Equinoccio

Tema en 'Fanfics abandonados sobre Libros' iniciado por Pami, 14 Agosto 2009.

Cargando...
  1.  
    Nat chan

    Nat chan Guest

    Título:
    Equinoccio
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    67
    Re: Equinoccio

    Mira que nisiquiera sabía que había un sub-foro de fanfics de Crepúsculo xD, así que entré a mirar y encontré este y está bien cool, leí los 4 capítulos seguidos y me gustó :), PERO encontré un detalle:

    Se refiere a quedarse en Brasil? porque unos capítulos más adelante Alice dice que volvieron a Forks, entonces quedé medio confusa :(U.
     
  2.  
    Sandritah

    Sandritah Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2007
    Mensajes:
    719
    Pluma de
    Escritora
    Re: Equinoccio

    Hola (:!

    Lo prometido es deuda, y como te dije, aquí estoy para dejar un comentario.
    En sí la historia está genial. Me parece original e interesante, sobre todo por proseguir con algo para lo que hay que tener bastante imaginación; no podemos olvidar que, más allá de Amanecer, no hay nada que nos diga qué sucederá.
    Detalles como la presencia de los Cullen en el instituto me hicieron gracia, sobre todo porque ahora Bella puede sentir lo que es ser uno de ellos; y todavía más divertidas me parecen las escenas entre Nessie, Jacob y los padres de ella.
    Y omg, ¡suerte que por fin apareció Alice! Echaba de menos sus continuos intentos por vestir bien a Bella cuando ésta sólo quiere ir a su manera. ¡Ahora sufrirá las consecuencias de la presencia de su estilista particular! Oh, y el detalle de las visiones, por supuesto, también es interesante; destaco también lo referente a los Vulturis, siento curiosidad.

    Siguiente capítulo, Pami :o!
     
  3.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Pluma de
    Re: Equinoccio

    ImMena; ¿bloquear a Alice? Bella no bloquea a Alice, aunque los Vulturis podrían hacerlo. No sé, no les diré aún. No es un nuevo poder, desde siempre me pareció que algo existía con los sueños de Bella, eran muy importantes para de pronto no tomarlos en cuenta.
    Nat chan; amh... le pregunté a Sandra qué había entendido y me parece que aquí algo no quedo claro: Alice vivió en Brasil junto con todos los demás un tiempo, ahora todos volvieron a Forks.
    Sandritah; ¡ya era hora! Aunque eres mi beta, no me has dicho demasiado sobre qué te parece la historia. Siempre es bueno saberlo. Y por cierto que tú tienes dos capítulos adelantados, no te hagas xD!

    El siguiente capítulo:

    Capítulo V
    Cuando creías que no había nada que te sorprendiera.


    Tener a los Cullen pululando alrededor era divertido y vigorizante, nunca podías aburrirte, ni siquiera en la escuela… porque ya estabas ideando qué hacer en cuanto volvieras a casa.
    Emmett había llegado a la escuela el lunes a la salida, había creado un tumulto de chicas hormonales interesadas por acercarse a él; cuando notaron que había venido por nosotros se habían quedado aún más intrigadas según Edward. Al día siguiente, Nessie había sido arduamente interrogada por algunas de ellas, quienes se atrevían a acercarse a ella más no a Edward o a mí, sobre la situación en general que teníamos en casa.

    Mi hija había dicho bastante apenada que, si no fuera por las incontables ocasiones en que le habíamos preguntado al azar algo de la mentira de nuestra vida en el pasado, habría dicho que yo era su madre y ahí todo se hubiera complicado. Yo la entendía, uno tenía que tener una doble vida por guardar el secreto, y muchas veces era complicado, por lo que le dije con una sonrisa que estaba bien, que para la próxima tuviera el mismo cuidado. Jasper, por otra parte, sí la había regañado un poco; pero nadie era inmune a la debilidad de la cara de tristeza que tenía Nessie: en cuanto ella había bajado el rostro, Jasper había lanzado una onda de felicidad que hizo reír a carcajadas al simple de Emmett, lo que retiró toda plática anterior a eso.

    Alice y Rosalie habían estado atendiendo asuntos de mucha más importancia para ellas, como ordenando las ropas que teníamos en la casa Nessie y yo, además de lanzar la amenaza de pasar el fin de semana en el centro comercial más cercano. La pequeña diablita había visto que ese invierno sería bastante crudo, por lo que necesitaríamos ropa más gruesa que ponernos. No es que nos afectara demasiado el frío, Jake y Nessie tenían casi la misma temperatura, más ella que él, y nunca enfermaban; Edward y yo no podíamos sentir el frío por otra parte, pero ante la insistencia alguien tenía que ceder, y obviamente ese alguien había tenido que ser yo.

    —¡Bella! —gritó Emmett desde el segundo piso, yo me encontraba limpiando el patio trasero y volteé a verlo curiosa—. ¿Jugamos?
    Para Emmett el término jugar era ver quién destruía más árboles en el bosque, o quién rompía más piedras, algo por el estilo. Había sido bastante constructivo ese método de enseñanza oculto para que Edward no comenzara a gruñirle a él y verme con sus cortos períodos de tristeza-ira a la vez. No entendía como yo seguía terca en aprender a defenderme cuando no lo necesitaba.
    —Vamos al bosque —exclamé emocionada, Emmett decidió saltar en lugar del lento camino de las escaleras, cayendo a un lado mío y jalándome en el proceso hacia el suelo. Yo flexioné las piernas y me tomé de su brazo con fuerza, para dar un giro alrededor de mi agarre y no permitir que me viera en el suelo.
    —¡Bien hecho, Bella! —mencionó al ver mi movimiento—. Ahora veamos quién llega primero al bosque —y echó a correr.

    Era poca la diferencia que teníamos, por mi complexión yo era más rápida que él, pero al ser pequeña de estatura él daba pasos más largos. Grité emocionada cuando me supe ganadora y di un salto que me llevo hasta una de las ramas del árbol más cercano, Emmett siguió mi recorrido buscando, como normalmente, desestabilizarme.
    Era más cercano a un juego que a una práctica normal, si alguna vez quisiera empeñarme en eso tendría que pedirle ayuda a Jasper y no a Emmett, pero era divertido y educativo. Él me había enseñado a medir mi fuerza y poder controlarla, cuando era humana y veía a Edward diciéndome que tenía que ser muy cuidadoso por lo frágil que yo era lo creía difícil de entender, hasta después de empezar a practicar noté lo fácil que era romper la mayoría de las cosas que estaban a mi alrededor.
    También era más fácil convivir con él porque no preguntaba, era demasiado impulsivo para hacerlo. Pocas ocasiones hablábamos de temas profundos, pero siempre estaba ahí para apoyarme.

    —¿Y cómo vas con tus visiones? —preguntó justo cuando acababa de derrumbar un árbol, al haber detenido con él su caída—. Es extraño llamarle así, creía que sólo eran de Alice.
    —No son visiones, Emmett —respondí mientras daba un salto y caía a su lado—. No sé qué son, pero no me parece que sean eso, es más como… un sueño.
    —Un sueño que es una visión, no te engañes Bella —gruñí ante su afirmación, él rió—. Pero, ¿cómo vas?
    —No he practicado desde que llegaron, pero no sé exactamente qué veo de todas formas —levanté la mano para retirar un mechón de cabello de mi rostro—. Es algo muy confuso.
    —¿Has hablado con Edward o Alice de eso?
    —Con Edward, pero dice que podrían ser reflejos de mis sueños pasados. Creo que sería buena idea hacerlo con Alice —ya habíamos comenzado a volver a la casa—. Creo que tiene que ver con los Vulturis.
    —Sería buena idea, después de todo no sabemos qué estén planeando.

    &.

    —No es para que te asustes, Bella —dijo Alice mientras ponía su mano en mi pecho—. Estoy en cierta forma de acuerdo con Edward, pero también podría ser algo diferente. —Tomó asiento frente a mí, era de madrugada y los chicos habían salido a cazar. Rosalie estaba sentada a un lado mío.
    —No sé, Alice, me parece extraño —negué con la cabeza lentamente—. Yo conocía esa voz pero no logré distinguirla, es algo diferente a lo que siempre había soñado. Para empezar —sonreí amargamente— siempre habían querido matarme a mí o a Nessie, o Edward y tú vestían sus capas.
    —Lo último nada más era un sueño —me interrumpió Rose—. Las visiones son aquellas cosas que pasan.
    —Bella, mis visiones son subjetivas, dependen de las decisiones de los individuos y de todos aquellos que los rodeen —dirigió su mirada a mí—. En Isla Esme tú soñaste con Nessie antes de estar embarazada y con el peligro que implicaban los Vulturis por ese hecho. Mi sugerencia es que sigas practicando, si tu poder para ver es mejor que el mío sería bastante favorable.
    —Alice, tú puedes ver cuando quieres, yo no.
    —¿Y eso lo hace malo, Bella? —preguntó Rose.
    —No, pero…
    —Pero nada —me interrumpió Alice—; si lo que tú ves le da sentido a mis visiones, es bueno y punto.

    La plática siguió por otros rumbos, me comentaron que Esme y Carlisle habían decidido no volver a Forks, parecía ser que Carlisle deseaba volver a las prácticas y para eso tendrían que buscar un nuevo lugar. Alice dijo que probablemente quedarían cerca de los Denali, donde nunca había trabajado; Esme, por supuesto, había decidido seguirlo.

    —¿Y ustedes seguirán en Forks? —pregunté preocupada porque vivieran ahí solos, temía por la casa, no por ellos.
    —Por el momento sí, pero pronto nos mudaremos por aquí Bella —dijo Rose riendo, el sonido seguían pareciéndome campanillas—. Emmett los extraña y siendo sincera, nosotras también. Además, ¿qué sería de una familia completamente separada?
    —¿Entraran a la escuela? —mencioné, sería extraño de nuevo todos en ella, pero sonaba divertido.
    —En esta ocasión Jasper quiere ir a la universidad, quiere hacer la carrera de psicología —frunció su ceño—. Yo le he dicho que eso es trampa pero no me cree.

    Reí imaginando a Jasper con esa carrera, sería un muy buen terapeuta, de eso no existiría duda. Su autocontrol había mejorado en los últimos diez años, ahora que tenía menos dudas respecto a la vida de los neófitos y su alimentación, gracias directamente a mí, era más inmune a la sangre y sus deseos, cosa que lo hacía feliz.

    —Yo quiero practicar más con Nessie, utilizar mi tiempo en eso y en seguir investigando sobre su especie —me interrumpió Alice, un poco molesta.
    —Emmett y yo estamos viendo la posibilidad de trabajar en algo, pero aún no sabemos si llevaremos eso a cabo —mencionó Rose, mientras se acomodaba el cabello con cuidado—. Oh, pero no te preocupes, no viviríamos en esta casa, rentaríamos alguna cercana. O Emmett construiría alguna para nosotros.
    Sí, claro, algo que no conocían los Cullen era la palabra imposible.
    —Deberías de practicar, Bella —susurró Alice viéndome atentamente.

    Yo asentí, no podía negarme, debería de hacerlo a diario y con su visita lo había dejado de lado. Me hundí hasta el fondo en el sillón y cerré los ojos, procuré ignorar mi compañía y comencé a concentrarme en mi respiración hasta que necesitara pausarla.
    En esta ocasión no llegué muy lejos, ni siquiera a atisbar el negro que me rodeaba. Alice había dado un pequeño grito y me había sacado de concentración.

    —Alguien vendrá por la mañana —mencionó con lentitud, sus ojos aún estaba desenfocados—. No es alguien conocido, sólo se siente atraído a nosotros por los cuentos que existen alrededor de nuestra familia después de los Vulturis.
    —¿Viene en plan amistoso? —intrigué, no era la primera vez que sucedía pero siempre me ponía bastante nerviosa.
    —No sé, parece que sí —murmuró. Después tomó su teléfono y marcó a los chicos para dejar un mensaje—. Edward lo verá en unos minutos y volverán, lo mejor es acercarnos a su camino para que no se alimente de alguien cerca de la ciudad. Sugiero que Nessie se quede en la retaguardia con Jake.
    —¿Estará en peligro? —preguntó Rose, buscando algún significado a sus palabras. Nunca había hecho esa petición.
    —Probablemente —susurró—, el chico parece haber conocido de cerca a un niño inmortal, sabrá que ella no es un vampiro y no creo que sea bueno que la vea antes de saber qué pretende.
    —Le avisaré a Jake —exclamé mientras caminaba rumbo a las escaleras con rapidez—. Querrá tener a alguien de la manada, o la manada entera, para protegerla.

    &.

    No me había equivocado respecto a mi mejor amigo, al día siguiente habíamos faltado a la escuela con la excusa de que un viaje familiar inevitable. Jake había hablado con su manada y ya se encontraba con nosotros, todos parecían bastante animados con la situación. No les había sentado bien quedarse tan lejos de nosotros, pero no habían podido evitarlo, habían sido órdenes de la voz de alfa de Jacob.
    Si algo malo pasara, ellos estarían preparados. Era más sencillo que las veces anteriores en que habían peleado porque ya conocían más que suficiente nuestros efluvios, si alguno diferente se acercaba ellos no tardarían en retenerlo o matarlo.
    Edward me tomaba de la mano mientras yo escondía mi rostro en su pecho. Cuando él se tensó yo salí de mi improvisado escudo y vi hacia adelante.

    No tardamos en distinguir la figura de un hombre que aparentaba unos treinta años, se acercaba a nosotros con rapidez y sin ningún temor. Sentí cómo Edward me ponía detrás de él, también a los demás Cullen cerca de nosotros. Emmett un poco más alejado de Rosalie y ella más cercana a mí.
    Se detuvo a unos pocos metros de nosotros y se sacudió el cabello, pequeñas gotas de lluvia lo cubrían, era tan negro como la brea y su mirada tenía un tono rojizo.

    —Mucho gusto, compañeros —dijo con una sonrisa, me pregunté qué buscaba al venir. Dirigí mi mirada a Edward y logré atisbar cómo inclinaba la cabeza en saludo. Los otros hicieron lo mismo—. Mi nombre es Juan, soy mexicano.
    —Nosotros somos los Cullen —respondió Jasper, quien, a falta de Carlisle, había tomado el liderazgo del grupo—. Edward y Bella —murmuró mientras nos veía fijamente—, Emmett y Rosalie; ella es Alice y yo Jasper.
    —Me habían dicho que eran más, parece que me mintieron —mencionó aún sonriendo.
    —Lo somos, regularmente somos dos más.
    —¿Sólo dos? Habían mencionado nueve personas —entrecerró los ojos viendo fijamente a Edward, quien se tensó por unos segundos.
    —¿A qué has venido, Juan? —preguntó Jasper con calma.
    —Estuve escuchando historias sobre los Vulturis y los Cullen cuando venía hacia acá, pensé que era interesante —puso ambos brazos detrás de su cabeza, con deliberada tranquilidad—. Tal vez ustedes podrían contarme más.
    —Lo que te han contado es verdad —interrumpió Edward su frase.
    —Tampoco mintieron en eso, por lo que veo. Eres capaz de leer la mente —exclamó orgulloso por saberlo—. Eso debe de ser muy interesante, ¿no? Querría conocer a Bella, si no te molesta.
    —¿Por qué? —siseó Emmett, poniéndose a la defensiva mientras daba un paso para acercarse a mí.
    —Porque podría ser divertido si yo logro traspasar su don.
     
  4.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Pluma de
    Re: Equinoccio

    Una verdadera lastima no tener ningún comentario en esta ocasión, pero como escribo por y para mí (?), aquí les dejo el siguiente capítulo.
    Espero ahora sí tener algún comentario :'(

    Capítulo VI
    Hipnosis

    Edward había gruñido y me había escudado con su cuerpo, interponiéndose entre el visitante y yo.
    —Sabes que eso no servirá de nada, Edward —murmuró con calma el vampiro—. Puedo obligarte a alejarte de ella, o hasta a atacarla. —Un nuevo gruñido interrumpió su diálogo—. Deberías de controlarte, no le haré nada, sólo quiero saber si puede con él o no.
    —¿De qué habla, Edward? —pregunté asustada por la magnitud de sus acciones, él solía ser tranquilo.
    —Mi poder es la hipnosis —dijo después de unos minutos Juan—. Creo que no le gustó mucho a tu Edward que pretenda utilizarla contra ti para ver si es posible traspasar tus barreras. —Me tensé inmediatamente, ahora entendía la reacción de Edward. Dirigí mi mirada a Alice que se encontraba seria al lado de Jasper.
    —Podemos probarlo —susurré sin retirar mi vista de mi esposo quien volteó a verme con furia en su mirada. Pero yo quería probarme a mí misma.
    —Oh, eso sería bueno —exclamó bastante feliz—; supongo que debería de explicarte cómo funciona mi don para poder hacerlo más sencillo. —Asentí, de alguna forma era agradable el conocer qué pasaría si no lograra protegerme—. Yo tengo la posibilidad de obligar a humanos y vampiros a hacer lo que yo desee. Lo único que necesito es tocarlo en la frente por unos instantes y de ahí hasta que pierda la concentración o me aburra, lo que pase primero, tengo la posibilidad de manejar al antojo sus acciones. Lo único que deseo es saber si puedo hipnotizarte o no, lo prometo —dirigió su mirada a Edward—. Él puede asegurarlo.

    Dirigí la mía hacia mi esposo, que lo observaba con seriedad y asentía ante lo anteriormente dicho. Después tomó mi mano con fuerza y posesión. Lo observé contrariada, no entendía por qué actuaba así, de alguna forma parecían celos.
    —¿Edward? —pregunté, buscando su respuesta. Sentí cómo los demás Cullen nos observaban atentos ante la respuesta, me inquietaba que ninguno hablara demasiado pero usualmente ése era el trato acordado cuando teníamos visitas.
    —Dos condiciones —comenzó con su hermosa voz—: Jasper se encontrara justo detrás de Bella y lo único que verás es si puedes hipnotizarla, no la obligarás a hacer nada.
    —Puedo hacerlo —respondió con una sonrisa mientras levantaba su mano, apretó la que Edward extendió hacia él como un gesto del trato que acaban de hacer. Aspiré aire mientras Jasper se acercaba a mí. Dediqué una mirada a Juan, que se había acercado ya lo suficiente a mí, y noté sus rasgos mexicanos debajo de la hermosura que le otorgaba la inmortalidad.

    Asentí como señal de que estaba lista y cerré los ojos justo cuando sentí la mano derecha del vampiro en mi frente. Comencé a preguntarme si sentiría algo cuando un leve dolor atravesó mi cabeza; fruncí el ceño ante la invasión de algo y luché por alejarla.
    Un fuerte sonido me hizo abrir los ojos, para tardar unos pocos segundos en notar que Juan había salido volando hacia atrás y había terminado por romper dos árboles.
    —Pero qué… —dije mientras veía cómo se levantaba con una sonrisa en los labios.
    —¡Nunca había creído que pasaría eso! —gritó emocionado un segundo antes de aparecer frente a nosotros—. Conozco a otro vampiro con un poder similar al tuyo y no pudo resistirse —su risa llenó el lugar—. Definitivamente es bastante fuerte, Bella.
    Por el rabillo del ojo pude admirar la sonrisa orgullosa que se extendió en el rostro de Edward. Sonreí ante la situación, ¡era capaz de enfrentarme a una hipnosis!
    Escuché la risa cantarina de Alice cerca y pude notar cómo se inclinaba hacia adelante, acercándose a Juan.
    —Yo que tú no lo volvería a intentar —comenzó a decir mientras tomaba mi brazo izquierdo y se colgaba de él—. Saldrás volando nuevamente.
    —Lo estaba considerando, pero gracias por el aviso —respondió sonriendo—. Agradezco la prueba, eso era todo lo que quería.
    —¿Te vas? —preguntó Jasper, aún detrás de mí.
    —Sí, sólo quería averiguar si era posible —asintió con la cabeza mientras cruzaba los brazos frente a su pecho—. Ya noté que no es así, lo cual está bien. Si ellos vuelven a atacar podrían llamarme, por cierto. —Terminó guiñando un ojo y comenzó a correr hacia el sur.

    A mi derecha, Rosalie bufó una vez antes de dar media vuelta y correr rumbo a la casa.
    —¿Qué fue eso…? —pregunté, aún asombrada de lo que había sucedido.
    —Creo que él se sentía amenazado por nosotros —me respondió Edward—. Después de todo lo superábamos en número y tú no caíste bajo su don. No buscaba hacer daño, pero tampoco iba a provocar la ira de nuestra familia.
    —¿Y por qué tu enojo, entonces?
    —¿No lo adivinas, Bella? —comenzó a decir Alice—. ¿Apoco ya olvidaste lo sobre protector que puede ser Edward en ocasiones?
    Y yo sonreí: no lo había olvidado.

    Jake había suspirado molesto y aliviado en partes iguales. Desde que Nessie estaba en su vida procuraba cuidarla más, a él y los demás. Como el alfa de esa manada solía tener una mente más abierta de lo que Sam había logrado en su momento. En parte por la relación que llevaba con los Cullen.
    En vista de que no pasaría nada había enviado a todos a casa, pero Seth había ignorado su petición y ahora estaba conversando animadamente con Edward en el patio.

    Los observaba desde la ventana de la sala, sonriendo porque existía más de un vampiro que consideraba a un licántropo como su mejor amigo. Ellos dos solían estar bastante tiempo juntos en Forks; Seth parecía disfrutar de la enciclopedia andante (como solía decirle) que era Edward, que le provocaba aprender y conocer de una manera que no resultaba aburrida.
    Mordí mi labio inferior preocupada aún por la última frase del vampiro antes de huir. “Si ellos vuelven a atacar”. Era verdad que Alice había visto muchos momentos de enojo de los Vulturis, habían terminado con algunos de la guardia menos, cosa que no había sucedido desde hacía mucho tiempo. Algunos muertos en batalla y otros separándose de su clan, cosa que no les gustó demasiado.

    Para nuestra desgracia, pero regocijo de Emmett, los conocidos miembros principales en su grupo seguían vivos. Incluyendo a Jane, Alec y Demetri, quienes tenían todas las de ganar. En cierta forma, debería de estar acostumbrada a la posibilidad, pero hacía tanto que Alice no veía nada y yo había visto cosas extrañas en mis sueños…
    Suspiré para cerrar los ojos y dejarme llevar.

    El lugar era el mismo de siempre, la oscuridad me rodeaba completamente y en esta ocasión alcanzaba a distinguir un punto de luz un tanto alejado de mí. Caminé con cuidado para poder acercarme más hasta ese lugar, buscando con la mirada cualquier movimiento alrededor de mí. De pronto me encontré observando un grupo concurrido de personas cubiertos por largas capas negras. Tragué fuertemente y escuché un grito de dolor en el lugar, instintivamente cerré los ojos ante la visión del cuerpo agitándose bajo el poder de Jane.
    El ruido cesó y me acerqué aún más, buscando ver quién era. Intentar entender la situación.
    Abrí los ojos asustada cuando logré distinguir el pálido rostro del hombre en el suelo.

    —Bella —escuché, la voz me sonaba conocida y parecía asustada—. ¡Bella! —repitió un poco más fuerte. Sentí cómo dos manos tomaban mis hombros y me acomodaban en diferente posición. Gruñí por el disgusto.
    —¿Mamá? —dijo otra voz a la derecha, sonaba angustiada. Abrí los ojos, no quería asustar a Nessie.
    —¿Estás bien? —preguntó Edward, entonces supe que él había sido el primero al que escuché. Asentí una vez, incapaz de encontrar mi voz—. ¿Qué paso?
    —Comenzaste a gritar, Bella —exclamó Alice frente a mí—; y luego no podías despertar. Nos llevó un tiempo…
    —Marco —susurré interrumpiéndola y levantándome un poco, me sentía extrañamente cansada.
    —¿Marco? —cuestionó Jasper.
    —Él… estaba siendo atacado por Jane.

    &.

    No era una suposición enteramente lógica. Me habían preguntado una y otra vez acerca de qué había visto; Edward había entrado en mi mente analizando cada detalle en mi visión.
    Alice lucía angustiada en una esquina del cuarto, Jasper se encontraba cerca de ella. Me recordaba a aquellas épocas durante mi embarazo en que no podía ver nada acerca de mí.

    —Pero sigo sin entender —comenzó Jake—. Si él es uno de ellos, ¿por qué lo estaban atacando?
    —No puedo darte una respuesta en concreto, pero parece que ya no quiere ser más de ellos —respondió Edward.
    —¿No recuerdan que Chelsea los mantiene unidos? —dije, intentando encontrar la lógica.
    —Sí, pero también pueden irse. Eleazar lo hizo.
    —¿Entonces Marco…? —continuó Rosalie—. ¿Qué conocemos de él? —preguntó dirigiéndose a Edward.
    —No mucho —admitió—. Sé que está ahí casi desde los inicios, es de los favoritos de Aro, pero también sé que no se lleva muy bien con Cayo. Nosotros lo vimos, suele ser el más leal a las reglas.
    —Siempre luce aburrido… —mencioné recordando mis pensamientos humanos.
    —Es que no le interesa estar ahí. No le interesa vivir de esa forma.
    —¿Existe alguna forma de conocer más sobre él? —Rose se había sentado en uno de los sillones.
    —Sobre su vida humana, tal vez. Pero no creo que la inmortal… —suspiró—. Podríamos preguntarle a Carlisle qué tanto recuerda sobre él.

    Todos asentimos. No existía algo más que pudiéramos hacer por el momento.
    Sentí cómo comenzaban a moverse, buscando algo que hacer. Cerré los ojos y recordé la voz de la última vez, ¿era de Marco? ¿Él me decía que confiara en él?
    Suspiré, tampoco sabía si había gritado por el dolor, por lo que había visto o alguna razón lógica.


     
  5.  
    Miss_Hanari

    Miss_Hanari Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    8 Abril 2008
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritora
    Re: Equinoccio

    Mujer, deberias haberme impedido la entrada a Cemzoo por una semana por ser una mala persona y no comentar.
    ¿Marco?Puchis... era el que mejor me caia de los Vulturius. Siempre pense que no era tan malo como los demás.
    No encontre faltas ni nada por el estilo, y por cierto, me es mucho más cómoda la lectura con los "&". Gracias :)
    Una cosita: Se te copio el capitulo 2 veces.
     
  6.  
    sakura_li96

    sakura_li96 Guest

    Título:
    Equinoccio
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    98
    Re: Equinoccio

    Como siempre escribes maravillosamente bien, simplemente me facina leer todo lo que escribes ya que cada uno de ellos es completo y facinante.

    Con respecto a este, dejame decirte que me ha facinado asta el momento. Logras captar perfectamente bien el caracter de cada uno de los personjes, el trama y las acciones son de lo mejor. Espero el siguiente capitulo con ancias.

    Me encanta Edward su actitud y su manera decer.

    No soy muy buena dejando comentarios asi que solo puedo decir que siempre disfruto leeyendo tus fics ya que estos siempre son exelentes.
     
  7.  
    WindGirl

    WindGirl Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    27 Octubre 2008
    Mensajes:
    99
    Pluma de
    Escritora
    Re: Equinoccio

    Holas!!!!!!!:Hi::Hi:

    Me comunico para decirte que hastael momento tu fic me ha encantado

    No tengo tiempo para leerlo ahora pero lo copié a un documento de Word y en cuanto llegue a casa lo leeré

    Te digo que tu fic me encanta y no hablo por hablar

    Pero en fin, volveré a comentar en cuanto logre leer el capi, así sea desde el celular juro que comentaré ¿Okey?

    Bueno

    Sayo!!!:ANYWORD:
     
  8.  
    katica

    katica Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2008
    Mensajes:
    69
    Re: Equinoccio

    hola Pami!!!
    desde el principio he leido tu fic y me ha encantado!!!!, me encanta la forma en k llevas la narracion, la introduccion de Juan y las "visiones" k tiene Bella por medio de sus "sueños".
    espero k continues escribirndo y no nos dejes con la intriga xb. sera Marco el k estaba bajo el poder de Jane????, me dejaste en suspenso jajajaja
    sigue asi, te felicito de veras ^^
     
  9.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Pluma de
    Re: Equinoccio

    Hanari S.Uchiha; no te preocupes, realmente no me molesta tener muchos o pocos reviews, disfruto leerlos pero no son indispensables para que siga escribiendo. A mí también me cae bien Marco.
    sakura_li96; ¡hace mucho que no te veía! Agradezco tu comentario y espero verte por aquí de nuevo, me gusta saber si sigo manteniendo a los personajes en su personalidad cuando me resulta complicado hacerlo todo desde el punto de vista de Bella.
    WindGirl; muchas gracias, agradeceré tus comentarios n,n
    katica; podría ser Marco o tal vez no, dejaré un poco más de información conforme pasen los capítulos.

    Agradezco sus comentarios y de una vez les pido paciencia. Se me han terminado los capítulos de reserva y mi inspiración decidió huir de mí.
    Tendré unas semanas pesadas hasta el comienzo de Noviembre así que no sé si podré dejarles el capítulos los domingos, cualquier cosa esperemos que todo vaya bien.
    Y sin más:


    Capítulo VII
    Travesuras

    Las cosas en casa se habían transformado, la atmósfera era más asfixiante de lo que yo estaba acostumbrada. Ver a todos los Cullen investigando y barajando posibilidades era algo que no había vivido del todo cuando era humana, me había perdido de muchas cosas de las que ahora era parte activa.
    En cierta forma, me preocupaba que todo eso fuera por mi culpa, pero mientras una parte de mí me gritaba que era una desconsiderada por mantener a mi familia en esa clase de susto momentáneo, otra me susurraba que teníamos que estar preparados ante cualquier cosa.

    Jake se había tomado muy en serio el apoyarnos con la investigación; para él resultaba más difícil seguirnos porque no tenía tantos recuerdos pero había
    mandado buscar cualquier indicio de vampiros cerca de Forks. Además, su papel más importante era mantener a Nessie lejos de nuestras maquinaciones para su protección.

    Esa tarde Edward había estado platicando con Carlisle preguntándole una y otra vez sobre aquel tiempo en que había vivido con los Vulturis hacía ya demasiadas épocas. Entraba en su mente viendo cada detalle que podía y cada vez nos decía algo nuevo.

    No puedo creer que Aro haya hecho tal cosa repitió, nuevamente, Carlisle.
    Es muy posible que sucediera respondió Edward. No existe nada que Aro no fuera capaz de hacer con tal de mantener su reinado como lo conoce.
    ¿Pero lastimar a uno de los suyos así?
    No pude leer lo suficiente en su mente para conocerlo a fondo, pero sí sé que él haría cualquier cosa. No suele ser cruel como Cayo, pero en silencio es el que decide todo lo que se hace.
    ¿Y por qué lastimaría a Marco? preguntó Jasper, quien seguía la conversación. Después de todo, desde hace incontables siglos son tres, ellos tres. Podría ser que cualquier subordinado haya querido escapar o separarse, pero uno de ellos… es difícil de considerar.
    Temo que no sabremos nada más por el momento dijo Edward mientras me veía de reojo. Bella aún no ha podido ver nada más y Alice sigue sin definir nada.
    ¿Y si hablamos con Eleazar? preguntó Rose, quien se encontraba cerca de Emmett.
    Eso sería una buena idea, pero no quisiera alertar a los demás sin tener nada en concreto exclamó Carlisle, tomando asiento en una de las sillas de la barra. Bella, te pido que intentes ver más allá de eso.
    Lo preocupante para mí es que Alice no haya visto nada sobre ellos, ni buscándolo dijo Jasper, Alice bufó en respuesta. Es como si fueran invisibles para ella.
    Pero… comenzó Jake, interviniendo ella no nos ve a los licántropos del todo, pero existimos, ¿no? O sea… es… calló unos segundos desaparecemos de su mente, pero existimos.
    Que elocuente, perro exclamó Rose y Jake gruñó. Su relación no podía superar el punto de molestarse mutuamente.

    Dej
    é de prestarles atención enseguida, sabía que seguirían picando al otro con comentarios de ese estilo hasta que alguien los detuviera. Me centré en la información que teníamos, la cual era poca: Marco había sido el monje que había rescatado a los de Volterra, pero ya era un vampiro en esos momentos. Un gran engaño, sin duda alguna. También que desde la época en que Carlisle vivió con ellos siempre tenía la misma actitud, como si lo que sucediera en su alrededor no fuera de su importancia.
    De hecho, según recordaba, en ocasiones no solía alimentarse con el resto de la guardia y lo acompañaba fuera del castillo, pero siempre mantenía ese silencio inquietante que tenía.
    Cerré los ojos e inten
    ponerme en su lugar, al lado de Aro, quien sólo quería tener poder, y de Cayo, a quien no le importaba nada con tal de seguir la idea de su amigo-hermano. Si a él no le importaba, ¿por qué seguía a su lado?

    Chelsea susurré.
    ¿Chelsea? preguntó Nessie, quien se encontraba sentada a mi lado.
    Edward, ¿y si Marco está con ellos únicamente por Chelsea? pregunté, atrayendo la atención de toda mi familia. Sabemos que ella los une, ese es su don. ¿Y si Marco está ahí sólo por eso?, ¿y si él en realidad no quiere ser parte de ellos y es obligado a serlo?
    Son demasiados siglos para no desearlo, Bella me respondió Esme con tranquilidad.
    Jane está ahí porque desea estarlo, también Demetri o Félix, ellos se unieron a ellos por gusto comencé; ¿y si Marco no está ahí por su cuenta?
    Los poderes de Chelsea se sienten como una obligación o un deseo propio susurró Edward frente a mí. No suena tan descabellado.
    Si no quisiera estar con ellos podría irse, ¿no? preguntó Emmett.
    ¿Y si ahora quiere hacerlo? mencioné emocionada por ver algo claro entre tanto caos de mi mente. ¿Y si en realidad no sabía que quería irse hasta ahora?
    Bueno, si así fuera… la pregunta es: ¿por qué ahora?

    Y no tuve ninguna respuesta para la cuestión de Edward.

    &.

    Era cómico que ir a la escuela fuera algo que había esperado disfrutar y ahora lo sentía como una maldición. Edward me había comentado que no era algo diferente a lo que él mismo pensaba en esos momentos, pero que después de todo teníamos que interpretar un papel. Además, claro, de que ya no teníamos más pistas sobre lo que sucedía (o no) con los Vulturis. Ni siquiera mis sueños daban algún detalle extra, se repetía una y otra vez la última visión.
    Alice había sido clara sobre eso: nada más que fuera posible de ver había sucedido. Yo me preguntaba exactamente qué era posible o imposible para acceder a él, ¿o qué era lo que disparaba mis visiones o sueños?, ¿era yo o alguien más?
    Eso me inquietaba bastante.

    A mi alrededor, en el pasillo de aquella escuela, todo lucía tranquilo. Los alumnos estaban excitados por un baile que se acercaba y al que todos querían asistir. La ciudad era más grande que Forks, con más habitantes y más de una escuela preparatoria, pero seguía teniendo muchas de las costumbres de mi antiguo hogar. De hecho, en ocasiones batallaba bastante en recordar cómo eran en otros lugares, como Phoenix.
    Las chicas se juntaban en grupos en cada esquina, esperando y suspirando porque el chico que les gustara se acercara a ellas y les pidiera ir con
    ellas al baile. Algunos de ellos tenían problemas sobre cómo acudir a esas citas y no habían dado ningún paso.
    Gruñí un poco cuando Edward se tensó a mi lado y observé delante de nosotros a un grupo de chicas viendo tentativamente hacía él, era bastante lógico quién esperaba que las invitara.
    Eso me recordó a Tyler y su supuesta cita conmigo en el segundo año.

    Bella, controla tu genio susurró Jake a mi izquierda, así que mi gruñido había sido más alto de lo que esperaba.
    Nessie dije de pronto, sonriendo. Ven acá.

    Mi hija se acercó a mí con una mirada confusa, yo le sonreí enfocándome en tranquilizarla y tomé su mano deteniendo nuestro paso.

    En un momento los alcanzamos mencioné justo cuando arrastraba a Nessie detrás de mí, caminando rumbo a los servicios.
    ¿Bella? preguntó Edward, esperando alguna respuesta. Abrí mi mente unos segundos para aclararle que nada malo estaba pasando, solamente quería fastidiar un poco a mi mejor amigo. Noté su asombro pero asintió ligeramente.

    Cerré la puerta detrás de nosotras y me acerqué a Nessie
    , quien aún me observaba sorprendida. Sonreí de nuevomientras tomaba entre mis manos su rostro perfecto.

    Nessie, vamos a jugar.

    &.

    Era bueno ser rápido en ocasiones como esa. En esta ocasión yo llevaría a mi hija a la escuela, después de pasar la mañana con ella encerrada en mi habitación y negarnos a salir hasta que Edward y Jake se hubieran ido ya. Alice y Rose sonreían con entusiasmo mientras nos veían bajar las escaleras, iríamos corriendo. Más bien: yo corriendo y mi hija trepada en mi espalda, lo cual me traía buenos recuerdos.
    La noche anterior entraba aún en aquellas diez noches que no las había pasado con Edward a mi lado, pero parecía no molestarle demasiado. A pesar de su compañerismo con Jake y el aprender a soportarlo, le resultaba divertido de vez en cuando hacerlo gruñir. Aunque no le gustaba mucho que yo me hubiera incluido dentro del juego.

    Reí cuando el aire acarició mi rostro y sentí
    mo el cuerpo de mi hija se convulsionó un poco cuando ella también me acompañó. Probablemente deberíamos de estar preocupados por los Vulturis y su macabro plan, pero no podía evitar que en ocasiones quisiéramos seguir siendo una familia.

     
  10.  
    luzmakuran

    luzmakuran Guest

    Título:
    Equinoccio
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    57
    Re: Equinoccio

    kawai!! esta hermoso tu ff
    hoy he leido todo tu ff y me encanto
    please sigue escribiendo
    no soy buena en mandar comentarios pero
    bueno ps sigue asi te felicito :)
    de que juego se tratara!! contiii!!
     
  11.  
    sessxrin

    sessxrin Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Enero 2009
    Mensajes:
    1,047
    Pluma de
    Escritora
    Re: Equinoccio

    hola!!!!
    he leido todos los capis, antes no habia podido comentar ¡¡ahora si!!
    la trama es muy interesante, no encuentro Ooc en ellos, y me gusta mucho como manejas sus personalidades y las acciones.
    te felicito, tu Fanfic es muy bueno.

    me devolviste la emocion, de cuando iba a leer un libro nuevo de meyer (sagas de crepusculo.)

    espero pronto la conti.
     
  12.  
    ImMena

    ImMena Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Mayo 2008
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Re: Equinoccio

    lo lamento no me pude pasar pues por muchas razones pero tratare de hacerlo en las siguientes contis

    dios dedusco que marco esta en problemas muy grandes pero no se me ocurre nada como para que los quisiera dejar ummm
    me he quedado super curiosa con lo que va a hacer bella

    tu fic cada vez me gusta mas sigue escribiendolo esta muy bien todo
     
  13.  
    ornelalalala

    ornelalalala Guest

    Título:
    Equinoccio
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    30
    Re: Equinoccio

    Me muero por la continuacion
    quiero saber sobre la travesura de bella
    me estoy muriendo por leerlo
    pronto porfis poneloo
    xd
    sinpresion pero en cuanto puedas pliss
     
  14.  
    Nat chan

    Nat chan Guest

    Título:
    Equinoccio
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    17
    Re: Equinoccio

    Conti, conti!! (xD).
    Ojalá y salga pronto la continuación, me dejaste profundamente traumada.
     
  15.  
    Miss_Hanari

    Miss_Hanari Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    8 Abril 2008
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritora
    Re: Equinoccio

    Que el van a hacer a Jake? o.o
    Siento que la mente de Bella es muy macabra a veces, y también la de Rennesmee (por lo menos en lo que yo me la imagino)
    Un capitulo muy bueno, como siempre :)
     
  16.  
    katica

    katica Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2008
    Mensajes:
    69
    Re: Equinoccio

    Hola Pami!!1
    wuauuu! cada vez me dejas mas sorprendida!!..........hummmmmm.................. k estara tramando bell y nessie!
    como siempre te lo he dicho, me encanta, me facinan tus ff, te felicito por mejorar lo de los parrafos y las perdidas de escenas -.^ espero ansiosa el sgte cap!!^^
     
  17.  
    ginana

    ginana Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Agosto 2008
    Mensajes:
    91
    Pluma de
    Escritora
    Re: Equinoccio

    hola:
    e leído todos los capítulos y las historia cada vez se pone mejor, te felicito, eres una excelente escritora.
    este capitulo me a dejado en una intriga.... O.O!!.. que estarán tramando bella y nessie..
    espero que lo continúes pronto.
    a!!, estoy de acuerdo con kata, en ese aspecto mejoraste mucho, ya que al principio nos perdíamos en cada cambio de escenario .
     
  18.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Pluma de
    Re: Equinoccio

    luzmakuran; gracias por tu comentario. Dejar un comentario es sencillo, dí que te gusta y qué no ;).
    sessxrin; intento no hacer OoC, en ocasiones yo misma genero un poco pero tiene razón de ser. En este caso sigo la línea que ya dejo Meyer así que no haré nada de ese estilo. Gracias por tu comentario.
    ImMena; un poco de qué pasa o pasó con Marco lo muestro en este capítulo, en el siguiente dejaré el link al FanFic que inspiró la situación que tiene Marco en estos momentos.
    ornelalalala; no muestro la travesura de Bella&Nessie, pero sí la menciono y también digo las consecuencias de sus actos xP
    Nat chan; ¡contiiii! Me alegra dejar traumada a la gente.
    Hanari S.Uchiha; Bella sabe dónde atacar a Jake, pero sigue siendo su mejor amigo. Jamás haría algo que lo dañara demasiado.
    katica; muchas gracias. Siento que aún me falta mucho por aprender, pero hice lo posible para que se perdieran menos al leer mi historia.
    GiniX; muchas gracias por tu comentario n,n

    Agradezco la paciencia de todas, la universidad, la falta de tiempo y el stress que eso me genera no me da mucho animo de escribir.
    El siguiente capítulo vendrá a principios de Diciembre y a partir de ahí prometo ser más puntual en mis continuaciones.
    Sin más:

    Capítulo VIII
    Didyme

    —Jake… —escuché la voz de Nessie en el segundo piso y yo negué con la cabeza. Mi mejor amigo aún se encontraba un poco molesto por haber logrado que mi hija llamara la atención de todos los chicos de la escuela.
    —¿Cómo van? —le pregunté a Edward, quien estaba buscando unas cosas en la computadora de la sala.
    —Jacob no está enojado, si es lo que preguntas —me respondió sin despegar la mirada de la pantalla.
    —¿Y tú?
    —Bella mía —susurró mientras daba media vuelta en la silla giratoria—, yo jamás me enfadaría contigo.
    —¿Entonces por qué estás tan indiferente conmigo? —pregunté haciendo un puchero y cruzando los brazos, en el piso de arriba Jake acababa de caer en brazos de Nessie quien reía emocionada por haberle ganado.

    Toda la mañana habíamos sido un centro de atención parecido al primer día, claro que lo único que buscaba era molestar a Jake arreglando un poco más a Nessie. Él se sentía aún incómodo y hasta preocupado porque ella conociera a alguien más y lo olvidara, porque el imprimado era él y ella era muy joven para decidir nada.
    En realidad lo único que buscaba era que lograra vislumbrar que a pesar de estar rodeada de chicos y con muchas propuestas al único al que veía era a él.

    —Lo siento —murmuró jalando mi cuerpo sobre él, caí con gracia sobre sus piernas—. No es contigo, aunque eres una pequeña diablita al unirte al juego. Es con todos esos chicos, ¿tienes alguna idea de las cosas que pensaban? Es peor que en cualquier otro lugar donde había estado. Y fue por partida doble.
    —Juro jamás volver a hacer algo parecido —prometí acariciando su cabello entre mis dedos. No era que una promesa así fuera un para siempre y por siempre, pero tranquilizaba a mi esposo en ese momento.
    —Aún así fue divertido ver a Jake casi explotando.
    —¿Consideras que sigue enojado conmigo?

    Edward sonrió mientras negaba con la cabeza y besó mi cuello. Sentí sus manos acariciar mi espalda. Entonces en menos de un segundo habíamos cambiado de posición y me encontraba debajo de él, sobre el sillón.

    —No, no lo está —gruñó—. En realidad estaba sorprendido y admirando bastante o más que los otros hombres a nuestra hija.
    —Entonces no tengo por qué preocuparme —susurré mientras besaba su cuello y aspiraba su aroma.
    —No —murmuró antes de besarme, y como cada beso que obtenía de él me llevaba a otro mundo.

    &.

    Abrí los ojos y no vi nada, me sentía ciega… pero entonces comprendí dónde me encontraba. No recordaba haber entrado en mis sueños pero algo me decía que tenía que continuar.
    Di dos pasos al frente antes de sentir cómo caía por un pozo que me recordó bastante a la sensación que tuve en Volterra, donde vivían los Vulturis. Alcancé a doblar las rodillas un poco y entonces caí por fin.
    Mis sentidos se encontraban alerta, pero seguía sin distinguir nada. No olía, no veía, no sentía. Por un instante me pregunté si así era el estar muerto.

    —Alice.

    El sonido de esa voz atrajo mi atención, di media vuelta con rapidez buscando al causante pero el eco que provocó en aquel extraño lugar me indicaba que venía de todas partes.
    Como si estuviera rodeada.

    En un abrir y cerrar de ojos el lugar había cambiado, y resultaba muy familiar, demasiado. Era aquel lugar bajo la tierra a donde había ido cuando aún era humana. Pude ver con toda claridad las sillas donde se habían sentado la última vez, la decoración que me seguía pareciendo extraña y… en un segundo ellos estaban ahí.
    Di un paso hacia atrás, acercándome a la pared más cercana. Mordí mi labio inferior por el temor de qué pasaría cuando notaran mi presencia, pero no sucedió. Era como si no pudieran verme. Yo era invisible a sus ojos.
    Tomé aire nuevamente al notarlo pero no me tranquilicé, algo pasaba ahí. La mirada de Cayo era peor que cualquier otra que le hubiera visto y eso era decir bastante.

    —¿Le vas a aceptar que haga lo que sea, Aro? —preguntó Cayo, quien tomó asiento en su silla, a la derecha de Aro.
    —¿Y cómo vas a impedírselo, querido amigo?
    —Sabes tan bien como yo que él no puede irse —murmuró con rabia—; sabe demasiado de nuestros secretos como para dejarlo ir así. Debiste hacerme caso la última vez, debiste aceptar su muerte.
    —Cayo, mi amigo, Marco es imposible de asustar con la muerte —dijo con un leve suspiro—. Porque él ya sobrepasó eso antes.
    —¿Didyme? —mencionó con incredulidad y asco—. ¿Aún?
    —Aún y para siempre —suspiró—. Marco jamás la olvidará, Cayo.

    Las puertas se abrieron con estruendo y yo fui devuelta a mi presente con la misma rapidez.
    Aspiré aire y abrí los ojos sintiéndome débil, frágil. Temerosa.
    Escuché la carcajada de Emmett en la habitación de al lado y me encontré en mi habitación, recostada en la cama. Por la puerta de la habitación entró Edward con una sonrisa que se congeló al verme.

    —¿Bella? —cuestionó preocupado.
    —Estoy bien —respondí al cabo de unos segundos. Estaba bien, no había sucedido nada, aunque ahora sí recordaba haber ido a mi habitación huyendo de Emmett y sus bromas.
    —¿Qué sucedió? —Se acercó a mí y tomó mis manos entre las suyas.
    —Soñé… con los Vulturis —dije con aprensión—. Pensé que era un recuerdo al principio pero fue otra cosa —callé unos segundos, aspirando lentamente para tranquilizarme y abrir mi mente—. No puedo explicarlo.

    Vi cómo su mirada se desenfocaba y yo me encargué de mostrar claramente qué era lo que había visto.

    —¿Didyme? —preguntó igual de confundido que yo.
    —¿La conoces? —cuestioné de vuelta. Existían muchas cosas sobre los Vulturis que aún ignoraba.
    —No, no… —murmuró tan bajo que si no fuera vampiro no lo habría escuchado. Sonreí levemente al recordar aquella vez en que Jake y yo platicamos de cuántas cosas me había perdido de Edward cuando aún era humana.
    —En este momento es a mí a quien le gustaría leer mentes —dije sonriendo—; la tuya principalmente.
    —Debemos ir con Carlisle.

    Dirigió su hermosa mirada a mí y sonrió fugazmente, luego tomó mi mano y fui jalada por la ventana; al principio aún me daba un ataque de pánico que le divertía bastante cuando hacía algo parecido, con el temor a lastimarme aún demasiado reciente. Ahora ya no.

    —Edward —gritó Alice desde la cocina, acercándose a nosotros—. Si le hablas tendrás el mismo resultado que ir corriendo a su encuentro. Está en casa con Esme, no en el hospital.

    Edward detuvo nuestro avance y sacó el celular de un bolsillo de su pantalón, marcando el número grabado en la memoria. Alice ya nos había alcanzado cuando escuché el murmullo de la plática recién comenzada.

    —¿No viste nada, Alice? —pregunté viendo su rostro, tenía un tierno mohín.
    —No, sigo sin ver nada —dijo fastidiada—. No sé qué método están usando pero no logro verlo.
    —Tengo la impresión —comencé— que lo que yo veo son cosas que ya pasaron, no cosas que suceden. Además no son decisiones precisamente.
    —¿Qué viste? —preguntó.
    —Carlisle dice que no conoce a Didyme —interrumpió Edward—, pero que existió una mujer importante para Marco.
    —¿Será ella? —cuestioné ante la mirada de Alice, quien se veía molesta por no enterarse de nada—. En mi visión Aro y Cayo hablaban de una tal Didyme, alguien importante para Marco. Cayo no se veía feliz de la decisión que había tomado, sea cual fuera.
    —¿Crees que Aro habrá hecho algo? —preguntó Alice de pronto.
    —¿Cómo qué?
    —Aro es capaz de todo, Alice —me interrumpió Edward—. Si Didyme era importante para Marco pero le impedía lograr lo que quería, podía desaparecerla del mapa.

    Mordí mi labio inferior para guardar todos los improperios que querían salir de ellos, realmente no entendía cómo es que era más importante el poder que todo lo demás.

    —Carlisle ha dicho que deberíamos de ir con Eleazar, que ya es hora de hacerlo. Él estuvo con los Vulturis algún tiempo antes de que él llegara a Volterra.
    —Entonces tendremos que ir con los Denali —murmuré pensando en el examen que tendríamos al día siguiente de matemáticas.
    —No, ellos vendrán —dijo Alice—. Si les avisamos estarán aquí, además Carlisle y Esme vendrán en camino también.
    —Esperemos entonces…

    &.

    Gemí antes de que sus labios callaran todo sonido. Nos habíamos alejado de la casa lo suficiente pero no queríamos llamar la atención de ninguna forma.
    Cuando Edward se encontraba sobrepasado por lo que sucedía era que solía arrastrarme con él y terminábamos haciendo el amor. Yo, por supuesto, no ponía ni una pequeña queja.
    Mis manos viajaron por su espalda, acariciando sus varoniles hombros, no dejando algún pequeño espacio sin tocar. Las suyas acariciaban mi vientre, retirando la blusa del lugar donde debería de estar. Agradecía llevar aquel pantalón de mezclilla porque de haber usado alguno de las ropas que Alice me obligaba a vestir cuando estaba cerca no tenía idea de cómo iba a entrar a la casa nuevamente.
    Protesté cuando sus labios se separaron de los míos pero en el instante en que comenzó a lamer mi cuello tomé sus cabellos con algo parecido a la adoración, deseaba mantenerlo ahí eternamente.

    —Edward… —suspiré.

    Su boca siguió bajando por mi torso ya desnudo mientras sus manos acariciaron mis piernas. No había notado el momento en que habíamos caído al suelo pero qué más daba. Tampoco sentí cuando retiró el resto de mi ropa, pero sí supe el momento exacto en que él quedó completamente desnudo a mi vista porque sostuve la respiración por un instante.
    Aún ahora no podía creer que ese ser tan perfecto me pertenecía.
    Seguimos besándonos y siendo uno esa noche, una que podría ser una de tantas y siempre era única y especial.
     
  19.  
    katica

    katica Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2008
    Mensajes:
    69
    Re: Equinoccio

    wuauu! como siempre pami me dejas sin palabras................
    siempre te lo he dicho, tu ff me encanta!!!, y como mejoraste lo de los parrafos es mucho mas emocionante, continua asi!!^^
     
  20.  
    Moliry

    Moliry Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    14 Octubre 2009
    Mensajes:
    1,094
    Pluma de
    Escritora
    Re: Equinoccio

    Pami hola, empece a leer tu fic y me a gustado mucho, espero de verdad que subas otro muy pronto.

    kiss, cuidate =)

    Tengo que saber que pasara entre Reneesme y Jacob. Vampiro y lobo, interesante, jaja, bye =)
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso