Long-fic de Inuyasha - Gallardía: La historia de mi vida.

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por Ami Hoshi, 15 Mayo 2009.

Cargando...
  1.  
    Ami Hoshi

    Ami Hoshi Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    12 Junio 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Gallardía: La historia de mi vida.
    Total de capítulos:
    20
     
    Palabras:
    1998
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    $gabi$: Sí, quería que mi historia tuviera de todo un poco. Pero siento anunciarle que estes el antepenultimo capitulo.

    Pan-chan: Hola, gracias por tu post y por el PM. La verdad es que no, ya no va a ver una más alocada Kagome, este Fan Fic ya está llegando a su final.

    Barbie Girl: La verdad es que sí, Ayame tiene un año o dos menos que Kagome. Lo que sucede es que Kagome jamás la vio como una adolescente si no como a una niña, por eso su sorpresa. Sí Sara y Ayame tuvieron algo. Digamos que Sara la inicio pero, Ayame la botó.

    RMS: Nadie al parecer se lo esperaba. Me gusta darle giros interesantes a mis historias.

    VickyGothic: Bueno :) Si es algo corto porque no están haciendo el amor, solo un momento de locura. Es cierto, pero digamos que ellos son Taisho muy protectores y mas si es Kagome.

    windmiko: Hola. Gracias por postear, que bien que hayas aparecido.

    Capitulo XVIII

    Recuerdos dolorosos.

    −…Sí… −atendió casi dormida. El sonido de su celular la hizo levantarse.

    ¿Dónde estás? –escucho al otro lado del teléfono.

    −En casa de Ayame.

    ¡¿Qué haces ahí?!

    −Me quede por la lluvia –escucho varios insultos del otro lado y fue cuando reconoció la voz de Sesshoumaru−. ¿Por qué mi amistad es por caridad? –soltó sin anestesia.

    Un silencio extraño apareció.

    ¿Cuándo oíste eso?

    −Cuando me iba. Se lo decías a Sara. ¿Qué te hice yo para que me trataras por lástima?

    De eso hablamos personalmente –y colgó.

    −¿Con quién hablabas? –le pregunto la taheña.

    −Con Sesshoumaru –tomó una bocanada de aire−. Ayame lo que paso entre nosotras…

    −Jamás paso –la interrumpió−, Si ya sé. Fue un momento de debilidad, te dejaste llevar y yo entiendo.

    Kagome se quedó algo incomoda. Parecía haber herido los sentimientos de la chica y antes que se fuera la tomó de la mano.

    −No fue un error. Lo que hicimos yo sabía lo que hacía. Sólo que tu entiendes como es la gente. Y como te dije, no me gustan las mujeres –Ayame la miro un poco decaída y asintió. Esperaba o tenía el leve deseo de que ella pudiera quererla luego de lo que habían hecho.

    Algo cansada le saco una ropa y se la dio.

    −Me saludas a Souta y Rin –dijo cuando Kagome ya estaba en la puerta.

    −Sí –aceptó y se fue.

    ***

    −Chicos ya estoy en casa.

    −Hola hermana –respondió Rin comiendo cereal.

    −Saludos que les manda Ayame.

    −Ok. Por cierto –dijo Souta−. Ya llegaron las invitaciones al matrimonio doble de los Taisho.

    −¿Doble?

    −Sí. Se casan el mismo día.

    −¡Que bien! –sus palabras fueron interrumpidas por unos golpe en la puerta. Algo extrañada fue hasta allá y abrió. Se quedo pasmada al ver a Sesshoumaru frente a ella.

    −Salgamos –ella asintió y cerró la puerta, antes avisando.

    Se sentía algo incomoda. Sesshoumaru la había llevado hasta un parque solitario pero lindo.

    −Siento haberte dejado sola en la fiesta –Kagome se heló por un momento y bajo el rostro. Se sentía triste por muchas cosas. Estaba sola con dos adolescente, sus mejores amigos se casaban y se iban…

    −Está bien. Tú también tienes necesidades solo, no tenías que haber sido tan distraído.

    −Mi amistad no es por lástima –ella lo miró fijamente. Sentía como un dolor se agolpaba en su pecho. En verdad lo que había escuchado anteriormente le había dolido.

    −Pero tú se lo dijiste a Sara.

    −Lo sé. Me dejé llevar por la presión. Tu amistad para mi es por importante. Porque yo…−se quedó pasmado al sentir con su fina figura se pegaba a él. El cuerpo de ella temblaba, los espasmos del llanto se hicieron presentes y ella dio rienda suelta a sus sentimientos.

    −Pensé que también te perdía –exhaló entre las lágrimas. Él que acostumbraba a verla tan fuerte y decidida le turbo en demasía verla llorar y más por él.

    −Sango se casa, InuYasha también. Pensar que tú no eras sincero me hizo dar dé cuenta de muchas cosas –él acariciaba su cabello con tranquilidad, su corazón palpito desenfrenado. Con cariño la tomó del mentón y miró como esos enormes ojos avellana lo miraban brillosos.

    −No estás sola. Kagome yo –tomó aire−, yo te amo –de pronto esa confesión lo hizo sentir más aliviado, como si se quitara un peso de encima.
    La azabache sonrió anchamente y se guindó a su cuello.

    −Yo también te amo, Sesshoumaru –los corazones de ambos latían con fuerza. Esa paz, ese cariño, el amor que ambos sentían habían aflorado, así con tranquilidad, sutileza. Ninguno de los dos quería sufrir, ninguno quería que esos momentos de angustia- celos volvieran.

    Sin poder esperarlo más el la rodeo de la cintura y tomo posesión de sus labios, tiernos, cálidos y rosados; ambos juntaban sus lenguas, suspiraban y seguían en ese vaivén que exigía mucho de sus corazones.

    ***

    −¡¡¿Qué son qué?!! –los gritos de Sara resonaron en toda la casa.

    −Novios –dijo con frialdad Sesshoumaru.

    −Pero, pero…−Kagome veía muy divertida la situación. La pobre mujer estaba a punto de sufrir un ataque. Habían llegado muy tomados de la mano y ella los había visto, así que no se ocultaron y Sesshoumaru le estaba aclarando los puntos.

    Ayame que venía entrando bajo la mirada algo desconsolada y sonrió al verlos para seguir hasta su habitación.

    −Que bien se lo tenían guardado –dijo de pronto Miroku. Sango que venía bajando le sonrió a Kagome y la abrazo.

    −Tan fácil olvidaste a Lin Sesshoumaru –Kagome rápidamente pudo sentir como él se tensaba−, Veo que no.

    −Vete Sara –y sin más se fue de la habitación seguido de una muy preocupada Kagome.

    ***

    −¡Espera Sesshoumaru! –le grito. Cuando consiguió alcanzarlo estaba sentado bajo una mata de mango.

    −Tal vez no debí hacer esto –le susurro levemente.

    “No es posible que tan rápido se acabe la magia” –pensó con dolor Kagome. Intentando controlarse se sentó a su lado. De pronto un
    pensamiento surgió en su cabeza. Si todos los Taisho se casaban temprano ¿por qué él no estaba casado?

    −¿Quién es Lin? –pregunto con cariño. Dentro de ella unos leves celos nacían. Él la miro con desdén.

    −Mi esposa –se congelo en su puesto.

    “¿Está casado?” –el peligro agito su corazón.

    −Murió hace casi cinco años –se quedó en shock.

    −Lo siento. Entiendo lo que sientes.

    −Mentira. Todos dicen lo mismo pero…

    −Si te entiendo. No quieres fallarle, quieres ser fiel a su recuerdo. No quieres mancillarlo con otra persona que capaz, jamás será como ella. Además temes que todo ese amor se valla –la respuesta de ella lo dejo aturdido. Cuando giro su rostro la vio abrazándose las rodillas−. Si te entiendo –susurró con la voz quebrada−. Houyo murió de un derrame cerebral y era el ser que más amaba en este mundo.

    −Lo siento –murmuro él de vuelta−, A la final tenemos más cosas en común de lo que pensábamos. Pero Lin no murió de una enfermedad. Un día la encontré en la cama con uno de mis socios: Naraku. Cuando lo descubrí salí huyendo. En el estrés me exploto la vesícula y casi muero pero ella, me dijeron que cuando fue a verme al hospital desesperada con Naraku el carro patino y se mataron –la mandíbula se le salió un poco de orbita y lo abrazó.

    Ambos se entendían. Por eso eran tan perfectos para el otro. Ambos querían serle fiel a sus antiguos amores, pero también era difícil, porque son recuerdos dolorosos y, a nadie le gusta sufrir.

    −Tranquilo. Yo estaré aquí hasta que tu lo desees –él le sonrió y ambos entrelazaron sus dedos, quedándose así, en silencio.
     
  2.  
    Ewilan

    Ewilan Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    17 Agosto 2006
    Mensajes:
    422
    Pluma de
    Escritora
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    q corto ToT
    q lindo ToT
    uf me sabe fatal x seximaru
    pobrecito ToT
    lloro por td xDxD
    no m importa q este sea el penultimo capi
    la vrdad esq m ha encantado la historia
    como ya t dije antes escribes cosas muy inesperadas
    espero con ansias el ultimo capi :D no tardes mucho
     
  3.  
    AhomeeInuyasha

    AhomeeInuyasha Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    15 Octubre 2004
    Mensajes:
    28
    Pluma de
    Escritor
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    Muy linda la continuación... espero ver la reacción d Inuyasha. No es qe no m agrade la pareja cn Sesshomaru, solo que... tu sabes, uno se acostumbra al triángulo amoroso de Kagome, Kikyo e Inuyasha... Pero me he prendido mucho de tu fic, espero ansiosa el próximo capítulo!..

    Besos!!
     
  4.  
    inuykagXever

    inuykagXever Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    24 Junio 2009
    Mensajes:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    hola soy nueva en tu fic
    no me gusta mucho la convinacion de sessXkag pero te keria decir que me encanto mucho tiene demaciado misterio esta genial
    lo adoro simplemente
    me dejaste con el ojo como plato [​IMG] ahome tuvo ke.... con ella haaaaaaaaa
    y que pasara con mi querido cuñadito y porfa
    te queria dar un pequeño consejo trata de hacer los capitulos mas largos he incluir mas a los otros personajes creo que has dejado de lado un poco a las demas parejas y eso no mas porfa ponle la conty luego te lo pido porfa

    sayonara
    P.D:me encanto porfa que tenga un final feliz [​IMG]
     
  5.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    Este capitulo ha sido el cambio más drastico de todos, me entristeció un poco saber que tu fic ya está llegando a su final, pues creí que había historia para rato ._. tu historia es de lo poco bueno en este foro XD

    Pero debo admitir que me gustó la confesión de Sesshomaru, la conversación que tuvieron sobre sus antiguos amores y el hecho de que ya están practicamente comprometidos, Sara tiene su merecido, siento algo de lastima por Ayame pero quien sabe, tal vez aún haya final feliz para ella.

    Te quedó todo de maravilla Ami ^^, solo espero que le des el tipico final feliz...Kagome se lo merece ;) Bye bye!!
     
  6.  
    Ami Hoshi

    Ami Hoshi Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    12 Junio 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Gallardía: La historia de mi vida.
    Total de capítulos:
    20
     
    Palabras:
    2054
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    ­Hola chicas. Paso a dejar el final de la historia.

    Gracias de verdad por apoyarme en todo este tiempo. Quiero que sepan que, aunque suene trillado sin ustedes esto no podría haber sido posible. Sus críticas, apoyo y comentarios hicieron que este Fan Fic fuera dedicado a cada una de las que dejaron post.

    La verdad me siento un poco nostálgica. Por ahora no tengo ninguna idea en mente. Pero quizás pronto me pongo a trabajar y maquine algo nuevo para ustedes.

    Besos y gracias.
    Capitulo XIX
    Mi historia.
    Jamás abría creído lo rápido que pasa la vida si ella mismo no lo hubiera visto. Ahora frente a ella un espejo de tres caras mostraba de diferentes ángulos los atributos de su cuerpo.

    Una traviesa lágrima corrió por su mejilla. Era el día de su matrimonio, pasaría a formar parte de una familia, grande, adinerada y que la aceptaba sin importar su estatus social.

    —Estás hermosa —sintió decir. Se giró una cálida y pálida mano le secó la lágrima.

    —Gracias. Tú también —miró a su amiga.

    —Te extrañe muchísimo, perdóname —un dedo sobre sus labios detuvo abruptamente sus palabras.

    —Te entiendo. Las amigas siempre están cuando se necesitan y ahora, tú me necesitas —le sonrió y juntas se fundieron en un cálido abrazo.

    —Gracias Kagome. Eres mi mejor amiga —tomó a Sango de la mano y la apretó levemente. La ayudo a maquillarse y la dejó para visitar a la otra novia.

    ***
    —¡Kagome! ¿Dónde está Kagome? —la señora Taisho corría por toda la iglesia. Los futuros esposos se miraron extrañados; Sango ya estaba lista y la única que no daba señales de vida era Kikyo.

    —¿Qué sucede madre? —pregunto InuYasha.

    —Es Kikyo dice que no piensa salir. No quiere casarse.

    —¡Que! —todos se miraron desesperados. InuYasha había pasado de un suave bronceado a blanco como el papel.

    —Sí no sé qué hacer. Pensé que tu tal vez podrías ayudarme a hacerla recapacitar.

    ***
    Unos leves gemidos se escuchaban al otro lado de la habitación.

    —Kikyo…—susurró Kagome por lo bajo.

    —…No quiero salir…no pienso hacerlo…—su voz era suave y atragantada.

    —¿Por qué no? —un silencio extraño se formó y varios minutos después respondió.

    —Porque InuYasha no me ama. Te quiere a ti, está loco por ti —una risilla irónica brotó de los labios de Kagome.

    —Sabes que es mentira. El te ama, no he visto que mira a nadie como te mira a ti. Él sólo tiene ojos para tu persona —tenía su frente pegada a la puerta—. No le hagas esto Kikyo, ustedes merecen ser felices juntos.

    —Si no te ama como tú dices por qué hoy me parezco a ti —la puerta se abrió lentamente. Se impacto al verse a sí misma en vestido de novia. Ambas eran un replica.

    El cabello de Kikyo estaba rizado, su piel bien maquillada y sus ojos chocolates brillosos, las mejillas sonrojadas y una sonrisa eran la vil copia de ella.

    —No podemos negar nuestro parecido. Pero tu no tienes porque dejar de ser Kikyo —ella la miró y Kagome fue hasta ella y la adentró en la habitación—. No tienes por qué usar el cabello rizado.

    Con paciencia deshizo el tocado y plancho el cabello, sobre su cabeza cernió una tierna diadema que sostenía el velo.

    —No tienes que intentar se alguien que no eres. Él te ama como tú eres —y pintó los labios rosados de rojo, los ojos los delineó de forma gatuna y dejó las mejillas pálidas—. Está eres tú.

    Ambas se sonrieron y se abrazaron. Kikyo no podía ocultar el porte imponente y delicado que tenía, mientras que Kagome era aniñada y traviesa; era como ser hermanas gemelas el contrario de cada una.

    Kagome enfundada en su traje celeste hasta el piso. Kikyo con su vestido vaporoso de novia en corsé. Kagome con tonos rosados ligeros y, Kikyo con tonos pálidos y labios rojos.

    —Ahora es hora de tu boda.

    —Sí.

    ***
    —Hoy estamos reunidos ante Dios para unir a estas parejas en santo matrimonio —la charla del cura había comenzado. Los cuatro arrodillados en la casa de Dios.

    En aquel sagrado recinto yacían todos aquellos familiares y amigos más cercanos. Sesshoumaru tenía tomado de la mano a Kagome. La familia de Sango, la familia de Kikyo, todos, todos estaban allí.

    En la recepción la celebración se fue por los aires. Todos bailaban y comían. La sonrisa de las novias hacía resplandecer el enorme lugar. Todos reían, inclusive aquellos que habían sido rechazados repentinamente. Ayame estaba junto a Sara, sus hermanos con sus dispuestas novias y novios y ella, allí junto a la persona que por ahora se robaba su aliento y que para siempre lo haría.

    —¿Qué haces mi amor? ya es muy tarde —escuché la voz de mi esposo a mis espaldas.

    —Termino de escribir el libro —sus labios jugaron con mi cuello haciéndome erizar. Sus delicadas manos jugaban con mis senos mientras deslizaba una hasta mi entrepierna.

    —Vamos a la cama. Ya es tarde —jadeé entre sus labios y lo acompañe.

    Y así es yo terminé con él. Está es mi historia… ¿Qué paso conmigo y con Sesshoumaru? Nos casamos, no a la semana, ni a los meses si no, tres años después. ¿Por qué no antes? Estuve ocho meses en la cárcel, sí declare que había matado a Phil. Aún no tenemos hijos pero estamos en proceso.

    ¿Qué paso con InuYasha y Kikyo?

    Bueno ellos ahora tienen una camada de hijos –rió- la verdad no sólo tuvieron cuatro, luego de Sitoshi Kikyo no quiso tener más. Por otro lado Sango y Miroku hicieron su tercera parte de más barato por docena y sí, tuvieron doce hijos.

    Ayame –suspiro- la pobre no tuvo un final feliz. No pudo reponerse de lo que sucedió entre nosotras y acabó muerta de una sobredosis de heroína y con ella Sara, un amor bastante retorcido.

    Mis pequeños hermanos ahora son felices con sus novias, por ahora. Rin está esperando un bebé de Kohaku…Souta por otro lado es estéril, no puede tener bebes pero aún así Hitomi lo quiere y han decido más adelante adoptar.

    ***
    En la recepción se sintió un poco agitada y salió a tomar aire. Su delicado perfil estaba de lado contra la luna, dándole un aspecto hermoso y sereno. Un suspiro salió de sus labios. Ahora era la novia de Sesshoumaru, él la había presentado en la sociedad y no podía volver a su vida rutinaria.

    Le dijo que se mudaría a su departamento.

    —¿Mucha presión? —se erizó al sentirlo detrás suyo. Sus manos se habían anclado a su cintura y pegaba su imponente anatomía a su delgado cuerpo.

    —Algo —respondí con un poco de arrogancia.

    —Conmigo no tienes porque mostrarte gallarda. Sólo con los reportores.

    —Lo sé —sonreí un poco y me giré hacía él—. Aunque a veces no puedo evitarlo, después de todo la gallardía siempre ha sido la historia de mi vida.

    Y con cariño me fundí contra sus labios.

    Fin.
     
  7.  
    Ami Hoshi

    Ami Hoshi Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    12 Junio 2005
    Mensajes:
    367
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Gallardía: La historia de mi vida.
    Total de capítulos:
    20
     
    Palabras:
    2054
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    ­Hola chicas. Paso a dejar el final de la historia.

    Gracias de verdad por apoyarme en todo este tiempo. Quiero que sepan que, aunque suene trillado sin ustedes esto no podría haber sido posible. Sus críticas, apoyo y comentarios hicieron que este Fan Fic fuera dedicado a cada una de las que dejaron post.

    La verdad me siento un poco nostálgica. Por ahora no tengo ninguna idea en mente. Pero quizás pronto me pongo a trabajar y maquine algo nuevo para ustedes.

    Besos y gracias.
    Capitulo XIX
    Mi historia.
    Jamás abría creído lo rápido que pasa la vida si ella mismo no lo hubiera visto. Ahora frente a ella un espejo de tres caras mostraba de diferentes ángulos los atributos de su cuerpo.

    Una traviesa lágrima corrió por su mejilla. Era el día de su matrimonio, pasaría a formar parte de una familia, grande, adinerada y que la aceptaba sin importar su estatus social.

    —Estás hermosa —sintió decir. Se giró una cálida y pálida mano le secó la lágrima.

    —Gracias. Tú también —miró a su amiga.

    —Te extrañe muchísimo, perdóname —un dedo sobre sus labios detuvo abruptamente sus palabras.

    —Te entiendo. Las amigas siempre están cuando se necesitan y ahora, tú me necesitas —le sonrió y juntas se fundieron en un cálido abrazo.

    —Gracias Kagome. Eres mi mejor amiga —tomó a Sango de la mano y la apretó levemente. La ayudo a maquillarse y la dejó para visitar a la otra novia.

    ***
    —¡Kagome! ¿Dónde está Kagome? —la señora Taisho corría por toda la iglesia. Los futuros esposos se miraron extrañados; Sango ya estaba lista y la única que no daba señales de vida era Kikyo.

    —¿Qué sucede madre? —pregunto InuYasha.

    —Es Kikyo dice que no piensa salir. No quiere casarse.

    —¡Que! —todos se miraron desesperados. InuYasha había pasado de un suave bronceado a blanco como el papel.

    —Sí no sé qué hacer. Pensé que tu tal vez podrías ayudarme a hacerla recapacitar.

    ***
    Unos leves gemidos se escuchaban al otro lado de la habitación.

    —Kikyo…—susurró Kagome por lo bajo.

    —…No quiero salir…no pienso hacerlo…—su voz era suave y atragantada.

    —¿Por qué no? —un silencio extraño se formó y varios minutos después respondió.

    —Porque InuYasha no me ama. Te quiere a ti, está loco por ti —una risilla irónica brotó de los labios de Kagome.

    —Sabes que es mentira. El te ama, no he visto que mira a nadie como te mira a ti. Él sólo tiene ojos para tu persona —tenía su frente pegada a la puerta—. No le hagas esto Kikyo, ustedes merecen ser felices juntos.

    —Si no te ama como tú dices por qué hoy me parezco a ti —la puerta se abrió lentamente. Se impacto al verse a sí misma en vestido de novia. Ambas eran un replica.

    El cabello de Kikyo estaba rizado, su piel bien maquillada y sus ojos chocolates brillosos, las mejillas sonrojadas y una sonrisa eran la vil copia de ella.

    —No podemos negar nuestro parecido. Pero tu no tienes porque dejar de ser Kikyo —ella la miró y Kagome fue hasta ella y la adentró en la habitación—. No tienes por qué usar el cabello rizado.

    Con paciencia deshizo el tocado y plancho el cabello, sobre su cabeza cernió una tierna diadema que sostenía el velo.

    —No tienes que intentar se alguien que no eres. Él te ama como tú eres —y pintó los labios rosados de rojo, los ojos los delineó de forma gatuna y dejó las mejillas pálidas—. Está eres tú.

    Ambas se sonrieron y se abrazaron. Kikyo no podía ocultar el porte imponente y delicado que tenía, mientras que Kagome era aniñada y traviesa; era como ser hermanas gemelas el contrario de cada una.

    Kagome enfundada en su traje celeste hasta el piso. Kikyo con su vestido vaporoso de novia en corsé. Kagome con tonos rosados ligeros y, Kikyo con tonos pálidos y labios rojos.

    —Ahora es hora de tu boda.

    —Sí.

    ***
    —Hoy estamos reunidos ante Dios para unir a estas parejas en santo matrimonio —la charla del cura había comenzado. Los cuatro arrodillados en la casa de Dios.

    En aquel sagrado recinto yacían todos aquellos familiares y amigos más cercanos. Sesshoumaru tenía tomado de la mano a Kagome. La familia de Sango, la familia de Kikyo, todos, todos estaban allí.

    En la recepción la celebración se fue por los aires. Todos bailaban y comían. La sonrisa de las novias hacía resplandecer el enorme lugar. Todos reían, inclusive aquellos que habían sido rechazados repentinamente. Ayame estaba junto a Sara, sus hermanos con sus dispuestas novias y novios y ella, allí junto a la persona que por ahora se robaba su aliento y que para siempre lo haría.

    —¿Qué haces mi amor? ya es muy tarde —escuché la voz de mi esposo a mis espaldas.

    —Termino de escribir el libro —sus labios jugaron con mi cuello haciéndome erizar. Sus delicadas manos jugaban con mis senos mientras deslizaba una hasta mi entrepierna.

    —Vamos a la cama. Ya es tarde —jadeé entre sus labios y lo acompañe.

    Y así es yo terminé con él. Está es mi historia… ¿Qué paso conmigo y con Sesshoumaru? Nos casamos, no a la semana, ni a los meses si no, tres años después. ¿Por qué no antes? Estuve ocho meses en la cárcel, sí declare que había matado a Phil. Aún no tenemos hijos pero estamos en proceso.

    ¿Qué paso con InuYasha y Kikyo?

    Bueno ellos ahora tienen una camada de hijos –rió- la verdad no sólo tuvieron cuatro, luego de Sitoshi Kikyo no quiso tener más. Por otro lado Sango y Miroku hicieron su tercera parte de más barato por docena y sí, tuvieron doce hijos.

    Ayame –suspiro- la pobre no tuvo un final feliz. No pudo reponerse de lo que sucedió entre nosotras y acabó muerta de una sobredosis de heroína y con ella Sara, un amor bastante retorcido.

    Mis pequeños hermanos ahora son felices con sus novias, por ahora. Rin está esperando un bebé de Kohaku…Souta por otro lado es estéril, no puede tener bebes pero aún así Hitomi lo quiere y han decido más adelante adoptar.

    ***
    En la recepción se sintió un poco agitada y salió a tomar aire. Su delicado perfil estaba de lado contra la luna, dándole un aspecto hermoso y sereno. Un suspiro salió de sus labios. Ahora era la novia de Sesshoumaru, él la había presentado en la sociedad y no podía volver a su vida rutinaria.

    Le dijo que se mudaría a su departamento.

    —¿Mucha presión? —se erizó al sentirlo detrás suyo. Sus manos se habían anclado a su cintura y pegaba su imponente anatomía a su delgado cuerpo.

    —Algo —respondí con un poco de arrogancia.

    —Conmigo no tienes porque mostrarte gallarda. Sólo con los reportores.

    —Lo sé —sonreí un poco y me giré hacía él—. Aunque a veces no puedo evitarlo, después de todo la gallardía siempre ha sido la historia de mi vida.

    Y con cariño me fundí contra sus labios.

    Fin.
     
  8.  
    shirlikagome

    shirlikagome Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    24 Junio 2009
    Mensajes:
    14
    Pluma de
    Escritor
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    kiaaaaaaaa se termino nooooooooooooooooo
    buaaaaaaaaaaaaabuaaaaaaaaaaaaaaaa
    yo no queria q terminara asi snif snif
    bueno si esta muy precioso pero sabes
    me dejaste con las ganas de un lemons de sessho n//n
    (jijioiiijij que pervertida ) n//n
    no de veras yo si l0o qria pro ya q
    esta muy bueno prdon estaba pues ya se termino q triste

    espero q hagas otro con la misma pareja esta muy chidooo
    espero con ansias otro pues eres un a gran escritora no seras un aescritora famosa?
    bueno hasta la proxima
    y ja yo soy la
    P
    R
    I
    M
    E
    R
    A
     
  9.  
    Ewilan

    Ewilan Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    17 Agosto 2006
    Mensajes:
    422
    Pluma de
    Escritora
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    me ha gustado muchisimo xDxD
    vaya cantidad de hijos q tuviero miroku y sango xDxD
    no me esperaba lo de ayame
    yo opino igual q shirlikagome qria algo de lemon con seximaru y kag xDxD
    lo confieso soy una pervertida
     
  10.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    Aaaaaahhhhhhhh. Quiero dar el grito al cielo: Aaaaaaaaahhhhh

    ¿En qué momento terminó? Me hubieras avisado, mala amiga :(.

    Qué puedo decir, te quedó muy hermoso, aunque veo que las cosas pasaron muy rapido, me había perdido dos capítulos y los dos últimos, que horror. El último capítulo fue divino, me gustaron la últimas partes, al fin y al cabo Kagome estaba contando su historia, me gusto mucho, muy original y creativo.

    Eres cruel también, como mataste a Ayame, pobrecita, me alegra que Kikyo sea feliz con Inuyasha, hasta que veo que en un fic ellos terminan juntos sin ninguna tragedia x'D. Jajajajaja lo de Sango y Miroku me dio risa, hicieron la tercera parte de la pelicula jajaja, estubo muy bueno, se le cumplio el deceo a Miroku de tener tantos hijos.

    Nunca me había gustado esa pareja, pero tu historia me hiso cambiar de pensar, escribes muy bello, todo se entiende a la perfección, me gustaría escribir como vos de lindo, esperó ver prontó otro proyecto de vos, sos un amor. Nos vemos en el área de colectivo, yo te metó en ese mundo y vos en el del yoi o como sea x'D O.o

    Bye. Besos. Muack...Muack...
     
  11.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: Gallardía: La historia de mi vida.

    Con mucha alegría, y también con mucho pesar posteo por ultima vez en tu hermoso fic ._. Felicitaciones! en verdad te las mereces ;)

    Supuse que el final sería por este estilo, a mi parecer todo estuvo de maravilla, como en la vida real no todo puede ser perfecto, incluso Kagome asumió su culpa por haber matado a Phil, eso fué muy valiente y osado. Pero aún así Sesshomaru no dejó de amarla, terminaron casados (suspiro de alivio) lastima que todavía no tienen hijos.

    No sabes la risa que me dió lo de la docena de hijos de Sango y Miroku XD esperaba eso por parte de ellos :P, Kikyo e Inuyasha no se quedaron atrás con 4 hijos, sentí algo de lástima por Ayame y Sara, al menos terminaron sus días juntas.

    Bueno amiga lo digo nuevamente, es una lastima que tu fic haya terminado, pero estaré pendiente (y espero que me avises en caso de que no me de cuenta) por si escribes algo nuevo :) Un abrazo y mucha suerte!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso