Explícito Frío. [Gruvia]

Tema en 'Fairy Tail' iniciado por Insane, 4 Noviembre 2018.

  1.  
    Insane

    Insane Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,050
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Frío. [Gruvia]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1477
    Autor: Insane
    Título: Frío
    Género: Explícito.
    Advertencias: Lemmon.

    Frío
    [​IMG]

    Gray negó con la cabeza mientras tomaba de la botella de agua ante la propuesta de Juvia. Cuando la vio levantarse él también se levantó al imaginar lo que se le pasaba por la cabeza a su compañera. Pero ésta continuó, decidida.

    —Juvia está segura Gray-sama.

    Gray desvió la mirada con las mejillas manchadas del carmín. Definitivamente tomar un encargo con la maga de agua era un arma de doble filo, y vaya su suerte irónica de que los pidieran a ambos para aquella misión. Suspiró y la ignoró de nueva cuenta, dándole la espalda a lo que ella lo detuvo.

    —¿Acaso Juvia no le interesa? —susurró mordiendo su labio inferior nerviosa al pensar en su rival en el amor—. ¿Lucy si es de su tipo?

    Gray frunció levemente el ceño.

    —Lucy es demasiado cálida para mí, Juvia —habló dándole aún la espalda a ella—, me llevo mejor con el agua, es buena para el hielo.

    El silencio abarcó la habitación que estaban compartiendo. Juvia lo jaló de la chaqueta que tenía puesta y él volteó parcialmente a verla, cuando notó el cómo se empinaba él retrocedió y chocó con una mesa de noche. Ella continuó firme hacia él de puntas y sin darle tiempo a alejarla juntó sus labios. Gray mantuvo los ojos abiertos al sentir la suavidad del contacto. Cuando volvió en sí la sujetó de los hombros y la alejó unos centímetros. Ella con las mejillas encendidas le sostuvo la mirada.

    —Gray-sama, Juvia está actuando correctamente, por favor no me aleje —habló y quitó el agarre de Gray sobre sus hombros, empinándose de nueva cuenta.

    En ese momento el mago de hielo iba a articular palabra, siendo silenciado y sujetado por la tela de la camiseta ya que la chaqueta terminó en el suelo. La maldita manía de quitarse la ropa lo condenaba de a poco. El rubor apareció de nueva cuenta en las facciones masculinas. Gray tenía los ojos entre cerrados denotando el beso de Juvia.

    No era la primera vez que se besaban, pero si era la primera vez que un beso entre ellos duraba tanto.

    Cuando la lengua de ella ingresó en su cavidad Fullbuster trató de apartarla nuevamente, pero ella se mantuvo firme y tan solo dio unos centímetros de distancia.

    —Juvia —susurró serio su nombre y ella sonrió con dulzura.

    —Gray-sama, sus besos son fríos —comentó con la mirada fija en él. Gray sintió su rostro caliente al ver la mirada atrevida que tenía Juvia en sus ojos—. ¿Todo con usted es frío Gray-sama?

    Gray tragó grueso y se percató de que su camiseta ya estaba en el suelo al lado de su chaqueta. Si las cosas continuaban de esa forma, estando ellos solos y con Juvia diciéndole que está lista para algo más que besos no podría terminar bien, nada bien. O quizá sí.

    —¿Estás segura que quieres comprobarlo? —cuestionó y Juvia sintió una descarga eléctrica en su espina dorsal por la amenazante voz.

    —S-sí, Juvia está preparada —respondió con los puños apretados.

    Gray sonrió burlón y ahora ella fue la que retrocedió hasta chocar con la pared. Las manos de él se posaron en el muro y se inclinó hasta ella. Juvia cerró los ojos por el frío en su cuello.

    —Cierra los ojos Juvia —demandó y ella obedeció sin rechistar.

    Fullbuster se inclinó aún más y mordió la piel tersa de su cuello. Notó el cómo ella se estremeció y susurró sobre su cuerpo con voz amenazante.

    —Si llegas a abrir los ojos esto llega hasta aquí —no quería que ella lo viera con las mejillas ardiendo como si fuera el fuego que escupe Natsu, así que no le quedaba más que amenazarla —Obedece.

    La maga de agua asintió brevemente y él continuó. Besó de nueva cuenta su cuello y dejó marcas en él. Juvia se estremeció y sintió sus piernas temblar, tapando con sus manos su boca para evitar emitir sonido alguno. Gray deslizó aquel largo vestido azul y lo hizo descender por sus hombros, besando la piel que acababa de desnudar, sujetando la tela para no dejarla caer por completo. Cuando terminó de besar la piel expuesta deslizó un poco más la prenda.

    Juvia sintió el aire frío en su pecho, provocando que su respiración aumentara un poco de ritmo. Gray sonrió ladino y con sus dientes deshizo el nudo del centro. Juvia se tentó a cubrirse con sus manos pero él en un rápido movimiento capturó sus manos y las reprendió sobre su cabeza.

    —¿Vas a abrir los ojos?

    Juvia sintió sus párpados temblar mientras negaba con la cabeza.

    —Juvia no miente Gray-sama.

    —Bien.

    Gray con su mano libre apresó el abultamiento derecho de su pecho, apretando, acariciando y pellizcando la zona más sensible de su parte superior. Juvia gimió y él besó su mentón sin dejar de prestar atención a su pecho, notando el cómo ella apretaba los parpados con fuerza sin dejar de retorcerse cómo si fuese a caer al suelo en cualquier momento.

    El vestido azul quedó en su cintura y al ella moverse por los espasmos la prenda terminó en el suelo. Gray liberó sus muñecas y sopló sobre sus hombros congelando las tiras del sostén entreabierto, quebrándolas en mil trozos de hielo para despojarla por completo del sostén. Juvia tembló ante el frío que no dejaba de provocar calor en su vientre bajo. Cuando iba a emitir palabra fue acallada por los viriles labios demandantes sobre los suyos, siendo él un intruso ante la intromisión de su lengua en ella. Al cabo de un rato se separó mordiéndole el labio inferior.

    —Gray-sama...

    —Obedéceme Juvia —Al verla asentir con aún los ojos cerrados sonrió y se arrodilló frente a ella—. Sube tu pierna en mi hombro.

    Juvia sintió como si el corazón se le fuese a escapar al seguir sus órdenes. Gray pasó su lengua sobre su pantie que se tornaba transparente por la humedad en ella. La maga de agua apoyó sus muñecas en los hombros desnudos de él, clavando sus uñas en su piel mientras mordía con fuerza su labio inferior. Fullbuster se deshizo de la tela que obstruía el contacto directo y con su aliento frío deshizo en ella.

    Juvia sin poder contenerse gimió fuertemente al sentir un intruso húmedo y helado en sus pliegues, echando la cabeza hacia atrás con lágrimas en sus orbes por el placer inmenso que comenzaba a zarandearla sin tregua alguna. Gray se relamió los labios y se levantó del suelo, sujetándola antes de que ella cayera al suelo por el orgasmo que le proporcionó.

    —Juvia, Juvia está bien —susurró inocente a los pensamientos de él—. Juvia puede continuar Gray-sama.

    —¿Segura?

    —S-sí.

    Los orbes azabaches la observaron al acostarla en la colcha, sacando del bolsillo de su jean un preservativo que abrió fácilmente.

    —Esta vez quiero que mires —Juvia asintió y abrió suavemente los párpados, chocando con la mirada oscura de él.

    Gray le abrió las piernas con sutileza y se acomodó en su centro. Juvia acomodó sus delicadas manos en su cabello negro y comenzó a ultrajar su virginidad. La joven mujer cerró los ojos por el punzante dolor y él mordió su labio inferior, haciéndola abrir los ojos de nueva cuenta.

    —Te dije que quiero que mires —Juvia asintió con el cuerpo tembloroso por la extraña sensación de dolor en su intimidad.

    —Gray-sama.

    Cuando estuvo dentro por completó se quedó quieto por unos segundos, esparciendo besos por el rostro femenino que lo miraba complacida por aquella acción de cariño. Luego de unos minutos haciendo aquello comenzó a moverse. Juvia mordió su cuello y gimió en su oído provocando que él aumentara el ritmo de sus embestidas.

    En el momento que la sintió tensionarse se dio cuenta que estaba próxima a acabar. Juvia pasó sus piernas por su cintura y se retorció hacia atrás. Gray sonrió lleno de sudor en su cuerpo desnudo, mordiendo su mejilla con suavidad para acabar él también.

    .
    .
    .

    Erza deslizó su mirar a la pareja que acababa de llegar de la misión, siendo sorpresa para ella que Juvia tuviera la mirada fija en el suelo sin estar sobre Gray diciéndole cuánto le quería. Lucy notó lo mismo y se acercó a la maga de agua, atreviéndose a preguntar.

    —¿Sucedió algo malo en la misión Juvia?

    La joven de cabello azul la miró con las mejillas encendidas.

    —Gray-sama es frío —habló animada—. Muy frío.

    Lucy no entendió la referencia y sonrió al verla feliz. Al parecer la misión había salido bien, quizá mejor de lo que pensaba.
     
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  2.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,107
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Oye, eso fue sensual. Siempre dije que ellos son perfectos el uno para el otro, el agua y el hielo. Pero lo que más me ha gustado es que usaste eso en el escrito. Usaste esas características de ellos y lo potencias en ese frío y sensual sexo, que va a la perfección con ambos. Me encanta *-*
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso