Long-fic El lado oscuro de los desconocidos.

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Insane, 27 Septiembre 2015.

  1.  
    Insane

    Insane Adicto Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,795
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de los desconocidos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    550
    Autor: Caótica/Insane
    Título: El lado oscuro de los desconocidos.
    Tipo: Long-fanfic
    Género: (Drama/romance/+16(?)
    Advertencias: <3

    [​IMG]

    Levanté mi copa, juntándolas con las de mis amigas, haciendo un gesto triunfante para después llevármela a la boca y arrugar mi rostro por lo fuerte que se encontraba el trago.

    —Sakura —volteé mi cabeza viendo a la fémina que me llamaba, dándome el tiempo de levantar la ceja para hacer una cuestión de expresión, a lo que Ino continuó —, pon diez dolares más y traemos otra botella de alcohol —sonreí ante lo dicho, sacando el dinero de mi cartera.

    A los minutos empezaron a llegar más y más botellas de trago, me sorprendía cada vez más al ver a Hinata tomar al nivel que Ino y yo lo hacíamos, aunque con la insistencia de la rubia quién no tomaría para callarla.

    Me levanté de la mesa con la vista levemente borrosa, ¿estaba borracha? imposible, o eso almenos creía yo. Me dirigí a la pista atando mi cabello rosa en una coleta, levantando mis brazos y empezando a mover la cadera, dejándome llevar por la música mientras le gritaba a mis compañeras que vinieran conmigo.

    —Sakura, mira disimuladamente —me susurró la Yamanaka, haciéndome girar de una manera"disimulada" para ver a tres jóvenes que estaban sentados en una mesa más de la discoteca —, a que están buenos —las tres reímos al unisono.

    Hinata se alejó de nosotras por unos instantes, al parecer para dirigirse a la barra a pedir una botella de agua.

    ❤❤❤

    —Hola —saludó un rubio a la de ojos perla con una sonrisa amable, recibiendo de regreso un gesto tímido —, soy Naruto Uzumaki, un gusto —con mucho ánimo el masculino se terminó presentando.

    —Hinata Hyuuga —susurró sonrojada, apretando la mano que anteriormente él había estirado.

    —Si tienen tiempo y quieren pueden ir a nuestra mesa, sería agradable conocerte con tus amigas —las manos del joven se escondieron atrás de su cabeza, sonriendo amistosamente para después devolverse con sus compañeros.

    ❤❤❤

    —¿Hiciste un amigo? —molesté a la de ojos perla al verla con uno de los chicos que había mostrado Ino anteriormente.

    —Sí —sus mejillas se ruborizaron con gran facilidad —, nos invitaron a su mesa —continuó mientras jugaba con sus dedos de manera tímida, a lo que Ino y yo nos miramos con picardía, ¿qué tendría de malo ir a sentarse con tres guapos chicos desconocidos?

    Nos dirigimos a dicha mesa, en lo que el primero en levantarse fue el rubio para presentarse con las dos restantes, haciendo levantar a los otros dos que igualmente se presentaron, abriéndonos espacio para sentarnos con ellos.

    —¿Sasuke me dijiste que te llamas?

    —Sí —. Vaya que era cortante el imbécil este.

    Suspiré por lo bajo, que desperdicio de chico.

    De un momento a otro empecé a sentir un gran dolor de cabeza, todo me daba vueltas, ¿había tomado en exceso? Estiré mi mano cogiendo el brazo de Ino, la cual estaba ya inconsciente en la mesa, mis orbes buscaron a Hinata, también dormida en las piernas de Naruto. Traté de mover de nuevo mi mano pero ya no me respondía.


    Yo estaba perdiendo el conocimiento.
     
    Última edición: 27 Septiembre 2015
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Samantha

    Samantha Hijita de Dios :) Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Febrero 2008
    Mensajes:
    1,541
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Esta es una idea original, sin duda, nunca había leído algo así de Naruto.

    ¿Estás chicas o nunca habían probado el alcohol o querían acabar con las botellas del lugar?, ahora, es obvio que estos jóvenes le pusieron algo a la bebida, ¿o me equivoco? ¿Qué acaso su mami nunca les dijo que no hablaran con extraños?, ahí está el resultado, uno nunca puede ser tan confiado, la mayoría de los lobos se visten de borregos.

    La verdad es que me causa mucha intriga, ya que en el siguiente capítulo puede suceder cualquier cosa: como por ejemplo, llevárselas a su casa y hacer cosas insanas, o sólo les jugarían una broma, o simplemente a ellas les cayó mal la última botella que se tomaron. Por cierto, ¿quién será el otro chico? ¿Sai?, sólo mostraste a Sasuke y Naruto, en fin ya aclararás mis dudas.

    Ahora vamos con la parte técnica. Sólo tengo una sugerencia, convendría narrar más, sólo para darle un poco de estética y desarrollo a la estructura de tu historia. No digo que esté mal, porque de hecho así como la comenzaste pudiste captar mi atención, pero, como te dije anteriormente, es conveniente enfocarse en la parte narrativa, sólo para darle un mejor desarrollo.

    No encontré errores ortográficos, de hecho tú gramática es buena, lo digo como el buen uso de los signos de puntuación y de los guiones. Tu escritura presenta un buen léxico.

    Sin más que decir, nos leemos en el próximo capítulo. ;)
     
    Última edición: 28 Septiembre 2015
  3.  
    Insane

    Insane Adicto Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,795
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de los desconocidos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    862
    Capítulo 2
    [​IMG]




    Abrí levemente mis párpados, al sentir que tenía un limite para hacerlo los cerré, respiré sutilmente tratando de recordar la noche anterior, tenía un fuerte dolor de cabeza y mis ideas no eran nada claras, traté de levantarme a lo que algo detenía el movimiento que trataba de ejercer con mis piernas.

    —¿Alguien? —murmuré no escuchando absolutamente nada, a lo que empecé a recordar el último trago que llevé a mi boca, empecé a sudar frío, imaginándome poco a poco lo peor —¿Ino, Hinata? —levanté el tono de mi voz en busca de respuestas, a lo que solo obtuve el sonido de una puerta abriéndose.

    —¿Sakura me dijiste que te llamabas? —aún recordaba ese tono de cuerdas vocales —¿el rubio? —cuestioné sacudiendo mis manos, tratando de zafarme del amarre de hierro que no dejaba libre mis muñecas.

    Capté el sonido de una pequeña risa, ¿él acaso se burlaba de la situación que ni yo misma comprendía en su totalidad?

    —Ayúdame —susurré un poco asustada e inquieta, el miedo empezaba a invadir mi voz.

    Ante mi súplica solo pude sentir una mano acariciándome la mejilla, a lo que por instinto traté de alejarme de ella, apretando mis dientes en modo de inseguridad.

    —Tienes un peculiar color de cabello —me volvió a hablar, ¿qué se llevaba entre manos? Ya me empezaba a provocar un sabor amargo cada vez que lo escuchaba al sentir que no hacía algo por mi situación, ¿acaso era una broma de mal gusto?

    Guardé silencio, tratando de idear algo para que almenos me quitara la venda de mis ojos; sus cálidas manos volvían a acariciarme el rostro, sacudí mi cara con disgusto, frunciendo el ceño.

    —No me toques más —ordené.

    El masculino me desamarró la venda que obstruía mi visión; mis ojos se entrecerraron por la molestia que causaba la luz del cuarto.

    —¿Dónde estoy? —lo recorrí con mis orbes, estaba vestido distinto que en la discoteca.

    —En donde nadie quisiera estar —me contestó llevando sus brazos atrás de su cuello. Pude notar que su actitud se puso un poco más seria, aunque no tardó en sonreírme amablemente, así estuviera yo en semejante posición —. No pasará nada si te portas bien —concluyó causándome una expresión de sorpresa, ¿a qué demonios se refiere? me tiene amarrada y pide buena conducta el imbécil este.

    Me dediqué a ver el lugar, era un cuarto común aunque algo era diminutamente distinto, no había ni una sola ventana, la puerta parecía de un material que obstruía el sonido y solo tenía una cama, no había nada personal, solo grilletes y esposas. Un frío recorrió mi espalda, haciendo que mi corazón se acelerara, pues anteriormente lo suponía, pero realmente no quería aceptar lo que hay en el macabro mundo.

    —¿Mis amigas?

    Sus ojos azules se adentraron en los míos.

    —Quién sabe —su respuesta me dejó intranquila, más al ver que su aire amistoso seguía presente, todo esto estaba muy mal.

    —Naruto, ¿tú sabes de quién soy hija? Tengo mucho dinero, si me dejas ir te pagaré lo que desees —su sonrisa ante lo que dije me llenó de esperanza, sintiendo como me tomaba delicadamente del mentón para después sentir sus labios sobre los míos, a lo cual lo escupí con rudeza —¿Qué demonios haces?

    Se limpió la boca de mi saliva, bajando la cremallera de su chaqueta para tirarla al piso. Levanté una de mis cejas, mirándolo con desconfianza; el masculino se alejó un poco más de mi, cerrando la puerta de la habitación.

    —Yo no quiero tu dinero —me respondió, recorriendo mi anatomía con su mirada —, y menos tu cuerpo —continuó sentándose en la cama.

    Y ahora resulta que tras secuestrada salía a deber... que idiota, ni que él estuviese más bueno que yo, aunque en este momento no sabría si alegrarme o enfurecerme con sus palabras, lo único que podía limitarme a hacer sería analizar lo que decía, sus movimientos y demás, para tratar de librarme de esta pesadilla.

    —¿Entonces?

    Pude notar como se formaba una pequeña sonrisa juguetona en sus labios.

    —Tú ya tienes dueño —él se levantó de la colcha para lamerme la mejilla, estremeciéndome y a la vez causando una reacción esquiva de mi parte.

    Unos segundos después vi como la puerta se abrió, era un hombre con muchos pircings el que entraba, jamás en mi vida lo había visto, acaso ¿vendría a ayudarme, o era otro más que alentaba lo que me sucedía?

    —Naruto, sal que ya vienen por ella —tragué saliva pesadamente al escuchar aquellas palabras, de nuevo mi ritmo cardíaco se aceleraba, el joven de ojos azules se volvía a aproximar a mí, poniéndome la venda nuevamente en los ojos, a lo cual traté de evitarlo sacudiendo mi cabeza hacia los lados, siendo totalmente inútil, pude sentir nuevamente sus labios encima de los míos, dándome un leve beso al cual no me negué, pues aún estaba en shock por lo que había dicho el de cabello naranja.

    Escuché como abría una cinta, poniéndomela en la boca para sellar mis palabras, por ahora...​
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  4.  
    Insane

    Insane Adicto Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,795
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de los desconocidos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    1191
    Capítulo 3
    [​IMG]


    Sus pálidas manos recorrieron descaradamente el voluptuoso cuerpo de la joven que suplicaba que parase.

    ❤❤❤
    Naruto caminó por el corredor del lugar con las manos en los bolsillos, abriendo la puerta de la habitación que estaba buscando, divisando algo que no le agradó en lo más mínimo, pues se notó su disgusto en el ceño fruncido que expresaba su rostro.

    —Sasuke —el hombre mencionado lo fulminó con la mirada, no contestando a su llamado —. Responde maldito —continuó el rubio a lo que el Uchiha se levantó de encima de la mujer y le hizo frente a su amigo.

    —¿Qué?

    Entonces el Uzumaki notó la blusa desabotonada de la chica que se encontraba hace un momento en la colcha, pues ella ya estaba en una esquina con lagrimas en los ojos.

    —No tomes lo que no te pertenece sin permiso.

    —Tú besaste a Sakura, o almenos eso me dijo Pein, así que no reclames por yo cobrármelas.


    El rubio apretó levemente los dientes, pues él fue el primero en romper las reglas de respeto en lo que era del otro, por lo tanto el azabache tenía razón.

    —No te lo tomes tan personal —murmuró el Uzumaki llevando sus manos atrás de su nuca, riendo nerviosamente para luego sacar al "intruso" de la habitación.

    Hinata con rapidez abotonó su blusa y bajó su falda, pues el Uchiha la había desordenado bastante; aunque ella aún no recordaba cómo había llegado ahí, sus ideas seguían siendo vagas y a simple vista se veía como una chica fácil de manipular, su manera de reaccionar sin violencia y solo súplicas la hacía realmente una presa fácil, sin embargo el Uzumaki no la veía como una puta más, ella era diferente de las otras dos que anteriormente se encontraban acompañándolo, o almenos para él era así.

    —Conmigo estarás bien —. La de ojos lúgubres tan solo lo escuchó sin decir palabra alguna, pues el miedo que recorría su cuerpo era perceptible.

    Naruto al ver que la joven no se acercaba se limitó a sentarse en el piso frente a ella, tomándola de las manos -las cuales le temblaban a la fémina- para juntarlas con las de él, regalándole una sonrisa que brindaba confianza, haciendo que ésta arrugara un poco las cejas en señal de que iba a llorar, el muchacho se adelantó a los hechos, limpiando el liquido salado que empezaba a salir por sus orbes.

    —¿Por qué hacen esto? —preguntó la Hyuuga con leve tartamudeo.

    —Porque da mucho dinero —contestó el masculino para mirarla más detalladamente —te comportas como una niña virgen —comentó riendo, posando una de sus manos en la cabeza de ella y despeinándola un poco, a lo que ella mordió uno de sus labios para evitar llorar más alto, lo que lo hizo notar... —¿eres virgen? —cuestionó sorprendido, escuchando el largo llanto que soltaba ante sus palabras.
    Él no pudo evitar que saliera el leve color carmesí en sus mejillas.

    —No dejaré que te pase nada, al fin y al cabo nadie lo sabe además de los dos, por lo tanto no les molestará si me quedo contigo por una pequeña cantidad de dinero —sus palabras la tranquilizaron un poco, parecía ser amistoso y con lo que acababa de decir se sentía protegida, aunque si él la compraba sería completamente mercancía, aunque lo prefería mil veces a él que al de cabello oscuro, pues Sasuke le daba más miedo que este.

    El joven la tomó de la mano, ayudándola a levantarse para después salir del cuarto.

    —¿A, a dónde vamos?
    ❤❤❤

    —Shikamaru, ¿no te gustó ninguna de las tres?

    —Tal vez me pase con Kiba a ver la rubia —respondió el de ojos oscuros ante la pregunta de Temari, viendo las fotos de las chicas que acababan de llegar al lugar —, tus preguntas siempre traen algo problemático —murmuró tomando a la de cabellos amarillos por el cuello, dirigiendo su mirada a la de ella.

    —A mi me da igual —contestó ella posando sus uñas en la mano de el que amenazaba su respiración, logrando apartarlo.

    Él sonrió de lado, robándole un beso de los labios, invadiendo su privacidad con su lengua, entrecerrando los ojos, ella por su parte le correspondió hasta cierto punto, pues al notar que las cosas iban subiendo de temperatura lo alejó con facilidad.

    —¿La veras?

    El perezoso levantó una ceja y metió sus manos a los bolsillos de su pantalón.

    —No —contestó y se retiró del lugar, pues había mentido pero qué más da. Al fin y al cabo Temari era demasiado problemática para su gusto. ¿Por qué no conocer a la otra rubia?

    ❤❤❤
    Ino miró el traje que hace unos minutos le había pasado un joven con pircings en la cara, vaya que el chico aunque era guapo su gusto en trajes era demasiado horrible.

    La fémina se jaló un cachete para confirmar que no estaba dormida a lo cual su respuesta fue la que no quería, así que sí era verdad la amenaza del que se presentó como Pein.

    —¿Y ahora cómo salgo de acá? —murmuró poniéndose la prenda, de verdad que se veía como una cualquiera, pero prefería mil veces obedecer y ganar su confianza a que la obligaran a los golpes, claro, así ella veía que pasaba en los documentales de secuestros, debía ser mas viva que ellos.

    Se miró en el espejo de la habitación tratando de ocultar partes sensuales de su cuerpo, pero el vestuario era demasiado revelador, así que decidió soltarse el cabello, ya que al tenerlo tan largo algo lograría tapar.

    Una voz la sacó de sus pensamientos, ¿pues era Hinata la que estaba caminando por fuera? La Yamanaka abrió la puerta lo suficiente para que solo uno de sus ojos espiara, divisando a su amiga siendo literalmente arrastrada de la mano por el rubio que habían conocido en la discoteca.

    <<Bien, ahora solo saldré atrás de ella y si me ve alguien daré una excusa>> Pensó dando paso al frente, chocando con un cuerpo más grande que el de ella lo que la hizo asustarse.

    —Ya es tu turno —la voz masculina le avisó algo que ella aún no entendía por la adrenalina de ir a seguir a su amiga la había tomado de sorpresa.

    —¿Turno de qué?

    Kiba la observó de manera lasciva.

    —De bailar —la tomó del brazo y se la llevó a arrastras, llegando a unas cortinas moradas y metiendola adentro —¿ves eso? Ahí tendrás que enseñar lo bueno que tienes —continuó riendo con sorna, haciéndola divisar la barra gigante de metal, los asientos con mesas y una barra para beber.

    La joven sonrió en sus adentros, pues tal vez esta parte del lugar en donde se encontraba podría ser la única que dirigía a la calle.

    —¿No prefieres que te baile a ti a solas? —eso era, debía usar todos los recursos para sacar información o tener a alguien de ahí a sus pies, y si tenía que utilizar su belleza para eso lo haría.

    —No seas estúpida, yo puedo tenerte cuando guste —sentenció el Inuzuka.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    Insane

    Insane Adicto Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,795
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de los desconocidos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    566
    [​IMG]
    Capitulo 4

    —A que baila bien —susurró Kiba viendo como la rubia se desataba al ritmo de la música en la barra de strepper, además del voluptuoso cuerpo que llevaba consigo, eso la hacía más apetitosa para el Inuzuka que no apartaba la mirada de ella.

    Así pasaron quince minutos y empezaron a llegar ofertas por ella desde los hombres que ocupaban las mesas, lo cual a la vez era una señal para sacar a la joven del escenario, así podrían pagar hasta por verla danzar.

    —Ino —la llamó el hombre haciéndola salir de su "espectáculo".

    La mujer caminó hasta llegar a él, levantando una ceja en forma de pregunta, notando como éste no quitaba su mirada de sus orbes azules.

    —Puedes cambiarte en aquella habitación —él le pasó una pijama mientras señalaba un cuarto que daba al final del pasillo.

    ❤❤❤

    —¿Naruto a dónde vamos? —susurré con timidez al ver que entrabamos a una oficina llena de lujos.

    —Solo guarda silencio, trataré de cerrar un trato.

    Hinata tragó saliva con pesadez dedicando sus ojos perla en el suelo, con el corazón agitado al escuchar pasos atrás de ella, dignándose a voltear para darse cuenta que era un hombre con varios pircings acompañado de otro hombre de cabello negro y ojos rojos, era bastante parecido al atrevido que se había metido a traumarla hace un par de horas.

    —¿Qué necesitas, Naruto? —la voz gruesa de Pein retumbó en los odios del rubio, el cual se sentó en una de las sillas del escritorio, con Hinata de pie al su lado.

    —Quiero comprarla —comentó el Uzumaki con naturalidad, viendo como los otros dos masculinos se sentaban alrededor de él, sirviendo tres copas de whisky para ponerlas en la mesa de vidrio, invitando a Itachi y Naruto a compartir un trago.

    —¿A qué se debe la compra? —Hinata apretó los puños con temor, devolviendo la mirada al suelo, tenía miedo de irse con el que las había llevado a ese lugar, pero más miedo tenía de quedarse ahí.

    El Uchiha presente llevó la copa a su boca mientras pasaba su mirada por la mujer para luego mirar al que pedía comprarla.

    —Me gustó —sentenció Naruto sacando la chequera de su bolsillo y un bolígrafo —. Y bien, ¿cuánto quieres?

    Pein sonrió con sorna.

    —30 millones de dolares.

    El rubio tragó saliva y dirigió su mirada a Hinata, la cual ya tenía lagrimas en los ojos lo que lo hizo firmar el cheque que tenía en las manos, ni él sabía porqué razón pagaba tanto por ella, solo que tan solo ver a esa niña con cara de oveja que va al matadero no le gustaba en lo más mínimo, no en ella...

    El de cabello naranja y el azabache se sorprendieron levemente al ver como entregaba el cheque y se levantaba del asiento para irse con la Hyuuga.

    —Es sospechoso —comentó Pein tomándose el trago que tenía sobre la mesa.

    Itachi asentó con la cabeza y sonrió de lado, él también sabía que algo estaba ocultando al dar tanto dinero sin siquiera rechistar por el precio.

    —¿Te llevaras a Sakura esta noche?

    El Uchiha se levantó metiendo sus manos en los bolsillos.

    —Hoy se la dejaré a mi hermano, pero tal vez te la termine comprando —comentó saliendo de la oficina.​
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  6.  
    Misaki Akatsuki

    Misaki Akatsuki Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    2 Enero 2016
    Mensajes:
    29
    Bueno, terminé de leer tu historia así que me paso un poco a comentarla :)

    Para empezar, la idea me sonó bastante original, me gusta eso :) Espero que la sigas y poder saber qué pasará ahora con las chicas.
    Me sorprendió un poco el cambio de los jóvenes, se ve un poco extraño el lado malo de Naruto, pero me gustó mucho.

    Lo único que comentarte a groso modo, es que no cambies los tiempos en los que escribes; si todo el relato está en tercera persona no pongas de la nada primera.
    Fuera de eso nada más :)
    Espero volver a leerte~
    Ánimo y sigue escribiendo :)
     
  7.  
    Insane

    Insane Adicto Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,795
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de los desconocidos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    950
    Capitulo 5
    [​IMG]

    Escuché la puerta abrirse lentamente, haciéndome tragar saliva con pesadez, no sabía si había vuelto a entrar Naruto o alguien aún más desconocido que él... eso me aterraba, no tenía como defenderme al esta privada de movilidad. Sentí un gran ardor en mi boca, dándome cuenta que me habían quitado la cinta adhesiva, y de paso la venda de los ojos.

    —¿Sasuke? —susurré recordando el momento en el que me le presenté en la discoteca.

    —Apenas te quito la venda y empiezas a hablar, que molestia —sus palabras no causaron nada en mí, haciéndome jalar un poco las esposas que me tenían presa mis muñecas.

    —¿Dónde están mis amigas? —intenté preguntar lo mismo que le cuestioné a Naruto, no obteniendo más respuesta que el desamarre de mis tobillos.

    Sentí un poco de alivio al poder moverme con un poco más de libertad, aunque aún no era suficiente, debía conseguir que me desatara completamente y así idear algo para poder salir de ahí.

    —Te iras con la familia Uchiha —al escucharlo levanté una ceja, pues cuando estaba en la universidad hablaban mucho del éxito que tenían dos jóvenes con los negocios, los cuales portaban ese apellido.

    Mordí mi labio inferior, dando paso a un gran suspiro.

    —¿Qué harás conmigo? basura —murmuré notando una sonrisa llena de prepotencia en su rostro, me ardía el estómago de la ira al estar así y que no fuera capaz de tan siquiera darme explicaciones.

    Sasuke se acercó sigilosamente a mi cuerpo, tomando mi mentón para ponerlo a la altura de sus ojos, los cuales invadían la privacidad de mi concentración.
    El hombre procedió a liberarme las manos, cerrando la puerta del cuarto y arrimándome en una esquina, a lo que me limité a cerrar mis puños sin quitarle la mirada de encima.

    —Intenta escapar.

    Mi sorpresa fue bastante notable, mis músculos temblaban y mi adrenalina subía cada vez que miraba la puerta que impedía mi libertad. Lo aparté y caminé hacia la puerta sin darle la espalda, a lo que estuve en ella procedí a abrirla, pero su brazo cerrándola de golpe en un movimiento rápido me puso en guardia.

    —Déjame en paz, ¡idiota! —lancé un puño contra su cara el cual él detuvo en el aire mientras sonreía de lado y me lanzaba contra la pared. Me levanté con rapidez buscando algo para matarlo e irme, pero lo que había estaba pegado a las esposas y era imposible sacarlas sin una llave.

    —Sakura —volteé tratando de quitarlo de encima con intención de arañarlo, consiguiendo que me apretara los brazos y me recostara en la cama, procediendo a besarme con descaro.

    Mis lagrimas empezaron a brotar como si de agua se tratara, la impotencia y rabia que nublaba mi mente estaba en su límite, yo había perdido contra él...

    —No me vayas a hacer... —fui interrumpida por la puerta que se abría, pude ver como un joven parecido al que estaba conmigo entraba, tirándome un abrigo.

    —Colocatelo que ya nos vamos —Sasuke dirigió su mirada al otro Uchiha, yo solo me limité a coger la prenda de vestir y ponérmela, pues tenía bastante frío desde que llegué ahí —Sasuke, los espero en el carro.

    Ante sus últimas palabras mi corazón se aceleró más, algo me decía que mis amigas seguían en ese lugar, y no quería alejarme por la misma razón, aunque si salía de ahí podía idear algo y pedir ayuda en la calle.

    —Tus manos —obedecí pasándolas para que él las encarcelara nuevamente.

    Subí mi rostro hasta el de él, mis labios temblaban como si de hipotermia se tratara.

    —¿Puedes no vendarme los ojos?

    Él Uchiha levantó una ceja, poniéndome la venda y dandome un leve beso en la frente, el cual por alguna razón me hizo sentir segura por solo ese segundo. Metió su mano entre las mías, haciéndome caminar a su ritmo, podía escuchar música, hombres hablar y gemidos de mujeres que rogaban por ayuda. Me empecé a poner más nerviosa sintiendo como volvían mis lagrimas a salir..

    —No llores, mi hermano no las maltrata —se detuvo a susurrarme eso, sintiendo un gran alivio en mi corazón, pues si de verdad era así podía ganarme su confianza. —Pero yo sí —al oírlo hablar nuevamente con tanta sorna en su voz se me hizo nuevamente el nudo en mi garganta, este maldito era un sádico.

    Caminamos hasta que pude sentir la brisa del viento, dándome cuenta que ya estábamos en la calle.
    Sacudí disimuladamente mi cabeza tratando de subir la venda, consiguiéndolo y pudiendo notar el anden y los zapatos de los secuestradores; escuché también el sonido de un carro que se aproximaba a nosotros.

    —Yo manejo Sasuke —el hombre mayor volvió a hablar. Al caminar hacia la camioneta traté de ver la placa del carro, consiguiéndolo. Sonreí en mis adentros, pues sé que en algún momento me servirá.

    El Uchiha menor me abrió la puerta y me subió a la parte de atrás del carro, subiéndose también él y cerrando de un portazo. El motor volvió a sonar y empezamos a recorrer la calle.

    ❤❤❤

    —Kakashi, la última vez que fueron vistas fue en una discoteca, los testigos dicen que estaban con tres hombres, pero que no lucían sospechosos.

    El de cabellos blancos clavó un alfiler en el tablero de madera, colgando las fotos de las desaparecidas.

    —En este momento todos son sospechosos, tráeme la cinta de grabación de la discoteca.

    Yamato asintió y salió de la oficina.

    "Meteré los culpables tras las rejas"

    [​IMG]
     
    Última edición: 23 Enero 2016
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  8.  
    Spirity

    Spirity Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    20 Septiembre 2013
    Mensajes:
    273
    Pluma de
    Escritor
    Hace tiempo que no leía una historia.. tan... emocionante?

    Me atrapó desde el primer capítulo y agradezco que no sean tan largos, en lo particular me gustan así, cortos y llenos de emoción. Espero que mantengas actualizada esta historia y no me rompas el corazón xD

    Lo que me pregunto es... ¿aparecerá Sai en esta historia? ¿Será más bueno que Kiba? o ¿más malo que todos? :o
    Y Kakashi, todo preocupado, es el lado paternal de kakashi (?) o no (?)

    Bueno, que tengas un lindo día :D
     
  9.  
    Misaki Akatsuki

    Misaki Akatsuki Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    2 Enero 2016
    Mensajes:
    29
    Que bueno que seguiste la historia!

    Me gustó este capítulo, estuvo bastante intenso y ya están empezando a buscar a las chicas, será que Kakashi logre saber cómo desaparecieron de la discoteca o quedará eso aún en misterio? :o

    Ánimo y sigue escribiendo! :)
     
  10.  
    SabakuNoNara

    SabakuNoNara Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    29 Marzo 2009
    Mensajes:
    88
    Pluma de
    Escritora
    My, my… vaya que tu fic me atrapó desde el principio. Me encanta como describes las situaciones. Estoy muy intrigada por saber qué es lo que sucederá con las chicas y quienes más se envolverán en el misterio. Espero la continuación con ansias.
     
  11.  
    Insane

    Insane Adicto Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,795
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de los desconocidos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    630
    Pido unas disculpas por la demora, la inspiración no salía por ningún lado. Gracias a los usuarios que se toman el tiempo de comentar, me hacen realmente feliz

    Capitulo 6

    Escuché cuando apagaron el motor, abrieron la puerta y me bajaron a jalones del auto para después retirarme la venda. La luz cegaba mi visión, la cual recuperé al pasar los minutos.

    —¿Y ahora qué? —torcí mis labios al notar la lujosa habitación en donde me habían metido.

    —Si que eres molesta.

    Ante su respuestas gruñí por lo bajo; él estaba loco, pues el molesto era él haciendo tantas cosas contra mi voluntad.
    Sasuke caminó hasta invadir mi espacio personal, desatándome las muñecas y corriendo el cabello que tenía frente a mi cara, mi sorpresa no tardó en hacerse presente, no sabía si trataba de establecer empatía entre los dos o simplemente era rutina con las miles que debieron pisar ese mismo lugar.

    —Date una ducha, hueles mal.

    El color carmesí invadió mis mejillas, acompañado de un estado de ira. Procedí a mirarlo de abajo arriba mientras él se daba vuelta y salía del cuarto, era un verdadero imbécil. Al caer en cuenta que estaba completamente sola en esa habitación corrí al baño, ya llevaba tiempo que me estaba aguantando para orinar. Mientras me limpiaba miré la bañera y la cantidad de jabones, cremas y shampoo's que ocupaban el baño. Decidí tomar una ducha para después vestirme con ropa que estaba colgada en la puerta.

    Ahora debía buscar un lugar por el cual huir, pero se tornaba difícil, las ventanas tenían rejillas de acero y la puerta estaba cerrada por fuera, además no sabía que me esperaba si pisaba territorio desconocido, primero debía conocer cuantas personas vivían ahí y en que sector estaba ubicada.

    ❤❤❤

    —¿Qué salió en la cinta?

    —Son precavidos, las cámaras tienen un punto ciego, y ese solo está en dos mesas de la discoteca, ellos se hicieron en una de ellas.

    Yamato miró cuidadosamente la pantalla, notando que salían las chicas bailando y después no volvían a aparecer más. El masculino se llevó las manos a los bolsillos mientras que su compañero llevaba un cigarrillo a su boca.

    —¿Cuál será nuestra siguiente movida?

    —Iremos a la mansión Uchiha.

    ❤❤❤

    <<Dobe, ¿Hinata es virgen?>>

    Naruto dejó caer el móvil por un momento y procedió a levantarlo casi al instante, tragando saliva con pesadez.

    <<¿Cómo sabes?>>

    Tras el celular se escuchó una risa con sorna.

    <<Mi hermano me comentó que la compraste a un precio muy alto, si Pein se da cuenta no te irá nada bien>>

    <<Lo sé, seré cuidadoso teme>>

    ❤❤❤

    —Shikamaru, ¿vienes por servicio? —cuestionó Kiba con burla, tocándole el brazo con el codo mientras miraba a Ino.

    La rubia levantó una ceja y posó sus manos en su cintura, viendo con detalle al recién llegado y sorprendiendose en demasía, su corazón se estaba desmoronando en pedazos.

    —¿Shikamaru? —susurró la fémina sin retroceder un paso, tirando su cabello hacia atrás.

    —Yo los dejo solos —Kiba salió de la habitación y cerró la puerta, metiendo sus muñecas en sus bolsillos de la chaqueta y marchándose del lugar.

    El de cabello recogido procedió a sentarse en la cama.

    —Tiempo sin verte.

    Los ojos azules lo miraron al instante con ansiedad, lanzándose encima de él a golpes por simple inercia.
    El joven detuvo los manotazos de la mujer en el aire, acercándola a su cuerpo sin previo aviso.

    —Eres muy problemática, por eso terminé contigo.

    Sus palabras la dejaron perpleja, pues ella no entendía que mierda hacía su ex-novio en ese lugar, hablándole con tanta sinceridad como si esa situación fuera normal.

    [​IMG]
     
    Última edición: 30 Abril 2016
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  12.  
    Maffery

    Maffery Uzumaki Hyūga

    Acuario
    Miembro desde:
    25 Mayo 2016
    Mensajes:
    24
    Pluma de
    Escritora
    Dios, me encanta tu historia. Es diferente, la trama envuelve, es adictiva. Espero leer más capítulos. No tardes tanto en subir nuevos :( estoy nuy ansiosa por leer el próximo. Mucha suerte y mis mas sinceros respetos y apoyo! :3
     
    • Adorable Adorable x 1
  13.  
    Insane

    Insane Adicto Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,795
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de los desconocidos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    939
    Capitulo 7
    [​IMG]

    Me puse unas pantuflas y me dirigí a la puerta, mirando por la cerradura pude notar que al frente de la habitación había un largo pasillo de mármol. Suspiré y me resigné, necesitaba una llave para salir y no me quedaba de otra que esperar a que alguien abriera la puerta, pero antes de eso debía buscar con qué defenderme por si alguien trataba de hacerme daño.

    —Esto servirá, al menos por ahora.

    ❤❤❤

    Shikamaru suspiró y sacó un cigarrillo del bolsillo, prendiéndolo y fumandolo, preparándose para el reproche que le dedicaría su ex-novia, pues la manera en que Ino lo insultaría estaba bien fundamentada, y eso era lo más fastidioso del caso.

    La rubia lo miró colérica, así estuviera sobre el, con los puños detenidos y calmados mordió su labio inferior, pues ella lo había amado. Y por él ella sería capaz de hacer cualquier cosa, pero la desilusión que la atormentaba, el miedo que sentía, la desconfianza y decepción hicieron llagas en su mente y corazón, provocando que las lagrimas resbalaran por sus azules ojos.

    El joven la miró de reojo, sentía que por primera vez en su vida había hecho algo mal, pues así fuera una persona potente en mantener esa organización de trata de blancas con su inteligencia nunca creyó que ella caería, y justo ahí. Además, sabía muy bien que tener un trato con Pain sería demasiado complejo, aún no estaba en posición de oponerse y la opción de comprarla existía, pero eso traería problemas con Temari. En resumen la cabeza la tenía hecha un lío por una mujer que no veía hace años.

    ❤❤❤

    Naruto parqueó el auto al frente de su apartamento y se bajó, abriéndole la puerta a la joven y extendiendo la mano para que ella la sujetara, llevándola de la mano adentro de la vivienda, dejando las llaves en una mesa y sentándola en el sofá de la sala. El rubio se dirigió a la cocina y preparó un agua aromática para calmar los nervios de la chica, pasándosela.

    Hinata observó el liquido con desconfianza.

    —No le eché nada, tranquila —dedicó una cálida sonrisa, tomando un poco él para demostrarle la verdad de sus palabras.

    Hinata sujetó el vaso y tomó un sorbo para calmar sus nervios, pues olía a té y ella sabía que eso le serviría.

    —¿Tú me ayudaras? —cuestionó la joven con la cabeza baja, evitando hacer contacto visual.

    El rubio se aceró a ella y la sujetó de los hombros, demandando su completa atención.

    —Necesito saber que puedo confiar en ti —comentó el Uzumaki con sinceridad, pues si algo salía mal el terminaría en la cárcel por la policía o muerto en un río por su jefe —Hinata —prosiguió, deslizando sus manos por los brazos femeninos hasta sujetar sus palmas y elevarlas a la altura de sus labios —. Y tú confía en mí, lo necesito, o las cosas saldrán mal.

    La chica se sonrojó levemente ante sus palabras, no parecía el mismo hombre de la discoteca, ahora se veía más cálido, más confiable, menos cruel.

    ❤❤❤

    Me senté en la cama y escondí bajo la almohada un bolillo que estaba en el baño destinado para hacer masajes, el cual ahora sería mi fiel compañero para golpearle la cabeza al que tratara de hacerme daño.

    Escuché como pasaban la llave y abrían la puerta, atrayendo mi atención. Esta vez no era Sasuke, era un hombre con similitudes a diferencia que traía el cabello más largo y marcas faciales en el rostro. Era más guapo que Sasuke, o igual, para ser sincera si los hubiera conocido en otra situación posiblemente me hubiese enamorado de alguno de ellos.

    —¿Te llamas Sakura? —Su voz captó todo mi sistema auditivo, por un momento sentí que no me salían las palabras. Él me ponía nerviosa.

    —Sí.

    —Soy Itachi —se presentó.

    Arqué una ceja sin levantarme de la cama.

    —¿Y Sasuke?

    Noté como sacaba unas llaves de su bolsillo, tirándolas en la cama, a mi lado.

    —Solo podrás acceder a lo que las llaves abren, si te entrometes en otros lugares sin nuestro permiso tendrás un castigo —un frío recorrió mi espalda, sus ojos me parecían aún más profundos que los del otro chico.

    Al ver que el hombre salía de la habitación y cerraba la puerta tras eso suspiré con alivio, pues el no me provocaba terror, era algo más. Como si sus palabras no tuvieran protesta. Me rasqué la cabeza y caí en cuenta. ¿Por qué mierda los había comparado tanto? Acaso, ¿prefería ver a Sasuke?

    Dejé caer mi cuerpo en la cama mientras mis pensamientos me atrofiaban, quedándome dormida inconscientemente.

    ❤❤❤

    —Ino —su voz provocó que la rubia se quebrara, pues la frialdad de este hombre no hizo más que perjudicarla, tanto en el pasado como ahora.

    —Cállate —Shikamaru posó su mano libre en la espalda femenina, pensando en la situación hasta que algo lo distrajo.

    Los golpes en la puerta empezaron a sonar, haciendo levantar al joven a abrir la puerta.

    —Shikamaru, muévete por un demonio, deja de perder el tiempo.

    La Yamanaka observó perpleja la otra mujer rubia que estaba postrada en la puerta con una actitud demandante.

    —¿Estas celosa? —las palabras masculinas provocaron confusión en Ino, al ver como la otra mujer negaba con la cabeza con un fuerte sonrojo en sus mejillas, claramente tocó la puerta de esa manera por lo celosa que estaba.

    —Muévete mejor, perezoso.

    Shikamaru salió acompañado de Temari y cerró la puerta ante sus ojos.
     
    Última edición: 14 Marzo 2017
    • Fangirl Fangirl x 1
  14.  
    Lincoqueo

    Lincoqueo

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2011
    Mensajes:
    269
    Pluma de
    Escritor
    AY DIOSITO MI CORAZÓN! Te odio de verdad, tengo sentimientos encontrados contigo. Gracias por actualizar, pero no gracias por dejarlo hasta ahí :c

    Me encanta, desearía seguir leyendo toda la historia aunque sé que no está terminada. Odié a Shikamaru... ¿es él, el jefe?, ¿o sólo fue a deleitarse con las mujeres? En fin, espero que quede con Temari, Ino no me agrada. Aunque igual me dio cosa la situación en la que estaba.

    Pobre Naruto está en el sendo drama, ojalá que nadie se entere lo que hace por Hinata.

    Espero enfermamente la continuación :c<3

    ¡Saludos!
     
  15.  
    Insane

    Insane Adicto Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,795
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de los desconocidos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    751
    Capitulo 8
    [​IMG]


    Shikamaru siguió a paso lento mientras el cigarrillo se consumía en sus dedos, con la mente ocupada y la camiseta desorganizada. A la final lo único que lo sacó de sus pensamientos fue el dedo índice que se posicionaba sobre su pecho, exigiendo atención.

    —Está por consumirse.

    Ante las palabras de Temari él soltó y pisó lo poco que quedaba del cigarro. La mujer gruñó en voz baja.

    —Es una amiga, Temari.

    La rubia arqueó la ceja, pues ella no era estúpida.

    —Me da lo mismo.

    Shikamaru suspiró con las manos en los bolsillos. No entendía por qué las mujeres les costaba tanto decir la verdad, aunque el mintiera lo hacía por negocios, y no le encontraba sentido a mentir por sentimientos, quizá por ahora.


    ❤❤❤

    Al despertar dirigí mis orbes a un reloj de pared: tik-tak con cada movimiento que ejercía el segundero.

    3:00 Am, estaba de madrugada. Me levanté y escuché el llavero que estaba a un costado de mi cuerpo y recordé las palabras de Itachi.

    Solo podrás acceder a lo que las llaves abren, si te entrometes en otros lugares sin nuestro permiso tendrás un castigo

    Busqué alguna liga para recogerme el cabello, encontrándola en una de las mesas de noche que se encontraban al lado de la cama. Decidida abrí la puerta de la habitación, la cual ya no tenía seguro por fuera y comencé a caminar tratando de no fomentar ruido. Al frente de mi habitación no había más que un gran cuadro de arte abstracto, al lado izquierdo un amplio pasillo con un gran ventanal al final de éste. A medida que me acercaba a la ventana vi dos puertas de madera al lado de cada pared, ya se me hacía raro que no hubiera escaleras.

    Aproveché a mirar si había alguna manera de salir por la ventana así fuera rompiéndola y noté que tenía varillas de acero antes del vidrio polarizado, dándome cuenta que estaba en un tercer piso. A causa de esto me giré hacia la puerta desconocida y giré la manija la cual abrió de un solo tirón.

    Suspiré con desgano al ver artículos de aseo.

    —Malditos —susurré y cerré la puerta, volviendo a darme vuelta para ir a la última habitación del pasillo que aún no había visto. Al girar la manija me di cuenta que estaba cerrada y empecé a probar llave por llave, hasta que una acertó.

    Divisé unas escaleras de madera vieja al abrir la puerta y bajé por ellas como si de un gato se tratase.

    Y de nuevo un pasillo lleno de habitaciones. Si la casa fuera mía me encantaría pero en la situación que me encontraba no hacía más que odiarla.

    Al curiosear cuales podía abrir sin llave, cuales con llave y por último las que no abrían con nada me terminé decidiendo por entrar a una habitación con un logo encima de la cama en forma de abanico japonés, pues mi sorpresa no demoró en aparecer al confirmar que los hermanos que me tenían apresada aquí pertenecían a la empresa Uchiha.

    —Deberías estar dormida.

    Un frío recorrió mi espalda.

    ❤❤❤

    —Pein, ya empezó a moverse la policía.

    El hombre ante el aviso cerró el portátil que tenía en el escritorio y sirvió una copa de wisky.

    —¿Quién inició el caso?

    —Kakashi.

    Pein tomó un sorbo.

    —Nos está pisando los talones.

    ❤❤❤

    Naruto puso su ante brazo sobre su rostro hundido en sus pensares, no sabía por qué actuaba tan cariñoso con una mujer que apenas conocía, era como si sintiera descargas eléctricas en su corazón al verla tan temerosa y tímida.

    Miró de reojo y observó el delicado cuerpo extendido a su lado. Se dio vuelta hacia ella y deslizó su dedo índice por las mejillas de la mujer que parecía dormir plácidamente.

    Se veía tan dulce y delicada que le impedía hacerle algún daño.

    ❤❤❤

    —¿Qué harán con ella?

    Ante la cuestión Shikamaru se rascó la nuca, pues sabía que su ex-novia no tendría tanta suerte.

    —Kiba la volverá una adicta.

    Temari mantuvo la compostura, pues así ella trabajara llevando las cuentas de ese negocio también era mujer, y era consciente que el futuro de las secuestradas solía terminar en muerte.

    —Shikamaru, ¿hasta cuándo trabajaremos aquí?

    El aludido hizo caso omiso a su cuestión, continuando su caminar hacia la oficina de su jefe.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  16.  
    Insane

    Insane Adicto Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,795
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de los desconocidos.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    1401
    Capitulo 9
    [​IMG]


    Hinata se removió en el sofá buscando escape a los orbes de color azul que la miraban con intriga y exigencia, despertándola con las palabras emitidas. Ella creyó escuchar mal pero no era así. “Vamos a la cama, es más cómoda que este mueble” al recordar lo que dijo no puedo ocultar los nervios que sentía ya que no era una pregunta, sino una afirmación.

    La joven se levantó tallando sus ojos, miró el reloj viendo que eran las 3 de la mañana.

    —Naruto, yo —tomó aproximadamente dos minutos para continuar, siendo incapaz de articular el habla.

    El rubio la analizó y la tomó en brazos, subiendo al segundo piso de su departamento para abrir la puerta del cuarto.

    —Dijiste que colaborarías, además no te haré daño —la joven llevó sus palmas a sus ojos para ocultar su vergüenza. —Te doy mi palabra —sentenció abriendo para bajarla y abrir el armario, ofreciéndole una de sus camisetas —, lo lamento —se disculpó rascándose la sien —no tengo ropa femenina.

    La Hyüga se sonrojó ligeramente, pidiéndole permiso para entrar al baño y cambiarse a lo que el chico no protestó.
    Hinata pasó el pasador por la puerta y comenzó a cambiarse, dejándose el sostén para que no se notara algo que hiciera cambiar de opinión al hombre que la esperaba fuera, siendo un poco inocente.

    A lo que iba a salir notó un cuadro familiar que estaba al lado del lavamanos, sorprendiéndose por ver una a Naruto abrazado a los que parecían ser sus padres.
    Su mano derecha se posó en su pecho recordando a su familia, desde su primo hasta su hermana ya que su padre había fallecido hace seis meses. Su corazón se estrujó.

    Tomó aire como si de valentía se tratara y salió del cuarto de baño, notando la mirada que el rubio ejercía sobre ella, haciendo que ésta tomara el final de la camiseta y la bajara para que no se notaran sus bragas.

    —No mires, por favor —la súplica lo hizo tragar grueso.

    —Es como si le pidieras a un niño que no mirara una estantería de dulces —susurró con las mejillas carmesí, volteando la cabeza hacia la lámpara de noche, prendiéndola y parándose a apagar la luz general de la habitación, de esta manera solo contaban con poca iluminación para poder conciliar el sueño.

    Hinata se acercó tímidamente a la cama para ocupar el rincón, mirando el techo sintió como el joven se acostó a su lado después de despojarse de la camiseta, quedando él solo en jean desabrochado y medias.

    —¿Tu familia? —preguntó la mujer apretando sus propias manos en busca de coraje para entablar conversación.

    —Están muertos.

    La cruda respuesta que recibió la hizo callar por un tiempo, siendo Naruto el que rompiera el silencio al caer en cuenta de la manera poco delicada que contestó.

    —Hinata, yo conozco a tu primo —la joven se sentó de golpe y lo miró estupefacta.

    Él continuó acostado en la cama de manera serena mirando el techo con las manos atrás de su cabeza, notando como la Hyüga apretaba levemente las sábanas. Naruto sabía que ella quería hacer múltiples preguntas, pero lamentablemente no podría responder gran parte de ellas.

    —¿Él está bien? —su cuestión lo desconcertó.

    —Supongo, él no tiene nada que ver con la organización. Es de los pocos que siguen limpios.

    Una lágrima amenazaba con salir de los ojos color lavanda.

    —Quiero verlo.

    Naruto suspiró sentándose al sentirse culpable del mal estar que causó en ella.

    —Hinata —los latidos del corazón femenino cada vez eran más rápidos —llevo pensando muchas cosas hace un par de años, y creo que es hora de salir de esto.

    La joven subió sus ojos hasta los de él, notando como los azulejos no dejaban de observarla, poniéndola más nerviosa.

    —Yo… no entiendo, tú —sus palabras fueron interrumpidas por el masculino que le dio la espalda, sacando unos papeles de la mesa de noche que estaba al lado de la cama, pasándoselos a ella.

    Hinata empezó a mirarlos ante su aprobación.
    Expedientes forenses, desde acuso de robo hasta asesinato. Al leerlos por encima lo miró dudosa.

    —¿Eres culpable de todo esto? —retrocedió chocando con la pared del rincón de la cama.

    El joven la tomó de la mano, prohibiendo que se alejara de él.

    —No fui yo, alguien de la organización me está jugando sucio —ante sus palabras la joven se quedó estática, pues ella que estaba estudiando derecho sabía que eso pasaba muy a menudo por jueces corruptos o policías —, no me han metido preso por el dinero de mi empresa con el que he pagado varios torcidos para sacar documentos falsificados. Si me quisieran acusar por lo que hago sería secuestro, pero nunca he matado a nadie por mi propia mano.

    —Naruto —llamó la joven cerrando los ojos sin soltarse de su agarre para pronunciar las palabras que tanto miedo tenía de decir —salte de esa organización —su corazón se detuvo al no tener respuesta del aludido.

    —Estoy en eso.

    Su alma regresó a su cuerpo.

    —Entonces…

    Naruto apagó la luz de la lámpara y se acostó, jalándola del brazo para que ella durmiera abrazada a su pecho, provocando que la mujer le subiera la temperatura corporal ante el contacto de su torso desnudo con el de ella. El joven pasó su mano por su cabeza, acariciándole el cabello.

    —Siendo que te conozco de antes, Hinata. —Sus palabras la dejaron muda y el contacto físico estática —y no pienso alejarme de ti.

    ❤❤❤

    Kakashi observó su reloj y bajó con Yamato del auto, observando de manera detallada la mansión Uchiha, sacó un cuaderno, anotando la hora en que la visitaba, siendo algo temprana su presencia en ese lugar.

    —¿Crees que nos están esperando?

    Kakashi continuó su paso sereno mientras respondía de manera afirmativa.

    —Qué sorpresa.

    Hatake miró al frente de la puerta de madera la cual ya estaba abierta con Itachi acomodándose el traje, recostado en la fina madera. El joven que yacía postrado miraba al suelo, concentrado en las mangas de su saco.

    —Parece que nos estabas esperando.

    El Uchiha sonrió ladinamente, dirigiendo sus orbes azabaches a los oficiales.

    —Lamento romper tus ilusiones Kakashi, pero madrugaba a cerrar un contrato.

    Yamato lo miró sin inmutarse, activando un grabador de voz que estaba escondido en la palma de su mano, tal y como le había indicado su compañero. Cualquier equivocación les beneficiaría.

    El hombre de cabello blanco se rascó la nuca, brindando una sonrisa que se sobreentendía por encima de su tapabocas.

    —No te quitaremos mucho tiempo.

    Itachi sacó las llaves de su auto y quitó el seguro de las puertas.

    —Vengan conmigo y me dicen qué necesitan en el auto —pausó y sacó su celular, escribiendo un mensaje —. Tengo prisa.

    ❤❤❤

    Shikamaru abrió la puerta y visualizó a su jefe acompañado de Sasori, con Temari atrás de él le hizo una seña para que la mujer saliera de la oficina, prefería que no se viera involucrada en las conversaciones que ocurrían en ese lugar.

    Pein miró al recién llegado y le pidió al joven de cabellera roja que saliera, a lo cual él asintió.

    —¿Cómo va la mercancía?

    Shikamaru se aproximó al escritorio dejando un papel con unas cuantas operaciones matemáticas.

    —Latinoamérica está exportando mercancía de calidad.

    Pein sonrió al ver las ganancias de la organización, abriendo la caja fuerte para sacar un par de armas y mostrárselas al presente.
    Nara sacó un cigarrillo y empezó a fumarlo, mirando los detalles que tenían enchapado en oro las dos AK-103.

    —Prefiero el fusil de calibre 50, Deidara me está vendiendo un par que compró en Europa, pero el precio está muy elevado y se me hace un problema.

    —Hablando de Deidara… ¿Realizó el pedido?

    Shikamaru asintió, llamando a Temari la cual seguía afuera con unos portafolios, entrando y dejándolos en el escritorio para volver a salir.

    —Ibiki Morino está muerto.

    La noticia llenó de satisfacción a Pein. Para la organización Ibiki era un problema desde que Hidan fue atrapado por la policia, siendo interrogado por él, a lo cual terminaron optando por desaparecerlo, siendo el encargado de hacerlo Deidara.

    —Deidara sabe lo que debe hacer ahora.

    Shikamaru suspiró mirando el techo, pues el rubio debía esconderse mientras lo del asesinato se naturalizaba, al menos unos tres meses.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  17.  
    Neru

    Neru Crítico

    Sagitario
    Miembro desde:
    11 Enero 2017
    Mensajes:
    458
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Vale, he leído absolutamente TODO tu fanfic y... está bueno xDu... A decir verdad venía con prejuicios (esto no quiero que lo tomes a mal, es algo general porque muchos fanfics de Naruto me han dejado con un mal sabor en la boca), pero honestamente has sabido llevar la historia y el desarrollo de la misma de una manera... brutal. Sin embargo, tengo la sensación de que todavía hay que mejorar en varios aspectos, ¡pero antes de eso! Quiero felicitarte porque no he sentido OoC de parte de ningún personaje; es difícil no cometer unos errores en cuanto a interpretación de los personajes siendo que estos ya han sido establecidos de una manera en lo que es el anime o el manga, pero lo cierto es que la personalidad de cada uno ha sido exacta, es decir, encuentras un equilibrio entre provocar que cometan algo que comúnmente no harían y devolverlos a la personalidad ya establecida por el autor del manga (o sea, Kishimoto).

    Tengo unas cuantas sugerencias para ti, y una de ellas es para mejorar el trasfondo de cada historia. ¿Qué pienso que deberías hacer? Simple: detente a escribir un capítulo completo de cada historia personal (de cada pareja) para indagar más sobre los sentimientos de cada uno y desarrollarlas individualmente. Con esto no te digo que cada capítulo de esta historia colectiva deje de llevar su ritmo global; no, te sugiero que cada ciertos capítulos hagas un avance más único de cada chica (o chico, porque los hombres también sienten y son un misterio[?]). Así podrías explicar más cosas, no dejar tanto al aire por tanto tiempo. Piensa en que podrías hacer algo así como un "POV" del personaje -quien quieras; como lo estabas haciendo con Sakura al principio- o narrar todo desde la tercera persona pero enfocándote en un personaje o en una pareja, en una historia y no en todas.

    Como te digo, lo anterior no sería todo el tiempo sino cada ciertos capítulos.

    Por otro lado, te sugeriría tener mucho cuidado narrando con la primera y tercera persona. En un momento de la lectura estabas narrando con ambas y ello me sacó un poco de onda debido a lo arbitrario que fue el cambio de narradores; no te apresures a la hora de escribir, tómate tu tiempo, relájate, disfrútalo, ese es uno de los mejores consejos que te puedo dar para que te detengas a leer lo que has escrito, a evitar errores, y por sobre todo, para que te inspires más.

    Otra cosa que me gustaría mencionarte es que apliques algo que todos los escritores novatos -no digo que tú lo seas, pero yo lo hacía cuando comenzaba a escribir- usan para evitar errores gramaticales e incluso de puntuación: Lee en voz alta todo una vez termines de escribir. ¿Por qué? Eso te va a evitar poner comas de más, puntos y seguido donde no van, añadir un punto y coma donde hace falta (o una coma, o un punto). Una vez te acostumbres a esto, ya no va a ser necesario que leas en voz alta porque automáticamente tu cerebro va a saber dónde va una coma, dónde no; dónde hace falta qué cosa o si es necesario quitar algo de un sitio.

    Y... sabía que te iba a comentar otra cosa, pero me duele muchísimo la cabeza y no lo recuerdo Q-Q. Me siento tan fail en estos momentos, pero si no publico la crítica ahorita puede que más adelante no me inspire tanto[?] y yo hago las cosas con amor :c... Cuando recuerde, que voy a estar siguiendo tu fanfic, te lo digo.

    ¡Como opinión personal! Ya te he mencionado antes que es increíble la trama y que me fascina, me ha atrapado bastante el escrito y me encanta cómo usas a los personajes; realmente espero que sigas avanzando con estos consejos y te digo desde ya que no dudes en pedirme ayuda si necesitas que alguien te tienda una mano con algo. Estoy aquí para servirte, y además, como un nuevo fan[?]. ¡Esfuérzate!

    Te estaré leyendo, yane~
     
    • Adorable Adorable x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso