Comedia Gallinas, Huevos y Chocolates

Tema en 'Relatos' iniciado por Dark RS, 21 Junio 2020.

  1.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,641
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Gallinas, Huevos y Chocolates
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    873

    Gallinas, Huevos y Chocolates



    Un niño, de unos once años, se encuentra sentado en la banca de un parque no muy popular, es una banca de acero bastante descuidada. Está escribiendo en un grueso cuaderno con cubierta de cuero negro. Junto a él hay una gran bolsa de papel, casi de la mitad de su altura.


    Una niña, un año menor que él, se asoma desde atrás, para ver qué es lo que escribe el niño con tanta concentración.

    —¿Qué haces? —cuestiona ella.

    —¿Ah? —se despabila el niño.

    —Pregunté que qué haces —repite ella, sentándose junto a él.

    —Nada.

    —Vamos, no le diré a nadie —insiste curiosa.

    —Estoy haciendo cuentas sobre inversiones.

    —¿“Inversiones”? ¿Es cuando se echa agua en un vaso?

    —¿Qué? No, es… Para que lo entiendas, imagina que hay gallina que pone muchos huevos. Y si le doy comida, podré tomar parte de esos huevos. ¿Me entendiste?

    —Creo que sí. ¿Qué pasa con una gallina que da pocos huevos? ¿No le das de comer?

    —No, si da pocos huevos no vale la pena darle comida, porque no podré sacarle muchos huevos.

    —Eso no es bueno. Si no les das comida se van a morir de hambre las gallinas.

    —No saco nada de alimentar gallinas que no dan ganancias —niega él, cerrando el cuaderno.

    —¿Ganancias? —cuestiona la niña confundida.

    —Huevos.

    —Ah. Pero, ¿qué tal si esas gallinas dan pocos huevos porque no comen bien?


    El niño permanece pensativo por unos momentos.

    —Si invierto en pequeños negocios y logro que mejoren lo suficiente, entonces tendré ganancias a la larga… No es mala idea…

    —Y si de algunos de esos huevos salen pollitos, estos pondrían más huevos.

    —¿Crear cadenas? Eso suena aún mejor. Hay muchos pequeños supermercados en los que podría invertir para convertirlos en una cadena de supermercados… Aunque arriesgaría todo mi dinero en ese movimiento…

    —¿Tus papis te dan dinero?

    —¿Mis qué…? Oh, digamos que es algo así… —responde, mirando hacia el suelo, con tristeza —. Mis padres me dejaron mucho dinero cuando ellos… se fueron…

    —¿Están de viaje?

    —Digamos que están en un lugar lejano…

    —Espero vuelvan pronto, para que no estés solo —dice la pequeña, sonriendo ampliamente, mostrando que le falta uno de los dientes del frente —. Por cierto, nunca te había visto en la escuela, ¿eres nuevo?

    —¿Escuela? —Nota que hay una primaria al lado del parque, pero el edificio es tan similar a una bodega que no la había notado hasta que leyó el letrero en sobre la entrada. “Primaria Municipal N.º 6”. Sin duda una primaria pública para los niños de escasos recursos —. No asisto a esa, voy a la que está a cinco cuadras al norte —señala hacia el lugar.

    —¿La de niños mimados?

    —Sí, la de niños mimados —se ríe, porque está deacuerdo con ese nombre —. Es una primaria privada.

    —No la conozco, mami siempre dice que ahí los niños y los adultos son malos y que nunca me acerque por ahí. Pero tú no pareces ser tan malo, solo muy serio.

    —Bueno, tengo que ser serio.

    —No-oh, los niños tenemos que jugar mucho, eso dice mi mami. Hay que ser felices ahora, porque de grandes todo es aburrido.

    —No estoy deacuerdo con eso —niega él con la cabeza —. Yo espero hacer mucho dinero ahora, para no tener que preocuparme por nada cuando crezca.

    —Eres un niño raro.

    —Gracias.

    —¿Quieres un chocolate? —se saca una barra de chocolate barato de un bolsillo de su viejo vestido azul y se lo ofrece —. Tengo más en mi bolso, hoy todos nos dimos chocolates por ser el día de los amigos.

    —No gracias, como puedes ver, tengo muchos aquí —señala la bolsa de papel a su lado —. Mis compañeros, maestros y hasta los padres de mis compañeros me dieron regalos.

    —Oh, debes ser muy popular —comenta ella, viendo lo grandes que son algunos de esos chocolates.

    —No, el dinero de mis padres es el popular, yo solo estoy en medio. Todos quieren algo, siempre.

    —Yo no quiero nada —confiesa ella, moviendo rápidamente sus cortas piernas, las cuales no llegan al suelo.

    —¿En serio? —la mira incrédulo — ¿Qué tal si te arreglo el diente que te falta? ¿No querrías eso?

    —No-oh, estoy esperando a que se me caiga el otro, para poder cantar la canción de pánfilo.

    —¿Quién rayos es pánfilo?

    —¿No la conoces?

    —Evidentemente no.


    Ella se baja de la banca y comienza a cantar y bailar.

    —Todo lo que quiero para navidad, navidad, navidad, son mis dos dientitos que perdí al mudar, al mudar. Porque así chimuelo, no puedo masticar, se me sale el aire cuando quiero silbaaaaar…

    —Ya entendí, deja de torturarme con esos lamentos.

    —Eres malo —infla las mejillas y frunce ligeramente el ceño —. Yo canto lindo, mi mami siempre me lo dice.

    —Está bien, está bien, me disculpo.

    —Más te vale. —Suena una campana —. Ya debo irme, espero verte de nuevo.

    —No lo creo. Por cierto, llévate esto —le da la bolsa de papel que está hasta el tope de chocolates —, quédatelos o repártelos con tus amigos si quieres.

    —Gracias —sonríe, nuevamente mostrando que le falta un diente —. Bye, bye —se despide, corriendo de vuelta a la escuela.

    —Es una niña demasiado inquieta, pero me dio buenas ideas —se dice, volviendo a abrir el cuaderno.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    AkiSasu

    AkiSasu BloodyMonster

    Cáncer
    Miembro desde:
    6 Mayo 2019
    Mensajes:
    123
    Pluma de
    Escritor
    Un relato cautivador, ligeramente taciturno y bastante claro, sencillo de imaginar, lo que más me gustó es que ambos son niños con personalidades y circunstancias diferentes, las mismas que probablemente uno pensaría que no deberían pasar pero que ocurren, y aun así demuestran que pueden tener una platica entre madura, seria y al mismo tiempo inocente.
    Muchas gracias por compartir, la disfruté.

    Suerte y que tengas una excelente semana.
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Its

    Its Adicto

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    1,564
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡Dime que son Alice y Magnus de pequeños!

    Ha sido un relato muy tierno. Me encanta esa inocencia en la conversación de los niños. La ingenuidad de ella, la manera que tiene de ver el mundo, la ilusión... es contagiosa. La manera que tiene él de explicarle lo que es una inversión ha sido genial, muy visual y sencilla. Es genial cómo consigue sacar provecho a todo lo que dice la niña, viendo que a la larga será provechoso. Esos comentarios que menciona ella inocentemente tienen magia.

    La narración, como siempre, es excelente. Una historia muy cercana, divertida y adorable. Has sabido transmitir muy bien la esencia de los niños y he disfrutado mucho de la lectura.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...
Similar Threads - Gallinas Chocolates
  1. Temarii Juuzou
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    313

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso