Enseñando a amar.

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Mei Liddel, 28 Noviembre 2014.

  1.  
    Mei Liddel

    Mei Liddel La lluvia cae como si hubiera olvidado como parar.

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2013
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a amar.
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    2847
    Bueno, este es mi primer capitulo en un fic despumes de mucho x.x Espero y les guste mucho debido a que he mejorado bastante desde que subí mi ultima historia. Por cierto; la historia la he escrito y terminado hace ya un tiempo por lo que los capítulos no tendrán ningún cambio.

    Capitulo 1: Historia.


    Era mi primer día de preparatoria, estaba tan nerviosa y ansiosa al mismo tiempo. Mis amigas estarían en la misma escuela que yo y esperaba que incluso en el mismo salón.
    Al llegar a la escuela pude ver mucha gente hablando entre si, como si ya se conocieran, mientras que yo pasaba sola entre todos ellos. Supuse que eran de grados superiores al mío.
    La ansiedad que vivía conmigo aumento al pensar que me podía ver muy tonta caminando entre todos ellos. Así que simplemente decidí caminar sin toparme a nadie, aun que mis plan fue fallido cuando sentí la espalda de alguien en mi cara. Podría percibir un hermoso olor a perfume, incluso podría decir que disfrute el momento. Pero antes de que me dejase seguir olfateando aquella persona se volteo y de manera tierna dijo:
    –¡Oh! ¡Discúlpame por favor!
    Era un chico, alto. Tenía el cabello café y corto. Tenía unos grandes y verdes ojos, su mejillas grandes estaban llenas de pecas por todas partes.
    –No hay problema –Respondí sin interés.
    –Está bien…..¿Eres de primero?
    –Si.
    –¡Genial! Yo también. Soy William Frank, pero puedes decirme Frankie……¿Tu eres?
    –Historia, y me puedes llamar…..Historia.
    –Hmm…..Me gusta más geografía. ¿Qué tal?
    No respondí aquel comentario sin gracia.
    –No te enojes, amm….Si me necesitas estoy en 1-Y, por cierto ¿tu en que salón estas?
    –Aun no lo se
    –Pues, en la oficina de dirección están las listas de los grupos, ve a verlas ahí ¡Suerte!¡No mueras!
    –Gracias.
    Después de eso me dirigí a la oficina de dirección rápido para poder, esta vez, evitar a toda la gente, aunque me sentía algo bien por poder conocer a alguien nuevo.
    .
    Al entrar a la dirección pude ver muchas personas empujándose entre si para poder ver sus nombres en las listas y lamentablemente el medir 1.57 no ayudaba mucho. Comencé a entrar entre toda la gente a empujar para poder ver mi nombre, sin embargo, una chica que estaba frente a mi hizo que mis anteojos se cayeran y cuando intente tomarlos, vi que una mano los agarro antes que yo. Al subir la mirada vi que un profesor estiraba su mano para dármelos. Inmediatamente los tome y al ponérmelos mire un momento al profesor. Era bastante guapo si me atrevía a decir: Tenía unos ojos pequeños con grandes ojeras debajo y unas cejas igual de gruesas, también tenía unos labios rosas, con su labio inferior muchísimo más grande que el superior. Y su cabello era café oscuro y largo, le tapaba la frente entera y le llegaba debajo de las orejas. Le agradecí de manera rápida y seguí mirando las listas intentando visualizar mi nombre.
    –¿Cómo te apellidas? –Pregunto el profesor.
    No reaccione rápido, pero cuando me di cuenta grite: –Amm…..Gundersen ¿Por qué?
    El profesor hizo caso o miso a mi pregunta y solo se fue. Me moleste un poco debido a que me hizo perder algo de tiempo, pero lo deje pasar y seguí empujando.
    .
    Paso quizá unos 30 segundos cuando la mano del mismo profesor me toco el hombro. –Estas en el 1-Z , sal de este lugar y vete a tu salón querida.
    Cuando recupere el sentido estaba a fuera de la sala con mis mejillas rosas. Sacudí rápido mi cabeza y camine rápido a mi alón.
    .
    Al llegar mucha gente volteo a verme (el clásico “miren a la chica nueva”), y yo solo localice un lugar donde sentarme, Por suerte vi un asiento libreen la última fila. Era la penúltima mesa, me senté sin prestar atención a la gente de mi alrededor; saque mi mp3 de mi mochila y los auriculares. Pero en cuanto comenzó a la música, sentí como alguien me quitaba los auriculares. Estaba a punto de protestar pero mis ojos vieron a aquella pelinegra de labios rojos como sangre. Y de la nada, me di cuenta que era nada más y nada menos, que mi mejor amiga Grace. Nos miramos por alrededor de 3 segundos y después de eso nos abrazamos.
    –¡Genial! ¡Estamos en el mismo grupo! –Dijo Grace.
    –Lo se, no creí que hubiese posibilidad.
    –Ni yo, pero ¿sabes? Fátima y Paris están en el mismo grupo también. Las encontré hace un rato. Por cierto ¿Cómo te fue con la manada de la dirección?
    –Un profesor me ayudo
    –¿En verdad? Que bien. Yo mire a un profesor súper sexy en la dirección, de verdad, que me enseñe lo que quiera.
    –¡¡Grace!!
    -Solo bromeo, no te lo tomes tan serio.
    Grace y yo duramos halando unos minutos más hasta que la campanilla sonó, y cada quien se fue a su asiento correspondiente. Todos estaban sentados, y nadie hablaba entre si, solo se miraban los unos a los otros. Era obvio que se comparaban entre si.
    Yo no estaba muy interesada en el tema así que solo comencé a ver la ventana: era un hermoso día, no había sol y las nubes no tapaban los cielos ¿Qué era mejor?
    Pasaron alrededor de un minuto cuando entro el profesor.
    Por culpa de mi sueño no pude distinguirlo muy bien, pero después de unos segundos me di cuenta que era el profesor que me había ayudado antes.
    –Buenos días clase, sean bienvenidos a la escuela preparatoria. Soy el profesor Dominic Macen, seré su profesor de Historia y Matemáticas. Por lo que les daré clases todos los días. Espero poder llevarme bien con ustedes –Hablaba de manera fría.
    Por alguna razón mi corazón se aceleró al darme cuenta que me miro. Aunque, el solo dio una pequeña sonrisa, a lo que yo desvié la mirada, por alguna razón.
    Una chica al fondo levanto la mano y dijo –Profesor Dominic ¿Qué edad tiene? }
    –24 años.
    Risas de chicas y murmullos se comenzaron a escuchar. Yo en cambio no podía creer que fuera tan joven y que diera clases, además de que era solo7 años mayor que yo, lo que no me parecía tanto.
    .
    Después de 50 minutos volvió a sonar la campanilla, todos separaron y salieron del salón, yo solo permanecí sentada esperando a que el profesor saliera, pero cuando el se levantó yo también lo hice.
    –¡Profesor Dominic! –grite. El volteo desinteresadamente hacia mi –Emmm…..Gracias.
    –No hay por qué, es mi deber ayudarlos en lo que pueda, señorita Historia –Golpeo mis anteojos con la punta de sus dedos.
    Mis mejillas se sonrojaron. –Quita esa cara Historia, se ve demasiado que te gusta el profesor.
    –¡¿Qué?!
    –Es broma.
    Las horas pararon y la hora del almuerzo llego. Aunque, 40 minutos para desayunar era demasiado según yo, o eso pensaba hasta que Grace y yo llegamos al puesto de comida. Era algo así como el montón de gente de la dirección pero multiplicado por 6.
    Me quede un momento callada y en blanco cuando vi como una mano se movía a unos metros de mi. La rubia de Paris y la pelinegra de Fatima nos saludaban desde una mesa. Grace y yo caminamos hacia las chicas y las saludamos como de costumbre.
    –Volviste a ponerte el cabello escarlata, Historia –Comento Paris.
    –Si…. Me gusta como se ve así, resalta con mis ojos
    –Claro, tienes suerte de tener los ojos verdes. No como nosotras –Dijo Fatima.
    –Los ojos claros son un defecto. Se daña más mi vista.
    –Por eso los anteojos ¿no?
    –Exacto.
    Los 4 seguimos hablando sobre nuestras vacaciones y el hecho de que me había ido junto a mi madre en ese tiempo libre.
    De momento, mis ojos localizaron al profesor Dominic hablando con un hombre alto, de cabello negro y hombros anchos. Me quede mirando un momento cuando de repente volteo; nuestras miradas se cruzaron y con su mano me saludo. Yo solo sentí como mi cabeza se calentaba.
    –¿Ese no es el profesor de Historia? –Dijo Grace.
    –También seria tu profesor ¿no Grace? –Respondió Paris, a lo que todas rieron al mal chiste.
    –Me refiero a la materia. Es el profesor Dominic -todas voltearon –Es el que te mencione antes Historia.
    –¿Él es quien les da Historia? –Pregunto Fatima.
    –Creo que si, pero por el momento solo recuerdo al profesor Bruno, el que está junto a él.
    –Hay demasiados maestros guapos en esta escuela –Dijo Fatima.
    –Me temo que solo ellos 2. Escuche de unas chicas que ambos son primos.
    –Entonces es de familia –Todas rieron.
    –¿Y tu historia, no dices nada? –Pregunto Fatima.
    –Lo que pasa es que a Historia le gusta el profesor Dominic –Dijo Grace burlona.
    –No digas bromas como esa Grace, por favor –Respondí.
    –Y por lo que vemos, le gusta demasiado
    Mi enojo hizo que le lanzara una galleta a cada una a la cabeza. A lo que ellas protestaron. Seguí negando mis atracción hacia el profesor (ya que era verdad) hasta que por fin dejaron de molestarme.
    .
    Después de un rato entramos nuevamente al salón, y aunque, no comí nada ese día pude recobrar las fuerzas para entrar a la siguientes clases. Sin embargo, poco antes dela ultima clase un fuerte dolor de cabeza llego a mi. Pensé en sopórtalo pero era demasiado fuerte y el calor de la época hacia que me fallara la respiración, así que cuando sonó la campanilla me pare y me puse en frente del pupitre del profesor para esperando. Sin embargo, cuando entro me di cuenta que era el profesor Dominic. El me miro de manera extraña por un segundo y después de es me sonrió con las mejillas rosas. Mi cara se sonrojo totalmente ante aquella mirada.
    –Buenas tardes señorita Historia, vaya a sentarse por favor.
    –Ah, profesor, necesito decirle algo.
    –Dime ¿Qué necesitas?
    –Me duele un poco la cabeza y no puedo respirar bien haya atrás, no se si me permitiría ira ver a la doctora un momento.
    –¿Dolor? –El miro su reloj –Creo que a esta hora no esta, pero si quieres puedes salir a tomar are un momento ¿comiste algo?
    –No.
    –Ah dios… -Se acarició si frente un momento mientras suspiraba –Ve y come…… No, olvídalo, no lo hagas.
    –¿Por qué?
    –Me llamaran la atención si te miran comiendo, mejor trae tu silla y siéntate aquí aunlado.
    Mi cara se sonrojo –¿eh? ¿Por qué?
    –Atrás te vas a sofocar, eso no ayudara ni en el dolor de cabeza ni en tu respiración. Solo trae tu silla y tomas los apuntes junto a mi.
    –Bien….
    ¬¬Me dirigí hacia mi asiento. Estaba a punto de levantar mi silla pero escuche un susurro junto a mi. Era Grace, la cual se sentaba a mi lado derecho. Me hinque para ver que quería, a lo que ella susurro
    –¿Qué pasa? ¿te le declaraste?
    –Que no me gusta por un demonio –Susurre
    –Como tu digas ¿a qué vas entonces?
    –Me duele la cabeza y dijo que me sentara junto a él.
    Ella solo levanto las cejas varias veces a lo que yo suspire mientras volteaba mi rostro hacia otro lado.
    .
    Al poner mi silla junto a la suya me senté y abrí mi cuaderno de notas. El dijo que sacáramos el libro en cierta página y yo, por torpe, lo había olvidado. Estuve a punto de levantarme, pero el me tomo del brazo y al hacer que me sentara dijo : –Ya empezó la clase, lee del mismo libro.
    Yo solo asentí y me acerque junto a él. Olía bastante bien, mi fetiche con los perfumes de hombre había renacido. Él solo leía en voz alta, para después explicar el texto.
    .
    Al terminar la hora moví mi asiento de nuevo a su lugar. El profesor solo se despidió de mi con un “hasta mañana señorita Historia”, no lograba entender como se había aprendido mi nombre antes de los demás, aun que solo pensé que fueran ilusiones mías.
    Salí junto a Grace del edificio: había neblina y el frío de otoño había aumentado.
    –¿Y que harás por la tarde?
    –Quizá vaya a comprar ropa nueva y libros nuevos.
    –¿Ropa nueva? Te ves bien así.
    –¿En verdad? –Dije apuntando hacia mi cuerpo. Era una chica sencilla: Llevaba un sweater rosa más grande que yo, lo que hacía que se no se notaran mis mano, un pantalón negro y unos convers negros con una bufanda del mismo color. Además de que mi cabello rojo-artificia estaba agarrado con una coleta semi-despeinada.
    –Bueno, quizá tengas razón.
    Cuando llegaron por Fatima y Paris decidí irme yo igual, dejando atrás a Grace.
    Comencé a caminar por la carretera que dirigía al pueblo. Estaba a punto de ponerme los auriculares que estaban conectados al mp3 cuando un claxon de policía me detuvo. Estuve a punto de maldecir pero el auto se detuvo a mi lado. Al mirar me di cuenta que era mi padre. No dijimos nada.
    –Anda sube.
    No dije nada y subí al lado del copiloto y me puse el cinturón de seguridad. El avanzo.
    –Iba a pasar por ti pero al llegar no estabas ¿Cómo te fue en tu primer día?
    –Como todo los “primer día” que he tenido en mi vida.
    No dijo nada. La forma en la que trataba a mi padre no era nada nueva, y era lo mismo con mi madre.
    –¿Y por qué el auto de policía? Creí que eras detective.
    –Como mi auto me lo da el trabajo me ayudan con los problemas que tenga con este, y pues, se averió así que me prestaron este temporalmente.
    –Y ¿Por cuánto? Si iras por mí a la escuela con esto, prefiero irme yo sola.
    –Eres tan optimista.
    –Lo se.
    Al llegar a casa baje lentamente del auto y comencé a pensar una forma de evitar las preguntas de mi madrastra al entrar a casa. Sin embargo cuando abrí la puerta aquella pelinegra de senos falsos comenzó con la interrogación
    –¿Cómo te fue en tú primer día cariño? ¿Hiciste más amigos?
    –Normal y si.
    –¡Oh dios! ¡¿en verdad?! ¿Cuáles son sus nombres?
    –Me duele la cabeza –Subí las escaleras dándole la espalda.
    –¿quieres te lleve algo?
    –¡No gracias!
    .
    Subí rápido las escaleras esperando que nadie apareciera ante mi antes de llegar al fondo del pasillo-donde se encontraba mi habitación-. Sin embargo, di un largo suspiro al sentir una bolsa de tela en mi cabeza. Al sentir como me “secuestraban” evite poner fuerzas ante mi ataque, hasta que sentí como me lanzaban a una cama. Me quite la bolsa de la cabeza y comencé a buscar mis anteojos, los cuales se cayeron cuando me quite la bolsa de la cabeza.
    –Odio que hagan esto, no encuentro mis anteojos.
    Comencé a mover la mano por el colchón en busca de mis anteojos cuando borrosamente vi una mano que los sostenía.
    –¿Qué quieren? –Dije al ponerme los anteojos.
    Al subir la mirada vi a los mellizos veinteañeros.
    –Solo te molestamos –Dijeron ambos.
    –Por dios….-Susurre.
    Levante mi mochila del suelo y me pare evitando a los hermanos.
    –¿Ya te vas Historia? –Dijo Ellen, la pelinegra de cabello corto y ojos miel.
    –Si, es muy pronto, parece que no estas de buen humor –Dijo Edgar el pelinegro de cabello corto y ojos miel.
    –Si, no quiero estar con ustedes.
    –Eso es grosero Historia –Dijo Edgar
    –¿Que tal si más tarde salimos por un helado?
    –No tengo 9 años, y no, saldré a comprar ropa.
    –¿tienes dinero? –Dijo Ellen.
    –Si –Dije al salir.
    Camine al fondo del pasillo esperando que el circo de bestias terminara. Así que rápido entre a mi habitación buscando algo de dinero. Y aunque no hubiera encontrado una mina de oro tuve suficiente como para ir al centro comercial por algo de ropa.
    .
    .
    Después de dos horas y media comenzó a oscurecerse. Así que el hecho de que había comprado muchas cosas me daba el motivo para regresar a casa, sin embargo, de momento pise un hoyo e hizo que me tropezara, pero por suerte pude mantenerme de pie. Aun así, eso no evito que mi corazón se acelerara. Gracias a eso el aire comenzó a faltarme, por lo que comencé a jadear. Seguí caminando a pesar de la falta de aire.
    .
    Pasaron los minutos y mi condición no parecía mejorar, mi asma empeoraba y a pesar de solo haber caminado una calle me sentía a morir.
    Intente sacar mi inhalador, pero me di cuenta que lo había dejado dentro de la mochila, por lo que olvidé sacarlo. Comencé a entrar en pánico porque aun me faltaba medio kilómetro para llegar a casa. En ese momento, cuando estaba a punto de caer, sentí que alguien me tocaba el hombro. Al voltear, con m cara con algo de sudor, me di cuenta que era el profesor Dominic.
    –Historia….. ¿estás bien? –me miro con una cara de preocupación. Y yo con poca fuerza le dije:
    –Mi inhalador

    Espero y les haya gustado :3 Y en lo personal la historia esta muy larga por lo que tardare un poco en subir los capítulos u.u Hasta luego.

     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Asma, no, no, no, eso es muy peligroso cuando no se toma con las debidas precauciones, yo lo sé que conozco a mucha gente que padece de eso y debe cuidarse, y porque mi hermano la tuvo en su momento. Historia no puede salir nada más porque sí, así sin su inhalador, ella debería saberlo mejor que nadie, ¿a quién se lo ocurre? ¬¬ Por cierto, su nombre, Historia, es muy curioso xD En mi vida lo había escuchado, ¿en verdad conoces a alguien que se llama así o solo lo pusiste porque sí? Es que es raro, no exactamente feo, pero raro o al menos para mí.

    Bueno, en sí de la historia, va tomando un ritmo equilibrado y no tan apresurado, lo que es de mi agrado. Creí que la pareja estrella sería la de ella y Frankie, en serio, en cuanto lo vi pensé: "este es el galán". Y nada, resulta que la muchacha está más atraída al profesor o.o Eso me sorprendió y me gusta ser sorprendida. He leído como tres historias en las que el estudiante y el profesor se gusta en un muy corto espacio de tiempo y no sé, a lo mejor por lo mismo estoy cansadita del tema. Eso sí, no digo que no sea posible que la alumna se enamore del maestro porque cuando estaba en la preparatria eso pasó. Había un profe que era joven y supuestamente "atractivo" para muchas y más de una suspiraba por él. No, yo no. Lo que sí, es que me parece un poco complicado que el docente termine fijándose en una estudiante, pero es mi percepción nada más.

    Me gustaría saber cómo avanza esto. Historia, por desgracia o no, no es de mi completo agrado, ¿sabes? Tiene un algo que no termina por gustarme, quizás me la veo demasiado impersonal... o será que no me gusta tanto el trato que le da a sus padres, hm; es algo de eso. Espero que vaya quitándose conforme sigue esto, y sí no, ¡pues qué remedio! En fin, espero el próximo capítulo y no te preocupes si tardas en subir los capítulos, a mí me estarías haciendo un favor, jajaja. Me despido, Mei y que estés bien.

    Hasta otra.
     
  3.  
    Mei Liddel

    Mei Liddel La lluvia cae como si hubiera olvidado como parar.

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2013
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a amar.
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    2549
    @Borealis Spiral Pues si cariño, Historia es un nombre.
    Me disculpo por no publicar, me castigaron y no pude entrar a Internet


    Capitulo 2: Asma.

    Cuando recobre la conciencia me di cuenta que estaba acostada en una camilla, dentro de una pequeña habitación, la cual, tenia de puerta una cortina azul. Me senté en la camilla, y al voltear hacia un lado pude distinguir mis anteojos. Obviamente me los puse rápidamente para distinguir mejor la habitación; ahí, al final de la camilla, pude ver al profesor Dominic leyendo algo, dándome la espalda.

    –¿Profesor? –El volteo rápidamente y se acercó de la misma manera.

    –¡Historia! –Suspiro. Mi cara se puso totalmente roja –Me asustaste mucho ¿Qué hacías en un lugar c0omo ese en medio de un ataque de asma? Suerte la tuya que te encontré, si no, quien sabrá que te hubiese pasado.

    Evite el decir algo, sin embargo, recordé que estaba fuera de casa.

    –Profesor… ¿Qué hora es?

    –Eh… -el miro su reloj -6:38

    –¡Demonios! –Grite –Tengo que regresar

    –¿quieres que te lleve?

    .

    Después de que me ayudara a levantar mis cosas, y el regalo de un inhalador del doctor nos dirigimos a mi casa.

    Sentía extraño estar en el mismo auto que mi profesor y de niche. Sin embargo, estar en el asiento de copiloto y que me permitía ver de cerca al profesor me era relajante.
    Su auto olía iguala él. Y mientras yo gozaba mirarlo el solo mantenía la vista en el camino. Aunque, comencé a notar que sabía que lo miraba cuando mire que sus mejillas estaban rosas.

    –¿Pasa algo señorita Historia?

    -Solo me preguntaba, el por qué decidió hablarme.

    El no dijo nada durante varios minutos; por lo que creí que él había pensado que era una pregunta capciosa.

    Al llegar a casa el bajo conmigo. Por lo que, yo de manera confundida pregunte:

    –¿Necesita algo profesor?

    El me miro raro un momento y dijo –Quiero decirles a tus padres lo que paso. Deben estar al tanto.

    -Yo se lo puedo decir.

    -Pero el adulto soy yo así que sería irrespetuoso.

    No dije nada, pero me moleste. Por alguna razón me recordaba a mis hermanos.
    Al abrir la puerta pude ver como los mellizos estaban recargados en el marco de la puerta. El profesor dio un pequeño salto, a lo que yo solo voltee los ojos hasta arriba.

    -¿Qué quieren?

    -¿Quién es él? –Respondieron.

    -Mi profesor. Muévanse.

    -¿Qué hace tu profesor aquí?

    -No es de su incumbencia ¿está mi papá?

    -No.

    -Demonios…. ¿Esta Cloe? –Recurrí la desesperación hasta el punto en el que tuve que preguntar por mi madrastra.

    -¿mamá? No

    Suspire un momento intentando encontrar un plan. Sin embargo, mi mayor preocupación en aquel momento era el profesor; así que voltee a mirarlo con mi rostro diciendo “¿y ahora que hacemos?”

    -Si gustas puedo hablar con tú padre luego Historia, nos vemos mañana en clase. –El subió a su auto mientras mis hermanastros lo despedían alzando su mano.
    Entre rápido a la casa, evitando su lluvia de comentarios. Sin embargo sentí como la mano de Edgar apretaba el hombro, voltee por un momento y me asuste tanto con aquel “tú no te vas de aquí”, así que Salí corriendo a mi habitación cerrando la puerta detrás de mi.

    .

    Comencé a sacar la ropa mientras la mientras la miraba de frente y atrás.

    -¿Al profesor Dominic le gustara? –Pensaba.

    Sin embargo, 3 segundos después de pensar aquella incoherencia retractaba e mis palabras diciendo algo como:

    -¡Digo a Grace!

    -¿Qué cosa a Grace?-Al voltear a la puerta de donde provenía esa voz, vi a Ellen parada en el marco.

    -Eh… Que quizá a Grace le guste mi ropa nueva.

    Ella me miro raro y comenzó a ver las cosas que había comprado –esta vez te compraste ropa muy bonita, y demasiado femenina para ti diría yo.

    -Es que hay que cambiar el estilo.

    -A mi me parece que te gusta alguien….

    Me puse un poco nerviosa -¡Tu que sabes! ¡no te gustan los chicos!

    -eso no quiere decir que no me haya gustado alguien, además, te acabas de delatar.

    -No es nada…… Es alguien sin importancia.

    -Para que te compres un vestido no creo que sea solo alguien.

    -Es alguien con quien no puedo estar.

    -¿Le gusta una amiga tuya o algo así?

    -Eh…..Más o menos.

    -Bueno, entonces no se qué hacer.

    -Entonces ¿para que me preguntas?

    -Edgar se fue. Adiós –Dijo al salir y cerrar la puerta detrás de ella.

    .

    .

    .

    A la mañana siguiente me levante rápido y me puse aquel vestido, sin embargo, me di cuenta que estaba a 5° a pesar de estar a Agosto. Así que bajo al vestido me puse unas medias rosas y unos converse negros. Me solté el cabello y me puse algo de maquillaje en el rostro, cosa que nunca suelo hacer, además de que me puse mis rutinarios anteojos. Al estar lista tome mi mochila y baje para llegar temprano a la escuela sin embargo sentí como Edgar me tomaba la mano.

    -Tienes que desayunar antes.

    -No quiero.

    En ese momento vi como mi padre se sentaba frente a la mesa y me miro. Me di cuenta de que estaba obligada a desayunar por lo que me senté junto a Edgar y frente a Ellen la cual estaba sentada junto a su mama.
    Cuando comenzamos a desayunar ellos empezaron a hablar entre si, mientras to solo me concentraba en comer.

    -Mama, ayer llego Historia con un hombre –Dijo Edgar.

    En ese momento quise ahorcarlo debido a que todos me voltearon a ver.

    -¿Un hombre? –Dijo Cloe.

    -No es nada –Respondí atragantándome con jugo.

    -¿Quién era Historia? –Pregunto mi padre.

    -Mi profesor.

    -¿Qué querrá tu profesor aquí? Y en el primer día.

    -Nada en especial papá. –Todos me miraban.

    -¿Qué quería?

    -. . . Me dio un ataque de asma en el centro comercial, y él estaba ahí.

    -¡¿Un ataque de asma?! –Grito Cloe, Ellen y Edgar.

    -Si –me pare –Me voy a la escuela.

    En l momento que cerré la puerta principal detrás de mí, di un gran suspiro y camine lo más rápido que pude, con la esperanza de que Edgar no saliera detrás de mí. Y por suerte mía no fue así

    .

    Al llegar a la escuela vi como solo había 2 personas. Una era el profesor de Inglés y la otra era la directora. Suspire para después darme cuenta que aún me faltaba una hora para iniciar las clases, o había caminado muy rápido, o en verdad el desayuno mataría el tiempo. Mi gran entusiasmo por el a aquel profesor me había llegado al punto de ir temprano al lugar que mas odio en la vida.
    Me senté en unas bancas de afuera tomando en cuenta que el edificio 1 y 2 seguían cerrados.
    Puse “Doncamatic” en mi mp3 y la reproduje miles de veces. Pero después de un rato vi como 2 autos se estaban estacionando uno junto al otro. De uno salió el profesor Bruno y del otro el profesor Dominic. Ahí, mi corazón de acelero y guarde mi mp3, aunque creí que mi emoción no era en vano; el no me miraba, solo reía y conversaba con el profesor Bruno, por lo qué solo me quede tranquila, furiosa con mi misma por aquella reacción. Sin embargo, el enojo se fue cuando me d cuenta que el profesor Bruno se quedó hablando directora y el profesor Dominic venia hacía mi. Yo intente actuar normal, pero me emocione cuando nuestras miradas se cruzaron: él me sonrió y yo solo me sonroje.

    -Buenos días Historia ¿Qué haces aquí? Aun ni siquiera han abierto el edificio –El se sentó junto a mi.

    -No me di cuenta que Salí tan temprano de casa.

    -Pues entonces aprovecharé esto para hablar con mi alumna favorita –El solo me sonrió mientras que mi cara estaba toda roja.

    -¿Por qué soy su alumna favorita? Lo conocí ayer.

    Hubo un largo silencio, y por su cara roja, me di cuenta que no sabía que decir, por lo que mi boca creo una pequeña sonrisa de orgullo.

    -Y …. ¿Qué te dijeron tus padres? –Dijo evadiendo el otro tema.

    -Mi madrastra se sorprendió solamente.

    -. . .¿ Vives con tu padre?

    -Así es.

    -¿y el que dijo?

    -Nada, me fui antes de que dijera algo.

    -¿no se preocupa por tu salud?

    -Si lo hace, solo que me es incómodo hablar de mi asma por lo que siempre evito el tema. –él no dijo nada- Y… Profesor…. ¿Cuántos años tiene?

    -Me han preguntado eso tanto desde ayer. Tengo 24 y ayer fue mi primer día como profesor por si también me lo preguntaras como los demás. ¿Tu historia?

    -Tengo 17 –El hizo una mueca -¿Qué pasa? –Dije por su reacción.

    -Creí que tenías 18.

    -¿Y tiene algo de malo tener 17?

    -No, nada de malo, yo gocé mucho esa época, solo que… No lo se, me esperaba que tuvieras 18 –El rio –Lo siento.

    .

    Ambos seguimos hablando por varios minutos, pero de la nada comenzaron a llegar varios alumnos, me era incomodo ya que escuchaba varios susurros, “ese es el profesor Dominic con una chica” “mira a esa zorra me quita al profesor jaja”. Y aunque el parecía escucharlos los ignoraba.
    De repente Frankie llego.

    -¡Hola Geografía! –él noto al profesor –Oh… Hola profesor.

    El profesor Dominic solo se rio y puso su mano sobre mi cabeza despeinando mi cabellera, y después se fue…

    -¿Qué tiene el profesor ese?

    -No creo que deberías hablarle así.

    -Te gusta ¿verdad geografía?

    -C-claro que no!!

    -Bueno, pero si comienza a gustarte él o alguien más puedes decirme. Por cierto ¿tu conoces a una Grace?

    -Si, es algo así como mi mejor amiga.

    -¿en verdad? ¡Genial! –El se acerco a mi –es que para serte sincero, ella me gusta un poco y quiero ayuda.

    -¿Ayuda? Pues, a Grace, por lo que se, le gustan los tipos tímidos y a la vez románticos. –Dije no poniendo mucha atención.

    -¿En verdad? Entonces, ¿Qué debo hacer?

    -No lo se, ¿cartas anónima?

    -¿Eso crees?¿por cuánto tiempo?

    -No lo se… Una semana. Lo siento, yo no se de esta clase de cosas.

    -No importa, eso es suficiente –Dijo mientras sacudía mi cabello –Pero ahora sigues tu ¿te gusta alguien?

    Pensé mucho si debería o no decirle que me gustaba el profesor, sin embargo, me di cuenta que era un buen tipo, además que inspiraba confianza y tranquilidad: así que halándolo con mi mano me acerque su oído a mi boca y le dije:

    -El profesor Dominic.

    El pareció sorprenderse debido que dio un salto hacia atrás, aun que logre calmarlo poniendo mi dedo frente a mi boca.

    -¿estas segura que te gusta? –susurro –Quizá solo sea que te gusta su cara como a las otras chicas.

    -Si me gusta –susurre –tenemos química de alguna manera. Además: ayer me do un ataque de asma y el me llevo a urgencias y a mi casa.

    -Eso lo haría cualquier profesor, y no se ve que tengan mucha química, para eso tendría que emocionarse al verte.

    Estaba a punto de contarle las cosas que habían pasado ese día pero la campanilla nos separó haciendo que cada uno se fuera a su clase.

    .

    Al llegar al salón me di cuenta que Grace estaba sentada al fondo sola y con un aura melancólico. Como mi mejor amiga me acerque a ella y me senté en el pupitre que se encontraba frente a ella.

    -¿Qué pasa Grace? –Dije al hacer mis anteojos hacia atrás.

    -Mi hermano no llego anoche.

    Grace y su hermano se habían emancipado de sus padres 3 años atrás. Cuando ella tenia 15 y su hermano Gilbert 17

    -Sin embargo el siempre me llama al móvil.

    -¿Y no te llamo?

    Ella negó con la cabeza.

    -Pues no te preocupes, ya esta grande y tiene que vivir su vida.

    -Aun así creo que….

    En ese momento el profesor Bruno entro, por lo que tuve que moverme a mi pupitre.
    Era la primera vez que nos tocaba aquel profesor por lo que asumí que iba a recurrir a la presentación rutinaria.

    -Buenos días clases –Él se paró en medio del salón –Yo soy el profesor Bruno y doy clases de física.

    Él parecía ser una persona seria, y algo reservada. Aunque, en la mañana parecía ser una persona alegre al verlo jugar con el profesor Dominic.
    Empezó a hacer que nos presentáramos y siguió con las reglas del salón. Y a pesar de que le preguntaran sobre su edad e hicieron bromas al respecto, nunca sonrió y para cuando finalizo la clase todos se levantaron susurrando por sus expresiones, sin embargo yo no estaba interesada en eso, si no que, para mi mala suerte, el profesor Dominic entro a la sala poco antes de que el P. Bruno saliera.
    Mire por un momento y ellos solo se saludaban, de repente comenzaron a conversar. Y aunque eso no era de mi importancia me emocione en el momento en que mi mirada con el profesor Dominic se cruzó, el me llamo diciendo “historia ven” y yo como un pequeño perrito fui corriendo a donde me llamo. El me tomo de los hombros y dijo:

    -Es ella. La chica del asma.

    El profesor Bruno me miro detenidamente y solo sonrió y dijo:

    -Eres muy linda pequeña. Y apuesto que también astuta –Él e acerco a mi –Así que no dejes que este poste (por lo alto) te haga algo ¿si?

    El profesor Dominic renegaba por aquel comentario, sin embargo yo no había entendido lo que había querido decir. Por lo que cuando termino la escuela yo aún seguía confundida, incluso aun cuando llegue a casa.

    -¿Cómo te fue hoy querida? –Pregunto Cloe.

    -Bien, gracias, ¿a ti como te fue hoy? –Dije tomando un yogurt del refrigerador y sentándome en la mesa.

    Ella pareció sorprenderse debido a mi educada y linda respuesta.

    -B-bien gracias. –Ella siguió cocinando sin ninguna preocupación mientras que yo me puse a estudiar, sí que cuando llego papá yo ya había terminando.

    -¿Qué haces aquí Historia?

    -Estudio.

    Igual que Cloe se quedaron paralizados debido a que a mi nunca me había hecho falta el estudiar.

    -Eh. . . Bien.

    .

    .

    .

    Para cuando llego el jueves mis sentimientos por el profesor seguían indecisos y hasta donde supuse aun no debía decirle algo.

    -Así que “x” es sustituido por 6. ¿No? –Dijo el profesor –Respecto a la clase de Historia, el museo de las culturas clásicas de la Antigüedad tiene una nueva exposición, y debido a que vemos ese mismo tema creo que sería buena idea. Así que, levante la mano el que quiera ir.

    Prefería ir a dormir a mi casa, pero me di cuenta que sería una estupenda oportunidad de estar con el profesor y con Grace, así que levante la mano.

    -¡Sabía que irías Historia! –Grito el profesor, haciendo que todos voltearan a verme.
    De manera inmediata me sonroje y tape mi cara con un cuaderno. Al finalizar la clase, el profesor comenzó a apuntar a los alumnos que irían al museo, y como debía hacerlo; me pidió mi nombre también.

    Y al despedirme de él solo sonrió.

    //Casi publico esto en 3 chicos por detrás :'c
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Ya veo, Historia sí es un nombre, pues te digo que es curioso, jejeje.

    Ah, la muchacha se esfuerza por parecer linda ante el profesor, ¿eh? Pues vaya que ha quedado prendida de él y, por las atenciones que él le proporciona a ella, como que también se siente atraído a la chica... ¿pero por qué? Apeas se conocieron y todavía no encuentro un algo que haga a Historia tan especial de entre el mar de jóvenes que el profesor Dominic seguramente o debería, estar acostumbrado a ver. ¿Qué tiene ella que no tengan otras? No sé por qué pensaba que para que un hombre de veinticuatro como lo es él se fijara en una adolescente, esta tenía que ser madura para su edad (? No, la verdad no sé, pero algo tiene Historia y yo todavía no lo hallo. Mira que él se decepcionó por saber que todavía no alcanzaba los dieciocho. De pronto me hace pensar que él se hacía ilusiones. Hm, intrgante.

    Frankie, por el momento, es el personaje que más me agrada. No sé, me parece muy animado, muy a lo "goza tu juventud ahora que puedes". Y nada, me gustaría saber cómo continúa esto y no te preocupes por los atrasos, cuando se puede, se puede. A ver si en este viaje al museo pasa algo lindo... o no tan lindo xD Sin más que añadir por ahora, me despido y te me cuidas.

    Hasta otra.
     
  5.  
    Mei Liddel

    Mei Liddel La lluvia cae como si hubiera olvidado como parar.

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2013
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a amar.
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1850
    @Borealis Spiral de igual manera yo pienso lo mismo, creo que cuando cree la historia no pensé en las posibilidades de que a el le gustase ella :I Pero ya que, ya la termine XD

    Capitulo 3. Museo.

    Y el viernes de la tercer semana llego, el salón 1-W, 1-X y 1-Y salieron en los autobuses directo al museo. A Grace le aburrían demasiado los museo por lo que decidió no ir, y como yo no entraba en la amistad de Paris y Fátima, tuve que sentarme con Frankie. Él solo escuchaba la música de mi mp3 mientras yo admiraba los paisajes que me mostraba la ventana.

    -¿Y piensas decir? –Susurro mirando directamente al profesor.

    -No creo que necesite saberlo –susurre- El es un profesor y no tendría por que fijarse en una alumna más.

    -Igualmente creo que debes mencionárselo, ya que si el llega a rechazarte te molestaras tanto que ya no te gustara.

    -¿Por qué me conoces tan bien?

    -Por que me has hablado todos los días desde hace 3 semanas.

    -Lo siento.

    -No me molesta.

    .

    .

    Al llegar al museo todos comenzaron a vajar en desorden y empujándose los unos a los otros. Sin embargo al entrar al museo, todos como buenos alumnos de preparatoria, se calmaron.

    -De acuerdo jóvenes. El museo es solamente de la antigua Grecia y Roma –comento el profesor –Así que cada uno tendrá que crear un escrito de 500 palabras como mínimo de todo el lugar.

    .

    Dure un rato dando algunas vueltas sola por el museo haciendo caso o miso al profesor. Sin embargo, al estar vagando por la sección más sola del museo me encontré con el profesor Dominic ahí, admirando una pintura sobre la mitología griega.
    Me acerque lentamente a él y me puse a su lado a admirar la pintura. Me sorprendí al darme cuenta que no era más que una copia de la pintura de Giorgio Vasari.

    -¿Te gusta esta sección Historia?

    -Si, estudie sobre esto toda mi infancia.

    -Ah ya veo, ¿crees que sabes mucho no? –Dijo con tono sarcástico sin quitar la mirada de aquella pintura –entonces dime ¿Qué cuenta esta replica?

    Confiada respondí –Cuando castran a Urano por mandato de Gea ¿no?

    El quito aquella sonrisa traviesa de su rostro y serio dijo –Después de todo no eres tan mala alumna.

    -¿Usted supuso que yo seria una mala estudiante?

    -No, nunca.

    Sin saber que decir ante eso me quede callada mirando al suelo. El solo se movió a la siguiente obra por lo que yo lo seguí como un pequeño cachorro.

    -¿Y sabes mucho sobre todo esto?

    -Así es. De pequeña no tenía nada que hacer más que leer los libros que guardaba mi madre.

    Duramos un buen rato hablando de algunas historias cuando de repente me di cuenta que el profesor decidió tocar un tema algo profundo al decirme “¿no vives con tu madre cierto?”. Me dí cuenta que le llamo la atención mi vida personal, algo que me había molestado y al mismo tiempo emocionado.

    -Así es.

    -¿Desde hace cuanto?

    -¿Por qué le interesa saber?

    -Solo deseo saber mas de ti.

    -No hay necesidad de hacer eso profesor.

    -Claro que la hay.

    Lo mire por un momento -¿Por qué?

    -Por que… -Guardo silencio por un minuto –Quiero saber más de mis alumnos solo eso.

    Yo reí –Mejor dicho de su alumna favorita ¿no?

    -No presumas –Dijo para después reír.

    .

    Después de pasar aquella extraña conversación seguimos hablando de esa mitología. Y para cuando me di cuenta ya era la hora del almuerzo. Por lo que el profesor Dominic, junto con aquellos 2 profesores, Bruno y Tahani, sacaron a todos al área de comida.
    Los estudiantes había pasado a hablar entre si: las mujeres miraban a los 2 jóvenes y guapos profesores, mientras que los hombres admiraban las piernas de la profesora. Por otro lado, Frankie y yo solo conversábamos del otro lado del área.

    -¿Y ya le dijiste algo?

    -No.

    -¿Por qué?

    -No creo que sea conveniente. A puesto que no aceptaría mis sentimientos.

    -Eso sonó tan cursi.

    -Es mi forma de hablar, no me molestes. –El rio.

    De momento pude sentir que alguien más miraba; y al voltear hacia atrás pude captar la fría mirada del profesor Bruno sobre mi. Y aunque nuestras miradas se cruzaron el mantuvo la vista en mi todo el tiempo.

    -¿Qué pasa? –dijo Frankie al ver que yo miraba hacia otro lado.

    -Nada-Dije sin voltear.

    Su mirada me aterraba, era como si me dijera “te matare” con los ojos.

    .

    Pasaron algunos minutos cuando decidí voltear otra vez, debido a que aun sentía aquella mirada sobre mi, sin embargo, esta vez era el profesor Dominic quien me observaba. Me sentí tan incómoda que decidí para y decirle a Frankie que hirió al tocador un momento, para después ir a esconderme dentro del museo.
    Para cuando me di cuenta estaba sentada en lo último del museo. Y me di cuenta de lo patética que era al esconderme de mi “imposible amor”.
    Me frustre tanto que al sacudir mi cabeza me despeine completamente. Así que, lógicamente me sentí aun más estúpida. Saque mi pequeño espejo que tenía guardado, me saque los anteojos y comencé a peinarme nuevamente. Al tener el cabello suelto y sin los anteojos (algo que no era común) me quede un momento mirando mi apariencia, pero una voz interrumpió mi concentración.

    -¿Qué haces aquí Historia? –Al voltear vi que era el profesor Dominic.

    -Solo…. Me veo en el espejo –Respondí –Me gustaría cambiar mi estilo-

    -¿Cómo?-Se sentó junto a mi.

    -No lo se, ponerme lentillas, dejar de cubrir todo mi cuerpo en ropa y soltarme el cabello de vez en cuando. –Reí –Algo así como Grace.

    -Pero así te ves bien –El sonrió dando leves golpes el mi espalda –Opino que eres más linda con su cabello agarrado y tus anteojos.

    Me sonroje en aquel instante por razones que no debía.

    -Gracias. Pero eso no ayuda a que cambie de opinión –Mire hacia abajo –Si continuo con mi apariencia de niña nunca le gustare a nadie y no me tomaran en serio.

    -Pues el que pienses de esa manera esta mal-En ese momento pensé en como era que podía hablar tan libremente con un profesor –Tu eres bella de esta manera y quien te quiera de verdad te aceptara como sea que te veas.

    Me sentí tan incomoda ese momento al no saber que decir.

    -Lo acusare de pedofilia profesor –Ambos reímos.

    -Me declaro culpable –comenzó a reír mas fuerte.

    En ese momento sentí toda mi cara caliente. No sabia si el había dicho algo que no debía, o si yo había entendido mal. No había que decir y estaba realmente nerviosa.

    El me miro extraño -¿Qué pasa?

    -Me sentí incomoda con su comentario, profesor.

    -Lo siento. Pero, ya me ahorre el declararte mi amor-el rio.

    Sabia que lo decía de broma, pero deseaba tanto que fuese real.

    -Ahora tendré yo que declararle mi amor profesor –di una leve sonrisa –me gusta profesor-comencé a reír, pero el no. Me continuo mirando extrañado y yo solo reí.

    -¿Hablas enserio Historia? -Deje de reí y solo lo mire. Él hizo lo mismo. – O ¿solo bromeas?

    -Se esta poniendo serio profesor.

    -Solo no quiero comprender cosas que no existen.

    -¿Qué quiere decir?

    -Que no quiero pensar que le gusto cuando es mentira.

    -Como profesor, si usted me gustara solo tendría que ignorarlo ¿no? }

    -No podría.

    Me quede callada por un momento -¿Por qué?

    -Me gustaría que usted me respondiera si lo que dijo es verdad, antes de yo responder su pregunta.

    Con fuerzas respondí –Me gusta profesor.

    Esperaba que respondiera algo frio y serio. Pero al ver que sus mejillas estaban tan rojas como las mías comencé a asustarme.

    -Yo no se que decirte Historia.

    -No espero que responda algo, se que no le guste profesor –Reí un poco.

    -Te equivocas.

    -¿Eh?

    -Si fuera por mi, la aceptaría ,pero como veo que no quiere.

    -¿Qué quiere decir?

    -Que tu también me gustas.

    Nuestras mejillas se ruborizaron a más no poder.

    -Eso es mentira profesor.

    -Claro que no –Dijo.

    En aquel instante entendí que sus palabras eran sinceras -¿Le ha dicho algo de esto a alguien?

    -Si, a Bruno.

    Y ahí fue cuando entendí el porque el me miraba mal. Igual que Frankie, pensaba que no era un buena combinación.

    -Pues ahora le pido que esconda todo esto.

    -¿Por qué?

    -Si ya le dijo a alguien, puede que empeore.

    -¿Quiere que esconda que me gusta después de esforzarme tanto para decirlo? No gracias.

    -Entonces ¿Qué hará? ¿le dirá al mundo que le gusto?

    -¿estabas jugando conmigo?

    -¿Por qué lo dice?

    -Parece que no le gusto de verdad.

    -Usted piensa mal. Pero dígame ¿Qué hará? ¿Saldremos juntos a pesar de que puede perder su trabajo?

    -No lo pensé, lo siento. En ese momento me levante, pero sentí como el me tomo de la muñeca.

    -¿A dónde as?

    -A comer con Frankie.

    El se paro y me miro por un segundo.

    -Bien, pero no digas nada de esto ¿bien?

    -A puesto a que usted se lo dirá al profesor Bruno, así que no le prometo nada.

    El rio y se fue. Me enoje debido a que odiaba que las personas salieran de una habitación antes que yo, sin embargo, me emocione tanto por lo que había pasado que tuve que sentarme otra vez.

    .

    Paso una ora y media cuando tuvimos que volver al colegio. Y como era de esperarse, Frankie y yo nos sentamos juntos en la ultima parte.
    Lo puse al tanto de todo lo que había pasado con el profesor y solo lo negaba diciendo que no creía que todo eso hubiera sucedido.

    -¿Estas segura de que el profesor dijo eso? –Pregunto.

    -Si, estoy segura.

    -¿No te quedaste dormida quizá?

    -No.

    El solo se tallaba los ojos una y otra vez, no parecía creer nada, susurraba y miraba que nadie nos estuviese escuchando.
    Aunque también me cuidaba el profesor Dominic ya que cada vez que volteaba lograba ver de re-ojo que el nos observaba. Algo que me incomodaba y aterraba.

    Cuando llegamos a la escuela pude distinguir el auto de mi papá. Así que me despedí rápido de Frankie y baje del camión evitando al profesor, sin embargo, cuando estaba a punto de llegar al auto sentí como el profesor me apretaba fuerte la muñeca izquierda.

    -¡Le dijiste a Frank! –parecía enojado.

    -Profesor me lastima.

    -Te dije que no le dijeras a nadie.

    -No le dije nada solo suélteme.

    Cuando medí la vuelta coque contra mi padre el cual me esperaba a un costado.

    -¿Qué pasa? –pregunto.

    Ambos nos quedamos callados al no saber cómo responder.

    -Me entere de un secreto del profesor y lo dije sin querer.
    El me miro extrañado un momento. Yo solo dije “adiós” y me subí al coche dejando a mi padre atrás. A los segundos el subió.

    -¿Quién era? Parecida grande.

    -Mi profesor de Historia y matemáticas.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Oh, oh, pues parece que esa visita al museo ha sido muy importante para ambos, mira que entre bromas y no, los dos se declararon y... de pronto él me parece bastante irresponsable, ¿sabes? Mira, al menos Historia tenía en calro por qué es que su relación no podía funcionar; entre muchas cosas, como el hecho de que él perdería su trabajo y que al ser ella todavía menos hasta podría ser demandado. ¿Pero pensó él en eso? No. Creo que es definitiva que el amor embrutece, pero igual, insisto que él debió ser más analítico y maduro. Mas creo que e bastante impulsivo.

    Luego, lo que pasó cuando se enteró de que ella le contó a Frankie. Bueno, supongo que en parte tiene razón, pues si no quiere comprometer su trabajo y tal, debe mantener absoluta discreción, mas para ello debieron hablar más profundamente ya que ¡ni siquiera llegaron a nada! Digo, sí, se declararon, pero no decidieron comenzar a salir a escondidas ni nada, por lo que Dominic en realidad no tiene derecho a exigirle silencio a Historia. Y ahora hay problemas, el padre quizás ya esté receloso del profesor, ella seguro y no sabe qué pensar, a de estar confundida, Frankie sigue diciendo que no son buena combinación, así como Bruno, y Dominic, ¿qué harás para arreglar semejante embrollo? Bueno, tendré que leer para saber eso. Espero el próximo capítulo. Me despido y te cuidas.

    Hasta otra.
     
  7.  
    Mei Liddel

    Mei Liddel La lluvia cae como si hubiera olvidado como parar.

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2013
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a amar.
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1371
    Gracias por el comentario uwu, por cierto, he cambiado el nombre debido a que el otro nunca me gusto, era como muy simple. Así que en cuanto se me ocurrió este lo preferí.

    Capitulo 4: Incomodidad.



    El paso del fin de semana y la siguiente semana fue rápido. Como lo habíamos acordado, ni el profesor ni yo tomamos en cuenta las confesiones el otro día. Así que gracias a eso todo se volvió normal, incomodo, pero normal.
    Llego el viernes de la cuarta semana. Grace me invito al cine a ver la película el momento: “rosas amarillas”. Y debido a que no había salido de casa en casi 3 meses, decidí aceptar.

    Pensé que no sería la gran cosa por lo que unos jean negros y una camisa simple creí que sería indicado. Y como e costumbre me hice aquella linda y despeinada coleta.
    Me senté en el sofá de la sala escuchando música en mi móvil mientras esperaba a Grace que pasaría por mi. Sin embargo, no logre disfrutar ni 2 canciones cuando ella llego tocando la puerta:

    -Te ves bien Grace –Tenía una falta rosa con holanes y una blusa azul con un escote hasta las clavículas.

    -Tu no Historia.

    -Lo se, lo se. Me halagas.

    -¿Y bien? ¿Pediste permiso y traes dinero?

    -Ah…Si, suficiente para complacer a tus antojos.

    -Por eso te amo –rio – Vámonos ¿no?

    -Sip.

    Ambas salimos cerrando la puerta por detrás y subiendo al coche de Grace yendo hacia al cine. Al llegar al lugar ambas entramos tomadas de la mano; Grace corría a todas partes para entrar en las filas mientras que yo, como de costumbre, solo era arrastrada tras ella.

    -Por cierto Grace –Ambas esperábamos la hora e la función sentadas en las mesas el cine -¿Te gusta alguien?

    -Uy…Veo que alguien está enamorada. –Dijo picándome el estómago con su dedo índice.

    -No e eso- Dije –Solo que conozco a alguien que le gustas…

    -¡¿En verdad?! ¡¿Quién es?!

    -No puedo decirte, lo único que te diré es que es bastante guapo.

    -¿Guapo eh?....Bueno, e igual manera no estaba interesada.

    -¿Qué? ¿Por qué rechazas de inmediato?

    -¿No es obvio? Te puedo apostar que solo es algún interesado sexual.

    -No lo creo, me pidió consejos para llegar a ti. Te quiere.

    -¿M quiere? No lo creo, pero como dije, no estoy interesada.

    Después de salir de la función Grace y yo fuimos a un parque que estaba cerca. Recobramos nuestra infancia y nos pusimos a jugar por ahí. Aunque para mi era demasiado incomoda ya que había más pareas que niños, y debido a lo que anteriormente había pasado con el profesor, me había sentir mal. Sin embargo, queriendo borrar aquellos sentimientos seguí riendo y bromeando con Grace. Pero de momento, mientras ambas saltábamos en una cuerda, pude distinguir a una persona muy peculiar detrás e Grace. De miles de formas se me hacía conocido, y gracias a eso, una extraña ansiedad se creó en mi pecho, haciendo que me cansara el doble de rápido de lo que debía.
    Leve y rápidamente le pedí a Grace que parara para que pudiera descansar. Ella me hizo caso, sin embargo, después de quitarme de su camino siguió brincando y riendo. Yo en cambio use aquella paula de “cansancio” para poder distinguir a aquella persona. Así que rápidamente me puse mis anteojos y vi en aquella dirección, sin embargo, aún estaba demasiado mareada para poder enfocar perfectamente.

    A consecuencia de mi mirada borrosa solo podía ver, temporalmente, a un hombre y un niño jugar. Intente distinguir al infante primero; era una niña, pequeña, tenía el cabello castaño claro y ojos grandes, además de que llevaba un pequeño vestido de holanes azul.
    La cargaba un hombre alto, y pálido, cuando entrecerré mis ojos pude distinguir que era el molesto profesor de Historia. Me dio un gran escalofrió por todo el cuerpo; sentí una gran ansiedad y el nerviosismo aumento. Mi corazón comenzó a latir tan rápido que me sentí agotada.
    Lo observe por varios segundos y debido a su forma de parpadear, me di cuenta que sentía una mirada sobre él. Estaba a punto de voltearme cuando el subió la vista y la dirigió hacia mi. Me sentí tan avergonzada de hecho de que nuestras miradas se hayan cruzado que me ruborice a más no poder.
    Y por el lado de él, sonrió y me saludo con la mano derecha. Me di cuenta que Grace también lo miro cuando grito:

    -¡Holis profesor! –Grito mientras movía su mano.

    El se acercó a nosotras llevando a la pequeña de la mano. Me pare y trate de disimular que estaba incomoda. Sin embargo, debajo de mis ojos estaba, por alguna razón, ruborizada.

    -Buenas tardes profesor –Dijo Grace.

    -Hola –Respondió él al llegar con nosotras. – Que curioso encontrarlas aquí.

    Por un momento hubo un gran silencio, pero Grace rompió la tención al preguntar por la pequeña de ojos azules. El rio por tal pregunta respondiendo que solo era su sobrina y que este no tenia hijos ni esposa. Grace comenzó a hacer bromas sobre que no tuviera pareja, mientras que solamente asentía forzando un poco la risa. Yo podía notar que el aprovechaba descaradamente para verme de re-ojo. Mientras que a mi , solo me era gracioso aquella actitud.

    .

    Grace hacia lo posible para hacer nuevos temas de conversación: pregunto por su fecha de cumpleaños, su comida favorita, la razón de ser maestro y el paradero de la madre del bebe, la cual era la hermana del profesor. Yo solo me mantenía lo más lejos de ellos. Por 2 simples razones: el que no podía entrar en la conversación, y el sentirme incomoda al estar cerca del profesor.
    Aunque por mi mala suerte, era demasiado obvio que tenía algo. Ya que no importaba que, siempre estaba junto a Grace.

    -Ella es una hermana mal, dejarlo con la hija e ella.

    -No es que sea mala madre ni hermana, de todas formas me siento cómoda al cuidar de ella.

    -¿De verdad?¿por qué?

    -Siempre he querido hijos, y esto me ayuda a prepararme.

    En aquel momento comencé a prestar más atención a la conversación.

    -¿Y por que no los tiene? –Pregunto Grace.

    -Quiero encontrar a alguien que me ame, y que no solo me quiera para presumir un novio guapo.

    Grace rio –Algo modesto de su parte.

    El le siguió –Lo siento. Como algunas chicas de la clase susurran sobre mi apariencia creí que no seria incómodo.

    -¿Logra escucharlas?

    -Si, ¿tu has dicho algo de mi?

    -No, yo solo admiro al profesor Bruno –En ese momento Grace se rio cuenta de su vulgar comentario y se tapo la boca con ambas manos. Lo que me llevo a una risa. Ambos voltearon paraqué después el profesor me hablara:

    -¿Y tu Historia? ¿Has dicho algo sobre mi?

    Note el sarcasmo, algo que Grace no podía ver. Así que decidí seguirle la broma.

    -Pero ¿Qué pregunta es esa profesor? Si yo fui la que inicio su club de fans –Grace y yo comenzamos a reír mientras el profesor solo callaba. Me había accedido y lo había ofendido -¿Dije algo que no debí?

    El guardo silencio por unos segundos –No, no es nada.

    Grace pudo notar que el aura se había puesto incomodo por que comenzó a hablar libremente con el profesor nuevamente.
    En ese momento resulto que yo fui la que se puso incomoda.

    .

    Después de un rato fui a comprar una Soda, sin embargo, cuando volví me di cuenta que el profesor se había ido. Por lo que en teoría, había gastado 15 en una bebida que nadie iba a tomar. Me quede callada por unos segundos, momento después me dirigí hacia un niño péquelo y le regale la bebida. Después de eso Grace y yo nos fuimos del parte. Y al estar en el auto no hice más que estar callada, ruborizada e incómoda. No hacia nada más que pensar en él. Y en lo personal, eso era lo que más me incomodaba de todas las cosas.

    Al llegar a casa, me dormí para poder olvidar todo.

    Gracias por leer! P.D Aquí los capítulos comienzan a ser más cortos de lo normal.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Knight

    Knight Usuario VIP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    13 Mayo 2008
    Mensajes:
    2,919
    Pluma de
    Escritor
    Aunque no lo crean me gustan mucho las historias de amores Maestro-alumna. Siempre tienen algo de interesante y dramático. En este caso me gusta en especial que no sea el tipico maestro Gary stue, y la típica niña perdidamente enamorada de su profesor desde el inicio.

    Aunque Historia (curioso nombre para empezar) si está enamorada del profesor, se mantiene centrada y podría decirse que lo asume muy bien. En el caso del profesor pues, ya me tiene ganada (?) no es un fantoche, ni tampoco un seductor empedernido.Tiene la personalidad perfecta para un muchacho de 24 años.

    Espero que continúes la historia :3 ha llamado mi atención.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Ya lo creo que debe ser por demas incomoda una situacion asi, pero es interesante que en realidad los dos tomaran en serio la palabra de que olvidarian la delcaracion que se hicieron en el museo; en se aspecto ambos tienen una gran fuerza de volutad, pero como ya se vio, el ambiente entre ambos es algo incomodo. Un amor dificil, no puedo decir que no. Pero hey, salio algo bueno para Historia de esa salida al cine con Grace; pudo conocer un poco mejor a Dominic y ahora sabe que quiere una relacion en verdad seria, con alguien que lo ame y que hasta quiere hijos. Ah, que bueno que no soy Historia, sino ya habria corrido a Alaska xD Como piensa solucionar esa distancia? Nuevamente, el hecho de que la tienen dificil se los complica; no debe haber rumores escandalosos en la escuela, cierto?

    Hm, el capitulo me puso nostalgica porque asi mismo era yo arrastrada por una amiga cuando me invitaba de compras, pero como se caso y se mudo, pues ya no hay quien me fuerce a salir :/ Es raro, en su momento me alegre mucho y ahora a veces lo echo de menos. Por que confese algo asi? No se, me dieron ganas xD Y nada, espero el siguiente capitulo, que por mi esta perfecto que sean cortos; lamento tambien la tardanza en comentar y ah, creo que el nuevo titulo es lindo. Sin mas, me despido y te cuidas.

    Hasta otra.
     
  10.  
    Mei Liddel

    Mei Liddel La lluvia cae como si hubiera olvidado como parar.

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2013
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Hola, bueno (no contestare esos mensajes) vengo a disculparme. No me encuentro con mi portatil para continuar la historia. Sin embargo, en algunos meses podre continuar.
     
  11.  
    Mei Liddel

    Mei Liddel La lluvia cae como si hubiera olvidado como parar.

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2013
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a amar.
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    2353
    A que no adivinan quien regreso del Inframundo. (8
    @Knight Me alegro que te guste la historia. Debo decir que tu opinión sobre los personajes me encanto, creo que eso era lo que siempre intente transmitir. Espero siga siendo de tu interés.
    @Borealis Spiral La verdad es que el asunto de los rumores es algo que no pensé mucho al momento de hacer la historia. Por que, vamos, es extraño tanta cantidad de miradas y esa escapada de ambos en el museo, mas por parte del profesor.


    Capitulo 5:Alcohol.

    Paso la semana y el viernes había llegado por fin. Estaba tan agotada debido a los exámenes, proyectos, maquetas y estudios, que solo quería descansar y estar ausente de todo el viernes. Sin embargo, la apresurada entrega de calificaciones me había atrasado en mi plan de dormir.

    Ahora tenía que revisar las calificaciones y explicar alguna escusa para todo lo que sea menos de un 8.

    Así que al revisar mis notas vi que en todas era un 9 o un 10, menos en historia y matemáticas, en las cuales, las dos eran un 7, a pesar de mi gran pasión por la historia*. Era algo que por alguna razón no me sorprendía ya que el mismo maestro que me daba esas clases, era el profesor Dominic. No supe si hizo aquello por el querer ocultar el cariño que tenía hacia a mi, aunque en matemáticas era creíble, lo de historia no. Mi padre se molestaría conmigo, o incluso con el profesor por mi repentino cambio de calificación.


    Cuando estaba a punto de irme a mi casa me tope con Grace, la cual hablaba con el profesor Bruno, aquel de mirada distante y con una voz profunda.Me acerque para hablar con ella sobre cuales habían sido sus calificaciones, pero me sentí algo confundida al escuchar "hoy a las 3" de parte del maestro.Me quede parada quizá a unos 2 metros donde estaban ellos. No paso más de 3 segundos cuando el profesor noto mi presencia y sin decir algo se subió a su auto; Grace giro hacia mi, de inmediato se ruborizo al verme. Se mantuvo sería un momento mientras que yo intente cambiar el aura preguntando por sus calificaciones.

    -Así que temo que me matarán -Dijo –Mi hermano no me pasara el haber reprobado en matemáticas y física.

    -¿Tan mal ge fue, ah?

    -Si, me temo que si. ¿Y a ti que tal te fue señorita come libros?

    -Tengo 7 con el profesor Dominic.

    -¿Con ambas materias?

    -Así es...

    -¿Pero que te pasa? ¡Siempre eres buena en historia!

    -Lo se, no se que fue lo que hice mal.

    -De seguro el profesor esta en tu contra.

    -Lo dudo.

    -¿En verdad?

    -Si. Me tiene cariño.

    -¿Qué clase de cariño? -Dijo Gracegolpeándome con su codo en mi brazo derecho.

    -El mismo que tienes con el profesor Bruno –Al hacer aquella broma con seriedad ella se sonrojo al instante. Me di cuenta de algo. -Es broma..¿Por que estas así Grace?

    -Por nada. Por cierto ¿Supiste?

    -¿Puedes ser más especifica?

    -Frankie se le declaro a Fatima, pero pensó que se llamaba Grace.

    -¿Qué? -En ese momento me di cuenta del estúpido error que cometí. Así que rápido saque mi movil y medespedí al instante de Grace para correr rápido a la carretera que aba a mi casa.

    Ahí, marque lo más rápido posible a Frankie, el cual me contesto momentos después de que entrara en pánico.

    -¿Hola¡?

    -¿Frankie? Oh Dios.. Discúlpame querido. Creí que te gustaba Grace.

    -No importa, explique la situación.

    -¿Y?

    -Se rio de ti y le pareció tierno.

    -Algo de esperarse de Fátima, creo..

    -Si, por cierto ¿te gustaría hacer algo hoy?

    -¿Hoy? ¿Cómo que?

    -No lo se, podemos ir a comer o a la plaza, o de fiesta si quieres.

    -Realmente no lo se, hoy quería dormir.

    -Puedes dormir después, hoy es la tocada en honor a Silicón. Todos irán.

    -¿Y esos quienes son?

    -La verdad, ni idea.. Pero el alcohol es gratis.

    -Me apunto.

    -Así se habla nena.

    Después de eso Frankie y yo dejamos de hablar, incluso en el momento que me cruce con mi padre.

    .

    .

    .

    -Tus calificaciones son mejores que esto –Dijo el jefe de la casa, el cual, se podía ver como le salía humo de las orejas.

    -Vamos cariño, Ellen y Edgar tenían las mismas calificaciones en la preparatoria –Comento Cloe intentando defenderme.

    -Si, sin embargo Ellen iba a clases de danza y Edgar tocaba el piano. En cambio Historia no hace nada a parte de causar problemas.

    -Pero...

    -Bien -Interrumpí -Se que en matemáticas no soy la mejor alumna, pero en mi defensa, yo puse mucha atención en historia –Oh bueno, cuando el profesor no me distraía con algunas miradas.

    Ambos se quedaron callados sin saber que decir. Papá sabia que yo tenía razón, me conocía lo suficiente para saber que aquello era verdad.

    Al sentirme ofendida un poco, me marche a mi habitación para decidir algo que vestir en la noche. Aunque en si solo saque lo primero que vi. Una de esas ropas que compre al principio del ciclo: un vestido negro con mangas hasta las muñecas y unos tacones bajos.Después de vestirme me solté mi cabello rojo y lo rice, quitando mi tiempo para hacer cualquier otra cosa.

    .

    .

    -Te ves horrible –Dijo Frankie en la entrada.

    -Oh lo se –Conteste –Es muy halagador de tu parte.

    -No hay por que.

    Frankie y yo salimos rápido de mi casa y nos subimos a un Matrix que tenía por auto.

    -Y ¿Qué te dijo tu padre sobreprotector sobre que te fueses de fiesta?

    -¿Debía decirle?

    -Wow, no te conocía esos lados Historia.

    -Mi papá se enojo por mis calificaciones.

    -¿Tan mal te fue?

    -Saque dos 7.

    -Oh cielos, que rebelde. No debería de juntarme contigo, eres un mal ejemplo para mi.

    -Cállate menso –Dije riendo junto a él.

    -E Historia... ¿Qué tal vas con el profesor?

    -Nada.

    -¿Nada? Esa no es una respuesta querida.

    -Simplemente no ha pasado nada.

    -Oh, eso es bastante frío de tu parte.

    -¿Queda muy lejos el evento?

    -Un poco, vives lejos.

    -Ah rayos... -Suspire -¿Y qué paso con Fatima?

    -Nee.. Nada muy importante. Solo le pedí que fuese mi novia.

    -¿Y?

    -"Lo voy a pensar" -Contesto imitando su voz.

    -Me imagine, así es Fatima.

    .

    .

    .

    Llegando al lugar, Frankie tardo 3 minutos en estacionar su auto, y al entrar, me di cuenta que la sala de estar de mi casa era más grande que aquel lugar. Estaba completamente lleno de gente, de todos los colores y tamaños. Comenzó a darme un poco de ansiedad, aquellos lugares repletos de gene me incomodaban a más no poder. En ese momento temí que llegase a darme un ataque debido a la desesperación. Por supuesto, como la niña pequeña que soy en el fondo, me tome de la chaqueta negra de Frankie. Él solo se rio de mi y avanzo adentrándose en la gente, haciéndome sufrir más en más.

    Frankie me tomo de ambas manos y siguiendo el rol de la demás gente se puso a bailar moviendo mis manos como si estuviésemos en pre-escolar. Comencé a seguirle el ritmo a Frankie y al resto de la gente, cuando un muchacho de cabellos largos y castaños se acerco a mi acompañante. Mi cara se puso con una expresión de duda cuando este comenzó a susurrarle en el oído.De momento, Frankie y aquel joven comenzaron a reír. Me llamo la atención la conversación de ellos. Y aumento cuando Frankie me halo tomándome de la mano. Entre toda la gente se abrió paso para que al final ambos termináramos sentados en un sofá azul que se encontraba al fondo de la sala. "¿Qué es aquí?" Le pregunte a Frankie, sin embargo el ruido de la música no lo dejo escuchar.

    -¡Historia! -Me grito para que le escuchara mejor -¡Voy por algo para bebe! Quédateaquí.

    Entre tantos sonidos apenas pude decir que si. Pero me di cuenta que mi ansiedad había regresado, ahora estaba sola.Me quede sentada unos 3 minutos cuando sentí la presencia de alguien sentado junto a mi. Entre en pánico hasta que mire hacia aun lado al ver quien era. Aquellos ojos pequeños de color miel llenos de ojeras hicieron que retomara mi confianza en el momento.

    -¡Profesor Dominic! -Grite para que me escuchara con una sonrisa grabada en el rostro.

    -Hola –Dijo mientras mantenía su mirada en los alrededores -Aquí no soy tu profesor. Solo dime Dominic, Historia.

    -Es demasiado informal para mi, profesor.

    -De acuerdo, entonces por lo menos dejame de decirme "profesor".

    -Lo siento.

    Me quede en silencio un momento junto al profesor. No parecía que él estuviese del mejor humor del mundo, y además era algo incomodo estar con la persona que te atraía. Sin embargo, aun tenía que esperar a Frankie.

    -Me gustas de verdad Historia.

    Aquellas palabras de parte de mi acompañante me llenaron de emoción por dentro lo que hizo que mis mejillas se sonrojaran por completo. Pero tuve que mantener la calma y parecer serena ante aquella segunda declaración. Aunque quería decir lo mismo.

    -Mientras yo sea su alumna y usted un profesor no podremos hacer nada al respecto.

    -Pero en este momento no soy tu profesor.

    Voltee a verlo sorprendida ante su repentino y astuto comentario. Su mirada estaba en los alrededores, su rostro estaba rojo y la sonrisa en su cara mostraba sinceridad.

    -Me temo que no es así profesor –Dije haciendo énfasis en "profesor".

    -Creí que te gustaba.

    -Y me gusta –Me mantuve calmada –Pero me di cuenta que nada puede suceder entre nosotros.

    -¿Por qué? ¿Quién lo dice?

    -La gente.

    -¿Y que importa lo que diga la gente?

    -Bien, cambiare de respuesta –Respondí -Lo digo yo.

    Él se quedo callado. Por culpa de mi orgullo se había molestado.

    Y después de unos segundos pudo responder –No creí que te caía tan mal. Lo siento.

    -No me cae mal –Suspire –Usted me atrae y lo sabe.

    -¿Entonces? ¿Piensas dejarlo pasar?

    -Es que... -En ese momento llego Frankie con 2 vasosde cerveza.

    -¡Oh! ¡Profesor! No esperaba verlo aquí.

    -Si, necesito relajarme de los exámenes.

    -Pero nosotros los hacemos, no usted.

    -Buen punto –Unas leves risas salieron de las bocas de ambos.

    Frankie me ofreció el vaso y la otra al profesor, pero este la rechazo, afirmando que no bebía.

    .

    Frankie y el profesor Dominic hablaron entre risas, bailes y tragos durante unos minutos. Comencé a sentirme incomoda en el momento en el que se termino mi bebida. Por lo que, para sentirme menos encerrada me pare a buscar más.A pesar de que aun era menor de edad comencé a buscar algo o alguien que tuviese algo para tomar. Pero tuve que detenerme al sentir como alguien me sujetaba de la mano. Por reflejo me gire. Creí que sería Frankie pero resulto ser el profesor.

    -¿Qué quiere? -Dije casi gritando para que me escuchara entre la música.

    -¿A dónde piensas que vas?

    -Se me acabo la bebida. -Hice una señal sacudiendo mi vaso.

    -No le darán a una menor de edad.

    Hice una mueca con la boca sabiendo que era verdad lo que decía. Al segundo de seguirlo viendo sin saber que responder, pude sentir como aun me sujetaba, pero había soltado mi muñeca para sostener mi mano.

    -Ya puede soltarme. No me ire.

    -No quiero –El entrelazo sus dedos con los míos, yo solo mantuve inmóvil mi mano, dándole a entender que le rechazaba. -¿Por qué no sostienes mi mano? -Ambos estábamos entre la gente que bailaba, muchos de ellos se golpeaban de momento con nosotros.

    -¿Por qué debe aferrarse tanto?

    -Por que te quiero -Mis mejillas de ruborizaron, lo que me enojo al 100% haciendo una mueca ante eso.

    -¿Por qué?

    -¿Me estas preguntando por que? -Solto una pequeña risita indiscreta, para después apretar mi mano más fuerte y tomar mi mejilla –Por que me gusta esa cara que pones cada que te digo algo. Por que me gusta esa forma seria de ser, por que me gustan tus muecas y sobre todo tus grandes ojos –Lo tome de la mano -¿Sabes? -Solto otra risita –La verdad, no se por que me gustaste. Simplemente al verte, me sentí atraido.

    Comencé a reír.

    -¿´Que te da tanta gracia?

    -No lo se, simplemente me sentí algo apenada y no supe que hacer más que reír.

    Me quede mirando su ruborizado rostro.

    -¿Qué pasa? -Dije.

    -Tengo un favor que pedirte.

    -¿Qué es?

    -Sal conmigo, por favor.

    Estuve a punto de dar un pequeño saltito de asombro.

    -¿Qué pasa si digo que no?

    Se mantuvo un momento en silencio –No aceptaré un no.

    -¿Piensa forzarme?

    -Si.

    -¿Cuándo comenzará a forzarme?

    -El próximo viernes, ala 7:00... Iremos al cine.

    -No me arreglaré.

    -No te arregles.

    Ambos nos miramos por unos segundos para después reír.

    -Te quiero –Dijo con un leve tono apenado.

    -Esta loco si cree que le diré eso en nuestra relación.

    -¿Estamos en una relación? -Dijo emocionado.

    -¿No lo estamos?

    -Olvídalo, si estamos saliendo.

    -Bien entonces –Dije resistiendo mi risa.

    -Por cierto...

    -¿Qué pasa?

    -Es que... -Se acerco a mi al punto de que nuestras narices rozaran terminando aquel suspenso con un dulce beso.


    Bueno, debo pedir una sincera (muy sincera) disculpa por ese año que me desaparecí de este hermoso foro. La verdad es que no tenía PC como para escribir y publicar todo, pero pues... Ya estoy de vuelta.
    Pero eso si, en este año seguí escribiendo más historias que me permitieron mejorar bastante, incluso, al leer esta que escribí hace casi dos años pensé "Cielos.. ¿De verdad tengo que publicar esto?", así que le hice unos cambios en ciertas partes de la historia. Además que es posible que quite muchas partes del fic por pensar que son demasiado obvios o cursis XD.
    *CofcofpublicidadCofcof* Quiero añadir que regresaré con esta y otra historia por si quieren pasarse cuando la publique.
    Que tengan buenas tardes :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  12.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola, Mei! ¡Qué gusto que retomaras esta historia, la verdad! :) Aquí lo importante es no abandonarlas de lleno por mucho que tardemos en publicar y que tú la retomaras pese a que ya has mejorado bastante es genial. Te encomio por ello.

    Pasando al capítulo, pues ¿qué decir? Eso de que el profesor le pusiera a Historia 7 en las dos materias que le da, uy no sé, sobre todo teniendo en cuneta que ella es buena en historia. O lo hace porque ella lo rechazó y está resentido o lo hace para no levantar sospechas o no sé xD Pero bueno, ha decidido dejar de lado el tema de las calificaciones y el pleito con su padre para irse por allí de parranda con Frnakie xD Mira, Frankie me gusta bastante, me parece divertido, agradable y no se, buena onda, pero como que a veces siento que es una influencia mala para Historia... como el alcohol, ese también es mal consejero o.o Menos mal que a mí no me gusta y el que Dominic no beba hizo que me compenetrara con él.

    Pero hablando de dicho profesor, interesante que se lo encontraran en la fiesta, pero claro, él es joven así que es natural que desee divertirse. No obstante, me sorprende la tenacidad en sus intentos por conquistar a Historia pese a que ella ya le leyó la carta :0 Se nota que está enamorado o muy fascinado por ella y cuando le dijo cómo es que se fijó en ella porque le llamó la atención desde que la vio, aww, romántico el asunto. En realidad Dominic es muy galante sin tachar en lo playboy y eso me gusta.

    Historia en cambio... insisto que hay cositas de ella que no terminan por convencerse, sobre todo aquellas con las que me identifico de más... reitero que siento que se parece a mí y eso me asusta xD Pero bueno, al final no fue capaz de resistirse a Dominic por mucho que lo intentara y hasta terminaron dándose un beso, chan, chan. ¿Qué seguirá de aquí? Pues no me queda de otra más que esperar el próximo capítulo y eso haré :3 Por el momento me despido repitiendo que es un gusto que estés de vuelta y deseándote lo mejor hoy y siempre. Te cuidas.

    Hasta otra.
     
  13.  
    Mei Liddel

    Mei Liddel La lluvia cae como si hubiera olvidado como parar.

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2013
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a amar.
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    2414
    @Borealis Spiral ¿Así que Historia se parece algo a ti, ah? Quien lo diría haha... La verdad es que todos los personajes de esta historia (menos Frankie y Grace que están inspirados en mis dos mejores amigas) tienen personalidades que no suelo utilizar mucho. Creo que ya se por que gustan xD.

    Capitulo 6: Mensaje (capitulo de relleno (?)

    Sentí como un liquido caía de mi frente hasta mi boca. Aquella cosa que recorría mi cara estaba fría lo que hizo que abriera los ojos y despertara de mi profundo sueño.
    Voltee hacia un lado y vi a Edgar con un vaso en la mano.
    -¿Que rayos haces?
    -¿Quién te manda a dormirte en mi cama?
    Mire hacia los lados y pude notar que estaba en el cuarto de Edgar y Ellen.
    Me levante lentamente, aun medio dormida:
    -Lo siento. Mi error.
    -Obviamente. A la próxima, si te emborrachas no es mi problema.
    -No estaba borracha.
    -¿No? -Soltó una leve risita entre dientes -Vamos Historia, hueles más a alcohol que papá en Navidad.
    Intente despertarme tallándome los ojos varias veces para después salir de la habitación.
    .
    Volví a acostarme debajo de las cobijas que cubrían de mi cama para intentar conciliar el sueño nuevamente. Pero a penas pasaron 2 segundos cuando sonó mi alarma. Eran las 10:30 y tenía que hacer mis tareas antes de que llegase mi padre.
    Intente ignorarlo y volver a dormir pero nuevamente mi celular me interrumpió con un mensaje.
    "¿Que te parece si adelantamos la arrastrada del viernes para hoy? <3"
    Comencé a reír ante aquel comentario, pero mi risa paro de un golpe tras darme cuenta de que no recordaba haberle dado mi número. Lo que me había hecho entrar en una vergüenza enorme.
    "Tengo dolor de cabeza, no suelo beber (Le di mi numero?)" Respondí.
    "Si, me diste tu número, bailaste conmigo, me besaste e incluso te hiciste mi novia"
    Quería morir, de verdad quería morir. Había rechazado mi hermoso y preciado orgullo por amor. Y peor: estaba segura de que la mayoría de cosas debí haberlas hecho sobria.
    .
    .
    Con un dolor de cabeza y grandes y constantes nauseas baje por las escaleras para hacer mi quehacer: el limpiar la cocina y la sala de estar. Sin embargo, al bajar pude notar que todo estaba completamente limpio.
    -Cuando haces cosas sin pensar, como el escaparte de casa e irte a una fiesta, siempre me tendrás aquí cuando ocupes algo -Elle estaba recostada en el sofá usando su portátil.
    -Gracias.
    -Sin embargo... -Conociendo a Ellen... -No te saldrá gratis -...Me iba a costar caro.
    -¿Piensas pedirme algo en especial? Podría tomar tu pedido ahora mismo.
    -No, por el momento no. Pero cuando encuentre el momento indicado tomaré en cuenta tu estupidez y le sacaré provecho.
    -¿Mi estupidez?
    -Si, si hubieras sido más inteligente ayer te hubieras dado cuenta que no resister tomar.
    -Púdrete...
    -Gracias.
    .
    Ellen me había sacado de un apuro, pero de todas maneras mi padre me metería en uno ni en el que ella me pudiese salvar.
    -¿Como lo haces, Historia? ¿Como! -Gritaba caminado por toda la sala mientras mi madrastra le intentaba calmar.
    -¿A que se refiere, señor?
    -¿Cómo te vas sin que me de cuenta?... ¡Por poco y pongo tu cara en los cartones de leche!
    -Pero no fue necesario.
    -No, no fue necesario. Dado que tu amiga Grace fue más educada para decirme en donde y con quien estabas.
    -Que habías ido a una fiesta de la preparatoria ¿Me mintió?
    -No, no le mintió. Si salí de fiesta.
    -Me alegra en parte me alegra. Pero que regresaras a las 4 am no. -¿De verdad me había ido tan tarde? -¿Que vas a decir ante eso?
    -Aunque mi escusa no suena lo suficientemente valida o creíble.. Frankie, y el profesor Dominic y yo fuimos a dar a caminar cerca de donde era la fiesta.
    -¿Crees que soy estúpido?
    -Eh... No.
    -¿Como piensas que me creeré tal estupidez?
    -Si cree que es mentira señor, puede reclamarles a ambos.
    Mi padre molesto subió arriba por su teléfono, y esperando ser lo suficientemente rápida, tome el teléfono de Ellen para mandar un mensaje.
    "Si alguien te pregunta: fuimos a una fiesta en la escuela y a las 3:30 salimos a caminar." Copie aquel mensaje y se lo envié al profesor esperando que lo recibiesen.
    -También te costará esto -Susurro Ellen.
    -Lo se.
    Papá bajo por las escaleras con Cloe colgada de su hombro como siempre. Podía salirle humo por las orejas.
    -Dame los números.
    Después de que mi padre marco a Frankie y a Dominic duro varios minutos hablando con ambos, más con el profesor, y hacia demasiadas preguntas. Yo solo podía pensar en como iba a librarme para ver a Dominic, y en como era que había de dejado de decirle "profesor".
    -Bien, te has salvado por el momento, pero solo esta vez Historia ¿De acuerdo? -Seguido a eso el me dio la espalda para dirigirse a las escaleras.
    -Eh... Esta bien, p-pero -Vacile -¿puedo salir hoy?
    Enseguida de eso el volteo lentamente, como si de Terminator se tratase. Estaba muerta..
    .
    .
    .
    Comencé a mirar la ropa que me había comprado casi 3 meses antes, no podía creer que hubiese pasado tanto tiempo ignorando al profesor. Debajo de toda la ropa mire un suéter café. Lo tome y lo junte con una simple falda de color azul para completar mi vestuario.
    No podía creer que mi padre me hubiese dejado ir solo por que "Dominic sonaba ser una persona decente y responsable". Cada vez que recordaba esas palabras soltaba una escandalosa risa.
    .
    Después de una hora salí para mirar frente a mi una Matrix de color azul. Cloe me despidió de manera dulce, algo que era incomodo y molesto.
    Él salió del auto y me abrió la puerta del copiloto, para que después de que yo subiese saludara a Cloe con la mano.
    Solté una pequeña risita cuando subió al auto.
    -¿Que pasa?
    Entre risas dije -No entiendo por que la saludas.
    -Es mi suegra -Dijo en tono burlesco.
    -Es mi madrastra.
    Guardo silencio por un momento -¿y tu mamá?
    -Ella vive en Los Angeles.
    -¿La miras seguido? Eso queda muy lejos.
    -La veo en Año Nuevo y en cada verano, cuando es vacaciones.
    -Pues falta menos de un mes para diciembre. Tendrás que llevarme a conocerla.
    -¿Ya tan pronto piensas revelar nuestra relación? -Dije riéndome.
    -Bruno lo va a hacer.
    -¿El profesor Bruno?
    -Si, también sale con una menor.
    -Solo pedófilos en esta escuela -Ambos soltamos la risa -¿Quien es?
    -Es Grace... No se si hables con ella...
    La sonrisa que tenía en aquel momento se desvaneció rápidamente. No podía creer que aquello fuese real.
    -¿Que? ¿Qué pasa? ¿Estas bien? -Parecía haber notado mi cambio radical de animo.
    -No puedo creer que Grace haga tal cosa.
    -Si, yo no lo creí de Bruno. El es un poco inexpresivo desde que hace un tiempo una mujer le rechazo la propuesta de matrimonio -Giro el volante mientras hablaba.
    -¿Estaba casado?
    -Casi, pero enamorado si que lo estaba.
    -¿Por que le rechazo?
    -Por su familia?
    -¿Su familia?
    -Ella tenía problemas conmigo y con mi hermana.
    -¿Por que?
    -Ni idea -No quitaba la mirada del frente -Nunca le agradamos del todo. Ella era demasiado extraña. No entendíamos por que él la quería.
    -Siempre hay una razón ¿no?
    -Si eso esta claro. Pero que le afectase tanto.....
    Guarde silencio por unos minutos intentando cambiar de tema -Y ¿a donde vamos?
    -A un lugar.
    -Ya casi salimos del pueblo.
    -Queda en la carretera.
    -¿Me llevas a la escuela? o.. ¿Vas a tirarme en la nada?
    El rio -No, calma.
    .
    .
    .
    Después de unos minutos llegamos a lo que parecía ser un gran restaurante. Al leer un poco los carteles de las ventanas pude notar que era un buffet de postres.
    -¿Me ha investigado?
    -No, claro que no -Dijo entre risas -Lo note al ver lo que comes en los descansos.
    .
    -¿Un buffet de dulces ah?
    -¿No te gusta acaso? -Pregunto mientras separaba las frambuesas de su pastel.
    -Me fascina demasiado...
    -¿Entonces?
    -Estoy nerviosa.
    -¿Por que?
    -¿Que tal si mi padre no acepta "esto"? Digo, no es como que tengamos mucho saliendo pero, de igual manera...
    -Creí que ya lo sabia.
    -¿por que? -Dije riéndome.
    -Acepto que vinieses conmigo.
    -Le dije que serian más del colegio.
    -Ya veo... Tu padre se cree todo.
    -No, solo se mentir,
    -Ese será un problema.
    -¿Por que?
    -Odio cuando las personas me mienten.
    Guarde silencio por un momento, intentando saber que decir. -No creo que llegue a mentirte Dominic.
    -¿Es una mentira?
    -¡No! -Dije entre risas.
    .
    .
    Pasaron días y todo parecía ir en orden. Podía salir a escondidas con Dominic sin recibir sermones de mi padre.
    Teníamos juntos dos semanas y media y estábamos al inicio de diciembre.
    Ya era jueves y por lo tanto era normal que fuese a la escuela, pero yo tenía los peores ánimos. del mundo. Moría de sueño y no tenía ganas de nada. Pero mi sueño y aburrimiento se quito cuando al llegar a la escuela pude notar como todos los alumnos parecían rodear "algo" todos amontonados en el estacionamiento. Me acerque un poco y le toque el hombro a Lee, una chica del 1-2.
    -¿Que pasa Historia?
    -Eso debería de preguntar yo ¿Qué pasa aquí? -Decía mientras intentaba ver al pararme de puntillas -No puedo ver.
    -El hermano de tu amiga la morena escucho el rumor de que ella y el profesor Bruno salían y vino a "golpearlo" según dicen.
    -¿Que!
    Me abrí paso entre toda la gente, tomando ventaja de mie estatura para escabullirme en los huecos. Al "llegar" al centro pude ver a Gilbert, el hermano mayor de Grace con un bate de béisbol amenazando al profesor.
    -Lo diré una vez más ¿Vas a dejar a mi hermana?
    -No, no lo haré, ella me gusta.
    Él se acerco al profesor de manera amenazante, lo cual todos asumimos que le haría daño. Sin embargo, se paro al escuchar mi grito que no decía nada más que su nombre,
    -¿Que quieres Historia? Este no es asunto tuyo -Dijo mirándome de reojo.
    -Grace ya tiene 18, es mayor de edad, así que en teoría es legal. -Intente hacerle reír, pero no funciono.
    Se quedo mirándome un momento y después se fue en un pequeño auto que compartía con su hermana.
    Todo el "publico" comenzó a alejarse y solo quedo la pareja, Dominic (el cual estaba entre todos mirando) y yo.
    -Grace ¿estas bien? -Dijo el profesor levantándose del suelo para después sacudir su traje.
    Grace se tiro llorando al suelo cuando sonó la campanilla, lo cual era algo común que ella hacía cuando se desesperaba.
    -Vamos Grace, tenemos que ir a clase -Le dije intentando levantarla.
    -Su primer clase es conmigo, no se preocupen -Dijo Dominic aun parado en el fondo, el cual mantenía la mirada en el profesor.
    Ayude a Grace a levantarse para que pudiésemos ir al baño y se lavará la cara.
    -No entiendo como fue que se entero -Dijo mojándose un poco la cara.
    -Ni yo -Suspiré y revise el resto del baño -Pero sabes, creo que debo decirte algo.
    -¿Que sales con el profesor Dominic? -Dijo secándose la cara.
    -¿Eh? ¿Como sabes?
    -Hace un tiempo Bruno me dijo que le profesor tenía una pareja y asumí que eras tu.
    -¿Por?
    -Se nota -Comenzó a retocarse el maquillaje -Se ve que se muere por ti amiga.
    -¿Tu crees? -Dije resistiendo mi risa y emoción.
    -Si, claro tu no demuestras nada ni un poco, por lo que no dije nada. -Maldijo un poco de su maquillaje -¿Cuando llevan ya?
    -3 semanas.
    -Que lento progreso -Dijo riéndose -Bruno y yo tenemos ya 2 meses.
    -Ese es asunto tuyo amiga.
    Grace estuvo peinándose con las manos durante todo el camino por los pasillos. Y cuando llegamos al salón, ente esfuerzos se fue a su asiento cuando Dominic nos dejo pasar, a lo que los demás compañeros hicieron protestas y burlas.
    Aunque eso no me interesaba ni un poco, yo solo volteaba varias veces a ver a Grace e intentar descifrar como se sentía.
    .
    .
    .
    Al finalizar las clases fui a la dirección a entregar un permiso. Pero al estar junto con la secretario de primer año, logre escuchar gritos de la oficina del director.
    -No te asustes querida -Dijo riéndose la secretaria al ver el pequeño salto que di hacia atrás -Es el director regañando a Bruno -Siguió riendo.
    -¿El profesor Bruno?
    -Así es -Abrió un pequeño folder -Me temo que el rumor de que salía con una alumna era cierto y pues lógicamente lo van a despedir.
    -¿Que?
    -Si. El hermano de aquella chica vino a quejarse y además creo un escandalo por lo que el tendrá que tomar la responsabilidad.
    -Entiendo -Suspire -Pero es injusto, él se enamoro y ella ya es mayor.
    -Si pero en las escuela hay que mantener un reglamente y una reputación.
    -Que dirección más egoísta.
    -Es que aun eres joven y no creo...-En ese momento el profesor y el rector salieron.
    El aura era incomoda. Pero eso aumento cuando el indiscretamente se acerco a mi y me dijo:
    -¿tu eres Historia, no? ¿Puedes verme en el estacionamiento en 5 minutos?
    Asentí con la cabeza y el se fue.
    -Veo que te da clases.
    -Mi amiga es su pareja.
    Salí de aquel lugar dejando mi paz ahí ¿Qué me diría? ¿Por que me hablaba a mi? Tantas preguntas se generaban en mi mente y sin ninguna respuesta. Para cuando había legado, él me esperaba recargado de su auto. Noto mi presencia al momento, algo fácil dado que quedaban muy pocos alumnos en la zona.
    -Me han bajado de puesto y me han transferido.
    -¿por que? -Dije escondiendo mi cabeza en mis hombros.
    -¿No es obvio? Por lo de Grace -Saco un cigarrillo de su bolsillo -Dijeron que si no iba a trabajar ahí no trabajaría en ninguna parte,
    Guarde silencio por unos segundos.
    -¿Piensa usted decirle?
    -¿A Grace? No podría. No se como. Por eso te voy a pedir que se lo digas tu -Saco un sobre de su pantalón -Y dale esto.
    Subió a su auto y solo se despidió con "estudia niña, que Dominic no te distraiga" y se marcho.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  14.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Oh, este capítulo se trató un poco más el tema de Bruno y Grace. Aunque es verdad que ya en ese momento en el que todos se enteraron que salían Grace ya tenía la mayoría de edad, es verdad que las escuelas deben tener una reputación y no pueden admitir este tipo de comportamiento, ¿eh? Me parece justo que despidieran a Bruno, aunque claro, no debió pasar por semejante humillación de Gilbert, pero bueno, a veces los hermanos son... una pese. Pero hey, no todo está perdido, porque creo que ambos seguirán juntos pese a que Bruno sea trasferido, ¿no? Aunque pensándolo bien, no sé que tan bien le vaya a él con semejante escándalo en su récord profesional. Eh... sí, definitivamente estar relaciones son complicadas.

    ¿Te imaginas que algo así les pasara a Dominic e Historia ahora que están saliendo también? Sería genial, me entretendría un rato ver lo mucho que habrían de batallas. Lo sé, soy mala, pero amo el drama y adoro la tragedia. Lo de ellos va viento en popa pese a que las cosas con el padre de Historia no estén tan bien, ¿eh? Ese hombre necesita relajarse un poco o terminará dándole un ataque o algo... aunque claro, Historia se pasó de lanza con lo de embriagarse y volver hasta tan tarde de su casa. ¿Cómo puede? Yo salgo a hacer la despensa semanal y a los cinco minutos ya quiero volver a mi casita D: Espero el siguiente capítulo ya sabes. Me despido deseándote bien y te cuidas.

    Hasta otra.
     
  15.  
    Mei Liddel

    Mei Liddel La lluvia cae como si hubiera olvidado como parar.

    Tauro
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2013
    Mensajes:
    65
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Enseñando a amar.
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    7
     
    Palabras:
    1024
    @Borealis Spiral Si me permite decirlo, usted solo quiere ver arder el mundo xD. Bromeo, por que ¿Que es una historia sin drama?

    Capitulo 7: Una pareja.

    Había tenido que reunirme con Grace otro día para decirlo aquella noticia. Se lo había tomado bastante mal. Repetía que nunca lo volvería a ver y que él ya no la quería, algo común en Grace: Dramatizar todo. Sin embargo, al momento de darle la carta su rostro cambio totalmente.
    Obviamente, la carta era del profesor; al parecer la carta le decía a Grace que se calmará, que esperaría a que su hermano se le pasara el enojo e iría a buscarla.
    Me sentí algo más cómoda al leer la carta, me sentí tranquila por Grace que por suerto, había estado de los más tranquila las siguientes dos semanas al accidente.
    -Voy a verlo mañana.
    -¿De verdad? -Pregunte intentando demostrar mi felicidad por ella.
    -Sipi -Su sonrisa relucía en todo su rostro.
    -Me alegro por ti, Grace -Eso decía, aunque mi cara aun no podía demostrarlo.
    -Deberían ir con nosotros, ya sabes, tu y Dominic.
    -No podríamos -Respondí escribiendo en mi libreta -Es su cita, no al nuestra.
    -Pero...
    Antes de que la pelinegra pudiese decir algo más Frankie y Fátima llegaron tomados de la mano, comencé a reír cuando Grace saco la lengua señalando a sus manos.
    Era la hora de la salida y yo espera a Ellen que había quedado en ir por mi. Aunque, toda la gente se iba de poco a poco, solo quedábamos Grace y yo. Debido a que el hermano de ella trabaja hasta algo más tarde, tenía que esperarlo a que terminase y fuese por ella.
    -¿Y por qué Ellen pasará por ti?
    -Como sabe que tengo novio (aunque no sabe quien) quiere comprarme ropa y eso...
    -¿No había hecho eso hace poco?
    -Si, pero es una especie de mania de ella. Debo dejarla disfrutar -Reí un poco.
    -¿Y Edgar? ¿Qué opina él?
    -¡Ja! Estas loca si crees que voy a decirle, es demasiado protector, como tu hermano. Y a como es, le haría una lista de preguntas a cualquier pretendiente.
    -¿Por que es así?
    -¿Por que Gilbert es así? -Le giñe el ojo -No lo se realmente, ha sido así desde que le conozco.
    -¿Y Ellen?
    -Ella es algo más liberal ¿Sabes?
    -Lo opuesto a tu padre ¿No?
    -Exacto, él y Edgar son iguales.
    -Pues en parte estamos igual. Solo mira el drama que hizo Gil. Y eso que yo soy la dramática y exagerada de la familia.
    -Eso creo... Solo espero que Edgar no se lo tome mal cuando lo revele.
    -¿Vas a decirles?
    -No quiero, pero tengo el que.
    -No es necesario.
    -Algún día tienen que saberlo.
    -¿Es demasiado en serio?
    -Para él si -Suspire -Quiere conocer a mi mamá y esas cosas.
    -¿Y que? Tu madre siempre fue muy optimista a lo que recuerdo.
    -Si, pero no hablo mucho con ella.
    -¿De verdad? Siempre creí que con quien no hablabas era con tu papá.
    -También.
    -Te conectas tan bien con tu familia Historia.
    -Dice la que no mira a sus padres por voluntad,
    -No es lo mismo -Suspiro -Aquí el punto es que el profesor quiere conocer a tu mamá.
    -Puedo esperar a mi cumpleaños, sería legal estar con él.
    -Pero cumples años en Marzo, y a penas es noviembre.
    -Puedo esperar.
    -No, no puedes. Eres la menos indicada para decir eso. -Ella rio.
    -No te burles, estoy preocupada.
    -¿Tanto como para decirme?
    -Si... -Suspiré -Es un buen tipo, y le quiero. Pero siento que si lo digo mi padre podría responder de peor manera posible.
    -¿Que crees que haría?
    -Me separaría de él.
    -¿En que sentido?
    -No lo se, él pensaría que es malo para mi y lo quitaría de mi camino.
    -¿Como matarlo o algo así?
    Lo que me gustaba de ella eran sus comentarios inoportunos intentando ser seria.
    -No creo, Grace.
    -Bueno, pues opino que solo debes esperar a que, tu sabes, "se quieran más". Quizá unos meses más. Pero no hasta Marzo.
    -Ya resistí dos meses, podre unos más.
    Grace y yo continuamos hablando de eso y más cosas hasta que Ellen llego. Con la cual pase casi toda la tarde de compras con ella.
    Al llegar a casa hizo que me probará todo.
    -A tu novio le gustará esto ¿Cuándo me lo presentas?
    -En un tiempo... Tengo que pensar como decirle a Edgar y a papá.
    -Buen punto. Puedo decirles yo, soy la hija consentida y la hermana sensual.
    -Presumida -Suspiré -No gracias.
    .
    .
    .
    A la mañana siguiente, recibí una llamada de Dominic, pero al estar medio dormida no le conteste, por lo que a los 2 minutos recibí un mensaje.
    Me levante rápidamente y me dirigí a bañarme y vestirme. Quería salir el día de hoy y Dominic había leído mi mente para después invitarme a salir.
    .
    Y como típica pareja cursi y cliché fuimos al cine. Me sentía nerviosa en la función. Intente tomar su mano como en la películas, pero no podía, lo intente 5 veces y simplemente mi nerviosismo no me dejaba. Pero parecía que él lo había notado dado que al intento fallido numero 6, el sostuvo mi mano izquierda. Voltee a verle pero no hizo completamente nada, como si yo no estuviera ahí, siguió viendo la película.
    Después de eso salimos de la función tomados de la mano con las palomitas de maíz y las sodas y la otra. Tenía a alguien que quería de verdad por primera vez en mi vida y en aquellos momentos de felicidad se me olvidaba todo completamente. Y al sentirme tan cómoda accedí a darle un beso en publico.
    Cosa que no fue del todo buena, dado que al bajar la guardia, no me percate que a unos metros de ahí, Edgar y su novia Sheila miraban hacia donde Dominic y yo estábamos.

    Estaba realmente apurada en terminar esta historia en aquel entonces... Creo que al ser un capitulo corto y con más conversaciones que descripciones, no me termina gustando tanto.
    Gracias por leerse (8
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  16.  
    Knight

    Knight Usuario VIP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    13 Mayo 2008
    Mensajes:
    2,919
    Pluma de
    Escritor
    Descripción gráfica de mi reacción al leer el final:
    [​IMG]

    Se supone que tengo que dejar una crítica seria pero es que simplemente me es imposible no fangirlear aquí. Adoro a los personajes, adoro a los protagonistas y sobre todo me gusta mucho que hagas la historia tan realista.

    Es feo que hayan tenido que despedir a Bruno, y es que no solo pasa que Grace haya tenido que separarse un poco de su novio, sino que Dominic tampoco verá a su amigo tan a menudo, pero es lo que pasa, en la vida real cuando un profesor tiene algún amorío con una alumna lo despiden, por la reputación del profesor, la escuela y la seguridad de la alumna. Aún en casos donde el profesor sea joven y guapo (?)

    Y esto tendrá que pasarles a Historia y a Dominic en algún punto, lo sé. Y será jodidamente emocionante pero también me harás acabarme las uñas :( hasta ahora todo va bien pero en cualquier momento se suelta la bomba. Pero debo admitir que me encantará ver esa parte mala de ambos protagonistas, más que nada de Dominic, quiero verlo perder los estribos y tocar fondo por la desesperación que le causará los problemas que tenga con Historia, su relación me encanta, no es empalagosa pero al mismo tiempo me hacen fangirlear :(

    Me gusta mucho tu narración y la trama, lo único que podría aconsejar es que utilizaras los guiones largos para los diálogos, y que separaras un poco las líneas. En los últimos dos capítulos lo veo todo demasiado junto, se me dificulta leer y algunos diálogos tengo que leerlos dos veces por que por el guión corto a veces mezclo por accidente el diálogo con la narración, en resumen leo mal. Pero solo sería eso.

    Por favor continúa la historia y lamento comentar hasta ahora pero no sabía que habías actualizado :( ¡Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,188
    Pluma de
    Escritora
    Correcto, lo único que deseo es ver arder el mundo, muajajaja.
    Lamento pasarme hasta ahora a comentar, pero no entré en un laaaargo rato, pero ya me propuse volver... de poco, pero bueno. Aconsejo lo mismo que Knight te aconseja de los guiones y la separación de las líneas. En cuanto a la historia; buen capítulo, uno muy casual con una conversación entre amigas como protagonista, pero hey, ¿quién no platica con sus amigas así como lo muestras aquí? Además, la conversación revela cosas interesantes en cuanto a la relación de Dominic e Historia con eso de que ella se halla en aprietos por decirle o no a su hermano y padre y el que Dominic quiera conocer a su madre, bueno, está bien, tiene derecho y se vale, pero yo estaría asustada. Menos mal que Historia es calmada y paciente y ya dijo que se lo presentaría a su debido momento.

    Esas salidas entre ellos son muy raras xD Es verdad que no son ni empalagosas, pero igual despiden una dulzura muy linda. ¡Chale! Ahora sí se los llevará el que los trajo si es que Edgar los vio juntos y si es así, ¿qué consecuencias repercutirán? ¿El padre de Historia se enterará? ¿Les prohibirá verse? ¿Le dirá a la escuela? ¿Le pasará a Dominic lo mismo que a Bruno? ¿Él se dejará? Jejeje, ansío ver eso, así que espero el siguiente capítulo con paciencia. Me despido por ahora no sin antes desearte lo mejor. Te cuidas mucho.

    Hasta otra.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso