mire expectante esperando que saliera, pero nunca apareció.


    -¿Quién eres?- Mire detrás de los mocosos que estaban encima del tronco de un árbol que había sido talado.


    -¡No molestes! ¡El es nuestro juguete!- ambos niños hablaron al cielo muy molestos…momento… ¡¿Un juguete?!


    -¡Mocosos tarados! ¿Cómo que un juguete?- Camine hasta ellos y tome a uno del cuello de su camisa, lo mire a los ojos… ¡Ya sabía quién era! –Tú eres el mocoso de Sota- conteste muy seguro mientras el niñito me miraba sorprendido.


    -¡Vaya hasta que usas la cabeza!- de nuevo esa voz, solté al niño, dejando que cayera de sentón al césped.


    -¡Auch! ¡Debes ser un poco más delicado con los niños!- la niña se acerco a su hermano para revisar que estuviera bien.


    -¿Cómo has sabido que él es Sota?-


    -Fácil, tú no estás tan pecosa como el- conteste sin mirarla, seguí buscando al tercer niño que había hablado


    -¡Pero es la primera vez que nos ves!- contestaron ambos


    -Dejen de confundir a nuestro recién llegado- por fin pude ver al mocoso, salió detrás de los gemelos y me miro con una sonrisa un tanto gatuna. Era chaparro, pelirrojo, y ojos verdes. Llevaba puesta una camisa blanca de manga larga, sobre esa llevaba un chaleco morado con toques dorados, un pantalón también morado y por ultimo un enorme sombrero verde.


    -¿Quién eres tú?-


    -Una mejor pregunta es ¿Quién eres tú y qué es lo que haces aquí?- de la nada el niño comenzó a caminar por el aire y se sentó. Abrí los ojos sorprendido ¿Cómo demonios hizo eso?


    -¿Cómo has hecho eso?-


    -Mi nombre es Shippo de Cheshire, soy un pequeño kitsune, mucho gusto- se quito el sombrero y metió su mano en el, saco un reloj de mano y lo miro. -¡Mira que tarde es! ¡Ya son las 3 y es hora del té!-


    -¿¡Hora del té?!- Ambos gemelos se levantaron de forma rápida y se fueron corriendo. –Los capitanes nos mataran por llegar tarde-


    -Esos niños están locos- susurre mientras miraba como ambos niños desaparecían detrás de unos arbustos de un extraño color azul


    -Todos aquí lo están, tu también- Mire a Shippo alterado ¿Yo estaba loco? Me lo decía un niño sentado en la nada


    -¿Yo loco? ¡Por Dios tu estas flotando!- Lo señale de forma acusadora


    -¿Sentado en la nada? ¡Pero claro que estoy sentado en algo! estoy sentado en el aire, y déjame decirte que es muy cómodo-De pronto me di cuenta de algo que no había visto en mi examen de vista que le hice a Shippo… ¡Tenia cola de zorro!


    -¡Ti…tienes cola de zo… zorro!- de la impresión caí de sentón, el niño solo me miraba con risa


    -¿En serio? Tú tienes 2 piernas y no por eso me sorprendo tanto-Maldito niño...


    -Como sea ¿Cómo salgo de este lugar? Tengo una cita importante-


    -Claro tienes una cita importante, para salir de aquí solo debes andar un poco más, así llegaras a algún lado y habrás salido de este lugar- El niño me miro sonriendo y comenzó a mecerse en el aire.


    -¡Serás…!- Antes de terminar de decir algo, un gran peso se situo sobre mi espalda haciéndome caer de bruces al césped. -¿Qué demonios?-


    -¡Vamos, vamos que es hora del té! Por El trébol De Discordia que la mesa y la vajilla no se pondrá solas - esa voz…no era posible


    -Mi…Miroku…-¿Como demonios había llegado el hasta este extraño lugar?
    [/FONT][/font][/FONT][/font][/FONT][/font][/FONT][/FONT][/font]
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso