Long-fic de Naruto - Gazes to the soul [Nejiten]

Tema en 'Fanfics de Naruto' iniciado por Pire, 4 Febrero 2018.

Cargando...
  1.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Spider-man Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,164
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Esa hermosa e intensa forma de narrar que tienes, te mantiene al limite, sintiendo cada emoción, pienso por ejemplo en como se sentiría Neji al ver a Ten Ten de una forma atractiva recordando mis propias sensaciones cuando te veo a ti.
    Los nervios de la pobre chica, que término ebria por ello, por unos segundo creí que iría directo a Neji, pero compartí la furia de Neji cuando salio el otro tipo y ya estaba poniendo muy confiado con Tenten el maldito, yo en el lugar del Hyuga lo hubiera puesto en su lugar, pero bueno, igual es muy inteligente alejar a la chica fuera de cualquier otra amenaza.
    Llego este punto:

    Yo estaba así:



    IMG_20180328_164457.jpg Besala Besala...
    Y luego:

    images (9).jpeg

    Muy buen capítulo preciosa, estoy orgulloso, se despide, tu amigable vecino y escritor Fenix Parker
     
    Última edición: 28 Marzo 2018
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    Kirara

    Kirara Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    28 Marzo 2018
    Mensajes:
    13
    Pluma de
    Escritora
    Bueno Pire, como ya te he dicho, esta historia me animó a unirme a Fanficslandia. Así que... ¿Por dónde empiezo?
    Primero que todo, esto: soy fanática del NejiTen yo también jaja. Creo que es lamentable que hayan dado tan poco desarrollo a ambos personajes (especialmente a Tenten). Ni que decir de la muerte de... bueno, por suerte me encontré con este equipo de escritores que le dan vida a esta pareja.

    Me parece excelente el manejo que tenes de cada personaje. Puedo imaginarlos perfectamente actuando, pensando y hablando de la manera en que describís. Sobre todo, considero que es difícil poner en una situación romántica a alguien tan frío como Neji, pero la narración se desenvuelve a un ritmo y de un modo que permite pensarlo posible.

    Mención aparte se merece el capítulo 2: qué desafío enorme escribir sobre un combate, imaginar los espacios y movimientos de cada uno y te quedó bárbaro!, la pelea puso un plus de adrenalina a la historia porque, sin dejar de ser un romance, la ubica bien en el mundo ninja. Además... que Neji no haya salvado a Tenten sino reconocido su talento me gustó muchísimo. Arriba las mujeres fuertes e independientes!!!

    Por último, sobre este capítulo en particular, la introducción de algo tan inusual en Konoha como es un karaoke (porque hasta ahora se estaban desenvolviendo en escenas cotidianas como lo son las misiones, entrenamientos) me pareció arriesgado, pero quedó re coherente y muy hermoso <3. Tenten que se venía esforzando muchísimo para ocultar (y negar) sus sentimientos; en una noche de alcohol manda todo al @#% y lo invita a bailar con ella; me dan mucha ternura!!!

    En fin, amo esta historia, tu forma de narrar y la mirada aguda que sostenes sobre cada miembro del equipo de Guy.
    Ya lo sabes, espero su continuación!!!

    P/D:
    ADORÉ esta forma de ver a Hinata <3
     
    • Ganador Ganador x 1
  3.  
    Rein

    Rein Beta-reader

    Acuario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2012
    Mensajes:
    1,807
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

    Ya vine, perdón. Pinshi Lee, ma caga pero a la vez lo amo por dios (?). ME ARRUINO EL BESAZO QUE SE VENÍA, PUES(??) Pero ya vendrá, ya vendrá el momento en que pase eso... Y más AAAAAAAAAAAAAAAAA Pos me emociono mucho.

    Estoy tratando de hacer un buen comentario, en serio. Después del tiempo que ya pasó de haberlo leído... Pero bueno xDD

    Por dios, Lee ebrio xDDD Y Tenten... Uff. AMÉ CUANDO NEJI FUE A QUITARLE LA MANO DE ENCIMA DEL TIPO ESE OMG. TENTEN SÓLO SE DIVERTÍA, ¿VALE? (???) Pero igual estuvo bien lo que hizo uwu Vamos, el ship (??)

    Realmente ha sido un capítulo bastante intenso y emocionante, en serio <333 Ya espero el siguiente uwu <33
     
    • Adorable Adorable x 1
  4. Threadmarks: Capítulo 5: Discordia
     
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,553
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Gazes to the soul [Nejiten]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    3079

    [​IMG]



    ―Mas rápido Lee, mueve esas manos.―El hombre mayor con traje peculiar dio la vuelta con sus manos fijando su mirada en una copia exacta a si mismo, pero mas joven.

    ―Si, Guy-sensei, una carrera a Konoha.―Caminaba con sus manos a una velocidad envidiable para cualquier ninja que no estaba especializado en Taijutsu.

    ―Acepto el reto mi joven pupilo, el perdedor hará 500 lagartijas y 1000 sentadillas.

    Se alejaron sin miramiento en una carrera en la cual el ganador era por completo evidente. La poseedora de dos orbes de avellana suspiró ante la actitud vergonzosa de su sensei y compañero mientras caminaba junto al genio Hyuga, quien seguía con sus característicos ojos los pasos de sus camaradas.

    ―Ellos jamás cambiarían, aunque trascurran los años.

    El masculino confirmó su declaración con un movimiento del rostro y siguió con su caminar hacia la aldea de Konoha, que estaba a unos cuantos minutos. Él la observó de reojo. No recordaba los acontecimientos de días antes en el karaoke, aquel comportamiento atrevido de su parte en aquel baile y por supuesto al intentar obtener algo más de lo que le había proporcionado. ¿Qué era lo que él le había dado? Un compañerismo sano, evolucionando a una amistad dado a su buena relación.

    Aquella noche ella quería más, le exigía más de él.

    Una mirada traviesa y sugerente observándolo con una curva en los labios invadió su cabeza. ¿Esos eran realmente los deseos de Tenten? Desechó la idea tan pronto como la pensó. Era imposible, aunque ciertamente en un tiempo atrás ella se encontraba más ansiosa, nerviosa y como si quisiera decir algo, justo ahora, mirándola reflejaba una paz interna.

    Tal vez aquel comportamiento en el karaoke que le atribuía y aquellos deseos, eran errados.

    Para ella, solo era un compañero.

    Aceptó ese pensamiento sin inmutarse y dirigió, nuevamente, su mirada hacia ella con discreción. Sus orbes, sin poder evitarlo, se centraron en sus labios rosados y carnosos que se curvaban en una pequeña sonrisa. La imagen de su cercanía y aquel aliento acariciando los propios originaron una leve punzada en su interior. Algo inexplicable.

    Se encontró con aquellos orbes castaños observándolo con una incógnita en ellos.

    ―¿Qué sucede Neji?

    El Hyuga apartó la mirada de la fémina con algunos sentimientos desatados en su interior, y que se aseguró de reprimir, como acostumbraba de un tiempo para acá, al no lograr explicarlos, ya que su origen eran tan banales, como el agrado de sobremanera de apreciar y descubrir, al ver a Tenten con aquella falda que acentuaba la piel nívea de sus piernas, o de verla con aquel color encantador en las mejillas que solía estar presentes con frecuencia o simplemente al entrenar, como su cabello se movía con delicadeza o simplemente al ver aquellos ojos llenos de vitalidad.

    ―Ya llegamos―habló firmemente, haciendo una declaración de hechos.

    Tenten soltó un suspiro de alivio al atravesar las puertas de acceso a la aldea. Había apreciado al genio más ausente de lo normal. Con frecuencia solía pensar en otras cosas al estar con las bestias más escandalosas de Konoha, para evitar aquellos bailes o competencias ridículas.

    ―Seguramente Guy-sensei y Lee fueron a dar el informe a Tsunade-sama, así que…―Dejó la frase al aire unos segundos.―Muero por algo de comer.

    Caminaron por los pasillos de la aldea, algunos niños correteaban entre la gente que realizaba sus compras. Tenten se debatía mentalmente si comprar unos dangos dulces o salados en el siguiente puesto que se encontrará para silenciar su hambre antes de llegar a su departamento. Pero se detuvo metros antes al encontrarse con la mirada del Hyuga e indicarle con un gesto de la cabeza que entraran a un pequeño puesto.

    Ella sonrió al ver Ichikaru y con energía tomó asiento en las bancas de la barra del negocio. El Hyuga ordenó un Misso ramen y ella recibió gustosa el ramen shoyu. Entre bocado y bocado aprovechó a hablar levemente con la hija del hombre del Ramen, ayame sobre algunas cosas referente a la aldea, ya que no contaban con gustos similares.

    Cuando el silencio se propagó por el lugar, Neji alejó su plato.

    ―¿Peinado nuevo?―Soltó sin más, dedicándole una mirada penetrante, que solo él era capaz de darle.

    ―Uhm, solo es por esta ocasión―La castaña sonrió sujetando la trenza que colgaba bajo en medio de sus dos chongos.

    Lo miró inquisitiva. No pensó que el notara algo tan mundano como su peinado. Aunque tal vez, esa había sido la principal razón del cambio, ni los empoderados de la juventud se habían percatado.

    La fémina estaba más segura enfrente suyo, no entendía el porqué de tal cambio, pero no estaba como oveja ante cualquier movimiento del masculino. ¿Qué si le seguía gustado? Por supuesto, pero algo había servido como catalizador y la respuesta estaba aquella noche que confundió el sake con una bebida corriente. La sola idea de no recordar nada antes del escándalo devastador que ocasionó Lee, la perturba de sobre manera…¿qué había hecho en ese lapso de tiempo? ¿Ahora sufriría lagunas mentales? Y algo en su interior le decía que no debía preguntarle al Hyuga, ¿y si hizo algo bochornoso? No quería escuchar su respuesta directa y sin medida.

    Los nervios la invadieran al sentir aquellos orbes evaluándola, para disimular aquella reacción rebuscó entre sus cosas su monedero. El genio solamente se levantó sin más saliendo del establecimiento.

    ―Ayane, todo fue delicioso ¿Cuánto es?

    ―No te preocupes Tenten, él ya pagó.

    La castaña se quedó en silencio unos segundos y sonrió despidiéndose, ¿Neji había invitado? No tenía por qué darle tantas vueltas, él lo había hecho antes…aunque en mayoría siempre pagaban Guy-sensei alegando que eran como sus hijos o Lee por simple caballerosidad o que su poder de la juventud así de lo dictaba.

    Él la había invitado, pero eso no era nada parecido al romanticismo, a él simplemente le nació, como compañeros, como amigos, como conocidos de años. Vamos Tenten ¿a qué se deben tantas revertidas a la idea aunada a la punzante y ascendente sensación en el estómago?

    Por qué era él.

    Se mordió el labio y se apresuró fuera del local para intentar encontrarlo, posiblemente ya estuviera unas cuadras adelantado. Sus pies se detuvieron súbitamente para evitar la colisión con un cuerpo a las afueras del Ichikaru. Suspiró al encontrarse con aquellos orbes malvas observándola detenidamente.

    ―Pensaba que te habías ido, como saliste con prisa, supuse que tenías asuntos que resolver― soltó sin más, él al pertenecer a uno de los clanes más importantes de la aldea solía estar bastante ocupado fuera de su labor como shinobi.

    ―Tenemos rumbos similares.

    Neji retomó su caminar entre las calles, siendo seguido por la fémina que se situaba a su lado. Por algunos minutos se movieron en silencio y sin poder evitarlo comenzaron una charla amena sobre trivialidades, más de parte de ella, el genio asentía o simplemente escuchaba lanzando comentarios cortos acordes a lo antes dicho.

    ―¿Mañana a las 8? ―El genio la observó encontrando un ápice de duda en aquellos orbes marrones.

    ―¿Puede ser antes? Me surgió una misión más tarde―Jugueteó con su cabello mirando hacia el suelo.

    Él asintió con la cabeza y se encaminó hacia la mansión Hyuga, con la certeza de que ella ocultaba algo.



    ***




    La ausencia de la castaña en el lugar acordado fue evidente.

    Neji Hyuga permaneció una hora en el campo de entrenamiento cuando un ave mensaje dejó caer una nota en su mano que tenía la caligrafía de Tenten otorgando una cancelación simple sin justificación y sin re-agendación del entrenamiento. Él odiaba la impuntualidad y por supuesto la falta de compromiso, ella debía saber al respecto, cosa que fue ignorada en la nota, acrecentando la inconformidad del castaño. El resto de la semana no encontró luces de su presencia.

    Mientras tanto se enfocó a entrenar en la mansión, y enseñarle, a petición de Hiashi-sama, algunas técnicas a Hanabi. Una punzada de incordio y frustración fue el motor para el entrenamiento intensivo dirigido a su prima.

    Esto lo atribuyó a que sus acciones en el Ichikaru habían sido mal entendidas. Fue un simple gesto de amabilidad, aunque algo, levemente, en su cabeza reía ante aquella respuesta. Desistió de la idea y atribuyó el repentino distanciamiento a factores externos y personales. Cosa que no era de su importancia.

    ―Tomemos un descanso, diez minutos y regresamos.

    La Hyuga menor confirmó agradecida con la cabeza sentándose en el piso exterior de la mansión, recuperando el aliento aunado a maldiciones hacia Neji por el tiempo prolongado de entrenamiento sin brindar algún descanso, odiando su tic de perfección sobre movimientos velocidad e impacto y evidentemente que eso fuera cosa de nada, tanto que que pareciera fresco. Ahora recordaba porque prefería de sobremanera entrenar con su hermana, aunque no podía negar el grado de dominio de Neji y su habilidad nata que estaba valorada por todo el clan.

    ―¡Neji! A ti jamás puedo tomarte por sorpresa ¿cierto?

    Hanabi comprendió que debía agradecer ese pequeño descanso al compañero ruidoso y positivo en extremo de su primo, no a su rostro de fatiga. Se recostó en el jardín sintiendo su piel siendo acariciado por una suave brisa.

    ―Lee ¿qué necesitas?

    ―No te he visto en algunos días y vine a proponer un entrenamiento grupal mañana, con Tenten y Guy-sensei. ―Habló rápidamente, sin titubeos y con sus extraños ojos brillando mientras la idea se iba maquinando en su cabeza hasta alcanzar una forma aceptable.―Mañana Tenten estará recuperada y Guy-sensei tiene el día libre, podremos expulsar aquella llama de la juventud que muere por salir.

    El genio omitió la última parte del discurso y flexionó sus brazos mientras meditaba.


    ―¿Tenten estaba en alguna misión?

    El poseedor de aquellos orbes como insectos lo observó con aquel rostro inexpresivo, algo poco común viniendo de él, estudió durante un largo minuto el rostro de su camarada. Se llevó los dedos a la barbilla y frunció el ceño. Neji observó a su prima respirar por la boca, conservando su tono indiferente y su rostro haciendo eco de sus palabras.

    ―Ella ha estado ocupada, pero mañana prometió estar libre. ¿Aceptas?

    Lee era más observador de lo que la gente pensaba por su personalidad extravagante. Apreció las duras facciones de su compañero, su boca recta empero percibió el cambio de pensamientos en sus orbes tan característicos. La castaña no le había dicho nada del asunto, él por supuesto respetaría su decisión evitando comentar algo en lo absoluto.

    ―Está bien.―Habló sin más, directo, como solo él acostumbraba.

    La bestia de konoha permaneció en su sitio meditando medio segundo y evaluando eventos, situaciones y reacciones. Escuchó latir su corazón por sus conclusiones a sus rápidos pensamientos. El miedo hizo metástasis en su cuerpo, razonando sobre sus próximas palabras serían las adecuadas en ese punto o dichas de alguna forma distinta…suspiró pesadamente.

    ―Una cosa más Neji, quisiera preguntarte algo.

    El Hyuga lo observó con cierta propensión, alentándolo a continuar, esperando y deduciendo que esa fue la razón principal por la cual su energético amigo había acudido a su hogar y no la pobre excusa de un entrenamiento grupal.

    ―¿Estás interesado en Tenten como algo más que una compañera o amiga?


    Tum, tum, tum.


    Él no esperaba aquella pregunta tan desconcertante. Su musculo cardiaco hizo acto de presencia llenando con su rápido palpitar sus orificios auriculares.

    ―¿A qué te refieres Lee?

    ―Que si tienes sentimientos amorosos por ella.

    Malva con negro, un choque inquisitivo de orbes.

    Neji reflexionó que era una más de aquellas bromas que solía hacer con frecuencia. La idea no prosperó al encontrarse aquella mirada severa, la cual fue correspondida. Lee estaba hablando en serio ¿Por qué necesitaba conocer esa respuesta?

    El Hyuga analizó sus pensamientos y aquel recurrente descontrol en su músculo cardiaco ante esa pregunta. Tenten había sido su compañera durante años y jamás la había visto como algo más que eso.


    Mentiroso.


    Caviló sobre aquel mar de emociones que había estado dejando de lado con cierta frecuencia y que ante su falta de entendimiento aunado a un alto grado de confusión, desechó aquellas ideas con rapidez. Él sabía la respuesta desde que su cerebro procesó aquella pregunta inquisitiva. Empero si aquello era cierto, ¿Por qué la idea había pasado por distintos filtros para contestar una pregunta tan directa y concisa?

    ―No.― El pronunciar aquella silaba provocó un ardor en su boca, produciendo que casi la escupiera.

    ―¿Estás seguro Neji?

    ―Si Lee, estoy seguro.― Sus manos picaron, y sus labios adquieran un peso descomunal al separarlos.


    Cobarde.


    Sin darse cuenta de la acción, desvío su mirada de su compañero y observó a Hanabi que seguía en la misma posición. Tal vez había ido demasiado lejos con aquel entrenamiento, empero no le habían puesto lineamientos y conocía el grado de presión que ejercían en estos temas en el clan.

    Dirigió nuevamente su mirada a su compañero encontrandose con sus labios curvados en una sonrisa exagerada y una mirada chispeante.

    ―Oh, es bueno escuchar eso Neji. ―Se rascó la parte trasera de su cabeza y un color se plantó en sus mejillas.― No sabes la tranquilidad que me das.― Titubeó ligeramente.― Siendo honesto. Tenten me gusta y si era el mismo caso contigo…realmente no me hubiera gustado ser rivales hasta en el amor.


    Tenten me gusta. Tenten me gusta.


    Una risa sorda retumbó las paredes de su cabeza. Burlandose de semejante ironía. Aquellas palabras tomaron color en su cabeza, como si acabara de leerlas de un diccionario junto con la definición. Sus extremidades se entumecieron y en su estómago se creó un vacío eterno, de forma súbita se vio repleto de ira, desagrado, inconformidad y se formó una presión opresora. Su garganta ardía, y sus manos picaron, las flexionó para recuperar el control.

    Uno, dos, tres.



    Ese fue tiempo suficiente para que el equilibrio regresara a su cuerpo y aquellos sentimientos negativos fuesen extinguidos o eso pensaba.

    ―Nos vemos mañana Lee. ―Aquella despedida cortante fue su respuesta a aquel momento donde su amigo demostró sus sentimientos. Pero no fue capaz de pronunciar alguna otra frase de aliento mucho menos de aprobación, él no era el amigo con el que acudían a pedir consejos relacionados con los sentimientos, era la persona menos indicada y más aún por quienes se trataba.

    Lee frunció el ceño y salió de la vivienda Hyuga sin saber que más decir que un simple adios. Aquella mirada gélida e indiferente del Hyuga confirmó que esos temas no eran de su importancia o eso buscaba demostrar.

    Hanabi fue derribada rotundamente y sin descanso durante los siguientes veinte minutos, sus movimientos más que de enseñanza se volvieron letales. Un cambio radical se presento en su tranquilo primo, cosa que la desconcertó. Tal vez estaba cansado de aquel entrenamiento o la visita de Rock Lee había causando un efecto negativo en él, aunque no podía creerlo, con su equipo solía pasarla bien y siempre, antes de caer la noche solía tocar el violonchelo cuando regresaba de una misión o reunión con el equipo más raro de Konoha.

    ―Hasta aquí, Hanabi-sama.― Se retiró sin más, dejándola perpleja pensativa sobre lo que había salido mal.

    Aquel día la habitación del genio Hyuga se mantuvo en silencio.


    ***

    Introdujo las manos en sus bolsillos en su caminar parsimonia hacia el campo de entrenamiento con la cabeza más despejada y sintiendo como la brisa recorriendo su piel limpiando aquellos pensamientos negativos.

    La gente transitando a esa hora en la aldea era escasa y la ausencia de gritos o multitudes, indicaban, a su criterio, que sería un buen día. Sus orbes siguieron el lento volar de unas aves entre los techos de los establecimientos.

    ―Neji-niisan.

    Una voz conocida captó su atención y sus orbes encontraron a Hinata dirigiéndose a su ubicación, estaba regresando de una misión extensa junto con el equipo siete.

    ―Rock Lee- san me dijo que te entregará esto, me lo encontré mientras daba el informe de la misión.

    El masculino recibió el pergamino que le ofrecieron y prosiguió a desenrollarlo con una incógnita en la cabeza. ¿Buscaba más consejos de su parte? Pensaba que había dejado en claro su desagrado e indiferencia para temas relacionados con sensaciones o tal vez con temas relacionados con él y cierta castaña.




    "Neji

    Tenten y yo iremos a una misión de algunos días, se pospone el entrenamiento hasta nuevo aviso.

    Rock Lee"


    Estaba por doblar la nota, maldiciendo sobre la costumbre de cancelar compromisos a excasos momentos de la hora acordada cuando una línea más pequeña se encontraba en el borde, cosa que había pasado desapercibida en un principio para el genio. Dos simples palabras fueron suficiente para que un clic en su cabeza sonara y enlazara las ideas en tal corta nota.


    "Pd. Deseame suerte."


    Dobló la hoja, resistiendo el instinto mundano de destruirla.


    ―¿Sucede algo Neji-nissan?

    ―No Hinata-sama, todo estará bien.―Intentó mantener todo el control posible para decir aquella frase corta.

    Siguió su camino con pasos ligeros y sintió el remolino interior cobrar vida, intentando dominarlo, consumirlo sin reparo. Siendo él quien era, genio Hyuga, capaz de controlar su chakra a voluntad y perfeccionando técnicas prohibidas y autosuficiente para superar su punto débil, ejerció presión en aquél mar de emociones que se negaba a meditar, apartándolas y aplastándolas, reprimiendo con fuerza hasta compactarlas, desapareciéndolas casi por completo, liberando a su mente y estomago de pensamientos y sentimientos indeseables además de confusos que no tenían importancia y que había comprobado que no podía controlar.


    Casi por completo.


    Aquella noche Neji Hyuga tocó una melodía automática y superficial, sin titubeos o errores en las notas haciendo eco de su interior y su característica personalidad o la que con empeño intentaba reflejar, olvidando por completo el hecho de que si superas la capacidad de almacenar algo, llevándolo al límite, este terminará explotándote en la cara.

     
    Última edición: 12 Septiembre 2019
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Impaktado Impaktado x 2
  5.  
    HokageLaura

    HokageLaura Shaaaaaaaaaaannaro

    Escorpión
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2017
    Mensajes:
    440
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Jooooo con la de personajes que hay en Naruto, y Kishi se carga a Neji. Cada vez que leo una historia de él, me emociono (como ahora)
     
    • Adorable Adorable x 1
  6.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Spider-man Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,164
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Dijo el buen doctor Otto Octavius, en Spider-man dos: Si guardas algo tan intenso como el amor, te enfermarás.

    Y en ese tiempo, estando cuerdo, tenia mucha razón, Neji ha permanecido tan ajeno a todo este tipo de sentimientos en su vida que ahora que siente que es tarde y nunca realizó su movimiento no sabe que hacer. Me pregunto ¿ qué ocurrirá a partir de este revés emocional de ambos justo apenas comenzaba a aflorar algo real? Tenten confundida y Neji sin entender lo que siente sumando aun mas que no sabe interpretar.

    tum tum tum
     
    • Adorable Adorable x 1
  7.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido Estudiante de Edición

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,514
    Pluma de
    Escritora
    Mujer, te dignaste a continuar lo que llevo esperando hace meses, ya venía siendo hora.

    Y por Dios, Neji, mi bebé está sufriendo la ansiedad y enojo en silencio jaja. Pero también lo merece, por tonto y quedarse callado, y mira tú que Lee le tiene la suficiente confianza para preguntarle y de alguna forma, dar de cuenta sus cosas de una manera simple y sincera. Es muy lindoooo Rock Lee. Y te pido que cómo ya sé la pareja principal no me dejes solito a cejas de azotador.

    Por otro lado Tenten jugando con su cabello, para mí que es su técnica secreta (?)

    Solo espero y esa misión de a dos no demore mucho, o se le explotará a Neji su corazón sin ser atacado por algún miembro de la rama principal de su clan. Ya me lo imagino furioso con la nota en las manos, porque así estaría yo si estuviera en su posición.

    :bulbarose:
     
    • Adorable Adorable x 1
  8. Threadmarks: Capítulo 6: Iris
     
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,553
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Gazes to the soul [Nejiten]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    4386

    [​IMG]


    Una pequeña ave reposa en un par de manos, curiosa observa a su alrededor y al no percibir alguna cosa en particular emprende el vuelo, sobre la aldea de Konoha.

    Una sonrisa se extiende en sus labios al contemplar el rápido aleteo de sus alas atravesado sin complicaciones los cielos de la aldea. Unos minutos transcurrieron hasta que el ave logra perderse en el horizonte.

    De su bolsillo, su compañero alado que había contemplado semejante escenario, extrajo un artefacto, de última innovación. Prosigue a accionarlo y ambos siguieron con la mirada el vuelo de aquel artefacto, similar del ave, minutos antes.

    Su rostro se deforma al ver caer aquella maquina por el impacto certero de la barrera.

    ―Maldita sea.


    ♠♠♠​


    Las puertas de la aldea de Getsugakure se alzaban imponentes a unos metros del muelle donde había anclado el barco que les trasladó ahí.

    “Separada de las grandes naciones y aislada, el país de la Luna destaca por su paisaje veraniego, su arquitectura pulcramente tallada desde años atrás, y alto índice de turismo en las cuatro estaciones del año”

    ―Vaya, entonces no hay ninjas aquí ¿cierto?―Tenten habló mirando a su compañero con particulares cejas.

    La bestia verde de Konoha siguió con sus orbes fijos en el panfleto que le entregaron en su viaje en el ferry.

    ―Eso parece, por eso han solicitado nuestra ayuda.

    A unos metros de ellos contemplaron a un hombre alto y con semblante delicado sonreírles al visualizarlos, que al parecer los esperaba con ansiedad.

    ―Konoha, por fin llegan, hay muchos preparativos que hacer antes de la celebración, síganme mientras les puntualizo su papel.

    Dio media vuelta y sus pies se movieron junto con sus labios; explicando cosas banales de la aldea y enseñando las diversas edificaciones, que era cada una y su construcción a través del tiempo por el paso de la realeza.

    ―Soy Neji Hyuga, líder de la misión, él es Lee y ella Tenten, es de mayor relevancia conocer los planos del lugar donde se desarrollará todo.―Atrayendo la atención a lo que era verdaderamente importante.

    El masculino era un perfeccionista de primera, queriendo establecer los detalles de la misión, antes de cualquier cosa, intentando desviar la atención de sus inquietantes dudas sobre la última misión de sus compañeros y aquella frase tan especifica.

    “Deseame suerte”

    Sus incertidumbres iban en decremento cuando ellos, al parecer, actuaban con la misma actitud de siempre.

    Entraron a la mansión, con aquel hombre parlanchín enseñando los diversos salones y finalmente llegando al salón de fiesta.

    ―Aquí será la celebración de acuerdo comercial con la isla vecina, para celebrar el pacto de paz además de ser socios financieros, es una gran fiesta, por lo cual los invitados son estipulados entre 600 a 800 personas, algunos no han confirmado.

    El salón se ampliaba de forma imponente, dejando ver una marmolería pulcramente tallada, junto con colores crema que iban a juego y una fuente adornando el final del salón por la cual corría agua con pétalos de rosa.

    ―Es excesivo pero encantador―Declaró la fémina maravillándose con cada uno de los detalles.

    Sus orbes marrones fijaron su atención levemente en el genio Hyuga, quien lo percibió, contemplándola mientras aquel hombre seguía hablando. Ella sintió algo cálido posarse en su pecho, le dedicó una sonrisa a su compañero y cortó aquella conexión para recorrer el salón mirando cualquier detalle significativo para la misión.

    Tenten regresó de la misión con Lee dos días después de su partida, sus pies tocaron levemente el suelo de su departamento, estirándose y dispuesta a ir a su habitación cuando Neji apareció en la entrada, tocando levemente e informando que Tsunade los necesitaba, junto con Lee, para salir a una misión de inmediato. Suspiró asintiendo y preparando con premura sus herramientas, recargando su arsenal y en menos de 10 minutos estaban de camino a la torre Hokage.

    Aquellas ocasiones donde estaban por completo saturados de misiones era realmente sofocante. Los ninjas en Konoha no tenían descanso alguno, por lo cual la castaña sentía los ojos pesados al observar el lugar, después de todo, venía de una misión de recolección de información para embarcarse a un viaje agotador y largo a la siguiente misión de infiltración.

    ―Mañana en la noche este lugar estará a rebosar y como buscamos evitarnos cualquier percance, necesitamos que se integren entre los invitados, para pasar desapercibidos. Tenemos la ligera sospecha de que, personajes que saldrán perjudicados con esta alianza, tomaran cartas en el asunto para evitar la firma, personas que no usarán un ejército militar, sino ninjas de gran elite.

    ―Cuente con nosotros, frente a usted está el mejor equipo ninja de Konoha...―Tenten se interpuso entre Lee y Katsu, el organizador de tal celebración y mano derecha del Rey, para evitar que su vergonzoso compañero siguiera.

    ―Déjenos esto a nosotros, seguiremos evaluando el lugar, usted puede proseguir con sus tareas.

    Katsu sonrió ante semejante determinación y salió del sitio con aquellos pies rápidos.

    ―Vamos chicos, terminemos con esto, mañana necesitamos estar con toda la energía posible.―Tenten bostezó, eran más de las diez de la noche y ese lugar parecía que jamás descansaba, aunque con la fiesta de tal magnitud, era entendible.

    Neji estructuró un plan sencillo pero eficaz del evento de mañana; evaluando las fortalezas y debilidades del sitio; permitiendo que las cosas salieran exitosas, como siempre que él lideraba una misión.


    ♠♠♠​


    Toc, toc, toc.


    Un ruido de algo cayéndose provino dentro de la habitación de la fémina, transcurrieron algunos segundos cuando se abrió dejando ver a Tenten con un peinado diferente, empero una playera sencilla a juego con su pantalón habitual.

    Aquellos orbes castaños lo contemplaron de pies a cabeza con rapidez y a lo cual ella procuró que fuese discreta, fallando por completo. Neji Hyuga lo percibió y fascinado observó aquellos pómulos pintarse de color rosado.

    ―Lo siento Neji, hace unos momentos acaban de entregarme la ropa, hubo un movimiento de los invitados a última hora al parecer.

    El confirmó aquella deducción―Acaban de notificarme, originalmente un integrante de la orquesta junto con una mujer y su esposo no asistían, pero ellos confirmaron su asistencia hace una hora y han estado evaluando la forma de integrarnos. El músico no vendrá, a ustedes…los acomodaron como pudieron.―Frunció el ceño porque no le habían proporcionado datos de esos cambios en específico, lo cual podría alterar todo.―Tendremos que adaptarnos.

    El genio Hyuga portaba un traje sencillo oscuro, pantalón camisa y saco, la corbata era azul oscuro, como cada uno de los miembros de la orquesta. Cuando la Hokage le informó de aquella misión, la ausencia de un músico ya estaba confirmada, por lo cual se vio en la necesidad de cargar con su violonchello.

    Tenten entró corriendo al baño de la gran habitación que le habían proporcionado, excesiva a su parecer pero no podría ser menos cuando se encontraba en un sitio como ese. Tal vez le habían dado un traje más, similar al de Neji, aunque eso no sería problema.

    Abrió el estuche de la lona que cubria la ropa y sonrió excitada ante semejante vestido, realmente era muy de su estilo. Terminó de realizarse un maquillaje sencillo pero suficiente para la celebración y se delizó dentro de aquella prenda. Un vestido del estilo chinense, de un tono amarillo pálido para nada llamativo de mangas cortas y que no poseía escote ya que la tela se cernía a su cuello, empero el vestido no lo necesitaba, ya que en la parte de abajo, en cada lado de las piernas había una abertura que dejaba lucir aquellas largas y bien firmes piernas de la castaña. La prenda finalizaba hasta los tobillos y a juego unas zapatillas oscuras. La parte delantera tenía unas flores bordadas de tono carmesí.

    La castaña sonrió al mirarse al espejo que ocupaba gran parte de la pared, realmente nadie podría reconocerla como una ninja. Su corazón dio un brinco, ella no solia usar este tipo de vestimenta y el simple hecho de imaginar aquellos orbes malva observándola, la estremeció. Suspiró mientras intentaba cerrar la cremallera del vestido en la parte de atrás, sin éxito. Tragó saliva, ante el único panorama que se abria enfrente suyo.

    ―Uhm, Neji, ¿podrias ayudarme con la cremallera?―soltó sin pensarlo.

    El susodicho le dedicó toda su atención, que minutos antes estaba en poner en la misma frecuencia los radios que usaría el equipo.

    Sus orbes se encontraron con la castaña avergonzada a unos pasos del baño mirándolo sin querer hacerlo. Sin poder evitarlo, su mirada perla recorrió minusiosamente a su compañera. Dejó escapar un leve suspiro de satisfacción que pasó desapercibida para la fémina. Él realmente disfrutaba lo que estaba viendo.

    Aquellos labios carnosos resaltando por el color carmín del labial e iban a juego con aquel sonrojo. La tela cernida a las curvas de su cuerpo, que él no recordaba que tuviera aunque jamás la había contemplado vestida de aquella forma, que se abria dejando por completo a la vista aquellas piernas tersas que desde hace un tiempo atrás, la noche del karaoke, no podía sacarse de la cabeza.

    Lo volvían loco y ahora verlas de una forma tan cinica, agitaban algo bestial en su interior.

    Se incorporó acercándose a la castaña, ella tragó saliva, el aire en la habitación de un momento a otro se había tornado caluroso. Una vez enfrente suyo, permanecieron mirándose unos segundos.

    Tenten dio media vuelta y sintió, con su piel ahora sensible, el rose de aquellos dedos al tomar el cierre y deslizarlo hasta cerrarlo. Respiró profundamente, tenía que mantener la compostura, estaban en una misión, y estaba haciéndose ideas en la cabeza, creando un ambiente tenso, ella estaba quemándose internamente.

    ―Gracias Neji, estaré lista en un minuto.―Lo miró con una ligera sonrisa para intentar aligerar el ambiente, que ella suponía que había creado sola.

    Dispuesta a irse dio media vuelta y caminó un paso, aunque su andar fue interrumpido. Su mano fue aprisionada con empeño, ella miró al Hyuga que la contemplaba con aquellos orbes dominantes e inquisitivos. Ella deslizó saliva por su garganta, esperando.

    La cabeza de Neji estaba nublada, sus pensamientos eran lentos, el detenerla fue un simple impulso que su cuerpo le ordenó, sus orejas solo podía escuchar la desenfrenada carrera de su mú sculo cardiaco. Sentía como sus labios buscaban separarse y de ellos brotar tantas cosas, empero…¿qué es lo que realmente quería decir? Él no estaba razonando.

    Tenten sostuvo aquella fuerte mirada unos segundos más, aquellos ojos perla intentaban trasmitirle algo, se observaban perturbados y contrariados. El contacto con la piel del Hyuga agitó cada párticula de su cuerpo, ansiosa por un segundo movimiento apretó ligeramente su mano.

    Aquellos orbes se aclararon, junto con su cabeza, percaptandose de sus acciones.

    ―No…olvides ponerte el transmisor.

    La decepción se abrió paso en ambos lados, pero una era ignorada y otra acogida. La castaña terminó de arreglarse con los dedos helados, ¿Qué es lo que había pasado hace unos segundos? ¿Acaso lo había imaginado todo? Él desde el inicio buscaba darle el radio ¿verdad? Suspiró resignada, ya que era la opción más evidente.

    El Hyuga se reprendió mentalmente, aquello que había estado reprimiendo con sumo cuidado, se disparó sin medida, descontrolando todo su organismo; desatando sensaciones que aún no quería analizar y pensamientos impuros e incorrectos que involucraban cada parte de la castaña.

    Detuvo tajante aquellos ideales. Él jamás había tenido semejantes reflexiones burdos e insanos. Neji en específico se había limitado a sentir lo necesario; satisfacción por sus logros, los éxitos en misiones y excelencia en el desarrollo de sus técnicas, disgusto, frustración por su nivel en la escala de su clan y por supuesto neutralidad. Justo ahora el podía notar, abrumado, que estaba sintiendo demasiado, más de lo que podía controlar.

    Verla de aquella forma fue el interruptor para que todo se saliera de control y él, Neji Hyuga, amaba controlar hasta el más mínimo detalle. Aunque, él realmente había disfrutado ver a la castaña de esa forma.

    Sus pensamientos fueron perturbados, lo cual agradeció, por Tenten quien al parecer estaba lista.

    ―Deberíamos repasar el plan…¿Dónde está Lee?

    La puerta se abrió, dejando ver a una mujer con el vestido largo y verde pastel, que no se adhería a su cuerpo, empero demostraba las nulas curvas de este; el cabello suelto y oscuro deslizarse por sus hombros. El maquillaje exagerado, que aunque intentaron resaltar aquella belleza escondida, aquellas cejas jamás podrían ser reprimidas.

    Tenten dejó salir una sonora y estridente carcajada. El Hyuga suspiró y frunció el ceño, la misión podría irse al diablo por intentar “encajar” como ellos habían dicho.

    ―Esto debe ser una broma.

    ―No lo es Neji, ellos me dijeron que una mujer había cancelado por una enfermedad, intentaron recrearla en mí y pidieron que nadie la recordara con precisión.

    ―¿Pero qué dices Lee? Te ves encantadora, aunque aquel rojo en los labios es tan estridente, tengo otro labial más adecuado si quieres.―Tenten le sonreía encantada, a pesar de la situación el joven no parecía afligido ni perturbado.

    Para él, la vergüenza pública no existía.

    ―Tú te vez radiante, mi flor de primavera.

    Neji tragó amargo al escuchar aquel cumplido que brotó tan sencillo de sus labios y observó como el experto en taijutsu rodeaba con su brazo la cintura de Tenten.

    ―Habrá un cambio de planes ante la situación inevitable.


    ♠♠♠​


    Una suave melodía inundaba el gran salón, risas junto con charlas amenas recorrían el lugar, gente importante de los altos mandos, con futuros inversionistas o empresas que buscan introducir sus empresas al país para generar grandes ganacias.

    Tenten pasaba entre aquellas personas, dirigiéndose a la fuente ridículamente elegante de la sala, desde esa posición alcanzaba a tener una gran vista del salón.

    ―¿Algo inusual?―escuchó la voz ligera de Lee.

    ―No veo movimientos extraños.―Tomó un bocadillo de un mesero que se lo ofreció.

    Delicioso.

    Aquel pensamiento trajo consigo la imagen del Hyuga con aquel atuendo favorecedor y esa extraña mirada que por un segundo transmitió tanto.

    Miró entre las personas localizando a sus compañeros, Lee charlando animadamente con unas mujeres mayores, era ironico que no se hayan dado cuenta de su disfaz, y el genio entre la orquesta del evento.

    El rey brindó unas palabras en el escenario que se encontraba en la ala norte, invitándolos a disfrutar, y la gran oportunidad que aquella firma trae en las naciones. Se prosiguió con la lectura de los papeles.

    La castaña caminaba entre la gente que permanecía de pie mirando la ceremonia, una ligera melodía vibró de los violines de la orquesta, brindando un ambiente agradable. Su mirada se perdió un segundo en la fuente, lo suficiente para notar un reflejo, siguiéndolo hasta el techo.

    ―Neji, Lee, arriba.

    Su alerta llegó a la par de un kunai clavándose en el centro del escenario y activando el sello explosivo, el fuego se abrió paso junto con los gritos desesperados de las personas.

    Cuando el humo se dispersó visualizó a sus compañeros con el rey y el señor feudal a una buena distancia, en estado alerta.

    Tres hombres resaltaban en el centro de la habitación, soldados entraron al sitio, evacuando a la gente. Uno de los hombres, promedio y con el cabello rojizo sonrió para posteriormente golpear con fuerza el piso rompiendo en todas las direcciones. La castaña saltó esquivando la onda de choque de la tierra separándose. Su mirada recorrió el lugar sin poder encontrar a los responsables de la conmoción.

    Su atención fue requerida por un simple movimiento a su costado, una vez en el suelo retrocedió medio paso y observó un senbon pasando a centímetros de su rostro, clavándose en una mesa cercana. Siguiendo la dirección de trayectoria encontró al hombre más pequeño, quien levantó sus manos enseñando diversos senbon en su mano y lanzando a diestra, sin detenerse, una gran cantidad de agujas. Tenten se movió con rapidez, esquivando cada uno de sus ataques, sintiendo el roce de uno en su brazo. Saltó fuera del alcance del hombre.

    ―Debes estar bromeando, al usar armas contra mí.

    ―Tú último error será subestimarme.―habló aquel hombre con anteojos, obteniendo más senbon de su arsenal.

    La fémina, a una distancia considerable, buscó entre sus ropas extrayendo un pequeño pergamino y abriéndolo lanzándolo al aire.

    ―Que empiece la función.



    ♠♠♠


    Esquivó uno de los golpes brutales de aquel ninja con la cabellera particular, su Kaiten había sido nulo contra él. Brincó hacia atrás esquivando otro de sus golpes, desde el inicio había deducido su habilidad de absorción de chakra, lo cual evitó una perdida grande de su energía.

    ―Vamos, ¿ese es el poder del grandioso Byakugan?

    Torció los labios, desapareció de la vista del ninja aturdiéndolo un momento, apareciendo a un metro de distancia.

    ―Hakke Kusho.

    La onda expansiva de chakra lanzó contra la pared del salón, causando un gran estallido. Neji dio la vuelta con la intención de encontrar a Lee, que había sacado al Rey del sitio cuando las cosas se pusieron intensas, las rocas moviéndose lo alertaron dirigiendo su mirada al muro.

    Sin ver nada anormal, siguió su camino. Sus orbes buscaron a la castaña que se encontraba con uno de los ninjas enemigos. La observó aterrizar de uno de sus ataques, con una sonrisa observando al enemigo intentando levantarse. Un pequeño movimiento lo hizo activar el byakugan.



    ♠♠♠​



    Tenten suspiró con sus pergaminos en manos, satisfecha por su victoria, miró a su alrededor, encontrándose con Neji Hyuga corriendo con rapidez hacia ella, confundida frunció el ceño. El genio levantó su mano en su forma habitual de puño suave, ella retrocedió medio paso.

    ¿Estaria en un genjutsu?

    Los brazos del masculino pasaron a los costados de cada lado de su rostro, ella miró de reojo encontrando a uno de los ninja, tal vez con el que él se enfrentaba, con las manos levantadas en su dirección, con la clara intención de tomarla desprevenirla.

    Neji había detenido su ataque, el ninja de cabello rojizo retrocedió con una sonrisa en el rostro, el genio lo miraba aturdido, ¿cómo había podido levantarse al recibir su Hakke?

    Se acercó con rapidez hacia él, en una pelea con taijutsu, en la cual su puño suave no lograba afectarlo. Lo golpeó lo cual le brindó tiempo suficiente para realizar su Hakke Rokojuyon Sho, derribando al ninja.

    Abrió sorpredido los ojos al ver como se levantaba por segunda vez de aquel ataque que debería definir su victoria.

    ―Tengo una defensa absoluta sobre el Byakugan, no podras pasarlo. ―Con una sonria de suficiencia prosiguió a explicar el secreto de su inminente victoria.―Moldeo mi chakra a mi voluntad, por lo cual puedo absorberlo pero recubro mi cuerpo de una coraza por la cual tu puño suave jamás será efectivo.

    Neji lo observó detenidamente durante unos segundos, mirando sus líneas de chakra, comprobando aquella manipulación extraña de la cual se había percaptado momentos antes en la batalla. Miró a Tenten, quien se mantenía al margen de aquella singular batalla. Sus miradas se cruzaron un segundo, lo cual bastó para que lo entendiera y asintiera.

    La kunoichi saltó al aire desplegando un pergamino dirigiendo una gran cantidad de armas contra el ninja, quien lo bloqueó expulsando una gran cantidad de chakra. Una vez esquivado el ataque, buscó con la mirada a la experta en armas, mirando al techo y viendo como el candelabro caia diriendose hacía él. Levantó las manos, concentrando su chakra en ellas, ya que no conseguiría escapar a tiempo.

    Un rápido movimiento lo hizo apartar la mirada

    ―Hakke Hyaku Nijuhachi Sho.

    El ninja de la niebla sin poder evitarlo recibió cada uno de los golpes del Hyuga. Terminando el círculo de adivinación el genio se apartó un segundo antes de que el candelabro haga contacto con el piso, causando una gran cortina de humo.

    Una vez dispersa, Tenten se acercó a Neji con una ligera sonrisa en los labios.

    ―Toda defensa tiene un punto débil.

    ―Él concentró todo su chakra en sus manos, lo cual debilitó en gran medida su escudo, lo único que se necesitaba era una gran distracción.

    La fémina miró al Hyuga, en esos momentos le sorprendía que no necesitaran palabras para poder comunicarse, entender lo que el otro necesitaba. Cuando aquellos orbes malva la miraron, la palabra distracción inundó su mente, porque él había logrado ver a través de la habilidad del ninja, y ella confiaba ciegamente en el genio.

    Su encantadora compañera de equipo ingresó al salón listo para apoyar a sus compañeros aunque la decepción se vio evidente en su rostro al notar a los ninjas en el suelo.

    ―¿El Rey esta bien Lee?―habló el líder de la misión.

    ―Oh si, Neji, ese ninja no pudo hacer nada contra mi loto primario.

    ―Hablaré con la fuerza armada del sitio, recorran el área en busca de cualquier indicio de más enemigos.

    Ambos asintieron, saliendo del gran salón que fue resumido a escombros.


    ♠♠♠​


    Las personas con elegantes trajes transitaba por la entrada de la mansion, agitados por la gran conmoción.

    —Él no era rival para mi.

    Lee alardeaba con uno de los soldados que lo había ayudado a resguardar al Rey mientras él se enfrentaba con aquel ninja de la niebla.

    —No hay duda de eso Lee-san, eres el mejor en taijutsu.

    La bestia verde de konoha sonrió avergonzado. Sus ojos se volvieron dos llamas.

    —Yo me esfuerzo aunque no pueda hacer ningun ninjutsu ni genjutsu, mi llama de la juventud arde como nunca para volverme un especialista en taijutsu. —Miró al cielo esperanzado y el soldado no pudo evitar sonreir.—De esta forma podre vencer a mi rival.

    —¿Tu rival?

    A pesar que lamentaba hacer preguntas por las tediosas respuesta de aquel ninja de la hoja, su curiosidad iba a flote.

    —Si, mi rival, mi compañero de equipo, Neji, pertenece a uno de los mejores clanes especialista en un tipo especial de taijutsu, en Konoha. Él es un genio, el mejor de su clan.

    El integrante de la seguridad de la realeza intentó recordar algún indicio de la pelea del Hyuga, sin éxito.

    —Los ninjas en Konoha son bastante fuertes, aunque aquella mujer, la encantadora, su compañera, parece demasiado...delicada.

    Rock Lee se detuvo y miro al piso unos segundos. Preocupado el soldado se acercó a él intentado ver que sucedía. Sobresaltado retrocedió cuando la bestia verde gritó con fuego alrededor de si mismo y apuntaba su mano al cielo.

    —¡¿De qué estas hablando?! Tenten es una de las kunoichi mas fuerte de Konoha, no hay persona que pueda superar a Tenten en el manejo de armas, ella es una experta.

    Una gota escurrió por la nuca del hombre.

    —Pero ¿qué es lo que ella hace realmente?

    —Tenten tiene completo dominio del jutsu de transportación, de esta forma ella tiene acceso a su arsenal ninja.

    Aquel hombre se llevó la mano a la barbilla. — Vaya, técnica de transportación, jamás había escuchado eso. Entonces deber ser una ninja excepcional.

    —Esa es Tenten.

    La imagen de la kunoichi vino a su mente, sonrió al recordar aquel despampanante vestido amarillo.

    ¿Dónde estaría en ese momento?

    ♠♠♠​


    Sus pies trazaron un camino silencioso hacia el escenario, buscando, junto con sus ojos, su instrumento del cual tenia poca fe de encontrar en buenas condiciones. La sorpresa lo embriagó al verlo a un lado, bajo una mesa volteada en medio del escenario. Lo tomó evaluándolo detenidamente.

    ―El área ha sido asegurada Neji…oh, tu violonchelo ¿se rompió?

    Él negó con la cabeza. El silenció recorrió la habitación recogiendo pensamientos aislados de los ninjas, cada uno perdido en momentos especifios de la misión, pero de alguna forma enlazándose.

    ―Es curioso como las situaciones se enlazan, por complicadas que sean, para crear en la adversidad un momento que resulta perfecto.

    El Hyuga confundido evaluó sus palabras, recordando que otro de los pasatiempos de su compañera resultaba en la adivinación, algo en lo cual él no creía.

    ―¿A que te refieres?

    Ella dudó un segundo, sus labios rosados se abrieron en una ligera sonrisa.

    ―¿Podría escucharte tocar?

    Malva con castaño hicieron contacto unos segundos, aturdida la fémina sacudió la cabeza. Aquella petición había salido sin meditarla, su gran curiosidad sobre las melodías del genio dominaron sus ideas, él podría tomar como una molestia sus palabras.

    ―Neji, solo estaba bromeando, tenemos muchas cosas que hacer…

    Sus ojos observaron los tacones que iban a juego con su vestido, que de alguna forma, seguían intactos. Levantó la mirada avergonzada por semejante petición, dejando salir una sonrisa incomoda, intentando aligerar el ambiente. Sus labios se separaron con cierta ligereza al ver al Hyuga tomar una silla acercándola y tomando asiento.

    El arco se deslizó entre las cuerdas originando una suave melodía con el toque de dulzura necesario, contrario a cualquier cosa que Tenten pensó que el genio tocaba. El comunicador que sujetaba en sus manos, cayó al suelo.

    Tenten contempló con los nervios brotando de su interior sensibles, siendo alcanzando por las notas, a Neji con los ojos cerrados concentrando en sus movimientos, recreando la partitura de aquella canción que llevaba un tiempo practicando, algo fuera de lo que acostumbraba.

    La música se volvió un poco más rápida, intento alcanzarla, transmitir aquellos que sus labios obstinados no podían reconocer ni mucho menos pronunciar.

    Los orbes castaños sentimentales observaban sus manos moverse, algo palpitó con fuerza en su interior, sus manos sentían una leve comezón, que en su interior imploraba tocar aquella piel nívea y rozar aquella piel tersa de sus labios, aunque sea un poco.

    Un ligero contacto que explotaría su interior.

    La melodía se extinguió, el color malva la dominó, la llenó, estaba quemándose.

    ―Tenten…―susurró su nombre, incapaz de poder seguir al observarla tan transparente, intentando contener sus pensamientos, los cuales en sus ojos eran visibles.

    El masculino se puso de pie, sobresaltando a la fémina, ella retrocedió mordiéndose el labio, intentando pronunciar algunas palabras que sonaran coherentes, ya que en su cabeza era un completo caos. El silencio proclamó su territorio.

    ―Iré a hablar con Katsu.

    Sin esperar algo en absoluto, dio media vuelta, alejándose del salón, de la kunoichi, de aquel mar de emociones latentes en su interior y del cual debía huir.

    O iban a consumirlo.


    ****

    Canción que toca Neji
     
    Última edición: 12 Septiembre 2019
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  9.  
    cindyhyuuga

    cindyhyuuga Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    21 Noviembre 2008
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritora
    ¡Ah!

    Maldito Neji, me encanta, pero su indecisión, es tan lentoo. Me encanto, siempre es tan grato leer un buen fanfic donde sale a relucir la ineptitud socioafectiva de él
     
    • Adorable Adorable x 1
  10.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,982
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    He amado cada una de las partes narradas por Neji, han sido mis favoritas totalmente. ME ENCANTA, hasta ahora lo mas mas mas favorite han sido dos escenas: cuando ella se molesta porque él pone la mission sobre su estado, y luego él aclara que confía en ella como ninja y luego cuando Lee le pregunta que siente por TenTen y se siente aliviado, porque no quiere ser su rival también en el amor.

    Ha sido fantastic, me encanta ese toque romático y de tension con el que vas tratando. Poco a poco. Me muero por el slow romance, de pana. Y eso me gusta de como has escrito esto.

    ESPERO EL PROXIMO.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  11.  
    Rahzel

    Rahzel Usuario popular Comentarista empedernido

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2018
    Mensajes:
    718
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Bueno, pensaba comentar todo de golpe, pero me irá tomando mi tiempo para ir redactando comentario a comentario en este fic ;)

    ¡Qué genial que ha comenzado! Me gusta el prólogo y que se haya visto con ese sentimiento casi como una revelación para Tenten, que incluso, pronunciarlo de dientes para afuera hizo que se sintiera bien ¡qué bonito es el amor! <3

    Me encanta como has narrado los sentimientos de Tenten y cómo es ella quién ha sentido mucho más fuerte el miedo a perder a Neji ¡y eso que el equipo de las mallas verdes son demasiado efusivos!

    Me ha encantado. Estaré leyendo y comentándote <3

    ¡Un abrazo!
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  12.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido Estudiante de Edición

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,514
    Pluma de
    Escritora
    Jajaja, mi querido Neji te hace falta más decisión y aclarar tus sentimientos frente a lo que sientes al verla, porque esta tensión es mutua y cuando explote ha de haber una escena bien hot porque sino, me quejo en whatsapp. La escena de Lee me hizo poner el gracioso, porque me he reído mucho; salió muy natural todo por su personalidad tan única.

    No sé pero exijo continuación, ¡ya han pasado meses! Mira que no recordaba lo del karaoke y al mencionarse en este capítulo se me erizó la piel. A ponerte pilas con este fic Pire, saludos <33
     
  13.  
    Rahzel

    Rahzel Usuario popular Comentarista empedernido

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2018
    Mensajes:
    718
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    OMG! Aquí estoy, pagando mis deudas y muriendo de la emoción <3 ¡qué lento eres, Neji! Pero, mira que serás hiper inteligente para otras cosas, pero aquí ¡Jo! Que dan ganas de darle un par de cachetadas a ver si espabila >.< Tenten debería haber seguido y al menos, darle un indicio ;)

    Me encantó la escena del bento, en especial, cuando ella se queda dormida ¡una total y completa sorpresa fue que mostraras el punto de vista de Neji! Yo quedé encantadísima a leerlo, que es un personaje difícil e imagino que hasta sus pensamientos han de ser complejos y serios (?).

    Seguiré leyendo por aquí <3

    ¡Un abrazo!
     
    • Adorable Adorable x 1
  14. Threadmarks: Capítulo 7: Fuera de sí.
     
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,553
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Gazes to the soul [Nejiten]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    3350
    [​IMG]


    Inhaló delicadamente, conteniendo el aire en sus pulmones durante un ligero y corto tiempo. Exhaló liberando todo en su interior, permitiendo que una paz interior llenara por completo su alma.

    El sueño huyó de su cuerpo aquella noche, permaneció dando vueltas en la cama intentando en vano dormir un poco. Al comprender que aquello no pasaría, se encaminó al campo de entrenamiento cuando las luces iniciaron su camino por las calles de la Aldea. Iban a juntarse en unas horas, por lo cual se adelantaría para meditar antes de ver a su equipo.

    Un rostro sonrojado y aquellos ojos expectantes brillando con intensidad fueron la causa de su insomnio. Suspiró pesadamente al recordar el vestido amarillo adhiriéndose a su cuerpo, moldeando su figura y su espalda desnuda al subirle la cremallera. El contacto con los orbes avellanas al contemplarlos a través del espejo, que deslumbraban aún más con el color en sus mejillas. Un fuerte golpe en su interior lo sacudió perdiendo la concentración, nuevamente. Aquella misión había alterado todo dentro de él.

    Un estremecimiento recorrió su espina dorsal similar a pequeñas descargas que alcanzaban la boca de su estómago. Esa misión fue suficiente para que Neji Hyuga aceptará una verdad absoluta.

    Él sentía algo por ella.

    El nudo constante y permanente en su pecho que se aferraba con desesperanza desde hace un tiempo, ante esa idea desapareció. Su cuerpo originó un creciente e inmensurable paz causando una súbita ligereza que le otorgaba la absurda creencia que emprendería el vuelo en cualquier instante.

    Una exclamación abrumadora brotó de sus labios delgados liberando el aire de sus pulmones que había estado reteniendo sin que lo notara. Él había dado un paso enorme en tratar de entender que estaba pasando en el laberinto de su mente y con sus propias emociones, sensaciones que antes jamás había experimentado con ninguno de sus compañeros. Era tan inexperto en este ámbito que la inseguridad se alzaba cual ola inmensa e indetenible, aprisionándolo, lo cual lo hacía dudar de cualquier otra cosa.

    Aunque realmente el aún no entendía que era ese “algo" que sentía por la castaña. Si, su sola compañía y el hecho de poder contemplar su sonrisa amplia con sus pómulos rosados durante un largo tiempo era algo, indicaban que con ella las cosas eran muy diferentes a cualquier otra kunoichi que conocía, es más, las otras chicas le resultaban irritantes. Él disfrutaba por completo estar con la fémina aún si se mantuvieran callados gozando de su entorno luego de un entrenamiento.

    Tal vez a los ojos de cualquiera él resultaba un idiota al no lograr dar con la respuesta a su dilema, no conocer sus propios sentimientos. Sin embargo el Hyuga no tenía experiencias empíricas de este tipo de sensaciones con las cuales comparar en un proceso racional, por lo cual el hecho de aceptar que ella despertaba sentimientos incomprensibles para él era un enorme paso. Ahora lo razonable era terminar de deducir que era.

    Por lo cual decidió averiguarlo de la única forma que era viable, pasar un tiempo enriquecedor a solas con ella. Pero ¿cual era momento indicado? Por supuesto que con Lee cercano seria imposible, aunque esas eran los únicos momentos en los cuales estaban juntos, incluyendo a las bestias. Una misión era viable aunque no podría confiarse y asegurar que la siguiente que fuese asignada fuese con ella, convenientemente. Suspiró levemente, se enfrentaba en el mismo dilema cuando le entregó la espada a Tenten, no concluyó una forma adecuada de donde y como hacerlo por lo cual optó por guardarla hasta que esto se presentara. Justo ahora no podría hacer algo como eso, la ansiedad no lo dejaría tranquilo hasta aclarar el caos en su interior.

    Imaginó el entrenamiento, a Guy y Lee corriendo por la aldea en otra de sus absurdas competencias impulsados por el calor del esfuerzo del taijutsu y la idea acudió con premura. Esa rutina solía dejarlos solos al final, relajándose luego del arduo entrenamiento en silencio escuchando el viento soplando entre los arboles, ese era justo el momento oportuno.

    Un hormigueó lleno su pecho ante aquel descubrimiento y abrió los ojos, el sol se elevaba imponente entre el follaje de los árboles, se bajó aterrizando en el piso y encaminándose al área de entrenamiento. Un sentimiento embriagaba su ser con gran complacencia, una mezcla entre satisfacción, tranquilidad y aquel cosquilleo. Una risa cálida inundó el silencio que se deslizaba por el bosque, enmudeciendo el cantar de las aves cercanas, opacándolas. Era música para sus oídos, aunque las ideas se mezclaron en su cabeza demasiado lento, él disfrutaba escucharla reír pero una punzada le recordó que aquello sería únicamente cierto si él era el responsable de dicha felicidad. La idea se procesó con lentitud en su cabeza y cuando su pie dio un paso en el área de entrenamiento una insoportable acidez llenó* la boca de su estómago. El ardor fue seguido por una gran repulsión complementado por una creciente rabia y la traición remató la ola expansiva en su interior.

    Al otro lado del campo estaban sus compañeros de equipo, Tenten sentada enfrente de Rock Lee y este se encontraba inclinado hacia ella, acortando increíblemente su espacio personal. Neji sólo podía ver la espalda masculina pero ligeramente alcanzó a ver los ojos castaños cerrados. Observó inaudito a Lee alejarse, apartar un mechón de la Kunoichi detrás de la oreja y a ella con las mejillas coloreadas mientras asentía avergonzada.

    Un vacío parecido a un hoyo negro absorbió cualquier pensamiento y sentimiento positivo del Hyuga que momentos antes había aceptado. La ira se materializó en su interior como un a incandescencia insufrible llenando cada una de sus extremidades. Ellos detectaron su presencia, el par de orbes castaños y negros lo miraron en silencio. Neji incontrolable dio la vuelta, no iba a quedarse ahí, no ahora, no como estaba, la furia comenzaba a nublar su cabeza.

    ―¡Siento la demora pupilos! Una competencia a nuestro rival jamás se niega―comenzó a reír su energético Sensei.

    Un corto silencio incómodo inundó el área, Lee luego de unos segundos se alejó de Tenten y continuó con aquellas frases animadas con su Sensei.

    Y comenzaron con su entrenamiento que más que nada era una competencia absurda entre las bestias de Konoha.

    Tenten se acercó a Neji con los labios curvados hacia arriba, sus pómulos teñidos ligeramente y una mirada ensoñada, aunque no encontró algún gesto como respuesta, solo un rostro indiferente que resultaba bastante común. Sin embargo no pudo hacer contacto con sus exóticos orbes, aún cuando lo miró detenidamente esperando alguna mirada significativa, de fastidio hacia las actitudes vergonzosas de las bestias o esa mirada que le causaba tantas sensaciones desde hace un tiempo, aquella que la hacía suspirar y la que pasaría años contemplándola, cálida a su manera y como una ligera caricia a su ser. Se dispusieron para un ligero entrenamiento físico por lo cual ella invocó un bō, para detener los ataques pertenecientes al clan del masculino. Él hizo la característica posición Hyuga en respuesta a la posición de ella y le designó su atención ocular.

    La fémina retrocedió casi imperceptiblemente en respuesta. Aquella mirada la había atravesado de un solo golpe, filosa, precisa y dolorosa. Él se acercó proporcionando el primer ataque sin que ella estuviera lista.

    Neji la observó de pie ahí, con los ojos entrecerrados y esa sonrisa satisfactoria en su rostro. Eso fue un golpe bajo en su estómago despojándolo de aire ya que estaba restregándole en la cara algo que había negado tiempo atrás y que increíblemente no había visto.

    Si había sucedido algo en esa misión de hace unas semanas entre ellos. Las palabras de Lee volvieron a ensordecer en su cabeza.




    “ Tenten me gusta"​




    Un calor abrasivo irrumpió y designó el primer ataque a una confundida kunoichi, el cual logró esquivar con éxito, manteniéndose en contaste movimiento y previniendo sus ataques, Sus movimientos certeros, feroces y cargados de lo que en su interior lo consumía, cegándolo parcialmente. Tenten bloqueaba los Kaiten agitada y realmente ofuscada en respuesta al extraño comportamiento del Hyuga, él cual solo alcanzaba a visualizar una sola palabra en el rostro afeminado: traición.

    La falsía por aquel semblante adorablemente sonrojado reflejado en el espejo, felonía presente en el abrazo que juntó ambas pieles, traición en cada gesto y sonrisa que había malentendido. Deslealtad sin sentido, la parte racional de su cabeza le recordaba ¿traición por salir con su mejor amigo? Si ellos no eran nada más que compañeros. Lee había dado el paso y él no.

    Confundido ante aquella verdad contundente frunció el ceño desechando la idea. Sus golpes aumentaron de velocidad, la chica se agachó eludiendo una patada y saltó hacia atrás manteniendo una distancia considerable. él no le permitía darle algún golpe en respuesta.

    El sudor aperlaba el rostro de la Kunoichi por tanto esfuerzo de rehuir los ataques del Hyuga de los cuales estaba familiarizada y le facilitaba el trabajo. Resopló agitada pero aquello no fue indicio alguno para el Hyuga de parar. Acortó el espacio otorgándole otra sucesión de ataques, que repelió con maestría. En una corta entrada contraatacó lanzando algunos golpes con ayuda de su arma y patadas en momentos oportunos, al verlo detener cada uno de sus ataques se alejó para evaluar la situación.

    Estaban a la par por la ventajosa desventaja de estar completamente sincronizados con los ataques del otro, eran un equipo eficaz y complementario. Sus largas sesiones de entrenamiento les brindaron familiaridad, algo que ninguno podía refutar. Aunque el genio tenia una clara ventaja en dominio sobresaliente del taijutsu y el mismo Byakugan.

    Aquellos ojos la observaron con detenimiento, perpetrando su escudo y encontrando lo que necesitaba para quebrarla.

    Eliminó la distancia entre ambos con rapidez disponiendo unos ataques provenientes de sus manos con gran velocidad e intensidad, incrementando el nivel de ataques por segundo, simulando una pelea contra otro miembro de su clan que se encontrara a su altura, algo que resultaba por completo fuera de sus habilidades de la fémina al ser una maestra en armas y no contar con ningún poder ocular para prevenir aquellos movimientos vertiginosos. Solo acertó a anteponer su bō para eludir alguna lesión. Los impactos lograron romper su única defensa y antes de poder invocar alguna otra arma un fuerte y contundente puño suave acertó a alcanzar su hombro derecho, lo cual la obligó a retroceder por el impacto. Unos segundos fueron suficientes para comprender que él había logrado bloquear sus puntos del chakra que necesitaba para invocar alguna arma de su arsenal. Ahora la pelea era limpia o bastante claro el final a su parecer.

    Pretendió mantener distancia para evaluar la situación ya que era un ninja de largo ataque pero en un pestañeo ya tenía encima al Hyuga propiciando ataques de puño suave a su alrededor perjudicando sus movimientos, con una velocidad que jamás había usado con ella. El miedo se abrió paso en su organismo. Sin meditarlo y ante la adrenalina de actuar proporcionó unas patadas al portador del Byakugan las cuales fueran repelidas; su pierna derecha se vio afectada por su puño suave e intentó retroceder sin éxito. Justo ahora temía por la mirada fiera y su rostro no reflejaba piedad alguna.

    Levantó los brazos intentando resguardar un golpe directo sintiendo sus dedos incrustarse en su piel perforando sus líneas del chakra, bloqueándolas, arrojándola con la fuerza del impacto contra el árbol. Sentía sus extremidades inhabilitadas y dolorosas, pequeñas aberturas en sus brazos dejaban en completa evidencia su vulnerabilidad.

    ¿Qué estaba pasando? Neji estaba furioso lo cual era evidente por sus mortales ataques, cosa que jamás había llegado tan lejos. Él solía dejarla desarmada luego de un tiempo y en cierta medida aveces presentía que se contenía, por que era un simple entrenamiento y eran camaradas, amigos. Pero ahora todo era por completo diferente, el temor se materializó de forma tangible invadiendo su organismo ante el eminente peligro de enfrentarse realmente a su compañero y vivir en carne propia su lado despiadado.

    Engulló su saliva, un estremecimiento abriéndose paso en su organismo, su rostro petrificado de absoluto miedo y desconcierto. En ese entonces los siguientes movimientos fueron en cámara lenta. La palma del masculino acercándose a su posición, con movimientos torpes e inseguros intentó propinarle un golpe que fue bloqueado apartando su brazo con maestría y aproximó su palma contraria dirigiéndose sin titubear a su pecho, donde su red de chakra estaba más concentrada y por supuesto, su musculo cardíaco que latía con desenfreno al verse inerme cuando sus piernas no respondieron por la parálisis del pánico, la adrenalina se había esfumado de su organismo.

    Cerró los ojos.

    La palma abierta con una sola dirección contundente, un golpe certero y limpio que acertaría sin impedimentos, sus latidos retumbando en sus orejas, un estremecimiento gobernando su cuerpo. Una mano golpeó con una fuerza impactante su antebrazo bifurcando su movimiento e intensiones. Levantó la mirada encontrándose una mirada implacable.

    ―¿Qué diablos te pasa? ―Lee estaba enfrente suyo con los brazos entendidos, interviniendo su camino.

    Tenten abrió los ojos al ser consciente de la escena contemplando aquella guerra visual entre sus compañeros de equipo. Su garganta seca le impedía articular palabra alguna

    ―¿Qué esta pasando muchachos? ―Guy-sensei se acercó lentamente hacia ellos observando la escena con cuidado.

    Negro y malva hicieron contacto con firmeza e ira lacerante. Neji desactivó el Byakugan con premura.

    ―¿De verdad Neji, ibas a golpearla? Solamente te advierto algo, no me contendré si te atreves a hacerle daño.

    La kunoichi se incorporó lentamente sintiendo la tensión aumentando con rapidez. Guy se acercó a ella para inspeccionarla buscando cualquier lección ante tan feroz entrenamiento que se había salido de control. Ante el examen ocultar escondió sus brazos tras su cuerpo obstaculizando su seguimiento, aunque él ya lo había visto. Observó a sus compañeros, centrando más su atención en el Hyuga quien le originó una punzada dolorosa que perforó su pecho al ver su rostro inexpresivo y su carente culpa ante la sucesión de hechos. Unas lagrimas querían salir reflejo de la desolación que buscaban dominarla, apretó fuertemente los labios. ¿Qué es lo que lo había alterado tanto al Hyuga para sacarlo de si mismo? O acaso ¿él realmente quería lastimarla? No. Eso era imposible. Neji jamás haría una cosa como eso.

    Todo se mantuvo en silencio unos segundos que parecieron eternos. Hasta que Neji simplemente dio la vuelta y se alejó del campo de entrenamiento ignorando la voz escandalosa de su Sensei.

    Lee dio la vuelta hacia la castaña y la atrajo a su cuerpo apretando con fuerza. La castaña dejó salir algunas lágrimas mientras escondía el rostro en el pecho de Lee.




    °°°​




    Una vez fuera de la visión del área de entrenamiento del equipo 3, sus pies siguieron avanzando sin descanso, inconscientemente. Luego de algunos minutos se detuvo súbitamente. Observó detenidamente el suelo como si fuera la cosa más fascinante. Acto siguiente golpeó con una fuerza impactante el árbol que se ubicaba a un lado suyo utilizando su Kaiten. La gran ira que lo embriagaba anteriormente se estaba desbordando y justo en este momento era incontrolable. Propició otro impactante golpe al árbol, siguiendo de otro y otro, impactos sin parar hacían retumbar la madera bajo su puño blanco. Su Byakugan se activó en más de una ocasión por el descontrol.

    Desató su cólera asfixiante en el tronco frondoso ya que no podía hacerlo en el mismo. En su persona. Él realmente se odiaba en ese preciso momento. Odiaba haber sacado su frustración de esa forma, con ella. Jamás se perdonaría haber hecho eso. Esos orbes oscuros observándolo con miedo y él sin poder detenerse a razonar su comportamiento imperdonable. Ella lo odia, tanto o más como el mismo se detestaba en ese instante.

    Una voz en su cabeza taladraba sus pensamientos, intentando abrirse paso entre el huracán de voces y maldiciones que buscaban sobresalir, esta se hizo más presente e intensa. La escuchó con mayor detenimiento, intentando descifrarla y entenderla. Era una forma distinta de furia, algo mas profundo, lo cual había originado su descontrol, similar a una astilla clavándose con profundidad en su pecho generando una irritación directamente proporcional al ver a Tenten besándose con Lee. Algo que jamás había experimentado y por lo cual no sabia como lidiar con ello.

    El cambio drástico en su interior descontroló todo dominio, control, relajación y concentración que pudo presumir en el pasado con gran orgullo. Él, el genio Hyuga, reconocido por sus estrategias, razonado absolutamente todo, se encontraba golpeando sin parar y sin el mínimo control un árbol del cual habían escapado las aves y ardillas por el retumbar de los ataques. En la mañana una satisfacción inmensurable lo mantuvo de un perfecto humor hasta llegar al campo donde amargamente contempló enmudecido a sus compañeros de equipo besándose cuando él hace unos instantes había aceptado que sentía algo por ella. Algo que deseaba tanto definir pero todo le había explotado en la cara.

    Su visión nublándose por la ira pura y realmente en ese punto perdió el control de sus acciones, solo buscaba sacar aquello que le impedía respirar adecuadamente, ese ardor creciente e insoportable en si interior.

    Tragó saliva y sacudió la cabeza mientras seguía su despiadado ataque al árbol hasta que sus músculos se entumecieron por el cansancio y terminó deslizándose hasta quedar en el suelo, derrotado, asqueado de si mismo, completamente desolado.

    No tuvo el mínimo valor de observarla antes de irse. Desde que Lee lo detuvo su mente se aclaró levemente sintiendo un gran peso en su pecho, un peso que se intensificaba con el paso de los minutos. Un nudo en la garganta le impedía poder dejar salir los jadeos de derrota de su organismo. Una culpa inmensurable de sus acciones lo embriagaba en agonía, queriendo regresar sus pasos y contener la ola de sentimientos negativos que lo dominaron aunque, eso le resultó imposible, su caja destinada a guardar cosas que no quería analizar estaba por desbordarse.

    Una vez recuperado el aliento se levantó con lentitud alejándose del sitio, sintiendo aún como la ira seguía consumiéndolo. Con gran aspiración dominar su razonamiento. Frunció la boca ante las pulsaciones en su interior.

    Al ingresar a su cuarto con desgano y una gran fatiga mental pasó levemente las manos en el violonchello, realmente ansiaba deslizar el arco por las cuerdas ya que el sonido resultante siempre lograba despejar su cabeza. Sintiéndose indignó de eso tomó el arco sentándose para desplazarlo por las cuerdas en una melodía melancólica y miserable que hizo eco en su cuarto silencioso.

    El dolor se volvió tangible en su cuerpo, en sus propias manos y sin preverlo sus manos liberaron el arco sin ningún aviso. Con un vacío interior intentó sujetar nuevamente el pedazo de madera encerada sin embargo sus dedos prescindieron de la orden implícita de tomarlo, sus falanges desobedecieron una y otra vez. No conseguía que estos se flexionaran. Con gran frustración intentó volverlas puños para acertar golpear lo primero que alcanzara, esto sin éxito. En es momento se percató de unas gotas carmesí descender de sus dedos alcanzando el piso y el mismo arco.




    Con lentitud posicionó sus palmas hacia arriba encontrando grandes laceraciones en la piel, dejando por completo expuesta el músculo, que al parecer y para desgracia misma, habían sufrido un importante daño. La sangre proseguía brotando sin detener su camino, deslizándose por su brazo hasta alcanzar el suelo. Su instrumento se encontraba a un lado, cubierto de la sangre de la cual no se había percatado, ahora resplandecía por el brillo de la sangre escarlata. Su mirada perdida permaneció unos minutos observando con sumo interés el camino de aquel liquido vital.

    Su Kaiten no había funcionado en ninguno de los golpes que le proporcionó a la madera, él ya no tenía control en ninguno de sus movimientos ni de sus habilidades. Sin inmutarse recibió con desolación el ardor envolvente e insoportable que alcanzaba cada partícula de su cuerpo, liberando descargas de dolor que iban en aumento.

    Él realmente se merecía eso.
     
    • Impaktado Impaktado x 1
  15.  
    Rahzel

    Rahzel Usuario popular Comentarista empedernido

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2018
    Mensajes:
    718
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Neji siendo Neji. Para ser que dices, no se te da bien, la batalla fue excelente. Me encantó ver a Ten Ten en acción de esta manera y que la bronca de que Neji la dejara atrás fuera lo que la impulsara a seguir. Aunque Neji es tan frío x.x mínimo, preguntarle si está bien, por mucho que confíe en sus habilidades :(
    Disfruté mucho el capítulo.
    ¡Un abrazo!
     
    • Adorable Adorable x 1
  16.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Spider-man Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,164
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ay comentar esto es como ir al cine a ver una película de marvel cuando ya has leído ciertos cómics, sabes hacia donde va todo, pero ya viéndolo en acción, cierta emoción surge, mira que si así fueran los dramas de las telenovelas si que me vería un par. Mira como se puede palpar esa rabia de parte del Hyuga, claro que no está bien lo que hizo -tranquilas todas- pero bueno es que se puede entender de donde ha venido todo eso, en lo personal me hubiera volcado más contra Lee, es que vaya, el chico no estará agraciado, pero las tiene todas con la personalidad y el empeño, seguro que Neji debe saber que todo lo que para él fue demasiado esfuerzo en siquiera asimilar que sentía el cejas encrespadas podía estar componiendo una canción con eso y cantarla al día siguiente con todo el fuego de la juventud, como chico sé que "quien se duerme pierde" y después de toda esa intensidad parece que lo más fuerte que ha sentido debe simplemente arracanselo de golpe, descubriendo en realidad es mucho peor "haber amado y perdido que nunca haber amado".

    Habrá que esperar si verdaderamente es un genio para limpiar el lodazal que ha armado en el próximo capitulo, ver como le ha impactado todo esto a la pobre Tenten que parece verdaderamente no entender que está pasado ¿Será que ha sido un malentendido y solo aprendían primeros auxilios de manera muy invasiva? ¿será que en realidad no sentía nada por Neji? ¿acaso buscaba que fuera dos por uno? ¿cómo exactamente se ponen esos trajes de Gai y Lee? ¿tienen un cierre atrás?




    [​IMG] Kishimoto te está buscando
     
    Última edición: 16 Septiembre 2019
    • Fangirl Fangirl x 1
  17.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido Estudiante de Edición

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,514
    Pluma de
    Escritora
    Oh por Dios. Nunca había leído un Neji celoso, al menos no de esta forma tan animal en cómo inconsciente se dejó arrastrar por la ira perdiendo la realidad y por poco lastimando a su compañera de equipo, y recién aceptada enamorada. Y todo por una escena que vio entre Lee y ella en la que no pasó nada, pero ya ves que cuando te gusta alguien todo lo dimensionas por celos. Neji debe ir a terapia (?)

    Jaja, mira que me divertí mucho leyéndolo, fue ameno, extenso y entretenido el ver una nueva faceta del personaje la cual salió natural, nada forzado y eso se agradece como lector y mis felicidades para ti como escritor. Esperaré el próximo.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  18.  
    Luix

    Luix Orientador Voix fantomatique ♪ Dale amor a nuestro pollito <3 Miss Attorney

    Tauro
    Miembro desde:
    21 Mayo 2015
    Mensajes:
    437
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Comentaré capítulo por capítulo (y espero intentar ser breve en ello) :3 Bueno vamos del principio:

    Prólogo.
    Me parece adorable, y a la vez tan doloroso todo lo que pensó y sufrió Tenten en ese momento, me encanta que tomes algo como su pensamiento y lo conviertas en algo tan profundo. Es que creo que nadie quisiera ver algo así, más siendo un sentimiento que aún no era reconocido. Y el Hyuga, no delatar una gota de esto, me hizo recordar en parte al anime. Me mata la inocencia de Tenten también en el momento de su reflexión, realmente adorable.

    Capítulo 1.
    Noto que cambiaste la fuente, pero será por el capítulo quizás, ¿No? (?)

    (Aquí es donde cito y como no puedo marcar, pondré tus escritos en azul y lo resaltaré en rojo)
    "Un enojo hacia misma creció mientras salía de mi casa"
    Seguramente aquí es "un enojada hacia misma" uwu

    De igual manera, Tenten siempre fue una chica simple y sencilla, me sorprende en gran parte verla realizando esa acción.

    Neji... ese chico tan lindo si que logra sacarme canas verdes, y es que si, no era de darle caso a el ámbito amoroso, ni siquiera se que pensaría realmente de su vida. (Y eso me enfurece al recordar que nos quitaron a Neji :'c *ejem*). Me imagino el accidente de Tenten, y no puedo dejar de reír, de igual manera, me hubiera gustado que su pregunta fuera respondida.

    Capítulo 2.
    Y aquí esfuerzo a mi yo interno a no decir groserías de las que podría seguramente arrepentirme dos capítulos después (?)
    Me gusta ese punto de vista de Tenten al darse cuenta de sus actitudes en si "cegadas" por sus sentimientos. Pero tiene razón a que Neji literalmente la dejo tirada.

    Estuvo bastante espectacular la pelea que narraste, sin duda la veo en el manga/anime. Sin embargo, volvemos a Neji, es que quiero matarlo. Entiendo lo de la misión y que es importante, se muy bien que seguro confía demasiado en las habilidades natas de la castaña. Pero me parece que hubiese sido grato de su parte ayudarla. Pero por lo visto al final, supongo que la ayudo de una u otra forma uwu.

    Capítulo 3.
    Lee es todo un caso. Siempre tan energético y ahora enterarse de ese regalo le ha dado todas las de ganar, sin duda será una pesadilla para Neji con su flamante juventud inquebrantable.

    Hinata me ha hecho reír tanto, no sabes cuanto. Tan sutil y tan clara la forma en que le dijo las cosas a Tenten, todo por descubrirla de una forma tan banal. Ahora la castaña debía mantener la calma cuando entro al cuarto del tan mencionado Hyuga, pero no se contuvo nada al ver la espada que había buscado tanto. Tan típica en ella perderse así por las armas, creo que realmente estas comprometida con el trabajo.

    Capítulo 4.
    Lo único que pude pensar en todo el capítulo es en lo celoso que se lo veía al castaño sin que el lo supiera, no se si quería golpearlo, reírme o matarlo directamente, o quizás decirle que reaccione (?)

    Lee es todo un casamentero, los acorraló de tal forma que, lo consiguió sin si quiera darse cuenta, logró hacer que ambos estén tan cercanos. Lastimosamente, su puño borracho les causó la separación, sin embargo, fue muy buena idea la suya, le daría un premio.

    Capítulo 5.
    No se que decir de este capítulo. Quiero averiguar que es lo que está tramando el azabache, y es que... dios Neji, mijo, me estas mando, realmente me estas matando ;u;

    Pd: pobre Hanabi, seguramente debió de ser súper duro su entrenamiento.

    Capítulo 6.

    Lee es un tipaso, siempre con buenas expectativas de todos sus compañeros y siempre tan energético y con alta autoestima. Por otra parte, Neji aun queriendo descartar todo sentimiento en vano, aush... no se, me pone histeria este chico, será de un clan de muy buen rango, pero su poca comprensión para el romance si que es una de sus debilidades.

    Tenten, tan linda, me parece perfecto que pueda entender a su compañero, sin usar palabras abundantes. Pero tanto ella como él se tienen más en cuenta, aunque torpemente quieran omitir todo.

    Capítulo 7.
    ¡Al fin la parte de aceptación emocional! (?)
    Pero...
    Okey, no se que decir. Neji consciente de sus propias sensaciones es un poco abrumador, atacar a Tenten de esa forma, es triste que hasta ese punto... sin embargo, estuvo muy buena la pelea.

    Me siento mal también porque quizás es todo un mal entendido, aunque quizás no, quien sabe lo que está pasando entre la castaña y el azabache, pero seguramente más adelante se sabrá. No puedo decir con exactitud lo que siento, porque realmente estoy emocionada del asunto, es tan... dios me hubiera encantado ver esto en el anime, manga, todo. Neji así de celoso, hasta ese punto, creo sin dudas que será perfecto papel para el.
    Tengo muy buenas expectativas de este fic, sin duda me has capturado demasiado con eso.
    ¡Saludos!
     
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...
Cargando...
Similar Threads - [Nejiten]
  1. Fenix Parker
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    339
  2. Scarlet Liaison
    Respuestas:
    6
    Vistas:
    480
  3. Photograph
    Respuestas:
    6
    Vistas:
    401

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso