1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

Explícito Futhorc [Gakkou Roleplay | Colección]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Amane, 24 Agosto 2020.

Cargando...
  1. Threadmarks: Nyd (ᚿ)
     
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Futhorc [Gakkou Roleplay | Colección]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1477
    So hello (?) Decidí copiarle el formato a Mely y hace un long-fic/colección de fic medio random, kinda delirios, de Gakkou y por el aesthetic usaré las runas que decidí no usar para los backgrounds y todo lo demás. No necesariamente van a estar relacionados al fic en sí, pero quizás lo intente con algunos... ah, y el título es el nombre del alfabeto rúnico que estoy usando, el de los anglosajones uwu
    So anyways, espero que os gusten <3

    Título: Nyd.
    Fandom: Gakkou Roleplay.
    Personajes: Alisha Welsh, Altan Sonnen, Joey Wickham, Jezebel Vólkov.
    Palabras: 1226
    Summary: "Alisha subió directamente a la azotea, a duras penas por andar tambaleándose, y con una lata de cerveza colgando de su mano."
    N/A: So esto surgió de la imagen que le pasé de Alisha bien fucked up a Gigi y esta es mi versión kinda angsty de lo que me he imaginado uwu perdonad el ooc que pueda haber y todo~ | Hitori Gigi Blanche


    Trouble is oppressive to the heart;
    yet often it proves a source of help and salvation
    to the children of men, to everyone who heeds it betimes.

    Alisha subió directamente a la azotea, a duras penas por andar tambaleándose, y con una lata de cerveza colgando de su mano.

    Ni siquiera intentaba disimular ya.

    Para su sorpresa, la normalmente solitaria zona no lo estaba tanto en aquel momento. Más que molestarle, sin embargo, la chica dejó escapar una carcajada divertida.

    Genius boy! What a lovely surprise~

    Alisha prácticamente pudo escuchar el gruñido que pugnaba por salir del chico, lo que solo acrecentó más su diversión.

    La magia del alcohol.

    >>¿Tienes fuego, guapo?

    El chico la miró de reojo mientras se acercaba a él, sacando un cigarrillo de algún lugar de su falda y colocándoselo en los labios. Con expresión de hartazgo, sin embargo, cedió y encendió el mechero a su lado para dejar que la chica lo usase.

    —Así que no vienes a las clases de la mañana pero apareces en el almuerzo apestando a alcohol para subir a la azotea.

    La rubia se encogió de hombros, dándole una calada al cigarro y un trago a la cerveza en cuanto dejó salir el humo de sus labios.

    —¿Cómo es que no estás protegiendo a tu querido conejito, perro guardián?

    Altan chasqueó la lengua, claramente molesto.

    —¿Cómo es que no estás tú con tu perro?

    —Creo que sabes la respuesta a eso, genio. Está cazando a tu conejito~

    En el fondo era su culpa, claro, ¿por qué mierdas seguía hablando con la insoportable aquella que encima estaba borracha? Por aburrimiento, quizás.

    Aquello, por supuesto, solo había sido el principio de su desgracia.

    Vio a Alisha moverse, tras tirar lo que le quedaba de cigarro al suelo, colocándose delante de él y la miró, escéptico. La rubia no parecía ser capaz de reaccionar a las señales de alerta, o quizás no quería hacerlo, porque prácticamente pegó su cuerpo al de Altan por mucho que supiese lo que le molestaba.

    >>Ya que a los dos nos han abandonado… —comenzó a hablar, en un ronroneo bajo, jugueteando con su dedo índice sobre el pecho del chico—. ¿Por qué no nos consolamos mutuamente~?

    —No te acerques, gringa.

    —Oh, ¿me estás amenazando?

    Pero no tuvo intenciones de alejarse, más bien todo lo contrario. Se inclinó más hasta que sus pechos chocaron con el cuerpo de Altan.

    ¿Qué pasa gringa, ni sujetador te dio tiempo a ponerte?

    Se acercó peligrosamente a sus labios, ignorando por completo las amenazas del chico. Pero lo cierto es que no tenían mucho peso, porque no reaccionó ni siquiera cuando la rubia llevó su mano hacia su entrepierna, divertida.

    >>¿Quieres saber lo que le está haciendo Joey a tu querida Jez? —el ronroneo se intensificó más cuando la chica llevó sus labios hacia las orejas del moreno, susurrándole con tono provocativo.

    ¿Qué pretendes, gringa?

    >>Lo conozco muy bien, me sé todos sus trucos en la cama.

    ¿Qué mierdas pretendes?

    >>Y dudo que trate a Jez de manera diferente a las demás, ¿no lo crees?

    Plaf.

    Altan se movió de manera casi instintiva, sin pensar, y para cuando se quiso dar cuenta de lo que había hecho ya era demasiado tarde. La lata de cerveza se había derramado por el suelo y Alisha se estaba acariciando la mejilla derecha con un par de lágrimas amenazando con salir de sus ojos.

    >>Vete… por favor.

    Altan no supo qué otra cosa hacer así que simplemente le hizo caso y salió de la azotea.

    Mierda, había roto su promesa.

    * * *
    —Ali-chan~ Despierta~

    La voz de Joey le llegó como un ruido lejano, opacado, y por un instante pensó que simplemente era un sueño que estaba teniendo. Sin embargo, el chico comenzó a picarle los costados y pronto no le quedó más opción que salir de su estado de somnolencia.

    >>Buenos días, princesa. ¿Has soñado con los angelitos?

    La chica tuvo que pestañear un par de veces, gruñendo ante la luz del sol que le dio de lleno cuando Joey se alejó, y se llevó la mano a la cabeza, sintiendo como si mil martillos la estuviesen golpeando.

    —¿Qué…?

    —Sh, sh —Joey la interrumpió mientras colaba un brazo por debajo de los suyos—. Vamos a sacarte de aquí, ¿sí?

    Alisha simplemente asintió con la cabeza, dejándose levantar, mientras intentaba recordar qué había pasado y por qué rayos le quemaba tanto la mejilla.

    Fue cuando finalmente pudo ponerse en pie que abrió los ojos culpa de la sorpresa, como si un rayo de luz le hubiese golpeado y le hubiese ayudado a recordar todo lo sucedido.

    —Joey, ¿dónde está Jez? Tengo que verla. Es urgente.

    —Hey, tranquila, ¿para qué?

    —Tengo que decirle que no se enfade con Sonnen, que ha sido mi culpa por provocarle.

    Joey sonrió ligeramente entonces, acariciándole la cabeza para después depositar un beso sobre su cabello, echando entonces un vistazo por encima de su hombro hasta la entrada de la azotea.

    —No te preocupes, ya lo sabe.

    Alisha no parecía muy convencida pero a decir verdad, tampoco tenía energías para desobedecer al moreno así que simplemente se dejó guiar hasta el interior del edificio.

    —¿Pero cómo vamos a salir? Ni siquiera deberías estar aquí, ya han empezado las clases…

    —Nos han dado permiso para irnos. He llamado a tu abuela.

    —¡Mierda, Joey! No me puede ver así.

    —Está bien, tu abuela es muy lista, ¿sabes? Ha fingido que no podía venir a recogerte y ha pedido que yo te llevase, pero me ha dicho que sería mejor si te llevaba a mi piso antes.

    La chica suspiró, aliviada, al escuchar aquello y finalmente dejó que su amigo guiase todos sus pasos, algo más tranquila.

    * * *
    Mientras Alisha se duchaba, Joey decidió prepararle algo para comer y no dudó en recibirla con una sonrisa orgullosa cuando la vio aparecer por la puerta, con una de sus camisetas y un aspecto mucho más presentable.

    Rápidamente se percató de la terrible culpabilidad que asolaba su rostro y la interrumpió antes de que pudiese abrir la boca, arrastrándola de la mano para sentarla en una de las sillas y enseñarle la comida.

    —Come, come, Ali-chan~ Te sentará bien.

    La chica no tuvo manera alguna de negarse, estaba demasiado avergonzada, así que simplemente comenzó a picotear de lo que había repartido por la mesa. El picoteo rápidamente se convirtió en una comida de verdad cuando la chica se dio cuenta del verdadero hambre que tenía, haciendo que el chico acrecentase más su sonrisa.

    Fue cuando terminó de comer que finalmente la estadounidense pareció recuperar las energías y miró a Joey con una ligera sonrisa.

    —Gracias… y lo siento, yo…

    Pero de nuevo se vio interrumpida cuando el chico se puso de pie y se acercó para depositarle un beso sobre la frente. Las lágrimas se quedaron al borde, de nuevo.

    —¿Qué te parece si aprovechamos nuestro nuevo día libre para seguir con la serie?

    La chica asintió con la cabeza y se dejó llevar hasta la habitación, sin ninguna queja.

    Era una estúpida, ni siquiera se había dado cuenta de los problemas que le debía haber provocado a Joey con su autodestrucción. Había aparecido cada jodida noche para salvarla antes de que se lanzase al vacío por completo y lo único que había hecho para pagarle había sido meterse en más problemas.

    Pero ahí estaba de nuevo, sonriéndole y ocupándose de ella. Como si fuese la primera vez y sabiendo que no sería la última.

    Le debía la jodida vida.
     
    Última edición: 24 Septiembre 2020
    • Adorable Adorable x 1
    • Sad Sad x 1
  2.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    2,135
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    A la verga a la pipeta a la guayaba a la pirispeta atolondrada

    This was INTENSE. First of all, no lograba quedarme claro cómo venía el contexto, si era de día o de noche, por qué andaba bebiendo cerveza y estaba toda empedada si al parecer no era la fiesta en la azotea, NO ENTENDÍA NADA PERO HOLY SHIT, mira que caer al colegio tras perderte las clases de la mañana y en ese estado... Holy shit, Ali my love, holy shit. Encima cómo se metió con Altan, mamma mia JAJAJAJA cuando me dijiste que se pondría suicida imaginé que sí, pero no tANTO. De cualquier forma, ya Yaahl dirá, no sé yo si Altan realmente iría a encajarle una bofetada por más estupideces que diga. Quizá me lo veo quitándole la lata de un manotazo o cosas así, pero una bofetada... oh boy, that was INTENSE y pude oír el silencio incómodo, nadie me caga.

    PERO BUENO QUE LUEGO TIN TIN TIN ABRAN PASO LLEGÓ EL TREN DE LA SOFTNESS okey ya me calmo, pero es que me pone muy soft leer a Joey cuidando gente y Ali-chan por supuestísimo no iba a ser la excepción. Fue todo super soft, ay, aunque hay algo que no me quedó muy claro y es cómo Ali llega a deducir que Jez se enteraría de lo que pasó. Like, no creo que Altan fuera a contarle y ella menos, pero de la forma que sea, la reacción de Joey está bien porque realmente el wey no es de demostrar emociones negativas frente a los demás. Sin embargo, si ya sabe que Altan le clavó un SOPAPO sí acá se dicen así a Ali-chan... *sips vodka* Te puedo asegurar que no lo va a dejar estar.

    LIKE, ES ALI-CHAN. SU ALI-CHAN, FOR GODS SAKE. Y le va a valer madres que Alisha crea que fue su culpa y que quiera disculparse y se sienta avergonzada y tODO LO QUE VOS QUIERAS, PERO ESTO NO QUEDA ASÍ U HEAR ME? *prepara la bazooka* Like, no estoy diciendo que va a ir a bajarle los dientes porque no es en verdad el estilo de Joey para hacer las cosas, pero dudo que se la perdone jsjs

    AND SO, PARFAVAR, HICISTE CANON TODO LO DE LA SERIE Y LA COMIDITA Y ME MUERO DE AMOR. Es un gran husbando, indeed (? Encima me lo imagino tan clarito al imbécil todo orgulloso de su comida y luego tan contento cuando Ali empieza a comer de verdad, que hasta seguro le va sirviendo zumito de naranja a medida que se lo acaba *cries in softness* As ive already said, me encantan los momentos soft entre estos dos porque te demuestran que no sólo son puro sexo y rock n roll, sino que realmente también son amigos, se quieren, se tienen aprecio y se cuidan. EVEN THO, me da mucha pena que Ali piense que está siendo sólo una molestia para Joey pORQUE TE ASEGURO QUE ÉL NO LO VE ASÍ, BBYGIRL. Like, es un idiota que deep down inside sólo quiere cuidar a los que quiere y te juro que le gusta hacerlo, sin importar cuánto le cueste *sobs*

    ASÍ QUE me gustaría que algún día puedan hablarlo con mayor propiedad y Joey le haga ver que no lo molesta, que la quiere y siempre estará para ella si eso es lo que necesita uwu Y bueno, ¿ya dije que estoy soft?

    Perdona si me quedó medio feo el comentario wey me están llamando a cenar y estoy escribiendo tan rápido que ni puedo poner comas pORQUE REALMENTE ESTOY TODA TORETTIZADA Y SI LO DEJO PARA DESPUÉS SE ME IRÁ LA INSPIRACIÓN Y ESO AAAAAAAAAA

    Me gustó mucho, bbcita uwu Como siempre, es un placer leerte y EN ESPECIAL si escribes con los bebos <33
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Hitori

    Hitori Equipo administrativo Comentarista empedernido Game Master Annihilation #NoHomo KINGSLAYER Cerbero

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    4,255
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Pero bueno agarrame que la sadness me puede omg no *cries like a bitch* TAMBIÉN ESTABA EN MODO TORETTO COMO GIGI PERO CHALE ME LLAMARON A CENAR Y YA NO PUDE ASLALBDASKD.

    Ver a Ali en este estado me rompe el corazón, I swear, porque ya ni siquiera es que salga a hacer el imbécil y folle con quien le salga del coño, es que se está intoxicando de buenas eh, buscando apagarse completamente. Y sis I feel her so bad, like ugh big U G H.
    Encima de toda la puta gente que se podía encontrar en la azotea tenía que ser al jodido Altan, que debe estar que se lo lleva el demonio del cabreo y la frustración que se carga.

    Ali, en su delirio etílico, se le va encima y yo como: sIS NO STOP DON'T DO IT OH GOSH.
    Es más, te quoteo la shit porque I lov it.
    Te juro que aquí sentí la rage que debía correrle por el cuerpo a Al (?) y mira me sorprende genuinamente que no la haya abofeteado desde ese momento. He dicho un montón de veces que Al me da mal rollo, lo he confirmado con posts dentro del rol y con otras cosas en fics (la interacción con Kat en The Justice, como se aprovechó de horny Shio también y en The Magician un poco en general), lo veo en la capacidad, al menos en este punto, de perder los estribos y soltarle un golpe a un chica. Es probable que solo lo haga una vez, ciertamente, y que en el preciso momento en que lo hizo quiera tirarse por la azotea bc he's trash.
    No lo veo siendo un agresor así de plano, ciertamente, primero que nada porque no fue algo haya visto en su casa y segundo porque sabe que Jez jamás sería amiga de un agresor.

    Y es que como pusiste, sería un movimiento instintivo, mecánico, automático que ni siquiera conectaría con su cerebro cuadrado y extremadamente racional. Oh boy y es que después me lo imagino depressed af, sabes? Pero depressed como nunca en su puta vida, me lo imagino hasta chillando como un bebé en algún hueco oscuro de la escuela. Sobre todo sabiendo que abofeteó a la chica de la que está enamorada Suzu, que mira es un puto salty de mierda, pero chale es super weak a Suzu porque se ve reflejado en ella.

    No sé yo si encontraría la forma de disculparse con Ali, pero es probable que si Joey aparece para reñirlo ni siquiera se inmute porque sabe que cualquier cosa que haga Joey en respuesta al fact de que FUCKING ABOFETEÓ A ALI está super justificada. No es que Altan le importe demasiado ser justo, vaya, pero tampoco es que no entienda el concepto de justicia. De la misma forma lo veo directamente buscando a Joey para decirle lo que pasó, movido por esa guilt y ese choque que le provoca ver lo que acaba de hacer, like no creo que aparezca como: wey abofeteé a la gringa. Pero bueno u get my point.

    Como te digo, este tipo de interacciones de Al me gustan un huevo, son mi guilty pleasure (??) porque reflejan muy bien que bueno con todo al final Altan no deja de ser un crío impulsivo y enraged, que su paciencia es nula y sobre todo, lo mucho que lo jode ya ni siquiera el fact de que Ali lo esté provocando, sino como siempre de que se metan con Jez, siendo esta lo único cálido que encuentra en un mundo que le resulta bastante plano y monocromo (en otro de mis delirios entraré en esta shit).
    So, im glad de que me pidieras prestado al niño para esto ♥

    Y LUEGO LA SOFTNESS IM- AAAAAAAAAAAAasaksbdkasBAKDBEIASL

    Gigi me conoce, yo soy super weak por soft Joey, lo amo con todo mi corazón. I WOULD DIE FOR HIM *flashbacks to Fate* ah chale. Y siempre que lo leo siendo un softie me dan ganas de squishearlo y apachurrarlo, bc im that bitch y me gusta squishear a la gente.
    SO toda la escena cómo la montas mira mi corasoncito fue como que se alivió luego de ver a mi hijo cagándola como los grandes (??) necesitaba esa softness y god bless Joey por cuidar a Ali de esta manera bc is her bestie and im- *cries* Y es que con todo y su desastre interno, Joey es un husbando material que bueno omg y es un bebé hermoso, i swear, cuando cuida a Ali así es como: you deserve happiness ma boi.
    SABDSJA quisiera decir más pero se me fue a la mierda la neurona ya y solo puedo chillar como pendeja.

    Gracias por esas bellezas babe ♥ me encanta leerte y leer a sus niños y leer a mi pendejo que solo sirve para cagarla uwu (?
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  4. Threadmarks: Thorn (ᚦ)
     
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Futhorc [Gakkou Roleplay | Colección]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1101
    Título: Thorn.
    Fandom: Gakkou Roleplay.
    Personajes: Alisha Welsh, Katrina Akaisa, Joey Wickham | Mención a Natsu Gotho.
    Palabras: 871
    Summary: "A simple vista podía parecer que Alisha realmente estaba bien, incluso podía parece contenta. Pero la realidad era que estaba bastante frustrada y no dudaría en pegarle un par de patadas al primer cabrón que le tocase un poco la moral.
    "
    N/A: esto fue tan jodidamente divertido de escribir por dios xDDD so esta idea surgió, cómo no, de una conversación con Pau y tuve que hacerlo fic bc sabía que iba a ser muy divertido de hacer y definitivamente lo fue. Lo aviento aquí... pues no sé muy bien por qué. No es que lo vea improbable en el rol, la verdad, pero medio es un delirio y bueno, como surgió de una conver de wa pues ale (?) | Os etiqueto a todas just because (?) Hitori Gigi Blanche Insane


    The thorn is exceedingly sharp,
    an evil thing for any knight to touch,
    uncommonly severe on all who sit among them.

    A simple vista podía parecer que Alisha realmente estaba bien, incluso podía parece contenta. Pero la realidad era que estaba bastante frustrada y no dudaría en pegarle un par de patadas al primer cabrón que le tocase un poco la moral.


    —Damn it, tattoo boy.

    Natsu Gotho, la causa de su mal humor.

    ¿Pero quién se creía ese… rechazándola así? ¡Ya de por sí era malo que le dijese que no! ¿Pero encima tenía que andar provocándola de esa manera? ¡Pues qué injusto!

    >>”No eres mi tipo” —murmuró, imitando su tono de voz pero con burla—. Tsk, pues no me pongas contra la pared entonces, you fucking asshole.

    Definitivamente estaba molesta, sí.

    Aun murmurando insultos en inglés se dirigió hacia los casilleros, dispuesta a salir de la Academia cuando antes. Normalmente no era muy fan de pasar más tiempo del necesario ahí, pero menos en aquel día.

    Sin embargo, sus planes se vieron frustrados cuando distinguió las voces de dos personas conocidas no muy lejos de ella.

    El destino podía ser bastante jodido.

    No podía dejarlo pasar, por supuesto, así que asomó su cabeza para encontrarse con una escena que se asemejaba a lo que había imaginado: Katrina inclinada sobre Natsu con claras intenciones de ligárselo.

    Prácticamente podía escuchar el ronroneo de la gatita.

    Ver al chico alejándose después como si nada hizo que alzase las cejas, claramente sorprendida, y finalmente no pude evitar la carcajada de burla que escapó de sus labios mientras finalmente salía de su “escondite”.

    —¿Qué quieres, gringa?

    Oh, ella también estaba molesta.

    Alisha se apoyó con la espalda en los casilleros y se cruzó de brazos, sin poder esconder la sonrisilla victoriosa que se le había plasmado en los labios.

    —Solo pasaba por aquí, gatita~

    El jodido tono burlón.

    Desde luego Alisha nunca había tenido demasiado aprecio por su vida, siempre poniéndose en peligro de las maneras más estúpidas.

    >>Y me estaba preguntando… ¿te excita especialmente quitarme el ligue~?

    El tono de la chica había tomado una especie de tinte amenazador a pesar de la sonrisa, claramente forzada, de sus labios.

    Y en esa ocasión fue Katrina la que se rio con burla, girándose sobre sus talones tras cerrar el casillero con algo de fuerza.

    —Ah, perdona Ali-chan, pensé que cuando te decían que no más de cinco veces pasaba a dejar de ser tu ligue.

    Alisha gruñó entonces, dejando caer las manos a ambos lados de su cuerpo, y se acercó a Katrina hasta acorralarla contra los casilleros. La morena, por supuesto, respondió con aquella sonrisa felina tan característica, sin dejarse intimidar.

    Llevó entonces su dedo índice al lazo del uniforme contrario y empezó a tirar de él, desabrochándolo aún más si aquello era posible.

    >>No es mi culpa que no le gusten las facilonas~

    —Entonces debo asumir que a ti también te ha rechazado~

    Al oír aquello, Katrina dio un tirón demasiado fuerte, movida por la ira. Aquello obligó a Alisha a bajar aún más la cabeza, quedándose a apenas unos milímetros de la contraria, pero más que molesta su expresión había vuelto a ser la de aquella sonrisa burlona.

    Bingo.

    Había acertado de lleno.

    —¡Chicas, chicas!

    La voz de Joey se coló como un cuchillo en la tensión que se había formado y ambas jóvenes acabaron separándose, dirigiendo sus vistas hacia el chico que se acercaba sonriente, tan ignorante de la situación.

    >>Wow, ¿de qué me he perdido?

    O quizás no tan ignorante.

    —De nada, inglés. ¿Qué quieres?

    —Uh, qué hostil, Katty-chan~

    La morena chasqueó la lengua, cruzándose de brazos bajo el pecho, y levantó una ceja, apremiante.

    >>Está bien, está bien~ —el chico levantó las manos a modo de señal de inocencia—. Os estaba buscando para preguntaros si queréis salir a tomar algo~

    —No, estoy ocupada.

    La respuesta de Katrina fue directa, quizás demasiado porque hasta Joey se echó hacia atrás. Pero no tardó en recuperar la sonrisa al girarse hacia la rubia, emocionado.

    —¿Y tú, Ali-chan? ¡Seguro que tú me dices que sí!

    ...qué error.

    Alisha sintió la mirada de reojo de Katrina sobre ella y, a decir verdad, ni siquiera necesitó eso para entender el mensaje. Estaba implícito desde que habían comenzado a hablar.

    —Lo siento, cariño, tampoco puedo —no sonaba como si lo sintiese realmente—. Quizás otro día, ¿sí?

    El chico se mostró decepcionado, pero vamos, que no era estúpido. Podía leer el ambiente, lo había leído desde el principio.

    Ah, y no querían que él participase, ¿eh? Qué desperdicio~

    Fine, fine. Pasadlo bien, entonces, lindas.

    No opuso más resistencia y se dirigió hacia la salida, no sin antes darle una palmadita en la cadera a Alisha, peligrosamente cerca del glúteo. No se atrevió a tocar a Katrina.

    Las miradas de ambas chicas volvieron a cruzarse cuando Joey desapareció por la puerta. Habían entendido las implicaciones de sus palabras.

    Fue Katrina la que volvió a agarrar a Alisha por el lazo para tirar de ella, chocando sus labios en aquella ocasión, mientras que la rubia la agarraba de las caderas para acercar más sus cuerpos.

    Fue un beso desesperado, salvaje, lleno de ira e interrumpido en más de una ocasión para morderse los labios mutuamente.

    Estaban frustradas.

    Y solo conocían una manera de volcar aquella frustración.
     
    Última edición: 1 Septiembre 2020
    • Zukulemtho Zukulemtho x 2
    • Ganador Ganador x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  5. Threadmarks: Is (ᛁ)
     
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Futhorc [Gakkou Roleplay | Colección]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1238
    Título: Is.
    Fandom: Gakkou Roleplay.
    Personajes: Emily Hodges, Mimi Honda | Mención a Katrina Akaisa, Shiori Kurosawa.
    Palabras: 1045
    Summary: "Bueno, no le quedaba de otra, así que armándose de valor finalmente salió de los aseos. Cuanto antes empezase, antes acabaría…"
    N/A: bueno, nunca pensé que volvería a hacer un Mimily, mucho menos en estas condiciones pero chale, la vida te da muchas sorpresas (? So simplemente se me ocurrió esto y idk, lo vi tan claro que quise escribirlo y ahí lo aventé. Veo esto bastante improbable que ocurra in rol, al menos así, así que lo cuento como delirio sí (?) | Contenido explícito de escenas de sexo entre dos chicas, avisado quedas~ | Yugen seguramente hice tremendo ooc con esta mimi pero yo que sé (?)



    Ice is very cold and immeasurably slippery;
    it glistens as clear as glass and most like to gems;
    it is a floor wrought by the frost, fair to look upon.

    Emily suspiró, mirándose una última vez en el espejo del baño. Sabía que en algún momento tenía que afrontar aquella situación, ya la había ignorado lo suficiente, pero… eso no significaba que estuviese preparada.

    Bueno, no le quedaba de otra, así que armándose de valor finalmente salió de los aseos. Cuanto antes empezase, antes acabaría…

    Habían decidido encontrarse en el aula de Mimi después de clases así que no fue ninguna sorpresa para Emily encontrársela ya ahí, sola, sentada sobre una mesa, esperándola.

    El silencio incómodo inicial se extendió más de lo que ninguna esperaba y la tensión prácticamente podía palparse.

    —Venga, Em, no tengo todo el día.

    La voz de Mimi rompió el silencio y fue lo único necesario para que al final Emily empezase a moverse. Cerró la puerta tras de sí y se acercó, sentándose en una silla que había girado para enfrentar a Mimi.

    —¿Por qué haces todo esto, Mimi?

    La pregunta se formuló sola. Emily no tenía ni idea de cómo se iba a desarrollar aquella conversación, no se había preparado nada, pero las palabras simplemente salieron.

    La carcajada de Mimi fue sórdida, vacía.

    —Vas a tener que ser un poco más específica, Hodges.

    Emily se mordió el labio, nerviosa, antes de seguir hablando.

    —Tirarte a media academia en el armario del gimnasio, Mimi. Pensé que tú no eras como Katrina.

    —Oh, ¿ahora te interesa?

    El tono de Mimi no cambió en ningún momento, era como si estuviese esperando todas las palabras que Emily le estaba diciendo o como si realmente le diese igual lo que decía.

    Se bajó de la mesa de un salto y se acercó a la morena, cogiendo un par de mechones de su pelo entre sus dedos.

    >>¿O acaso te ha mandado ella para que me envíes el mensaje? —le susurró cerca del oído, provocándole un escalofrío—. Y has obedecido como la perrita que eres.

    Emily apartó la mirada, con un claro sonrojo en sus mejillas y Mimi dejó salir una risa por la nariz, separándose de ella.

    >>¿Quieres saber por qué hago todo esto?

    La pregunta era retórica, por supuesto, no esperó respuesta para colocarse sobre las piernas de Emily, pasando sus brazos por encima de los hombros de la morena.

    Emily, por su parte, no se movió, aunque no sabría decir el porqué de aquella decisión cuando las intenciones de la rubia eran tan obvias.

    >>Por ti, Emi-chan~ —volvió a susurrar, cerca de su oído, antes de morderle el lóbulo de la oreja—. Tú empezaste esto, así que quizás deberías hacerte cargo, ¿no te parece?

    Pero de nuevo, no le dio tiempo a responder porque Mimi chocó sus labios a los contrarios, en un beso desesperado que Emily tampoco rechazó. No tardó en entrometer su lengua en la boca ajena y aprovechó el momento para bajar una de sus manos hasta su camisa, desabrochándola.

    —M-Mimi… —la voz de Emi salió entrecortada cuando finalmente se separaron pero siguió sin oponer resistencia.

    Mimi notó aquello, por supuesto, y otra risa plana se le escapó mientras tanteaba uno de los pechos de la chica por encima de la tela del sujetador, provocándole un gemido ahogado.

    —Vaya, Em, de verdad que Katrina te ha entrenado bien.

    Sus palabras estaban llenas de reproche pero la mente de Emily estaba ya demasiado nublada para pensar con claridad y entender lo que decía.

    Divertida ante la sumisión de la morena, Mimi llevó su mano libre hacia la falda de la misma, invadiendo su intimidad sin ninguna clase de pudor, utilizando sus lánguidos dedos.

    >>Dime, Emi-chan, ¿qué te hace Katrina para que seas tan obediente? ¿Lo hace mejor que yo ahora mismo?

    Era obvio que aquellas preguntas eran una mera provocación, Emily apenas podía abrir la boca para algo que no fuese dejar escapar gemidos y suspiros contenidos. Quería decirle que parase, pero su cuerpo se lo estaba impidiendo, y para cuando quiso darse cuenta, los temblores que la asolaban tras alcanzar el orgasmo se habían apoderado de ella.

    Mimi sacó sus dedos del interior de la chica y dejó caer la cabeza, con el flequillo tapándole los ojos.

    >>¿Ves? Tú también eres una zorra, como Katrina y como yo.

    La rubia se levantó y estuvo dispuesta a irse, pero la voz quebrada de Emily le paró los pies en seco.

    —No, Mimi. No eres una zorra, eres una egoísta.

    Estaba llorando, no hacía falta mirarla para saberlo, y por mucho que le jodiese, Mimi no podía ignorar a Emily cuando lloraba.

    >>Siempre me has estado exigiendo que te lo contase todo, que estuviese ahí cuando tú lo necesitabas, que fuese lo que tú esperabas. No querías que fuese amiga de Shio-chan, ni de Katrina, ni de nadie. Bueno, pues lo siento Mimi, pero yo no soy tu pertenencia y estoy harta.

    A pesar de las lágrimas y el cansancio, Emily tuvo las energías para ponerse en pie mientras se abrochaba la camisa. Devolvió la silla a su lugar y se dirigió hacia la salida, parando al lado de Mimi unos segundos, pero sin mirarla directamente.

    >>Tengo derecho a tener más amigos, tengo derecho a equivocarme, a salir cuando no debería, a tener malas compañías y aprender de ello, y no debería sentirme mal por ello porque a ti no te gusta. Tú también tienes el derecho de hacer lo que quieras sin dar explicaciones, si es lo que realmente quieres.

    Se llevó entonces las manos a la cara y se limpió el rastro de las lágrimas que por fortuna habían parado una vez había empezado a dejar salir todo aquello.

    Su tono se suavizó un poco.

    >>Tienes que aprender a vivir con ello, Mimi, si de verdad quieres que seamos amigas. Pero no solo conmigo, con Liza, con Aika… no puedes pretender acapararnos y alejarnos cuando no cumplimos con tus expectativas, eso es egoísta. La vida no es un todo o nada, hay una escala de grises, espero que logres aprenderlo.

    Le dirigió entonces una mirada de soslayo, distinguiendo el amago de unas lágrimas en las cuencas de sus ojos.

    >>Yo te estaré esperando para cuando lo hagas.

    Sin decir nada más, Emily finalmente salió del aula, dejando atrás a Mimi.

    —Y tú eres una estúpida.

    Pero al fin había logrado sentir algo más aparte de ese vacío.
     
    Última edición: 2 Septiembre 2020
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Sad Sad x 1
  6. Threadmarks: Lagu (ᛚ)
     
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Futhorc [Gakkou Roleplay | Colección]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1726
    Título: Lagu.
    Fandom: Gakkou Roleplay.
    Personajes: Alisha Welsh, Altan Sonnen, Eris Tolvaj.
    Palabras: 1507
    Summary: "Liarse con Eris había sido, quizás, un error mucho más grande que hacerlo con Konoe pero para cuando Alisha se dio cuenta de ello… era demasiado tarde."
    N/A: Boy, idk this is a mess pero es kinda lo que me imagino que pasaría después del fic de Mely que AAAAA. Como siempre, empezó siendo una cosa en mi mente y acabó siendo otra... pero igual tremendo delirio y idk, igual lo disfruté chale (? espero os guste uwu | yo hoy iba a empezarme el libro de la facultad y esas cosas pero istg | So la primera parte del fic es canon in rol uwu | Hitori uwu <3


    The ocean seems interminable to men,
    if they venture on the rolling bark
    and the waves of the sea terrify them

    and the courser of the deep heed not its bridle

    Liarse con Eris había sido, quizás, un error mucho más grande que hacerlo con Konoe pero para cuando Alisha se dio cuenta de ello… era demasiado tarde.

    No había esperado nada más que un buen polvo (un muy buen polvo), claro que no era estúpida; pero tenía que admitir que tampoco había esperado acabar más puesta que la mierda en mitad de una calle que no conocía.

    No le importó al principio, claro, porque estaba con el jodido subidón y había logrado dirigir sus pasos a algún pub con música estridente en el que se sintió como en casa.

    Sus recuerdos de aquel momento, sin embargo, estaban borrosos. Diría que se había acabado liando con dos o tres personas y había bebido más copas de las que podía recordar, puede que incluso fumase algo de hierba.

    La euforia fue momentánea y el bajón la golpeó con contundencia. Salió del pub dando trompicones y cuando se quiso dar cuenta, había llegado a un parque cualquiera y se había dejado caer sobre un banco.

    Sacó su móvil y, aunque a duras punas, consiguió enfocar la vista lo suficiente como para buscar el número de Joey. Sabía que no se había portado bien con él y que no era especialmente bonito llamarlo para que la recogiese a pesar de ello, pero no tenía otra persona a la que acudir en aquella situación.

    No respondió y sus mensajes no llegaban, así que acabó por desistir con un suspiro pesado.

    Se frotó los ojos con fuerza, borrando todo rastro del posible llanto que la estaba amenazando por aparecer, y siguió buscando en su teléfono, marcando el número de Katrina. No hubo manera de que respondiese, aunque aquello la extrañó menos, y acabó por dejar caer el aparato sobre su regazo.

    Ni con todas las sustancias tóxicas que llevaba encima se atrevería a llamar a Konoe en aquella situación así que… solo quedaba esperar.

    Bueno, tampoco había sido la primera vez que se quedaba dormida en un banco.

    Dejó caer la cabeza hacia atrás con los ojos cerrados, agotada, dispuesta a quedarse dormida cuanto antes. Y lo estaba consiguiendo, hasta que en mitad de su sopor, distinguió unas voces masculinas acercándose.

    —Tío, mira a esa, está destrozada. Lígatela, que incluso a ti te diría que sí.

    —Gilipollas. Como si no me hubiese tirado a más tías que tú.

    —Si contamos los sueños húmedos, quizás…

    Las estridentes risas resonaron en la cabeza de la rubia y no pudo evitar fruncir el ceño. Dios, lo último que necesitaba era tener que aguantar a unos gilipollas. Encima, viendo el estado tan deplorable en el que estaba, capaz y aceptaba tirarse a cualquier con tal de dormir en una cama.

    —Yo me encargo.

    Alisha abrió los ojos y levantó la cabeza de golpe, sintiendo como la misma comenzaba a darle vueltas por la brusquedad del movimiento.

    ¿Había sido ese…? No podía ser.

    —¿Altan? Menos mal hombre, que de verdad empezábamos a creer que eras maricón.

    Trottel —masculló el moreno antes de alejarse del grupo, ignorando por completo el cambio de conversación que habían tenido.

    Vaya idiotas.

    >>Gringa.

    Efectivamente, ahí estaba Altan. Se había sentado a su lado con cierta brusquedad y Alisha no necesitó verle la cara para imaginarse la expresión de fastidio que tenía que tener.

    Genius boy? ¿Qué mierdas? —murmuró, volviendo a dejar la cabeza hacia atrás.

    —Lo mismo podría preguntarte. Das pena.

    La rubia soltó una risa floja por la nariz.

    —¿Estás preocupado por mí?

    Altan chasqueó la lengua, con evidente molestia. No estaba preocupada por ella per se, pero incluso si no la soportaba no podía dejar que los gilipollas de su pandilla o cualquier otro se aprovechase de ella por su estado. Su consentimiento no tenía ningún valor, aun cuando en mejor estado puede que también aceptase.

    —Levanta, anda.

    Su tono de voz no admitía réplicas y lo cierto es que Alisha tampoco tenía muchas intenciones de replicarle. Otra cosa era, sin embargo, si podría levantarse sin caerse de boca.

    Lo intentó pero al final Altan tuvo que pasarle el brazo por los hombros y acercarla para que tuviese un apoyo y pudiese caminar sin estamparse.

    Decidió ignorar los lejanos silbidos y chillidos de los estúpidos, que más bien parecían orangutanes en lugar de adolescentes comunes.

    Caminaron en silencio, de hecho casi hubiese sido un milagro si la rubia hubiese sido capaz de hablar y caminar decentemente al mismo tiempo, y Altan lo agradeció porque seguía sin soportar su tono de voz.

    El hecho de que ni se extrañase cuando Altan la dejó en la puerta de su casa sin haber preguntado la dirección antes solo demostró lo jodidamente en la mierda que estaba.

    —¿Quieres entrar~?

    Altan la observó con una ceja alzada. Y es que por mucho que estuviese usando aquel tono pseudo-seductor, Alisha ni siquiera estaba siendo capaz de meter la llave en el cerrojo de la puerta y viendo que la casa tenía dos pisos, el moreno dudaba que tan siquiera pudiese pasar de la entrada.

    Se revolvió el pelo con un suspiro de hartazgo antes de acercarse para quitarle la llave y abrir él mismo la puerta.

    >>Je, es que a veces se me resiste~

    —Ni siquiera habías metido la llave, gringa.

    La ayudó a entrar y cerró la puerta tras de sí, girándose después para dejar la llave junto a las demás.

    —Sh… mi abuela está durmiendo…

    “No pensaba hacer ruido, estúpida.”

    Sin decir nada más, la ayudó a subir las escaleras y dejó que lo llevase hasta su habitación, asegurándose de nuevo de cerrar la puerta tras entrar.

    Tenía que admitirlo, no se esperó que la idiota se le lanzase a besarlo en cuanto volvió a encararla. Tanto así que tardó unos segundos en reaccionar y para cuando quiso apartarla, su cuerpo ya había decidido seguirle el beso.

    Joder, la gringa sabía lo que hacía.

    Y él también estaba algo subido de alcohol, para qué mentir.

    Se separó después de unos segundos y Altan prácticamente la empujó contra la cama, colocándose encima, brusco.

    Estaba realmente dispuesto a tirársela, aun sabiendo que se arrepentiría el resto de su existencia, pero cuando la vio desde su posición fue simplemente incapaz.

    Era una jodida cabeza de Cerbero, la que estaba haciendo que Suzumiya lo pasase mal y estuviese en la misma situación que él, pero se veía tan jodidamente vulnerable.

    Tan rota.

    Dejó caer la cabeza y finalmente se levantó, bajo la confusa mirada de la chica.

    —Duérmete.

    Y sin decir nada más, salió de la habitación y no tardó en encenderse un cigarro en cuanto salió de la casa.

    El silencio de la habitación se volvió pesado, frío, y Alisha se sintió más vacía que nunca. Se lo había ganado a pulso y siempre había dicho que no merecía el cariño que recibía, pero la cabrona se había enganchado al mismo y ahora se sentía como si le hubiesen arrancado de cuajo la poca bondad que podía haber llegado a tener.

    * * *

    El lunes llegó mucho más rápido de lo que le hubiese gustado, pero por una vez había acabado pasando el fin de semana en su casa y no de fiesta.

    A pesar de todo lo emocional, lo que ciertamente le impidió salir es que se encontraba fatal anímicamente. Mintió a su abuela diciendo que era la regla y aun cuando ambas sabían que no colaba, la mujer simplemente asintió y se dedicó a prepararle la comida y vigilar su sueño de vez en cuando.

    Aun le dolía la cabeza cuando se sentó en su pupitre. Su expresión había perdido toda la alegría usual, estaba cansada pero… si tenía que ser sincera, estaba un poco nerviosa.

    Iba a disculparse con Joey en cuanto apareciese y estaba más que dispuesta a hacer lo que le pidiese para que la perdonase.

    Pero Joey nunca apareció y su nerviosismo acabó convirtiéndose en preocupación.

    ¿Tanto la había cagado?

    Subió a la Azotea en el receso y, para su sorpresa, no fue a Katrina a quien se encontró.

    Eris.

    Con aquella sonrisa de hiena y los ojos brillantes, parecía que la había estado esperando y que sabía que iba a subir.

    Y cuando Alisha se acercó para acorrolarla contra la verja y devorarle la boca, la correspondió con la precisión de alguien que sabía lo que iba a hacer.

    La rubia se sentía sola y Eris no tenía ningún lazo con ella, era obvio que iba a acudir a sus besos vacíos para llenar el suyo propio.

    —¿Tienes más de lo que me diste el viernes? —preguntó, jadeando, en cuanto se separó.

    Y a la castaña no le importaba.

    Se la follaría las veces que quisiera, le daría las drogas que le pidiera… seguiría atacándola con sus palabras, haciéndola caer poco a poco.

    —Agáchate, zorra, y haz algo decente con la boca —le susurró, brusca, cerca de la oreja para después pasarle un mechón de pelo con delicadeza—. Y si te lo mereces, te daré más.

    Y esperaría a ver el desenlace de aquel desastre que ella misma había creado, ansiosa.
     
    Última edición: 8 Noviembre 2020
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Ganador Ganador x 1
  7. Threadmarks: Ear (ᛠ)
     
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Futhorc [Gakkou Roleplay | Colección]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1422
    Título: Ear.
    Fandom: Gakkou Roleplay.
    Personajes: Alisha Welsh.
    Palabras: 1217
    Summary: "Escapar de la Academia era ridículamente fácil."
    N/A: bueno que entré en tremendo sad mood que ni yo me explico por qué y necesitaba simplemente aventarme a escribir esto a ver si medio se me pasaba y en fin, eso. Lo aviento aquí porque esto parece que se ha convertido en mi zona para tirarlos cuando están breakdowneados o algo so JAJAJ | Anyways, dependiendo un poco de lo que ocurra in rol puede que cambien algunos detalles pero contaré la mayor parte de este fic como canon 7u7

    Adjunto canción también bc now i'm that bitch as well (?



    I don’t think someone else
    Can fill up my empty heart
    In the end, it’s you again


    The grave is horrible to every knight,
    when the corpse quickly begins to cool
    and is laid in the bosom of the dark earth.
    Prosperity declines, happiness passes away
    and covenants are broken.

    Escapar de la Academia era ridículamente fácil. O quizás me daba tan igual que me pillasen que simplemente salí sin darle demasiadas vueltas, por la primera vía de escape que encontré.

    El día ya se había anunciado feo desde por la mañana pero desde que empezó a llover solo había ido a peor.

    Estaba siendo un día de mierda.

    No sé cuánto tiempo estuve caminando pero en algún momento llegué a alguna tienda de conveniencia y entré para comprarme una cerveza. Si el dependiente tuvo alguna intención de preguntarme si era una alumna que se estaba saltando las clases, la misma desapareció cuando me incliné y me inventé alguna excusa estúpida que le expliqué con tono meloso.

    Eran tan estúpidamente fácil aun cuando no tenía ganas de nada.

    Aun así, jugueteé con un dedo sobre su pecho y le susurré cualquier cosa al oído, y antes de darme cuenta, estaba saliendo de la tienda con dos latas y un paquete de cigarros por el módico precio de… cero yenes.

    Qué ridículo.

    Seguía lloviendo a cántaros y seguía dándome bastante igual, principal motivo por el que me dejé caer sobre un banco cualquiera al aire libre. Total, ya ni sentía el frío de las gotas de lo empapada que estaba.

    Abrí una lata y comencé a beber, bajándome los tragos con una necesidad insana. Y… simplemente eso fue todo lo que hice, beber cerveza con desesperación tirada en un banco cualquiera, ni siquiera mirando el móvil para entretenerme.

    Nada.

    Y es que, bueno, tenía que hacer algo de tiempo antes de volver a casa. Así y todo, seguían siendo cerca de las dos y mi abuela no me esperaba hasta después de las cinco, y no pensaba preocuparla demás llegando tres horas antes.

    En algún punto la lluvia paró, aunque seguramente no tardaría mucho en volver, y yo simplemente abrí la segunda lata. Saqué las pastillas que me había guardado en el bolsillo y levanté la mano con ellas entre mis dedos.

    —A tu salud, Konoe —murmuré a la nada antes de llevármelas a los labios y tomarlas junto a un trago de cerveza.

    La pseudo-conversación con ella tampoco había ayudado mucho que digamos.

    No fue hasta que me terminé aquella segunda bebida que finalmente me digné a levantarme del banco y dirigirme a casa, no sin antes encender un cigarro para el camino.

    No tenía ni idea de cuánto tiempo había pasado pero ya no lo soportaba más.

    —¡Alishita! ¡Joey! Estoy tan contenta de que vengas a cenar con nosotras…

    La voz de mi abuela se coló por la casa con una alegría que me resultó terriblemente lejana, aun cuando había salido de la cocina y estaba ya a apenas un metro de mi posición.

    Me quedé anclada en la entrada, mirándola con una expresión que ni yo misma sabría definir pero que, desde luego, ella supo identificar de alguna manera.

    —Al final tenía otras cosas que hacer —respondí, con tanta convicción que hasta a mí me pareció que era verdad—. Dice que lo siente y que vendrá otro día.

    Quizás lo dije con tanta convicción porque quería creer que era verdad, que cualquier otro día aparecería por ahí para robarme la comida como siempre.

    Sweetheart, estás empapada.

    —Está lloviendo.

    Sentí como me rodeaba las manos con las suyas y me hacía entrar en la casa, guiándome hasta que me sentó en una silla en el comedor.

    —Voy a prepararte un baño, ¿sí?

    Asentí con la cabeza en un movimiento automático porque en realidad… me daba igual. En cuanto la mujer salió de la habitación fijé la mirada en las palmas de mi mano, apoyadas sobre mis piernas.

    Normalmente era yo la que estaba cálida, la que pasaba esa calidez corpórea al resto, lo sabía. Pero en ese instante estaba tan fría y ni siquiera el calor de mi abuela logró alcanzarme.

    Joder.

    No fui muy consciente de lo siguiente que pasó, siendo sincera. Dejé que mi abuela me llevase hasta el baño, me quitase la ropa y para cuando me quise dar cuenta, estaba en la bañera tiritando porque el agua prácticamente quemando me hizo darme cuenta del frío que había estado pasando hasta el momento.

    De repente me sentí terriblemente pequeña, ahí, encogida abrazando las rodillas mientras Rose se encargaba de limpiarme con toda la delicadeza del mundo.

    Una que no me merecía pero que no tenía las fuerzas de rechazar en ese momento.

    —Ali, ¿qué ha pasado?

    Ella nunca se había metido en mi vida, y siempre lo había agradecido. En realidad la quería mucho y aunque sabía que no me preguntaría ni me reclamaría por ello, nunca traía a nadie a casa y prefería ir al piso de Joey si me pasaba con los tragos.

    O lo hacía a él venir conmigo, porque era al único que le permitía entrar.

    —No sé cómo ayudarle.

    No quería meterla en mis problemas, no quería preocuparla demás por algo que no le correspondía, pero las palabras salieron sin permiso.

    De todas formas, era mejor eso que aparecer borracha y puesta de cualquier mierda y pasar tres días en cama por los efectos de la droga, ¿no?

    —¿A Joey?

    Asentí con la cabeza y comencé a jugar con los dedos en el agua, observando los círculos que se formaban en la superficie por el contacto.

    —Se va un fin de semana y aparece así tan… tan mal, granny. Y sabes que lo quiero mucho pero… no sé qué hacer. Yo quería…

    ¿Qué quería exactamente?

    No me importaba que volcase sus frustraciones conmigo, de hecho quería que lo hiciese si eso lo ayudaba de alguna manera. Pero yo tampoco estaba siendo sincera, ¿verdad? También lo estaba utilizando, acaparándolo para pretender que todo seguía bien, aprovechándome de su estado para buscar el castigo que tanto estaba empañada en recibir.

    Enterré el rostro entre mis rodillas.

    >>… no lo sé, solo quiero no perderlo.

    Sentí como la mujer pasaba la mano por mi cabello húmedo, en una caricia suave y un suspiro tembloroso escapó de mis labios.

    No iba a llorar pero el nudo estaba ahí, apretando con fuerza.

    —Todo se arreglará, Alishita, ya lo verás.

    Quería creerlo. Quería aferrarme a esa idea y pensar que, bueno, éramos nosotros y aun teníamos la capacidad de ponernos aquella máscara y hacer como si nada hubiese sucedido.

    Pero aquello no se solucionaría ignorándolo y ninguno de los dos sabíamos cómo entrar en la vida del otro para preguntar, porque nunca lo habíamos hecho y tantear aquel terreno era peligroso.

    >>Y si no, yo me encargo de regañarle… ¡y no sabéis lo que es verme enfadada!

    Aquello me sacó una ligera risa genuina.

    Thank you, granny.

    Sentí sus labios sobre mi melena.

    —Claro, cariño, sabes que eres la luz de mis ojos y no quiero que lo pases mal.

    Asentí ligeramente con la cabeza, aun sin levantarla realmente.

    —Ya termino yo, gracias.

    La escuché levantarse y salir del baño, cerrando la puerta tras de sí, y apreté más las rodillas contra mi pecho, apoyando la barbilla sobre las mismas.

    Quería creerlo, porque en el fondo sabía que todo aquello había sido porque nos apreciábamos.

    Pero al final del día no dejábamos de ser dos adolescentes estúpidos que parecían adorar tomar las decisiones equivocadas y eso… eso no iba a facilitar el camino.
     
    • Sad Sad x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Threadmarks: Aesc (ᚫ)
     
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Futhorc [Gakkou Roleplay | Colección]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    2034
    Título: Aesc.
    Fandom: Gakkou Roleplay.
    Personajes: Alisha Welsh.
    Palabras: 1712
    Summary: "Vaya semana de mierda."
    N/A: -¿Cuántos fics de Ali hecha mierda quieres? +Sí. | Bueno, aun queda mucho para que acabe esta segunda semana inrol, lo sé, pero tenía muchísimas ganas de escribir esto (aun cuando no debería porque tengo un examen en unos días pero yolo am i right? (?) y bueno, depende de como vaya la cosa decidiré si hacerlo canon o no, aunque tbh estoy muy inclinada a que sí porque i want this to happen (?) | So no es que sea lo más explícito del mundo pero ya qué, pues ahí están so... hay escenas de sexo heterosexual.


    Let us die young or let us live forever
    We don't have the power, but we never say never
    Sitting in a sandpit, life is a short trip
    The music's for the sad man


    The ash is exceedingly high and precious to men.
    With its sturdy trunk it offers a stubborn resistance,
    though attacked by many a man.

    Vaya semana de mierda.

    Y aun así, no fui capaz de sentir ninguna emoción cuando el viernes por la tarde llegó.

    Pero ahí estaba, en la puerta del pub, fumando un cigarro mientras… ¿qué? ¿Me debatía si entrar o no? Porque la verdad es que no tenía ninguna gana de estar ahí y sin embargo era mi mejor opción; la fiebre me había bajado al fin y cualquier cosa era mejor que estar en casa… sola.

    Y aquella era mi rutina, ¿verdad? La única vía de escape que conocía y la única a la que podía recurrir.

    La respuesta a la pregunta era más que obvia entonces.

    Tiré el cigarrillo al suelo, apagándolo con la punta del zapato, y tras ajustarme mejor la chaqueta sobre los hombros me adentré finalmente en el local.

    La música estridente y los colores cambiantes no ayudaron especialmente a la migraña que aún tenía pero tampoco importaba mucho a esas alturas, porque ya no iba a salir ahora que me había dignado a entrar finalmente.

    Eché un vistazo alrededor, buscando algún rostro conocido y, por fortuna, no distinguí ninguno así que me pude relajar un poco. No era un sitio que frecuentase con Joey, pero no sabía los lugares por los que Katrina pasaba y prefería evitarlos lo máximo posible.

    Aunque estaba segura que ninguno de los dos estaba especialmente ilusionado por verme a mí, de igual manera.

    Me dirigí a la barra para pedir una cerveza y tan pronto como vino, prácticamente desapareció. Cayeron otras dos antes de pedirme una copa y para cuando me quise dar cuenta de que un tipo se me había acercado, llevaba ya encima una cantidad bastante interesante de alcohol.

    La suficiente como para lanzarme a comerle la boca apenas después de un poco de small talk.

    Y más que suficiente para arrastrarlo a los baños tras un par de minutos más.

    Lo empujé hasta entrar en un cubículo, ignorando por completo la cola de chicas de estaban esperando para usar el aseo, y cerré la puerta detrás de mí con dedos algo torpes.

    Prácticamente lo tiré contra al váter y me senté sobre sus piernas a horcajadas, sin dejarle tiempo para reaccionar antes de volver a lanzarme contra sus labios.

    No estaba siendo especialmente delicada, a decir verdad, pero al tipo no parecía importarle demasiado tampoco.

    Sentí el frío tacto de sus manos colándose por debajo de la falda y prácticamente le gruñí contra los labios, haciendo que retrocediese como si de repente quemase.

    Sabía que solo me lo estaba tirando por pura costumbre, que una gran parte de mí en realidad no quería estar ahí haciendo eso y por eso no me apetecía en absoluto que me tocase.

    ...pero metí mis manos en su camiseta y se la quité, tirándola por ahí como si me diese igual que estuviésemos en un sitio para nada higiénico. Porque, bueno, en realidad me daba bastante igual.

    Estaba siendo bastante hipócrita también, la verdad, desnudándolo mientras que yo no le estaba permitiendo ni tentar la idea de quitarme algo pero el estúpido me estaba dejando hacer como más me apetecía y no pensaba desaprovecharlo.

    Bajé los besos por su cuello hasta alcanzar su hombro y fue entonces que entreabrí los ojos y me di cuenta de los dibujos que decoraban su brazo y parte de su espalda.

    Tatuajes, ¿eh? Qué… oportuno.

    Dejé un par de mordiscos aquí y allá, y me aseguré de dejar un par de marcas sobre su cuello para que, bueno, al menos el chico pudiese presumir o qué sé yo.

    —Ponte el condón, big boy.

    Me levanté mientras le decía aquello, no sin antes darle una suave palmada en el pecho, y si tuvo alguna pregunta de por qué de repente soltaba algo en inglés rápidamente desapareció al darse cuenta de las implicaciones de mis palabras.

    Me levanté un poco la falda y me bajé las bragas, sin apartar la vista del chico mientras seguía mis órdenes y se colocaba el preservativo con una desesperación que me hizo hasta gracia.

    Le hice una señal con la cabeza para que se levantase y me di la vuelta, acercando después las caderas hacia su miembro en un movimiento tentativo. Necesitó menos de un segundo para embestirme y un gemido prolongado escapó finalmente de mis labios cuando lo sentí, haciéndome apoyar la frente sobre la puerta.

    >>Venga, guapo, muévete que no soy ninguna niña.

    Dicho y hecho, las embestidas comenzaron a sucederse y, para mi sorpresa, en realidad el chico sabía muy bien lo que hacía.

    Lo sentí correrse después de un buen rato pero yo no había alcanzado mi clímax y no iba a quedarme sin él después de todo, así que tanteé con la mano hasta alcanzar la nuca del chico y tiré de su cabello hasta que su rostro estuvo a la altura del mío.

    >>Sigue —gruñí.

    Y bueno… no le quedó más que hacerme caso, hasta que el agarre de su pelo se intensificó al sentir como mi cuerpo cedía ante la descarga de placer del orgasmo y hasta que finalmente aflojé los dedos y lo dejé en libertad.

    Volví a girarme tras colocarme de nuevo la ropa en su sitio, apoyando la espalda sobre la pared, y saqué el paquete de tabaco de la chaqueta mientras miraba al chico vestirse.

    —Bonitos tatuajes —solté, llevándome un cigarro a los labios para encenderlo.

    No es que estuviese especialmente interesada en sacarle conversación pero volver tan pronto al ruido estridente del bar tampoco sonaba a mejor plan, a decir verdad.

    —Gracias~ —canturreó, sin dirigirme la atención directamente—. He visto el que tienes tú.

    Tenía que admitirlo, aquello me hizo sentir algo de curiosidad y hasta alcé una ceja sorprendida. Fue rápido, apenas un segundo de expresión antes de volver a la indiferencia que me estaba cargando esos días.

    Por supuesto que no era raro que lo viese, lo tenía en la ingle y le había dejado esa parte a la vista un par de segundos… pero no esperaba que se hubiese fijado, sinceramente, preocupado como estaba con colocarse el preservativo.

    >>Es lindo, pero yo podría hacerte uno mejor.

    —¿Tatúas?

    —En mis tiempos libres, principalmente. Por supuesto los míos me los ha hecho un amigo.

    “Bueno, hasta ahí había llegado yo también, guapo.”

    —Suena bien. Por desgracia, no tengo dinero ahora mismo para un tatuaje, lo siento~

    No le di más vueltas, la verdad era esa, y simplemente le di una calada al cigarro mientras lo veía levantarse, asumiendo que aquello significaba que iba a irse y me dejaría acabar de fumar en paz.

    Sorprendentemente, estaba equivocada.

    —Podría hacértelo gratis, preciosa. Porque me has caído bien~ —me susurró al oído, inclinándose sobre mí tras incorporarse.

    Solté una risa sin gracia por la nariz.

    ¿Qué le había caído bien? Solo habíamos follado y ni siquiera estaba en mi mejor humor, por Dios.

    —¿En serio~? Pues deja que me tome una copa más para no sentir el dolor y vamos, handsome.

    ¿Pero quién era yo para negarme a aquella oferta?

    Sin más, hice exactamente lo que había dicho. Me tomé otra copa, en aquella ocasión acompañada por el chico, y en cuanto terminé me dejé guiar por el mismo hasta su piso.

    Me llevó a una sala que tenía preparada especialmente para el oficio y me dediqué a observar los dibujos que había colgados por las paredes mientras él preparaba los utensilios necesarios.

    En realidad… era bastante bueno, sí.

    —Bueno, ¿y sabes lo que quieres hacerte?

    Me giré sobre mis talones al escuchar su voz y asentí con la cabeza, acercándome al asiento que tenía delante. No tardé en quitarme el top y la camiseta que llevaba, sin más, y señalé la zona de debajo del sujetador, en el lado derecho.

    Let’s dance in style, let’s dance for a while —murmuré, moviendo el dedo a lo largo de la piel para señalarle la extensión exacta de cada frase.

    Fue un impulso, en realidad. De repente recordé aquella estúpida canción que mi madre siempre escuchaba, Forever Young, y simplemente lo sentí correcto.

    El chico asintió sin más y no tardó en ponerse manos a la obra. Menos mal que él no había bebido nada, que hubiese sido hasta gracioso lo que podría haber salido.

    —¿No es gracioso que te vea en sujetador ahora y no antes? —soltó, de repente, tras estar unos minutos concentrado.

    No reí por el simple momento de lucidez que tuve al saber que el tatuaje podía joderse si lo haría, pero lo cierto es que el cabrón me estaba cayendo bien y todo.

    —Agradece tan siquiera vérmelo ahora, cariño.

    Aun así no tenía demasiadas ganas de seguirle la broma.

    Tardó un buen rato en acabar, aunque en realidad sabía que no iba a ser rápido así que no le metí prisa en ningún momento.

    Tampoco tenía nada mejor que hacer en toda la noche.

    Cuando acabó me miré en el espejo y el atisbo de una sonrisa asomó por mis labios al fin. Eh~, pero si se veía hasta bien y todo, había escogido una buena fuente para las letras.

    —Ya sabes cómo va esto, supongo —comenzó a decir en cuanto se acercó para colocar la venda—. Lavarlo a menudo después de los primeros días, no dejes que te dé el sol, échale pomada… siempre puedes dejarte mi número y que me preguntes si tienes alguna duda~

    —Sutil —el chico se rio mientras se alejaba un poco—. Pero está bien, toma.

    Le extendí el móvil para que se registrase y observé con cierta curiosidad como había decidido guardar su contacto.

    “Handsome tattooer”

    Qué estúpido.

    —Te puedes quedar aquí a dormir, si quieres —dijo de repente, comenzando a recoger sus cosas—. Solo haz como si hubiésemos follado aquí en lugar del pub y listo.

    ¿Pero de dónde mierdas había salido ese tipo?

    —Vaya, qué amable~ No puedo rechazar una oferta tan buena, gracias.

    Podía haber dormido en la cama, lo sabía bien, pero decidí tumbarme sobre el sofá de su salón porque… no me apetecía compartir la cama con él, en realidad.

    Cerré los ojos con pesadez y sentí como el sueño se iba apoderando poco a poco de mí hasta hacerme caer prácticamente rendida.

    Ni siquiera me había dignado a preguntarle su nombre, ¿verdad?

    Qué zorra.

    Bueno, STORY TIME. So encontré este tatuaje en pinterest y ME GUSTÓ muchísimo la zona y ¿sabéis? vi el honey que tenía en la mano y simplemente lo relacioné con el que Ali ya tiene y pensé que le pegaba mucho hacerse otro ahí y FUE COMO UN MUST QUE FUESE ESTE.

    Also, luego busqué las frases y como veis es de una canción que se llama forever young y IDK DEMASIADO PERFECTO YOU KNOW??? so yeah.

    26ec3f9a0b31a62a000d9218b04c9464.jpg
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso