Gracias one piece

Tema en 'One Piece' iniciado por D Fang, 29 Diciembre 2014.

  1.  
    D Fang

    D Fang Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2013
    Mensajes:
    69
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Gracias one piece
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1429
    Un pequeño relato que necesito compartir. Gracias por el leer.

    Hola, soy un chico, en lo que se puede decir, normal. Tengo diecisiete años, asisto a la preparatoria, donde tengo grandes amigos, a buscar y luchar un futuro que aún no tengo claro. Tengo varias formas de entretenerme, videojuegos, salidas con amigos, noches largas con mi hermano, conversaciones que me aceleran el corazón con esa chica especial, citas con la mencionada antes, pero lo más notorio: las noches, o mañanas, que tanto disfruto al ver anime o leer manga. Veo muchos y leo bastante, eso me distrae, me saca una sonrisa para enfrentar el día.

    No soy obsesivo, lo hago cuando el tiempo me lo permite y sin afectar mis demás actividades, o por lo menos lo intento... La flojera puede mucho conmigo.

    Mi nombre no importa y si piensas que se trata del típico fic de One Piece, donde Luffy es el protagonista y está enamorado de Nami u otra chica de tan maravilloso anime y manga, estás mal. Lo dicho, mi nombre no importa, tan sólo quiero expresar unos cuantos párrafos a esta maravillosa historia: One Piece.

    One Piece, sin entrar en detalles o hablar más de él, diré que es una historia de piratas. Aunque no la común, es muy diferente a lo que sé sabe y piensa de lo piratas y eso algo que la hace aún más único. Los personajes persiguen sus sueños a lo largo de la historia, enfrentando las adversidades que se cruzan entre ellos y sus sueños. Ocho integrantes de la banda y un capitán. Para mí, yo soy un tripulante más.

    Conocí One Piece en un momento duro de mi vida. He pasado por infinidad de cosas a mi corta edad: continuas enfermedades, un repentino tumor en la cabeza, cambios de humor y la necesidad de dejar de asistir a la escuela por mi salud, disputas en mi familia, escasez de dinero por mis problemas de salud, estar siempre todos lo días solo en casa y, lo que más me afectó, mi inminente expulsión de la secundaría donde sentía que no encajaba del todo, pero donde se hallaba la chica que hasta hace poco seguía siendo el gran amor de mi adolescencia. De esto que hablo hace más de tres años, tal vez cuatro.

    En esos días de soledad y tranquilidad en mi casa, cuando pensaba que seria lo último por culpa del tumor, no hacía otra cosa que estar en la computadora. Empecé por Naruto, me gustaba bastante en esos tiempos. Pero después surgió la necesidad de ver algo más. Fueron algunos los que vi hasta llegar a One Piece. La verdad, a mí no me llamaba la atención, pero decidí darle una oportunidad, así como esperaba que la vida me diera una a mí. Era agradable ver a Luffy con sus amigos, hasta la fecha sigo buscando esa alocada amistad. Poco a poco me fue gustando y gustando más. Mi climax fue sin duda la pelea contra el CP9. Cómo añoraba que mi existencia fuera parte de ese impresionante mundo.

    En poco tiempo me puse al día, recuerdo que el último capítulo que vi antes de que tuviera que empezar a verlo semanalmente fue cuando justo pasando los dos años de entrenamiento. Para ese entonces, en mi vida, yo iba con constancia al neurólogo, acompañado de mi mamá, quien también buscaba con exasperación una nueva escuela para mí. Para mi mala suerte, tenía que volver a cruzar segundo de secundaria, en una escuela totalmente ajena a mí. Yo odiaba todo, estaba enojado con todo. Pero tenía One Piece y por breves instantes podía olvidar todo y fingir que era de otro mundo, con otra realidad. Era ingenuo y pensaba que no necesitaba más. Me equivocaba y en el fondo lo sabía. Mi verdadero sueño no era ser parte de ese mundo, sino encontrar esa felicidad de la que tanto hablaba, esa libertad. Esa confianza en sí mismo.

    Leí el manga, todo, desde el principio. Me fascinaba. Y cuando igual estuve al día con ambos, anime y manga, llegue a un punto muerto. Ya no pasaba todo el día viendo o leyendo One Piece y yo aún seguía en casa solo todo el día. Había visto el anime unas dos o tres veces y el manga igual. No quería ver nada más, no serían como One Piece. Así que me distraje en la lectura, leía y leía. De todo. Eso maduró un poco mi pensamiento y mi regreso a la realidad llegó junto con el próximo inicio de clases. Era hora de afrontar mis males físicos y plantarle cara a la vida. Tardé en entender qué era aquello que tenía que sacar de One Piece y por fin lo entendía. Determinación, confianza en mí y ganas de seguir adelante. Aunque, claro, era más facil pensarlo que hacerlo.

    Entré nuevamente a la escuela, ésta era pequeña y se suponía habría menos problemas si me ponía mal. Ahí todos me caían mal. Eran idiotas e ignorantes, pensando todos que por seguir a lo demás serían aceptados. ¡Vaya idiotez! Y lo sigo pensando. Me sentía como Sanji en la Isla Okama: en un infierno. Y, para mi gracia, serían dos años también. Eso me divertía bastante.

    El tiempo paso rápido, un año. Seguía en visitas periódicas al Neurólogo. La opción de operar no era factible. No lo creerías, pero todo parecía un mal chiste. Fue otra razón para odiar más a la vida. Mi tumor, no era eso, sino una anomalía no dañina en una parte, una cisterna, que tenemos en la cabeza. Era un poco más grande de lo normal. ¿Entonces, por qué mis dolores de cabeza y mareos? Fácil, los doctores dijeron que era debido a la adolescencia. Bendita adolescencia. No podía gritarle a los doctores por tener una adolescencia peculiar. No podía gritarle a mi mamá o familia, que estaban más felices que nunca. Sólo podía fingir una sonrisa y darle las gracias a un dios del que dudaba mucho. Así pensaba en ese entonces.

    Ahí regresé a ver One Piece, llorando con más intensidad al ver sus momentos tristes. Pues poco a poco los iba considerando más y más parte de mí.

    Mi último año en esa escuela se fue rápido. Hubo muchos inconvenientes, no tuve maestro más de la mitad del año y tenía que presentar mi examen de admisión a la prepa. Mi única manera de regresar a mi vida antes de mis problemas de salud, así lo creía. Para mí, era como la batalla final antes de alcanzar a Luffy y su tripulación, yde navegar a bordo del barco de la alegría.

    Medio año después, aquí estoy. Quedé en mi primera opción. Justo donde está esa chica que era mi gran amor. He visto la realidad de las cosas, como siempre he intentando. La vida no es fácil, en ningún aspecto. Es cruel y nos probará de la peor manera. Lo sé.

    Ahora, dejando de lado mi pequeño relato. Hablaré otra vez de One Piece, ahora sólo desde mi punto de vista. Lo primero que dire, lo amo. En todos los sentidos. Sé que sin sus peculiares personajes jamás habría llegado a ser quien soy. Jamas hubiera superado los problemas en mi vida, más reciente el fallecimiento de mi papá, esa persona que pensé jamás me dejaría. Sé que sólo es una historia ficticia, pero y qué, me cambió y cambió mi vida. Ya casi no lo veo y cuando hay tiempo lo leo. Pero no por eso lo quiero menos. Te sorprenderías con la cantidad de comentarios que hago al día relacionados a One Piece. No lo idolatro, ni me enojo cuando cuando alguien da su opción de él. Que piensen lo que quieran, son libres de ello como o lo soy yo también.

    Ahora, cuando tengo un mal momento o siento mi pequeño mundo caerse, escucho los openings. Curioso y gracioso, lo sé. Pero escucharlos me llena de infinidad de emociones y me recuerda que siempre hay una razón para seguir adelante. En estos momentos pienso que ese es el significado de la vida, buscar y buscar nuestra razón para seguir adelante. Porque el día que dejemos de intentarlo, será el día en que dejemos de vivir.

    Si leíste hasta aquí, muchas gracias. Termina un año y empieza uno nuevo, cosa que me importa muy poco. Pero es un año más con One piece y eso me hace feliz.

    Tal vez no era el escrito que esperabas y si es así, lo siento, quería compartir lo que este manga ha hecho por mí.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
Cargando...
Similar Threads - Gracias
  1. TheBlacksmith
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    11,322

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso