1.  
    sanguito_11

    sanguito_11 Guest

    Título:
    Estaba Escrito
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    3746
    ESTABA ESCRITO

    Miras el Pizarrón de la secretaria del trabajo, vaya encuentras uno hecho a tu medida más bien creerías que lo hicieron pensando en ti; cierras los ojos y los vuelves abrir el anuncio sigue ahí, con la falta de dinero no te caería mal el sueldo tan atractivo. Piensas en ir mañana, pero no mejor te diriges a aquella dirección.
    Se te hace dificil encontrar la calle y el numero; no encuentras mucha gente para pedir datos del lugar, solamente grandes mansiones. te preguntas como ha de ser la vida en aquellos palacios tan soleados y lujosos; hubieras deseado tener todos aquellos lujos mientras estudiabas, y no ver a tu madre afligida por un cuaderno. Para estudiar hiciste grandes sacrificios, viviste de tu trabajo y estudiaste la universidad en el extranjero; gracias a una beca conociste París y el hambre más atroz.
    Te puedes imaginar que vida más fácil pudieron llevar tus futuros patrones, en esas grandes casonas. Vuelves a tu mundo y observas el jirón de papel para leer la dirección: calle Abeto ciento doce, miras y observas un poco. Logras divisar entre unas rejas un señor que riega un jardín, te acercas a la puerta y él acude a preguntar que deseas.
    -Disculpe señor la dirección calle Abeto ciento doce; sabe donde queda, por favor.
    - Así es enfrente los señores Houshi, dijo mientras buscaba algo en su bolsillo.
    -Muchas gracias por su ayuda. Y te sentías feliz por llegar al lugar exacto, volvistes a mirar el papel memorizaste las promesas como: Habitación cómoda, los alimentos, salidas los fines de semana y sobre todo el sueldo.
    Tocaste el timbre y vistes surgir de aquel jardín espléndido un anciano, que por juzgar podría ser el mayordomo de la casona que más que habitada, parecía desierta a falta de vida. Muy amable te dirige, pareciera que ya esperaba tu llegada; te hable la puerta sin preguntar nada y dice que la señora en un momento te atenderá, te ofrece un té o agua y tú lo rechazas; esperas unos minutos hasta que aparece en medio de toda aquella claridad.
    Más que aparecer hizo una irrupción en aquella sala tan llena de luz que cegaba, no era lo que me esperaba una anciana con un bastón algo pálida y vestida hasta el cuello fue la que me recibió; fue la primera impresión a tanta luz. Se acomodo en un sillón alejado de la claridad, garraspo un segundo como queriendo aclarar su voz, un tiempo infinito hasta que comenzó a balbucear unas palabras sobre el oído del mayordomo él cual se retiro del lugar.
    -Muy bien has venido por el trabajo verdad, dijo- Eso me comento Mioga.
    -Si señora, como le puedo decir, dijo mientras exploraba aquella señora tan fantasmagórica, en medio de ese vestido azul que combinaban sus ojos ya claros por la vejez.
    - A disculpa linda me puedes llamar Kaede y dime cual es el tuyo-dijo con una sonrisa.
    -Que pena con usted señora Kaede, soy Kenji Shigurachi Sango, para servirle a usted. Y eh venido porque me llamo la atención la propuesta de trabajo, aquí están mis papeles, tengo dos años de egresada de una universidad de París, se hablar tres idiomas, además de ser licenciada en Literatura Universal. Tenga mis papeles y mi currículo, para cerciorarse puede llamar a las escuelas están los teléfonos.
    La anciana te dice que no te preocupes que le has caído bien con las estupendas referencias y tus estudios tan excelentes, estas contratada, que cuando quieras esta lista tu habitación en la casa. Estas despistada todavía no te ha dicho que cosa tienes que hacer solamente te acepto y se dirigió a su cuarto con un pequeño ataque de tos.
    Mientras tanto tu decides ir por tus cosas antes de que el desgraciado de tu casero tire tus pertenencias, recorres una hora para llegar al suburbio donde hasta hoy habitabas; te sumerges en esas calles que te parecen más realistas que en las que anduviste rato atrás. Los niños que te conocen te rodean y te saludan; mientras un chavo te manda unos piropos y tu le contestas- Koga te va oír Ayame deja de molestar-. Subes la escalera y encuentras el numero de tu apartamento 315. Entras recuerdas los tiempos buenos cuando tu madre vivía, ahora ibas a dejar aquel edificio que te vio crecer. Te diriges a tomar un baño, hacer tus maletas y descansar un poco.
    I

    Vistes tu conjunto favorito aquella pieza de manta que consta de una falda larga y con una blusa manga tres cuartos; con unos collares largos que habías hecho. Y colocas como de costumbre tu larga cabellera castañal sobre aquel listón negro para hacerte tu trenza. Siempre de negro desde el fallecimiento de tu madre, nunca supiste por que realmente lo hacías simplemente se volvió parte integral de tu ser.
    Lo último que cogiste para guardar fueron tus tesoros, los libros los envolviste con sumo cuidado y los empacastes; solamente quedo uno que en su pasta decía Campos de Castilla. El cual dejas aparte para leer por el camino mientras los buenos de tus amigos; comen pan delante de tus ojos, das gracias que por lo menos no tuviste que pagar transporte ya que Ayame y Koga te dieron aventó. Llegarón tarde ya que la mayoría del camino pararón para dar muestras de su amor y los interrumpías por miedo de que se hiciera de noche; llegaran tarde a sus casas y tuvieran problemas por tu culpa.
    Como siempre Mioga atento abrió el portón y permitió la entrada del carro para descargar las maletas; -les dije adiós – se despidieron. Sientes como se te estruja el corazón al observar como el carro de tus amigos desaparece en la ultima vuelta, das la media vuelta sientes una mano que toca tu hombro, respingas un poco; pero caes a la cuenta de que es, Mioga quien desea ayudarte con tus maletas. Te dirige por unos pasillos largos, con unas inmensas ventaneas; sientes escalofríos ya que ese lugar esta oscuro al final, llegas a una puesta la cual da a tu habitación, la cual es mucho mas de lo que te imaginas es como un departamento con todos los servicios, recorres como loca todo el lugar y quedas maravillada, además el mayordomo te entrega unas llaves te muestra adelante siendo tu sorpresa encontrar un garaje, patio y una entrada libre para cuando recibas visitas; es un sueño, y con la cantidad que te van apagar es simplemente fabuloso, un momento...esto es mucho ¿Qué iras hacer en esa , que te dan todo eso? –Disculpe señorita, la señora desea hablarle después de que desempaque sobre sus obligaciones. Le contestas –claro iré dentro de un rato señor- te instalas en tu nuevo cuarto el cual es inmenso para ti, no lo puedes creer esto es tener suerte aun que claro desconfías si esto no es una broma...
    Maldición tendrías que atravesar ese pasillo que te provocaba escalofríos, llegaste hasta donde empezaba la casa pero no había ruido alguno, caminaste quedito por los pasillos hasta que tropezaste con una mujer. Un grito de terror salió de tu garganta hasta que la señora pregunto- Señorita se encuentra bien, tu le contestas –Si, si... disculpe tengo que hablar con la señora Kaede. Vas tras ella, se detienen ante una puerta majestuosa, labrada muy ricamente. Esperas un segundo a que salga la Rumiko, la cual te pide que pases y dice que no te preocupes por la oscuridad, la cual es necesaria para la señora además te acostumbraras muy pronto a ella, ya que la mayoría de veces encontraras la mansión a oscuras.
    El cuarto como creías esta en penumbras a lo lejos una pequeña flama trata inútilmente de alumbrar la gran habitación, un hilillo de susurros llega a tus oídos, es doña Kaede que trata de ubicarte para que no tropieces.
    Querida da cinco pasos al frente, luego a la izquierda tres, por último diez pasos al frente, toma asiento y escucha lo que te digo. Escuchas las indicaciones, sorprendida caminas cada paso y encuentras el sillón el cual tomas por asiento. Vuelves a esperar una eternidad para que la anciana pueda aclarar la garganta.
    -Señorita kenji, dijo con lentitud. Ahora mismo le diré sus obligaciones, como usted sabe la contrate para que enseñe a unas personas sobre literatura y francés. Espero que no tenga encombeniente alguno con lo que le dije.
    -No señora Kaede, esta muy bien, gracias por la libertad que me da usted con el apartamento. Haber dígame quienes van a ser mis discípulos.
    -No son muchos nada más tres personas, son mis adorados nietecitos ya los conocerá durante la cena dentro de unos minutos; ellos son unos encantos mi pequeña Lin, mis varoncitos Shippo y el bribón de Miroku. Estos son los angelitos que va a enseñar, por cierto si no es mucha indiscreción me podrías decir tu edad linda.
    -Tengo 20 años señora, ya que lo pregunta. Dijo con una cara apenada.
    -Es que espero te lleves bien con él.
    -¿Con quien, señora?
    -Ya lo miraras, basta de preguntas. Acompáñame a la mesa por favor. En ese momento escuchas unas pequeñas voces que irrumpen en el silencio sepulcral de la casa, ella te dice que son sus nietos que acaban de llegar de las vacaciones y tus discípulos.
    Por fin escuchas ruido ya empezabas a dudar, talvez la gente que habitaba ese lugar eran fantasmas, a pesar que toda tu racionalidad no podría creer tu pensamiento, alisaste tu falda, le tendiste tus manos a la anciana la cual parecía un témpano entre las tuyas, algo huesudas y blandas lo cual comprobaba tu teoría de la buena vida.
    Avanzas al ritmo cadencioso de ella, te cuenta los pasos para llegar a la puerta la cual se abre sin necesidad de ayuda. Encuentras en penumbra aquella casa la que hace poco rebosaba de luz, unos cuantos candelabros te dirigen su agónica luz como mostrándote el camino hacia aquel comedor donde parecían oírse pasos. Llegan, los niños corren hacia la señora la cual con tantos abrazos se tambalea, los niños como si no se dieran cuenta de tu presencia se retiran un poco para que su abuela tome asiento. Ocupa el lado principal de la mesa, sentada en su lugar los dos niños, se suben a sus piernas y ocupan cada uno una de ellas, hasta que llega Rumiko y los regaña por importunar a su abuela; ellos hacen caso omiso y se tiran hacia la servidumbre la saludan, la anciana esboza una risa diminuta.
    -Niños basta, tomen asiento que les tengo que presentar a su nueva tutora, la señorita Sango. Saluden.
    -Hola señorita Sango, mucho gusto dijeron al mismo tiempo los dos niños. Haciendo una reverencia. Shippo que era el mayor se acerco más, la miro con detenimiento. Dijo con sorpresa- que bonita señorita abuela, espero que sea mi novia; lo cual provoca unas carcajadas en la pequeña reunión. Por cierto mami, Miroku va allegar un poco tarde ya que esta con unas amigas que encontró en el aeropuerto; que lo disculparas.
    La cena paso sin contratiempos, los niños por ser pequeños tienen todavía la costumbre de hablar en la mesa, reías un poco por las pequeñas imprudencias infantiles; al fin se te ocurrió preguntar por el tercer discípulo. De pronto a las afueras de la casa se escucho un rechinar de motocicleta, a lo cual la anciana que comenta que lo vas a conocer muy pronto, tratas de recordar el nombre que te dijo pero lo has olvidado.
    Mioga camino hacia la puerta principal, la abrió rápidamente y una figura la cual no alcanzaste a divisar se introduce, mayordomo anuncia la próxima llegada de niño Miroku. Unos pasos se escuchan a lo lejos, además de escucharse una voz no muy infantil sino todo lo contrario muy seductora que según decía:
    - Mamacita, disculpa la tardanza soy un impuntual, te repondré el tiempo que no estuve, haber como esta mi abuelita,la mujer mas hermosa del mundo.
    Entonces el dueño de esa voz apareció, por su fachada estas completamente segura de que un tierno infante no es, mas bien parece mayor, una sonrisa irónica aparece en tus labios al notar semejante burro al que ibas a enseñar, el cual por su puesto también no la había visto.
    -Abuelita es verdad que vas a contratar un ogro para que nos enseñe, no crees que ya soy lo suficientemente grande para tomar mis decisiones, dijo mientras tomaba asiento.
    -Hijito te presento al ogro, la señorita Kenji Shigurachi Sango, ella será tu tutora, haber si por ello logras terminar decentemente tu último año, ya que no eres bueno en literatura e idioma, Sango seguramente te enseñara muy bien.
    -Pero abuela, dijo con tono altanero no ves que es una niña, que eso esperas que me enseñe si es de mi edad creó que no a terminado ni la preparatoria.
    Estas cada vez más furiosa por los comentarios desatinados de ese, que por lo visto es un papanatas que a su edad no termina su estudio preparatorio. –Con permiso de usted señora Kaede, jovencito le quisiera decir lo siguiente, primeramente e terminado mis estudios universitarios con honores, dos no soy una niña y tres espero que mi pupilo no se comporte como un infante a la hora de estudio.
    -Señorita como se llame, debe tener más educación con su patrón, dijo Miroku con un dejo de soberbia.
    Tu rostro a tomado las diferentes tonalidades por la indignación de ese presumido que viéndolo bien es un niño terco y mimado; por lo cual lo ignoras por completo, no respondiendo a sus sandeces.
    -Miroku pide disculpas a Sango, desde mañana será tu catedrática y estas castigado económicamente si no quieres dar disculpas.
    Con una mueca furiosa, el joven arrogante dijo lo siguiente- señorita Kenji Shigurachi Sango le pido disculpas por mi comportamiento. Asientas la cabeza mientras él furioso se deja caer en la silla, desde ese momento un silencio sepulcral se dejo sentir por la casa.
    Llegas al pasillo al cual debes acostumbrarte, por fin has ganado la batalla, tienes casa, trabajo, lo único malo es aguantar al mocoso garçon permis.
    Sábado por la mañana, un rumor que proviene de tu entrada te despierta, tal pareciera que todo el silencio de la casa se llenara de prolongados murmullos no era mas que los pequeños deseando jugar con su nueva maestra; se oye como Mioga reprende a los niños por su mal comportamiento, y llama a la puerta para que la señorita maestra desayune. Media hora después caminas hacia la área del comedor donde te das cuenta de que esta servida, aun que solamente se encuentren los dos niños, ni rastros del mimado, ni el de la señora Kaede.
    Tienes el deseo de preguntar a la sirvienta ¿porque no se encuentra la señora y el joven?- ella te diría-antes de que le hables –señorita no se preocupe, el joven Miroku salió muy temprano, lo que provoca el gesto más común en tu rostro una ceja levantada; a lo que respondes –no es eso es que, no esta la señora, la mucama dirige una mirada a los niños y se retira sin darte la información que deseabas.
    El desayuno concurría normalmente en compañía de personitas pequeñas, hasta que la pequeña Lin se baja de su silla y se dirige a donde estas; diciéndote.
    -Oye señorita sango, mi hermanote dijo que usted es una bruja con falda. A lo que la pequeña esperaba la reacción; mientras tus ojos se cerraban y mentalmente mandabas al jovencito por el Caronte.
    - Lo que quiso decir tu hermanote, es que va a tener mucho que estudiar y practicar para tener buenas referencias con su abuela. Formándose en tu rostro una sonrisa de satisfacción ya que seguramente la pequeña le daría tu respuesta a su hermano y así por lo menos no andaría divulgando su pensamiento con estos lindos angelitos.
    -Por cierto señorita Sango dijo el pequeño- el tonto de mi hermano, es muy extraño tiene en la pared de su cuarto muchas señoritas que no me deja ver; pero cuando no esta entramos Lin y yo a su cuarto ¿Por qué? Sientes que tu rostro adquiere cierto calor, seguramente estas roja y nerviosa a lo que contestas –Su hermano estudia fotografías de señoritas y por ello tiene muchas fotos. Por dentro tienes ganas de estrujarle el cerebro a él jovencito que no tiene cuidado con los niños, pero por otra parte razonas que es natural que un joven tenga esos tipos de gustos desviados, en fin eso no deberías ni saberlo.
    Ya que era temprano, los niños decidieron llevarte al jardín para que los acompañaras en sus juegos; mientras estudias el lugar donde estas divisas los grandes rosales, donde se posan delicadamente rosas de diversas gamas de colores desde la típica roja hasta las bellísimas blancas; se ve como las mariposas risueñas se posan delicadamente sobre aquellos capullos tan tiernos por la mañana; además de unos moscarrones que giran en torno a las flores abiertas realmente es un jardín hermoso. A lo lejos un árbol de flamboyán rebosaba de aquellas hermosas llamas que porta como flores. Los niños corren alrededor de ti peleándose por niñerías, que si Lin era muy llorona, que le había pegado Shipoo etc.
    El día transcurrió tranquilo hasta que a lo lejos se habría la puerta de entrada, dejándose ver un mercedes rojo, con el volumen a todo lo que da. Al darte cuenta de quien era seguiste jugando aburrida con las muñecas que te daba Rin; pero ella al verlo separa de inmediato y pega un grito ensordecedor.
    -Hermanito, hermanito que me trajiste hoy, dijo con una cara angelical.
    -Uh vamos a ver que le traje a la niña mas linda del mundo; la verdad creo que nada. Viendo como la carea de Lin hacia un puchero saco dentro de su ropa unas paletas para los hermanitos. Aquí tienes princesita, hey cabeza hueca ten una. Shipoo la agarra y le saca la lengua, sale corriendo hasta donde estas. Quejándose de su hermano. Ríes un poco por lo que en niño te comenta sobre Miroku, a lo cual recibes una mirada hosca del joven y tú lo retas con la misma. Miroku se dirige a la entrada de la casa y se pierde dentro de ella.
    Te despides de los niños ya que tienes que preparar el primer día de estudios, además tienes curiosidad de entrar a la biblioteca. Rumiko te muestra la sala de estudios, al entrar quedas impactada porque la habitación esta repleta de libros tan basta como una biblioteca, que Don quijote de la mancha, la odisea, la iliada, el cantar de los nibelungos hasta los grandes franceses como: Balzac, Baudelaire, Verlaine , Rimbaud y demas, para tu felicidad encuentras a William blake en esta biblioteca peculiar y magnifica. Solamente te das cuenta de que jamás han sido leídas por alguien, además admiras la colección infantil que contiene la biblioteca de la señora Kaede.
     
  2.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    518
    Puntos en trofeos:
    93
    Pluma de
    Escritora
    Re: Estaba Escrito

    me encantoo
    muy bienn yo no se describir ni una papa ToT
    me gusta como describes las cosas
    las hacea muy interesante,
    encambio yo las ago muy pero muy aburridas :llorar2:
    bueno pero
    Kaede sera un fantasma!!?? :miedo:
    espero la continuación
    me pregunto que es lo que tiene que hacer Sango
    contiiii!!!!!!!!!!
    chauuu
    cuidate!! ^^

    Atte: kokoroyami
     
  3.  
    K_K_Rabbit

    K_K_Rabbit Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Diciembre 2006
    Mensajes:
    203
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Estaba Escrito

    Hola
    Acabo de leer tu historia y pues... me llamó la atención, suena interesante y narras bien las cosas, te das a explicar bien creo yo. Bueno pues me gustaría ver más de tu historia, me agrada lo que has puesto y me gustaría seguir leyendo de principio a fin n.n Espero puedas continuar pronto, estoy ansiosa por ver lo que sigue.
    Bye
     
  4.  
    K_K_Rabbit

    K_K_Rabbit Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Diciembre 2006
    Mensajes:
    203
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Estaba Escrito

    Hola!
    Qué bueno que la hayas seguido. Interesante la actitud de Miroku, de Lin y el pequeño Shippou, la forma de tratarse con Miroku me recuerda a las peleas que tiene con InuYasha ^^
    OK, creo yo, fue un buen detalle.
    No continuarlo? No!!! Yo creo que es bueno, la narración vista desde esa persona es... facinante. Sí, facinante. Yo espero pronto lo siguiente, y el primer día de estudios (que no se si decidas ponerlo en la siguiente continuación).
    Prosigue cuando puedas, según he visto en los anteriores tu pones una por semana no?, bueno eso creo igual y estoy en un error. Pero veo bien esa forma de ponerlo, ni muy tarde ni demasiado pronto (es sólo mi opinión).
    Bye
     
  5.  
    sanguito_11

    sanguito_11 Guest

    Título:
    Estaba Escrito
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    851
    Un poco relajada decides ordenar por prioridad el estudio, por momento al jovencito tendrías que hacerle un examen de Ingles y Francés para saber en que nivel podrías iniciar; en lo que consta a la literatura tratarías de encontrar autores que probablemente le guste leer y así empezar un libro por semana; pero sin forzarlo demasiado, tomando encuenta lo que le enseñan en su colegio. Mientras que a los pequeños uno de lectura y escritura; en el idioma los iniciarías desde cero.
    La hora de comida fue excesivamente tensa sin la presencia de la señora. Los niños desde que tomaron asiento habían estado silenciosos, como esperando algún suceso entretanto empezaron a servir, esperamos cinco minutos y el joven Miroku provoco que Rumiko fuera hasta su habitación.
    El joven bajo muy serio, portaba una camisa celeste que remarcaba su musculatura, un pantalón de mezclilla demasiado perfumado como si fuera a tener una cita romántica. Los niños comían con avidez sus porciones ya que en el desayuno habían comido vertiginosamente para salir a jugar; ahora el infante parecía el joven quien comió muy rápido y cuando le comento a Rumiko que le dijera a su abuela que iba a salir tuviste que protestar.
    -Una disculpa, pero usted jovencito no puede salir hasta después; ya que tiene su clase- dijo sango seriamente. Dentro de dos horas podrá ver a su noviecita.
    -para empezar usted no tiene porque meterse en mis asuntos ya que es una simple Gata- dijo engreídamente además usted no quiere perder su trabajo verdad, así es que ocúpese de sus asuntos. Mientras no sabias si ahorcarlo, darle unos golpes o aventarle la vajilla de porcelana donde habías comido. Pero tu maléfico pensamiento se había acordado del punto débil del joven.
    -esta es la ultima vez que le paso una falta de respecto –dices con un semblante pálido; si no quiere tener problemas con la señora Kaede y que le diga que su castigo debe ser cero dinero y cero salidas compórtese como adulto. De todas maneras reportare su comportamiento en este instante.
    -Haga lo que desee bruja.
    Eres por lo regular eres paciente, pero ese mequetrefe sabia sacar lo peor de ti, estabas decidida a lograr tu cometido lo ibas a acusar cuando una mano agarro la tuya fuertemente. –discúlpeme señorita no quise ser descortés, no le diga a mi abuela- Tan

    inteligente eres que decidiste perdonarlo para torturarlo lentamente.

    -Así es que joven ya no saldrá hasta aproximadamente la seis, verdad.
    -Por ahora señorita.


    Después del incidente decides descansar un poco; la verdad quiere saber porque la señora no sale a probar alimento en todo el día, piensas que esta enferma así es que decides ir a visitarla a su habitación; como conoces el lugar vas directamente sin preguntar a la servidumbre si puedes pasar a verla.
    Entre tanto da la casualidad de que encuentras la puerta abierta, la curiosidad te obliga a irrumpir aquel reino de las tinieblas, con el recuerdo de la primera visita ubicas prontamente el lugar, cual seria tu sorpresa a encontrar como en un acto fantasmagórico a la señora, rodeada de imágenes religiosas que anteriormente no habías visto, todas con miradas severas parecían menos piadosas de lo que deberían ser es más parecían ángeles caídos. Te sorprende ver a la señora tan cambiada en aquel acto de contrición, tal era su fervor religioso que no entendías aquellos murmullos que prodigaba por su boca bien pudieron ser plegarias a Dios o al mismo diablo.
    Decides retirarte para no estorbar, cuando dabas la vuelta la señora ya estaba detrás de ti con una sonrisa que podías adivinar en la oscuridad artificial del cuarto. –disculpé querida no la escuché entrar ¿qué desea?-dijo con un tono complaciente.
    -Disculpe el atrevimiento de pasar sin su permiso, es que estaba preocupada por usted; no ha ido aprobar alimentos en todo el día y pensé que estaba enferma.
    -No se preocupe solo salgo en la noche, así es que vaya a descansar y después a comenzar las clases, nos vemos a la hora de cenar, así es que espero buenos resultados en mis nietos con sus clases, eh.
    Era una tarde soleada así es que decides salir a pasear por el jardín, el pasto te invita a recostarse en el, mientras la sombra de los árboles cubre tu cuerpo así es que pones la alarma de tu celular y decides dormir en el césped. Tiempo después pudo sentir una mirada severa que se posaba detenidamente en ella; abrió poco a poco sus ojos para ver que o quien era el causante de ese malestar, era ni más ni menos el jovencito Miroku. –oye tu levántate ya es tarde, te quedastes dormidas en tu primer día de trabajo eres un desastre.
     
  6.  
    sanguito_11

    sanguito_11 Guest

    Título:
    Estaba Escrito
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    15
    Re: Estaba Escrito

    Hola A Todos:

    Espero Poner Pronto Continuacion Por Su Espera Gracias...
     
  7.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    518
    Puntos en trofeos:
    93
    Pluma de
    Escritora
    Re: Estaba Escrito

    ahh me encantoo
    Kaede me dió miedo O.O *miedo*
    huyyy a qui hay gato encerrado
    como que esa casa esconde algo,
    bueno contii
    ahh me voy
    porque tengo sueño ´-_-`
    no puedo mantener los parpados abiertos,
    son las 11 muy temprano pero es que duerpo menos de 5 horas al día
    mm adiooss
    chauu
    cuidatee

    Atte: kokoroyami
     
  8.  
    sanguito_11

    sanguito_11 Guest

    Título:
    Estaba Escrito
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    311
    Re: Estaba Escrito

    -Vaya así es como usted piensa educarnos, dijo con voz burlona el joven.
    Aturdida por el sueño sus ojos fueron deslumbrados, se desperezo poco a poco; hasta darse cuenta de su situación. Saliendo del trance se pregunto-por Dios ¿Qué horas son? Miro su reloj provocando que de un brinco alise su falda; y por la pena su rostro cobro un gesto demasiado infantil; que al darse cuenta le pareció muy mono a Miroku .
    -Y no dices nada por tu retrazo, dijo con una palabra burlona; oye niña dime algo.
    -ah, ah.ah; dijo no me llames jamás así soy mayor que tu. Y por cierto una disculpa por mi torpeza, dijo apenada; vamos ya que es tarde solamente te evaluare en francés y te puedes ir con tu noviecita.
    Recorrieron rápidamente la casa hasta llegar al cuarto de estudio, ahí el tomo el asiento que le correspondía y tu le alargaste una hoja para que él contestara. –Tienes cuarenta y
    cinco minutos exactos para contestar ya puedes empezar por favor. Al terminar la hora exactamente le sustraes la prueba a lo que el responde violentamente ya no había ni contestado la mitad y salió de la habitación como alma q ue lleva el diablo.
    -Maldita vieja se las trae conmigo, ah de querer novio la pobre, marimacha esa, dijo azotando la puerta.
    Revisas la prueba y te das cuenta de que el joven esta mal, ya sabias de antemano que eso pasaría; pero no creíste que fuera totalmente torpe. Empezabas a tener dolor de cabeza por lo dificil de enseñar del jovencito. Rogabas a Dios que los hermanos no fueran tan faltantes de inteligencia como el hermano mayor.
     
  9.  
    ukio

    ukio Guest

    Título:
    Estaba Escrito
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    32
    Re: Estaba Escrito

    Hola A Todos Soy Nueva En El Foro, Lei Tu Historia Y Me Parece Muy Buena Espero Que La Siguas, Un Saludo Y Un Beso A Todos.

    Ukio
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso