''Eres toda esa parte de mi que no soy yo''

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Nxnoxo Ixoye, 7 Octubre 2014.

  1.  
    Nxnoxo Ixoye

    Nxnoxo Ixoye Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Julio 2011
    Mensajes:
    27
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    ''Eres toda esa parte de mi que no soy yo''
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1693
    holaa, he vuelto después de varios años de ausencia en la pagina, veo que han cambiado varias cosas y no puedo evitar estar un poco perdido.
    En fin, les traigo mi fic, espero que sea de su agrado y me puedan ayudar con las criticas constructivas. :) Saludos, cualquier cosa en el inbox...






    Capitulo 1: ‘’Preocupaciones’’


    Al voltearme… pude observar de reojo, que también me estaba mirando, mi mejor amigo, el que me sacaba siempre una sonrisa. Lo que se me cruzo por la mente fue – ¿Se estaba preguntando, por qué razón no le dirigí la palabra en todo la mañana?–. Tampoco sabía la respuesta, así que continué con aquella conversación que sostenía con mi compañera del colegio, me hablaba que uno de sus amigos, que se encontraba enfermo.

    —Creo, que tiene una enfermedad terminal, un tumor cerebral. Los doctores le dijeron, que no se podría operar— dijo con una voz temblorosa, observándome a los ojos, para luego bajar la mirada.

    —Sólo es cuestión de tiempo…

    Me sorprendió mucho, al ver a mi dichosa compañera sentirse de este modo, ya que siempre ha dejado la imagen de que era una mujer fuerte, que no se doblegaba en las circunstancias dolorosas, digo; sentimentalmente, en donde una persona común acabaría devastada. — ¿Se debía, porque esta persona enferma era muy importante para ella, lo suficiente para conmoverla?—. Nunca pude conocer bien a esta mujer, simplemente no se me dio la oportunidad pues tampoco es que me desagradase como persona, éramos compañeros de aula. Lo que me fue totalmente extraño es como me contaba esta situación que la inquietaba, siendo que nunca cultivamos una verdadera amistad y el tema era algo complicado como para contárselo al primero que se te cruzara.

    — No te sientas mal—dije tiernamente, lo cual obviamente no dejaría de hacer, pues que uno de sus mejores amigos se encontraba en la peor situación que uno pudiera imaginar.

    En toda mi vida, jamás fui tan malo que en dar consejos y consolar a las personas, siempre me han ofrecido ese tipo de acciones y en la mayoría de los casos da resultado, pero yo encontrándome en aquella posición de ‘’Consejero-consolador’’, no, definitivamente no era lo mio, mas aun trataba de dar lo mejor de mi, diciendo frases comúnmente usadas, pero que al final daban resultado.

    — Estamos ayunando en su nombre y elevando cadenas de oraciones. ¿Puedes orar por él también?— vaya sorpresa la mía, cuando escuche estás palabras salir de su boca.

    ¿En cadena de oración? ¡Está chica que había pasado 2 años colegiales y resulta ser de mi misma religión y nunca me percaté de ello!—pensé e inmediatamente solté una sonrisa —No te preocupes, yo también me sumaré a la cadena de oraciones, y veras que todo saldrá bien— trate de sonarme lo más positivo posible, teniendo las esperanzas de contagiarla un poco.

    Hasta ahí llego la conversación y luego nos quedamos en silencio, mientras mis compañeros hablaban todos barullentos en la misma habitación, él que particularmente hablaba con los demás cínicamente, no pudo evitar lanzarme miradas diciendo, que también quería entablar un dialogo conmigo, mas, yo sólo lo miré desconcertado, he hice caso omiso de sus gestos. En un momento para otro, vi llegar al novio de una de mis amigas más cercanas que estaba sentada a un costado mio. A este chico se le observaba con una mueca y una mirada colérica.

    —Disculpen chicos, lamento decirles que la reunión que estaba programada para hoy en la mañana, se canceló. Al parecer, a uno de los asesores se le presento inconvenientes familiares y sin él, es imposible que se realice esta capacitación— habló el muchacho, informándonos de la situación.

    —Nos citan, para decirnos que no habrá capacitación alguna, ¿Hemos venido para nada?— exaltado y con un tono de desquite opina mi amigo, para luego clavarme los ojos.

    Lo primero que se me cruzo por la mente fue por qué razón se alteraba tanto por algo bastante simple como esto. Ya nos había pasado, y él tampoco era de esos que se quejaba, era callado y conformista en el ámbito escolar, supongo porque no le importaba. Toda esa situación me llamo la atención, pero con toda la discusión que se armó en la habitación, rápidamente se me escapo de la cabeza.

    Aunque se canceló la capacitación, fue interesante el momento que pasamos todos juntos en esa sala, de la sede oficial de la Cruz Roja Paraguaya, en especial, porque pude intimar un poco, con una compañera que necesitaba de alguien que la escuchase y que tal vez me habría ganado su confianza y por ende, una nueva amiga. Obviando, claro…. lo extraño que se comportó él. Luego, llegó el momento de marcharnos, me despedí de todos ‘’beso aquí, beso allá’’ para dejar por ultimo, a mi ya tranquilizado amigo.

    — ¿Por qué no me hablaste?— me pregunto, mirándome directamente a los ojos.

    — Es que no estoy muy bien, esperaba que tú me dijeras algo primero— respondí sincero, no me encontraba bien, trate de animar a una nueva amiga, mas lo suyo, me había tocado.

    — Y yo esperaba que entendieses mis expresiones.

    — Tengo que contarte algo— respondió con una suavidad y un tono que daba una sensación de tristeza y a la vez preocupación.

    Cuando termino de decir eso, pregunte cuando podríamos a hablar, lo único con que me respondió; fue con una sonrisa fingida, echó la cabeza, se volteo y caminó para alejarse dándome la espalda.

    —Ya llegará el momento; yo te busco— fue lo ultimo que me dijo caminado lejos de mi.

    Voltee y ya despidiéndome de todos agitando la mano, comencé a caminar despacio en dirección contraria. En todo el trayecto me la pase pensando — ¿Qué seria eso tan importante, que tenía que decirme?—debería de ser algo sumamente importante, me intrigaba cada vez más y no lo aguantaba, quería saberlo, pero tampoco tenia el valor para preguntárselo directamente y exigiéndolo, como él lo dijo ‘’Llegara el momento’’. No obstante, me imaginaba situaciones, he sido bastante creativo en esta ocasión, hasta llegue a pensar que se habría metido en drogas; en alguna deuda elevada u otra cosa. Me preocupaba, y esto era, porque lo apreciaba mucho, desde que empezó la colegiatura hemos estado juntos, divirtiéndonos y apoyándonos, es como un hermano para mí, y que de la nada, venga a estar un poco cambiado, fue bastante raro, pues creía conocerlo mejor que los demás colegas del aula y sabia la gravedad de las situaciones que podría meterse. Desde que comenzó las clases, se ha comportado de manera callada pero es como una paz, antes de la tormenta, se lo guardaba todo; las broncas de la casa, del colegio, de su novia, es como un volcán apunto de explotar. Sabía lo tan violento que podría llegar a ponerse, ya fue llegamos a las trompadas en nuestra amistad en algunas que otras ocasiones, pero terminamos resolviendo esas diferencias, llegue a comprender esa forma de ser y así lo aprecié.

    Llegue a casa, tras la larga y reflexiva caminata, en lo que se convirtió mi transcurso desde la sede, de la Cruz roja hasta aquí, a la primera persona a la que logro ver, es a mi abuela con una sonrisa de oreja, a oreja en su arrugado rostro, su expresión denotaba una felicidad por verme y saber como me fue el día en la capacitación, pero al parecer, le extrañó que halla vuelto más temprano. Lo único que le dije, fue que se suspendió la capacitación y se realizaría a lo improvisado el miércoles 14 de noviembre. Al terminar de conversar con ella, dirigí la mirada a su rostro; le sonreí; ambos sabíamos que esa era mi sonrisa cínica.

    Fui para mi cuarto, a tratar de hacer pasar el tiempo con algún video juego en la computadora o escuchando músicas, faltaba hora y media para el almuerzo. Cuando logré entrar a mi alcoba, me cambie de ropa y me tiré al piso, con el móvil en la mano.

    Deseaba preguntar; enviando un texto, pero era bastante informal para preguntar algo que aparentemente resultaba ser serio. Por lo que me despojé de esa opción.

    ***** (Suena la música)

    Where’d you go?
    So never think I’d make you try to stay,
    And maybe when we get there,
    I’ll think enough,
    To find another way,

    When after all this time,
    Is you still around,
    You’re still the god falling nothing I have found,
    So take your glass again,
    And get out,
    While you can,

    Where’d you go?
    And would you even turn to say,
    I don’t love you,
    Like I did yesterday,

    Sometimes I cry so hard for pleading,
    So sick and tired all the mean less meaning,
    But baby when they knock you down and out,
    It’s where you’ll wanna stay,

    And after all the blood that you still have,
    Another time I was chancing it all around,
    So fix your eyes and get up,
    Baby, get up,
    While you can,

    Where’d you go?
    And would you even turn to say,
    I don’t love you,
    Like I did yesterday,

    Where’d you go?
    Would you have the guts to say,
    I don’t love you,
    Like I loved you,
    Yesterday,
    I couldn’t love you,
    Like I loved you,
    Yesterday,
    I don’t love you,
    Like I loved you yesterday.

    *******(Fin de la canción)

    ( bueno aquí les dejo el link de la canción, ya que me editaron el tema pero fue error mio, no me acordaba que no se podia subir letras si no tenia que poner directamente el link c: )



    Había comenzado a tararear esa música que tanto me gustaba, sí la música de MCR – i don’t love. Cada vez que la escuchaba, me sentía tan identificado con las letras, con el ritmo, con ese sentimiento que infundía aquel vocalista, que en ese tiempo se veía pelinegro.

    Tirado en el piso cantando, mi mente divagaba mientras la música sonaba. De pronto se me brota una idea, esos labios finos, uno más oscuro que el otro, pero que perfectamente combinaban — ¿Que sabor tendrían?— murmure bajo para mí.
     
    Última edición: 24 Octubre 2014
  2.  
    Knight

    Knight Usuario VIP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    13 Mayo 2008
    Mensajes:
    2,924
    Pluma de
    Escritor
    No está permitido poner las letras de las canciones en los fics, en su lugar puedes poner el video o el link del video de la canción, pero ésto no. Tampoco las negritas están permitidas, te voy a tener que editar el tema.

    También ubica tus historias en la sección que le corresponde, si harás una historia de un solo capítulo pertenece a historias terminadas, por el contrario si tienes pensado hacer un long-fic, se va a historias en proceso.

    Ayudanos a mantener nuestro foro ordenado :) saludos.
     
  3.  
    Nxnoxo Ixoye

    Nxnoxo Ixoye Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Julio 2011
    Mensajes:
    27
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    ''Eres toda esa parte de mi que no soy yo''
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1209
    Hola chiquitos, este fics por lo que veo no ha tenido mucha gente pero es lo de menos xD el unico comentario que tuve fue de un administrador y su comentario fue para ponerme en la correcta sección :v eso denota lo malo que pinta esta historia akjkasasjk igual sale del ♥ por eso lo subo. Quien lo lea espero que lo disfrute aun quedan capítulos.

    Capitulo 2: Revelaciones

    Tirado en el piso cantando, mi mente divagaba mientras la música seguía. Se me broto una idea, esos labios finos, uno más oscuro que el otro pero que perfectamente combinaban — ¿Que sabor tendrían?— murmure en voz baja.

    Inmediatamente me di cuenta lo que estaba pensando, no podía ser — ¿Toda esta situación me estará haciendo delirar?— al parecer esos labios que logre divisar en mi mente pertenecían a Cesar, me sentí bastante extraño, me invadió una sudoración fría y se me entumeció el cuello, dolores punzantes en el estomago y en la garganta comenzaron a aparecerse— ¡No puede ser! Acides emocional, ¡rayos!

    Estaba bastante confundido, yo me consideraba un chico normal, de buenos sentimientos hacia la gente, y que de un día para otro consiga pensar cosas poco normales, era algo impactante, solo esta situación daba a entenderme precozmente que sentía algo fuera de lo normal por aquel trigueño pelinegro de mi amigo — ¿Entonces; al final soy gay? Pero yo amé a María, ella fue lo más importante para mí hasta que me rompió el corazón o eso creo, yo soy un cristiano derecho. ! No soy gay; no, definitivamente no soy gay!—empecé a negar con la cabeza, agitándola tan fuerte que comencé a marearme, entonces me detuve, respire hondo y esos síntomas que sufría al auto descubrir lo que tal vez podría ser un sentimiento empezaron a dispersarse, para no hacerme de ideas innecesarias me dispuse a husmear en internet, específicamente en las redes sociales.

    Abrí la ventana del chat de la pagina de Facebook, allí estaba la imagen en diminuta de Romaneth. Ella es mi mejor amiga, la chica que se había sentado alado mio en la Sede de la Cruz Roja y su novio fue el que nos hablo sobre la suspensión.

    ******Inicio de la conversación en el inbox
    —Hola bebé, ¿estas?

    —Hola, sí; dime corazón.

    —Bebé, me siento bastante preocupado por algo que estoy sintiendo y no sé que hacer al respecto.

    —Cuéntamelo corazón.

    — ¡Es que no es fácil!...

    TalvezesteenamoradodeCesar…….

    No sabia con exactitud lo que sentía ni tampoco lo que estaba diciéndole a Romaneth; solo que de pronto me puse a pensar todas la situación fugazmente; siempre pienso en Cesar, no lo podía obviar ni un solo día, ni sacarlo de mi cabeza.

    —Unmmm, corazón ¿estas seguro?

    —La verdad no bebé; solo te digo que no puedo sacarlo de mi cabeza ahora y antes, aun cuando estaba con María, solo que es momento de aceptarlo…

    —Corazón, sabes que conmigo consta siempre, aún si eres homosexual, siempre te querré. =)

    —Gracias Roo, con todo lo que paso y con la intriga que me dejo, quedé mal, no quiero ser gay, yo amo a Dios y el detesta a los homosexuales, ¡Esto es pecado!

    —Uy corazón, sabes que siempre me disgusto que fueras demasiado radical con esa fe que profesas, pero ser gay no es pecado. ¿Cómo puede Dios odiarte solo por ser tu mismo?

    —No sé, lo pensaré.

    —Apropósito corazón, tengo que contarte algo muy serio sobre Cesar. Al parecer él tiene una enfermedad; lo escuche hablando con Ruth sobre el tema. No quería contártelo porque no sabia si estaba segura de lo que escuche, pero ya ves como igual lo hice.

    *******Fin de la conversación del inbox


    Con cada mensaje que nos enviábamos se me salía el corazón por la boca, lo sentía en la garganta; no pude evitar echar un par de milímetros de lágrimas sobre el escritorio mientras observaba aquella plana pantalla. Dejé a Romaneth colgada; supongo que se habrá disgustado, era el menor de mis preocupaciones.

    Entonces la persona de la que me hablo Ruth en la capacitación era de Cesar. Mi mundo se desmoronaba, justo cuando estaba observando la posibilidad de aceptar lo que sentía por él, tiene que presentarse esta terrible situación. Me tumbe en la cama boca abajo, no podía observar nada, tenia la visión totalmente nublada; quería gritar, tan fuerte como para no escuchar a mi conciencia; ese pequeño pedazo de mi que decía ‘’Debiste aceptar lo que sentías; gozarlo mientras podías’’.

    Supongo que mi abuela se pregunto, por qué razón no había ido a almorzar, al colegio, ni a cenar. La noche se me hizo eterna, pensamientos negativos me bombardeaban la cabeza haciéndome sentir la persona más estúpida del mundo — ¿Por qué la persona a quien pensaba que amaba tenia que… dejar de existir?— solo suponía lo peor en ese momento pues Ruth me había hablado de una enfermedad terminal.

    Empecé a oír un irritante ‘’Tic Tic Tic’’ que se repetía continuamente; abrí los ojos y ya eran las 09:45 hs. de la mañana, era aquel teléfono móvil que sonaba tan persistentemente; había quedado dormido, recordé que justo a estas horas me encontraba charlando con Cesar. Me dio cólera, asimile que si él no me hubiese hablado de esa manera, yo no estaría en esta situación, quería golpearlo y a la vez abrazarlo y no dejarlo ir, eran sentimientos tan intensos mezclados como el famoso ‘’Jopará’’ que la gente consumía típicamente en las próximas fechas.

    La mañana pasó volando y ya había almorzado, ya estaba alistado para ir al estudio cuando recibo un texto en el móvil **Te veo en la entrada del colegio** Quedé medio inmóvil cuando divisaba que era un mensaje de Cesar. Me alegré al saber que el fuese el que se comunicase conmigo porque la verdad no quería ser también una molestia al insistirle que me contase todo lo que le agobiaba. Tomé la mochila y salí caminando a pasos agigantados.

    Unos 100 metros antes de llegar, pensamientos negativos empezaron a bombardearme la cabeza. No quería perderlo, quería aprenderlo a querer, y que se quedase a mi lado un poco mas. Eso era lo que realmente sentía pero no quería admitirlo; como si dos personas luchasen en mi interior. Mis piernas empezaron a sentirse más livianas y se me erizo el vello del antebrazo. Llegue a la esquina desde donde pude verlo, parado con las manos en los bolsillos y con una postura que daba a entender la poca importancia que le daban las cosas.

    No podría decir como me sentía, eran tantas emociones aglomeradas en mi, si es que me pidiesen que lo describiera y que mi vida dependiera de ello; diría que está es la expresión más indicada para la ocasión ‘’Es como una manada de mamuts en mi estomago’’.

    A los pocos segundos de quedar observándolo los cielos se nublaron, no me percate de que aquel día el tiempo estaba preparándose para una torrencial lluvia, solo cargaba con una remera mangas cortas y un pantalón ajustado, súbitamente empezó a refrescar, fue ese golpe térmico el que me despertó de mi trance; me había quedando embobado mirando a mi mejor amigo pero al parecer él no se percató de mi presencia. Tome aliento y caminé lentamente hacia donde se encontraba…
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso