One-shot El recuerdo de aquel día (BH) (Paul&Shandi)

Tema en 'Otros Fanfiction' iniciado por Lady Stanley, 9 Septiembre 2021.

  1.  
    Lady Stanley

    Lady Stanley Sweet Room

    Virgo
    Miembro desde:
    12 Enero 2008
    Mensajes:
    824
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El recuerdo de aquel día (BH) (Paul&Shandi)
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    4434
    Este One-Shot participa en el Concurso de ¿Recuerdas qué? del foro de Aniversario de FFL.

    Título:
    El recuerdo de aquel día.
    Fandom: Kiss Band.
    Pairing: Paul Stanley & Shandi Donnelly.
    Aclaraciones: Éste escrito ha sido realizado dentro del universo de Broken Heart, una novela de mi autoría. Si más adelante alguien quiere entender la trama completamente, puede pedirme el link para poder leerla.

    Bueno para que puedan ubicar mejor a los personajes de quienes hablo, para quienes no conocen a Kiss, les dejo una imagen de la banda de los años de 1985.
    [​IMG]
    De izquierda a derecha: Eric Carr, Bruce Kulick, Paul Stanley y Gene Simmons.


    EL RECUERDO DE AQUEL DÍA

    ¿Alguna vez has querido huir y regresar el pasado?

    Ese era el sentimiento con el que Shandi Regan vivía día a día y se lamentaba al no haber sido lo suficientemente valiente para luchar por lo que tenía en aquel momento. Pero, el miedo que sintió había sido más grande.

    La vida del hombre que ella amaba, corría peligro si no hubiera tomado una decisión aquel día.

    Por eso, cuando se quedaba sola en su enorme habitación se sentaba horas frente al enorme ventanal de la mansión que daba hacia los jardines. Recordando… a veces, una sonrisa aparecía en su rostro al recordar los momentos hermosos.

    Tal como muchos otros días, al inicio del alba, su flamante y magnifico esposo, había salido a una reunión de gobierno. Y por órdenes de éste… ella se quedaba totalmente sola, no le importaba, pues eran los momentos en los que más disfrutaba. El mirar por el gran ventanal al jardín… y pasar las horas divagando en los recuerdos de su mente.

    —¿Señora, Regan? —escuchó que alguien la llamó, se giró suavemente y sus ojos se posaron sobre la pequeña sirvienta de rojizos cabellos—. ¿Quiere que le traiga a la niña?

    Ella sonrió suavemente y asintió—. Si por favor—contestó y volvió a girarse a la ventana.

    La mucama salió por la puerta y Shandi se sumió en un silencio abrumador, recordando…

    Sus manos se acariciaban una y otra vez en un sentimiento de ansiedad que la acompañaba desde esos últimos tiempos. Era una especie de consuelo que se daba así misma y un gesto que había aprendido a extrañar, porque Paul solía hacerlo cuando ella no estaba bien.

    ¡Oh… Paul! Ese nombre le sonaba tan hermoso y lejano a la vez.

    Sin poder evitarlo, su cuerpo se movió por instinto, llevándola a sentarse en ese pequeño balcón en la habitación, para mirar por la ventana y al mismo tiempo, se perdía en sus muchos recuerdos. ¡Cuán maravillosos habían sido!

    Dio un largo suspiro y cerró los ojos.

    Como fantasmas, llegaban a sus oídos los gritos emocionados de los miles de fans, los miles de rostros maquillados como sus ídolos musicales. La vibra, el escenario, y sobre todo… la magia que había entre esos cuatro chicos al momento de tocar.

    Daría lo que fuera por regresar a esos años.

    Su cuerpo la hizo recostarse contra la ventana y todo a su alrededor quedó olvidado. Solo era ella con sus recuerdos, casi todos los días ese sentimiento de nostalgia la embargaba, y a su mente acudió un recuerdo que ella atesoraba con toda su alma.

    Todavía sentía aquel momento como si hubiera sido ayer.

    oie_oie_animation.gif
    Queens, Nueva York, 24 de diciembre de 1984.

    La ciudad de los rascacielos y las luces de neón se encontraba bañada en una bella capa de blanco y perla. El frío se dejaba sentir en cada rincón de la ciudad y todo era adornado con muchísimos focos de colores.

    El lago de Central Park, se encontraba totalmente congelado y algunos llenos de espíritu navideño se encontraban paseando entre los fríos senderos del parque, todo se encontraba pintado de blanco y un cielo nublado mientras copos de nieve caían en todas partes.

    Nueva York, se encontraba en un punto de aglomeración de personas máximo, los centros comerciales y restaurante se encontraban a su total capacidad de trabajo debido a las compras de último momento. En el centro se encontraba colocado el gran árbol que sería encendido en cuanto diera la media noche y algunos altavoces que se encontraban por todo el perímetro entonaban villancicos, contagiando a todos los ciudadanos.

    Para Shandi, esa no era la excepción, aunque no tenía muchos ánimos de celebrar. Pero gracias a la insistencia de su mejor amiga, se encontraban en camino a la casa de Gene, habían acordado pasar las navidades con el bajista.

    —Vamos, Shann te ves preciosa—dijo Nina, mirando a su amiga con cariño. Habían parado en un alto y la castaña había tomado la barbilla de la rubia para mirarla a los ojos e intentar animarla—. Sonríe, además no me gustaría que Vinnie te viera con esa cara.

    —Tienes razón—comentó, sonriendo suavemente—. Hoy es un día para celebrar—pero no podía evitar sentir esa desazón en su corazón—. ¿Crees que sea verdad?

    —No lo creo, Shann—dijo esta, mirando al camino—. Pandora es nuestra amiga y además es muy joven… yo pienso que todo es un mal entendido.

    Shandi tragó pesado y asintió, sus sospechas aumentaron cuando la más chica había decidido de último momento ir a casa de Eric a prepararse a solas. Alegando que llegaría más tarde a la casa del bajista ya que quería llamar a su madre para desearle felices fiestas, eso solo sirvió para que la rubia se pusiera más angustiada.

    Nina guardó silencio por un momento y prefirió poner la radio para distraer a su amiga. Pues se veía tan afectada por lo que estaba pasando, le daba mucha pena verla así.

    La música las acompañó, hasta que aparcaron en el departamento dónde Vinnie y Nina habían comenzado a vivir no hacía más de dos meses. La castaña pidió a Shandi que esperara en el auto y a los pocos minutos apareció el guitarrista, utilizando un look que pareció curioso.

    —Shandi—saludó este, besando la mejilla de la chica—. Que gusto verte.

    Ella sonrió a pesar de que no se sentía muy bien—. Te ves muy bien, Vinnie. Me alegra que hayas decidido pasar la navidad con nosotros.

    —Bueno, es más interesante pasarla con mi ex banda—sonrió, sentándose en la parte de atrás—. No es que haga menos a los integrantes de mi banda pero quise darle el gusto a Nina.

    —Oh…

    Nina se había coloreado hasta las orejas al escuchar las palabras del guitarrista, y solamente se dedicaba a sonreír mientras conducía al destino final. Durante el camino, esta agradeció que su novio entretuviera a su amiga para que dejara de pensar en las peores situaciones.

    Al llegar a casa de Gene, se dieron cuenta que solamente faltaban ellas. Ya que el primero en llegar había sido Bruce, después lo hicieron Eric y Pandora, y finalmente ellos tres, al principio todos se sorprendieron de ver a Vinnie Vincent en ese lugar—. Vaya… viejo, que gusto verte—dijo Paul, acercándose al más bajito, tendiendo su mano para saludarlo.

    —Sé que es extraño—comentó Vinnie con tranquilidad—. Pero también me da gusto verlos—aceptó la mano del vocalista y ambos se dieron un breve abrazo—. Shandi y Nina me invitaron, espero que no tengan problema con ello.

    —Para nada, eres bienvenido—dijo Paul, invitándolo a pasar a la sala en dónde todos se encontraban conversando animadamente.

    Cuando el rizado miró a la rubia, sintió que el corazón le latió desbocado. Se veía preciosa y algunos copos de nieve se habían adherido a sus cabellos haciéndola ver muy hermosa, se sintió muy nervioso cuando sus miradas se encontraron e internamente la culpa lo invadió por no poder decirle lo que estaba pasando. La mirada de Shandi se veía llena de incertidumbre y tristeza, al ponerse frente a ella quiso decirle allí mismo lo que tenía que proponerle.

    Pero no lo hizo.

    —Te ves hermosa—comentó con sinceridad, acercándose para abrazarla.

    —Tú también—notó el tinte apagado de la chica en su voz, iba a preguntar, en vez de eso simplemente buscó sus labios para unirlos con los suyos en un beso.

    Cuánto la necesitaba y le partía el alma verla así por su culpa.

    —Ven, pasemos o nos congelaremos afuera—dijo, una vez que terminó de besarla y la tomó de la mano.

    Shandi asintió conteniendo las ganas de llorar, necesitaba saber si lo que pensaba era cierto. Tenía tantas ganas de preguntarle a Paul si él estaba saliendo con Pandora, de ser así ella inmediatamente se alejaría para siempre.

    —¡Hey! ¡Ya estamos todos completos! —alegró Bruce, levantando su copa al ver a la pareja reunirse con ellos en esa sala de estar.

    Había música, bocadillos y conversaciones amenas por doquier. Para ese punto, incluso Gene se había unido a la reunión olvidando que estaba molesto con Paul y de vez en cuando le lanzaba miradas agrías a la más joven de todo ese grupo. La miraba moverse de un lado a otro al lado de Eric y se fastidió al ver que el baterista parecía imbécil mirándola.

    —¿La cena estará pronto, amor? —preguntó Shannon, provocando que este dejara de ver a Pandora.

    Los ojos de Gene se posaron en la mujer—. Claro, dejé el pavo terminando de hornearse.

    —No es por presumir, pero mi hijo es un excelente cocinero—elogió la señora Florence, sonriendo a todos.

    —Será la primera vez que tenga el honor de comer algo preparado por Gene—dijo Bruce de buena gana.

    —Considéralo un honor—se burló el bajista, mientras tomaba a Shannon por la cintura pegándola más a su persona, de reojo miraba las acciones de Pandora—. Porque es de las pocas veces que cocino para alguien que no sea mamá.

    —Tú comida no es tan buena—de repente todas las miradas se posaron sobre Vinnie, quién sonreía burlón. Se hizo un silencio incómodo al ver como el bajista y el ex guitarrista se miraron fijamente un par de segundos antes de comenzar a reír—. No es verdad, estoy bromeando.

    —Por eso eres un hijo de…

    —¡Gene! —exclamó la señora Florence al escuchar las palabrotas de su hijo.

    Más risas inundaron el lugar.

    El cuadro que había era perfecto, pues en ese lugar estaban todas las personas que más apreciaba en el mundo. Solo estaba la gran incertidumbre que no dejaba a Shandi que disfrutara ese momento como ella hubiese querido, a veces no podía evitar mirar a Pandora y Paul para ver si compartían miradas cómplices, pero no pudo captar eso y aunque sonreía ante bromas de los demás, se sentía tan fuera de lugar como nunca antes. Al sentirse presa por el agarre de Paul, quería escapar, pues su tacto parecía que la quemaba.

    No iba a soportar si él le confesaba que estaba saliendo con la más joven.

    Además… para nadie era secreto que Pandora tenía cierta atracción por Gene y se encontraba saliendo con Eric en esos momentos. Sería una enorme traición si de la noche a la mañana, esta decidiera interesarse por Paul, por eso mismo durante todo ese tiempo, Shandi había decidido no acercarse para nada a ella o estallaría.

    —¡Ya huele a pavo! —exclamó de repente Eric con gran entusiasmo.

    —Tienes razón—dijo Gene, olfateando el ambiente, soltó con cuidado a Shannon quién se había mantenido con él todo ese tiempo—. Ya vengo, cariño.

    La chica asintió y siguió con la conversación que mantenía con Bruce, Nina y Vinnie.

    Minutos más tarde todo el grupo se encontraba sentado frente a la mesa, haciéndoseles agua la boca al ver el exquisito banquete que Gene había preparado esa noche. Vaya que el bajista se había lucido con todo lo que estaba en la mesa, humeante, con pinta sumamente apetitosa.

    En esa mesa para diez personas se hallaban copas para vino, cubertería de plata que solo usaban en ocasiones especiales, había ensalada de manzana, ensalada rusa, lomo de cerdo, espagueti bañado en salsa Alfredo, y al centro se encontraba el enorme pavo que humeaba al haber salido recién del horno.

    Shandi miraba como todos disfrutaban de la velada, estaban entre amigos casi familia. Todos conversaban en la mesa y elogiaban el gran talento de Simmons para cocinar, se pasaban los platillos, la sal o la pimienta, bebían del exquisito vino, pero aunque ella sonreía no podía evitar sentirse tan triste… que pena que en una fecha tan hermosa se sintiera así… esperando que el hombre al que amaba la dejara esa misma noche.

    Incluso al buscar la mirada de Pandora, ella le rehuía, haciendo que sus sospechas fueran cada vez más fuertes.

    En algún momento durante la cena, Paul se levantó de su lugar y le hizo una mirada a Nina.

    —Amor. ¿Me permites un segundo? —preguntó mirando a Vinnie con su típica fascinación.

    El guitarrista quien se encontraba hablando Bruce, miró a su novia y asintió. La castaña se dirigió al pasillo que daba hacia el sanitario, segundos después Paul también se había levantado de su lugar.

    —¿Está todo listo? —preguntó ansioso.

    —De momento sí, aunque Shandi está a nada de echarse a llorar—dijo la castaña con reproche, mirando mal a Stanley—. Piensa que estás en líos amorosos con Pandora.

    Paul se quedó helado, jamás se le pasó por la cabeza que Shandi pudiera pensar algo así… es decir, él la amaba con locura, desde el momento en el que se conocieron supo que esa mujer debía estar en su vida, no tenía ojos para nadie más.

    —¿Cómo? ¿Por qué?

    —No me preguntes, pero hasta yo llegué a pensarlo al verla tan devastada esta mañana—siguió con el reproche, frunciendo el ceño—. Iré al auto por la guitarra acústica y antes de que de la media noche, debes culminar con este plan tan loco—finalmente Nina comenzó a sonreír—. Aquí a todos les volará la cabeza…

    —¿Se verá muy mal si le pido a Pandora que hablemos un momento?

    —Si yo fuera tú, evitaría hacerlo hasta que aclares las cosas con Shann y Gene.

    —¿Con Gene?

    Nina asintió burlonamente—. ¿No le has visto la cara durante toda la noche? Te ha fulminado con la mirada y es obvio que invitó a Shannon para hacer rabiar a Pandora—dijo mientras le daba dos palmadas en el hombro al cantante—. Recuerda que todo se sabe en familia.

    Antes de que Paul pudiera decir algo más, Nina se fue en dirección a la cocina para salir por la puerta de atrás y poder ir por el instrumento. Él debía moverse rápidamente y al hacerlo no pudo evitar cruzar mirada con la joven castaña, ella asintió, saliendo de la mesa como un fantasma.

    Al llegar a la mesa, las manos le sudaron y todo el cuerpo se le volvió de gelatina al notar que Shandi había visto ese gesto, pudo ver su rostro compungido que aguantaba las lágrimas. Cuando ellos chocaron la mirada, ella inmediatamente se levantó de la mesa con tempestad y se sintió horrible al ver que las lágrimas escocían en sus bellos ojos verdes.

    —Shandi—llamó casi con desesperación, llamando la atención de todos los demás.

    Gene dejó de prestar atención a la conversación de su madre y Shannon para voltear a ver a la pareja. Endureció la mirada con molestia, posiblemente ya había estallado la bomba y Shandi acababa de enterarse de que Paul se había involucrado con Pandora.

    —Esto se va a poner bueno—dijo en un murmullo al ver como la rubia salía huyendo prácticamente del lugar mientras que el vocalista la seguía.

    —¿Qué dijiste cariño? —preguntó Shannon.

    —No, nada.

    —¿Oigan, han visto a dónde se fue Nina? —preguntó Vinnie, extrañado.

    —Creo fue al baño—dijo Eric como si nada, también Pandora se había ido en la misma dirección, tomando en cuenta que las mujeres por curioso que pareciera iban de a dos al baño.

    […]

    —Shandi, cariño espera—dijo Paul con voz suave, tomando del brazo a la chica—. Tenemos que hablar.

    El corazón de Shandi latió acelerado, nervioso, triste, en cualquier momento Paul le diría que todo había terminado y ella se destrozaría en ese mismo momento. Se había tensado al sentir el suave tacto del cantante en su piel, quemaba cual infierno y deseaba derretirse entre el fuego.

    —¿Desde cuándo? —fue directa, como un tiro.

    —¿De qué hablas? —preguntó él, acercándose a la chica para abrazarla por la espalda y cubrirla con sus brazos, pudo sentir como se tensaba con su cercanía. Aspiró el perfume de su cabello mientras cerraba los ojos.

    —Pandora—soltó—. ¿Desde cuándo se ven?

    —Mi amor, solo tengo ojos para ti—respondió él con suavidad, acariciado los brazos femeninos para tranquilizarla—. Eres como una droga que no dejaré de consumir hasta que muera.

    Shandi sintió un nudo en la garganta al escuchar aquellas palabras, dolía saber que eso no era cierto y que el cantante estaba buscando las palabras correctas para no herirla.

    —No me mientas—dijo ella al borde del llanto, sus palabras salieron entre cortadas al sentir ese angustiante dolor en su garganta.

    —Te amo demasiado Shandi, desde el mismo momento en el que te conocí me enamoré perdidamente de ti. De esa niña que tenía anteojos con fondo de botella y escandalosos aparatos dentales—habló con suavidad, quitando el cabello de su cuello para poder besarlo. Sonrió levemente al sentir como la mujer se estremecía entre sus brazos.

    Antes de que pudieran decir otra palabra, las luces de toda la casa se apagaron sorpresivamente, dejándolos en completa oscuridad. Y Paul sonrió al saber que todo su plan empezaba a marchar bien, pues pudo escuchar como todos los que se encontraban terminando de cenar hacían sonidos sorpresivos ante el apagón.

    —Creo que deberíamos volver—dijo ella, desconsolada y levemente aliviada de que la oscuridad cubriera las lágrimas que salían de sus ojos.

    —No he terminado.

    I just can't pretend no more, I keep runnin' out of lies
    Lovin' you is killin' me inside
    Every time I find the words to end it
    Something in your eyes won't let it

    A lo lejos, se escuchó el sonido de una guitarra acompañada de una suave voz femenina que Shandi reconoció inmediatamente, sus ojos se llenaron finalmente de lágrimas al saber quién era. Y miró a Paul con dificultad ante la oscuridad.

    —¿Por qué haces esto? —preguntó ella, desconsolada, aferrándose a los brazos de Stanley.

    —Porque desde el día en que te conocí, no dejé de pensar en ti y tu triste mirada. Después cuando te volví a encontrar seis años después… me enamoré sin saber que eras tú.

    La oscuridad no se fue, pero pequeñas luces de colores llegaron hasta ellos.

    Sin poder contenerse más, había comenzado a llorar abiertamente al ver que sus amigos estaban todos reunidos sosteniendo pequeñas linternas mientras sonreían a Paul.

    —¿Sabes? —siguió este con su discurso—. No podría encontrar mi camino sin ti, si tú no estás no sabría que hacer… te necesito más que a nada en el mundo.

    Shandi, tonight must last us forever
    Forever we say good night and go home
    But you know me very well and I know you
    You can't tell me good night (say good night)
    We been holding on so tight, we're afraid to let it go
    Shake it loose, we both could use the ride

    Los ojos de la joven viajaron hacia quién cantaba esa hermosa canción. Nina tocaba la melodía mientras sonreía y Pandora se encargaba de darle un toque precioso a una canción que Paul había escrito precisamente para ella.

    —Le pedí a Nina y Pandora que me ayudaran con esto—sonrió, soltando a Shandi para verla mejor. Las luces que todos sostenían le daban un brillo especial—. Te amo tanto…

    Gene miraba mal la situación, no entendiendo que pasaba en realidad.

    De repente su cena de navidad se había convertido en quién sabe que cosa, estaba enojado con Paul, Shandi, Pandora, Shannon, con todos y por primera vez no tuvo comentarios pedantes para soltar ante el ambiente que se había formado.

    —¿Eso quiere decir que tú y Pandora… no?

    —Jamás en la vida—dijo Paul, sonriendo abiertamente a la muchacha de rubios cabellos. Tomó sus pequeñas manos entre las suyas y las besó con cariño—. Eres la luz de mis ojos Shann y quiero preguntarte algo muy importante… ¿Puedo?

    Ella asintió, en ningún momento sus lágrimas dejaron de caer.

    —Shandi Donnelly… ¿Quieres ser mi esposa? —preguntó al mismo tiempo en el que se puso su rodilla contra el piso.

    Here's another mess I got myself in
    And when you touch me you ain't helpin'
    Shandi, tonight must last us forever
    Forever we say good night and go home
    But you know me very well and I know you
    You can't tell me good night (say good night)

    En el momento en el que Paul preguntó, sonriendo y sin dejar de mirar a Shandi, todos allí se quedaron de piedra. Bruce abrió la boca, mientras que Eric sonreía encantado de la situación mientras miraba a Pandora y ella le regresaba la misma acción. Vinnie hizo lo mismo al ver la escena, mientras que Shannon quién sabe que diablos decía con emoción a Gene y él se sintió sumamente culpable de haber invitado a la play mate a la cena, había malinterpretado todo y casi había provocado que Shandi pensase que Paul estaba engañándola.

    Su madre gritó extasiada al escuchar a Paul pedirle matrimonio a la chica.

    Y ella… no sabía si se había muerto y vuelto a revivir pues su corazón dejó de latir. Todos los miedos que sentía se esfumaron justo cuando Paul había dicho esas palabras, no sabía que sentir, tenía un torbellino de emociones estallando por todo su interior.

    Las luces se encendieron nuevamente, y pudieron verse los unos a los otros.

    Al mismo tiempo el enorme reloj de la ciudad empezó a dar fuertes campanadas, indicando la media noche y con ello llegaba la navidad.

    —¡Acepto! —gritó la chica una vez que su alma regresó a su cuerpo.

    Llena de emoción sus lágrimas antes tristes se convirtieron en unas de felicidad, por la fuerza que usó se fue de bruces al suelo con Paul e importándole poco que los demás estuvieran presentes, besó al hombre con gran pasión.

    —¡Oigan, en mi casa no! —exclamó Gene con diversión, recuperando su habitual humor al entender que todo había sido parte del plan de Stanley para pedir la mano de Shandi. Sin embargo, no pudo mirar a Pandora.

    —¡Gene! ¡Déjalos tranquilos, hijo! —exclamó su madre, maravillada por el romántico momento.

    —Eh… bueno todo ha sido muy hermoso pero… ¿Feliz Navidad?

    —¡Feliz Navidad! —exclamaron todos a Bruce y empezaron a reír.

    —Les daremos su espacio, pero no quiero cosas sucias en mi casa. ¿Entendido? —el bajista sonrió a la pareja mientras conducía al resto de regreso a la sala—. Los esperamos para abrir los regalos.

    Cuando Paul y Shandi se quedaron solos, se miraron, él limpió las mejillas mojadas y besó una vez más sus labios con autentico cariño. Amaba demasiado a esa mujer, habían sido tantas emociones que sin querer había olvidado colocarle el anillo a la joven en su dedo.

    —Espera—dijo él, mirando con ternura a la mujer que amaba.

    —¿Qué sucede?

    Él no habló más, volvió a lanzarse a sus labios con hambre y a tropezones se levantó del suelo con ella. Intentando sacar la cajita de su pantalón, había pedido a Pandora que le ayudara a buscar una sortija para Shandi.

    —Feliz navidad, cariño—le dijo, tras sacar el anillo y ponérselo en el dedo anular.

    —Feliz navidad, Paul—correspondió contenta, alejando todas sus inseguridades y miedos.

    Era increíble cómo todo cambiaba radicalmente de un momento a otro. Había pensado lo peor del cantante, pensó que todo había terminado entre los dos… quiso huir. Ambos se miraron fijamente un par de segundos antes de volver a sellar sus labios en un profundo beso mientras en la sala todos seguían festejando.

    —No necesito un regalo de navidad—dijo ella, recostándose en el pecho masculino—. Te tengo a mi lado.

    —Yo tampoco, con que tú estés a mi lado, no necesitaré ningún regalo.

    Una vez más sellaron su amor con un profundo beso.

    oie_oie_animation.gif

    —¿Mami?

    Se sobresaltó cuando escuchó esa vocecita. No supo cuánto tiempo pasó recargada en la ventana, recordando el día en el que Paul le pidió matrimonio. Se sentía todavía tan real pues los vellos de su cuerpo se erizaron al recordar con anhelo aquellos besos, nunca los olvidaría, había estado sonriendo al sentirse tan dichosa de haber vivido aquello.

    Solo salió de sus recuerdos al escuchar esa dulce voz.

    —Bonny—dijo entrecortadamente, se sorprendió al ver a su bebé allí parada.

    —Perdón, señora—llamó la mucama con vergüenza—. En cuanto la bajé de su cuna salió corriendo hacia su habitación…

    Shandi se limpió las lágrimas y sonrió a la mujer uniformada—. No te preocupes, yo me haré cargo.

    —Con permiso—dijo antes de retirarse y cerrar la puerta.

    Una vez más en la soledad de su habitación se sentó con su hija en brazos, mostrándole los pajarillos que se colocaban en el alfeizar de la ventana.

    —Eres idéntica a tu padre—le dijo a la pequeña de negros y rizados cabellos que miraba maravillada todo lo que había en el exterior—. Y no sabes cómo los amo, bebé.

    Para proteger al hombre que todavía amaba, había tenido que sacrificarse y convertirse en la esposa de un político corrupto, pero entre sus brazos se hallaba el producto del intenso amor que vivió alguna vez con Paul Stanley, vocalista y líder de Kiss.

    La tomó en brazos y comenzó a cantarle una canción que iba a recordar con mucho cariño toda la vida.

    Shandi~

    Fin.
     
    Última edición: 9 Septiembre 2021
    • Creativo Creativo x 1
  2.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    3,442
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Bueno, bueno, solo he de decirte que no conozco del todo al grupo Kiss (estamos hablando de los tiempos de juventud de mi mamá, y ella no fue fan de Kiss así que de ahí mi desconocimiento), por lo tanto no puedo tener una opinión demasiado objetiva del escrito en cuanto a la personalidad de cada uno de los miembros de la banda y sus aventuras (disculpa pues por lo mismo no he leído tu historia base); aún así creo que en realidad fue una trama entretenida que se disfruta de principio a fin si eres lectora empedernida de capítulos largos como los que yo suelo escribir... XD, así que por ese lado al menos yo no me quejo.

    Gracias por participar, es un gusto leer algo nuevo de vez en cuando.
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Lady Stanley

    Lady Stanley Sweet Room

    Virgo
    Miembro desde:
    12 Enero 2008
    Mensajes:
    824
    Pluma de
    Escritora
    ¡Muchísimas gracias por tu opinión!

    Como comenté xD en realidad me salieron 24 páginas de Word, pero sentí que sería demasiado largo... como para un concurso. Así que decidí recortar la gran mayoría de toda la trama e ir directo al grano para no hacer tanto rodeo.

    jajajaj Si... Kiss también fue de la época de mi mamá pero a decir verdad, yo soy amante de la banda e incluso pertenezco al Kiss Army de aquí de México, por cierto, mi historia tiene promesa de salir en físico y a la venta una vez terminada. ;)

    Gracias por leer!
     
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...
Similar Threads - recuerdo (Paul&Shandi)
  1. Ana inukk
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    392

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso