Death Note El solitario dios del nuevo mundo [Actividad por Halloween, Forever Evil]

Tema en 'Fanfics de Anime y Manga' iniciado por InunoTaisho, 10 Octubre 2020.

  1.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador "Vaya... al parecer está comenzando a llover"

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,040
    Puntos en trofeos:
    521
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    El solitario dios del nuevo mundo [Actividad por Halloween, Forever Evil]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3761
    Bueno, bueno, bueno, me inscribí a la actividad con temática halloweenesca nombrada “Forever Evil”, la cual es organizada por el buen Fenix Parker con el aval de la líder de nuestro grupo, Mana manita aka ManaWYsalm; y porque los orientadores somos gente de palabra… Ya, esto es sólo un intento de drama sobre el mal siendo el mal sin el bien que le haga frente, un área que me saca de mi confort, así que espero haberlo hecho bien y puedan disfrutarlo. Sin más les dejo leer y ya luego me darán sus opiniones.

    P.D. extra, respetamos los derechos de los autores de la historia original de Death Note, Tsugumi Ōba y Takeshi Obata, sólo nos basamos en su universo para presentar algunas ideas de lo que pudo haber sido y no fue.





    El solitario dios del nuevo mundo (Light Yagami/Kira).

    [​IMG]




    “… serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.” [Génesis 3:5]





    ─ ¡Tu muerte significa mi triunfo!... ¡Sí, “L”, yo soy Kira y al final he ganado! ─la sonrisa envenenada y mordaz en el rostro de Light Yagami, una sonrisa que nadie más podía ver, era la prueba irrefutable de que su teoría nunca había estado equivocada.



    “L” se desplomó pesadamente en cámara lenta cayendo de su silla, sintiendo como el corazón que palpitaba en su pecho se detenía de súbito. No hubo dolor ni arrepentimiento pues él sabía que alguien más terminaría su trabajo, que algún día se le haría justicia.



    Un tiempo después…



    ─ ¡¡Alabado sea Kira, alabado nuestro gran señor de la justicia!! ─la estridente voz del presentador Demegawa taladraba sus órganos acústicos de forma violenta y vociferante causándole un gran dolor de cabeza. Si no fuera un personaje con cierto influentismo dentro de los medios evidentemente ya lo hubiera eliminado del mapa desde el principio.


    ─ Misa, ¿podrías por favor apagar eso? ─le dijo Light a Misa Amane, su amante por conveniencia, esa noche después de regresar al departamento que compartían no hace mucho tiempo, arrojando el saco sobre el sillón y sin molestarse en levantarlo cuando notó que cayó en el suelo.


    ─ Pero, Light, ¿no te parece maravilloso que ahora ya tengas un programa de televisión, y en cadena nacional? ─comentó la joven a modo de saludo tras aproximarse a él para darle un abrazo de bienvenida, torciendo el gesto alegre que pretendía ser seductor en una simpática mueca enfurruñada, más que nada porque ni siquiera le había hecho un halago ante el atrevido atuendo que llevaba puesto y con el que pretendía obtener una noche de amor.


    ─ Si, claro… eso es lo que Kira necesita, más publicidad ostentosa sin nada de seriedad ─rezongó el joven pasando por alto la desilusión que le había causado, dirigiéndose al baño con prontitud a fin de poder asearse.



    La risita socarrona de Ryuk llegó a sus oídos:



    ─ Al final has conseguido lo que soñaste, Light, así que no veo el motivo de tu queja… ─le dijo con su acostumbrada mueca alegre asomándose brevemente por la puerta─. “L” murió como lo habías planeado y ya nadie tiene el valor para hacerte frente porque todos tienen miedo a morir ─agregó, riendo un poco más fuerte.


    ─ Sí… todos tienen temor de que su maldad sea exhibida para no ser juzgados por Kira… ─comentó el aludido en tono levemente aterrador mientras una leve sonrisa mordaz de triunfo se dibujaba en su semblante al recordar a su fallecido rival, y posteriormente se dispuso a lavar su cara─. Indudablemente es mejor que la voluntad de Kira sea conocida por el mundo, así sabrán a qué atenerse para no ganarse el veredicto contrario ─añadió mientras humedecía su rostro, cuidando de no salpicar de agua su camisa.


    ─ Eso es lo que Kira diría sin duda… ─contestó el shinigami carcajeándose nuevamente por lo bajo con aire de diversión.


    Sin lugar a dudas había pasado buenos momentos viendo la forma en la que la “justicia” humana era aplicada por el joven castaño, asesinando a los que en su opinión merecían morir ya sea que fueran escoria o simplemente le llevaran la contra; y nada lo obligaba a discutir si estaba o no en lo correcto dado que, como un dios de la muerte que se respete, ese no era su papel.



    Unos meses más tarde…



    ─… La policía japonesa ha decidido ya no enfrentarse a Kira… ─se oyó en el principal noticiero de la noche mientras los miembros del grupo “Anti-Kira” se encontraba reunidos en el apartamento de Light que usaban ahora como cuartel secreto de investigación tras la repentina muerte de “L”.


    ─ Eso es terrible… ─dijo Soichiro Yagami con un gesto de molestia ante la cobardía de sus anteriores colegas.


    ─ Es comprensible, jefe, ya que no se ha tenido un verdadero avance del caso desde que “L”… bueno, nadie quiere morir en realidad ─le dice Matsuda, su compañero más joven, intentando no sonar atemorizado, a la vez que le lanzaba a Light una leve mirada de disculpa.


    ─ Es justo como Matsuda dice, papá… desde que “L” murió no hemos podido obtener más pistas ─opinó el joven sin voltear realmente a verles, concentrada la mirada en los archivos recientemente descargados a su computadora en busca de alguna señal relevante del caso con la cual pudieran avanzar otro paso.


    ─ Eso es cierto, Light, sin embargo creo que no hemos hecho lo necesario para… ─su padre quiso responderle dándole una sincera opinión ya que, antes de otra cosa, era su hijo; manteniendo los brazos cruzados sobre el pecho como un signo de desacuerdo por lo acontecido.


    ─ Estamos haciendo todo lo que podemos, papá… no queremos que alguien más muera o no podremos vengar la muerte de “L” y todas esas pobres personas cruelmente asesinadas por Kira ─mas él le interrumpió dándole una vez más la explicación de la razón de su decisión como sucesor de “L”─. Por ello debemos ser prudentes y no arriesgarnos a un enfrentamiento que no podamos ganar ─puntualizó con firmeza y decisión en la mirada.


    ─… tienes razón, Light, debemos ser cuidadosos… ─admitió el señor Yagami soltando un suspiro bajo de rendición.



    Muy cerca de ellos se encontraba Ryuk, sonriendo como de costumbre ante lo divertido que le parecía el actuar humano, tan lleno de conflictos al dejarse llevar por sentimentalismos baratos. “Ese Light es verdaderamente sorprendente ya que a mí no se me hubiera ocurrido nada igual… al menos no es un humano como la mayoría”, meditó en sus adentros mientras observaba con detenimiento el rostro del joven que disimulaba una risita, puesto que todo estaba saliendo a la perfección tal y como lo había planeado. Pronto el mundo entero estaría a sus pies, a los pies de Kira, y no había nadie que pudiera estorbar sus planes para llegar a ser el dios del nuevo mundo, un mundo libre de la maldad de acuerdo a sus designios divinos.



    Un par de años más adelante…



    Bien, Light Yagami no podía quejarse, no tenía ningún motivo real para quejarse dado que en pocos años las tasas de criminalidad en todo el mundo habían descendido más de la mitad, los conflictos armados se solucionaban más rápido, la gente era precavida y en todos lados se respiraba un ambiente de paz y alegría como pocas veces. Sin embargo algo parecía no cuadrar pues él sabía que muchas de esas cosas eran mentira, que mucha gente en realidad no idolatraba a Kira como su dios salvador sino que le tenían miedo, mucho miedo, incluso odio; pero nadie, definitivamente nadie se atrevería nunca más a enfrentar su absoluta autoridad para juzgar el bien y el mal con sapiencia. Aunque eso de verdad no le agradaba porque en sus sueños se había imaginado a sí mismo rodeado de gente que lo veneraba y hablaba maravillas de él, y eso incluía a su familia y conocidos cercanos, los cuales se empeñaban en expresarse de Kira como un despreciable asesino en serie enfermo de poder.



    ─ Light… vamos a dormir… ─Misa le llamó desde la puerta de la recámara utilizando un tono de voz que pretendía ser seductor, vistiendo un nuevo negligé de encaje negro para tener una noche de pasión desenfrenada.


    ─ No me molestes ahora, Misa, que estoy ocupado… ─respondió el joven con leve irritación sin quitar la mirada del monitor, concentrado en su deber.


    ─ Light… es nuestro aniversario, lo prometiste… ─mencionó ella enfurruñada haciendo un puchero de desencanto.


    ─ Te cambio esa promesa por otra y el próximo fin de semana salimos a cenar, ¿de acuerdo? ─con tal de ganarse una noche de descanso evitando que Misa estuviera de encimosa, Light Yagami reformuló su ofrecimiento sin poner realmente mucha atención a sus palabras.


    ─… está bien, el siguiente sábado vamos a cenar y después me harás cariñitos, ¿sí? ─su rubia compañera no lo pensó mucho y modificó el gesto por uno más alegre mostrándose conforme por el cambio. Después de todo lo único que quería era un poco de atención de parte de su pareja, así que le convenía no ser tan exigente en algunos momentos.


    ─ Bien… entonces ya duérmete porque aún voy a trabajar ─afirmó el castaño sin siquiera dirigirle una mirada.


    ─ ¡Muy buenas noches, Light, que sueñes con los angelitos como yo! ─respondió ella con voz chillona y cantarina cerrando la puerta de la habitación con cuidado, dejándolo solo en la sala.


    ─… Esa Misa sigue siendo una loca descerebrada… ─masculló el muchacho tras un par de minutos desperezándose sobre la silla, estirándose con cuidado para desentumirse.


    ─ Aún me cuesta creer que realmente no te guste Misa, Light… ─le dijo Ryuk tras terminar de comer una deliciosa y jugosa manzana como parte de su dotación diaria, acostado cómodamente en el sillón─. Después de todo ha hecho muchas cosas por ti para impedir que te atrapen, y te da todo su cariño porque de verdad te admira ─agregó en un tono muy quitado de la pena estirándose cual largo era.


    ─ En eso tienes razón, Ryuk, pues Misa me idolatra… después de todo yo, o sea Kira, apliqué el juicio correcto sobre el homicida de sus padres, algo por lo que sin duda me tiene que estar agradecida siempre ─aseveró el aludido volteando a verle, empleando una entonación de voz levemente presuntuosa mientras se acariciaba un mechón de cabello como señal de vanidad─. Sin embargo no deja de ser molesto el que todo el tiempo me pida hacer y comprar cosas que en verdad me desagradan, pero tengo que soportarla con tal de tenerla contenta y callada… ─bufó a continuación con indignación torciendo la mueca en un gesto desagradable─. La muy estúpida cree que sus tonterías son más importantes que mi trabajo de ser dios, y eso podría considerarlo como un crimen imperdonable por el cual merecería morir; afortunadamente para ella mantiene la utilidad de “Los ojos del shinigami”, razón por la cual la he indultado de la sentencia ─puntualizó al final con un deje de irritación, regresando a sus ocupaciones.



    El shinigami soltó una risita baja de diversión reacomodándose en el sillón que usaba de cama, divertido ante la situación de la pareja dado que la joven no estaba ni tantito consiente del odio que le provocaba a su amorcito; y unas horas más tarde decidió salir a dar una vuelta sobrevolando la ciudad en vista de que el poseedor de la libreta había terminado dormido sobre el escritorio con el ordenador encendido.



    ─ Realmente eres todo un caso, Light Yagami… ─murmuró antes de echarse a volar, viéndole agitarse en sueños.



    Efectivamente, el sueño de Light era inquieto por la incómoda posición en la que se encontraba, puesto que no había querido ir a reposar al lado de Misa suponiendo que ella ya estaría roncando ruidosamente ocupando todo el colchón, y el meterse allá significaría despertarla con el riesgo de que no lo dejara dormir como se debía. Prontamente su cansada mente le llevó a un mundo de fantasía, el mundo ideal con el que siempre había soñado y que estaba empeñado en construir.



    ─ ¡Kira, Kira, Kira! ─decía la gente que se encontraba en una especie de auditorio, levantando las manos en dirección a donde él estaba sentado. Obviamente era el lugar más elevado, situado al centro del mismo para que todos pudieran contemplarlo en todo su esplendor.


    ─ ¡Alabanzas a nuestro gran dios Kira, el dios que nos salvó de la destrucción! ─escuchó la voz de su padre hablando por un micrófono, incentivando a la multitud a elevar el sonido de sus voces.


    ─ ¡Sí, grande sea Kira, no hay otro dios como él! ─afirmaban los demás miembros del equipo actuando como una especie de apóstoles o discípulos, inclinándose hasta tocar el suelo con sus frentes en señal de pleitesía.


    ─ ¡Salve Kira, salve Kira, salve Kira! ─decían su madre, su hermana y Misa danzando al ritmo de una música desenfrenada con cadenciosos movimientos.


    ─ ¡Kira, Kira, Kira! ─repetía la muchedumbre ensimismada.



    Light Yagami se sentía dichoso, y su enorme sonrisa de oreja a oreja demostraba que lo estaba disfrutando con creces. Al final su labor no había sido en vano, al final había demostrado ser un dios digno de recibir todo, al fin todos le daban la honra que se merecía, al fin todos reconocían que él era su salvador. Se puso en pie carcajeándose de la felicidad y, tomando el micrófono que le entregó su padre, le dirigió a la concurrencia este mensaje:



    ─ ¡Todos aquellos que aún piensen oponerse a Kira tendrán que enfrentar las consecuencias! ¡Todos aquellos que aún tengan maldad en su corazón serán castigados sin ninguna duda! ¡El mundo de Kira es sólo para aquellos de limpio corazón, es sólo para aquellos que reconozcan quien es su dios! ─exclamó en voz alta con los brazos abiertos como si quisiera abarcar todo.



    El nivel de la música subió y con ella todos los presentes se entregaron a la danza sin dejar de alabar a su dios por medio de jubilosos gritos, y el eco de los mismos resonaba en las paredes de estadio. Fue entonces que una voz familiar, extremadamente familiar, le habló al oído descolocándolo por un momento, pero como los demás asistentes se encontraban en una especie de éxtasis ya nadie le prestaba atención.



    ─ ¿En realidad esto es lo que querías, Light Yagami? ─y “L” se personificó cerca de él, observándole detenidamente con esos ojos hundidos que lo caracterizaban en vida.


    ─ ¿Por qué estás aquí? ¡Tú ya estás muerto y así deberías quedarte! ─le gritó tras dar unos pasos para alejarse, mirándole con odio.


    ─ Sí, es cierto… ya estoy muerto y así me quedaré sin duda… ─respondió el joven detective sin inmutarse─. Sólo vine a preguntarte si realmente esto es lo que quieres, si realmente esto es lo que te hará feliz… ─y repitió su cuestionamiento con el mismo tono de voz monocorde que también solía emplear cuando daba alguna explicación de sus teorías.


    ─ Por supuesto que este es el nuevo mundo que estoy creando… un mundo sin maldad, algo que sólo yo puedo y debo hacer ─alegó el castaño con aires de suficiencia poniéndose serio.


    ─ Interesante… ─dijo “L” empleando en esta ocasión una entonación de voz más absorta─. Siendo así, te crees el único dueño de la verdad y, por lo tanto, el único con el poder de juzgar según tus convicciones y beneficios… qué conveniente, sin ningún desafío para probar lo correcto o incorrecto de tu teoría… ─masculló con gesto pensativo.


    ─ ¡Lo que yo hago es correcto y nadie tiene porque juzgarme! ─replicó Light en un bufido de furia─. ¡Yo soy dios, y sólo dios es perfecto porque tiene el poder para juzgar! ─añadió.


    ─ Un poder que no te pertenece, un poder prestado por un dios de la muerte que sólo encontró en ti alguien que le haga el trabajo ─le refutó el difunto detective con algo de dureza al volver a verle─. Si tú fueras realmente un dios me imagino que podrías eliminarle a él cuando quisieras… pero sólo eres un hombre corrompido intentando imponer sus desquiciados ideales ─agregó.


    ─ ¡¡Cállate de una buena vez, maldito, no olvides que yo te maté y con ello pude probarte que soy mejor de lo que tú fuiste!! ─el joven castaño expulsó su furia tras ese grito y fue entonces que todos los presentes volvieron en sí, mirándole con expresiones de duda y espanto. Nadie en realidad pareció notar la presencia de “L”, el cual se esfumó de la misma forma en que había llegado.


    ─ Kira... ¿sucede algo malo? ─Soichiro Yagami, su padre, le habló con temblorosa voz.


    ─ No es nada… pueden continuar alabándome pero tengo que irme pues mi trabajo aún no termina ─contestó Light tras soltar un resoplido para calmarse, y rápidamente descendió del escenario dirigiéndose a un vehículo deportivo que le esperaba afuera.



    Prontamente subió en él mientras sentía el amargo sabor de la hiel en la boca del estómago… ese bastardo malnacido de “L” sólo era producto de su imaginación, así que no debía dejar que le arruinara el día con sus infructuosas y absurdas teorías que no lo habían llevado a nada. Antes siquiera de alejarse unos cien metros volvió a escuchar la voz del detective cerca de su oído, lo que le hizo dar un frenón en seco y por pura suerte no se estrelló en la barda de contención.



    ─ Bueno, Light, supongo que quieres vivir en el engaño de construir un mundo ideal para ti… lo cual es una verdadera pena ─le dijo estando sentado en su postura habitual en vida ocupando el asiento de copiloto, sin mostrarse preocupado por lo que pudo haber pasado.


    ─ ¡”L”, hijo de la gran…*#%&! ¿Por qué diablos no regresas al infierno que perteneces? ─resopló el joven castaño lanzándole una mirada fúrica. Si trajera la Death Note consigo sin duda volvería a matarlo.


    ─ Es curioso que me hables del infierno cuando ambos sabemos lo que es… ─respondió con calma el detective tras darle un mordisco a una dona glaseada que traía en la mano (la cual no tenía antes)─. En realidad vine aquí sólo para advertirte que no te saldrás con la tuya… ─se explicó parsimoniosamente saboreando el pastelito.


    ─ Creo que estás muy equivocado al respecto pues ya te maté, y ahora nadie se interpone en mi camino ─respondió su interlocutor tras soltar una risotada burlona─. ¿O acaso el estar muerto te secó las neuronas? ─dijo burlón.


    ─ Tal vez… ─el otro accedió en darle la razón en parte para no discutir nimiedades─. Lo que quiero decirte es que no creo hayas pasado por alto que Watari y yo pudimos dejar un legado por si algo inevitable llegaba a pasarnos ─expuso dándole una mordida más a la dona.


    ─ ¿Ah, sí? ─obviamente que Light parpadeó confundido. ¿Qué significaba exactamente eso del legado de “L”?


    ─ Por lo que veo estaba en lo correcto… no sabes nada, lo que significa que Watari hizo muy bien su trabajo ─”L” pareció feliz ante eso, así que terminó el último bocado de dona relamiéndose los dedos con gesto alegre─. Entonces no te quito más el sueño y disfruta este mundo mientras puedas ─agregó al final desvaneciéndose en el aire, dejando a su némesis con gesto de incertidumbre.


    ─ ¿Pero qué demonios significa esto? ─aulló más que confundido y rabioso, despertando en ese momento de su pesadilla al caer pesadamente al suelo─. ¡Maldito “L”, espero que estés pudriéndote en el averno cómo te mereces! ¡Y no crea que me asustas con tus tontos juegos mentales! ─espetó rabiosamente antes de levantarse para dirigirse a la ventana abierta del balcón, gritando a voz en cuello─. ¡¡Yo te gané, maldito, yo soy mejor que tú… yo soy un dios y tú no eres nadie!!, ¿¿me oíste??, ¡¡nadie!!



    Casi cinco años más tarde después de la muerte de “L”…



    ─ Es un gusto saludarte, “L”… o debo mejor decir, falso “L” ─la voz distorsionada al otro lado del comunicador dejó a Light momentáneamente helado. ¿Acaso alguien sabía ese secreto, acaso alguien del grupo lo había traicionado?


    ─ ¿Falso “L”? ─preguntó Matsuda visiblemente confundido por la revelación, y ni que decir de todos los demás, las expresiones de sus caras lo decían todo.


    ─ Sabemos que el verdadero “L” murió hace casi cinco años ─dijo la voz con total tranquilidad, algo que al joven castaño se le hizo vagamente familiar─. Por ello me presento ante ustedes como el sucesor real de “L”… o pueden llamarme “N” para no ocasionar confusión en el mundo ─señaló, y en ese momento se materializó en la pantalla del ordenador principal una solitaria “N” en una tipografía idéntica a la usada por el fallecido “L”─. Mi misión aquí es continuar la investigación para capturar a Kira en vista de los pobres resultados obtenidos hasta ahora, así que espero mucha cooperación de su parte ─puntualizó sin chistar.


    ─… “N”… ─"Así que este es el maldito legado de “L”… ¡qué tipo más despreciable resultaste ser!” pensó Light en sus adentros evitando mostrar el enfado en su rostro.



    Sin embargo, meditándolo detenidamente, en realidad no era tan malo volver a jugar sus mejores cartas, desafiando a ese barato intento de “L” en una batalla mental de resistencia… quien jugara sin cometer errores obtendría el triunfo contundente, y sin lugar a dudas él volvería a ganar.



    ─… De acuerdo, “N”, podemos cooperar juntos para resolver este caso y vengar así la muerte de “L” y todos los inocentes ─mencionó con amabilidad, aguantando las ganas de reír a carcajadas de la inmensa felicidad que sentía en esos momentos.



    Un poco alejado del bullicio, pero sin duda presente en la acción por ser el shinigami guardián de la libreta, Ryuk se carcajeó por lo bajo adivinando los pensamientos de Light.



    ─ Muy bien, Light, volverás a las andadas… pero tal vez ahora no te será tan fácil, lo cual lo volverá tan divertido como antes ─masculló entre dientes.





    “¿Acaso torcerá Dios el derecho, O pervertirá el Todopoderoso la justicia?” [Job 8:3].









    Nota: Light Yagami es sin duda un buen protagonista, eso lo reconozco, pero a mí me cayó tan mal, sobre todo desde que mató (bueno, no él directamente pero lo provocó) a “L”, Watari y Rem, que simplemente agradecí a Ryuk el haberlo matado como lo mató después de su graciosa huida al ser revelada su identidad como Kira (en el anime, en el manga fue un poco más cruel); una muerte patética para alguien que llegó a creerse un dios.

    Espero les haya agradado este escrito y no aseguro volver a escribir de este fandom porque el drama y la tragedia no se me dan bien.
     
    Última edición: 10 Octubre 2020
    • Ganador Ganador x 2
  2.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket THE BE(a)ST

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    487
    Puntos en trofeos:
    241
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Oye, tuve que hacer un poquito de memoria para recordar el final de este animé, o al menos para tener en cuenta los acontecimientos más relevantes.
    Debo decir que ha valido la pena.
    Mientras leía, comprendí que el escenario que planteaste para tu historia era perfectamente válido, muy coherente.
    A medida que transcurría el relato (con las elipsis, principalmente) me preguntaba qué había sido de Near y Mello. Al subrayar que nadie más querría enfrentarse a Kira por el miedo a la muerte, pensé que esa era una manera efectiva de que esos dos entrasen en ese grupo.
    Me gustó ver que al menos "N" sí que aparecía y que había decidido seguir los pasos de su mentor.
    Una idea que tuviste (la cual me encantó) es la de que en sus sueños Light puede seguir interactuando con "L". Incluso sería fenomenal un escenario en el que Light termine por matar a "L", Near y a Mello, y que a pesar de que nadie se pueda meter ya en su camino, le toque tener visiones con los espíritus de esos tres por el resto de su vida, demostrando que ése sería el precio por haber ganado y que bien era una victoria a medias.
    A que este planteo también te fascinaría.
    Un trabajo excelente, como siempre, Coronel.
    Un saludo.
    ;)!
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Ganador Ganador x 1
  3.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador "Vaya... al parecer está comenzando a llover"

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,040
    Puntos en trofeos:
    521
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Gracias a usted por leer, Mayor, sin duda sus palabras de aliento me son gratificantes para continuar con mis intentos de escritura... 8D

    No pude meter a Mello ya que él no es el oficial sucesor de "L" al retirarse del orfanato apenas pudo hacerlo, para trabajar por su cuenta con tal de ganarle a Near... Como bien dijo el chico de cabellera plateada a imitación de "L", que trabajando juntos superaban a " L"; aunado al hecho de que contaban con mayores pistas y libertad de acción de la que tuvo el verdadero "L" en su tiempo. Como sea, tampoco quise recargar mucho esto así que no había espacio para presentar a Mello (además tuve que ver el anime otra vez para pulirlo y gozarme con la muerte de Light por enésima ocasión... 8D).

    Tu idea sobre los espíritus de los detectives merodeando alrededor de Kira para atormentarle también suena interesante, sin embargo y como Light no me cae bien desisto en escribir sobre eso....XD

    Gracias nuevamente por su tiempo, Mayor Diccnero, siempre es un gusto para mí el tener su opinión
     
    Última edición: 14 Octubre 2020
    • Adorable Adorable x 1
  4.  
    Its

    Its Fanático Lealtad de compis

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    1,284
    Puntos en trofeos:
    251
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡Me han venido un montón de recuerdos al leer el relato!

    Me encantaba este anime, si bien cuando más lo disfruté era cuando L y Kira se enfrentaban, luego pues bueno... Una de las cosas que más me ha gustado es que has mantenido la personalidad de los personajes a la perfección. Ese aire de superioridad y maldad de Light, jugando a dos bandas y engañando a todo el mundo. La "inocente" Misa que vive en un mundo propio de felicidad sin saber que Light sólo la usa. Te lo juro, las primeras escenas de ella intentando llamar su atención y él dándole largas y aún así ella contentándose con cualquier cosa ha sido como volver a estar viendo el anime.

    Me alegro que L haya aparecido, era mi personaje favorito, aunque haya sido en plan sueño para atormentarle. Ha habido un punto que pensaba que estaba incitando a Kira para que matara a Ryuk. Pero al final, la historia ha seguido el hilo argumental más real.

    En general, he disfrutado mucho de la lectura. Me ha transportado años atrás y me he visto sumergida rememorando una historia que me encantada. La lectura es muy amena, esta perfectamente redactada y te deja con ganas de saber más. Muchas gracias por compartirlo en el foro.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador "Vaya... al parecer está comenzando a llover"

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,040
    Puntos en trofeos:
    521
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Gracias por el comentario, Its, también es un gusto contar con tu opinión sincera.

    Ciertamente el punto era mostrar el actuar del villano sin su contaparte, así que Light tuvo libertad de acción tras la muerte de "L" pero no estaba realmente satisfecho del todo. Y si, "L" incitó a Light a eliminar a Ryuk sabiendo que no podría hacerlo, sólo utilizó la ocasión para mostrarle que era un simple humano matando gente.

    Muchas gracias nuevamente, todo un placer que te haya gustado
     
    Última edición: 17 Octubre 2020
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...
Similar Threads - solitario [Actividad Halloween
  1. Bloody Rabbit
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    449
  2. Gerli
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    293

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso