Vampire Diaries Ella no era la mala (The Vampire Diaries)

Tema en 'Fanfics sobre TV, Cine y Comics' iniciado por Cerezo Black, 7 Julio 2012.

  1.  
    Cerezo Black

    Cerezo Black Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Noviembre 2010
    Mensajes:
    76
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Ella no era la mala (The Vampire Diaries)
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1637
    Bueno damas y caballeros aqui les traigo mi pequeño escrito para el concurso ¨Cuentos de brujas¨ basado en la serie The Vampire Diaries en la que pongo a Katherine como la principal o la bruja malvada.

    Espero me dejen su opinion y les guste ;)

    ::::::::::::....................::::::::::::::::::::::::::....................::::::::::::::::...................::::::::::::::.


    Camino por en medio uno de los numerosos pasillos de la casa Salvatore haciendo resonar sus tacones de punta aguja en el piso de pulcra madera y empezó a juguetear con un mechón de su cabello con una expresión divertida en el rostro. Aun recordaba lo que le habían dicho los hermanos Salvatore cuando había vuelto al pueblo.


    Malcriada, mentirosa, egoísta, obsesiva, cruel y despiadada mujer a la cual no le interesa absolutamente nadie más que ella misma. Eso es lo que eres Katherine, un ser que no es capaz de amar.


    Le había dicho Stephan en el funeral ¿Y cómo la había llamado Damon esa misma noche cuando ella tan amablemente fue a visitarlo?

    Eres una bruja que solo merece la muerte, pero eso puede arreglarse muy fácilmente

    Pobres ilusos que no sabían la verdad. Paro frente a un espejo de talla completa y observo su reflejo en el espejo, se había pasado gran parte de la tarde arreglándose para la ocasión. Se había colocado un jean de color negro que se pegaba con perfección a sus largas piernas, un corsé rojo de cordones cobreados que resaltaban su ceñida cintura y una chaqueta de cuero negro con algunos diminutos detalles plateados en el borde de las mangas y el cuello. Había pintado con sumo cuidado su rostro, desde el delineado negro con sombras grises en los ojos hasta los labios carmesís.

    Dejo que el mechón con el que había estado distrayéndose cayera con el resto de su larga melena castaña a lo largo de su espalda. Y poso una mano en la cadera alzando la cabeza orgullosa.


    No, ambos hermanos se habían equivocado, ella no era la mala del cuento, jamás lo había sido. Ella simplemente había elegido un papel más importante y adecuado para la obra que les había tocado interpretar. Desde el momento en que había sido echada de su casa y desterrada a la fría Inglaterra, despojada de su bebe y abandonada por sus padres, ella había evolucionado, había entendido la realidad de la vida y como sobrevivir a esta. Se había convertido en la única intérprete de una historia que estaba destinada a nunca terminar.

    En un giro coqueto dio la espalda al espejo y siguió caminando por los pasillos de la gran estructura. Luego de llegar a Londres había conocido al único vampiro, además de ella, que entendía esa forma de vivir y la aplicaba diario. De no ser porque Klaus había intentado matarla y la había estado persiguiendo los últimos ciento cuarenta y cinco años, seguramente se abrían hecho grandes amigos o al menos amigables conocidos. Pero a ella no le interesaba la amistad si de por medio había la posibilidad de que le arrebataran algo, en especial si se trataba de su preciosa vida.

    Después de Klaus nadie había sido capaz de entender sus métodos, nadie que no estuviera hipnotizado por sus poderes vampíricos o que fingiera hacerlo para obtener algún favor suyo. Stephan y Damon de hecho eran quienes menos entendían y la prueba eran sus erróneas palabras.

    A diferencia de lo que había dicho Stephan ella no era mentirosa, malcriada, egoísta o despiadada. No, ella no mentía… solo decía las verdades a medias o hablaba solo lo necesario. Todos la llamaban mentirosa en especial ellos dos, pero ella nunca les había mentido. Cuando le preguntaron porque había venido al pueblo ella dijo con toda sinceridad que necesitaba un cambio, no dijo por qué o que estaba escapando, pero después de todo eso no entraba en contexto; cuando le dijo a cada uno que lo amaba no había mentido, en algún momento llego a sentir cariño por sus pequeños amantes, que este durara lo mismo que un parpadeo o se viera opacado por cualquier otra cosa era diferente. En definitiva ella no era una mentirosa, solo era alguien que sabía usar la verdad a su favor.

    Malcriada, por favor, ella había recibido una educación muy buena de su madre ya muerta y tenía modales impecables, propios de la época en la cual había nacido. Los usaba a menudo y con ellos encantaba a cualquiera que deseara, ahora aplicar en ellos buenos valores… eso si era diferente. Paso frente a la puerta del cuarto de Stephan y entro en la habitación empezando ver detenidamente el contenido de cada librero. Pasaba los dedos por los innumerables libros y detalles entre ellos. Los gustos de este chico eran demasiado serios. Pero dejando de lado su seriedad que llegaba a cansar ¿Qué más le había dicho? Ah sí, egoísta, el egoísmo no se aplicaba en ella, el ver por uno mismo queriendo estar bien y buscar distintos beneficios que pudieran hacer su vida mejor no era egoísmo, era amor propio.

    Llego hasta una foto de Elena que estaba en la cómoda de su vampirito favorito y la tomo con ambas manos acercándola para verla mejor. Cruel y despiadada… no ella era fría y calculadora, no buscaba el daño a otros sino el bien para ella. Solo intentaba ver el beneficio y la manera de estar viva, pero como todo en la vida eso también tenía un precio y sinceramente no le importaba cual fuera.

    Aun llevando la foto con ella abandono el cuarto de Stephan y se dirigió al de Damon, entro y se apoyó en el ventanal viendo a lo lejos la casa de su copia viviente. Para su mala suerte Elena Gilbert solo se le parecía en el físico, no tenía casi nada de su manera de pensar, es decir que ella no tenía su capacidad ni su manera de ver el mundo. Dejo la ventana y acaricio levemente la cama de Damon.

    ¿Era una bruja? No, no era una bruja. Ella era una vampiresa solitaria e independiente que haba aprendido a vivir. Cualquiera podría juzgarla de mala persona, pero no lo era. Aquellos que eran tan longevos como ella o habían visto la crueldad de la vida, ellos si entenderían que ella solo era una sobreviviente, una hábil luchadora.

    Lo último que le había dicho haba sido que merecía morir, probablemente eso era lo único en lo que habían tenido razón. Lo que había hecho si era malo y merecía la muerte por todos aquellos que estuvieron involucrados en sus buenas acciones para con ella misma. Pero aunque la mereciera, ella no estaba dispuesta a aceptar la muerte. Ella tenía que vivir y estar siempre como deseaba. La muerte no era una opción ni un deseo para Katherine Pierce y por ello mismo no podía arriesgarse a segur teniendo a Klaus en su contra. Por eso esa misma noche entregaría a la pequeña Elena a los brazos de la parca.

    Salió del cuarto Damon y una vez estuvo en la sala, lanzo la foto de Elena a la chimenea viendo como el fuego lentamente consumía el pedazo de papel dejando en cenizas la imagen de su lejana familiar.

    Klaus se le parecía en la forma de pensar, por eso mismo no debía tenerlo de enemigo. Tal vez fuera injusto para Damon, Stephan, Elena y cualquiera que se interpusiera, pero esta era una oportunidad única en la vida. El entregar a Klaus a la última descendiente Petrova y darle la oportunidad de romper la maldición significaba tener la tan ansiada libertad, dejar de huir e incluso ganar el favor del más poderoso y viejo de los inmortales. Sí, esa noche le entregaría a Elena y vería como asesinaban a sus dos antiguos juguetes que ahora eran de esa pequeña humana.

    No es que ella buscara venganza por lo que le hubieran hecho o porque le hubieran dado la espalda creyéndola un monstruo sin corazón, no. Katherine solo deseaba un bien mayor, solo buscaba la salvación de una vida importante y única, la suya. Ya antes había hecho sacrificios para salvaguardar este bien tan preciado que era su bienestar, ahora era momento de hacerlo nuevamente, pagase quien pagase.

    Esta noche ella iría con todo el grupo que protegía a Elena, como su aliada, como la arrepentida muchacha que deseaba ayudar para matar culpas para luego quedarse a solas con la chica, como ya estaba planeado, mientras todos hacían guardia. La llevaría a lo más profundo del bosque y ahí en medio de la maleza se la daría a Klaus para que tuviera su tan esperado sacrificio. Luego de ello sería perdonada por el vampiro y antes de que se iniciara la matanza ella se iría de Mistic Falls para siempre para poder seguir con su vida, o tal vez se quedaría a ver el espectáculo, todo dependía de cómo se dieran las cosas.

    Miro como el fuego carbonizaba la última parte visible de la ennegreciendo el rostro de Elena y sellando así en su mente la muerte de todo su grupo, grupo que moriría para lograr su perdón y alargar la diversión de su existencia.

    Mejor ellos que yo…

    Desvió la mirada del fuego y salió de la casa camino al bosque, ya era hora de ejecutar su plan.

    :::::::::..........:::::::::::::::::::...................::::::::::::::::::::................:::::::::::::............::::::::::::


    Bueno es pero sea de su agrado y dejenme sus opiniones acerca del oneshot porfavor.

    Con cariño, Cerezo.
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  2.  
    vampii

    vampii Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    6 Octubre 2009
    Mensajes:
    35
    Pluma de
    Hello lady, me ganó la curiosidad y me pasé a curiosear ;)
    Bueno hay poco y mucho que decir...
    No veo grandes fallos en tu ortografía. De hecho diría que de poseer alguno, serían escasos. No me he fijado mucho en ellos la verdad, tu escrito me atrajo tanto que si tuviste algún fallo ortográfico no lo pude apreciar.
    Me gusta tu forma de narrar, me tuviste enganchada hasta el final.
    Por cierto me he leído los libros y tu historia me ha gustado, sin embargo, sigue sin caerme del todo bien Katherine :p.
    Haz tenido realmente una buena idea :), espero que te vaya bien en el concurso.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Comentarista supremo Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    7,104
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Muy buen enfoque, me ha encantado. Realmente, la mayoría comete Bashing en Katherine, cuando ella, también ha sufrido. Sí, es mala, -no lo niego-, pero, ella no tiene la culpa de que ambos hermanos se hayan enamorado de ella. Me encantó tu forma de narrar, algo muy personal desde el punto de vista de ella.

    Aquí hay pocos escritos de ésta serie, me alegra mucho leer el tuyo. :)
     
  4.  
    Estrellita

    Estrellita Bel-Kuran

    Piscis
    Miembro desde:
    17 Junio 2011
    Mensajes:
    50
    Pluma de
    Escritora
    Hola me gustó mucho tu historia, sin embargo pude obsrvar varias faltas ortográficas y tambien frases que no concuerdan con el contexto, por ejemplo:
    Debe se "Aún".
    Debe ser: "Se paró frente..." para que se entienda bien.
    Bueno espero que mejores en ese aspecto pero lo demas a sido muy bueno aunque no he visto mucho esa serie, sin embargo creo que la historia que realizaste es muy buena...
    sigue así... :)
     
Cargando...
Similar Threads - Vampire Diaries)
  1. Tarsis
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    307
  2. Hate
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    3,320

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso