1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

En busca de la Isla Calavera

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Thunder Dragneel, 20 Agosto 2012.

  1.  
    Thunder Dragneel

    Thunder Dragneel Ame no gādian

    Libra
    Miembro desde:
    27 Septiembre 2010
    Mensajes:
    112
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    En busca de la Isla Calavera
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    3026
    Hola, hola señoras y señores, este es mi primer Fic en Originales, por favor comenten y corrijan mis faltas, Gracias :3​
    Capitulo 1:¡La aventura comienza!
    Esta historia comienza en una pequeña ciudad del año 610 llamada Newtime City en el reino de Ubyus.

    En esta ciudad había todo tipo de personas,, personas amables, frías, amorosas, solidarias, etc…pero había alguien que destacaba entre los demás, un chico de 15 años, cabello y ojos cafés y piel blanca. Este chico era muy activo, nunca podía estarse quieto, y por eso todos lo conocían su nombre era…León Radclife

    —León, ¿Por qué estás tan agitado hoy? Mas de lo normal, claro—Pregunto la madre de León.

    La madre de León se llamaba Angela, su cabello era café oscuro largo liso y sus ojos eran como los de su hijo, cafés

    — ¡Ya te dije mamá, Lucas me mando una carta diciendo que había encontrado un dato muy interesante en la biblioteca, que tenia que ir de inmediato! —Dijo León mientras metía unas cosas en su mochila.

    A León le gustaba hacer muchas cosas, pero sin duda, lo que más le encantaba, era salir de aventura con su grupo, le gustaba ir a lugares a los cuales nadie había ido. A pesar de que él tenia solo 14 años, era muy inteligente, además de que también era experimentado en combate y sabia defenderse de cualquier cosa que se opusiera en su camino. Era todo un aventurero profesional.

    León tomó su mochila, se despidió de su madre con un abrazo, y salio a toda velocidad para la biblioteca. La biblioteca quedaba un poco lejos de su casa, así que fue a toda marcha, pero iba tan rápido, que a mitad de camino, se tropezó y callo al suelo.

    —Torpe, te he dicho un millón de veces que no debes correr así en la ciudad—Le dijo alguien

    —En vez de regañarme deberías ayudarme a levantar, Frank—Le dijo León haciendo un puchero.


    Franklin era el mejor amigo de León y también era un gran aventurero. Él era alto y tenia 16 años, su cabello era rubio y sus ojos azules. Franklin iba con León a todas sus aventuras, él era la parte fuerte del equipo, era capaz de ganarle a 20 hombres juntos él solo.

    —¿Por qué ibas tan deprisa? ¿Están regalando algo en la plaza principal? —Le dijo su amigo ayudándolo a levantar.

    —No, Lucas me llamo a la biblioteca, creo que encontró un dato para una nueva aventura —Dijo León emocionado.
    —¿Cómo estas tan seguro? —Preguntó Frank

    —Lo presiento, por eso debo llegar a la biblioteca rápido —Dijo León listo para echar a correr de nuevo, pero Frank lo detuvo de la camisa

    — Alto ahí, no vas a correr de nuevo, esta vez irás caminando y yo iré, quiero saber si en realidad es sobre una aventura —Dijo él sereno.

    Después de un rato caminando, llegaron a la biblioteca. Se dice que la biblioteca de Newtime city es la mas antigua de todo el reino de Ubyus, y hay libros que dicen la ubicación de tesoros inimaginables e islas totalmente inexploradas, y ese tipo de libros le encantaban a León y a su grupo. La biblioteca tenía más o menos 20 o 30 pisos, todos repletos de libros y libros, Lucas estaba en el piso 23, donde se encontraban los libros sobre islas y regiones inexploradas, después de entrar, León y Frank subieron los 23 pisos, donde encontraron a Lucas.

    Lucas era un joven de 15 años y hermano de León, su cabello era negro al igual que sus ojos y usaba lentes. Lucas era la parte inteligente del grupo, podía resolver acertijos incluso mejor que León y también sabía leer y hablar todo tipo de lenguas antiguas.

    — Te tardaste hermano, casi hecho raíces— Dijo Lucas irónicamente

    —Oh vamos no tarde tanto, pero bueno, vallamos al grano ¿Para qué me llamaste? — Preguntó León

    — Veraz hermano, encontré este libro que habla sobre una isla que posee un tesoro muy grande, según el libro, los piratas de clanes aliados se reunían y dejaban sus tesoros ahí, pero se dice que un día, un pirata traicionó a la alianza y se llevó una parte del tesoro y también el mapa…pero él no conservó el mapa, en vez de eso, lo rompió en seis pedazos y los dispersó por todo Ubyus....Lo mejor de todo, es que este libro dice dónde esta la primera parte…—Dijo Lucas

    — ¿Cómo se llama esta isla? — Pregunto Frank

    —Su nombre es Isla Calavera— Respondió Lucas

    —¿Y qué estamos esperando? ¡Vámonos ya! —Dijo León emocionado listo para salir corriendo de nuevo

    —Pero…—Interrumpió Frank— ¿Cómo sabemos que no hay mas piratas en esa isla? —Preguntó él

    —Este libro es de unos cien años de antiguo, seguramente todos esos piratas están ya muertos—Respondió Lucas

    — ¡Y si aún queda alguno los volaremos a patadas y nos quedaremos el tesoro!, vámonos a reunir el equipo! —Dijo León.

    Después de eso, bajaron los 23 pisos y hablaron con la recepcionista para llevarse el libro, luego salieron en busca de sus otros tres compañeros…Luna, Alejo y Julián. Primero fueron a buscar a Luna, la casa de Luna era la que más cerca estaba de ellos, así que se fueron a buscarla. Cuando llegaron a su casa, tocaron varias veces la puerta pero nadie respondió

    —Tsk, seguramente esta en el campo de entrenamiento—Dijo León

    El campo de entrenamiento era donde todos los aventureros entrenaban, era un lugar bastante bueno para fortalecerse, pero el entrenamiento ahí era muy duro, así que no cualquiera podía entrar ahí. León propuso que se separaran para buscarla, ya que el lugar era bastante grande. Frank se fue a buscarla al este del lugar, donde se entrenaba lucha, Lucas se fue a buscarla al sur que era donde se entrenaba el equilibrio y León se fue a buscarla a la pista de carreras. Frank la busco por todo el campo, le pregunto a algunas personas si la habían visto, pero no tuvo suerte. Lucas entro al lugar donde se practicaba el equilibrio, habían muchas personas concentradas, así que trato de no hacer ruido, le pregunto al encargado si había visto a Luna, pero dijo que no, cuando iba saliendo, trató de no hacer ruido pero se tropezó con unas latas haciendo que todos en el lugar se desconcentraran y cayeran al suelo. Después de eso lo único que pudo hacer fue esfumarse de ahí. Por otra parte, León si tuvo suerte encontrando a Luna, estaba a punto de iniciar una carrera. La especialidad de Luna era la velocidad, era más veloz que cualquier cosa.

    Cuando el entrenador gritó ‘’Ya’’ Luna salio disparada cruzando la pista en 5 segundos y dejando a los demás competidores mordiendo el polvo. Ella tenía 14 años de edad, su cabello era corto y de color negro, sus ojos eran verdes y su tono de piel era blanco, particularmente ella utilizaba ropa ligera, ya que es corredora.

    —Felicidades Luna, otra vez dejaste mordiendo el polvo a los demás— Le dijo León cuando llegó donde estaba ella.

    — ¡León! ¿Qué haces aquí? —Pregunto Luna.

    —Encontramos una aventura nueva, ¿Quieres venir? — Le pregunto él con una sonrisa.

    —Jaja, obviamente, ¿Cuándo nos vamos? —Pregunto ella.

    —Cuando encontremos a Alejo y a Julián, no podemos irnos sin ellos— Dijo León

    — ¿Y que hay de tu hermano y Frank? —Pregunto ella

    —Aquí estamos— Dijeron Frank y Lucas al tiempo.

    —Ho-hola Luna—Dijo Frank nervioso

    —Hola Frank— Respondió Luna con una sonrisa.


    Franklin estaba secretamente enamorado de Luna, y el único que lo sabía era León, pero Frank no quería que Luna supiera por que temía a perder su amistad con ella. Después de salir del campo de entrenamiento, se fueron a buscar a Julián, el rival de León. Él tenía la misma edad que León, su cabello era gris y sus ojos eran azules. No tardaron mucho buscándolo por que él siempre, pero siempre estaba en el mismo lugar, la galería de arco y flecha. La especialidad de Julián era la puntería, podía disparar diez flechas y las diez impactarían en el mismo lugar. En ese momento, Julián estaba practicando, y cuando vio a León tomó cinco flechas y disparo hacia el blanco, impresionantemente las cinco dieron en el centro.

    — ¿Celoso de mi extraordinaria puntería, León? — Pregunto Julián con una mirada desafiante

    —¿De que hablas? ¡Yo puedo hacer algo mejor que eso! —Respondió León.

    Acto seguido, León le quito el arco y las flechas a Julián y tomo diez flechas en su mano, afirmando que las diez iban a dar en el centro, se preparo y empezó a apuntar, después disparo las diez flechas al tiempo. Dos dieron en el centro y el resto muy cerca del centro.

    — Jajajajaja, ¿A eso le llamas puntería? Solo atinaste dos flechas — Se burló Julián

    —¿Acaso quieres pelear? — Le pregunto León enojado.

    Después de eso empezaron a pelear, levantando una gran nube de polvo donde se oían insultos y muchos golpes.

    — Ahí van de nuevo — Dijo Luna irritada

    Después de un largo rato, dejaron de pelear, y León le hablo de lo que habían encontrado, Julián simplemente acepto y entonces se fueron a buscar al maestro del camuflaje: Alejo

    Alejo tenia más o menos 16 años de edad, su cabello era negro corto y sus ojos eran uno azul y el otro café. La especialidad de Alejo era el camuflaje, cuando se camufla, nadie es capas de verlo así fuera de cerca. Alejo era un poco frío, sus padres habían muerto en un barco que naufragó cuando él tenia 8 años, desde entonces, nadie ha podido sacarle una sonrisa. Alejo siempre estaba en el parque, meditando en la punta del árbol más alto del lugar.

    — Alejo, ¿podrías bajar? Queremos preguntarte algo —Le dijo León

    — ¿Qué quieres? — Dijo Alejo detrás de él, haciendo que León se espantara y cayera de espaldas.

    — ¡No me des esos sustos!, bueno, no importa ¿Te gustaría venir con nosotros? Encontramos una nueva aventura— Le propuso León

    — Hmph, esta bien, pero debo ir por mi equipo de aventura— Dijo Alejo serio

    León se golpeó la frente cómo si hubiera olvidado algo.

    —Es cierto, no tenemos nuestro equipo aquí—Dijo León

    —Pues vallamos por él, nos encontraremos en el muelle a las 3 de la tarde—Propuso Frank

    Después de eso todos se separaron para ir a sus casas por su equipo de aventura. Cuando León y Lucas llegaron a su casa, rápidamente subieron a sus cuartos a prepararse para esta nueva aventura. León se puso su ‘’ropa de aventura’’ que consistía en un chaleco sin mangas y un pantalón negro ligero y sus sandalias favoritas, preparo todo lo necesario para esta ocasión, en su mochilita de cintura metió bombas de humo, un cordel muy largo y una lupa. Ya cuando estaba listo, bajó las escaleras y su hermano lo estaba esperando, los dos se despidieron de su madre y León se despidió de su gato, el Sr bigotes.

    Cuando iban de camino al muelle se encontraron a alguien que tampoco podía faltar en esta aventura, esa persona era Laura, la enamorada de León. Ella tenía 15 años de edad, su cabello era largo y de color morado claro y sus ojos eran de un color verde Esmeralda, también tenia tres líneas en cada mejilla, como si fuera un gato.

    — ¡Laura! Creí que habías salido a una aventura — Le dijo León con un leve sonrojo

    —Jeje, regresé esta mañana y por como estas vestido, supongo que vas a una aventura — Dijo Laura

    —Así es, vamos a ir a buscar el tesoro de la isla Calavera — Dijo León emocionado

    —Wow, suena interesante, ¿Puedo acompañarlos? — Preguntó ella con una sonrisa muy tierna

    — ¡Seguro! — Le respondió León.

    Luego de esto, los tres se fueron al muelle donde los esperaban sus amigos para salir a esta aventura.

    —Cómo siempre llegaste tarde, casi echamos rai…— Julián no pudo terminar de regañarlo por que vio a Laura y se paralizó.

    León y Julián, no sólo eran rivales en aventura, también eran rivales en cuestiones del amor, ya que a los dos les gustaba Laura.

    —Oh, bella Laura, perdona mi comportamiento agresivo— Dijo Julián haciéndole una reverencia

    — Jeje, no hagas eso, por favor, no soy una princesa o algo así— Dijo ella avergonzada

    — Pues para mi, tú lo eres, por eso quiero pedirte que…—No pudo terminar la frase por que León se le lanzo encima y ahí, inició una nueva pelea entre León y Julián.

    —Oigan torpes, debamos irnos rápido por que el camino es largo— Dijo Alejo irritado

    — ¿¡A quien llamas torpe?! — Dijeron los dos al mismo tiempo mientras que León sostenía a Julián de la camisa y Julián ahorcaba a León.

    —A los dos, es hora de irnos— Dijo Alejo

    Luego de esto León y Julián se miraban asesinamente mientras subían al barco.

    —Esta sin duda va a ser una gran aventura— Dijo León mientras subía al barco.
     
    • Me gusta Me gusta x 11
  2.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,317
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Me parece una buena historia, de aquellas sacadas de libros de aventura juvenil que se ven poco ya ahora, nada llega a ser mas placentero que partir en busca de aventura con amigos, me agrada mucho la ambientación acorde a la época que le has brindado a la historia, has hecho un gran trabajo de cuento a tildes y puntuación por lo que te mereces una bien atribuida felicitación. Note algunos "dedazos" casi insignificantes y si me lo permites, podría sugerirte un mayor uso de sinónimos en la narrativa para que la ésta tenga mas variabilidad en ciertos puntos. Espero con ansia que pasara con el León, (quien por cierto no puedo evitar que me parezca conocido, tal vez un homónimo mas cercano a la ley que un aventurero) y sus amigos en la Isla Calavera y ese tesoro.
    Este detalle
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Thunder Dragneel

    Thunder Dragneel Ame no gādian

    Libra
    Miembro desde:
    27 Septiembre 2010
    Mensajes:
    112
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    En busca de la Isla Calavera
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2457
    Bueno, aquí está el capi 2, espero que lo disfruten :3
    Capitulo 2:La llegada a ciudad Rubí
    Después de varias horas de viaje, ya estaba poniéndose el sol, el paisaje era realmente hermoso. La ciudad a la que se dirigían estos aventureros era la ciudad Rubí y quedaba a 10 horas en barco, así que era un largo viaje. León vio que Laura tenia frío, así que intento abrazarla para que entraran en calor, pero Julián, hirviendo de celos empujó a León tomando su puesto, y ahí empezó otra de sus peleas, y mientras peleaba un chico de la tripulación le dio algo para calentarla, y entonces León y Julián siguieron peleando, culpándose de cosas sin sentido. Al cabo de un tiempo la noche calló y el único que dormía era León y Lucas, pero por alguna razón, Lucas no se despertaba por los ronquidos de León.

    — ¡León, ya deja de roncar como si fueras un oso, que no nos dejas dormir! —Dijo Julián, realmente enojado.

    Pero a León no le importo en lo más mínimo lo que le dijo Julián, pero cuando Laura se lo pidió amablemente, como por arte de magia, León dejo de roncar. Un rato mas tarde, ya cuando todos dormían, el mar se puso realmente violento y el viento rugía como un dragón, lo que hizo que todos despertaran y subieran a cubierta, pero León se quedo ahí durmiendo.
    — ¿Por qué el entorno está así? — Le pregunto Luna al Capitán del barco.
    — Llegamos al Mar de la Muerte— dijo el capitán, haciendo que todos se exaltaran.

    — ¿M-mar de la muerte? No quiero saber por que le dicen así— Dijo Laura un poco asustada, y León subió a toda velocidad a donde estaba Laura.

    —Tranquila Laura, te protegeré así tenga que morir en el intento— Dijo León haciendo que Laura se sonrojara.

    Luego de esto, una gran ola azotó el barco, haciendo que todos cayeran al suelo, entonces el Capitán gritó:

    — ¡Si no se agarran de algo, tengan por seguro que caerán al agua y morirán! — Dijo mientras trataba de mantener el barco estable

    Entonces, antes de que todos pudieran agarrarse, una gran ola golpeó el barco con fuerza haciendo que Luna cayera por la borda, pero Alejo la agarró a tiempo y la subió.

    —Gracias, me salvaste la vida— Le dijo Luna a Alejo, dándole un abrazo y haciendo que Frank se pusiera celoso.

    Entonces, en medio del camino del barco, empezó a formarse un remolino, haciendo que todos se pusieran aún más nerviosos de lo que ya estaban

    — Esto no me gusta nada— Dijeron León y su grupo al mismo tiempo


    A Alejo se le ocurrió sacar una cuerda de su mochila, atarla al mástil del barco y que todos se ataran a ella para no caerse del barco mientras atravesaban el remolino. Alejo rápidamente ato la cuerda al mástil y todos se amarraron una parte a su cintura. Después de esto, el capitán se adentro al remolino y empezaron a girar y girar, luego de esto, el barco salio disparado hacia arriba y calló al otro lado del remolino.

    — ¿Están todos bien? — Preguntó el capitán, abrazado al timón del barco.

    — Si, capitán, pero creo que León no esta muy bien que digamos —Dijo Lucas, preocupado por su hermano, ya que estaba verde y sus ojos eran un espiral
    — Creo que me quedare aquí un rato—Dijo León, muy mareado

    Al cabo de unas horas, ya el barco se aproximaba a su destino: La ciudad Rubí. Su nombre se lo puso un Geólogo que empezó una investigación en esa área y encontró unas piedras muy preciosas y rojas, las cuales eran conocidas como Rubíes, como en esta área ya vivían personas, él decidió llamar este terreno como ‘’Pueblo Rubí’’. Con el paso de los años, este pueblo fue creciendo más y más hasta poder llamarse Ciudad Rubí.

    Ya León y su grupo estaban desembarcando, sobretodo León que afirmó que nunca mas pasaría por el mar de la muerte.

    — Bueno hermano, llegamos a ciudad Rubí ¿hacia donde debemos ir ahora? —Preguntó León, entusiasmado

    — Bueno, según el libro, debemos dirigirnos a la ‘’Torre de mármol negro’’ ahí se encuentra la primera parte del mapa— Dijo Lucas, mientras se acomodaba los lentes

    León y su grupo decidieron recorrer la ciudad antes de buscar la torre, querían saber donde se encontraba la segunda parte del mapa, por que el libro sólo hablaba del paradero de la primera, así que se dividieron para recorrer la ciudad y quedaron de encontrarse en el faro al anochecer. León decidió ir al museo, a lo mejor ahí podía encontrar algo.

    — ¡Pero mira el tamaño de esa cosa! — Dijo León, mientras que veía un rubí mas grande que su puño cerrado

    — Ese fue uno de los primeros Rubíes que se encontraron en estas tierras—Le dijo un hombre, de cabellos canos y ojos rojos como los rubíes que se encontraban ahí

    — ¿Eh? ¿Quién es usted? — Le pregunto León al viejo

    — Jeje, Mi nombre es Logan Redstone y soy el hijo del fundador de esta ciudad— Respondió el viejo, haciendo que León se exaltara.

    — ¿Qué? ¿Enserio? Entonces usted debe saber sobre las siete partes del mapa de la isla calavera— Le dijo León

    — Ho, parece que sabes sobre la isla ¿eh? Pues si, mi padre era el guardián de la primera parte del mapa y me encomendó cuidar de ella, así que la puse en la torre del mármol negro, donde solo los valientes con un corazón bueno pueden entrar, pero te digo, si la quieres deberás llegar al ultimo piso de la torre y créeme, no es nada fácil—Dijo el anciano

    — ¿Sabe dónde o quién tiene la segunda parte del mapa? El libro solo habla del paradero de la primera— Le dijo León

    —Cada parte del mapa también te dice donde encontrar la siguiente parte, el mapa fue modificado de esta forma por el que lo dividió—Le respondió Logan— ¿Sabes? Me recuerdas a alguien que conozco, te pareces mucho a él —Le dijo él.

    —Le agradezco la información, señor Logan— Le agradeció León

    — No es nada, y te deseo suerte en tu búsqueda, el camino no es fácil ni tampoco corto—Dijo Logan

    —Gracias señor, ahora debo irme, espero volverlo a ver—Le dijo León, para después salir del museo.

    Al fin llegó la hora de encontrarse en el faro, y como siempre a León se le hizo tarde, pero después de que lo regañaron, salieron a la búsqueda de la torre, que según el libro, se encontraba en las afueras de la ciudad. Después de un par de horas caminando, llegaron a la Torre, ésta era totalmente negra y era más grande que cualquier edificación que León o sus amigos hayan visto antes. También estaba cubierta con plantas, por lo que era muy antigua y no había recibido mantenimiento.

    —Bueno amigos, esta es la torre de mármol negro, según el libro esta repleta de trampas, así que hay que ir alerta ¿entendido? —dijo Lucas, a lo cual todos respondieron con un ‘’Si’’

    León quitó las plantas que estaban en la puerta e intento abrirla pero no tuvo éxito y tampoco podía romperla por que era de mármol sólido, así que Frank le dijo a León que se retirara un poco por que él aseguraba que iba a romperla, entonces Frank se preparo y le encestó un golpe bastante fuerte a la puerta, dejándola totalmente destruida y dejando a todos boquiabiertos. Después de esto entraron a la torre, el pasillo era amplio y había antorchas encendidas, así que León tomo una y empezaron a recorrer el lugar. Estaba todo lleno de telarañas, se notaba que nadie había entrado ahí en varios años, poco después, León dio un paso y la baldosa se hundió, lo cual era mala señal. En las paredes empezaron a salir pequeños agujeros, y todos apuntaban a León, entonces de estos agujeros empezaron a salir flechas, todas estas empapadas en veneno. Afortunadamente, Laura reaccionó más rápido que León y lo empujo fuera del alcance de las flechas.

    — Me salvaste la vida, gracias— Dijo León, apenado por que Laura estaba encima de él

    —No es nada, solo ten más cuidado ¿sí? — Le dijo Laura, mientras sonreía y lo ayudaba a levantar.

    —Torpe, pudiste matarnos a todos, ¿que parte de vallamos con cuidado no entendiste? —Lo regañó Julián, pero cuando dio un paso, piso una baldosa y esta se hundió también pero esta vez, no salieron hoyos en las paredes, sino que el suelo temblaba.

    — Siento que algo se acerca — Dijo Alejo

    Y cómo predijo Alejo, una roca enorme se aproximaba a ellos a toda velocidad, entonces todos empezaron a correr, corrieron por un rato hasta que vieron las escaleras que conducían al segundo piso, luego todos subieron rápidamente y la roca se estrello con las escaleras, finalmente deteniéndose y destruyendo las escaleras.

    — ¡Idiota, esa roca pudo aplastarnos, mira por donde caminas! —Le dijo Luna muy enojada a Julián mientras le propinaba un golpe.
    Todos empezaron a caminar de nuevo hasta que llegaron a un callejón sin salida y León vio una baldosa que se parecía a la que había pisado antes, así que la evito, pero cuando dio el otro paso, pisó un hilo que estaba oculto, lo cual era otra trampa. Después de esto, un muro apareció tras ellos y de este salieron púas, al igual que en las demás paredes y las paredes se acercaban lentamente con la intención de aplastarlos a todos. Desesperados, todos empezaron a buscar una salida en el suelo o en el techo, hasta que Laura vio una cuerda que estaba pegada al techo, tiró de ella y aparecieron unas escaleras de madera. Las paredes empezaron a acercarse mas rápido, así que todos subieron esas escaleras, para finalmente llegar al tercer piso.

    —Rayos, eso estuvo cerca, por poco quedamos hechos puré—Dijo Lucas aliviado

    —Miren, ya no hay pasillo, solo hay escaleras—Dijo Laura

    —Pues a subir se ha dicho— Dijo León

    Luego de esto, todos empezaron a subir esas escaleras que parecían no tener fin, subieron y subieron por horas sin llegar a ninguna parte, todos estaban ya cansados menos Luna, ya que ella entrenaba a diario dando vueltas y vueltas en el campo de entrenamiento.

    — Rayos, ya hemos subido como 50 pisos y no llegamos a ninguna parte—Dijo León, bastante alterado

    Después de un par de horas mas subiendo escaleras, llegaron a un punto en el que sólo había una pared, no había cuerdas, no había pasadizos, sólo esa pared, lo cual alteró mucho a León, entonces él, con mucha furia, golpeó la pared haciéndole una fisura y él lastimándose la mano.

    —Miren, al parecer si rompemos esta pared llegaremos al otro lado— Dijo Lucas, muy alegre por que ahora sabía que no había subido tantas escaleras en vano

    —Si, pero yo creo que me quebré la mano— Dijo León triste, mientras Laura le ponía unas vendas

    — ¿Entonces solo hay que romper la pared? Déjenmelo a mi —Dijo Frank

    Frank preparo su puño y le dio un tremendo golpe a la pared, haciéndola añicos. Luego de esto siguieron caminando, esta vez, era un pasillo bastante largo así que empezaron a caminar y caminar hasta que llegaron a otro callejón sin salida

    — ¿Por qué rayos hay tantos callejones sin salida? —Dijo Alejo, ya alterado

    — ¿Entonces debo romper esta también? Entonces…—Dijo Frank antes de darle un golpe a la pared, peo Lucas lo detuvo.

    —Espera, tal vez no se rompa, esta se ve que es mas gruesa y tiene un dibujo extraño aquí, es como un rompe cabezas— Dijo Lucas, mientras examinaba la extraña figura

    — ¿Crees poder descifrarlo? —Preguntó Alejo

    —Claro que si, pero me llevará un rato—Respondió él

    Lucas empezó a trabajar, encajaba por ahí, por allá, daba vueltas, se frustraba, seguía hasta que después de un rato, terminó la figura que parecía un dragón y la puerta se abrió

    —Viejo, eres un genio— Lo felicitó Julián

    Cuando la puerta se abrió, se veía un camino muy angosto, y al final de este camino, se encontraba la primera parte del mapa. Cuando León se preparaba para salir corriendo hacia él y ponerle sus manos encima, Alejo lo detuvo del chaleco

    — ¿Por qué me detienes? —Le pregunto León

    — Mira con atención, torpe— Le dijo Alejo

    León miró detenidamente y se dio cuenta de que todo el lugar estaba lleno de hilos, los cuales eran trampas, así que era casi imposible pasar.

    —Creo que es mi turno— Dijo Laura

    — ¿Qué? ¿Planeas ir por el mapa? Es muy peligroso—Le dijo León

    — Tranquilo, voy a estar bien —Dijo Laura guiñándole el ojo a León, provocándole que se sonrojara

    Acto seguido, Laura empezó a pasar estos hilos muy cuidadosamente, como si ella fuera un gato, después de que cruzó todos estos alambres, Laura tomó el pedazo de mapa.

    — ¡Lo tengo! — Celebró Laura

    Pero cuando tomó el trozo de mapa, la roca donde se encontraba se hundió lentamente, luego de esto, se oyó un rugido gigantesco el cual exalto a todo el mundo.

    — ¡Laura, detrás de ti! —Gritó Julián

    Cuando Laura miró para atrás, ahí se encontraba algo que ninguno de ellos había visto antes, era gigantesco, totalmente negro y sus ojos parecían Esmeraldas ¿de qué se trataba? Nada más ni nada menos que de un Dragón.

    --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Bueno, hasta aquí el capi 2, por favor comenten :3
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  4.  
    Thunder Dragneel

    Thunder Dragneel Ame no gādian

    Libra
    Miembro desde:
    27 Septiembre 2010
    Mensajes:
    112
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    En busca de la Isla Calavera
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1188
    Hola :D La continuación ha llegado -w-

    Capitulo 3: ¿Hora de buscar la segunda parte?

    León y sus amigos habían conseguido llegar a la cima de la torre de mármol negro y habían logrado conseguir la primera parte del mapa, pero, se encontraron con algo en esa torre que sinceramente, no esperaban encontrar, un Dragón.

    El dragón se veía realmente enojado por que intentaban llevarse el mapa, así que el dragón centró su vista en Laura para atacarla, ella se dio cuenta así que guardó el trozo de mapa y empezó a correr, evadiendo todas esas trampas lo mas rápido posible. Después de eso, el dragón soltó un rugido que aturdió a todos, realmente, ese dragón estaba muy, pero muy enojado.



    — ¡¿Un dragón? ¿Cómo es posible? Creí que se habían extinguido hace años! — Dijo Laura, mientras llegaba donde estaban León y los demás.


    — Seguramente los creadores de la torre dejaron el huevo de ese dragón aquí para que cuando naciera cuidara la torre—Supuso Alejo

    —Tenemos que buscar la manera de salir de aquí antes de que… —Dijo Luna, pero no pudo terminar su frase por que León fue donde el dragón con intención de atacarlo

    — ¿¡Te has vuelto loco?! No puedes hacerle frente a un dragón!—Le gritó Julián

    Al parecer a León se le había ocurrido un plan, así que empezó a correr hacia el dragón mientras buscaba algo en su mochilita de cintura. El dragón sin dudarlo atacó a León intentando golpearlo con su cola, pero León saltó y la cola del dragón activo una de las trampas. Esa trampa era de flechas venenosas, y todas se dispararon hacia el dragón, pero ninguna pudo penetrar en la dura piel de ese dragón. León sacó de su mochilita un par de bombas de humo, pero el dragón le lanzó un golpe, León reaccionó rápido y se subió al brazo del dragón mientras que corría hacia la cara del dragón, cuando estaba a punto de llegar, el dragón sacudió su brazo y León se cayo, así que el lanzó las bombas de humo hacia los ojos del dragón, pero como estaba un poco lejos, el dragón reaccionó a tiempo y las bloqueó con su cola. Al parecer Julián se dio cuenta de el plan de León, así que el también corrió hacia el dragón, mientras le disparaba algunas flechas, para distraerlo y que León se acercara.

    León lo intentó una vez más, empezó a correr hacia el dragón y el dragón lo intento golpear con su cola, pero León brinco de nuevo y se subió a la cola del dragón, luego de esto siguió corriendo hasta llegar al hombro del dragón, el dragón se dio cuenta e intentó quitárselo de encima, pero León saltó y lanzó las bombas de humo, dándole directamente a los ojos del dragón y dejándolo sin visión, pero el fallo en el plan de León, era que no pensó que estaba muy alto y seguramente moriría al caer al suelo desde esa altura, así que su hermano corrió hacia él para intentar atraparlo, afortunadamente, Lucas llegó a tiempo y atrapó a León, pero activo una de las trampas.

    Esta vez se abrió una compuerta arriba del dragón, y salió una roca gigante, dándole de lleno a la cabeza del dragón y dejándolo tambaleándose. Mientras el dragón se tambaleaba muy enojado por no poder ver, se empezó a chocar con las paredes de la torre, haciendo muchos hoyos gigantes en las paredes y seguramente si seguía así, la torre terminaría por derrumbarse

    Entonces, a León se le ocurrió una idea, y se la susurró a Julián, Julián no estaba muy convencido, pero al final acepto. La idea consistía en que Julián se subiera al dragón, disparara una flecha a algún árbol, atar la cuerda al dragón y saltar. León les hablo a todos del plan y ellos aceptaron. El plan escape había comenzado, Julián corrió hacia el dragón y cuidadosamente subió a su cabeza, el dragón se enojo y empezó a inflar sus pulmones, lo que venía no era bueno, así que León y sus amigos se apresuraron, luego de que el dragón se hinchara como una pelota, expulsó una llamarada colosal que alcanzó a chamuscar a León, mientras Julián luchaba por mantenerse en pie, mientras sus amigos llegaban. Hábilmente, todos comenzaron a escalar, pero debían hacerlo antes de que la torre se viniera abajo, al final llegaron y Julián empezó a apuntar al árbol más alto, mientras León y los demás sostenían la cuerda, obviamente no era fácil apuntar al árbol, por que ese dragón se retorcía mucho.

    Al final, muy decidido, Julián disparo y dio justo en el blanco, justo a tiempo, por que la torre empezaba a ceder.


    — ¡Vamos! —Gritó León, con una gran sonrisa en el rostro

    Entonces, todos saltaron, y cuando llegaron al árbol, la torre se derrumbó, acabando con la vida de ese dragón.


    — Valla, eso estuvo cerca— Suspiró Lucas, aliviado

    — Eso estuvo de locos— Dijeron Julián y León al tiempo, cuando se dieron cuenta, se miraron asesinamente y un rayito chocaba frente a frente


    — ¡Hay no, he perdido el mapa! —Dijo Laura, haciendo que todos abrieran los ojos como platos y León se desmayara

    — ¡¿Qué dijiste?! —Gritaron todos

    — Jiji, era broma— Dijo Laura, sacando el mapa de su bolsito, entregándoselo a Lucas

    Lucas ojeó el trozo de papel, en verdad que era antiguo, casi se des hacia en sus manos, en él habían dos caminos, uno seguía y el otro llegaba a cierto punto, en ese punto estaba la segunda parte.

    — Según el mapa, la próxima parada es…La tierra del Fénix —Concluyó Lucas

    — Se donde queda eso, tengo un buen amigo allí— Dijo León, re incorporándose

    Luego de eso fueron al puerto nuevamente, y subieron al barco para dirigirse a la tierra del Fénix.


    — No me digas…¿Hay que atravesar el mar de la muerte otra vez? —Dijo León, haciendo un gesto

    — No, esta vez no, mas adelante quizá—Respondió Alejo

    Luego de unas horas navegando, llegaron a su destino, pero este estaba en llamas, parecía que había una batalla.

    — Hay no…¡Fénix! —Gritó León, saltando por la borda.


    León nado lo más rápido que pudo, y cuando llegó, una flecha se dirigía directamente a su frente, pero por suerte, alguien lo agarró y se lo llevo instantáneamente…

    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Comenten :3
     
    • Me gusta Me gusta x 9
  5.  
    Mika-Chan

    Mika-Chan Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    22 Septiembre 2012
    Mensajes:
    1
    La trama es interesante, pero creo que -Por lo menos a mi- molesta el hecho de escribir tan repetidamente las palabras "Dragón" y "León" al menos en este caso, podrías utilizar algún rasgo que tenga el personaje en cuestión como:
    "— Hay no…¡Fénix! —Gritó el castaño, saltando por la borda."
    Bueno, solo es algo para tener en cuenta, lo demás me fascino.

    Los acentos... No puedo decir nada sobre eso ya que claramente no se del tema :D, pero de todas formas creo que esta bien.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  6.  
    Thunder Dragneel

    Thunder Dragneel Ame no gādian

    Libra
    Miembro desde:
    27 Septiembre 2010
    Mensajes:
    112
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    En busca de la Isla Calavera
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1490
    Capitulo 4: El Scarteam aparece
    Este grupo iba de mal en peor, León había desaparecido frente a su grupo, la ciudad estaba en llamas y lo peor de todo, era que los atacantes se dirigían a su embarcación.

    — Hermano, por favor, cuídate — Susurró Lucas, preparándose para una posible batalla.

    En otro lugar no muy lejano, León se encontraba en un tipo de bunker subterráneo, estaba recostado durmiendo, y de pronto empezó a recobrar el conocimiento.

    — Agh, ¿D-donde estoy?— Preguntó el castaño, tallándose los ojos.

    — Hasta que despiertas, idiota—Dijo alguien, en tono burlón.

    — ¿Fénix? ¿Eres tú? —Volvió a preguntar León.

    —Claro que si torpe, ¿no pudiste elegir un peor momento para visitar?—pronunció Fénix, mirándolo seriamente.

    Fénix tenía 18 años, su cabello era de color naranja y siempre estaba desarreglado, sus ojos eran azules y el tono de su piel era blanca como la nieve. Fénix y León eran amigos desde que eran pequeños, pero por circunstancias del destino, tuvieron que separarse, pero eso no significó que su amistad muriera, seguían siendo los mejores amigos.

    —¿Qué está pasando aquí, Fénix? ¿Qué buscan esos tipos de ahí afuera? —Preguntó León, con cara confusa.

    —Buscan algo que nunca les voy a entregar, no a esos tipos— Dijo el ojiazul mientras sacaba algo de sus bolsillos—Buscan el mapa para llegar a la Isla Calavera…— Dijo él mostrando la segunda parte del mapa, haciendo que León se sorprendiera.

    — ¿P-pero cómo supieron que esa parte estaba aquí? Para saberlo necesitaban la primera parte, y esa la tengo yo…—Dijo León, examinando las dos partes del mapa.


    — ¡¿Qué?! ¿Cómo es que la tienes? ¿Para qué quieres llegar? — Preguntó Fénix, con voz firme.

    —Bueno, estamos en busca de la Isla Calavera, queremos saber qué hay ahí, saber si en verdad hay un tesoro—Dijo el castaño, emocionado y con brillo en los ojos.

    — Espera, ¿’’estamos’’? no me digas que tus amigos están ahí afuera—Dijo Fénix, con voz de asustado.

    — Si…espera…¡mis amigos!— Dijo León, levantándose.

    —Serás idiota, ahora hay que ir a rescatarlos—Dijo el ojos azules levantándose y agarrando a León, para empezar a correr y salir del bunker para salvar a sus amigos.

    Corrieron por un rato para salir de ahí, y luego llegaron a la superficie de la ciudad, donde todo era una catástrofe, varias de las casas estaban derribadas y unos maleantes estaban acorralando a una pequeña familia, León vio esto, se soltó del agarre de Fénix y se fue a ayudarlos. Dio un gran salto y ejecutó una patada alta, los derribo uno por uno, luego ayudo a levantar a los acorralados y les dijo que se escondieran, estos agradecieron y empezaron a correr. A León se le encendieron los ojos y gritó:

    — ¡Voy a patearles el trasero a todos estos maleantes, pagaran por lo que están haciendo!— Dicho esto, corrió a toda velocidad hacia el muelle, dejando atrás a Fénix.


    Este chico…no ha cambiado en nada —Dijo Fénix entre pensamientos, esbozando una sonrisa y corriendo tras él.

    Corrieron por toda la ciudad, en el camino salvaron a mucha gente y patearon el trasero de varios maleantes, al final, llegaron al muelle, y en lo alto del faro se encontraba una persona, la cual se tiró de allí y quedo frente a León y Fénix. Este tipo tenía el cabello gris y le llegaba hasta la espalda, sus ojos eran grises y el tono de su piel era bronceada, también tenía una gran cicatriz que atravesaba su rostro. Su vestimenta era totalmente negra, y también portaba una espada y en la hoja había el dibujo de un tiburón.


    —¡Jajajajaja! Déjenme decirles que hasta aquí llegan ustedes, mocosos —Dijo el peligris con una sonrisa sádica —Mi nombre es Titánis, soy el vigía y espadachín del Scarteam— Pronunció Titánis

    —¿Scarteam? ¿Qué es eso? ¿se come?— Preguntó León, un tanto confundido

    —Tarado, significa ‘’Equipo cicatriz’’ en inglés, es ese idioma antiguo—Respondió Fénix, con una venita en la frente.

    — Así es, somos el Scarteam, y tu debes ser el líder de esa pequeña embarcación de hace un rato, que pena, han sido secuestrados por mi líder— Dijo Titánis, hablándole a León, el cual se enojó mucho.

    Sin previo aviso, León golpeó a Titánis en la cara, haciéndolo retroceder y sangrar un poco, acto seguido, Titánis pateó a León en el estomago y él se estrello con el faro, haciendo un hoyo en la pared.

    — ¿Eso es todo? Qué decepción, creí que eras capaz de más— Dijo Titánis, limpiando la sangre de su boca.

    Después de esto, Fénix se lanzó hacia Titánis y le pateó la cara, haciendo que retrocediera y empuñara su espada.

    —A ti te conozco, tu eres el líder de esta ciudad, esto va a ser interesante—Dijo el peligris, con su sonrisa sádica.

    Fénix empuñó su espada también, esta era gris y en la empuñadura era como si tuviera llamas pintadas. Fénix fue el primero en atacar, Titánis reacciono a tiempo y bloqueó el ataque con su espada, luego de esto empezaron a chocar las espadas feroz mente. Mientras más tiempo pasaba, mas intensa se hacia la batalla, Fénix hizo un movimiento rápido y cortó a Titánis en la cara, luego de esto, el peligris pateó a Fénix, haciéndolo retroceder. Fénix se quedó pensando un rato en un plan, luego vió a donde estaba León y notó que no estaba, miró hacia arriba y estaba en la punta, haciéndole una señal, entonces, a Fénix se le ocurrió un plan. Siguió peleando con Titánis a toda velocidad, los movimientos de ambos eran realmente veloces y fuertes…

    Mientras esto ocurría, Lucas y los demás estaban pasando un mal rato, estaban ya en la embarcación del Scarteam, batallando por sus vidas.

    — Son demasiados…—Dijo Julián mientras pateaba a un maleante en la cara.

    —Dímelo a mi —pronunció Lucas mientras agarraba a un maleante y lo golpeaba contra otro.

    — Debemos resistir todo lo que podamos hasta que encontremos a León —Dijo Laura haciendo su técnica ‘’Huracán de patadas’’.

    — Sólo espero que esté bien —Dijo Frank haciendo equipo con Luna.
    —Oigan, ¿Dónde está Alejo? —Preguntó Luna, haciendo que todos extrañaran su presencia.

    En lo más profundo del barco, estaba Alejo batallando con alguien ferozmente, su enemigo lo golpeó en la cara con la guardia baja y lo hizo retroceder.

    — ¿Quiénes son ustedes? ¿Qué quieren aquí? —Pregunto Alejo

    — Somos el Scarteam, y estamos en busca de la isla calavera— Pronuncio el malvado, haciendo que Alejo se sorprendiera —Mi nombre es Ray Kanagi, soy el segundo al mando aquí, así que date por muerto —Continuó él.

    Este tipo tenía por lo menos 20 años, era alto, delgado, su cabello llegaba hasta su cuello y era color negro, al igual que sus ojos y el tono de su piel era blanco, un poco mas oscura que la de Julián.

    — ¿Por qué quieren llegar a la isla calavera? —Preguntó Alejo, apretando sus puños

    — Es simple, queremos lo que hay ahí, hay algo más que sólo oro y joyas —Respondió él —Al parecer sabes de la isla, me sorprende que no sepas lo que hay ahí.

    — ¿Hay más que oro y joyas? ¿Qué rayos oculta esa isla? —Pregunto Alejo, empezando a enojarse.


    — Oculta un gran poder, un poder con el cual planeamos dominar el mundo, ese poder es el dragón del Apocalipsis — Concluyo Ray, haciendo que Alejo se sobresaltara.

    — ¿Dragón…del Apocalipsis? —Dijo él en un susurro.

    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Bueno, hasta aquí el capítulo 4 :3. Si hay alguien leyendo, por favor diga algo :D
     
    • Me gusta Me gusta x 8
  7.  
    Kaito Neko Shion

    Kaito Neko Shion Guest

    Muy buena historia, continúalo...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    kazuki-chan

    kazuki-chan Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    23 Abril 2012
    Mensajes:
    92
    Pluma de
    Escritora
    WoW normalmente no leo los fics que son taaaan largos >.< pero el tuyo es muy interesante :)
    Me gusta mucho, es interesante y atrapa bien fácil haha...
    Solamente noté que repites mucho los nombres, sobre todo al principio haha >-<
    Pero aun así está muy bueno ^-^ me avisas de la conti si? :)
    Sayonara ^-^
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Thunder Dragneel

    Thunder Dragneel Ame no gādian

    Libra
    Miembro desde:
    27 Septiembre 2010
    Mensajes:
    112
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    En busca de la Isla Calavera
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1642
    Capítulo 5: Trato
    Fénix seguía peleando con Titánis, ya ambos tenían varios cortes en sus ropas y en el cuerpo, la fatiga los venció a ambos y pararon un rato. León seguía subiendo a la punta del faro, al parecer planeaba hacer algo y Fénix lo sabía, para que Titánis no se diera cuenta, habló.

    — ¿Qué quieren en la isla Calavera? ¿Qué planean hacer? —Preguntó Fénix, apoyando su espada en el suelo.

    — Si quieres saberlo, primero debes vencerme —Respondió el peli-gris, con su sonrisa sádica y empuñando su espada — Ahora, prepárate para recibir mi ‘’ataque especial’’ al cual llamo ‘’Shark attack’’ — Dijo él, poniendo su espada a la altura de su rostro y cerrando sus ojos.

    Fénix inmediatamente subió su guardia y espero el ataque, Titánis abrió sus ojos y tomó impulso, luego se abalanzó hacia Fénix y empezó su ataque, ese ataque consistía en cortes con la espada muy veloces y fuertes, los cuales Fénix solo pudo bloquear unos pocos, luego de esto, Titánis pateó muy fuerte a Fénix en el estomago y lo remató con un puñetazo en la cara, haciéndolo chocar con el faro fuertemente.

    — ¿Últimas palabras? —Pronunció Titánis, colocando la hoja de su espada en el cuello del Oji-azul

    — El que debe decir sus últimas palabras eres tú…—Susurró Fénix, agarrando con fuerza la hoja de la espada — ¡León, ahora! —Gritó Fénix, haciendo que Titánis mirara hacia arriba, donde estaba León preparándose.

    — ¡Cañón de León!— Gritó el castaño, tomando impulso y saltando con todas sus fuerzas desde la punta de el faro.

    León preparo su puño y con su fuerza y la fuerza del impulso golpeó a Titánis muy fuerte en el rostro y lo mando a volar, haciéndolo chocar con el barco de su equipo y quedando entre Alejo y Ray.

    — Señor Ray…lo siento…he fallado…—Pronunció levemente Titánis

    — Siempre fuiste un inútil —Dijo Ray tomando la espada de Titánis— Muere, gusano —Dijo él, encajando la espada en el cuello del Peli-gris, acabando con su vida.

    — ¡Eres un monstruo! —Grito Alejo, corriendo hacia Ray y golpeándolo en la cara, pero para él, fue como si lo hubiera golpeado con una mota de algodón.

    — Ahora mismo, no eres rival para mi, por desgracia debes morir, no quiero sobrevivientes —Dijo el de cabello azabache, empuñando la espada de Titánis nuevamente.

    Él realmente tenía la intención de matar a Alejo, lo agarro del brazo y se preparó para encajarle la espada, pero algo lo paro en seco, y ese era el puño de León en su cara. El puño lo hizo retroceder y soltar la espada, Fénix ayudó a levantar a Alejo y León vio a Titánis y se espantó.

    — ¡Juraría que no lo golpeé con la fuerza para matarlo! — Musitó León con horror, creyendo que había matado a Titánis.

    Alejo le explicó a León y a Fénix sobre lo de Titánis y también sobre lo del plan del Scarteam y el dragón del Apocalipsis, y entonces, Ray se reincorporó.

    — Buen golpe niño, nada mal, pero por más que lo intentes, no podrás detener nuestras intenciones —Dijo él, limpiándose el polvo de su ropa.

    — Déjame decirte que no podrán hacer nada sin las partes del mapa, nosotros tene…—León no pudo terminar esa frase por que Alejo y Fénix le taparon la boca.

    — No se preocupen, sé que tienen la primera y segunda parte del mapa, eso en realidad no me interesa, sabemos que la tercera parada es Ciudad Escarlata— Dijo el Kanagi, haciendo que los tres jóvenes se sorprendieran —Les propongo un trato, si llegan a Ciudad Escarlata y toman la tercera parte del mapa antes que nosotros, no atacaremos más ciudades y dejaremos de lado lo del tesoro, pero si llegamos y tomamos la parte primero, nos dejarán llevar a cabo nuestro plan y no meterán las narices en él—Concluyó Ray, dejando pensativos a nuestros héroes.

    — Acepto —Pronunció León, seriamente por primera vez—Pero, ¿qué me garantiza que cumplirán con su palabra? —Cuestionó el castaño.

    —Te doy mi palabra de capitán—Respondió un hombre desde las escaleras— Soy Scar, el capitán del Scarteam—continuó él.

    Este hombre tenía 30 o 35 años, su cabello era café y una pañoleta cubria su rostro, dejando a la vista solamente sus ojos pardos. Por alguna razón, Alejo escuchó el nombre del capitán y le hervía la sangre.

    — Scar…nos encontramos de nuevo, pero esta vez…—Pronunció Alejo, preparando sus dos espadas para atacar— ¡Esta vez, yo te mataré! —Gritó el peli-negro atacando al capitán con sus espadas.

    Alejo lanzo una estocada, pero Scar la detuvo con su mano, luego Alejo intentó golpearlo con su otra espada, pero el capitán la detuvo con su otra mano, y después pateo a Alejo muy fuerte en el abdomen y lo remató con un golpe de codo, haciéndolo caer al suelo.

    — Sin duda has crecido, pero no pelearemos ahora, mejor concéntrense en llegar a Ciudad Escarlata a tiempo —Dijo el capitán, pateando a Alejo y mandándolo a volar, pero León frenó su caída.


    — Sus amigos y ustedes pueden irse ahora, nosotros partiremos así que salgan de nuestro barco —Dijo Ray, poniéndose al lado derecho del capitán Scar.

    — Prepárense para ser derrotados, Scarteam —Dijo León, poniendo a Alejo en su espalda y saliendo a cubierta, donde se encontraron con los demás.

    Luego de esto salieron de aquella demoníaca embarcación y fueron a la casa de Fénix. León se encargó de explicarles la situación a su grupo, les habló sobre el dragón del Apocalipsis, sobre el trato y sobre lo que le había pasado cuando se separó de ellos.

    — Genial, más dragones —Bufó molesto Julián, quien al parecer los odiaba.


    — Pero Alejo, hay algo que no entiendo —Dijo León — ¿Por qué atacaste a ese tal Scar? —Preguntó el castaño, confundido.


    — Ese hombre es Scar…él fue el culpable de que el barco de mis padres naufragara, nunca les conté esto pero, yo estaba en ese barco con ellos—Dijo Alejo, haciendo que todos los presentes se sorprendieran— Todo ocurrió cuando tenía 8 años, mis padres y yo habíamos decidido hacer un viaje vacacional, y nos fuimos en el barco hacia la Isla de Canario…pero cuando íbamos en mitad del viaje, una embarcación se acerco hacia nuestro barco y lo invadió, esa era la embarcación de Scar. Varios se opusieron y atacaron a la tripulación de Scar, pero todos fueron asesinados —Narraba Alejo, con un aire de tristeza —Después de esto, Scar trato de llevarse a una chica de mi edad, pero mi padre trató de impedírselo, desafortunadamente…Scar fue más fuerte que él y acabo con su vida. Luego atraparon a mi madre y yo…simplemente corrí y me escondí, como un cobarde— Dijo Alejo, apretando sus puños y dejando salir una lágrima — Luego de eso, Scar disparó con balas de cañón al barco y lo destruyó por completo, creyendo que no había dejado sobrevivientes…Tiempo después desperté en la playa de Newtime City, esos días estuve sólo y años mas tarde, conocí a León y nos hicimos amigos, ahí empezó mi nueva historia como aventurero —Concluyo el peli-negro.

    —Que triste historia…—Dijo Laura, mientras se limpiaba las lágrimas con un pañuelo.


    — ¡Waaa, que tristeza me da! —Gritó León entre sollozos, mientras se limpiaba las lágrimas con el chaleco de Julián, a lo cual el peli-gris reacciono con asco y le propinó un golpe.

    — Desde aquel momento, juré que me vengaría de Scar, y ahora que lo encontré, no lo dejaré que se salga con la suya —Musitó el peli-negro, apretando sus puños.

    — Muy bien, trabajaremos juntos y venceremos a Scar —Dijo Julián, levantándose de su asiento.

    — Yo desafortunadamente no podré acompañarlos, debo quedarme para la reconstrucción de la ciudad —Dijo el peli-naranja.

    — Ahora nuestro objetivo no sólo es llegar a la Isla Calavera, también vamos a derrotar al Scarteam —Grito León, eufórico como siempre.


    León y su grupo salieron de la casa de Fénix y se fueron al muelle, donde según él, había algo que podía ayudarlos en su viaje. Allí se encontraron con un chico alto, de cabello largo y rojo, de piel Nivea y ojos rojo escarlata, su nombre era Shepard y era ayudante de Fénix. Shepard les dijo que él iba a ir con ellos en lugar de su jefe, les dijo que sabía navegar y conocía el mar como la palma de su mano, también les habló sobre un atajo para llegar a Ciudad Escarlata, pero cuando pronunció que tenían que pasar por el Mar de la Muerte, a León se le revolvió el estomago. Rápidamente subieron al barco y se prepararon para ir a su nuevo destino: Ciudad Escarlata.

    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Bueno, hasta aquí llega este capi, gracias por sus ''me gusta'' y sus comentarios. :3
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  10.  
    Lincoqueo

    Lincoqueo

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2011
    Mensajes:
    269
    Pluma de
    Escritor
    Y hasta que por fin me pongo al día. Lo prometido es deuda; ya vine con mi comentario n-n.

    Antes que nada, tengo que mencionar que me confundiste con la edad de León. Primero mencionas que tiene quince años, mas en el siguiente párrafo le pones un año menos, catorce. ¿Qué edad tiene en realidad?

    Respecto a lo técnico: comenzaré con lo amargo.

    En ortografía estás bien, aunque tienes que mejorar en algunos aspectos como en las tildes, principalmente diacrítica [mas: pero/ más: cantidad o suma. Sí: afirmación/ si: condicional]. Además en una parte escribiste 'des hacia', separado. Y es todo junto 'deshacía'.
    Te recomiendo usar sinónimos, ya que ocupas mucho una palabra en específico y eso llega a aburrir un poco. 'Dijo' puede ser cambiado por un 'comentó, respondió, pronunció, moduló, masculló y un largo etcétera'. Los números se escriben en palabras.

    Tienes un pequeño problema con los diálogos, y te lo mencionaré a continuación:

    Cita:
    — Yo desafortunadamente no podré acompañarlos, debo quedarme para la reconstrucción de la ciudad —Dijo el peli-naranja.

    Corrección:
    —Yo desafortunadamente no podré acompañarlos, debo quedarme para la reconstrucción de la ciudad. —Dijo el joven de cabello naranja.

    Especificación:
    Al hacer un diálogo, aunque Word te lo marque como malo, siempre la primera palabra va a ir pegadita con el guión, y cuando haces después la descripción, tiene que haber un punto para que se pueda poner mayúscula en la palabra siguiente, en este caso el ‘dijo’.

    Reemplacé por otra oración el ‘peli-naranja’, ya que esos términos no existen. El único que está aprobado es ‘peli-rojo’, refiriéndose a algún individuo colorín.

    ---

    Deberías controlar la narración y no es porque esté mala, sino que encuentro -por lo menos yo-, que todo está pasando demasiado rápido. O sea, que los hechos van muy seguidos. Un tiempo para separarlos no estaría mal.

    Creo que no se me queda nada en el tintero en el ámbito de lo técnico y estructural :3. Espero que no te moleste, señorito, ya que lo único que quiero es que mejores en esto :'D.

    Ahora la parte dulce~.
    A León lo encuentro parecido a Naruto LOL. No sé, pero esa impresión me da. La personalidad impulsiva y todo eso se me asemeja al rubio de Konoha y asdfg, quizás estoy equivocada.

    Me gusta el lado que le quieres dar. Ese mundo fantástico, dragones me encanta y me fascina la idea de que niños tan pequeños sean todos unos aventureros c:

    Bueno, creo que eso es todo.

    Nos vemos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso