Long-fic de Pokémon - Follow me!

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por Plushy, 1 Mayo 2018.

Cargando...
  1.  
    Maze

    Maze Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    408
    Pluma de
    Escritor
    A mí me gustó mucho. Tiene toda esa vibra de empieza el torneo y vemos la primera batalla. Un buen manejo de perspectivas entre los pokes y los humanos, y me gustó en particular tener el punto de vista de Travis más que el de Jun. Btw
    [​IMG]

    Una de las escenas que más me gustó fue esa en la que Jun cae a su cama meditando sobre sus sueños. Tiene un aire muy empático con el que es fácil identificarse.

    Y algo curioso es que las batallas, sí están bien narradas, se sienten muy rápidas para el que está leyendo, o al menos eso me pasó a mí. Ni sentí que fueran tantos K.

    See Yow.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Gold

    Gold Equipo administrativo Beta-reader

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Junio 2010
    Mensajes:
    191
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¿Por qué no puedo escribir cosas bonitas como esta?

    Seré super fangirl por que la verdad, tenía el ánimo super bajo hasta leer el cap, el cuál me sacó varias risas (sobre todo con el talonflame y todo el desmadre de Pachi en la arena) y sonrisas al ver la ardillita dando su mejor esfuerzo. Me dio esa sensación linda de calidez en el pecho.

    A pesar de notarse ese ritmo de combate por turnos, no lo sentí pesado, de hecho la lectura se me hizo bastante fluida y disfrutable. A pesar de la longitud del capítulo, la verdad es que me la pasé demasiado bien leyéndolo, por que no se sintió al estilo shonesco, donde gritas, golpeas, poder del amor y stuff, sino que tiene ese toque de ser relatado para principiantes pero sin hacerte sentir noob, al contrario te dan muchas más ganas de seguir leyendo por lo lindo que es y cómo se siente.

    Ver el punto de vista de Travis también fue uma delicia, no se sintió intrusivo ni nada, todo muy natural la verdad, y ya casi al final sentir ese deseo de lucha. Debo admitir que dio hype para hacer un equipillo rapido en showdown y probarlo en las siguientes modalidades del VGC 2019
    :meowth:
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,201
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno, al fin logro terminar de leer. Tal como dijo Gold, el estilo de la batalla no se siente particularmente pesado, y veo que te das la libertad de describir muy bien cómo se sienten ambos entrenadores y sus respectivas criaturas...

    La escena del inicio es tan, pero TAN meta :V. Gente creyendo que solo viene de turista porque lleva a Pachirisu al hombro... también gente comentando de cómo se pasan las ilegalidades por el arco del triunfo y deciden subirse al tren de las trampas... putos todos >:V

    Ah, bueno, también me di cuenta que cometiste algunos dedazos en los nombres de algunos Pokémon xD

    Aunque en este podría deberse a los nervios de Travis :V

    Aquí esto creo que es más dedazo que otra cosa nwnU... es "Reshiram" no más -3-. Pudo haber dicho otra cosa, como... "¡Por Giratina!" xD

    Más dedazos -w-U jeje... aunque este yerro en particular me hizo reír. Suena a "sapos"... y me hace pensar que en ese universo tendrán prohibido meter a Politoed con Llovizna...

    Ah, bueno xP. En general me encantó la temática de Jun en general... ser impredecible en ese mundo donde todo ya está casi que determinado. Lástima que hoy por hoy el metagame del competitivo no está tan variado como uno quisiera, pero bueno :V. Me quedo con las batallas del Animeverse mejor.

    Eso no quiere decir que disfrute menos esta lectura ;). Lo haces excelente, Plu, sigue así.

    Y toma tu tiempo para quotearnos xD
     
  4.  
    Plushy

    Plushy PokéWriter Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,877
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Oh gosh, ahora sí como que el apartado de los comentarios me los he pasado muy por el forro... What a shame! *le dan con el periódico*
    Y uh... es raro, como mencioné al inicio, la intención de hacer esta historia era únicamente la de aprender a narrar combates porque pasa que de todo lo que he escrito solo he hecho un one shot que irónicamente también es una novelización. De todos modos siento que es algo en lo que no tengo mucha facilidad y pues por probar, tomar una batalla para aprender a analizar qué elementos se tienen que tomar en cuenta para escribir un combate y ALV es muchísimo más pesado de lo que pensaba... y eso que básicamente estoy aprendiendo con rueditas de entrenamiento, mis respetos los que a a la primera les queda una batalla bien chingona y planificada...

    *les hace su altar a RamenBlaze y Allister

    Es decir, el "desarrollo" iba a ser un poco de relleno pero entre que le fui tomando cariño a los personajes, a la historia y el recibimiento que ha tenido, la verdadera razón de escribir esto ya pasó a ser un complemento más del desarrollo de personajes xD Pero, ¿saben? Creo que es mejor así. Los putazos de plano no son lo mio, no al menos cuando se dan de manera desmedida. Me desagrada la violencia explícita y peor aún si se justifica porque HUR DUR EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS... just... no. Todo esto está ligado a algo así como mi filosofía de vida y las cosas en las que creo, que si bien pueden llegar a ser una limitante a la hora de escribir, creo que los medios ya están sobresaturados de historias donde los puños son el único medio para avanzar y donde gana el que grita sus ideales más fuerte. Tal vez en parte porque ya estoy cansada de personajes que sólo buscan destruir (material o espiritualmente) y deseo abocarme a personajes que creen cosas, así esa cosa sea esperanza. Aunque tampoco es como que esta obra en particular refleje bien eso xD

    Ignoro cómo sea el SeJun de la vida real, es dificil saberlo con unos tweets traducidos y los pocos videos que hay al respecto y puede que mi visión sea bastante más... uh... moralista de lo que sería realmente, es decir, no estoy hablando de un "Rangu" que se rasga las vestiduras por el uso de legendarios porque ya los ha usado antes:
    [​IMG]

    Pero a todas luces da la impresión que es alguien que disfruta realmente lo que hace y que no tiene miedo por probar estrategias y crear las suyas en vez de hacer lo que el resto hagan. Aunque claro que para efectos del fic me tomo bastantes licencias artísticas que es más que obvio que en un entorno realista los legendarios no caen del cielo como en los juegos.

    Y bueno, responder de forma detallada va a ser algo complicado pero veamos qué se puede hacer:

    Allister me alegra que te esté gustando, como digo las peleas no son lo mio pero hago lo que puedo por desarrollarme en lo que puedo. Y pues sí, creo que se nota mucho en la historia que no soy amante del competetivo pero busco no caer en crear un hombre de paja de que todos los del competitivo son dicks o algo así porque el prota es un entrenador competitivo en un mundo que deja claro que ser un "Ash" no te lleva a ningún lado si no sabes lo que estás haciendo. Y sí, varios de los capitulos previos al torneo también fueron hechos para darle algo de foco al equipo y no hacer que se sintieran como meras herramientas de combate que nomás saben tirar ataques y ya... aunque amé a hacer a Talonflame todo tontito <3

    Rojo y naranja y J.Nathan Spears jaja supuse que les iba a gustar la historia porque la verdadera prota es una ardillita que le patea el trasero a los dragones antes de que las hadas fueran algo y a los legendarios, aunque el VGC 2014 fue como el último donde medio se veía variedad. Y si bien es cierto que Garchomp está gastadísimo hasta el extremo (y hasta me burlo de ello en el último capítulo) también por eso decidí darle algo más de foco a Gothitelle y al Gardevoir macho que encima es tímido (sghajgsahs los shippeo <3). Lo de los niños no lo hice con la intención de hacerlos ver molestos aunque veo que varios los odiaron a los pobres xD sino que más bien queria hacer algo de contraste del entrenador novato que no sabe nada de nada y quiere ser como sus grandes ídolos que usan pokes grandotes pero que tienen que aprender por cuenta propia a forjar su propio camino, y también a la larga entender que las cosas no van a pasar por desearlas sino hay que trabajarlas. Y para Jun también era reencontrarse un poco con esa inocencia para preguntarse él qué tanto la ha perdido ya a esas alturas. También espero que haya quedado más o menos claro el funcionamiento del pokehex y el cómo genera los legendarios porque sería la única forma de todos puedan tener el suyo e.e

    Doc gracias por tenerle paciencia al proyecto sobre todo porque conozco tu postura respecto al uso de estas herramientas y al de la crianza fuera de los métodos tradicionales. A final de cuentas en un juego se justifique o no bueno... las repercusiones no dejan de ser algo más de conciencia o no y habrá quienes alegaran que lo injusto son las verdaderas limitantes que pone el juego. Pero cuando lo llevas al terreno de los pokémon son animalitos reales creo que ya es para pensarse si realmente ganar en un título es tan importante como para generar un mercado negro de bichos genéticamente modificados. Lo de la narración créeme, hago lo que puedo, lo que sí es que este me parece debe ser mucho más llevadero y liviano a comparación de Last Night... donde yo misma siento que a veces es terriblemente pesado y aburrido y más porque todo es paja mental de los personajes y aquí si vemos bastante más acciones. Pobre Pachi, ni supo qué le pasó al Ditto pero de todas formas se iba a morir, así que le ahorró sufrimiento :3

    RamenBlaze Debo decir que fue una tarea pesada porque no sé mucho del competitivo y dado que soy emupobre y muuuy apenas pude jugar USUM tampoco es que me conozca las mecánicas de pe a pa pero nada que los wikidexazos no resuelvan :D

    Trafalgar D Ace Gracias por seguir la historia aunque se actualice cada tres eclipses de sol (y el otro fic cada 5 choques de galaxias) Es algo pesado salirse de la zona de confort, considerando que empecé como el grueso de los que hacen fics del anime escribiendo shipping y pasarme a tramas que implican batallas y esas cosas de pronto no es sencillo pero ey... ¡terremoto para todos HDP! ok no xD

    Xeon Uff adaptar el competivo a fic es una tarea medio jodida, son un montón de factores los que se tienen que tomar en cuenta para poder desarrollar una batalla y más aun... lograrlo sin aventarse una severa sobreexposición a lo FATE sobre qué hace cada cosa para mantenerlo dinámico está cabrón. Quizá el último capítulo hasta figure simple respecto a lo que se puede hacer aunque mucha de la intención era dar el basics de las reglas del torneo sin aventarme un parrafote explicándolas. También está la cosa de que no puedo partir que el lector SABE que si tal o cual cosa se puede o que si haciendo tal se activa una habilidad. En mi caso siento que estoy más trabajando a partir de una investigación que de la experiencia y supongo que eso para el 'otro' tipo de lector se nota. Pero bueno, si no se escribe no se aprende.

    Asael Martinez Awss que me chiveyo >///< y bueh... no se, al final esto no deja de ser una novelización, onda, tampoco es como la cosa más original del mundo pero creo que el que este trabajo sea algo original deja muy en claro que en español no se está creando contenido y la verdad es bien triste salirse de FFL y ver que casi todos los fics que tienen una verdadera pinta interesante sean traducciones. Pokémon es un fandom demasiado amplio de donde salen ideas por debajo de las piedras y mientras viva creo que yo no me bajo del barco para lograr escribir todo lo que quiero :)

    Gold Uff mucho por comentar pero la verdad es que llevo casi todo el día con este post. La verdad es que cuando terminé el último cap ni cuenta me había dado el foco que le había dado a Travis hasta que lo mencionaste, así que supongo que fue algo inconciente el haber querido mostrar el POV del rival para hacer notar el poder de GODchirisu. ¡Ah! una cosa que se barrió mencionar al inicio de las pajas mentales es que aunque en el VGC son hasta 3 batallas por ronda aquí solo voy a manejar una porque ni Arceus mande aventarme capítulos de 10k con peleas que no aporten nada extra, incluso la final la voy a dejar en una sola aunque alargandome lo más posible en descripciones para darle algo más de tramatismo.

    Kiwi Pues si no te apuras voy a terminar este fic antes que el porno dimensional >:/ y Pachirisu se volverá la diosa del nuevo mundo antes de que Viento Aciego me deje llorando en el piso aunque ya sepa que esa mierda va a terminar toda horrible y sad.

    Merinare Mucho, mucho, mucho por responder... pero ya me cansé así que sólo voy a dejar gifs lindos <3
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]
    [​IMG]

    Y mención especial a Dr Kaos loco, sabes que te agradezo el apoyo moral aunque no vaya por escrito ;)
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Zukulemtho Zukulemtho x 2
  5.  
    Plushy

    Plushy PokéWriter Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,877
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno, la vez pasada ya me andaba muriendo y no terminé de responder, pero vamos a aprovechar la pepsi tibia de litro y medio y el latente riesgo de diabetes para morirme y consagrarme como autora de culto.... JAJAJAJA NO, SI ME PINCHES MUERO QUIEN CARAJOS SE VA A ACORDAR DE LAS MADRES QUE ESCRIBO EN ESTE FANDOM DE MIERDAAAAA

    Pero qué bueno que ya ando con los ánimos renovados ajajajajajajajajajajajajashasgahsfags. En fin. Este va a tener que ser una de las respuestas que hago a mano cambiada... porque tengo que switchear pestañas :3

    Merinare te apetecen más gif de Pachiri... ¡NO, CON EL PERIÓDICO NO!
    Lástima que las FC estén más devaluadas que el bolivar lo cual ya es mucho decir, a lo mejor con 10M te alcanza para un chicle para que se lo pegues a Kiwi en el cabello. Como decía antes, la idea original del fic era darle duro a los pokeputazos y tener con qué impresionar a la plebe cuando me fuera a prostituir a servers de mala muerte a lo "ah mira, sí, escribo fics de pokémon... ¿qué? ¿yo escribir del anime y sus shippings locos? ¡no, no, para nada! Yo... eh... ah mira, aquí los bichos se parten la madre y eso es lo que le gusta a la gente, ¿no?". Pero me ganó el sentimentalismo y el amor por las cosas leeendas y pues me aventé como seis caps de puro desarrollo de personaje lo cual va a alejar a los tards de FB pero que luego hice bien en acordarme que a esa gente la repelo en primer lugar y que me importa un carajo la opinión de la gente que no sabe opinar sin ponerte un meme forzado.

    El competitivo es básicamente:
    upload_2018-10-30_23-43-51.png
    Aunque puedes cambiar Smogon por Comunidad Pokémon porque igual es un alto cáncer y no se nota que ando medio cabreada? verdad que no?

    Lo de los padres me vino un poco porque me aburre el tropo del heroe huérfano que subre más que Candy y con el que todos son re maaaalos y él es re bueeeeno... y porque en general los pokémon competitivos son menos que un número en una cadena de producción de dittos donde no importas si no naciste con la combinación perfecta lo cual IRL creo que a más de uno le pondría los pelos de punta.

    En esta clase de trabajos no puedo dar por sentado que el público SABE de qué va el rollo del competitivo porque si aunque fuésemos un foro especializado en poke todo mundo le entra a ese rollo y sí, es medio complicado tratar de hacer ese balance de qué sí se explica y cómo se hace sin parecer video lokendero del 2008 sobre cómo criar bichitos. Y bueh, menos mal que no le erré tanto con lo de la ruleta que alguien tuvo que repetir todas las materias de mate en la U incluyendo estadística :3

    Btw, realmente no si quiera leer ese comic del wondertrade, 3spoopy5m3

    Y nop, ni me paré a pensar en la limitante de caracteres para lo del nombre, lo cual es bueno porque no me impide para un futuro trabajo llamar a un Bidoof Sr. Popó yay!

    xDD todos odiaron a los niños... lo cual me preocupa un poco porque hablamos de una franquicia donde sí o sí tarde o temprano te toca lidiar escribir de mocosos y no es lindo porque es que a nadie le gustan los niños de esa edad, aunque yo prefiero intentar escribir niños de 10 años que llorar y moquean a adolescentes de 15-16 con las horomonas a tope y CRAAAAAAAAAWLIIIIIIIIINNNN IN MAAAAA SKIIIIINNN porque esos me cagan más e.e

    Lo del slaking es una escena que reescribí varias veces pero para bien. Había escrito primeramente con una narrativa de lo más normalita: pachi hace X, slaying Y no no, eso no es una referencia. Pero pasa que justo estaba terminando de leer "La guía del autoestopista intergaláctico" de Douglas Adams que es de los santos griales de la comedia inglesa y me vino la iluminación -del foquito del estudio- de que la comedia no se escribe así nomás... es como que tienes que debrayar mucho e irte por las ramas y luego... ¡pam! se la dejas caer al lector... eh... realmente no sé como explicar eso pero la forma de armar el capítulo va muy ligada a cómo está ese libro... lo cual puede no ser tan bueno que un mismo fic tenga como pinchemil estilos mezclados pero eso pasa cuando un drabblero se pone a escribir cosas más allá de su límite.

    Los pokémon siempre han hablado entre ellos y si no que le digan a "La isla de los pokémon gigantes" que me devuelvan mi dinero >:C

    Más allá de que lo que menos tenía en mente era hacer ver a Jun como un Santo más bueno (o tarado) que Ash es el hecho de que se le busque por donde se le busque es IMPOSIBLE poder competir por la vía "legal" porque hasta para los más puristas el uso del Ditto de 6ivs es casi obligado. O bueno, al menos eso saqué de una investigación de campo porque, yep, en su momento me puse a lurkear en las entrañas del competitivo sobre los debates de la comunidad sobre el uso del pokehex.

    El capítulo 5 me costó el alma de kaos (?) poder escribirlo porque nomás no me gustaba como quedaba por el pedo del desarrollo de Jun y que no se viera tan emo o que la resolución se sintiese así de PORQUE CREO EN EL PODER DEL AMOR y mágicamente todo se resuelve. Y puff... me atascón de meses para luego escribir algo medio meh pero que medio cuela con todo y que siente harto el YA QUIERO TERMINAR DE ESCRIBIR ESTA MAMADA Y DARLE A LOS TRANCAZOS WEEEEE' y bueh, valió la pena porque al menos me gustó bastante cómo me quedó el que sigue... lástima que el siguiente combate está muy poco documentado y está aburrido AF y de nuevo nos vamos a mega hiatus en lo que resuelvo cómo hacer que el combate no se vea tan cutre y que el chorro del desarrollo como mínimo esté chistosito.

    Ni me voy a poner a contar el número de caracteres que me aventé con esto pero solo diré que de nuevo me cansé y de nuevo Kiwi te esperas para la otra D:
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Borrashooo Borrashooo x 1
  6.  
    Rojo y naranja

    Rojo y naranja Usuario popular

    Acuario
    Miembro desde:
    2 Mayo 2004
    Mensajes:
    821
    Pluma de
    Escritor
    ¡POR FIN LEÍ TU ÚLTIMO CAPÍTULO! DISCULPA QUE TARDARA, PERO LO HICE PORQUE.... (TE DIRÉ LA VERDAD) ¡TÚ CAPÍTULO ERA TAN LARGO QUE DABA PEREZA LEERLO! UGH!
    ¡HE HE! ESA PACHIRISU LES DIO SUS PATADITAS EN EL TRASERO A ESOS ESTÚPIDOS POKÉMON
    ¡LO DE QUE GYARADOS SE HICIERA TAN PESADA QUE CAYERA EN EL SUELO FUE UN EXCELENTE DETALLE!
    ¿LA CRÍA DE KANGHASKAN SIENTE EL MISMO DOLOR QUE SU MADRE CUANDO LA ATACAN O PACHIRISU LAS ATACABA A AMBAS?
    RESOLVISTE MUY BIEN LO DE LOS ÍTEMS
    DIME: ¿LA BATALLA QUE NARRASTE ERA REAL O LA INVENTASTE?
    SOLDADOS ¡FIRMES YA!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    121
    Pluma de
    Escritor
    Holaaaa estoy de vuelta (tipico) típico tarde (tipico) pero siempre aquí :D (tipico).

    En fin hablando del episodio se sintió como una buena introducción, estoy listo para las verdaderas estrategias con la ratita cuqui :3

    No lo puedo creer, un zapdos perdió frente a un pokemon normal looool. Si eso pasó en la vida Real, tengo que ver ese torneo xD

    La crianza, el poder del amor y la amistad lo pueden todo!!! Todoooooo, me parece increíble la Inteligencia de Jun y la determinacion de Pachigod.

    Me impresione cuando vi que tenia el movimiento Protección y sobre todo el nombre del ataque que es el título del Fic, SIGUEME = FOLLOW ME. OMG que estuve ciego jaja. Es increíble.

    Ahora a esperar lo que sigue, larga vida ala ardilla que no se porque la llamé rata lol

    Salu2!!!
     
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    Allister

    Allister Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    3 Enero 2017
    Mensajes:
    178
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Definitivamente una pasada este cap. Lo amé. Sentí tan orgánica y bien hecha la batalla que hasta comencé a imaginarme a los pokes y sus muecas en combate, simplemente genial. El detalle de como adaptar los items competitivos en la historia me ha parecido acertado, que sean como bolsas misteriosas ha sido genial. Tú capítulo ha estado tan bien escrito que me he buscado la pelea en youtube. un buen trabajo Plushy. Me está encantando este fic. Saludos.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  9. Threadmarks: cap 7
     
    Plushy

    Plushy PokéWriter Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,877
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Follow me!
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    3765

    Capítulo 7: Hermandad



    Los dos siguientes días estuvieron llenos de combates y júbilo; todo mundo comentaba sobre Pachirisu, ya fuese para bien o mal, a Jun le entusiasmaba que su técnica diese de qué hablar. La gente tampoco dejaba de murmurar sobre el muy reciente ex campeón que había iniciado con el pie derecho pero que, poco a poco, fue mostrando dificultades para imponerse ante los que codiciaban su título; al final del día le fue imposible pasar por el puntaje obtenido. Con eso, parecía que nadie nunca más podría repetir la gran hazaña de Rizzo ni mucho menos superarle. Ante los ojos del mundo, él seguía siendo el mejor Entrenador Pokémon de todos los tiempos… así hubiese perdido aplastantemente el primer día de la competición.

    Jun había visto el combate desde las gradas. Contempló, como muchos otros entrenadores experimentados, un rostro apático, harto ya de tanto luchar; limitado a lanzar las pokébolas y dar órdenes. Más parecía un oficinista mirando el frío brillo del monitor, tecleando una y otra vez la misma letra: A y el pokémon realizaría un ataque. A y el pokémon cambiaría. A y el pokémon ejecutaría el comando exacto con el que se le programó como único propósito.

    Y no podía culparlo. Tal vez, alguna vez había sido un joven lleno de esperanzas y sueños como todos, sólo que él había podido hacerlas realidad. ¿Y qué pasa después del “fin” de la gran historia de aventuras? Quizá quedaba aparentar que no siempre hay un final feliz.

    Aquella tarde salió del estadio dispuesto a regresar al hotel cuando algo llamó su atención…

    La de él y la de toda la muchedumbre, ya que aquel sujeto estaba dando todo un show.

    Se trataba de un hombre de cabello castaño oscuro, ojos azul acero y buena estatura, aunque no tan prominente como su barba. Él y otras personas ondeaban una bandera mientras señalaban al oeste y comenzaban a corear en un dialecto que Jun nunca había escuchado, pero entonado con tanta pasión y calidez que sintió que no podía tratarse de otra cosa más que el himno de su región. Y al final todos gritaron a viva voz: “Por la gran Iberia”.

    Jun pudo escuchar un par de risitas disimuladas entre el sonido de los flashes de los curiosos y entrenadores que se encontraban en el lugar. Aunque el Iberiano no era ningún jovencito, seguramente con un par de años menos él mismo hubiese hecho lo mismo… con un par de cervezas encima… tal vez.

    De pronto, el entusiasta entrenador pareció mirar hacia donde él se encontraba, le vio cuchichear entre los hinchas hasta que, antes de darse cuenta, ya se encontraba estrechando su mano.

    —¡Chico Pachirisu! ¡Tío, pero qué pasada, JOOODER!

    Antes de poder abrir la boca, el sujeto ya se había tomado una selfie con él (¡y qué mal salió en la foto!) y presentado como “Miguel Marti de la Torre”, no Mart, como decía que a veces los medios internacionales se ensimismaban para llamarle en corto, pero ellos qué iban a saber del honor de los Iberianos por que los llamasen por su nombre de pila. Su propio nombre pareció pasar desapercibido en cuanto mencionó que veía de la lejana Hanja.

    Algo en los ojos de Marti brilló en ese momento y Jun supo que, sin desearlo, había entrado en una especie de extraña hermandad que iba más allá de la sangre o la nacionalidad.

    —¡Hanja, claro! Entonces tú también te sientes como yo, ¿verdad? Estos unovences se sienten LA POLLA, ya sabes, el centro del universo. Sí, sí, he peleado con gente de allá… verdaderos GUERREROS… sí. Y yo les demostraré que LA GRAN IBERIA es más que embutidos, taurosmaquia y mujeres HER-MO-SAS porque también da HOMBRES que son UNO con sus pokémon.

    Con tanta información, Jun sólo tenía un pensamiento en mente:

    “¿Por qué demonios no salí por la puerta sur?”

    Tampoco supo cómo lo envolvió para invitarlo a cenar a uno de los varios restaurantes que se encontraban en los alrededores.

    Aquello era surreal, en el mundo de las competiciones esas cosas no pasaban. La gente era celosa de su información y así ya se hubiesen visto los equipos de cada retador, nunca se sabía cuántos ases bajo la manga quedaban por mostrar. Los más educados apenas y soltaban un “buenos días/tardes” mientras que el resto ni siquiera se dejaba ver. Quizás los grandes conflictos bélicos habían quedado en el pasado o, mejor dicho, simplemente se había cambiado el formato y las batallas ya no se libraban en áridos campos o montañas tempestuosas sino en la arena del Torneo Mundial ante los ojos de millones de personas.

    Una guerra donde todos y cada uno eran enemigos.

    Pero, así como Jun encontraba increíble encontrar a alguien tan abierto y brioso como Marti, él no dejaba de alabar la gran hazaña de Pachirisu. “A estos DOS NEURONAS jamás se le hubiese ocurrido”, exclamó en referencia de los locales. Pidió un submarino de los grandes y una cerveza mientras Jun apenas un plato Kantones y una limonada.

    No era mucho de hablar, siempre se consideró una persona tímida y lejos de mejorar, con los años y el vivir casi confinado a la crianza había hecho que que sus relaciones personales estuviesen limitadas al mundo de los combates, donde se hablaba con ataques en vez de palabras. Apenas y mencionó algo de los pokémon que criaba y lo mucho que lo disfrutaba; cuando dijo que había declinado el título oficial de Campeón, Marti casi se atasca con su bocado. “¡No jodas! ¿En serio?” Él era el campeón de su región, un campeón muy orgulloso de serlo. Aseguraba que el Alto Mando de allá era una cosa seria, mucho más que en otras regiones del mundo y que si la gente poco sabía de las leyendas de su tierra era por culpa de los medios que poco o nada de luz daban fuera de Kanto, Johto y Unova.

    “Como si nadie más en el mundo supiera cómo librar un bien combate, ptff” replicó.

    En parte, tenía razón. Había ediciones del campeonato donde las nacionalidades de quienes pasaban a rondas no sumaban ni siquiera cinco regiones diferentes. Había lugares como la turística Alola que no contaban con una liga y muchas otras donde los campeones regionales caían ante los pesos pesados de las “tres grandes” y no lograban el suficiente puntaje para calificar en el torneo.

    —¿Has estado en Aiwass? Ciudades lindas, CASI tanto como las de algunas partes de Iberia, pero, ¿sabes? Es triste ver que una región con tanto potencial sólo viva de viejas historias y leyendas sobre tiempos mejores. Pero yo no quiero que a nosotros nos sigan viendo como un lugar del pasado. Haré que mi tierra VIVA, VIBRE Y SIENTA la gloria por parte de quienes seguimos vivos.

    Marti reía, alzaba la voz, se le notaba serio, nostálgico, miraba para donde suponía se encontraba su tierra y terminaba sonriendo. En apenas unas horas, sintió como si aquella fuera una reunión con un viejo amigo que no veía en años. Hablaba, hablaba mucho; pero él escuchaba… su sueño por poner a su región en el panorama competitivo, su temor por no estar a la altura “de los grandes”, de lo feliz que le hacía viajar y conocer el mundo para enfrentarse a otros rivales, lo mucho que le calentaba el corazón ser un ejemplo para todos los niños que recién comenzaban su viaje.

    Y Jun sonreía escuchando. Su Pachirisu era toda una novedad, pero no más que encontrar a alguien que, a su juicio, aún no perdía el rumbo…

    Al menos hasta que salió el tema.

    Fue la única vez que su rostro se tornó sombrío.

    —A veces… los tiempos son apretados como para entrenar a más de un equipo. Mierda, muchas responsabilidades, pero… ¡ey! Sabías que para los ENTRENAMIENTOS mis pokémon y yo…

    Poco a poco el color fue regresando al rostro de ambos y, antes de percatarse, la luz de las lámparas del establecimiento era lo único que los iluminaba.

    Se despidió chocando los puños, pidiéndole que diesen lo mejor en las peleas que vendrían.

    —Pero no te AFERRES mucho a la idea de ganar, que esa copa va para LA GRAN MADRE PATRIA.

    —Bueno… Hanja también tiene para pelear —contestó contagiado con ese espíritu que sólo él tenía.

    El tercer día hubo un descanso general en lo que se terminaban los ajustes finales para la verdadera competición. De los ciento veintiocho seleccionados a nivel mundial, sólo pasarían los dieciséis mejores. No fue sorpresa para ninguno de los dos ver en la gran pantalla que ambos habían clasificado, pero sí lo fue enterarse que se enfrentarían en los cuartos de final. Fue apenas un segundo en los que sus miradas se cruzaron. Esta vez no hubo largos discursos con gritos y ademanes. Un segundo en el que ambos se compartieron la felicidad de ser dignos rivales. Jun pasó el resto del día preparándose para lo que vendría.

    Por primera vez en mucho tiempo, se sintió un verdadero campeón que iba demostrar el porqué de su título.





    El estadio se encontraba a reventar, Pachirisu se había convertido en poco tiempo en una mini celebridad de la que todos querían saber. Marti ya se encontraba de su lado del palco, mirando brevemente al público en búsqueda de aliados de su patria que ondearan con orgullo la bandera de la región para hacerse saber el apoyo. Hanja también quedaba lejos y que pocos, salvo quizá gente importante de la política o las competiciones estarían presentes. La mayoría, como su madre, le vería desde casa.

    Pero él no iba a hacer un show de televisión, el estaba ahí para ganar.

    El réferi alzó la bandera y el contador comenzó su marcha atrás.

    —¡Tyranitar, Aegislash! ¡Por la gloria! —gritó Marti a viva voz.

    —¡Talonflame, Gyarados…! ¡A luchar!

    Al materializarse, Gyarados lanzó un poderoso rugido escarmentador; sin embargo, el Tyranitar de Marti, uno bastante grande y variocolor, regresó la provocación rugiendo con más fuerza aún, provocando en el campo una fortísima tormenta de arena a la que él y su compañero eran inmunes.

    Los ojos de Marti ya no se encontraban en las gradas sino en la arena, fijos en un solo punto mientras analizaba todas y cada una de las posibilidades. La mente de Jun también se encontraba trabajando a marchas forzadas planeando el siguiente movimiento de aquel ajedrez de piezas vivas.

    Sin cuestionárselo, Jun extendió el brazo para llamar a Talonflame de regreso, era más que obvio que contra aquel mastodonte de roca no podría hacer mucho para llamar a Pachirisu en su lugar. Incluso a sabiendas de que si el Tyranitar sabía terremoto la cosa se iba a complicar bastante. Casi como una danza sincronizada, con la otra mano tomó el colgante de su cuello para invocar la megaevolución y con ello dotar del elemento siniestro a su fiero pokémon.

    —¡’Danza dragón’!

    Gyarados comenzó a contorsionarse, haciendo un arcano ritual como los antiguos de su especie hacían para ganar el favor de alguna misteriosa fuerza oscura para que los hiciese más fuertes, más rápidos. Un fulgor violeta con negro cubrió su cuerpo durante la danza siniestra hasta sentir el nuevo poder en todas y cada una de sus escamas.

    Para Marti, aquello era una fastuosa pero esperada señal, lo que esperaba que hiciera. Estando Pachirisu a su lado también sabía que Jun haría todo para defender a la siniestra hasta que su poder pudiese barrer con todo. Su misión era impedirlo y sus pokémon estaban más que diseñados para hacer todo el daño posible.

    —¡Tyranitar, ‘avalancha’! ¡Aegislash, ‘bola sombra’ a Pachirisu!

    Aunque no eran unos ases en velocidad, aquellos pokémon eran fieros y los inundaba un aura diga de un buen guerrero. El tiranosaurio verde dio un pequeño pero demoledor salto al piso virtual de la arena de donde, como por arte de magia, se materializaron grandes pedazos de roca maciza que envió en forma de proyectiles al latiguearlos con su cola.

    Pachirisu comenzó a correr en círculos esquivando los pedazos más grandes, pero eran demasiados como para que no golpearan contra su diminuto cuerpo. Por un enorme tamaño, Gyarados se llevó la peor parte y la tormenta lo hacía todavía peor. En la pantalla para el público se podían ver las llamadas “barras de vida”, calculadas por una computadora en tiempo real para dar una idea del daño recibido. Los comentaristas habían clasificado aquel ataque como un “golpe crítico”. Cansada por el ataque de Tyranitar, Pachirisu no pudo hacer nada por esquivar la masa de oscuridad que la espada antigua le había estrellada en la cara. El golpe la hizo retroceder al borde de la arena donde de no ser por las paredes invisibles hubiese salido volando. Jadeando y con un ardor terrible en las mejillas, a Pachirisu no le quedó de otra más que sacar la baya de su bolso para tragársela de un solo bocado. Sintiéndose mejor, regresó al lado de Gyarados, quién también seguía dispuesta a seguir de pie.

    Jun pudo ver que Marti lo había estudiado bien: No sacó el Zapdos que vio que llevaba consigo en el registro a combatir primero por temor a Pachirisu y también había ordenado a Aegislash a atacarla porque sabía que dejarle el campo libre a su pequeña podría costarle caro, como a todos los entrenadores que se confiaron en las preliminares. Esa era una verdadera batalla pokémon.

    Muchas posibilidades se abrían ante sus ojos: Aegislash podría defenderse y Tyranitar atacar; si lo hacía podía inclinarse por ‘avalancha’ para hacer daño a ambos o podría centrar todas sus energías en atacar a Gyarados ahora que estaba débil. La decisión que tomase en ese momento podía ser la decisiva y quizá la última.

    La luz del estado era enceguecedora y el ruido del público tampoco le dejaba oír nada. Fue uno de esos momentos en el que mundo pareció dejar de existir y todo se tornó blanco. En aquel gran trozo de nada sólo existían él y sus pokémon. Él y un pequeño trozo de esperanza, invisible en la enormidad de ese espacio de materia y tiempo.

    Fue incapaz de escuchar la orden apabullante de Marti, de ver sus ademanes, sus ojos llenos de ilusiones y el sudor corriéndole por todo el rostro. Jun sólo pudo sentir su propio corazón latiendo con fuerza y el tenue sonido de su voz.

    —Pachirisu, ‘protección’. Gyarados, ‘terremoto’.

    El gran lagarto verde ya se encontraba posicionado para atacar, pero su enorme y pesado cuerpo tardaría un par de microsegundos más en reaccionar. Pachirisu apenas y tuvo tiempo de envolverse en su cola como un bunker para cuando la acuática, más ágil gracias a la ‘danza dragón’ azotó con toda fuerza la cola al piso, haciendo que una gran grieta se materializara a toda velocidad, como una saeta disparada contra el enemigo…

    Impactó de lleno. Grandes esquirlas de roca sólida salieron disparadas contra los pokémon de Marti como efecto del poderoso ataque. Aegislash fue el primero caer, cayendo su escudo contra el piso y oyéndose el eco metálico retumbando en todo el estadio. Pero Marti no se percató hasta que el grito de dolor de Tyranitar le hizo mella. Una de las piedras “virtuales” del ataque se había impactado justo entre las placas del pecho de la bestia, causándole más daño del debido. Cayó segundos después que sus compañeros y Marti tuvo que mirar hacia la gran pantalla para confirmar que, de un solo movimiento, había perdido a la mitad del equipo.

    El combate no llevaba ni tres minutos de empezado.

    En ese instante, a sus ojos Jun dejó de existir. Estaba ahí, solo, ante el público que lo juzgaba:


    Bocazas,
    perdedor,
    inútil,
    no das el ancho,
    si de verdad eres el MEJOR entrenador de Iberia no nos queremos imaginar al peor…
    porque sólo eres un campeón de segunda de un lugar que a nadie le importa…
    y nunca serás…
    nunca serás…


    A veces pasaban, golpes de suerte para el combatiente, desgracia divina para el retador. Pasaba. Pasaba más seguido de lo esperado. Le había pasado antes y le volvería a pasar. Pero ahí, ahora, sentir que su habilidad, su trabajo… nada de eso importaba ante la suerte…

    Regresó a ambos a la pokébola. Dio un respiro.

    Largo.

    Profundo.

    Y entonces miró hacia donde Jun sin sentirse juzgado, sin ver ni rastro de burla o de una sonrisa altanera en su rostro.

    La actitud de un verdadero campeón.

    —¡Zapdos, Mawile! ¡A combatir!

    La presencia del ave singular seguía ejerciendo presión en el campo. Aún así, Jun sabía de sobra que Marti no era ningún tonto y que no haría ataques eléctricos mientras Pachirisu siguiese de pie; también que no se sentía cómodo con la situación, pero así eran las cosas: a veces la jugada no sale como uno planea mas no queda de otra que salir adelante…

    Mawile, que también presentaba colores anormales, abrió sus grandes fauces y dejó salir un agudo, pero no menos espeluznante chirrido que parecía decir “me los comeré y luego me limpiaré los dientes con sus huesos”, haciendo que hasta Parichisu palideciera… por sus malos gustos alimenticios.

    Marti alzó el brazo para hacer notar una pulsera con los colores de su tierra y la megapiedra incrustada en ella. La apariencia de Mawile cambió tras megaevolucionar haciéndola ver aún más aterradora y hambrienta. Incluso, sacó la lengua para saborear lentamente sin quitarle los ojos a Pachirisu.

    —¡Mawile, esquiva lo que venga! ¡Zapdos, ‘poder oculto’ a Gyarados!

    —¡Pachirisu, ‘sígueme'! ¡Gyarados, ‘danza dragón’!

    El ave del trueno batió sus alas para emprender el vuelo y formar una esfera de energía ambiental. Pero aprovechando la velocidad y el impulso de la casi dragona, Pachirisu salió volando gracias a un golpe de cola bien acomodado, interponiéndose entre Zapdos y Gyarados. Y en el aire, Pachirisu comenzó a bailar.

    De un lado a otro meneaba su colita…

    De un lado a otro iba la mirada del Zapdos que, por alguna extraña razón, se vio tentado en desviar su ataque…

    Y de un lado a otro, Gyarados ondeaba acumulando siniestra energía.

    Marti se mordió el labio, dándose cuenta que había cometido un error fatal al no mandar a Mawile a atacar. No quería perderle, era su pokémon más fuerte en el campo y tenía miedo de cualquier ataque… pero ese miedo sólo había hecho que la acuática se fortaleciera.

    Por otro lado… si se había defendido, era casi seguro que le mandarían a atacar…

    Debía arriesgarse.

    —¡De nuevo, defiende y ataca!

    —¡Gyarados, defiende, Pachirisu, ve por el Zapdos!

    La tipo hada y la siniestra se pusieron en posición de defensa previendo cualquier imprevisto de la batalla que quedó entre la ardillita y el señor del trueno. Zapdos voló alejándose lo más posible de su contrincante quien le perseguía lanzando saltitos. Cuando la esfera de energía estuvo lista, se lazó en picada sosteniéndola con su largo pico para arrojarla en el momento exacto contra Pachirisu.

    El ataque dio en el blanco y ni Jun creyó que iba a poder resistir el ataque.

    El estadio entero estalló en un grito de sorpresa al contemplar que, de la pequeña nube formada por la explosión del ataque y atenuado por la aún presente tormenta de arena, una pequeña silueta voló por los aires para impactarse en la pata del ave, que chilló de tremendo dolor al sentir el impacto del ‘superdiente’.

    Pachirisu había aguantado.

    La ardillita estaba ahí para violar todas las leyes de la física y la voluntad de los dioses. O al menos así lo sintió Marti mientras pintaba una dolorosa sonrisa en su rostro.

    Pachirisu cayó, pero fue amortiguada por la cola de Gyarados cual beisbolista atrapando un home run. La pequeña tenía los ojos cerrados y no iba a poder rendir más en el combate.

    —Hiciste un excelente trabajo, Pachi, es hora de que descanses —susurró tiernamente Jun antes de mandar llamar al siguiente competidor—. ¡Es tu turno, Talonflame!

    El ave de fuego se veía más despierto que otras veces, emitiendo pequeñas brazas con el suave aleteo de sus alas sobre la arena. Movió el cuello y estiró bien sus patas antes de hacer lo que mejor sabía hacer…

    —¡Talonflame, ‘anticipo’!



    Bueno, ese también era un lindo día para apoyar a su amo en lo que requiriera. Voló girando sobre Gyarados creando una pequeña pantalla protectora de brazas cálidas para ella, pero potencialmente peligrosas para algún rival.

    —¡’Cascada’ al Zapdos!

    Rugió al momento de formar una gran masa de agua y lanzarla con brutal fuerza contra la gran ave que nada pudo hacer ante un impacto tan mortífero.

    —¡Mawile, ‘carantoña’ al Gyarados!

    Por fin le era el momento de atacar. Abrió bien grande sus fauces para usarlas como un guante de plomo y golpear en toda la cara a la acuática, terminando con una mordida al cuello que la hizo caer.

    —¡Garchomp, tu turno!

    La serpiente marina fue sustituida por la tiburona terrestre. En teoría, Mawile debía tener cierta ventaja, pero era la última fuerza que a Marti le quedaba y por muy… poco inteligente que se viera ese Talonflame, un ‘pájaro osado’ le haría mucho daño, porque por más extraño que fuese Jun, no existía Talonflame alguno que no tuviera chamuscado PÁJARO OSADO en su cerebro.

    Quedó un par de segundos de pie, mientras su única guerrera esperaba sus órdenes. Extendió su brazo derecho para tomar la banderilla y alzarla en señal de rendición. No tenía caso lastimar a su mejor pokémon por un tonto capricho.

    Una parte importante de estar en lo alto era saber cuándo había que parar.

    Eso sí, decidió no quedarse a escuchar las habladurías del público sobre su desempeño así que apenas se dio por terminado el combate, bajó del palco para dirigirse a la salida contraria a la suya. Aguardó unos instantes hasta que Jun bajara de su posición.

    —¡Ey, chico Pachirisu! Este combate si que fue LA POLLA, MENUDO HOSTIAZO QUE ME HAS DADO.

    —Eh…

    —PERO… el próximo año, volveré a entrar y te voy a quitar el título de campeón.

    —Para eso primero debo ser campeón —dijo riendo.

    —Pues tú a mí no me vas a dejar de HOCICÓN haciendo promesas que no pueda cumplir, ¿eh? —contestó riéndose él también.

    Chocaron los puños una última vez antes de que marchara a descansar. Jun se quedó ahí unos segundos, tratando de procesar todo para después darse la media vuelta y echarse a correr.

    Después de todo, era justo que ahora a él le tocase invitar a cenar a su amigo.
     
    Última edición: 10 Diciembre 2018
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,201
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Es refrescante ver a personas como Miguel Martí de la región Iberia (buen guiño al hack-rom español :D) en estos lugares. Me simpatizó muchísimo a pesar de que se me haría molesto tener a alguien así de enérgico en frente... ah, bueno, mejor eso que cualquier pendejo que apenas te dice "buenos días" o "buenas tardes" y anda con recelo todo el tiempo. Es lo que causan estas competiciones del asco...

    Me cayó tan bien que me dio penita ver cómo su Tyranitar se comió un Crítico y el público se le fue encima como una jauría de Houndoom famélicos. Y eso que últimamente los Tyranitar me están cayendo como el ojete... al igual que los Garchomp (bueno, la de Jun se salva :V)

    Al menos sabe que es mejor no arriesgar a su Mawile, que es su "regalona" -w-U. Es algo muy tierno que no se ve mucho, claro... casi nunca se ven ese tipo de situaciones en el animeverse donde un entrenador decide rendirse para evitar que su criaturita se desmaye de la exhausción... pero seguro en el mundo competitivo las retiradas son muy frecuentes (sobre todo los RAGEQUIT xD)

    También se nota que el campeón defensor, Ray Rizzo, ya no disfruta de esto para nada. Bueno, con Pokémon chetados, CUALQUIERA GANA >:V. Y llega el día en que uno se aburre y... bueno, termina cayendo en la mediocridad. Bah, a la mierda él.

    Espero que Pachirisu reciba una buena cena por tener que aguantar tanto putazo... una vez más nwnU.

    ¿Y cómo carajos es que nadie usa Roca Sigilosa?
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  11.  
    Gold

    Gold Equipo administrativo Beta-reader

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Junio 2010
    Mensajes:
    191
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Dejaré un comentario chiquito, no me mates Peluche D: será más que nada fangirleo(?).

    A pesar de ser un cap rápido, no lo sentí carente de información. Al contrario, se me hizo muy dinámico y bien explicado, mostrando más que nada el lado de Marti para con la competencia y la verdad es que la caracterización del competidor me pareció muy apropiada. Como dije, estuve sumamente desconectado en el mundial del 2014 en su mayoría, pero si me imagino a Marti actuando así porque en la realidad, los competidores españoles rara vez llegan lejos (y los latinoamericanos la tienen todavía peor, pero eso es otro tema)... La copa siempre se disputa entre Estadounidenses y nipones, por lo que no sería raro imaginar el orgullo que tendría Marti al competir como el único representante de su nación, todo el orgullo y energía que debía sentir en esos momentos.

    El "bonding" con Jun me pareció apropiado, sin mala sangre, y me gustó como esta vez este cap se enfocó un poquito más desde el lado del rival, narrar como lo hacía estar perdiendo tan abrumadoramente y como eso lo hacía sentir, las miradas acusatorias del público, las burlas, todo lo que tuvo que soportar a pesar de estar en las grandes ligas, simplemente porque a pesar de ser el mejor de su país, no era el mejor de los competidores a ojos del resto. Ese momento cuando choca miradas con Jun, y se da cuenta de que está peleando con un oponente con valores/un poco más de moral que el resto y eso lo motiva a seguir un poco más adelante, tratando de no rendirse tan fácil pero al final no tiene opción al caer tan horriblemente frente al asiático.

    Pero a pesar de que se rinde, no siente rencor hacia Jun, no siente que él lo está menospreciando y siente que verdaderamente se hicieron amigos en el ring, donde al parecer no hay oportunidad para eso, porque todos quieren ser el mejor y si tratas de acercarte aunque sea un pelo seguro pronto piensan que les quieres robar sus jugadas y hacerlos caer.

    La derrota de Marti me pareció cuanto menos curiosa, porque en el resto de campeonatos que he visto, es rarísimo ver como Pokémon así caen de pocos golpes, la gran mayoría aguanta una buena paliza o parte de una buena paliza antes de caer. Pero los suyos no, caen como moscas uno tras otro, y esto me hace pensar en que Smogon jodió un chingo también el competitivo; no he visto muy detalladamente el combate, pero me da la impresión que Marti llegó ahí usando más o menos variables de los sets de Smogon y tuvo suerte de no caer antes.

    Smogon es muy útil si apenas te estás iniciando, te dice una guía de más o menos que funciona, pero lo malo es eso, al ser algo tan común ya los pros se la saben al derecho y al revés, sin mencionar que muchas veces (la gran mayoría, actually) es crear Pokes glasscanon. Todos los sets de la Academia de Smogon están hechos igual, 252 en dos atributos en los que el Poke resalte y 4 restantes en alguna característica que flaquee y hasta ahí, con ataques más o menos destructores, pero eso al final crea más desventajas que debilidades, porque donde le peguen con un ataque suficientemente fuerte digamos a un Garchomp que no tiene nada de defensa, o no tiene algo para compensar, se lo van a bajar. So, lo bonito del competitivo es experimentar (like nuestro amigo asiático con la ardilla(???)) pero está tan limitado porque muchos creen que solo Smogon o cualquier otra cosa y eso lleva a desastres como los de Marti.

    Es pura especulación esta verborrea mía, pero no puedo evitar pensarlo al ver una caída tan abrumadora de un competidor que llegó tan lejos.

    Plushy, gimme more!
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  12.  
    Rojo y naranja

    Rojo y naranja Usuario popular

    Acuario
    Miembro desde:
    2 Mayo 2004
    Mensajes:
    821
    Pluma de
    Escritor
    ¡ME SORPRENDE QUE PUSIERAS A UN ESPAÑOL! Y COMO TAL ES MUY MAL HABLADO
    ¿QUÉ ES HANJA?
    ¿OTRO ZAPDOS? SE VE QUE EN LOS TORNEOS OFICIALES REPITEN MUCHO LOS POKÉMON
    TARDE UN POCO EN ENTENDER, AL PARECER MARTI PERDIÓ PORQUE SE RINDIÓ ¡QUÉ HORROR!
     
    Última edición: 12 Diciembre 2018
  13.  
    DoctorSpring

    DoctorSpring Disgregrador

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Septiembre 2016
    Mensajes:
    268
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Buenas tardes, primero que nada, aclarar que esta critica corresponde a los capítulos 5 y 6 que debo decir que me encantaron bastante. Vamos por partes. Este es un comentario que tenía pendiente desde hace rato así que empecemos sin más dilación.

    En el capítulo 6 nos muestras más detalles sobre la ilegalidad de los pokémon y sobre la corrupción en el mundo del competitivo, aparte de que tenemos, aparte de que tenemos al equipo de Jun interactuando entre si lo que en realidad es bastante tierno. Me gustaron las personalidades de las criaturas, sobre todo el gardevoir macho y el talonflame obsesionado con hacer pájaro osado, deseo que por fin vio cumplido en el siguiente capítulo. No veo nada mas que comentar pues esta parte es la previa al inicio del torneo que es donde en realidad te luciste.

    La batalla ha sido muy bien narrada, me gustó como adaptaste las mecánicas de juego de una manera que tuvieran el mayor sentido posible, como el tema de las bolsas de cuero (aunque creo haber visto eso antes, igual lo implementaste bien así), los diferentes tipos de protección, en vez de ser solo el escudito genérico que sale en los juegos, y el uso del sustituto por parte del garchomp. También me encantó la narración de Jun llegando al estadio con esas burlas sobre la sobrexplotación del dragón de tierra.

    Algunas veces se me fue el hilo de la historia, no pudiendo adivinar quien pegaba a quien, pero eso puede ser porque me emocioné mucho leyendo. De cualquier manera, eso se resuelve con la práctica.

    No tengo nada que criticar al respecto, excepto algunos dedazos que apenas noté, aunque no interrumpen para nada la inmersión e incluso podría decir que ni siquiera vale la pena corregirlos.

    En resumen, una excelente pelea y un genial par de capítulos. Espero poder ver los que siguen.
     
    • Adorable Adorable x 1
  14.  
    Maze

    Maze Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    408
    Pluma de
    Escritor
    No sé por qué te viene tanta inseguridad con Fellow me... ¡Porque este cap estuvo de puta madre!

    Marti es besto. Besto españolete ostia tío Recurrente Carantoña Pájaro Osado Onda Mental. Aún hay alguien allá afuera que no es un jerk, alguien que puede perder por capricho de la suerte y mantener el tipo, como un hombre. Me encantó el hecho de que fuera el ver a Jun, concentrado en la batalla, lo que evitara que se viniera abajo. Porque, claro, el tipo se ha impuesto a sí mismo una carga muy pesada, y si bien trata de llevarla con el ánimo alto y una canción en el corazón, también sufre sus inseguridades y esa presión le hace mella, cómo no.

    Yo sí disfruto el combate competitivo, y esta batalla me gustó, mucho. El cómo se analizan uno a otro, predicen bien y predicen mal, idas y venidas, golpes, de suerte, y algo de humor en medio. Y al final... es que este tío es tan legal que se rinde para no herir a Mawile, y ¡tiene una pulserita con los colores de su tierra! Y al final va y da su apoyo a Jun, que acaba de ganar algo bastante más grande que una batalla. Y tal vez logre probar que, dentro de ese mundo del competitivo, aún hay lugar para la originalidad y el valor... pero Marti acaba de demostrarle que también para la amistad y el juego limpio. En serio, qué cosa tan buena acabo de leer.

    Solo un par de cosas:


    :anicry::anicry::anicry:
    Kinda racist but not inaccurate.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso