Entre biberones y calzones.

Tema en 'Fanfics abandonados sobre Libros' iniciado por Choky Black, 2 Junio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Choky Black

    Choky Black Guest

    Título:
    Entre biberones y calzones.
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1043


    Primer Capitulo: La noche que se trunco y solo uno se murió.




    La noche era oscura y tenebrosa nada se escuchaba en el valle de Godric mas que gritos de horror.
    James le indico a Lily que corriera con Harry a esconderse esta hizo caso omiso y se enfrento a Voldy este sin ningún dolor alzo su varita y con un solo movimiento una luz verde cegadora como ella sola le fue a dar en la cabezota a la zanahoria esa que callo patas para arriba muerta

    -NO… LILY -grito desconsolado ganando que un llanto comenzara en la parte superior e la casa

    -Ahora vas a morir, buajajajaja- se rio el villano de forma descontrolada

    -Joder que no me vas a matar -pregunto ya cansado James de estar escuchándolo

    -Espérate que…-respondió Voldemort mientras se rascaba la espalda baja -YA - este levantando su varita pero enseguida se oyó un susurro
    -Aveda kedabra -y una luz de color negra salió disparada desde la varita de el famoso Sirius Black hasta el verdosito que apenas sintió tal maldición desapareció como si nunca hubiera estado allí.
    -Super canuto- dijo Sirius con una sonrisa que se le borro cuando vio a Lily tirada en el suelo al mero estilo de Lindzay Lohan

    -MIERDA-resoplo con los ojos muy abiertos mientras dejaba a su amigo solo y subía para revisar que Harry estuviera bien, al llegar se podía escuchar los lamentos de James,

    -Tranquilo Harry vas a ver que todo estará bien pronto aparecerá Lunático y James junior tu primito a jugar contigo –lo consolo Canuto con voz melosa al niño él nunca había notado lo bien, bueno no le salía bien pero se veía divertido ser padre aun que eso no era lo suyo, ahora lo único que le preocupaba era conseguir al desgraciado que había traicionado a los Potter y estaba seguro de que había sido colagusano se sentía tan torpe de haber creído que pudiera ser Lunático ósea SU lunático uno de sus mejores y más fieles amigos

    -¿Y mami?- pregunto el niño que hablaba perfectamente

    -Está en el cielo-dijo Sirius triste

    -¿Se compro una escoba?-pregunto el niño con los ojos muy abiertos

    -No mi niño-dijo Sirius triste

    -¿Entonces la muy bruja aprendió a volar?- volvió a preguntar el pequeño

    -Sorprendente mente no es lady gaga -murmuro Sirius un poco confuso por las pavadas del niño pero al fin y al cabo eso era un niño el cual habría estado solo de no ser porque se le ocurrió mejor pedir prestado una taza de azúcar que ir y comprarla.

    Unas horas después.


    El lugar estaba hecho un caos, ya hacía varias horas que todo había sucedido, el cuerpo de Lily había sido llevada a una funeraria, Harry lloraba ya que se había dado cuenta que Remus se había acabado el ultimo chocolate que su difunta madre había comprado, Remus había llegado junto con su pequeño hijo James II el cual parecía un manojo de nervios y su cabello rubio al igual que el de su también difunta madre Jane.
    James estaba en un rincón llorando y comiendo zanahorias según el para no recordarla. Cosa que no venia al caso.
    Sirius estaba un tanto conmovido por la escena cosa que no le duro ni medio segundo ya que enseguida ojo loco lo llamo para preguntarle si el había visto algo, cosa que el negó.
    -No Moddy el no ha visto nada-dijo James mientras se levantaba con Harry en brazos.
    -Viejo feo-grito James II que había aparecido en la espalda de Remus.
    -¿James que te he dicho, de decir las cosas a las espaldas?-pregunto Sirius mientras negaba decepcionado con la cabeza.

    -Sirius no seas gilipollas no le digas eso a mi hijo, consíguete el tuyo para mal criarlo-le reprocho Remus enojado
    -Sabes tal vez lo haga-contra ataco el pelinegro cabreado
    -¿Enserio?-pregunto el rubio un poco preocupado
    -Na…-dijo este haciendo la expresión de ni loco iba a tener jamás un hijo, con el gasto que eso daría a su economía es capaz que hasta tendría que aceptar la oferta de Moody de ser auror.
    -Pobre el que tenga que aguantarte-dijo Harry acostándose en el hombro de su padre
    -No seas mal educado Lunatiquito-dijo Remus
    -No seas pesado Lunático-le dijo James II a su padre mientras hacía lo mismo que el pequeño ojiverde que tenia por primo.

    -Sera mejor que esta noche la pasen en Grinmuld place- dijo Sirius mientras desaparecía seguido por Remus y su hijo y por último los Potter que después de echar un ultimo vistazo a lo que antes fue su hogar.

    Al momento aparecieron en frente de una callejuela en donde reposaban los números, 11 y 13 seguidos cosa que era muy admirada por todo pero a semejante hora jamás se encontrarían con un Transeúnte, cosa que por pura casualidad si sucedió, en la acera se encontraba una chica peli rosa que estaba tapada por una capa a la vista solo quedaba su exuberante cabello.
    -Tonks vamos entremos ya debes saber todo-hablo Sirius mientras que con un movimiento de varita hizo aparecer una casa un tanto lúgubre de la nada.
     
  2.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Comentarista supremo Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    7,104
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    A ver... Supongo que esto es una parodia? O me equivoco? Ohm, tiene un aire a los escritos de Aquiles Nazoa, como en su obra Humor y Amor. Parodias de clásicos como la cenicienta o la creación.

    Claro, hubiera quedado mejor si cuidaras un poco más la ortografía, cariño. Y no es necesario usar a lo que denominamos "groserias" para ofender. Así que hay muchos sinónimos, debemos usuarlos. ;)

    Saludos.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso