Long-fic de Pokémon - ERES MI PRINCESA

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por EstebanDV, 1 Octubre 2016.

?

¿que tal les esta pareciendo?

  1. Buena, es interesante

    7 voto(s)
    100.0%
  2. Mala, no la sigas

    0 voto(s)
    0.0%
Se permite votar por más de una opción.
  1.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Oye, yo pensé que este pasaría a engrosar la lista de fanfics abandonados TuT... menos mal me equivoqué en esta ocasión :L jeje... me gustó la referencia al Halo original. No estoy 100% seguro con las fechas, pero creo que para cuando terminó la saga de Sinnoh, Halo iba por la tercera entrega xD jeje... además, me gusta ver a una Salvia hastiada del tratamiento de princesa y que ansía jugar juegos de "macho" :V. Ya quisiera echarle una reta al Pokken Tournament :V

    Por cierto, un chistecito... "Muchos se masturban. Yo, en cambio, me la Halo" :V

    [​IMG]

    Pero ya, en serio, me despierta interés ver la dinámica entre Salvia y May... oh, perdón. Ahora tendrá otro nombre xD. Más curiosidad me causa ver el nombre que le pondrás. En serio, wey, excelente cliffhanger ;)

    Y pasando con lo malo...

    La frase está bastante mal construida, la verdad. La parte en rojo, al menos... hubiera sido mejor poner "Pero ya falta poco", añadir puntos suspensivos (eso es opcional) y luego concretar con "¡Vamos, Salvia! ¡Tú puedes!" -3-. Fíjate bien en el ritmo que quieres darle al lector.

    Otro error que no sé si cuenta realmente como uno (lo llamaría un nitpicking, creo yo xD) es el que en lugar de poner "Agh" pones "Ahg"... no es necesariamente incorrecto, pero chirría un poco leerlo -w-U. Al menos no es al nivel de poner "Ho"/"Ha"/"He" en lugar de Oh/Ah/Eh como expresiones.

    Ah, y claro, te comes una que otra tilde... nada grave xP

    Ahora, antes de que se me olvide... con Nervan y su organización Galaxy...

    Primero que nada, es "ordenó", no "ordeno" -w-

    En segunda, ¿Por qué Nervan no pondría una pausa de al menos unos... 5 segundos, para que sus tropas tuviesen preguntas? ¿Acaso es parte de su personalidad el hacer preguntas así sin sentido? xD

    Por último, creo que la primera pregunta debería ir "Fácil, ¿No?"

    En fin, es una conti bastante buena... del 1 al 10 creo que le pondría un 8,6 por ser tranquila y nada pretenciosa.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  2.  
    EstebanDV

    EstebanDV Empezar de nuevo

    Géminis
    Miembro desde:
    18 Septiembre 2016
    Mensajes:
    81
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ERES MI PRINCESA
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    2886
    Nuevo capítulo, chicos y chicas. Espero que estén muy bien, aquí les traigo el siguiente y ultimo capitulo de la primera fase de la historia. Así es, esta historia esta dividida por fases, es una forma que encontré para agilizar el desarrollo de la historia. Hasta ahora voy al menos unas cuatro fases concretadas y aún estoy desarrollando más.

    En fin, espero que disfruten mucho este capítulo. Espero que no tenga muchos errores, y si encuentran los mismos de siempre créanme que me esfuerzo por corregirlos, pero siempre hay algunos que no veo ni noto así que por favor háganme saber cuáles son.

    Sin más, trae soda y palomitas empezamos… AHORA



    CAPITULO 8



    QUIERO SER…



    CASA BALANCE, CIUDAD PETALBURGO - HOENN




    — Mi nombre es… — Susurraba la joven peli azul con su mirada al suelo.


    Todos los presentes en la sala estaban a la espera de una respuesta de la joven chica, pero a la familia Balance se le hizo raro que tardara tanto en responder. Tal vez simplemente era tímida o quizás era que no confiaba en extraños, May se puso de pie y volvió a acercarse a Salvia. Colocó su mano derecha en el hombro de la princesa, quería transmitirle confianza a través de su sonrisa.


    — Adelante, nos gustaría mucho saber. — Dijo May viendo a los ojos de Salvia.


    Salvia quedo en silencio durante unos segundos con la mirada perdida, como si estuviera pensando en algo. Miro a May y después a Ash, para después regalarle una sonrisa al entrenador mientras asentía. Ella ya tenía una respuesta.


    — Me llamo Hikari, un gusto conocerlos. — Respondió con tono dulce a toda la familia.


    Un poco más tarde en la noche, Salvia y Ash iban hacia sus respectivas habitaciones para dormir. Ash se quedaría en la habitación de Max, ya que el chico de anteojos cedió su habitación a su amigo y se “Mudo” temporalmente a la habitación de su hermana. Por otra parte, Salvia se quedaría en la habitación para invitados. La chica ya tenía su pijama puesta y el entrenador solo tenía un pantalón cómodo y una playera negra.


    — Buenas noches, Ash. — Dijo Salvia abriendo la puerta de su habitación.

    — Espera, Salvia… — Susurró Ash deteniendo a la chica.

    — ¿Qué sucede? — Preguntó la chica sin soltar el pomo de la puerta.

    — ¿Cómo se te ocurrió ese nombre? Ya sabes, Hikari…— Volvió a preguntar el entrenador curioso.


    Salvia mostro una expresión que mostraba el dolor interno que la chica sintió cuando escuchó a su amigo preguntar. La chica peli azul se dio la vuelta para comenzar a entrar a su habitación, pero entes de cerrar su puerta, se detuvo.


    — Era el nombre de mi madre…— Susurró Salvia.


    Ash quedó mudo y sintió algo de culpa, ya que no fue una pregunta inteligente de su parte. Pero en su defensa, él no lo sabía. Aun así, se sentía fatal por tocar un tema tan delicado.


    — Salvia, no sabía…— Susurraba el entrenador mirado a su amiga.


    En un rápido movimiento, Salvia pasó su brazo por encima de sus ojos y volteo para mirar a su único y mejor amigo.


    — Está bien, en serio. — Dijo cerrando lentamente la puerta de su habitación. — Descansa…— Dijo la chica terminando de cerrar.


    El entrenador miró a la puerta de la habitación de su amiga unos momentos, después suspiró y se retiró a su habitación temporal. Una vez adentro, antes de cerrar la puerta miró hacia la habitación de Salvia una última vez. Finalmente, cerró la puerta y se fue a la cama. Pero, por otro lado, Salvia yacía sentada en una silla frente a una ventana que daba hacia el jardín. Miraba la luna y las estrellas, mientras su Pokémon ardilla la acompañaba recostado en sus piernas.


    — Tal vez estuvo mal, pero creo que no tenía más opción. Después de todo… — Susurró Salvia entre risas forzadas. — Yo no sé mentir…


    Al terminar de decir la última frase, sus manos cubrieron su rostro mientras sus lágrimas comenzaron a brotar sin cesar. Mientras que Pachirisu solo veía con tristeza a la joven chica.


    A LA MAÑANA SIGUIENTE



    — Entonces, estas planeando viajar de nuevo por Hoenn… — Decía May sentada bajo la sombra de un árbol.

    — Pues algo así, pero quien realmente necesita este viaje…— Ash mira a su amiga Salvia. — Es ella.


    Ash y May observaban un entrenamiento en el patio trasero de la casa, era el padre de May y la joven chica de cabello azul. Por supuesto, no se podía esperar demasiado de la joven novata, pero si había que reconocerle algo era que la chica tenía espíritu.


    — ¡De nuevo Pachirisu! ¡Usa chispazo! — Exclamó Salvia con seguridad.


    El Pokémon ardilla realizo su ataque contra el Pokémon de Norman, un Sceptile. Sin embargo, la velocidad y reflejos del tipo planta eran superiores. Esquivo el ataque sin que Norman tuviera que ordenarle nada. Desafortunadamente para el Pokémon ardilla, éste cayó derrotado en un solo movimiento de Sceptile. No lo noquearon, solo lo derribaron, no tenían que ser crueles con el Pokémon ni con la chica.


    — Para ser tu primer combate, estuvo bastante bien. Tienes decisión. — Comentó Norman guardando su Pokémon en su pokeball.

    — Pero perdí…— Susurró Salvia con la mirada baja.

    — Ya vendrán tus victorias, recuerda que un buen ganador es aquel que acepta su derrota sin oposición. — Contestó Norman pasando junto a la chica. — Pero lo hiciste muy bien.


    El líder de gimnasio entro a la casa mientras que May y Ash se acercaron a la chica, ambos muy sonrientes pues le había gustado el desempeño de la chica durante el entrenamiento.


    — Muy bien, Hikari. — Dijo Ash levantando el pulgar.

    — Si, fue estupendo. — Continuó May.

    — Muchas gracias, chicos, debo admitir que me sentí muy nerviosa. Aunque solo fue un entrenamiento. — Contestó la apenada chica, cargando a Pachirisu en sus brazos.

    — Debiste ver a May, le tenía miedo a los Pokémon…


    ¡¡¡WHAM!!!



    Ash se encuentra en el suelo con un chichón en su cabeza, y May con el puño apuntando hacia abajo.


    — No hables de más… — Susurró May con una sonrisa torcida.

    — ¿Era necesario golpearlo? — Preguntó Salvia un poco preocupada.

    — Él se lo busca, créeme. — Contestó May riendo un poco.


    Salvia no pudo evitar reír un poco también, a disgusto de nuestro entrenador claro. El día paso un poco rápido, para cuando se dieron cuenta pronto seria hora de la cena. En la sala, May y Ash jugaban cartas, mientras que Max y “Hikari” jugaban en la consola de vídeo juegos del chico.


    — ¡Es increíble que tengas toda la colección en un solo disco! — Dijo Salvia con brillo en sus ojos.

    — Hace apenas una semana salió a la venta. — Contestó Max mirando la pantalla.


    — Y yo no pensé que a Hikari le gustaran ese tipo de cosas, es igual a mi hermano. — Comentó May mientras colocaba una carta en la mesa.


    Ash se mantenía en silencio, mirando fijamente sus cartas. No podía dejar de pensar lo que Salvia le contesto la noche anterior, era lago que lo atormentaba. Él sabía perfectamente que se siente perder a uno de tus padres… pero perder a los dos…


    — Ash… — May agita su mano frente al chico. — Oye, ¿Todo bien?

    — ¿Eh? Ah sí, sí… — Respondió con torpeza colocando una carta al azar de su mazo.

    — ¿En serio? Parece como si estuvieses en otro plantea. — Respondió la chica de pañoleta roja.

    — Ya me conoces, May… Soy muy distraído. — Dijo Ash fingiendo una risa sencilla.

    — Así es, te conozco…— Contestó May bajando todas las cartas de su mazo. — Mas de lo que piensas… — Giña el ojo mientras se levanta del sofá y sube a la planta de arriba de la casa.

    El chico observo como su amiga se iba, después miro las cartas que dejo y se dio cuenta de que gano en solo dos movimientos. Fue cuando se dio cuenta de que no sabía fingir y tampoco mentir, menos a una chica tan inteligente como su amiga castaña.


    — No podre ocultárselo mucho tiempo. — Dijo el entrenador a su amigo Pikachu.


    El Pokémon asintió con la cabeza, se recostó en el sofá y se dispuso a dormir una buena siesta.


    Durante el atardecer Ash y Salvia se dedicaron a acomodar algunas cosas para su viaje en la región, partirían temprano en la mañana. Finalmente, la noche llegó, May y Salvia se encontraban afuera de la casa sentadas en los escalones de la entrada trasera que daba al patio mientras miraban las a estrellas y a la luna llena.


    — Cunado inicias tu primer viaje, sientes que el mundo se vuelve gigantesco. Recuerdo que tenía miedo de tantas cosas, hasta de los Pokémon. — Río May relatando una historia. — Pero ¿Te digo algo? El iniciar tu primer viaje es algo que nunca olvidaras y que tampoco volverás a sentir de la misma manera. — Decía la nostálgica chica.

    — ¿En serio? Siendo sincera… Yo todavía estoy un poco asustada. — Contestó Salvia. — Realmente nunca pensé que podría llegar a tener esta oportunidad, de viajar por otras regiones…— Decía mientras tomaba una ramita del suelo.

    — Es normal sentir miedo, pero créeme… Es lo mejor del mundo. — Continuó May sonriéndole a la chica.


    A Salvia le daban mucha confianza las palabras de su nueva ¿Amiga? Todo lo que escuchaba de May solo la emocionaba y convencía más de realizar su primer viaje, el solo imaginar cuantas cosas nuevas viviría… Demonios, la mañana estaba tardando mucho en llegar.


    Cuando Salvia volteo hacia la castaña, se encontró con una mirada que lo único que transmitía era nostalgia. May permanecía con la vista hacia las estrellas, sonriendo. El recordar su mejor viaje que tuvo, que fue con Ash y Brock fue una bomba de emociones. Inconscientemente, demostraba que anhelaba una sensación igual. Para Salvia, que es una chica y además una muy observadora y sensible lo capto en el acto, ella misma sabe lo que es sentir tanta nostalgia.


    — Oye… ¿Por qué no… vienes con nosotros? — Preguntó tímidamente la chica peli azul.


    May escucho la pregunta de su nueva amiga, y de repente una enorme sonrisa se dibujó en su rostro. ¿Por qué no? Ella acababa de llegar a Hoenn hace solo un par de semanas luego de un viaje en Unova, aun así, no estaba cansada y estaba más que dispuesta a aceptar a ir con ella y su viejo amigo.

    — Por supuesto que sí, pero no quisiera ser… — Decía May haciendo una pequeña mueca.

    — Por mí, encantada y por Ash… creo que no se opondrá. Además, me gustaría que una coordinadora me aconseje durante mi formación como novata en los concursos. — Respondió Salvia poniéndose de pie.

    — En ese caso…— May se colocó de pie también. — Considérame tu nueva compañera. — Dijo la chica giñando el ojo izquierdo, haciendo el signo de “amor y paz”


    Ambas chicas rieron y sonrieron una a la otra, tiempo después ya se encontraban dándole la noticia a la familia Balance y por su puesto al entrenador Ketchum. Y durante toda la noche, ambas chicas se la pasaron acomodando y preparando cosas para el día de mañana. Por otro lado, Ash, estaba en la cama de su habitación. En sus manos estaba el mismo aparato que le entregaron el día que llego a Sinnoh. Repitió el mismo procedimiento de la última vez, nuevamente el aparato proyecto el mismo mapa tipo holograma.


    — Por más que te veo… — Coloca el aparato en la cama. — No logro entenderte. — Retrocede un par de pasos para ver mejor el holograma.


    El holograma marcaba dos puntos en distintas partes de una región, pero no se podía distinguir cual. No había referencias, ni nombres ni si quiera indicaciones solo un mapa topográfico que mostraba el punto “A” y el “B” y esto no ayudaba a entenderlo, tal vez las notas de voz tendrían algo que ver al igual que las coordenadas.


    — ¿A quién engaño? Solo veo dos puntitos — Dijo el entrenador tumbándose en la cama. — Necesito a alguien que sepa de estas cosas, el problema es que no pudo mostrárselo a cualquiera. No desde lo que me advirtió el agente…


    De repente, alguien tocaba la puerta desde afuera de la habitación. Esto tomo por sorpresa al chico quien se apresuró a tomar el aparato, no sin antes malabarear con él un poco por el nerviosismo.


    Ash ¿Puedo pasar?


    Ash inmediatamente supo que era Salvia, cuando vio que la chica estaba por entrar tomo una almohada, la puso sobre el aparato y se sentó en ella esperando poder esconderlo de su amiga.


    — Ah… Ho-hola Salvia… ¿Qué onda? — Saludo Ash tratando de verse “Natural”

    — Hola Ash — Respondió la sonriente chica. —¿Y esa almohada?

    — Es que… Me dolía el… trasero…— Dijo torpemente frotándose la frente con su mano derecha.

    — Oh ¿Estas bien? — Pregunto de nuevo la dulce chica acercándose a su amigo.

    — Estoy bien, solo me… eh… ¿Y qué querías de mí? — Ash trataba de cambiar el tema de una vez.

    — Venia para decirte que todo está listo para mañana, May también esta lista. — Se apresuro a responder la chica peli azul. — No puedo creerlo, solo debo esperar hasta mañana. Empezare mi primer viaje, es que simplemente no puedo… — Decía la chica dando pequeños saltitos y apretando los labios para no gritar de la emoción.


    Ash sonrió conmovido por la chica, era una alegría que se contagiaba con solo verla. El chico se paró de la cama, se acercó a la chica y la tomo por los hombros tratando de calmarla. Salvia lo miraba con una gran sonrisa en su rostro, además de que sus ojos parecían brillar con la misma intensidad que una gran estrella. Para Ash, fue como echar un vistazo al pasado, cuando el inicio su primer viaje.



    — Se que es algo muy emocionante, pero por el momento son las diez de la noche. Anda, ve a dormir. — Dijo Ash acompañando a la chica hasta la puerta de su habitación.

    — Esta bien, ya voy. — Respondió Salvia riendo un poco.


    Cuando Salvia y Ash salieron de la habitación, la chica camino para cruzar el pasillo hacia su habitación. El entrenador solo la veía sonriendo, lo siguiente nunca se lo espero. Salvia le dio un gran abrazo al chico para después sonreír tiernamente.


    — Muchas gracias, Ash, de verdad te lo agradezco mucho. — Camina hasta la puerta de su habitación. — Buenas noches. — Dijo Salvia entrando a su habitación.

    — Hasta mañana. — Respondió Ash cerrando la puerta de su habitación.



    Para el muchacho era muy agradable ver a su amiga así, tan feliz y sonriente. Al pensar que ahora también May los acompañaría lo hacía sentir muy contento, solo podía imaginarse lo que podrían vivir durante este viaje. Un rápido recuerdo llego a su mente, cierto trio de rufianes que siempre parecían seguirlo a donde fuera. Nunca ganaban, pero regresaban al día siguiente llenos de energía y decididos a triunfar. Si lo pensaba bien, ellos no eran tan malos ni siquiera habían hecho algo realmente malo. En el fondo ellos eran buenos, muy buenos.


    — Espero que les esté yendo bien jajaja. — Dijo Ash tapándose con las mantas de la cama.


    Finalmente, el entrenador y Pikachu se acomodaron en la cama y se quedaron profundamente dormidos, mañana sería un gran día.



    A LA MAÑANA SIGUIENTE…





    Son las 8:34 AM y todos estaban reunidos en la entrada de la casa Balance. Los tres chicos ya estaban listos para partir, pues ahora es cuando estaba empezando la temporada de concursos. Definitivamente era la oportunidad perfecta para que Salvia empezara su formación como entrenadora y futura coordinadora, justo como May lo hizo en su momento.


    — ¿Estás seguro de que no quieres venir Max? — Preguntó Ash


    Pikachu secundo a su entrenador con un “Pika” en tono de ¿Seguro?


    — Si, tengo muchas cosas que hacer en casa. Además, tal vez me vaya a la región Kalos. Supe que habrá una conferencia de los más grades profesores Pokémon en el mundo, y yo quiero estar en primera fila. — Respondió el chico de anteojos.

    — Bien, entonces nos veremos después. Mamá, papá… — Decía May acercándose a sus padres.


    Todos se dieron un abrazo familiar, no tan largo pues no era una despedida. La castaña ajusto su pañoleta roja y se colocó junto a sus amigos, ya con todo listo para parir.


    — Muchas gracias por todo. — Dijo Salvia haciendo una reverencia.

    — Si, lo mismo digo. Muchas gracias. — Secundó Ash sonriendo.

    — No fue nada, disfrutamos su estancia aquí. — Respondió amablemente la señora Balance.

    — Mucha suerte, chicos, diviértanse y cuídense mucho. — Dijo Norman.


    Y bien, nuestros chicos ahora se encaminan en un nuevo viaje. Con una nueva integrante para al dúo, ahora era un equipo. La nueva aventura de Salvia está empezando y ella lo siente en su interior. Cuando vio hacia lo lejos, el mundo de pronto se hizo tremendamente enorme. La chica se posó sobre la sima de una pequeña colina, extendió los brazos y sintió una suave brisa de aire. Es como si el mundo externo le diera la bienvenida…


    — Aquí estoy… No tengo miedo… — Susurró la chica cambiando esa mirada dulce e inocente por una de determinación y confianza.




    Continuara…







    Ultimo recordatorio…



    Hikari será el nombre que, por el momento será como la conocerán todos los personajes a excepción de Ash, que obviamente tendrá que llamarla así cuando estén con más gente para evitar delatarse. Claro que no hará falta colocarlo en narrativa, para no confundirnos más. Recuerden, Hikari es Salvia…
     
    Última edición: 21 Septiembre 2019 a las 8:00 PM
  3.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno, ya leí todo... te adelanto que voy a sonar bastaaaaante hijuepsyduck en este análisis, pero bueh, es lo que hay xP

    Comencemos con lo bueno.

    1- Salvia y May están teniendo una buena relación, casi como hermanas... bueno, eso me parece a mí. Además de que se respetó que en inicio, May sí le tenía cierto miedo a los Pokémon... es algo que no muchos recuerdan ni mucho menos mencionan, por lo que he leído en otros escritos...

    Y claro, la reacción de May cuando Ash divulgó todo eso fue chistosa... aunque la onomatopeya usada en el golpe no me agradó del todo. Hubiera salido mejor un "Thump!!" o un "Wham!". Pero bueh, esa May está muy, pero muy in-character -u-

    2- La historia sigue teniendo cierta seriedad, como se muestra cuando Ash revisa el holograma y no lo logra descifrar... y claro, tiene cuidado de no revelar nada. Ya quisiera saber yo qué significa todo eso... y qué conclusiones extra sacará nuestro pelos de Azabache :V

    3- Hay una pequeña mención del Team Rocket xD. Se nota que a estas alturas, Ash hasta los recuerda con cierto cariño :V... y claro, al verse asediado por los Galaxy, ya uno hasta extraña a ese trío de payasos -w-U


    Y ahora, vamos con lo malo que encontré en este episodio... intentaré ir en orden pa' no perderme

    [​IMG]

    Really, dude? =__=

    ¿¡Ese es el mejor nombre que se te ocurrió!? ¿Tu mejor opción fue derechamente fusilarte el nombre en japonés de Dawn? Agradezcamos que no vienen lectores japos a esta página, porque crearía confusiones al por mayor...

    Y no, que Salvia no sepa mentir no es una excusa. Tampoco que así se llamase su difunta madre. Porque ponerle "Hikari" a la madre de Salvia crea todavía más confusión y denota más tu falta de inventiva. Además de que en casi todo momento se usan nombres más bien normales en el Habla inglesa (Salvia es un nombre poco común, proveniente del habla Española, pero al menos no contrasta tanto... es casi como si de repente pusieras un chico de nombre "Carlos" que apareciese por ahí... no chirría tanto)

    Y si bien todo parece un nitpick pendejo de los típicos que me dan, a mí me afecta bastante... me dificulta disfrutar la lectura y cualquier momento emotivo que quisieras meter.

    Para más remate, en ciertos momentos te comes las tildes, como aquí

    ...y eso provoca cierto "cringe" al verlo.

    Pero no tanto como lo que se viene

    Te comiste muchas tildes, primero que nada. Luego, hay algunos yerros de puntuación... en lugar de la coma luego de "confuso", queda mejor un punto seguido, o de pérdida un punto y coma.

    la primera frase que marqué en magenta pudo haberse expresado mejor si le quitabas el "después" (es innecesario) y luego, entre la coma y el "no fue", quedaba mejor un "ya que", denotando que esa es una explicación.

    Y la segunda frase marcada está técnicamente bien hecha, pero se siente redundante y le falta su debida pausa. Hubiera sido mejor terminar con "Dijo la chica, terminando de cerrar"

    Más encima, en el fondo, a causa de lo que expliqué antes, lo que intentaste meter como un momento emotivo, sale ejecutado de forma horrible, arruinado por la falta de atención y de imaginación.

    Y no he terminado... la parte que más cringe me dio viene poco después.

    [​IMG]

    A ver... primero, te comiste las comas en "éste" y "cayó". En segunda, no especificaste el movimiento que usó el Pokémon de Norman para derribar a Pachirisu... y en tercera

    ¿¡Tan difícil es escribir bien "Sceptile"!? A estas alturas de la franquicia, podría perdonar que un escritor cualquiera cometa esos errores con un Pokémon de Unova en adelante. Pero con Sceptile, uno de los Pokémon más populares de Hoenn... no, simplemente no...

    ¿Entonces cómo carajos sabe Norman que Pachirisu no puede continuar? En ningún momento Salvia dijo "me rindo" o algo así ¬¬

    *suspiro*

    =FACEPALM=

    Lo que hace la falta de atención... uno tiene que fijarse mejor en lo que escribe para que no ocurran estos errores (que bordan ya en la categoría de "horrores"). ¿Usas Microsoft Word? Si la respuesta es no, pues deberías... siempre es bueno fijarse en las palabras que el programa subraya. Y ojo, que no es 100% infalible. Pero de que ayuda, ayuda, y mucho.

    Y para los nombres de los Pokémon... siempre existe serebii.net

    Como sea, espero que el siguiente episodio salga mejor. No creas que es mi plan tirarte para abajo... pero tampoco voy a frenarme a la hora de dar críticas. Solo sigue esforzándote y presta mayor atención a lo que publicas.

    Hasta la próxima...
     
    Última edición: 21 Junio 2019
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Ganador Ganador x 1
  4.  
    EstebanDV

    EstebanDV Empezar de nuevo

    Géminis
    Miembro desde:
    18 Septiembre 2016
    Mensajes:
    81
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ERES MI PRINCESA
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    36





    Estas son el tipo de criticas que hacen falta para que uno mejore, créeme haces mas bien que mal amigo. Por supuesto que el siguiente capitulo va a salir mejor que el este, te lo aseguro...
     
    Última edición: 13 Junio 2019
  5.  
    Paulo

    Paulo Athena no Seinto (Santo de Athena)

    Capricornio
    Miembro desde:
    18 Noviembre 2010
    Mensajes:
    207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno... No tengo mucho que decir, ya que el usuario J.Nathan dijo gran parte de lo que podría comentar; como lo de los errores ortográficos, etc, así que mi comentario será más simple, creo.

    Por mi parte diré que hay algo que no me convenció de entrada;

    Ese salto en el tiempo, no digo que está mal, ojo, solo que siento que podrías haberte esforzado un poquito más en rellenar esa parte por así decirlo, ya que mal llegaron a la casa, se presentaron, dio su falso nombre, y pasamos a que ya se iban a dormir, saltándose que más podrían decir ahí, la cena (y algo más de conversación durante la misma) y bueno...

    Debo decir que me sorprendió de mala manera esta escena, bien sería con Misty que algo así pasara, ya que en los viejos episodios esto era muy común. Pero no entre Ash y May.

    Menos mal :v

    Mira, sinceramente... no será de mi agrado ver a May de acompañante de ambos en estos casos, ya que como bien lo señala el titulo Ash y Salvia terminarán juntos de alguna manera y May sobrando, y sí... se que aquí pongo lo que vendría a ser ''en lo personal'' pero siento que debía decirlo.

    En fin... creo que eso sería todo, y... em, hasta la próxima.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  6.  
    EstebanDV

    EstebanDV Empezar de nuevo

    Géminis
    Miembro desde:
    18 Septiembre 2016
    Mensajes:
    81
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ERES MI PRINCESA
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    4658
    CAPITULO 9





    AQUÍ VAMOS…




    ESTACION 24, REGION ---




    Se podían escuchar lentas y pesadas respiraciones en medio de una habitación a oscuras, sin más luz que la de una bombilla en el techo sobre la cabeza de un hombre ahí. El sujeto cabeceaba de un lado a otro mientras que su mente trataba de comprender que estaba pasado, no estaba del todo consciente. Su mirada viajo de esquina a esquina tratando de encontrar algo que pudiera decirle que estaba pasando, pero solo veía una mesa de metal frente a él. Sus brazos y piernas sujetados a seguros metálicos en tobillos y muñecas respectivamente, restringiendo su movilidad.


    — Estoy un poco sorprendido de tu regreso Arnold…


    Ese acento… esa voz… esa silueta que sobresalía de la obscuridad de la habitación, todas esas cosas golpearon la mente de Arnold como un martillo a un clavo. Arnold, estaba muy maltratado y se notaba a simple vista. Un ojo morado, su labio partido, su ceja derecha tenía una herida abierta… él no estaba cooperando con sus captores. Así es, ahora todo volvía a tener sentido de repente, ellos querían algo de él y simplemente no se los daba.


    — No estoy aquí por mi voluntad. — Respondió Arnold.

    — Yo sé que no. — Dijo el sujeto entre las sombras. — Pero fue mi voluntad la que te trajo aquí…


    El segundo hombre camino hasta ser cubierto por la poca luz de la habitación, revelo al líder de la organización criminal responsable de los acontecimientos de Sinnoh. Nervan mostraba una sonrisa sínica en su pálido rostro, sosteniendo su gorra entre sus manos. Se inclino y apoyo sus manos en la mesa metálica, fijando sus ojos en los de Arnold sin dejar su sonrisa.


    — Si, ha pasado tiempo desde que tuvimos ese pequeño eh… mal entendido.


    El capitán movió un poco el cuello de su túnica, revelando una gran cicatriz en el costado izquierdo de su cuello. Arnold no dijo nada ni tampoco hizo algún gesto, solo se mantuvo callado escuchando a Nervan.


    — Las heridas sanan, si les das tiempo. — Camina alrededor de Arnold. — Las cicatrices dejan una marca, pero también sanan…


    Nervan se detuvo justo detrás de Arnold y puso una mano en el hombro derecho de este, tensando al pobre de Arnold.


    — Pero las traiciones son algo que no sanara, y dejan una terrible marca en el alma de una persona. En especial si esa persona confiaba en ti.


    La mano del capitán apretó su agarre por unos instantes, pero luego volvió a aflojarse y retiro su mano de Arnold. Volvió al otro lado de la mesa y coloco sus manos en su espalda, mirando fijamente a Arnold.


    — Pero lo importante es que estas aquí para enmendar tu error oh ¿Me equivoco?


    Arnold devolvió la misma sonrisa al capitán, movía sus pies jugando un poco y miro directamente a los ojos de Nervan.


    — No veo el error… Lo que hice fue parar tu manía y tus locuras. ¿En qué clase de mundo crees que tus ideas y tus visiones te llevaran algún lado? ¿Sabes que creo? Que lo que tú buscas es simplemente ver el mundo arder, no estas conforme con nada ni con lo que te ha tocado vivir. — Decía Arnold cada vez subiendo su tono de voz. — Este mundo es cruel con algunas personas, pero no es razón para que tú vayas buscando causar pandemonio y caos a donde se te dé la gana…


    Nervan borro poco a poco su sonrisa, en su lugar puso un rostro de incomprensión y seriedad.


    — ¿Crueldad? ¿Crees que tu mundo conoce la crueldad? — Pregunto Nervan acercándose más a Arnold.


    El mencionado solo quedo en silencio sin poder entender muy bien de que hablaba ese capitán loco, pero en su expresión podía ver algo que no sabría describir… ¿Dolor tal vez?


    — No hables de dolor y crueldad… Tu mundo, este mundo no ha conocido el verdadero significado del dolor. Aquí veo tranquilidad y paz por donde sea que camino, es como si fuera un sueño… Todos conviviendo en santa armonía entre animales de poderes místicos sin preocupación alguna… y tú crees que esta gente conoce el dolor — Golpe la mesa con sus manos con fuerza. — Ustedes no saben que es el dolor, la desgracia ni mucho menos la crueldad. No saben lo que es ir a dormir con hambre, no saben lo que es vivir en medio de una guerra y esperar que los desgraciados armados tengan clemencia de tu triste vida. No saben que es estar despierto en una pesadilla que nunca parece terminar ¡¡¡NO LO SABEN!!!


    Nervan respiraba agitadamente con furia en su rostro, su violenta reacción hizo que se despeinara un poco. Tomo un profundo respiro y paso su mano por su cabeza, acomodando su cabello y después se colocó su gorra. Arnold no se había movido ni un centímetro y solo observo a Nervan sin decir algo.


    — De donde yo vengo, las cosas son muy distintas a este lugar… — Nervan bajo la mirada, haciendo que su gorra tapara sus ojos. — Y lo peor de todo es que fue un ser de este mundo, lo que me arrebato lo poco que me quedaba. Sin embargo, aquí lo consideran una leyenda viviente…


    Nervan camino hasta la puerta de la habitación sin voltear de nuevo hacia Arnold, la empujo y la sostuvo así un momento.


    — Volveré en unos minutos, te recomiendo que pienses bien en que me contestaras cuando te pregunte sobre el paradero de la princesa. Y una última cosa, si quieres que el mocoso que la acompaña no termine como tu compañero… será mejor que empieces a cantar canario…


    Nervan abandono la habitación, dejado a Arnold a merced de los guardias. Listos para aplicar de nuevo el interrogatorio violento, con una enorme pregunta que lo estaba matando por dentro ¿Ya sabría sobre lo del entrenador?


    Nervan camino por pasillos oscuros hasta que entro a la sala central de la base, una cabina de tamaño grande, donde albergaba un complejo sistemas de máquinas, computadores y radares. Otra cosa que había que resaltar era que estaba justo dentro de una gruta, una enorme gruta natural que tenía una reserva de agua cristalina en el fondo. Claro que si decidieras bajar por un poco necesitarías un helicóptero por que la caída seria dura si saltaras…

    En la cabina de mando, estaba un mirador que daba justo a la belleza natural de esa gran gruta, desde las estalagmitas y estalactitas hasta minerales de metales que hacían brillar la gruta. Nervan se colocó frente al mirador y suspiro.

    De una segunda puerta, entro un hombre vestido de bata blanca, pantalones marrones y zapatos negros. Era un sujeto de unos cincuenta años aproximadamente. Calvo parcialmente y de estatura un poco enana. Traía consigo un montón de papeles e instrumentos de medición.

    — ¡Señor Nervan! ¡Señor! — Llamo el hombre de bata blanca y anteojos.

    — Doctor Sao…— Contesto Nervan sin ver a su subordinado.

    — Eh… Terminaos los planos que quería, y se puede decir que tuvimos éxito en completar el cálculo, pero… — Decía el pobre hombre con nervios hasta el copete.

    — ¿Pero…? — Pronuncio Nervan volteando de repente hacia el doctor Sao.

    — Eh… eh lo-lo cierto es que… — Contesto Sao sacando un gran plano de entre todas sus cosas en sus manos con torpeza. — El proyecto no pude considerarse hecho sin una simulación n-no tenemos un método para realizar pruebas… Simplemente no contamos con los elementos…

    Nervan dio dos pasos al frente, mirando hacia abajo por la diferencia de estaturas entre él y el doctor.


    — ¿Me está diciendo que es imposible? — Pregunto con tono sereno.

    — Ehh... Por el momento… me temo que así es, señor. — Volvió a responder con miedo. — Aun hacen falta varios elementos para que…

    — Ya me lo esperaba. — Dijo Nervan interrumpiendo al doctor de repente.

    — ¿Disculpe?


    La cara de Sao mostró gran confusión, observo como su líder camino hasta una de las computadoras y comenzó a buscar de entre todos los archivos uno en especial. Sao acomodo sus lentes y llego junto a Nervan, curioso de ver que buscaba.


    — Es evidente que nuestro proyecto no cobrara vida solo… — Nervan tecleaba rápidamente buscando el archivo. — Pero llevo años de mi vida planeándolo.

    — No comprendo señor, ¿De dónde sacaremos el material y las herramientas que…?

    — De aquí. — Nervan presiono una última tecla de la computadora.


    En la pantalla saltaron varias imágenes, algunas de ellas eran más bien parecidas a planos. Cada una de ellas tenía una pieza mecánica y eléctrica, pero había dos de ellos que no parecían ser parte de la “maquina”


    — Oh vaya…— Susurro Sao. — Es tan… puede que funcione…

    — Claro que debe funcionar. — Contesto Nervan. — Las demás organizaciones criminales presumen de ser las más poderosas y peligrosas. Doctor Sao, nosotros seremos la pesadilla de cada uno de ellos.

    — Si, pero ¿De dónde sacaremos la energía para…?

    — De la misma criatura que me trajo aquí…



    Nervan dejo la sala, mientras que Sao continúo viendo los planos y se encontró con un dato que lo dejo con ojos y boca abiertos.


    — Debe estar bromeando…— Susurro impactado.


    HOENN



    — Muy bien… May, Hikari ¿Están listas? — Dijo Ash en medio de lo que era un campo de batalla improvisado.


    Salvia y May se miraban desafiantes una a la otra, cada una con su Pokeball en mano. Ya habían transcurrido tres semanas desde que salieron de la casa Balance. Para Salvia fueron tres semanas de mucho progreso, pues desde que May acepto acompañarlos, sus habilidades de entrenadora y futura coordinadora iban en ascenso. Algo que sorprendió un poco a Ash y May fue el hecho de que Salvia parecía aprender muy rápido, pero aún era novata. Aun así, Salvia estaba más que decidida a crecer más como entrenadora.


    — Bien Hikari, veamos si esta vez logras hacerlo mejor. — Dijo May lanzando su pokeball. — ¡¡Munchlax!! ¡¡Ve!!


    El Pokémon salió de su pokeball e hizo su característico sonido, anunciado que estaba listo para la batalla. Salvia asintió y lanzo su pokeball igual que su contrincante, mostrando a un nuevo Pokémon de su equipo.


    — ¿Estas listo Mitkup? — Pregunto Salvia a su Pokémon tipo agua.


    El pequeño y azulado Pokémon se trataba de un Mudkip quien, asintió con la cabeza listo. May apunto con su dedo hacia el frente y exclamo su primer movimiento.


    — ¡Golpe centrado!


    Munchlax se lanzó hacia adelante, preparando su puñetazo contra Mitkup. El Pokémon tipo agua logro apenas hacerse a un lado, pero el siguiente no logro esquivarlo. Mitkup se levantó del suelo y se sacudió un poco.


    — ¡No te rindas, Mitkup! ¡¡Usa tacleada!! — Exclamo Salvia.


    El pequeño Pokémon azul se lanzó hacia Munchlax, dándole directamente a su barriga. Munchlax retrocedió por el daño, después se repuso del golpe.


    — Vaya, Mitkup logro darle un golpe a Munchlax más rápido que otras veces. — Susurro Ash viendo el combate.


    Para Ash era un poco difícil pensar que hace tan solo dos semanas, Se habían encontrado con el pequeño Mudkip cerca de un lago. El martirio que tuvieron que pasar para que lograran atraparlo, finalmente Salvia y Pachirisu lograron hacerlo, incluso el divertido nombre que la chica le había puesto. Su primera captura, a pesar de ser uno de los Pokémon iniciales de esa región. Salvia quería aprender de todo, y esa había sido una buena lección.


    La pradera donde estaban era muy tranquila y sin ningún tipo de ruido más que el de ambos Pokémon luchando. Ash noto que el combate iba cada vez más reñido, por parte de Salvia, ella estaba dándolo todo. May sabía que era hora de incrementar el nivel, más aún cuando vio que Munchlax estaba empezando a agotarse.


    — ¡¡Chorro de agua!! — Exclamo Salvia.


    Mudkip lanzo su ataque hacia Munchlax, pero para su mala suerte el Pokémon tipo lucha esquivo a tiempo.


    — ¡¡Tacleada!! — Dijo May.


    Munchlax arremetió contra Mudkip y lo lanzo un poco lejos de él, dejándolo en un definitivo nocaut.


    — ¡¡Mitkup!! — Exclamo Salvia. — ¿Estás bien? — Pregunto llegando junto a su Pokémon.


    Salvia tomo en sus brazos al pequeño Pokémon, sintiéndose angustiada por él. La mano de Ash en su hombro la hizo voltear y ver que este le sonreía.


    — No te preocupes, solo necesita descansar. — Dijo el chico. — Mételo a su pokeball.

    — ¿Estás seguro? — Pregunto Salvia, mientras que Ash solamente asintió con la cabeza. — Esta bien, recupérate Mitkup…— La preocupada chica extendió el brazo con el que sostenía su pokeball.



    Salvia vio a su Pokémon entrar a su ball, cuando desapareció por completo la sostuvo frente a ella. Suspiro casi queriendo entrar a pedirle perdón a Mitkup, obviamente no podría hacerlo por el momento. May también se acercó hacia su amiga y le sonrió.


    — Eso estuvo mucho mejor que las veces anteriores Hikari, bien hecho. — Dijo May.

    — Estoy de acuerdo, estas mejorando mucho ¿Verdad Pikachu? — Hablo el entrenador de gorra hacia su amigo amarillo.


    Pikachu asintió soltando “Pika” como afirmación, él también estaba de acuerdo en la opinión de todos los presentes.


    — Te aseguro que Mitkup estará bien, solo debe descansar. Ya, no te preocupes ¿Sí? — Decía May tratando de calmar a Salvia.

    — Sí, está bien… — Contesto Salvia, no muy convencida. — Muchas gracias, chicos.

    — Todo buen entrenador se preocupa por sus Pokémon, eso es algo muy bueno de ti. — Comento Ash sonriéndole a Salvia.

    — Serás una excelente coordinadora también. — Secundo May.



    Salvia compartió la sonrisa de sus “maestros” no eran las personas más experimentadas del mundo, pero ya tenían sus años afuera y por las historias que May le conto, ya habían tenido muchas aventuras. Si de alguien quería aprender, definitivamente sería de sus amigos. Algo que cambio en Salvia dentro de este periodo de tiempo, fue su actitud galante y tímida por una un poco más aventurera y decidida. Claro que había ocasiones en la que el comportamiento de Salvia confundía un poco a May, sobre todo a la hora de comer. Los modales de Salvia en la mesa eran notorios, por más que ella intentaba cambiar o disimular. Espalda recta, masticaba despacio, no hablaba a menos que le preguntaran algo directamente a ella.


    El día llegaba a su ocaso, por esta ocasión los chicos acamparían. Era hora de una prueba más. Verán, May y Ash anteriormente habían pasado todo un día enseñándole a Salvia como poner su tienda de acampar. Las risas y los sonrojos de la pobre chica no se hicieron de esperar ese día, pero al final lo había logrado con algo de ayuda. Ash y May esperaron a ver disimuladamente, a petición de la castaña. Si por Ash fuera, se habría quedado a lado de Salvia como tonto. Pudieron observar como la chica tenía varias complicaciones, hasta una pequeña queja de la chica peli azul.


    — Esta parte aquí… y esta acá…— Murmuraba Salvia embonando unos pequeños tubos de metal.


    Por ahora, el soporte de la tienda estaba hecho y firmemente sujeto al suelo. Eso le dio un punto a nuestra chica, ahora lo que seguía. Salvia coloco estacas de madera en la tierra y las clavo con una pequeña piedra, había que reconocerle su ingenio. Amarro las cuerdas de la lona y finalmente su tienda había tomado forma.


    — ¡¡Listo!! ¡¡Pude hacerlo!! — Celebraba la chica alzando sus puños al aire.


    El gusto le duro poco, pues una ráfaga de aire termino por tirar la tienda completamente. Salvia salió persiguiendo la lona, la cual volaba de un lado a otro en él viento.


    — ¡¡Espera!! ¡¡Ven aquí!! — Salvia saltaba y estiraba las manos intentando alcanzar la lona.


    May miro a Ash con un poco de gracia, Ash le respondió con una pequeña sonrisa. Salvia logro atrapar la lona, cayéndose en un arbusto al haberse lanzado por ella. El pelinegro se acercó a la chica y la ayudo a ponerse de pie, quitándole unas cuatas ramas de su gorro y cabello.


    — Gracias, creí que esta vez lo había hecho bien. — Dijo Salvia soltando un suspiro de desanimo.

    — Lo estabas haciendo bien. — Comento Ash sonriendo.


    El chico tomo a Salvia de su mano, la guio hasta donde estaban las piezas de la tienda. Salvia se no hizo objeción, pero sintió un poco extraño el gesto de su amigo. Ash la hizo inclinarse junto con él, deshizo los nudos que la chica había hecho y levanto la soga. El chico le dijo que volviera a armar los tubos, y con el soporte nuevamente listo, lo siguiente era colocar la lona.


    — Observa, este nudo no es difícil. Solo tiene un pequeño truco. — Explico Ash realizando el amarre con la soga. — ¿Vez? Y es igual de fácil deshacerlo. — Dijo Ash tirando de un extremo de la cuerda hacia abajo, dejando la soga sin nudo.

    — ¡Bien! Lo tengo. — Contesto Salvia tomando otra soga.


    May miro curiosa como Salvia hacia el nudo, le tomo unos intentos más, pero lo hizo. El nudo estaba listo para resistir las ráfagas de viento que vinieran. Ash sonrió satisfecho al ver como Salvia se emocionaba como una niña pequeña. Mas tarde esa misma noche, Salvia y May llevaban agua hacia el campamento, esta vez seria Salvia quien iba a cocinar.


    — Realmente yo soy un poco torpe en la cocina, no te recomiendo que pruebes algo de que yo prepare. — Bromeo May.

    — Yo tuve un buen maestro… — Dijo Salvia sonriendo.

    — ¿Quién te enseño? — Pregunto May mirando a su amiga.

    — Mi cheee… Mi… abuela. — Titubeo un poco la peli azul.

    — Oh… Ya veo. — May arqueo un poco la ceja.

    — Normalmente no me dejaban hacer mucho en mi casa, pero yo tampoco quería ser una inútil en todo. Es por eso que quise aprender, mínimo a cocinar.

    — Entiendo, es bueno que alguien piense así. Pero gracias a eso, hoy podremos cenar algo. — May soltó una pequeña risa.


    Salvia compartió esa risa, May era muy ocurrente a veces y eso le gradaba de ella. Estuvieron caminando por unos cinco minutos hasta que llegaron con las cubetas de agua hasta el campamento, para alivio de ambas pues las cubetas no eran precisamente livianas. Justo en ese momento, Ash llegaba con un montón de leña en sus brazos, junto a Pikachu quien tría ramas y hojas secas.


    — ¡Ay! Si que pesan. — Ash soltó los leños junto a una pequeña fogata.

    — Bien, creo que es hora de empezar. — Salvia tomo un pequeño sartén.


    Haber comprado cosas para preparar comida había sido una muy buena idea, claro que sin Brock en el grupo May y Ash lo habían visto innecesario. Pero ahora, con Salvia con ellos tal vez no era del todo cierto. Mientras que Salvia comenzó a limpiar, cortar y cocinar, Ash y May se sentaron a observar a la chica.


    — Aun me siento un poco extraña viajando con ustedes. — Comento May.

    — ¿Por qué lo dices?

    — No lo sé, tal vez debí… — Decía May. — Es solo que, la nostalgia me invadió de repente. No te lo había dicho, pero… te extrañaba mucho, a ti y a Brock.

    — Si, me paso algo parecido, pero es porque todos teníamos caminos diferentes que seguir. Yo también extraño mucho a Brock, hasta los regaños de Misty. — Esto último hizo reír a May.

    — Parecían una pareja de novios. Eso me recuerda ¿Aun no te has fijado en alguna chica?

    — Eh… Pues, tuve una relación con una chica llamada Serena…

    — ¿Y…?

    — Pues, no salió muy bien. Pero ella no tiene la culpa, creo que aún no eh madurado lo suficiente como para cargar con algo como… cosas de novios.

    — Ay, Ash. — Suspiro May negando un poco con la cabeza. — Solo recuerda una cosa, los Pokémon no son la única cosa que puede hacerte feliz.


    May se levantó de su lugar, y se colocó junto a Salvia tal vez para tratar de ayudarle en algo. Ash se fue hacia un árbol y tomo una manzana, bastante madura y roja. Mientras la comía, pudo ver un pequeño aparato junto a las cosas de May. Era un reproductor de música, él lo reconoció por que su madre tenía uno igual.


    — May ¿Puedo escuchar música? — Pregunto Ash levantando el aparato.

    — Claro.


    El entrenador prendió el reproductor, coloco la primera canción y se dispuso a escuchar.


    I'm alright

    Nobody worry 'bout me

    Why you got to gimme a fight?

    Can't you just let it be?



    Ash sonrió al escucharla, era la primera vez que oía esa canción, el ritmo lo contagio de inmediato. May también sonrió al escucharla, Salvia inconscientemente comenzó a mover la cabeza al ritmo de la canción.


    — Que buena canción. — Comento Ash.

    — Lo sé, es una de mis favoritas. — Respondió May limpiando unas cuantas verduras.

    — ¿Qué tipo de música es esa? ¿De qué artista es? — Pregunto esta vez Salvia.

    — Esa es una pregunta difícil, no eh podido descubrir quién es el artista. Eh tratado por todos los medios, pero ni siquiera en internet pude ver.

    — ¿En serio? Eso si es raro. — Comento Ash.

    — Lo más raro, es que nadie que la ha escuchado sabe de dónde viene. De hecho, ninguna de las canciones que tengo es reconocida por nadie, son un misterio.

    — Y ¿De dónde las sacaste? — Pregunto Salvia.

    — Ese reproductor me lo regalo mi papá, y a mi padre se lo regalo un viejo amigo. O eso es lo que me ha contado.

    — Bueno, la cena ya está lista. — Anuncio Salvia a sus amigos.


    Dúrate la cena, la música del reproductor de May sonaba y deleitaba con su ritmo a los chicos. Cada vez que se cambiaba la canción era cada vez más ajena a los chicos, pero eran muy buenas.


    I walk along the avenue

    I never thought I'd meet a girl like you

    Meet a girl like you


    — Muy bien, creo que me iré a dormir. Estoy muerto… — Dijo el entrenador caminando hacia su tienda.

    — Si, también yo. Buenas noches Hikari. — May entro a su tienda.

    — Buenas noches, chicos. — Respondió Salvia.


    Salvia se quedó un momento más afuera, aun escuchaba la música. Estuvo a punto de apagarlo hasta que una extraña mezcla de ruidos comenzó a escucharse en el aparato, un poco tétrico en su opinión.


    He… Mi… Es…. — Sonaba entre estática.



    Nuevamente el reproductor cambio de audio, esta vez era una canción. Rock, un género totalmente desconocido para la chica peli azul.


    — Uhm, que ritmo tan… explosivo. — Murmuro Salvia.



    Hmm, yeah

    Do, do, do, do, do, do, do, do, do

    Do, do, do, do, do, do, do

    Do, do, do, do, do, do, do, do, do

    Do, do, do, do, do, do, do

    Tonight I want to give it all to you

    In the darkness

    There's so much I want to do

    And tonight I want to lay it at your feet

    'Cause girl, I was made for you

    And girl, you were made for me





    — I…Was…made… for lovin you… — Susurro Salvia.


    La canción poco a poco se apodero de Salvia, la chica seguía los coros improvisando un tierno baile con ese ritmo. Era simplemente adorable de ver, una chica descubriendo la pasión por la música. Además de venir a convertirse en una entrenadora… parecía que Salvia había venido a encontrarse con ella misma.


    — ¡¡ I was made for lovin you!! ¡¡Babe!! — Cantaba Salvia con emoción.


    La chica miro el cielo nocturno y se dio cuenta que ya era bastante tarde, aunque quisiera seguir escuchando más canciones. Tomo el reproductor y lo guardo en una de las bolsas de su mochila, mañana seguiría escuchándolas todo el día si era posible.


    Justo al día siguiente



    —Love, love me do, you know I love you. — Tarareaba la adorable chica peli azul.


    El grupo de jóvenes caminaba en dirección a Ciudad Slateport, Salvia tenía que registrarse en el concurso Pokémon que se celebraría dentro de seis días. El registro fue rápido, cabe decir que Salvia acababa de recibir una versión más actual de la Pokédex, más reciente incluso que la de May, lo último en tecnología en cuanto a Dex.


    — Muy bien Hikari, ahora que estas inscrita debes empezar a entrenar tu rutina. — Dijo May.

    — ¡Si! ¡Hagámoslo! — Respondió la chica peli azul.


    May y Salvia salieron decididas a entrenar todo el día, dejando a Ash atrás cargando las cosas de ambas chicas.


    — Wow entonces es así como se siente ser Brock. — Susurro Ash con Pikachu en su hombro.


    Este sería otro largo día, solo pudo suspirar y seguir a las chicas. Cuando llego con ellas, ya se encontraban practicando una rutina que crearon las dos. Era una especie de baile – coreografía. Para Ash, ver como Salvia se convertía poco a poco en coordinadora era algo que lo llenaba de alegría, verla sonreír. Esa sonrisa, ese brillo en sus ojos…


    — Muy bien Salvia, sigue así. — Susurro Ash.


    El chico se acostó bajo la sombra de un árbol y tapo su rostro con su gorra para tomar una pequeña siesta. Pikachu por su parte, decidió observar el ensayo de ambas chicas. Algo que noto el Pokémon eléctrico fue que, a veces las chicas no seguían un mismo ritmo y las entorpecía un poco. Pikachu tuvo una idea, corrió hacia la mochila de Salvia y saco el reproductor de esta.


    — ¡Pika! ¡Pika pi! —


    Salvia y May voltearon para ver como Pikachu se acercaba con el aparato en sus patitas, se lo entrego a Salvia y ella capto el mensaje.


    — ¡Qué buena idea! Gracias Pikachu. — Agradeció la sonriente chica. — Ahora solo hay que buscar la correcta…



    BASE 34, REGIÓN ---



    Una de las bases del equipo Galaxia mas grandes e importantes, aquí se desarrollan y entrenan a las tropas que entran u otras mas veteranas. Dentro de un gran comedor, estaba alguien a quien todos ya conocemos. Trek comía en soledad, mostrando una mirada frustrada hacia su comida. Era una especie de masa gris y un vaso de agua, pero no era la comida lo que le molestaba. Su mente estaba ocupada recordando como cierto entrenador había logrado burlarse de él, de paso degradarlo de rango por haber escapado con la princesa. Ahora su rostro era enojo puro, apretaba sus puños con fuerza.


    — Miren nada más quien está aquí…


    Trek rodó los ojos con molestia mientras arrojaba su cuchara en la mesa, trato de ignorar esa molesta voz y tomo un poco de agua. Una joven chica, de cabello largo y rubio, ojos verdes. Su rostro era algo fino, muy bonita la muchacha. De estatura mediana, cuerpo delgado y en forma que se amoldaba perfecto a su uniforme. Piel clara, en resumen, alguien muy bella a simple vista. Claro que Trek no pensaba eso en ese momento, porque sabía exactamente a que venía esa chica.


    — Escuche sobre tu misión en el palacio de Sinnoh. — Dijo la chica sentándose junto a su compañero. — ¿De verdad fue tan patético como me contaron?


    El rostro de esa chica solo demostraba burla, burla hacia su compañera. Trek apretó los dientes y dio un golpe a la mesa.


    — Nadie pidió tu opinión Arane, lárgate de aquí… — Decía Trek más enojado.

    — Oh, entonces también fue mentira que nuestro líder te dio una paliza en persona. — Continuo la chica.

    — Eso no te importa…

    — ¡¡Hahaha!! No puedo creer que algo tan fácil como capturar a una sirvienta, fuera algo tan complicado para ti.

    — ¡¡¿Tu lo habrías hecho mejor?!! — Pregunto Trek parándose de su asiento.

    — Soy una agente de élite, hago cosas mucho más difíciles en el desayuno. — Contesto Arane con simpleza.

    — Solo falle porque ese estúpido suero no está listo, además la próxima vez que me toque ir por la princesa lo haré sin problemas…


    Trek camino hacia una de las ventanas que daba hacia las canchas de entrenamiento, afuera del comedor.


    — Lo dudo, pero tal vez puedas demostrar que estoy equivocada…

    — ¡¡Lo haré solo si es necesario!! ¡¡Solo para que calles tu estúpida boca!! — Exclamo Trek.

    — Ya lo veremos. — Contesto Arane levantándose de su asiente. — Oh tal vez sea algo que tenga que hacer por ti, como siempre ah sido ¡¡Hahahaha!!


    La chica salió del comedor, dejando a Trek con una terrible rabia. El solo pudo patear una silla para tratar de desahogarse, después salió del comedor hacia las canchas


    — Ese mal nacido, pronto se arrepentirá… — Murmuro Trek.



    CONTINUARA…
     
    Última edición: 25 Julio 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno, luego de mucho, al fin pude comentarte... por cierto, esta vez decidí tomarme mi tiempo para tomar notas sobre el episodio (mi memoria a corto plazo a veces me juega chueco), así que... comencemos con las cosas buenas del episodio.

    1- El trasfondo de Nervan es increíblemente interesante. Cuando se refiere a “la criatura que me trajo aquí”… ¿Se referirá a una Ultrabestia? ¿O quizás a Giratina? La neta ya quiero saber más de eso :V.

    2- A diferencia de Paulo, a mí me agrada la dinámica de 3 viajantes. Porque así se despiertan menos sospechas y además, no siempre va a haber privacidad para que Ash y “su princesa” tengan su momento Shipping. Los que hayan, intenta que salgan de forma espontánea… y quizás con May viendo y burlándose un poquito, qué se yo xD.

    3- El mote de Mitkup para el Mudkip de Salvia (ME NIEGO ROTUNDAMENTE A LLAMARLA HIKARI) es adorable a más no poder… aunque creo que no va a combinar para nada si es que ella llega a hacerlo crecer a su etapa de Swampert xD. Ufff… con lo mucho que me encanta ese Pokémon…

    4- Trek siente un enorme rencor hacia Ash ahora... su récord inmaculado se fue a la verga, como le pasó a Miles Edgeworth xD. Pero dudo que se redima de alguna forma... predigo que ese wey seguirá malo hasta la médula...

    5- También veo que Ash recuerda con cariño al Brocas y al mapa. Y reconoce que le falta madurez en esos temas... me pregunto si tendrá buenos recuerdos de Iris, Cilan, Bonnie y Clemont también -w-. Seguro lo sabremos en algún momento xP

    Como comentario más bien neutral... me doy cuenta de que Salvia es toda una novata, es verdad. Pero me acuerdo cuando tenía su Togekiss todo chingón xD. Siempre hallaba tiempo pa entrenarlo... lástima que no fue así con su Pachirisu, al parecer (aunque su única batalla "real" de momento fue contra el Sceptile de Norman... quién sabe cuánto potencial tendrá en verdad)

    Y ahora pasemos con la enjundia del comentario =3=. Los errores técnicos... y quizás algún Nitpicking

    1- A lo largo del episodio, te comiste muchas, MUCHAS tildes. Como por ejemplo, en la explicación que Nervan da a Arnold, dice “Las traiciones son algo que no sanara”… o sea, ¿Y la tilde en la última “a”? También cuando pones “Contestó” (del verbo contestar, obvio), te comes la tilde en la última “o”. Lo mismo con algunas partes donde pone “Pronuncio” cuando es “Pronunció”. Y también al final de esa sección (pones “Susurro” en lugar de “Susurró”)… ah, y más encima, con Trek pasa lo mismo justo al final (“Murmuro” en lugar de “Murmuró”).

    Y dale el Mudbray al trigo… ¡”estás” lleva tilde también!

    2- También en una parte donde Nervan conversa con el Doctor Sao… aparece también el Doctor Grant (y más encima, luego le pones “Gran”… o sea, te comes la “t” también)… Eso deja con la duda de que… ¿Solo hay un doctor llamado Grant Sao? ¿O son dos los doctores? ¡Especifica, hombre!

    3- Este párrafo…

    Ese final se sintió un poco apresurado e incómodo de leer, aunque técnicamente sea correcto… como que el ritmo de la lectura frena de golpe. Te salía mejor poner ahí “más todavía podría considerarse una novata”

    Y este otro…

    - Primero, ya te dije que “Estás” va con tilde
    - Segundo, te falta una coma después del “listo”
    - Tercero… ¿Por qué en ese momento no lo llamó Mitkup? No creo que le haya puesto el sobrenombre EN MEDIO de la batalla :’V. No sería muy inteligente de su parte…
    - Por último, ¡“Preguntó” TAMBIÉN lleva tilde!

    Y otro más…

    ¿Que no se supone que Munchlax es un Pokémon de tipo NORMAL? Realmente te marcaste un Folagor xD.

    - Entre “maestros” y “no” hizo falta un punto seguido por reglas de literatura.
    - Te comiste OTRA TILDE MÁS en “contó”

    Encontré esta joyita al poco andar…

    ¿Por qué el narrador omnisciente de la historia comenzó a hablar directo al lector? Si vas a hacer ese cambio de perspectiva, sepáralo con punto a parte (y doble espaciado), y de preferencia con una señalización de que se cambia el tono de la narración… lo haces siempre cuando se cambia de lugar, así que seguro ni te cuesta :V

    Y más encima, SÍ te acordaste de la tilde esta vez x’D.



    Y siguiendo con los errorcitos...

    Hmmm… técnicamente la frase es correcta, pero deberías evitar redundar mucho en los nombres. El segundo Ash pudo haber sido reemplazado por un simple “éste”. O, si quieres hacerlo más elegante, reemplázalo por “El joven de Paleta”, “El chico amante de las gorras”, “El de pelos color azabache”… etc.

    ¡Y por cierto, "miró" lleva tilde también!

    Y otra cosa más…

    Este yerro es más excusable que las faltas de tilde que hay (y al menos te acordaste de ponerla en "soltó"). Si bien, por lo general no se tildan los monosílabos, sí hay que hacerlo cuando la falta de ésta pudiese cambiar el sentido de la oración…

    El “si”, sin tilde, es condicional (como en la frase “si Arceus quiere…”)

    El “sí”, con tilde, es de afirmación (como en “¡Oh, sí!” “Sí, acepto” “¡Sí que me dolió!”)

    Y el “Sí que pesan” es una afirmación del porte de un tronco… irónicamente :V

    Pero se pone mejor todavía...

    =FACEPALM=

    Pensé que jamás volvería a encontrar este error (que en lo personal borda en el territorio de HORROR) ortográfico. Este no es el único caso en el episodio.

    Deberías saber cuándo y dónde poner los “ah”, “eh” y “oh”… y cuándo y dónde debes utilizar los “ha” y “he” (del verbo haber). Ya si escribes “ho”, es mucho peor… ya que no tiene ningún sentido (al menos en el español... a menos que sea navidad xD)


    4- Por último… el nombre “Arane” para la colega de Trek es… ugh, feo de cojones. Casi tan feo como la gente que le pone “Yvonne” de apellido al mapa de Kalos.

    No puedo sacarme de la cabeza que quedaste entre “Ariadne”, “Ariana”, “Akane” y “Arale” como nombre… “Ariana” es un nombre más normalito, “Ariadne” es un nombre elegante... "Akane" y “Arale” son nombres japos (y mil veces mejores que "Hikari"), popularizados por las series Ranma 1/2 y Dr. Slump respectivamente. No obstante, ¡¿Qué carajos es “Arane”?! No me dice ni media mierda. Ugh... otro nombre pésimo qué soportar.

    Otra cosa, antes de que se me olvide...

    Esto no lo puedo realmente considerar un error como el último que dije antes del punto de "Arane" (Ugh...) ya que bien el "He" significa un "Hemos" recortado. Y eso está bien escrito. ¿Quién sabe qué cosas habrán querido transmitir? Al menos me pareció medio gracioso el cómo Salvia al parecer no le dio importancia y sintonizó más de su música Pop xD.

    Eso sí, los puntos suspensivos son solo 3. No le vas a dar más drama a la cosa si los incrementas :V. Ojo ahí.

    Y por último...

    Pues en resumidas cuentas, podríamos decir que sí, éste salió mejor que el anterior. Pero aún tienes un largo camino por recorrer. ¡Así que anímate!

    Y no olvides fijarte MUY bien en lo que pones -w-U

    ¡Hasta la próxima!
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Ganador Ganador x 1
  8.  
    Paulo

    Paulo Athena no Seinto (Santo de Athena)

    Capricornio
    Miembro desde:
    18 Noviembre 2010
    Mensajes:
    207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola, bueno... aquí ando después de un buen tiempo.

    Cabe recalcar que mi comentario no será extenso, ni aportará mucho, ya que el usuario anterior ya dijo gran parte de lo que podría decirte, y ponerme a repetir lo que ya se mencionó no tendría sentido para mí.

    Creo yo que aquí se te escapó un error, el de que May le dice ''Salvia'',
    siendo que ella la conoce por ''Hikari''.

    Bueno, a decir verdad creí que esto era un error, osea, que habías escrito mal su nombre, luego comencé a preocuparme de que lo dijeras ''mal'' tantas veces, que incluso me fui a google para ver qué Pokémon era este y si el mal tal vez lo estaba siendo yo al desconocer a esta criatura, hasta que llegué donde dice que ese era el nombre
    que Salvia le había puesto a su Pokémon y entonces el misterio fue resuelto :v

    Diálogos inesperados xD

    Aunque bien dentro de lo que sería el mismo Ash,
    ya que... como vimos en el anime, Serena de tener la oportunidad estaría con Ash, pero por él ser como es (inmaduro) la cosa sería complicada pienso yo.

    Todo esto me recuerda a un fic mío, en el que la cosa era similar, pero no con Serena, si no con Misty, pues Ash la había rechazado en base a que sabía que no iban a funcionar por su propia inmadurez.

    Bueno, para finalizar capas te repita lo básico, te aconsejo a que antes de
    subir cada capítulo te lo leas por segunda vez o más de ser necesario, ya que la falta de ortografía es de lo que más hay, incluso veo que tu problema mayor es con los tildes, casi no los hay en donde deberían estar, y son muchísimos los lugares.

    En fin, creo que eso sería todo por el momento, y ahora a esperar a que
    salga otro buen capítulo, como lo fue este para mi. c:
     
    Última edición: 22 Julio 2019
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Ganador Ganador x 1
  9.  
    EstebanDV

    EstebanDV Empezar de nuevo

    Géminis
    Miembro desde:
    18 Septiembre 2016
    Mensajes:
    81
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ERES MI PRINCESA
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    4964
    CAPITULO 10



    LUCES…



    Se podía escuchar el gran escándalo de personas emocionadas, el regodeo era formidable, podía sentirse una gran emoción en el ambiente…



    — Respira hondo… relájate…

    — Eso intentó… estoy muy nerviosa.

    — Es normal estarlo.


    May terminaba de arreglar un poco el conjunto de Salvia, era un muy bonito vestido, pero sencillo a la vez. Color celeste y encajes blancos, una brillante diadema sobre su cabeza y guantes blancos que resaltaban mucho más la elegancia que buscaba expresar el vestuario. Finalmente, zapatillas de color azul claro que relucían a la luz de la habitación. Salvia estaba sentada en un banco frente a un gran espejo, con May parada detrás de ella.


    — Este vestido te queda muy bien, pero cuando estés en el gran festival tendrás que ser aún más creativa. — Comentaba May acomodando un poco el cabello de Salvia.


    Ambas chicas se encontraban en los vestidores del auditorio donde se llevaba a cabo un concurso Pokémon, el primer concurso en el que Salvia participaría en su vida. La chica peli azul estaba nerviosa, temerosa, pero, sobre todo, estaba emocionada.


    — ¿Tanta confianza me tienes? ¿Crees que llegaré al gran festival? — Preguntó Salvia sonriente.

    — No sólo yo. — Afirmo la castaña. — Ash también cree mucho en ti.


    Salvia se sintió conmovida por las palabras de su amiga, le llenaba de felicidad saber que contaba con el apoyo de sus amigos.


    — No los voy a defraudar, ni a él ni a ti… — Dijo Salvia colocándose de pie.

    — Así se habla, entonces ¡Esfuérzate al máximo! —


    ¡¡Es el turno de nuestra siguiente concursante…!!


    — Ve, recuerda no sólo buscar el premio… busca relucir como nunca. — Dijo May colocando una mano sobre el hombro de Salvia.

    — ¡SÍ! — Afirmó la joven peli azul.


    Salvia caminó hasta la entrada al escenario, cada paso que daba resonaba en su cabeza. Sentía su respiración pesada, tuvo que detenerse un momento antes de salir al público. Respiró profundamente, se mentalizo y finalmente decidió salir.


    La gente la recibió con un gran escándalo, como cuando ella se presentaba en público como la princesa de Sinnoh. La presentadora se encargó de dar a conocer a “Hikari” la nueva participante en el mundo de los concursos. Para cuando Salvia estaba en frente de los tres jueces, la multitud ya había guardado silencio.


    Ella busco con la mirada a sus dos amigos entre todo el público, se sintió un poco asustada al no lograr verlos. Para su alivio, logró verlos en las gradas mientras estos la saludaban a lo lejos. Salvia sonrió y encaro a los jueces, hizo una reverencia de respeto y comenzó con su presentación.


    — Esta es mi presentación, de corazón esperó que sea de su agrado… ¡¡MITKUP, PACHIRISU!! — Exclamó Salvia lanzando dos Pokeballs.


    Ambas Pokeballs liberaron a sus despectivos Pokémon en una mezcla de brillos y figuras, un efecto especial que May le ayudo a hacer a la coordinadora novata. Ambos Pokémon saltaron y aterrizaron en poses, tratando de impresionar a los jueces. Estos sonrieron por la presentación, les había gustado la entrada.


    — Muy bien ¡¡Es la hora!! — Anunció Salvia apuntando con su dedo hacia arriba.


    Mitkup y Pachirisu lazaron su ataque al mismo tiempo, Chorro de agua y Chispa resplandecieron en una gran estela de colores, creada por el reflejo de la luz electica y el agua que se esparcía por todo el escenario.


    Desde las gradas, Ash y May observaban con una gran sonrisa el excelente comienzo que su amiga había logrado. Al parecer no habían sido los únicos en estar complacidos, la gente dio un pequeño festejo pidiendo más. Por parte de los jueces, algunos se mostraron escépticos, los demás no ocultaron su emoción al ver ese gran efecto. Pachirisu y Mitkup resplandecían ante los ojos del público, detrás de ellos permanecía Salvia sonriente. La chica alza los brazos y ambos Pokémon saltan al mismo tiempo, se preparaban para el siguiente movimiento.


    Mientras tanto…



    KANTO – PUEBLO PALETA.



    En el laboratorio del profesor Oak, este yacía en el patio, pasando un rato de relajación. Mientras tanto, su ayudante, Tracey, acomodaba unas cuantas cosas adentro del laboratorio de Oak hasta que el monitor del PC comenzó a anunciar que tenía una llamada entrante, la cual, el chico de playera verde atendió.


    — Muy bien chicos, deben estar fuertes y sanos si Ash vuelve a necesitarlos. — Decía Oak.


    El hombre estaba dando de comer a los Pokémon que Ash dejo a su cuidado, de entre ellos, Charizard se mantenía un poco alejado de los demás. Algo que llamo la atención de todos, fue a Tracey corriendo en dirección al profesor.


    — ¡Profesor Oak! — Llamó el chico llegando con el profesor. — Tiene una llamada de Sinnoh, es del profesor Rowan…

    — Rowan, me pregunto que será… — Comentó Oak caminando hacia su laboratorio.

    — Profesor Oak, dice que es muy importante. — Replicó Tracey.


    Oak, miro a su joven ayudante por unos instantes, antes de salir corriendo al laboratorio. Al llegar, vio a su viejo colega en la pantalla.


    — Rowan, ¿Qué sucede? — Preguntó Oak.

    — Oak, Sinnoh está por pasar una muy mala temporada, ¿Supiste sobre la desaparición de la princesa Salvia? — Devolvió la pregunta el viejo Rowan.

    — Sí, estoy enterado. Pero ¿Por qué dices eso? ¿Qué no se supone que Sinnoh estaba preparada para situaciones de emergencia?

    — El gobierno de Sinnoh no es estable sin la princesa, cuando ella deprecio, dejo varios asuntos y tratados importantes sin resolver. La familia real es de vital importancia, y sin la única heredera aquí… temo que Sinnoh no tardara en colapsar. — Explicaba Rowan.



    Tracey escuchaba desde la entrada del laboratorio, estaba comenzando a preocuparse por lo que Rowan decía.


    — Esas son muy malas noticias… — Respondió Oak mirando hacia afuera por una ventana.

    — Oak, si Sinnoh cae, entonces…

    — Las demás regiones también. — Secundó Oak con seriedad.

    — Últimamente el equipo Galaxy no ha mostrado actividad por ninguna parte, nunca habían permanecido inactivos durante tanto tiempo. Me hace pensar, ¿Por qué no han hecho nada ahora que Sinnoh es vulnerable? Me da muy mala espina…


    Oak camino hacia una silla, se masajeó la frente y suspiró. Esta situación no era ajena a él, de hecho, Oak tenía previsto que algo así pasaría. Esto sólo mostraba que ya habían pasado por una situación similar antes, pero esta vez las cosas estaban sucediendo de otra forma… una nada buena.


    — ¿Sabes algo de Nervan? — Preguntó Oak inquisitivo.

    — Lo mismo que supimos de él la última vez que lo vimos… nada. — Contestó Rowan prendiendo tabaco en una pipa.

    — No puedo dejar que Ash pase lo mismo que su padre, no sería justo para el muchacho… —

    — Hablando del chico, creo que recibió el objeto que Alan dejo para él. —


    El profesor de Kanto dejo salir otro suspiro, esta vez de frustración. Lugo simplemente sonrió débilmente, nostálgico.


    — Debí esperarlo, Alan era igual que Ash. Ambos son tan imprudentes, pero si ya lo recibió entonces, tendremos que ayudarlo. En cuanto sepamos donde esta… — Dijo Oak levantándose de su asiento.

    — ¿Aún no se ha comunicado contigo? —

    — No, de hecho, su madre tampoco sabe dónde esta. —

    — Eso será un problema…


    Tracey decidió no seguir escuchando, así que solo comenzó a alejarse de ahí a paso lento, pero algo se le puso enfrente. Era Charizard, el Pokémon de fuego miraba al chico fijamente.


    — ¿Sucede algo Charizard? — Preguntó Tracey confundido.


    Charizard expandió sus alas y de un momento a otro despego, seguido de Staraptor y Swellow.


    — ¡¡Esperen!! ¿¡A dónde van!? — Exclamó Tracey.


    Oak escucho el escándalo y salió corriendo para ver qué ocurría, cuando llego junto al chico, este le señalo hacia donde los Pokémon habían salido volando.


    — Debieron escuchar… — Susurró Oak.

    — Profesor Oak, ¿Qué es lo que está pasando? — Preguntó Tracey cada vez más confundido.

    — Todo Tracey, todo… — Contestó Oak bajando la mirada.




    HOENN.



    — ¡¡Muy bien!! ¡Todos los participantes nos han brindado un espectacular desempeño! ¡Ahora es momento de presentar a los coordinadores que pasaron a la siguiente ronda! — Anunció la presentadora del concurso Pokémon.


    Dentro de los vestidores, todos los coordinadores se asomaron para ver el resultado plasmado en las pantallas. Ash y May buscaban la foto de Salvia de entre todas las que había, pero no lograban verla. Por otro lado, la chica empezó a ponerse muy nerviosa, porque por más que buscaba, no hallaba su imagen. La pobre chica estaba por soltar lágrimas de tristeza, hasta que logro ver su imagen justo en la esquina inferior derecha. Al igual que Salvia, Ash y May soltaron suspiro de alivio.


    — Por un momento creí que… — Decía May volviendo a sonreír.

    — Vamos May, ¿Qué acaso dudas de tus enseñanzas como coordinadora? — Bromeó Ash.

    — ¡Oye! Tú también eres su maestro. — Contradigo May haciendo una rabieta.

    — Tranquila, ya verás como saldrá victoriosa en sus combates. —


    Salvia voltea a ver a sus Pokémon, estos estaban rebosantes de energía y emoción por pasar a la siguiente ronda.


    — Muchas gracias, amigos. Es hora de seguir adelante ¿Están listos? — Preguntó Salvia sonriente.



    Pachirisu y Mitkup respondieron positivamente a la pregunta de su entrenadora, por el momento debían esperar a que fuera su turno. De entre todos los participantes, alguien se acercó a la chica peli azul y le habló.


    — Hola, veo que estás ansiosa. — Decía una voz masculina.

    — ¿Hmm? Sí, un poco. — Contestó Salvia tímida.

    — Tranquila, yo no muerdo. Mi nombre es Alex, y él es mi amigo Snivy. —


    Alex es un chico de estatura mediana, ojos azules y de cabello negro, piel clara y de cuerpo delgado. Vestía con un elegante traje tipo esmoquin, justo tras él, su Pokémon tipo planta.


    — Un gusto, mi nombre es… Hikari. — Contestó la chica con un poco de dificultad.

    — Bien Hikari, nos vemos en las finales. — Respondió Alex yendo al escenario.

    — Sí… claro. — Murmuró Salvia.

    — ¡Hikari!


    Finalmente, las personas que realmente quería ver, en cuanto la chica peli azul vio a sus dos amigos acercarse, una gran sonrisa se formó en su rostro.

    — Hikari, lo estás haciendo excelente. — Felicitó Ash.

    — Gracias Ash, me alegro de que estén aquí en este momento. Me hace falta algo de ánimo. — Bromeó Salvia.

    — Entonces pondré a Ash de porrista. — Dijo May sonriendo burlona.

    El trio compartió una risa animada, el tiempo se les paso volando mientras platicaban. Cuando menos lo esperaban, ya era nuevamente el turno de Salvia.


    — Bien, ahora es tu turno. — Mencionó Ash.

    — Iré a esperarte en las gradas. — Dijo May a su amigo saliendo de los vestidores.


    Salvia comenzó a sentirse de nuevo asustada y muy nerviosa, sus manos no parecían querer quedarse quietas.


    — ¿Y si pierdo? ¿Y si arruino mi rutina? Tengo miedo de que todo me salga mal… y no puedo… — Susurraba Salvia cerrando los ojos y apretando las manos.


    Ash coloco sus manos en los hombros de su amiga, ganándose la atención de esta. La miraba directamente a los ojos, sonriéndole.


    — Escúchame, yo sé que puedes hacerlo. Te he visto crecer como entrenadora, tienes un increíble talento. Ganes o pierdas, debes dar todo tu potencial en el escenario. —

    — Ash… — Murmuró Salvia.

    — Ve allá, ¡Demuéstrales quién eres! — Animó el entrenador.


    Salvia puso una mano en su pecho, cerro los ojos y tomo un profundo respiro. El rostro de Salvia le devolvió una sonrisa decidida al entrenador de gorra roja.


    — Estoy lista…


    Salvia salió de los vestidores con la mirada al frente, dispuesta y sobre todo decidida. La gente hizo notar su preferencia por la chica, algunos espectadores exclamaban el nombre “Hikari” Esto sorprendió a la chica, pero sonrió agradecida a todo el público presente. Por otro lado, Ash llego junto a May tomando asiento junto a ella.


    — Wow, ¿Pues qué fue lo que le dijiste? Se ve diferente. — Preguntó May viendo a Salvia desde su lugar.

    — Solo un par de consejos para su combate. — Respondió Ash con simpleza.

    — No sabes mentir. — Comentó May riendo un poco.

    — Sí, tienes razón…

    — Lo hará bien, tranquilo. — Dijo May viendo a su amigo. — Tiene un excelente maestro.

    — No May, tiene dos. — Respondió Ash devolviendo la sonrisa.


    Ambos chicos volvieron a dirigir su vista hacia el escenario, muy ansiosos de que el combate diera inicio.


    — Vaya, esta vez voy contra ti. — Habló el contrincante de Salvia.

    — Alex… — Susurró Salvia algo incomoda. — Así es… ¡Y tengo planeado ganar!

    — Claro que sí, eres adorable. — Respondió Alex sarcástico. — Recuerda que eres una novata, no deberías ser tan altanera con alguien como yo.


    Desde las gradas, May y Ash endurecieron sus miradas.


    — Su verdadera personalidad sale a flote… — Comentó Ash.

    — No es más que un hablador, conozco a muchos coordinadores así. — Contestó May. — Solo espero que Hikari no se deje afectar por eso.


    En el escenario, Salvia se mostraba con la mirada al suelo, los mechones de su cabello cubrían su mirada. Alex quería aprovecharse de ese desanimo en su contrincante, estando a punto de lanzar su primer Pokeball, pero…


    — Sí, soy una novata… — Dijo Salvia.


    La chica alzo la mirada por completo, mostrando una sonrisa de confianza y determinación.


    — ¡¡Pero te esta novata te derrotara!! — Exclamó Salvia.


    El tiempo empezó a correr, teniendo cinco minutos para el combate. Alex lanzo a su Pokémon, Snivy.


    — Pachirisu, es hora… ¡¡Hagámoslo!! — Salvia lanzo su Pokeball.


    Pachirisu salió, usando el efecto del sello de corazones dándole una gran entrada.


    — ¡Se me olvido usar esa cosa! — Exclamó Alex.


    May y Ash se cayeron de espaldas al escuchar eso, era algo sencillamente ridículo.


    — ¡Snivy! ¡Usa látigo cepa! — Ordenó Alex.


    El Pokémon utilizo su ataque para tomar a Pachirisu por sus patas traseras, al sujetarlo lo lanzo con fuerza hacia arriba.


    — ¡Ahora! ¡Tormenta de hojas! —


    Snivy ejecuto su movimiento, haciendo que Pachirisu se mantuviera suspendido en el aire recibiendo el ataque.


    — ¡Pachirisu! ¡Trata de liberarte! — Exclamó Salvia.


    El Pokémon ardilla empezó a forcejar, trataba de liberarse. En la pantalla, el marcador de puntos de Salvia bajo un cuarto dejándola en desventaja. Salvia pensó en algo que pudiera hacer, y le llego una idea.


    — ¡Pachirisu! ¡Chispazo! ¡Ahora! — Exclamó Salvia.


    Pachirisu realizo su ataque, haciendo que la tormenta de hojas desapareciera en un montón de pequeños y brillantes puntos de color azul.


    — ¡Encanto! — Ordenó Salvia.


    Pachirisu creo una línea de corazones frente a ella, aun estando en el aire.


    — ¡Y ahora… Ataque rápido!


    Pachirisu aterrizo en el suelo y salto para atravesar todos los corazones, finalmente termino por dar un buen golpe al Snivy de Alex. Salvia al ver que su primer serie de ataques dieron en el blanco, volteo para ver el marcador. El puntaje de Alex bajo hasta quedar por debajo de la mitad.


    — ¡Eres una…! ¡Snivy, látigo cepa de nuevo! — Exclamó Alex.

    — ¡No nos volverán a engañar! ¡Onda trueno! —


    Cuando los látigos de Snivy tocaron a Pachirisu, quedo paralizado por el ataque del Pokémon ardilla.


    — ¡¡Snivy!! —


    Salvia y Pachirisu intercambiaron miradas, ya era hora del gran final.


    — Aquí viene… — Dijo May sonriendo.


    Pachirisu se vio cubierto por una estela de luz eléctrica, un campo eléctrico color azul. Salvia señalo con su dedo hacia enfrente, sonriendo.


    — Ataque rápido una vez más. — Ordenó la chica.


    Pachirisu salió corriendo en dirección hacia Snivy, zigzagueando y dejando un rastro de luz por donde pasaba. Snivy termino por recibir el ataque, cayendo rudamente al suelo después del impacto. En ese instante se hizo un gran silencio, cuando el reloj llego a cero, todo mundo volteo para ver el marcador.


    Y con una gran diferencia, Salvia había derrotado a Alex de forma definitiva. En las gradas, no podía haber alguien más orgulloso que Ash y May luego de ese combate, ambos sonreían satisfechos y emocionados.


    — ¡¡La participante Hikari es la ganadora!! — Exclamó la maestra de ceremonias.


    Salvia recibió a su Pokémon con una gran sonrisa plasmada en su cara, estaba muy contenta por haber ganado su primer combate real.



    — ¡Lo hiciste de maravilla Pachirisu! — Felicitó la chica.


    Pachirisu respondió alegremente por las felicitaciones de su entrenadora, era un momento que recordarían de por vida. Cuando Salvia quiso voltear hacia su contrincante, no lo vio por ningún lado, por más que lo buscara.


    — Que extraño, bueno no tiene importancia por ahora, vamos Pachirisu. — Dijo Salvia caminando hacia los vestidores.


    Cuando la peli azul entro a los vestidores, sus amigos ya estaban esperándola ahí para poder felicitarla como era debido.


    — ¡¡Te dije que lo lograrías!! — Exclamó May.

    — Muchas gracias, May, me sirvió mucho el entrenamiento que me diste. — Contestó Salvia.

    — Era obvio que ganarías, después de todo tienes a una gran coordinadora como maestra. — May sonrió orgullosa.


    El trio rio por el comentario de la castaña, resultaba ser graciosa cuando quería lucirse un poco. Salvia volteo hacia el entrenador, sonriente.


    — Ash… — Susurró Salvia.

    — Lo hiciste muy bien Hikari, estoy muy orgulloso. — Dijo Ash mirando a la chica a los ojos.



    Salvia no se contuvo más, se lanzó hacia su amigo y lo rodeo con sus brazos. Ash sonrió conmovido y devolvió el abrazo.


    — Muchas gracias, Ash… — Murmuró Salvia con las mejillas ligeramente enrojecidas.


    El entrenador coloca una mano sobre la cabeza de su amiga, dándole ligeras palmaditas.


    — Vamos Salvia, aun tienes que ganar el concurso. Sigue así, estoy seguro de que ganaras. — Dijo el chico sonriente.

    — Tratare. — Respondió Salvia devolviéndole la sonrisa a su amigo.

    — Miren allá… — Indicó May con su mirada hacia el escenario.


    Salvia y Ash voltearon hacia donde la castaña miraba, justo en ese momento se llevaba otro enfrentamiento ente otros dos coordinadores. Un chico y una chica respectivamente, pero podía verse perfectamente quien tenía todo el control de ese combate. Al parecer la coordinadora de vestido rojo y sonrisa engreída estaba arrasando en la competencia, desde que entro. Ella y su poderoso Charizard terminaron por ganar el encuentro, fulminando por completo con los puntos de su oponente antes de que el tiempo se acabara.


    — Salvia, escucha esto. — Dijo May volteando a ver a su amiga. — Ella es todo lo contrario a tu oponente pasado, tendrás que ser un poco más precavida…

    — Entiendo… — Respondió Salvia pensativa.

    — Hay algo extraño en ella… — Murmuró el entrenador.


    La joven coordinadora, volvía hacia los vestidores bajo la mirada de todos sus fanáticos. Era aclamada y felicitada por todo el mundo, además de hacer babear a muchos hombres de la audiencia. Cuando entro a los vestidores, camino pasando justo al lado de Salvia, ambas tuvieron un momento de tensión al cruzar miradas. Salvia se mantuvo lo más serena posible, mientras que la otra chica sonrió con desprecio.


    — Nos vemos ahí fuera… —


    La chica continua su camino hasta llegar a las bancas del fondo, seguida de su Charizard. Ash frunció ligeramente el ceño al igual que May, sin en cambio, Salvia soltó un suspiro de cansancio. Nunca había tenido que lidiar con tanta mala vibra de distintas personas, la joven endureció su mirada y volteo hacia sus amigos.


    — Bien, supongo que debo empezar a prepararme. —

    — Ve con todo Hikari. — Dijo May.

    — Mucha suerte. — Sonrío Ash.


    Salvia observaba a los demás concursantes pasar y con cada enfrentamiento, el encuentro entre ella y la chica del Charizard, se acercaba poco a poco. La pantalla mostraba los emparejamientos para la siguiente ronda, bastaron unos treinta minutos para que finalmente volviera a ser su turno. Como siempre, la maestra de ceremonias realizo la presentación de ambas participantes, pero ninguna de las dos presto atención a otra cosa que no fueran la una a la otra.


    — Con que su nombre es Stella… — Susurró Salvia.


    Stella... ese sería un nombre que no olvidaría pronto. Por su parte, su contrincante se mantenía sonriente y ansiosa, como si no pudiera esperar para poder destrozar a su oponente sin compasión, justo como su Charizard también lo deseaba.


    — ¡Que comience el encuentro! —


    Para ambas participantes, la voz de la presentadora fue como un disparo que las hizo reaccionar al instante.


    — ¡Pachirisu! ¡Mitkup! ¡Como lo ensayamos! — Exclamó la chica peli azul.

    — ¡Charizard! ¡El primer movimiento! — Ordenó Lisa apuntando hacia enfrente.



    El encuentro paso increíblemente emocionante para el público, cuando Pachirisu y Mitkup querían realizar alguna combinación, Charizard parecía siempre estar un paso adelante. Cada ataque que el dragón naranja realizaba anulaba por completo los intentos de Salvia para salvar la situación y su puntuación. Salvia llego a un punto en el que ya no sabía que más hacer, no hallaba ninguna solución y comenzaba a inquietarse. Stella, decidido que ya había sido suficiente, no quería seguir perdiendo tiempo, y simplemente ordenó a su Charizard terminar el trabajo.


    Una gran tormenta de llamas rodeo el escenario, dejando pasmados a los espectadores quienes se comían las uñas por saber que había pasado. Para cuando el humo y el polvo se disiparon, Pachirisu y Mitkup yacían en el suelo, exhaustos luchando por seguir. El monitor marcaba la clara derrota de Salvia, sus puntos estaban en cero, al igual que el contador de tiempo. May y Ash se habían mantenido callados y aunque no lo querían creer, ya esperaban un resultado similar, era duro de aceptar, pero era la verdad.


    Salvia se acercó a sus Pokémon con una débil sonrisa, los consoló con un abrazo mientras les felicitaba por su gran esfuerzo. Stella paso a lado de la peli azul, despreciándola con la mirada, solo para después seguir su camino sin voltear más hacia Salvia. Ash y May ya estaban en los vestidores a la espera de su amiga, ella no tardo en parecer por la entrada que daba hacia el escenario. Con la mirada baja, pero a paso firme, Salvia les brindo la mejor sonrisa que podía darles por ahora.


    — Lo siento, perdí… — Articuló la chica.

    — Lo hiciste excelente Salvia, eso nadie puede negarlo. — Afirmó Ash.

    — Eso, eso, eso, eso. — Apoyó May mientras movía el dedo índice de arriba hacia abajo.


    Ese mismo día, ya durante la noche, Ash y Salvia caminaban por las iluminadas calles de la ciudad. May le había dicho al chico que, para subirle los ánimos a Salvia, llevarla a dar una vuelta era una muy buena opción. Ash, se había inventado mil y una escusas, pero ninguna de ellas logro convencer a Salvia, sin embargo, termino por aceptar dar un paseo con su mejor amigo.


    — Muchas gracias por este paseo Ash, aunque sigo sin entender por qué insististe tanto para que aceptara. — Habló Salvia rompiendo el pequeño silencio entre ambos.

    — Ah, b-bueno… Ya sabes… Es que quería salir… Para estirar las piernas. — Se excusó el chico con torpeza.


    Salvia rio nuevamente, era la quinta excusa que su amigo le decía durante la noche, y todas ellas le habían causado mucha gracia a la joven peli azul, su amigo no sabía mentir, pero para nada. Por su lado, Ash contesto a las risas de su amiga con una risa nerviosa, francamente ni el mismo se creía lo que le había dicho a Salvia, mentir nunca fue su fuerte.


    — Muy bien Ash ¿Podrías decirme la verdadera razón esta vez? — Pidió la sonriente chica.

    — Ok, me atrapaste, soy muy malo mintiendo. — Ash suspiró resignado. — May y yo creímos que sería una buena idea para que se te olvidara lo del concurso. Como es tu primera derrota y yo se lo duro que puede llegar a ser, bueno… No quería verte triste.

    — ¿En serio? —


    Salvia se conmovió un poco, no le había afectado tanto lo del concurso. Fue duro sí, pero había sido su primer concurso después de todo. Ash, había desviado su mirada hacia el suelo mientras se rascaba una de sus mejillas, estaba un poco apenado y eso era super extraño en él.


    — ¿Sabes? Me alegra que me hayas invitado, tienes razón, lo necesitaba. — Dijo Salvia con una linda sonrisa.


    Esa sonrisa, Ash no podía evitar sentirse raro, pero le gustaba verla feliz.


    — Siento haberte tratado de engañar, además, a mí también me hacía falta esto. Caminar tranquilamente por la ciudad, ver todas esas luces y eso. Nunca me había detenido a observar bien los lugares que visitaba cuando era un niño… —


    La nostalgia en la voz y la mirada de Ash, se robaron por completo la atención de la bella chica de ojos azules. Ambos se mantuvieron en silencio, mientras Ash observaba el paisaje que le brindaba la ciudad, Salvia mantenía su mirada en su amigo.


    — Al crecer dejas de ver el mundo como antes, y te topas con uno completamente diferente, o al menos así me siento yo… — Habló el chico.

    — Todos crecemos Ash…


    Salvia se acercó a su amigo hasta quedar a su costado y se puso a contemplar la ciudad junto con él.


    — Entonces, ¿Quieres hacer algo más? — Preguntó el chico.

    — Sigamos caminando, quiero ver lo que resta de la ciudad. — Pidió Salvia sonriente.

    — Vamos entonces.


    Salvia tomo del brazo a su acompañante y le brindo una de sus más lindas sonrisas.


    — Te sigo. — Dijo la tierna chica.


    Ash volvía a sentirse muy raro al estar en este tipo de situación, con su exnovia Serena había hecho cosas similares, pero esta vez sentía algo completamente diferente. No sabía como ni porque, pero era muy diferente.


    La parejita de amigos siguió observando la ciudad, en una ocasión pasaron cerca de un salón de baile. Salvia había pedido quedarse a ver un rato, después de todo ella era muy aficionada al baile, pero Ash… no tanto. Cuando se fueron de ahí, el chico no pudo evitar sentirse mal consigo mismo, al no saber bailar, no pudo invitar a Salvia para que pasaran un buen rato y se notaba que la chica se había quedado con ganas. Pasaron cerca de un lago, por donde corrían aguas cristalinas y era rodeado por árboles que tenían colgadas series de luces artificiales en las ramas, finalmente regresaron al centro Pokémon justo a las diez en punto de la noche.


    — Te agradezco mucho el paseo Ash, fue un muy lindo gesto. — Habló Salvia

    — Yo también lo disfrute mucho Salvia, es divertido hacer este tipo de cosas contigo. — Contestó Ash.

    — ¿Solo conmigo? —


    Salvia tendió una pequeña trampa para Ash, este no hizo más que ponerse nervioso y confundido.


    — B-bueno tu… Cuando nosotros… Es que yo… —


    Salvia sonrió triunfante, le gustaba ver a su amigo así, era gracioso para ella y tal vez lo haría todo el día si pudiera.


    — Deberíamos repetirlo. — Salvia abrió la puerta de su habitación. — A mí no me molesta salir solo contigo, buenas noches, Ash.


    Salvia entro a su habitación y cerró la puerta, dejando al pobre entrenador más confundido que un niño pequeño.


    — Deberíamos repetirlo… Sí, deberíamos. — Murmuraba al chico caminando hacia su propia habitación.


    Cuando entro, Pikachu ya estaba profundamente dormido en un sofá, Ash fue lo más cuidadoso posible para no despertarlo. De repente, la puerta de la habitación comenzó a abrirse, y de ella se asomó cierta chica castaña de ojos azules.


    — ¿Puedo pasar? —

    — Adelante. — Contestó Ash.


    May camino hasta sentarse en una esquina de la cama, mientras que Ash se sentó en el mismo sofá en el que dormía Pikachu.


    — Pensé que estarías dormida, no tienes ni tu pijama puesta. — Comentó el chico.

    — Pues iba a hacerlo, pero, quería saber cómo salió tu cita con Hikari. —

    — ¿Cita? ¿Qué no solo había sido un paseo? —

    — Sí Ash, solo fue un paseo. — Dijo la chica con sarcasmo. — Cuando una chica y un chico salen solos, es considerado una cita.

    — Pero ¿Y si esos chicos son hermanos? — Contradijo el chico.

    — Pero tú y Salvia no son hermanos ¿O sí? — Dijo astutamente la chica castaña.

    — Bueno, eso sí… —


    Ash soltó un largo suspiro, en ese momento su cabeza era un día de tránsito en la autopista más concurrida del mundo. May negó con la cabeza y siguió observando a su amigo.


    — Te trae malos recuerdos ¿Verdad?

    — No, bueno sí, pero… Es complicado. — Ash se levantó del sofá y comenzó a caminar de un lado a otro. — Cuando Serena y yo teníamos “citas” yo siempre lo echaba a perder, me distraía con cualquier cosa y nunca estaba al tanto de lo que ocurría en esos momentos. De hecho, esa fue la razón por la que Serena decidió terminar conmigo y bueno… No me quedaron ganas de tener “citas” de nuevo.


    Al terminar su pequeño relato, May y Ash compartieron una risa divertida. May decidió tomar la palabra, para tratar de calmar un poco a su amigo.


    — Ash, son situaciones completamente diferentes. No debes tenerle miedo a una “cita” Tal vez, simplemente tú y Serena no eran compatibles. — Explicó May.

    — Bueno, yo me divertí y Hikari también, al parecer. — Dijo Ash volviendo a sentarse en el mismo sofá.

    — Esa era la intensión Ash, eres un buen amigo.

    — Gracias May, tú también eres una gran amiga. — Contestó Ash con sinceridad.


    May sonrió agradecida, se puso de pie y se dirigió hacia la puerta de la habitación para irse a dormir. Ash se aventuró a detenerla, algo lo tenía inquieto desde hace tiempo.


    — O-oye May… —

    — ¿Sí? — May se volteó para ver a su amigo.

    — Tengo un… amigo que… pues que quiere aprender a… bailar. — Balbuceaba el entrenador.

    — Aja, ¿Y? —

    — Pues, este… el quisiera eh… pues… tú sabes.

    — Ay, Ash. — Rio la chica. — Así que quieres aprender, ¿Por qué de repente te interesa?

    — Pues…

    — Quiero la verdad. — Interrumpió la chica.


    Ash suspiro de nuevo, era increíble lo mal que mentía el pobre chico, ahora quería ser completamente sincero.


    — Verás, cuando Hikari y yo estábamos en nuestra… cita, pude notar que tenía muchas ganas de bailar en un salón por el que pasamos, pero yo no…

    — Te sientes culpable por no poder invitarla a bailar. — Volvió a interrumpir la chica.

    — Sí, me sentí muy mal. — Respondió el chico apenado.

    — Bien… yo te enseño.

    — ¿En serio? ¿Lo harás? — Preguntó el chico esperanzado.

    — Claro, es más, no le diremos a Hikari nada sobre esto. Que sea una sorpresa, cuando vuelvan a salir juntos, podrás llevarla a bailar.

    — ¡¡Estupendo!! Muchas gracias May.

    — Lo que una tiene que hacer por dos tortolos. — Suspiró la chica.


    May salió de la habitación de Ash, y el chico se metió a la cama sin siquiera cambiarse, la emoción lo había invadido. Pero… ¿Desde cuándo se emocionaba tanto por bailar? ¿Qué demonios estaba pasando?



    Continuara…





    H…7…H…7
     
    Última edición: 30 Agosto 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Mira, compa... te voy a ser sincero. No sé cómo calificar el episodio que acabo de leer... podríamos decir que parecía ir bien encaminado pero luego se echó a perder (al menos para mí)

    ¿Por qué lo digo? Bueno, para comenzar, si analizamos por fallos de redacción y de ortografía, pueeeees...

    Las frases están bien puestas, pero las pausas... ñeeeee, necesitas trabajar en ello. Esa primera coma se siente incómodamente redundante. Hubieras puesto ahi los Puntos Suspensivos del final... y esos mismos en el final estarían mucho mejor reemplazados por un punto aparte.

    ¡Ay, ni que fueran vaqueros! >:V. Claramente ahí te comiste una "n".

    WHAT?! ¿Cómo es eso de "deprecio"? ¿Cuándo comenzó a depreciarse?

    Cuando se te ocurrió darle el alias de "Hikari". Ahí sí se deprecia cualquiera

    Se supone que ella DESAPARECIÓ. O sea, no contento con escribir esa palabra a la rápida, la terminaste de cagar comiéndote otra tilde más. Ufff...

    No contento con comerte tildes, de postre te comes una "e". Además, la frase en sí pudo haber sido mucho mejor construída. Yo lo hubiera puesto de la siguiente forma luego del punto seguido: Después de ello se limitó a mostrar una débil y nostálgica sonrisa.

    Y sin salirnos del tema... ¿Alan? ¿El mismo Alan que le quitó (injustamente) el título de campeón de Kalos a Ash?

    Mira, puede que parezca obvio, pero no lo es. Antes de eso, Rowan y Oak estaban hablando del padre de Ash... y como éste no tiene nombre canónico, uno puede asumir que hay un alcance de nombre entre ese hombre y el pendejo que fue manipulado por Lyssandre. Así que... bueno, habrá que esperar la aclaración no más :'U

    Y otra tilde más que te tragaste... ya te estás volviendo como Paco Memo Ochoa >:V

    QUE CHINGUE A SU MADRE EL AMÉRICA

    Encima, tomaste la oferta 2x1... dos errores groseros en una sola frase eweU

    Otro 2x1 con el que arrasas... y yo que pensaba que era más probable que erraras al ponerle tilde a la palabra "línea"... pero al menos eso lo tienes bueno Pero igual, ¡Ya avíspate!

    Supongo que no necesito redundar...

    Bien, bien... al menos en esta ocasión no te comiste tildes. El error acá es la puntuación, puesto que queda mucho mejor un punto seguido a una simple coma.

    Pero es un avance al menos (?)

    Primero, te comes la tilde en "qué", puesto que sin necesidad de exclamación, al ser una frase de "alerta" a uno mismo, el "qué" va acentuado. y además, nuevamente el problema de la pausa. Queda mucho más cómodo un punto seguido en lugar de la coma... o ninguno de los dos si escogías poner las exclamaciones en el "Qué extraño".

    Ahora resulta ser 4x1...

    [​IMG]

    "trío", "rió", "volteó"... te merendaste tres tildes más por lo que veo. Además de que la frase en la que describes el sentido del humor de May se siente inconexa. De pérdida, si cambiabas la coma por un punto se entendía medianamente bien... pero de todas maneras, yo hubiera puesto:

    "Ella, cuando se lo proponía, resultaba ser graciosa."

    Nuevamente vamos con lo de las pausas. Una coma es insuficiente como para denotar la acción presente. Te queda mejor poner puntos suspensivos o un simple punto seguido. Y bueno, supongo que ya imaginarás el otro error en el primer renglón.

    En los otros dos renglones no hay errores obvios. Están las frases bien construídas, pero... en todo el fanfic estás usando narración en tiempo pasado, y de repente saltaste a una en tiempo presente. Eso da para cierta incomodidad al lector... y créeme, que yo solía pecar MUCHO de eso. Así que a fijarse mejor.

    Y más encima te comes otra tilde cuando Salvia dice "trataré", apenas unas líneas más abajo -3-U

    Ya para dejar de quotear a lo menso, los únicos dos errores que hallé después fueron: Uno en donde Ash dice que buscó mil "escusas" para sacar a Salvia a dar una vuelta (si bien debió ir "Excusa", este yerro es más perdonable y entendible, puesto que "Escusa" es una palabra que el diccionario de la RAE sí acepta y que además, tienen un sentido similar, pero no equivalente)... y otra en donde Ash piensa "No sabía como ni por qué..." de sus sentimientos... bueno, ya a estas alturas, poca mella hace esa tilde menos. Lo mismo con el "May camino hasta sentarse..." poco después -w-U

    También aplica con el último "Continuara..." que se vio...

    Oh, espera, un último quote... y no, no es por lo típico

    Primero, luego de describir todo lo ocurrido en aquella "cita", antes del "finalmente", debió haber ido un punto seguido

    Después de eso, lo normal es que solo mencione que entre "Pokémon" y "justo" debiste poner una coma para dar cierta pausa al lector... pero también siento que ver los calificativos "justo" y "en punto" es algo redundante. Para eso, o borras el "en punto". Y no, borrar solamente el "justo" deja la frase un tanto incompleta. Para eso mejor ponías (posterior al Punto Seguido que indiqué)

    "A la final, regresaron al Centro Pokémon, exactamente a las 10:00 PM."

    Y sí, para indicar la hora, es tan válido usar números como texto. No se aplican las mismas reglas de cuando describes otras cantidades (supieras cuántas veces me corrigieron la frase "cumplió 25 años" xD)

    Eso concluye mis observaciones en lo técnico. Ahora, procedo a comentar la trama y el avance de ésta. Comenzando con las cosas chéveres

    1- El concurso en el que se metió Salvia se vio bastante bien narrado. Sobre todo el drama del temor de no clasificar. A Dawn le pasó muchas veces, ¿Recuerdas? :P. Bien lograda la tensión, compadre.
    2- Me agrada la inclusión de Alex como un potencial rival para Salvia en esto de los concursos. E incluso con su actitud de literalmente desaparecer luego de perder contra Salvia... porque da pie a que sea una especie de agente infiltrado del Team Galaxy. Su acto de torpeza a la hora de olvidar esos sellos de entrada para su Snivy solo es pa' despistar xD
    3- También me gusta ver cómo se maneja la seriedad de que en Sinnoh domine la familia real de la cual Salvia es la única heredera (muchos fanfics intuyen que eso depende de los Campeones y Elite 4 únicamente). No sé, pero me gusta más esa alternativa que propones, puesto que no se siente tan pretenciosa... aunque en todo caso, eso de "si Sinnoh cae, las demás regiones también", me da para pensar... ¿Tanto temen Oak y Rowan a las fuerzas del Team Galaxy? ¿Sinnoh tiene TANTOS recursos que pueden ser usados para el mal? Uuuuuh...
    4- Las líneas finales "H...7...H...7". Hmm... ¿Es algo en clave? ¿Estarán jugando Batalla Naval?

    Okey, eso último no xD. En serio es algo interesante -w-. A ver cómo ahondas en esa cosa.

    5- La actitud de Salvia a la hora de ponerle la trampa a Ash... no sé, se me hizo tierna y divertida :3. Ella no es tan inocente como la pintan, ¿Verdad? :V. Bueno, a ver cuánto tiempo tiene dominadito al chico de Paleta...

    Pero ahora voy a poner las cosas que NO me parecieron chidas o que derechamente no tienen sentido, al menos para mí...

    1- Si bien me parece chévere que varios Pokémon de Ash tuvieran la iniciativa (total, son criaturas sentientes... no automatones) de escuchar la conversación súper importante que Oak y Rowan tenían, lo que no me gustó es que solo tres se animaran... y que de esos tres, uno tenga que ser CHARIZARD ¬¬. Siempre tiene que estar Charizard, ¿Verdad? Es como si no hubiese más de dónde escoger...

    Bueno, por lo menos también fueron Swellow (con ese no tengo problema) y Staraptor (ese me cae mal... pero no tanto)... pero había más alternativas, incluso si nos limitamos a los que vuelan: Unfezant, Gliscor, Heracross, Hawlucha, Noivern, Noctowl, Talonflame (Nah, a ese que le den con Roca Sigilosa por el...)

    Pero retroactivamente eso nos deja otro problema

    2- ¿Por qué nunca se mencionó los Otros Pokémon que Ash llevó? Cuando éste viajó a comenzar su "misión" de acompañar a Salvia, nunca mencionaste si llevaba más "protección" que su Pikachu. Si bien, parece que no la necesitó cuando enfrentó a ciertos malandrines de poca monta... ni cuando le quitó el récord inmaculado a Trek (claro que sí tuvo cierta ayuda de Sir Arnold), pues ahora estoy seguro de que los del Team Galaxy no dudarán en hacer que sus Pokémon más fuertes hagan el trabajo sucio cuando llegue la hora. ¿Cómo responderá Ash entonces, eh? No creo que los Pokémon de May sean suficientes.

    3- En el concurso, después de vencer a Alex, Salvia usó tanto a Mitkup como a Pachirisu... o sea, WTF?! ¿En qué momento se especificó el cambio de regla? Además, su rival, de nombre Stella, solo usó un Pokémon...

    DOUBLE WTF!?!?

    Y aún así ganó... okey, eso tampoco es tan sorprendente. El problema mayor es...

    4- ¡¡QUE ESE POKÉMON ES OTRO CHARIZARD!! ¿¡Es neta, carnal!? ¿¡OTRO Charizard!? Suficiente con soportar al de Ash, y vienes a meter otro... ah, claro, siempre esa especie se lleva los papeles de ser el más chingón del mundo Pokémon... habiendo otras especies que podrían haber hecho ese papel (Ninetales, Magmortar, Rapidash, Typhlosion, entre otros... ni siquiera tienen que ser de tipo Fuego. Incluso un Aggron y Absol cuelan, puesto que pueden aprender Lanzallamas por MT... u otros ataques bien poderosos). Vaya falta de originalidad.

    5- Por último, me llama la atención de la casi nula aportación de Pikachu a este episodio. En los primeros, al menos parecía estar presente... ya sea jugando con Pachirisu o "conversando" con Ash. Aquí brilló por su ausencia... y si bien puedo entender que Ash lo dejara en el "depa" con May para tener su cita con Salvia, ¿Por qué no dijo un carajo en el concurso, aunque fuera para animar a la princesa? Ugh... qué conveniente, ¿Verdad? Como si Pikachu pesara menos que un cartón de pop-corn del cine. Una cosa es querer darles el tiempo a solas a los dos tórtolos (sí, esa palabra TAMBIÉN la escribiste mal. Otra tilde comida)... y otra muy distinta es mandar todo lo demás al estercolero. Que no sea TAN obvio quiénes son el foco principal.

    Como sea, esta muralla de texto al fin concluye. Hasta la próxima...
     
    Última edición: 2 Septiembre 2019
    • Ganador Ganador x 1
  11.  
    Paulo

    Paulo Athena no Seinto (Santo de Athena)

    Capricornio
    Miembro desde:
    18 Noviembre 2010
    Mensajes:
    207
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno, me toca comentar...

    Para empezar debo decirte que me gustó el capítulo, casi que en general,
    ya que no soy muy avanzado en eso de los aspectos técnicos,
    por lo que no me afecta tanto, salvo cosas como la ortografía y los tildes.

    Siendo sincero me pareció algo exagerado esto, y quizá algo
    innecesario, porque bien que los dramas de Sinnoh podrían
    únicamente afectarle a si misma, y no necesariamente
    a las demás regiones (para hacer parecer todo mucho más dramático),
    ya que aun así la situación sería igual de preocupante porque Salvia es de allá.

    Al comienzo, cuando apareció Alex me recordó un poco al anime,
    ya que al primer concurso de May y Dawn surgieron sus rivales,
    esto me dio a pensar que aquí el caso sería el mismo,
    pero por lo que se ve ninguno de ellos parecen estar en plan
    de considerarla como tal, creo yo.

    Tambien puedo decirte por mi parte... que ambos me recuerdan
    a Drew y Paul, al primero por lo altivo que era con una novata,
    y al segundo por su seriedad y superioridad con el prota.

    Aquí tiene razón (en parte), pero la manera en la que lo dijo y
    continuó con el tema diría yo que no fue la acertada para ellos,
    ya que May hablaba mas bien en el aspecto que envuelve el romance,
    o por ahí va, en cambio Ash y Salvia no tenían intenciones de dar
    un paseo con algún pensamiento similar a ello.

    70867198_2093396037429017_5745904353504395264_n - Visualizador de fotos de Windows.jpg

    Bueno, no recuerdo si tenía algo más que podría decir,
    así que creo que esto será todo por ahora, mucha suerte, y hasta la próxima amigo. (Eso si no vuelve pronto el error de privacidad en FFL xD)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • De acuerdo De acuerdo x 1
Cargando...
Similar Threads - PRINCESA
  1. Taisei Ayasaki
    Respuestas:
    8
    Vistas:
    671

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso