Expreso de Hogwarts

Tema en 'Harry Potter' iniciado por Nami Roronoa, 28 Agosto 2015.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Hey Miguel

    Hey Miguel Sobrevivió al Arceus Emo

    Aries
    Miembro desde:
    23 Noviembre 2012
    Mensajes:
    2,163
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Andrew

    Le garçon était un imbécile, ne pas écouter—dije a la chica de la lechuza, recostado en el marco de la puerta ya con mi uniforme puesto. Antes me había agradecido por el chocolate en francés, lo cual me sorprendió un poco, pero cuando quise continuar la conversación, ese chico odioso se interpuso para luego irse tan rápido como apareció. La chica no dijo nada, se levantó en silencio y me miró por unos segundos antes de entrar a una de las cabinas. Entonces decidí cambiarme como el resto para continuar la conversación después y henos aquí.

    Me acerqué a ella extendiendo la mano mientras sonreía:

    Permettez-moi de me présenter, je suis Andrew Aldridge, mon pleassure. Comment tu t'appelles ?

    —Ese niño era un tonto, no le prestes atención.
    —Permíteme presentarme, soy Andrew Aldridge, es un placer. ¿Cómo te llamas?

    Es un francés muy cutre, imaginen que es bueno (?)
     
    Última edición: 31 Agosto 2015
    • Me gusta Me gusta x 4
    • Adorable Adorable x 4
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  2.  
    rapuma

    rapuma Adicto

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Marzo 2014
    Mensajes:
    1,992
    Pluma de
    Escritor
    Ricky Moorse

    Cuando sintió como la máquina rechinaba sobre sus rieles entendió a la perfección lo que eso podía significar: ¡habían llegado a la estación! Tomó a Gulliver torpemente y lo colocó sobre su hombro izquierdo, tirando las golosinas que aún quedaban pegadas sobre su túnica negra de mago. El sapo emitió un leve croar, afirmando que estaba listo para dejar el tren. Ricky atravesó las cortinas de su cubículo y se miró el pasillo; allí encontró a un niño y a una chica que tenía una lechuza, platicando en medio. —¡Ya llegamos! —gritó eufórico, sin quedarse a pensar de lo que podrían opinar de él y salió del tren.
    Al principio se mareó un poco con tanta gente saliendo tras suyo; incluso los niños mayores lo empujaban con el cuerpo para pasar y perderse en un sendero misterioso. Ricky no sabía bien que hacer, o al menos así era hasta que escuchó al hombre grande gritar. ¿Él era de primer año? ¡Sí, lo era! Así que tenía que hacer caso a lo que el gran barbudo tenía para decir. Se acercó con Gulliver posado en su hombro; su sonrisa se ensanchó a levantar la vista para escudriñar bien el rostro de su interlocutor. —¡La barba es blanca! —dijo y rió. —¡Se te olvidó pintarte la barba blanca, Santa! ¡Sabía que Santa Claus existía! ¿Eres un mago de aquí?
     
    Última edición: 31 Agosto 2015
    • Gracioso Gracioso x 6
  3.  
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo Comentarista empedernido Ribbon Queen Sweet Baby Angel

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    6,889
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Evelyn

    Ahora podría decirse que entendía a la perfección la frase "el tiempo transcurre volando cuando te lo pasas bien". Cuando fui a darme cuenta, el cielo nocturno y sus múltiples estrellas ya decoraban el firmamento. Con algo de tristeza fui abandonando el cubículo en el que me había mantenido tan entretenida durante la tarde, de nuevo con mi equipaje y mi gata en brazos, y recorrí el pasillo junto al resto de estudiantes hacia la salida.

    Mientras caminaba, eché varios vistazos a mi atuendo con una sonrisa plasmada en mi rostro; casi parecía un sueño estar vestida así, con el uniforme de Hogwarts. Todo era tan mágico aquí... Solo con el hecho de llevar puesta esta capa, ya me sentía especial.

    —Seguro que nos esperan grandes cosas aquí, Akira —murmuré acariciando a mi pequeña gata y, finalmente, abandonamos el tren. La emoción que sentía en aquellos instantes me hizo olvidar lo demás.

    Fuera todo era un completo caos, múltiples estudiantes de todos los cursos se agrupaban entre ellos y se dirigían hacia diferentes lugares. Yo me sentí un tanto perdida al principio, pues casi no podía ver por encima de mí, pero la figura de Kara entre la gente me alivió un poco: al menos no estaba tan perdida.

    —Bu~ —la asusté en el oído entre risas. La tomé del brazo de su camiseta y tiré de ella ligeramente al ver que, al igual que yo, estaba un tanto perdida—. Ven, creo que es por aquí. No creo que sea buena idea perderse cuando hemos llegado tan lejos.

    Y tras sonreírle ligeramente, comenzamos a abrirnos paso hasta donde parecía que se agrupaban los de nuestro curso. Un hombre de gran estatura nos esperaba sonriente con una lámpara en mano, al parecer sería nuestro guía hacia Hogwarts.

    Ahora solo faltaba esperar, lastimosamente. Qué ganas tenía ya de ver nuestro nuevo hogar.
     
    • Adorable Adorable x 1
  4.  
    Kaladin

    Kaladin Warning: extremely loud fangirl

    Leo
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2012
    Mensajes:
    396
    Pluma de
    Escritora
    Jane Aoyama.

    Cuando sintió que el tren reducía la velocidad hasta pararse, un montón de mariposas en el estómago comenzaron a revolotear (aunque más bien se asemejaba a que estaban debatiendo un duelo en su interior por quién salía por su boca) y se mezcló con el sentimiento de nerviosa y quizá temor. Tomó todo su equipaje de manera algo brusca, y Ula batió las alas, molesta.

    —Perdona, Ula —se disculpó, abriendo la puerta del cubículo—. ¡Pero ya estamos aquí!

    Todas las dudas y miedos que se había cuestionado y surgido a lo largo de todo el viaje se desvanecieron en cuanto pisó la estación de Hogsmeade. En un principio, se sintió aturdida y mareada entre todo el caos de la multitud; por una parte, alumnos más mayores que ella se dirigían en otra dirección, en confianza, y se preguntaba si debía seguirlos. Dio un respingo al oír una potente voz sobresalir de todas las demás, el cual parecía gritar que los que eran nuevos (como ella), lo siguieran.

    Muchas otras cabecitas se dirigieron hacia él, y ella, los siguió, algo vacilante. En cuanto vio a la figura que los miraba sonriente junto con una lámpara alumbrando en la oscuridad, se horrorizó. Era el hombre más gigantesco que jamás había visto.

    No obstante, debido a su rostro alegre y bueno, pensó que no era para tanto.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  5.  
    Lucas Diamond

    Lucas Diamond Trainer

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    1,313
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Daniel Brown

    Una vez salí del tren, me di cuenta que hubiese preferido quedarme dentro. ¡No me podía creer la de gente que había! Y lo peor es que todo el mundo estaba ilusionado con esto, ¡cómo si la magia fuese algo para jugar! Al fondo, un hombre más grande casi que el propio tren nos esperaba con una linterna y algunos de los nuevos alumnos se encontraban junto a él. Me acerqué sin llamar mucho la atención y esperé a que nos llevase de una vez por todas a la academia; esperar a la gente que llegaba tarde era de las cosas que más me molestaban.

    Mientras, observaba a nuestro guía. Nunca había visto a nadie de tales dimensiones, ¿dónde compraría la ropa? Además de su tamaño, me llamó mucho la atención su enorme barba negra, a juego con el color de sus ojos.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  6.  
    Factummale

    Factummale Psyduck.

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Febrero 2013
    Mensajes:
    3,703
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Danielle Abbadie.

    El tren había llegado, baje del vehículo y note como los mayores se dirigían a un camino, mientras un hombre alto y barbudo llamaba a los de primer año. Decidí hacer caso e ir al grupo de personas junto a él.

    Ya con el grupo alguien llamo mi atención, el chico del chocolate me estaba hablando ¡en francés!

    Me sorprendí un momento, y se me ocurrió preguntar lo obvio.

    Il sait parler français? —una sonrisa afloro en mis labios, no seria una rara por conocer el idioma. Luego se presento extendiendo su mano, la tome gustosa —. Mon nom est Danielle Abbadie.

    —¿Sabes hablar francés?
    —Mi nombre es Danielle Abbadie.
    @Hey Miguel
     
    • Me gusta Me gusta x 4
    • Adorable Adorable x 1
  7.  
    Hey Miguel

    Hey Miguel Sobrevivió al Arceus Emo

    Aries
    Miembro desde:
    23 Noviembre 2012
    Mensajes:
    2,163
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Andrew

    Mientras las personas iban descendiendo del tren, la niña y yo nos dirigíamos al hombre grande de la barba a paso lento. Un buen grupo de alumnos de primer año ya estaba reunido a su alrededor.

    Con una expresión de sorpresa, preguntó si hablaba francés al escuchar que me dirigía a su persona. Acto seguido dibujó una sonrisa en el rostro y tomó mi mano.

    Bien sûr, Mlle. Ma mère m'a appris—respondí besando ligeramente su mano para luego soltarla. Podía parecer un atrevimiento, pero mi madre siempre me enseñó a tener modales con las damas y, al ser una chica de posible origen francés, seguramente le parecería de lo más normal el gesto—C'est un nom beau.

    Danielle Abbadie, ¿eh? su apellido era francés, así que mínimo debía tener un pariente de por allá. Cuando llegamos junto al hombre de la barba me di cuenta de que era mucho más grande de lo que pude ver de lejos, era realmente intimidante. Sin embargo, mostraba un semblante amable y simpático.

    ¿Te gustó el chocolate, Danielle?—le pregunté mirándola de reojo.

    —Por supuesto, señorita. Mi madre me enseñó.
    —Tienes un nombre bonito.
     
    Última edición: 31 Agosto 2015
    • Adorable Adorable x 5
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    EN Auditore

    EN Auditore La Hermandad de Asesinos

    Piscis
    Miembro desde:
    21 Mayo 2011
    Mensajes:
    845
    Pluma de
    Escritor
    Sam

    Y extrañamente ya era la hora, era hora de entrar a éste mundo tan irreal. El tren se había detenido, casi todos estaban vestidos, excepto como siempre yo. Esperé que mis compañeras de cubículo se marcharán, y luego decidí cambiarme.

    Quedaban pocos estudiantes y la mayoría eran mayores. —Rayos, estamos tarde, White. — respondí, arreglando torpemente la túnica y tomando la jaula de mi mascota.

    Estaba a punto de comenzar la carrera, pero antes de salir me di cuenta que había dejado mi equipaje. Estaba demasiado despistado sólo deseaba observar lo impresionante de ese mundo y que el tiempo estaba conspirando en su contra.

    Al fin logró salir del tren, observó a su alrededor y al fin vio la cantidad de personas de los diferentes cursos en resumen eran aproximadamente... muchos. Giré sobre mi eje, esperando encontrar a algún rostro conocido de las chicas del cubículo.

    Estuve varios segundos dando vueltas como un idiota y luego escuché la voz ronca de un... ¿gigante? No lo sabía, pero ese señor, simplemente era la personas más alta que había visto.

    Me quedé perplejo durante unos segundos, luego menee ligeramente mi cabeza y me acerqué a donde se encontraba. Estaba rodeado de chicos que parecían de mi edad, pero aún no encontraba a ninguna de las extrañas chicas "atómicas"... ¿La anciana las había encontrado? No lo sabía. Los rostros de lo chicos me parecían extraño así que sólo me limité a quedarme allí parado como un idiota esperando a que sucediese algo
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  9.  
    Factummale

    Factummale Psyduck.

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Febrero 2013
    Mensajes:
    3,703
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Danielle Abbadie.

    Aún estrechando mi mano me contesto que su madre le había enseñado el idioma, luego inclino la cabeza, yo mire confusa, y beso mi mano, segundos después la soltó. Yo por mi parte me había quedado un tanto confundida, no entendía bien lo que significaba ese gesto, en el pasado había visto un par de veces a la señora Lassarre recibir un beso en la mano, claro que yo nunca tuve el valor de preguntar el significado de dicha acción.

    Otro comentario en mi lengua materna me trajo a la realidad, uno hacia mi nombre, la sonrisa de hace segundos se negó a desaparecer, era la segunda vez que oía un comentario así, claro que la primera de parte se Shopie, simplemente asentí y me quede en silencio.

    Habíamos llegado junto al barbudo, tuve que levantar la vista para poder ver mejor sus facciones, su mirada era amable y la con una entusiasta sonrisa en sus labios, estaba claramente más emocionado que la mayoría de los alumnos.

    "¿Te gusto el chocolate, Danielle?"

    La voz de Andrew me hizo voltear, el también miraba al hombre frente a nosotros, me quede mirándolo unos segundos y luego baje la mirada, un poco apenada de no haber tenido la oportunidad de probar el dulce que el amablemente me regalo, aunque de cierta forma me sentía feliz de no haberme arriesgado a encontrar algo extraño en el caramelo.

    Lo siento, pero no he podido comer el chocolate —comencé mi explicación mientras levantaba la mirada —. Después del choque con el chico me fui a colocar el uniforme, luego pase el resto del viaje mirando por la ventana del tren, de verdad lo lamento.
     
    Última edición: 31 Agosto 2015
    • Me gusta Me gusta x 4
    • Adorable Adorable x 1
  10.  
    Eyeshield

    Eyeshield Rolero Usuario VIP

    Libra
    Miembro desde:
    9 Octubre 2012
    Mensajes:
    3,173
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Melinda

    Me acerqué al espejo del baño. Una niña pálida pero de intensos ojos anaranjados me devolvió una mirada penetrante; en su rostro no afloraba más expresión que la seriedad de una pequeña que había madurado a una edad muy temprana. Aún llevaba sus suaves cabellos sueltos, y eso no se lo podía permitir en las inmediaciones de Hogwarts. Extraje un pequeño lazo del bolsillo de mi falda. La niña del espejo imitó mi acción y se llevó el lazo a los labios, para poder recoger su cabello con ambas manos y alistarlo para que fuese un hermoso rodete, el cual no tardó en ser asegurado. Recogido, su cabello brillaba con más intensidad. Sus padres siempre decían que era más hermosa que las Veelas.

    Me da igual —me dije a mí misma, o tal vez a la niña del espejo, o quizás fue esta la que me habló a mí.

    Me encogí de hombros y me envolví con las prendas restantes, es decir, el suéter y la túnica. Antes de abandonar el baño, me volteé por última vez. La vi a la niña, me vi a mí, nos vimos las dos, con el escudo de cuatro colores en el pecho. Y por primera vez, me sentí una maga libre. Suspiré y me fui.

    Snow me había esperado en el pasillo. El palito del helado seguía en su pico, hecho trizas. Pero la lechuza insistía en su búsqueda de dulces jugos. Era perezosa, pero lo que me gustaba de ella es que era persistente.

    Vamos afuera, querida —dije, alzando un brazo.

    Esta vez obedeció y se subió. Tomé mi equipaje y salí del tren cuando la masa de gente se apartó de las puertas.

    Una vez afuera, reparé en el hombre gigantesco que llamaba a los alumnos de primer año. Podría decirse que lo reconocí, pues mis hermanos se burlaban constantemente de él durante las cenas familiares. Se trataba del guardabosques de Hogwarts; si no sabía su nombre, era porque en mi familia solían denominarlo con apodos despectivos. Pero resté importancia al asunto, que me era indiferente, y avancé hasta él.
     
    Última edición: 31 Agosto 2015
    • Me gusta Me gusta x 6
  11.  
    Hey Miguel

    Hey Miguel Sobrevivió al Arceus Emo

    Aries
    Miembro desde:
    23 Noviembre 2012
    Mensajes:
    2,163
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Andrew

    Hmn... ya veo, ¡bueno, no es para tanto!—sonreí moviendo la mano con un gesto para restarle importancia. Miré alrededor y vi que la mayoría de magos mayores ya se había ido por el sendero que probablemente llevaba al castillo. Estaba muy emocionado y quería partir ya, pero el gigante barbudo no iba a moverse hasta que todos estuviésemos ahí. Deseé que los demás se dieran prisa para poder llegar cuanto antes.

    ¿Cómo crees que será? ...Hogwarts, digo—pregunté sin apartar la vista del grandullón que teníamos por guía.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  12.  
    Error Akazami

    Error Akazami Princesa de Dragones y Guardiana de Ilusiones

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2014
    Mensajes:
    729
    Pluma de
    Escritora
    Hikari

    Me di cuenta que los otros niños que estabanen el cubiculo se comenzaron a ir, ¿porque? el tren estaba por detenerse, y teniamos que cambiarnos con el uniforme del colegio

    —¿Enserio tan rapido fue el viaje?—Murmure mirando la ventana—¡Nuestras cosas!, ¡Yuka vamos!

    El roedor se subio a mi cabeza una vez mas y sali corriendo de aquel cubiculo hacia el que habia dejado mi maleta, llegue barrida a esta por lo cual me tuve que sostener del aciento de la orilla para no salir disparada al siguiente vagon.

    —Siguen aqui—suspire un poco mas calmada. La tome y me diriji a cambiarme las prendas.

    ****

    Sali del vagon ya lista, me acomode los lentes una vez mas y sali a paso lento. Escuche la voz de una persona llamanado a los de primero, me gire a todas partes para buscar la fuente del aviso, y despues de saltar un poco para ver entre la multitud distigui una luz, un hombre de bastante pelo estaba llamanado a los de primero, por un momento crei que era la señora del tren, pero, ella no tenia un abrigo de piel como el.
    Trague saliva e intente pasar entre la gente para llegar a aquel sujeto, ¿se notaba mi nerviosismo? estaba claro, era el primer dia en Hogwarts, ¿quien no lo estaria?.

    —Tranquilizate Hikari, ya te contaron sobre este lugar, no es tan malo supongo—Me dije a mi misma antes de llegar con aquella persona
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  13.  
    Kyouko Kiryuu

    Kyouko Kiryuu Adicto

    Sagitario
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2008
    Mensajes:
    1,600
    Pluma de
    Escritor
    Lumi.

    Desperté al sentir que el tren se detenía, supe de inmediato que habíamos llegado a nuestro destino. Tomé mis cosas y a Daiki lo sostuve en mi brazo izquierdo. Salí del transporté, escuché y vi a un hombre mucho más grande que papá, barbudo y fornido gritar que teníamos que ir con él los que fuéramos de primer año; me acerqué a donde habían indicado, observé a otros estudiantes hacer lo mismo que hice yo y poco a poco iban bajando del tren.

    —Bien, no es momento de dudar —me dije a mí misma mientras veía que otros hablaban entre sí.

    Algunos se habían hecho amigos durante el viaje, mientras que yo no había tenido contacto con ninguno de ellos debido a que me quedé dormida en el transcurso. Papá me habló de este lugar del que yo no tenía ni idea y quería descubrir muchas cosas acerca de donde vengo realmente, este mundo colmado de magia que apenas hace unos días no tenía ni idea de que existiera.

    Observé a Daiki entre mis brazos, estaba acurrucado y podía sentir su respiración.

    —Papá, mamá... prometo dar lo mejor de mí —susurré para mí misma, mientras me colocaba en un lugar a esperar.
     
    Última edición: 31 Agosto 2015
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Adorable Adorable x 2
  14.  
    Nekita

    Nekita Amo de FFL

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2012
    Mensajes:
    6,984
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Kara Willson

    Cuando terminé de cambiarme justo tuve el tiempo para ir a mi vagón y recoger mis cosas una vez que mi ropa "usual" estaba colocada nuevamente en mi maleta, pero cuando había ido, no había encontrado a nadie ya que se encontrara allí, así que muy a mi pesar salí sola entre la multitud de gente que allí se encontraba, tratando de no chocar con algún mayor o niño de mi edad.

    No podía negar que escuchaba una voz que me indicaba a donde debía ir, ¡pero todos eran demasiado altos como para que me dejaran ver a donde tenía que ir!, por los nervios que tenía y para que mentir, algo de miedo tenía a Jay abrazado sin saber exactamente a donde tenía que ir: estaba perdida.

    Pero de pronto sentí como se me erizaba la piel y mi corazón se aceleraba luego de escuchar como me decían algo al oido y luego me jalaban hacia un lado, justo cuando pensé que era alguien intentando alejarme de mi sueño de finalmente entrar a ese castillo me percaté que era Evelyn y con un gran alivio y emoción la abracé para después caminar junto a ella hasta un gran gran hombre, ¿yo crecería así algún día?

    Me acerqué a el hombre obligándome a separarme de Evelyn y comenzar a jalar levemente su abrigo — Y usted... señor... ¿cómo se llama? — pregunté alzando mi mirada para intentar mirar a sus ojos, ¿no había algo que me hiciera temporalmente grande para no sentir que me iba a caer hacia atrás si seguía intentando mirarlo a la cara?
     
    Última edición: 31 Agosto 2015
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
  15.  
    Amelie

    Amelie Into the sky. To live or to die!

    Sagitario
    Miembro desde:
    12 Enero 2005
    Mensajes:
    2,656
    Pluma de
    Escritora
    Ery Colle

    Había permanecido mirando al exterior en aquel expreso; maravillada de los nuevos bosques que la rodeaban y un tanto molesta por su propio vaho en la ventana, el cual constantemente debía limpiar para ver el paisaje a detalle. A su vez esperaba ver aves volando cerca del tren, la ausencia de Fearcher la deprimía, y esperaba que la magia que cada vez la rodeaba mas se hiciera presente, mostrándole por la ventana a aquel búho que extrañaba; pero no fue así.
    El tren se detuvo y no le quedó más que guardar su pasado y abrirle las puertas al futuro, este era al mundo al que verdaderamente pertenecía, por lo que debía concentrarse en ello; siguió la voz que indicaba el camino a los de primer año, corrió alarmada pues no quería perderse; pero le resultaba difícil concentrarse con paisajes tan cautivadores. Por suerte para ella, la voz que guiaba a los de primer año era de un hombre tan alto que era imposible perderlo de vista, suspiró. A su vez miró a todos sus nuevos compañeros, todos de primer año comenzando a rodear a aquel hombre, varios hablando entre sí; esto hizo que se arrepintiera de simplemente observar paisajes y no salir a conocer gente dentro del tren.
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
  16.  
    Factummale

    Factummale Psyduck.

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Febrero 2013
    Mensajes:
    3,703
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Danielle Abbadie.

    Las personas comenzaban a llegar, pronto seria momento de iniciar nuestro camino a la escuela. Otra pregunta me hizo voltear nuevamente al alvino. Me quede jugueteando con un mechón de cabello, nunca había tenido oportunidad de ir a una escuela, todo lo que sabia era gracias a los estudios de Sophie, la cual al ser solo un año mayor logro que no tuviera que toparme con temas complicados. Ademas de que ella misma fue la que me enseño a leer y escribir, por lo cual mi contacto con un maestro y o escuela era realmente pequeño.

    Volteé al gigante encogiéndome de hombros, la verdad tampoco había tenido intenciones de preguntarle a alguien sobre la escuela cuando hacia mis compras, es mas, cuando hacían mi uniforme a la medida casi no peste atención a lo que me decían, no me interesaba escuchar a una mujer contar cosas que realmente no me llamaban la atención.

    Supongo que no sera como una escuela normal —mi respuesta final fe lo obvio, era claro que al ser un colegio de magia no se tocarían temas "normales", las clases no serian "normales", es más, probablemente la biblioteca, un día escuche comentar a una amiga de Sophie algo sobre una biblioteca en su escuela, así que suponía este colegio tendría una, sería algo completamente anormal y extraño.
     
    Última edición: 31 Agosto 2015
    • Me gusta Me gusta x 3
  17.  
    SweetSorrow

    SweetSorrow Adicto Comentarista empedernido

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Julio 2013
    Mensajes:
    2,309
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Holi, queridos compañeros de rol(? Que maravilla sois, y vuestros personajes tan asdfgh<3
    Es mi primer post en un rol, so... ;__; Comprensión, por favor :< Tuvo que ser apresurado u_u Me muero /n\
    *Huye*


    Emma Tyler~

    Observé a mi alrededor maravillada. De un momento a otro estaba con Adam en un tren camino a una escuela... ¡una escuela de magia! Él se veía tan emocionado como yo, y no pude evitar coger la cámara que llevaba colgada a mi cuello y sacarle unas pocas fotografías sin que se diera cuenta. ¡Obviamente no faltaban las del paisaje tan hermoso que recorría mi mirada! Cogí la jaula de mi querida lechuza y la alcé a la altura de la ventana.

    —A ti también te gusta, ¿verdad, Eira?—comenté sonriéndole mientras volvía a observar el paisaje del exterior.

    " ¿Cómo piensas que será esa escuela, Em?" Escuché que la voz de Adam, tan risueña e ilusionada, me preguntaba. "¿Crees que será un sitio guay? Tiene pinta de ser un sitio muy guay. Hogwarts... Definitivamente debe ser genial. ¡Caray, que ganas tengo ya de que lleguemos!"

    Vaya que estaba ilusionado, y no pude evitar reírme ante tal entusiasmo. Me ponía un tanto nerviosa pensar en algo que desconocía... ¿qué pasará cuando lleguemos? ¿Sabremos qué hacer? ¿Cómo será el lugar? Tenía tantas dudas...

    Adam tomó mi mano y me incitó a caminar a la par que él, así que cogí mi maleta con la jaula de Eira encima, y nos pusimos a buscar un cubículo vacío en el cual asentarnos. La mayoría estaba llena, y las que tenían hueco siempre había algún felino en él, y no queríamos que Harry se sintiera incómodo, así que continuamos explorando hasta que encontramos un cubículo completamente vacío. ¡Perfecto! Adam y yo nos miramos, con sonrisas cómplices, y entramos.

    —¡Un cubículo para nosotros solos, Adam!— exclamé mientras dejaba la maleta en uno de los asientos. Acerqué la jaula de Eira conmigo y la dejé a mi lado.

    Adam y yo nos sentamos en los asientos al lado de la ventana, uno delante del otro, y nos pasamos un buen rato observando el exterior sin que en algún momento se apaciguaran nuestras ganas de ver más mundo. Hermoso... todo era hermoso. ¡Oh! ¡Fotos, fotos! Pensé en sacar muchas, pero debía controlarme... Además de que ya estaba oscureciendo. Se veían muchos puntitos brillantes a la lejanía.

    Adam y yo volteamos hacia la puerta al escuchar personas en el exterior. Asomamos la cabeza, y observamos que, tanto chicos como chicas, de nuestra edad y mayores, andaban por el pasillo portando sus uniformes en las manos o ya puestos. Uh... seguro ya estábamos llegando a Hogwarts... Que nervios.

    Miré a Adam. Adam me miró. Nos volteamos a la vez, y cogimos nuestros uniformes. Acto seguido abandonamos el cubículo con nuestras cosas y nos apresuramos a nuestros baños correspondientes para ponernos el uniforme. ¡Qué ganas tenía de llevarlo!

    Una vez cambiados, bajamos del tren arrastrando nuestras maletas. Vimos a una gigantesca figura que llamaba a los de primer año y nos acercamos, curiosos y ansiosos de llegar al castillo.
     
    • Adorable Adorable x 10
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    2,328
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    El gigantesco hombre le sonrió al muchacho que creyó que era Santa (no era la primera vez que sucedía, y nunca fallaba en hacerle gracia), y no respondió a la pregunta de Kara hasta que vio que el grupo de alumnos de primero estaba completo.

    —Bueno, mi nombre es Rubeus Hagrid —se presentó una vez que se habían acercado todos. Ya no hacía falta gritar, pues los estudiantes de segundo en adelante ya se habían marchado, dejando la estación completamente desolada—. Soy el guardián de los terrenos y las llaves de Hogwarts… y como es su primera vez en el castillo, es mi deber guiarlos en el camino hacia el colegio. A ver, primero lo primero… dejen su equipaje completo aquí, con Filch, él lo llevará al castillo en los carruajes, pues no podremos llevar maletas por donde iremos nosotros.

    En eso, los estudiantes notaron por primera vez un hombre que estaba parado un poco detrás de Hagrid. Tenía una cara pastosa y enojada, como si le diera asco lo que sus ojos claros observaban, pelo gris delgado y una mandíbula temblorosa. Tenía manos nudosas y una nariz ganchuda que le daba un aire intimidante, y a diferencia de Hagrid no había sonrisa que tranquilizara a los alumnos. Al contrario; parecía disfrutar de que lo vieran como alguien a quien se le debía tener miedo. Lucía un abrigo marrón horrendo y lo acompañaba una gata gris de grandes ojos amarillentos.

    Poco a poco, los estudiantes de primer año fueron depositando a un costado de la estación todo su equipaje, incluyendo las jaulas donde se encontraban sus mascotas (algunos no parecían querer abandonar sus mascotas dentro de sus jaulas con aquel sujeto, pero dado que no tenían opción y el tal Filch no parecía ser un hombre de mucha paciencia todos obedecieron sin chistar).

    —Bueno, ahora… yo los guiaré al castillo. Síganme —indicó Hagrid, comenzando a avanzar hacia una salida que nadie había notado antes. A su derecha había un cartel que leía "Lago Negro" y una flecha señalaba dicha salida—. Tienen suerte, les tocó una noche despejada… van a tener una magnífica primera vista del castillo, son muy afortunados… vamos, el lago no está mucho más lejos, síganme…

    Y rápidamente se encaminaron todos en dirección a esa salida, dejando pronto atrás la Estación de Hogsmeade y a aquel hombre Filch, que no había dicho una sola palabra ni parecía tener intención alguna de hacerlo, quien no los siguió y se limitó a empezar a recoger los equipajes y comenzar a transportarlos al castillo.

    Bueno, ¡en breve llegaréis a Hogwarts! Hagrid tomará un tiempo en llevarlos al lago, así que aprovechen para rolear un poco más entre ustedes, conocerse, o también, si quieren, pueden interactuar con Hagrid todo lo que quieran ;)

    @Alisse Madness @AlexaMH ustedes no se reportaron ante Hagrid pero bueno, no importa, para acelerar las cosas decidí que prosigamos. Tomamos como que siguieron a Void y al resto de los estudiantes, lo mismo con @Noir cuyo personaje siguió al de SweetSorrow; no se preocupen, están en el grupo :3
     
    • Me gusta Me gusta x 6
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Ganador Ganador x 1
  19.  
    Alisse Madness

    Alisse Madness Maestre

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Mayo 2013
    Mensajes:
    3,348
    Pluma de
    Escritora
    Jean

    Estaba satisfecho de tantod dulces, el resto lo guarde en mis bolsillos y cerre los ojos un momento, pero para cuando me di cuenta el expreso se había detenido, ¿finalmente habíamos llegado? Sl parecer si.

    Mis compañeros de viaje bajaron y yo hice lo mismo, Cloud salto a mi hombro para irnos, metí mis manos en los bolsillos y baje de tras de mis compañeros de viaje sin separarme de ellos y nos dirigimos a donde se nos era indicado
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  20.  
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo Comentarista empedernido Ribbon Queen Sweet Baby Angel

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    6,889
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Evelyn

    Para cuando me di cuenta toda aquella muchedumbre de estudiantes de Hogwarts habían abandonado el lugar, dejando únicamente a los que, al igual que yo, empezábamos este año el primer curso. Observé emocionada el rostro de todos los que serían mis compañeros durante el año, y no pude evitar sonreírles aunque estuviesen prestando atención a su alrededor y al señor Hagrid. ¡Cuántos amigos podré hacer aquí! Y el solo hecho de pensar que aparte de eso entre nosotros estarían mis compañeros de casa hacía que mis ganas de conocerlos a todos aumentasen más y más.

    ¡Anda, allí está Sam! —exclamé en mis pensamientos al divisar entre los estudiantes el rostro del chico—. ¡Y la chica de la linda lechuza! ¡Vaya! También está la que miraba tanto el suelo, ¡están todos! —pero lo que más me alegraba es que Kara también estuviese allí. Ojalá me tocase en su misma casa, entonces ya no podría pedir nada más.

    Dejé de distraerme en cuanto el señor Hagrid nos pidió que depositásemos nuestro equipaje y las jaulas de nuestras mascotas en un lado de la estación, dejándosela a cargo de un tal Filch, y rápidamente me giré para ir a dejarlos la primerita. Un hombre más feo que la señora del tren nos observaba con una cara intimidante justo donde debíamos dejar las cosas, y tuve que suponer que se trataba de él. Frené mi carrera poco a poco y abracé la jaula de mi gata contra mi pecho, no muy segura de ello. Se veía mal, sí, pero mi mamá me enseñó a no juzgar un libro por su portada, ¡quizás era bueno en el fondo y no lo sabíamos!

    —Buenas noches señor —saludé con una sonrisa al hombre mientras dejaba las maletas en su lugar correspondiente pero aún con la jaula en brazos. No obtuve respuesta—. Esto... ¿usted se encargará de cuidar a Akira? —pregunté algo dudosa, pero el resultado fue el mismo; lo único que conseguí fue una mirada de pocos amigos que me hizo asustar; aquel hombre llegaba a intimidar bastante. Dejé lentamente la jaula de la pequeña junto al resto y me despedí con una caricia, prometiéndole que la visitaría pronto, y rápidamente me erguí para despedirme de aquel hombre taan hablador—. B-bueno, gracias. Lindo gato, por cierto. ¡Hasta luego!

    Y tan pronto como fui a dejar mis cosas salí corriendo hacia el resto algo asustada aún. Me coloqué junto al señor Hagrid en cuanto comenzamos a caminar hacia lo que parecía un lago, y no pude evitar preguntarle tras un rato de pensarlo si habíamos hecho bien en dejar a las mascotas con ese hombre.

    —Esto... Disculpe señor Hagrid... —le llamé esperando ser escuchada. Quizás las diferencias de altura influyesen en ello—. ¿Las mascotas estarán bien con él? Es que... tiene cara de malo, y-y cuando le fui a saludar no me respondió. O es un maleducado o es sordo —inflé mis mejillas algo fastidiada, pero al ver el cartel que decía "Lago Negro" volví a recuperar la emoción—. ¡Hala!, ¿vamos a montar en barco?

    Sin duda aquella noche mejoraba por momentos; no me importaría acostumbrarme a esto.
     
    Última edición: 1 Septiembre 2015
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Adorable Adorable x 2
  21.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    2,328
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    El guardabosques volvió su atención a la jovencita que le había dirigido la palabra. La pequeña parecía estar preocupada por su mascota; era natural, considerando que la habían dejado en manos de alguien como Argus Filch, quien no inspiraba mucha confianza que digamos. Sin embargo, intentó calmarla con una sonrisa amable.

    —No te preocupes. Filch es… como decirlo… —Hagrid intentó encontrar las palabras adecuadas, y tuvo que ponerse a pensar por unos segundos—. Si tuviese que hacer una lista de personas antipáticas, él es de los que encabezarían esa lista. Pero es leal a Dumbledore y a Hogwarts, eso nade puede ponerlo en duda. Además, le gustan los animales, en especial las mascotas; ya habéis visto a su gata, la Señora Norris, la adora más que a cualquier otra cosa. Y Filch llevará todo al castillo, donde los profesores enviarán todo directo a sus habitaciones mediante magia, así que no tienen nada de que preocuparse.
     
    • Me gusta Me gusta x 5
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso