Two-Shot de Naruto - Falsas ilusiones [Sasuhina]

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por Alyssa Hyuga, 31 Marzo 2019.

  1.  
    Alyssa Hyuga

    Alyssa Hyuga Si juegas con fuego yo siento las quemaduras

    Capricornio
    Miembro desde:
    30 Marzo 2019
    Mensajes:
    7
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Falsas ilusiones [Sasuhina]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2463
    Todo dió un giro inesperado, una noche de borrachera los hizo dependientes de una sola persona.

    Two-shot "Infidelidad"
    [Universo paralelo al de Naruto]

    °
    °​
    Frunció su seño cuando los rayos del sol llegaron a su rostro. Poco a poco empezó a abrir sus ojos. De repente, un gran dolor en su cabeza la hizo quejarse, masajeó sus sienes buscando alivio.

    —Definitivamente, me controlaré la próxima vez que vuelva a beber —Pensó mientras se levantaba de la cama.

    Notó una mano que la agarraba de su cadera, se vió ella misma y estaba completamente desnuda, se dió con la palma de su mano en la frente. Con miedo miró a su lado y casi se cae de la impresión.

    —S-Sasuke...—Murmuró. El remordimiento vino así como los recuerdos de la noche anterior.

    /Flash back/

    Habían quedado todos en el bar donde frecuentaban ir. Sakura los había llamado para darles una buena noticia, pero Hinata tenía un mal presentimiento.

    —Ahora que están todos, vamos a decirles —Dijo la pelirosa mientras miraba a su novio —¡Vamos a casarnos!

    Sakura enseñó su anillo y las felicitaciones y gritos no se hicieron esperar. La Hyuga sintió como su corazón se rompía, Sasuke, quien es su amor platónico se iba a casar con su amiga. Escondió su dolor con una sonrisa, se acercó a la pareja y no dudó en felicitarlos.

    —¡Por la tan buena noticia! —Animó Ino con la copa en alto, todos la imitaron y bebieron.

    —¡Maldito Teme!, si te vas a casar, ¿Con quién jugaré videojuegos hasta la madrugada?

    —Hmp, no me interesa, están los demás ahora —Sasuke miró a Hinata que estaba con su prometida.

    —¡Shikamaru!, ¡Quédate conmigo hoy y juguemos! —El rubio se arrodilló enfrente de el Nara.

    —Qué ruidoso...Ya tengo bastante con Temari, no iré contigo ni por dinero.

    —Hinata...¿Estás bien? —Tenten, la mejor amiga de la oji-perla, es la única que sabe del amor que siente por el Uchiha.

    —No, no lo estoy, pero no puedo hacerle el feo a Sakura de irme.

    —Me quedaré aquí contigo ¿Vale? Así podrás desahogarte —La peliazul negó, no podía impedir la diversión de la castaña por sus problemas —Pero...

    —No te preocupes, ve con Neji, estaré un rato y luego me iré.

    Después de insistir un rato Tenten se alejó. Hinata suspiró y removió su bebida con la mirada perdida en ella. Su pecho dolía de una manera que le costaba respirar, no sabía como no soltaba lágrimas, era muy débil en ese aspecto.

    —¿Puedo sentarme? —Observó al causante de su dolor y asintió —¿Te pasa algo?

    —¿E-eh? No, para nada —Dijo mientras negaba con sus manos a la vez.

    Hablaron de trivialidades durante algunas horas hasta que ya el alcohol les hacía mucho efecto, pero no tanto para que al día siguiente recuerden todo.

    —Hi-Hinata, acércate —El azabache arrastró cada palabra.

    —¿Qué pa-? —Sintió algo cálido en sus labios con un sabor a menta. Eran los labios de el chico.

    No tardó en corresponder y pasar sus brazos por el cuello del contrario, mientras que Sasuke rodeaba su cintura. El Uchiha pasó su lengua por los labios de la chica, esta abrió su boca dejando que la lengua de el azabache dejara explorar su cavidad bucal. El oji-negro nunca fué fan de lo dulce, pero el sabor de Hinata era una excepción. No eran como los labios de su prometida, estos sabían a canela, eran suaves y cálidos.

    Los dos sintieron su cuerpos arder en partes que no pensaron sentir, sus lenguas luchaban en ver quien tomaría el control, hasta que el oxígeno los hizo separarse, dejando un hilo de saliva uniéndolos.

    —Sasuke, vayamos a mi casa —Murmuró sonrojada Hinata.

    Sin importarles sus amigos, subieron a un taxi rumbo al departamento de la Hyuga. Donde ambos disfrutaron de la noche.

    /Fin del flash back/

    Cerró fuertemente sus ojos y los volvió a abrir, Sasuke seguía ahí. Lo miró unos minutos guardándoselo en la mente, pués sería la primera y última vez que lo vería así. Pero no estaba en sus planes que este abriera sus ojos de repente. Asustándola cayendo de la cama.

    —Hinata, ¿Estás bien? —El Uchiha se asomó por el borde viéndola en el suelo.

    —Sasuke, ¿Qué hemos hecho? —Se llevó las manos a la cabeza para después caer en cuenta que no se había vestido y el oji-negro se la comía con la mirada —¡¡N-no me mires!!

    —No es mi intención, pero tienes un cuerpo de infarto —La chica cogió la sábana destapando el cuerpo de el chico.

    —¡Po-ponte algo! —Hinata tapó sus ojos, se dió la vuelta y esperó a que Sasuke se vistiera, pero este rodeó con sus brazos la cintura de ella y apoyó su cabeza en su hombro.

    —No quiero, volvamos a la cama —El Uchiha hizo un puchero que le pareció tierno a la peliazul.

    —Salgamos de la nube, estás comprometido y te acostaste conmigo, ¿Te das cuenta que le fuíste infiel a Sakura?

    —No la amo, a mi padre le gustó y le cumplí el capricho, yo amo a otra persona —Esa confesión puso triste a la oji-perla, y Sasuke se dió cuenta de ello —¡No me malinterpretes! A quien amo es a ti.

    —Sasuke...Yo también lo hago pero, no le vamos a destrozar el corazón a Sakura.

    —¡Pero no la quiero!, ¡No quiero casarme con ella! —El azabache chasqueó la lengua y empezó a vestirse.

    —Lo siento, lo nuestro es imposible —Susurró y vió como el oji-negro daba un portazo al salir.

    Pasaron los días y ya tenían fecha para la boda, querían casarse cuanto antes por eso mismo lo harían ese mismo viernes. Ninguno olvidaba las caricias que el otro había repartido en su cuerpo, pero ya tomaron una decisión.

    *Lunes*

    Hinata y Tenten estaban en una cafetería que estaba cerca de la casa de la castaña. La oji-perla bebía un batido de vainilla y la oji-chocolate un jugo de melocotón.

    La cafetería era pequeña y cálida, sus paredes de madera, igual a las mesas y sillas cubiertas por un mantel amarillo le daba un toque rústico. Los enormes ventanales con bordes negros daban a las calles llenas de bullicio de Tokio.

    Ambas estaban en un silencio cómodo escuchando la música que la dueña; Kurenai, había puesto. Hasta que Tenten decidió hablar:

    —Ino será la madrina.

    —Mejor, así no tendré que verlos de cerca...—La Hyuga miraba hacia la nada por la ventana.

    —Después de la boda...Me iré de vacaciones fuera de Japón, iba a ir con Lee pero él al final no va, ¿Vendrías conmigo? —Hinata la miró y sonrió.

    —Claro, me vendría bien despejarme un poco, ¿Cuánto tiempo?

    —Mmmmh, estaríamos dos meses, pero nos podríamos quedar allí a vivir una temporada —La oji-perla asintió y pagaron la cuenta.

    —¿Quieres ir a-? —El sonido del móvil de Tenten la hizo callar —¿Si? Oh, de acuerdo, voy para allá.

    La chica miró a su mejor amiga con un "lo siento" en la mirada.

    —No te preocupes, ve, me iré a casa —La oji-chocolate la miró con alivio y se despidió.

    Suspiró y fue a la parada de autobuses, sería la peor semana de su vida, y sobretodo el viernes, el día de la boda.


    *Martes*

    La oji-perla preparaba el almuerzo. Había estado todo el día en su apartamento, no quería salir para nada. Cocinaba unas deliciosas bolas de arroz y de postre había comprado sus queridos rollos de canela. Hasta que unas arcadas la hicieron parar y correr al baño.

    Expulsó todo de su interior y se reincorporó. Se lavó la boca y fué a beber agua, no entendía que podría ser, hasta que una idea se le cruzó. "Embarazada", después de todo Sasuke fué su primera vez, y las vírgenes tienen más posibilidades de quedar embarazada.

    No perdió el tiempo, cogió su bolso, sacó la comida, la guardó y corrió hacia la farmacia más cercana.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Media hora después volvió con tres pruebas en la mano, fué al baño y se las hizo. Su cuerpo temblaba, si en verdad estaba embarazada aprovecharía esa oportunidad de irse con Tenten. Puede que suene egoísta, pero si no podía tener a Sasuke al menos tendría el fruto de su amor imposible.

    Miró cada una de las pruebas, todas tenían el mismo resultado. Lágrimas cayeron de sus ojos. No lo creía, pero era verdad.

    "Positivo"

    *Miércoles*

    Estaba decidida, hoy mismo tenía que contárselo a su amiga, no podría ocultárselo por más tiempo, después de todo las dos vivirían juntas. Encendió su móvil y observó varios minutos su contacto.

    —¿Si? —Iba a hablar pero la voz no le salió, Tenten odiaba las infidelidades, y más si tienen que ver con algún amigo, tenía miedo de perder su amistad —¿Hinata, estás ahí?

    —Tenten...

    —Tu voz...¿¡Pasó algo!? —Gritó preocupada la chica.

    —Necesito que vengas, por favor.

    —Enseguida iré, espérame —La oji-chocolate colgó y a la peliazul solo le quedó esperar.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOo

    El timbre sonó desesperado un rato después.

    —¡Ya estoy aquí!, ¿¡Qué tienes!?

    —Tengo que decirte algo...Más bien enseñártelo —Fué al baño, cogió las pruebas y volvió con ellas a la sala.

    —¿Y bien? —La Hyuga desvió la mirada y levantó la mano —Hinata, esto es...

    Miró a su amiga, tenía los ojos abiertos como platos, la miraba a ella para después mirar las tres pruebas.

    —¿Desde cuándo?, ¿Con quién? —Estas y más preguntas murmuraba la Ama.

    —El día que Sakura anunció su compromiso.

    —Por eso desapareciste, espera, Sasuke también lo hizo, no me digas que...—Lágrimas escaparon de los orbes perlas de la chica —¡Hinata Hyuga, no me digas que te acostaste con él!

    —¡Lo siento!, ¿Vale? Estaba embriagada, él también, los dos nos amamos y...

    —Espera, espera ¿Cómo que 'amamos'?

    —Me lo dijo el día siguiente, le dije que lo nuestro es imposible y se fué —La castaña suspiró y miró el suelo, como si fuera lo más entretenido del mundo.

    —Hinata —La nombrada temió que su amiga la dejara sola en esas circunstancias —Ahora más que nunca debemos irnos.

    —¿Eh?

    —No podemos destruirle la felicidad a Sakura, ¿Lo entiendes, verdad? —La oji-chocolate apartó la mirada del suelo para centrarla en su amiga.

    —L-lo entiendo...

    *Jueves*

    El invierno se acercaba y se notaba en el ambiente. Suspiró viendo como el humo salía de su boca, sería el invierno más frío que había sentido en años.

    Se balanceaba en un columpio de un parque cerca del centro comercial, llevaba una bolsa en su regazo con el vestido que había comprado junto a Tenten, Temari e Ino para la boda. Cuando vió la oportunidad se escabulló y ahora se encontraba allí.

    —¿Hinata~chan? —Dirigió su mirada a unos ojos azules —¡Wow!, ¡No te veía desde que anunciaron lo del compromiso!

    —Naruto~kun, me alegro de verte —El rubio miró curioso la bolsa.

    —¿Qué llevas ahí?

    —Hace un rato que salí con las chicas y compré el vestido —El Uzumaki asintió. Vió que le pasaba algo, podía ser despistado, pero no tonto, sabía que no se encontraba bien.

    —¿Qué pasa? —Hinata lo vió sin entender —Puedes confiar en mí, dime qué tienes.

    —No te preocupes, es algo...Temporal —"Espero", pensó mirando el cielo.

    —Me tengo que ir, que sepas que puedes contarme lo que sea, de veras —Dió una gran sonrisa y corrió fuera del parque.

    La Hyuga tenía muy buenos amigos.

    *Viernes*

    El día había llegado, no tenía ganas de levantarse de la cama, pero no podía hacerle eso a Sakura, era el día más especial de la oji-jade. Se duchó y cogió todo lo necesario para ir a la casa de la Haruno.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOo

    —¡Ya estás aquí! —Sakura la recibió con un abrazo —Pensé que no llegarías.

    —Pero al final vine, ¿Soy la última?

    —Si, pero no pasa nada, aún no hemos empezado a preparnos —Las dos entraron y se encontraron con las demás.

    —Ino-cerda ayudame a prepararme.

    —Cuando me vista primero frentona —Contestó como si nada, después de todo se habían acostumbrado a los apodos.

    Una hora después ya todas habían acabado, menos la pelirosa que aún le quedaban algunos detalles.

    Hinata llevaba un vestido largo violeta, de palabra de honor con una cinta en su cintura acentuando más su cuerpo.

    Ino se puso un vestido verde y color crema largo corte de sirena de manga larga.

    Tenten uno largo azul sin mangas, con escote en la espalda.

    Temari una algo más corto que el de las demás también azul pero más claro con las mangas caídas.

    Y Sakura, parecía una auténtica princesa, el vestido era largo blanco y pomposo. Llevaba una tiara del mismo color destacando en su cabello rosa, donde se enganchaba el velo largo. Y tenía un ramo de rosas rojas.

    —La limusina ya está aquí, nos espera —Dijo emocionada Ino.

    —Más vale que al vago le guste...—Murmuró Temari, haciendolas reír.

    —Estás preciosa —Le dijo Hinata a la Sabaku~no.

    —Gracias, tu también lo estás.

    —¡Vamonos ya! Qué ganas de ver como estará Sasuke —Ese comentario le dió un pinchazo en el corazón a la Hyuga.

    Media hora más tarde habían llegado a la iglesia. Todas se sentaron menos Sakura e Ino, la pelirosa esperaba fuera y la rubia se puso al lado de el novio. Quien estaba muy apuesto, haciendo ruborizar a la oji-perla:

    Llevaba un traje blanco con una corbata azul, y su pelo estaba igual de alborotado.

    De repente, la música típica de las bodas empezó a sonar. El corazón de Hinata empezó a bombear muy rápido. Vió a Sakura entrar lentamente sujetando el brazo de su padre. Miró a Tenten, quien la miraba preocupada.

    Apretó la falda de su vestido al escuchar esas palabras dichas por el sacerdote:

    —Sakura Haruno, ¿Aceptas a Sasuke Uchiha como tu esposo en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, hasta que la muerte os separe? —La oji-jade sonrió abiertamente.

    —Acepto —Se sonrojó ligeramente mirando a quien sería su marido.

    —Sasuke Uchiha, ¿Aceptas a Sakura Haruno como tu esposa en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, hasta que la muerte los separe? —La vista de Sasuke se desvió.

    Los ojos de la Hyuga y el Uchiha se encontraron, los dos corazones de ellos empezaron a bombear más y más rápido, hasta que el azabache dijo aquella frase que le robó el aliento a la peliazul:

    —Acepto.

    -------------------------------------
    Pronto subiré la segunda y última parte <3
     
    Última edición: 1 Abril 2019
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,255
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    "sus cuerpos"
    "dos"
    "fue"
    "quién"
    "al"

    ¿Cuántos días se supone pasaron desde que se "amaron" hasta que se hizo las pruebas de embarazo? Porque juro que fue un muy corto tiempo como para que salieran positivas.

    Nunca me gustaron las bodas arregladas, siempre sale alguien herido y son solo por interés. Aunque detesto aún más las infidelidades. Me pregunto cómo acabará esta historia.
     
  3.  
    Alyssa Hyuga

    Alyssa Hyuga Si juegas con fuego yo siento las quemaduras

    Capricornio
    Miembro desde:
    30 Marzo 2019
    Mensajes:
    7
    Pluma de
    Escritora
    -------------------------------------------------------
    Bueno, en verdad no es una boda arreglada, Sakura lo hace por amor, y Sasuke lo hizo porque a su padre le gustaba Sakura como su esposa. Todos piensan que Sasuke lo hace por amor.

    Y lo de las pruebas, tuvieron relaciones el mismo día que el compromiso, osea un mes antes de la prueba de embarazo.
     
  4.  
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,426
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Los Sasuhina son muy interesantes ya que tratan personalidades con un mundo de distancia. Sasuke tan frío e indiferente y Hinata insegura, tímida y inocente. Aquí es una de las cosas que me hacen ruido en tu escrito.

    La idea es buena, los amores no correspondidos y más en bodas es algo sonado y lo has manejado bien, el punto es la personalidad que le has puesto a Sasuke ya que el no es de las personas que diria que la ama...ni se preocuparua por que ella cayera al piso. El es un patán...si, tiene su corazón pero demuestra sus sentimientos de una forma diferente a palabras, es más de acciones. Eso si me hizo ruido.

    En cuando a lo demas ya aclarado lo de la prueba solo me queda el hecho que estéticamente no se ve muy bien que pongas los días de la semana, es decir bien pudiste omitirlo y no cambiaría nada. Pudiste poner que dias antes de la boda Hinata se lamentaba y que se sintió mal y ya descubrió eso. Eso es lo más relevante, lo demás siento que esta de más.

    En fin, has manejado adecuadamente la ortografía y las ideas son lineales. Espero la continuación para ver si le das un giro argumental.

    Saludos
     
Cargando...
Similar Threads - ilusiones [Sasuhina]
  1. Delta
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    175
  2. Paulijem
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    368
  3. Hitomi-chan
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    228
  4. Shiro Chan
    Respuestas:
    5
    Vistas:
    633
  5. Shiro Chan
    Respuestas:
    6
    Vistas:
    509

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso