Fantasía Fiebre de Juegos

Tema en 'Relatos' iniciado por Dark RS, 25 Junio 2020.

  1.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,455
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fiebre de Juegos
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1220
    Una pequeña aclaración antes de comenzar. A continuación hay referencias de videojuegos, cambiando nombres y elementos, pero el escrito no se trata sobre dichos juegos, sino lo que significan en el trasfondo del escrito. Hay referencias a cinco videojuegos, a ver si los pueden reconocer. También espero que sea claro lo que sucede en realidad. Sin más preámbulos, comienza.


    Fiebre de Juegos



    Hace mucho frío…




    ¿Dónde estoy? Parece ser de noche… ¿Es esto un poblado? ¿Poblado? ¿Desde cuándo sé esa palabra?

    —No te alejes de mi lado —me dice alguien.


    Busco a esa persona que me habló, y la encuentro frente a mí, no sé por qué no lo había visto antes… ¿Es papi? ¿Por qué está vestido como en ese juego? Incluso tiene eso que detiene a los malos y los hace volver a la tierra como si fueran agua con burbujas.

    —¡Ahí está! —escucho gritar a alguien.

    —¡Cogedlo, no dejes que escape! —grita alguien más.


    Tengo miedo. Son los malos, y se acercan a mí.

    —Espera aquí —me dice papi.


    Yo me agacho, cubriendo mis oídos y cerrando mis ojos. Tengo mucho miedo. Escucho ruidos fuertes. Luego nada, abro los ojos, y papi está metiendo cosas pequeñas en esa cosa que detiene a los malos.

    —Sígueme —me pide. Y yo de inmediato lo sigo.


    Caminamos por un oscuro y aterrador bosque, pero si papi me cuida, estaré a salvo sin importar lo aterrador que sea o lo oscuro que esté. Hay alguien ahí adelante… Esa ropa… Es el que vende de esas cosas que detienen a los malos… Ya estando junto a esta persona… ¿Es mami?

    —Bienvenido, forastero —dice la persona. Es la voz de mami, no hay duda de eso.


    Mami se abre la gabardina… ¿Cómo sé esa palabra? No importa cómo la sé, supongo. Como pensé, tiene de esas cosas pequeñas que se meten en la cosa que detiene a los malos, y más cosas que detienen a los malos. Papi compra una de esas cosas, pero larga.


    Seguimos avanzando. ¿Por qué mami no viene con nosotros?


    ¿Dónde estamos ahora? Este lugar… ¿Por qué reconozco este lugar? Especialmente esa enorme puerta de madera. Escucho rugidos desde el otro lado…


    ¡Algo salió de esa puerta! ¡Es grande, muy grande! Se parece un poco a mi prima Mana, y eso me hace tener aún más miedo… Sálvame, papi…


    Papi le dispara a la Mana grande, pero esta lo agarra con sus enormes manos y lo comienza a aplastar. ¡Qué alguien salve a mi papi!


    ¿Aullidos? ¡Allá arriba, es el lobo! O más bien, son tres lobos… Bajan y ayudan a papi, la Mana grande los patea, y a papi. Ahora viene hacia mí, me va a aplastar...


    ¡No!




    Hace frío, mucho frío… ¿Por qué mami está triste? No estés triste, mami. Tengo sueño de nuevo…





    Salgo de una casa. Mi casa, creo. Es pequeña. Tengo en la mano de eso que sirve para atrapar bichitos. Lo guardaré en mi bolsillo. ¡Desapareció! ¡Es genial!


    Iré hacia aquella casa grande. ¿El ayuntamiento? ¿Cómo sé esa palabra? Entraré igual…


    Esos dos animales se parecen a papi y mami. Hablaré con el mapache que se parece a papi. Parece que se llama Papi Nook.

    —Hola, Angus, vuelve aquí cuando hayas pagado todos es números complicados —me dice y se vuelve a sentar.


    Creo que mejor le hablaré a mami.

    —Hoy es hoy, y no hay noticias, pero igual demos lo mejor en este día —me dice, quien se llama Mamibell. Ya no le puedo hablar a ninguno.


    Salgo del “ayuntamiento”. Hay tres lobos, caminando en dos patas, quienes pasan cerca, con palas en las manos. Una ardilla blanca se me acerca, se parece algo a mi prima… ¿Mana...rshal? Manarshal es su nombre.

    —Hola, apestoso —es como me saluda —. Vi esto el otro día, y no pude dejar de pensar en ti, así que te lo traje.


    Me da un bote de basura y se aleja corriendo. Me guardo el bote de basura, que ahora se parece a una hoja de árbol, en mi bolsillo. También desaparece. Intento caminar, pero hay un agujero en frente. Me doy la vuelta, y hay otro… Agujeros por todas partes… Los lobos están haciendo agujeros por toda la isla… No me pudo mover, ¡ayuda!




    Veo borroso. ¿Ese es papi? ¿Por qué parece tan preocupado? De nuevo me estoy quedando dormido…




    ¿Dónde estoy? ¿Esas son estrellas? Estoy en algo que se mueve…

    Oh, allá veo a dos personas, una es muy alta y la otra tiene un vestido rosa…


    Me les acerco y noto que son mami y papi… o más bien… Princess Mami y Papindorf… Parece que van a pelear. No se peleen...


    Me miran extraño. Serios. Me miro las manos, son amarillas… ¿Soy Anguchu?


    Papi me levanta y me golpea con una nube oscura, mientras caigo, mami me recibe con una sartén y me manda a volar y una luz roja estalla.




    Mucho frío… Hace mucho frío… ¿Prima Mana? ¿Por qué lloras? ¿Qué me estás diciendo? Frío…




    Estoy en un ¿cochecito con llantas gruesas? Tengo puesto un overol y camiseta verde… ¿Soy Baby Angus?

    Allá está Papigui, luego Mamisy, Loboo, Lobo Planta y Loborio. Atrás mío está mi rival, Wamana. Se ríe de mí, mientras juega con ese feo bigote, qué mala.


    El suelo es color arcoiris… El peor suelo…


    Una tortuga, en una nube, trae un semáforo. ¿Semáforo? Se enciende una luz verde. Todos salen muy rápido, yo voy despacio para no caerme. Llego a una curva… ¡Wamana me golpea desde atrás y caigo al vacío!




    Otra vez mami está triste. No entiendo por qué mami está tan triste…

    Mami, tengo mucho frío… tengo sueño… tengo miedo…




    ¿Por qué no hay nada aquí?

    —Hola, joven Angus —me saluda una voz. Pero no sé de dónde viene —. Me llamo Merlín, y soy un viejo amigo de tus padres.


    Me pregunto si es viejo y por eso es un viejo amigo de mis papis o si es amigo de mis papis desde hace mucho tiempo y por eso es un viejo amigo.

    —Una cuestión curiosa —continúa la voz —. Digamos que es un poco de ambos casos.


    ¿Qué quieres?

    —Conocerte. No sé si podré hacerlo después.


    ¿Por qué no?

    —Porque no sé si sobrevivirás a esta fiebre. Eres muy pequeño y la fiebre está demasiado alta para alguien tan joven.


    Tengo miedo… He estado en diferentes lugares y todos me dan miedo…

    —Tu subconsciente intenta mantenerte despierto, al ponerte en situaciones peligrosas que te obligan a despertar. Pero tu cuerpo sigue rindiéndose y volviéndose a dormir.


    No quiero dejar a mami y papi… ¿Hola? ¿Hola?


    La oscuridad comienza a irse. Ahora estoy en una granja. Es bonita. Creo que sombraré semillas y las regaré…


    Fue divertido, pero una granja debería tener animalitos…

    —Hola —me saluda mi ¿vecina…? ¿prima…? no, vecina, Mana —. Bienvenido al pueblo, vengo de la granja continúa, Eternidad, te traje algunos regalos de bienvenida.


    Un pollito dorado, un borrego blanco con lana como nube y un becerro café, aparecen a su lado. Se acercan a mí… son adorables… Me encanta como se sienten sus pieles… Hacen cosquillas, son suaves...


    Creo que me va a gustar vivir en este lugar… para siempre… siempre…
     
    • Creativo Creativo x 1
  2.  
    Its

    Its Usuario popular

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    767
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Voy a etiquetar a Ichiinou porque me parece que puede disfrutar mucho de esta historia con trasfondo de videojuegos.

    La narración desde el punto de vista de Angus me ha parecido muy original. Siempre he relacionado estos juegos con Magnus y Alice y conocerlos de una forma tan divertida de manos del bebé ha sido una grata sorpresa. Pensé que no identificaría ningún videojuego, porque no controlo nada del tema, pero me ha hecho ilusión identificar algunos. Saber 3 de 5, siendo yo, no está nada mal. Me ha encantado cómo has personalizado los nombres y situaciones adaptando la realidad del pequeño con sus padres. Me he reído mucho con los nombres versión Mario kart. ¡Brutal!

    Volviendo a Angus, al principio, pensé que se estaba despertando y se encontraba con sus padres jugando. Me ha gustado ese giro mencionando que era un "delirio" por la fiebre, obviamente me da mucha pena el pobre, pero me ha enganchado mucho toda la ambientación. Es una gran historia, especialmente por esa narración tan particular y todo el ambiente de videojuegos tan bien llevado, entrelazado con la realidad de Angus y dándole un toque muy personal. ¡Felicidades!
     
    • Adorable Adorable x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso