Drama En un pestañeo

Tema en 'Relatos' iniciado por Ichiinou, 9 Septiembre 2021.

  1.  
    Ichiinou

    Ichiinou Orientador Comentarista destacado

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Septiembre 2015
    Mensajes:
    5,291
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    En un pestañeo
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    683
    Cuando llegaron, después de lo que le había parecido a la pequeña un largo camino en coche, en el que se había mareado y dormido varias veces, el olor a pollo asado de su abuela invadía la casa. El pequeño Jackie vino a recibirlos agitando la cola enérgicamente.
    —Ya, para, ya —decía la pequeña entre risas, temiendo que el can la terminase tirando—.
    —Jackie, ya está bien —dijo su abuela, que salía a recibirlos secándose las manos a su delantal y el cachorro le hizo caso, quedándose a un lado, pero visiblemente inquieto—. ¡Ya pensé que no veníais! ¡Cuánto tardasteis!
    La madre de la pequeña con un gesto de suficiencia, le dio a entender a la abuela lo difícil que era que una familia de cinco se arreglase a tiempo un domingo.
    —Pasad, pasad —la abuela, con una sonrisa comprensiva, les invitó a entrar en la casa.
    Allí la esperaban más miembros de la familia. Sonrió feliz al ver a su prima María, a la cual se aproximó corriendo.
    —¡Mira María! ¡Este es el último pokémon que he capturado! —dijo desenfundando su Game Boy Color, para enseñarle todas sus nuevas aventuras.
    —¿No le das un besito a los tíos y a la abuela? —su madre miró inquisitivamente a la pequeña, que había pasado inadvertido totalmente lo que ellos pretendían un protocolo como invitados en una casa.
    La sangre acudió a las mejillas de la pequeña y dejándole la maquinita a su prima un momento, acudió a hacer aquello por lo que le habían reclamado. Después de recibir un par de achuchones y de limpiarse las babas que le habían dejado en la cara, procedió a lo que le competía, que era divertirse con su prima.
    El sonido de los cacharros y los platos, ultimando los últimos detalles para una comida en familia, inundaba la estancia. Sus dos hermanos se divertían afuera jugando en un columpio que había improvisado su padre hacía tiempo, con una tabla y unas cuerdas. Sus tíos, su abuela y sus padres contaban batallas y penas, mientras se reían y aquello parecía lo que verdaderamente era, una fiesta.
    El olor a verano, a tabaco, a la comida de la abuela, a vermouth, a patatas fritas, a aceitunas, decenas de olores se juntaban en el ambiente y construían aquel momento de su infancia. Aquel preciado momento con su familia.
    —¡A comer! —dictaminó su abuela.
    Todos fueron arremolinándose alrededor de la mesa del comedor, intentando elegir un sitio, queriendo cedérselo amablemente a otro, para al final todos acabar sentados alrededor de aquella mesa.
    Su abuela entró por la puerta del comedor, con un gran pollo asado en una bandeja, el olor inundó totalmente la estancia haciendo que todos salivasen de tan rico aroma. La pequeña cerró un momento los ojos, para disfrutar del momento.
    Para cuando los abrió, lo que encontró delante fue ese rico pollo de su abuela, pero ya no estaba su padre, ya no estaba su padrino, su abuela estaba encorvada y cansada, su madre lucía como su abuela, su hermano no había podido venir por trabajo, su tía a duras penas había podido venir porque se había encontrado muy mal por la quimioterapia esa mañana, su prima ya era casi una desconocida para ella, para cuando quiso darse cuenta, en un pestañeo, su infancia había pasado y sin darse cuenta la felicidad se le había escapado de las manos y solo a su lado, encontraba, dándole la mano, a la persona que prometía darle más momentos como los que añoraba en el futuro. Aunque las ausencias fuesen demasiadas, aunque todo hubiese cambiado, aquellos momentos vivirían siempre en su corazón.
    El pequeño Rocky pasó restregándose entre sus piernas y ella estiró la mano para acariciarlo. Todo habría cambiado, pero el amor nunca lo haría.

    Este relato participa en el concurso: "¿Recuerdas cuándo...?", espero que haya sido de su agrado. Es un relato basado en experiencias propias y bueno, a mí me hizo soltar más de una lágrima escribirlo, si he podido transmitir un poco de eso al lector, por favor, hacédmelo saber. Muchas gracias por leerlo.
     
    • Fangirl Fangirl x 3
    • Sad Sad x 1
  2.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,442
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ciertamente no suelo pasar por originales porque considero que cada uno de los escritos, cada uno de los personajes, tienen algo del autor que yo no conozco y no puedo juzgar de ninguna manera, aunque sea de forma positiva, porque siento que no le daría el mérito que se merece.

    Pero bueno, pasando por alto el detalle he de decir que me pareció un lindo corto lleno de sentimientos encontrados por lo que el paso del tiempo hace en la vida de una persona, aunque más bien yo lo sentí como algo tirándole a la nostalgia que a un regreso en el tiempo literal... aunque de eso se trata la nostalgia, de traer a la memoria recuerdos de tiempos pasados que nos hicieron sonreír, ¿no?. Sólo me hace ruido la clasificación de drama cuando no es para nada un drama... o bueno, la vida si puede llegar a ser un drama en muchas ocasiones, tienes razón.

    Muy lindo escrito, gracias por participar en el concurso.
     
    Última edición: 9 Septiembre 2021
    • Adorable Adorable x 2
  3.  
    Rojo FireRed

    Rojo FireRed Orientador ejemplar Orientador

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Abril 2013
    Mensajes:
    1,442
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Con esto pues empezaré en mi tanda de comentarios para los escritos y decidí pasarme por este primero, déjame decirte... Que arruga el corazón bastante, y clava a la perfección la sensación de nostalgia y añoro a tiempos mejores, donde todo parecía más simple y la felicidad parecía algo garantizado, incluso esa sensación de inocencia infantil permea buena parte del escrito, esa época en la que creemos que nada es imposible, ¿Cierto?

    El concepto es simple, bien logrado y pega, con un tema que suele generar tantas pasiones y sentimientos como la ausencia familiar, el pasar inclemente del tiempo haciendo de las suyas arrebatando poco a poco a quienes queremos en un destino inevitable, pero hasta aquí el momento dark y emo.

    Mis dieces en este, me generó una sensación bastante agridulce, sonará a chino pero pues a veces soy sensible con estos temas, un escrito claro y al grano detallando esas sensaciones de antaño durante las visitas familiares, algo con lo que básicamente todos podemos empatizar de algún modo u otro y notar como con el pasar del tiempo van cambiando las cosas de una forma u otra.

    Felicidades por el escrito, y ante todo, muchísimas gracias por tu participación.
     
    • Adorable Adorable x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso