Long-fic Enseñando a gobernar

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Niphredil, 5 Mayo 2010.

?

¿Qué les parese?

  1. Muy bien siganlo

    17 voto(s)
    89.5%
  2. Mas o menos

    1 voto(s)
    5.3%
  3. No vuelvan a escribir

    1 voto(s)
    5.3%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    kodomotachi

    kodomotachi Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    16 Octubre 2009
    Mensajes:
    60
    Puntos en trofeos:
    18
    Pluma de
    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    Me gusto mucho tu fanfic
    aunque tambien concuerdo con las demas
    que tampoco supe bien quien era cada quien
    si era kagome o kikyou
    y sobre tu narracion se me hizo buena "yo le entendi muy bien"
    y sobre tus errores pues no digo nada por que yo soy muy mala en eso
    espero pronto continuacion
     
  2.  
    karenine

    karenine Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Junio 2010
    Mensajes:
    94
    Puntos en trofeos:
    18
    Re: Enseñando a gobernar

    ooLa!!
    soy nueva en su ff :D
    me encanta la hostoria no c como no habia visto su fic :S :D pero me alegra qke ahora lo lea :D
    y concuerdo con ruviesita solo qke diferente manera de pregusntar XP
    ¿cuando va hablar Sango?? (y hacerse amiga de Kagome;)) ¿y Miroku cuando hara su entrada y.. hacer de las suyasxD? y supongo tambien a llevarse con Inuyasha?=)
    bueno el caso: y Miroku y Sango?? xD
    jhajaja!!
    conti plis!!! =D

    sayo;*
     
  3.  
    Niphredil

    Niphredil Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    23 Octubre 2009
    Mensajes:
    131
    Puntos en trofeos:
    88
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a gobernar
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1296
    Re: Enseñando a gobernar

    Capitulo 3

    Estaban cenando en silencio, ninguno de ellos se hablaba. Inuyasha cada vez estaba mas incomodo, no podía ni siquiera subir la vista ya que cuando trataba de alzar la mirada se encontraba con los ojos helados de la princesa de Aramitama.

    Ella no había tocado su comida, solo estaba sentada inmóvil con el rostro inexpresivo, él sintió que se le helaba la sangre al verla y volvió a bajar la vista.

    Trato de girar la mirada y vio a la otra princesa comiendo tranquilamente. Se volvía cada vez mas incomodo el silencio, hasta que alguien hablo.

    -Kagome ¿Cómo ha estado Miroku en estos años?-preguntó Sango sorprendiendo a todos.Kagome sonrío y dejo su comida un momento para responderle a la joven.-Esta muy bien Sango, a trabajado mucho estos años y llegara mañana aquí-respondió amablemente guiñándole un ojo a la chica.

    Sango se sonrojo de inmediato al pensar en el joven monje de ojos azules.

    -¿Quién es Miroku?-preguntó Inuyasha confundido mirando a su prima. –Miroku es un amigo de tu prima, es monje en Miguimitama-respondió su padre tratando de iniciar una conversación.
    –Y ¿Para qué vendrá aquí?-dijo Sesshomaru frunciendo el seño, no quería que su padre les hiciera parecer como niños que necesitan ayuda de todo el mundo.
    –Eso lo sabrán después-corrió su silla y se levanto justo al mismo tiempo que Kikyo.
    –Si me disculpan-dijo con voz inexpresiva y monótona dando una rápida reverencia, dirigiéndose a los pasillos oscuros que daban a su habitación.

    Las horas pasaron lentamente en cuanto todos se fueron a dormir, el hermoso palacio estaba a oscuras, ecepto por el despacho del emperador quien con su lámpara encendida observando mapas de Kushimitama completamente concertado hasta que escucho a alguien llamar a su puerta.
    -Pase- se paró de repente cuando vio abrirse la puerta.

    De nuevo esa chica de ojos cafés congelados e inexpresivos, llevaba puesto un kimono blanco y su cabello atado con una coleta baja, ella entro y se sentó en la silla que estaba en frente del escritorio.
    Inu-no-Taishou se volvió a sentar cuando la princesa comenzó a hablar.

    -¿Por qué estoy aquí?- preguntó frunciendo el seño-En su carta no me dijo porque me quería aquí, mi hermana es muy buena en la política, pero no se porque yo tuve que venir-comenzó la conversación dejando al hombre con la boca entreabierta.–Le diré-comenzó- Sabe bien usted que mis hijos no son muy buenos con las cosas del gobierno-ella asintió-pero también, no saben defenderse como se debe.
    –Y quiere que yo…- no logro terminar su frase cuando él asintió.
    –Quiero que usted los entrene-exclamo asintiendo de nuevo.

    Ella se quedo atónita un momento. ¿Ella iba a entrenar a esos dos jóvenes que simple vista parecían un par niños mimados que no sabían como matar a una hormiga?

    -Ya deducía que usted me pediría eso-susurro-pero… ¿Es que ellos nunca han recibido un entrenamiento?- preguntó algo extrañada que dos príncipes de unos de los mas grandes reinos no allá recibido ninguna instrucción.

    Inu-no-Taishou bajo la cabeza triste al pensar en su esposa.

    -Izayoi insistió que ellos debían comportarse como niños normales-musito pensando en esa dulce sonrisa.
    –Entiendo, los ayudare… pero usare mis métodos-advirtió entrecerrando los ojos, él sonrió abiertamente.

    –Por supuesto, puede hacer todo lo que sea necesario-le sonrió otra vez, ella se levanto.
    –Buenas noches-Kikyo hizo una reverencia más propia de un líder militar que de una princesa.

    Kikyo llego a su habitación, serró la puerta con llave y se volcó en el piso de rodillas levantándose su manga color blanco mostrando su brazo izquierdo completamente vendado hasta sus nudillos. Le dolía demasiado, trataba de contener un grito, respiraba en frenéticos jadeos, cuando a su mente vino de nuevo esa imagen que aborrecía.

    -Maldito-pensó tratando de caminar hacía su cama.


    Al otro día tanto Inuyasha como Sesshomaru se encontraban en un saloncillo donde se suponía que su padre les había dicho que tendrían sus primeras clases.

    Estaban sentados en una gran mesa color marrón oscuro, donde había unos cuantos libros gordos y viejos. Sesshomaru se sentía indignado, ya le era suficiente soportar a su hermano y ahora tenía que tomar clases de dos simples jovencitas.

    Kagome llego sonriente al salón, vestida con un kimono blanco con dibujos de cerezas, de tras de ella estaba Sango igual de sonriente con un kimono amarilla brillante y su cabello recogido con normal coleta alta, ambas muchachas tomaron asiento en la mesa, cuando la maestra comenzó a hablar.

    -Empezaremos con algo básico para ayudarlos-comenzó cortésmente, lo que hizo que Inuyasha frunciera el seño furioso.
    –No nos trates como niños-exclamo levantándose de su asiento y retirándose dando zancada pasando por atrás de la joven, pero se detuvo rápidamente.

    Sesshomaru seguía con su mirada inexpresiva a su hermano a su hermano, él a diferencia sabia que no tenia caso desafiar a ese dragón.

    Observo su espalda, diviso un brazo cubierto de escamas verde oscuro, con grandes garras, la muchacha tenía una mirada acecina en ese momento y hablo con voz sombría.

    -Su padre nos dio permiso a mí y a Kikyo para hacer lo necesario para que ustedes tomen las lecciones tranquilos y si no quieres que te atraviese será mejor que te sientes-ella lo soltó e Inuyasha volvió a sentarse sin creer que se había dejado amenazar por una mujer.

    Sango rió entre dientes. La lección trascurrió tranquila, cuando termino los jóvenes se dirigieron al jardín más extenso del palacio donde se suponía que estaría la segunda instructora.
    Al llegar la vieron sentada en una roca con el brazo derecho transformado sosteniendo su gigantesca espada. Traía un kimono gris con pantalones negros su cabello estaba recogido con una coleta alta, giró sus ojos fríos y regresó su brazo a su estado normal.

    -Empecemos-exclamo decidida parándose delante de ellos.
     
  4.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Puntos en trofeos:
    173
    Pluma de
    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    Hola! Gracias a las dos por avisarme de la conti :D Estuvo muy interesante, solo unos consejos, utiliza el guion largo (—) en los dialogos, tuvieron errores de dedo, faltaron acentos, tuvieron faltas de ortografia y la conti estuvo algo corta. Escriben muy bien juntas, mejoraron un monton e hicieron un fanfic original e interesante n.n Espero qe les valla bien y espero la conti pronto :D Nos hablamos! ^^
     
  5.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Puntos en trofeos:
    38
    Pluma de
    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    hola!!!
    gracias por avisarme que ya pusiste la contiiii
    este último capitulo te quedo esupendo ^^
    me gusto mucho la parte donde Kagome amenaza a Inuyasha para que se sentara jajaja
    también me quede verdaderamente intrigada, ya quiero ver como comienzan las leeciones de Kikyo
    espero con ansias la contiiii
    bye n_n
     
  6.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Puntos en trofeos:
    318
    Pluma de
    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    Hola amiga, gracias por avisarme… ya nadie me avisa, muy pocas. (Es que ya no te quieren) ToT (Ay Kami, ¡no llores! Eres una niña…) *Se seca las lágrimas* Esta bien, es que… no me gusta que me odien. (¿Vas a comentar o a lamentarte?) Lamentarme… (O.O) Broma, a comentar… Amiga, es una buena historia, pero tienes la manía de hacerlos muy cortos. Bueno, tal vez los veo así porque yo los hago de 2,000 palabras, pero eso es otro tema. Me dejas con la intriga.

    Yo te recomendaría que usaras el guión largo, es más notable, además como no escribes capítulos muy largos no te fastidiará tanto como a mí xD Has cambiado un poco en la posición de Sesshoumaru, bien, porque recuerda que él es más frío que un témpano de hielo, hasta que conoce a Rin… ejem, me gustó esa amenaza de la que fue la primera maestra, aunque no entendí bien quien era, porque al usar el adjetivo uno entiende que hablas de una tercera persona, aparte de Kagome y Sango. Cuida de esos detalles, especifica bien de quien hablas.
     
  7.  
    Kotono

    Kotono Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    19 Julio 2006
    Mensajes:
    1,069
    Puntos en trofeos:
    38
    Re: Enseñando a gobernar

    Chicos dominados por las hermanas... YEAH!!! Eso me gusta, para que aprendan lo que es bueno xD.

    Ahora me pregunto si Kikyo podra enseñarles sin lastimarse a ella misma owo Ya que tiene una herida que por lo que veo es dolorosa. Kagome se ve que maneja todo a la perfeccion, nomas le falto el latigo xDDDD

    Nos vemos en la proxima ^^
     
  8.  
    Niphredil

    Niphredil Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    23 Octubre 2009
    Mensajes:
    131
    Puntos en trofeos:
    88
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a gobernar
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1732
    Re: Enseñando a gobernar

    Aca esta la conti perdon por la tardanza, las prosimas dos se las trae hammber.

    Capitulo 4

    Inuyasha observaba algo incrédulo a la muchacha que estaba frente a ellos. Su postura decidida, su rostro inexpresivo y serió, la chica alzo una pequeña sonrisa empezando a caminar de un lado a otro.

    Su hermano por su parte continuaba siguiendo con la mirada a la misteriosa joven, quien se paro de espaldas delante de ellos. De su manga sacó una gruesa cinta y se la ató muy fuerte sobre sus oscuros ojos, luego dio la vuelta hacia sus estudiantes.

    Su padre me a encomendado entrenarlos—les anunció con su vos inexpresiva y fría—les enseñare todo lo pueda sobre defensa, ataque con y sin armas, también como actuar en un momento de vida o muerte—continuó colocándose en una postura de ataque

    El menor de los jóvenes quiso estallar de risa, seguramente la muchacha se iría llorando si la lastimaban, a él no le gustaba pelear con mujeres y muchos menos con Kikyou que a pesar de frialdad parecía ser tan frágil como una muñeca de porcelana.

    No vamos a pelear contigo—exclamó obstinado cruzando los brazos—no seremos responsables si te rompes una uña o algo así—volvió a decirle dando medía vuelta.

    Kikyou frunció el ceño. Sesshomaru seguía ahí inmóvil con su frío rostro sin decir ni una sola palabra.

    A una velocidad que ninguno de los príncipes pudo notar Kikyou estaba en un abrir y cerrar de ojos detrás de Inuyasha, su delgado brazo se había trasformado en uno celeste claro y lleno de escamas,sus filosas garras sostenían la camisa de Inuyasha con fuerza, ella solo hablo con voz aun mas fría y siniestra.

    Yo no soy tan compasiva como Kagome—musitó con voz cortante— y no soy para nada una mujer delicada como tú crees,—él se sobresalto—me vende los ojos porque por lo que investigado puedo vencerlos con los ojos cerrados, si eres fuerte demuéstralo—lo soltó y se puso de nuevo en posición de ataque.

    Sesshomaru giró para ver lo que sucedía, le importaba en lo más mínimo que su medio hermano fuera derrotado por aquel dragón, pero necesitaba saber cuales eran los ataques que iba a ponerle a él cuando terminara con Inuyasha.

    El brazo de la princesa había regresado a a normalidad, su alumno estaba preparado para atacarla.

    Inuyasha trató de asestarle un puñetazo en la cara, pero se sorprendió al ver que ella lo había detenido con su mano delgada y fina. Se quedo observando su rostro aun con la cinta en sus ojos se preguntó ¿cómo pudo ella hacer eso?

    Recuerda que los sentidos de las criaturas sobrenaturales son más desarrollados que los de los humanos, es por eso que oí como el aire se cortaba cuando trataste de golpearme—le instruyo con voz serena para luego golpearlo con la punta de sus dedos en el estomago, lo que hizo que Inuyasha se quedara sin aire.

    El joven callo al suelo tosiendo, Kikyou dio media vuelta caminando hacia su segundo aprendiz que seguía con la misma expresión, con la diferencia que ahora miraba a su medio hermano, quien se levantaba lentamente.

    Espera...—susurró Inuyasha acercándose a ella—No hemos terminado aun niña—se levantó y volvió a tratar de golpear a la princesa, pero solo consiguió que tanto ella como su medio hermano lo esquivaran haciendo que cayera al suelo.

    Kikyou continuaba de espaldas con sus ojos vendados, Sesshomaru también seguía inmóvil, pero unos pasos más lejos. La chica siguió hablando con voz sería e inexpresiva.

    —No tienes buenos reflejos,—le acusó molesta por su obstinación—tampoco estas calmado cuando tratas de atacar, siento tu respiración y cuando tratas de golpearme esta demasiado acompasada como para que yo no la escuche, debes tranquilizarte—la joven se dirigió a donde Sesshomaru estaba aun inmóvil.

    Ambos se pusieron en posición de ataque. Kikyou dejo que él la atacara primero, rápidamente trato de derivarla, ella trato de esquivarlo, pero se dio cuenta de que él rosó su brazo izquierdo con la mano que tenia libre arañando las vendas que lo cubrían.

    Rápidamente, Kikyou se paro detrás de su aprendiz colocando su mano lista para golpearlo en la nuca, pero bajo la mano y se cubrió su brazo izquierdo con su manga.

    Tengo que admitir que es bastante rápido.—le felicitó resoplando—Ninguno de mis aprendises fue capas de hacerme un rasguño—ella comenzó a caminar en dirección al palacio , sosteniendo fuertemente su brazo con su mano derecha.

    Inuyasha se había levantado, ambos viendo como su maestra se marchaba, quitándose la venda de su cabeza y volviéndola a meter en su manga.
    Ese olor a veneno—pensó Sesshomaru frunciendo el ceño, su hermano lo vio extrañado.
    —[FONT=Verdana, sans-serif]¿Qué sucede?—le preguntó Inuyasha levantando una ceja, Sesshomaru le ignoro.[/FONT]

    [FONT=Verdana, sans-serif]Los tres entraron al palacio, Kikyou fue de inmediato a su habitación. [/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif][/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif]Se quito su la parte de arriba de su kimono, en la parte que había sido desgarrada se podía ver una cicatriz color purpura que rodeaba su blanca piel, como una cadena que apretaba su brazo.[/FONT]

    —[FONT=Verdana, sans-serif]Si hubiera sido más lenta, ese chico me habría descubierto—pensó volviéndose a vendar él brazo.—Pero de todos modos esto no importa, ya que no me queda mucho tiempo de vida. [/FONT]

    [FONT=Verdana, sans-serif]Mientras tanto en la habitación de en frete, Kagome parecía muy acelerada se paseaba de un lado a otro de su recamara buscando su listón rosa.[/FONT]

    —[FONT=Verdana, sans-serif]¿Donde deje ese listón? — pensaba mientras buscaba debajo de la cama. [/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif]Lucia un bonito kimono rosa con flores azules y unas lindas sandalias, aun tenía el cabello mojado y muy desarreglado a causa del secado con la toalla. [/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif]— ¡Demonios! Ya se hizo tarde. —Ella salió de su recamara y se apresuro al cuarto de su hermana.[/FONT]

    —[FONT=Verdana, sans-serif]¿Puedo pasar?— Pregunto Kagome con dulzura.[/FONT]
    —[FONT=Verdana, sans-serif]¡Claro! ¡Pasa!— Le respondió cubriendo su brazo rápidamente con su manga.[/FONT]
    —[FONT=Verdana, sans-serif]¿Lista?— Ella la observo de arriba así abajo descubriendo que ocultaba algo.[/FONT]
    —[FONT=Verdana, sans-serif]¿Lista? ¿Para qué?—preguntó confusa.[/FONT]
    — [FONT=Verdana, sans-serif]¿No lo recuerdas? Hoy llega…— no término la frase. — ¿Que sucedió?— le pregunto con cara de incertidumbre, observando como el brazo izquierdo de su hermana temblaba.[/FONT]

    —[FONT=Verdana, sans-serif]No te preocupes, fue solo un descuido en el trabajo—le contestó buscando en una caja llena de vendajes. [/FONT]
    —[FONT=Verdana, sans-serif]Bien, te espero abajo ya no tarda en llegar…[/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif][/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif]Antes de que la princesa de Miguimitama terminara de hablar, un golpe en la puerta la interrumpió. La voz de Sango sonó desde el pasillo.[/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif][/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif]Ella vestía un kimono de seda verde con bordados rojos, parecía muy feliz por lo que no se percato que la mayor de las hermanas, corrió rápidamente hacia al baño que estaba dentro de la habitación cerrando la puerta fuertemente. [/FONT]

    —[FONT=Verdana, sans-serif]Ya llego—anunció emocionada—vamos ¿se van a quedar aquí?—preguntó riendo tomando la mano de Kagome y arrastrándola hacia el pasillo.[/FONT]
    —[FONT=Verdana, sans-serif]Vallan, tengo que cambiarme, ahora las alcanzo. — Les decía Kikyou desde el cuarto de baño.[/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif]Ambas chicas pasaron el corredor demasiado rápido y al bajar las escaleras se dieron cuenta de que el ya estaba en el salón principal.[/FONT]

    [FONT=Verdana, sans-serif]Un joven de piel nívea, ojos azules y cabello negro atado con una coleta entraba al palacio de Sakimitama, traía un sencillo kimono color azul marino que usaban comúnmente los monjes del reino de Miguimitama. En su mano derecha parecía tener un peculiar guante sujetado con un rosario celeste.[/FONT]
    [FONT=Verdana, sans-serif]Él sonrió al ver a las jóvenes acercarse, ambas se acercaron igual de sonrientes, el dio una reverencia y la princesa hizo lo mismo. [/FONT]

    —[FONT=Verdana, sans-serif]Señorita Kagome que alegría me da verla de nuevo—le saludo con una sonrisa.[/FONT]
    —[FONT=Verdana, sans-serif]A mí también me da mucha alegría tenerlo aquí Miroku. — Le contestó Kagome con una gran sonrisa, desviando la mirada hacia el rostro sonrojado de su amiga. —El rey a un no llega de su paseo, pero no tarda. [/FONT]
    — [FONT=Verdana, sans-serif]¡Aaa! No importa, siempre y cuando su linda amiga me atienda muy bien—el rostro de Sango se había vuelto a poner rojo , pero esta vez de furia por el comentario, sin embargo se contuvo las ganas de pegarle una bofetada.[/FONT]
    —[FONT=Verdana, sans-serif]Ella es Sango, me parece que ya se conocían.[/FONT]
    —[FONT=Verdana, sans-serif]Bienvenido, Excelencia — Sango hizo una reverencia a regañadientes.[/FONT]
    — [FONT=Verdana, sans-serif]¡O! ¡Sango! ¿Eres tú? Estas muy linda, casi no te reconozco—la castaña se volvió a sonrojar masiva mente.[/FONT]
    —[FONT=Verdana, sans-serif]Bueno yo me voy a terminar de peinar, los dejo solos—interrumpió Kagome, guiñándole un ojo a Sango. [/FONT]
     
  9.  
    Kai Stavros

    Kai Stavros Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,467
    Puntos en trofeos:
    491
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    Hola!!!! Esta muy lindo tu fic, me lo acabo de encontrar.
    jajajajajjajaja me imagino la desesperacion de Inu de ser alumno de mujeres, por cierto Inu anda de perver y todavia no conocia a Miroku.
    Ademas Kagome de despistada como siempre.
    Me gusta mucho tu fic, nos leemos. pasate por los mios.
    No soy tu enemigo
    la sonrisa de una dama.
    Att: Kag love Inu.
    nos leemos
     
  10.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Puntos en trofeos:
    38
    Pluma de
    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    hola!!!
    gracias por avisarme que ya actualizaste ^^
    este capitulo te quedo chevere!!!
    me gusto mucho la parte donde Kagome y Sango se reencuentran nuevamente con Miroku y Sango se sonroja por muchos comententarios por parte de Miroku jajaja
    tambien me gusto la parte donde Kikyou y Sesshomaru pelean ^^
    pero me entristecio un poco al saber que a Kikyou le queda poco tiempo de vida, espero que de alguna manera pueda salvarse T_T
    espero la contiiiiiiii
    bye n_n
     
  11.  
    Kotono

    Kotono Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    19 Julio 2006
    Mensajes:
    1,069
    Puntos en trofeos:
    38
    Re: Enseñando a gobernar

    Sesshoumaru es mucho mas listo y diestro que Inuyasha, no me sorprende que le dieraa Kikyo xD. Lo que si me sorprendio fue la corta vida de ella owo, esperaba que fuera algo mas larga.

    Sobre lo demas; muy emocionadas por que llego Miroku? Vaya, no sabia que era tan extrañable owo

    Quiero mas accion y mas Naraku ;O;

    Nos leemos en la siguiente =)
     
  12.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Puntos en trofeos:
    173
    Pluma de
    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    Hola! Perdon por no leer antes la conti, no lei nada en toda la semana pero gracias por avisarme :D Te faltaron algunos acentos, como por ejemplo en:

    Su hermano por su parte continuaba siguiendo con la mirada a la misteriosa joven, quien se paro de espaldas delante de ellos. (Falto el acento en la letra con color)

    Tambien tuviste algunos errores de ortografia, por ejemplo en:

    Su padre me a encomendado entrenarlos—les anunció con su vos inexpresiva y fría. (Le falto la "h")

    Sesshomaru fue muy inteligente al querer ver como peleaba Kikyo, no creo que le guste perder frente a una mujer. Pobre Inu, no sabe pelear jajaja xD ii encima es obstinado awe jajaja.

    Nooo!!! ¿¡Como que a Kikyo le queda poco tiempo de vida!? T.T Kagome siempre es igual :D Manejas muy bien a los personajes n_n Sango y Miroku se quedaron solos d.d jajaja

    En fin, espero el proximo capitulo! Nos hablamos amigas!! Sayonara! ^^
     
  13.  
    Dany Vampire

    Dany Vampire Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    1 Enero 2010
    Mensajes:
    24
    Puntos en trofeos:
    1
    Re: Enseñando a gobernar

    Hola amiga
    perdon por estas tan ausente en la pagina, el colegio y otras cosas consume mi tiempo, lo siento pero mas vale tarde que nunca. Te quedaron realmente buenos los capitulo, me encanta que tanto kikyo como kagome se alla echo respetar ante los principes, aunque me dejaste intrigada y preoupada con eso dee la herida de Kikyo, ¿como que le queda poco tiempo de vida? eso no puede ser, ella tiene que vivir, supongo que el maldito de Naraku fue el que la ataco ya que la herida tenia veneno, ojala no me mates a mi personaje favorito y que alguien, no se digamos Sesshomaru ;), la pueda ayudar, bueno eso espero el siguiente capitulo con hemocion y angustia, prometo comentar atiempo, y gracias por avisarme, cuidates besos chau :)
     
  14.  
    kodomotachi

    kodomotachi Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    16 Octubre 2009
    Mensajes:
    60
    Puntos en trofeos:
    18
    Pluma de
    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    ohh muy interesante este capitulo
    aunque me dejaste con muchas dudas
    a kikyo le queda poco de vida, pero quien le hizo esa herida. o por que no le ha comentado nada a kagome.
    Ah me dio risa como kikyo derrota a inuyasha
    Espero el siguiente capitulo no tardes
     
  15.  
    Niphredil

    Niphredil Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    23 Octubre 2009
    Mensajes:
    131
    Puntos en trofeos:
    88
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a gobernar
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1879
    Re: Enseñando a gobernar

    Bueno en realidad la escribió Hammber, pero la publico yo, dispruten la conty.

    Capitulo 5

    Kagome subió rápidamente las escaleras tratando de llegar lo más rápido posible a su recamara, pero algo hizo frenar su paso. Él se encontraba ahí muy cerca de la puerta de su cuarto, tenía la mirada perdida en Kagome y eso precisamente fue lo que logro que la linda azabache perdiera su velocidad. Ella se veía muy hermosa, traía el cabello sujetado con palillos y un kimono dorado bordado con rosas.

    — ¡Se ve muy linda!— Pensó el joven príncipe sin darse cuenta que lo había dicho en vos alta.

    La joven se sobresalto al escuchar eso y con una velocidad difícil de percibir se acercó a él, mirándolo incrédula. Inuyasha miró para todos lados, buscando que decir para excusarse y solo se le ocurrió mentir.

    — ¿Que dijiste?—le preguntó Kagome al creer haber escuchado mal.

    — ¿Eh? Nada, que te ves muy tonta con el cabello así— le contesto Inuyasha con un tono grosero.

    — ¡Eres un…!— No termino la frase ya que se había dado cuenta que Inuyasha usaba un extraño collar de perlas negras que había olvidado que él tenía.

    ____________________________Flash Back__________________________________

    En su clase con la princesa de Miguimitama, los jóvenes príncipes estaban otra vez discutiendo, mientras su maestra trataba de calmarlos, lo que la llevaba a gritar igual que ellos.

    Kikyou los miraba con el ceño fruncido, sostenía un libro grueso en sus manos, pero no había podido leer nada por las absurdas peleas de sus alumnos, sus ojos seguían a su hermana que sostenía a el menor de los príncipes quien trataba de golpear a su hermano, siéndole inútil ya que los fuertes brazos del dragón lo sostenían por la espalda.

    La guerrera ignoraba el motivo por el cual ellos estaban peleando, ya que minutos atrás se mantenía concentrada en su libro, pero al ver que las cosas se iban poniendo más violentas, opto por subir la cabeza para cerciorarse de que era muy grave e intervenir o regresar a su lectura.

    — ¡Ya cálmate, Inuyasha!—Grito Kagome, tratando de calmarlo.

    —Es suficiente—susurró Kikyou cortante, levantándose y dejando su libro en la silla.

    Kagome se endureció, de las dos su hermana era la que tenía más paciencia y sabía que cuando la perdía era de temer.

    —Hermana...—musitó asustada, su hermana se acerco a unos pasos de ellos, metió la mano en su kimono sacando un collar de perlas negras y gemas blancas, colocando la joya en dos de sus dedos.

    El collar comenzó a brillar tomando un tono azul claro en cada una de sus perlas, de pronto todas ellas se elevaron y fueron como una pequeña lluvia de meteoritos hacía el cuello de Inuyasha.

    — ¡¿Qué es esto?!— preguntó a grito el joven mientras forcejeaba para sacarse el collar.

    Kikyou dio media vuelta dispuesta a salir del salón, pero sin antes girar a ver a sus alumnos con frialdad.

    —Jamás podrás quitarte ese collar sin que yo lo quiera—giró para ver a su hermana—si dices un conjuro se tranquilizara.

    Comenzó a caminar otra vez, pero se volvió a detener, esta vez para mirar a los jóvenes, Sesshomaru estaba quieto con su típica mirada inexpresiva en ella.

    —Desde hoy mis clases las tomaran por separado, no quiero que suceda lo mismo que aquí—su voz continuó cortante y helada, pero esta vez solo miro al mayor de los hermanos, para luego voltear e irse rápidamente del lugar.

    _____________________Fin Del Flash Back____________________________________

    Kagome sonrió al recordar el acontecimiento de esa mañana, agradeció mentalmente a su hermana alejándose unos pasos del muchacho tomando mucho aire en los pulmones.

    — ¿Qué? ¿De qué te ríes?— Dijo Inuyasha muy enojado.

    — ¡Abajo!— grito con fuerza, e inmediatamente el muchacho cayó al suelo.

    Después del gran espectáculo Kagome entro a su recamara con una sonrisa de oreja a oreja y una expresión de satisfacción en su rostro, dejando al joven en el suelo sin ánimos de ayudarlo a levantarse.

    Poco después él se levantó refunfuñando, esas dos jóvenes lo habían humillado desde que pisaron por primera vez el palacio. También le era raro que sus maestras jamás hicieran nada a su medio hermano.

    — ¡Maldita niña! Esto no se va a quedar así— pensó Inuyasha mientras caminaba al balcón donde siempre se detenía a meditar.

    Pero diviso a su prima a en el mismo lugar donde el se sentaba casi todos los días y junto a ella había un hombre que pasaba su brazo por los hombros de la joven, Inuyasha iba a dejar la sala, pero abrió los ojos desmesuradamente al ver que el monje que antes tenía su en su espalda la había bajado hasta…

    — ¡Déjala en paz, maldito pervertido!— gritó Inuyasha corriendo hacia ellos y dando un buen golpe al chico que se encontraba con Sango. — ¿Quién rayos es este?— le pregunto a Sango.

    —Qué es lo que te pasa Inuyasha? ¿Estás demente? Él es el monje Miroku del reino de Miguimitama— le contesto sango con una mirada aterradora.

    —Pues no me interesa quien sea, no deberías estar con él y creo que tampoco debería tocarteahí — la preciosa joven se ruborizó del coraje y ayudo al joven que se encontraba en el suelo a levantarse.

    — ¿A caso tu pensabas…?—Sango lo miró furiosa.

    —Bueno Sanguito es que no puedo evitarlo. — Le dijo Miroku poniéndose la mano en la nuca como símbolo de vergüenza y disculpa.

    — ¡Sabía que no ibas a cambiar nunca!—E inmediatamente le soltó una cachetada dejándole la marca de su mano en el cachete.

    Inuyasha se quedo helado nunca había visto a su prima tan furiosa ni siquiera cuando él la molestaba cuando eran pequeños haciendo llorar en broma a su hermano menor Kohaku.

    — ¡Todos los hombres son iguales… todos!— Dijo con una mirada de desprecio que dirigió a ambos hombres que se encontraban presentes.

    El hanyou se ofendió, él le había quitado a ese pervertido de encima.

    — ¿Pero yo que hice? —Gritó Inuyasha en defensa. — ¡No generalises!

    Sango los miró a ambos con ojos sombríos y volteo para dirigirse al interior del palacio.

    — ¡Dije todos!— Enfatizo Sango ofendiendo también a Inuyasha, quien hizo una mueca de indignación. La castaña salió del balcón muy enojada, dejando a los chicos solos mirándose uno al otro con una cara de duda, pensando que era lo que habían hecho mal.

    Inu No Taishou, pasaba por esos pasillos cuando diviso a su sobrina caminando a grandes zancadas con sus dos finas y delicadas cejas juntas de rabia. Al verla el emperador abrió los ojos mirándola sorprendido, ya que últimamente la joven había estado de muy buen humor.

    — ¿Y a ti que te sucede?—le preguntó ya que parecía que la chica iba a explotar en cualquier momento, ella no respondió solo señaló al balcón y siguió su camino.

    El monarca suspiro, sabía que el culpable era su hijo, cuando entró al balcón encontró a los dos jóvenes duros como piedras.

    — ¿Que le hiciste a tu prima?— se limitó a preguntarle a su hijo con mirada severa.

    — ¿Yo? Nada, fue este monje libidinoso — aseguró Inuyasha tratando de limpiar su nombre.

    — ¿Libidinoso?—preguntó mirando al joven de ojos azules— Oh lo siento soy Inu No Taishou ¿Y tú eres, Miroku, no ?— Miroku dio una reverencia.

    —Si, soy Miroku su majestad—dijo educadamente— Creo que le debo disculpas por…

    —Mejor, no me cuentes, sus problemas no son asunto mío. Además ya se le pasara—giró la vista por donde se había ido su sobrina— ¿podría hablar contigo?—su voz se torno sería.

    —Si, por supuesto—respondió con la misma seriedad, el monje sabía perfectamente de que quería hablar.

    Inuyasha se aclaró la garganta, lo estaban ignorando completamente y para colmo él no decía nada.

    —Sigan con los suyo, yo me voy a mi recamara —el joven se adentro dentro del castillo dispuesto a ir a descansar para ir bien a su entrenamiento.

    Inuyasha logro ver como la menor de los dragones entraba al cuarto de su hermana muy cautelosamente, se limitó a seguirla, Kikyou le debía una disculpa por haberle puesto ese collar infernal y también su hermana por hacer que cayera al suelo.

    Cuando se aseguró que la joven se había adentrado por completo en la habitación se acercó a la puerta y escucho levemente.

    — ¿Porque le pusiste el collar de perlas a Inuyasha?— preguntó Kagome a su hermana quien admiraba el paisaje con nostalgia.

    —Es que se la pasaba peleando con su hermano y así es más fácil controlarlo—le contestó sin voltear.

    A pesar de que Inuyasha no podía ver a las chicas pudo deducir que Kikyou se encontraba en el balcón y Kagome tan solo a unos cuantos metros de la puerta.

    —Que chicas tan raras — pensó, pero siguió escuchando sin chistar.

    En el cuarto, la guerrera de Aramitama observaba por el bacón a una joven sentada en un árbol, su cabello castaño siempre sujetado se movía con el viento, parecía la misma representación de la paz, pero cuando divisó su rostro vio que tenía el ceño fruncido y la cara roja.

    — ¿Qué le paso a Sango? — Preguntó Kikyou al verla con esa cara de pocos amigos y toda roja.

    —No lo sé ¿Por qué lo dices?—cuestionó Kagome acercándose a su hermana.

    En ese momento Inuyasha pudo detectar que Kagome se dirigía hacia su hermana ya que su voz se alejaba.

    —Pues parece que está deprimida, mírala, debería hablar con ella— propuso Kikyou dirigiéndose al borde del bacón para saltar e ir al patio rápidamente.

    —Está bien, ve. Y de paso pasas a saludar a Miroku, no entiendo como ignoras a tu alumno—Kikyou cerró los puños, no había bajado a cenar la noche anterior por culpa de aquel dolor— Y además creo que él tiene algo que ver en esto— Le sugirió la azabache a su hermana que solo asintió y saltó alejándose del lugar.
    Al ver como su hermana se iba Kagome se dispuso a salir de la habitación, ya que aunque no se lo había dicho a su hermana, ahí hacia más frío que fuera del palacio.

    El joven principie sintió como una de las hermanas se dirigía a la puerta rápidamente.

    — ¿Qué haces aquí?— Le dijo la bella mujer.

    —Yo… yo— Tartamudeo. —Me dirigía a mi recamara. —mintió en un tono altanero.

    —Pero tu recamara está del otro lado del pasillo— Dijo señalando el fondo del pasillo. —Bueno no me interesa, con permiso. — Y se metió a su recamara.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Puntos en trofeos:
    318
    Pluma de
    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    Bueno, me dio risa esta vez ya que ahí está el tan merecido collar de Inu-hermoso, aunque dbeo decirte amiga que deberias utilizar sinonimos, en una sola oracion usas la misma palabra demasiado, ya sea recamara, hermana, etc... trata de variar un poco y siempre esta el termino "ella" cuando ya diste a entender de quien se trataba :D Al parecer no piensas meter mucho lio entre Kikyou e InuYasha porque te fastidia él ToT pero para mi mejor, aunque seguro hay algo por ahi que meterás.
     
  17.  
    Kotono

    Kotono Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    19 Julio 2006
    Mensajes:
    1,069
    Puntos en trofeos:
    38
    Re: Enseñando a gobernar

    Inuyasha es.. un crio x'DDDDDDDDD. Por eso le va como le va.

    Sesshoumaru es mas... no se. Espero que sea mas grafico la proxima vez, es como ver una estatua D:
    El caracter de Sango es mucho mas fuerte que en el anime, normalmente los corajes le duran poco .-.

    Espero la continuacion, quiero ver a Naraku en accion >.<
     
  18.  
    Kai Stavros

    Kai Stavros Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,467
    Puntos en trofeos:
    491
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    Hola!
    Esta muy bien el capi, me dio risa y al fin se traen otra vez el ausnto del collar,jajaja de verdad hacia bastante falta, ciertamente esos dos son hermanos siempre peleando.
    Concuerdo con Izayoi sama, me alegra que no pongas indicios de que valla a haber un triangulo amoroso entre kagxkikxinu, aunque siempre se cambia de parecer +espero que quede asi* T.T

    pd:deberias describir un poco mas las expresiones de las personaas, por ejemplo las expresiones faciales.

    —Pero tu recamara está del otro lado del pasillo— Dijo señalando el fondo del pasillo. —Bueno no me interesa, con permiso. —Comunico algo irritada y con el seño fruncido, instantanesmente se metió a su recamara.

    Es solo una critica constructiva.
    Matta nee
     
  19.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Puntos en trofeos:
    38
    Pluma de
    Escritora
    Re: Enseñando a gobernar

    hola!!!!!
    gracias por avisarme la contiiiii
    estuvo genial!!!!
    me gusto mucho la parte donde Kagome recuerda lo que sucedio y luego manda a Inuyasha contra el piso con un abajo,jajaja
    y tambien me gusto que el le dijiera que se veia bonita aunque luego lo nego, lo importante es que lo dijo ^^
    además me diverti mucho con la parte donde Inuyasha y Miroku hacen enfadar a Sango, aunque Inuyasha no hiizo nada malo!!!
    y ese Inuyasha es un mal mentiroso, pero lo bueno es que Kagome solo lo ignoro ^^
    espero la contiiiiiii
    bye n_n
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso