Ciencia ficción Flecha

Tema en 'Relatos' iniciado por Yandros, 29 Abril 2020.

  1.  
    Yandros

    Yandros Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2019
    Mensajes:
    58
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Flecha
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2361
    Salí a la superficie.
    Sabía que si me pillaban me pasaría como al Rata, que lo tuvieron dos semanas en la cámara de desinfección a base de gases pestilentes y duchas de oxígeno concentrado. Pero si las historias eran ciertas, uno podía hacerse rico con los pequeños tesoros ocultos entre las ruinas.
    Me desilusionó un poco encontrarme el cielo cubierto de nubes. En la escuela nos habían enseñado fotos de las nubes. Había de muchos tipos; pequeñas y redondas como algodones, alargadas como jirones de tela y oscuras como los túneles de acceso al exterior. Pero no las había visto en movimiento, ni estaba preparado para sentir el viento sobre la cara. Era parecido al aire de los extractores cuando paseabas por los límites de la ciudadela, pero a diferencia de éste, el viento cambiaba de dirección y de intensidad. Era algo desconcertante.
    - Un paso más y te abro el melón de un flechazo
    Me quedé petrificado, mirando al cielo en mitad del silencio sin atreverme ni siquiera a bajar la cabeza. La voz era femenina, apenas un susurro, firme. Empecé a darme la vuelta lentamente.
    - No te vuelvas hasta que yo te lo diga o te abro un tercer ojo, capullo
    - Per..perdona…
    - No pareces un patrullero. ¿Qué haces aquí?- me preguntó
    - Yo solo quería…estaba…-tartamudeé
    - Deja de tartamudear, niñato, ¿vas a contestar o a mearte en los pantalones?
    - No soy…no soy ningún niñato, tengo dieciséis años- acerté a decir.
    - Y eso que más da, hay gente que es un niñato toda su vida. ¿Venías a buscar tesoros como todos los niñatos?
    - Si…- me sentía algo ridículo ahora que mencionaba lo de los tesoros
    - Lo que imaginaba. Otro buscatesoros hijo de papá.
    - No…no tengo padre. Murió durante la última evacuación.
    - Me partes el alma…camina hasta ese edificio gris y métete en el portal, rápido.
    - Yo…no llevo armas ni nada, no voy a hacer nada, deja que me vaya- supliqué
    - Camina y calla, los patrulleros llegarán en un momento con todo el jaleo que has armado saliendo del túnel.
    - Pero si no he hecho ruido, me he puesto botas de goma…
    - Los niñatos os ponéis botas de goma, traéis cantimploras con agua desinfectada, mascarillas con filtro de ozono y ya os creéis que sois exploradores del exterior. Te mueves como un elefante en una tienda de cacerolas, camina antes de que lleguen otros menos amables que yo…
    - ¿O..Otros?
    Mientras caminaba hacia el portal, recordé las historias que nos contaban los chicos mayores acerca del exterior. Gente mutilada y deforme que se comían unos a otros, animales mutantes que acechaban tras cada esquina, cadáveres que se levantaban de repente…Mi abuela siempre me decía que eran historias inventadas por el propio gobierno de la ciudadela para evitar que saliéramos al exterior. “Un mutante hambriento siempre da más miedo que una radiación que no puedes ver”, me decía sonriendo. Por ahora no veía cadáveres por el suelo ni animales extraños esperando para devorarme, pero sentí un poco de miedo. Los escombros se acumulaban por todos lados; cascotes, restos de madera, vidrios, plásticos, latas... Un ejército de cucarachas corría de forma desordenada entre los desperdicios. En el colegio siempre nos decían que los insectos eran los seres vivos mejor preparados para evolucionar tras la catástrofe, y que teníamos que aprender de ellos, pero a mí me seguían dando algo de asco.
    - ¿Qué son esas cosas que hay en el aire?- pregunté mientras veía formas que pasaban de un edificio a otro
    - Cuervos. Urracas, palomas, golondrinas. Pájaros, niño-gusano. ¿No os enseñan eso en la escuela?
    - No soy ningún niño- mascullé cada vez más irritado - Nunca había visto nada que tuviera vida y que volara.
    - Pues quédate tumbado en el suelo sin moverte y los verás muy de cerca. Les encanta arrancar la carne de los cadáveres a picotazos.
    Sentí un escalofrío. A lo mejor los animales mutantes que se mencionaban en los cuentos no eran mamíferos enormes y terroríficos de tres cabezas y zarpas de acero, sino esos bichejos voladores.
    -Entra- me dijo - Sube unas escaleras que encontrarás a tu izquierda, Cuando llegues arriba, entra en la primera sala a la derecha y vete hasta la pared del fondo. El edificio olía a humedad y madera podrida. Capas de mugre y polvo se acumulaban en las esquinas. Al apoyarme en la barandilla, noté un tacto áspero y retiré la mano rápidamente, mientras escuché como se reía tras de mí.
    - Vaya, ¿al chico-gusano no le gusta el óxido?
    - Esto…esto es ¿radiactivo? - pregunté con un hilo de voz
    - Todo es radiactivo. No sé como un chico-gusano tan cagueta como tú ha tenido valor de subir a la superficie.
    - Dicen que aquí hay tesoros…
    - ¿Quién lo dice? ¿Otros chicos-gusano? Pero si la mitad de vosotros asoma la nariz por un túnel y se caga de miedo. Seguro que luego os quedáis horas en los túneles inventando historias que contar a vuestros amiguitos para que no os llamen cobardes. Camina hasta el fondo y siéntate en el suelo.
    Llegué hasta la pared. La claridad entraba a través de los huecos de las paredes. Ventanas, creo que le llamaban. Pero no tenían cristales como la de los cuentos. El viento racheaba a través de ella y movía la suciedad de un lado a otro.
    - Venga date la vuelta, chico-gusano, y siéntate. Y nada de intentar escapar o te lleno de óxido por dentro también.
    Me di la vuelta lentamente. Una chica me apuntaba con una ballesta cargada con un hierro afilado. Era más baja que yo, de aspecto enclenque y ropas oscuras. Un pañuelo le rodeaba la parte inferior de la cara. Sus ojos oscuros me miraban fijamente. Esperaba haberme encontrado con algún engendro de piel escamada por la radiación y ojos saltones. No parecía ser ningún mutante, y si lo fuera, quizás los mutantes no eran tan horribles…
    - ¿Qué miras niño gusano? ¿Nunca has visto a una chica o qué? Te va a entrar la radiación por toda la bocaza como no la cierres. Métete en esa caja cuadrada y túmbate - dijo mientras sacaba un puñal herrumbroso del cinto.
    - No…no, por favor, no me hagas nada…
    - Joder, que crío, que no voy a hacerte nada, es para asegurarme que estás quietecito. Haz lo que te digo y observa el espejo del techo.
    Me metí en la caja cuadrada. Estaba hecha de metal recio, tendría un metro de altura y unos dos metros de lado. La chica se metió dentro y se tumbó junto a mí. Noté el puñal cerca de mi garganta. Contuve la respiración esperando lo peor.
    - Shhhh. No voy a hacerte nada. Mira el espejo del techo de la sala.
    En la esquina oblicua había un espejo colgado. En realidad había uno en cada esquina. Desde los dos que podía ver sin mover el cuello, observé que se divisaba la plaza y la salida del túnel que me había llevado hasta allí. Cuatro formas blancas se movían entre los escombros. Llevaban algo en los brazos, pero no acertaba a ver que eran. Apuntaban en varias direcciones.
    - ¿Quiénes son?- Susurré
    - Tus malditos patrulleros. Si te ven vas a preferir que te hubiera ensartado con la flecha. Silencio.
    Esperamos un tiempo que se me hizo eterno. Tragar saliva hacía que notara el cuchillo oxidado en mi garganta. Sentía la suciedad flotando a mí alrededor, la respiración pausada de la chica junto a mi oreja. No olía mal para vivir rodeada de desperdicios. Las formas blancas seguían barriendo el aire con aquellos extraños aparatos. Miraba al espejo y luego la miraba a ella. Hombres vestidos de blanco, chica vestida de negro. De repente se levantó de un salto. Miré al espejo. No había nadie allá afuera.
    - Levanta, chico-gusano, tenemos que alejarnos de las bocas de los túneles, dijo mientras guardaba su puñal y cogía de nuevo la ballesta
    - Me llamo Heriold…
    - Muy bien, chico-gusano, bonito nombre. Aquí no te valdrá de nada
    - ¿Y por qué he de tener un nombre aquí? ¿Por qué nos hemos metido en esta caja cuadrada?
    La chica me miró fijamente como si pensara que yo era retrasado. Resopló.
    - ¿Realmente no sabéis que les hacen a los que salen al exterior?
    - Sí, tengo un amigo que salió una vez y lo tuvieron dos semanas en una cámara de desinfección y …
    - Tonterías. Los patrulleros nunca se han llevado de vuelta a ningún explorador que saliera de forma ilegal sin las ridículas protecciones que llevan ellos. Los ejecutan allí donde los encuentran. Desde lejos, nada de mancharse las manos. Los cuervos y todos esos pajaritos que tanto te gustan se encargan del resto.
    - Pero, mi amigo el Rata…
    - Tu amigo el Rata ni siquiera asomaría la nariz fuera de la zona de penumbra. Si pone un pie fuera del túnel, no vuelve. He visto caer a unos cuantos, chico-gusano. Os detectan cerca de la zona de penumbra. Deben de tener sensores de movimiento, de calor, de ultrasonidos…yo que sé. Pero siempre que sale un mocoso por la boca de algún túnel los patrulleros llegan al instante. Casi siempre lo encuentran. Has tenido suerte de hacer tanto ruido y que te escuchara…
    - ¿Por qué nos hemos metido en la caja?
    - Pero chico, ¿no sabes nada de nada? Los patrulleros llevan una especie de sensor de radiación. Te rastrean con esos aparatejos hasta que te encuentran. El plomo, -dijo tocando la caja- aísla la radiación que emites y no pueden detectarla.
    - ¿Y cómo sabes eso?
    La chica dejó la ballesta a un lado y se echó a reír. Me hizo sentir ridículo. Me encantaría que viniese a la ciudadela y enseñarle como funciona un pozo geotérmico o un condensador de magma. Seguro que allí arriba no tenían ni idea de aquellos inventos.
    - Chico-gusano, eso lo sabe hasta un niño de pecho. Tenemos cajas cuadradas por todos los barracones de observación. Es mejor para nosotros que nos tomen por mutantes descerebrados que estamos extinguiéndonos lentamente…Anda, vámonos…
    - ¿A dónde?
    - Al poblado. Tendrán que examinarte para ver la tolerancia que tienes a la radiactividad, a ver si podemos hacer algo con esa piel de doncella que tienes…-dijo, mientras recogía una mochila del suelo y se la colgaba al hombro.
    - Pero yo…tengo que volver…no puedo quedarme aquí, la radiación…
    - ¿El chico-gusano quiere volver con su mamá?- me interrumpió mientras se bajaba el pañuelo- Te van a freír a tiros, chico estúpido, haz lo que te venga en gana, pero espera a que me haya alejado al menos, no quiero que me vean estos usureros blancos…¿Crees que los patrulleros te van a dejar pasar con regalitos en forma de lata oxidada y cucarachas fluorescentes para tu mamaíta y tus amigos?- Siguió acercándose susurrándome y sonriendo, con ese aire de suficiencia- ¿Vas a contarle a tu mamaíta como te has manchado las manos de óxido radiactivo y te va a acurrucar en tu casita bajo tierra…?
    - ¡Mi madre está muerta, gilipollas! –grité de rabia al tiempo que le daba un empujón. Se tambaleó ligeramente y su cara de sorpresa me dio fuerzas para seguir hablando- mi padre murió durante la última evacuación de la ciudadela cuando yo era un crío. Mi madre murió hace cinco años, de hipoxia cerebral, al igual que mi abuela, que mi abuelo y que la mitad de la gente allí abajo. Muchos de nosotros mueren de eso, lo sabías, ¿chica lista? No, ¿verdad? A lo mejor tu eres una chica lista aquí arriba, pero me gustaría verte allá abajo, sin padres, sin familia, sin esperanzas, explorando túneles de mierda que llevan un siglo abandonados para ver si encuentro ratas que se dejen cazar, con el miedo de saber si la tierra se caerá sobre mi cabeza o si el suelo se hundirá bajo mis pies. No, chica lista, me tomas por el hijo de algún magnate de los pozos de magma, rico hasta las orejas y malcriado. Deja de actuar como si fueras mayor, seguro que tienes mi edad o incluso menos, y te las das de lista para ocultar tu miedo, porque…
    Ni siquiera acerté a ver el movimiento de su brazo. Incluso escuché el sonido antes de sentir el bofetón en plena mejilla. La miré enfurecido, rojo de rabia, me daban ganas de estrangularla allí mismo…
    - Tranquilo, chico-gusano. Guarda tus fuerzas para sobrevivir. Te he salvado el culo hoy, estoy contigo, ¿eh? Pero no me sermonees, a ver si la próxima vez me lo pienso y dejo que te vayas con tus amigos los bata-blanca. ¿Cómo has dicho que te llamas?
    - Heriold…-mascullé entre dientes aguantando mi rabia
    - Vamos Heriold, hay que convertir al gusano en mariposa…dijo mientras me tendía la mano
    La miré desconfiado. Sonrió. No era la sonrisa de autosuficiencia de antes, de medio lado y mirando de arriba abajo. Era una sonrisa de complicidad. Quizás era la forma que la chica dura tenía de pedir perdón. Si lo que decía de los patrulleros era cierto…Le tendí la mano y salimos juntos de aquel edificio. Andamos en silencio entre callejuelas pestilentes y oscuras mientras mi cabeza daba vueltas.
    - ¿Cómo te llamas?- le pregunté
    - Todos me llaman Flecha.
    - ¿Flecha? ¿Porque te llaman así?
    - Aquí arriba los nombres significan algo, chico-mariposa, cuando hablamos con alguien necesitamos saber qué utilidad tiene para el grupo, cual es su rango.
    - ¿Y por qué Flecha?
    Flecha sonrió, se paró y señaló con el dedo un cartel medio caído al final de la calle.
    - ¿Ves ese cartel?
    - Sí
    En una fracción de segundo cogió la ballesta de su espalda, cargó un hierro afilado y disparó. Se oyó un sonido sordo al tiempo que el cartel caía al suelo. Me miró sonriendo mientras guardaba de nuevo su arma. Me gustaba su sonrisa.
    - Flecha - murmuré
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Its

    Its Usuario popular

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    748
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    No sé si es por el tipo de narración o el vocabulario en los diálogos pero me ha recordado a historias que leía de adolescente.

    El principio me ha parecido confuso, saltando de una idea a otra. Pensamientos a los que no les encontraba conexión, ni entendía la confusión del protagonista en algunos puntos. No quiere que le pase como a Rata, busca tesoros en ruinas, se sorprende de las nubes, luego del viento, hace una comparación extraña mencionando una ciudadela... y todo en un solo párrafo. Según ha ido avanzando la historia he ido comprendiendo poco a poco y si te soy sincera he vuelto a empezar a leerlo otra vez desde el principio. Entiendo que quieras crear ese ambiente de confusión que se irá esclareciendo a medida que avance el relato pero en algunos puntos me hubiera gustado una descripción más detallada, explicar un poco más sus pensamientos para conseguir meterme mejor en la ambientación.

    Los diálogos me gustan, ella tiene un vocabulario y forma de hablar muy característico que denota la forma de vida que ha llevado y su necesidad de ser fuerte. Las conversaciones son entretenidas y dan mucha información. En el trascurso de la historia estoy convencida que irán evolucionando. La narración, como ya he mencionado, me hubiera gustado que fuera más detallada.

    La trama es interesante, con muchas incógnitas que hay que ir descubriendo. Todavía hay muchas palabras que se han ido mencionando que me causan mucha curiosidad: los mutantes, la ciudadela, los patrulleros... tiene pinta de ser una gran aventura. Él tiene un pasado duro inesperado, la comparativa con otros jóvenes que viven bajo tierra me ha resultado de lo más curiosa y confusa también. Dejas ver que ambos tienen un pasado duro y al final se terminarán entendiendo, sólo hay que ver el cambio de actitud de Flecha al preguntarle por su nombre una vez de conocer su pasado.

    Algunas cosillas a mejorar: después de los diálogos se te olvida poner punto en algunas ocasiones. Separa los diálogos y las narraciones en distintos párrafos, dejando espacio entre ellos. Todo seguido lía un poco. De hecho, en algunas ocasiones has mezclado el dialogo con la narración. Te dejo un ejemplo:

    A partir de "El edificio olía..." no forma parte del diálogo. La narración tendría que estar en otro párrafo diferenciado.
    La última frase me parece que estaría mejor así: escuché como alguien se reía tras de mí.

    Nos vemos en el próximo capítulo ;)
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Yandros

    Yandros Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2019
    Mensajes:
    58
    Pluma de
    Escritor
    Muchas gracias its! Es agradable ver como alguien desgrana tus escritos y se sumerge en ellos. Tomare nota!
     
  4.  
    Ichiinou

    Ichiinou Líder de críticos Comentarista destacado Crítico #TeamWarzone

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2015
    Mensajes:
    3,995
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡Hola Yandros! Encantada de pasar por aquí a leerte, creo que lo echaba de menos. En fin, a mí siempre me han gustado los rollos distópicos y este no iba a ser la excepción. Realmente se me hizo muy ameno de leer, aunque al principio pensara que fuese a ser largo y tal, me gustó mucho. Me agrada el personaje de Flecha, me hace gracia hasta cuando menosprecia a Heriold, que por mucho que le montase una escenita a mí solamente me lo hizo parecer más ridículo, como dejándose llevar por todas las provocaciones de la chica.
    En cualquier caso, me gusta como poco a poco Flecha (bonito nombre por cierto) le va desenmascarando poco a poco la realidad en la que vivía y que finalmente supongo que se terminará dando cuenta de que viven en una gran mentira. Las historias sobre niños que habían salido y encontrado tesoros y la gloria y que te das cuenta que todo eso era una inmensa mentira y que lo que les pasaba era lo obvio, que se les castigaba por salir y los que volvían eran los más cobardes que contaban las típicas mentiras de crío que le gusta alardear. En fin, construyes bien la historia y me hace imaginármela completamente en mi cabeza. Supongo que viste Tengen Toppa Gurren Lagan, me recuerda un poco a eso, mezclado con The 100.
    Me mola este futuro porque se ve así como un tiempo en donde la tierra se convirtió en un montón de cascotes y de chatarra oxidada, pero que un grupo de gente sobrevive a pesar de todo en una pequeña aldea (o varias) no sé, es ese tipo de futuro distópico en el que la tierra está derruida. En fin, me ha agradado, me ha agradado la imagen del punto de observación, es inteligente y además tal y como lo describiste lo imaginé totalmente. Me esperaba como una reflexión del tío medio rara, al estar pegadísimo a la chica, pero al final no pasó. xD
    Que por cierto, imagino que esto es el inicio de una historia, porque no me parece que tenga conclusión, así que imagino que aspiras a hacer más capítulos de la misma, por lo que debería ir en la sección de "Novelas" no de Relatos, que aquí van las historias de un único capítulo. Que a lo mejor me equivoco, yo que sé. Que por cierto, one shot significa historia de un solo capítulo, que vi que tenías esa duda en mi tema de críticos.
    Ahora paso a la parte técnica, porque que me dé cuenta así mismo, sobre la historia no tengo nada más que comentar y hay algunos aspectos que tienes que pulir en esta parte. Que por cierto, achaco a algunos "errores" que puedes haber escrito el relato desde un móvil o tablet. ¿Es esto cierto?

    Primero, si te fijas acabas muchos párrafos sin el punto final, eso es el fallo más notorio del que me di cuenta mientras fui leyendo. Aunque acabo de ver que esto te lo dijo Its más arriba.

    Obviamente como te darás cuenta, ese cuándo no tiene que ir con mayúscula, ya que va después de una coma.
    Lo segundo que subrayo ya te lo señaló Its por lo que no me voy a extender sobre ello.

    Te faltó el guión que separa el diálogo de la acotación sobre lo dicho. Ahí puedes ver que te falta un punto y final en el párrafo, para que tengas un ejemplo.

    Aquí lo mismo que arriba. Que por cierto, me gustó esta frase porque me pareció como que ese es el preludio para ver un cambio del personaje importante. Que por ahora no me resulta muy agradable y la que más me gusta es Flecha.

    En fin, nada más que añadir, que cuando estaba redactando esta crítica, ya vi que varias cosas las había señalado Its, así que no hay mucho que decir después de eso.

    Muchas gracias por solicitar una crítica en mi tema y espero que haya sido de tu agrado. Y por favor, avísame cuando tengas un nuevo capítulo de tu historia, si decides seguir con ella, porque me encantará leerlo.

    Sigue escribiendo.

    :\*u*/:
     
    • Adorable Adorable x 1
  5.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido Crítico Crítico del mes

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,032
    Pluma de
    Escritor
    Cuando leí el género me dije tienes que leer sí o sí ese relato.

    Primero que nada, debo decir que la introducción me ha parecido la más acertada y que además brinda un halo de misterio que a mi perspectiva llama al lector a continuar leyendo. Debo decir que, al principio al darle importancia a las nubes me llegué a preguntar si serían muy importantes a futuro, pero al final me di cuenta que es una forma de decirle al lector que dicho personaje vivía encerrado, aunque no comprendí del todo porqué se sintió desilusionado, por lo menos yo, al ver las nubes en real me volvería loca. Al final es cada quién quien se expresa a su forma.

    Debo decir que algo que realmente me gustó fue la interacción entre ambos personajes; Los diálogos, y no quisiera enfocarme en sí en la forma en que hablaron, sino en la forma en que tú los utilizaste para describirnos la vida que ellos llevan. Fue gracias a éstos que me pude envolver en la historia e imaginarme lo que había sucedido. Puntos principales: Hubo una catástrofe y dos grupos; los humanos que sobrevivieron en el exterior y los humanos que sobrevivieron en una especie de bunker-cuadro. También, con los diálogos, me percate de la forma en que ellos viven y sobre su pasado. No fue necesario que se nos detallara desde un principio que esto paso y que uno de los sobrevivientes se aventuró y luego se encontró con tal personas y de allí partes. No. Tú nos abriste el panorama desde en medio (por así decirlo, no desde el principio) y nos fuiste armando, estructurando, la historia mediante conversación y precisamente eso es lo que me llamó mucho la atención y me gustó del relato.
    Y es cierto, este relato parece más el prólogo de una historia larga porque tiene mucho potencial, y mucho mundo y misterio que descubrir y responder al varias incógnitas generadas.

    El final me gustó, no solo porque hizo sentido con el título, también porque me pareció muy interesante que en el exterior se nombre a las personas por su utilidad. Y ese detalle hizo que comprendiera todavía más porque Flecha le dijo esto:
    Respecto a lo técnico, hay un par de cosas que si quiero destacar. Antes que nada, la falta de puntos al finalizar un dialogo, oración o párrafos, en algunas ocasiones. Y luego uso del guion de forma correcta. Aunque noté que esos puntos ya te los recalcaron. Te invito a que hagas caso y edites ese mismo texto.
    Hay que tener en cuanta esos detallitos para próximos relatos, porque aunque si son detallitos, suelen ser un poco molestos para algunos.

    Una recomendación que te daría sería separar los párrafos uno de otro porque, aunque es valido, cuando la lectura se ve toda junta lo que puede hacer es ahuyentar al usuario debido a que suele ser incomodo, mareante y hasta perderse en la lectura ver texto y texto sin un espacio.

    Y pues nada, eso sería todo de mi parte. Espero ver más cosas de ti.
    Un saludo compañera.
     
    Última edición: 2 Mayo 2020
    • Adorable Adorable x 2
  6.  
    Yandros

    Yandros Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2019
    Mensajes:
    58
    Pluma de
    Escritor
    Quiero agradeceros a todos vuestras palabras. Como le decía a Its, no hay mayor satisfacción que ver que la gente lee tus escritos y que al menos "les produce algo". La indiferencia es el peor castigo para quien escribe. El relato puede gustar poco o mucho, detalles que impactan más que menos, cosas que pulir...de todo. Pero si no deja indiferente, el objetivo está cumplido.
    Siento deciros que no forma parte de una novela que tuviera pensado escribir...aunque quien sabe xD
    Hace 7 u 8 años hice un par de curso en la Escuela de Escritores y fui puliendo los relatos cortos. Este escrito es de 2012 o así xD.
    Siempre me han gustado la realidades distópicas, el pensar en realidades diferentes pero siempre con un trasfondo sobre el ser humano y la sociedad, sobre cómo se comportaría en determinadas situaciones
    Besos y abrazos a todos, espero que estéis bien
     
    • Adorable Adorable x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso