El lado oscuro de la amistad

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Yeska, 5 Agosto 2009.

Cargando...
  1.  
    Yeska

    Yeska Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Abril 2009
    Mensajes:
    204
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de la amistad
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    27
     
    Palabras:
    1482
    Re: El lado oscuro de la amistad

    Ohayo...aqui traigo la conti...quizas se enreden un poco pero si se fijan todo tiene mucha logica xD mejor ni digo nada

    Capitulo 19: Escape.

    La peli negra entro a su gran casa, camino a paso rápido hasta el vestíbulo siendo seguida por el oji esmeralda…Estaba enojada, si muy enojada, aquel joven le había hecho una molesta escena en el parque, y la llevo a rastras hasta la casa, literalmente. Voltio su mirada para encontrarse con la esmeralda de su hermano mientras metía sus heladas manos en los bolsillos de su abrigo.

    -Yeska, no quiero tener que repetírtelo de nuevo- poso su mirada esmeralda en la oscura de la joven-
    -No me importa lo que digas- sin apartar la mirada.-
    -No te pongas obstinada…mantente alejada de ese…-
    -No lo haré-
    -Entonces no me dejas opción- la miro firmemente- Estas castigada, sin salidas, sin compras y sin Ryo.
    -¿Qué?, ¿Castigada?... creo que el roll de “protector” te está afectando la cabeza…tu nunca me has castigado.
    -Siempre hay una primera vez.
    -Bien- lo miro fríamente, pero esta no era su típica mirada fría, esta era más oscura y gélida, saco sus manos mientras subía a su habitación encerrándose con llave.
    ----
    La siguió con la mirada hasta verla encerarse a sí misma en su habitación, no le gustaba hacerla enojar pero en esta situación era lo mejor- saca su teléfono marcando algunos números- la conocía bien y sabía que era capaz de cometer alguna estupidez y era mejor prevenir a los guardias de no dejarla salir…sonaba estricto y algo paranoico pero lo prefería antes de ver a su hermana envuelta en algún otro accidente como lo fue aquella vez.
    ------
    Miraba su habitación de un lado para otro, debía salir de allí, no quería estar encerrada. Se quito aquel abrigo buscando una chaqueta con una tela más gruesa y acolchonada que le serviría para resguardarse del frio, quizás no hacia tanto frio como ella sentía, a decir verdad no lo hacía, pero sus manos estaban tan heladas que casi parecían muertas. Se acerco a la ventana y miro hacia abajo, la distancia que había de ahí al suelo no era muy larga y los arbustos le servirían para amenizar la caída, tomo su teléfono y lo apago, miro de nuevo hacia la ventana para luego saltar, cayó en los arbustos intentando no hacer ruido para no alertar a los guardias de su escapada para luego simplemente desaparecer entre las sombras.
    ------
    El peli negro guitarrista se encontraba sentado en la mesa de un lujoso bar, en su mano derecha tenía un vaso de whisky y en la otra mano aquel delicioso cigarrillo por el que salía una fina línea de humo, su mente estaba perdida en los recuerdos, en aquellas jóvenes peli negras que había visto en la tarde. Sabía bien de quienes se trataba ahora la pregunta era ¿Qué debía hacer?, ¿Cómo debía darle frente?, solo ideas incoherentes pasaban por su mente, no esperaba encontrarlas tan pronto y mucho menos el verlas juntas.
    Llevo aquel cigarrillo a sus labios mirando a su rubio amigo ligándose a una hermosa castaña, suspiro concentrando su mente de nuevo en aquellas jóvenes. Si que tenía un gran dilema en su cabeza.
    -----

    Caminaba por las húmedas calles de la ciudad, sus ojos negros con un brillo morado estaban fijos al suelo, su cabello le cubría el rostro de perfil y su mente estaba completamente distraída, necesitaba algo con que tragar aquel amargo momento. Miro a un lado, a unos pasos de ella se encontraba un lujoso bar y ahora que lo recordaba Ryo la había llevado hay hacia unos días atrás a tomar un coctel de frutas, uno que en ese preciso instante ella necesitaba y mucho. Entro aquel lugar sin mirar a sus alrededores, simplemente se sentó en una de las sillas de la barra mientras pedía su bebida.
    -------
    Aun tenía en su mano aquel vaso de whisky, a su lado un cenicero casi lleno de colillas de cigarro, esta vez se había pasado un poco.

    -Eso fue fácil- escucho decir de aquel rubio-
    -Takuma ¿ya nos podemos ir?- pregunto el peli negro-
    -Aun no-sentándose junto a él- Llevo dos castañas, una rubia y dos peli rojas…me falta una peli negra.
    -Allá veo una- señalando a una joven peli negra sentada en la barra dándole la espalda-
    -Ya la veo- mirándola fijamente- Parece una hermosa chica-
    -Hai- sacando otro cigarrillo de aquella cajita-
    -Deja eso…mejor ayúdame-
    -No seré parte de tus artimañas-
    -Vamos Ren solo ella- pidió casi en suplica- Es hermosa y debo actuar antes que otro se aproveche.
    - Entonces ve tú.
    -Eres mi anzuelo… tú la atraerás hasta mi.
    -¿Si lo hago podre irme?-
    -Hai-
    -suspiro- Vale…- se levanto y fue hasta la barra sentándose junto a la peli negra-
    ------
    La peli negra solo miraba su bebida, sintió que alguien se había sentado junto a ella pero no tenía intensiones de ver quién era, escucho la voz varonil de aquel hombre junto a ella, le resultaba tremendamente familiar, quería mirarlo para saber de quién se trataba pero su cuerpo parecía no responder, estaba helada del frio y no reaccionaba. Llevo ambas manos a su boca para exhalar un poco de aire caliente en ellas en un intento de calentarlas.

    -¿Tienes frio?- aquel hombre de nuevo le hablaba y esta vez intento adivinar el dueño de aquella dulce pero varonil voz.
    -H…ha…i- tartamudeo suavemente haciendo un esfuerzo en levantar su mirada y ver aquel hombre que le hablaba.
    -¿Um?- sintió asombro en aquel hombre al escucharla hablar.
    Debía mirarlo, debía hacerlo o la curiosidad la consumiría, pero su cuerpo aun no reaccionaba, en un intento de levantar la mirada noto que aquel hombre no era tan mayor como se escuchaba, era un joven. Levanto un poco más la mirada para encontrarse con unos ojos negros profundos y en estos un hechizante brillo morado, esto la aterro ligeramente, era como ver sus propios ojos…su cuerpo parecía haberse entumecido un poco mas pero en un gran esfuerzo puedo girar y ver mejor aquel joven…piel blanca-bronceada, cabello negro y perfectamente lacio, ojos oscuros y brillo morado en ellos y aquellas facciones, era como describirse a sí misma en versión masculina.
    -Um- en un rápido e inesperado movimiento se levanto sin apartar la mirada de aquel joven que le era tan familiar, no por su parecido, había algo mas en el que ella conocía, no sabía de dónde pero lo conocía- Tsk…-llevo las manos a su cabeza la cual había comenzado a dolerle repentinamente, quizás por haber intentado recordar en vano…cerro sus ojos fuertemente, aquel dolor comenzaba a marearla y además su cuerpo estaba helado.
    Abrió los ojos y noto aquel joven de pie y un poco más cerca de ella, su rostro se veía preocupado y confundido, quizás estaba igual o peor que ella…Mira sus ojos tan parecidos a los de ella, esos ojos que no se apartaba de los suyos como si les estuvieran hablando y diciendo centenares de palabras de las cuales ella no entendía ni una. Cerro de nuevo sus ojos intentando mover su cuerpo, de nuevo no respondía y justo en ese momento donde lo único que quería era escapar y alejarse de aquel personaje tan parecido a ella
     
  2.  
    Baldur Prime

    Baldur Prime Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    20 Enero 2005
    Mensajes:
    1,087
    Pluma de
    Escritor
    Re: El lado oscuro de la amistad

    muy buena historia debo decir
    me gusto mucho, espero con asias el saber que pasara ahora con Yeska y sus amigos
    sigue asi, haces un excelente trabajo, espero con asias la continuacion
    n.n
     
  3.  
    Yeska

    Yeska Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Abril 2009
    Mensajes:
    204
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de la amistad
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    27
     
    Palabras:
    1249
    Re: El lado oscuro de la amistad

    Capitulo 20: Agridulce brillo morado
    La peli negra despertó lentamente, cerro sus ojos con fuerza la luz que se colaba no era una gran combinación con el dolor de cabeza que la estaba apuntó de matar, inhalo suavemente el aroma de la habitación, cigarrillo ¿Acaso Yami estaba allí? Se levanto de golpe, un rayo de dolor atravesó su cuerpo en cuestión de segundos mientras lo empezaba a sentir muy pesado, cerro sus puños, su piel aún estaba fría extremadamente fría algo muy poco común en ella. Paseo su mirada por la habitación, aparentemente estaba en un hotel, su cuello le dolía pero ningún dolor que sentía en ese momento podía competir con el que nacía en su cabeza. Cerró los ojos. ¿Aquel joven? ¿Quién era? Las ideas iban y venían haciendo más punzante y molesto su dolor. Ella lo conocía pero no lo recordaba. Analizo la situación con cuidado, aquel joven era aterradoramente parecido a ella, su versión masculina y algo más mayor, las misma ficciones, la misma piel, el mismo cabello y… los mismo ojos. El brillo morado de sus ojos era algo completamente extraño, solo lo poseían ella, su madre y su…. ¿Hermano? ¿Acaso ese hombre era el niño de la fotografía? Pero en aquella imagen, el parece tan feliz, tan cercano, mientras que este le parecía intocable y porque no triste. Su cuerpo nuevamente no le respondía, eso la frustraba. El dolor no cesaba mientras su curiosidad crecía.
    -------

    -Era para mí- Le reclamaba el hombre rubio -¿Qué demonios hace en tu habitación?-
    -Cállate- Muy pensativo-
    -Fijo sus ojos claro en el joven que estaba frente suyo -¿Pasa algo?-
    -Aquella chica….- Pensaba –La conozco-
    -¿Qué quieres decir?- Apoyándose a la pared mirando al de ojos negros.
    -Creo que ella… es…-
    -Analizo la situación por algunos segundos – Ya veo- Mirando el techo.
    -¿Qué hare?- Sentándose en el suelo.
    El rubio sonrió lentamente mientras metía las manos en sus bolsillos –Yo te ayudare- Despegándose de la pared-
    -¿De verdad?- Mirándolo-
    -Claro… Después de todo eres mi amigo- Mientras caminaba-
    -------

    Sonrió maliciosamente para sus adentros, sus ojos claros se fijaban al frente, aquella jovencita parecía ser alguien bastante especial además de ser una mujer demasiado hermosa para que él se contenga. Entro a su habitación en la cual descansaba dos mujer, una rubia y otra pelirroja.
    -Largo- Susurro en tono amable pero autoritario.
    Ambas mujeres se vistieron con rapidez y salieron de la habitación, se sentó en la cama, mientras una mueca de asco nacía en su bonito rostro, perfume barato de mujeres baratas, suspiro suavemente. Pero aquella chiquilla era diferente, se veía que aún era joven muy joven, pero su cuerpo y sus ficciones le parecían perfectas.
    Rio lentamente, le había dicho a Ren que lo ayudaría, claro que lo haría, pero nunca le dijo que sería el pelinegro quien saliese con el primerio gordo.
    -------------

    La oji negra aceleraba entre los automóviles, pasando entre ellos sin problemas, su largo cabello negro era golpeado con fuerza por el viento, mientras sus ojos oscuros se mantenían distantes, el castaño de ojos verdes le había dicho que Yeska se había escapado de nuevo.
    -Um...- Suspiro suavemente mientras a gran velocidad cruzaba un semáforo rojo.

    ---------
    Se levanto pesadamente de la cálida cama, se colocaba los zapatos con lentitud mientras su mente viajaba a otro lugar.
    -¿Estas decente?- Llamaba con suavidad.
    -Hai- Parándose-
    A la habitación entraba una joven de ondulados cabellos marrones –Mi nombre es Kasumi, te llevare a casa- Sonreía amablemente-
    -Gracias…- Pasando las manos por su largo cabello -¿Quién era ese hombre?-
    -¿Ese hombre?- La miraba curiosa-
    -El de cabellos negros-
    -Ahhh… Te refieres a Ren-kun- Sonreía –Es el guitarrista de Black Roses, estas en su hotel-
    -¿Cómo llegue aquí?-
    -Te desmayaste-
    -Entiendo-
    ------------

    Paro la motocicleta azulada frente al lujoso hotel, si no se equivocaba ella estaba allí, se saco el casco, espero.
    ------------------

    Bajaba el ascensor, su cabeza aún la mataba, suspiro pesadamente, tenía que largarse de ese lugar además de que no quería ver de nuevo a ese joven que la traía intrigada y el principal causante de su dolor de cabeza.
    -Gracias- Susurro mientras se dirigía a la puerta.
    -De nada- Amablemente-
    ----------------

    Le lanzo el casco de la motocicleta apenas la vio cruzar las grandes puertas de vidrio.
    -Jarú está desesperado- le decía la oji negra-
    -¿Cómo sabes que estaría aquí?- Subiendo a la motocicleta agarrándola de su fina cintura-
    -Adivine- Mientras se encorvaba los hombros y aceleraba.
    ---------------

    Lo había visto, eran ella, sus ojos tenía ese brillo morado mucho más notable que nunca, su pequeña hermana y su pequeña niña.
    Los ojos de la joven que había estado dormida en su habitación, eran los mismos, aquel agridulce brillo morado, que decían tantas cosas con una simple mirada, suspiro suavemente, eran tan parecido a los de su madre, a los de él. Saco una columna de humo de sus labios. Quizás haber regresado a Tokio no era mala idea.

    Esperamos que les halla gustado...gomen por la tardanza...ultimamente estamos sin tiempo libre...Ja ne
     
  4.  
    Baldur Prime

    Baldur Prime Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    20 Enero 2005
    Mensajes:
    1,087
    Pluma de
    Escritor
    Re: El lado oscuro de la amistad

    buena continuacion del fic Azula
    tienes una gran forma de contar la historia, sigue asi
    lo haces muy bien con tu original
    tienes una gran forma de contar la historia
    espero con ansias el leer que pasara ahora
    n.n
     
  5.  
    Yeska

    Yeska Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Abril 2009
    Mensajes:
    204
    Pluma de
    Escritora
    Siempre crei que esta historia la subimos completa... y ahora me doy cuenta que no!! ¿Porque? ¡Los capítulos están listos!
    Aunque se que esta historia no tenia demasiado seguidores me parece bueno subirla completa y que no quede así, olvidada... Yami y yo terminamos esta historia hace muchos años atras y por eso me sorprende no ver los capítulos aquí ¡Realmente no lo recordaba!

    Prometo subir el resto de los capitulos! Por favor no cierren el tema!
     
  6.  
    Yeska

    Yeska Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Abril 2009
    Mensajes:
    204
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de la amistad
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    27
     
    Palabras:
    820
    ¡Buenas buenas! Esta es la continuación *w* como mencione anteriormente esta historia la escribimos una amiga y yo hace muchos años atras y siempre crei que la habiamos publicado completa y me di cuenta que no... ¡Para mi sorpresa! BIen he decidido publicar los capitulos restantes tal y coo los escribimos aquella vez, respetando lo que ambas hicimos sin ningun cambio... Para las pocas personas que decidan leerlo...¡Gracias! Pueden esperar una conclucion de esta historia

    Capitulo 21: Amistad en curso

    La peli negra se encontraba sentada en su cómoda cama, ya había pasado una semana desde su escape, una semana en la que ella no había salido de los alrededores de la mansión, una semana donde no había visto ni hablado con Ryo, solo había pasado una semana de su eterno castigo. Pero al menos esa eternidad era suavizada un poco por un par de ojos negros vacios, por aquella oji negra, Yami, ella de verdad se había convertido en una buena amiga.

    Tomo aquel retrato familiar, sus ojos se cristalizaban mirando al joven peli negro de esa fotografía, de solo recordar la discusión que tubo con el oji esmeralda por haber preguntado quien era ese joven le hacia querer llorar. Le dolía y mucho, pero no le dolía el hecho de haber discutido, le dolía que el no quisiera decirle nada sobre su hermano. ¿Acaso era aquel guitarrista del bar?

    -------

    Estaba sentado en la terraza de un restaurant del centro comercial, sus ojos esmeraldas veían el reloj de su muñeca, llevaba mucho esperando pero al menos valía la pena la espera.

    -Disculpa el retraso- se disculpo mientras llevaba la castaña-

    -No te preocupes Kasumi-chan-

    -¿Cómo sigue tu hermana?-

    -Castigada-

    -¿Crees que podría verle?-


    -Claro… Puedes ir a visitarnos cuando quieras.

    -Me refería… A que ella fuese al hotel.

    -Lo siento… Hay esta Ren… No le hara bien el verle de nuevo.

    -¿Por qué?

    -suspiro- Yeska es muy orgullosa y no demuestra sus sentimientos tan fácilmente, pero la conozco bien como para saber que llora por las noches, intenta recordar en vano y hace poco pregunto por la identidad de su verdadero hermano …no sabia que decirle…me tomo por sorpresa su pregunta.

    -Debiste decirle… Ella debe saber.

    -Lo se… Pero si alguien le contara lo ocurrido ese no seré yo.

    --------

    Caminaba de un lado a otro con desesperación, sus ojos azules impacientes miraban al suelo, frente a el su encantadora madre intentando tranquilizarle en vano. Llevo sus manos a su cabeza, le estallaría si seguía así, pero su desesperación no le dejaba pensar claramente, alguien había robado su moto ya hace una semana y aun no aparecía.

    -Ryo por favor cálmate-

    -No puedo… Debo conseguir mi moto-

    -Ya podrás comprar otra-

    -No quiero otra, solo quiero esa… Era perfecta- lloriqueaba-

    Un peculiar ruido se escucho detrás de la puerta principal, era el ruido de un motor pero no cualquier motor, el motor de una potente motocicleta. El oji azul conocía muy bien ese sonido, solo una motocicleta en todo Tokio podía sonar así y esa era la de el.

    Camino rápidamente hacia la puerta y la abrió, sus ojos se fijaron en las finas e impecable líneas que tenia aquel motor, el tubo de escape de un color plata sublime y el reto de la motocicleta pintada de un color azul oscuro y pequeños bordes negros, no había duda, esa era su moto…Noto que alguien la conducía.

    -¿Yami-chan?- mirando a la nombrada sobre su moto-

    -La tome prestada hace una semana…no la devolví antes porque estuve ocupada- bajándose de la moto-

    -Pudiste haberla pedido-

    -No había tiempo para charlas- lanzándole el casco- Ja ne- dándose media vuelta y yéndose-

    -Espera, no te vayas-

    -Iré a visitar a Yeska-chan…le daré tus saludos- alejándose-
    -------

    La oji negra entraba a la gran mansión, automáticamente se dirigió las escaleras, no tenia porque buscar o preguntar por la peli negra sabia que estaba en su habitación. Comenzaba a acostumbrarse a visitarla diario, ya tenia pensado pasar la noche buena y el fin de año junto a ella. Aquella peli negra la cual ella llamo muchas veces intrusa se estaba volviendo su mejor amiga, aunque extrañaba al joven oji azul aquella joven hacia su pena mas amena y eso la hacia sentir bien.

    Toco suavemente la puerta de madera y al recibir un adelante no dudo en pasar.

    -Ohayo- saludo la recién llegada-

    -Gracias por venir Yami-chan-

    -No hay de que- sentándose junto a ella- ¿Qué hacías?-

    -Divagar-

    -Entiendo…por cierto, “tu querido” te manda saludos-

    -No le digas así a Ryo-kun.

    -En ningún momento dije que era Ryo…pero si el es tu querido.

    -No lo es- con un suave rubor en sus mejillas-

    -Pronto lo será, ya veras-

    -¿Qué te hace pensar eso?-

    -Tengo mis razones-
     
    Última edición: 10 Mayo 2015
  7.  
    Yeska

    Yeska Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Abril 2009
    Mensajes:
    204
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    El lado oscuro de la amistad
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    27
     
    Palabras:
    845
    Hola hola! Pedi que no mandaran esto a historias abandonadas u.u porque piensa continuarla pero de todas formas supongo que como nadia la ve : / igual aqui traigo la continuacion

    -------------

    Cap 22: Misteriosos ojos dorados (Adicción)


    La plaza se llenaba de personas en esa época del año, la navidad estaba muy cerca y él tocaba su guitarra sentado a los pies de un gran árbol, cerraba sus ojos sintiendo cada nota, cada acorde de su guitarra, su inseparable amiga, sintió como algo le opacaba la tibia luz del sol, abrió sus ojos negro con es encantador brillo morado y la vio, su piel pálida resaltaba con aquellos cabellos negros que marcaban su infantil pero adorable rostro, sus labios rojo cual rosa en primavera se encovaba en un alegre sonrisa mientras dos enormes y brillantes ojos dorados lo miraba fijamente.

    -Tocas muy hermoso- Decía mientras se sentaba a su lado, un suave aromo a flores blancas provenían de la pequeña

    -Gracias- Mientras la miraba

    Mirando el cielo –Te había escuchado varias veces, pero tenía miedo de preguntar quién eras- Con un tierno sonrojo

    -¿Por qué?-

    -Porque parecías tan concentrado en tu música ¿Cuántos años tienes?-

    -12-

    -Eres joven y todas como todo un profesional- Con una hermosa sonrisa -¿Cómo te llamas?-

    -Ren-

    -¿Algún día me enseñaras Ren-kun?- Sonreía mientras se levantaba

    -Claro-

    -Bien… Me tengo que ir- Sonriendo

    -Espera… ¿Cómo te llamas?-

    Ya algo lejos -¡Yami! ¡No lo olvides!- Riendo mientras corría hacia los brazos de un hombre de cabellera tan negra como la de ella

    ----------------------

    Suspiro pesadamente mientras entraba con su grupo, escuchar los múltiples gritos chillones de las fanáticas y los veloces flashes de los fotógrafos eran tan desesperantes en esos momentos, se sentó en su lugar en medio del rubio y de la joven de cabellos lacios, las luces se apagaban, el show debía empezar.

    -------------------------


    Se miraba al espejo sus ojos oscuros estaba siendo remarcado s con aquella sombras negra, su pequeña amiga rubia se había encargado de la vestimenta de todos y se había llevado un gran premio, las vestimentas de cada uno era un sueño, la rubia de ojos castaños se había pasado día y noche preparándose para el gran día que por fin había llegado, las presentaciones habían comenzando hace algunos minutos, ellos eran los últimos.

    ----------------------------

    Estaba sentada por el medio del lugar, esperaba impacientemente la presentación de su hermano y de su amiga, los grupos que se había presentado hasta ahora eran regulares, suspiro cansada mientras alguien se sentaba a su lado, un aroma fresco llego a sus narices, era el aroma de él.

    La cogía de la mano con cariño –Después viene ellos ¿Verdad?- Con una amable sonrisa

    -Hai- Entrelazando sus dedos con los de él

    ---------------------------------

    -Esto es aburrido- Suspiraba la joven vocalista del grupo

    -No seas así hermana, ellos se están esforzando-

    -Pero… Son tan patéticos-

    -Ellos te pagan la comida- Respondía secamente el de cabellos negros

    La joven fijo sus ojos en los del joven –Hmp…-

    -Pero creo que el grupo de ahora su será de su agrado- Sonreía la de ondulados cabellos marrones

    ----------------------

    Se miro al espejo por última vez, estaba irreconocible, suspiro suavemente era hora de la verdad.

    --------------------------

    La voz de la joven rubia era simplemente hermosa y perfecta, la vocalista del grupo la miraba con recelo y envidia al ver como su querido Ren lo le quitaba la mirada de encima desde que salió al escenario. Su plano vientre resaltaba entre esas ropas oscuras, su busto era deseable con ese llamativo escote, sus labios rojos más rojos que la misma sangre, su corto cabello rubio la había ver delicada y esos ojos dorados como el oro, no se apartaban de su guitarrista.

    Quema mis ojos, quema mi sangre. Quema todo lo que quieras. Rompe mi corazón, rompe mi amor. Cariño apuñálame con tu cuchillo. Bésame, siénteme. Oh... No quiero que pares. Mírame, saboréame. Soy adicta a ti…

    La letra de la canción era violenta al igual que los turbios ojos de la joven rubia.

    ------------------------

    Ya todo había acabado ellos, esperaban impacientes al grupo ganador.

    -Estuvieron muy bien- El de ojos azules

    -Hai... Por algo ganaron- Sonriendo de lado

    -Yeska-chan…- Decía con voz profundo –Tengo algo que decirte-

    -Claro…-

    -Pero que sea en privado-

    -----------------------------

    Se saco la molesta peluca dejando al descubierto sus hebras oscuras, suspiraba pesadamente mientras se apoyaba a la pared, cerro sus ojos.

    -Yami…- Escucho su voz ronca

    Cerro sus ojos con más fuerza, el estaba allí, la llamaba

    Se acercaba a pasos lentos, mientras ella se despegaba de la pared y lo miraba, sus ojos se iban volviendo completamente negros, de nuevo.

    -Ren -kun…- Le susurro mientras que en un acto desesperado, ella salió corriendo

    Se sentó a los pies de una de las puertas, era ella su pequeña, su pequeña niña de misterioso ojos dorados, por fin la encontró.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso