Long-fic de Pokémon - El Tulipán Negro

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por Jhosep Zar, 28 Julio 2017.

  1.  
    Jhosep Zar

    Jhosep Zar Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2012
    Mensajes:
    619
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    El Tulipán Negro
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3819
    Hello a aquellos que me conocen y que no, pero me estén leyendo.

    En la mano ando con varias historias escritas, y esta era una de esas que quería hacer, ya que mi historia principal sigue su marcha y no puedo poner contendido de este tipo ya que no juegan mucha en la misma línea temporal, los escribo algo así como especiales o diría ovas más que nada.

    Una historia dedicada al lado del mal, que espero que les guste, ya saben que son libres de comentar y criticar.


    Voy a empezar a cotarme los brazos con una navaja para evitar el sufrimiento por las criticas de mi manejo tecnico T_T





    Era una luz clara que relucía sobre aquella gran alcoba, que en sus paredes tenia cuadros los cuales un podría decirse que fueron hechos por un gran pintor, reflejaban hermosos paisajes y de curaban aquella gran habitación en la cual una dama de cabello rubio y hermoso vestido casual entonaba hermosas melodías la cuales resonaban en aquella habitación, una hermosa música la cual era apreciada de la manera más conmociónate por parte de una pequeña niña que con un traje negro de bailarina; su cabello rubio se movía constantemente cada melodía sonaba en el aire, disfrutaba de su baile como si eso la haría sentir libre.

    Aquella hermosa escena se cubría de llamaradas rojas las cuales incendiaban todo el lugar quemando sin piedad aquella habitación y en ella solamente se podía ver una siniestra escena pues en brillante piso de aquella habitación se encontraba aquella hermosa dama quien tendida en el piso tenía en su rostro gotas de sangre, una escena digna de un programa de terror, que a su vez esta aterrorizaba a aquella niña, quien con ojos completamente pasmados por aquella suceso no podía ni moverse el ver tal atrocidad y mientras las llamas cubrían el lugar, en el fondo del cesante fuego, se podía divisar una silueta negra, como un demonio, sus ojos brillaban como si disfrutara el haber destrozado aquel lugar, solamente desaparecía entre las llamas mientras todo el lugar cair en escombros, la pequeña no podía hacer más que observar como aquellos pedazos de las estructura caía sobre aquella mujer quien en su mano sostenía un tulipán de color negro.

    — ¡Despierta! — fue el sonido de una bocina que despertó a una mujer de cabellera rubia la cual reacciono de inmediato ente el llamado, miro hacia sus alrededores y recordaba que se encontraba dentro de una aeronave que surcaba el mar. La bocina volvió a hablar— Domino mantente alerta, dentro de una hora llegaremos, el jefe quiere que la misión sea un éxito.
    — Lo se, lo se — decía mientras recuperaba la orientación tras el profundo sueño — Sacar a Vicius de su prisión, será pan comido.
    — Tienes mucha confianza al ser de la elite de esta organización; llegaremos dentro de un par de horas.
    — Si, si — decía en forma de molestia mientras se recostaba nuevamente en su asiento y mientras trataba de dormir un poco, de entre su bolsillo saco una flor de color oscuro, claramente era un tulipán.

    Al mirar dicho objeto se preguntaba así misma por qué sostenía esa pequeña cosa; cerro sus ojos mientras a su memoria llegaron algunos de sus recuerdos, recuerdos que marcaron su vida.

    DSC08312.JPG

    El Tulipán Negro
    — A los nuevos reclutas repórtense de inmediato en la sala principal, repito a los nuevos reclutas repórtense en la sala principal de inmediato — Fue una alarma que sonaba con gran fuerza sobre lo que parecía una instalación militar, en ella se encontraban simples camas de reposo de las cuales ciertas personas como hombre y mujeres que despertaban al llamado y con ropajes negros y livianos, salían de inmediato como un pelotón y entre ellos habían personas que se la pasaran en el gimnasio todos los días o delincuentes con los que alguien no quisiera tener problemas, tanto hombres como mujeres daban esa idea al mirarlos. Entre todas esas personas, destacaba una joven que aprecia no tener la edad suficiente como para estar en un lugar así, y siendo muy joven, fue la última en salir de ese lugar.

    Tras varios muros de roca a un lugar en las montañas se encontraba un gran campo de entrenamiento militar, como pistas de obstáculos que en un gran día caluroso no era una buena idea para tener entrenamiento y no salir muy adolorido después de él. Todas las personas tomaban una formación frete a un sujeto que parecía ser el comandante y líder de lugar.

    — Tarde, esa es su forma de presentarse en su primer día — dijo con una actitud molesta — Esta organización no necesita gente perezosa, si quieren dormir señoritas pueden regresar a casa con su madres — Aquellas palabras dejaron molestos a gran parte de los reclutas su retraso les costó un regaño y el sujeto aun no terminaba — Mi nombre es el sargento Viper, y seré su peor pesadilla por los próximos días, harán lo que yo les diga cuando lo ordene y la primera orden que les tengo es dar 50 vueltas alrededor de este campo YAAAAAA

    Fue una orden como amenaza directa que tomo por sorpresa a todo el pelotón y seguidamente comenzaron a dar vueltos por el lugar; Viper estaba a cargo de entrenar a los nuevos reclutas y el entrenamiento apenas comenzaba.

    Todo el pelotón que corría alrededor del campo era observado desde la cima de la torre principal de las instalaciones, por n sujeto de traje color naranja en compañía de un Persian, miraban atentamente el comienzo del entrenamiento.

    La primera tarea era dura y aunque el día recién comenzaba los rayos de sol eran bástate fuertes y esto afectaba a el pelotón, los cuales con cada paso que daban se sentía más exhaustos y el sudor en sus cuerpos era presente pero aun así seguían trotando sin mostrar debilidad alguna; entre todo el escuadro que marchaba, la joven era la que estaba al final de la fila y en cada paso quedaba más y más atrás; su cuerpo era débil ante el entrenamiento pero a pesar de ello mostraba la determinación al terminar su primera tarea del día.

    Viper miraba con atención pues al ser alguien tan joven, ¿Que era aquel motivo que la había traído hasta ese lugar?; aunque no era la única atención que tenía, pues todo el escuadrón había notado que fue la última en llegar. Minutos después de que terminara de correr y como Pyroar salvajes claramente comenzaban con la vieja regla de la supervivencia del más fuerte.

    El primer día de entrenamiento fueron varios ejerciese para la resistencia muscular, algo que dejaría completamente agotados a muchos, pues solo los más fuertes mantenían la resistencia y completaban los ejercicios perfectamente, claramente eso fue visto cuando hacia lagartijas un duro ejercicio el cual aquella joven no pudo completar pues cayo completamente agotada al suelo, cosa que decepciono a Viper. Eso fue solamente el primer fracaso que vendría pues después de tropezar en un entrenamiento de saltar la cuerda, caer de un muro al que debía escalar y terminar en un hoyo durante la prueba de reflejos, finalmente el sol se ocultaba terminando así el primer día de lo que podría decirse un infierno; Viper había dado la orden de que todos fueran a tomar un merecido descanso, la chica daba todo de sí para salir del dicho agujero al que había caído, con gran esfuerzo salió de la brecha y aunque su ropa estuviera sucia, sus manos lastimadas y su cabello completamente desordenado lo único en lo que pensaba era si había logrado algo en su primer día.

    Después de unas horas y de darse un baño en las regaderas que almenas eran bastante limpias, podía relajarse un momento ante la única calma que podía tener en ese entonces pues la tormenta estaba a punto de llegar. Llego hasta su casillero y su primera sorpresa fue ver que su candado había sido forzado, al notarlo lo abrió de inmediato y una terrible sorpresa fue un gran dolor al ver que sus ropas estaban sucias y rotas, era un claro acto de vandalismo y el impacto de ver aquello la inundo de rabia que fue directamente con los responsables. Camino por los pasillos y abrió con gran fuerza la puerta donde sus demás camaradas se encontraba y nuevamente la sorpresa ataco, pues vio que su cama había destrozada y los pedazos de ella habían sido usados por sus compañeros como mesa para jugar cartas.

    — ¡¿Qué?!, ¿Que hicieron? — Reclamo de forma furiosa, pero nadie prestaba atención— Oigan, les dije algo.

    Aquel reclamo llamo la atención de uno de los que jugaba y eso lo molesto entonces se le acerco hacia ella de forma intimidante.

    — Escucha niña, sabes quién soy yo — hablo con seriedad y eso puso nerviosa a la chica — Me llamo Tayson y soy el líder de este grupo, un grupo que no acepta niñas porque las niñas no sirven para estar en este lugar, deberían estar en la cocina o haciendo la limpieza.

    — ¿Qué?, ¿Que dices? — eso la puso más nerviosa como molesta.
    — Lo que oíste niña; oye Pierce — llamo la atención de un sujeto de cabellera negra algo larga y rizada el cual se levantó de su asiento, tomo una enorme cesta de lo que parecía ropa sucia y se la entregó a la rubia — Si quieres volver a los dormitorios, primero debes lavar toda nuestra ropa.
    — ¡¿Qué?!, no hare eso.
    — Así que no he — Tyson se molestó y le dio un fuerte empujo que obligo a la chica a caer hacia atrás junto con las prendas — Entonces no volverás a este lugar hasta que lo hayas logrado— rio mientras con fuerza cerró la puerta.

    Aquella joven temblaba por la situación que había vivido, y aunque sentía miedo sabía que ese no era un lugar para mostrarse débil, así que, con molestia, recogió cada trapo y decidió llevárselos de ahí.

    El frio de la noche se sentía en aquel lugar que, aunque tuviera paredes, el lugar se sentía helado; aquella joven quien llevaba una pila de ropa sucia la arrastraba por las instalaciones sobre un coche con ruedas.

    — Este es ridículo — decía con molestia — Yo no debería estar haciendo esto —dijo con ira mientras pateaba aquel carrito y este salió a toda velocidad por el pasillo.
    — Despacito, quiero respirar tu cuello despacito, deja que te diga cosas al oído para que te acuerdes si no estás conmigo — era el cantar de un chico quien vestía un traje de consejo y movía su escoba al ritmo de la música y al estar distraído, el carrito lo golpeo y termino encima de el — ¡¿Qué es esto!?, ¿Qué pasa? — fueron sus palabras de reacción al mirar que el carrito rodo por las escaleras que se encontraba al final del pasillo.
    — ¡Ho no! — la chica miro aquel accidente de forma preocupada — Espero que no me despidan por esto — corrió hacia las escaleras en las cuales se encontró con un desastre, toda la ropa se encontraba tirada por todas partes y al final de las escaleras, se encontraba aquel joven con un golpe en la cabeza y se encontraba algo inconsciente— Oye ¿Te encuentras bien? — La chica se le acerco y lo ayudo a ponerse en pie.
    — Eso creo — empezaba a orientarse — ¿Pero que fue lo que me atropello? — miro por los alrededores — ¿Qué es esto?, creí haber llevado toda la ropa a la tintorería, ahora tendré que recoger todo.
    — Espera, ¿Eres el encargado de la limpieza por aquí?
    — Así es — comenzó a recoger los trapos, pero se detuvo al sentir un dolor en su cabeza.
    — Lo siento mucho — decía ella quien se decidió a recoger de igual forma aquellos atavíos — Este desastre es mi culpa.


    Después de una disculpa y de recoger el desastre, la chica había decidido darle una explicación sobre su situación.

    — Ya veo — decía el joven — Creo que entiendo, la gente de este lugar suele ser muy ruda y eso me recordó a mi primer día en este lugar, estaba demasiado nervioso y asustado por la rudeza del equipo
    — Por supuesto que sí, tienes que ser cruel y despiadado para ser el mejor en esta organización.
    — Puede ser, pero no creo que se necesites solo de eso para ser parte de este lugar.
    — ¿De qué hablas?
    — Bueno sabes, jamás en mi vida he sido bueno en algo y siempre he querido encontrar la forma de poder ser útil en cualquier cosa, así que, a pesar de no tener la fuerza y tenacidad de los miembros del escuadrón, sé que puedo ser ayuda de algún otro modo, como este, ayudar es mi prioridad —Sonreía al decir aquello y eso extraño a la chica quien detuvo su paso — ¿Que sucede?
    — ¿Seguro que trabajas aquí?
    — ¿Porque lo preguntas de esa forma?
    — Pienso que es demasiado raro que un chico como tu este en este lugar.
    — Porque me siento ofendido con ese comentario — retomaron el camino — Como dije, si puedo ayudar de alguna otra forma es suficiente para mí, así que me encargare de este trabajo, puedes ir a descansar, sé que tendrás un día largo mañana.
    — Huh, está bien — La joven mientras se alejaba recordaba que en la habitación de soldados no era la mejor opción para estar así que sabía que no tenía donde pasar la noche; miro al chico entrar en la lavandería y decidió seguirlo — Oye espera.
    — ¿Qué sucede?
    — Bueno, yo — re rasco la mejilla buscando palabras adecuadas — Quiero saber si tú, conoces algún lugar donde pueda descansar.
    — Hummm, si conozco uno.

    Después de un tiempo la chica se encontraba feliz corriendo por una habitación que tenía un techo de cristal ya que su mayoría eran ventanas de las cuales se podía ver las brillantes estrellas del lugar.

    — Nadie ocupa este almacén así que puedes usarlo— el chico traía algunas mantas en sus brazos
    — Me encanta — dijo con cierta sonrisa.
    — Espero que descanses — le dio aquellas mantas — Es verdad, lo había olvidado, mi nombre es Mondo.
    — Ho, así que ese es tu nombre.
    — ¿Cuál es el tuyo?
    — Mi nombre, he, es — dudo al respecto — Mi nombre es Domino.
    — ¿Domino?, huh, ¡Porque se oye como si mintieras!
    — No es cierto, no puedo ser tan obvia — se molestó.
    — Vamos, puedes decírmelo — se mostró cierta amabilidad en el chico.


    Tras el tiempo que había pasado en ese lugar, Domino solo había visto miradas de odio y superioridad, un lugar donde la palabra felicidad era careciente, que vivió de todo ello durante el poco tiempo que había estado ahí, así que era la primera vez en mucho tiempo que vio esa amabilidad en los ojos de alguien, y esa mirada le dio un choque eléctrico a su corazón, algo que jamás esperaría que le sucediera.

    — Hanna — decía mientras desviaba la mirada
    — ¿Ese es tu nombre?, jeje, es lindo al igual que tú.
    — ¡¿Qué?!, No me digas cosas así — La chica algo enojada le tiro una manta al chico quien evadió sin dejar de sonreír, pero su sonrisa desapareció cuando la chica lo agarro por el cuello de su camisa.
    — Escúchame — mostro una mirada asesina — Domino es mi nombre clave en este lugar así que jamás pienses en decir mi nombre verdadero, o te arrancare los brazos.
    — Si lo hare — trato de soltarse debido al miedo ya que tenía una cara muy pálida bien que descanses — salió del lugar sin decir más.

    Domino era el nombre que usaba en ese lugar, y quería seguir usándolo así que cubriéndose con las mantas y mirando al cielo nocturno disfrutando algo de paz; podría pensar en que mañana sería un día, pero su mirada reflejaba que tenía pensamientos de nostalgia y de entre uno de los bolsillos de sus ropajes, saco una flor de color negro; parecía un objeto al cual le tenía algún tipo de aprecio, algo que no mejor decidió guardar y disponerse a descansar, ya que un largo día les esperaba.


    El día siguiente fue un completo infierno en la vida de la joven en las pruebas de campos, una larga maratón era una de las pruebas más duras de superar y mientras los cadetes comenzaban con un largo recorrido por la cima rocosas, la chica llamada Domino era quien estaba al final del grupo y esa debilidad comenzaba a será aprovechada por sus compañeros, quienes decidieron divertirse un momento. Habían llegado al primer obstáculo un enorme pantano lodoso, en el cual muchos miembros de la brigada comenzaban a la quedar atrapados, algunos se hacían lentos y la chica quien se sentía motivada aquella mañana comenzaba a rebasar a los soldados que se distraían por la prueba, a pesar de hacer un gran esfuerzo lograba atravesar dicho pantano y esto molesto a los cadetes los cuales decidieron jugar un poco y aquel sujeto llamado Pierce, tomo cierta cantidad de barro y lo coloco sobe el cuello de la chica, lo que provoco que ella reaccionara asustada mientras el barro resbalaba por su espalda y tras la sorpresa, cayó sobre el lodo quedando un poco atrapada, los demás miembros únicamente rieron tras la diversión y ella quedo un tanto humillada.

    Las pruebas apenas empezaban y su siguiente obstáculo era atravesar era un gran estanque, únicamente por un puente que tenía estribos sobre la parte de arriba, los soldados se son tenían fuertemente de el con sus brazo mientras lo atravesaban; la chica rubia al ser la última cumplía con normalidad la prueba pero vio que al final de ella, se encontraba el escuadrón, los cuales mofaban cosas como “ cáete” o “ no podrás niña” palabras que las distraían y debido a ello no logro sostenerse con fuerza solo para caer sobre el lago, provocando las risas de sus compañeros.

    Se cercaba la fase final dela prueba, arrastrase sobre el lodo para evitar ser lastimado por un techo de alambres filosos, los soldados con gran esfuerzo lo lograban terminando con pequeños cortes; Domino quien al ser pequeña tenía menos posibilidad de ser lastimada por la prueba y eso enfureció a Tyson quien se encontraba al frente de ella, que decidió patear con fuerza un peldaño, el cual se rompió y las púas obstruyeron l camino de la chica, la cual se asustó por el temor a ser lastimada, pero al ver que no salió herido, solo miro la risa del sujeto.

    La meta estaba a tan solo unos cuantos metros y la prueba final era escalar un gran muro inclinado con la ayuda de una cuerda, la cual todos los miembros con gran energía, lograron subir y bajar por un tobogán hacia la meta; Domino era la última que llegaba al lugar y sin perder entusiasmo comenzó a trepar por la cuerda y cuando llevaba un par de metros escalando, escucho lo que parecían ser risas, así que miro hacia arriba en donde Pierce sostenía su cuerda de apoyo, la cual desato del extremo sobre el cual se sostenía y provoco que ella cayera hacia el suelo, aunque la caída no fue grande, aun así dio un quejido de dolor por la caída. Con el cuerpo adolorido se puso de pie y lo único que vio fue a todo el equipo celebrar la victoria de haber cumplido la prueba y lo único que hizo fue dejarse caer de rodillas bajo esa enorme tempestad.

    La prueba había terminado y todo el equipo lo había logrado, era aquella que aquella joven pensaba justamente cuando gotas de lluvias comenzaban a caer del cielo, era como si la lluvia reflejara su fracaso y humillación, aunque p mostrase débil en ese momento era la peor cosa que podía hacer, no era tan débil como pensaban ya que mientras se ponía en pie, sus ojos reflejaban gran odio y rabia.

    La noche había llegado y después de que los soldados se dieran un baño, se dirigían hacia el comedor, Tyson era la cabeza del equipo quien reían tras las bromas de sus compañeros.

    — TAYSON— fue un llamado en forma de grito que alerto al equipo, miraron que detrás de ellos, la chica estaba mojada y con su ropa llena de fango, miraba con odio a todo el equipo — Desgraciado, te crees el líder del grupo por actuar intimidar a los demás, pues te diré que, a pesar de tener ese cuerpo lleno de músculos, tu está llena de aire como un DRIFLOON.
    — ¿Qué dijiste? — reacciono ante la burla.
    — Dije que eres más tonto que el Magikarp de tu abuela — aquellas palabras provocaron burlas en sus compañeros ante la broma y eso le molesto a Tyson.
    — Niña debes ser muy valiente para hablarme de esa forma — comenzó a caminar hacia ella mientras resonaba los nudillos de sus puños.
    — Quieres pelear, no me provoques — actuó impulsivamente mientras se lanzó sobre el e intento darle una patada en el cuerpo, pero el sujeto la atrapo con facilidad; ante la impresión de ella, Tyson presiono con fuerza su pierna y la lanzo contra algunos implementos de limpieza que estaban en el pasillo, provocando un gran alboroto.

    Aquel fuerte golpe dejo algo atónita a la joven, quien con la mirada aterrada no podía reaccionar ente el suceso, su cuerpo temblaba y perdía cordura, como si hubiera visto su peor miedo de cerca.

    — Eso fue todo niña — el grandulón decidió divertirse un poco más, pero quito aquella sonría que tenía en su rostro cuando una persona se interpuso en frente de él.
    — Esa no es forma de tratar a una dama — fue la mirada amenazante de Mondo, quien armado con trapeador quiso proteger a la chica — Y más si se trata de una compañera.


    — Hasta un lado conserje — volvió a molestarse por la intervención mientras le arrebato el trapeador.
    — No lo hare — a pesar de que estaba desarmado, mostro una mirada desafiante mientras ponía sus puños en posición de ataque; aquella mirada de Mondo sorprendido al capitán de la brigada, que anqué valoraba la valentía del conserje, no quiso sentirse intimidado ante alguien más pequeño que él, entonces extendió su puño para golpearlo.
    — BASTA CADETE — fue un grito que detuvo las acciones del sujeto y todos miraron que el sargento Viper — No permitiré esta clase de peleas en el equipo y mucho menos riñas infantiles, le sugeriría que descansaran ya que mañana será un día agotador.


    Tyson quien molesto por la presencia de su superior, no hizo más que escupir de manera irritada y retirarse junto al equipo ante la orden de su superior.

    El sargento sintió algo de decepción ante la chica quien aún tenía esa mirada aterrada en sus ojos.

    — Mondo, limpie este desastre — fue su última palabra antes de retirase del pasillo.

    El joven, miro de forma preocupada como aquella persona a quien consideraba su amiga, se encontraba en ese estado, su ropa estaba sucia al igual que su rostro, era evidente que había tenido un verdadero mal día.
     
    Última edición: 28 Julio 2017
    • Mala ortografía Mala ortografía x 1
  2.  
    JoJoBaoh

    JoJoBaoh Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Julio 2016
    Mensajes:
    96
    Pluma de
    Escritor
    Muy buenas, pasé a leer ti trabajo y quero decir que me gustó bastante, pero antes de pasar a ese apartado quiero hablar de lo técnico:

    - Te comiste varias letras, que curiosamente son las últimas, solo es un aviso.

    - Cito "... la manera más conmociónate por parte de una pequeña niña que con un traje negro de bailarina..." Siento que el "que" está de más, cosa mía.

    -Noté que se te van algunos acentos, regularmente en pasado, aviso nada más

    -En el primer párrafo después del título abusaste de la conjunción "Y" que en lo personal, es un error fatal, yo tiendo a usar la comas para reducir el uso de estas, a su vez, puedo unir oraciones usando otras palabras que le den continuidad a la historia, como te estás dando cuenta en este apartado, me puse el reto de evitar el uso de esa conjunción para que veas cómo sí se puede unir oraciones sin la necesidad de la "Y". Sé que más adelante no se usó tanto, pero a veces si se te puede ir de las manos esos detalles.

    - En la escena poco después del entrenamiento, quita el punto y coma para poner en Mayúsculas "Aunque"

    - "Typo" en la escena de las regaderas, para que cheques ¿Vale?

    - Es "Tayson" o "Tyson" espero que el segundo, porque hay un "Typo" por ahí.

    - Cuando es pregunta, es "Por qué", separado y con acento, ojo.

    -Después de la amenaza de la protagonista contra el chico, como que algo sucedió ahí, porque está medio revuelto el guión ahí.

    -En la escena de la maratón, hay palabras que puedes quitar, pero ya depende de ti, es cuestión de darle una releída.

    -No soy fan de Mayúsculas en diáogos, a menos que representen una institución o algo (UE [Unión Europea] ONU, por ese rumbo) basta con poner signos de exclamación para puntualizar el grito.

    Ya terminado eso, quiero decir que para ser un capítulo de introducción, quedó bastante bien y tienes en claro los comportamientos de tus personajes, aún no puedo juzgar por completo la trama, ya que sigue siendo una introducción a tu mundo, pero queda en claro que puede llegar a ser bastante interesante.

    Por el momento es todo, sin más que decir, que pases buen día.

    PD: El arte tú lo hiciste ¿Verdad? Porque me gustó, nada más quería preguntar y decir eso.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  3.  
    Reydelaperdicion

    Reydelaperdicion Equipo administrativo Comentarista empedernido

    Piscis
    Miembro desde:
    28 Agosto 2012
    Mensajes:
    2,453
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola, Joseph. Tal y como dije, me pasé apenas tuve tiempo. Debo decir que este primer capítulo cumple su objetivo como un capítulo introductorio, dado a que nos presenta a la protagonista sin revelar la dirección de la trama. Aunque creo que esta podría ser narrar el proceso de como Hanna, o Domino, se convierte en un soldado de élite para el equipo Rocket. Es interesante ver que en sus inicios se trata de una novata algo "incapaz" para el rol de soldado, pero que haya logrado convertirse en una de las mejores.

    Lo que me más me intriga es ver su transformación, y también descubrir por qué ella utiliza ese nombre en lugar de utilizar el verdadero. Tal vez Hanna no le guste, o tal vez Domino se refiera a algo de su pasado. Supongo que ya se verá.

    Tengo que marcar varios errores que encontré. Algunos son graves y otros no, pero al ser varios, entorpecen un poco la lectura. Serían fáciles de corregir si los pasaras por algún editor de texto (como el Word).

    Allí creo que quisiste poner "decoraban".

    A esa parte lo podrías agregar más comas para que se entendiera mejor y no fuera tan apresurado.

    Ahí la palabra correcta sería aquel y no aquella.

    Esa frase está mal. Debería ser "¿cual sería el motivo por el que la habían traído a ese lugar", o si quieres "¿qué razones había para haberla llevado a ese lugar?"

    Entendí lo que quisiste decir, pero está mal expresado. Debería ser "Así que no, ¿eh?".

    Este es un error muy grave. El porque va junto cuando se usa para responder. Va separado (y con tilde en la e) cuando es una pregunta, y en ese caso lo era.

    Además de que te faltó la tilde en "haré", se te mezclaron el diálogo y la narración.

    La forma correcta sería

    — Si lo haré — trato de soltarse debido al miedo, ya que tenía una cara muy pálida — Bien que descanses.

    Hay errores más graves que otros, pero entorpecen un poco la lectura. Te aconsejo revisar el capítulo antes de subirlo.

    Ya veré como sigue la historia en el futuro. Saludos y suerte.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  4.  
    El guardian del aura

    El guardian del aura Yo lucho para que el poder del aura prevalezca

    Capricornio
    Miembro desde:
    22 Marzo 2018
    Mensajes:
    80
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    A ver, la trama está bien, es más, me gusta como la estas llevando, el problema es la ortografía han sido demasiados fallos y muy notorios, aunque a mí me gusta dar el beneficio de la duda, así que espero que al menos en el próximo cuides mucho más la ortografía porque la historia promete mucho. No permitas que una historia con gran potencial se arruine por la mala ortografía. Y revisa bien el capítulo de manera que puedas leerlo con facilidad notando todas las fallas posibles de ortografía.
    Esperaré el siguiente con mejor ortografía la misma buena trama que lleva
     
    • Adorable Adorable x 1
  5.  
    aniberadrian

    aniberadrian Izumi Sakai

    Escorpión
    Miembro desde:
    3 Julio 2014
    Mensajes:
    167
    Pluma de
    Escritor
    Yo te conozco... Wow, que hermosa historia. Ha pasado tiempo desde que leo algo que me ha encantado. Es bueno saber que sigues aquí.
     
  6.  
    Jhosep Zar

    Jhosep Zar Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    27 Noviembre 2012
    Mensajes:
    619
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ZMG, la verdad hubo un tiempo en que esta historia me inspiró mucho y la deje olvidada, me odio por eso
    La verdad deje de escribir poke porque tenía la mañana de escribir cosas súper largas, eso me afecto porque quería tener continuidad con el anime, pero mi erro fue apegarme demasiado ya que el anime siguió, cambio y ya no me gustaba, al igual que los fics ya no eran los mismos y bueno todo cambio, tanto que mis ganas de escribir también se fueron.


    No lo tomo como algo realmente serio, pero era un hobby que al menos me entretenía y bueno esta historia que a pesar de que era corta me encanto la forma en que la estructure y la verdad que siento la necesidad de darle conclusión. Ahora estoy con otra historia en mano así que cuando pueda voy a re subir esta historia y darle final, por lo pronto esto quedara cerrado.

     
    • Sad Sad x 2
    • Adorable Adorable x 1
  7.  
    Kuroneko

    Kuroneko Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    28 Julio 2019
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritora
    Es excelente que vayas a continuar no te desanimes
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso