Estación de tren

Tema en 'Accel World' iniciado por Liza White, 9 Noviembre 2017.

Cargando...
  1.  
    (ง'-̀'́)ง

    (ง'-̀'́)ง Dummy bro Adorabólico Disney's King Tejoncito

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2017
    Mensajes:
    611
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Jack Atkinson

    Por alguna razón, parecía ser que yo era el único arisco con toda esa situación. Todo el resto de los chicos se veían curiosos, ansiosos, algunos optimistas, y hasta uno había levantado los brazos al aire y había exclamado que lo mejor de la tarde fue que el viento le golpeara en la cara. Ni siquiera el hombre que teníamos al frente parecía siniestro, sino simplemente cansado de atender a tanto chicaje. Suspiré, para intentar relajarme y soltar la tensión que tenía dentro mío. Lo logré, o al menos en parte. Seguía sintiendo aquella sensación en la nuca que me decía que algo no andaba bien. ¿Sería la electricidad estática por la tormenta que seguro se avecinaba?

    Miré hacia abajo, me di cuenta de que estaba bastante, bastante cerca de Beatriz , casi rodeándola. Un poco de color subió a mis mejillas, y puse cierta cara de estupefacción. ¿Cuándo me había acercado tanto? Bueno, por la razón que fuera, decidí seguir ahí. A pesar del enorme abrigo rojo que llevaba, su cuerpecito se bamboleaba un poco por el viento. Si me quedaba cerca, tal vez frenara un poco la corriente.

    El hombre nos indicó que lo siguiéramos a través de un camino que se internaba en la jungla, hacia nuestro próximo destino. El internado. Resignándome, me encogí de hombros, y con una sonrisa y un gesto de la cabeza, le hice señas a Beatriz para que me siguiera. Levanté la mirada y busqué al joven albino con el cual nos habíamos sentado un rato, pero no logré encontrarlo. Tal vez se había unido a otro grupo.

    Muro metálico. Puertas metálicas. Metal, metal, metal. Tan solo metal. Ese era uno de los aspectos que no lograban agradarme del todo. Me daban cierta sensación de inquietud. Llegamos hasta el "sensor de bienvenida", como decidí nombrarlo, y uno a uno fuimos escaneados, registrando quien era cada uno. Al salir de la luz verde, sentí como mi Neuro Linker volvía a la vida, y me anunciaba la entrega de un nuevo archivo: "Archivo BB2039.exe".

    —Qué nombre extraño.— me dije a mí mismo. Tenía un amigo programador, y sabía que ponerles nombres tan genéricos o tan complicados a las cosas resultaba luego un dolor de cabeza. Al menos no era el "Archivo BB2039versiónfinalfinal-final-ahorasí-estavezesverdad.exe".

    Con un suspiro, esperé que mi pequeña amiga terminara de ser escaneada, y le pegué un vistazo al lugar. A pesar de haber decidido relajarme, había todavía algo, una sensación, una presencia, que hacía que me picara la nuca.

    Rein, has desaparecido D:
    Y joder Liza, me pones una música medio tétrica, que indica un misterio medio retorcido, y luego tu personaje anda diciendo que no hay nada malo y demás (? Me descolocas.
     
    Última edición: 23 Noviembre 2017
    • Gracioso Gracioso x 4
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    Raiven

    Raiven Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Mayo 2016
    Mensajes:
    441
    —Disculp...—otra vez la formalidad era difícil de cambiar al tuteo respire hondo....
    —Esta bien, es la costumbre, no se cómo usar este Neuro no se que para abrir el archivo, seguramente debe de ser algunas normas o reglas del lugar—dije mientras buscaba alguna forma para abrirlo.
    —Por cierto soy Devon mucho gusto, y tú eres??—
     
  3.  
    rapuma

    rapuma Fanático

    Géminis
    Miembro desde:
    17 Marzo 2014
    Mensajes:
    1,480
    Pluma de
    Escritor
    Perdonen mi ignorancia, no tengo idea de qué sería un "Neuro-Linker" T-T

    Entendió tres cuartas partes de lo que su interlocutor le decía y se alegró de entender medianamente todo. Aunque no estaba seguro si había entendido "Neuro Linker" o "Euro Linker", le gustaba más la segunda opción. ¿Se trataba de una máquina que le depositaría euros? Volvería con mucho dinero y quién sabe, quizá podría cambiar sus reales por esa moneda extranjera.

    Con las manos hundidas en los bolsillos y sus trenzas y rastas volando como si fueran su capa, Esera avanzó poco a poco, siguiendo el orden de la hilera que esperaban a ser escaneados. Le sorprendió la altura del muro, ¿qué cosa retenían dentro para hacer algo tan grande? Le hizo recordar a Jurassic World y no pudo evitar sonreír, le agradaban los dinosaurios. ¿Y si tenían a un Indominux Rex allí? Sería cool, demasiado cool y el brasileño estaría obligado a sacarle fotos para compartir en su hogar. También le llamó la atención esas columnas de colores, haciéndole recordar brevemente al lol, un maldito juego en el cual había caído presa de su vicio tiempo atrás.

    Estaba tranquilo y listo para hacerse escanear, y cuando cruzó aquél límite de sensores, sintió una voz potente en su cerebro anunciándole que había un archivo. Se tapó las orejas y gruñó, el ruido lo tomó por sorpresa. ¿Qué rayos había sido eso?
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  4.  
    Nekita

    Nekita Amo de FFL

    Piscis
    Miembro desde:
    18 Marzo 2012
    Mensajes:
    5,586
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Aaron Yume

    Los pocos aperitivos que había tomado poco a poco fueron desapareciendo a medida que los iba comiendo en la espera a nuestra llegada, puesto que después de haber dejado esa puntuación en el juego habia decidido regresar a mi vagón, la idea de estar con todos en el comedor no era la más placentera y estar continuando mi pequeña actividad anterior para entretenerme era mucho mejor.

    Lamentablemente, el destino parecía tener otros planes.

    Los empleados comenzaban a movilizarse por los vagones de una manera poco común y se los veía... preoucupados, incómodos por algo y el ambiente que ahora se mostraba por la ventana no parecían ser las mejores de las señales, además, si lo juntaba con el hecho que el tren parecía estar deteniendose no lograba entender la razón de esa incomodidad. ¿No deberían estar felices de llegar a nuestro destino? ¿Qué les incomodaba tanto que no podían dejar de moverse por allí de esa forma?

    Y de pronto, las luces comenzaron a parpadear y no mucho tiempo después mi neuro linker se apagó no sin antes hacer un horrible pitido que me obligó a quitarlo de mi cuello, pero antes de que pudiera quejarme, un hombre nos solicitó ir al vagon principal y más le valía tener una explicación sobre esto.

    ¿A quién se le ocurriría que era buena idea desconectar así los aparatos electronicos teniendo en cuanta a donde nos dirigiamos?

    "Tengo la obligación de hacerles saber que, como ya han podido comprobar, este lugar tiene cierta protección contra los aparatos electrónicos. De ello se encargan los pilares que pueden ver en el exterior, rodeando las inmediaciones del internado. Por ello se les pide que no utilicen ninguno hasta que traspasen la zona límite. Aún les queda un pequeño trayecto, pero me temo que el tren no puede aproximarse más a la zona. Podrán recoger sus pertenencias en el internado. Espero que hayan tenido un buen viaje."

    Un ligero bufido salió de mis labios, ¿qué tan dificil era avisar a todos antes de que sucediera? Hubiera sido más sencillo y estaba seguro que habría causado menos incertidumbre entre los estudiantes.

    Al igual que los demás terminé saliendo de aquel vagon solo para ver con cierto asombro la instalación que tenía frente a mi, ahora ya podía ver a razón por la cual contaban con un tren para ellos solos, si podían pagar esa clase de estructuras extrañas, un tren no sería en lo absoluto caro, inclusive saldría mas barato que tener tanta interferencia para arruinar la tecnología.

    A medida que caminabamos (y con mi neuro linker de vuelta en mi cuello), pude notar que en uno de los pilares una luz extraña comenzaba a cambiar una y otra vez mostrando distintos colores una y otra vez, ¿sería alguna clase de alarma para indicar que los estudiantes habían llegado? ¿Otra cosa que probablemente no nos explicarían hasta que ellos quisieran?

    "Archivo BB2039.exe".
    ¿Uhm? ¿Un archivo?

    ¿Alguna clase de bienvenida de la escuela por haber pasado sin probelmas su pequeño registro de estudiantes? ¿Pasaría algo si lo ejecutaba?

    Mis examenes han terminado y puedo traer a mi bebe de vuelta, admiren su lindura (? <3
    [​IMG]

     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    Nyxbel

    Nyxbel ♥ Floriprincess ♥ Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    13 Enero 2016
    Mensajes:
    1,251
    Pluma de
    Escritor
    Raven Dragard

    Cada uno abandonó el tren y el último en salir era un chico de cabello oscuro, se tomaba su tiempo tranquilamente, supongo que pensaba que ya daba igual, ¿ya estamos aquí no?.
    El tren cerró sus puertas y se puso en marcha nuevamente Bien, creo que ya estamos todos —carraspeó el hombre, al cual todos le prestamos atención rápidamente y comenzamos a caminar. Yo por una parte me sentía bastante relajado, a decir verdad, la brisa y el día nublado era algo que adoraba, me fastidiaba ser quemado y acalorado por los potentes rayos de sol, aunque nunca he analizado si es una manía mental. —debería revisarme... ¿pero que cosas digo?pensaba, mientras sonreía en privado. —El complejo del internado tiene su acceso a través de aquellas compuertas que ven frente a nosotros. A medida que vayáis pasando por la zona límite se os identificará a través de vuestro Neuro Linker de manera automática. Las interferencias dejarán de hacer efecto por ese entonces, no se preocupen. —proseguíamos el camino mientras el vejete terminaba de dar su discurso, alrededor solo habían árboles y bosque, salir de aquí era misión imposible y mucho más sabiendo que hay un extenso mar que superar. —supongo que estamos en una isla privada.pensé mientras miraba mi alrededor.

    La fuerte brisa desprendía muchas ojas, muchas de las cuales golpearon mi rostro y tapaban mis lentes de sol, de pronto escuché una voz detrás de mi hombro —No intentes sacar de un internado ordinario lo que no tiene... —me abrí paso para dejarlo pasar, parecía ser el tipo de persona mal educada y tosca, observé a los tres chicos y volví a mirar mi camino, aunque no pude evitar oír el comentario de la pelirroja. —Vaya... parece que hoy no es su día —tuve que colocar una mano en mis labios y evitar reirme ante el grupo. —En realidad, parecía del tipo de persona que nunca era su día... —traté de contenerme un poco y reí lo más bajo que pude, sonreí y seguía caminando.

    El muro metálico se acercaba y de pronto todos comenzamos a pasar a través de unos sensores, mi neuro linker vibró luego de acercarnos mucho más, —¿que rayos?pensé, mientras revisaba el aparato y he aquí un mensaje nuevo se encontraba y éste ya funcionaba.

    Archivo BB2039.exe

    Observé a mi alrededor y al parecer todos habían recibido el mismo archivo, de hecho, uno de los presentes había preguntado si alguien había logrado abrir el archivo y el portugués ni se enteraba de lo que sucedía. Guardé el aparato y no le di mucha importancia al momento.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  6. Threadmarks: Complejo Laguna Negra
     
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo Comentarista empedernido Tsundere ♡ Talco's Crew Babe ♡ Tejoncita Disney's Queen I'm a baby Duende bloguero

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    6,018
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    El sensor se iluminó una última vez cuando la persona que se encontraba al final de la cola hubo terminado su registro, finalizando el proceso de reconocimiento personal. El hombre que les acompañaba imitó sus pasos y se adentró por la puerta, cerrándose esta lentamente tras de sí, vislumbrando los últimos retazos del paisaje del exterior antes de que el metal se lo tragase por completo. El rumor del viento se escuchaba ahora demasiado lejano, y el frío había desaparecido por completo en el interior de aquel lugar en el que se habían resguardado. La iluminación, debido a que no contaban con ventanas allí y el lugar estaba techado, no tardó en activarse, dejándoles entrever con mayor claridad todo lo que se encontraba a su alrededor.

    Ahora todos se encontraban en un especie de hall de entrada no muy grande, pero lo suficiente como para que todos pudieran permanecer allí sin sentir agobio entre ellos. De paredes blancas y suelo de moqueta negra, el hall irradiaba un aire a tecnología y modernidad. Sus paredes contaban con varias pantallas apagadas, y algún que otro aparato curioso que nunca habían visto antes. El lugar, a su vez, contaba con asientos donde aguardar hasta que se informase a superiores de la llegada de nuevos inquilinos, y se les abriese así finalmente el paso. Desde luego, no le faltaban los detalles a aquel lugar tan particular.

    De un momento a otro, el encargado del grupo dejó de hablar a través de su Neuro Linker; al parecer ya le habían confirmado el acceso. Se dirigió hacia ellos, dirigiéndoles una sonrisa a modo de disculpa.

    —Lamento todo este secretismo, chicos. Sé que estaréis llenos de dudas que nadie ha querido resolver, pero os aseguro que en breve podrán satisfacer toda vuestra curiosidad —les aseguró, con un tono algo más amable y empático. Se sentía como si el hombre ya hubiese pasado por todo aquello antes, por lo que podía comprender bien el estado de todos aquellos chicos y las miles de emociones que sentían en aquel instante. Metió las manos en sus bolsillos, aguardando a que de alguna u otra forma, la única salida que había allí a parte de por donde habían entrado se abriese finalmente. Y de un momento a otro, las compuertas frente a ellos fueron dejando entrever un halo de luz que indicaba que estaban a punto de ver lo que les aguardaba en el interior. El hombre se giró hacia ellos una última vez, antes de dar el paso.

    >>Sean bienvenidos finalmente... al complejo Laguna Negra.


    Tras acostumbraros a la repentina luz del día que os irradió por completo, os sorprendió dirigir la vista al cielo y contemplar un manto anaranjado despejado, sin ninguna nube en vuestro campo de visión. No corría el aire, y la temperatura del lugar era ideal incluso para estar en manga corta. Visteis, al extender la mirada hacia el frente, una enorme laguna de aguas cristalinas daros la bienvenida, con un pequeño embarcadero en el que poder usar distintas barcas disponibles para los usuarios, a la vez que podrían disfrutar de un buen baño en el lugar. El edificio más destacado se erigía justo a su lado, de grandes dimensiones y aspecto recientemente edificado. A su alrededor, varios lugares de ocio y de todo tipo de comodidades se extendían en las proximidades de la zona. Pudieron ver un restaurante con vistas a la laguna, tiendas... ¿y eso era una zona de recreativos?

    El encargado les sacó de su ensimismamiento a los jóvenes con una pequeña risa, al notar sus caras sorprendidas ante todo lo que les ofrecía el interior del complejo. Señaló hacia el fondo, hacia el edificio que se erigía por sobre el resto, corroborando sus sospechas:

    —Ese edificio blanco tan grande que veis allí es el internado Laguna Negra, vuestro nuevo hogar por tiempo indefinido —bromeó, comenzando la caminata siguiendo una extensa red de caminos que comunicaban con todos los establecimientos, sin necesidad de pisar el césped. No tenían pérdida, desde luego—. Os estaréis preguntando por qué de repente el mal tiempo que hacía fuera parece haberse detenido en este lugar. Bien, fijaos un poco mejor en las cuatro columnas de metal que rodean en los cuatro costados las inmediaciones del complejo.

    Los alumnos obedecieron no sin cierta curiosidad, volviendo a notar cómo de las columnas seguían saliendo distintos colores intermitentemente. Pero al fijarse un poco mejor, justo cuando un rayo de luz del exterior enfocaba por sobre el cielo del complejo, notaron algo que a simple vista parecía invisible. Un manto cristalino recubría a modo de cúpula su cielo, un "cielo artificial" que creaba cierto efecto termorregulador en su interior. Entonces, aquellas columnas...

    —¡En efecto! Todo este lugar está completamente rodeado y protegido del exterior, aunque a simple vista no lo parezca. El director del complejo quiso crear su propio paraíso, en el que permaneciese el mejor tiempo posible todos los días del año. Un lugar de ensueño, ¿no creéis? —comentó, con cierta admiración en su voz. Se veía que disfrutaba de su trabajo en aquel lugar—. Oh, y me faltó añadir que el director no es una persona a la que le falte el dinero, precisamente... Por eso quiso que sus estudiantes gozasen de todas las comodidades posibles durante su estadía en el lugar. Como veis, podréis disfrutar de todo lo que está a vuestro alcance sin ningún problema.

    A medida que el hombre os iba mostrando los diferentes edificios que conformaban el área principal, pudisteis notar cómo varios megáfonos se encontraban esparcidos en algunas farolas y edificios, sirviendo quizás para trasmitir la información dada desde el internado. En ese instante, las farolas comenzaron a prenderse. A pesar de no estar del todo oscuro, el cielo del atardecer no tardaría mucho en dejar paso a la noche.

    —Las farolas se prenderán sobre esta hora cada día, dado que contamos con el horario de invierno. Los alumnos podrán seguir acampando por aquí hasta la hora de queda, que son las doce de la noche. A esa hora la cúpula deja de funcionar para recargar energía durante dos horas, por lo que está terminantemente prohibido estar fuera del internado a esa hora —y ante su sorpresa añadió, no sin cierto tono de advertencia—. Y no hace falta añadir que salir al exterior está prohibido por completo. Órdenes del director.

    Finalmente, dejó de caminar cuando quedaban un par de metros para llegar a las puertas del internado. Al parecer, había recibido un mensaje y tenía algo que atender. Les indicó que el director pronto les daría la bienvenida, y que por el momento podrían aguardar por allí o dirigirse hacia el interior del edificio. Tenían múltiples bancos en los que sentarse mientras tanto, la comodidad nunca les faltaba.

    Akane antes de que el hombre se marchase, reparó en algo, y alzó la voz rápidamente.

    —¡Oiga, espere! ¿Y qué pasa con este archivo que hemos recibido? —exclamó, haciendo que este se girase para verla.

    —Oh, eso. Se trata de un juego que el director quiere probar con vosotros. No se dejará abrir hasta que este lo active, así que... Tiempo al tiempo.

    Y con una sonrisa, el encargado se despidió finalmente de los presentes, dejando aún más dudas. Por el momento... seria cuestión de esperar.


    ¡Bien, oficialmente habéis llegado al complejo! :D Abriré un nuevo tema en un rato, mientras podéis postear por aquí todo lo que queráis.
     
    Última edición: 25 Noviembre 2017
    • Fangirl Fangirl x 8
  7.  
    Morde

    Morde Dragón con caverna

    Sagitario
    Miembro desde:
    10 Mayo 2015
    Mensajes:
    1,064
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    No te preocupes, rapuma, yo tampoco (?)

    —Por cierto soy Devon mucho gusto, y tú eres??

    A aquel chico parecía costarle evitar las formalidades

    — Yo me llamo Hiroshi. Hiroshi Usui. Encantado

    Y sonreí. Tal vez con eso le costara menos trabajo tutearme

    Sin darnos cuenta, las puertas metálicas del lugar se habían cerrado detrás de nosotros y dieron paso a un sitio completamente distinto. Abrí la boca del asombro: aquello parecía una auténtica ciudad donde el tiempo era totalmente distinto al del exterior. Y lo más importante: al fin empezaban a explicarnos algo. Recorrí con la vista todo el lugar, esperando a más explicaciones...
     
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    (ง'-̀'́)ง

    (ง'-̀'́)ง Dummy bro Adorabólico Disney's King Tejoncito

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2017
    Mensajes:
    611
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Jack Atkinson

    Después de pasar el predecible hall de bienvenida, completito con sillas, tecnología de punta y luz artificial, el encargado dejó de hablar con su Neuro Linker y se dirigió hacia nosotros, con una sonrisa de disculpa.

    Lamento todo este secretismo, chicos. Sé que estaréis llenos de dudas que nadie ha querido resolver, pero os aseguro que en breve podrán satisfacer toda vuestra curiosidad —les aseguró, con un tono algo más amable y empático. Al parecer ya había hecho esto varias veces.

    El hombre metió las manos en el bolsillo, al parecer aguardando que la puerta que teníamos al frente se abriera y nos dejara paso. De pronto, las compuertas comenzaron a separarse, dejando pasar un halo de luz que dificultaba ver lo que había enfrente. Como si lo hubiera ensayado ya un chirrión de veces, el hombre se dio media vuelta, y anunció con un tono teatral: "Sean bienvenidos finalmente... al complejo Laguna Negra".

    La luz que emanaba del interior me cegó momentáneamente, pude contemplar el lugar en todo su esplendor. Mi expresión cambió de seriedad a completa incredulidad y extrañeza en menos de tres segundos. Mi cara reflejaba todo aspecto de la culta y pomposa expresión: "WTF". Contemplé el paraíso artificial a mi alrededor. Señalé el techo naranja y abrí la boca para decir algo, pero luego me la tapé con la mano. Contemplé el lago de aguas cristalinas y volví a abrir la boca, pero me la volvía a tapar luego. Estuve repitiendo ese gesto con cada elemento del lugar: restaurantes, tiendas, salón de recreaciones. Lo único que faltaba era una persona en camisa hawaiana, con la nariz quemada y con un ukelele y cantando "Somewhere over the rainbow". Luego de un rato de permanecer en mi estado de completa incredulidad, levanté los brazos al aire (lo máximo que podía con las muletas) en señal de rendición y me encogí de hombros.

    Ok, ¡ok! ¡O! ¡K! Ya está, ya está, ya aprendí. Ya no voy a esperar más nada, voy a dejar que las cosas vengan. Que vengan nomás, estoy listo. Vamos, ¡arrójenme lo que sea!— dije en voz alta, exasperado, más para mí mismo que para el resto.— Estoy acostumbrado a correr peligro de infectar tétano por asirme a un caño oxidado mientras salto de un techo a otro, no a aparecer de repente en un resort tropical all-inclusive. Mis máximas vacaciones con mi familia fueron ir a la montaña, y en Austria estamos llenos de montañas, ¡era como ir al maldito parque!

    Mientras decía eso, movía de forma bastante elocuente mis manos. Me encontraba bastante exaltado, y no me daba cuenta que estaba diciendo todo esto en voz alta.

    <<Bien, me rindo. Ustedes ganan. Falta que aparezca un puñetero dinosaurio. ¿Por qué todavía no apareció un dinosaurio? Apuesto mi pierna buena -lo cual vuelve nula la apuesta desde un principio- a que el director aparecerá montando un tiranosaurio, y traerá una cuadrilla de velocirraptors para que nosotros los montemos. ¿Y por qué no está sonando la música de Jurassic Park? Exijo la música de Jurassic Park.

    Después de decir esto último, bajé los brazos y suspiré para calmarme. Me encontraba bastante agitado. El hombre había acabado de dar las instrucciones, que yo había ignorado soberanamente por mi arrebatado vociferación. Se excusó, diciendo que tenía que atender algo urgente, y que el director nos recibiría dentro de poco para darnos la bienvenida. Busqué con la mirada un banco y me dirigí hacia allí, prácticamente derritiéndome sobre él. ¿Enserio había dicho lo del tiranosaurio? Dios, el hecho de pasar de un escenario digno de un Silent Hill al capítulo de playa de un shonen jodía bastante a mi cerebro. Igualmente, iba a estar decepcionado si el director no aparecía cabalgando un dinosaurio.

    Bruno EVF, perdón por adelantarme tanto jeje. Pasa que bueno, character development (? Vamos a ver como Beatriz se desenvuelve con esto.
    Ah, y disculpen el suceso ataque de histeria de Jack. Es un hombre de mente sencilla, y el cambio rotundo le rompió los esquemas (?. Ahora está tranquilo, pero si el director llegara a aparecer con un dinosaurio, ahí si lanzaría sus muletas en el aire y se daría por vencida en la vida (?.

    Y en otra nota completamente ajena a todo lo que venimos escribiendo, me acabo de dar cuenta que soy el segundo más alto del grupo. Maldito Adrian Hendersson Adrian Hendersson que me supera por dos centímetros.

    Y por si quieren tener una imagen mental de las expresiones de Jack, aquí van:

    [​IMG]

    PM0pxEM_700wa_0.gif
    Tal vez un poco más exageradas (?
     
    Última edición: 25 Noviembre 2017
    • Gracioso Gracioso x 4
    • Ganador Ganador x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  9.  
    ┌( ಠ‿ಠ)┘

    ┌( ಠ‿ಠ)┘ Rolero Usuario VIP

    Libra
    Miembro desde:
    9 Octubre 2012
    Mensajes:
    2,769
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Beatriz

    Aunque Jack me había contestado con una sonrisa que todo estaba bien, muy a mi pesar no pude sentirme tranquila. Me habría gustado encontrar la manera de que no sintiera tenso, pero nuestro entorno se había tornado demasiado inquietante como para siquiera pensar la probabilidad de sonreír. Estaba inquietapor tanto misterio, por eso me quedé muy extrañada ante las muestras de entusiasmo de los demás estudiantes. Aunque luego me pregunté si, tal vez, estaba cometiendo una tontería al afrontar de ese modo el nuevo escenario bajo el cielo nublado. A lo mejor… como siempre… pecaba de sensible. Me sentí así de tonta durante el trayecto hacia la entrada, al punto de que me sobresalté cuando mi Neuro Linker volvió a funcionar con el anuncio de que había recibido un nuevo archivo… ¿Uh? ¿BB2039.exe?

    Y Jack, casi sin darse cuenta, a lo largo de estos hechos se había puesto muy cerca de mí. Demasiado. Sumando esto al misterioso contexto, mi reacción tan sólo consistió en encogerme sobre mí misma mientras agachaba la cabeza, silenciosa. Tan sólo guiándome con la visión de los talones de Jack.

    Sólo me animé a levantar la vista cuando nuestro guía retomó la palabra. Advertí entonces que estábamos en un hall de diseño pulcro y muy moderno.

    Lamento todo este secretismo, chicos —empezó aquel hombre—. Sé que estaréis llenos de dudas que nadie ha querido resolver, pero os aseguro que en breve podrán satisfacer toda vuestra curiosidad —su tono había cambiado por completo. Eso era tranquilizador… ¿tal vez? De pronto, las puertas que había más allá comenzaron a abrirse de par en par; la luz que había al otro lado nos irradió—. Sean bienvenidos finalmente... al complejo Laguna Negra.

    Y, finalmente, el viaje parecía llegar al final. Nos adentramos… O mejor dicho, salimos hacia un vasto campo, iluminado por la luz tenue del cielo del atardecer. Bajo las nubes anaranjadas se extendía un hermoso lago de aguas cristalinas, además de una red de caminos que conducía a diferentes sitios. Restaurante, recreativos, y demás. ¡Era como una pequeña ciudad! Y guiándome por las palabras del guía, también vislumbré el sorprendente campo de energía que nos aislaba del triste cielo que dejamos atrás.

    Todo era… Era…

    No tenía palabras.

    Me quedé quieta, con los ojos alzados hacia el bello cielo, un poco boquiabierta por el alcance de la tecnología del lugar. Si había una forma de definir lo que sentía en este momento, eso podía traducirse como… Eeeh… ¿Admiración, tal vez?

    Fue la exaltada voz de Jack la que volvió a poner mis ojos en la tierra.

    Ok, ¡ok! ¡O! ¡K! Ya está, ya está, ya aprendí. Ya no voy a esperar más nada, voy a dejar que las cosas vengan. Que vengan nomás, estoy listo. Vamos, ¡arrójenme lo que sea! —decía, visiblemente exasperado— Estoy acostumbrado a correr peligro de infectar tétano por asirme a un caño oxidado mientras salto de un techo a otro, no a aparecer de repente en un resort tropical all-inclusive. Mis máximas vacaciones con mi familia fueron ir a la montaña, y en Austria estamos llenos de montañas, ¡era como ir al maldito parque! —me puso un poco nerviosa que moviera tanto las manos al hablar. Sus muletas podrían caerse— Bien, me rindo. Ustedes ganan. Falta que aparezca un puñetero dinosaurio. ¿Por qué todavía no apareció un dinosaurio? Apuesto mi pierna buena -lo cual vuelve nula la apuesta desde un principio- a que el director aparecerá montando un tiranosaurio, y traerá una cuadrilla de velocirraptors para que nosotros los montemos. ¿Y por qué no está sonando la música de Jurassic Park? Exijo la música de Jurassic Park.

    ¡N-no! —exclamé de pronto, alzando las manos en su dirección.

    Me horrorizaba la idea de que apareciera un dinosaurio con dientes filosos. Había visto la película de Jurasick Park con mis hermanos y acabé llorando en las escenas donde el Tyranosaurio y los Velociraptors comían personas. Había detenido a Jack por impulso, para que no siguiera esbozando esas ideas que daban miedo, pero cuando noté que me miraba enrojecí. Mostré una sonrisa para salir del paso, pero fue una sonrisa nerviosa. Empecé a mover las manos rápidamente hacia los costados, como si le pidiera calma, cuando en realidad eso me lo estaba reclamando a mí misma.

    Eeeh… Tra-tranquilo… Eeeh… ¿N-no te parece que este lugar es-está mejor… Eeeh… que el de antes? ¿Tal vez?

    No lo miré a los ojos. Como siempre me pasaba cuando me ponía así de nerviosa.
     
    • Adorable Adorable x 6
  10.  
    Lucas Diamond

    Lucas Diamond Rolero Nene <3

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    1,179
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Adrian Henderson

    Cuando abrí los ojos el tren parecía estático. Miré por la ventana y efectivamente no nos movíamos. De hecho, no parecía haber nadie en el tren. Me apresuré a salir y encontré a todo el mundo afuera, hablando con un hombre. La música que estaba escuchando se había parado, debía haber interferencias de alguna manera, lo cual no era de extrañar a la vista del lúgubre páramo en que nos encontrábamos.

    Me encontraba cerca del internado, o eso deduje cuando nos pusimos todos a caminar. No había llegado a tiempo para escuchar las instrucciones del hombre que imaginaba que sería el director del internado o algo así, por lo que me limité a seguir al grupo. Ningún aparato electrónico funcionaba, inclusive los Neuro Linkers, lo cual me preocupó sobremanera. Sin embargo, ver a los demás tan decididos me hizo tranquilizarme. No era el único en estas condiciones, pero el resto no parecía muy intranquilo; simplemente era cuestión de desconfianza, en lo cual no escaseaba.

    Al llegar a una especie de reconocimiento, nuestros Neuro Linkers volvieron a su estado anterior. Me sorprendí al recibir un archivo con un nombre poco común: "Archivo BB2039.exe". Lo intenté abrir durante unos minutos, pero no hubo manera.

    Al entrar al internado, un señor que, a mi parecer, inspiraba poca confianza, nos hizo un breve introducción al lugar. ¿Era acaso posible lo que estaba viendo? El contraste de ambas realidades, la de dentro del edificio y la del exterior, era abismal. En el interior, hacía buen tiempo, una temperatura agradable y un sol resplandeciente iluminaba todo. ¿Cómo lo habían conseguido...?

    ¡Oh! Esto... ¿es artificial? Mi mirada captó una especie de bóveda cristalina, que descubría el secreto: toda esta atmósfera había sido creada por el director para el disfrute de sus alumnos. Además, había cantidad de sillones para descansar mientras esperábamos a que el misterioso director apareciese (ya había deducido que no era el hombre que yo creía en un inicio). Qué extraño todo... ¿Por qué tanto lujo para nosotros?

    Debía ser el único, pero el sitio no me daba buena impresión en absoluto. Todos los misterios que planteaba... no debían pasarse inadvertidos. La tecnología podía llegar a ser muy peligrosa.

    Yo tampoco sé qué es un neuro linker (?
     
    • Adorable Adorable x 7
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Kurone

    Kurone Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    878
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Aki Chigusa

    Aki no había vuelto a abrir la boca hasta entonces. Había pasado a través de aquella suerte de "control policial" aferrada a su cartera como un koala a su eucalipto y con una desconfianza extrema plasmada en el rostro. ¿Tanto secretismo para qué? ¿Acaso era la CIA? ¿El FBI? ¿El área cincuenta y uno?

    Alzó la cabeza hacia el cielo, preguntándose si vería algún OVNI en él, mientras sus compañeros, con expresiones variopintas pasaban a través del identificador. No es que le interesara demasiado el tema paranormal, pero el aspecto decrépito, el secretismo y la extrema seguridad del lugar daba para dar pie de guerra a su hiperactiva imaginación.

    "Igual es una suerte de frontera a Corea del Norte" — pensó, sacando la lengua con desagrado, antes de que su Neuro Linker recobrara la vida. Un pequeño pitido le hizo darse cuenta de que no solo volvía a funcionar con normalidad, sino de que también había recibido un archivo.

    ... ¿Un archivo?

    "¿Ah~? ¿qué diablos..."?— gruñó, mientras trataba de abrirlo y este no parecía ceder a sus exigencias.

    Fantástico. Sencillamente fantástico.

    Y sí, realmente era fantástico. Porque lo que Aki vio al mismo tiempo que sus compañeros tras ingresar al complejo no podía ser descrito de otra forma que esa. La intensa luz solar fue lo primero que llamó su atención. Un vasto y extenso cielo escalarta al atardecer, puro y brillante, y la forma en que la luz se reflejaba sobre las cristalinas aguas de lo que parecía ser un lago artificial. Aki tuvo que pestañear dos, tres, cuatro veces. ¿Cómo era posible siquiera el extremo contraste entre el exterior y el interior? ¿Y los restaurantes, salones recreativos? ¿Qué diantres era todo eso?

    Entre el grupo, uno de los jóvenes que viajaban con ella, un chaval de piel tostada y ojos heterocromos parecía ser el más exaltado de todos. No tardó en montar todo un escándalo. ¿Qué decía de Jurassic Park?

    " Vaya, tenemos otro rarito"—pensó la joven— "Jurassik Park es horrible. De verdad, ¿cómo alguien le puede gustar siquiera esa basura? ¿Y cómo va a aparecer el director en Tiranosaurio? La ciencia ha avanzado demasiado desde el siglo XXI, pero eso ya es pasarse...
    "

    Fue entonces cuando reparó en el lujoso edificio de pareces blancas que había más al fondo, plantado en aquella especie de césped que no llegaban a rozar sus pies. Parecía una suerte de Academia más que un internado, aunque el guía no tardó en confirmar que aquel no era otro que su nuevo y exclusivo hogar.


    —Ese edificio blanco tan grande que veis allí es el internado Laguna Negra, vuestro nuevo hogar por tiempo indefinido —bromeó.

    "Vuestro hogar por tiempo indefinido..."

    Los internados tendían a ser escuelas católicas en sus mangas y animes predilectos. Un lugar cerrado donde sólo había chicas conviviendo juntas, afianzando lazos. Por un momento se preguntó si aquel lugar, tal vez, le ayudaría a dejar de lado su vida monótona y solitaria. El sitio había sobrepasado sus expectativas por el momento.

    ... Por lo menos no iban a empezar a matarse entre ellos como en el final de Another.

    Chicos, el Neuro Linker es una especie de conector virtual que tenemos todos implantados en el cuello y que nos permite estar conectados a una red global sin necesidad de aparatos externos. Vamos, que el archivo ese aparece por delante de nuestros ojos como en un ordenador (?) Que conste que solo me vi el primer capítulo del anime xD
     
    Última edición: 25 Noviembre 2017
    • Adorable Adorable x 4
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 2
  12.  
    (ง'-̀'́)ง

    (ง'-̀'́)ง Dummy bro Adorabólico Disney's King Tejoncito

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2017
    Mensajes:
    611
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor

    Jack Atkinson

    ¡N-no!— sentí que Beatriz exclamaba de pronto. Dirigí mi mirada hacia ella, y vi que se encontraba alzando las manos en mi dirección. Se la veía bastante asustada. Me rasqué la nuca, mientras pensaba "Mierda, ¿tanto revuelo hice como para asustarla?".

    Pero a los segundos de hacer contacto visual con ella, su rostro se convirtió en un tomate. Un tomate bien maduro y rojo. Mostró una sonrisa nerviosa y empezó a mover las manos rápidamente, como intentado calmarse. ¿O intentaba calmarme a mí? Solté una pequeña risita. Esa chica era un espectáculo viviente. Un espectáculo minúsculo y tierno.

    Eeeh... Tra-tranquilo... Eeeh... ¿N-no te parece que este lugar es-está mejor... Eeeh... que el de antes? ¿Tal vez?— dijo, sin mirarme a los ojos y visiblemente nerviosa.

    Yo me la quedé mirando unos segundos, sonriendo divertido, mientras apoyaba mi codo derecho en una pierna, y luego sostenía mi cabeza con una mano. Me volví a estirar, haciendo que mi espalda tronara un poco, para relajarme.

    Sí, tienes razón. Este lugar es infinitamente mejor que el escenario anterior. Al menos aquí no parece que una oleada de zombies pudiera salir de repente a atacarnos. Aunque hay un juego llamado "Dead Island" que transcurre en un resort tropical y aparecen zombies...— dije, pensativo. Miré a Beatriz, al darme cuenta de lo que acababa de decir. La muchacha estaba pálida. Alcé las manos para calmarla.— ¡Pero tranquila! No creo que nada de eso pase. No van a aparecer zombies, ni dinosaurios, ni nada.

    Le dediqué una sonrisa tranquilizadora.

    << Y disculpa por lo de hace unos momentos. El hecho de cambiar tan rápido de ambiente complicó un poco mis emociones. No estoy tan acostumbrado a esto.— corrí la muleta que tenía a mi lado, ocupando una parte del banco.— ¿Quieres sentarte? Así esperamos hasta que el director aparezca.
     
    • Adorable Adorable x 4
  13.  
    Nyxbel

    Nyxbel ♥ Floriprincess ♥ Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    13 Enero 2016
    Mensajes:
    1,251
    Pluma de
    Escritor
    Raven Dragard

    Por fin todos habían logrado pasar el sensor para acabar el registro, y he aquí que el hombre se adelantó y nosotros tras de él nos percatamos que las puertas se cerraban tras nosotros, pudiendo observar los últimos rayitos de sol antes que solo tuviésemos un nuevo camino por delante.
    El sonido exterior ya no se escuchaba con claridad y el lugar ahora era cálido, se activaron las luces del lugar, pudiendo observar con mayor claridad nuestro alrededor. Estábamos en un salón suficientemente grande y espacioso para todos, el suelo era de color oscuro y el ambiente mismo se sentía tecnológico y moderno. —y pensé que en mi casa gastaban dinero en comodidades... pensé, mientras miraba los alrededores.
    Sobre algunas paredes habían varias pantallas, las cuales estaban apagadas y varios adornos por el lugar, me senté en uno de los asientos mientras esperaba. Fijándome en los presentes, parece que el único asocial del lugar era yo, pero no me sentía tan mal ser introvertido, pues mi pasado me enseñaba que las personas, en su mayoría, son hipócritas. —Lamento todo este secretismo, chicos. Sé que estaréis llenos de dudas que nadie ha querido resolver, pero os aseguro que en breve podrán satisfacer toda vuestra curiosidad —comentó al aire nuestro "vigilante". Las compuertas volvieron a abrirse y por fin lograríamos observar lo que nos deparaba el interior del lugar. —Sean bienvenidos finalmente... al complejo Laguna Negra.—dijo, mientras me enfoqué en observar el lugar, el cual emanaba una irradiante luz.

    Observé el cielo y éste se encontraba despejado y anaranjado, el ambiente se sentía fresco, pero no se sentían corrientes de aire; al frente, una laguna de agua cristalina con algunos embarcaderos. Observé hacia mi derecha, donde se erguía un edificio completamente grande y aparentemente nuevo, a su alrededor algunas zonas de diversión y descanso. —esto me esta dando ideas para mi hogar...sonreí y seguía observando a la lejos un restaurante y varias tiendas. De pronto, el "vigilante" nos interrumpió tan magnifica obra moderna, señalando el edificio. —Ese edificio blanco tan grande que veis allí es el internado Laguna Negra, vuestro nuevo hogar por tiempo indefinido —observé al hombre con muy mal gusto, si nos habían secuestrado de verdad iba a molestarme, ya había pasado por esto anteriormente y no iba a dejar que estos jóvenes, aunque desconocidos, pasen por lo que ya había pasado. Justo cuando iba a interrumpir para realizar una pregunta el hombre continuó su discurso. —Os estaréis preguntando por qué de repente el mal tiempo que hacía fuera parece haberse detenido en este lugar. Bien, fijaos un poco mejor en las cuatro columnas de metal que rodean en los cuatro costados las inmediaciones del complejo. —comentó, y al observar pude fijarme que las columnas formaban un termo regulador global de última tecnología. El lugar estaba protegido del exterior, cosa que no me calmaba tanto —El director del complejo quiso crear su propio paraíso, en el que permaneciese el mejor tiempo posible todos los días del año. Un lugar de ensueño, ¿no creéis? —comentó, yo en realidad no estaba muy agradado con la idea. —¿Acaso no dan vacaciones en este lugar? —pensé, mientras observaba la cara de los presentes, algunos sorprendidos en gran manera como mi persona.

    Oh, y me faltó añadir que el director no es una persona a la que le falte el dinero, precisamente... Por eso quiso que sus estudiantes gozasen de todas las comodidades posibles durante su estadía en el lugar. Como veis, podréis disfrutar de todo lo que está a vuestro alcance sin ningún problema. —el hombre parecía disfrutar su trabajo, aunque no lo culpo, hay demasiados lujos en este complejo. Me dispuse a interrumpirlo, pero de pronto uno de los chicos se alteró. — Ok, ¡ok! ¡O! ¡K! Ya está, ya está, ya aprendí. Ya no voy a esperar más nada, voy a dejar que las cosas vengan. Que vengan no más, estoy listo. Vamos, ¡arrójenme lo que sea! Estoy acostumbrado a correr peligro de infectar tétano por asirme a un caño oxidado mientras salto de un techo a otro, no a aparecer de repente en un resort tropical all-inclusive. Mis máximas vacaciones con mi familia fueron ir a la montaña, y en Austria estamos llenos de montañas, ¡era como ir al maldito parque!comentó, mientras el "vigilante" sin más continuaba su discurso. —Las farolas se prenderán sobre esta hora cada día, dado que contamos con el horario de invierno. Los alumnos podrán seguir acampando por aquí hasta la hora de queda, que son las doce de la noche. A esa hora la cúpula deja de funcionar para recargar energía durante dos horas, por lo que está terminantemente prohibido estar fuera del internado a esa hora. —justamente las farolas se habían encendido, parecía que el horario nocturno llegaría muy pronto. —Y no hace falta añadir que salir al exterior está prohibido por completo. Órdenes del director.

    Cereza sobre el pastel, no sé que sería peor, si vivir un secuestro nuevamente o permanecer alejado de la civilización tanto tiempo en un internado con todos los lujos pero como el propio esclavo. —Espero que la gran idea del internado no haya sido de papá...comenté al aire sin darme cuenta que estaba pensando en voz alta. —Bien, me rindo. Ustedes ganan. Falta que aparezca un puñetero dinosaurio. ¿Por qué todavía no apareció un dinosaurio? Apuesto mi pierna buena -lo cual vuelve nula la apuesta desde un principio- a que el director aparecerá montando un tiranosaurio, y traerá una cuadrilla de velocirraptors para que nosotros los montemos. ¿Y por qué no está sonando la música de Jurassic Park? Exijo la música de Jurassic Park.

    El hombre se adelantó, parecía que debía atender algo importante. —Con tal paisaje no me sorprendería ver un dinosaurio. —le dije al chico alterado mientras un poco disgustado me dirgía a un banco para sentarme. La pelirroja interrumpió al señor y en un intercambio de preguntas y respuesta, logramos descubrir que el archivo era un videojuego. —¡QUE POR LO MENOS SEA UN MMORPG! —le grité al "vigilante" mientras caminaba a yo no sé donde.

     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  14.  
    ┌( ಠ‿ಠ)┘

    ┌( ಠ‿ಠ)┘ Rolero Usuario VIP

    Libra
    Miembro desde:
    9 Octubre 2012
    Mensajes:
    2,769
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Beatriz

    Jack me miró con una sonrisa. Al terminar de hablar y, detuve el movimiento de mis manos y me atreví a hacer contacto visual, al tiempo que me esforzaba por mantener mi sonrisa aunque fuese nerviosa. Luego, él se estiró hasta que su espalda resonó. E-Eso sonó tan fuerte que me pregunté cómo hacía para ningún hueso se le saliera de lugar.

    — Sí, tienes razón—dijo—. Este lugar es infinitamente mejor que el escenario anterior. Al menos aquí no parece que una oleada de zombies pudiera salir de repente a atacarnos. Aunque hay un juego llamado "Dead Island" que transcurre en un resort tropical y aparecen zombies... sentí que la sangre se helaba en mis venas, porque si había algo que me gustaba menos que un dinosaurio hambriento, ¡eso era un zombie!— ¡Pero tranquila! No creo que nada de eso pase. No van a aparecer zombies, ni dinosaurios, ni nada —y me mostró una sonrisa cálida que, de alguna manera, logró tranquilizarme y evitar que imaginara cosas extrañas— Y disculpa por lo de hace unos momentos. El hecho de cambiar tan rápido de ambiente complicó un poco mis emociones. No estoy tan acostumbrado a esto.—vi cómo corría una muleta cuando fue a ocupar el banco que teníamos más cerca— ¿Quieres sentarte? Así esperamos hasta que el director aparezca.

    Asentí rápidamente y tomé asiento a su lado, algo abochornada. Observé una vez más el paisaje del complejo que, de ahora en adelante, sería nuestro hogar por un buen tiempo. El atardecer impedía ver en toda su plenitud todos los colores, pero las sombras ligeras que poco a poco nos envolvían de ninguna manera apagaban la espectacularidad del complejo Laguna Negra. Con sus caminos, su lago, los edificios y el imponente instituto, que como una gran corona blanca se alzaba por sobre todo lo demás. Sonreí, sin despegar los ojos del lugar.

    En ese momento, un chico alto y moreno, ataviado con atuendos formales, pasó cerca de nosotros haciendo un comentario sobre los dinosaurios de Jack. Luego se fue a sentar a otro banco, no muy lejos de nosotros. A juzgar por el grito que dirigió a nuestro guía antes de que éste se alejara, parecía disgustado

    Entiendo cómo te sentiste… No somos los únicos, ¿tal vez? —dije a Jack, concentrándome ahora en las embarcaciones del lago— Yo tampoco estoy acostumbrada. Mi casa es un lugar muy sencillo y… Eeeh… —aparté un poco el rostro, en dirección contraria a la de Jack— esta es la primera vez que… hago algo sola. Sin mi familia… Desde que entré a la estación que me siento… como en algo nuevo y misterioso, ¿tal vez?

    No sabía por qué le estaba diciendo aquello… ¿Tal vez eran temas que las personas solían tratar entre sí? ¿Compartir cómo se sienten?

    >>Pero aunque me da miedo… Yo… —miré el lago una vez más. Me parecía tan hermoso…— siento ilusión.

    Permanecí en silencio. Sí, era cierto. La había pasado algo mal al comienzo del viaje, rodeada de desconocidos y luego conversando con un chico. Pero el ambiente del complejo, con su extraordinaria y extraña tecnología, me había animado un poco. Y la persona a la que acaba de conocer seguía conmigo; para mí eso era todo un logro, el hecho de que no se hubiese alejado de mí a pesar de mi raro comportamiento. Eso también me animaba.

    Tengo muchas ganas de probar ese nuevo juego —dije, con un repentino entusiasmo en la voz— Oh… Eeeh… —miré a Jack, pues me acababa de dar cuenta de que no le hice la pregunta más importante de todas— ¿Qué juegos te gustan, Jack?

     
    • Adorable Adorable x 6
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico de Oro Duende bloguero

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    4,215
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Momoko Chiaki

    Fruncí el ceño cuando la máquina en la que estaba jugando se apagó, a pocos segundos de acabar la partida y con mi interés de probar otra vez o, quizás, otra máquina. Sin embargo, todas habían sufrido aquel extraño suceso.

    No me quedó otra que reunirme en el vagón principal como nos había pedido una voz a través del megáfono. Escuché con atención aquellas palabras y no pude evitar apretar con fuerza las asas de la mochila que, nuevamente, colgaba de mis hombros. ¿Significaba eso que mi consola no funcionaría...?

    La capucha que llevaba puesta desde que puse un pie fuera del tren hizo sentirme protegida cuando observé aquel panorama bastante triste. ¿Cómo habíamos pasado de un cielo tan cálido y azul a uno tan frío y grisáceo? Sentí un escalofrío recorrer mi espalda.

    Al pasar por el registro necesario, no pude evitar soltar un suspiro de alivio al comprobar que el Neuro Linker volvía a funcionar. Aquello significaba que mi Game Girl también lo haría.

    Igual que los demás, sentí cierta sorpresa al ver el cambio tan drástico una vez nos adentramos en el internado. Por supuesto, era artificial, y eso significaba mucho dinero invertido. ¿Tanto ganaba el internado invirtiendo dinero en unas personas que simplemente disfrutaban jugando?

    Eso sí, la tecnología de la entrada me llamó mucho la atención. ¿Tendrían aquí toda clase de máquinas que nos permitirían disfrutar de los juegos aun mejor? Solo con ese pensamiento, recuperé algo de confianza y olvidé durante un momento el mal sentimiento que había tenido respecto al lugar hasta ese momento.

    El hombre que nos guió por las instalaciones nos dijo que esperáramos, y mis pasos fueron claros. Me dejé caer en unos de los numerosos bancos y de mi mochila saqué la consola, empezando a jugar en ella sin prestar atención a los demás. Mientras la tuviese a ella y a Monomi cerca, me sentiría segura.

    ¿Es esto una reference a la serie esa que echaron en Antena 3? (???)

    PD: Sí, Game Girl, porque Chiaki durante el anime siempre está jugando con una Game Boy rosa pero que se llama Game Girl y why not.
    [​IMG]
     
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  16.  
    Kuno Vizard

    Kuno Vizard Rolero, dibujante

    Virgo
    Miembro desde:
    8 Septiembre 2013
    Mensajes:
    776
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Cliford Dreiker

    Seguia de cerca todo este rollo del internado, apenas si le presto atención a Akane y a Devon escuche comentarios sobre todo tipo de calamidades que inspira este lugar.

    El portal de registro o lo que diantres sea aquello si que es para notarse. Apenas cruce por alli mi Neuro linker funciono nuevamente dando información sobre un archivo ejecutable.

    —¿BB2039.exe?— supuse que era parte de un rastreador o quizas sobre algún juego super geniales.

    —Vale pero no me emocionare de más.

    Atrás quedo el tétrico paisaje para dar paso a un imponente cielo crepuscular y un complejo bien diseñado que a mi parecer, el puente de Londres tendría un digno rival.

    Con toda calma guarde silencio a recibir al director de este lugar, espero no sea todo un sargento o vaya que fastidio será.
     
    Última edición: 28 Noviembre 2017
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    (ง'-̀'́)ง

    (ง'-̀'́)ง Dummy bro Adorabólico Disney's King Tejoncito

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2017
    Mensajes:
    611
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor



    Jack Atkinson

    Esta es la primera vez que... hago algo sola. Sin mi familia... Desde que entré a la estación que me siento... como en algo nuevo y misterioso, ¿tal vez?— dijo Beatriz, apartando un poco el rostro.

    Algo nuevo y misterioso. Contemplé el lugar a mi alrededor, ahora mucho más calmado, mientras asentía levemente.

    >>Pero aunque me da miedo... Yo... siento ilusión.— añadió la muchacha, mirando el lago.

    Observé su rostro, iluminado suavemente por las farolas, haciendo que las sombras jugueteen sobre él. Pude ver un pequeño brillo en sus ojos mientras contemplaba el claro lago, a la distancia. Una sonrisa se asomó por mis labios. "Dios mío", pensé, "esta chica va a hacer que mi rostro quede marcado por una sonrisa constante". Por unos momentos, tuve el impulso de acariciar su rostro, pero me contenté por atravesar su parte del respaldar con mi brazo. Miré hacia el frente, mientras sentía como una extraña sensación me crecía en el pecho. Temblé un poco. Hacía... mucho tiempo que no lograba estar tan cerca de una persona. No físicamente, sino, como decirlo, emocionalmente. Desde que había perdido a la gente que más me importaba, por mi culpa, cabía decirlo, nunca me había acercado tanto a alguien de esa manera. Mi garganta se convirtió en un nudo, y mis ojos se cristalizaron. Retuve las lágrimas lo más que pude, pero una pudo vencerme. Una única lágrima, resbalando por mi mejilla. Esperaba que Beatriz no lo notara.

    Tengo muchas ganas de probar ese nuevo juego.— dijo de repente mi acompañante, con un entusiasmo inusitado en ella.— Oh... Eeeh... ¿Qué juegos te gustan, Jack?

    La pregunta me tomó por sorpresa. Me sequé las lágrimas, simulando que me estaba quitando lagañas de los ojos.

    ¿Qué juegos me gustan? Qué pregunta. ¿Te refieres a géneros? Si es así, me fascinan los RPG. Principalmente los Action RPG. Aunque muchos juegos me llaman por su historia. Y últimamente me han estado atrayendo los FPS, pero los que están centrados en el singleplayer, como DOOM, Wolfenstein, Borderlands incluso. Antes también jugaba juegos con parkour como elemento principal, pero los tuve que dejar porque me recordaban mucho a mi vida antes de...bueno.—dije, con una sonrisa, mientras palpaba mis piernas.— A decir verdad, no empecé a jugar videojuegos hasta hace bastante poco, o al menos, al nivel de muchos de aquí. Empecé luego de que quedé postrado, pues, en sí no tenía mucho más que hacer, y para las series soy bastante inconsistente. Quiero decir, puedo descubrir una que me encanta, devorarme veinte capítulos en dos días, y luego pasar tres meses sin ver uno solo.

    Me quedé unos segundos con la vista al frente, mirando a la nada.

    <<La verdad, este proyecto me interesó porque... puede ser la forma de que vuelva a sentir mis piernas, otra vez. De que pueda volver a saltar, a correr, a trepar. A caminar. A... a ser yo, de nuevo.— dije, con un tono distante. Luego meneó la cabeza, y me recompuse. Le dediqué una sonrisa a Beatriz: Bueno, te toca a tí. ¿Cuáles son tus favoritos?
     
    • Adorable Adorable x 4
  18.  
    Raiven

    Raiven Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Mayo 2016
    Mensajes:
    441
    —Un placer conocerlo Hiroshi, oye estoy con mi grupo ¿Quieres unirte? En el está esa chica de allá Akane es su nombre, y el chico ese, emmm era Clifford,son muy buenas oersonas—dije amigable y con un tono fuera de la formalidad.
    Mientras hablaba y señalando a mis dos amigos la puerta se cierra ñ, no había visto el lugar aún estaba completamente concentrado en Hiroshi y en el aparato intentando ver el archivo, el aparato me ponía nervioso... Prefiero los ordenadores o arcades pensaba, si bien no era un Pro en línea pero me defendía bastante bien...

    —Lamento todo este secretismo, chicos. Sé que estaréis llenos de dudas que nadie ha querido resolver, pero os aseguro que en breve podrán satisfacer toda vuestra curiosidad —escuche la voz del hombre y eso me hizo concentrarme en mi alrededor, el lugar era increíble no muy grande pero era fantástico, con lo que dijo aquel hombre pensé en que clases de cosas tendrán adentro, si lo ven bien tienen más defensas que la propia NAZA en sus campos. La puerta se abrió dejando entras un destello de luz de forma épica el hombre se paró lo que hizo más aún épico fue ..>>Sean bienvenidos finalmente... al complejo Laguna Negra.
    Bueno si eo nombre laguna negra no era muy bonito más bien algo aún más macabro... No se podrían haberle puesto Laguna tecnicolor, o laguna esmeralda...
    *Pero que....* Quedé con la boca abierta al ver ese hermoso lugar era el paraíso todo mis malos pensamientos se hicieron añicos, era el paraíso , una hermosa laguna el ambiente era hermoso corrí tras Akane invitando Hiroshi unirce al grupo...
    —Akaneeeee!!—grite mientras me acercaba, coloqué mi brazo sobre su hombro como un pequeño abrazo.—¿Que si es hermoso verdad ? Creo que retiro todo lo dicho y pensado, sobre está gente— mi cara era de felicidad absoluta era uno de mis sueños encontrar un lugar así.
    Caminamos hasta llegar al establecimiento mientras el encargado nos explicaba todo pasó a paso ....


    Al llegar y el encargado dejarnos ahí Akane hace una pregunta que todos queríamos hacer supongo ñ, el archivo era un juego .... Había que esperar

    —El dueño sí que tiene dinero no crees Akane ?, Me gustaría ir a la laguna cuando se pueda que opinas ?—

    —Por cierto conocí otro chico parece ser buena persona, Hiroshi se llama es aquél chico, lo invite al grupo espero que se una si quiere— dije a Clifford y Akane, era mi sueño hecho realidad, estaba en el lugar que tanto esperé conocer y amigos, no serán mis mejores amigos pero esperaba que a que la pasé de maravilla con ellos ...
     
  19.  
    Kuno Vizard

    Kuno Vizard Rolero, dibujante

    Virgo
    Miembro desde:
    8 Septiembre 2013
    Mensajes:
    776
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Cliford Dreiker

    Las luces de los faroles me sumergieron en un mar de pensamientos, recordando mis viejas jugadas en World of Warcraft aquel juego en linea que tanto me atrapo y el solo aviso de aquel empleado no hizo mas que disparar mi curiosidad, cosa de la que debo cuidar mi pellejo pues por curioso es que llovian problemas para mi.Hasta que en la lejania el llamado de Devon capto mi atención.

    —Pero si eres tu...

    Segun escuche a media distancia el chico se llama Hiroshi y el azabache queria incluirlo en nuestro grupo.

    —Cielos Akane parece que otro local se nos une— mientras el se acercaba solo me limite a saludar con la mano con cierta confianza. ¿Seria acaso un buen chico o alguien que deba manejar con cuidado? Bueno su rostro dice que no mata ni un mosquito.

     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso